¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador

Ir abajo

[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador Empty [Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador

Mensaje por StaffOPD el Miér 3 Jun 2020 - 19:59

Contratante: Secretario General de las Fuerzas del Orden de Gelum: Don Son Chopo.

Descripción de la misión: En Gelum siempre ha habido rumores e historias que señalan a la existencia de animales fantásticos en sus puntos más recónditos. Una leyenda de las más destacadas es el dragón que protege las montañas, atacando a quien se acerque a sus laderas llenas de cuevas.  Son Chopo nunca ha creído los rumores, pero últimamente más que murmullos parecen gritos. Ha habido desapariciones y la superstición y el respeto se han rendido al terror. Lo peor es que las desapariciones han coincidido con una oleada de crímenes sin precedentes, que el Secretario vincula a la aparición de una nueva droga traída desde lejos, desde mares bastante más peligrosos. Necesita que alguien se encargue de encontrar a los desaparecidos para poder centrarse en acabar con los crímenes que asolan la isla.

Objetivos secundarios o alternativos: Encontrar  y detener a los responsables detrás de la oleada de crímenes.

Recompensa: 18 millones de berries a repartir entre los participantes.

Recompensa por Objetivos Secundarios o Alternativos: Conocimiento único.
StaffOPD
StaffOPD

Mensajes : 1709
Fecha de inscripción : 23/03/2014

http://staffopd42@gmail.com

[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador LlH4zVf

Volver arriba Ir abajo

[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador Empty Re: [Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador

Mensaje por Inosuke Dru-zan el Vie 5 Jun 2020 - 18:49

Nuestro viaje de vuelta estaba resultando más largo de lo que esperaba. Llevábamos ya un poco de tiempo alejados de del resto de la banda, y se les acababa echando de menos, pero al parecer aún faltaba recorrido para llegar hasta ellos. Mientras tanto debíamos hacer escala en una fría isla cubierta de nieve la cual era llamada Gelum.

Llegamos en un sencillo barco que transportaba mercancías varias. El trayecto había sido bastante ameno; lo había pasado hablando con Xandra, intentando aprender el uno del otro. Yo le intentaba enseñar mi lengua natal, con dudoso éxito. De momento había aprendido varios insultos, pero teníamos que seguir avanzando. Por su parte ella intentaba explicarme cosas científicas que le fascinaban. Digo intentaba, porque cada vez que sus explicaciones requerían un mínimo de complejidad mi cabeza empezaba a echar humo.

Sin embargo, al poner un pie en la isla, lo que surgía de mi cabeza no era humo, sino una nube en miniatura cada vez que respiraba. El frío de aquella zona era palpable y yo no me había llevado ninguna piel para estar protegido. Siempre había preferido la comodidad de llevar el torso desnudo, pero claro, yo siempre había vivido en entornos más cálidos.

- Xanxan, yo necesitar pieles. Quizás haber animales blancos como nieve - le expliqué a mi resplandeciente acompañante -. Ir pueblo más cerca, explorar, e intentar volver con Katha y demás. ¿Tú qué opinar?

Le pregunté su opinión especialmente porque, las mujeres de mi tripulación, a pesar de ser mujeres, son mucho más inteligentes y fuertes que la media. Eso me gustaba. Yo me reía y divertía mucho con ellos a pesar de que Kaya no me dejara usar sus cosas. ¿Qué problema tenía en que guardara una cabeza de caballo recién degollada en su caja fría con hielo? A menor temperatura, la comida se conservaba mejor, era un hecho, y como compañero cocinero solo le pedía la mitad del espacio. Supongo que a lo mejor querría que primero desangrase al animal, ¿pero cómo saberlo?

Volviendo a la situación actual, una vez Xandra diera su opinión, tomaríamos una decisión y nos pondríamos en marcha. Solo esperaba que no nos entretuviéramos mucho por el camino.
Inosuke Dru-zan
Inosuke Dru-zan

Mensajes : 125
Fecha de inscripción : 30/01/2020

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm32/150[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (32/150)
Experiencia:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm19010/1000000[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (19010/1000000)
Berries: 0


[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador GK06R0R

Volver arriba Ir abajo

[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador Empty Re: [Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador

Mensaje por Alexandra Holmes el Sáb 6 Jun 2020 - 11:02

Las locas aventuras superdivertidas del dúo más imbécil, y a la vez desconocido, de los infames Sinners estaban siendo lo que Alexandra catalogaría como "un puto caos". De barco en barco, algunas veces legalmente y otras de polizones, estaban viajando entre mares y haciendo cosas, así en general. Habían conseguido unos minerales con los que aún no sabía qué demonios iban a hacer, habían fracasado a la hora de buscar a los culpables del resto de desapariciones, y ahora estaban en una isla nevada en la que, obviamente, hacía un frío del carajo.

Habían desembarcado en el único puerto de la isla, pero quedaba un poco de camino hasta el pueblo-ciudad más cercano, Polaris según había oído a alguno de los tripulantes del barco en el que viajaron.

Por mí perfecto. El frío es para estar en la cama arropada y con una taza de chocolate calentito, no para estar en... en... ¿Cómo se llamaba este sitio? ¿Gelatina? No lo he oído bien —comentó la pirata antes de echar a andar con el muchacho. Por el camino se abrazaba y se frotaba los brazos con las manos para ganar algo de calor. Tch, si lo hubiera sabido se habría traído su bata de invierno, con una capa adicional de algodón calentito.

Durante el camino se cruzaron con varias personas a las que en principio no hizo caso, pero cambiaría al escuchar sin querer una pequeña conversación. No había podido pillar todos los detalles pero sí había entendido las palabras "desaparecidos", "crímenes" y "drogas". Ohoho, ahora sí tenían la atención de la científica quien, cansada de hacer buenas obras, pensó que sería buen momento para empezar a ejercer de pirata.

Cuando lleguemos hay que averiguar un par de cosas después de conseguir algo de abrigo, creo que he escuchado algo interesante —dijo. ¿Sería algo de desaparecidos por un crimen de ajuste de cuentas por drogas? Fuera lo que fuera le interesaba el tema de esas supuestas drogas, podría estudiarlas si conseguía alguna muestra... ya lo decidiría cuando averiguaran más.

Pronto verían las puertas abiertas de Polaris y... bueno, Ino tenía razón. Los habitantes de aquel pueblo vestían ropas de bastante abrigo, parecían pieles de... ¿oso? sí, probablemente fuera eso.

Habrá que buscar también alguna piel que usar como túnica o algo así.

Sea cazando osos o robando las prendas ya hechas, pero necesitarían algo para no pelarse de frío antes de ponerse a buscar lo que había captado su atención antes.
Alexandra Holmes
Alexandra Holmes

Mensajes : 96
Fecha de inscripción : 29/02/2020

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm25/150[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (25/150)
Experiencia:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm13942/1000000[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (13942/1000000)
Berries: 10.000.000


[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador K7WnRpS

Volver arriba Ir abajo

[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador Empty Re: [Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador

Mensaje por Inosuke Dru-zan el Sáb 6 Jun 2020 - 23:25

Xandra parecía interesada por las conversaciones de los transeúntes. No llegaba a entender qué podía apreciar de ellas, pero si le hacía ilusión no me importaba dar una vuelta por el pueblo y hacer... bueno, lo que quisiera hacer. Eso sí, primero tocaba abrigarse. No quería seguir pasando más frío. Seguro que la temperatura era tan baja que hasta el agua se congelaría, y yo tenía cierto aguante, pero no sabía hasta cuanto llegaría Xandra. Por su bien, y en menor medida el mío, era mi deber obtener abrigo.

Transcurrió poco tiempo hasta que llegamos a un pueblo cercano. Pequeñas marcas de pisadas y trineos adornaban los caminos cubiertos de nieve junto a pequeñas cabañas de madera reflejaban el color de las llamas desde sus ventanas entreabiertas. No se veían a muchas personas para el volumen de refugios de la zona. Tal vez estuvieran en sus casas, o tal vez recogiendo madera o cazando en los bosques que se alzaban más allá del pequeño pueblo. Por suerte, había un pequeño puesto con blanquecinas pieles expuestas. Me acerqué con presteza y cogí la primera que vi. Se trataba del pelaje de oso albino, no demasiado grande, que se ajustaba bastante bien a mi tamaño. Pude notar como el calor volvía a mi cuerpo, y me puse a buscar un abrigo para Xandra. Al final encontré uno que me pareció más que apropiado: unas pieles de ciervo de color blanco ceniza, con una forma parecida a sus ropajes blancos. Me lo iba a llevar todo cuando una anciana que había tras el mostrador me dio el alto.

Oye, zagal. ¿A dónde te crees que vas? —me acerqué para escucharla mejor—. Más vale que pagues eso, no creas que te saldrás con la tuya si no lo haces, que mi hijo es grande y fuerte.

Miré a los lados, primero a la izquierda y después a la derecha, sin saber muy bien qué hacer. ¿En serio tenía que darle algo a cambio? No llevaba encima nada que sirviera, a excepción de mis espadas, pero de ellas no me podía desprender. También tenía mi cabeza de jabalí, pero tenía un valor sentimental incalculable.

Yo no poder hacer trueque, pero más tarde venir y dar algo a cambio —dije y salí corriendo—. ¡Yo cazar animal grande! —le grité para tranquilizarla.

Fui a donde Xandra mientras la mujer maldecía en voz alta. Si no quería que le cogieran sus ropas, no ponerlas a la vista de todos. O al menos indicarlo con un cartel. Miré hacia atrás, y vi que tenía un tablón de madera con signos desconocidos para mí. No entendía la escritura del Mar Azul, pero seguro que no ponía nada de realizar trueques. Seguro.

Xanxan, yo traer pieles gruesas. Esta ser para ti —le extiendo la suya para que se la ponga—. Ser de cervatillo. Seguro abrigar mucho. Ahora poder hacer lo que tú querer hacer.
Inosuke Dru-zan
Inosuke Dru-zan

Mensajes : 125
Fecha de inscripción : 30/01/2020

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm32/150[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (32/150)
Experiencia:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm19010/1000000[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (19010/1000000)
Berries: 0


[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador GK06R0R

Volver arriba Ir abajo

[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador Empty Re: [Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador

Mensaje por Yoldin Sutade el Dom 7 Jun 2020 - 2:05

Yoldin llevaba ya un par de días en Polaris, pero no parecía haber forma humana de escapar del maldito frío. Aún con la doble capa de abrigo que llevaba, que le hacía parecer más un muñeco realmente grande que una persona, la capa, los guantes y la capucha siempre calada parecía realmente imposible evitar la garra gélida de aquella isla.

Por ésto pasaba las horas fundiendo poco a poco sus pequeñas ganancias a base de chocolates calientes mientras fantaseaba con el mapa que recién había adquirido. ¿La fortuna de un viejo pirata que nunca pudo volver a recoger? ¿El oro de una civilización perdida, recogido y almacenado durante siglos? ¿Más tesoros?¿El paradero de princesas en apuros (y sus jugosos tesoros)? Las posibilidades eran infinitas. Pero la razón original por la que había llegado a aquellos parajes aún resonaba en lo más profundo de sus pensamientos y le instaba a que moviera el culo y encontrase la manera de hacerse más fuerte.

Había oído algo acerca de los problemas que asolaban la isla en ese momento, nada que cazase realmente su atención hasta que escuchó furtivamente la conversación de una vieja inuit y su nieta en uno de sus atracones a chocolate caliente.

-...y por eso es muy importante que te mantengas lejos de Gélida, meerak, el dragón está despertando y está raptando gente para alimentarse y así restablecer el poder que ha perdido durante todo este tiempo que pasó dormido - decía la abuelita con preocupación entre sorbo y sorbo de su bebida.

-Pero aanaa es que pronto se celebrará el gran festival de las montañas, literalmente todo el mundo va a ir...

Dejó de escuchar. Un dragón. Se vió heróicamente atravesando al dragón con Rompeolas, clamando su título como el héroe de la ciudad, zarpando del puerto con la gente saliendo a despedirle vitoreando su nombre, en un barco regalado por el gran sacerdote, con una tripulación de esquimales a sus órdenes... Estaba decidido, libraría a ésta pobre isla de la maldición del dragón de manera completamente altruista pues su alma de héroe así se lo indicaba.

Pero al salir de la taberna cayó de nuevo en que la verdadera maldición del lugar era el maldito frío, ni dragones ni dragonas. En serio ¿cómo hacía la gente de ese sitio para resistirlo? Echó un vistazo alrededor intentando, como tantas otras veces había hecho en los días pasados, descifrar el secreto de la aparente normalidad de los autóctonos de la isla. La gente llevaba simples abrigos de piel de oso, algunos con guantes, otros sin ellos, mira, ese de ahí lleva una cabeza de jabalí, otros con unas especies de chubasqueros para atrapar el calor... Espera, ¿como? El pavo lleva una cabeza de jabalí, vale, muy bien, marcando tendencia, pero... ¿¡va semidesnudo!? ¡Al fin! ¡Ese hombre debía saber todos los secretos de la atermia, tenía que convertirse en su discípulo!

Corrió a su encuentro y antes de llegar a su altura se lanzó al suelo de rodillas para suplicarle:

-¡Se lo ruego señor! ¡Enséñeme cómo vencer al frío! ¡Con solo una fracción de su secreto le permitiré compartir un poco de la gloria que obtendré cuando acabe con el dragón!.
Yoldin Sutade
Yoldin Sutade

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 14/04/2020
Edad : 22

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm16/150[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (16/150)
Experiencia:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm8675/1000000[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (8675/1000000)
Berries: 50.300.000

https://www.onepiece-definitiverol.com/t23792-yoldin-sutade?high

[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador K7WnRpS

Volver arriba Ir abajo

[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador Empty Re: [Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador

Mensaje por Alexandra Holmes el Lun 8 Jun 2020 - 19:42

¡Míralo que majo! Ino había ido a conseguirle un abrigo. Mientras tanto Alexandra cotillearía un poco más las conversaciones de la gente. Por lo visto habían tenido varios casos de desapariciones, y las culpas estaban divididas entre las supersticiones y otros crímenes relacionados. La teoría supersticiosa era que había sido alguna criatura fantástica, mientras que la de los crímenes se vinculaba a una droga... esta última era la interesante.

Volvió al sitio de antes con aquella nueva información mientras planeaba qué hacer a continuación. Entonces pensó en lo que acababa de pasar: ¿Inosuke comprando algo?

Espera, un momento, ¿Ino tenía dinero para pagar? ¿acaso sabía Ino que, al contrario que en su mundo natal, el mundo del mar azul estaba gobernado por un aberrante capitalismo salvaje y egoísta que no toleraba el trueque sino que exigía una compensación económica directa? A juzgar por los berridos que escuchaba a lo lejos supuso que no, que no lo sabía. Por lo visto el muchacho había tenido que birlar alguno aunque, conociéndolo, quizá no tuviera ni idea de que estaba robando.

Muchas gracias, cielito —agradeció antes de agarrar aquel abrigo para ponérselo. Se trataba de un bonito abrigo de color blanco ceniza que camuflaba bien su bata de laboratorio. Aún tenía algo de frío, pero supuso que se le acabaría pasando en cuanto su cuerpo terminara de regular su temperatura.

Creo que con esto ya estaría, ahora veamos, había oído sobre... —empezó a decir, pero se sorprendió al ver otra cosa.

Xandra tenía que admitir que no esperaba que el que consiguiera discípulos fanáticos fuera a ser Ino. Es decir, era majete, pero tenía una cabeza de jabalí metida en la cabeza.

Anda, mira Ino, tu primer fan —dijo la científica, que se cubrió la cabeza con la capucha del abrigo —. No sé si hay dragón, me fío más de la teoría de que hay drogas involucradas —continuó, apoyando su mirada en el chaval desconocido —. ¿Sabes algo de las desapariciones? Me gustaría encontrar a los responsables —dijo, aunque omitió a propósito que su intención era exigirles una parte del pastel más que encontrar a las víctimas.

Parecía que se llevaba bastante mejor con Inosuke, así que le dejaría a él el trabajo de... hablar... Claro, ¿qué podía salir mal?
Alexandra Holmes
Alexandra Holmes

Mensajes : 96
Fecha de inscripción : 29/02/2020

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm25/150[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (25/150)
Experiencia:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm13942/1000000[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (13942/1000000)
Berries: 10.000.000


[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador K7WnRpS

Volver arriba Ir abajo

[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador Empty Re: [Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador

Mensaje por Inosuke Dru-zan el Mar 9 Jun 2020 - 11:23

¿Quién era aquel chico de cabeza rapada y por qué me pedía vencer al frío? Había aparecido de repente, cuando le había entregado el abrigo a Xandra, y me pedía algo que parecía imposible. ¿Acaso el frío se podía vencer? Tal vez con fuego, o con mucho, mucho calor. Sin embargo en aquel momento no disponía de nada parecido. A lo mejor, si esperásemos a que cambiasen las estaciones...

Esto... vencer frío ser difícil. Si tú querer, vieja de la tribu tener abrigos allí —dije, señalando el lugar en donde la anciana seguía blasfemando—. Abrigos ser... ¿Tú decir dragón? ¿DRAGÓN? ¡Vrash´ka jhak! —exclamé sin contenerme en el más puro shandiano. A veces, cuando menos lo pensaba, se me escapaban expresiones de mi idioma natal—. Zagal, yo ayudar a tú derrotar frío. Después, cazar dragón.

De repente, estaba encendido. Solo había bastado una palabra suya para motivarme. Y yo que pensaba que la visita a aquella gélida isla iba a ser corta y aburrida. Quizás tuviéramos suerte y consiguiéramos algo de provecho. Por su parte, Xandra parecía estar interesándose en otros asunto que, obviamente, yo no terminaba de comprender. No sabía cómo se iba a tomar que me hubieran entrado ganas de cazar, pero era tan, tan tentador...

Xanxan, tú sujetar piel de oso —le dije, quitándome el ropaje recién adquirido de un solo movimiento y dejándolo sobre sus manos—. Bien, muchacho. Si nosotros querer vencer frío, primero tener que ser calientes. ¡Seguir a mí!

Empecé a mover mi cuerpo sin apartarme del sitio. Empecé dando pequeños saltos de una pierna a otra, flexionando hacia arriba la que no estuviera usando como apoyo. A continuación me puse a agacharme, llevando mi culo hasta casi el suelo. Todos estos movimientos tenían que ser rápidos. Después pasé a la zona superior de mi cuerpo, donde los brazos desarrollaron un papel importante. Lancé varios golpes al aire, uno detrás de otro, a cada cuál más rápido, y me mantuve así unos pocos minutos. Cuando acabé con aquella parte, empecé a correr. Me desplazaba varios metros en una dirección, para frenarme rápidamente y dar una vuelta sobre mí mismo y volver a correr otro tanto. No sé durante cuanto tiempo me mantuve realizando ejercicios del mismo estilo, pero cuando mi corazón se encontraba latiendo velozmente y todo mi cuerpo estaba empezando a cubrirse de una pequeña capa de sudor, había dejado de notar ese frío molesto.

¿Tú sentir? Frío ya no estar en mi cuerpo. ¿Y en el tuyo? —le preguntaría, interesado en que se sintiera como yo para poder emprender una caza —.Si no ser así, continuar moviendo hasta estar tan caliente como yo.
Inosuke Dru-zan
Inosuke Dru-zan

Mensajes : 125
Fecha de inscripción : 30/01/2020

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm32/150[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (32/150)
Experiencia:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm19010/1000000[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (19010/1000000)
Berries: 0


[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador GK06R0R

Volver arriba Ir abajo

[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador Empty Re: [Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador

Mensaje por Yoldin Sutade el Mar 9 Jun 2020 - 13:29

Yoldin reparó en que una extraña mujer acompañaba al maestro gélido. Aún arrodillado le echó un buen vistazo de abajo a arriba. Su lenguaje corporal desprendía arrogancia y cierto desdén por las normas y su vestimenta parecía indicar un buen cerebro detrás. Además a pesar de que acababa de ponerse un abrigo no mostraba más signo de frío que un ligero enrojecimiento de su nariz, mejillas y orejas, al contrario del propio Yoldin, que estaba embutido bajo 2 abrigos y aún así tiritaba descontroladamente. Así que ambos eran verdaderas bestias, al parecer el mar estaba realmente lleno de ellas.

Cuando habló lo hizo con un tono que confirmó sus sospechas, pero pronto se interesó por lo que había dicho el chico. Él se levantó y se sacudió las rodillas de nieve antes de contestar.

-Sí, algo se. Llevo dos días en la isla y uno no puede evitar fijarse en cierto caos que extiende su reino un poco más cada día. Para empezar al parecer hay una ola de desapariciones sucediendo en los alrededores de Gélida, un pueblo minero que hay un poco más al norte. Al parecer hay quien cree que éstas las está ocasionando el dragón que he mencionado. Pero eso no es lo único que está volviendo loca a la población, la aparición de una nueva droga, "la cálida Pepper" como he oído que la llaman, está causando furor entre jóvenes y viejos.La verdad es que he visto a gente bajo sus efectos por las calles y entiendo perfectamente por qué es tan popular. La cara de esas personas no decía nada más que confort a pesar de estar tirados en la nieve con apenas una camisetilla encima. Dicen que hasta la persona más sensible al frío desnuda y bañándose en un lago helado se sentiría como frente a una hoguera bajo sus efectos - se imaginó en la situación que acababa de describir y sintió de nuevo la tentación que le venía persiguiendo. Pero sacudió la cabeza e intentó alejar esos pensamientos de su mente - para gente como yo es una posibilidad muy atractiva, pero... no habéis visto a los adictos. Parece que nada pueda calentarlos a parte de "la cálida". Y quien la ha consumido en grandes dosis durante mucho tiempo y le cortan el flujo muere de hipotermia incluso bañándose en lava. Es un destino horrible, una dependencia mortal.

Sacudió la cabeza con pesar y decidido a vencer el frío por sus propios medios, con el cabeza-jabalí como maestro. Le miró y vio que a él le había interesado otra parte de su relato. Se le iluminó la cara (o juraría que se le iluminó tras la grotesca máscara) y exclamó algo que pillaría totalmente desprevenido a Yoldin. "Vrash´ka jhak". Lagarto del cielo. Lo entendió a la perfección y se vio automáticamente transportado a 4 años atrás, en una cama con una bella mujer yaciendo a su lado que le contaba sus aventuras por el cielo, mencionandole aquella situación en que se había encontrado con un "Vrash´ka jhak".

Le parecía imposible, nunca hubiese apostado por oír esas palabras en esa parte del mundo, y sin embargo no podía negarlo. El misterioso hombre que las había pronunciado ahora se encontraba haciendo toda clase de ejercicios para entrar en calor, pero Yoldin no podía moverse. Se había quedado helado, ésta vez de verdad. En una de sus muchas carreras le echó un vistazo a la espalda desnuda. Dos grandes cicatrices se abrían en sus omóplatos y tuvo por seguro que en algún momento ahí había habido un par de alas.

Cuando paró y se volvió para hablarle Yoldin todavía estaba flipando con el acontecimiento. Pero de repente una ola de alegría sacudió su cuerpo quitando de un plumazo tanto la sorpresa como el mismo frío que hasta entonces le había agarrotado. Estalló en una carcajada nacida en lo más profundo de su ser y con los ojos casi en lágrimas trató de abrazar a su congénere. Después, independientemente de haber sucedido o no dijo una de las pocas palabras que recordaba en su lengua:

-Mak´o, hemano - dijo traduciendo inmediatamente - no tienes ni idea de lo mucho que me alegra tu aparición. Eres el primer celestial que veo desde hace años sin contar a mi propio padre. He estado tan tremendamente solo durante tantísimo tiempo en un lugar donde a los de nuestra especie se los caza para vendernos como esclavos... Pero cuéntame, necesito noticias. Para empezar no se nada de mi tierra natal desde hace cuatro largos años, ¿qué fue de Birka Sequnda? y ¿cómo fue que terminaste tú aquí abajo?

Sin embargo cayó cuando se dio cuenta de su fatal error. La humana que les acompañaba estaba mirándoles fijamente, en su explosión emocional había bajado sus defensas totalmente y ahora conocía su identidad verdadera. La miró con recelo y su mano se posó en el agarre de su garrote. Sabía que era su acompañante, sin embargo la fuerza de la costumbre le llevó a defender con ahínco su identidad como humano. Por suerte, antes de atacar preguntó al otro celestial con frialdad y amenaza en su voz.

-¿Ella es de fiar?
Yoldin Sutade
Yoldin Sutade

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 14/04/2020
Edad : 22

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm16/150[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (16/150)
Experiencia:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm8675/1000000[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (8675/1000000)
Berries: 50.300.000

https://www.onepiece-definitiverol.com/t23792-yoldin-sutade?high

[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador K7WnRpS

Volver arriba Ir abajo

[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador Empty Re: [Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador

Mensaje por Alexandra Holmes el Miér 10 Jun 2020 - 20:59

Por su parte, la científica pensaba que lo del dragón era un cuento de viejas de la isla para espantar a los niños y a los turistas, estaba convencida de que, de haber uno, ya lo habrían visto. Por eso de que suelen ser enormes.

Según aquel chaval, los efectos de la droga consistían en una sensación de calor que les permitía soportar sin ropa el clima frío de la isla. Eso tenía sus lados buenos y sus lados malos. El bueno era, evidentemente, las posibilidades que tenía si se dedicara a hacer el bien, pues podría ser un sustituto de las prendas de abrigo. Por desgracia, Alexandra no se dedicaba a hacer el bien por norma general, por lo que ella tenía en mente sacarle jugo si se le presentaba la oportunidad. Cortar el suministro, por otra parte, parecía que tenía el efecto contrario, una hipotermia.

Me encantaría analizar una muestra —murmuró, pensando que podría ser buena idea conseguir muestras de la droga para tratar de replicarla y conseguir algún tipo de beneficio, como el que estaban consiguiendo los traficantes de Polaris.

Los otros estaban... bueno, Ino estaba calentando y el otro chaval parecía estar flipando. Esto probaba, una vez más, sus teorías: los tíos eran muy raros. Estaba sujetando la piel de oso tal como le había pedido su compañero, ¿se conocían? Sonaba raro, el chaval desconocido hablaba demasiado bien para ser pariente cercano suyo.

¿Es primo tuyo, Ino? —preguntó. Igual eran familia o algo, hablaban el mismo idioma Shandiano. Alexandra no entendía apenas el idioma, solo se sabía algún que otro insulto por si uno de esos alados se pasaba de listo con ella —y en esos casos solía funcionar el idioma universal de los golpes—.

¿No se fiaba de ella? Bueno, hacía bien. No obstante, le hizo menos gracia el tono y la amenaza del chaval, especialmente le resultó poco agradable que ni siquiera se dirigiera hacia ella. ¿Empuñar su arma? El joven obviamente desconocía uno de los dichos del mar azul: el que empuña el arma es para pelear, empuñarla para fardar es de pardillos.

Alzó ligeramente su mano, formando un puño mientras hacía crujir audiblemente sus huesos. No haría nada, no quería llamar demasiado la atención si iba a buscar esas drogas. Sin embargo, eso no era un motivo para no marcar territorio.

Ella tiene nombre, está presente, puede responder por sí misma y, aviso por spoilers: no te interesa amenazarla, no sería bonito para nadie —dijo, hablando de sí misma en tercera persona—. Voy a pasarlo por alto porque eres paisano de Ino, como favor personal hacia él —dijo con un tono severo, como el de una profesora aleccionando a un alumno o como el de una madre echando la bronca. Al fin y al cabo podría haberlo parido ella, un poco de respeto a los jóvenes más desarrollados no estaría mal.

No respondió a su pregunta ni se había presentado, ¿por qué no? porque no le había preguntado a ella. Si conocía lo suficiente a Ino, lo más probable era que le dijera que sí.

Tenía que solucionar eso lo antes posible, esas drogas y esos narcotraficantes no se encontraban solos. Y los desaparecidos, claro, que eran súper importantes. O no.
Alexandra Holmes
Alexandra Holmes

Mensajes : 96
Fecha de inscripción : 29/02/2020

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm25/150[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (25/150)
Experiencia:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm13942/1000000[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (13942/1000000)
Berries: 10.000.000


[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador K7WnRpS

Volver arriba Ir abajo

[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador Empty Re: [Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador

Mensaje por Inosuke Dru-zan el Miér 10 Jun 2020 - 22:01

Y de repente, sin comprenderlo, se abalanzó para abrazarme. En su cara se había dibujado una sonrisa y se había estado riendo desenfrenadamente, como si hubieran contado una broma que solo él entendiera. No me importó que me diera el abrazo, pero un tanto raro, incluso incómodo. Me quedé inmóvil mirando hacia los lados hasta que me soltó y empezó a hablar. Ahí lo entendí todo.

Oh, ser agradable noticia. No ser habitual ver Habitante de Mar Blanco sobre Mar Azul. Yo alegrar —entonces preguntó por su isla natal y mi rostro se ensombrenció. Incluso con la cabeza de jabalí, se podía percibir—. Yo lamentar, compañero, pero noticias no ser buenas. Hacer ya tiempo, yo escuchar malas noticias. Birka ser destruida por malhechores y agresores. Terrible pérdida para todos.

No me gustaba transmitir malas noticias, pero no iba a endulzarle la verdad, Entonces, tal vez por haber recibido un palo tan gordo, o por miedo debido a su pasado, se preocupó de la presencia de Xandra. Con malos modales, preguntó si ella era de fiar. Y no fui el único que se había percatado; Xandra parecía haberse molestado con la reacción del joven friolero. No me extrañaba, y debía advertirle que las mujeres enfadadas eran peligrosas, sobretodo las de mi tripulación, pero también debía apoyar a mi compañera.

Yo ser Inosuke del Clan Dru-Zan, de la Tribu de los Baal´sha, y ella ser Xanxan, la Centífica Creadora de Ropa Blanca. Ella ser mi amiga y ser de fiar. Además, tú ser compatriota de mí, pero yo no conocer. Ten cuidado con cómo hablar. Sin embargo, si aún querer participar en caza, poder, pero antes, decir tu nombre.

Esperaba que con aquellas palabras dejara clara la situación; nosotros éramos un grupo unido, casi una familia, y yo como represante masculino del equipo, debía defender al resto. Que sí, sabía que podían defenderse solos, o mejor dicho solas, pero era una cuestión de orgullo.

Xanxan, no ser familia. Si él ser de familia de mí, el ser adoptado —le murmuré a mi amiga para después hablar en tono normal—. Tú ser lista, ¿creer que droga poder estar custodiada por dragón? En historias dragón siempre guardar tesoros.
Inosuke Dru-zan
Inosuke Dru-zan

Mensajes : 125
Fecha de inscripción : 30/01/2020

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm32/150[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (32/150)
Experiencia:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm19010/1000000[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (19010/1000000)
Berries: 0


[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador GK06R0R

Volver arriba Ir abajo

[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador Empty Re: [Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador

Mensaje por Yoldin Sutade el Jue 11 Jun 2020 - 0:20

A Yoldin le cayeron las palabras del shandiano como un yunque en el pecho. No era como si no lo supusiera ya pero que alguien le confirmara las sospechas seguía siendo duro. Y que en cuatro años las únicas noticias de su pueblo siguieran siendo de destrucción... Mala cosa.

Se puso serio y trató de enmendar su mala educación, al fin y al cabo no podía permitirse tener malas relaciones con su única fuente de noticias disponible. Relajó el agarre del garrote y extendió la misma mano para presentarse.

-Siento la descortesía, suelo dejarme llevar fácilmente por mis sentimientos, y más cuando tienen que ver con mi identidad y mi origen. Yo soy Yoldin, Yoldin Sutade. Y como acaba de decir no somos familia, ni siquiera de la misma raza estrictamente hablando, pero hacía demasiado tiempo que no veía a otro habitante del cielo como para ser capaz de contener mi emoción, aún si es portador de malas noticias.

Cuando la interacción acabó suspiró profundamente y caviló sus posibilidades, cabizbajo. Ya había cumplido un luto con toda la tragedia de su tierra natal y no podía dejar que la emotividad le frenase, y menos en un lugar como ese donde pararse era sinónimo de congelarse. Así pues aclaró la cabeza y se mantuvo firme en sus objetivos originales: conseguir dinero y poder. Alzó de nuevo la vista y decidió compartir con la pareja toda la información, cuanto más tiempo pasase con ellos más podría saber de cómo iban las cosas ahí arriba.

-Acerca de la droga y el dragón hay una teoría compartida por las fuerzas de autoridad que las conecta. Bueno, conectarlas no es la palabra porque la gente que lo piensa dice que lo del dragón no son más que patrañas, un cuento para meter miedo y que la gente no se acerque a las montañas. El jefe de la seguridad de la isla ,de hecho, es de éstas personas, y ofrece recompensas a quien vaya a investigar todo el embrollo.

Hizo una pausa para ver sus reacciones.

-A mi me interesa la gloria y el dinero que se propone, a ti, Inosuke, parece que la perspectiva de un dragón también te interesa, y tú Xanxan pareces interesada por la droga. Propongo que nos aliemos para resolver todo éste misterio, ya sean dragones o mafias el desenlace de éste embrollo no será fácil. También propongo ir a hablar con Son Chopo, el jefe de seguridad, como primer paso. ¿qué me decís?

Esperó su respuesta y mientras tanto casi le sorprendió cómo el frío que seguía sintiendo había pasado tan súbitamente a un segundo plano.
Yoldin Sutade
Yoldin Sutade

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 14/04/2020
Edad : 22

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm16/150[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (16/150)
Experiencia:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm8675/1000000[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (8675/1000000)
Berries: 50.300.000

https://www.onepiece-definitiverol.com/t23792-yoldin-sutade?high

[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador K7WnRpS

Volver arriba Ir abajo

[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador Empty Re: [Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador

Mensaje por Alexandra Holmes el Vie 12 Jun 2020 - 20:33

Con Xandra es suficiente —dijo, relajando su postura y abandonando totalmente la idea de marcar territorio de una manera ligeramente menos diplomática, dándole la mano por un par de segundos. No dijo nada cuando Ino la defendió, lo conocía lo suficiente como para saber que sus intenciones eran honestas aunque a veces no la "dejara" protegerse.

Que lo del dragón era un cuento de viejas era algo de suponer, de lo contrario estarían aterrorizados constantemente. Sin embargo, que la historia no fuera real no significaba que alguien pudiera utilizarla para hacerse un nombre y conseguir infundir miedo usando esa historia. ¿Que no era un dragón literal? Seguro, pero nada le aseguraba que no hubiera un "dragón" detrás de todo eso.

Si hay un dragón no será uno de verdad, eso sería demasiado vistoso —respondió a su compañero. Por supuesto, nada impedía a los dragones existir, pero pensaba que se notaría mucho en Polaris si hubiera un dragón.

Parpadeó al escucharlo. Decía de resolver el misterio pero... Alexandra, que aún estaba sujetando las pieles con solo un brazo, se rascó la mejilla con la mano que tenía libre. Quizá tenían distintos conceptos de la palabra "resolver", pero a la científica no le hacía gracia poner sobre aviso al jefe de seguridad.

Nada te impide ir —respondió primero —, pero si tengo la idea de aprovecharme de sus desgracias, o incrementarlas, lo último que debería hacer es enseñarles mi cara —consideró que lo mejor era ser honesta desde el principio, para evitar cualquier posible malentendido —. No soy buena, Yoldin. No me interesa que paren las desapariciones, es más, por el bien de la ciencia sacrificaría a algunos más. No dejaré que la droga deje de circular mientras no tenga una forma de replicarla, no puedo permitirme que la incauten —dijo finalmente. Era de fiar como había dicho Ino, pero eso no significaba que fuera una buena samaritana que se preocupara por los inocentes.

Esta falta de corazón se aplicaba incluso más ahora que había en juego un químico desconocido, ¿qué era más importante? ¿unas pocas vidas o que pudiera tener acceso a información sobre la droga, o incluso a unas muestras? Para Alexandra la decisión era tan fácil que era casi insultante.

Ino, yo voy a buscar a algunos drogatas de esos a ver qué pueden decirme, si es que son capaces de formar frases. Si vienes conmigo o no es decisión tuya, como siempre —puede que la mayoría de las veces lo estuviera arrastrando por ahí, pero siempre le dejaba la decisión porque, bueno, lo respetaba —. Aunque no deberíamos ser buenas personas, para eso están los marines —dejó caer. Ella era pirata. Una criminal, una asesina fugada que normalmente acompañaba a los temidos Markov y von Steinhell. No iba a empezar a ser buena a estas alturas del partido.

Dicho aquello, dejó las pieles en el suelo y echó a andar, primero despacio para que Inosuke pudiera seguirla si decidía ir con ella. Pasados un par de minutos empezaría a acelerar el paso, ¿dónde se dirigiría? pues a las zonas donde menos gente había, donde se podría respirar más "calor" del habitual y, en general, donde veía que la gente iba más ligera de ropa.

Vamos a ver... si yo fuera un yonki buscando una droga que da calor humano, ¿dónde me metería?
Alexandra Holmes
Alexandra Holmes

Mensajes : 96
Fecha de inscripción : 29/02/2020

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm25/150[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (25/150)
Experiencia:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm13942/1000000[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (13942/1000000)
Berries: 10.000.000


[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador K7WnRpS

Volver arriba Ir abajo

[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador Empty Re: [Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador

Mensaje por Inosuke Dru-zan el Vie 12 Jun 2020 - 23:23

Bueno, todo parecía estar bien. Yoldin se había disculpado y Xandra no parecía querer arrancarle la cabeza, de momento. Lo consideraba una victoria, aunque no sabía bien por qué.

Espera Xanxan, yo ir contigo —gritaría antes de que se alejase demasiado.

No podía dejar a mi compañera vagando sola en una isla tan fría como aquella. Podían aparecer lobos de las nieves, osos albinos o cosas aún peores. Podría hasta encontrarse a un dragón. Debía ejercer mi rol como hombre y protegerla de todo mal.

Yoldin, si tú querer, ser libre de acompañar. Si no, hasta próxima vez. Un placer hablar con hombre del cielo —si se despedía y marchaba en otra dirección, le estrecharía la mano en un gesto de despedida—. Y si pasar frío, usar piel de oso que dejar Xanxan en suelo. Yo ya estar caliente.

Rápidamente alcancé a Xandra, que se había ido andando dejando marcada sus huellas sobre la nieve, aunque realmente no la había perdido de vista. Se estaba alejando del pueblo, no sabía bien con qué intención, pero tampoco me importaba. En cuanto hubiéramos terminado de hacer lo que ella quisiera, podríamos irnos de caza, así que todo iba bien.

No sabría decir cuanto tiempo había pasado. A nuestro alrededor no había nada destacable, pero al poco que seguimos paseando pude observar a un grupo de personas un tanto extrañas. Para empezar, estaban desnudos sobre la nieve. Pero no desnudos como yo, que estaba descubierto de cintura hacia, sino desnudos tal y como habían llegado al mundo tras nacer. Algunos vagaban con aspecto de no saber a donde ir, otros estaban manteniendo relaciones sobre el manto blanco a las vistas de todos, y otros se encontraban tumbados bocarriba sobre la nieve, abriendo y cerrando los brazos y las piernas, como si quisieran dibujar algo sobre el suelo.

Uno de ellos se me acercó, también desnudo. Estaba flaco, se le marcaban los huesos y se sostenía los brazos con las manos mientras se los frotaba. Su aliento expedía vaho al respirar y empeza a temblar.

—Oye, hermano. Tú también le das al dimbelengue, ¿verdad? Que te veo ahí desnuíto. Dejame un poco, colega, que empiezo a tener frío.

¿Tú hablar a mí? —pregunté, señalándome con un dedo y mirando a los lados—. Yo no saber de qué hablar tú.

—¿Cómo que no, parguela? Si ya no sabes ni hablar —su tono cambió a uno más amenzante—. Mira, chaval, dame lo que tengas o te rajo.

No entendía nada, pero le ignoré y seguí caminando. Fue entonces cuando se abalanzó sobre mí, tirándome al suelo. Rodamos un par de metros por la nieve mientras forcejeamos. Las personas desnudas de nuestro alrededor giraron sus cabezas para ver qué ocurría. Conseguí librarme de su agarre y ponerme en pie, pudiendo sacar mis Colmillos antes de que me hiciera nada. Volvió a venir a por mí, pero yo fui más rápido, clavando ambas espadas en sus hombros. Un grito de dolor se hizo eco y el chico se desmayó. Dejé su cuerpo tendido sobre la nieve y volví al lado de Xandra, como si no hubiera pasado nada.

Por eso yo venir —le dije a mi amiga—. Yo no dejar a tú sola con hombres asÍ. Encima desnudos. Al menos usar taparrabos.
Inosuke Dru-zan
Inosuke Dru-zan

Mensajes : 125
Fecha de inscripción : 30/01/2020

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm32/150[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (32/150)
Experiencia:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm19010/1000000[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (19010/1000000)
Berries: 0


[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador GK06R0R

Volver arriba Ir abajo

[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador Empty Re: [Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador

Mensaje por Yoldin Sutade el Lun 15 Jun 2020 - 2:11

Desde luego la mujer era decidida ya que poco después de estrecharle la mano desaparecía tras una esquina con su amigo detrás mientras Yoldin todavía debatía internamente las posibilidades que se abrían ante él. Masculló algo en esperanza de que le esperasen pero no parecían estar acostumbrados a hacerlo. Eso mezclado con las palabras de la tal Xandra le llevó a pensar a qué se dedicaba el extraño par: si no eran piratas que le desplumaran.

A pesar de ello no sintió más afinidad con sus compañeros de profesión, sino todo lo contrario. Sabía cómo era el mar y tenía claro que ellos podían llegar a ser sus rivales, cosa peligrosa porque eran una tripulación de al menos dos personas y Yoldin estaba completamente solo (sintió la tentación de contar a Lysbeth como alguien a su lado, pero supo en sus adentros que su tutela sería más un capricho de la demonio que una relación de lealtad).

Todo le parecía desembocar en que tenían que partir en direcciones diferentes, tratar sus distintos objetivos cada uno a su manera pero a pesar de todo... Inosuke era shandiano. No podía dejar que se le escapase, era su único posible puente con su pasado, una oportunidad demasiado seductora como para desperdiciarla. Miró resignado al cielo, dio un profundo suspiro y corrió torpemente en búsqueda de quienes serían sus compañeros en la isla a partir de ahora.

Por culpa de todas las restricciones en las alas y el mal tiempo tardó un buen rato en alcanzarles, rato por el que vagaron por Polaris hasta una zona en la que ya apenas había invernaderos, en pleno centro de la urbe, donde calles muy concurridas eran alternadas por oscuros callejones y recovecos llenos de basura, tanto material como humana. Ésta última categoría en particular era muy numerosa, hasta el punto de haber convertido algunos de los callejones más anchos en verdaderas escenas anárquicas. En una de éstas fue donde al fin consiguió dar caza a los piratas, y resoplando se puso a su altura y resoplando tuvo ocasión de decir la frase que llevaba todo el camino pensando:

-Al fin os alcanzo. Voy a acompañaros por un tiempo, al menos para poder recolectar información y poderos echar un cable. Y Xandra no te confundas, a pesar de mi procedencia yo tampoco soy ningún ángel. Siempre juego pensando en el próximo movimiento.

Entonces, de entre la masa de despojos humanos se alzó un yonqui y se puso a hablar con Ino. De súbito la situación escaló y el cuerpo del adicto cayó inerte a la nieve. Aquello causó el mismo efecto que un petardo en un rebaño y pronto el caos reinaba en el lugar, la gente gritaba y trataba de huir de la escena, otros, oportunistas, aprovechaban para meter la mano en bolsillos ajenos a diestro y siniestro, e incluso algún valiente, era de suponer que los más apegados al acuchillado, se armaron con palos y barras de metal.

Fueron cuatro los valientes y los rodearon blandiendo amenazanatemente sus armas. Tenían los ojos inyectados en sangre y las venas se les marcaban por todo el cuerpo desnudo, haciéndolo especialmente abrupto. De hecho de los tres atacantes que eran hombres dos tenían sendas erecciones. Todo parecía efecto de la droga, serían más complicados que un oponente de sus calañas sobrios.

En un principio todos habían ido a por Ino pero habían reparado en los demás, ahora solo la mujer y uno de los hombres se enfrentaban al shandiano, un hombre a por cada uno de sus compañeros. Yoldin retrocedió hasta tocar la pared frente al lento avance de su oponente, que caminaba lentamente pasándose el arma de una mano a otra. De repente con un aullido se lanzó contra él y el birkano apenas tuvo tiempo para deshacer la atadura de sus alas de una hábil acción, lo que le permitiría moverse con total libertad. Se agachó justo antes de que el palo, dirigido a su cabeza, impactase con el objetivo. En ése movimiento también se deshizo de su capa y quedó completamente libre. Las alas se extendieron en toda su amplitud de la que tomaba impulso y embestía a su atacante, llevándolos a ambos al suelo. Ahí forcejearon unos instantes. Las armas y equipo de Yoldin acabaron desparramadas por todo el suelo y el yonqui le superaba con creces en fuerza. Pero por fortuna consiguió echar mano del dial térmico que tenía en el bolsillo y lo presionó contra el vientre ajeno.

-¿Querías calor?- dijo sofocado bajo el abrazo monstruoso del hombre- ¡Toma todo el que quieras, barra libre!

El canalla aulló otra vez, ahora de dolor. Asestó un golpetazo a Yoldin en la cabeza para sacárselo de encima y se arrastró por la nieve con las piernas y un brazo, mientras con el otro se abrazaba el lugar de la quemadura. Aquello era una verdadera escabechina, no sangraba porque la herida se cauterizó inmediatamente, pero una quemadura profunda del tamaño de la palma de una mano le había dejado el estómago en carne viva. Al parecer la droga les hacía inmunes al frío, pero más sensibles al calor.

Yoldin, con los oídos pitándole tras el porrazo se abalanzó encima del herido con el dial en ristre. El hombre, con desesperación en los ojos trató de zafarse de él pero consiguió presionarlo otra vez contra su mejilla. De nuevo el alarido y un olor a cuero quemado inundaron los sentidos de quienes estaban en el lugar. Aprovechándose de la estabilidad que le daban sus alas Yoldin consiguió reducir al vagabundo y amenazó con volver a hendirle la concha, ésta vez quizás dejándolo tuerto.

-Ahora antes de que te convierta en un filete olvidado en una barbacoa me vas a contar de dónde habéis sacado la droga y todo lo que sepas de quién la distribuye.

El hombre gritaba desconsolado, pidiendo ayuda a sus amigos a quienes Xandra e Ino mantenían lo suficientemente ocupados, pero sentir cerca del rostro el calor que el dial despedía pareció aclararle las ideas.

-¡PARA PARA PARA! El Komono, el hombre de abrigo morado que está en el puerto del lago. Ese es el dealer de la zona. Pero no se nada más, ni siquiera era tan amigo de Minu, déjame ir por favor.- le suplicó aterrado.

Pero Yoldin sabía de lo que era capaz un hombre por venganza. Aún así le faltaron tripas para acabar con la vida del pobre adicto fríamente una vez lo había reducido, pero tuvo una idea mejor.

-Éste tiene info. Intentad sacarle algo más en lo que recojo todo éste estropicio.

Se levantó y liberó al hombre de su llave. Si nadie hacía nada correría y se perdería tras la esquina. Yoldin no se preocupó por ello y recogió todas sus cosas de la calle, ya desierta a excepción de los cuerpos de los atacantes y ellos mismos. Pero la calma no duró mucho. Para cuando terminó de ceñirse la capa de nuevo un nuevo barullo se alzó en la calle. Unos ladridos muy característicos se alzaron entre los ruidos de la calle "UA UA UA UA". Solo los perros que tiraban de los trineos de la policía ladraban así.

-Bueno, lo de no inmiscuir a las fuerzas de seguridad se nos va al garete, toca correr como desgraciados.
Yoldin Sutade
Yoldin Sutade

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 14/04/2020
Edad : 22

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm16/150[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (16/150)
Experiencia:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm8675/1000000[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (8675/1000000)
Berries: 50.300.000

https://www.onepiece-definitiverol.com/t23792-yoldin-sutade?high

[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador K7WnRpS

Volver arriba Ir abajo

[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador Empty Re: [Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador

Mensaje por Alexandra Holmes el Miér 17 Jun 2020 - 22:56

Al final Ino quiso ir con ella. También la había alcanzado el otro habitante de los cielos, que parecía decidido a acompañarlos de momento. Bueno, si se quedaba podría aprender un par de cosas sobre cómo se hacían las cosas en el Mar Azul. Como persona dedicada a la ciencia, tenía algo de divulgadora en ese corazoncito de acero que tenía y, por tanto, no tenía problemas en enseñarle todo sobre el método científico.

Como veas, igual aprendes algo de la ciencia del mar azul —dijo mientras miraba a su alrededor. La zona en la que estaban era... bueno, decir que era un estercolero sería ser muy amable. Se notaba que habían llegado a la zona chunga de la ciudad

Ah, mira, un yonki —dijo. Pensaba en interrogarlo un poco, pero Ino acabó perdiendo la paciencia antes y lo dejó inconsciente de un par de tajos.
No te preocupes, no tienen nada que no haya visto antes —a lo largo de su vida de casada había visto unas cuantas formas y tamaños, ver a unos drogatas desnudos no sería lo más raro que le habría pasado relacionado con los desnudos.

El resto de personas intoxicadas fueron alertados por esto y comenzó un pequeño caos y una serie de saqueos que serían acompañados por cuatro de los intoxicados, decididos a atacarlos. Xandra se fijó en sus figuras. Ojos inyectados en sangre, venas marcadas... era... «No me jodas, ¿solo es una superviagra?» pensó al ver las erecciones. Quizá el efecto vasodilatador era parte de lo que producía el calor, una mayor cantidad de sangre circulando por el cuerpo calentaría el cuerpo, aunque sonaba peligroso de narices. En resumen: una droga ideal.

Los dos chavales usaban armas, así como las personas que les atacaban. Alexandra suspiró.

Primera norma de la ciencia, chavales, el cuerpo es un arma de potencial ilimitado —anunció mientras los dos drogatas desnudos y empalmados iban a por ella.

El brazo derecho de la científica se iluminó con destellos azules fruto de la electricidad que ahora la recorría. Se puso en posición de combate. Formó un puño con la mano derecha, pero levantó los dedos índice y corazón, donde ahora se acumularía toda la electricidad que estaba generando. El primer hombre fue demasiado directo y previsible con su ataque, pudiendo verlo sin tener que recurrir a forzar su Observación. Sus reflejos puros fueron suficiente para moverse grácilmente sobre la nieve. Esquivó el golpe que le iban a dar con un martillo y contraatacó con sus dedos, golpeando directamente en su yugular; el chispazo del golpe sería suficiente para dejarlo inconsciente.

El otro hombre no se amedrentó, pero esta vez no pudo esquivar, se vio obligada a usar sus dos manos para detener las del contrario para que no pudiera blandir su bate adecuadamente. Forcejeó durante unos segundos más y vaciló por unos segundos, pero entonces recordó que estaban empalmados. ¿Y qué dolía más que una patada en los cojones?

Heh.

Le propinó un rodillazo en los genitales, obligándolo a arrodillarse. Exacto, lo único que dolía más era un rodillazo en los huevos mientras estabas empalmado. No desaprovechó el momento de debilidad, y es que acabó dándole un puñetazo en la sien con todas sus fuerzas para dejarlo atontado en el suelo.

Hecho aquello, la científica caminó hasta el drogadicto que no estaba inconsciente.

Cuéntame cositas o me voy a enfadar.
—¡Y-ya se lo he dicho a tu amigo! ¡Komono, el hombre de de abrigo morado, en el puerto del lago! ¡N-nos vende pero nada más, no se le ve la cara cuando tratamos con él!

Iba a terminar el trabajo, pero el sonido de los perros de las fuerzas de seguridad le salvaron el pellejo a... bueno, a todos. Sin embargo, había una última cosa que debía hacer antes de salir corriendo como recomendaba Yoldin. Alexandra hizo crujir sus huesos y le propinó, igual que al segundo que había tumbado, un puñetazo lo bastante fuerte como para dejarlo aturdido en el suelo.

Les habría dicho dónde nos vamos. Ahora sí, a correr —que realmente daba igual porque dejaban huellas, pero era un detalle sin importancia.

Y de momento echaría a correr otra vez. El puerto... tendrían que ir al límite de la ciudad y empezar a buscar algún otro puerto.
Alexandra Holmes
Alexandra Holmes

Mensajes : 96
Fecha de inscripción : 29/02/2020

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm25/150[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (25/150)
Experiencia:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm13942/1000000[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (13942/1000000)
Berries: 10.000.000


[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador K7WnRpS

Volver arriba Ir abajo

[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador Empty Re: [Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador

Mensaje por Inosuke Dru-zan el Vie 19 Jun 2020 - 5:29

¿¡Vosotros querer pelea!? —grité, en parte a la pareja que se me acercaba y en parte al aire. La posibilidad de un combate me emocionaba —. Venir, venir a por mí, pero hacer el favor de tapar.

Las dos personas se encontraban de pie, una mujer con un palo de madera y un hombre, también con un palo, pero de hierro. No es que me importase demasiado que estuvieran desnudos, pero mentiría si dijera que aquello no me distraía. Mis ojos iban y venían, observando primero los encantos desnudos de la mujer, para luego trasladarse a la virilidad del hombre y volver a enfocarse sobre la mujer. Estaba tan distraído que apenas pude ver el primer ataque.

El palo de hierro de me golpeó en la cara, dejándome medianamente trastocado. Al momento de recomponerme la mujer me dio otro golpe similar, que me hizo soltar las espadas y que me cayera de espaldas, porque el hombre había puesto un pie detrás mío para que perdiera el equilibrio. Despojado de mis armas y tirado en el suelo, estaba molesto. Si perdía sería culpa de su desnudez, pero eso no era más que una excusa. Si perdía significaba que era débil, y eso no lo cambiaría el hecho de que estuvieran sin ropa o que fueran dos contra uno. Debía ponerme serio.

En cuanto pude volví a colocarme de pie, usando la única espada que tenía a mi alcance. Tras desenvainar a Colmillo de lobo que reposaba en mi espalda me lancé contra ellos. No solía usar una única espada para combatir, pero al menos podía seguir haciéndolo. A la chica le corté la mano con la que sujetaba su palo. Un chorro de sangre caliente y humeante salió propulsado del muñón para caer en mi torso. El hombre, que entró en cólera tras yo hacer aquello, vino a por mí. Levantó su vara de hierro con ambas manos, por encima de su cabeza, pero yo salté en su dirección y, sujetando también mi espada con ambas manos, realicé un corte horizontal con el que separé sus brazos del cuerpo a la altura del hombro y dejándolo casi decapitado. Cayó al suelo debido a la gravedad, no sin antes salpicarme con más sangre. Estaba caliente y humeaba al contacto con el aire frío.

Limpié la espada en la nieve, la guardé y recogí las otras dos. Entonces me acerqué a la chica, que estaba tirada en el suelo gritando de dolor mientras se sujetaba el muñón con la otra mano. Observé la herida y deduje que sobreviviría. No quería que nadie más tuviera que morir, así que aquello me tranquilizó, aunque ella aún seguía sollozando. La dejé ahí, a solas con su dolor, y volví al cadáver de aquel hombre. Guardé mis espadas y me agaché para recoger el cuerpo sin brazos, con la cabeza unida al cuello por unas pocas hebras de carne. Lo cargué al hombre y me reuní con Xandra y con el habitante del cielo, que habían soportado el ataque de las otras personas.

Yo ya tener cena... Por desgracia. No querer matar, pero no quedar de otra.

Entonces unos ladridos empezaron a oírse. Por lo que pude ver, provenían de unos perros que tiraban de trineos. Tal vez fueran amigos del que había matado y venían como refuerzos. Tocaba huir, evitar más problemas. Tampoco es como si pudiéramos ir provocando masacres en cada sitio al que fuésemos.

No preocupar —dije a mis compañeros—. Si ser perros, yo encargar.

Según marcaban mis costumbres, lo que matabas debía ser comido. Desaprovechar la carne de cualquier criatura era una gran ofensa para los dioses, motivo por el que solo cazaba lo justo para alimentarme. Por si eso, si alguna vez yo mataba a una persona, debía comérmela, pero eso si estaba solo. No tenía por qué ser la persona que asesinaba la que aprovechase la carne. Lancé el cuerpo lo más lejos que pude, pero a una distancia que los perros pudieran detectar, para que se abalanzaran sobre él y estuvieran distraídos comiendo mientras nosotros escapábamos.

Entonces, ¿a dónde ir? Yo no saber guiar por jungla de piedra.
Inosuke Dru-zan
Inosuke Dru-zan

Mensajes : 125
Fecha de inscripción : 30/01/2020

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm32/150[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (32/150)
Experiencia:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm19010/1000000[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (19010/1000000)
Berries: 0


[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador GK06R0R

Volver arriba Ir abajo

[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador Empty Re: [Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador

Mensaje por Yoldin Sutade el Sáb 20 Jun 2020 - 19:28

Yoldin apenas tuvo tiempo para analizar la situación, pero no hacía falta mucho para llegar a la conclusión de que estaban jodidos. Tenían que ser rápidos si querían salir de esa, y la opción que había dado Ino no le parecía la más inteligente, meterse con las fuerzas de autoridad de la capital era la manera más rápida de acabar en un calabozo. Además el espadachín había mirado los cuerpos sin vida de los adictos de una manera que a Yoldin le dio muy mal rollo, así que pensó que la mejor opción era la que proponía Xandra.

Tenían que llegar a la calle concurrida antes que los trineos les alcanzasen, y eso podía ser un problema. Vaciló un segundo antes de tenerlo de repente todo claro, paso por paso lo que tenían que hacer.

Antes de ponerse a correr, como parecía lo más indicado, volvió a liberar sus alas, se puso la capa a modo de capucha con un par de nudos simples que tenía practicadísimos y se abalanzó contra los montones de basura que se apilaban a los lados de la calle. Los ladridos sonaban ya muy cerca, tenían que estar a la vuelta de la esquina literalmente. Hizo una seña a sus compañeros para que corriesen y acto seguido agarró el garrote y lo accionó contra los desperdicios. El dial de propulsión hizo su trabajo y todo tipo de inmundicias salieron expelidas por doquier al golpe del arma. Además fue justo a tiempo pues un pequeño trineo con 2 personas a bordo tirado por media docena de unos enormes perrazos con el pelaje azul, rojo, blanco y negro apareció doblando la esquina.

Los tripulantes, policías obviamente, tenían una especie de megáfono por el que gritaban órdenes a los fugitivos, pero tuvieron que centrar sus esfuerzos momentáneamente para evitar volcar con el carro por culpa de la basura y los cuerpos de los drogatas.  Yoldin aprovechó el momento para lanzarse a la carrera tras Ino y Xandra, con especial interés en el primero. El motivo de ésto tenía que ver con el siguiente paso para salir airosos de esa: el camuflaje. Los guardias los habían visto de espaldas y desde luego seguramente lo que más les llamase la atención era el endriago cubierto de sangre con sierras en las manos. Lo que tendrían que hacer era meterse en una calle concurrida y pasar desapercibidos y era complicado con esa estampa.

Los tres corrieron hasta doblar la esquina opuesta raudos, y Yoldin tuvo que gritar a Ino para que le esperase. Sin parar de correr se quitó uno de los dos abrigos con los que se cubría y se lo tiró al celestial.

-¡Ahora hay que pasar desapercibidos! Quítate la máscara de la cabeza y ponte ésto, yo no lo necesitaré más. Los tres tenemos que poder mezclarnos con el gentío ahora, hay que cambiar las apariencias.

Esperó que ambos le hicieran caso pero tampoco se molestó en cerciorarse de ello. Al fin y al cabo a pesar de sus distracciones los polis aún les pisaban los talones, tenían que darse prisa para llegar a una de las abarrotadas calles. Él por su parte deshizo los nudos de su capapucha y dejó que le cubriera d enuevo las alas. No tenía tiempo ésta vez para atarlas así que su volumen era considerablemente más llamativo, parecía un cheposo que llevaba una mochila bajo la capa. Vago pero suficiente para salir del paso. También se puso las gafas de Apolo y cuando llegaron al fin a un lugar más concurrido no pudo evitar adoptar en cierta manera sus andares, bamboleandose chulescamente de lado a lado.

Si sus compañeros le habían hecho caso supuso que estaban fuera de peligro de momento. Pronto los perros saldrían del callejón pero Yoldin achuchó para alejarse de esa zona lo antes posible. No quería que les pudiesen detectar por el olor de la sangre que aún cubría a Ino.

En estas, cuando la cosa se hubo calmado, tuvo la oportunidad de pensar en algo que le había llamado la atención durante el combate. Si no se equivocaba Xandra había dicho algo de que su cuerpo era un arma y acto seguido había hecho chispas con los dedos. Podía haber sido un dial perfectamente dadas sus asociaciones, pero Yoldin suponía que no. Era como aquella vez en la que Lysbeth Ardian había creado fuego de la nada, habilidades poderosas de las que necesitaba información. Y no se iba a quedar con la duda.

-Oye Xandra, ¿qué fue aquello de ahí atrás? ¿eres una especie de maga? He visto a otras mujeres hacer cosas parecidas... ¿es una ventaja de vuestro sexo? ¿una compensación por los dolores mensuales? Y si no es así ¿es posible aprender a hacerlo?

Quería conversar largamente con ella pero se contentaría con cualquier respuesta ahora mismo. Su principal problema seguía siendo ir hasta el puerto del lago sin llamar la atención, encontrar al tal Komono y entonces quizás permitirse llamarla un poquito.
Yoldin Sutade
Yoldin Sutade

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 14/04/2020
Edad : 22

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm16/150[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (16/150)
Experiencia:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm8675/1000000[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (8675/1000000)
Berries: 50.300.000

https://www.onepiece-definitiverol.com/t23792-yoldin-sutade?high

[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador K7WnRpS

Volver arriba Ir abajo

[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador Empty Re: [Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador

Mensaje por Alexandra Holmes el Mar 23 Jun 2020 - 17:45

Casi siempre se le olvidaba esa costumbre de Ino de comerse lo que mataba sin pararse a pensar en si era una persona, un animal, un reloj de pared o un den den mushi. Por suerte, esa costumbre suya iba a ser una bendición en ese momento. Los agentes del orden local voceaban órdenes a las que, evidentemente, la científica hacía caso omiso. Por suerte, la carne que había lanzado el propio Ino estaba distrayendo a los perros, sea por estar comiéndola o simplemente por entorpecerlos, dándoles algo más de tiempo para huir.

Por su parte, Alexandra se cambió rápidamente el peinado y se guardó las gafas que, por otra parte, solo estaban de adorno. Ahora en lugar de llevar una melena salvaje iría con una única coleta. No se había dejado ver mucho y había inutilizado a los testigos, por lo que no debía preocuparse mucho.

Después de varios giros y atravesar algunas calles más podían decir que, de momento, les habían perdido la pista. La pregunta no le pilló por sorpresa, al menos no la primera, las otras... las otras sí. No pudo evitar echar unas carcajadas, dándole luego un par de palmadas en la espalda. Ay. La gente del cielo era de lo más ingenuo que había visto en mucho tiempo.

No soy maga, no, tampoco es ninguna clase de compensación, es algo que puede utilizar cualquiera que se moleste en explorarse a sí mismo y a conocerse de verdad. Utilizo el poder de mis emociones más dominantes para generar energía elemental, cuya afinidad varía según la emoción de la que extraiga poder. Ahora mismo puedo utilizar electricidad, fuego y hielo —respondió, enumerando los elementos que podía manejar, aunque no reveló cuáles eran las emociones asociadas, eso lo dejaría para otro día —. Por supuesto, el nivel de control es infinitamente menor al que tienen los usuarios de poderes demoníacos pero no es algo que suponga mucho problema para alguien creativo —continuó mientras se ponía la capucha del abrigo que le había dado Ino al principio, ocultando parte de su cabeza.

De momento se habían desplazado sin mucho problema, los locales estaban algo alterados por los gritos de las fuerzas del orden pero si Ino se ponía el abrigo ocultaría la sangre, en ese caso no deberían llamar demasiado la atención —si dejaban a un lado el tema de la máscara—. Ahora, para ir al puerto... en un asentamiento de esas dimensiones siempre debería haber alguna forma de indicación.

¿Habrá alguna señal? En Water Seven había un montón de señales porque era muy fácil perderse —comentó, mirando a su alrededor por si veía algo que les ayudase —. Es un notas con un abrigo morado, no debería ser muy difícil de encontrar —murmuró, todavía en búsqueda del puerto. ¿Quizá podrían preguntar por un astillero? Esas cosas solían estar en el mismo sitio y no sería tan sospechoso que si buscaban directamente el puerto.

Deberíamos darnos prisa, si se entera del altercado saldrá corriendo —comentó mientras empezaba a moverse de nuevo, tratando de pasar lo más desapercibida posible. No podían volver por el camino de antes por el robo de los abrigos y por los heridos, así que solo podían avanzar e intentar no dar demasiado la nota. Ahora que lo pensaba, quizá habían otros intentando investigarlo como pretendía el ángel al principio, quizá si echaban un cable al tal Kemono se estiraría y les daría algo de droga o de información gratuita... no sonaba muy mal.
Alexandra Holmes
Alexandra Holmes

Mensajes : 96
Fecha de inscripción : 29/02/2020

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm25/150[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (25/150)
Experiencia:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm13942/1000000[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (13942/1000000)
Berries: 10.000.000


[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador K7WnRpS

Volver arriba Ir abajo

[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador Empty Re: [Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador

Mensaje por Inosuke Dru-zan el Vie 26 Jun 2020 - 17:33

A pesar de aquella escena de violencia tan gratuita, el combate no había sido gratificante, y encima ahora nos encontrábamos huyendo de los protectores de la aldea. ¿Por qué será que los habitantes de la islas que visitamos suelen acabar persiguiéndonos? No es como si nosotros buscáramos pelea... No a menudo. Por suerte en aquella ocasión estábamos consiguiendo huir de los hombres arrastrados por los perros, pero no sabíamos cuando podrían volver a alcanzarnos.

Sí, nosotros correr —dije, apoyando la idea de Xandra—. A mí no quedar claro, ¿a dónde ir nosotros ahora?

Me apetecía buscar al dragón para cazarlo, pero antes debía ayudar a Xandra con lo que quisiera que se le hubiera ocurrido. Su cabeza era un completo misterio para mí la mayor parte del tiempo, pero no me preocupaba. Era mi amiga y debía ayudarla y protegerla, aunque a veces ella también sabía hacerlo sola. Ya habría tiempo más adelante para buscar a la mitológica criatura, si es que no nos empezaba a perseguir toda la isla. Quizás aquella situación fuera de las más divertidas.

Yoldin, tu preparar. No saber cuando poder aparecer protectores de aldea. Ánimo.

Una vez llegáramos al sitio que estábamos buscando, apoyaría a Xandra, ya fuera mostrándome como un amable y agradable chamán si había que caer en gracia, o desenvainando mis armas y profiriendo amenazas en mi idioma natal y había que intimidar a alguien.
Inosuke Dru-zan
Inosuke Dru-zan

Mensajes : 125
Fecha de inscripción : 30/01/2020

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm32/150[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (32/150)
Experiencia:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm19010/1000000[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (19010/1000000)
Berries: 0


[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador GK06R0R

Volver arriba Ir abajo

[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador Empty Re: [Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador

Mensaje por Yoldin Sutade el Lun 29 Jun 2020 - 22:09

Conque las emociones estaban relacionadas de alguna manera con energía elemental, ¿eh? Era imposible no arquear una ceja ante esa declaración. Sin duda en otra situación la habría llamado loca, pero desde que se echó al mar no había parado de ver y descubrir cosas que la mayoría de la gente tacharía de inverosímiles sin darles más vueltas.

Estuvo dándole vueltas a sus palabras sin musitar más que direcciones ocasionalmente. Afortunadamente no era complicado para nada llegar al puerto, al contrario que en otras ciudades se encontraba muy próxima de la parte más metropolitana de la ciudad, realmente cerca de donde habían tenido el percance con los adictos. Además era un lugar por el que Yoldin había pasado en más de una ocasión en su continua búsqueda del local más cálido, así que supo orientarse sin problemas.

El famoso puerto era en todos sentidos menos en el social el corazón de Polaris. Se componía de una gran cantidad de grandes diques de hormigón (ya que la madera en esas condiciones tendría los días contados) que se extendían por la costa del lago de tal manera que si completara la vuelta al mismo la fotografía desde el cielo parecería un engranaje invertido. Era el lugar donde se hacía todo el intercambio que permitía la existencia de la capital con los otros dos pueblos de la isla, además de constituir el principal sistema de transporte entre núcleos de población gracias al entramado de ríos que salían de ahí. De hecho se podía ver una multitud de barcos de carga repletos de madera llegando en ese instante.

Había gente de sobra, desde luego, pero el movimiento no era para nada caótico. De hecho si te parabas a observar notabas ciertos patrones, grandes trineos venían vacíos, seguramente para cargar toda la madera que venía, pero todos iban a la parte más occidental del puerto. Gente muy variada, con abrigos de lo más variopinto se mezclaban por todos lados, pero al final acababan en la parte más central. Por último no pudo evitar reparar en la falta de fluencia que parecía haber en la parte más oriental, donde apenas se podían distinguir un puñado de barcuchos mal amarrados al dique. A la imagen que ésto produce hay que espolvorearla con gran cantidad de guardias que daban indicaciones para evitar que los trineos chocaran entre sí y asegurar la seguridad de la marea humana.

Yoldin pensó que no encontrarían al tal Komono en su vida entre tal barullo, pero por intuición (y un ligero miedo a posibles altercados con los guardias) pensó que el lugar más apropiado para buscar a un traficante era en la parte vacía, la oriental. Dirigió al grupo hacia allí poniendo cara de saber exactamente lo que hacía, pero se llevó un gran fiasco al descubrir que las únicas personas que se hallaban en esa parte, lejos de la anterior aglomeración, eran cuatro chavales que dirigidos por un viejo Yupik movían todo tipo de cosas frenéticamente de un lado a otro. Yoldin, queriendo sacar algo en claro al menos del viaje se acercó a éste último.

-Perdone señor, no se si podría ayudarme...

El anciano paró de gritar y miró duramente al muchacho en apariencia encorvado que se le había acercado tímidamente.

-Yo tampoco lo se si no me dices de qué se trata. ¡Habla alto y claro, estoy en medio de mi trabajo por si no lo habías notado!

Los mozos de carga se detuvieron un instante y miraron al viejo con incredulidad al llamar a lo suyo "trabajo" cuando solo se dedicaba a gritar, pero todos agacharon la cabeza y volvieron al verdadero trabajo cuando éste les devolvió la mirada. Yoldin tuvo la acertada impresión de que aquel hombre severo no sabría quien era Komono, pero pensó que un poco de información acerca del puerto podría ser de ayuda.

-Ehh... Mis acompañantes y yo buscábamos a una amiga que viene de Gélida, pero no se dónde son los barcos de pasajeros, ¿es esta la zona?

El viejo le miró abriendo mucho los ojos y forzando una mueca de enfado, como si le hubiera insultado.

-¿¡Pero te parece ésta el área de pasajeros!? Kaila me valga, éstos extranjeros son unos inútiles... ¡Ésta es la zona de descarga de Timber, por eso la estamos acondicionando, para la carga de mañana! La zona de pasajeros es obviamente la central, la de descarga de Gélida la de más allá, así que depende de si tu amiga es una currelas o una señoritinga que viene de turismo. Ahora no nos entretengáis más, fuera de aquí.

Y continuó con una retahíla de palabras que a juzgar por las risitas de sus empleados debían ser insultos hacia los "malditos extranjeros". Yoldin procuró ignorarle e intentó también que sus acompañantes no reaccionasen violentamente ante aquella reacción recordándoles que eran fugitivos, no tenían que llamar la atención.

Volvieron a la entrada del puerto, y utilizando la información recién adquirida Yoldin propuso que buscasen por la parte de los turistas. En un principio estuvo nervioso por los guardias, pero pronto vio que o sus "disfraces" hacían bien su cometido o la información aún no había llegado a ese lugar.

Tras unos minutos buscando al fin divisaron un abrigo de color vivamente morado que se sentaba en un recoveco con las manos dentro de los bolsillos cubierto por una gran capucha. Llamaba mucho la atención, pero curiosamente ningún guardia estaba cerca de él. "Todos untados" pensó Yoldin. O amenazados. De cualquier manera funcionaba.

De nuevo volvió a tomar la iniciativa y habló con sus acompañantes de que no debían llamar la atención en aquella zona, iría a hablar con Komono para sacarle información de la manera más discreta posible.

Ahora solo debía hacer las preparaciones para su papel. Decidió usar de base a Apolo, por la conveniencia de las gafas y su caracter barriobajero. Pero tenía que saltearlo con algo. Agarró un puñado de nieve y se lo deslizó por el cuello de la camisa, en contacto con la piel. Eso provocó que una oleada de frío le sacudiera, y la tiritona que había logrado superar por todo ese tiempo volvió con fuerza. Perfecto para simular la abstinencia.

Se acercó con su paso bamboleante, más cómico todavía por el evidente temblor. La gente se apartaba a su paso con miradas de desprecio y lástima por igual, era obvio que estaban acostumbrados a ver escenas parecidas. Cuando estuvo frente a Komono trató de hacer más evidente la tiritona.

-Que passsaaa pavo, me dijo Minu que tú tenías algo de "la cálida". Hazte el favor y rulate algo, enga.

Había utilizado el nombre del yonki que había atacado a Ino en el callejón, apuesta arriesgada, pero pareció funcionar. El Komono le miró a las gafas y Yoldin pudo apreciar algo poco común. Sus ojos tampoco estaban rasgados, era un extranjero, el único aparte de Xandra, Ino y aquel soldado desfasado que había conocido.

-No tengo, se me ha acabado, márchate.

Eso le dejó helado. Más aún que la nieve que corría por su ropa. No se lo esperaba para nada. Decidió seguir hasta el final el papel de drogadicto como último recurso.

-Vengaaa no me jodas, mira como tiemblo, llevo ya un par de días sin tomar nada, Minu antes me la pasaba y me dijo que se le acabó, que tú eras quien tenía más, dámela tronco.

Algo por el rabillo del ojo le llamó la atención. Un tío enorme se había levantado de su asiento y avanzaba en su dirección con cara de pocos amigos. "Un gorila para el camello, qué apropiado" pensó irónicamente". Sin embargo Komono levantó la mano ligeramente y el gorila se quedó parado.

-Así que Minu ha estado revendiendo mi mierda, ¿eh? Ya me encargaré de enseñarle quién es el único dealer de la ciudad. Pero no puedo ayudarte, se me ha acabado, estoy diciendo la verdad. Di los últimos gramos hace unos minutos. Pero mañana viene el nuevo cargamento, ven entonces. Ahora pírate antes de que te arrepientas.

Hizo un poco de teatro haciendo como que se debatía internamente y finalmente se dio la vuelta y se marchó. Lo hizo con la cabeza gacha y tiritando, como había venido. Pero en ésta ocasión temblaba de emoción contenida. El camello le había dado más información de lo que creía.

Llegó hasta donde sus amigos y siguió caminando hasta alejarse definitivamente de la multitud. Fue entonces cuando se permitió lucir una gran sonrisa y les contó acerca de su descubrimiento.

-¡La droga viene de Timber! Están en el puerto porque es su vía de suministro y escape, pensadlo. Me ha dicho que es el único camello de Polaris, y mirad cómo está la ciudad. Tienen que llegarle cargamentos enormes, apuesto que las cajas en las que se sentaban él y sus amigos estaban llenas de Pepper. ¿Y qué mejor manera de pasar la droga que en los cargueros? Disimulan la droga entre lo que sea que traen de ese pueblo.

Luego se puso serio y miró a Ino. Le puso la mano en el hombro y le dijo con un tono propio de un entierro.

-Pero esto quiere decir que... Lo siento Ino. Me parece que tanto Chopo como Xandra tenían razón. Las desapariciones están más relacionadas con la mafia que con un dragón...

Luego de un minuto de silencio por la muerte de aquella posibilidad de aventura propuso otra cosa.

-Si cogemos un barco en la sección central ahora podemos estar en Timber en unas horas, ¿que os parece? ¿hacemos una visita a los laboratorios?
Yoldin Sutade
Yoldin Sutade

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 14/04/2020
Edad : 22

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm16/150[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (16/150)
Experiencia:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm8675/1000000[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (8675/1000000)
Berries: 50.300.000

https://www.onepiece-definitiverol.com/t23792-yoldin-sutade?high

[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador K7WnRpS

Volver arriba Ir abajo

[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador Empty Re: [Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador

Mensaje por Alexandra Holmes el Jue 2 Jul 2020 - 20:51

Muchos diques, muchos carros, mucha madera, muchas cosas que no tenían que ver con su objetivo y que tampoco tenían que ver con los policías que aún debían estar mareados en el barrio yonki. Siguió al ángel mientras pensaba que habría sido bestial conseguir algo de chicle o algo para picar para el camino.

El habitante de los cielos que no era de su banda parecía querer llevar la iniciativa. Alexandra valoró hasta qué punto le interesaba eso y... resultó que el peso de su absoluta vagancia era demasiado. La científica concluyó que las energías que reservaba sin tener que pensar en mantenerlos vivos las próximas veinticuatro horas eran más valiosas que las energías que gastaría discutiendo por qué habría sido una idea magnífica empalar la cabeza del viejo en una pica en lo alto del edificio más grande de la ciudad.

Decidió quedarse al margen cuando el chaval quiso aventurarse él solo para hablar con narco con ínfulas de chulo hortera.

Yo le habría dado una tunda al viejo y otra a cada uno de los guardias. Y otra al hortera del abrigo morado —comentó mientras esperaban en un rincón, como si fueran un adolescente cuya hermana se avergonzara de él y llenara la casa de visitas de sus amigas.

Hablar... No había nada mejor para hacer hablar a la gente que la violencia clásica y los métodos de tortura propios de los grupos del bajo mundo de hace cincuenta años, pero ella debía ser la única visionaria del grupo. Ya nadie tenía interés en la violencia estética, en la violencia clásica, en la violencia con estilo. Suspiró, sintiéndose abandonada por el mundo.

¿Qué te apetece cenar, Ino? Estaba pensando en algo de oso, aunque creo que es una carne un poco dura... Quizá marinada con vino quedaría bien —continuó conversando con el muchacho de temas tan importantes como la cena.

Al final Yoldin regresó y por lo visto tendrían que subirse en un barco. Parecían realmente afectados por lo del dragón, y no pudo evitar preguntarse si todos los habitantes de los cielos eran tan inocentes, o si Xandra había tenido la increíble suerte de toparse con los dos lumbreras del cielo.

Que tendremos que cenar pescado... el oso marinado tendrá que esperar —respondió con eso a la pregunta de qué les parecía la idea —. Pues habrá que ir a Timber. Total, llevamos un tiempo viajando como polizones, por otro viaje más sin pagar no va a pasar nada —continuó. No pensaba pagar, y realmente tampoco podría aunque quisiera, no tenía un duro a mano, sus pequeños ahorros estaban en la embarcación de la banda.

Había dicho en la sección central, ¿verdad? debía ser... ah, ahí, entre la sección este y la oeste. Ya, ya, el coeficiente de la mujer estaba por las nubes. Solo tenía que colarse en un barco, ¿no? pan comido, helado lamido, como fuera. En unas horas estaría en Pimber... y si la echaban al mar tardaría un poco más por tener que nadar.
Alexandra Holmes
Alexandra Holmes

Mensajes : 96
Fecha de inscripción : 29/02/2020

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm25/150[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (25/150)
Experiencia:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm13942/1000000[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (13942/1000000)
Berries: 10.000.000


[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador K7WnRpS

Volver arriba Ir abajo

[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador Empty Re: [Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador

Mensaje por Inosuke Dru-zan el Sáb 4 Jul 2020 - 14:13

Oso y vino ser gran banquete. Quizás acompañar con ciervo peludo. ¿Tú saber que sesos ser parte más sabrosa? —diría a mi compañera mientras esperábamos a que Yoldin hablase con aquellos hombres.

Mi congénere había resultado ser alguien enérgico y hablador, y de primeras me parecía que tenía mejores dotes que yo, aunque eso también podía deberse a las diferencias culturales. Principalmente el idioma, que aún no lograba dominarlo. Cómo se me resistía el endemoniado. Aún así lo dominaba lo suficiente para hacerme entender y comprender a los demás, pero a la hora de interactuar con otras personas yo no era el más indicado.

Cuando el habitante del cielo hubo terminado de hablar con aquellos hombres, entre los que se encontraba uno ataviado con un abrigo púrpura, volvió con nosotros y nos explicó lo que había descubierto. Yo solo me quedé con la parte importante: íbamos a coger un barco y no podría ir de caza. Aquel dragón se me iba a escapar...

¡Akú hammak! Yo esperar que este circo valer pena —comenté, un poco irritado por la mala noticia.

Cuando se acercaba la noche, nos dirigimos al barco que supuestamente nos iba a llevar a donde queríamos. Yo me encontraba subiendo por el tablón de madera cuando el mismo hombre del abrigo púrpura se acercó corriendo a nuestra ubicación. Parecía asustado, y sobre su rostro brillaba una fina capa de sudor, producto de la carrera que se había echado. Cuando nos observó, reconoció a Yoldin, con quién mantuvo una conversación a la tarde y se dirigió a él.

—Oye, tú. No sé qué haces aquí, pero, ¿sigues interesado en la droga? Te daré toda la que quieras —nos echó una ojeada rápida a Xandra y a mí —. Y a tus... peculiares amigos también. Solo tenéis que protegerme. La policía de la isla me persigue. No sé qué ha pasado. Hubo un conflicto entre esos drogadictos de mierda y todas las culpas están cayendo sobre mí. Han atrapado ya a Porky y a Chuck, solo quedo yo. Haced lo que os digo y seréis recompensados.

Vale, teníamos un problema. Pude escuchar ladridos de perro en la lejanía, pero a cada instante se volvían más cercanos. Eso solo nos dejaba como única salida el barco. Pero cuando el tal Komono intentó subir para esconderse en él, el sonido de un disparo le detuvo y a mí me hizo girar la cabeza. Cuatro trineos arrastrados por feroces perros grandes y peludos se presentaban ante nosotros. Cada uno de ellos tenía al menos dos o tres hombres, algunos armados con armas de fuego. Si intentábamos cruzar la pasarela para subir al barco, seríamos un blanco fácil, y el hombre que nos pedía ayuda corrió a refuegiarse tras unas cajas de madera en el muelle, asomando su mano con una pequeña pistola con la que devolvía los tiros.

Yo por mi parte salté al muelle de un salto, sacando mis espadas en el aire. Sin perder el tiempo, realicé mi técnica Colmillos giratorios para hacer girar las espadas alrededor de mis manos, de forma que bloqueasen las balas.

Xandra, Yoldin, detrás de mí —grité, para protegerlos de los primeros ataques. Pero los protectores de la aldea, al ver que aquello no funcionaba, cambiaron de estrategia, soltando a los cánidos para que viniesen corriendo a atacarnos —. Esta noche nosotros cenar perro.
Inosuke Dru-zan
Inosuke Dru-zan

Mensajes : 125
Fecha de inscripción : 30/01/2020

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm32/150[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (32/150)
Experiencia:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm19010/1000000[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (19010/1000000)
Berries: 0


[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador GK06R0R

Volver arriba Ir abajo

[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador Empty Re: [Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador

Mensaje por Yoldin Sutade el Lun 6 Jul 2020 - 23:43

Todo pasó tan rápido que no tuvo tiempo apenas a reaccionar y en un abrir y cerrar de ojos ya estaba en combate abierto contra las fuerzas de la autoridad con las que horas antes había pensado en cooperar. Los disparos comenzaron a sonar y menos mal que Ino estaba atento, habrían salido hechos cribas de no ser por él. Los pensamientos se arremolinaban en su cabeza: ¿cual era la mejor opción ahora? No había ni dragón ni recompensa por rescatar desaparecidos ni en realidad le interesaba la droga de Komono, estar ahí solo suponía un riesgo innecesario y fácilmente evitable si se andaba rápido.

Ya el ver a tremendas bestias abalanzarse hacia ellos con las fauces abiertas de par en par, babeando y con aquellos dientes más blancos que la nieve terminó por hacer que se decidiese. Un hombre drogado era una cosa, varias máquinas de matar eran la invitación a un baño de sangre en el que él sería el mayor perjudicado. Por lo tanto mientras sus dos viejos compañeros y el nuevo (armado con una pistola) se preparaban para enfrentar a los canes Yoldin dio media vuelta, se descolgó a Rompeolas de su espalda y se lanzó al lago sin mirar atrás.

El viento gélido ondeaba la capa a sus espaldas mientras avanzaba hacia el sol, que empezaba a estar bajo. Su curiosa tabla de surf avanzaba a grandes velocidades propulsada con los dos diales que la alimentaban y en un abrir y cerrar de ojos el sonido de la batalla desapareció casi por completo. Cuando la distancia era ya importante detuvo a Rompeolas y miró al cielo cuando un recuerdo pasó por su cabeza como una estrella fugaz. La situación se parecía vagamente a aquel suceso 4 años ha, cuando huyó con su novia de Birka cuando el Barón la conquistó, y tal como había sabido entonces tenía que volver. Claro está, la situación era muy diferente, en aquella ocasión no era su familia quien le esperaba resistiendo en su casa sino unos apenas conocidos piratas con los que tenía una relación "profesional". Pero daba la casualidad de que uno de esos desconocidos era el primer celestial que veía desde aquel recuerdo que surgió y además había otra cosa: la certeza de que esa vez sí que sería útil.

Es así como dio la espalda al sol de nuevo, se liberó de su capa que voló con el viento para no volver y empuñó su garrote. Pulsó el acelerador de su tabla a fondo y gracias a la carrerilla que había tomado alcanzó una velocidad vertiginosa, así que más rápido de lo que la batalla había desaparecido reapareció. Antes de llegar a las primeras plataformas que marcaban el final del agua pateó la tabla de manera que se levantó de un salto y por la velocidad que llevaba se elevó unos metros sobre el puerto. Extendió también las alas en su máximo esplendor y pasó por encima de las cabezas de sus compañeros y de los perros con los que combatían. Volaba. Y sabía bien hacia donde.


Los guardias, que estaban juntos, quedaron boquiabiertos un instante por la imagen que se les presentaba: un ángel volaba directamente hacia ellos recortado por el sol. Ésto le sirvió a Yoldin como diana ideal y girando la tabla en el último momento para aumentar la superficie de impacto procuró una buena merienda de tabla a cuatro policías. Un quinto que consiguió esquivarle, sobreponiéndose a la sorpresa alzó su rifle hacia su celestial oponente, pero se encontró con el frío acero de su garrote en los piños.

Los que se encontraban alrededor también vacilaron confundidos unos segundos sin hacerse una idea de lo que acababa de pasar. Ésto fue doblemente bueno, pues los canes no contaban con cobertura de artillería y Yoldin tuvo tiempo para recoger de nuevo a Rompeolas y posicionarse de tal manera que podía parapetarse tras su dura coraza. Los cuatro policías que aún quedaban conscientes dispararon entonces sin piedad impidiendo a Yoldin su retirada. Él gritó:

-¡Cuando hayáis acabado de jugar con los cachorritos echadme un cable con éstos antes de que vengan más refuerzos!
Yoldin Sutade
Yoldin Sutade

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 14/04/2020
Edad : 22

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm16/150[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (16/150)
Experiencia:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm8675/1000000[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (8675/1000000)
Berries: 50.300.000

https://www.onepiece-definitiverol.com/t23792-yoldin-sutade?high

[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador K7WnRpS

Volver arriba Ir abajo

[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador Empty Re: [Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador

Mensaje por Inosuke Dru-zan el Jue 9 Jul 2020 - 21:51

La valentía era cosa de los habitantes del cielo. En cuanto Yoldin se lanzó contra aquellos hombres, yo me centré en aquellos animales entrenados para ser diestros y mortales en los fríos parajes. No me hacía mucha gracia acabar con ellos para huir rápidamente, pero no teníamos demasiadas opciones. Solo era cuestión de tiempo de que alguien empezara a hacer señales de humo para llamar al resto, y aquello no lo podíamos permitir. Nuestra mejor opción era detener ahí a aquellos hombres y huir en el barco como tantas veces había hecho ya. Siempre funcionaba.

El primer animal salto sobre mí, pero nunca se había enfrentado a un hombre armado. Saltó directo sobre mis Colmillos, los cuales atravesaron su vientre para sobresalir por el lomo. Lo lancé a un lado, dejando un reguero de sangre, y continué atacando al resto. Le corté una pierna a uno, acerté con un tajo en la cara de otro, pero de pronto me habían rodeado y, aunque seguía atacándoles, no podía defender todos los flancos. Uno de ellos me mordió la pierna y tiró de ella. Y como si sus pensamientos estuvieran conectados el resto se abalanzó sobre mí, buscando mi carne con sus garras y colmillos. Acabé con un perro sujeto a cada extremidad por sus mandíbulas, ejerciendo cada vez más presión mientras el resto, que había logrado derribarme, casi formaban una montaña encima mío.

Haciendo acopio de todas mis fuerzas conseguí levantarme enviando por los aires a todos los cánidos. Aprovechando aquel momento, corrí hacia la posición del hombre alado para prestarle apoyo. Entre él y yo acabamos de derrotar a esos hombres y obtuvimos el tiempo suficiente para subir al barco justo cuando zarpaba y así escapar de las garras de aquellos hombres. Xandra, que había logrado salir ilesa de la contienda, nos acompañaba.

Todo estar bien ahora, ¿no?
Inosuke Dru-zan
Inosuke Dru-zan

Mensajes : 125
Fecha de inscripción : 30/01/2020

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm32/150[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (32/150)
Experiencia:
[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 3qaWnZm19010/1000000[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador 9h2PZk8  (19010/1000000)
Berries: 0


[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador GK06R0R

Volver arriba Ir abajo

[Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador Empty Re: [Misión Osada - North Blue] Un dragón perturbador

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.