Vuelve el evento

El skin, las tablillas y el diseño del foro pertenecen exclusivamente al staff del mismo, fue creado por Brianna Byrne y agradecemos a Yuu por su ayuda a la hora de editar algunas de las imágenes como son la portada, avatares de nuevos usuarios y la imagen de las estadísticas para integrarlas en el foro. Dichas imágenes no nos pertenecen, por lo que damos sus créditos a sus respectivos creadores, Sakimichan, Wlop y algunos otros cuyos nombres no conocemos.

Rogamos encarecidamente que no copien nuestro contenido, es más divertido cuando cada uno crea lo que quiere con sus propios medios.
CRÉDITOS
Tan flipao que pelea el covid a puñetazos
Salvador de yayos, siempre tan importante para nosotros, siempre tan dispuesto para ellos
El pobre lo intentó, pero no le dejaron, aún era pronto para él
GRACIAS POR TODO
Últimos temas
ULTIMOS TEMAS
¿Sabías que?
NUESTRO STAFF
Mr. Nat - Admin
Katharina - Admin
Therax - Admin
Brianna - Mod
Hazel - Mod
Deathstroke - Mod
Arthur - Mod
William - Mod
Oppenheimer - Mod
SI NECESITAS AYUDA, CONTACTANOS
AWARDS

To free crime {Priv. Eiji}

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Eiji D. Fudo Jue 30 Jul 2020 - 15:29

No tardó demasiado en escuchar cómo se pegaban un tiro. ¿Qué hacía realmente esa fruta del diablo? Cosas malas, por supuesto. Pero la forma en la que habían cambiado la actitud... Tenía que ser algo relacionado con los sentimientos. ¿Quizás por contacto? No lo sabía, pero tampoco deseaba sentirlo. Así que se dispuso a volver a su rutina y ser lo más sigiloso posible. Era una tarea muy complicada de la cual casi no tenía una respuesta real, pero tenía que ser lo más claro posible ante sus sentimientos. Amaba profundamente a Akane y matarla iba a marcar un antes y un después en su vida. Se sentía impotente por tener que hacer tal acto, pero a la vez sabía que era lo correcto. Tanto él como Yuki y más gente del clan Fudo habían sufrido por aquella boda. Y arrebatar el sentimiento de euforia, de juntar dos vidas para siempre y substituirlo por el del miedo... No, él no tuvo nunca miedo.

Se deslizó por debajo de un conducto y acabó llegando a lo que parecía ser un despacho. Estaba observando desde el techo: era una sensación extraña, sentía todo el calor retenido del edificio en el metal. Además de que se levantaba mucho polvo conforme se arrastraba, pero no podía pedir más. Ahí estaba. El corazón se le aceleró y unas lágrimas recorrieron su cara. No quería que llegase el momento, pero lo había hecho. Golpeó con la mano abierta a la rendija y cayó justo delante de ella, la cual estaba degustando un vino entre sus manos. Fue una mirada larga la que intercambiaron, pero los dos levantaron las pistolas. Se apuntaron el uno al otro hacia la cabeza y esperó que le dijese algo. Pero estaba totalmente corrompida.

—Puedo ignorar esto y dejar que te unas a mí —comentó mientras quitaba el seguro con un movimiento delicado.

—No me uniré al diablo, Akane-chan.
Eiji D. Fudo
Mensajes :
63

Fecha de inscripción :
11/05/2020


Hoja de personaje
Nivel:
To free crime {Priv. Eiji} - Página 2 3qaWnZm29/150To free crime {Priv. Eiji} - Página 2 9h2PZk8  (29/150)
Experiencia:
To free crime {Priv. Eiji} - Página 2 3qaWnZm16970/1000000To free crime {Priv. Eiji} - Página 2 9h2PZk8  (16970/1000000)
Berries: 5.300.000
Ver perfil de usuario

Maleante
Eiji D. Fudo

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Lilith Blair Jue 30 Jul 2020 - 16:12

Se quedo fuera tranquilamente esperando que salieran sus hombres, León no tardo demasiado en salir junto al resto de sus hombres y algunos de los de Akane que habían dejado las armas y habían decidido abandonar a aquella mujer que solo les traía desgracias y dolor. Lilith entonces espero a ver que hacía Eiji, solo quedaba él dentro de aquel edificio y estaba segura de que ya habría encontrado a Akane. ¿Sería capaz de terminar lo que había empezado? Se arreglo un poco y entonces se dispuso a limpiar sus cuchillos y su látigo antes de que guardarlos. No le gustaba demasiado que la hicieran esperar así que cuanto antes terminara aquella noche mejor.

Los hombres de Akane no paraban de decirle que aquella mujer era un monstruo, que era un demonio, que les obligaba a hacer cosas terribles. No podía evitar sentirse ligeramente preocupada por Eiji, pero tenía que enfrentar a sus demonios y para eso no podía tenerla a ella al lado y a nadie más que a si mismo. Tenía que demostrar que quería dejar atrás todo el sufrimiento y todo lo que había ocurrido antes de conocerse. Era difícil, claro que si, nunca es fácil superar aquel tipo de vivencias, pero si querían seguir adelante, sufrir por un recuerdo no era una opción aceptable. — Supongo que es momento de empezar a limpiar el interior — era momento de que entrasen y dejasen el símbolo de la madame grabado en aquel lugar, después iría a ver que estaba haciendo Eiji.

Sus pasos los llevaron hasta el interior del local a ella y a la mitad de sus hombres, los otros se habían ido con los de Akane al local principal. Se pusieron a limpiar todo y a dejarlo bien preparado y pintaron el símbolo de la mujer de violáceos cabellos en la pared, después dejo pasar unos minutos para que Eiji pudiera terminar lo que estuviera haciendo. Sus pasos la llevarían entonces a la escalera mas cercana, suponía que el despacho de aquella mujer se encontraría en la planta de arriba, mas o menos era la mejor distribución y era hora de terminar con aquella historia de una vez por todas. Una vez en el pasillo principal que la llevarían hasta el lugar donde aquella mujer se encontrase pudo escuchar las palabras que Eiji y Akane compartían, los dejaría un momento mientras investigaba un poco alrededor, estaba segura de que en alguna de esas habitaciones se ocultaría algo interesante.
Lilith Blair
Mensajes :
140

Fecha de inscripción :
11/05/2020


Hoja de personaje
Nivel:
To free crime {Priv. Eiji} - Página 2 3qaWnZm46/150To free crime {Priv. Eiji} - Página 2 9h2PZk8  (46/150)
Experiencia:
To free crime {Priv. Eiji} - Página 2 3qaWnZm38175/1000000To free crime {Priv. Eiji} - Página 2 9h2PZk8  (38175/1000000)
Berries: 35.925.000
Ver perfil de usuario

Maleante
Lilith Blair

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Eiji D. Fudo Jue 30 Jul 2020 - 16:27

—¿Unirte al diablo? Era necesario lo que hice. Ahora te tengo aquí delante, hecho un hombre de verdad. Esa mirada en tus ojos es la de un asesino —le explicó mientras rodeaba la mesa aún con la pistola apuntándole—. Y yo me quería casar con uno, no un hombre que domaba caballos. A mí no me pone cachonda una persona que protege al débil. Me gusta alguien que domine junto a mí, ¿lo entiendes? Y ahora tienes la actitud. O eso me gustaría decir, porque no eres capaz de pulsar el gatillo, ¿a que no?

—No dudaré en hacerlo.

Lamentablemente, estaba dudando. Ver delante de él la persona con la que se crió, avanzó en su vida, le ayudo a ser una mejor persona... Le repugnaba que fuese así. Y sobretodo le repugnaba el movimiento que había hecho después: atravesarle con uno de sus fantasmas a traición. Continuó mirándola fijamente y Akane empezó a ponerse algo nerviosa cuando vio que no pasaba nada. Aquello era una señal de que había intentado algo, por lo que aprovechó para bajar rápidamente la pistola y pegarle un tiro en la pierna, seguido de un segundo en la otra. Aquello la tiró al suelo, quedándose en el sitio mientras lo miraba. Eiji se acercó y pasó los dedos por su cabello, oliendo el famoso aceite que siempre usaba para darle brillo. Después bajó la mirada y la miró. Por un segundo pudo ver a la mujer de la que se había enamorado. Pero Akane no tardó en ponerle la pistola en el estómago y clicar al gatillo varias veces.

Eiji cayó hacia atrás bastante dolorido y apuntó hacia su arma, desarmándola con un balazo directo. Suspiró y se levantó, intentando no llorar. No podía matarla. Pero los fantasmas eran peligrosos y podían hacer que otra persona se matase. ¿Qué podía hacer? Dejó caer la pistola y soltó un tiro hacia otro lado, no les dio a los dos. Apoyó las dos manos en el suelo e intentó buscar coraje para asesinarla. Pero no podía. En ese entonces, vio a Lilith entrar y buscó refugio en su mirada. El momento que le dedicó y la postura en la que estaba le dijo lo suficiente como para saber que él no podía asesinarla.
Eiji D. Fudo
Mensajes :
63

Fecha de inscripción :
11/05/2020


Hoja de personaje
Nivel:
To free crime {Priv. Eiji} - Página 2 3qaWnZm29/150To free crime {Priv. Eiji} - Página 2 9h2PZk8  (29/150)
Experiencia:
To free crime {Priv. Eiji} - Página 2 3qaWnZm16970/1000000To free crime {Priv. Eiji} - Página 2 9h2PZk8  (16970/1000000)
Berries: 5.300.000
Ver perfil de usuario

Maleante
Eiji D. Fudo

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Lilith Blair Jue 30 Jul 2020 - 17:45

Antes de que pudiera investigar demasiado las habitaciones que había en aquel piso escucho los disparos. Demasiados disparos para provenir de una sola pistola y no solamente eso, el sonido era diferente, eran de diferente calibre seguramente. Suspiro de forma larga mientras fruncía el ceño, no estaba conforme con aquello. Caminó hasta la puerta de cual venían aquellos sonidos y abrió la puerta. Pudo ver a Akane tirada en el suelo con un disparo en cada pierna y a Eiji tirado con el estómago sangrando. ¿No le había dicho que debía tener cuidado? Esa mirada fue suficiente para saber que no era capaz de hacerlo. Por un momento lo entendió pero por otro lado se sentía decepcionada de que no fuera capaz de acabar con aquello por su propia mano.

Camino hasta donde se encontraba Eiji y le acarició suavemente el pelo con una mano mientras que con la otra le retiraba la pistola. Se puso frente a Akane y en un par de pasos estaba justo delante de ella, su rostro se encontraba completamente lleno de terror. Coloco la pistola en su cabeza — te lo dije, este juego tenía que acabar — un único disparo fue suficiente para ver sus ojos perder el brillo y desaparecer la vida que había en ellos por completo. Se acerco a Eiji para devolverle la pistola y negar con la cabeza suavemente, no le diría nada en aquel momento, pero estaba decepcionada, esperaba más de aquel hombre de apariencia tan dura. Aún así, sabía que de todos los sentimientos el amor era el mas extraño de todos y el mas difícil de domar.

— Levantate Eiji, es hora de irnos — camino hacía el exterior de la habitación para bajar y darle las ultimas instrucciones a sus hombres. Varios subieron para ayudar a Eiji a bajar y meterlo en el coche de su señora, tendría que curarle nuevamente las heridas aquella noche mientras sus hombres terminaban de limpiar y desvalijar aquel lugar por completo. Esperaba que en un par de horas le trajeran todos y cada uno de los objetos interesantes o valiosos que tuviera aquella mujer, números de cuenta, dinero que tuviera o joyas en las cajas fuertes, todo, después de todo, ahora aquello era suyo. Se encargaría de limpiarlo de la mejor forma posible y de aprovechar los locales que le había arrebatado a aquella mujer para ampliar su negocio. El juego había terminado y como era costumbre para ella, había salido victoriosa.
Lilith Blair
Mensajes :
140

Fecha de inscripción :
11/05/2020


Hoja de personaje
Nivel:
To free crime {Priv. Eiji} - Página 2 3qaWnZm46/150To free crime {Priv. Eiji} - Página 2 9h2PZk8  (46/150)
Experiencia:
To free crime {Priv. Eiji} - Página 2 3qaWnZm38175/1000000To free crime {Priv. Eiji} - Página 2 9h2PZk8  (38175/1000000)
Berries: 35.925.000
Ver perfil de usuario

Maleante
Lilith Blair

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Eiji D. Fudo Vie 31 Jul 2020 - 1:40

Lilith vino e hizo lo que deseó con la mirada anteriormente. Ejecutarla. Cerró los ojos brevemente y escuchó el tiro, a pesar de tener el silenciador acoplado. Después escuchó cómo el cadáver resonaba contra el suelo y chasqueó la lengua. Se levantó con algo de dificultades y evitó mirar el cuerpo de su difunta prometida. Se acercó a la mesa y observó con el ceño fruncido un plato lleno de frutas. ¿Qué era aquello? Tenía una forma rara, demasiado. Acercó la mano y la palpó, viendo que tenía una textura similar a una. La mordió y casi se atragantó. ¿Por que sabía tan mal? Negó con la cabeza y le dio otro mordisco más. Así repitió el proceso hasta que la comió entera. Se llevó la mano al estómago y no entendió por qué hizo aquello, pero prefería no saberlo.

Se colocó a la altura de la madame y, directamente, le abrazó. Sabía que no podía tomar confianzas como esas pero necesitaba aquello. Quería mostrarse agradecido, pero era demasiado orgulloso como para hacerlo. Era Eiji D. Fudo y ahora estaba libre tras tantos años en la cárcel. Primero sería saldar la deuda con Lilith, después volver a Wano y ver cómo había cambiado en diez años. Tenía muchas cosas que hacer y preguntar pero lo único que prefirió fue llevarse las manos al estómago y tapar las heridas de sangre. Si no iba a acabar desangrado, hasta el punto de desmayarse. Habían sido unos días duros pero no se comparaban al dolor que había sufrido durante una década.

—Gracias, Blair-sama. De todo corazón. Le seguiré allá donde vaya —acabó diciéndole mientras hincaba rodilla, aún dolorido por la herida.

Ahora solo quedaba volver.
Eiji D. Fudo
Mensajes :
63

Fecha de inscripción :
11/05/2020


Hoja de personaje
Nivel:
To free crime {Priv. Eiji} - Página 2 3qaWnZm29/150To free crime {Priv. Eiji} - Página 2 9h2PZk8  (29/150)
Experiencia:
To free crime {Priv. Eiji} - Página 2 3qaWnZm16970/1000000To free crime {Priv. Eiji} - Página 2 9h2PZk8  (16970/1000000)
Berries: 5.300.000
Ver perfil de usuario

Maleante
Eiji D. Fudo

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Lilith Blair Sáb 1 Ago 2020 - 23:15

Era la primera vez que se manchaba las manos de aquella forma, es cierto que había matado a su padre, es cierto que había acabado con su marido pero nunca de forma tan directa. Siempre había utilizado métodos menos agresivos, mas sutiles y en esta ocasión había dejado atrás todo para acabar el trabajo. Después de todo había tomado una determinación, no iba a dejar que las cosas salieran de otro modo y ahora que había apuntado a una meta mucho mas alta no se alejaría del camino que había escogido para llegar hasta ella. Si tenía que ensuciarse las manos lo haría, si tenía que acabar completamente llena de sangre lo haría, su mundo comenzaría a teñirse de un rojo escarlata del que no podría escapar, pero no cesaría en su empeño, no ahora que lo había visto tan claro.

Se convertiría en emperatriz del bajo mundo, se convertiría en La Madame entre las madame y no permitiría que nadie osara discutir su liderazgo o sus deseos. El mundo tendría que prepararse para lo que se le venía encima, Lilith Blair había tomado una decisión y no se echaría atrás bajo ninguna circunstancia. Sintió el abrazo de Eiji y suspiro mientras dejaba que una de sus manos le acariciase un poco la espalda, sabía que ahora mismo tendría que estar completamente abrumado por todo lo que había ocurrido aquella noche pero poco a poco debía superarlo, después de todo aún tenían muchos planes y juegos que llevar a cabo. Se separo de él y dejo que sus hombres le ayudasen a bajar para subir al coche e ir directamente al local, necesitaría curarle y después descansar.

Lilith le indico a Yuki que en esta ocasión fuera en el coche de al lado, necesitaba tener a Eiji completamente tumbado en el coche para mantener sus heridas bien presionadas y evitar que perdiera demasiada sangre. Coloco su cabeza en sus piernas y mantuvo las manos presionando su estómago además de indicarle a él que presionara con las propias para evitar que aquel líquido vital abandonara su cuerpo. — Más te vale no morir esta noche Eiji — una vez llegaron al local lo llevaron nuevamente a la misma habitación donde le había curado la noche anterior y se dispuso a operarlo de nuevo. Tendría que retirar las balas y cerrar las heridas ademas de desinfectar y darle unos calmantes. Definitivamente ese hombre era un pequeño problemático pero ahora ella había conseguido unos nuevos locales y ampliar sus negocios.

Aquella noche Lilith le indico a Yuki que sería ella quien cuidase del hombre. Puede que estuviera siendo un poco egoísta con la pobre chiquilla, pero ella era la madame y se hacía cuanto ella quería y punto. Le permitió quedarse un tiempo mientras ella iba a cambiarse de vestido y limpiarse ya que estaba llena de sangre aún y después volvió a la habitación del hombre para vigilarlo mientras descansaba. De vez en cuando alargaba la mano para acariciar levemente sus cabellos mientras leía un libro tranquilamente mientras cogía sueño. Habían sido unos días realmente ajetreados, pero así era su mundo y en cierta forma le era de lo más entretenido y maravilloso. Aquello ya no era un simple juego para ella, ahora se había convertido en algo en lo que realmente se había implicado, el mundo de la prostitución sería suyo y nadie podría impedirle llegar a esa meta.
Lilith Blair
Mensajes :
140

Fecha de inscripción :
11/05/2020


Hoja de personaje
Nivel:
To free crime {Priv. Eiji} - Página 2 3qaWnZm46/150To free crime {Priv. Eiji} - Página 2 9h2PZk8  (46/150)
Experiencia:
To free crime {Priv. Eiji} - Página 2 3qaWnZm38175/1000000To free crime {Priv. Eiji} - Página 2 9h2PZk8  (38175/1000000)
Berries: 35.925.000
Ver perfil de usuario

Maleante
Lilith Blair

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Eiji D. Fudo Sáb 1 Ago 2020 - 23:46

Toda la situación había sido abrumadora y no tenía casi ni el poder para hablar. No sabía por qué pero aquella fruta no le había sentado bien. Quizás serían las heridas o el cansancio pero algo iba mal con su cuerpo. Sabía de sobras que tenía que controlarse y mostrarse lo más correcto posible pero no pudo hacer nada. Notaba las heridas sobreponerse a sus sentidos y lo único que notaba era el tacto de Lilith contra su piel. No sabía si habían pasado horas o días pero lo veía todo desde una perspectiva distinta, casi como si fuese algo místico. Ahora la madame tenía en su control un gran edificio en Arabasta y podrían expandir sus servicios por toda la ciudad de la arena. Él le había ganado gratitud eterna y lealtad, por lo que se dedicaría a seguirla como el hombre de palabra que era.

Una vez llegaron al lugar pudo volver a ver la situación y como la mujer cuidaba de él a todas horas. Algo agitó su corazón y no supo si era la pérdida de Akane o el haber conocido a Lilith. Pero empezaba a sentirse ligeramente mejor al haberse cobrado su venganza. La mujer le había ayudado y había apretado el gatillo por él , dándole el placer de no mancharse las manos con la persona que más había querido. Por lo que decidió que, una vez estuviese curado, darle el apoyo incondicional de la familia Fudo en lo que la restaruaba. Iba a ser un camino largo y rocoso pero podrían superarlo juntos. Le había prometido ser un gran aliado y no fallaría su palabra jamás. Además de que Yuki también estaba a su lado. Era increíble.
Eiji D. Fudo
Mensajes :
63

Fecha de inscripción :
11/05/2020


Hoja de personaje
Nivel:
To free crime {Priv. Eiji} - Página 2 3qaWnZm29/150To free crime {Priv. Eiji} - Página 2 9h2PZk8  (29/150)
Experiencia:
To free crime {Priv. Eiji} - Página 2 3qaWnZm16970/1000000To free crime {Priv. Eiji} - Página 2 9h2PZk8  (16970/1000000)
Berries: 5.300.000
Ver perfil de usuario

Maleante
Eiji D. Fudo

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.