Próxima ronda fugaz

El skin, las tablillas y el diseño del foro pertenecen exclusivamente al staff del mismo, fue creado por Brianna Byrne y agradecemos a Yuu por su ayuda a la hora de editar algunas de las imágenes como son la portada, avatares de nuevos usuarios y la imagen de las estadísticas para integrarlas en el foro. Dichas imágenes no nos pertenecen, por lo que damos sus créditos a sus respectivos creadores, Sakimichan, Wlop y algunos otros cuyos nombres no conocemos.

Rogamos encarecidamente que no copien nuestro contenido, es más divertido cuando cada uno crea lo que quiere con sus propios medios.
CRÉDITOS
ULTIMOS TEMAS
¿Sabías que?
NUESTRO STAFF
Mr. Nat - Admin
Katharina - Admin
Therax - Admin
Brianna - Mod
Hazel - Mod
Deathstroke - Mod
Arthur - Mod
William - Mod
Oppenheimer - Mod
SI NECESITAS AYUDA, CONTACTANOS
AWARDS

[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Moderador OPD Dom 26 Jul 2020 - 22:58

Contratante: Merluza Johnson

Descripción de la misión: No sé cómo no pudimos ver esto venir. Era un buen amigo, un consejero fiel... Le teníamos cariño. Pero no importa, no debemos centrarnos en el pasado. La muerte de Pérez no debe hacernos olvidar la importancia de nuestra misión: Derrocar a la tirana. Vamos a pasar a la ofensiva, pero esta vez de verdad. Se acabaron las sutilezas. Hay una entrada secreta en el castillo, una zona protegida de forma natural en medio de las albuferas, desde la que se puede acceder fácilmente y penetrar en barrena. Sin embargo, no tenemos ni idea de dónde se encuentra y dudo que podamos enterarnos sin exponernos. Así que esto es todo o nada. Una vez empiece es victoria o muerte, y si morimos al menos nuestros camaradas tomarán el relevo.

Objetivo: [b]Encontrar la entrada secreta del palacio Ryugu.

[b]Objetivo secundario:
Aunque seguramente sea imposible, ojalá seáis capaces de hacerlo sin ser vistos.

Premios: Un objeto épico a elegir [No negociable]

Premios por objetivos secundarios: Misión exclusiva, conocimiento único.
Moderador OPD
Mensajes :
2182

Fecha de inscripción :
23/03/2014

Ver perfil de usuario http://staffopd42@gmail.com

Webmaster
Moderador OPD

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Luka Rooney Lun 27 Jul 2020 - 7:33

Merluza había hecho un llamamiento a los gyojins cuyos cargos eran mayores a los soldados rasos. Había mucho revuelo por dicho llamamiento, y las bases de la organización ya estaban cuchicheando de qué se trataría. La verdad es que el tiburón ya había escuchado casi todas las opciones posibles, desde anunciar su marcha, hasta planificar el ataque final. Todo ello pasando por historias de lo más raras, como el anuncio de la muerte del propio Merluza, de la Reina, del marido, o incluso había alguna en la que se vaticinaba una pandemia en la isla. Todas aquellas habían dejado con la misma cara al pirata, que no era muy fan de los chismes.

Caminó por las calles de la isla mientras pensaba qué podían decirles. Durante ese camino entendió a la gente que se preocupaba de ello, e incluso a la que se inventaba las historias. Habían sido apenas unos minutos con la cabeza desocupada de alguna tarea importante y ya se había trasladado a otra dimensión de pensamientos rocambolescos de los cuales Luka parecía no tener ningún poder. Sacudió la cabeza un par de veces, intentando alejar todo aquello por un momento y siguió su camino. Después de todo, si ya había esperado unas horas a obtener la información, podría esperar unos minutos más, ¿no?

Les habían citado a las once en el almacén donde habían hecho todas las reuniones hasta el momento, aunque el habitante del mar había llegado diez minutos antes y se encontraba por allí, caminando y saludando a la gente. Hizo un recuento para ver que todos los peces importantes -nunca mejor dicho- estaban por allí, y esperó a que Ryuu llegase. Con él había comenzado todo, y junto a su presencia había encajado cada noticia referente a aquel asunto. Y en aquella ocasión no sería diferente. El ex-Arashi se sentó en uno de los bancos cercanos y suspiró, esperando que llegase la hora. Si Ryuu no llegase a tiempo, entraría e intentaría ponerse en un lugar cercano al de Merluza, en caso contrario se limitaría a ir con Ryuu al lugar en el que pudiesen escuchar todo lo que Merluza tuviera que decir.
Luka Rooney
Mensajes :
652

Fecha de inscripción :
23/06/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm119/150[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (119/150)
Experiencia:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm353012/1000000[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (353012/1000000)
Berries: 39.500.000
Ver perfil de usuario

Terror de los siete mares
Luka Rooney

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por AEG93 Lun 27 Jul 2020 - 17:35

Tras el descubrimiento de la traición de Marrajo y de su implicación en el asesinato de Pérez Troita y como el informador clave de la usurpadora dentro de la rebelión, tanto Ryuu como Luka habían sido ascendidos, pasando a ocupar un cargo importante dentro de dicha organización. Ahora ambos eran miembros del llamado Consejo, el grupo de siete personas que tomaban las decisiones dentro de la rebelión. Obviamente la última palabra la tenía como líder Merluza Johnson, pero su poder e influencia era ahora mucho mayor, y el semigyojin confiaba en ser capaz de utilizar su posición para el mayor bien del Reino Ryugu.

Merluza había citado a los siete en el almacén donde se reunían habitualmente, pero había algo en la forma en que lo había hecho que hacía presagiar que se trataba de una reunión de gran importancia. Cuando Ryuu llegó Luka ya se encontraba allí, junto a tres de los otros miembros del Consejo. Saludó educadamente a todos y se situó al lado de su amigo a la espera de la llegada de los que faltaban.

Pronto apareció Rayan Godsing, un gyojin manta raya famoso por su facilidad para encandilar a mujeres gyojin e incluso humanas y por su pericia en el manejo del bo. Y no mucho después, en último lugar, hizo acto de presencia Merluza Johnson. Viendo que ya estaban todos, tras saludarles adecuadamente el líder de la rebelión tomó la palabra, anunciando que el momento crítico había llegado. La situación había llegado a un punto de tensión ya insostenible y el estallido de una verdadera guerra civil era inminente, por lo que debían hacer un movimiento clave para comenzarla con ventaja. Existía, o eso se rumoreaba, una entrada secreta al Palacio Ryugu por la que algún miembro de la familia real en el pasado se escabullía en secreto para mezclarse con sus súbditos y disfrutar de una vida más sencilla. Según se decía dicha entrada se encontraba en la zona de la albufera, escondida por la propia naturaleza tras varias décadas sin ser utilizada. De hecho, y dado que la usurpadora no pertenecía a la familia real, era prácticamente imposible que supiese de la existencia de dicho acceso, lo que de encontrarlo les daría una ventaja absolutamente esencial. Podrían acceder al corazón del enemigo de forma directa y sin ser descubiertos, otorgándoles la probabilidad de asestarles un golpe mortal antes de que pudieran darse cuenta.

Para ello Merluza requirió que dos de ellos se encargasen de la investigación y dieran con la entrada. Ryuu, entusiasta y deseoso de ayudar como siempre, no se lo pensó dos veces. Miró a Luka y asintió con vehemencia para, acto seguido, dar un paso adelante y anunciar:

- Me gustaría ser uno de esos dos voluntarios. No descansaré hasta encontrar dicho pasadizo y conseguirnos una vía de ataque directo.
AEG93
Mensajes :
1074

Fecha de inscripción :
26/07/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm106/150[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (106/150)
Experiencia:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm187585/1000000[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (187585/1000000)
Berries: 314.500.000
Ver perfil de usuario

Shichibukai
AEG93

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Luka Rooney Mar 28 Jul 2020 - 7:26

A las sospechas de Luka se sumaron todos y cada uno de los rostros de los gyojins que iban llegando. Todos pertenecían al consejo, y los semblantes serios que portaban daban a entender que estaban allí por algo importante. Aún así, el tiburón no pudo salir de dudas hasta que Merluza no tomó la palabra.

Durante la intervención del líder, el habitante del mar notó un tono firme, decidido y, sobre todo, unas ideas más claras que nunca. El momento de la verdad había llegado, y con ello la batalla final. Aunque claro, a diferencia de la malnacida reina, el grupo de Merluza quería minimizar las bajas al máximo, y para ello había que hacer un primer y arriesgado movimiento. Con él conseguirían tomar la ventaja necesaria para decantar la balanza a su favor. Aunque claro, sonaba mucho mejor de lo que realmente era, y más cuando Johnson dio algún detalle más. Por lo visto, en la zonas de la albufera había alguna entrada al palacio oculta entre la naturaleza. Si conseguían encontrarla, brindaría una ventaja única a los suyos, aunque según Merluza, hacerlo sin ser vistos incrementaría en gran medida las opciones en la batalla, ya que el factor sorpresa sería total.

Luka negó con la cabeza. Lo suyo no era entrar sin ser visto, más bien entrar y dejar todo patas arriba. Aunque claro, si no dejaba testigos, nadie vivo le habría visto, y por lo tanto nadie le podría delatar, ¿verdad? Antes de que se diera cuenta, Ryuu le estaba mirando con un brillo especial en los ojos, y pese a que Luka intentó frenarle con un par de movimientos con las manos, el semi-gyojin se ofreció voluntario para llevar a cabo la misión. Luka suspiró y dio un paso hacia el frente también.

-Me apunto también. Prometo dar con el pasadizo, pero no descarto que me vean. ¿Tenemos algún dato más?

Tras su pregunta, el gyojin esperaría una respuesta y se giraría a Ryuu, a quien le plantearía sus dudas y su idea para solventarlas.

-Ryuu, este gesto -comentó a la par que cruzaba las manos alrededor de su pecho-, quiere decir que te olvides de lo que estás haciendo. ¿En serio nos ves haciendo de espías? -finalizó con una sonora carcajada-. En fin, he pensado cómo afrontar este problema. Qué te parece si, cuando tengamos alguna pista de donde está, ¿creamos alguna distracción para poder indagar sin vigilancia? Supongo que tú te desenvolverás mejor buscando la entrada que yo. Te mueves más rápido y eres más pequeño. Yo puedo pensar cómo crear la distracción. ¿Lo ves bien? ¿Tienes alguna idea más?
Luka Rooney
Mensajes :
652

Fecha de inscripción :
23/06/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm119/150[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (119/150)
Experiencia:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm353012/1000000[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (353012/1000000)
Berries: 39.500.000
Ver perfil de usuario

Terror de los siete mares
Luka Rooney

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por AEG93 Miér 29 Jul 2020 - 17:23

Luka, práctico y directo al grano como de costumbre, hizo una propuesta a Ryuu acerca de cómo llevar a cabo la tarea que les había sido encomendada que, a decir verdad, fue muy del agrado del samurái. Era completamente cierto que a ninguno de los dos se les daba bien el desplazarse con sigilo, sin ser vistos ni oídos. Por lo tanto un plan alternativo era necesario, y el crear una distracción era una idea tan buena como cualquier otra. Además se trataba de una de las virtudes del tiburón, capaz de armar un escándalo y atraer la atención sobre sí mismo de forma totalmente natural y en absoluto sospechosa debido a su fama.

Para ello, eso si, debían acotar primero un área no excesivamente grande que pretendiesen dejar libre de enemigos mediante la distracción de Luka para que Ryuu pudiese inspeccionarla a fondo. Y esa tarea probablemente no fuese a resultar nada sencilla. La albufera era una zona muy amplia, y rodeaba un ala completa del gigantesco palacio, por lo que seleccionar la parte en la que era más probable que se encontrase la puerta iba a ser, con total seguridad, un cometido harto complicado.

- De acuerdo. - Contestó a la propuesta de su amigo. - Me parece una buena idea. Pero claro, para que la distracción me de el tiempo suficiente debe ser lo bastante vistosa y, además, antes de llevarla a cabo hemos de acotar muy bien una zona no muy grande que queramos dejar desierta para dejarme libertad de exploración. Si el área es demasiado grande podría resultar imposible que me diera tiempo a explorarla por completo.

Una vez acordada la estrategia a seguir, el siguiente paso era reconocer el terreno. Para ello se dirigieron a un edificio de no excesiva altura que, en secreto, era uno de los pisos francos de la rebelión que se encontraban más cerca del palacio. Asomado a la ventana pudo ver cómo la descomunal mole del Palacio Ryugu se alzaba ante ellos y, en uno de los laterales del mismo, la gran masa de agua que constituía la albufera podía verse. La parte buena era que, al tratarse de uno de las pocas franjas de terreno subacuáticas dentro de la burbuja que formaba la isla, su presencia sería menos notoria que si tuviese que caminar cerca de las murallas. Además también sería menos probable encontrar vigilantes, o al menos eso esperaba.
AEG93
Mensajes :
1074

Fecha de inscripción :
26/07/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm106/150[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (106/150)
Experiencia:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm187585/1000000[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (187585/1000000)
Berries: 314.500.000
Ver perfil de usuario

Shichibukai
AEG93

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Luka Rooney Jue 30 Jul 2020 - 7:34

El tiburón sonrió ante la aceptación de Ryuu sobre su boceto de plan. Estaba claro que no había muchas más alternativas, o al menos al Gyojin no se le ocurría ninguna más. Así que se frotó las manos y empezó a pensar cómo podía crear una distracción digna de él mismo.

Sin embargo, no pasaron más de veinte segundos hasta que Ryuu matizó los problemas que podría haber si no eran lo suficientemente cautelosos. Desde no acotar bien la zona, hasta crear una distracción poco llamativa que no despejara por completo la zona.

-No te preocupes por lo segundo. Aún no se me ha ocurrido nada, pero acabarás viendo la fama de Luka con tus propios ojos -comentó a la par que caminaban hacia uno de los pisos francos de la rebelión-. Sólo espero que no te quedes ensimismado y puedas llevar a cabo la segunda parte del plan.

Y es que, a decir verdad, no había nada que preocupase más al habitante del mar que ese punto; La segunda parte del plan. ¿Cómo iban a acotar la zona? No era sencillo interpretar donde diablos podría estar la puerta que buscaban. Quizá algo se les escapaba, pero desde luego si era una entrada secreta no sería muy visible, y encontrar alguna pista sería bastante complejo. Quizá tuvieran que guiarse por el instinto. O quizá ejecutar varias veces su plan.

En cualquier caso, desde lo alto del edificio Luka contempló la belleza de la isla, quizá pasada a un segundo plano por la grandeza del palacio Ryugu, que justo enfrente hacía que cualquier mirada pasará primero sobre él. Entonces Ryuu señaló una zona, y el ex-Arashi centró la mirada en ese rincón.

Su pulsera empezó a vibrar, quizá queriendo decir algo. Luka la tapó con su otra mano y se apartó de la ventana en la que estaba asomado. La zona que su compañero había señalado parecía perfecta. Era un rincón subacuatico, algo que sin duda era una ventaja para dos tipos como ellos. Primero porque su presencia se notaría menos, y segundo porque una huida sería más eficiente a través de ese medio. Además, el entorno le daba al tiburón una infinidad de opciones para crear la distracción.

-¿Crees que la puerta puede estar ahí? -preguntó a la par que se crujía los nudillos- Puedo crear una distracción lo suficientemente llamativa como para que medio palacio salga a por mi. Pero antes necesito que me expliques en qué zonas vas a buscar, para evitar huir hacia allí. Deberíamos inspeccionar la zona también, puede que haya cámaras o algún sistema de vigilancia más. Y… Necesito algo más. Un uniforme de soldado sería perfecto para la distracción.

El plan de distracción Luka estaba en marcha, aunque era posible que entrara en conflicto con alguna idea de su amigo Ryuu, algo que no podría determinar hasta que éste hablará. En cualquier caso, con tanto pensar le había entrado hambre. ¿Habría comida en aquél edificio?

recordatorio:

Carga pulsera: 1 turno.

Luka Rooney
Mensajes :
652

Fecha de inscripción :
23/06/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm119/150[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (119/150)
Experiencia:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm353012/1000000[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (353012/1000000)
Berries: 39.500.000
Ver perfil de usuario

Terror de los siete mares
Luka Rooney

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por AEG93 Vie 31 Jul 2020 - 18:24

Luka parecía seguro de poder causar una gran distracción, algo que Ryuu no dudaba, pero no tenía del todo claro que el tipo de distracción que planeaba crear fuese el más indicado. Al fin y al cabo si lo hacía demasiado cerca o demasiado lejos de su posición no surtiría el efecto deseado. Por ello contestó al tiburón:

- Creo que lo mejor es que primero identifiquemos exactamente qué área debería rastrear a fondo y que después veamos en función de eso cuál es la mejor distracción y dónde es más conveniente llevarla a cabo. De ese modo será mucho más efectiva y me concederá más tiempo. ¿Me acompañas a hacer un pequeño rastreo superficial de la albufera para intentar dilucidar qué parte de ella investigar?

Aceptase o no el gyojin a ir con él el samurái se dirigiría esa noche, al amparo de la oscuridad, hacia la albufera. Allí se sumergiría en busca de posibles medidas de seguridad colocadas por la usurpadora. Era poco probable encontrarlas dado que se trataba de la zona con los muros más altos y gruesos del castillo, y la existencia de una puerta secreta ni siquiera era hoy en día segura ya que constituía apenas un rumor sobre tiempos pretéritos. Además dado que no había tierra firme sobre la que acercar escaleras, arietes o máquinas de asedio a ese ala de la muralla no tenía demasiado sentido dedicar muchos recursos en vísperas de una guerra civil a fortificar aún más aquella parte.

Tras no encontrar ningún sistema de vigilancia ni trampa, y por ello ya con más calma, comenzó a mirar con atención a su alrededor mientras recorría a cierta distancia el perímetro de la muralla, lo suficientemente lejos como para que desde las almenas los posibles vigías no detectaran la presencia de alguien que se encontrase varios metros bajo la superficie del agua. Las áreas de pared desnuda tenían menos probabilidad de albergar aquella supuesta entrada, pues sería visible con mayor facilidad. Por tanto debía centrarse en las zonas en las que la pared de piedra estuviese semioculta por escombros, vegetación o cualquier otro obstáculo.

Tras unas tres horas de análisis del terreno, pese a que al no ser ningún experto en ese tema sus cálculos podían fallar, eligió tres zonas situadas a una distancia moderada entre sí en las que la muralla no se encontraba expuesta. Esas serían las áreas en las que centraría su búsqueda mientras Luka distraía a los guardas. Abarcar una franja tan amplia de terreno iba a resultar extremadamente complicado, y era posible incluso que no le diera tiempo. Sin embargo no les quedaba más remedio que intentarlo si querían comenzar la inminente guerra con una cierta ventaja.

- Creo que es el momento de buscar algo a una distancia razonable pero no excesiva de aquí que si mañana por la noche atacas fuerce a abandonar su puesto a cuantos más soldados mejor. Vayas tú solo o con algún otro compañero como apoyo, seguramente será un cometido de muchísimo riesgo, así que tenemos que intentar reducir el margen de error al máximo posible.
AEG93
Mensajes :
1074

Fecha de inscripción :
26/07/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm106/150[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (106/150)
Experiencia:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm187585/1000000[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (187585/1000000)
Berries: 314.500.000
Ver perfil de usuario

Shichibukai
AEG93

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Luka Rooney Dom 2 Ago 2020 - 19:40

El compañero de Luka estaba pensando mientras éste le contaba lo que había pensado. El tiburón se conocía ese semblante serio y preocupado del espadachín mientras él hablaba, así que se limitó a sonreír mientras esperaba una respuesta. Y, como siempre, Ryuu pecó de cautela alegando que tenían que estar muy seguros para ejecutar su plan. El habitante del mar leyó entre líneas la complejidad del plan, e ir a al lado de alguien que se lo recordara no le venía nada mal, ya que tenía por costumbre obviar ese tipo de detalles, y la mayoría de las veces le acababan pasando factura.

Cuando su amigo le pidió que le ayudara a encontrar un buen punto de partida, el pirata asintió mientras ojeaba la zona a través de la cristalera. Se quedó embobado un par de minutos, aunque tras darse cuenta bajó del edificio con cierta rapidez.

Una vez abajo, quedó con su compañero en la zona acordada unas horas más tarde, cuando la oscuridad hiciera su trabajo y pudiera ocultarlos con más facilidad. Mientras tanto, aprovecharía para marcharse a su habitación y descansar. Se haría un té acompañado de unas hierbas de su famosa droga del sueño y dormiría unas cuantas horas entre ávidos sueños en los que ponían final a la guerra que estaba a punto de librarse.

Cuando despertó, se duchó y organizó rápidamente su mochila con lo que creyó que le vendría bien para llevar a cabo su misión, y no tardó mucho en llegar hasta la zona donde había quedado con Ryuu. Su compañero ya se encontraba allí, y juntos se introdujeron en la oscuridad, deslizándose con sigilo en el agua y ojeando cada punto posible de la zona, en busca de cualquier tipo de trampa, guardián o posible delator que hubiese cerca. Afortunadamente no había peligro por la zona, estaban junto a uno de los muros más gruesos y altos de la zona, por lo que era evidente que solo un loco intentaría entrar por ahí. Se tiraron algo más de tres horas examinando el terreno, y Ryuu señaló tres zonas durante ese tiempo en las que vió posible que existiese la famosa puerta. Las zonas no estaban demasiado lejas unas de otras, lo cual iba a favor del tiburón. Cuando dieron por finalizada la incursión, se alejaron un poco y Ryuu puso en sobreaviso al gyojin, que asintió a la par que seguía viendo la zona.

- Lo sé, compañero. Ni que decir tiene que si fracaso, no debes exponerte. Veo algunos puntos clave. Mira allí, por ejemplo -comentó a la par que señalaba con la diestra una torre de vigilancia, a unos ochocientos metros al oeste de la posible puerta más lejana a la posición en la que ambos piratas se encontraban-. Ahí habrá vigilancia, y por lógica más guardias podrán acceder a esa torre. También hay otra zona allí -señaló esa vez con la siniestra, apuntando a uno de los muros sobre los que se sostenía una de las puertas más grandes, que se encontraba a unos quinientos metros al este de la puerta situada más a la izquierda de la posición de ambos rebeldes-. Deberíamos hablar con Merluza. Cuando decidamos uno de los dos puntos, me podrían apoyar desde la lejanía. Creo que es necesario invertir parte del armamento que tenemos, como las balas de cañón, o la munición pesada, en hacerles creer que les vamos a atacar. Si centramos todo ese ataque en un punto, y consigo entrar dentro, puedo ganar unos minutos muy valiosos hasta que tenga que huir. Puedo ganar más tiempo aún si consigo un uniforme de la guardia, aunque realmente será uno o dos minutos solo. En cualquier caso… Es mejor que nos marchemos a descasar y hablemos con Merluza para decidir por dónde tirar. ¿Cómo lo ves?

Cuando Ryuu diese su opinión, el tiburón le invitaría a dormir en su casa, de esa manera podrían planificar algo bastante más detallado y planteárselo a Merluza. Quién sabe, quizá si parecía más bonito de lo que realmente era, accediera. Al final solo tendría que invertir parte del armamento en crear una distracción que, por otro lado, no tendrían que usar si conseguían encontrar la puerta.
Luka Rooney
Mensajes :
652

Fecha de inscripción :
23/06/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm119/150[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (119/150)
Experiencia:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm353012/1000000[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (353012/1000000)
Berries: 39.500.000
Ver perfil de usuario

Terror de los siete mares
Luka Rooney

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por AEG93 Lun 3 Ago 2020 - 18:00

Luka propuso dos diferentes objetivos como posibilidades: una de las torres de vigilancia de palacio o una de las puertas, ambas situadas en la muralla cuya situación era más conveniente para crear una distracción. A decir verdad ambas parecían buenas opciones, pero había una que al joven le parecía mejor.

- Yo creo que es más conveniente atacar la puerta. - Respondió Ryuu con decisión. - Es un sitio más vulnerable y de mayor importancia que una torre de vigilancia, lo que probablemente hará que la reina destine más hombres a defenderlo si es atacado. Eso sí, no va a ser fácil convencer a Merluza de ello. Es un plan muy arriesgado y que, además, supone que seamos nosotros quienes empecemos la guerra, pero es verdad que no tenemos muchas más opciones. Esa distracción podría ser la clave para derrocar a esa usurpadora.

Acto seguido aceptaría la invitación de Luka y le acompañaría a su casa. Tras una buena cena, el samurái se acostó en la habitación de invitados. Su sueño fue, no obstante, superficial y entrecortado, pues los nervios ante lo que se avecinaba comenzaban a hacer su efecto, pero aún así pudo dormir la cantidad de horas suficiente como para tener la cabeza despejada la mañana siguiente.

Al levantarse lo primero que hizo fue darse una buena ducha, lo que le ayudó a centrar sus ideas y ver más claro el objetivo. Convencer a Merluza de la conveniencia de llevar a cabo su plan pese a los riesgos y, tras ello, asegurarse de que llegaba a buen puerto. Después, tras un buen desayuno, se puso en marcha hacia el lugar de reunión.

Una vez semigyojin y tiburón estuvieran reunidos con el líder de la rebelión, Ryuu tomaría la palabra y comenzaría a exponer a Merluza su idea:

- Hemos localizado las zonas en las que es más probable que esté la entrada secreta que buscamos. Bajo las aguas de la albufera podré explorarlas concienzudamente sin ser detectado, pero necesito que alguien desvíe la atención de los guardias del palacio para asegurarme de que no me pillan. Para ello hemos pensado que lo mejor es atacar una de las puertas accesorias del palacio. Es pequeña y no especialmente fortificada, lo que la hace un punto débil del edificio y, además, se encuentra en una zona no demasiado lejana pero tampoco excesivamente cercana a la que planeo rastrear. Luka dirigiría el ataque, pero necesitaríamos unos pocos hombres con él y la cobertura desde la distancia de algunos de nuestros artilleros. Sé que es muy arriesgado y que, además, supone ser quienes demos comienzo abiertamente a la guerra, creando una situación que no tendrá ya vuelta atrás. Sin embargo, también estoy convencido de que es una gran oportunidad, y podría incluso ser nuestra única opción.
AEG93
Mensajes :
1074

Fecha de inscripción :
26/07/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm106/150[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (106/150)
Experiencia:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm187585/1000000[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (187585/1000000)
Berries: 314.500.000
Ver perfil de usuario

Shichibukai
AEG93

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Luka Rooney Mar 4 Ago 2020 - 7:30

El tiburón asintió ante la respuesta de su compañero, que veía con buenos ojos su plan, aunque hizo un interesante matiz, descartando atacar la torre de vigilancia en favor de la puerta. Y lo cierto era que tenía razón. Además, desde la torre de vigilancia probablemente les verían llegar, ¿no?

Con las ideas más o menos claras, los gyojins marcharon a cenar y descansar, y pese a que Luka no pudo dormir demasiado bien, tuvo un pequeño momento de debilidad en el que sucumbió a morfeo, quedando a merced de sus sueños el resto de la noche.

Despertó con cierta preocupación por cómo iba a reaccionar Merluza a su plan. Sin duda tendrían que venderlo muy bien. Tras preparar un desayuno rico en vitaminas, el habitante del mar salió junto a su compañero por la puerta en busca del líder de la rebelión. No tardaron mucho en llegar hasta el almacén, donde se encontraba dando instrucciones a un par de tipos. Ambos aguardaron su turno, y cuando Merluza quedó libre, Ryuu tomó la palabra.

Cada palabra que el semi-gyojin soltaba era totalmente respaldada por el ex-Arashi, que se limitó a escuchar hasta que su compañero acabó. El rostro de Merluza no inspiraba demasiada confianza, ya que negaba con la cabeza con gran frecuencia ante lo que Ryuu decía. El tiburón no pudo evitar apretar el puño de impotencia a la par que su pulsera comenzaba a arder, algo que hizo que el gyojin se calentará aún más.

-Habéis hecho un buen trabajo, chicos. Pero la guerra aún no ha empezado, no puedo apostar tanto por simples suposiciones. Guardaremos la información y la utilizaremos cuando corresponda.

-Merluza -espetó en un tono seco el tiburón-, creo que no eres consciente de la ventaja que supondría saber dónde se encuentra esa entrada. No te estamos pidiendo ningún sacrificio, es más, no quiero que nadie me acompañe. Solo necesito llamar la atención, y para ello necesito apoyo lejano, que cualquier hombre que sepa disparar un arma de gran calibre nos ayude. Cañones, bazokas, cualquier arma de ese tipo, y una vez disparen y creen la distracción, se largan. Después sólo podrás perder a dos hombres en el peor de los casos, a este guerrero y a mi. Dos hombres y un poco de munición a cambio de una información que ahorrará muchas más vidas. Yo sé lo qué hubiera decidido Troita hace unos minutos.

El gyojin dio un paso atrás y esperó a que Johnson tomase una decisión. Esperaba que su tono más tosco le hiciera cambiar de opinión. Si no arriesgaba nunca conseguiría ganar. Y tenían la oportunidad perfecta para hacerlo, la cuestión era si la cabeza de la rebelión estaba dispuesta a ello.

Recordatorio:
Carga pulsera: 2 Turnos.
Luka Rooney
Mensajes :
652

Fecha de inscripción :
23/06/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm119/150[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (119/150)
Experiencia:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm353012/1000000[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (353012/1000000)
Berries: 39.500.000
Ver perfil de usuario

Terror de los siete mares
Luka Rooney

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por AEG93 Mar 4 Ago 2020 - 18:26

Merluza dudó, como Ryuu había imaginado que haría, pues era consciente de los riesgos de aquel plan. Sin embargo, las palabras de Luka terminaron de encender sus ánimos, y cuando el tiburón hubo terminado de hablar el líder contestó:

- Está bien. Es hora de que la usurpadora sea eliminada, y desde el primero hasta el último de los hombres de la rebelión estamos preparados para dar nuestra vida para lograrlo. Tenéis razón en que no tendremos una oportunidad mejor. Las tropas reales nos superan en número y, si queremos tener ocasión de llegar hasta la usurpadora y poner fin al conflicto con el menor número posible de bajas de hermanos gyojin, debemos aprovechar el momento y tratar de cogerles por sorpresa. Contad con el apoyo de una unidad de artillería desde la lejanía. Eso sí, actuarán sin comprometer la seguridad de ningún piso franco.

Una vez obtenida la bendición de Merluza, el semigyojin comenzó a preparar el plan. Para ello debía acordar con Luka la hora exacta del ataque y los pasos a seguir.

- De acuerdo. Lo mejor sería hacerlo de noche para disminuir aún más la probabilidad de ser visto. A las doce en punto estaré en posición. Empieza el asalto en ese momento, tanto con la artillería como en la corta distancia. Trataré de encontrar la puerta en el menor tiempo posible, pero no estaría mal saber cuánto tiempo crees que puedes darme sin arriesgarte demasiado. ¿Crees que serías capaz de darme una hora? No creo que me haga falta más para dar con la puerta, si es que está ahí, claro.

Una vez el tiburón le respondiera, el samurái abandonaría el lugar dispuesto a prepararse a conciencia para llevar a cabo el plan. Entrenaría un buen rato para evadirse y relajarse en la medida de lo posible, comería algo nutritivo pero no demasiado pesado como un buen pescado al horno e intentaría conciliar el sueño durante un par de horas para estar descansado. Y, cuando fuese la hora, estaría bajo el agua de la albufera, situado a una distancia prudencial de la muralla.
AEG93
Mensajes :
1074

Fecha de inscripción :
26/07/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm106/150[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (106/150)
Experiencia:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm187585/1000000[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (187585/1000000)
Berries: 314.500.000
Ver perfil de usuario

Shichibukai
AEG93

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Luka Rooney Miér 5 Ago 2020 - 7:43

Parece que entre Ryuu y Luka consiguieron amasar el primer impulso de Merluza, que se tomó unos minutos para aprobar el plan. No sin antes especificar que sólo daría un hombre, y estaría lo suficientemente lejos como para huir en cuanto pudiera. El gyojin no puedo evitar dar un contundente suspiro, ¿cómo iba un solo hombre a crear una distracción útil? Su pulsera continuó dando leves descargas en señal de lo que estaba por venir, aunque Luka las ignoró por completo.

Aunque claro, al menos Merluza había dado luz verde al plan, que visto lo visto, era una gran victoria. El ex-Arashi se quedó ensimismado pensando en cómo podía crear una primera distracción lo suficientemente contundente como para llamar la atención de la mayoría de guardias, hasta que su compañero le tocó el hombro y le hizo una observación acompañada de una pregunta. El semi-gyojin propuso dar el golpe por la noche, además quería saber de cuanto tiempo dispondría. Sugirió una hora, aunque el tiburón lo vio un poco excesivo.

-Te puedo asegurar media hora -comentó después de quedarse pensando unos segundos-, a raíz de ahí dependerá de cuántos guardias vengan. Pero te prometo que intentaré darte tu hora.

Mientras Ryuu se marchó, Merluza llamó de nuevo a Luka para presentarle al compañero que atacaría desde la distancia. Se trataba de Robin gatillo fácil Wagner. Un Gyojin angila que era conocido en la isla por su buena puntería. El tipo tendría ya unos cuarenta años, y había surcado los mares haciéndose nombre como un gran revolucionario.

Cuando ambos estuvieron juntos, Luka comenzó a expresar sus peticiones, sobre todo las relacionadas con la sorpresa que tenía que suponer el primer disparo. Robin se quedó pensativo y se fue a preguntar a Merluza. Tras unos segundos de charla, Merluza asintió y Wagner se marchó al almacén, del cual salió unos minutos más tarde.

-Te presento a estas dos bellezas. Está de aquí -señaló al cañón morado que tenía a su derecha-, es un arma automática programable. Tiene capacidad para seis balas de cañón, y disparará una cada dos segundos con una cadencia mínima. Merluza me deja llevarme doce balas, así que podemos programarla dos veces. Y, esta de aquí -señaló la restante, una especie de rifle con balas algo más gruesas que las normales-, es para cuando esa gente salga por la puerta. Llevo dos cajas de munición, en cuanto las gaste te quedarás solo.

Luka asintió contento, al menos tenía a alguien que le ayudase desde la lejanía, aunque fuese por tiempo limitado. El pirata continuó contando el plan, y pese a que iba a ejecutarse de noche, Wagner comentó que no supondría un problema para su puntería.

Ambos continuaron hablando hasta que se marcharon a cenar a casa del propio Luka. Tras ello se echaron una pequeña siesta y a las once en punto, marcharon a ojear la zona para que Robin encontrase un sitio estratégico desde el cual pudiera cubrirle con la mayor eficacia posible.

Sólo les llevó unos minutos encontrar una zona cubierta por la vegetación desde la cual Robin preparó el cañón, cargandolo con las seis balas y situándose a unos veinte metros.

-Tras el cuarto disparo estaré rellenando la munición del cañón, no cuentes con que te pueda cubrir.

-Vale. Necesito una seña cuando te quedes sin munición. ¿Podrías reservar una bala de cañón para ese momento?

-Claro. Ve con cuidado. ¿Está tu compañero listo?

-Seguro que sí. A las doce esperara nuestra señal.

Aún faltaban cinco minutos, aunque estaba todo listo. A las doce en punto, la primera bala de cañón saldría disparada hacia la puerta de madera, y desde ese momento y cada dos segundos, una bala seguiría su estela, hasta un total de once cañonazos. Era en ese momento donde entraría Luka, cubierto por Wagner, que tendría la difícil misión de intentar ganar una hora de tiempo para que Ryuu pudiera descubrir la puerta que les acercaría a la victoria.

Recordatorio:
Carga pulsera: 3 turnos.
Luka Rooney
Mensajes :
652

Fecha de inscripción :
23/06/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm119/150[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (119/150)
Experiencia:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm353012/1000000[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (353012/1000000)
Berries: 39.500.000
Ver perfil de usuario

Terror de los siete mares
Luka Rooney

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por AEG93 Jue 6 Ago 2020 - 18:32

Cuando el reloj pasó un minuto de la medianoche, Ryuu se puso en marcha. Al estar bajo el agua no escuchó ningún ruido de disparos, pero ya contaba con ello, por lo que no dudó. Sabía perfectamente que podía contar con Luka. El tiburón no le fallaría y, junto con el apoyo que Merluza le hubiese facilitado le brindaría la ocasión que necesitaba.

A su alrededor no resultaba especialmente sencillo ver adecuadamente, pues aunque el cielo estaba despejado y la luna llena brillaba sobre su cabeza su luz apenas llegaba en cuanto descendía un par de metros bajo la superficie. Al menos, cuando se acercaba a la muralla, su tono verde reflejaba ligeramente dicha luz y le permitía ver con algo más de claridad. Y teniendo en cuenta que probablemente lo que buscaba se hallase en algún punto de esos muros, era de agradecer. Si hubiesen sido de los clásicos colores grises de los típicos castillos humanos su misión sería considerablemente más difícil.

Pronto pudo comprobar, no obstante, que había hecho bien en asumir que no iba a ser precisamente una tarea sencilla. Resultaba realmente arduo encontrar la manera de colarse entre los escombros y la vegetación que cubría amplias áreas de la muralla lo suficiente como para poder ver la piedra escondida tras ellos. El samurái tuvo que abrirse paso entre ramas a espadazos, deslizarse por aberturas de tal estrechez que parecía imposible que su cuerpo hubiese podido pasar a través de ellas e incluso cortar grandes rocas que le impedían pasar. Esto último, de hecho, estuvo a punto de costarle la vida.

El joven, ofuscado al no encontrar el más mínimo hueco por el que atravesar un grupo de grandes piedras apiladas que se apoyaban sobre la muralla y que, por lo que sabía, bien podían estar ocultado la entrada secreta, pecó como en muchas otras ocasiones había hecho anteriormente, de impulsividad. Movido por la necesidad de avanzar en su búsqueda, utilizó a Kirisame para, con su filo cubierto por la negra película protectora de su voluntad, cortar por la mitad la más grande de dichas rocas. Con ello pretendía abrir un agujero que le permitiese llegar hasta la muralla, pero el resultado que obtuvo fue bien diferente. Cuando la cortó la roca dio comienzo a una reacción en cadena que hizo que todas las situadas sobre ella se desestabilizaran y comenzasen a caer sobre él.

Reaccionó por instinto, acelerando bruscamente todo lo que su velocidad le permitió, hasta el punto de que si alguien le hubiese visto habría jurado que había desaparecido para, apenas un instante más tarde, volver a aparecer unos treinta metros más alejado de la muralla. Con el corazón apunto de salírsele del pecho, el samurái apoyó su rodilla derecha en el suelo. Allí, en el fondo de la albufera, reflexionó durante unos momentos mientras trataba de recuperar el resuello, dándose cuenta de que su insensatez e impulsividad habían estado a punto de costarle la vida una vez más. ¿Cambiaría algún día o seguiría siendo siempre ese chiquillo inconsciente que en momentos de tensión no era capaz de pensar antes de actuar? ¿Acabaría aquello costándole la vida?
AEG93
Mensajes :
1074

Fecha de inscripción :
26/07/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm106/150[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (106/150)
Experiencia:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm187585/1000000[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (187585/1000000)
Berries: 314.500.000
Ver perfil de usuario

Shichibukai
AEG93

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Luka Rooney Vie 7 Ago 2020 - 7:22

Luka se posicionó dentro del agua y fue avanzando lentamente hasta las cercanías de la puerta. Una vez llegó, el gyojin no dejó de observar el lugar donde Wagner se había camuflado, esperando pacientemente el momento en el cual se iniciara la misión más complicada -al menos sobre el papel- que habían ideado hasta la fecha.

Pasaron los segundos como si fueran minutos, y el habitante del mar realizaba continuamente lo que había sido un procedimiento en los minutos anteriores; Vistazo a la zona de Wagner sin conseguir divisar nada, girar el cuello para intentar ver a Ryuu sin éxito tampoco, y mirada al reloj, que solía indicarle que no había pasado mucho tiempo desde la última vez que lo había consultado.

Pero entonces, el segundero del reloj llegó hasta su parte más alta. Era la hora, y puntual como pocos, Wagner lanzó los primeros cuatro cañonazos. Lo hizo con la pausa avisada de dos segundos por cañón, y Luka tensó sus músculos como el depredador que espera a su presa.

Los cañones perforaron ligeramente la puerta, creando un cementerio de madera a sus pies. Aunque nadie salía a mirar qué estaba pasando, algo que preocupó al pirata. De nuevo, unos veinte segundos más tarde, los cañonazos volvieron a resonar en el lugar, impactando de nuevo -esta vez en cinco ocasiones- en la puerta, creando unos boquetes aún mayores pero dejándola en pie. Y ahí el tiburón sí que empezó a escuchar ruidos. Pisadas, armas cargándose, y hasta voces. Los guardias de dentro se estaban preparando para un ataque, pero afuera solo esperaban dos tipos; un francotirador y un luchador.

Antes de ver al primer tipo, Luka escuchó varios disparos de Wagner, que sin duda se lo debía estar pasando pipa. La pulsera del tiburón continuó con sus espasmos, dejando claro que quería salir más pronto que tarde, y los guardianes del lugar se dejaron ver en las inmediaciones de la puerta.

Cargando una gran masa de agua, Luka creó un torbellino que salió disparado hacia la puerta, metiéndose en su interior y lanzándose a gran velocidad hacia uno de los guardias, que se vio sorprendido y no pudo defenderse de un potente puñetazo en el rostro que le dejó inconsciente en el suelo.

-¡Solo es uno! -gritó uno de los tritones guardias al ver la maniobra del ex-Arashi

Pero Wagner se debió sentir molesto y atravesó con una de sus balas la cabeza del tritón. Que pronto fue rodeado por varios guardias más. Ya tenía más de cinco rivales y acababa de empezar. ¿Aguantaría el tiburón más de media hora?

Recordatorio:
Carga pulsera: 3 turnos.

Luka Rooney
Mensajes :
652

Fecha de inscripción :
23/06/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm119/150[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (119/150)
Experiencia:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm353012/1000000[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (353012/1000000)
Berries: 39.500.000
Ver perfil de usuario

Terror de los siete mares
Luka Rooney

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por AEG93 Dom 9 Ago 2020 - 22:47

Todavía con el corazón latiendo a mil por hora, el samurái se acercó a la zona del desprendimiento de nuevo. La caída de las rocas de pisos superiores había liberado gran parte de la muralla, pero por desgracia por muy concienzudamente que buscó no encontró el menor rastro de que allí hubiese alguna puerta. De hecho, salvo que se tratase de una entrada para enanos, tras los más de cinco minutos que dedicó a inspeccionar aquel área podía estar casi completamente seguro de que allí no había puerta alguna.

Pasó entonces a la segunda de las zonas en las que, a priori, le había parecido más probable encontrar la entrada. En esta abundaban los vegetales, pues multitud de arbustos, enredaderas y otras plantas cubrían casi por completo la pared. Katana en mano, el joven espadachín fue eliminando obstáculos uno tras otro, sin encontrar demasiados problemas a su paso. No parecía que muchos seres habitasen aquellas plantas más allá de la multitud de pequeños peces que salían despavoridos ante cada espadazo, por lo que la sensación de peligro no resultaba ni mucho menos acuciante. Sin embargo sí que le llevó bastante tiempo abrirse camino hasta la muralla para poder inspeccionarla, llevándose al conseguirlo un chasco al no encontrar nada más que la fría piedra. Ya eran dos de las tres áreas las que había inspeccionado a fondo, incluso palpando algunas zonas de bloques de piedra más irregulares por si se tratara de una puerta oculta, sin obtener resultado alguno.

Esperando que en la tercera el desenlace fuese diferente, se dirigió a ella. Allí la muralla se hallaba expuesta en pequeños tramos, pero lo que más le había llamado la atención era la existencia de una formación rocosa casi en el fondo de la albufera que tapaba gran parte de la misma. La había dejado para el final porque, debido a la gran cantidad de roca que tapaba la muralla, parecía a priori la que más dificultades iba a presentar para acceder a la misma.

Se desplazó por el lateral de la formación rocosa, alejándose de la muralla hasta llegar a su inicio, a unos cincuenta o sesenta metros de esta. Comenzó a inspeccionarlo, tratando de identificar el punto a partir del cual empezar a eliminar rocas, cuando se percató de una cosa. Entre los arbustos que poblaban aquella parte de la roca, si uno se fijaba bien, podía verse una abertura de unos dos metros de diámetro. No había forma de saber, dada la oscuridad existente, si aquel agujero se adentraba en profundidad en la formación rocosa hasta la muralla o si acababa poco después de comenzar, pero dado que el tamaño de las rocas haría extraordinariamente difícil apartarlas de su camino se decidió a probar.

Atravesó la entrada y comenzó a avanzar lentamente, casi a ciegas. Llevaba ambas manos, su izquierda portando a Kirisame, por delante para evitar golpearse la cabeza con posibles obstáculos. Poco a poco, al seguir avanzando sin encontrar ninguno, se fue dando cuenta de que aquello podía considerarse una especie de gruta o caverna en las profundidades de la albufera. Se detuvo un momento y palpó a su alrededor, sin llegar a tocar las paredes. Daba la sensación, por tanto, de que el pequeño conducto se había ensanchado al menos ligeramente. ¿Tal vez aquella fuera la entrada?

Con ánimos renovados, el semigyojin continuó su lento pero seguro avance hasta que, tras lo que juraría fueron casi cinco minutos recorriendo aquel oscuro túnel, se encontró frente a frente a muy escasos metros con dos pares de ojos amarillos que brillaban peligrosamente en la penumbra.
AEG93
Mensajes :
1074

Fecha de inscripción :
26/07/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm106/150[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (106/150)
Experiencia:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm187585/1000000[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (187585/1000000)
Berries: 314.500.000
Ver perfil de usuario

Shichibukai
AEG93

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Luka Rooney Lun 10 Ago 2020 - 7:57

El tiburón pronto se dio cuenta que la situación se iba a descontrolar. Sólo le hizo falta mirar a ambos lados justo después del disparo de Wagner. Había una gran cantidad de guardias que aguardaban alguna señal en posición defensiva, y aquello pese a que en un primer instante emocionó al habitante del mar, pronto le hizo ver que tenía que dar lo mejor de sí si quería ayudar a Ryuu en su misión.

Aún húmedo después de haber controlado una gran masa de agua, desplazó las partículas que se situaban en el exterior de su escamoso cuerpo, e hizo brotar cuatro brazos -dos por costado- acuáticos que brotaron sobre los laterales de su torso.

Y, como no, el tiburón pasó al ataque. Y lo hizo como sólo él sabía; Yendo a por todas. Con un ágil movimiento de piernas, el ex-Arashi se situó en el lateral de uno de sus rivales, y a la par que cubría de una película negruzca sus puños, golpeó con firmeza el rostro de su rival. Una lluvia de proyectiles sobrevolaron la zona y marcharon hacia la posición del pirata, que a duras penas se movió de un lado a otro esquivando gran parte de la munición lanzada contra él, sin embargo, su cuerpo recibió algún que otro disparo.

Por su parte, Wagner no perdía el tiempo y acribillaba desde su perfecta posición a tantos guardias como podía, en un intento casi imposible de salvar de aquella a Luka.

El tiburón frunció el ceño y se llevó la mano derecha al costado donde había recibido uno de los disparos. De ella brotaba sangre de manera constante. El gyojin tenía que hacer algo, o de lo contrario acabaría en muy malas condiciones. Y ese algo ya sabía que sería. Crear una nueva distracción para irse preparando una posible huida.

Flexionando ligeramente las rodillas, el habitante del mar posicionó su brazo izquierdo paralelo al suelo mientras apretaba el puño y llevaba el diestro hacia atrás para coger impulso. Sus rivales apuntaban, mientras que los que no portaban armas a distancia aguardaban en una posición defensiva. Y, desde su posición, el tiburón realizó un fino pero ágil movimiento con el brazo derecho que liberó una enorme onda de choque potenciada gracias al poder de su pulsera.

La feroz onda fue recorriendo la distancia entre gyojin y guardias y acabó despidiéndolos hacia atrás, chocando contra uno de los muros que acabó siendo derruido por la potencia de la misma.

Luka tuvo un repentino mareo que hizo que clavarse su rodilla sobre el suelo. Pronto se dio cuenta de que su estado era mucho más lamentable del que pensaba. Había recibido varios disparos que, fruto del frenesí de la batalla, no había percibido. La sangre brotaba por todo su cuerpo, aunque de peores había salido.

Cuando se disponía a huir, dos espadachines salieron de la nada en su dirección, y empezaron a lanzar estocadas a diestro y siniestro contra el gyojin, que retrocedió esquivando, golpeando sobre las katanas de sus rivales para repeler los ataques y recibiendo otros tantos. En más de una ocasión Luka se reprimió un grito de desesperación ante el ataque, afortunadamente uno de los espadachines lanzó un ataque mal coordinado y el pirata pudo dar un salto hacia atrás, ganando algo de tiempo y recobrando el aliento. Desafortunadamente para él, en la lejanía pudo divisar como algunos de los guardias golpeados por su onda de choque se levantaban. El asunto se tornaba bastante negro.
Luka Rooney
Mensajes :
652

Fecha de inscripción :
23/06/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm119/150[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (119/150)
Experiencia:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm353012/1000000[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (353012/1000000)
Berries: 39.500.000
Ver perfil de usuario

Terror de los siete mares
Luka Rooney

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por AEG93 Miér 12 Ago 2020 - 23:06

Aquel extraño pitido que sentía en los oídos cuando un peligro inminente se le echaba encima apareció de nuevo, alertando al samurái de lo que ocurrió apenas un instante después. Las dos criaturas a las que pertenecían esos ojos amarillos se abalanzaron sobre él a gran velocidad. Tan solo gracias a ese pitido y a su extraordinaria agilidad fue capaz el semigyojin de, realizando un escorzo casi imposible, evitar ser alcanzado por ellas.

Por las vibraciones que producían en el agua se trataba de dos seres de forma alargada, probablemente alguna clase de morenas o similares, de unos tres metros de longitud cada uno. Se movían con una velocidad endiablada, y nuevamente cuando atacaron el joven se vio en importantes dificultades para esquivarlas. Entre la oscuridad, que hacía imposible ver con un mínimo de nitidez, y el hecho de encontrarse en una estrecha gruta evadir una acometida como aquella resultaba extremadamente complicado. De hecho, además de moverse para ello se vio obligado a interponer su arma entre sus atacantes y él.

Aquellos dos animales no tenían la culpa, pues probablemente tan solo estuviesen defendiéndose de lo que consideraban un invasor en su territorio, pero en una situación como aquella no podía andarse con tonterías. El destino de la rebelión y, con él, el de toda la Isla Gyojin, pendía de un hilo. Era tanto lo que había en juego que no podía dudar. Si matar a dos animales era parte del precio a pagar, aunque no lo merecieran, no hacerlo sería un error.

Las morenas no cejaron en su empeño y, haciendo gala de una enorme persistencia, volvieron de nuevo al ataque. Sus escurridizos cuerpos se movían sin cesar, haciendo que resultase tremendamente difícil que el filo de Kirisame las alcanzase, y sus dientes se cerraban con fuerza donde apenas una fracción de segundo antes había estado alguna parte del cuerpo del espadachín. Era patente que sus ojos, acostumbrados a aquella insondable oscuridad, les otorgaban una clara ventaja sobre Ryuu, quien se veía forzado a depender por completo de las particulares capacidades de su Haki dentro del agua.

De nuevo los dos peces atacaron, hallando en esta ocasión uno de ellos el tobillo derecho del semigyojin, que no pudo reprimir lo que en la superficie se habría convertido en un grito de dolor en el momento en que los afilados dientes se cerraron en torno a su extremidad. Parecía mentira que dos simples animales, por muy peligrosos que fueran, estuvieran resultando una amenaza para alguien como él, pero la escasez de espacio y la imposibilidad de ver estaban condicionando muy severamente su capacidad para luchar.
AEG93
Mensajes :
1074

Fecha de inscripción :
26/07/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm106/150[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (106/150)
Experiencia:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm187585/1000000[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (187585/1000000)
Berries: 314.500.000
Ver perfil de usuario

Shichibukai
AEG93

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Luka Rooney Jue 13 Ago 2020 - 8:12

Los disparos de Wagner siguieron resonando en la zona, algo que en un principio el tiburón no entendió, pero tras un par de ataques más de sus rivales, se percató de que muchos más guardias salían del interior en dirección a la puerta, desde la cual eran generalmente acribillados por la puntería de su compañero, que estaba siendo de una infinita ayuda en aquel devenir.

Con el cuerpo lleno de magulladuras y cortes, Luka empleo dos de sus brazos acuáticos a modo de cebo, emulando un ataque lateral sobre uno de los espadachines para después golpear con el puño uno de sus costados y lanzarlo por los aires.

Pero entonces llegó una mala noticia. El cañonazo que Wagner y él habían acordado como el fin de su munición y posterior huida, acababa de sonar y había impactado sobre uno de los muros del edificio, que creó un derrumbe que imposibilita el acceso hasta su posición.

El tiburón sonrió, aquello no sólo parecía librarle de sus futuros rivales, sino que había creado una distracción lo suficientemente buena como para aprovecharla. De un ágil movimiento Luka se posicionó en la derecha del espadachín, al cual pilló totalmente desprevenido, y golpeó con su cabeza el hombro de éste, para después realizar un combo de cuatro impactos con sus puños, finalizando con un gancho sobre su rostro que lo lanzó contra la pared.

Con la respiración totalmente alterada, el pirata se dio la vuelta y se dispuso a marcharse, aunque en ese preciso momento, sus temores más grandes volvieron a presentarse. Y lo hicieron en forma de un ejército delante de sus ojos. Más de treinta hombres ascendían a través de otra salida, y poco a poco lo hacían cada vez más hombres. Consciente de lo que aquello significaba, el tiburón se encomendó a su ya mermado cuerpo y cerró los ojos.

Que mi muerte no sea en vano. Va por mi isla. Por mi gente.

Los músculos del gyojin aumentaron su tamaño y definición, los afilados colmillos que poblaban sus encías parecían aún más grande y afilados, y sus ojos se tornaron de un intenso rojizo.

Él ya estaba preparado, tanto física como mentalmente, para lo que venía. Y su vida no podría acabar de otra manera. Flexionó ligeramente el cuerpo y dio un potente impulso en busca de sus enemigos que generó una ligera onda expansiva en los alrededores.
Luka Rooney
Mensajes :
652

Fecha de inscripción :
23/06/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm119/150[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (119/150)
Experiencia:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm353012/1000000[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (353012/1000000)
Berries: 39.500.000
Ver perfil de usuario

Terror de los siete mares
Luka Rooney

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por AEG93 Jue 13 Ago 2020 - 21:39

El samurái comenzaba a ser consciente de que era necesario cambiar de estrategia. De seguir así continuaría sin ser capaz de acertar a ninguno de los dos peces que, tremendamente veloces y aprovechando sus cuerpos largos y estrechos, atacaban una y otra vez en el reducido espacio de aquel oscuro túnel. Debía empezar a intentar anticiparse a sus movimientos, pues ya había quedado más que claro que limitarse a esquivar y contraatacar no era ni mucho menos suficiente.

Dada la importante limitación visual y el hecho de que combatía contra dos enemigos al mismo tiempo, tratar de adelantarse a sus acciones resultaba mucho más difícil y arriesgado de lo habitual, pero no tenía muchas más opciones en aquella situación. Ryuu cerró los ojos, pues en aquella oscuridad no eran de ayuda y, por lo tanto, podían incluso llegar a perjudicarle. De esa forma pudo concentrarse más aún en su mantra, que en un ambiente acuático como aquel captaba las vibraciones producidas por los movimientos de cualquier ser u objeto. De ese modo podía saber en todo momento la posición de las extrañas morenas y, además, seguir sus movimientos. Incluso, si se centraba lo suficiente en percibir los sutiles movimientos de su cuerpo justo antes de abalanzarse sobre él, podría adivinar su trayectoria momentos antes de que comenzaran a desplazarse.

Así el joven se colocó de medio lado, adelantando su pie derecho, herido, y sujetando el mango de Kirisame con ambas manos. Muy quieto, aguardó hasta que las ligerísimas vibraciones del líquido elemento a su alrededor le avisaron de lo que estaba por ocurrir. Actuando instintivamente, sin pensar, el semigyojin giró sobre su eje, desplazándose así ligeramente hacia su derecha, y blandió su espada en un veloz tajo descendente que, como había previsto, encontró el cuerpo de uno de sus enemigos. El mortífero filo atravesó la carne sin encontrar apenas resistencia, seccionando limpiamente el cuerpo del pez.

Sin embargo, al centrarse tanto en eliminar a uno de sus dos enemigos, el samurái había descuidado algo al otro. Y para cuando se dio cuenta ya era tarde. De repente sintió los dientes de la morena, afilados como cuchillos, clavarse en la piel de su costado a la altura del abdomen. Tan abajo que no había costillas, y tan arriba que las palas ilíacas no llegaban hasta allí, los dientes no encontraron oposición, dejando una herida que sin duda sería muy fea si pudiera verla.

Ryuu se llevó la mano la zona herida, que le dolía tanto que le costaba moverse. Apretó los dientes, decidido a obligarse a un último esfuerzo. Ya tan solo tenía un rival frente a él, y por tanto si conseguía acabar con él rápido podría continuar su búsqueda y tratar de terminar su cometido cuanto antes para conseguir asistencia médica pronto. Además el tiempo transcurría en su contra, pues la distracción que Luka podría proporcionarle era limitada. Tenía que darse prisa, pues la ventana de la que disponía estaba peligrosamente cerca de cerrarse.

Nuevamente el espadachín se cuadró, adoptando su clásica posición de combate y concentrándose en percibir las vibraciones del agua producidas por los movimientos de su oponente. Era el momento de la verdad. El combate tenía que acabar en aquel momento.
AEG93
Mensajes :
1074

Fecha de inscripción :
26/07/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm106/150[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (106/150)
Experiencia:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm187585/1000000[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (187585/1000000)
Berries: 314.500.000
Ver perfil de usuario

Shichibukai
AEG93

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Luka Rooney Vie 14 Ago 2020 - 8:12

La velocidad a la que el tiburón se había lanzado era digna de alguien que no apreciaba su vida. Había salido disparado hacia sus rivales como un inconsciente, sin embargo sí que sabía de antemano cuál era su destino. No había que ser un lince para ver que un solo guerrero no podría derrotar a los que ya eran más de cuarenta de la corte.

Pero así era Luka. Se decidió a darlo todo y ganar algo más de tiempo para que su amigo pudiera llevar a cabo su misión, que por otro lado, debería estar terminando o, de lo contrario, él también correría peligro.

Un espadachín en pose defensiva fue el primer objetivo del gyojin, que dada la velocidad y sorpresa de su movimiento, no opuso resistencia alguna. Recibió un impacto en el estómago y un segundo en el rostro que lo lanzó hacia atrás, dejándolo fuera de combate y ayudando al pirata a frenar en seco. El ex-Arashi no se tomó ni un respiro, consciente de que la sorpresa que acababa de crear era su mejor aliada.

Luka era un ser problemático, y no era la primera vez que se encontraba en una situación como aquella. Sin embargo, sí que había factores que podían distinguir unas situaciones de otras. El más claro, que la gran mayoría de veces había estado acompañado por alguien más. Therax y él habían sido uña y carne, y habían sobrevivido gracias a las virtudes de cada uno de ellos. Lo mismo había pasado con Zane, Spanner o Marc, cuyas habilidades combinadas con las del habitante del mar habían supuesto una salvación que, en muchos casos, había llegado in extremis . Pero aquella era distinta, ya que el tiburón se encontraba completamente solo ante el peligro.

En un nuevo abrir y cerrar de ojos, el gyojin se posicionó frente a un tirador, al cual desarmó en un hábil movimiento de manos para después lanzarlo contra el grupo de guardias, creando un pseudo caos que aprovechó para, llevando partículas de agua hacia las palmas de sus manos, lanzarlas en formas de diminutas gotas de agua hacia sus rivales. Las partículas adoptaron una velocidad endiablada, simulando la potencia de unos cañonazos que fijaban como objetivo cualquiera de los soldados de la corte.

Aunque tras su ataque algunos guardias salieron malparados, muchos de ellos se habían posicionado en otros lugares con anterioridad, por lo que aprovecharon los movimientos del habitante del mar para lanzarse en una ofensiva contra él. Poco pudo hacer Luka más allá de desviar alguna espada, empujar a algún guerrero o recibir algún balazo. En cosa de veinte segundos la sangre brotaba por varios rincones del cuerpo del maltrecho pirata, y en cosa de un minuto muchos de los guerreros heridos se sumaron a la ofensiva. Las heridas del tiburón eran cada vez más, y algunas revestían cierta gravedad. Luka acabó chocando contra la pared que tenía detrás, cerca de la puerta derruida, y ahí supo que no podía hacer mucho más. Suspiró y dejó caer sus cuatro brazos acuáticos mientras adoptaba una posición defensiva una vez más, esperando que, o bien sucediera un milagro, o todo acabase allí mismo.
Luka Rooney
Mensajes :
652

Fecha de inscripción :
23/06/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm119/150[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (119/150)
Experiencia:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm353012/1000000[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (353012/1000000)
Berries: 39.500.000
Ver perfil de usuario

Terror de los siete mares
Luka Rooney

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por AEG93 Dom 16 Ago 2020 - 20:55

El animal se lanzó de nuevo sobre él. Aún sin poder valerse de sus ojos, pero habiendo ya aceptado y asumido este hándicap, el samurái esperó hasta el último momento. Mantuvo su posición, inmóvil como una roca, aguardando hasta que la morena estuvo lo suficientemente cerca de él. En ese instante giró bruscamente sobre sí mismo, en un movimiento de una velocidad tal que habría resultado prácticamente imposible de seguir si alguna otra persona hubiera estado observando aquel combate. Al tiempo ejecutó un amplio y letal arco ascendente con su espada tras hacerla descender en apenas una fracción de segundo desde su posición inicial.

Sintió cómo el filo de Kirisame se abría paso a través de escamas, carne y hueso, atravesando de abajo hacia arriba el larguísimo cuerpo del ser al que se enfrentaba. Sin embargo este, en una muestra de extraordinaria velocidad de reacción digna de la mejor entre las aves rapaces, giró su cabeza siguiendo el movimiento del espadachín y encontrando su trapecio derecho. El joven sintió los finos y afilados dientes clavándose en su carne y arrancando un pequeño trozo. Pero, víctima de Kirisame, apenas unos segundos más tarde la enorme morena dejó de moverse, quedando completamente inerte. Su voz se extinguió, y el dolorido y herido Ryuu pasó ser el único ser vivo en el área que era capaz de escrutar.

Consciente de la extrema urgencia de terminar con su investigación, tanto por el hecho de que disponía de tiempo muy limitado como porque necesitaba que un médico de la rebelión le atendiese cuanto antes, el joven continuó su camino por el oscuro túnel. Y tras apenas unos dos minutos más avanzando casi a tientas se topó con una pared que, al tacto, no dejaba ninguna duda. Se trataba de la muralla del castillo. Palpó a su alrededor concienzudamente, consciente de que un túnel oculto como aquel no se construía sin motivo, tratando de encontrar algo que indicase la existencia de una puerta secreta. Sin embargo, por mucho que se empeñó, no halló en aquella pared nada claramente diferente.

Ligeramente desmotivado y notablemente cabreado ante la perspectiva de que su esfuerzo y el de su amigo Luka no fuese a obtener resultado alguno, el joven golpeó en un acceso de rabia la muralla con la planta del pie. Y en ese momento fue cuando se dio cuenta. Su oído, entrenado y capaz desde que era joven de captar multitud de matices diferentes, le dio la clave. Al patear la pared el sonido que emitió no fue el que uno habría esperado, sino uno sutilmente diferente. Golpeó de nuevo para asegurarse. Si, no cabía duda de que sonaba hueco. La muralla allí no era firme y maciza como en el resto de su perímetro.

Consciente de lo cerca que estaba de hallar lo que había ido a buscar y casi sin sentir el dolor de sus heridas debido a la emoción, buscó y rebuscó no solo en la muralla sino en sus alrededores, incluyendo suelo, techo y paredes del túnel hasta que, finalmente, dio con lo que buscaba. Una piedra que sobresalía ligeramente en el techo y que, al ser apretada hacia arriba, provocó el deslizamiento de la pared de la muralla hacia lo que parecía una escalera.

Sabiendo que le quedaba muy poco tiempo y que podía señalar con total exactitud en un mapa de la muralla el punto exacto de la misma en que se encontraba la entrada, el joven decidió no seguir adelante. Ya tenía la ubicación de la puerta secreta, que era lo que había venido a buscar, por lo que no era necesario arriesgarse a perder demasiado tiempo tratando de averiguar a dónde llegaba ni arriesgarse a ser descubierto por alguien dentro del palacio una vez lo descubriese. Sabiendo esto presionó de nuevo la piedra del techo para cerrar la pared y emprendió el camino de vuelta.
AEG93
Mensajes :
1074

Fecha de inscripción :
26/07/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm106/150[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (106/150)
Experiencia:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm187585/1000000[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (187585/1000000)
Berries: 314.500.000
Ver perfil de usuario

Shichibukai
AEG93

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Luka Rooney Lun 17 Ago 2020 - 18:21

El tiburón se encontraba entre la espada y la pared -y esta vez era literalmente-, su cuerpo ensangrentado teñía el suelo que pisaba de un rojo cada vez más oscuro, las fuerzas iban aflojando más y más, pero pese a ello no se rendiría tan fácilmente.

Había adoptado una posición defensiva esperando que alguno de sus rivales realizase algún movimiento, sin embargo ellos hacían lo mismo aguardando que el habitante del mar tomase la iniciativa. Fueron unos segundos confusos en los que Luka chequeó su cuerpo y se dio cuenta de su estado real.

Había recibido algún que otro corte menor en el rostro, del cual goteaba sangre cada vez que hacía un esfuerzo liviano, el brazo derecho había recibido un balazo a la altura del antebrazo, un par de feos cortes entre el bíceps y el hombro y alguna que otra contusión cerca de la muñeca. El brazo izquierdo había recibido dos cortes más. Uno cerca del bíceps, dos en el antebrazo y uno en la palma de la mano que había estado cerca de dejar al gyojin con algún dedo menos de los que tenía en ese instante.

Algo más debajo, por el torso, el pirata tenía una infinidad de cortes leves, y había recibido un total de tres disparos. Dos de ellos en los costados, los cuales no habían dado de lleno y revestían menos gravedad, sin embargo otro había alcanzado la boca del estómago, que se sumaba a dos feos cortes cercanos, lo cual era la mayor fuente de sangre que salía del cuerpo del tiburón.

Finalmente, las piernas eran los órganos con menor cantidad de heridas. Cortes leves en zonas cercanas al hueso y algún que otro golpe recibido que hacía que los movimientos no fueran tan ágiles como lo serían en un estado normal. En esa situación, Luka tenía que afrontar una pelea con varias decenas de guardias preparados para defender la corona de la isla.

Un ligero resoplido del habitante del mar dio comienzo a su ofensiva. Las partículas de líquidos del tiburón se fueron concentrando alrededor de sus puños, que se tornaron de un color rojizo, probablemente fruto de que la sustancia que predominaba era su propia sangre.

Luka golpeó con el pie derecho el suelo, y posteriormente lo hizo con el izquierdo, creando un pequeño temblor que azotó la zona en la que se encontraba tanto él como sus rivales. Y, una vez fijado en su posición, alzó el puño izquierdo para posteriormente llevar el diestro en una posición perpendicular a su torso. Con un seco movimiento, el tiburón libero una gran onda dirigida a sus rivales.

Los guardias evadieron como pudieron el golpe del habitante del mar, y tras ello se vieron sorprendidos por una lluvia de punzantes alfileres en forma de diminutas gotas de agua que golpeaban con la potencia de un cañonazo cada elemento que tocaban. Muchos de los guardias cayeron al suelo víctimas del ataque con previa distracción que había lanzado el gyojin. Sin embargo, muchos otros se lanzaron hasta alcanzar al ex-Arashi, que empezó a recibir golpes en cada uno de sus huesos. Algunas de las espadas portadas por los guardias consiguieron atravesar las duras escamas del pirata, mientras que los tiradores abrían fuego contra la inmóvil mole marina. Las balas atravesaron el cuerpo del tiburón como si se tratase de un fino trozo de queso colocado por si fiel amigo Marc.

La resistencia del gyojin disminuyó hasta tal punto que no tardó más de veinte segundos en empezar a ver borroso, y quince más tarde empezó a notar un fuerte e intenso dolor de cabeza. Entre tanto, no paró de desviar como buenamente pudo los ataques procedentes de sus rivales, tanto los que buscaban una ofensiva con un arma afilada, como aquellos que lo hacían a mano descubierta. Y, finalmente, tras algo más de un par de minutos de una defensa totalmente inútil, acabó sucumbiendo ante el ataque, cayendo al suelo inconsciente a la par que escuchaba las últimas palabras de aquellos que habían salido victoriosos.

-¡Atadle y llevadlo ante la reina! ¡Nos puede ser de mucha ayuda!
Luka Rooney
Mensajes :
652

Fecha de inscripción :
23/06/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm119/150[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (119/150)
Experiencia:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm353012/1000000[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (353012/1000000)
Berries: 39.500.000
Ver perfil de usuario

Terror de los siete mares
Luka Rooney

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por AEG93 Mar 18 Ago 2020 - 20:13

Cuando abandonó las aguas de la albufera le sorprendió encontrarse con un silencio que no denotaba ni mucho menos que hubiera tenido lugar un ataque contra el palacio escasos minutos antes. Sin embargo daba la sensación de que Luka había cumplido a la perfección con su parte del plan, pues el ambiente era extremadamente tranquilo y no pareció que nadie se percatara de su presencia en las inmediaciones de la muralla. Tratando de llamar la atención lo menos posible, el joven semigyojin se alejó de aquel lugar antes de que nadie pudiera sospechar que allí había algo que tuviese importancia.

De camino al Cuartel General el espadachín se dedicó a pensar en cuál sería la mejor forma de sacar partido a su descubrimiento de aquella entrada secreta a priori desconocida por la usurpadora y sus hombres. Por su cabeza pasaron multitud de opciones, desde colar por allí a un asesino de confianza que se ocupara de acabar directamente con la usurpadora y poner fin a la guerra hasta que se introdujera un pequeño contingente que, durante la noche, tomase el control de la puerta principal del palacio y abriese camino al grueso del ejército de la rebelión a su interior. Su cerebro, presa de la emoción y la excitación ante lo que se avecinaba, funcionaba a toda velocidad mientras su imaginación volaba.

Una vez llegó acudió directamente a reunirse con Merluza Johnson, al que comunicó con enorme efusividad sus hallazgos. El líder de la rebelión pareció visiblemente aliviado por aquella información, así como consciente de su importancia y de la gran utilidad que podía tener para ellos. Sin embargo tenía una expresión de pesar y preocupación en el rostro que ni siquiera las noticias que Ryuu traía pudieron borrar.

- ¿Qué ha ocurrido? - Preguntó el samurái, dándose cuenta en ese momento de que resultaba extraño que su amigo no estaba presente en la reunión. - ¿Dónde está Luka?

Merluza miró entonces durante un instante hacia el suelo para acto seguido, con expresión apesadumbrada, responder con unas palabras que dejaron la moral de Ryuu por los suelos:

- Luka no ha regresado de su misión. Wagner me ha contado que la respuesta de los hombres de la reina fue considerablemente mayor de lo que esperábamos, en particular en cuanto al número de efectivos desplegados, y que cuando él agotó la munición que había preparado previamente Luka aún tenía multitud de enemigos frente así. Sabemos que la batalla ha acabado, pero no parece que nuestro querido tiburón haya salido indemne de ella. No tenemos la menor idea de qué ha sido de él , ni siquiera de si está preso o incluso muerto a estas alturas.

La ira se apoderó entonces de Ryuu, que se prometió a sí mismo que averiguaría cuál había sido el destino de su amigo costara lo que costase y que, si estaba vivo (cosa que el joven creía firmemente), encontraría la manera de rescatarle de las garras de la usurpadora.
AEG93
Mensajes :
1074

Fecha de inscripción :
26/07/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm106/150[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (106/150)
Experiencia:
[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 3qaWnZm187585/1000000[Misión legendaria-Isla Gyojin] El final se acerca 9h2PZk8  (187585/1000000)
Berries: 314.500.000
Ver perfil de usuario

Shichibukai
AEG93

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.