¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz.

Ir abajo

[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. Empty [Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz.

Mensaje por StaffOPD el Jue 25 Jun 2020 - 1:11

Contratante: agente Markov.

Descripción de la misión: los intentos del tal Nimbus Hubble por conseguir algo desconocido en el observatorio astronómico de Nueva Ohara han sido frustrados en dos ocasiones y es el momento de tomar la iniciativa. La agencia ha desplegado toda su maquinaria de información para hallar a este sujeto, de modo que todo apunta a que actualmente se encuentra en Jaya, el paraíso de piratas y criminales.

El poder y la influencia de este misterioso sujeto aún son desconocidos, por lo que el Gobierno Mundial no quiere arriesgarse a revelar su movimiento antes de tiempo. Ya sabéis, la información es lo más valioso en el mundo para quienes lo controlan. Infiltraos en Jaya y descubrid el paradero de Nimbus, contactos que posea o cualquier cosa que pueda ser de utilidad. Se solicita que no haya interacción con él por el momento a menos que de este modo se pueda acceder a una información especialmente valiosa con garantías de éxito.

Objetivo secundario: encontrar personas en Jaya que, ya sea por temor al Gobierno Mundial o por alguna disputa con Nimbus, os permitan llegar hasta él. Evidentemente, la identidad de los encargados de llevar a cabo la misión y su relación con las fuerzas del orden no pueden ser reveladas a menos que haya una certeza absoluta de que es seguro hacerlo, y siempre con el fin de conseguir información valiosa ―como su ubicación―.

Recompensa: objeto mítico ―o equivalente tecnológico― a entregar por el Cipher Pol y conocimiento único.

Recompensa por objetivo secundario: NPC confidente―uno para cada uno, por lo que cada uno deberá encontrar al suyo― cuyo funcionamiento será revelado si la misión y el objetivo secundario se cumplen satisfactoriamente.
StaffOPD
StaffOPD

Mensajes : 1717
Fecha de inscripción : 23/03/2014

http://staffopd42@gmail.com

[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. LlH4zVf

Volver arriba Ir abajo

[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. Empty Re: [Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz.

Mensaje por Abigail Mjöllnir el Jue 25 Jun 2020 - 9:01

Ya habían abandonado el West Blue. Habían, en plural. Tenían un nuevo encargo por parte del Cipher Pol y esta vez no podían ir en un buque gubernamental, no, tenían que viajar en un barco más modesto y el agente Kusanagi era el único tripulante aparte de la propia Abigail. Esta vez no estarían defendiendo sino que pasarían al "ataque", una expresión figurada porque solo iban a reunir información y posibles contactos del responsable final de los dos ataques que había perpetrado en el observatorio de Nueva Ohara.

Este Markov... ¿siempre es así? Aún tengo agujetas en los brazos y hace casi una semana desde que acabó de entrenarme —preguntó, aún manejando el timón.

Tenía ciertos problemas con su misión actual. El mayor problema era que Abi ya no era una total desconocida y se dirigían a Jaya, un nido de piratas en el que podrían reconocer a una cazarrecompensas a kilómetros aunque se cambiara el peinado, no era igual que engañar a civiles. De la misma forma, el nombre de Elizabeth ya estaría vinculado al gobierno de una forma u otra, así que tampoco podía usar esa identidad.

No deberíamos tardar más de unas cuatro horas en llegar a Jaya, puede que tres y media —anunció. El viento soplaba a favor desde hacía un buen rato y las corrientes marinas no eran desconocidas para la hereje, que ya había situado el barco para que alcanzara su máxima velocidad. Si no recordaba mal, aquella corriente iba directa hacia la isla de los piratas, por lo que podía dejar el timón solo de momento.

Voy a cambiarme, no puedo ir con el hábito ni con el traje si tengo que pasar desapercibida —fue a meterse dentro del barco, pero antes se detuvo y se giró para mirar al agente —. No toques el timón, la corriente es lo bastante fuerte para guiarnos —advirtió de que no debía tocar el timón y se metió en su camarote para cambiarse. De momento tenía decidido que el trabajo de infiltración no le gustaba nada y, aunque poco a poco iba expandiendo sus horizontes en cuanto a vestir, no le hacía demasiada gracia que tuviera que ponerse otra cosa sí o sí.

No tardó mucho en ponerse otra ropa. Se vistió con unos pantalones azules, un suéter de un color marrón claro y una chaqueta marrón oscura. Esta vez no se puso nigún colgante, sería peligroso que consiguieran relacionarla con su religión y averiguar su identidad a partir de ahí. También, ocultó todas sus armas en el interior de su fortaleza y, a cambio, sus habitantes le entregaron uno de los arcos junto a un carcaj con treinta flechas. No tenía pensado usarlas, claro, pero en una isla de piratas prefería dar la imagen de que podía defenderse.

¿Tienes algún plan pensado? Y... ¿te han dado algo más para mí? me reconocerán en cuanto baje —dijo, señalándose la cara y el pelo. Si quería que no se la reconociera tendría que cambiarse al menos los ojos y el pelo, antes de pedir a sus habitantes que le tiñeran el pelo quería saber si el gobierno ya había pensado en ese pequeño detallito de nada.
Abigail Mjöllnir
Abigail Mjöllnir

Mensajes : 292
Fecha de inscripción : 05/01/2020
Edad : 28

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 3qaWnZm58/150[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 9h2PZk8  (58/150)
Experiencia:
[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 3qaWnZm60890/1000000[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 9h2PZk8  (60890/1000000)
Berries: 247.990.630


[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. ZLWgHP0

Volver arriba Ir abajo

[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. Empty Re: [Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz.

Mensaje por Kusanagi el Sáb 27 Jun 2020 - 20:01

Había sobrevivido. No estaba seguro de cómo se las había apañado, pero había vuelto a hacerlo. ¿Tenía esperanzas de que hubiera sido algo más suave ante la presencia de una civil? Quizá sí, aunque aquello tan solo denotaba que todo el tiempo pasado en las islas del cielo le había hecho olvidar cómo era el agente Markov. ¿Que el moreno iba a tardar poco en recordárselo? Desde luego, y es que el mismísimo día que acudió a Nueva Ohara se puso manos a la obra. Una buena forma de revivir traumas del pasado, recordar el dolor muscular, la fatiga, la desesperación y otras tantas cosas poco agradables. ¡Pero si aún sentía una de sus piernas como si fuera de mantequilla! Menos mal que el nuevo trabajo era de infiltración, porque no tenía ni las ganas ni el cuerpo de enzarzarse en una pelea.

Suspiró con cierta pesadez cuando Abigail le preguntó, asintiendo antes de mirarla.

—Si te soy sincero, creo que ha sido algo más suave que de costumbre. —Lo decía con honestidad. Tal vez solo fuera una percepción distorsionada después de tantos años de trabajo y entrenamiento, pero juraría que no había sido el más intenso de los ejercicios. Sonrió animado, incapaz de contener una breve carcajada—. Bienvenida al selecto club de los aprendices de Markov.

El agente ya no les acompañaba, y es que al parecer tenía algunos asuntos que atender en el West Blue; unos asuntos que, como había supuesto, no le contó. Cosas del Cipher Pol, supuso. Al menos había tenido la decencia de contarles los detalles de su próxima misión porque, evidentemente, aún no habían terminado el trabajo. La forma en la que lo expresó aquel día casi parecía una orden, pero lo dijo de una forma tan decidida y contundente que incluso la protestas de la cazadora pareció incapaz de oponerse. Probablemente no lo hubiera hecho, por lo que habían hablado al inicio de su escolta, pero la actitud de su superior a veces era... bueno, infranqueable. Kus siempre había estado bastante seguro de que empleaba algún tipo de arte oscura o que se trataba de un usuario, pero no tenía mayores evidencias que el constante secretismo y misterio que envolvían siempre al moreno.

Por su parte, la peculiar pareja había sido confiada con la tarea de perseguir la pista del tal Nimbus, cuya estela parecía indicar que se encontraba en Jaya o que, por lo menos, acostumbraba a manejar sus asuntos desde la decadente isla pirata. Una tarea de infiltración nuevamente, algo que sabía que no le hacía especial gracia a la beata, y en uno de los lugares más peligrosos del paraíso si no eras un criminal... bueno, y si lo eras también; sus condiciones  de cazadora y agente tan solo añadían un extra de peligrosidad al asunto.

—Bien, habrá que ir preparándose entonces —respondió cuando Abigail le indicó que en unas cuatro horas deberían llegar a su destino. Cuando se dispuso a marcharse y le dio claras indicaciones de NO tocar el timón no pudo sino reír con cierto nerviosismo, rascándose la nuca—. Tranquila, me mantendré alejado de él...

No era de extrañar que no quisiera cederle el control del barco después de la lamentable demostración que había realizado en alta mar. ¡Pero él había avisado de que era un navegante nefasto! Quizá «nefasto» fuera demasiado ambiguo y no representaba la gravedad real de su ineptitud al timón, pero quien avisa no es traidor. Vale, que sí, que casi vuelca la pequeña embarcación en mar abierto, sin obstáculos que esquivar ni maniobras bruscas que realizar, con unas aguas particularmente tranquilas y el cielo despejado. Al menos tan solo había sido un «casi», ¿no?

Para cuando la cazadora regresó a su lado no pudo sino mirarla con cierta sorpresa. No lo hizo en un mal sentido, pero hasta el momento nunca la había visto vestida con algo que no fuera su característico hábito o los trajes que el Cipher Pol le había prestado. Podía decirse que era la primera vez que la veía con un estilo bastante más casual. Sonrió de forma sutil tras echarle un vistazo. Llamaría mucho menos la atención de aquella forma... y le quedaba bastante bien.

—Sí, tengo alguna idea, aunque dudo que te vaya a hacer demasiada gracia —reconoció, sonriéndole ampliamente para que cediera un poco. Tampoco es que tuvieran demasiadas opciones, pero era mejor que lo hiciera de buena gana y no por verse forzada—. Pero la sorpresa tendrá que esperar, que necesito algo de tiempo para poder cambiarme.

Porque sí, por mucho que él fuera un agente del Cipher Pol gozaba de cierta fama y no podía arriesgarse a que alguien le reconociera a él también. No había problema realmente, y es que estaba acostumbrado a adoptar distintas apariencias según la conveniencia del guión y, para aquella ocasión, tenía una ideal: Shawn Vane. Desde el día en que trabajó para la Pirate Playboy pudo darse cuenta de que el mundo de la fama y, en especial, la moda, estaba sumido en la más absoluta oscuridad. Poseer un alter–ego con el que poder moverse entre las sombras sin levantar sospechas, afiliándose con criminales para sacar información que luego filtraba a la agencia fue, sin duda, un movimiento bastante inteligente. Tampoco es que hubiera muchas diferencias en cuanto a su apariencia real y la ficticia: un pelo notablemente más largo que lograba gracias a extensiones, un sutil bronceado que lograba con algo de maquillaje, un tatuaje de pega y un cambio de look. Ni siquiera necesitaba quitarse el parche —y es que la agencia de modelos le había dicho que le daba un toque «pirata», un atractivo criminal—.

Se desplazó hasta el pequeño camarote donde guardaba todo: ropas, extensiones, maquillaje, mudas y, esta vez sí, su espada. No pensaba presentarse en Jaya desarmado. Ni de coña.

Apenas le llevaría alrededor de veinte minutos terminar de prepararse, y es que era una tarea que tenía tan automatizada que prácticamente había optimizado el tiempo que invertía en ella. Para cuando salió del cuarto apareció con un look completamente distinto. Su único deseo era que la beata no se partiese la caja por ver un cambio tan drástico en él. Sus ropas eran... bueno, las típicas ropas que llevaría un macarra: chaqueta oscura sobre una camiseta ajustada junto con unos pantalones largos y grises que terminaban en unas botas altas. Sus habituales pendientes de aro habían sido sustituidos por otros de menor tamaño, oscuros, así como el colgante de su madre por otro más «de mar» —un collar de dientes, presumiblemente de tiburón—. Cuando se presentó ante Abigail portaba consigo una pequeña bolsa.

—¡Y voilá! De Kusanagi Yu a Shawn Vane más rápido de lo que tardas en enumerar las preposiciones —afirmó medio riéndose, antes de pedirle que dejase un momento el timón con un simple gesto de su brazo, extrayendo algo de la bolsa—. Sé que lo vas a odiar, pero dado que no tenemos mucho tiempo esto es cuanto se me ha ocurrido: una peluca, unas lentillas y algo de maquillaje para disimular tus facciones. Debería cumplir su función sin problema en conjunto con tu nueva ropa. Deja que te ayude a colocártelo todo.

Y, una vez la beata le diera permiso, le ayudaría a ponerse todo. La peluca que había seleccionado era de cabello largo, uno que probablemente le llegase hasta cerca de la mitad de la espalda, mientras que las lentillas no eran sino unas que él mismo había utilizado en alguna ocasión, de un rojo rubí bastante intenso. Estas últimas serían lo primero con lo que lidiarían, y es que cuanto antes se acostumbrase a llevarlas mejor. Una vez puestas pasaría a ayudarle a recogerse el pelo en una redecilla antes de ponerle la peluca y peinársela un poco.

—¿Sabes? La verdad es que esperaba que nuestra tercera cita fuera en un lugar más tranquilo que Jaya... y sin tener que disfrazarnos. No seré yo quien niegue que es un plan bastante original —bromeó, tomándose algunas confianzas con ella. Después de todo el tiempo que habían pasado juntos sentía que se tenían la suficiente confianza como para tratarse de aquella forma. ¿Se llevaría una colleja? Quizá sí, pero era un riesgo que estaba dispuesto a asumir.

Aspecto actual de Kusanagi:

[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. JhPTzNd7_o


[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 01NybzpZ_o
[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. EJEzfyy

Apariencia en el Evento:
[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. Bd1pdllH_o
Kusanagi
Kusanagi

Mensajes : 107
Fecha de inscripción : 12/12/2019

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 3qaWnZm65/150[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 9h2PZk8  (65/150)
Experiencia:
[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 3qaWnZm83380/1000000[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 9h2PZk8  (83380/1000000)
Berries: 100.000

https://www.onepiece-definitiverol.com/t23151-la-llama-del-oeste

[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. B7fQCbp

Volver arriba Ir abajo

[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. Empty Re: [Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz.

Mensaje por Abigail Mjöllnir el Lun 29 Jun 2020 - 20:39

¿Eso había sido una versión suave de Markov? Ahora sentía cierta lástima por los agentes del Cipher Pol y, una vez más, se convencía de que había tomado la decisión correcta cuando decidió ser cazarrecompensas para ayudar a la gente en lugar de entrar en esa agencia o en los marines. La parte mala era que si no cazaba no cobraba, y aquellos encargos no tenían una compensación económica. Por suerte aún tenía muchísimo efectivo para mantener alimentada a su gente.

Oh, sí, además de todo lo que llevaba, dentro de uno de sus bolsillos llevaba sus nuevas esposas. Se las habían entregado un poco antes de la llegada del agente Markov, diciéndole que se trataba de una cesión por su buen trabajo tanto en las misiones que le estaban encargando como por sus actos como cazadora. Antes no, pero ahora el gobierno sí era plenamente consciente de todo lo que había hecho desde su registro como cazadora gubernamental.

¿Huh? —no supo cómo reaccionar. ¿Sorpresa? Por lo general le gustaban las sorpresas, pero suponía que estaba relacionado con la misión... y algo le decía que esta vez no iba a ser únicamente un cambio de nombre.

Mientras el agente se preparaba, Abi revisaba el estado del barco, no había sufrido daños desde que partieron y el rumbo se mantenía igual. Suspiró. La compañía del agente no le resultaba desagradable ni mucho menos, pero empezaba a estar cansada de tener que recurrir a otras identidades, caras, nombres, etc. No era su estilo y, además, normalmente eso significaba que no podía recurrir a prácticamente ninguna de sus armas habituales porque podrían relacionar eso con su verdadera identidad. ¿Cómo lo hacía Kus para poder aguantar eso? Se escapaba totalmente a su entendimiento.

Si no fuera porque se lo estaba diciendo no lo habría reconocido. Sus vestimentas, lejos de ser formales, eran bastante... de las que llevaría un delincuente juvenil. Bueno, así era mejor, así no les relacionarían y podrían investigar por separado sin que sospecharan demasiado.
Shawn... intentaré recordarlo —dijo, tratando de asociar aquel nombre con aquella cara. ¿Lo del pelo eran extensiones? Tenía que serlo. Eso o tenía un crecepelo milagroso o algo asi

Y entonces llegó la sorpresa. Abi entrecerró los ojos, sin gustarle demasiado la idea. Sin embargo acabaría cediendo porque la otra opción era ponerse en contra a todo Jaya. Esa alternativa desembocaría en dos posibles resultados: Abi moría, o dejaba un rastro de cadáveres hasta Nimbus. Ninguna de las dos opciones le gustaba así que... tocaría cambiar de imagen otra vez.

Vale —aceptó, y dejó que el agente, que parecía más familiarizado con aquellos cambios de aspecto, hiciera la mayor parte del trabajo.

Su aspecto ahora era el de una mujer de pelo negro y largo, con unos ojos de un color carmesí que resultaba hasta perturbador. Ya estaba echando de menos sus ojos originales. Su color aqua le gustaba infinitamente más que ese rojo. Sobre la broma del agente al principio no dijo nada porque no la había entendido, pero unos minutos más tarde algunos de sus habitantes se pusieron a explicarle qué significaba el detalle de la tercera cita.

¿Que en la tercera cita se hace qué? ¡Kusanagi! —exclamó, con el rostro enrojecido, antes de dirigirse hacia Shawn, al que había llamado por su nombre original ahora que aún no habían llegado a Jaya. Cuando llegó hasta él se llevó la mano al bolsillo, sacando las esposas de kairoseki que le habían cedido. Intentó usarlas para darle un capón, pero se olvidó de los guantes y perdió la poca fuerza que tenía, con lo que el golpe quedó como algo más cómico que como un castigo como tal.

Demonios, se me había olvidado que también me afecta a mí —dicho esto, correteó hasta el camarote y se puso un par de guantes negros para no volver a tener que pasar por eso.

Las horas pasaron y, finalmente, el barco llegó al puerto de Jaya. Antes de hacer nada más comprobó que su equipo estuviese bien, iba a llevar solo arco, flechas, y un revólver común en la cintura, que le habían entregado también sus habitantes a última hora. Nada de usar los seis caminos, eso llamaba demasiado la atención. Todo lo demás estaría dentro de su fortaleza, que tampoco tenía pensado utilizar.

Por cierto, he pensado que quizá Nimbus conoce el nombre de "Eli", ¿te parece bien llamarme Diana? —preguntó, pues no le había dado ningún nombre él mismo ni nada como cuando le entregaron el dossier con toda la información sobre "Elizabeth".

Respondiera lo que respondiera, acabaría bajando del barco, tomándose algo de tiempo para amarrarlo bien.

¿Deberíamos dividirnos? —preguntó, antes de hacer nada imprudente.

aspecto aproximado de abi (cara y pelo):

[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. IWX3dFy8_o
Abigail Mjöllnir
Abigail Mjöllnir

Mensajes : 292
Fecha de inscripción : 05/01/2020
Edad : 28

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 3qaWnZm58/150[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 9h2PZk8  (58/150)
Experiencia:
[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 3qaWnZm60890/1000000[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 9h2PZk8  (60890/1000000)
Berries: 247.990.630


[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. ZLWgHP0

Volver arriba Ir abajo

[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. Empty Re: [Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz.

Mensaje por Kusanagi el Miér 1 Jul 2020 - 20:44

—Ay. —El pelirrojo se llevó la mano a la cabeza sobre el punto exacto donde Abigail le había dado con las esposas. El golpe no había sido demasiado fuerte, pero no dejaba de ser un peso muerto sobre él y... ¿aquello era kairoseki? Con tan solo rozarlo había experimentado una bajada de tensión brutal, apenas por un instante—. Venga ya, Abi. Era una broma.

Hizo un puchero, como si de aquella forma fuera a mitigar el espíritu vengativo de la beata. La verdad es que no había sido para tanto, pero nunca estaba de más un poco de sobreactuación para aliviar cualquier tipo de tensión que pudiera surgir. Supuso que sus habitantes le habrían chivado el significado de su pequeño chascarrillo, y es que había tardado unos minutos en entender la broma. Reprimir una carcajada se convirtió en una tarea imposible cuando su compañera correteó hacia el interior de la nave, aunque procuró que no pudiera escucharle reír. Presentaba un contraste curioso, y es que podía pasar de ser una cazadora de recompensas visceral al ser más inocente del mundo. «Supongo que es normal si se pasó tantos años en un convento».

Para cuando regresó a cubierta llevaba puestos unos guantes, lo que hizo que Kusanagi tomara cierta distancia para prevenir que se le pudiera pasar por la cabeza volver a golpearle con su juguetito; estaba bastante seguro de que la próxima vez dolería mucho más.

—Diana... Diana, vale —repitió en voz alta, esforzándose en interiorizarlo—. Me acordaré. Es un buen nombre... y no me digas por qué, pero te pega ahora mismo —aseguró, echándose un vistazo de arriba a abajo. Ya nada quedaba de Abigail, tan solo su nuevo alter–ego—. No es por fardar, pero ha quedado genial. No pareces tú.

Lo cierto era que aquella mirada podía resultar hasta inquietante, y si bien casi parecía gozar de cierto aire de femme–fatale, daba perfectamente el pego para hacerse pasar por alguien chungo. ¿Transmitiría él la misma sensación? Con un poco de suerte así sería o su identidad criminal resultaría en un auténtico fracaso.

Las últimas horas de trayecto habían pasado rápido y ya se encontraban buscando algún lugar en los muelles de Jaya donde atracar. Muchos de los barcos, para sorpresa del agente, tenían una apariencia corriente; quizá si pudiera obviar el olor a meado, alcohol, sangre y basura que llegaba desde todas las direcciones pudiera olvidarse, aunque fuera por un instante, de que no estaba en la isla con más índice de criminalidad de todo el Paraíso. Después de todo, era la famosa «Isla Pirata», un bastión sin ley donde los criminales del Grand Line hacían y deshacían a su antojo entre desfase y desfase. A decir verdad, estaba seguro de que podría pasárselo bien en alguna de esas juergas —siempre y cuando no hubiera intentos de asesinato, consumición de drogas y la larga retahíla de actos delictivos que se le venían a la mente—.

Mientras la ahora morena beata se preparaba para amarrar la embarcación él se limitó a extraer un pequeño aparato del interior de su oscura chaqueta: un pequeño pajarito metálico al que se refería por «Bir-D». Lo activó pulsando un pequeño botón tras su cabeza y este salió revoloteando con la gracilidad de un ave. Sonrió.

—Bueno, dudo que haya pasado desapercibido que hemos llegado juntos, pero supongo que no hay motivos para levantar sospechas por separarnos. Después de todo esta es la tierra de hacer lo que te de la gana, ¿no? —Bajó del barco de un salto, cayendo cerca de ella y extendiendo los brazos con aire despreocupado—. ¡Claro, Diana! Haz lo que quieras, yo voy a ver si consigo algo con lo que aliviar mi sed... no te lo tomes a mal, pero tantas horas junto a ti sin una sola gota de ron terminan haciéndose pesadas. —Su tono había cambiado radicalmente, incluso actuando de una forma distinta a la del chico amable que siempre solía ser. Empezaba la infiltración—. Si me necesitas para algo... ya sabes.

Se dio un par de toques en la cabeza, sonriéndole de una forma más seductora que encantadora, recordándole que llevaba un comunicador implantado. Abigail debía conservar el den–den que le había prestado el Cipher Pol. Separarse sería una buena idea para abarcar algo más de terreno e intentar enterarse de algo. Dudaba que la chica fuera a tener problemas, y menos aún tras el entrenamiento con Markov. Él se había llevado su espada por si las moscas, así que era hora de ponerse manos a la obra, y ello pasaba por la tarea más importante de todas: encontrar una taberna y pedir algo de beber.

Tras despedirse con un leve gesto de su mano se aventuró hacia el interior de la isla, deambulando por las sinuosas calles que, lejos de lo que esperaba encontrarse, parecían bastante más tranquilas de lo habitual. ¿Sería porque aún no serían más de las doce de la mañana?

—Ah, ya decía yo... —susurró, sonriendo al escuchar algo de barullo en el interior de un local ligeramente apartado del resto de edificios.


[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 01NybzpZ_o
[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. EJEzfyy

Apariencia en el Evento:
[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. Bd1pdllH_o
Kusanagi
Kusanagi

Mensajes : 107
Fecha de inscripción : 12/12/2019

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 3qaWnZm65/150[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 9h2PZk8  (65/150)
Experiencia:
[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 3qaWnZm83380/1000000[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 9h2PZk8  (83380/1000000)
Berries: 100.000

https://www.onepiece-definitiverol.com/t23151-la-llama-del-oeste

[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. B7fQCbp

Volver arriba Ir abajo

[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. Empty Re: [Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz.

Mensaje por Abigail Mjöllnir el Vie 3 Jul 2020 - 9:10

No se lo tendría en cuenta más tiempo del necesario, suponía que no lo había hecho a malas y que, además, había aprendido la lección, aunque fuera por las malas. No era especialmente rencorosa con detalles así. Si fuera un extraño o alguien que le cayera mal pues... ahí la historia habría sido distinta.

Ahora tendría que acordarse ella de que iba a utilizar el nombre de Diana y no el de Abigail o Elizabeth. El Den den mushi... sí, aún lo llevaba encima. No le dijo nada por el comentario porque por el cambio de tono suponía que ya estaba actuando y no quería estropearle el teatro con una actuación de malota totalmente desastrosa porque no conocía la jerga pirata y, aunque lo hiciera, le resultaba imposible blasfemar de aquella manera.

Después de asegurar el barco la cazadora se separó de Shawn y fue por otro camino. Aquella era la isla pirata por excelencia del Grand Line y se notaba, estaba poblada por hombres y mujeres de mala reputación, y reconocía no pocos rostros por los carteles de Se Busca que guardaba en una de las salas de su fortaleza. Sin embargo, no era el momento de ponerse a cazar, tenía que buscar a Nimbus o, por lo menos, encontrar a alguien que pudiera guiarla hasta él. Esa parte no debería ser demasiado difícil, ¿no? siempre habían disputas internas, discrepancias, intentos de asesinato por dichas discrepancias, estaba casi segura de que ese era el pan de cada día para la gente del bajo mundo.

Su paseo la llevaría por algunas de las calles de Jaya, donde se escuchaba mucha juerga y fiesta. De la misma forma, en otros de los locales lo que se escuchaba eran peleas, algo que también era bastante típico de aquella gentuza.

Ahora, ¿dónde debería buscar el paradero de Nimbus? Cuando rastreaba a piratas primero intentaba investigar las escenas de los crímenes, pero ahora no podía hacer eso, así que... tendría que encontrar a alguien que pudiera guiarla. Eso sí podía hacerlo con sus métodos de cazadora y el más sencillo de ellos era meterse en alguna taberna y escuchar todas las conversaciones que pudiera, alguna de ellas le terminaría dando pistas... o eso esperaba.

Entró en una de ellas y, bajo la atenta mirada de los piratas y criminales que hacían de clientes, fue a la barra a sentarse en uno de los taburetes. Si tenía algo de suerte no aparecería otro cazador irrumpiendo como si no estuvieran en una ciudad pirata.

Pidió un poco para comer y se dedicó a pegar la oreja a todas las conversaciones que pudiera sin hacer apenas gestos. No es que le hiciera mucha gracia precisamente tener que infiltrarse en un nido de piratas pero... tenía que hacer ciertos sacrificios, como bien le recordaban sus heridas.

—Entonces podemos dividirnos el saqueo a medias —escuchó, pero esa no le interesaba.
—Después de aquí nos iremos a Water Seven —otra conversación de un grupo de piratas, tampoco era lo que buscaba.

De momento no escuchaba nada que le sirviera. No obstante, había una mesa que le resultaba ligeramente sospechosa porque había una persona que no terminaba de encajar, pero nadie más parecía darse cuenta, eso o que ya lo conocían, no le daría mayor importancia. No mucho después, uno de los hombres de la taberna acabó por acercarse a ella, sentándose a un lado de ella.

De momento no le haría caso y se limitaría a continuar comiendo. ¿Quizá sería buena idea cambiar de taberna cuando acabara de comer? Allí no estaba consiguiendo mucho aparte de encontrar movimiento de piratas —que se aseguraría de recordar para después, para cuando quisiera cazarlos—.

Le daría unos minutos más a esa taberna antes de irse a buscar información a otro lado.
Abigail Mjöllnir
Abigail Mjöllnir

Mensajes : 292
Fecha de inscripción : 05/01/2020
Edad : 28

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 3qaWnZm58/150[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 9h2PZk8  (58/150)
Experiencia:
[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 3qaWnZm60890/1000000[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 9h2PZk8  (60890/1000000)
Berries: 247.990.630


[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. ZLWgHP0

Volver arriba Ir abajo

[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. Empty Re: [Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz.

Mensaje por Kusanagi el Lun 6 Jul 2020 - 0:21

No fue sino al abrir la puerta que alguien comió suelo justo delante de él: un chico que debía rondar la veintena de años pero al que la vida le había pasado factura, cosa que se podía apreciar en sus ojeras, los rasgos gastados y... bueno, el olor. ¿Había alguien en aquella puñetera isla que no apestase? Quizá debiera haber tenido eso en cuenta para los disfraces, pero bueno, de perdidos al río. Por lo que pudo observar en un rápido vistazo, la pequeña trifulca había implicado a varios de los allí presentes. De una forma u otra, el más perjudicado parecía ser el hombre que acababa de hacer de escoba por toda la taberna, quien se levantó como buenamente pudo antes de escupir sangre al suelo y hacer por largarse, empujando al pelirrojo hacia un lado en el proceso.

—¡Eso, lárgate y no vuelvas por aquí! ¡No queremos ratas cobardes con nosotros! —rugió un tipo corpulento que se encontraba al otro lado de la barra mientras que algunos gorilas volvían a desperdigarse por la sala. Parecía ser el dueño del local... o algo así.

Kusanagi mandó una señal a Bir-D, ordenándole que siguiera al pobre desgraciado que acababa de salir de la taberna. No estaba seguro del motivo, pero sentía una corazonada. ¿Cobardes? Los cobardes siempre eran útiles cuando se quería sacar información, especialmente si esta era de interés para gente más peligrosa que sus propios jefes. Con el pequeño robot alado se aseguraría de tenerle localizado y no perder su pista, por si necesitase encontrarlo después.

Con la misma parsimonia con la que había entrado se dirigió a la barra, tomando asiento con absoluta despreocupación en uno de los taburetes frente a esta. Alzó la mano, buscando llamar la atención del tabernero para que le pusiera algo de beber, pero alguien le sujetó del antebrazo con muy poco decoro. El agente alzó una ceja, mirando a su nuevo admirador con cierta confusión. El grandullón era un tipejo corpulento, probablemente rondando los dos metros de altura, repleto de tatuajes, cicatrices y todo aquello que era un completo estereotipo de pirata. Cómo no, también olía a muerto recién levantado de su tumba. Torció los labios en una mueca y miró al cara–rajada con gesto de pocos amigos, frunciendo el ceño.

—¿Y a ti qué te pasa? ¿No te han dicho que es de mala educación tocar a la gente sin permiso? —le reprochó el pelirrojo con aire bravucón. La verdad es que hacer de malote no se le daba del todo mal.

—Este es un local privado, guaperas, no puedes estar aquí. ¿Qué tal si te largas por donde has venido y no molestas? —Algunos de los criminales que estaban por ahí se rieron ante la escena—. Si quieres puedo sacarte yo mismo como a la rata de antes.

Vaya, parecía que había dado con el lugar idóneo. ¿Un sitio privado? ¿Algo así como un club de lectura pero con un aire más oscuro e intenciones menos honradas? ¡Genial! El sitio perfecto para empezar su investigación salvo, claro, porque no le querían allí. Bueno, todos parecían hombres fuertotes, de esos que saben valorar un buen puñetazo y la masa muscular del brazo; no es que él tuviera tanta como ellos, pero no estaba del todo mal... y no parecían demasiado hábiles. Suspiró con resignación.

—Uno que solo quiere llevarse algo fresquito al cuerpo y no le dejan... —comentó al aire, cerrando los ojos por un instante.

El agarre alrededor de su antebrazo persistía, así que decidió aprovecharlo a su favor. Con una fuerza que para nada cuadraba con su aspecto, el agente se puso en pie y usó su propio cuerpo como apoyo para alzar por los aires a su nuevo amigo con una facilidad pasmosa. Llevó la mano libre hasta el brazo del contrario a continuación, afianzando su agarre y tirando para estamparlo de cabeza contra el suelo del lugar, haciendo que incluso las jarras de algunas mesas se tambaleasen sobre estas. Aquello pareció bastar para noquear al bocazas ese, así como para que el resto dejasen de mirarle con tanta hostilidad. Bien, ganarse el respeto de aquella gente a base de intimidación: conseguido.

—Pues creo que eso cuenta como invitación a quedarme, ¿no? —sugirió, mirando al tabernero, quien soltó una sonora carcajada e hizo un gesto para que se sentase. Así lo hizo.

—Juraría que es la primera vez que te veo por aquí, chico, y yo no suelo olvidar una cara. ¿Qué demonios haces aquí?

—Parece bastante evidente, ¿no? —se aventuró a afirmar, encogiéndose de hombros mientras veía cómo el buen hombre le servía algo de beber en una jarra dudosamente limpia—. Este sitio parecía bastante animado y quería ver qué se cocía. Si de paso me podía tomar algo, mejor que mejor. Ah, siento lo de vuestro amigo —señaló al pirata noqueado—, pero a mí no me pone un dedo encima ni mi madre.


[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 01NybzpZ_o
[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. EJEzfyy

Apariencia en el Evento:
[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. Bd1pdllH_o
Kusanagi
Kusanagi

Mensajes : 107
Fecha de inscripción : 12/12/2019

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 3qaWnZm65/150[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 9h2PZk8  (65/150)
Experiencia:
[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 3qaWnZm83380/1000000[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 9h2PZk8  (83380/1000000)
Berries: 100.000

https://www.onepiece-definitiverol.com/t23151-la-llama-del-oeste

[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. B7fQCbp

Volver arriba Ir abajo

[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. Empty Re: [Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz.

Mensaje por Abigail Mjöllnir el Miér 8 Jul 2020 - 9:21

Aquella taberna en concreto no estaba resultando de ayuda. Muchas conversaciones distintas y ninguna parecía ser relevante para lo que estaba buscando. Decidió dar por finalizada su investigación en aquel edificio, no había encontrado pistas y seguir ahí sería perder el tiempo y arriesgarse a que algún espabilado la reconociera. Ignoraría al hombre que se había sentado con ella. Pagó y, acto seguido, se levantó para marcharse.

—¡Ya la has espantado, macho! —escuchó al tiempo que salía de la taberna. ¿Querían que se quedara ahí dentro? No entraba en sus planes quedarse en juergas pirata.

Continuaría deambulando por Jaya hasta que, una media hora más tarde, alguien que iba corriendo chocó con ella. Se trataba de un hombre algo más bajo que ella, tenía el pelo marrón y corto y vestía con unas ropas que... bueno, eran como las de casi todos los piratas de la isla.

—¡Perdón, perdón! —escuchó que decía.

Eso ya era algo más inusual, ¿desde cuándo aquella gentuza se disculpaba por tropezar con alguien? Abi no dijo nada, solo vio al muchacho salir corriendo hacia delante. Al principio no le dio más importancia, pero empezó a dársela cuando vio que otras dos personas salían corriendo para perseguirlo. Estos, sin embargo, no estaban huyendo como el primero, más bien estaban persiguiéndolo.

—¡Pagarás por hacernos perder el tiempo con tus puñeteras ideas! —exclamaban mientras lo perseguían.

La monja de incógnito entrecerró los ojos y, sospechando que podría pasar algo, se movió rápido para perseguir a los agresores del chaval, que giraron un par de veces para meterse en los callejones en los que el primer pirata había intentado esconderse. Por supuesto, no lo consiguió y tuvo que hacer frente a los dos que le perseguían. Uno de ellos agarró al muchacho por la ropa y lo acorraló contra la pared.

—¿Crees que por vestirte así vas a engañarnos? —preguntaba el otro.

Abi se movió despacio, tratando de pegar la oreja todo lo posible sin que la vieran. El sigilo no era lo suyo, pero la discreción tampoco era el punto fuerte de aquellos dos, así que la cosa estaba bastante equilibrada. Habían empezado a discutir por algún motivo, pero hubo una frase que llamó especialmente su atención.

—¿Cómo iba a saber yo que un gyojin y un brazos largos iban a fracasar así? Son de las razas más fuertes y sus trabajos previos indicaban que eran la elección correcta —decía el muchacho de pelo marrón, el que estaba huyendo de ellos. Esos eran... los dos a los que se habían enfrentado ella y el agente Kusanagi.

—Da igual, fracasaron —dijo el que lo estaba agarrando, mostrándose bastante inflexible y despiadado con él —. Y el siguiente paso es atar cabos sueltos para evitar que lleguen hasta él —continuó.

Vale... estaba claro que estaban trabajando para Nimbus, pero no podía dejarse ver hasta estar segura de que podría quitárselos de encima de una vez. Tenía flechas suficientes y fuerza para poder lidiar con aquellos dos sin hacer mucho escándalo. El revólver no podía usarlo, haría demasiado ruido y alertaría a la gente... y puede que a más mercenarios de Nimbus.

¿Debería capturar también a los mercenarios aparte de al chaval? Quizá su sugestión fuera más efectiva si los traía a todos. Savó el arco y agarró una de las flechas. En breves atacaría, cuando estuvieran más centrados en el joven que en sus alrededores.
Abigail Mjöllnir
Abigail Mjöllnir

Mensajes : 292
Fecha de inscripción : 05/01/2020
Edad : 28

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 3qaWnZm58/150[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 9h2PZk8  (58/150)
Experiencia:
[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 3qaWnZm60890/1000000[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 9h2PZk8  (60890/1000000)
Berries: 247.990.630


[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. ZLWgHP0

Volver arriba Ir abajo

[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. Empty Re: [Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz.

Mensaje por Kusanagi el Sáb 11 Jul 2020 - 2:06

—Entonces... Shawn, ¿no?

El pelirrojo asintió, observando con calma y de reojo cómo se llevaban a rastras hasta una de las mesas al pobre gorila que había intentado propasarse con él. En realidad se sentía mal: había sido un despliegue de violencia completamente gratuito y muy lejano a lo que era su forma de ser, pero la infiltración requería que se comportase como Shawn Vane, no como Kusanagi Yu. Al menos se había asegurado de que el golpe no fuera desmedido y tan solo sufriera algunas contusiones leves. A comer y a la cama.

—¿Y cómo te ganas la vida, amigo? Porque después de lo de antes dudo que te dediques a cuidar de ancianos —bromeó Bill, el tabernero.

Se encogió de hombros y soltó una pequeña carcajada.

—No, lo cierto es que soy modelo. —Se quedó unos segundos en silencio, percibiendo cómo la ceja del mayor se alzaba con confusión e incredulidad—. ¿Qué? ¿No puede saber defenderse alguien empleado en el mundo de la moda? He salido en algún que otro número de la Pirate's Playboy; no como primera plana, claro, pero pagan bien por chicos de buen ver. Modestia aparte, mi imagen bien vale unos cuantos berries.

—Ya veo. ¿Y se puede saber qué hace un modelo en Jaya? Solo tres tipos de persona vienen a la isla: criminales, imbéciles e infiltrados. ¿Cuál de los tres eres?

—Está claro que no de los imbéciles —respondió con un deje burlón y animado, justo antes de tomar su pinta y dar un generoso trago. Cuando acabó exhaló su aliento, dejando que el ardor del alcohol saliera de su cuerpo—. Por mucho que me guste mi trabajo debo reconocer que el negocio está podrido. Con todo el dinero que se mueve, ¿te crees que la gente juega limpio en el mundillo? No lo hace, no. Para llegar alto necesitas alguien que te cuide las espaldas: un patrocinador. He venido con la esperanza de encontrar uno.

La curiosidad y el interés parecieron crecer en la mirada de Bill, quien hasta ese momento había estado atendiendo tan solo a medias, sirviendo ron y cerveza aquí y allá, prestándole la atención justa.

—Un patrocinador, ¿eh?

—Ese es el plan —afirmó, ensanchando la sonrisa—. ¿No conoceréis a alguien que pueda hacerme el favor? Ya sabes, alguien relevante, no cualquier mindundi. Mi mira apunta bastante alto, no quiero juntarme con trapicheos de tres al cuarto...

El tabernero pareció dudar por unos segundos, pensativo, aunque quizá el recuerdo de la paliza que le había dado a su compañero le había despejado las dudas.

—Algo se me ocurre, sí... si tienes pelotas. Si no, es probable que acabes como la rata cobarde que salió con el rabo entre las piernas hace un rato: sin querer que nadie te vea juntándote con él.

Ahora era Kusanagi el que demostraba un brillo de curiosidad en su mirar.

—¿Tan grave es lo que ha hecho? ¿Quién era ese tío?

—Nadie importante... al menos ahora. Trabaja para el tipo de gente con la que uno no quiere tener problemas, pero parece que durante los últimos días se ha rajado. —Suspiró con exasperación y decepción, negando lentamente—. Si no vas a tener el valor de afrontar las consecuencias no deberías juntarte con gente así. No se le puede tener miedo al Gobierno Mundial si esperas tener algún futuro en este mundo.

—Miedo al gobierno... qué tontería —en realidad no lo era. Él lo sabía bien—. ¿Crees que si le doy una paliza sus viejos jefes me mirarían con buenos ojos?

No pretendía dársela, pero las piezas comenzaban a encajar en su cabeza. Un criminal bajo el mando de algún pez gordo que, aparentemente, había desarrollado cierto temor hacia el Gobierno Mundial y las posibles represalias de este en los últimos días. Podía no ser más que una coincidencia, pero no perdía nada por tirar de ese hilo.

—No sé si te mirarían con buenos ojos, pero al menos no lo harían con malos —se burló Bill—. Si te interesa ganarte el favor de esa gente quizá puedas empezar por ahí.

—Sí... creo que eso es lo que voy a hacer —concluyó, apurando la pinta y dejando con un golpe seco la jarra sobre la barra—. Gracias por todo, Bill. Seguramente vuelva más tarde... me gusta este sitio. Espero no tener que zurrarle a nadie más.

Y con estas se largó de allí después de que el tabernero se despidiera y le deseara buena suerte. Bir-D seguía persiguiendo y monitorizando a la ratilla cobarde, así que solo tenía que ir hasta allí y tener unas palabritas con él. ¿Tendría algo que ver con Nimbus?


[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 01NybzpZ_o
[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. EJEzfyy

Apariencia en el Evento:
[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. Bd1pdllH_o
Kusanagi
Kusanagi

Mensajes : 107
Fecha de inscripción : 12/12/2019

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 3qaWnZm65/150[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 9h2PZk8  (65/150)
Experiencia:
[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 3qaWnZm83380/1000000[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 9h2PZk8  (83380/1000000)
Berries: 100.000

https://www.onepiece-definitiverol.com/t23151-la-llama-del-oeste

[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. B7fQCbp

Volver arriba Ir abajo

[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. Empty Re: [Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz.

Mensaje por Abigail Mjöllnir el Lun 13 Jul 2020 - 20:17

.La discusión entre aquellos tres continuaba, pero no dejaban caer nombres concretos, siempre se referían a "él"; nada indicaba que fueran mercenarios de Nimbus —no lo nombraban explícitamente, y con razón—, a pesar de todas las sospechas que tenía. Su única pista era que había mencionado a los dos atacantes. Pronto tendría que tomar una decisión, atacar ahora o esperar un poco más... esperaría un poco más, quizá podría conseguir algún dato más para confirmar sus sospechas.

—¿Después de todo lo que me he arriesgado por él a pesar de todo lo que me ha hecho pasar? —preguntó, pidiendo clemencia.

Sin embargo, el muchacho no recibiría respuesta. Era el momento de actuar. Tensó el arco, salió de su escondite y disparó la primera flecha, que impactó y atravesó el brazo del mercenario que estaba agarrando al muchacho. El mercenario soltó un gruñido de dolor cuando fue forzado a soltar al criminal. Éste, por su parte, tardó poco en salir corriendo para desgracia de la hereje, que ahora tendría que lidiar con esos dos antes de continuar.

—¡Voy a por él, no debe escapar o estaremos muertos nosotros también! —gritó el que estaba intacto justo antes de salir corriendo tras el criminal que iba a convertirse en su informador involuntario.

Decidió tomar la iniciativa, tenía que inutilizar rápido al primero si quería cazar al segundo antes de que ejecutara al criminal. Avanzaría corriendo hacia el mercenario, un hombre un tanto fornido y notablemente más alto que ella —llegaba hasta los dos metros—. Éste respondió con un grito y trató de contraatacar con un fuerte puñetazo que esquivó con cierta facilidad, era grande pero también era lento, incluso más que ella.

Esquivó el puñetazo agachándose y deslizándose a la derecha suya. Se giró, dió un salto hacia atrás y cargó una nueva flecha en el arco, disparándola en cuanto lo tuvo totalmente tenso. Apuntó hacia su pierna derecha, perforando su rodilla en el proceso y volviendo a provocar un gemido de dolor por parte de su víctima. Se hacía el duro, eh... Miró a su alrededor. Estaban solos, podía usar sus poderes si era rápida.

Abrió la puerta de su pecho y solo transmitió una palabra a sus habitantes: "Garra". La balista se disparó, atrapando al mercenario herido con el virote de garra. Acto seguido, pusieron en marcha el sistema retráctil de la garra para llevar al hombre al interior de la fortaleza de Abigail, donde sus habitantes esperaban preparados. Sus habitantes siguieron el protocolo habitual, inutilizar al "invasor" dejándolo inconsciente, amordazarlo y atarlo lo mejor posible para evitar que escapara.

Falta otro... se fue por aquí, creo —murmuró, mirando a su alrededor antes de volver a ponerse en marcha. Bien, nadie la había visto, ahora tendría que darse prisa.

Empezó a correr en la dirección en la que habían huído los otros dos. No pensaba que fueran a ir donde hubiera gente, al criminal ya lo habían identificado y no le serviría mezclarse entre la gente, y el otro probablemente quisiera evitar más interrupciones. Teniendo esas cosas en cuenta, y que los piratas de las calles de Jaya estaban cuchicheando sobre una persecución que se dirigía hacia las afueras, Abigail siguió el mismo camino.

«No he tardado mucho con el de antes, no deberían sacarme tanta ventaja» pensó, deseando que no fuera demasiado tarde.
Abigail Mjöllnir
Abigail Mjöllnir

Mensajes : 292
Fecha de inscripción : 05/01/2020
Edad : 28

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 3qaWnZm58/150[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 9h2PZk8  (58/150)
Experiencia:
[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 3qaWnZm60890/1000000[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. 9h2PZk8  (60890/1000000)
Berries: 247.990.630


[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. ZLWgHP0

Volver arriba Ir abajo

[Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz. Empty Re: [Misión Mítica-Paraíso] En busca de la estrella fugaz.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.