Próxima ronda fugaz

El skin, las tablillas y el diseño del foro pertenecen exclusivamente al staff del mismo, fue creado por Brianna Byrne y agradecemos a Yuu por su ayuda a la hora de editar algunas de las imágenes como son la portada, avatares de nuevos usuarios y la imagen de las estadísticas para integrarlas en el foro. Dichas imágenes no nos pertenecen, por lo que damos sus créditos a sus respectivos creadores, Sakimichan, Wlop y algunos otros cuyos nombres no conocemos.

Rogamos encarecidamente que no copien nuestro contenido, es más divertido cuando cada uno crea lo que quiere con sus propios medios.
CRÉDITOS
Últimos temas
» Obras de reconstrucción [Misión común - West Blue]
Palabras de arena [Privado][Pasado] EmptyHoy a las 4:42 por Dokuto D. Takeshi

» Censos
Palabras de arena [Privado][Pasado] EmptyAyer a las 15:44 por Momojiro

» Ficha de Momojiro
Palabras de arena [Privado][Pasado] EmptyMar 7 Dic 2021 - 18:11 por Moderador OPD

» ¡Déjame salir! [Misión común - East Blue]
Palabras de arena [Privado][Pasado] EmptyMar 7 Dic 2021 - 15:40 por Thyma Bandle

» Boris Kläus
Palabras de arena [Privado][Pasado] EmptySáb 4 Dic 2021 - 5:17 por Boris Kläus

» Ultimo que postee gana
Palabras de arena [Privado][Pasado] EmptyJue 2 Dic 2021 - 0:12 por Freites D. Alpha

» Un hombre codiciado [Moderado nivel 5 - Alpha]
Palabras de arena [Privado][Pasado] EmptyMiér 1 Dic 2021 - 23:46 por Freites D. Alpha

» Petición de validación de misiones
Palabras de arena [Privado][Pasado] EmptyMiér 1 Dic 2021 - 11:11 por Admin OPD

» Lo que acecha en la oscuridad [Misión Osada - West Blue]
Palabras de arena [Privado][Pasado] EmptyMar 30 Nov 2021 - 13:26 por Thymo Bandle

ULTIMOS TEMAS
¿Sabías que?
NUESTRO STAFF
Mr. Nat - Admin
Katharina - Admin
Therax - Admin
Brianna - Mod
Hazel - Mod
Deathstroke - Mod
Arthur - Mod
William - Mod
Oppenheimer - Mod
SI NECESITAS AYUDA, CONTACTANOS
AWARDS

Palabras de arena [Privado][Pasado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Katharina von Steinhell Miér 26 Feb 2020 - 4:27

Las habitaciones que había alquilado no eran ningún lujo, pero al menos tenían acceso a un pequeño balcón que permitía perder la mirada en el inalcanzable firmamento estrellado que se dibujaba en la infinidad del cielo. Había una pequeña mesa de vidrio y unos cuantos asientos acordes al ambiente del desierto costeño. Pero ella se encontraba de pie con los codos apoyados en la baranda hecha de piedra blanca. Kaya debía andar en… algún lugar, seguramente paseando con Franklin. La verdad no lo sabía ni le había preguntado, no porque no le interesase. Estaba bien que sus compañeros tuviesen cierta autonomía, lo que le hacía preguntarse si estuvo bien enfadarse de esa manera con Ivan. Habían hecho la promesa de rescatar a Iliana, era cierto, pero ¿en qué momento el vampiro le juró que se quedaría con ella? Nunca la hizo, pero al menos debió haberle contado antes de la existencia de Brianna.

Necesitaba que sus hombres confiasen en ella como para contarle cualquier cosa. Jamás les daría la espalda, pues sabía de primera mano lo mucho que duele la traición de un amigo. ¿O acaso había demostrado ser una persona desconfiable? Joder, todo indicaba que tendría una discusión bien intensa con su mano derecha. Fue una maleducada con la pelinegra, era verdad, pero tenía sus razones. Cuando el vampiro le habló sobre Iliana le dio a entender que aún tenía sentimientos por ella, así que, causa de su obsesión por las historias de amor, le prometió que lucharía contra el Emperador del Mar, Lion D. Émile, con tal de recuperar a su hermana. Casi improvisó el argumento de querer mostrarle al mundo lo que era capaz de hacer para no parecer que lo estaba haciendo solo por altruismo. No, ese no era su estilo. ¿Qué pensaría el mundo si Katharina von Steinhell andaba haciendo favores como ese así porque sí?

Ahora que tenía la cabeza más fría podía permitirse ver mejor el panorama, pues, entre el calor y la aparición de Dru-Zan, tampoco es que estaba demasiado contenta. Y con el tiempo cada vez era más fácil hacerle enojar. ¿De verdad se estaba convirtiendo en una vieja amargada? Menos mal que tenía poderes mágicos para poder cubrirse las arrugas que le llegarían en un par de años. Como sea, tenía que mostrar iniciativa y ponerse los pantalones —o la falda, aunque casi nunca usaba— de capitana. Sacó el DDM y marcó el número de Ivan, preguntándose qué le diría una vez llegase al balcón.

¿Ivan? Tenemos una conversación pendiente tú y yo. Puedes venir a mi habitación —le dijo una vez hubo respondido con su tono habitual—. Mañana partiremos a las ruinas y necesitaremos trabajar como equipo. Nuestros problemas no pueden arriesgar la seguridad de los demás. Soy su capitana, y tú su mano derecha, ante todo nuestro deber es protegerlos.
Katharina von Steinhell
Mensajes :
1611

Fecha de inscripción :
18/12/2016


Hoja de personaje
Nivel:
Palabras de arena [Privado][Pasado] 3qaWnZm140/150Palabras de arena [Privado][Pasado] 9h2PZk8  (140/150)
Experiencia:
Palabras de arena [Privado][Pasado] 3qaWnZm721635/1000000Palabras de arena [Privado][Pasado] 9h2PZk8  (721635/1000000)
Berries: 1.450.223.800
Ver perfil de usuario

Señor de la Piratería
Katharina von Steinhell

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Ivan Markov Miér 26 Feb 2020 - 5:13

Al escuchar las palabras de Katharina, simplemente respiró hondo, armándose de fuerzas y paciencia. Llevaba esperando ese momento todo el día, a decir verdad - De acuerdo - contestó secamente, y colgó. Se acercó a Brianna con una sonrisa y le dijo - Tengo que salir. Katharina y yo tenemos que hablar. Volveré pronto - le dio un beso cariñosamente y se dirigió al balcón. Por el camino recogió su túnica del desierto, que se convirtió en una chaqueta roja mientras se la ponía. Iba vestido solamente con eso, sus pantalones y botas. Una vez en el exterior, respiró el frío aire nocturno, aliviado de que hubieran bajado las temperaturas. Igual demasiado frío para su forma humana, así que dejó que el poder de su akuma cambiase su cuerpo. Su piel palideció hasta adquirir el tono del alabastro y sus ojos destellaron en dorado. Tras eso comenzó a ascender en el aire y se dirigió levitando hasta el balcón de Katharina. Ella ya le esperaba allí, cosa que le sorprendió. Sólo había ido por fuera porque le apetecía aprovechar la noche y ver las estrellas.

- Me has llamado - dijo únicamente. Luego se reprendió interiormente por ser tan cortante. Era su capitana, tenía que ser un poco más conciliador. No por la jerarquía ni nada así; esas cosas no le importaban demasiado. Eran amigos y compañeros, y ella era la líder del grupo. Se debían un poco más de respeto mutuo, incluso si ella no se lo había dado - Hablemos pues - continuó, con un suspiro. Levitó hasta pasar por encima de la barandilla y se posó junto a esta, apoyando los brazos. Miró el horizonte, en dirección al desierto. Al día siguiente partirían hacia allí... iba a necesitar poner todos sus sentidos alerta para asegurarse de proteger a Brianna y al resto. No solo por la gente que les seguía, aquel lugar en sí ya sería peligroso. Y durante el día no estaba al máximo de sus fuerzas. Ya bastante tenía con eso como para que aún encima él y Kath estuvieran peleados. Metió las manos en su chaqueta y sacó dos cervezas, tendiéndole una a ella.

- La tuya es sin alcohol - aclaró mientras quitaba la chapa de la suya con la mano - Supongo que tenemos que aclarar cosas. Lo primero que voy a decir es simple, y espero no tener que repetirme: lo que hay entre yo y Brianna no cambia nada a todo lo que hablamos. Iliana sigue siendo mi hermana pequeña, y está en problemas por mi culpa. Pienso ir a sacarla de allí, con vosotros o solo. Se lo debo - echó la cabeza hacia atrás llevándose la cerveza a los labios y bebiendo una buena cantidad de una sentada. Mientras lo hacía, sus ojos destellaron y volvieron a ser azules. No podía disfrutar del alcohol en su forma completa, así que había pasado a la híbrida. Tras eso se giró hacia Katharina, con el rostro cansado - En este tiempo que hemos estado separados han cambiado muchas cosas, Kath. Es lo que hay - suspiró, negando con la cabeza - Normalmente sabes que le partiría la cara a quien se meta en mi vida, pero eres mi amiga y mi capitana. Puedes preguntar al respecto.


Palabras de arena [Privado][Pasado] J1ujKhhQ_oPalabras de arena [Privado][Pasado] NOwHQ7Y
datos a tener en cuenta:
Ocultación a rango 12: Es indetectable a través del Haki de observación siempre que no se trate de Haki perfecto, aunque sus ataques seguirán pudiendo ser prevenidos.
Ivan Markov
Mensajes :
1065

Fecha de inscripción :
05/12/2016


Hoja de personaje
Nivel:
Palabras de arena [Privado][Pasado] 3qaWnZm127/150Palabras de arena [Privado][Pasado] 9h2PZk8  (127/150)
Experiencia:
Palabras de arena [Privado][Pasado] 3qaWnZm397218/790000Palabras de arena [Privado][Pasado] 9h2PZk8  (397218/790000)
Berries: 1149.404.550
Ver perfil de usuario

Guerrero del Nuevo Mundo
Ivan Markov

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Katharina von Steinhell Miér 26 Feb 2020 - 5:48

Si no hubiera sentido su presencia probablemente se habría sorprendido por verle llegar… volando, algo que era muy común en él. Lo que sí le impresionó fue que le ofreciera una cerveza. ¿Acaso no recordaba la última vez que bebieron juntos? Ah, espera. Que esta era sin alcohol. Muy considerado de su parte tener en cuenta la nula resistencia al alcohol que tenía su capitana. Lo último que necesitaba era amanecer con una resaca del infierno y comportarse como una idiota el resto de la noche. Algunos podían hallar diversión en el descontrol, pero Katharina no. Disfrutaba del silencio y la tranquilidad, incluso de la soledad. El sonido de la lluvia y un buen libro de misterio era lo que necesitaba para amenizar la noche, aunque sería imposible con los ronquidos de Kaya. Ya estaba pensando en alguna magia que silenciase a esa bestia durmiente.

Así que nada de comentar lo agradable que era la noche. Casi lo prefería así, pues mientras antes aclarasen las cosas entre ellos, mejor. Pensaba en pedirle perdón por haberse comportado como una imbécil con Brianna, pero cada vez que lo hacía sentía un vacío en el estómago y se le apretaba la garganta. Jamás fue fácil para ella disculparse por algo, no cuando todo lo hacía bien. O casi todo. No estaba acostumbrada a equivocarse, pero cuando lo hacía era en grande. Y normalmente conllevaba la muerte de algún ser querido, o como mínimo un daño casi irreparable. Sin embargo, tampoco podía esperar a que los demás simplemente siguiesen sus órdenes y bailasen a su ritmo. Aún tenía muchas cosas que aprender en cuanto a las relaciones humanas, y estaba resultando muy complejo para ella cuando, por mucho tiempo, se limitó a actuar como una niña enfadada con todo el mundo que solo soltaba bilis al hablar. Estar sola siempre fue sencillo, no tenía responsabilidades emocionales con nadie, pero ahora… Ahora era distinto, sobre todo cuando se trataba de Ivan. Era su amigo, uno de los pocos que tenía, y él le había confiado sus sentimientos y esperanzas. Ahora que tenía la cabeza fría, podía ver la importancia de corresponder esa confianza. No obstante, siempre era más fácil pensarlo e imaginarlo que hacerlo.

—Tranquilo, no necesitas repetirte: no soy tonta —respondió sin pensar en sus palabras, soltando una mueca de desagrado hacia sí misma. «Maldita sea, sí que lo soy»—. Sé que a veces soy demasiado dura ni sé expresarme bien, pero una promesa es una promesa. Sacaremos a Iliana de ese lugar, juntos, y personalmente me encargaré de que Lion D. Émile no vuelva a poner un dedo sobre ti —le recordó, esperando que su palabra aún significase algo para su amigo—. ¿Cómo decirlo…? Cuando los vi juntos pensé que habías traicionado tus sentimientos, y es algo que no puedo dejar pasar.

¿También debía confesarle que gran parte de su enfado estuvo fundamentado en un capricho? Deseaba ver ese final de «Una historia de verano», y quería que estuviese inspirado en la aventura que ella participaría. Era una de sus novelas favoritas, pero, viéndolo desde un punto de vista más racional, no era inteligente excusarse en una apreciación tan… personal. Pero, joder, no estaban en un debate para ver quién tenía la razón y quién no.

—Puedes pensar que soy una bruja caprichosa e infantil, pero cuando te vi junto a Brianna lo sentí como si hubieses traicionado mi confianza —terminó diciéndole. Le dio un sorbo a la botella, sintiendo ese suave amargor de la cerveza—. No soy esa clase de chica que cubriría la infidelidad de un amigo, pero supongo que toda esta situación fue por asumir cosas que, en principio, no debí haber asumido. Puedes contarme lo que sea, ¿sabes? Aunque estemos muy lejos el uno del otro, siempre habrá un tiempo para escucharte. Somos amigos, ¿verdad? —dijo esto último casi en un susurro, avergonzada de haberlo mencionado en voz alta. Era extraño e incómodo, no estaba acostumbrada a usar esa palabra. Durante mucho tiempo para ella solo se trató de ser compañeros de equipo y ya, socios que compartían un objetivo en común. Retomó las palabras y admitió—: Te ves feliz a su lado. ¿Cómo la conociste? Cuéntame lo que tienes con Brianna, aunque creo que también hablaré con ella. Puede que esté arruinando todas mis expectativas de «Una historia de verano», pero lo justo es que sepa que no la odio.
Katharina von Steinhell
Mensajes :
1611

Fecha de inscripción :
18/12/2016


Hoja de personaje
Nivel:
Palabras de arena [Privado][Pasado] 3qaWnZm140/150Palabras de arena [Privado][Pasado] 9h2PZk8  (140/150)
Experiencia:
Palabras de arena [Privado][Pasado] 3qaWnZm721635/1000000Palabras de arena [Privado][Pasado] 9h2PZk8  (721635/1000000)
Berries: 1.450.223.800
Ver perfil de usuario

Señor de la Piratería
Katharina von Steinhell

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Ivan Markov Miér 26 Feb 2020 - 6:18

Escuchó la explicación de Katharina, primero con alivio, luego con comprensión y después con una cierta molestia. No podía entender que Katharina se sintiera traicionada por lo que él hiciera o dejara de hacer con su vida personal. Pero como de costumbre, él no solía entender muchas veces esas irracionalidades del resto de personas. Le escuchó en silencio bebiendo su cerveza, pero al final sonrió cuando escuchó que diría que hablaría con Brianna. Eso en definitiva sí que lo dejaba mucho más tranquilo. Observó las estrellas durante un momento, con una sonrisa pura y tranquila, como pocas que hubiese esbozado alguna vez. Entonces empezó a hablar, con voz calmada - Sucedió en mi viaje al North Blue. Ya sabes que iba para visitar mi antiguo hogar, comprobar que todo estaba en orden y en general tomarme unas vacaciones. Llevaba demasiado tiempo en Dark Dome y no había tenido tiempo para mí mismo. Cuando llegué a las tierras de mi familia conocí a dos mercenarias extrañas bastante jóvenes, dos hermanas incestuosas. Me hicieron gracia y me recordaron a mí hace años, así que las contraté para que me ayudasen a limpiar mi castillo de bandidos a cambio de vino y algo de drogas.

Se detuvo un momento para beber un poco de cerveza - Montamos una pequeña fiesta, nada raro. Un poco de hierbas y mucho alcohol, ellas además tomaron coca. Luego ellas se fueron por su cuenta a darle caña al cuerpo y se marcharon, mientras yo continuaba por mi cuenta. No... - titubeó un momento, dudando - no me sentí cómodo volviendo a ese castillo. No fue la mejor de las ideas. En cualquier caso, acabé bebiendo bastante para contener los recuerdos. Y luego... no sé qué me pasó. No sé si fue el exceso de alcohol o algún otro motivo. El caso es que enfermé, y ni siquiera sabía que era posible que me pasara. Si te soy sincero, ni siquiera sabía cómo cuidarme en esas condiciones, porque llevaba sin enfermar desde que era un niño. Como no tuve cuidado con mi salud, acabé realmente mal y tuve que llamar a un médico. Así la conocí a ella - volvió a sonreír, para soltar una suave risa al momento - Las primeras impresiones no fueron las ideales. Yo estaba tan atontado y tenía tal pinta de muerto por la enfermedad que ni me fijé mucho en ella, ni yo parecía yo mismo. El caso es que me cuidó. Por lo que me dijo tenía una pulmonía, creo. Me dio medicamentos y me hizo guardar cama, y en cuanto me recuperé un poco... bueno, ya sabes cómo funciona mi poder. En cuanto tuve fuerzas en seguida estuve como nuevo. Pero antes de que llegásemos a despedirnos, ocurrió algo que lo cambió todo.

Cambió de postura y se sentó en la barandilla. Antes de seguir hablando puso en orden sus pensamientos, tratando de encontrar la manera correcta de relatarlo - Empezó con una casualidad. Yo me aburría en cama y ella se había ido del castillo a comprar... probablemente no lo sepas porque llevaba años sin tocar, pero soy violinista. El caso es que al no tener nada que hacer, saqué mi violín y me puse a matar el tiempo y de paso tratar de recuperar algo de práctica. Brianna es también música, y cuando volvió y me escuchó tocando, empezamos a hablar del tema. Le dije que tenía un órgano en el castillo, y fuimos a la sala a tocarlo - se quedó un momento callado, rememorando el suceso. Las notas, las voces de ambos fluyendo en un momento perfecto e irrepetible - La canción que tocó yo ya la conocía. Una de mis piezas de ópera favoritas, de hecho. Al principio simplemente... me gustaba cómo tocaba. Pero cuanto empezó a cantar, me sentí arrastrado por la música. Es un sentimiento difícil de explicar - se quedó callado un momento. Entonces se le ocurrió una idea: ¿si podía transmitir miedo con su hipnosis, no podía intentar mostrar otros sentimientos? Merecía la pena intentarlo - Te lo mostraré. Mírame a los ojos - giró la cara hacia ella y se concentró, fijando en su mente las sensaciones que lo habían embargado al escucharla tocar, cómo ambos habían cantado en perfecta sincronía y aquella emoción que le había hecho sentirse mucho más vivo que en años.

- Ambos cantamos la canción a dúo. En ese momento, supe que había reencontrado mi amor por la música. Y algo más.


Palabras de arena [Privado][Pasado] J1ujKhhQ_oPalabras de arena [Privado][Pasado] NOwHQ7Y
datos a tener en cuenta:
Ocultación a rango 12: Es indetectable a través del Haki de observación siempre que no se trate de Haki perfecto, aunque sus ataques seguirán pudiendo ser prevenidos.
Ivan Markov
Mensajes :
1065

Fecha de inscripción :
05/12/2016


Hoja de personaje
Nivel:
Palabras de arena [Privado][Pasado] 3qaWnZm127/150Palabras de arena [Privado][Pasado] 9h2PZk8  (127/150)
Experiencia:
Palabras de arena [Privado][Pasado] 3qaWnZm397218/790000Palabras de arena [Privado][Pasado] 9h2PZk8  (397218/790000)
Berries: 1149.404.550
Ver perfil de usuario

Guerrero del Nuevo Mundo
Ivan Markov

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Katharina von Steinhell Miér 26 Feb 2020 - 6:52

Un escalofrío recorrió su espalda cuando le escuchó nombrar a ese par de hermanas incestuosas. ¿Cuáles eran las probabilidades de que Ivan también se hubiese topado con esas dos… locas? Había palabras más elegantes para definirlas, pero tampoco se las merecían. Eran imprudentes y carecían de inteligencia, actuaban como verdaderos animales y se arrepentía de haber pensado que eran dos diamantes en bruto cuando, en realidad, eran todo lo contrario: dos piezas de carbón. Casi por aburrimiento entabló un negocio con una de ellas, uno que cortaría en cualquier momento. Hacía mucho tiempo que no conocía a alguien que careciera de neuronas, tuvo que armarse de muchísima paciencia para explicarle cómo funcionaban los negocios. Y esa impulsividad desmedida era razón de sobra para mantenerse alejada de ellas. Sin embargo, guardaba un motivo mucho más profundo que cualquier otro: no tenían idea de cómo formar una historia de romance genuina. No, lo suyo era depravación y locura. ¡Y no debía ser así!

—Ay, por favor, dime que no son las hermanas Asagiri —comentó entre medio, pero ni siquiera tuvo que responder para saber que sí eran—. ¿Debería aplastarlas como los insectos que son para que a futuro no nos traigan problemas? Perdón, sigue contándome.

Seguramente le sorprendió tanto como a él en su momento descubrir que el vampiro podía enfermarse. Había situaciones que rompían toda lógica y no podía echarle la culpa a nadie más que al propio destino. Y luchar contra la voluntad de este era prácticamente imposible. ¿Acaso Ivan estaba destinado a conocer a Brianna y enamorarse de ella? Bueno, aún era demasiado pronto para hablar de un sentimiento tan intenso que, personalmente, ella desconocía. Sin embargo, ¿no era buen material para una nueva novela de romance? «La línea del destino». ¡Si hasta ya le había encontrado nombre! Espera, no. Definitivamente tenía que parar con su obsesión por las historias románticas; terminarían volviéndola loca. Además, aún había una novela pendiente por terminar y era la de Iliana.

Más de una vez pensó que la música era un nexo de unión, una expresión abstracta propia del destino. Era otra de las locuras que imaginaba cuando llevaba demasiado tiempo despierta, pero hasta sonaba poético. Y es que sus escasas creencias se basaban en dos cosas: el destino y los Grandes Sabios de la Comida. Fue entonces que Ivan le pidió que lo mirase directamente a los ojos. Nada, no sucedió absolutamente ninguna cosa. Pero en realidad fue cuestión de tiempo hasta que una sensación cálida e imposible de describir invadió su pecho. ¿Qué diablos…? ¿Cómo era posible sentirse tan bien? Con un poco de imaginación hasta pudo entonar las notas del violín en su mente, mas no las voces de Ivan y Brianna. Tampoco quería montarse un musical en la cabeza, pero la melodía de los instrumentos formando un compás perfecto resultaba… tentador.

—Espérame, ya vuelvo.

Se levantó rápidamente de su asiento y corrió hacia el interior de la habitación. Revolvió su bolso hasta encontrar lo que andaba buscando. Regresó a los pocos minutos con un montón de pinturas en las manos, un pincel y un lienzo. No tenía idea de que Ivan supiera tocar el violín, pero seguramente él tampoco estaba al tanto de las habilidades de Katharina. Trazó los primeros colores y poco a poco fue formando el fondo de la pintura: una preciosa estancia de tonalidades doradas y rojas con pintas victorianas. Y en el centro de esta había un órgano con cada uno de sus detalles hechos con precisión milimétrica. Había plasmado tal realismo que cualquiera podía confundir la pintura con una fotografía.

—Puede que no quede del todo bien, pues aún no domino por completo esta habilidad, pero…

Sus ojos emitieron un destello azul hielo y de pronto la pintura dio la impresión de comenzar a bailar. Los colores empezaron a deformarse y en cuestión de segundos estos salieron del lienzo para cobrar vida, invadiendo cada rincón del balcón y avanzando agresivamente hacia el interior de la habitación hasta alcanzar un tamaño real de la pintura. Pudo haberse contentado solo con el órgano que ofrecía a Ivan, pero le encantaban las demostraciones de poder como esa.

—Quiero escuchar la canción que te hizo feliz —le dijo entonces—. Y cuéntame lo que pasó luego.

Casi parecía haberse olvidado por completo del asunto de Iliana al escuchar una nueva historia de amor, pero es que le fascinaban. Y todo con el afán de algún día poder sentir esos sentimientos en carne propia.
Katharina von Steinhell
Mensajes :
1611

Fecha de inscripción :
18/12/2016


Hoja de personaje
Nivel:
Palabras de arena [Privado][Pasado] 3qaWnZm140/150Palabras de arena [Privado][Pasado] 9h2PZk8  (140/150)
Experiencia:
Palabras de arena [Privado][Pasado] 3qaWnZm721635/1000000Palabras de arena [Privado][Pasado] 9h2PZk8  (721635/1000000)
Berries: 1.450.223.800
Ver perfil de usuario

Señor de la Piratería
Katharina von Steinhell

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Ivan Markov Miér 26 Feb 2020 - 7:42

- Asagari... - comentó - No recuerdo que dijeran su apellido. Se llamaban... ¿Kumi y Sayumi? - era una coincidencia que Katharina las conociera. Tras continuar con su historia, ella de repente dijo que esperase un momento y fue corriendo al interior de la habitación. Para sorpresa de Ivan, volvió con un lienzo, pincel y pintura. ¿Iba a ponerse a pintar ahí mismo? Con una velocidad y destreza sorprendentes, comenzó a pintar con gran realismo una habitación en la que había un órgano. Y con un destello de los ojos de la bruja, los colores comenzaron a desdibujarse y salir del cuadro. Para cuando se dio cuenta estaban en la estancia, y el instrumento frente a él. A pesar de que sabía que la akuma de su capitana le daba facultades increíbles seguía sorprendiéndole. Pasó los dedos por las teclas, comprobando que parecían bastante reales - Lo intentaré. Pero esta canción no es lo mismo sin dos personas, es un dueto - inspiró hondo y cerró los ojos. Dejó la cerveza en la barandilla, apoyó los dedos en el órgano y dejó que la música hablara por él.



A pesar de que no tenía a Brianna para hacer su parte, y de que no fue como aquella vez, la música le removió por dentro. Dejó salir sus emociones a través de los tubos del órgano y de su garganta, cantando la historia de Erik y Christine. Al acabar, apartó los dedos del instrumento en silencio - Un día la tocaremos juntos, Brianna y yo, y podrás escucharla de verdad - se quedó en silencio un momento, tratando de buscar el punto para retomar la historia - Tras eso, ella no quería irse a dormir para poder cuidar de mí, a pesar de que se veía que estaba muy cansada. Rara vez alguien había mostrado tal preocupación por mí y mi bienestar, aparte de mi madre cuando era pequeño. Fue un momento muy cálido. No quise que se forzase de esa manera de todos modos, y la mordí para que se quedara en trance y meterla en su cama.

Se preguntó hasta qué punto debía contar el resto, cómo había despertar por las pesadillas y él había ido a confortarla. Decidió que eso era asunto de Brianna, si en algún momento acababa teniendo confianza suficiente con Katharina como para contárselo - Esa misma noche el castillo fue atacado. Brianna es noble, como yo, pero su padre quiere forzarla a casarse contra su voluntad. Ella había sido muy buena conmigo, así que la ayudé a huir de sus perseguidores. La llevé a su barco y la saqué de Hallstat. Lo hablamos y, sabiendo que si se quedaba en el North Blue su padre acabaría atrapándola, me preguntó si podía llevarla a Grand Line. Acepté, al fin y al cabo habíamos conectado y me caía bien. Aparte era una manera de conseguir un barco... - se calló un momento - No, eso no es cierto. Si te soy sincero, ya entonces intuía que me estaba enamorando de ella y no quería separarme tan pronto - miró a su amiga a los ojos - Llevaba años sin sentir esto por nadie. De hecho, salvo con Iliana, nunca lo había sentido antes. No podía dejar escapar la posibilidad de seguir juntos y explorar aquella sensación. Y viajando con ella, fuimos descubriendo nuestros sentimientos mutuos. Al principio eran sentimientos reprimidos por parte de ambos, pero una noche vino a verme mientras estaba al timón, y nos pusimos a contar historias. Le hablé de la historia del lobo y la luna.

Se paró por un momento de nuevo, buscando las palabras. Entonces apoyó las manos sobre el órgano y pasó los dedos por las teclas sin pulsarlas, tratando de elegir la melodía correcta. Entonces empezó a improvisar una canción suave y lenta, sencilla. Sólo necesitaba que acompañara la historia - Había una vez un lobo que estaba enamorado de la Luna. Cada noche aullaba hacia ella y pasaba horas mirándola. Le cantaba, la llamaba y le rogaba que bajase a verle. La Luna sonreía al verle, pero no sabía como bajar a la tierra y le daba miedo intentarlo. Pasaron los años y cada noche el lobo llegaba fielmente a verla, pero al final se hizo viejo, y una noche no apareció. La Luna se entristeció mucho, y finalmente se decidió a bajar y recogió el cuerpecito del viejo lobo, y lo subió al cielo donde se convirtió en estrellas. Y así se formó la constelación de Lupus. Cada mes visita a la Luna y están juntos durante tres noches, y durante esas la Luna es tan feliz que es cuando brilla con más fuerza - inspiró hondo y volvió a sonreír - Y fue tras contarle esa historia cuando nos besamos por primera vez.


Palabras de arena [Privado][Pasado] J1ujKhhQ_oPalabras de arena [Privado][Pasado] NOwHQ7Y
datos a tener en cuenta:
Ocultación a rango 12: Es indetectable a través del Haki de observación siempre que no se trate de Haki perfecto, aunque sus ataques seguirán pudiendo ser prevenidos.
Ivan Markov
Mensajes :
1065

Fecha de inscripción :
05/12/2016


Hoja de personaje
Nivel:
Palabras de arena [Privado][Pasado] 3qaWnZm127/150Palabras de arena [Privado][Pasado] 9h2PZk8  (127/150)
Experiencia:
Palabras de arena [Privado][Pasado] 3qaWnZm397218/790000Palabras de arena [Privado][Pasado] 9h2PZk8  (397218/790000)
Berries: 1149.404.550
Ver perfil de usuario

Guerrero del Nuevo Mundo
Ivan Markov

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Katharina von Steinhell Miér 26 Feb 2020 - 21:56

La canción le ayudó a imaginar con facilidad la situación en donde su amigo cantaba con esa tal Brianna. Por supuesto que agregó su cuota personal y ni siquiera estaba segura de si sucedió tal cual pasaba por su cabeza, pero al menos se veía bastante bien. Continuó escuchando la historia a medida que la melodía invadía la habitación. Y por un momento se preguntó qué diría Kaya cuando descubriese lo que la bruja le había hecho al cuarto que compartían. Se interesó particularmente por la parte de los perseguidores, ¿es que acaso su amigo no podía involucrarse con mujeres que tuvieran un pasado medianamente normal? Bueno, era la menos indicada para planteárselo. El caso es que le hacía pensar que tarde o temprano, si Brianna les acompañaba en el viaje, terminarían teniendo problemas con esa gente.

El vampiro, con sus increíbles dotes narrativos, comenzó a tocar nuevamente el órgano para contar una bonita historia del Lobo y la Luna. ¿Qué podía decir…? Encantadora. La vida de Ivan le hacía pensar en que ella no tenía nada de eso, ninguna persona a la que dedicarle su amor. Casi lo estaba deseando, pero tenía miedo de no saber expresar correctamente sus sentimientos. Igual su problema era pensar que todo tenía un modo de ser cuando, sobre todo en el caso de los sentimientos, había cuestiones completamente libres sin ningún estándar estipulado. Su corazón dio un vuelco cuando le escuchó decir que terminaron por besarse. Una bonita historia, aunque si tuviera que compararlas… Seguramente se quedaría con la de Iliana; había más drama y una profundidad mucho más densa. Sin embargo, la diferencia estaba en que esta era reciente y aún podían pasar una infinidad de cosas.

Ahora mismo se preguntaba qué es lo que debía hacer, es decir, ¿era un buen momento para dar por terminada la conversación, buscar a Brianna y aclarar las cosas con ella? Cuando posó su mantra sobre la señorita de los cabellos negros no sintió ningún poder desorbitante; probablemente estaba al nivel de un humano común y corriente. Ahora que Ivan le había explicado un par de cosas, podía permitir que viajase con ellos, pero ¿no sería demasiado peligroso para Brianna? En cualquier caso, contar con sus conocimientos médicos ayudaría bastante. El hecho de sanar a un vampiro enfermo hablaba mucho de sus capacidades, y tampoco tenían a un doctor en el barco.

—Es una historia mucho más bonita que la de Iliana, es cierto —fue lo primero que se le ocurrió decir—. Tienes mi confianza, Ivan, dejaré en tus manos la decisión de que viaje con nosotros o no. Yo no me opondré, pero debes hacerle entender lo arriesgado que es formar parte de una tripulación pirata, sobre todo teniéndome como líder —intentó explicarle lo más amable que pudo—. Por mi parte, cuidaré de ella porque significa mucho para ti y es mi responsabilidad como capitana, sin embargo, serás tú o yo quien le enseñe a valerse por sí sola. —Guardó silencio unos largos segundos y volteó la mirada hacia el vampiro justo antes de darle un sorbo a la botella de cerveza—. Aconséjame, ¿qué debería decirle exactamente a Brianna? Estoy dispuesta a hablar con ella, pero no la quiero cagar.

Se ahorró esa parte de «no la quiero cagar como hoy» porque evidenciaba que estaba arrepentida por el trato injusto que le dio.
Katharina von Steinhell
Mensajes :
1611

Fecha de inscripción :
18/12/2016


Hoja de personaje
Nivel:
Palabras de arena [Privado][Pasado] 3qaWnZm140/150Palabras de arena [Privado][Pasado] 9h2PZk8  (140/150)
Experiencia:
Palabras de arena [Privado][Pasado] 3qaWnZm721635/1000000Palabras de arena [Privado][Pasado] 9h2PZk8  (721635/1000000)
Berries: 1.450.223.800
Ver perfil de usuario

Señor de la Piratería
Katharina von Steinhell

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Ivan Markov Jue 27 Feb 2020 - 19:56

Ivan se cruzó de brazos, meditando las palabras de Katharina. Tenía razón en que viajar con ellos era peligroso para Brianna, pero ella perfectamente consciente de eso. Además, si se quedaba sola su padre acabaría atrapándola antes o después. Él era perfectamente capaz de mantenerla a salvo y de todos modos, no era una chiquilla indefensa. Tal vez no fuera una combatiente, pero con su akuma no mi podía huir de cualquier peligro - Sabe que viajando conmigo no será un camino de rosas. Y de todos modos, no podría dejarla sola. Su padre sigue buscándola... de camino hacia aquí intentaron secuestrarla justo antes de cruzar la Reverse Mountain. Con nosotros al lado no tiene nada que temer; esa gente eran una panda de aficionados. No tuve que hacer nada relevante para acabar con ellos. Pero dado que no es combatiente, está en peligro si se queda sola - cogió la botella de la barandilla y volvió a darle un buen trago - No será un estorbo en la tripulación, si eso te preocupa. Además de ser una doctora hábil, es la usuaria de la paramecia Doa Doa no mi. Tiene el poder de abrir puertas en cualquier superficie, entre otras cosas.

Lo siguiente que tocaba de todos modos era el asunto de cómo había tratado hoy a Brianna. Evidentemente tenía que disculparse, pero también tenía que ser de una manera que la hiciera sentirse cómoda. Tras contarle la historia de Iliana, ella se sentía muy intimidada y tenía miedo a que Ivan la dejara de lado una vez rescatara a su hermana. Y era un miedo que era difícil de quitarle - Tienes que pedirle perdón. Pero sobre todo, tienes que evitar mencionarle en la medida de lo posible a Iliana. Le conté la historia y, bueno, fue un error. Tiene miedo de que la abandone una vez la haya rescatado - suspiró hondo y vació su cerveza del todo - Procura ser agradable e intentar que entienda que el problema no era con ella, sino conmigo, pero que ya está resuelto. Bri es buena chica, seguro que lo entenderá.

Olfateó un momento el aire y percibió el aroma de una emoción en Katharina: arrepentimiento. Eso estaba bien. Al menos no lo estaba haciendo por guardar las apariencias, sino que realmente se sentía mal por cómo se había comportado hoy. Inicialmente había ido pensando que tendrían una gran discusión, de hecho él venía dispuesto a tenerla si se le hubiera ocurrido cuestionarle por lo que hiciera en su vida privada. Sin embargo había sido mucho más conciliadora de que lo que se había imaginado, y estaba agradecido de que así hubiera sido. Era consciente de lo orgullosa que era la bruja y por su parte había sido casi una disculpa.


Palabras de arena [Privado][Pasado] J1ujKhhQ_oPalabras de arena [Privado][Pasado] NOwHQ7Y
datos a tener en cuenta:
Ocultación a rango 12: Es indetectable a través del Haki de observación siempre que no se trate de Haki perfecto, aunque sus ataques seguirán pudiendo ser prevenidos.
Ivan Markov
Mensajes :
1065

Fecha de inscripción :
05/12/2016


Hoja de personaje
Nivel:
Palabras de arena [Privado][Pasado] 3qaWnZm127/150Palabras de arena [Privado][Pasado] 9h2PZk8  (127/150)
Experiencia:
Palabras de arena [Privado][Pasado] 3qaWnZm397218/790000Palabras de arena [Privado][Pasado] 9h2PZk8  (397218/790000)
Berries: 1149.404.550
Ver perfil de usuario

Guerrero del Nuevo Mundo
Ivan Markov

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Katharina von Steinhell Vie 28 Feb 2020 - 6:31

Con solo un gesto la habitación volvió a la normalidad y los colores se deformaron una vez más para regresar al lienzo. Le había ayudado a visualizar la escena vivida entre el vampiro y la doctora, aunque la verdadera razón era para añadir algo más de… drama. Sí, era la palabra adecuada. Y tras hacerlo, escuchó con detención las palabras del subcapitán. Era importante que al menos fuese consciente de los peligros que le acecharían si deseaba viajar con piratas, aunque no terminaba de convencerle. Esperaba que Ivan no creyese que podría protegerla todo el tiempo porque, a menos que fuese omnipresente, era una irresponsabilidad el solo pensarlo. Al menos Brianna tenía una fruta del diablo que le permitiría escapar en situaciones de riesgo, y eso ya le dejaba algo más segura. No es que le importase demasiado lo que le fuera a pasar a una desconocida, pero en el momento de entrar a la banda la seguridad de la doctora pasaría a ser su responsabilidad. Sería ideal tener un manual que le indicase cómo debía actuar, pero nada de eso existía ni nadie le había enseñado a ser capitana, así que haría lo que creía correcto.

¿Pedirle perdón…? Casi le parecía un poco excesivo, pues tampoco le había ofendido directamente. Sólo le había ignorado, actitud muy común en Katharina.

—Puedo evitar mencionarle cualquier cosa relacionada con Iliana, pero el que vaya a hablar con ella para explicarle las cosas me parece unas disculpas suficientes —contestó la bruja sin pretender sonar tajante—. Además, me ocuparé de que reciba protección cuando tú no puedas dársela. No será necesario que pierdas a otra mujer que amas —acabó asegurándole, cerrando los ojos y colocando ambas manos en la nuca.

Así que ser amable, ¿eh? Ni siquiera recordaba la última vez que lo fue con alguien. Estaba acostumbrada a ser una chica arisca y difícil de tratar, aunque tampoco es que le gustase demasiado. Para que Ivan sintiese que podía confiar en ella lo intentaría, intentaría explicarle de buena manera que en realidad nunca tuvo problemas con Brianna. Por otra parte, se preguntaba cómo reaccionaría la pelinegra una vez viese a Katharina. ¿Sabría que era una de las piratas más buscadas en el mundo? Haría lo posible para no parecer tan intimidante, reprimiendo hasta la última expresión de su imparable haki del rey.

Abrió los ojos y se encontró una vez más con el precioso cielo estrellado, deseando perderse solo por un momento en la infinidad de la lejanía.

—Mañana nos adentraremos en el desierto y no podemos permitirnos ningún error; nuestro deber será proteger a los demás de cualquier peligro—dijo de pronto, cambiando el tema de conversación—. Te confío esa misión, Ivan, sé que estarás a la altura. Por cierto, estoy considerando seriamente la idea de que Dru-Zan nos acompañe por un tiempo. Es nuestro boleto de ida a la isla del cielo, Skypiea. —Le dio un sorbo a la cerveza y terminó por acabarla—. He leído que allá donde alcanza la mirada hay oro y cuenta la historia que el último Rey de los Piratas, Monkey D. Luffy, luchó valientemente contra un dios. Puede que encontremos las respuestas que hemos estado buscando, o al menos sea una pieza de este inmenso rompecabezas. ¿Qué opinas? ¿Crees que este excéntrico cazador pueda guiarnos hasta Skypiea?
Katharina von Steinhell
Mensajes :
1611

Fecha de inscripción :
18/12/2016


Hoja de personaje
Nivel:
Palabras de arena [Privado][Pasado] 3qaWnZm140/150Palabras de arena [Privado][Pasado] 9h2PZk8  (140/150)
Experiencia:
Palabras de arena [Privado][Pasado] 3qaWnZm721635/1000000Palabras de arena [Privado][Pasado] 9h2PZk8  (721635/1000000)
Berries: 1.450.223.800
Ver perfil de usuario

Señor de la Piratería
Katharina von Steinhell

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Ivan Markov Vie 28 Feb 2020 - 20:08

En fin, tampoco podía pedir milagros. Bastante era que Katharina hubiese rectificado sobre su comportamiento inicial. Y además iba a ayudarle a protegerla. Respiró hondo y simplemente dijo - Gracias, Kath. - Luego ella se puso a hablar de su tarea en el desierto. La verdad es que, así como normalmente estaría emocionado ante la idea de una nueva aventura y más aún implicando avanzar en su objetivo de descubrir la historia oculta... ir al desierto no le resultaba en absoluto divertido. Principalmente por el sol. Para él era meterse en una enorme trampa, de día resultaría casi inútil. Si entraba en su forma completa, aunque usase su anillo seguiría estando casi ciego por la intensa luz. Y no acostumbraba a luchar en su forma humana, menos sometido a temperaturas tan elevadas que una persona normal caería inconsciente en cuestión de minutos en caso de someterse a ejercicio intenso. El tema de Inosuke en cambio le resultaba más agradable. Aunque fuese un bruto, un salvaje y un bocazas, el cazador le había caído bien.

- En otro tiempo te habría dicho que sería una herramienta útil. Pero... ¿por qué tratarlo como tal cuando puede llegar a ser un compañero? Dejemos que en esta aventura se ponga a prueba - comentó, volviendo a sentarse en el balcón - Sobre Skypia, yo sé llegar. He estudiado el Camino del Rey y podría recorrerla entera casi sin necesidad de herramientas de navegación. Sin embargo el problema de esa ruta es precisamente Skypia. No sé dónde se origina la corriente en chorro que sube hasta la isla o el modo más seguro de subir y bajar. Y evidentemente una vez arriba, nos vendrá bien alguien que conozca la isla.

Y quedaba otro asunto: Selene. Su hermana iba probablemente a seguir viajando con ellos. Al fin y al cabo, no tenía otro sitio al que ir. Sabía que estaba metiéndole demasiada gente de repente a Katharina en la banda, pero tampoco iba a dejar a su hermana tirada justo tras encontrarla. Y tenía argumentos y motivos para querer que al menos por el momento estuviera en la banda.

- Y la última cosa de la que quiero hablarte es de Selene. Nos acompañará como mínimo a esta aventura, pero... es probable que tras eso siga viajando con nosotros, pero antes quiero tu aprobación. No la necesito inmediatamente, de hecho quería aprovechar este viaje para ponerla aprueba. La última vez que me la encontré fue hace unos tres meses en Thriller Bark, y desde entonces su poder ha crecido espectacularmente. Es evidente que ha heredado las habilidades guerreras de nuestra familia. Creo que, si demuestra ser de fiar y quiere acompañarnos, podría ser una tripulante excelente.


Palabras de arena [Privado][Pasado] J1ujKhhQ_oPalabras de arena [Privado][Pasado] NOwHQ7Y
datos a tener en cuenta:
Ocultación a rango 12: Es indetectable a través del Haki de observación siempre que no se trate de Haki perfecto, aunque sus ataques seguirán pudiendo ser prevenidos.
Ivan Markov
Mensajes :
1065

Fecha de inscripción :
05/12/2016


Hoja de personaje
Nivel:
Palabras de arena [Privado][Pasado] 3qaWnZm127/150Palabras de arena [Privado][Pasado] 9h2PZk8  (127/150)
Experiencia:
Palabras de arena [Privado][Pasado] 3qaWnZm397218/790000Palabras de arena [Privado][Pasado] 9h2PZk8  (397218/790000)
Berries: 1149.404.550
Ver perfil de usuario

Guerrero del Nuevo Mundo
Ivan Markov

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Katharina von Steinhell Mar 3 Mar 2020 - 3:34

Adoptó una pose reflexiva luego de escuchar la respuesta de su amigo. ¿Así que estaba tratando a Inosuke Dru-Zan como una herramienta? Vaya, no se había dado cuenta. Estaba acostumbrada a ese trato que cualquiera podía definirlo como injusto y déspota. El habitante del cielo era extraño como mínimo y la bruja esperaba que tuviera buenas razones para llevar una máscara tan… extraña. Por otro lado, no podía negar que veía potencial en él. Si bien había pensado lo mismo de las hermanas incestuosas, al punto de llevárselas consigo para moldearlas a su conveniencia, esta vez había una diferencia: Ivan creía que valía lo suficiente para ponerle a prueba. Está bien, no pondría trabas. Dejaría que les acompañase por el resto del viaje y luego decidiría si tenía lo necesario para entrar a la banda que, por cierto, estaban cortos de personal; sólo eran tres miembros y había tareas importantes de las que ocuparse.

Afortunadamente, Ivan era un navegante excepcional y conocía a la perfección la ruta del Camino del Rey. El habitante del cielo casi pasaba a ser un factor irrelevante en la ecuación para llegar a Skypiea. Tendría que buscar en el lugar adecuado para encontrar la información correcta sobre el paradero de lo que Marcus llamaría una «singularidad del agua». Desconocía el fundamento científico, mayoritariamente de la física de ondas, pero tal evento provocaba un disparo vertical que podía alcanzar los cientos de metros. Y hasta miles, dependiendo de la fuente.

—Una vez hayamos encontrado el Poneglyph tomaré una decisión respecto a Dru-Zan —respondió antes de que el albino continuase hablando.

Ya le había hecho demasiadas preguntas como para exigirle la verdadera historia sobre el origen de esa sospechosa hermana, así que lo dejaría para otro momento. Además, confiaba en que el subcapitán era lo suficientemente inteligente para no caer en engaños tontos. Esperaba que tuviese en cuenta que habían formado una alianza para ir contra uno de los hombres más peligrosos y fuertes del mundo. ¿No sería imprudente dejar a Ivan Markov fuera de vigilancia? Ciertamente Lion D. Émile tenía a Iliana bajo su poder, pero si era tan astuto como se decía, tomaría medidas preventivas.

—¿Selene? Pensaba que su nombre era Verelizth —comentó al aire.

Se daba cuenta de que necesitaba más información, y para ello tendría que recurrir a un grupo de hábiles asesinos y espías que conocía hacía muchísimo tiempo. Por el bien de la banda, mantendría bajo observación a esa posible recluta.

—Hmm, puede que se deba a mi actitud desconfiada, pero no me fío de ella —dijo con toda sinceridad—. Sin embargo, creeré en tu palabra y permitiré que continúe viajando con nosotros hasta encontrar lo que buscamos. Si lo que dices es cierto nos será de mucha utilidad cuando enfrentemos a Émile —mencionó esto último casi en un susurro, moviendo lentamente los labios para que fuesen leídos con facilidad—. En fin, me alegra haber resuelto este tonto malentendido que hubo entre nosotros. Tienes mi palabra: buscaré el momento adecuado para explicarle a Brianna lo que pasó. Y no mencionaré a Iliana, quédate tranquilo.

Había sido un día largo y, si bien podía permanecer despierta otras varias horas, tampoco le venía mal un descanso. Así que dejaría que el vampiro lo decidiera; si quería continuar charlando, pues le acompañaría.
Katharina von Steinhell
Mensajes :
1611

Fecha de inscripción :
18/12/2016


Hoja de personaje
Nivel:
Palabras de arena [Privado][Pasado] 3qaWnZm140/150Palabras de arena [Privado][Pasado] 9h2PZk8  (140/150)
Experiencia:
Palabras de arena [Privado][Pasado] 3qaWnZm721635/1000000Palabras de arena [Privado][Pasado] 9h2PZk8  (721635/1000000)
Berries: 1.450.223.800
Ver perfil de usuario

Señor de la Piratería
Katharina von Steinhell

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Ivan Markov Vie 6 Mar 2020 - 1:21

Katharina no se fiaba de Selene, y no podía culparla. Llegaba de la nada en el momento más afortunado posible para una potencial espía, dando un nombre falso y luego revelando llamarse de otra manera. Si no fuera por Thelor, el propio Ivan hubiese desconfiado, de hecho no se fiaba totalmente y por eso quería tenerla cerca de él. Tan sólo esperaba que la confianza que sí le estaba depositando fuese correspondida, y su hermana fuera de fiar. Al fin y al cabo, que compartiesen sangre no los hacía al momento aliados.

- Entiendo que no te fíes, y descuida. No soy tonto. Un motivo para querer que viaje con nosotros es tenerla vigilada. Realmente creo que es mi hermana, sabe un secreto muy bien guardado que la identifica como una Markov, y que explica que haya sabido encontrarme. Pero quiero tenerla cerca hasta conocer sus intenciones reales.

Asintió con la cabeza al escuchar sus palabras sobre Brianna. Él también se alegraba de haber resuelto aquel problema. Katharina era su capitana y su amiga. Quería evitar discusiones estúpidas entre ambos. Además había prometido arreglar las cosas con Bri, y eso le quitaba un peso enorme de encima. Al volver a la habitación la tranquilizaría y explicaría que las cosas estaban ya arregladas, pero probablemente la morena no se quedaría del todo satisfecha con la situación hasta ver por sí misma que Kath no la odiaba.

- Te voy a dejar ya descansar. Mañana tendremos un largo viaje, y aún tengo que hablar con ella antes de dormir.

Le apoyó la mano en el hombro y se lo apretó suavemente en un gesto cómplice y familiar, para luego saltar por la barandilla y descender suavemente hacia su balcón levitando. Ahora venía la segunda parte de la conversación; sinceramente hubiese preferido irse a dormir ya o tener una charla cariñosa y agradable seguida de una sesión de sexo, pero qué se le iba a hacer. No podía dejar a Bri con la mosca detrás de la oreja y preocupada sólo porque ya viniera emocionalmente cansado. Encogiéndose de hombros, entró en la habitación y cerró la puerta de la terraza.


Palabras de arena [Privado][Pasado] J1ujKhhQ_oPalabras de arena [Privado][Pasado] NOwHQ7Y
datos a tener en cuenta:
Ocultación a rango 12: Es indetectable a través del Haki de observación siempre que no se trate de Haki perfecto, aunque sus ataques seguirán pudiendo ser prevenidos.
Ivan Markov
Mensajes :
1065

Fecha de inscripción :
05/12/2016


Hoja de personaje
Nivel:
Palabras de arena [Privado][Pasado] 3qaWnZm127/150Palabras de arena [Privado][Pasado] 9h2PZk8  (127/150)
Experiencia:
Palabras de arena [Privado][Pasado] 3qaWnZm397218/790000Palabras de arena [Privado][Pasado] 9h2PZk8  (397218/790000)
Berries: 1149.404.550
Ver perfil de usuario

Guerrero del Nuevo Mundo
Ivan Markov

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.