Cuenta Atrás

El skin, las tablillas y el diseño del foro pertenecen exclusivamente al staff del mismo, fue creado por Brianna Byrne y agradecemos a Yuu por su ayuda a la hora de editar algunas de las imágenes como son la portada, avatares de nuevos usuarios y la imagen de las estadísticas para integrarlas en el foro. Dichas imágenes no nos pertenecen, por lo que damos sus créditos a sus respectivos creadores, Sakimichan, Wlop y algunos otros cuyos nombres no conocemos.

Rogamos encarecidamente que no copien nuestro contenido, es más divertido cuando cada uno crea lo que quiere con sus propios medios.
CRÉDITOS
Tan flipao que pelea el covid a puñetazos
Salvador de yayos, siempre tan importante para nosotros, siempre tan dispuesto para ellos
El pobre lo intentó, pero no le dejaron, aún era pronto para él
GRACIAS POR TODO
ULTIMOS TEMAS
¿Sabías que?
NUESTRO STAFF
Mr. Nat - Admin
Lysbeth - Admin
Therax - Admin
Brianna - Mod
Lance - Mod
Deathstroke - Mod
Arthur - Mod
William - Mod
Kusanagi - Mod
SI NECESITAS AYUDA, CONTACTANOS
AWARDS

Kōyō. (En construcción)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Lyam el Vie 24 Abr 2020 - 0:17

Nombre: Kōyō.

Apodo: -El Zorro-.

Raza: Humano.

Sexo: Masculino

Edad: 17 Años.

Rango/Empleo:  Ciudadano.

Aspecto: Lo que más destaca de este chico, por encima de otros rasgos, que también, son llamativos, es una gran cicatriz que tiene en su mejilla derecha. Esta, enorme y llamativa, le cubre casi la totalidad de la zona, llegando casi a tocar hasta la base de su oreja, y de la lateralidad de sus labios, con forma serrada, ancha e irregular, es una cicatrización casi grotesca. Esta se la hizo con una herida de fuego y corte, por lo que está impresa por la cauterización que le marcó desde joven, dándole sentido a que esta no se haya curado bien jamás. Más allá de este rasgo distintivo, Kōyō tiene unos ojos enormes y azules, muy llamativos por su forma almendrada, casi felina, que sería una lupa de atención si no fuese por su otro defecto no natural. De pestañas largas, y una pupila anormalmente grande, son unos ojos sensibles y expresivos, lacrimosos a veces, que resultan ser un cristal transparente para las emociones o lo que el joven piensa. Su cabello, por otro lado, es voluminoso, grueso, y generalmente incontrolable y descuidado, de un color marrón claro, casi naranja, casi rojo, que pueden llegar a recordar a las hojas de otoño. Este, además, como un añadido a la similitud con la estación, suele ser quebradizo, fino y seco, aunque tan abundante, que prácticamente no importa. Sus labios, incoloros y poco destacables, hacen que sus ojos de un azul profundo destaquen aún más, al igual que también hacen resaltar más su marca

Las mas de Koyo son habilidosas, finas y ágiles, con callosidades notables por la práctica continua de usar su espada. Su cuerpo, en la misma sintonía que sus manos, es ágil, entrenado para ser rápido, y bien cuidado. Tanto en su aspecto como en sus formas, la disciplina está marcada en cada uno de sus gestos y palabras, también en apariencia, pues ha aprendido a hacerse su propia ropa, y a crear sus propios ritos, en base a el aprendizaje de su vida y filosofía, que le dan un aura de armonía y tranquilidad notable a primera vista. Suele vestir sus ropas, generalmente blancas, o de colores fríos, con formas geométricas, y una curiosa máscara de zorro, la cual tiene dibujada una cicatriz parecida a la suya, que le sirve para ocultar su rostro cuando no quiere que este sea una ventana a sus emociones.

Su físico:
Kōyō. (En construcción) Blob?bcid=REULSzPPNoYBLA

Personalidad: La curiosidad puede ser el detalle más importante y mas característico de Gohu. Es un chico joven que, lejos de ser apasionado, es alguien curioso. En su mente juvenil, casi infantil, tiene un gran afición por saber como funciona el mundo, en especial, tiene una curiosidad enorme por saber como puede hacer que el mundo funcione de forma distintas, artificiales, como la robótica o los avances que van más allá de la naturaleza. Junto a esto, también se le puede añadir una falta de consideración que roza lo inhumano, o la psicopatía. A Gohu, a pesar de su aspecto y personalidad que puede parecer adorable, no le importa en absoluto el futuro o la suerte de las personas que le rodean o que no conoce, dándole un carácter apático sobre los demás, y a veces utilizando a las personas, sean inocentes o no, para poder llegar a tener algún tipo de avance en sus investigaciones.

Por otro lado, es un chico que si llega a encariñarse con alguien, le tomará mucha confianza. A ser tan joven y haber perdido a su madre, tiende a buscar las figuras paternas y maternas en las personas mayores que él, aunque eso no quiere decir que sea fácil llegar a tener ese punto de confianza con él, entre otras cosas porque es difícil llamar su atención o impresionarlo. Otra parte de su carácter infantil es que le encanta la comida dulce, entre estos, obviamente las chucherías y pasteles.

Gohu es una persona débil físicamente, y eso lo sabe, lo sabe y tampoco le interesa arreglarlo. Según opina, la fuera física es un buen remedio a quien le falte el intelecto para hacer que el trabajo lo hagan los demás; esto no quiere decir que no trabaje, si no que le gustan más los retos mentales, y para las demás acciones, tiende a contar con el trabajo de los demás.

Como parte de una educación en un hogar rico, y con una madre déspota en las relaciones con los demás, aprendió desde muy pequeño que una persona vale lo que tiene y puede ofrecer; siguiendo esta lógica, cuando alguien no tiene nada o no puede ofrecer nada, se convierte en algo sin valor para el chico. De esta forma es como él ve el mundo, y así es como puede visualizar que la vida de alguien significa el valor que este puede ofrecer y para quien, incluido él mismo. Más allá de lo que pueda parecer, no es un ególatra en absoluto, ya que esas mismas lógicas se las aplica a si mismo, teniendo una filosofía de vida totalmente retorcida, que le sirve para ser y actuar desde un prima que roza la psicopatía. Puede estar enamorado locamente de alguien, que si esta persona pierde su valor, lo desechará como si no valiese nada; y a su vez, entenderá perfectamente que lo desechen a él, si entiende que él tampoco vale nada.

En lo que se refiere a relaciones personales, Gohu es un niño mimado que requiere muchísima atención, además de ser infantilmente celoso. Tiene a apegarse mucho a quien tiene cerca, y si no puede o no le dejan, se enfada y empieza a intentar olvidarse de esa persona o a ignorarla de una forma infantil. Por otro lado, es muy tendente a tratar como inferiores a aquello que piensa que están por debajo de él en un escalafón de lo que él entiende como valor, pasando a tratar a algunas personas como si fuesen parte de su familia con un cariño infantilizado, a tratar a otros como si no fuesen personas.

Los objetivos de Gohu están claros a pesar de ser tan pequeño, que pasan por ser rico y por no tener que trabajar. A pesar de esto último, Gohu no valora el dinero en si, solo valora el poder que otorga tenerlo. Él quiere dinero para que la gente le respete y para ser alguien de valor, que esté por encima de la mayor cantidad de personas posibles, no porque necesite tener mucho dinero o ansíe tener cosas materiales, más allá de los propios materiales que necesita para sus construcciones y avances. También le gusta tener personas a su servicio, y tener gente que le sea totalmente sumisa, aunque en este ámbito no suele fiarse de las demás personas.

Gohu es naturalmente desconfiado y malpensado. A pesar de su juventud no es inocente, ya que siempre tiende a pensar que la gente tiene alguna intención oculta aunque él no entienda la intención. De hecho, por más inteligente que sea, siempre tiende a pensar que él no va a comprender a nadie, y por lo tanto, las motivaciones de los demás le son ajenas y poco interesantes; simplemente no se fía de la gente que le rodea, en especial si son nuevos. Por otro lado, es un chico pasivamente valiente, ya que pocas veces cae en el miedo. Esto más bien es por inconsciencia, porque al haber sido criado con una madre rica, no sabe lo que es un castigo fuerte o la violencia física, además de saber bien como evitarlas.

Trasfondo:
-Desde que sucedió el masacre de su familia, Lyam se entrenó, mientras trabajaba para subsistir. Día tras días entrenaba su cuerpo en la playa, junto a una figura misteriosa que apareció de la nada, un anciano paciente y amable, que siempre aparecía cuando él lo necesitaba. No tardó demasiado en salir de aquella isla diminuta y olvidable del mar del este, para embarcarse de una isla a otra. Se alistó como cazarecompensas, cansado y arto de que sus fantasmas le persiguiesen en su isla natal, partió hacia el mundo con la idea de poder encontrar la redención en la caza de piratas.

A pesar de su ánimo inicial, Lyam se encontró con la vida más baja, viviendo de pequeños trabajos temporales, a veces ilegales y poco limpios, para poder sobrevivir e ir de isla en isla, buscando piratas a los que poder dar caza. Aunque también había ocasiones en las que podía dedicarse a los trabajos que hacía con su madre, cosiendo ropa y, a veces, hasta le aceptaban los diseños. Aquello no le gustaba, puesto que le hacía recordar, pero el hambre es una fuerza mayor.

Poca amistad encontró en su camino. El chico no se fiaba ya de nadie, y tampoco tenía la intención de hacer migas. Se limitaba a poder comer, dormir, y preguntar a la marina que noticias o rumores tenían de los piratas colindantes cercados, para poder ir a cazarlo. El transporte no siempre era fácil, pues la mayoría de veces tenía que recorrer los puertos, prometiendo trabajo en cubierta a cambio del viaje, aunque al menos en esas ocasiones le daban de comer.





Habilidades:

[Su vista: Lyam tiene una muy buena vista, en especial en zonas oscuras, donde es capaz de guiarse bien si sus ojos se adaptan a la oscuridad.
Su oído Lyam tiene un oído muy sensible, en especial cuando está alerta. Los crujidos o el sonido del roce es algo que o puede alertar muy fácilmente, incluso estando dormido. Puede detectar sonidos en específico que le alerte, como el chasquido de una pistola, o el tintineo de un arma metálica, por ejemplo.
Su gusto: Lyam tiene un gusto muy sensible, es por esto que le encanta comer. Los sabores suaves le vuelven loco, es capaz de poder degustar una comida y, en la mayoría de casos, recitar los ingredientes si los conoce. Del mismo modo, puede detectar sabores desagradables fácilmente.


Fortalezas:

Piel sensible: La piel de Lyam es muy sensible, exceptuando la planta de los pies y la palma de las manos. Es capaz de notar el mínimo roce en su piel, cualquier cambio de temperatura repentino o cambio de peso en su ropa. Podría notar que le falta el peso de una bolsa de monedas en mitad de un disturbio. Aguanta bien el calor.
Dedos ágiles: Lyam tiene unos dedos muy ágiles, sobre todo a a la hora de manejar herramientas con sus manos. En especial si se basan en algún tipo de arte, como agujas, u armas, como su arma predefinida.
Es muy resistente: Lyam es un chico muy duro. Puede aguantar bastante castigo y es resistente en lo que se refiere a fondo, más de lo común. Puede correr durante mucho tiempo; puede aguantar mucho dolor.

Torpezas:

Su vista: Lyam tiene una vista muy sensible, en especial con luces muy brillantes o cambios de luz repentinos. Estos le pueden cegar fácilmente.
Su oído: Lyam tiene un oído muy sensible, en especial con sonidos explosivos repentinos, pues estos lo pueden asustar. Además de molestarle mucho, cuando está en reposo o dormido, pues es muy fácil de despertar. Sonidos demasiado estridentes o desagradables, con el roce del papel, le molestan de sobremanera.
Su gusto: Lyam tiene un gusto muy sensible, en especial los sabores picantes, salados o amargos. Del mismo modo que le apasionan los dulces y los sabores suaves, le resulta extremadamente difícil comer cosas picantes, saladas o amargas; o incluso bebidas con gas, la cual le picará en la lengua y apenas podrá beberla a sorbos. Si alguna medicina es demasiado fuerte, no podrá tomarla. Odia el alcohol.


Debilidades:

Su piel es sensible: La piel de Lyam es muy sensible, le resulta extremadamente incómodo vestir prendas rugosas o tocar tactos incómodos. De la misma manera que aguanta y le gusta el calor, no soporta el frío. Le resultará extremadamente incómodo vestir con ropas de lana o tactos que piquen, además de que le molesta extremadamente el no asearse de seguido, pues le pica la cabeza y la piel con algo de suciedad.
Dedos ágiles: Lyam tiene unos dedos muy ágiles, en especial a la hora de manejar herramientas pequeñas o conocidas, pero las armas que no conoce o no le gustan le resultan torpes. Es una persona que se especializa en las cosas que le gustan, es por esto que es prácticamente inútil con las armas o artesanías que no son de su agrado, como espadas, dagas, pistolas, o armas pesadas.
Es muy resistente: A pesar de que es muy resistente, esto puede llegar a convertirse en un obstáculo, pues es igualmente tozudo. No hay un desafío lo suficientemente grande, ni un adversario lo suficientemente peligroso. Lyam intentará aguantar todo lo que le echen encima, hasta que no pueda más. La retirada no existe, a no ser que sea para defender o ayudar a otro.


Última edición por Lyam el Dom 18 Oct 2020 - 19:00, editado 5 veces
Lyam
Mensajes :
5

Fecha de inscripción :
22/04/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Kōyō. (En construcción) 3qaWnZm1/1Kōyō. (En construcción) 9h2PZk8  (1/1)
Experiencia:
Kōyō. (En construcción) 3qaWnZm1/1Kōyō. (En construcción) 9h2PZk8  (1/1)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Mensaje por Lyam el Dom 5 Jul 2020 - 12:54

Oficios:

-380/450 puntos por estar a rango 1. (Me sobran 70 puntos)
- Saste rango 4. (340 puntos de coste)
- Pintor rango 4. (40 puntos de coste)
Lyam
Mensajes :
5

Fecha de inscripción :
22/04/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Kōyō. (En construcción) 3qaWnZm1/1Kōyō. (En construcción) 9h2PZk8  (1/1)
Experiencia:
Kōyō. (En construcción) 3qaWnZm1/1Kōyō. (En construcción) 9h2PZk8  (1/1)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Mensaje por Lyam el Dom 5 Jul 2020 - 13:19

Clase: Artista Marcial (Clase propia/ Por puntos)

Estilo de lucha: -Estilo sin nombre-.

Ejecución: El camino que ha elegido Lyam es peligroso, es por ello que aprende a luchar por sus propios medios.

El estilo de combate se basa en el uso de un Bo, y varios conceptos mezclados de artes marciales, que él mismo va absorbiendo y aprendiendo a medida que su comino continua. De momento, lo único que tiene claro, es que su aprendizaje no se limita solo a una colección y combinación de algunas artes marciales, si no a un desarrollo personal que le ayude a lidiar con sus propios fantasmas.

Como filosofía propia y parte de su entrenamiento mental y corporal, hace uso de meditaciones largas y de un razonamiento filosófico de sus circunstancias y la vida, que no llega a controlar muy bien por su juventud, y de este mismo desarrollo y cúmulo de emociones en escaso control, nace su forma de combate y su visión de la realidad.

La evolución del estilo va de la mano con el desarrollo del luchador, ya que no tiene mentor. Es por esto que el estilo, posición, o técnicas pueden ir variando entre la defensa, agilidad, la fuerza, y movimientos más acrobáticos. Entre todos estos se prima una buena defensa férrea y bastante básica, ya que es lo más sencillo de aprender y, también, lo mas instintivo.

Postura básica: La primera postura del arte es simple y relajada, con el bo en pie, delante de él, empuñado con una mano. Una curiosidad es que no se intenta colocar de perfil, pues no pretende evitar los golpes enemigos, si no enfrentarlos de frente y contestarlos. En este punto Lyam no tiene noción marcial apenas, solo es un chico con un bo experimentando y entrenándose a si mismo, como medio para contenerse. La postura, es una señal de esto mismo. El Bo lo usa para no tener que defenderse de armas afiladas con las manos.

Técnicas básicas:

Hélice: Una técnica muy sencilla y básica. Se basa en una esquiva y un golpe directo, en el que el usuario da un paso rápido hacia atrás, mientras gira el bo sobre su cabeza, para atacar al rival con este o defenderse de un ataque enemigo.

Rompe uñas: Esta técnica, básica y simple, se basa en golpear el bo contra el pie del adversario, especialmente entre los dedos. Puede llegar a romper la uña de los dedos, haciendo un dolor agudo, aunque no un daño peligroso.

Salpicadura: Esta técnica básica se basa en usar el Bo como apoyo para dar una patada alta hacia el rival. El movimiento de salto lateral, trasero, o delantero, apoyándose en el Bo, sirve a su vez como esquiva y como ataque, pues en el movimiento, generalmente, se golpea al rival cercano, aunque no sea necesario.

Armas: Un Bo con la forma y ondulaciones de un palo de bambú. Este está hueco para que sea más ligero, además es de acero grisáceo oscuro común.
Lyam
Mensajes :
5

Fecha de inscripción :
22/04/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Kōyō. (En construcción) 3qaWnZm1/1Kōyō. (En construcción) 9h2PZk8  (1/1)
Experiencia:
Kōyō. (En construcción) 3qaWnZm1/1Kōyō. (En construcción) 9h2PZk8  (1/1)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Mensaje por Lyam el Dom 5 Jul 2020 - 13:20

Equipo:
Lyam siempre va con un Bo metálico.

Pertenencias:
-El bo de Lyam en un objeto especial, fabricado para él como regalo de un herrero muy bueno. (Calidad especial).
Lyam
Mensajes :
5

Fecha de inscripción :
22/04/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Kōyō. (En construcción) 3qaWnZm1/1Kōyō. (En construcción) 9h2PZk8  (1/1)
Experiencia:
Kōyō. (En construcción) 3qaWnZm1/1Kōyō. (En construcción) 9h2PZk8  (1/1)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.