¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

Los calypso vs Alain

Ir abajo

Los calypso vs Alain Empty Los calypso vs Alain

Mensaje por StaffOPD el Jue 25 Jun 2020 - 22:48

Los calypso vs Alain 6WQFoSP

Podéis ver como Alain suelta un suspiro, como si aquella situación fuera un “deja vu”, uno de tantos. El hombre se reincorpora y os mira a ambos y clava sus pupilas color crema en tus ojos Kusanagi, la mirada del oficial refleja pesadez, es un golpe duro para él también.

-He de confesar que es la primera vez que no me la esperaba para nada, debéis de ser muy buenos- arranca el hombre, aunque se ve interrumpido por una falta de modales de Giotto, aunque tampoco parece esforzarse demasiado ya que se limita a arquear el brazo el cual toma un color azabache puro, bateando la onda la cual sale disparada y se estampa en uno de los aparatos electrónicos provocando un chiisporroteo. Aunque una cosa no te a pasado desapercibida rubio, y es que la mirada del hombre te ha seguido en todo momento, sin un pestañeo de una forma tan mecánica que da miedo.

El hombre da un paso antes de desaparecer ante vuestros ojos y aparecer un poco más alejados de donde estáis, el oficial aún lleva su emblemática chaqueta azul, y parece dispuesto ha hablar durante unos segundos más. Diría que a través de vuestras charlas habéis calado hondo en el corazón del revolucionario, el cual a podido ver el bien en vosotros, incluso aunque visitas el nefasto traje de negro.

-Yo he cometido todos esos delitos, he practicado el terrorismo, he practicado la guerra y mis actos están lejos de ser justos - dice el hombre, aunque podéis percibir por el tono que no está orgulloso -Esta bien, me entregare a cambio de dos condiciones, y únicamente solo a través de estas dos condiciones. La primera es que quiero que se me permita asegurarme de que todos mis compañeros de aquí salgan con vida de esta misión, ya sea a bordo del Nautilus o a traes de cualquier salvoconducto que me podías ofrecer., la segunda es que todos los responsables de la operación “Corazón de cobalto“ entre los que me encuentro, sean juzgados por un juzgado popular y sus hechos queden públicos- dice reivindicando algo que os es ajeno.

Si ponéis cara de sorpresa el hombre sonreirá y negará con la cabeza, como comprendiendo que no saben nada. El hombre adopta una postura de guardia completamente desova.

-Esta bien, os contare una historia. Hace cinco años yo era el contra-almirante del sector Arica del North Blue, fue entonces cuando un agente gubernamental de nombre Pierrot contacto conmigo para la intervención militar en la isla Banao, ya que había claros indicios de que se estaba instaurando un régimen revolucionario en la isla, se nos ordenó proceder a la realización de un bloqueo que no permitiera ni entrar ni salir nadie de la isla – dice antes de tomar una pausa - Yo en cambio, decidí de manera unilateral que, si se estaba instaurando un régimen, lo mejor sería actuar, por lo que me lancé a la isla a nado. Una vez llegué al pueblo, descubrí que no era un lugar especialmente grande, donde tan solo había un pequeño grupo de mineros y algún que otro pescador y mercader, no había ni fábricas, ni revolucionarios por ningún lado – continua permitiéndose otra pausa para miraros a ambos, esquivando si es necesario -Lo que si había era minas de cobalto, un mineral que interesaba mucho al por entonces gobierno mundial para la elaboración de nueva máquina de guerra, aunque por entonces nadie sabia eso, ni tan siquiera los mineros que acaban de descubrir recientemente este nuevo material. A raíz el cual el gobierno intento convencer al gobierno de la isla, el cual había estado ajeno a los grandes sucesos del mundo, de que se afiliara al gobierno mundial con el objetivo de entrar en la unión de gobierno. Los locales por el contrario sospecharon y rechazaron las ofertas, ya que les obligaba a inmiscuirse en los conflictos armados de la zona y con los Markov. En vista de que las negociaciones no progresarían invocaron una Buster Call sobre la isla, de la que se me hizo participe- dice con gran pesadez mientras su aura se hace su presencia de conquistador se hace palpable y los ecos y los lamentos que percibisteis cuando se produjo el enfado con Roland, si bien la presencia(aún contenida) es intimidante, lográis aguantar el envite, pero no evadir la gran pena que transmite, los lamentos se transforman en nítidos sollozos, el fuego, y el sonido de los cañones se hace palpable y el grito y el aullido de los que han perecido os raja el alma -Todos y cada uno de los trescientos habitantes de la isla perecieron bajo el fuego intenso de los cañones, el gobierno se instauró en la isla, y comenzó a explotar la isla. Yo en cambio me negué a realizar una mentira de todo eso, en cuanto traté de hacerlo público se me acuso de rebelde y se acuso a la revolución de dicho genocidio encuadrándome a mi como su líder – dice mientras su aura se vuelve fantasmagórica, como representado toda y cada una de las voluntades que heredo después del horror -Estas almas claman justicia, ¡Concedérmela!- os ordena el revolucionario el cual parece ponerse serio, ya que es consciente de que nadie puede satisfacerlas.

No se que impacto tendrá esta relevación, como suelen decir todo héroe tiene un comienzo y quien sabe si alguno de vosotros se pueda verse reflejado en tal tragedia.
StaffOPD
StaffOPD

Mensajes : 1709
Fecha de inscripción : 23/03/2014

http://staffopd42@gmail.com

Los calypso vs Alain LlH4zVf

Volver arriba Ir abajo

Los calypso vs Alain Empty Re: Los calypso vs Alain

Mensaje por Giotto Leblanc el Vie 26 Jun 2020 - 13:02

Como había previsto, su ataque preventivo fue desviado con elegancia y efectividad por el revolucionario, y le había dicho varias cosas que no sabía sobre la persona que tenía en frente. Lo primero, y lo más importante, era que parecía no tener secuelas del combate naval acontecida hacía algo más de un día. Lo segundo era que era absurdamente rápido, pero la forma de reaccionar a los ataques era propia del entrenamiento del gobierno, estaba completamente seguro. «¿Será un agente desertor como Thawne?», se preguntó, para fijarse en el brazo de Alain. Estaba tintado de un color negro azabache casi metalizado, y eso le lleva al último punto. Sabe usar dos tipos de haki. «Dos de tres», se dijo Giotto, presuponiendo que también era conocedor del mantra. Porque que pueda moverse a una velocidad tan absurda tan solo podía explicar que era bueno en él.

Giotto se dispuso a atacar de nuevo, pero el revolucionario se alejó de ellos a gran velocidad. Fue un movimiento lineal que ya había visto antes, concretamente en Water Seven mientras combatía contra el cretino de Pierrot. Y fue en ese momento cuando comenzó a contar su historia. El agente odiaba a los criminales que excusaban sus actos en reveses de la vida y giros inesperados del destino. No se puede arreglar el sistema yéndote de él y uniéndote a un colectivo criminal que va en contra de lo que un gran número de países quiere.

Una vez acabó, antes de que Kusanagi pudiera decir nada el rubio envió su fuego a los guantes de forma discreta, llevándolos a la cuarta fase y alzó la voz firme y clara. Miraba fijamente a los ojos a Alain. Sus palabras parecían sinceras, pero él tenía una determinación muy clara y no iba a retractarse. Alain debía ir a prisión, vivo o muerto.

—¡Sandeces! —Comentó en voz alta—. Qué se cree usted señor Rayha, ¿qué nosotros no somos conscientes de la corrupción intrínseca dentro del gobierno mundial? No somos gente ignorante. Claro que sabemos que hay agentes del gobierno y marines corruptos que cooperan con terroristas como el dueño de estas instalaciones. Claro que somos conscientes de las atrocidades que muchos de nuestros compañeros han realizado —Dio un paso hacia adelante, sin apartar la vista de los ojos de Alain—. Pero lo que usted hizo fue imprudente e impulsivo. La paciencia es una virtud que pocos aprecian, y por lo que veo usted es uno de ellos. Tenía la información, tan solo necesitaba los recursos y la influencia para ello. Según usted era contraalmirante, ¿verdad? —Pudo ver como Alain asentía inconscientemente—. ¿Cuánto hubiera tardado en ascender a vicealmirante? ¿Uno, dos años más? Y de ahí a almirante, tal y como está la situación actual, lo hubiera hecho en tiempo record. Su falta de paciencia lo ha llevado a juntarse con aquellos que juró derrotar —Realizó una pausa para mirar a Kusanagi—. Y sintiéndolo mucho, porque me cae bien, lamento decirle que no puedo dejar que sus hombres se vayan. Algunos están limpios, pero otros han cometido crimines que han de ser juzgados… Al igual que tú —Hizo una pausa—. Y perdón por tutearle. Yo no soy mi compañero, yo no voy a pedirte por favor que te entregues.
Giotto Leblanc
Giotto Leblanc

Mensajes : 234
Fecha de inscripción : 10/08/2017

Hoja de personaje
Nivel:
Los calypso vs Alain 3qaWnZm66/150Los calypso vs Alain 9h2PZk8  (66/150)
Experiencia:
Los calypso vs Alain 3qaWnZm76873/1000000Los calypso vs Alain 9h2PZk8  (76873/1000000)
Berries: 1.860.000


Los calypso vs Alain 9DcAXGw

Volver arriba Ir abajo

Los calypso vs Alain Empty Re: Los calypso vs Alain

Mensaje por Kusanagi el Vie 26 Jun 2020 - 20:13

Giotto había actuado antes de que el revolucionario tuviera tiempo siquiera de dar una respuesta. ¿Que esperaba que se entregase por las buenas? No, claro que no, pero no perdían nada por intentarlo. Quizá unos minutos, un tiempo ínfimo que bien podía invertirse en salvar una vida. Cualquier vida. Apenas le costó un leve movimiento de su brazo zafarse del ataque del agente, moviéndose a continuación a una velocidad tal que apenas fue capaz de seguirle. Su cuerpo se había tensado y el pelirrojo terminó en una postura de guardia, preparándose para protegerse de un inminente ataque que nunca llegó. Podría haber aprovechado la imprudencia de su compañero y contraatacar, pero no lo hizo: aún tenía algo que decir. Si algo había podido aprender del oficial es que se trataba de un hombre que llevaba la palabra como bandera, no la violencia, algo que bien podía merecer su respeto.

Un trato. Una última petición a cambio de entregarse sin oponer resistencia. Era inevitable que quisiera garantizar la seguridad de sus compañeros, pero su segundo deseo fue algo que obligó a ambos agentes a enarcar una queja. «¿Operación Corazón de Cobalto?», se repitió en su cabeza, un nombre en clave que era completamente ajeno para él. Su sorpresa y confusión debió ser tal que Alain pudo verla en su expresión, y con gesto resignado explicó a lo que se refería.

Kusanagi relajó sensiblemente la postura a medida que la historia del Héroe de la Revolución avanzaba, haciendo incluso que, llegado cierto punto, le costara sostenerle la mirada. No era ajeno al oscuro poder que el Gobierno Mundial reservaba para aquellos objetivos más delicados: los temibles bombardeos de los acorazados más poderosos de la Marina que recibían el nombre de Buster Call, un ataque capaz de reducir una isla entera a cenizas. Su uso no era frecuente, pero tampoco eran hechos aislados; se trataba de la carta trampa que empleaban siempre que algo amenazaba con destruir la sostenibilidad de aquella unión hegemónica. Para cuando los cañones cesaban su fuego no quedaba nadie con vida que pudiera relatar lo ocurrido ni delatar la crueldad desmedida del Gobierno Mundial. Ni siquiera él, cuya lealtad era tan férrea como el acero de Yūjō, sabía si sería capaz de continuar en la agencia tras presenciar algo así. ¿Podía juzgar a aquel hombre por lo que hizo, entonces? La voluntad de Alain se había propagado por la sala, aplicando en ellos una profunda agonía y tristeza. Su cuerpo, al igual que en el Vapor Justice, le pidió a gritos que huyera; no lo hizo. Su mano no tembló ni dio un solo paso atrás sino que se mantuvo allí, estoico, plantándole cara al resultado de otra de las innumerables atrocidades que se habían llevado a cabo en nombre de la justicia. Su meta seguía siendo clara, pero conllevaba una gran carga: ser capaz de fijar la mirada en el dolor ajeno y no ignorarlo. El día que les diera la espalda sería el día en que su cometido se habría corrompido.

Quiso responder, pero el rubio se adelantó a cualquier palabra que pudiera salir de sus labios. Aunque le doliera admitirlo no podía dejar de estar de acuerdo con el discurso de Giotto, si bien no compartía sus formas, sí el fondo. El oficial se precipitó, dejándose llevar por una situación que habría superado a cualquiera, pero fallando en su cometido. Quizá, si hubiera mantenido la cabeza y la sangre frías, las cosas pudieran haber sido distintas. ¿Podía juzgarle por ceder? Era humano. ¿Qué habría hecho él en su situación?

—Giotto —llamó al agente, alzando la voz para que ambos pudieran escucharle con claridad. Su mirada se clavó en el rubio, buscando la suya e intentando transmitirle su seguridad. Sabía que no quería dialogar con un criminal como Alain, pero no podía dejar escapar aquella esperanza—. Si hay una posibilidad, por remota que sea, de resolver esto sin provocar un baño de sangre, es mi deber... no, nuestro deber intentarlo. Dame la oportunidad.

Tras esto la hoja de su espada bajó, dejando de apuntar al oficial y su postura, aún tensa, se relajó un poco. Dio un par de pasos hacia aquel que debía ser su enemigo, tan solo para encararle. Inspiró mientras trataba de ordenar las palabras en su cabeza. Dudaba que nada de lo que pudiera decir fuera a evitar el enfrentamiento, pero aprovecharía la oportunidad irrisoria que el revolucionario les había dado para dialogar. ¿Era un iluso?

—Todos somos responsables de nuestros actos, Alain —comenzó, con un tono firme—. Revolucionarios, marines, agentes, cazadores, piratas... No importa el color de la bandera que defendamos; en mayor o menor medida nuestras manos están manchadas de sangre por igual, y no hay causa que justifique las injusticias que se han cometido por parte de todos y cada uno de nosotros. El Gobierno Mundial ha cometido atrocidades y Giotto lo ha dejado claro: no somos ajenos a ellas; la Armada, aun así, no se queda atrás. ¿O debo recordar la devastación del West Blue? —Hizo una pausa, mirando con dureza al contrario—. En aquella ocasión la culpa fue de determinadas personas, no de la Revolución al completo, al igual que aquella Buster Call tuvo sus propios responsables, no la Marina o el Cipher Pol íntegros. ¿Crees que los males de unos justifican que todos debamos pagar con esta guerra? Sé que no la deseas porque lo he visto bajo tus órdenes en los últimos días. Me niego a creer que es la única solución.

Su conclusión fue tajante, dejando unos segundos de silencio para aportar peso a sus palabras. Tan solo esperaba que Giotto se contuviera, al menos hasta ver si lo que pudiera decir servía de algo. Había visto en los ojos del revolucionario que no portaba confianza alguna en que sus peticiones fueran satisfechas; quizá pudiera demostrarle que se equivocaba.

—Los errores se pagan, y es por eso que no podemos permitir que aquellos que han cometido los mismos crímenes que tú evadan la responsabilidad de sus actos. Es algo en lo que no puedo disentir con mi compañero. —Frunció el ceño—. Todo el mundo merece, sin embargo, una segunda oportunidad. Es algo que he aprendido a lo largo de los años. Nuestra prioridad hoy, Alain, es la captura de los cabecillas de esta operación. Me temo que no puedo ofrecerte lo que pides —reconoció, antes de seguir—, pero hay una alternativa. Entregaos los tres: Betty, Bastalegre y tú. Haced lo correcto, deponed vuestras armas y a la agencia poco le importará que el resto escape. —Su mano apretó la empuñadura de la espada. No le estaba pidiendo algo sencillo: había pedido nada menos que la detención de tres cabecillas de la Armada—. Ninguna vida debería valer más que otra, pero para el Gobierno Mundial lo hacen. Haced esto... y me comprometeré a investigar personalmente lo ocurrido en la operación Corazón de Cobalto. No puedo prometerte que se haga público: sabes tan bien como yo el caos que desataría una revelación como esa, pero me aseguraré de que sus responsables sean juzgados por aquel crimen y que vosotros recibáis un juicio justo. Lo haré incluso si ello me lleva a tirar por la borda mi carrera en el Cipher Pol.

Sus palabras iban cargadas de honestidad, y es que su voz no tembló ni por un solo instante. No había mentira alguna en su discurso: estaba plenamente convencido y predispuesto a cumplir todo cuanto había dicho, pese a que el precio a pagar por el rebelde fuera demasiado elevado. Su parte no lo era menos.

—Es cuanto puedo ofrecer. Muchas cosas deben cambiarse, pero ninguna guerra va a lograr eso. La violencia solo incita a la violencia; son los pequeños actos los que tienen auténtico valor. Esta es tu oportunidad de realizar el tuyo —aclaró, volviendo a adoptar una postura de guardia—. Es mi última oferta.

Todo o nada.


Los calypso vs Alain 01NybzpZ_o
Los calypso vs Alain EJEzfyy

Apariencia en el Evento:
Los calypso vs Alain Bd1pdllH_o
Kusanagi
Kusanagi

Mensajes : 104
Fecha de inscripción : 12/12/2019

Hoja de personaje
Nivel:
Los calypso vs Alain 3qaWnZm57/150Los calypso vs Alain 9h2PZk8  (57/150)
Experiencia:
Los calypso vs Alain 3qaWnZm60130/1000000Los calypso vs Alain 9h2PZk8  (60130/1000000)
Berries: 100.000

https://www.onepiece-definitiverol.com/t23151-la-llama-del-oeste

Los calypso vs Alain B7fQCbp

Volver arriba Ir abajo

Los calypso vs Alain Empty Re: Los calypso vs Alain

Mensaje por StaffOPD el Mar 30 Jun 2020 - 23:30

Tun, tun, tun, tun...  

Alain escucha tu discurso Giotto, tus frases no encajan del todo en el rostro del oficial el cual arquea sus cejas y frunce el ceño según vas hilando las palabras, en su puño tembloroso puedes ver como al exmarine le cuesta retener toda esa ira que le invade al escuchar tus palabras. Lo único que parece retenerlo es tu discurso y tus formas Katsu, aunque puedes ver como el hombre niega pesadamente con la cabeza y suelta un largo suspiro cuando acabas.

-Os creéis muy listos, pero no soy nada más que unos novatos cegados por una mejor posición, no os culpo, yo también fui así y page las consecuencias caras ¿Acaso pensáis que el gobierno se estaría quieto a pesar de que no mostrar mi disconformidad? ¿Creéis que podría ascender después de aquello? ¿Acaso os imagináis ínfimamente el dolor que me causa aquella tragedia?  Sois unos necios si lo pensáis- os increpa indignado, tal vez haciendo énfasis en una parte de apatía por vuestra parte o en una completa falta de visión -Os pensáis constantemente que estáis en el lado correcto, que el mundo se puede cambiar, pero no…- dice tomando una pausa dramática, mientras toma una pose en la que os señala con el dedo -¡Estoy en desacuerdo¡ No se puede cimentar un mundo encima de una montaña de injusticias y tiranía ¡No cuándo los responsables de todo esto es el propio consejo de los cinco ancianos¡ - grita con furia, dando a entender que fueron ellos quienes dieron la orden, que aunque a la larga ocasionará un bien mayor, no dejo de causar un mal.

Estáis en un punto muerto, y parece que los tres sois conscientes. Tal vez tengáis un breve intercambio de miradas, un último gesto de camarería de parte del oficial el cual se desprende de su chaqueta arrojándola a un lado, mientras comienza a aflojarse el nudo de la corbata. La chaqueta suena pesada al contatctar con la pasarela de metal, como si hubiera tirado un saco de plomo al suelo, como si el mero hecho de llevar esa chaqueta fuera un ejercicio masoca.

-Prometo no mataros, no espero tal piedad de vuestra parte. Si me vencéis, una muerte es una salida más digna- os dice mientras os mira, principalmente a ti Katsu -¿Tengo al menos vuestra palabra?- os dice con un tono completamente ronco -En fin empecemos con esto…-dice antes de que se le quiebre por completo la voz.

El hombre desaparece ante vuestros ojos, para aparecer enfrente tuya Giotto, tan solo contarás con unos pocos segundos en caso de tener el mantra activado, pero lo que verás ante ti es el hombre el aire, el cual tratará de propinar una patada ascendente que va directa a tu mandíbula de la cual puedes intuir ese brillo azabache que tan peligroso te resulta. La patada es tan rápida que hace que el aire, casi se rompa a su paso, originando una especie de onda de choque tras concluir el movimiento, una especie de reflejo que te dará en el medio segundo más tarde que el primer de los golpes pecho si no pones remedio.

Tras el movimiento, y dejando muy poco espacio para el contrataque realizará algo mucho más rápido que un “soru” convencional para desplazarse hacia atrás, dando la sensación de que va a chocar con la barandilla para volver a desaparecer ante vuestros ojos. Una sombría figura aparecerá un par de segundos más tarde a tu espalda Katsu, tu mantra te advertirá de que Alain te tratará de propinar un fuerte puntapié en el interior de la rodilla para acto seguido golpearte con la mano como si fuera una especie de espada en la nuca, aunque lejos de cortar tu cuello este ataque pretende noquearte golpeándote en la nuca, al igual que le ocurrió a tu compañero el propio ambos movimientos del revolucionario proyectará una especie de onda que impactándote en el tobillo y en el hombro derecho respectivamente si no pones una rápida solución en el intervalo de medio segundo, desde que realice respectivos movimientos.

Por último, usara un rápido geppo para moverse a una plataforma superior, con la intención de evitar verse encerrado. Por cierto, ahora os habéis percatado de que el movimiento del oficial suena metálico en el fondo, como si llevará un monedero o un llavero en el interior de su chaquetilla roja, o tal vez sea debajo de esa camisa blanca.

Os recuerdo que en las pasarelas hay un gran número de "cuadrilatos con diferentes dimensiones", por lo que en principio no hay muchos problemas de espacio, menos si sumáis un juego en diferentes pasarelas y niveles.
StaffOPD
StaffOPD

Mensajes : 1709
Fecha de inscripción : 23/03/2014

http://staffopd42@gmail.com

Los calypso vs Alain LlH4zVf

Volver arriba Ir abajo

Los calypso vs Alain Empty Re: Los calypso vs Alain

Mensaje por Giotto Leblanc el Jue 2 Jul 2020 - 14:31

El agente era consciente de que las palabras de su compañero Kusanagi no iban a llevar a ningún sitio. Las muecas que dibujaba Alain en su cara, el brillo decisivo de su mirada, su gesticulación corporal… Todo lo que emanaba de él estaba diciéndoles que tan solo uno de los dos bandos saldría de allí de una sola pieza. Giotto tenía claro que no podía dejarlo escapar, aunque ello implicara tener que matarlo a sangre fría. Sin embargo, ¿qué haría Kusanagi? Por lo que estaba demostrando era una persona que prefería el dialogo a la fuerza, a quien le temblaría la mano si tuviera que darle sentencia al revolucionario. “Recuerdo cuando yo era así”, se dijo el rubio para sus adentros, mientras en sus guantes el marcador cambiaba de fase, entrando en la número cinco. Sí, de nuevo había llevado su fuego a sus preciados artefactos.

Y en el momento en el que Alain terminó de hablar, como estaba claro que iba a suceder, se abalanzó sobre Giotto a una velocidad que le costó seguir con la mirada. Había visto sus movimientos en varias ocasiones, incluso había intentado hacer un cálculo aproximado de la velocidad que era capaz de conseguir en un soru, pero no había sido capaz de llegar a algo concreto. Sin embargo, el agente era consciente que si usaba de base el Rokushiki no podía seguir ese ritmo durante mucho tiempo, dado que era un esfuerzo físico sobrehumano que podía llegar a hacerle daño. Eso sin tener en cuenta, que a más velocidad menos precisión.

Casi por instinto, Giotto dividió su cabeza en dos partes, haciendo que la pierna de Alain pasara justo por ahí sin que le hiciera nada gracias a su Kami-e l'intervallo. Además de eso, la fuerza de aquella patada fue tan descomunal que propagó el golpe varios metros, atravesando el etéreo cuerpo del agente. Su pierna estaba cargada de su voluntad, pero la primera regla de los fundamentos de la armadura del haki era que no protegía contra elementos naturales como el fuego. Y sin tan siquiera pensarlo, se propagó en un radio de dos metros, creando un mar de llamas antes de que Alain se alejara con la esperanza de realizarle alguna quemadura que ralentizara sus movimientos.

—¿Crees poder igualarle en velocidad? —le preguntó a Kusanagi, justo después de que Alain ascendiera hacia el piso superior con el geppou—. Que necesito tiempo para concentrarme.

Subió al siguiente piso, aunque con los ojos cerrados. Se centró en todo lo que le rodeaba, tratando de crear en su mente una imagen del lugar, aunque sintiendo los movimientos de Alain y Kusanagi. Los ojos podían engañarle, pero no lo harían sus oídos. Un sonido metálico se pudo escuchar en la chaqueta de Alain, y eso hizo teorizar al agente. ¿Sería el artefacto de los explosivos? ¿Algún tipo de arma? ¿Las llaves de su base? Había un amplio espectro de posibilidades.

Una vez Kusanagi terminó su ataque, usando sus manos como propulso se colocó a un costado de Alain en un abrir y cerrar de ojos, alzando su brazo envuelto en llamas y tratando de propinarle un golpe.

Pugno Di Fiamma.

Tras eso, se alejaría manteniéndose en el aire gracia a su fruta del diablo.
Giotto Leblanc
Giotto Leblanc

Mensajes : 234
Fecha de inscripción : 10/08/2017

Hoja de personaje
Nivel:
Los calypso vs Alain 3qaWnZm66/150Los calypso vs Alain 9h2PZk8  (66/150)
Experiencia:
Los calypso vs Alain 3qaWnZm76873/1000000Los calypso vs Alain 9h2PZk8  (76873/1000000)
Berries: 1.860.000


Los calypso vs Alain 9DcAXGw

Volver arriba Ir abajo

Los calypso vs Alain Empty Re: Los calypso vs Alain

Mensaje por Kusanagi el Jue 2 Jul 2020 - 20:46

Suspiró con resignación al ver que su intento resultaba completamente infructuoso. No es que se esperase una respuesta diferente, pero en ningún momento había abandonado la pequeña esperanza de que Alain se entregase por las buenas. Para variar habría que hacer las cosas por las malas, ¿pero podía juzgarle? Después de todo lo que había visto este hombre era fácil entender que no daría su brazo a torcer; mucho menos probable era que confiase en un par de agentes que, lejos de haber demostrado que son de fiar, se habían infiltrado en su grupo y puesto trabas en los planes de la Armada. Aferró la empuñadura de Yūjō y tensó el cuerpo, preparándose para el combate, aunque unas últimas palabras del oficial le pillaron con la guardia baja.

«¿Prefiere morir?», cuestionó en su cabeza, sin apartar la mirada. La idea de arrebatar una vida no podía desagradarle más, por mucho que el hombre que se encontraba frente a él fuera su enemigo. Todas las almas tenían valor, hasta la más corrompida, y decidir por su propia mano cuál debía ser segada y cuál no era un privilegio que no creía poseer. ¿Qué otra alternativa había? Aquel hombre iba a pelear con todas sus fuerzas hasta el final y, muy probablemente, tendrían que herirle de gravedad para poder llegar a reducirle. Es más, ni siquiera estaba seguro de poder lograr un juicio justo para él. Había visto tantas cosas que darle la posibilidad de contarlas sería un riesgo que el Gobierno Mundial no estaría dispuesto a creer, por lo que había dos opciones: o lo ejecutaban o lo torturaban hasta convertirlo en un despojo; tal vez decidieran encerrarle en uno de los niveles inferiores de Impel Down, un destino bastante más oscuro que la muerte.

—Tienes mi palabra —sentenció, asintiendo para reforzar sus palabras. Si esa era la única petición del rebelde la vería cumplida.

En apenas un instante desapareció ante los ojos de ambos, reapareciendo frente a Giotto como inicio de su ataque. Prácticamente como acto reflejo el parcheado activó su mantra; podía reaccionar a su velocidad pero con cierta dificultad, así que sería mejor emplearse a fondo. No tardó en ver venir su ofensiva, una que le daría poco margen de respuesta incluso contando con sus premoniciones. Necesitaba velocidad explosiva, así que en el momento en que Alain apareció a su espalda el agente se impulsó hacia arriba con un rápido geppou, balanceando su cuerpo en el aire para encarar al revolucionario durante el salto mientras esquivaba sus golpes y lanzar un rápido tajo a la altura de su torso como respuesta.

Le diera o no, giraría en el aire mientras tomaba distancia de ellos, cayendo sobre los pies con bastante gracilidad.

—Yo me encargo —le aseguró al rubio como toda respuesta a su pregunta.

Su cuerpo titiló, como si se volviera translúcido por momentos y en un abrir y cerrar de ojos apareció frente a Alain en la plataforma superior. El filo de Yūjō adquirió un brillo sombrío al tiempo que el aire se distorsionaba alrededor de Kusanagi como manifestación de su voluntad imbatible, justo antes de lanzar tres rápidos tajos contra el revolucionario, dos en forma de equis y uno en horizontal, cruzándose todos en el mismo punto para formar una especie de estrella. No importaba si le alcanzaba con todos ellos o no siempre y cuando pudiera obligarle a centrar toda su atención en él. No pensaba dejarle respirar ni por un solo instante: había leído las intenciones de Giotto sin problemas.


Los calypso vs Alain 01NybzpZ_o
Los calypso vs Alain EJEzfyy

Apariencia en el Evento:
Los calypso vs Alain Bd1pdllH_o
Kusanagi
Kusanagi

Mensajes : 104
Fecha de inscripción : 12/12/2019

Hoja de personaje
Nivel:
Los calypso vs Alain 3qaWnZm57/150Los calypso vs Alain 9h2PZk8  (57/150)
Experiencia:
Los calypso vs Alain 3qaWnZm60130/1000000Los calypso vs Alain 9h2PZk8  (60130/1000000)
Berries: 100.000

https://www.onepiece-definitiverol.com/t23151-la-llama-del-oeste

Los calypso vs Alain B7fQCbp

Volver arriba Ir abajo

Los calypso vs Alain Empty Re: Los calypso vs Alain

Mensaje por StaffOPD el Lun 6 Jul 2020 - 15:49

Esquiváis sin demasiado complicación los ataques del revolucionario, aunque debido a lo rápido de sus movimientos vuestros ataques no tienen un efecto mucho mayor de chamuscarle ligeramente el chaleco y un pequeño rasguño que no va a mayores.

Sin embargo, Katsu decides continuar la ofensiva intentando coordinarte con tu compañero de una forma muy lógica, sin lugar a duda actuar como un tándem va a ser algo determinante a la hora de tener una mínima posibilidad. Lanzas esa especie de onda en forma de estrella que se ve respondida por una enorme onda que emerge de un movimiento de sus brazos, muy similar a un Rankyaku pero de una potencia notablemente superior, en lo que hace el movimiento continua reculando a una velocidad muy similar al Soru.

En esto Giotto sube finalmente al escenario y te lanzas a por Alain al cual percibes algo más lento que la última vez que lo viste en acción ¿O será imaginación tuya? Aún así Alain es un oficial y por lo tanto es un hombre de recursos, por lo que, sin dejar de balancear su cuerpo, deja que tu puño pase entre su hombro y su cabeza originándole una pequeña quemadura en este último. Simultáneamente el sonido metálico se hace más patente, y ves como en hombre inclina su espalda para propinarte una patada y su posterior onda en lo que casi pasas por encima de su cabeza, en ambos ataques puedes notar una gran sensación de peligro de forma que tu habilidad etérea no te será suficiente y que en caso de darte de lleno te lanzarán hacia arriba facilmente una treintena de metros. Simultáneamente y sin perder de ojo al pelirrojo, el revolucionario propina un potente taconazo al suelo que quiebra por completo la plataforma haciendo que esta se precipite al vacío, dando al oficial una nueva salida.

En lo que el oficial cae al vacío, usando una mezcla del geppo y el soryu para pivotar en el aire a gran velocidad, podéis ver como hace un gesto raro con las manos, aunque es demasiado rápido y mecanizado como para que os deis cuenta  de lo que ha hecho antes de posarse antes de posarse sobre una plataforma inferior a una veintena de metros hacia el fondo. Desde allí el hombre os apunta con los puños de los cuales comenzáis a ver unos extraños brillos, y de un segundo a otro, estos salen  disparados comenzando a rebotar como canicas en una especie de pinball hacia arriba, hasta llegar justo donde os encontráis son al menos una veinte o treinta de diminitus haces de luz que tienen una potencia similar a un shigan, y evidentemente, pese al color blanquecino que tienen, van impregnados de toda su ambición. Lamentablemente esta vez el mantra no os servirá de mucho ya que la trayectoria es algo caótica y no parece haber una intencionalidad directa por parte de Alain, por lo que deberías concentraros en vuestro entrenamiento más básico si no quereís salir con un par de agujeros,a fortunadamente ninguno de los haces por si solo debería ser letal para vosotros si no impacta en una zona vital.
StaffOPD
StaffOPD

Mensajes : 1709
Fecha de inscripción : 23/03/2014

http://staffopd42@gmail.com

Los calypso vs Alain LlH4zVf

Volver arriba Ir abajo

Los calypso vs Alain Empty Re: Los calypso vs Alain

Mensaje por Kusanagi el Miér 8 Jul 2020 - 19:18

Chasqueó la lengua al ver que su ataque era detenido con cierta facilidad por parte de su oponente. Cada vez tenía más claro que Alain era un combatiente excepcional, y es que pocas personas serían capaces de reaccionar a su velocidad. Por desgracia también fue capaz de evadir con relativo éxito el puño de Giotto, aunque al menos parecía tener que poner toda su atención en ambos para poder confrontarles. Vio la luz: si se coordinaban tendrían una oportunidad.

Aquel sonido metálico seguía surgiendo bajo las ropas del oficial, aunque no tenía muy claro de qué se trataba. Parecía seguir un patrón, como si cada vez que sus movimientos se potenciaban aquello sonase. ¿Sería alguna especie de mecanismo? «¿Un cyborg?», se preguntó a sí mismo Kusanagi, frunciendo el ceño. Si su cuerpo había sido intervenido para integrar el poder de la ingeniería robótica en él podrían tener aún más problemas. Dudaba que el rebelde fuera usuario, no había dado señales de ello hasta el momento, pero si contaba con algunos artilugios que le echasen una mano la cosa se pondría fea, especialmente sin saber lo que hacían. Apenas tuvo tiempo de darle vueltas, sin embargo, y es que tan rápido como esquivó la acometida de su compañero se dispuso a propinarle una patada para, acto seguido, destrozar la plataforma sobre la que se encontraban. En el mismo instante en que el suelo cedió, Kusanagi se quedó levitando gracias a su forma etérea; ventajas de ser de sonido. No se quedó quieto, sin embargo, y se aventuró a aproximarse a una de las plataformas superiores, intentando ver si el otro agente había salido bien parado de aquella brutal patada.

—¿Qué...? —Las palabras salieron solas de su boca en cuanto su mantra le advirtió del peligro inminente—. ¡Giotto, conmigo!

Sabía que iba a atacarles, pero fue incapaz de predecir el golpe en sí, y es que probablemente ni el propio Alain sabía qué puntos exactos iba a golpear. En apenas un parpadeo el pelirrojo trazó un rankyaku con su pierna, pero este no iba dirigido contra el revolucionario: su objetivo era la plataforma más cercana, la cual cortó de raíz para que se precipitase hacia abajo, derechita hacia la plataforma en la que se encontraba su objetivo. Esperando que su compañero le siguiera se apresuró a desplazarse en el aire hasta situarse sobre la plataforma, apoyándose contra esta y utilizándola de escudo. No importaba que no pudiera predecir la trayectoria de aquellos proyectiles si estos no podían alcanzarle. Una vez los disparos pasasen proyectaría el poder de su oto oto no mi en una onda de choque para empujar los restos de la plataforma y propulsarlos contra el rebelde, con la ayuda de Giotto si este decidía brindársela.

—Vamos...

Posó sus dedos índice y corazón sobre la hoja de Yūjō, haciendo que el metal prendiera en llamas a medida que avanzaba. Tras esto se concentró en visualizar la presencia de Alain y, sin dudarlo, lanzó dos rápidas ondas cortantes que proyectaron el fuego que ahora cubría su arma. Hecho esto buscó apoyo en otra de las plataformas, superior a aquella en la que se encontraba Alain, preparado para moverse tan rápido como fuera necesario.


Los calypso vs Alain 01NybzpZ_o
Los calypso vs Alain EJEzfyy

Apariencia en el Evento:
Los calypso vs Alain Bd1pdllH_o
Kusanagi
Kusanagi

Mensajes : 104
Fecha de inscripción : 12/12/2019

Hoja de personaje
Nivel:
Los calypso vs Alain 3qaWnZm57/150Los calypso vs Alain 9h2PZk8  (57/150)
Experiencia:
Los calypso vs Alain 3qaWnZm60130/1000000Los calypso vs Alain 9h2PZk8  (60130/1000000)
Berries: 100.000

https://www.onepiece-definitiverol.com/t23151-la-llama-del-oeste

Los calypso vs Alain B7fQCbp

Volver arriba Ir abajo

Los calypso vs Alain Empty Re: Los calypso vs Alain

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.