[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin

Ir abajo

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin Empty [Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin

Mensaje por StaffOPD el Lun 23 Mar 2020 - 19:02

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin LO5aBuH

Descripción aproximada del estadio:
Estáis en un estadio muy amplio, de unos 120 metros de largo y noventa de ancho, recubierto de cesped y algunos árboles distribuidos por todo el lugar.

¡Comienza el de menor nivel!
StaffOPD
StaffOPD

Mensajes : 1597
Fecha de inscripción : 23/03/2014

http://staffopd42@gmail.com

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin LlH4zVf

Volver arriba Ir abajo

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin Empty Re: [Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin

Mensaje por AEG93 el Mar 24 Mar 2020 - 13:46

Tras la victoria sobre Osuka el calvo pudo descansar un poco, aunque no demasiado, dada la velocidad a la que el Torneo avanzaba. En cuanto supo quién iba a ser su rival para la siguiente ronda la emoción del inminente combate le invadió. Zane D Kenshin, el afamado pirata pelirrojo y probablemente el mayor candidato a ocupar el puesto vacante dejado por Dexter Black entre los Yonkou. Un adversario de los más exigentes, alguien que iba a suponer un verdadero reto para él. Justo lo que había venido a buscar. La oportunidad perfecta para mostrar al mundo entero todo su poder.

Deseoso de comenzar, el antiguo agente entró en el campo de batalla. Para esta ocasión el escenario elegido era una pradera decorada con algunos árboles de frondosas copas, lo que no le gustaba demasiado. Había oído hablar mucho sobre las habilidades de Kenshin, y se decía que además de un experto espadachín utilizaba con maestría el fuego para combatir. Era por ello que enfrentarse a él en un escenario en el que un incendio podía propagarse con tanta facilidad no era lo más conveniente, pero era lo que le había tocado hacer. Y saldría victorioso como hacía siempre. Para algo era Anders D. Thawne.

Caminó calmadamente por el escenario, sintiendo la suave brisa en la cara, hasta llegar al centro del mismo. Allí se sentó con las piernas cruzadas y cerró los ojos, dejando el tiempo pasar hasta que su oponente apareciese y aprovechando mientras tanto para relajarse. De ese modo cuando el pirata apareciese estaría preparado para centrarse en lo que se avecinaba. Aquella batalla iba a requerir de toda su concentración, y debía estar listo.
AEG93
AEG93

Mensajes : 922
Fecha de inscripción : 26/07/2017
Edad : 27

Hoja de personaje
Nivel:
[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 3qaWnZm61/150[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 9h2PZk8  (61/150)
Experiencia:
[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 3qaWnZm55870/1000000[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 9h2PZk8  (55870/1000000)
Berries: 157.000.000


[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin EpNalBu

Volver arriba Ir abajo

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin Empty Re: [Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin

Mensaje por Zane D. Kenshin el Mar 24 Mar 2020 - 14:59

El pirata despertó de una larga y entretenida borrachera en mitad de la cubierta de su barco, con una jarra de cerveza en una mano y una preciosa damisela de cabellos rojizos dulcemente dormida sobre su otro brazo. «Lo que pasa en el torneo, se queda en el torneo», se dijo, quitando con toda la delicadeza que había en su ser el adormecido brazo en el que estaba recostada la joven. Pero eso no fue suficiente. La cabeza de la muchacha chocó contra los tablones de madera del barco, originando un ruido seco al que prosiguió un quejido de dolor.

—¿Y tú eres…? —le preguntó Zane, mientras sus ojos dibujaban todo el contorno del cuerpo de aquella bella mujer. Tenía un busto que parecía haber sido esculpido por los mismos dioses, y una cara que parecía hecha por el mismísimo demonio.

—¿En serio no te acuerdas de mí? —se quejó ella con exagerada indignación.

—La verdad es que no —le respondió—. Y como decía mi difunto padre: si no te acuerdas es que no lo has hecho. Así que si no te importa… vete de mí barco, que tengo que prepararme para ganar el siguiente comabe

La joven clavó una fría y vil mirada sobre el pirata, que le hizo tragar una buena cantidad de su saliva aterrado. La respiración de la pelirroja se agitó, apretó la mandíbula con fuerza y su rostro pareció convertirse, más aún, en el de un despiadado señor del mal con las venas inflamadas y una tez tornada de un rojo nada salubre. «Creo que la he liado un pelín», se dijo, mientras sentía un fuerte escalofría que le recorrió toda la espalda, e inmediatamente después, a una velocidad digna de ser admirada por los más arduos guerreros, el frio y áspero tacto de la palma de una mano que terminó por despertarlo del todo.

La joven se fue, y con una sonrisa en el rostro y la cara ligeramente hinchada, Zane se despidió de ella agitando la mano.

—¡Ha sido un placer! —gritó, para luego beber la poca cerveza, ya sin gas, que quedaba en la jarra—. ¡Es aguachirri! —se quejó, lanzando el recipiente por la borda.

«Duchita y para el estadio, a ver si llego con tiempo y veo a alguna admiradora guapa»

Una vez estuvo preparado con sus mejores galas para el combate, que constaban de un traje típico Wanense y un haori de color celeste con detalles en blanco, escondió su tanto donde siempre, se colgó la novena hoja fiordiana y a Izanami, se ajustó con fuerza los protectores de sus brazos y se fue del barco a toda prisa en dirección a la arena de combate. Según había escuchado de algunos espectadores, al parecer había distintos campos de batallas, cada uno con una temática completamente distinta. Había oído hablar de uno que tenía un clima tan gélido como las cumbres nevadas de Drum, y esperaba de todo corazón que no le tocara combatir en un paisaje tan níveo, ya que había comprobado antaño que juntar nieve y fuego era mala idea.

Llegó al estadio, entrando justo cuando el comentarista recitaba su nombre. Pudo escuchar vítores y cánticos que recitaban su nombre una y otra vez, aunque también había muchos otros que sentía ligera predilección por su contrincante, un sujeto llamado… ¿Anders? ¿Andy? No lo recordaba. Sabía quién era por la entrada que dio en la aguja hacía ya un año, y por alguna de las anécdotas que le había narrado su amigo Osuka; nada más.

Cruzó el arco que le llevó al estadio, cerrándose a tras él una gran verja de metal entrelazado que cayó con violencia sobre el suelo, volviendo aquel lugar completamente hermético, o al menos para cualquiera que no pudiera volar, claro está. Era verdaderamente amplio, seguramente tan extenso como en el que había combatido contra Zuko dos días atrás. La diferencia es que el suelo estaba recubierto de un césped tan verde como los amplios campos de la capital de las flores que tanto echaba de menos, allá en el País de Wano. Por si fuera poco, había una gran cantidad de árboles por todo aquel pequeño paraíso, distribuidos de forma completamente aleatoria por toda la arena creando una especie de círculo.

Caminé hasta llegar casi al centro del estadio, donde mi contrincante aguardaba sentado sobre el humedecido césped en pose de meditación. El sol incidía con fuerza y su calva parecía emitir un brillo propio. «¿Se habrá echado protector solar?», se preguntó el pirata, crujiéndose el cuello nada más situarse y mostrando la mejor de sus sonrisas, la cual pareció brillar con tanta intensidad como su cabeza.

—Tengamos un buen combate —dijo, alzando el pulgar de su mano, a la par que le guiñaba un ojo.

El pirata llevo su mano a la empuñadura de Izanami, sintiendo el delicado tacto de la cuerda que lo envolvía, y aguardó sin desenfundarla hasta el momento en el que el comentarista hiciera sonar el gong.

No sabía si para su contrincante era igual, pero él sentía que el ambiente estaba entrando en un clima de tensión que podía ser fácilmente cortado con una tijera. ¿Serían los rumores que le habían contado reales? ¿En realidad aquel hombrecillo era tan letal como decían? Estaba a punto de comprobarlo, y eso le emocionaba hasta el punto que genero unas tenues llamas a su alrededor que no tardaron en disiparse. Entonces, el comentarista realizó la cuenta atrás, casi al mismo tiempo que el joven espadachín de cabellos rojizos desenvainaba su preciosa katana, creando una onda cortante casi al instante para intentar sorprender a su oponente y medir con qué clase de tipo se estaba enfrentando.  

—A todo esto, mi nombre es Zane D. Kenshin, y después de este torneo me convertiré en el próximo emperador del nuevo mundo —Y se puso en posición defensiva, adoptando una de las tantas posibilidades de su estilo de combate que le daba el Niten Ichi Ryu.


Habilidades Pasivas:
Tiene las mismas aptitudes y capacidades en su forma híbrida que en completa.
Stats base: Fuerza rango 13, Resistencia rango 12, Destreza rango 12, Velocidad rango 8 y Agilidad rango 7.

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 1055089496¡¡Invitado, yo traeré el exhibicionismo al foro!![Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 1055089496
[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 1UPBSse

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 3cgcSCf

Detrás de un capitán impulsivo siempre hay un segundo de abordo que le corta el rollo:
[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin LTLexFa

Foto de Familia:
[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin Q4XpUPu

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin Fb8aMCq

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin EB1rOPl
Zane D. Kenshin
Zane D. Kenshin

Mensajes : 2171
Fecha de inscripción : 25/06/2015
Edad : 28
Localización : El lugar donde nacen los sueños (?)

Hoja de personaje
Nivel:
[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 3qaWnZm131/150[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 9h2PZk8  (131/150)
Experiencia:
[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 3qaWnZm481013/1000000[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 9h2PZk8  (481013/1000000)
Berries: 203.500.000

https://www.onepiece-definitiverol.com/t23490-zane-d-kenshin-el-

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin W4pbZri

Volver arriba Ir abajo

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin Empty Re: [Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin

Mensaje por AEG93 el Mar 24 Mar 2020 - 16:43

No pasó mucho tiempo hasta que su adversario hizo su aparición. Cabello rojo brillante, sonrisa optimista y porte confiado, aquel era sin lugar a dudas un hombre muy seguro de su propio poder. Y, a juzgar por lo que había oído sobre él, no era para menos. Educado, le deseó un buen combate y le guió un ojo. El calvo, poniéndose en pie, asintió con la cabeza.

Unas suaves llamas envolvieron durante un instante al pirata antes de que sonara la campana que anunciaba el comienzo de las hostilidades. Y apenas un momento después el pelirrojo ejecutó un veloz movimiento con su espada del que nació una onda cortante. Simplemente por su tamaño y velocidad el antiguo agente supo al instante que poseía un tremendo poder, y que sería una muy mala manera de comenzar el combate siendo alcanzado por un ataque tan potente.

Así que decidió hacer un alarde de velocidad y desplazarse lateralmente mediante el Soru, apenas ligeramente más rápido de lo que era habitual en dicha técnica, para alejarse de la trayectoria de la onda. Miró fijamente a Kenshin, desafiante. El pirata era arrogante y orgulloso, sus gestos y su pose no dejaban lugar a dudas, pero no sabía que acababa de encontrarse con la horma de su zapato. Además de con alguien que podía utilizar su orgullo en su contra. Contestó a su presentación con voz firme y clara, dejando claro que no pensaba amilanarse ante el pelirrojo:

- Me alegro de que nos encontremos, Kenshin. Yo soy Anders D. Thawne, quien dentro de no mucho tiempo gobernará el Bajo Mundo. Que gane el mejor.

Y acto seguido lanzó dos veloces patadas al aire. De sus piernas emergieron dos ondas que avanzaron hacia el pirata. Él no era el único que sabía cortar el aire para probar la capacidad de reacción de su adversario, a Thawne también le interesaba observar la forma de moverse del espadachín. Aquello no había hecho más que empezar.

Aclaración:
Ambos Rankyaku son de categoría Mítica, es decir, más o menos el doble de potentes y rápidos que uno estándar.
AEG93
AEG93

Mensajes : 922
Fecha de inscripción : 26/07/2017
Edad : 27

Hoja de personaje
Nivel:
[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 3qaWnZm61/150[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 9h2PZk8  (61/150)
Experiencia:
[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 3qaWnZm55870/1000000[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 9h2PZk8  (55870/1000000)
Berries: 157.000.000


[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin EpNalBu

Volver arriba Ir abajo

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin Empty Re: [Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin

Mensaje por Zane D. Kenshin el Mar 24 Mar 2020 - 18:54

El pelirrojo no había podido evitar sonreír al contemplar la forma en la que su contrincante evadía su rápido ataque. Por la forma de esquivar, no dejaba dudas de que sus años y su instrucción como agente del gobierno seguía en lo más profundo de su subconsciente, dado que el inconfundible sonido que solo había un desplazamiento como el soru era melodía para los oídos de un pirata experimentado. Se había enfrentado a ello un centenar de veces, así que no tendría problemas frente a ello. No obstante, había notado un pequeño matiz distinto, muy sutil para el ojo humano corriente, pero lo suficiente como para que alguien con la vista del pirata pudiera notarlo.

La onda había continuado su camino, creando un precioso surco de tierra en el suelo de apenas diez centímetros de ancho, que había llegado a cortar algunos árboles antes de desvanecerse, convirtiendo su ferocidad en una ligera brisa que quizá llegaría a mecer los cabellos de alguna joven del público que coreara su nombre. Thawne le habló, y en el momento en el que lo hizo el pirata sabía que iba a comenzar la fiesta.

De sus piernas salieron dos poderosas ondas cortantes, similares a las que él podía hacer con sus espadas, Rankyaku lo habían llamado los perros del gobierno a los que se había enfrentado en el pasado. Zane, sin pronunciar palabra alguna, con la mirada fija en los movimientos de su oponente, flexionó sus rodillas y se impulsó hacia el cielo con todas sus fuerzas, creando dos pequeñas cavidades en el terreno de juego antes de salir despedido por los aires, para luego hacer aparecer en su espalda dos preciosas alas de un vivo rojo carmesí que lo dejó suspendido en el aire.

—Veo que no te andas con tonterías —le dijo en voz alta, desde aproximadamente cinco metros de altura, pero asegurándose de que el aspirante a criminal le escuchara—. Así que creo que es hora de entrar en calor…

En la cara del pirata se pudo ver que estaba hablando de forma literal, dado que su cuerpo comenzó a sufrir una metamorfosis que los espectadores ya habían contemplado hacía pocos días, pero que estaba dispuestos a volver a enseñarles. El cuerpo del pelirrojo fue aumentando de tamaño de forma gradual en escasas décimas de segundo, volviéndose la combinación perfecta entre el espíritu del demonio animal que residía en su interior y su forma humana. Sus manos se volvieron afiladas garras de ave, al igual que sus pies. Todo su cuerpo se cubrió con un manto de plumas rojizas que emanaban calor propio, mientras que sus ojos se rasgaron como los de un ave rapaz que está en busca de su presa. Continuaba con la novena hoja fiordiana en su cinturón, esperando no tener que desenfundarla, aunque de hacerlo que se prepara su oponente.

Señaló con Izanami a su oponente y, usando fuego en su tren trasero para impulsarse, descendió moderadamente tratando de alcanzar a su enemigo. El suzaku estaba completamente envuelto en ardientes llamas, a una intensidad que pocos eran capaces de soportar —a la mitad de lo que podría generar a su nivel—, con la firme intención de intentar propinarle un fuerte placaje, que de ser bloqueado usaría para rápidamente tratar de clavarle la hoja de su preciada arma en un costado.

Era un ataque sencillo, sí, pero esto acababa de empezar.


Habilidades Pasivas:
Tiene las mismas aptitudes y capacidades en su forma híbrida que en completa.
Stats base: Fuerza rango 13, Resistencia rango 12, Destreza rango 12, Velocidad rango 8 y Agilidad rango 7.

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 1055089496¡¡Invitado, yo traeré el exhibicionismo al foro!![Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 1055089496
[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 1UPBSse

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 3cgcSCf

Detrás de un capitán impulsivo siempre hay un segundo de abordo que le corta el rollo:
[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin LTLexFa

Foto de Familia:
[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin Q4XpUPu

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin Fb8aMCq

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin EB1rOPl
Zane D. Kenshin
Zane D. Kenshin

Mensajes : 2171
Fecha de inscripción : 25/06/2015
Edad : 28
Localización : El lugar donde nacen los sueños (?)

Hoja de personaje
Nivel:
[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 3qaWnZm131/150[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 9h2PZk8  (131/150)
Experiencia:
[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 3qaWnZm481013/1000000[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 9h2PZk8  (481013/1000000)
Berries: 203.500.000

https://www.onepiece-definitiverol.com/t23490-zane-d-kenshin-el-

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin W4pbZri

Volver arriba Ir abajo

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin Empty Re: [Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin

Mensaje por AEG93 el Miér 25 Mar 2020 - 14:19

El poder del pelirrojo quedó claramente patente cuando con un simple salto creó dos pequeños cráteres en el suelo. Se elevó tanto que pasó por encima de sus Rankyakus sin dificultad. Una vez en las alturas su cuerpo mutó, desarrollando dos grandes alas y convirtiendo sus extremidades en garras de ave. Esta metamorfosis, junto a su poder ígneo, dejaba clara una cosa. Tan solo podía tratarse de alguien que, como él, había consumido una fruta del diablo de tipo Zoan Mítica, el más raro y poderoso de todos. No cabía duda de que aquel combate iba a ser tremendamente interesante.

En cuanto vio la transformación de su adversario Thawne empezó a cambiar también. Su cuerpo creció hasta alcanzar la respetable altura de dos metros y medio y se cubrió por completo de un brillante pelaje gris. Sus músculos se ensancharon aún más, y sus manos giraron hasta que las palmas quedaron mirando hacia fuera al tiempo que de sus dedos brotaban afiladas garras. Su rostro tomó el aspecto de un tigre, con pupilas afiladas y puntiagudos colmillos. Había llegado el momento de mostrar el poder del Rákshasa.

Su oponente se dejó entonces caer sobre él con la punta de su espada por delante y envuelto en llamas, como si de un meteorito viviente se tratase. Su acometida era sin lugar a dudas tremendamente peligrosa, y el calvo tenía claro que no podía dejarse alcanzar por ella. Aún así se trataba de un ataque muy predecible, por lo que evitarlo no debería de resultarle tampoco una tarea excesivamente complicada, como probablemente tampoco lo sería contraatacar al mismo tiempo.

El antiguo agente, haciendo uso de otra de las extremadamente útiles técnicas aprendidas y perfeccionadas durante sus años en el Cipher Pol, relajó sus músculos. En el momento preciso dejó sus articulaciones libres de toda tensión, siendo capaz de realizar movimientos imposibles para una persona normal. Doblando el costado lateralmente hacia la izquierda y girando sobre sus talones en la misma dirección al tiempo que daba un paso hacia delante evitó la espada y el cuerpo de Kenshin, quedando situado a su lado. Cubriendo su cuerpo en una negra armadura lanzó su brazo izquierdo  hacia el costado de su rival a una velocidad muy superior a la de una bala. Dos afiladas cuchillas emergieron de su muñeca, aumentando notablemente el poder de su Shigan.

En ese momento el dolor le invadió. La hoja del pirata, una vez finalizada su embestida, había volado lateralmente hasta impactar en su costado y penetrado ligeramente en la carne, pillándole con la guardia baja con un movimiento que no esperaba. La negra armadura de su voluntad, así como el particular tejido de su querido traje, le habían salvado de sufrir daños aún peores, pero aún así el impacto había sido muy doloroso y probablemente lo suficientemente contundente para fisurar alguna de sus costillas. Un ligero hilo de sangre se intuyó bajo la negra chaqueta. Menos mal que aquella maravilla de la sastrería además de ser elegante resultaba una protección de increíble eficacia contra armas cortantes, de lo contrario cada vez que combatía a un espadachín con las manos desnudas su desventaja resultaría evidente.

Hubiera logrado impactar con su Shigan amplificado con las cuchillas o no el agente utilizaría su mano libre para lanzar un zarpazo a la espalda del pelirrojo que serviría tanto a modo de ataque como para impulsarse y crear algo de distancia entre ambos. Sus garras, aún cubiertas como el resto de su cuerpo por su Haki, segregaban un poderoso veneno. El felino que esperaba que entre este y el Kairoseki de sus cuchillas pudiese ir minando el sobrecogedor poder físico del pelirrojo, al que en estos momentos Thawne había pasado a considerar su igual en este aspecto.

Aclaración:
- Garras extensibles de Kairoseki al 90% (objeto "Brazaletes Tigre").
- Para ver las propiedades del traje ver "BSF (Barney Stinson's Favourite)".
- Tanto el Kami-e Mítico como el Shigan Épico están en "Rokushiki".
- Haki Armadura Rango 7 con endurecimiento en todo el cuerpo, aptitud Armadura y modalidad "Hard As Hell".
- El veneno aparece descrito en la tabla de Akuma.
AEG93
AEG93

Mensajes : 922
Fecha de inscripción : 26/07/2017
Edad : 27

Hoja de personaje
Nivel:
[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 3qaWnZm61/150[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 9h2PZk8  (61/150)
Experiencia:
[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 3qaWnZm55870/1000000[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 9h2PZk8  (55870/1000000)
Berries: 157.000.000


[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin EpNalBu

Volver arriba Ir abajo

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin Empty Re: [Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin

Mensaje por Zane D. Kenshin el Jue 26 Mar 2020 - 14:04

NOTA PARA EL MODERADOR:
Como en mi anterior post, puse que la estocada se la daba si me bloqueaba y no me ha bloqueado, ese ataque queda anulao.

La ingente cantidad de llamas que envolvía el cuerpo del suzaku había comenzado a alterar la temperatura ambiente en un amplio radio a su alrededor, llegando a crear un camino de llamas que dibujaba la trayectoria descendente que había tomado hasta llegar a su contrincante. El estadio gritó estruendosamente de la emoción de ver algo como aquello, pues no todos los días alguien podía ver a una persona capaz de controlar el fuego de esa manera. Sin embargo, el pelirrojo no tenía tiempo para atender a su público, es más, su atención primaba sobre el rival que tenía frente a él.

Mantuvo los ojos abiertos en todo momento, esperando el momento crucial para darle una estocada ardiente. Sin embargo, el antiguo agente corroboró lo que sospechaba: prefería esquivar a bloquear ataques directos, y eso solo podía significar dos cosas. La primera que no era muy resistente, y la segunda que quizá no quisiera mancharse el traje. Estando ya a la altura de pelón, pudo contemplar como la elasticidad de su cuerpo era absurdamente extraordinaria, pudiendo competir con la con la de las flexibles bailarinas del ballet del reino de Roshwan.

El hombre —o más concretamente la bestia, pues se había transformado en un felino de gran tamaño— había girado sobre sí mismo, haciendo un giro de trescientos sesenta grados aprovechando la velocidad a la que se desplazaba el pirata, para colocarse magistralmente en su costado diestro. «Su puta madre», pensó en una milésima de segundo, para aprovechar el brazo que había preparado para haberle dado una estocada para bloquear su ataque. Fue un colosal golpe, que pudo obstaculizar gracias al brazal que protegía su antebrazo, notando como alguna de sus fibras musculares se rompían en el proceso. Al recibirlo de aquella forma, pudo comprobar dos cosas: la primera, y la más extraña, que su oponente poseía unas extrañas cuchillas de un color que le resultaba demasiado familiar. Y la segunda, aunque no por ello menos importante, que su oponente tenía una fuerza equiparable a la suya. Y mientras del golpe emergía una poderosa onda de choque, cuya fuerza lo envió por los aires hasta chocar con los árboles que había a su alrededor, alejándole de su oponente lo suficiente como para poder pensar en su siguiente movimiento. No obstante, el pirata no pudo evitar sonreír de la emoción.

—Calvo de mierda —maldijo Zane, mientras se levantaba entre los restos de los árboles que su cuerpo había destrozado con el impacto—. Creo que voy a tener que tomármelo más en serio —se dijo, observando cómo había arañado el baño de pintura que lacaba su brazal.

Tenía un ligero malestar en su brazo y en su espalda, mas sabía que con algo de tiempo las heridas recibidas se sanarían de un momento a otro por si solas. Aún podía sujetar su katana, y eso era algo positivo. Se había percatado de que tenía frente a él a un contendiente poderoso al que debía tomar en serio. Quizá fuera un torneo, pero su honor como pirata estaba en juego; y más cuando se trataba de un supuesto traidor al gobierno mundial. ¿Sería eso cierto? Tampoco importaba mucho.

Sus rasgados ojos se tornaron de un precioso y brillante color dorado, mientras que todas y cada una de las plumas que envolvían su cuerpo se prendían en un mar de llamas que parecían arder con la intensidad del mismo sol. A su alrededor emergió un torbellino de fuego que fue girando a gran velocidad, expandiendo las llamas por todos los árboles que había cerca, haciendo que aquel verdoso terreno se volviera un infiero sobre la faz de la tierra. El fuego se fue propagando a mucha velocidad, llegando a incendiar casi todo el campo, a excepción de algunas zonas en los extremos de la arena de combate, volviéndose el entorno natural del pirata.

Una vez ocurrió eso, aleteó con fuerza hasta situarse de nuevo a varios metros de su contrincante. Se elevó hasta ocupar el centro neurálgico de aquel grandioso coliseo que habían construido para que se luciera, y clavó la mirada sobre su oponente. Aquel hombre era eficaz sobre la tierra, pero ¿cómo sería en el reino alado de los cielos que él gobernaba?

—Demuéstrame lo que tienes, gatito.

Nunca se había a atrevido a hacer lo que tenía en mente en ese momento, pues solía ser algo peligroso para alguien que no tolerara bien las altas temperaturas, pero en un torneo como aquel lo importante era dar espectáculo, y él era el showman que todo público deseaba. Es por ello, que haciendo gala de lo que mejor sabía hacer, aprovechó el poder que le otorgaba aquella ancestral transformación de su demonio interior, a la que él en un acto de soberbia la había denominado como el rey del Sur, se deshizo de todas y cada una de las ardientes plumas que envolvían tanto su musculado torso como sus extremidades, para que llegado el momento explotaran cada una en un mar de llamas que con suerte terminarían por quemar al supuesto criminal.

De tal forma, a medida que un fulgor rojizo hacía que emergieran casi al instante un nuevo plumaje ígneo alrededor del pirata, su garra izquierda fue directa a la empuñadura de la la novena hoja fiordiana, con la que hizo un ademán en el aire, para luego adoptar con la elegancia de un samurái una guardia neutra, adelantando su brazo zurdo, a unos escasos quince metros de altura. Desde allí miraba a su oponente, con algo parecido a una sonrisa en su hibridizado rostro. De una forma u otra estaba diciéndole que fuera hasta él, pues esto solo acababa de comenzar en ese preciso instante.


Habilidades Pasivas:
Tiene las mismas aptitudes y capacidades en su forma híbrida que en completa.
Stats base: Fuerza rango 13, Resistencia rango 12, Destreza rango 12, Velocidad rango 8 y Agilidad rango 7.

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 1055089496¡¡Invitado, yo traeré el exhibicionismo al foro!![Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 1055089496
[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 1UPBSse

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 3cgcSCf

Detrás de un capitán impulsivo siempre hay un segundo de abordo que le corta el rollo:
[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin LTLexFa

Foto de Familia:
[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin Q4XpUPu

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin Fb8aMCq

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin EB1rOPl
Zane D. Kenshin
Zane D. Kenshin

Mensajes : 2171
Fecha de inscripción : 25/06/2015
Edad : 28
Localización : El lugar donde nacen los sueños (?)

Hoja de personaje
Nivel:
[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 3qaWnZm131/150[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 9h2PZk8  (131/150)
Experiencia:
[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 3qaWnZm481013/1000000[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 9h2PZk8  (481013/1000000)
Berries: 203.500.000

https://www.onepiece-definitiverol.com/t23490-zane-d-kenshin-el-

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin W4pbZri

Volver arriba Ir abajo

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin Empty Re: [Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin

Mensaje por AEG93 el Vie 27 Mar 2020 - 14:07

Nota para el moderador:
De acuerdo con lo escrito por Zane en su último post, los daños asumidos en mi anterior post quedan anulados ya que corresponden al golpe anulado.

El espadachín reaccionó a una velocidad increíble y detuvo su ataque con la protección que cubría su antebrazo. Esta debía de ser de una calidad totalmente fuera de lo común, pues apenas fue mellada por el Kairoseki puro, incluso habiendo utilizado Haki. Al estar en el aire, la onda de choque generada por su ataque no solo le golpeó, sino que le envió a varios metros de distancia, permitiéndole esquivar involuntariamente su zarpazo posterior.

El hombre pájaro comenzó en ese momento a mutar nuevamente, aunque esta vez los cambios fueron menos notorios. Tan solo el color sus iris y la longitud de sus alas, aparte de que su cuerpo quedó recubierto de lo que parecían plumas ígneas. Su aspecto era realmente majestuoso, un ave de fuego en toda su gloria. Pero el calvo estaba completamente convencido de que aquellas plumas ardientes no son eran bonitas, sino sobre todo muy peligrosas. Para colmo un torbellino de fuego envolvió al pirata y se expandió por la mayor parte del campo, quemando la hierba a su paso. Tan solo un par de áreas en las esquinas y algún árbol aislado quedó con vida. La habilidad para manejar el fuego del pelirrojo estaba resultando muy problemática, y seguramente fuese a serlo aún más durante el resto del combate. Por suerte para él su traje era ignífugo, aunque eso no se aplicaba a sus manos, pies y cabeza, que no estaban cubiertos por el mismo.

Dispuesto a hacer frente a esta nueva forma del pirata, el calvo apretó los puños y se concentró durante un instante en su propio cuerpo. El Rokushiki no era solo un estilo de combate. Era una disciplina de entrenamiento, una forma de vida. Su práctica, si se ponía el suficiente empeño, otorgaba un control absoluto sobre el propio cuerpo. Y Thawne había entrenado más que nadie. Su corazón aumentó la potencia de cada latido mientras sus arterias se distendían para acoger una mayor cantidad de sangre. La velocidad de paso de esta por los vasos sanguíneos aumentó notablemente, ayudada por pequeñas contracciones musculares a lo largo de todo su recorrido. Pronto su cuerpo, al aumentar su metabolismo, elevó su temperatura, y un ligero vaho comenzó a nacer de él. Que le quedase claro al pelirrojo que no era el único que sabía cómo calentar la situación.

Sintiendo cómo sus capacidades físicas aumentaban aún más gracias a esta intensificación y optimización de su metabolismo, observó cómo las plumas que cubrían el cuerpo de Zane se desprendían de este y se expandían a su alrededor. Aquello no daba buena espina. El felino aceleró bruscamente, utilizando en esta ocasión la máxima velocidad que su intenso conocimiento del Rokushiki le otorgaba. Comenzó a moverse en dirección al pirata, girando ligeramente cada vez que una pluma se acercaba a él. Sin embargo eran tantas que aquello pronto se convirtió en una tarea titánica. Las primeras explosiones las evitó sobradamente, pero al final ya resultaba realmente difícil incluso recurriendo no solo a su enorme velocidad, sino a la flexibilidad que el Kami-e le otorgaba. Afortunadamente ninguna le dio de lleno, ya que al menos consiguió apartarse siempre ligeramente de su trayectoria, pero la periferia de la llamarada generada por su explosión le alcanzó en cinco ocasiones. Su traje evitó que se quemase, pero el impacto de la onda expansiva era doloroso, y en la última de las explosiones no tuvo tiempo de cubrirse del todo, lo que le granjeó una fea quemadura en el dorso de la mano derecha.

El calvo, sudando y dolorido, se detuvo y miró fijamente a su adversario. Su cuerpo ya había sido cubierto de nuevo por aquellas plumas ardientes, lo que hacía que la posibilidad de que volviese a lanzarlas como acababa de hacer estuviese ahí. Tenía que reconocerlo, su poder era realmente abrumador. Por primera vez en muchísimo tiempo sintió que un oponente estaba completamente a su nivel, si no ligeramente por encima. No, eso nunca lo pensaría. Por encima suyo no había nadie, e iba a demostrárselo tanto a Zane como al mundo entero.

Se acarició suavemente la zona quemada, sin pelo y enrojecida, en un vano intento de aliviar el dolor. A su alrededor surgieron once figuras idénticas a la suya hasta en la forma de la quemadura que acababa de sufrir. Incluso emitían el mismo vapor de agua. O parecían hacerlo, dado que no eran sino ilusiones, reflejos de sí mismo en el aire. Pero eran más que suficiente para generar un importante grado de confusión en cualquier adversario.

Acto seguido dio un fuerte pisotón en el aire, elevándose en este. Sus clones hicieron lo propio al mismo tiempo, y las doce figuras se dirigieron hacia el pirata por el aire a gran velocidad, entrelazando sus trayectorias continuamente de forma que no hubiera manera de saber cuál era la verdadera. Una vez llegaran allí, girando alrededor del pirata, comenzarían a atacar de una en una, de dos en dos o incluso tres o cuatro de ellas a un tiempo, escondiéndose después en las copas de alguno de los escasos árboles restantes o simplemente retrocediendo unos metros, continuando con el incesante intercambio de posiciones entre todas las figuras. Y entre todas esas acometidas, la mayoría de las cuales pasarían a través del pelirrojo sin dañarle al ser llevadas a cabo por simples ilusiones, habría tres ataques verdaderos.

El primero sería un ataque desde el lateral izquierdo de su rival, consistente en un poderoso directo dirigido al ángulo mandibular del espadachín. Su puño, cubierto por una brillante armadura negra, buscaría desencajar su mandíbula por completo. Una figura atacaría desde el frente al mismo tiempo.

Para el segundo ataque él llegaría desde el frente, con tres clones embistiendo por izquierda, derecha y detrás del pelirrojo. Un Shigan, también con su mano protegida por el endurecimiento, que buscaría acertar en la arteria femoral derecha un poco por debajo de la ingle. Una de las arterias que mejor combinaba flujo sanguíneo y accesibilidad, ideal para debilitar progresivamente a un enemigo hasta que finalmente se desangrase.

Por último llegaría desde atrás, con un clon atacando desde delante y otro desde el lado izquierdo. El movimiento elegido sería un zarpazo que trataría de desgarrar la espalda del espadachín justo por debajo de las escápulas. De nuevo utilizaría la armadura creada por el poder de su espíritu, de su voluntad de vencer. El Señor de la Piratería tendría a su favor el poder del fuego, pero no podía competir con sus artes para el engaño y la velocidad y contundencia de sus golpes. Nadie podía.

Cosas:
- Seimei Kikkan: Shatai Kasokudo, asalto 1/5.
- Mind Clones, asalto 1/5.
AEG93
AEG93

Mensajes : 922
Fecha de inscripción : 26/07/2017
Edad : 27

Hoja de personaje
Nivel:
[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 3qaWnZm61/150[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 9h2PZk8  (61/150)
Experiencia:
[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 3qaWnZm55870/1000000[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 9h2PZk8  (55870/1000000)
Berries: 157.000.000


[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin EpNalBu

Volver arriba Ir abajo

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin Empty Re: [Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin

Mensaje por Zane D. Kenshin el Sáb 28 Mar 2020 - 15:03

«Como me gusta esto», se dijo el pelirrojo, mientras contemplaba con supremacía como el idílico paisaje que era aquel estadio se había convertido rápidamente en un infierno de fuego y humo desde los cielos. Las candentes llamas se había ido propagando con demasiada rapidez, consiguiendo abarcar todos y cada uno de los rincones de la pista de combate que estaba en el área central del campo de batalla, avanzando sin medida acabando con toda vida vegetal. Los espectadores que estaban en primera fila en las gradas estaban alejando del fuego, por miedo a ser consumido por las llamas. La temperatura era alta, quizás demasiado para alguien normal. Sin embargo, una pregunta azotó la cabeza del pirata: ¿era su contrincante una persona normal?

Las plumas que habían salido disparadas de su cuerpo explotaron, creando una nube de fuego humeante no pareció haberle hecho mucho daño a su contrincante. ¿En serio había escapado de ese infierno con apenas unos rasguños? Así era, ni tan siquiera su traje parecía haberse chamuscado. Una vez acabara todo eso tendría que preguntarle en qué lugar lo había comprado, o al menos el material del que estaba fabricado.

—Eres peor que un resfriado mal curado —le dijo al pelón, mientras las columnas humeantes producidas por los árboles quemados seguían ascendiendo sin cesar, abarcando ya casi todo el estadio, aunque siendo más denso en el centro. A la altura en la que se encontraba el humo aun permita una ligera visibilidad, mas su vista de ave rapaz parecía no verse afectada —dado que no era la primera vez que se veía en un entorno como ese—. Tenía los ojos puesto en Thawne, pues no confiaba en lo que pudiera hacer. Era rápido y, al parecer, resistente al fuego. ¿Qué otra sorpresa le tendría guardada aquel interesante sujeto? Hasta ese momento el pirata estaba combatiendo por el mero lujo de entretener, sin embargo, algo en su interior le decía que su contrincante lo hacía para ganar. ¡Qué coño! Él también quería ganar, pero también quería lucirse y dar espectáculo.

Fue en ese momento, cuando por arte de magia, el cuerpo de aquel sujeto se dividió en muchos otros. Uno, dos, tres…, ¡Once! Habían surgido once duplicaciones repartidos por el campo.

—¡Vamos! —se quejó—. ¿En serio? No me jodas.

El pirata apretó las empuñaduras de sus espadas, notando como la molestia de su brazo comenzaba a desaparecer progresivamente gracias a sus poderes regenerativos, al igual que el dolor de su espalda.

El supuesto agente del gobierno, haciendo gala de otras de las famosas técnicas del estilo de combate del gobierno mundial, se elevó en el aire seguido de su ejército de clones y comenzaron a moverse por el terreno que estaba a su alrededor. El pirata dio pequeños aleteos, girando sobre sí mismo e intentando encontrar cual era el verdadero. Lo intentó durante un instante con su mantra, peor todos y cada uno de ellos emitía la misma ahora. ¿En serio tenía la capacidad de crear duplicaciones de sí mismo? Siendo un gato grande, la única opción que venía a su cabeza era la de una zoan mitológica. Eso o que era una persona que había aprendido el noble arte del ninjutsu wanense, aunque nunca había oído de ninjas que crearan clones reales.

A su mente vinieron uno de los tantos consejos que su abuelo le había dado durante su arduo entrenamiento en el país de Wano. «Si lo imposible parece posible, tan solo puedes confiar en tus instintos más primarios». No es que su abuelo fuera una persona muy explícita a la hora de dar consejos, casi todos tenían algún significado oculto, pero el pirata lo que entendió en su día era que confiara en sus sentidos, porque no había nada más primario que eso

Clavó su vista en los movimientos de todos, intentando ver algo distinto en cada uno de ellos. Alguna malformación, que uno fuera relativamente más gordo o excesivamente más alto, alguna señal que le dijera cuál de ellos podría ser el original, pero nada. Todos  eran exactamente iguales. Durante un instante pensó en convertir todo en un mar de llamas y destruir el estadio a su paso, ¿pero entraría eso entre las normas del torneo? Seguramente no. Y entonces se percató de algo.

Desde su perspectiva, tenía una visión del terreno muy amplia. A medida que los múltiples supuestos criminales comenzaban a moverse por todo el campo, cambiando de un lugar a otro, el suzaku se dio cuenta de que el humo no se movía; o, al menos, no con todos. Al estar girando sobre él, desplazándose a gran velocidad, pudo notar como el humo seguía la estela de uno de ellos al ir de un lugar al otro. «Te tengo», se dijo, centrando sus sentidos en la copia que trasladaba el humo a medida que se movía, al mismo tiempo que su cuerpo se fue tornando de un color negro metalizado junto a sus armas y sus llamas, a la par que iba girando en el aire intentando tenerlo de frente.

Mientras se estuviera volando él sería el dueño del combate, y eso tenía que demostrárselo.

Sus sentidos estaban completamente fijados en aquella sombra, que no solo mecía el humo a su paso, sino que también agitaba el aire a su alrededor. Y fue en ese preciso momento, cuando Thawne lanzó su acometida. Uno venía desde su izquierda, mientras que el otro se aproximaba de frente. Tan solo uno de ellos era capaz de agitar el humeante ambiente en el que se encontraba y, en el momento en el que estuvo lo suficientemente cerca, a medida que una barrera invisible de haki de armadura surgía alrededor de su emplumado cuerpo —Hakai Shoheki—, realizó un movimiento lateral esquivando su ataque, reclinándose también hacia atrás, a lo que respondió con un intento de hacerle un corte en su brazo. Sin saber si le había dado o no, su oponente desapareció, aunque no tardó nada en volver contra él.

Para desgracia del pirata, esa vez no se percató en seguir el movimiento de humo, y en un instante se vio rodeado de gatos grises con intenciones hostiles. No tenía tiempo para pensar, así que se limitó a actuar de la mejor forma posible, girando sobre sí mismo mientras ampliaba la barrera de haki que, en un instante, fue destruida por su enemigo.

En ese momento se excitó, notaba como el corazón se palpitaba con fuerza, bombeando su sangre a un ritmo vertiginoso. Al fin un contrincante con el que no tenía que contenerse lo más mínimo. Nuevamente, en menos de lo que dura un suspiro, volvió a arremeter contra el pirata, elevó ambos brazos, ninguno de los de veían de frente había movido la humareda al acercarse, mas notó como el aire se movía tras él. Giró la cabeza, y lo contempló como si estuviera a cámara lenta. Un grandioso tigre antropomorfo dispuesto a atacarlo. Giró sobre sí mismo, y ayudado por su guantelete desvió su mano, con toda su fuerza. El golpe era contundente, y de haberle dado seguramente le habría hecho muchísimo daño, pero ahora lo tenía cerca y era su momento de atacar. Se envolvió en fuego en un instante, llegando a expulsarlo de forma circular por todos los rincones de su cuerpo, mientras comenzaba a propinarle un espadazo tras otro sin césar ni un instante. ¿Si su oponente intentaba huir? Iría tras él, pues tenía la ventaja de encontrarse sobre sobre los cielos.

Por cada espadazo una llamarada salía, y en poco tiempo el fuego que le rodeaba se tornaba de un color azulado tan bello como el cielo de la mañana, logrando que la intensidad de su fuego sobrepasaras los límites naturales de su fruta del diablo hasta duplicarse. Su el fuego que lo rodeaba, en ese momento a casi tres mil grados de temperatura, era un arma propiamente dicha. ¿Qué se acercaba más de lo debido? Acabaría con quemaduras que le impedirían luchar. Ese era su plan. Aquel era su verdadero estilo de pelea, el que le había convertido en el guerrero que todos conocían como descamisetado.

—Espero que estés preparado para luchar en el infierno.

E intentó lanzarle una gigantesca llamarada a la cara, para después volver a ascender.


Habilidades Pasivas:
Tiene las mismas aptitudes y capacidades en su forma híbrida que en completa.
Stats base: Fuerza rango 13, Resistencia rango 12, Destreza rango 12, Velocidad rango 8 y Agilidad rango 7.

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 1055089496¡¡Invitado, yo traeré el exhibicionismo al foro!![Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 1055089496
[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 1UPBSse

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 3cgcSCf

Detrás de un capitán impulsivo siempre hay un segundo de abordo que le corta el rollo:
[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin LTLexFa

Foto de Familia:
[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin Q4XpUPu

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin Fb8aMCq

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin EB1rOPl
Zane D. Kenshin
Zane D. Kenshin

Mensajes : 2171
Fecha de inscripción : 25/06/2015
Edad : 28
Localización : El lugar donde nacen los sueños (?)

Hoja de personaje
Nivel:
[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 3qaWnZm131/150[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 9h2PZk8  (131/150)
Experiencia:
[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 3qaWnZm481013/1000000[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 9h2PZk8  (481013/1000000)
Berries: 203.500.000

https://www.onepiece-definitiverol.com/t23490-zane-d-kenshin-el-

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin W4pbZri

Volver arriba Ir abajo

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin Empty Re: [Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin

Mensaje por AEG93 el Dom 29 Mar 2020 - 7:34

El pirata reaccionó de forma muy rápida a su primer envite, evitándolo y lanzando un espadazo que rasgó casi por completo su brazalete derecho. Thawne suspiró. De no ser por dicha protección probablemente ahora tendría una fea herida en el antebrazo. Pero, ¿cómo había sabido cuál era el original y cuáles las ilusiones? Si hasta emitían la misma aura. El felino no entendía lo que ocurría. Además, para complicar las cosas, parecía que "El Descamisetado" era una de las poquísimas personas en el mundo a las que la simple visión de su aura no les causaba un profundo terror. Desde luego aquel hombre era el rival más poderoso al que se había enfrentado nunca.

Sus dos siguientes acometidas tampoco tuvieron más éxito, pues aunque en la primera ocasión el pirata no logró averiguar cuál de todas las figuras era la real su barrera de Haki evitó que fuese dañado. Sin embargo el ataque del calvo destruyó dicha protección, dejando al pelirrojo sin poder utilizarla de nuevo durante unos segundos. Debía aprovecharlo, y en su tercera carga por un momento creyó tener la victoria en sus manos, pero el corsario se giró a gran velocidad y  detuvo el golpe con su brazalete. Este se quebró al recibir el impacto, pero nuevamente su propietario salió ileso.

¿Cómo estaba averiguando el pelirrojo cuál era el verdadero Thawne? Era imposible, incluso el vapor que salía de su cuerpo debido a su técnica era el mismo. Hasta el arañazo en su brazalete había sido copiado al instante por sus once clones. Todo lo que había en su cuerpo era exactamente idéntico, así que debía de tratarse de algo externo. Fue entonces cuando se dio cuenta. El pirata era mucho más inteligente de lo que uno podía pensar en un primer momento. Estaba usando el maldito humo para saber dónde estaba. Tan solo alguien que ocupaba realmente un lugar en el espacio y que tenía un peso concreto movería el humo del ambiente a su paso. Además, debido a la quema de las copas de los árboles, este era más denso a unos metros de altura, donde se encontraban tanto Thawne como Zane. Este aprovechó el momento para realizar una explosión de llamas y lanzarse a la carga. El antiguo agente apenas tuvo tiempo de llevarse la mano derecha al medallón de su familia e impulsarse con ambos pies hacia abajo. Los nanobots del colgante utilizaron toda su energía para crear un escudo que detuvo la explosión de llamas. El impulso le dio el tiempo necesario para proyectar cinco puñetazos en línea recta hacia el pelirrojo, tratando de detener su avance. Se sabía con ventaja en lo que a fuerza física respectaba, pues ya lo había podido comprobar durante el tiempo que llevaban de combate, y esperaba poder detener su avance con ello.

El calvo, ya en el suelo, continuó moviéndose sin cesar utilizando su veloz Soru y proyectando sus puñetazos hacia el pirata con el objetivo tanto de ir dañándole como de mantenerle a una distancia prudencial. Allí había mucho menos humo, pues la hierba era ya en su mayoría ceniza. El terreno era ahora yermo y muerto salvo en las zonas más periféricas, y lo que continuaba ardiendo eran los árboles, que se asemejaban a enormes antorchas. Había cierta belleza en aquel paisaje, tenía que reconocerlo. Una belleza terrible, pero no por ello menos sobrecogedora.

Con sus agudos y nictálopes ojos de felino podía ver bien a través del humo, igual que en la más negra de las noches. Así pudo observar cómo el color de las llamas que envolvían al pirata se volvían progresivamente de un intenso azul. La temperatura en el ambiente aumentó significativamente, lo que sin lugar a dudas quería decir que aquellas llamas azuladas, pese a su frío color, ardían con una intensidad muy superior a las habituales. Parecía que Zane no se estaba guardando nada, lo que hizo que el antiguo agente tuviese aún más ganas de vencer aquel combate.

- Para que pruebe tus llamas primero tendrás que ser capaz de acercarte a mí. - Dijo, en un intento de provocar al pirata para que se lanzase con aún más ahínco a por él y descuidase su defensa.

Intercambiando su posición continuamente con sus clones a una velocidad tan elevada que resultaría imposible a simple vista seguir a ninguna de las figuras, el calvo seguiría proyectando puñetazos hacia el espadachín buscando mantenerle siempre a una distancia segura de en torno a veinte o treinta metros. Permanecer fuera del alcance de aquellas llamas azules era prioritario, y además poseía la fuerza suficiente para causar gravísimos daños a aquella distancia e incluso desde más lejos.

Aclaración para el moderador:
- La capacidad de reaccionar atacando a la vez que me defiendo, la cantidad de ataques que puedo lanzar y el poder y alcance de mis puñetazos proyectados se pueden valorar fácilmente teniendo en cuenta esto: Fuerza (Maestría Potencia) Rango 18 y Agilidad (Maestría Coordinación) Rango 15. Además para la resistencia física y al cansancio: Resistencia (Maestría Aguante) Rango 14.
- A tener en cuenta que los movimientos en el aire (Geppou) son a 50 m/s y en tierra a 80 m/s y pudiendo alterar mi trayectoria como quiera (Soru).
AEG93
AEG93

Mensajes : 922
Fecha de inscripción : 26/07/2017
Edad : 27

Hoja de personaje
Nivel:
[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 3qaWnZm61/150[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 9h2PZk8  (61/150)
Experiencia:
[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 3qaWnZm55870/1000000[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 9h2PZk8  (55870/1000000)
Berries: 157.000.000


[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin EpNalBu

Volver arriba Ir abajo

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin Empty Re: [Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin

Mensaje por Zane D. Kenshin el Lun 30 Mar 2020 - 16:14

Zane estaba que ardía de la emoción; literalmente. Los poderes curativos que le otorgaba su fruta del diablo habían hecho efecto en sus heridas, y apenas sentía algo más allá de una pequeña molestia. Sus golpes golpeaban con súbita fuerza a al rival, pero una especie de barrera emergió a su alrededor. «¿Qué coño?», se sorprendió, mientras generaba una gran cantidad de fuego a su alrededor y su contrincante reculaba.

Lanzó una lluvia de puñetazos que chocaron contra sus preciadas katanas envueltas en llamas. Aquello era un infierno, y el pirata no era capaz de entender como su rival era capaz de aguantar tan combatir en un entorno como aquel. Con cada choque la velocidad el pirata se redujo, hasta el punto que su rival pudo tocar el suelo y desapareció como por arte de magia, escuchándose el indistinguible sonido del soru.

Aprovechando la velocidad en la que se movía, el pirata ascendió hasta colocarse en la cima del estadio, a casi cuarenta metros de altura. Todos sus sentidos estaban fijos en el terreno de juego, cuyo humo parecía volver a moverse a gran velocidad. Fue en ese momento, cuando una nube de humo se disipó de golpe, dividiendo un metro cuadrado del mismo. El pirata pesos sus espadas en cruz para bloquearlo. Sentía como sus brazos iban cediendo debido a la fuerza del golpe, y agitando su ala derecha se echó a un lado. Los brazos le temblaban y era capaz de escuchar, no solo los insultos de algunos de los espectadores, sino el latir de su corazón a un ritmo vertiginoso.

Sin embargo, el ataque de su contrincante no cesaba. Una onda tras otra venía, así que la única opción que tenía era volar alrededor del estadio a gran velocidad mientras se dedicaba a hacerlo. Eran ondas potentes y poderosas, pero su velocidad lanzando ataques no podía competir con la de un usuario en pleno vuelo. Una vez cesó en su intento, el pirata se postró nuevamente sobre los cielos. Mirando a su contrincante fijamente. Había muchos de ellos, así que no tenía muy claro cuál era el original. Por esa razón, comenzó a hacer una pequeña danza en el aire. Era como especie de bailarina de ballet, pero con movimientos más toscos y menos agraciados. Mientras hacía eso, una extraña energía rosada comenzó a envolverle y llegado a cierto momento se paró. Llevó su brazo derecho a la espalda, mientras que el izquierdo estaba delante. Cada uno de sus brazos estaba en una posición de noventa grados, completamente envueltos de un aura rosácea.

Okama Samurái Kenpo… —E hizo un giro que le habían enseñado en el reino Kamakka, concretamente un fouetté. En el cual toda la energía fue llevada a sus espadas y trató una doble onda cortante de color rosita, con una capacidad destructiva capaz de destrozar una flota entera de barcos. Las ondas comenzaron a girar de forma circular, encerrando cada vez más a su oponente antes de darle el golpe final—. ¡Okama Saibansho!.

«Me ha forzado a usar una de esas técnicas…», se lamentó, sintiendo un gran bochorno personal al sentirse observado por todos.


Habilidades Pasivas:
Tiene las mismas aptitudes y capacidades en su forma híbrida que en completa.
Stats base: Fuerza rango 13, Resistencia rango 12, Destreza rango 12, Velocidad rango 8 y Agilidad rango 7.

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 1055089496¡¡Invitado, yo traeré el exhibicionismo al foro!![Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 1055089496
[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 1UPBSse

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 3cgcSCf

Detrás de un capitán impulsivo siempre hay un segundo de abordo que le corta el rollo:
[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin LTLexFa

Foto de Familia:
[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin Q4XpUPu

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin Fb8aMCq

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin EB1rOPl
Zane D. Kenshin
Zane D. Kenshin

Mensajes : 2171
Fecha de inscripción : 25/06/2015
Edad : 28
Localización : El lugar donde nacen los sueños (?)

Hoja de personaje
Nivel:
[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 3qaWnZm131/150[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 9h2PZk8  (131/150)
Experiencia:
[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 3qaWnZm481013/1000000[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 9h2PZk8  (481013/1000000)
Berries: 203.500.000

https://www.onepiece-definitiverol.com/t23490-zane-d-kenshin-el-

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin W4pbZri

Volver arriba Ir abajo

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin Empty Re: [Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin

Mensaje por Arthur Silverwing el Mar 31 Mar 2020 - 15:04

Hola y bienvenidos de nuevos a esta maravillosa moderación que todos conocemos por generar risas y llantos a partes iguales (más de lo segundo que lo primero). Creo que todos nos conocemos así que sobran las presentaciones, así que al lío.

Victoria bélica: Dado que ha sonado la campanita sin que exista un ganador claro en este combate, este apartado no de aplica, 0 puntos.

Narración y estilo: Para ser sinceros, hay una gran diferencia en estilos entre ambos, cada uno permanece fiel al suyo propio y mantiene una narrativa estable y fluida. La diferencia que veo entre la calidad de ambas es mínima, no la suficiente como para decantarme por nadie. 0 puntos en este apartado.

Asunción de daños: Quizás este sea el apartado que más problemas da, dado que ambos contáis con una gran cantidad de factores empleados en ataques y defensas que hay que tomar en cuenta. He visto por parte de ambos tanto defensas bien efectuadas como algunas que quizás se hubieran llevado más daño del que se asume. Pero digo de nuevo, por parte de ambos. Por lo tanto en este apartado no se dan puntos decisivos, 0 puntos.

Pulcritud de escritura: Vamos a ser sinceros, ambos tenéis post largos de narices, y en estos es inevitable meter algún que otro pequeño error. No me voy a parar a contar los que tenéis (porque en total creo que no llegan a 5 cada uno) y tampoco voy a hacer que estos errores sean algo decisivo. 0 puntos.

Originalidad y entorno: Y llegamos al penúltimo apartado. He tenido que leerme detenidamente los post para llevar a un veredicto, pero creo que Zane aprovecha más el factor del terreno que Anders. El uso de las llamas para quemar el escenario y transformarlo en un entorno beneficioso, así como usar el humo ha sido el factor decisivo. 2 Puntos para Zane.

Faltas: Ninguna que tenga que comentar por mi parte, o por lo menos no lo suficientemente graves como para dar un punto negativo a ninguno. 0 Puntos.

Por lo tanto nos queda un total de Zane: 2 puntos, Anders: 0 puntos.

Ganador: Zane.



[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin NfILl02
Datos relevantes:

Fuerza 11,Resistencia 10, Velocidad 9, Instinto Salvaje 7

Sentido térmico: Arthur puede captar la temperatura y sus cambios a su alrededor.
Aura de Violencia: Arthur emite constantemente un aura ofensiva que captan todos los usuarios de mantra.

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin NGbQmHY
Arthur Silverwing
Arthur Silverwing

Mensajes : 898
Fecha de inscripción : 14/03/2015

Hoja de personaje
Nivel:
[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 3qaWnZm106/150[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 9h2PZk8  (106/150)
Experiencia:
[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 3qaWnZm325405/1000000[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 9h2PZk8  (325405/1000000)
Berries: 106.015.000 y un botón


[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin 8MtOL4w

Volver arriba Ir abajo

[Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin Empty Re: [Segunda Ronda] Anders D. Thawne vs. Zane D. Kenshin

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.