Próxima ronda fugaz

El skin, las tablillas y el diseño del foro pertenecen exclusivamente al staff del mismo, fue creado por Brianna Byrne y agradecemos a Yuu por su ayuda a la hora de editar algunas de las imágenes como son la portada, avatares de nuevos usuarios y la imagen de las estadísticas para integrarlas en el foro. Dichas imágenes no nos pertenecen, por lo que damos sus créditos a sus respectivos creadores, Sakimichan, Wlop y algunos otros cuyos nombres no conocemos.

Rogamos encarecidamente que no copien nuestro contenido, es más divertido cuando cada uno crea lo que quiere con sus propios medios.
CRÉDITOS
Últimos temas
ULTIMOS TEMAS
¿Sabías que?
NUESTRO STAFF
Mr. Nat - Admin
Katharina - Admin
Therax - Admin
Brianna - Mod
Hazel - Mod
Deathstroke - Mod
Arthur - Mod
William - Mod
Oppenheimer - Mod
SI NECESITAS AYUDA, CONTACTANOS
AWARDS

Czerwonak [Primera parte]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Ashlyn Blake Miér 16 Sep 2020 - 15:25

Saco sus dos pistolas gemelas, las que había conseguido en aquella carrera después de quitárselas a Von Nevada. Sabía que podía utilizar el propio aire para disparar, aquellos disparos dolían pero no hacían un daño letal a no se que estuvieras lo suficientemente cerca como para que el aire comprimido pudiera atravesar la carne. En aquel caso, los indios estaban ocultos en lo alto de los arboles y le daba un margen de acción amplio. De ese modo las balas de aire simplemente les tirarían de donde estaban o al menos los distraerían lo suficiente como para que no pudieran seguir disparando flechas.

No tardó mucho en empezar a disparar aunque sin moverse del sitio. Iba destrozando algunas de las flechas y sus balas impactaban contra los arboles para hacer que aquellos sujetos se distrajeran o al menos tuvieran que buscar otro punto desde el cual disparar. Cuando lograba golpear a alguno de ellos y estos caían al suelo, se encargaba de recogerlos y de que cayeran de forma suave utilizando los vientos que generaba su ventisca. Sin embargo las cosas no podían ser tan fáciles nunca lo son.

Cuando vio aquella lluvia de flechas dirigirse hacía su improvisado compañero Ashlyn suspiro y se coloco delante de él dejando que de su cuerpo saliera un fuerte viento que los rodeo, aquel viento iba a aproximadamente a unos setenta kilómetros por hora por lo que fue sencillo que las flechas se desviaran por completo sin mayores problemas. Aquel viento era gélido y todo lo que había alrededor de ellos comenzó a tornarse un páramo helado. Levanto la vista hacía el tipo que había disparado aquellas flechas y disparo una de sus balas de aire dándole mayor fuerza en esta ocasión con sus propios vientos hasta que impacto contra el estómago del enemigo.

El indio no pudo hacer nada y termino en el suelo, aunque había caído sobre un montón de nieve así que no se hizo mucho daño. Ashlyn hizo que la ventisca frenase y entonces se acerco al tipo que había caído. — No me gusta que me ataquen sin motivo...hemos venido en son de paz, no queremos haceros daño, queremos libraros de los invasores — lo único que ella quería era llevarse de allí a esos piratuchos y cobrar la recompensa, el resto, se la sudaba bastante la verdad. No era asunto suyo lo que quisieran los indios, pero teniendo en cuenta que aquello era bueno para ambos, ¿por que no trabajar juntos? le tendió una mano para ver si había entendido lo que quería decirle y de paso para ayudarle a levantarse.
Ashlyn Blake
Mensajes :
229

Fecha de inscripción :
11/03/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Czerwonak [Primera parte] - Página 2 3qaWnZm64/150Czerwonak [Primera parte] - Página 2 9h2PZk8  (64/150)
Experiencia:
Czerwonak [Primera parte] - Página 2 3qaWnZm80250/1000000Czerwonak [Primera parte] - Página 2 9h2PZk8  (80250/1000000)
Berries: 352.000.000
Ver perfil de usuario

Cazador del Paraíso
Ashlyn Blake

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Yoldin Sutade Lun 12 Oct 2020 - 1:41

Yoldin escuchó las flechas silbar y desnudo sin Quebrantaolas solo tuvo los brazos que interponer entre los proyectiles y él. Sin embargo cuando todo parecía indicar que su destino era para secar pasta un viento congelado se levantó a su alrededor como si hubiese vuelto a las islas del norte, algo que le puso hasta el último pelo de su cuerpo de punta y le atacó en forma de escalofrío.

Cuando abrió los ojos y separó los brazos pudo ver qué había pasado. Varios indígenas estaban en el suelo metidos de cabeza en sendos montones de nieve que habían aparecido por todo el lugar. Su creadora estaba en frente de él, ofreciendo la mano en señal de paz al líder que había caído también presa de sus poderes de invierno.

Parecía que el ángel no era el único que había quedado en shock ante esa demostración de fuerza. Las flechas habían cesado y se podía ver las cabezas de varios salvajes asomando por las ramas, con caras preocupadas y los arcos tensados, apuntando todos a la terrible amenaza. El único que parecía calmado era al que ofrecía la paz, que reculando se levantó por sí mismo y con gesto derrotado abrió los brazos y la miró con orgullo y desdén.

—He caído en una batalla injusta... ¡Toma mi vida ahora! La compasión de una Campeona extranjera es lo último que quiero. Y no contentos con una Campeona nos hemos de enfrentar a dos nuevos —dijo mirando con desprecio por encima de su hombro en la dirección del ángel. De hecho no era al ángel al que miraba, sino a sus alas.

Yoldin viéndose interpelado se puso al lado de Ash (no sin sentir un temor renovado ante su presencia) y miró bien al hombre. Lo primero que le llamó la atención fue que al contrario de lo que parecía desde la distancia era de piel tremendamente pálida. Estaba recubierto por pinturas de varios colores verduzcos y pardos para favorecer el camuflaje en esos lugares pero en algunos lugares desnudos todo era de un color que rivalizaba con el de la nieve que pisaba. Llevaba unas hombreras lisas y redondas que le parecieron la cáscara de un fruto y en algunos otros lugares como el pecho portaba una especie de armadura hecha con lo que parecía madera, probablemente proveniente de aquellos enormes árboles. La parte de abajo de su uniforme era prácticamente inexistente, tenía un calzón de cuero y bandas de alguna protección maderosa en los muslos y espinillas. Era una armadura mínima, hecha específicamente para no entorpecer la movilidad en las alturas.

No se qué insinúas llamándome así pero te aviso de que yo el único campeonato que he ganado en mi vida fue de orfebrería cuando tenía 8 años y no se cómo estarán los orfebres aquí pero en mi isla son bastante flojos. Pero de honestamente, venimos a por los piratas Czerwonak. No tenemos nada contra vosotros, lo más interesante que podríamos conseguir es una alianza.

El hombre nos miró con los ojos entrecerrados y el ceño fruncido. Sus jóvenes facciones parecían estar marcadas por una arruga de permanente preocupación.

—Si creéis que voy a tragarme vuestras mentiras pecáis de ignorancia. Ambos tenéis poderes de Campeón, además tú muy parecidos a la otra Campeona, esa a la que llamas Czerwonak. Ambos tenéis alas. Y tú puedes invocar al viento y nunca vino nada bueno de él. El viento es sinónimo de la destrucción de Grandes Árboles y vive dentro del Corazón del Guardián.

Yoldin se perdió un poco entre tanta palabrería pero se alarmó al oír de las alas de la capitana pirata. ¿Era posible que fuera una celestial? La duda le carcomía por dentro pero no supo que la contestación debía ser otra.

Si hay alguna manera de probar que estamos de vuestro lado decídnosla y la haremos. Después discutiremos qué es acerca de Czerwonak.


El líder bajó los brazos y se quedó mirando a la profundidad del bosque con un gesto pensativo.

—Nos dirigíamos a una de las fortalezas que los piratas han armado a este lado del Corazón. Ahí suponemos que apresaron a Xis y Anuxe, dos valiosos guerreros de nuestro pueblo. Rescatadlos. Entonces quizás os crea.

Yoldin asintió y miró a Ash buscando una respuesta por su parte. Al fin y al cabo era el mayor portento militar con el que contaban y sabía que sin ella un asalto de tres a una fortaleza sería una completa locura. Y hablando de tres... miró a su alrededor buscando a Sharky y no lo encontró por ningún lado. ¿Dónde se habría metido en ésta ocasión?
Yoldin Sutade
Mensajes :
121

Fecha de inscripción :
14/04/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Czerwonak [Primera parte] - Página 2 3qaWnZm36/150Czerwonak [Primera parte] - Página 2 9h2PZk8  (36/150)
Experiencia:
Czerwonak [Primera parte] - Página 2 3qaWnZm24115/1000000Czerwonak [Primera parte] - Página 2 9h2PZk8  (24115/1000000)
Berries: 70.300.000
Ver perfil de usuario https://www.onepiece-definitiverol.com/t23792-yoldin-sutade?high

Desconocido
Yoldin Sutade

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.