Cuenta Atrás

El skin, las tablillas y el diseño del foro pertenecen exclusivamente al staff del mismo, fue creado por Brianna Byrne y agradecemos a Yuu por su ayuda a la hora de editar algunas de las imágenes como son la portada, avatares de nuevos usuarios y la imagen de las estadísticas para integrarlas en el foro. Dichas imágenes no nos pertenecen, por lo que damos sus créditos a sus respectivos creadores, Sakimichan, Wlop y algunos otros cuyos nombres no conocemos.

Rogamos encarecidamente que no copien nuestro contenido, es más divertido cuando cada uno crea lo que quiere con sus propios medios.
CRÉDITOS
Tan flipao que pelea el covid a puñetazos
Salvador de yayos, siempre tan importante para nosotros, siempre tan dispuesto para ellos
El pobre lo intentó, pero no le dejaron, aún era pronto para él
GRACIAS POR TODO
ULTIMOS TEMAS
¿Sabías que?
NUESTRO STAFF
Mr. Nat - Admin
Lysbeth - Admin
Therax - Admin
Brianna - Mod
Lance - Mod
Deathstroke - Mod
Arthur - Mod
William - Mod
Kusanagi - Mod
SI NECESITAS AYUDA, CONTACTANOS
AWARDS

Take it all out (Priv. Dexter)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Astartea Shikei el Mar 28 Jul 2020 - 2:26

Casi como si alguna especie de embrujo se hubiera despertado aquella noche. La gente contempla perdida como se mueve de un lado a otro, sin seguir órdenes, leyes o nada que tenga que ver con ella. En un kimono blanco, vaporoso con detalles negros y flores doradas, un gran lazo rojo como sus ojos de travieso conejo y un tocado en el cabello que muestra su elegante cuello de cisne.

Nuestra dama cumple con la tradición de todos los años, acudir a ese festival donde la gente deja pequeñas linternas en el agua, despidiéndose de sus seres queridos, viendo los fuegos artificiales, sonriendo entre los puestos callejeros. Ella siempre va sola, la gente siempre la recuerda y aquellos que saben quien es dicen ilusamente que cada año vuelve a despedirse de su marido, que por eso nunca va con otro hombre, que por eso nunca se ha vuelto a casar.

Todo mentiras, todo estupideces. Le encanta la sensación que esa cálida noche deja en su piel, contemplar el espectáculo y recordar que alguna vez, cuando era amable y dulce había soñado con contemplar aquello con alguien especial. Su marido la había tratado y visto como una vasija, con un miedo total y perpetuo de romperla si la tocaba y al final en lo procesos de locura, con una cantidad desmesurada de rabia.

La sensación de perderse entre los puestos, de ver a gente llevando máscaras con animales que no reconoce le gusta. Esa falsa sensación de que por un momento puede ser una parte de ella que ha matado demasiadas veces como para hacerla resucitar.

El color de su cabello o de sus ojo es raro en ese lugar, por eso tal vez se siente observada, por eso tal vez compra la máscara de un travieso zorro y se la coloca a un lateral. Sabe que en algún momento se la pondrá antes de perderse entre la gente. De momento disfruta de un pequeño dulce, con una de esas sonrisas de niña pequeña que solo salen cuando prueba su placer prohibido.

No hay nadie más, no importa nada más, durante ese segundo, durante ese pequeño minuto, simplemente no tiene que recordar nada más. No existe el dolor, el llanto, las cicatrices o el recuerdo, es tan solo una muchacha paseando por un festival disfrutando de todo aquello.

Las multitudes no le molestan, y mientras muerde el dango incrustado en aquel palo se da cuenta de una cosa… No importa cuanta gente haya, no importan las ropas, las máscaras o los disfraces, no importa lo que haga, lo que se esconda o lo que trate de hacerle, siempre va a poder reconocerlo.

-Y yo que pensaba que nunca volvería a verte…- Y una parte de ella se siente culpable, terriblemente estúpida, quizás demasiado inocente, sabe que en el fondo se ha alegrado de verlo, sabe que de otra manera, ella no hubiera ido a buscarlo.

Quizás el destino había decidido darle una resolución a todo aquello esa noche y ver después de todo que podía pasar.

Tea en Kimono:
Take it all out (Priv. Dexter) ZbsKvM2

Astartea Shikei
Mensajes :
199

Fecha de inscripción :
11/04/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm57/150Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (57/150)
Experiencia:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm60622/1000000Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (60622/1000000)
Berries: 22.030.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Dexter Black el Mar 28 Jul 2020 - 23:37

Otra vez en Wano, y otra vez que no sabía exactamente por qué estaba allí. De vez en cuando todavía se paseaba por las calles de los distritos, o se perdía por entre las llanuras o dejaba que los bosques de junco lo envolviesen. Sin embargo, nunca había sentido un especial apego por los festivales. Cuando se había proclamado protector de Wano y lo había integrado en Fiordia las gentes de la isla habían percibido la verdadera naturaleza de su estratagema: cuidarlos bajo su bandera. Y eso había hecho. Se habían inmiscuido lo menos posible en sus cosas, habían dotado la isla de numerosos servicios y se habían asegurado de que todo el mundo viviera como se merecía.

Sin embargo, Dexter nunca había intentado cuestionar la autoridad del shogun.

Había un trato entre ambos, un contrato silencioso que nunca habían hablado, pero que sellaba el acuerdo entre ambos de modo que los dos acababan satisfechos: Wano colgaba su bandera, aceptaba su dinero y protección, y nadie dictaba ley sobre esa tierra. Por eso, aunque teóricamente debía asistir a las fiestas protocolarias de la región, todos fingían que tenía cosas mejores que hacer. Y ese día, por primera vez en mucho tiempo, no tenía nada mejor que hacer.

Había tomado la decisión por un pálpito, por una sensación muy similar a la que le advirtió de un ataque marine a la isla de Nadia hacía ya casi dos décadas. Si el desastre estaba a punto de caer sobre Wano, él debía estar en Wano para caer sobre el desastre.

Y por eso estaba allí, pero al mismo tiempo no. Apartado del gentío, a una veintena de metros, disfrutaba en silencio el festival de los muertos. Hasta había preparado su propia lámpara por Ushio, Rocket, Hinori, Neo... Su padre siempre decía que uno se hacía viejo cuando tenía más amigos muertos que vivos; en ese aspecto Dexter era muy viejo, y apretó entre sus manos la lámpara de papel, encendida, mientras se concentraba en recordar el olor de Byakuro, Alex o Krauser. Ya no quedaba nada de ellos, tan solo un recuerdo demasiado amargo. En realidad, no quedaba nada, y lo sabía. Dentro de él, quizá, tampoco.

Le dolía estar allí, pero sabía que debía hacerlo. Era su obligación, al fin y al cabo. Por mucho que el nervio lo atacase con sus visiones imprecisas y pensar en lo perdido significase un sinfín de puñaladas... Cada día más era un día menos. Más pronto que tarde el mundo cambiaría, y cuando lograse su objetivo por fin podría descansar. Y entonces, ese día, volver a verlos. No tendría que avergonzarse por haber caído, solo sonreír a su destino y aceptar que todo aquel sufrimiento, por lacerante que hubiese sido, había valido la pena. Y si no, por lo menos prefería contentarse con ello. ¿Cómo iba a aguantar si no?

Refugiado en visiones de un mundo feliz no podía ayudar a nadie, pero a veces trataba de ver qué sucedía si simplemente escapaba de su destino, si decía "no" en el momento final... Y tampoco podía visualizar nada. Por eso, cuando llegó lo único que nunca aparecía en medio de sus profecías, hizo lo único que podía hacer: Responder a su saludo.

- Yo sabía que no iba a verte más -dijo él, casi con tono melancólico-. Pero nada es infalible cuando se trata de Tea, ¿verdad?

Dejó la lámpara en el suelo y se hizo a un lado, dejándole hueco en el banco que se había adjudicado para sí. La gente en Wano respetaba bastante el espacio personal, por lo que no había tenido problema con ello, y con una sonrisa la invitó a sentarse, con una broma que tal vez fuese menos inocente de lo que él creía. Aunque, tras llegar ella todo lo que creía parecía perderse poco a poco a la deriva.

- Elige: banco o pierna.

Se dio un golpecito en el muslo, como si ella no fuese capaz de entender qué significaba el concepto "pierna". No entendía qué le pasaba con ella, pero tras aquella vez tenerla cerca lo volvía un poco vulnerable. Más desde que todo lo malo había vuelto.



Take it all out (Priv. Dexter) EJq2YV7
Take it all out (Priv. Dexter) BOKei9S
Waiting for Zuko:

Take it all out (Priv. Dexter) 198u77
Dexter Black
Mensajes :
1402

Fecha de inscripción :
17/04/2014


Hoja de personaje
Nivel:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm144/150Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (144/150)
Experiencia:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm848450/1000000Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (848450/1000000)
Berries: 995.076.001
Ver perfil de usuario

Líder de la revolución
Dexter Black

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Astartea Shikei el Miér 29 Jul 2020 - 1:43

Dexter era la única persona que quizás no quería encontrarse en un momento como aquel, en un lugar como este. Pero sabía de sobra que su vida, su destino y todo lo que la rodeaba tenía una manera curiosa de jugar con ella. Hacía tiempo que se había rendido ante la posibilidad de ser un títere sin cabeza en manos de alguna entidad caprichosa que se empeñaba en cruzar sus caminos.

Sus palabras hacen que suelte el aire que retiene en sus pulmones, mientras cierra los ojos y se encoge suavemente de hombros no puede evitar responderle.- Me gusta pensar que soy tan impredecible que ni el destino sabe por donde voy a salir, pero que a la vez, tiene en cuenta que me gustaría que pasara.- Le sonríe de forma suave, mirándole de reojo antes de negar mirando al cielo.- Supongo esta es la respuesta que me ha dado tras preguntarle un par de veces si estarías bien.- No lo estaba, al menos no en aquel momento, la melancolía en el aire era tan amarga como la tristeza en aquellos ojos grises.

Lo deja hacer, quitar la lámpara, sentarse en el banco, mientras ella tranquilamente afloja la máscara que descansa en su cuello, guardándola en el pequeño bolso que lleva siempre con ella. Luego mira su gesto, sus palabras, alza suavemente una ceja y aunque quiere burlarse un poco de él, no encuentra la forma ni las palabras. Deja el bolso en el banco, se acerca de manera calmada y se sienta en su pierna con la calma y la elegancia de una geisha, tal vez con la misma determinación y descaro. Esta sentada mirandole , mientras alza suavemente la mirada.- Pareces un niño herido y perdido.- Directa, tranquila, con la expresión calmada y relajada.

Levanta suavemente la mano hasta su mejilla, acariciándola de forma tranquila antes de negar levemente, y apartar la mirada, bajando la mano. Esta escapando ligeramente de Dexter, lo sabe, aunque mantiene a la vez un suave lazo que no sabe la razón, pero no puede cortar del todo.- ¿Has venido a despedirte de la gente que quieres? -Mira la linterna, sabe que él tiene mucha gente por la que despedirse, ella solo tiene un muerto por el que llorar…¿Pero podía llamarlo muerto cuando ni había nacido? Su mirada se pierde en el agua un instante y mira de reojo hacia su bolso.

Todos los años compra una pequeña linterna de colores pasteles y la deja perderse entre las suaves aguas del río, antes de verla elevarse y desaparecer.

Este año no es diferente del resto, quiere pensar que es de esa forma, pero extrañamente la presencia de Dexter parecía cambiarlo todo.- Se supone que las despedidas ayudan a cerrar las heridas, pero no importa cuantas veces les digamos adiós…-Sacó de su bolso la pequeña linterna, abriendola de forma tranquila, acariciando suavemente los pequeños dibujos pintados en la pantalla.- Siempre duele saber que por desgracia, es para siempre.- Una mirada ligeramente perdida, pero no había una expresión triste o dolida debajo de ella, con los años, simplemente se había vuelto tranquilidad.

-Aunque me gusta pensar que de alguna manera, aceptarlo, te ayuda a empezar el ciclo para lograr cerrarlo.- Dejó la linterna encima de su bolso, antes de mirarlo a él, con una expresión ligeramente desencajada, extraña…¿Por qué demonios le estaba diciendo esas cosas? ¿En qué la había convertido? Niega antes de autogolpearse mentalmente, y buscar levantarse de encima de su pierna si le deja.

Su cercanía tiene definitivamente el poder de destrozarla.
Astartea Shikei
Mensajes :
199

Fecha de inscripción :
11/04/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm57/150Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (57/150)
Experiencia:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm60622/1000000Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (60622/1000000)
Berries: 22.030.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Dexter Black el Miér 29 Jul 2020 - 21:27

La verdad es que estaba preciosa, con un increíble vestido tradicional de color blanco y un recogido mucho menos ostentoso que el día en que se conocieron. Un mechón bailaba libre en su cabello, y le hizo sonreír porque había mantenido la ligera imperfección que daba vida a su rostro perfecto. Sus ojos, rojos como la sangre, parecían más dulces esa noche. O quizá era él, que no podía sino pensar en todo lo que había añorado sentirse un poco más humano, menos alejado de todo lo que importaba.

Ella era la que lo había hecho sentirse un poco menos mal por unas horas.

No podía creer que era real porque... Bueno, los poderes de fruta del diablo tal como llegaban se iban, y eso era lo que había sucedido. Una marine se plantaba frente a él, le decía un par de cosas bonitas, fingía necesitarlo por un rato y a traición le robaba sus problemas. Todo para, al final, marcharse y que estos volvieran. Si bien nunca había coqueteado con las drogas, estaba seguro de que Tea era lo más parecido a una que nunca había experimentado. Y eso era una razón para intentar mantenerse lejos de ella.

Sin embargo no tenía fuerza de voluntad suficiente como para echarla, o como para no alegrarse de verla. Era una amiga, y la había apreciado el tiempo que estuvo con él. Si había una persona que podía igualarlo en intelecto era ella, y si había alguien que había conseguido hacerlo sentir como un idiota... También era ella. Ella, en todo momento, era un peligro para él, por lo que era y por lo que significaba; también por lo que podía llegar a significar.

¿Pero cuándo Dexter Black había retrocedido ante el peligro?

- El destino es muy considerado a veces -respondió, apoyando una de sus manos en su cintura, por detrás de la espalda-. Si vuelves a hablar con él pídele que no te esconda.

Habría querido replicar a lo primero que dijo tras sentarse, pero con su pregunta se le hizo un nudo en la garganta. Simplemente desvió la mirada por un momento, mientras ella seguía hablando. Su voz era tranquilizadora, pero a la luz de su lámpara las palabras iban desgarrándolo poco a poco. "Para siempre" era mucho tiempo, más cuando, si al final de todo vivía, podía esperarle la eternidad hasta desvanecerse poco a poco.

¿Por qué le permitía hacer eso? ¿Por qué la invitaba a sentarse sobre él, a hablarle de tristezas? Había demasiadas preguntas alrededor de ella, aunque tal vez a la que debiera responder alguno de los dos en algún momento era por qué la aferraba cuando intentaba levantarse. Por qué no la dejaba ir y simplemente disfrutaba de su soledad un rato más, sin que nadie se acercara a violar la quietud que lo envolvía. Aunque muchas veces Dexter tendía a confundir la tranquilidad con un silencio sepulcral y mortecino.

- Solo tú te destrozas -dijo, asiéndola un poco hacia sí mismo. Normalmente evitaba concentrar su Haki de observación en la gente porque le parecía un tanto impertinente, pero aquel sentimiento desbordaba en Tea y no pudo evitar escucharlo-. No tienes por qué usar una fachada conmigo, lo sabes.

Extendió el agarre hasta mecerla entre sus manos, abrazándola. Tenía una en su espalda, mientras con la otra acariciaba delicadamente su pierna. Solo la había visto una vez desnuda, pero había memorizado cada lunar, cada zona que debía evitar en ese momento, cada punto que podía relajarla aunque fuese un mínimo. Aunque no sabía del todo bien si lo hacía por ella o por él.

- Nunca me despido de lo que quiero, porque quiero volver a verlo.

Se rio por un instante. Debía sonar extraordinariamente estúpido, pero era más fácil aceptar que estaría solo hasta su muerte si no se decía a sí mismo que todos lo habían abandonado. Era más fácil cumplir con su destino si nada importaba, simplemente asintiendo ante la idea de cumplir su deber, y sin mirar a otro lado. Un lado que ahora estaba totalmente ocupado por esa melena blanca.

- Si ha sido por el destino que estás aquí, no puedes escapar de mí. Lo dice el destino. -Trató de poner una expresión tierna, aunque no estaba seguro de haberlo conseguido-. ¿Qué tal te ha ido, Tea?



Take it all out (Priv. Dexter) EJq2YV7
Take it all out (Priv. Dexter) BOKei9S
Waiting for Zuko:

Take it all out (Priv. Dexter) 198u77
Dexter Black
Mensajes :
1402

Fecha de inscripción :
17/04/2014


Hoja de personaje
Nivel:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm144/150Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (144/150)
Experiencia:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm848450/1000000Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (848450/1000000)
Berries: 995.076.001
Ver perfil de usuario

Líder de la revolución
Dexter Black

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Astartea Shikei el Jue 30 Jul 2020 - 19:14

Hablar con el destino, saber que va a pasar o no, esas son cosas que solo Dexter Black puede hacer y verle pedir semejante favor, hacen que niegue levemente. Si ella fuera capaz de hacer tal cosa, quizás, en un arranque de cordura le hubiera pedido que nunca más pusiera a aquel hombre en su camino. Pero no funcionaba de esa manera, era tan egoísta e impredecible como el destino mismo y a veces se encontraba tirando de estos para ver si se aparecía en su camino, al final, la casualidad había ganado.

-No prometo nada, tiene una manera retorcida de jugar con nosotros...Acercarnos o alejarnos suena a pedirle demasiado.- Notando su tacto, su manera de apoyarse en ella como si fuera algo natural, como si esa mano encajara perfectamente en ese lugar y le perteneciera de alguna manera. Maldito fuera él, sus manos y su capacidad para simplemente desmontarla.

Nota que no dice nada ante sus palabras o explicaciones, pero no necesita usar su akuma para ser consciente de la tristeza que le desborda, del dolor que parece perseguirle a donde quiera que vaya. Quiso reprocharle muchas cosas, entre ellas el hecho de que la agarrara, odiaba que la gente la tocara de imprevisto, pero también era consciente de que el tacto de aquel hombre era algo que su cuerpo no encontraba la manera de rechazar. Guarda un quejido mordiéndose los labios, queriendo mandarlo lejos, muy lejos, darle una patada y que desapareciera en el horizonte.

Odia que se meta en su mente y se crea con la respuesta para todo.- Lo se, pero eso no quiere decir que vaya por ahí suplicando, con ojos de cordero degollado y rogando por tu atención, estoy bien…- Mentira, pero era una de esas mentiras que podía decir con el pecho lleno y la mirada fija, era una mentira que había hecho tan cierta como todas las demás que rodeaban su cuerpo. Era necesaria, y cuantas más veces la decía, más real se volvía.

Suspira, rindiéndose finalmente a su tacto, su postura o sus palabras, no es una batalla en la que hubiera podido hacer algo de todas maneras. Dexter tenía la capacidad de hacer con ella lo que quisiera, y ella se había rendido hace tiempo a aquella realidad. Por eso simplemente se apoyó en su pecho, rodeó ligeramente su brazo con los suyos y le habló.- A veces por mucho que queramos, la gente no vuelve Dexter, incluso yo desapareceré algún día...Puede que pronto, puede que tarde, pero todos lo hacemos, y no por ello es malo.- Ella abrazaba a la muerte todos los días, ella la comprendía y la quería, a diferencia de la gente como Dexter que la culpaba y odiaba sin darse cuenta de nada.

Finalmente sus últimas palabras hacen que le mire, pestañeando suavemente golpea su frente con su dedo índice. No puede poner esa expresión de manera tan gratuita, no es justo- Eres idiota, he sido yo la que ha decidido no moverme- Se queja ligeramente, antes de pensar en una respuesta a sus palabras.- He estado, como siempre, trabajando de un lado a otro sin descanso, ayuda a no pensar mucho…¿Y tú? ¿No me digas que vagando cual alma en pena de un lado a otro? -Frunce ligeramente el ceño, mirándole de manera acusadora mientras espera a que hable.

Normalmente es ella la que anda algo peor de los dos, la que tiene que afrontar sentimientos que no le gustan, emociones que entiende pero no quiere sentir. Esta vez, al parecer le tocaba a él.
Astartea Shikei
Mensajes :
199

Fecha de inscripción :
11/04/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm57/150Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (57/150)
Experiencia:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm60622/1000000Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (60622/1000000)
Berries: 22.030.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Dexter Black el Dom 2 Ago 2020 - 18:49

Astartea solía ser muy elocuente. Solía, claro, porque en determinados momentos su mente le jugaba malas pasadas y decía cosas que Dexter estaba seguro se arrepentía en el mismo instante de haber dicho. Negar de forma tan precisa su súplica solo hacía dejar constancia de que esta, de una u otra forma, existía. Tal vez era una súplica a la que cualquier hombre inteligente habría hecho caso, pero tampoco quería dar nada por hecho y, además, acercarse a ella le hacía sentir tan vulnerable y desarmado, impotente, que simplemente se negaba a escuchar lo que las verdaderas palabras de Tea le decían.

Su dedo también ayudó a que no se diese cuenta de lo que sucedía. Fuerte, o lo que Tea debía entender como fuerte, hendió levemente su frente mientras el dragón arqueaba una ceja, enternecido. Sentía una cierta vergüenza por su presencia allí, eso estaba claro, y que Dexter le hubiese sonreído con cierta ilusión no parecía ayudar mucho a solventar el problema que tenían: Claro que el destino no la había llevado hasta él, ni la obligaba a quedarse. El destino era solo una estadística, un suceso probable en el futuro, uno de los infinitos que podía llegar a pasar, tal vez el más plausible... Pero simplemente una quimera. Él, que podía desentrañar sus misterios, era el que menos confiaba en él; sabía que cada uno elige su destino. Tal vez por eso el propio Dexter había fijado el suyo sine die en el futuro, pero aun así cada día más cercano. ¿Podía alguien culparle por pagar el precio más alto que el cambio de bando podía conllevar? Se había dotado de herramientas para un plan que ya estaba en marcha, un plan del que él en última instancia sería juez, jurado y víctima. Total, valía una fortuna para algunos pero su vida no merecía ni un berrie si no hacía bien de ella.

- Me gusta más pensar que soy una estrella fugaz -respondió, pero era cierto que el término "alma en pena" no dejaba de ajustarse bien-. A veces puedes verme en el cielo mientras me voy consumiendo y, finalmente...

Dejaba de brillar. Se apagaría como una lámpara en el mar, consumido como todas las velas que esa noche la gente mandaba a perderse. Qué tradición más estúpida. ¿Por qué echaban a los muertos de sus vidas? No entendían que se estaban despojando de una parte de sí mismos, de alegrías y penas, de lo que en esencia eran ellos también, de lo que significaban. Aquellas velas eran una forma de fingir que el dolor los abandonaba, de no pensar en él hasta que el año siguiente, cuando de nuevo se abalanzase sobre ellos, expulsarlo otra vez. Él abrazaba el dolor, aunque no le gustara, y vivía de su mano. No dejaba que nublase su juicio, pero convivía con él y dejaba que este aplacase las emociones más intensas, dejándole en una posición idónea para reflexionar. Sin nada que perder y mucho por ganar, siendo él un peón más y no el rey al que todo debía proteger... El plan funcionaría. Y, al final del día, eso era todo lo que le importaba.

Miró al mar.

- Tengo poco tiempo para viajar desde hace unos meses -respondió, ya más en serio-. Desde que el mundo se ha levantado en pie de guerra me paso el día intentando averiguar cómo proceder ahora. Esa reina gyojin, por ejemplo, que ha aparecido de la nada, ha hecho que todas mis visiones se tambaleen. -Negó con la cabeza. Estaba hablando demasiado-. Perdona, son solo tonterías. Debo lanzar esto al mar.

Se levantó con ella en brazos y la dejó sentada en el banco. Tras eso cogió la vela y, como si no temiese que Astartea atravesase su cuerpo con la mirada como solía hacer, emprendió el camino hasta la orilla. Necesitaba un poco de distancia, un poco de aire fresco y, sobre todo, caminar.



Take it all out (Priv. Dexter) EJq2YV7
Take it all out (Priv. Dexter) BOKei9S
Waiting for Zuko:

Take it all out (Priv. Dexter) 198u77
Dexter Black
Mensajes :
1402

Fecha de inscripción :
17/04/2014


Hoja de personaje
Nivel:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm144/150Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (144/150)
Experiencia:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm848450/1000000Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (848450/1000000)
Berries: 995.076.001
Ver perfil de usuario

Líder de la revolución
Dexter Black

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Astartea Shikei el Lun 3 Ago 2020 - 22:14

Una estrella fugaz… Era correcto llamarlo así. De la misma forma brillaba en el cielo de manera inalcanzable y la gente lo miraba rogando por la posibilidad de que cumpliera todos y cada uno de sus deseos. Sin embargo, si te acercas demasiado, presa de esos mismos deseos, te encuentras con que al final del todo, simplemente te termina quemando. Dexter era igual, algo lejano que te quemaba cuando te acercabas, que mirabas o rogabas por la solución de tus problemas, pero poco a poco solo los incrementaba mientras sabías que iba a desaparecer en apenas un parpadeo. -Una estrella fugaz va muy bien contigo.- Dice eso en baja voz, sin saber exactamente que decirle, mientras simplemente tus ojos se pierden en el agua, como si necesitaran mirar alguna parte.

Cualquier parte que no fuera él.

Lo escucha hablar de temas genéricos, explicarle cosas que solo el genuino y poderoso Dexter Black puede entender y asientes tranquilamente sin poder decir mucho más. Nuestra dama de orbes de sangre deja que se levante en silencio y se aparta para darle su espacio, no puede evitar que la mente le trabaje a mil por hora. Ella tiene una fecha de caducidad por la que lleva años peleando, buscando librarse de ella aunque eso implique transformarse en un monstruo, mientras tanto, él simplemente la busca con desesperación.

Se levanta del banco, agarrando la pequeña lámpara de tonos pasteles, sin embargo lejos de ir con él va algo más arriba. Pone distancia entre ambos como si le quemase tenerlo cerca, tal como si la estrella en el cielo iluminase demasiado. Se agacha mientras lo pone en el agua, y recita las palabras con las que todos los años se despide, en un susurro que se lleva el murmullo del agua.- Hubiera dado lo que fuera por haberte conocido...Mi niño.- Y mientras lo mira bajar, pasa los dedos por el agua, recomponiéndose.

No puede dejar que todo lo que lleva años haciendo, sea destruido por un hombre, no puede permitirse que todos y cada uno de los sentimientos que tiene por él la rompan. Da igual que lo quiera, da igual las cosas que le haga sentir… Él no solo no las siente, sino que desaparecerá ante sus ojos como aquella lámpara, eventualmente mojándose y destrozándose.

Decidida vuelve a caminar pegada a la orilla, esperando encontrarlo donde lo ha dejado o tal vez algo más cerca. Es entonces que le miraría y con esa calma, con esa tranquilidad hueca y vacía, le preguntaría aquello.- ¿Puedo darte una bofetada? Te la daría sin preguntar, pero que me esquives o me dejes en ridículo no es algo que me agrade ahora mismo.- Una bofetada, una para hacerle entender cómo se sentía en aquel momento, una que le doliera tanto como le dolía a ella en aquel momento.

Entonces con ello, podría dejar de quemarse de una vez por todas.
Astartea Shikei
Mensajes :
199

Fecha de inscripción :
11/04/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm57/150Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (57/150)
Experiencia:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm60622/1000000Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (60622/1000000)
Berries: 22.030.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Dexter Black el Miér 5 Ago 2020 - 0:00

Sus ojos le quemaban en la nuca. Aceleró el paso, como si no hubiese un límite más allá del agua, evitando a viandantes y turistas que, por igual, intentaban disfrutar del festival. Él no disfrutaba, no se divertía; solo era un hombre con un plan, un plan que debía ser cumplido a cualquier precio. Un precio que, de nuevo, había resultado mucho más bajo que el valor que tenía para él. Y para todos, al fin y al cabo. Porque, al final, su sacrificio solo valía la pena si llevaba al mundo a un bien mayor. Paz, tranquilidad... Un mundo unido por un salvador justo, una persona que no tuviese la ambición de gobernar, sino de crear. El Nuevo Orden podía ser una realidad, y él entregaba su vida gustoso si así lo lograba.

Aun así, no era capaz de desprenderse. Tal vez era por eso que se negaba a ligarse, pero allí arrodillado a la orilla del agua, con la vela sujeta y expresión ausente... Era lamentable. Por eso pedía perdón cada noche, en cierto modo; por eso pedía perdón en silencio, sin decirlo muy alto por si aún estaban allí, escuchándolo. Pero si estaban hacía demasiado tiempo ya que no se dejaban ver, ni siquiera ante sus ojos que veían, esencialmente, todo. Si él no podía, simplemente, se habían ido. ¿Por qué él no podía dejarlos marchar? ¿Por qué, hasta que el día llegase, iba a arrastrarlos a todos con él?

No tenía respuesta, pero no podía dejar que se fuesen sin él.

Apenas sí se percató de que ella estaba allí. Demasiado cerca, pero con los ojos fijos en otra cosa. Llamó su atención el susurro apenas audible que escuchó entre el ruido, más por leer sus labios que por escucharla. No había que ser un lince, y él lo era -a veces- para darse cuenta de que o había visto sus cartas y hacía trampa o bien su dolor era genuino. Y, aunque Dexter no solía utilizar su Haki para entrometerse en la mente de las personas, había sentimientos que escuchaba sin siquiera pretenderlo. ¿Cómo podía seguir adelante con semejante dolor?

También podía sentir su miedo, pero no indagó más. Se esforzó en no escucharla, en que escapase de su mente, en solo verla mientras avanzaba hacia él. Tiró de la lámpara hacia la orilla, dejándola a salvo, y esperó de pie hasta que llegase, con las manos cruzadas a la altura de la cadera, con la cabeza gacha. Lo cierto es que se sentía algo avergonzado de que algo tan pequeño pudiese tenerlo tan aterrorizado.

Aunque, en realidad, Astartea no era ni de lejos algo pequeño.

Más bien, ella lo hacía sentir pequeño. Siempre dispuesta a sufrir, siempre dispuesta a querer... Con una diana en su frente, marcada como efímera, aun así tenía el tesón y la voluntad de seguir adelante. Él simplemente buscaba una forma de que su final no significase una mera rendición. Tal vez por eso le tenía miedo; tal vez por eso sentía la necesidad de huir de ella cuando se sentía demasiado comprometido... ¿Pero por qué? ¿Por qué ella, desde el día en que se conocieron, se afanaba en buscarlo? ¿Por qué pretendía sufrir de esa manera?

- Solo si me prometes que no será la última.

Sabía que ella era como una droga, pero en cierto modo no podía separarla de ese breve placer que sintió durante un día. Había atesorado esa placidez, ese recuerdo como algo que deseaba repetir, aunque supiese que no debía. También que no quería repetirlo si no era de verdad, y la sospecha de que ella lo estuviese manipulando con las caricias que le había dejado darle era un hierro al rojo que punzaba sus venas hasta convertir su sangre en fuego.

Era imposible darle lo que ella quería, pero ella había robado todo significado a la palabra en unas horas sin esfuerzo. Había volcado su mundo durante un día entero y varias semanas tras ello con solo una caricia; no quería saber qué le haría tras una bofetada. Pero siendo ella... Tal vez era un estúpido al no temblar ya. Pero el dragón nunca había destacado por ser particularmente listo en algunos aspectos.

- ¿Trato?



Take it all out (Priv. Dexter) EJq2YV7
Take it all out (Priv. Dexter) BOKei9S
Waiting for Zuko:

Take it all out (Priv. Dexter) 198u77
Dexter Black
Mensajes :
1402

Fecha de inscripción :
17/04/2014


Hoja de personaje
Nivel:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm144/150Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (144/150)
Experiencia:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm848450/1000000Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (848450/1000000)
Berries: 995.076.001
Ver perfil de usuario

Líder de la revolución
Dexter Black

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Astartea Shikei el Miér 5 Ago 2020 - 0:36

Sentía que le asustaba, que Dexter Black le tenía miedo, que era como si sus ojos de rubí fueran a derretirlo en cualquier momento si dejaba que lo mirara demasiado. No le gusta sentir eso, pero tampoco le gusta escuchar sus palabras. Se sorprende, como siempre que abre la boca, y no puede evitar quedarse un momento sin palabras. Se muerde el labio hasta que le duele, de la misma forma sus uñas se clavan en las palmas de sus manos, intenta que el dolor evite algo.- ¿Qué te hace pensar que estás en condiciones de negociar? Puedo irme igualmente sin darte esa bofetada…- Nada le aseguraba que esa bofetada le hiciera darse cuenta de pronto, era una estupidez que pasaba por su mente, una esperanza tal vez, claro, una ilusa esperanza.

-Maldita sea Dexter, no, no es un trato…¡Para de una vez con esto! -Eso era lo que quería parar, pero no puede. Nunca pierde la calma o los estribos, pero él tiene la forma de pulsar todos  y cada uno de sus botones.- Si me acerco a ti, me alejas, si me alejo, me acercas…¿Puedes parar? ¿Puedes tener en cuenta mis sentimientos aunque no entiendas los tuyos? - Le tiembla la voz, en algún momento nuestro hombre de acero ha presionado equivocadamente con sus palabras una fibra de ella. Cuando quería terminar con todo, él la agarraba, cuando quería dar un paso hacía delante, él se iba. Le había dicho que intentaría quererla, pero ella no era estúpida, era el momento de que Astartea enterrara todo lo que pudiera sentir por él.

Toma su mano, sabiendo que no va a negarsela, cierra los ojos y durante un momento, durante un instante hace una de esas cosas que no sabe la razón, pero necesita hacerlas. Se quita todos y cada uno de sus sentimientos, todos y cada uno de los pequeños recuerdos felices que tiene con él viajando por ellos. Le mira a los ojos, aprieta suavemente su mano y deja que lo sienta, que lejos de aquella marea de tristeza y dolor que él siente, pueda notar todas y cada uno de los sentimientos que ella había llegado a tener por él.

Cada caricia, cada mirada, cada pequeño momento de comprensión que Tea había visto en esos ojos, en sus palabras, en su preocupación. Algo que no había recibido nunca, dado por un hombre que no deseaba haberlo dado. En su intención por quererla y entonces, ella diría aquello, notando las lágrimas bajar por sus mejillas.- Es una pena que solo dure veinticuatro horas…Luego, volverán y no sabré qué hacer con ellos- Aunque cada día se quitara aquello, aunque se asegurara de que el dolor iba a terminar enterrado en una montaña de poder, supresión.. No era tan fácil.

Lo soltó en silencio, respiró de forma profunda, se limpió las lágrimas, se recompuso e intentó hablarle.- ¿Puedes decirle al destino que deje de ponernos en el mismo camino si es solo para darme una bofetada? No soy tan fuerte como tú...Estoy cansada del dolor- Hablar con Dark de todo aquello le había hecho daño, lo había enterrado simplemente con la realidad que había sabido, que le habían gritado desde que tenía edad para ello. Estaba hecha para amar sin ser amada, para querer sin ser querida, para odiar sin ser odiada, matar sin dejar que la matasen.

Tal vez por eso aunque ella quería ser amada, querida, odiada, vivir una vida que le permitiera todo aquello, no podía evitar sentirse como se sentía y rendirse. Pequeña, solitaria y abandonada, recogiendo las migajas y restos de un cariño que le daba un hombre simplemente por pena.

En algún punto de su vida, el que le quitaran todo se había convertido en dar todo, y solo cuando se había visto sin nada, había comprendido lo que dolía. Y aunque ahora ella misma se estaba quitando a Dexter, era mejor que verlo caminar a la tumba con su corazón en la mano.
Astartea Shikei
Mensajes :
199

Fecha de inscripción :
11/04/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm57/150Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (57/150)
Experiencia:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm60622/1000000Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (60622/1000000)
Berries: 22.030.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Dexter Black el Miér 5 Ago 2020 - 1:45

No, no estaba en posición de negociar. Claro que no podía, ella no era un perro que fuese a esperar por él. Había jugado su juego, pero la paciencia se le había ido agotando poco a poco hasta simplemente desvanecerse. Ni podía culparla ni, al fin y al cabo, desear nada con ella. Él debía morir, no le estaba reservada felicidad alguna. Aunque le entristecía pensar, al mismo tiempo que se enfurecía con ello, que tal vez él mismo estaba destruyendo sus opciones de ser feliz por haber hipotecado ya su vida. Era frustrante, cuanto menos, pensar que ella no había podido aparecer medio año antes, o un año. Las felices ironías que el destino le deparaba, después de todo, buscando destrozarlo.

- Tengo muy claros mis sentimientos -espetó, con un deje de orgullo, pensando en la responsabilidad que cargaba.

Por mucho que sufriese, no se distanciaba de su tarea. Por mucho que hubiese pensado en alguna ocasión que todo podría haber terminado de forma fácil, él había optado por construir algo antes de marchar: Un legado silencioso que nadie tendría que saber suyo, pero que hasta las flores del río y los caminos disfrutarían. Lo único que le quedaba por dar, lo único que pagando no haría daño a nadie, de pronto resultaba que sí hacía daño a alguien. Y se sentía cruel al robárselo, pero por muy grande que fuera nunca valdría como millones de vidas. Por mucho que el resto de vidas importasen menos para él, era terriblemente egoísta esperar que todo cambiase solo porque ella había aparecido un día de repente, sin buscarlo, y se había enamorado. No todas las historias de amor eran correspondidas o terminaban bien. Y, pese a lo inteligente que podía llegar a ser, la mujer de ojos rojos había optado por ignorar deliberadamente esa realidad.

En cierto modo, él intentaba ignorarla. Era cierto que no sabía si la quería; tampoco qué quería de ella. Solo era consciente de que algo bullía en él, sin rebasar sus demás sentimientos, quemándolo a veces como una estúpida irritación en la piel. Y lo odiaba, claro que lo odiaba, pero aunque no era capaz de tenerla demasiado cerca tampoco la quería lejos. No podía dejar de lado su objetivo, y sabía que con ella a su lado la tarea se haría, con cada día que pasara, un peso más duro de llevar. ¿Tal vez hasta desear abandonarlo? No lo sabía, pero tampoco si el mundo podría perdonárselo, y él en realidad había dejado de ser mucho tiempo atrás una de sus prioridades.

- Y tengo en cuenta los tuyos. -Creyó poder, pero no fue capaz de evitar escupir palabras demasiado ácidas-: No confundas perder con no jugar.

Notó el silencio que siguió. Normalmente contaba los segundos que duraba el día, para asegurarse de que nadie le tendía una trampa, pero estuvo seguro de que hasta el ritmo de su cabeza se detuvo. Tardó más de lo que querría en taparse la boca con una mano, con el ceño a medio fruncir y los ojos casi saliéndosele de las órbitas. ¿Por qué había dicho eso?

- No... No quería decir eso.

Como si fuese a arreglarlo con una expresión tan vacía. Pero, aún sin haber terminado de entenderlo, Tea insufló en él una suerte de emoción... ¿Amor por él? Obtuvo una explicación, pero no quiso escucharla. Veinticuatro horas de quererse como solo ella lo quería, pero luego haberla perdido para siempre. Bueno, en realidad estaba seguro de haberla perdido ya, pero no se sentía capaz de asumirlo.

Intentó secar sus lágrimas con los dedos, y tomarla de la cara. Esperaba que le dejase, ¿pero por qué iba a hacerlo? Ya no vivía bajo el engaño de un amor que, no iba a negarlo, tenía fuerza. Aun así, él debía intentarlo mientras aguantaba los embates de una frase tan amarga como él, pero que no tenía ningún derecho a contestar. Sin embargo, no pudo evitar hacerlo:

- No puedo decirle nada al destino. Pero sí tengo que decírtelo a ti. -Respiró hondo y, esa vez sí, llevaría las manos a su cara-. Lo siento. He sido un insensible, y no te mereces que te hable así. Estás perdiendo, pero nunca nada te ha hecho rendirte por eso, ¿no? ¿Por qué te rindes tan rápido conmigo? Sé lo que sientes... Bueno, sentías. Y lo que sentirás. Pero... No estás en mi futuro. No estabas esa noche cuando nos conocimos, y allí estuviste. No estabas hoy aquí, pero has aparecido. ¿De verdad vas a renunciar solo por mi miedo? -Se acercó a su oído, envolviéndola en un abrazo de forma delicada, y susurró-: Dime cosas delicadas muy bajito; hazme entender que todo saldrá bien; mata mis miedos... Si hay alguien capaz de hacerme querer, eres tú. Pero tengo miedo, porque no sé que va a ser de mí si eso sucede. No sé qué será de todo lo que he construido antes de ti.

Lo que sí sabía era que, por mucho que ya no lo sintiera, sabía lo que había sentido. Había cambiado una pulsión irracional por el recuerdo meditado, pero no podía borrar lo que apagaba. No podía olvidarlo. Y Tea podía no tener energías, pero si bien él podía ser estúpido e insensible, tampoco quería perderla a ella.

- Quiero quererte, Tea -susurró de nuevo-. Pero me das miedo. Lo que me puedas hacer sentir, lo que vas a poner patas arriba... Todo. ¿Qué puedo darte para que te quedes?

Dexter no era estúpido. Estaba seguro de que aquello no funcionaría, pero si se iba por lo menos ya estaba todo dicho. Tampoco podía intentar retenerla si ella no quería estar allí.



Take it all out (Priv. Dexter) EJq2YV7
Take it all out (Priv. Dexter) BOKei9S
Waiting for Zuko:

Take it all out (Priv. Dexter) 198u77
Dexter Black
Mensajes :
1402

Fecha de inscripción :
17/04/2014


Hoja de personaje
Nivel:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm144/150Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (144/150)
Experiencia:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm848450/1000000Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (848450/1000000)
Berries: 995.076.001
Ver perfil de usuario

Líder de la revolución
Dexter Black

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Astartea Shikei el Miér 5 Ago 2020 - 3:05

Lejos de enfadarse, lejos de explotar de forma desmedida, una sonrisa pintó los labios de Astartea, una de esas que determinan que ha llegado al final de todo lo que podía soportar, una que marca un dolor y una tristeza que muere en sus ojos de sangre.- Si… Se de sobra que siempre has sido mucho más consciente de todo que yo.- Se lleva la mano al brazo contrario, como si necesitara una estabilidad que en ese mismo momento alguien le ha robado, pero es lo único que puede hacer por controlarse. Mirada al suelo, espalda ligeramente curvada, casi como si quisiera esconderse, encogerse en sí misma y desaparecer.-Creo que es exactamente lo que querías decir.-Le duele, pero tal vez tiene razón con todo aquello, es una locura.

No pudo evitar romperse, en pequeñas piezas, en trozos tan filosos y destrozados que quiere usarlos para alejarlo de ella, pero no puede hacer nada. Casi como una simple muñeca, se deja hacer. Tomar el rostro, secar las lágrimas, sus orbes de sangre le miran con un cansancio que hacía tiempo que sentía. Se lo había dicho, estaba tan cansada de todo aquel dolor.

Pero él quería que aguantara, que peleara, que se reconstruyera y enfrentara los temores por los dos, sin embargo le dolía tanto que no sabía qué hacer con ello. - Dexter...Estoy cansa de dar todo lo que tengo y que nunca sea suficiente, de perseguir a la gente, de enamorarme y ver como no solo no me corresponden, si no que no sirve para nada, de perder el juego mientras otros ni siquiera juegan.- Lo ha escuchado, sus palabras, sus temores, sus miedos. Ella sin embargo esta… Neutra, sigue rota, sigue suspendida en esa incapacidad sentimental que no sabe cómo ha activado, pero tal vez es por el dolor.

-Se que si decides quererme, quedarte conmigo, no morir, es algo grande, algo casi imposible para ti de pensar.- Lo admite, sabe de sobra que es algo que podría pasar y es una de esas grandes locuras que solo él puede hacer y que podrían cambiar el mundo.- Pero es que yo eso lo decidí desde el primer momento en que supe que me había enamorado de ti.- Admite, tranquila, mirandole, con las manos quietas, enseñándole las manos vacías.- Sabía que iba a tener que pelear más, buscar una cura, renunciar a la Marina, purgar todos y cada uno de mis pecados.- Chasqueó suavemente sus dedos, y sus emociones volvieran a ella, dejando el cuerpo de Dexter.- Pero lo acepte junto a todos y cada uno de mis sentimientos por ti.

Se separó suavemente de su cuerpo, de aquel abrazo, se limpió el kimono, las lágrimas, llamó a toda la cordura que alguna vez en su loco mundo había podido tener. Se había enamorado de aquel hombre en apenas un instante, pero era todo lo que había necesitado para sentirse comprendida y deseada, era todo lo que había necesitado para sentirse como algo más que un objeto.

Su pregunta le hizo pensar un momento, y ella negó de forma suave.- No puedes darme lo que quiero...Sabes que te quiero a ti, pero estás demasiado asustado, y aunque yo puedo pelear contra mis miedos, no puedo tomar una decisión por ti y vencer a los tuyos. Es algo que solo tú puedes hacer.-Le mira a los ojos, se acerca suavemente, acaricia su mejilla aprovechando que está a su altura, sonriendo suavemente, de nuevo.- Te quiero...Y por eso, creo que es mejor que me vaya, si sigo cerca de ti, seguiré siendo una egoísta que interfiere en algo mucho más grande que yo.- Da un paso hacia atrás, suelta su rostro y toma aire.

Es duro, duele más que cualquier otra cosa en la que puede pensar, pero es algo que tiene que hacer. Dexter tiene un papel demasiado grande y ella es demasiado pequeña.
Astartea Shikei
Mensajes :
199

Fecha de inscripción :
11/04/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm57/150Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (57/150)
Experiencia:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm60622/1000000Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (60622/1000000)
Berries: 22.030.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Dexter Black el Dom 9 Ago 2020 - 1:10

A veces en la cabeza de Dexter sonaba una vocecilla molesta. Las cosas que esta decía cambiaban mucho según el día, su estado de ánimo, lo que ese día tuviera que hacer... y un sinfín de variables más. A veces esta actuaba de forma irritante, reprendiéndolo por hacer las cosas mal, mientras otras se convertía en un eco de su propia satisfacción. En ocasiones era la voz de su padre, otras la de un ser querido, pero las más duras eran esas en las que su propia voz, tal y como él la escuchaba, se aventuraba a hacer un repaso no precisamente corto de todos sus fracasos, robándole la poca esperanza que podía llegar a auspiciar.

En cierto modo se miraba a sí mismo con pena a veces, rechazado por su propio reflejo e incapaz de hacer nada, pese a que gran parte del mundo lo considerase omnipotente. Miraba sus manos, nudosas y grandes, hechas para crear, y se las arrancaría si no fuesen a crecerle de nuevo, porque con ellas solamente se dedicaba a destruir. Su voz le llegaba a hacer creer, a menudo, que se odiaba. Por inútil, por incapaz; por atesorar con tanto mimo un poder inenarrable y una impotencia que producía escalofríos.

Por sí mismo no solía pensar aquello, y aunque desde su alistamiento en la Armada la vocecilla se había debilitado, seguía sonando constantemente cada vez que estaba cerca de Astartea. Esa mujer olía a peligro, él lo sabía, también que era un riesgo. Sabía que no podía quererla, que no debía quererla. Tenía una misión que cumplir, un destino que alcanzar... El peso del mundo sobre sus hombros. El peso de cada isla y habitante, de cada persona viva y por nacer. Era apabullante. Y aunque era cierto que ella estaba entre todas esas personas, de alguna forma, pero también que pesaba peligrosamente más en sus decisiones, por lo que era él quien finalmente equilibraba la balanza apartándola de su lado. También, si ella se iba, persiguiéndola. La verdad es que resultaba un poco estúpido.

Por eso no hizo fuerza para retenerla cuando quiso apartarse. No dijo nada para hacer que se quedase, y tan solo miró cómo daba un paso atrás atemorizada. Él no podía ayudar, tan solo asentir mientras rezaba sin saber muy bien para qué, pero rezaba. Quería que ella fuese feliz, pero no sabía si alejarse le daría la felicidad. Tampoco había algo que le garantizase que fuese a serlo si él se quedaba, pero dejándola ir por lo menos no albergaría esperanzas vacuas. Porque al fin y al cabo, si después de todo iba a sufrir tras haber sufrido... ¿Para qué dejar que sufriese más?

Su mente aquella noche era un infierno. Sus visiones, una desgracia. Ella seguía sin estar en su futuro por mucho que buscase, o por lo menos no de la forma en que buscaba. Había una variable que había evitado siempre, aunque tenía más que ver con una aceptación pragmática de su vida que otra cosa. Al fin y al cabo, no tenía por qué influir positivamente en su plan. Más bien, todo lo contrario. Y no podía dejar que todo su plan se tambalease por una posibilidad tan remota, una que ni tan siquiera se había molestado en buscar. Quizá ver a Tea no debía ser una consecuencia de sus visiones, sino que debía buscar todas las posibilidades desde ese momento si quería alcanzarla. El problema era que no podía hurgar en el pasado, y si la dejaba marchar ahora ella nunca jamás aparecería.

Aun así, allí estaba él. Entero, erguido, inexpresivo. La mirada fija, los labios tensos, los hombros cuadrados. Ella estaba delante, pequeña y destrozada, como una figura de porcelana recién tirada al suelo. Acababa de tirarla, al fin y al cabo, ¿no? Tirar algo al suelo, romperlo y gritarle "ahora arréglame". Había sido cruel, pero en cierto modo ambos podían volver a respirar, porque todo estaba arreglado. O, por lo menos, había llegado a un desenlace.

No.

La agarró de la cintura y la acercó a él, levantándola en el aire hasta estar frente con frente, chocando sus miradas. Todavía podía ver sus lágrimas, aún recordaba lo que sentía. En cierto modo el momento era hermoso, pese a lo cruel que parecía. Dexter siempre había disfrutado de la ironía, y aquello no dejaba de ser una en toda su gloria.

La besó.

Le dio igual que intentara resistirse. Le daba igual que apartase sus labios. Iba a besarla hasta que ambos quedasen si aliento. Porque ese era el único futuro en el que, tal vez, algún día llegaría a ser feliz.

- Lucha por lo que quieres -le dijo, tras separar sus labios-. Yo voy a luchar por ti.

Y así, Astartea dejó de ser una mancha difusa en el tapiz del destino. Podía verla. Y le gustaba lo que veía.



Take it all out (Priv. Dexter) EJq2YV7
Take it all out (Priv. Dexter) BOKei9S
Waiting for Zuko:

Take it all out (Priv. Dexter) 198u77
Dexter Black
Mensajes :
1402

Fecha de inscripción :
17/04/2014


Hoja de personaje
Nivel:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm144/150Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (144/150)
Experiencia:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm848450/1000000Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (848450/1000000)
Berries: 995.076.001
Ver perfil de usuario

Líder de la revolución
Dexter Black

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Astartea Shikei el Dom 9 Ago 2020 - 2:59

Momentos que parecen eternos. Un segundo que parece minutos, minutos que parecen horas, y así sucesivamente. Para ella el tiempo pasaba despacio, esperando que en algún momento Dexter abriera la boca para volver a apuñalarla. Era una sensación amarga, dejaba un pequeño rastro en la garganta, casi como si quemara, pero no podía hacer mucho más.

Tal vez por eso no se espera que la agarre de la cintura, que la acerque. En ese momento pestañea algo sorprendida, no dice nada pero le mira con la duda en los ojos. Gris contra rojo, la plata de sus orbes se fundía un instante en su fuego y no sabe qué esperar.- Dexter…-Decir su nombre, como si esperaba que eso causara algo, aunque él ya tenía planeado que iba a pasar.

No iba a rechazarlo, al principio pensó en aquello como un beso de despedida, pero en seguida la necesidad de Dexter le robo el aire de los pulmones. El beso continuó hasta que uno de los dos necesito respirar y las palabras del hombre le hicieron sorprenderse. Vale, aquello no estaba saliendo por los derroteros que ella había supuesto. Dejó las manos en sus hombros en busca de algo de estabilidad, pestañeando.- Sabes que eso significa que me quieres…¿Verdad? -Una ceja levantada, acusadora, una esquina traviesa de sus labios que busca alzarse por algún motivo que ella no quiere admitir.

Le hace feliz, sabe que es la razón de que no pueda evitar juntar su frente con la suya, negar y sonreír durante un instante.- Maldita sea, esto es trampa, sabes que estaba decidida a dejarte, no sabes lo que me ha costado, incluso me hice daño.- Viendo las palmas de sus manos arañadas, niega levemente.- Y me das un beso, insinúas medianamente que me quieres y lo mando todo de nuevo a la porra.- Suspira, ladeando el rostro, mirándole a los ojos un instante.- No hay quien pueda contigo, Dexter Black.- Se separa un poco, mirándole desde, bueno, desde las alturas que él mismo genera.

-Agradezco no tener problemas con las alturas…-Un momento pensando, una idea pasa por su cabeza y la sonrisa de demonio pinta sus labios un instante.- Quédate así - Se inclina contra sus labios, rozandolos suavemente contra los suyos, un instante que hace eterno antes de desviarse y dejar un mordisco en su cuello. Una suave presión de sus labios seguida de sus dientes dejando una pequeña marca en su piel, luego se separó, asintiendo de manera tranquila y calmada.- Mejor que una bofetada.- Luego de eso palmea suavemente su hombro, señala el suelo con los ojos y le pide de esa forma que la baje si no tiene planeado decirle o hacerle nada más.

Diría que está montando un espectáculo, pero la verdad es que le importa bastante poco el hecho de lo que puedan pensar o ver los curiosos. Aún tiene que pensar más castigos para Dexter, pero oye, tiene tiempo para ser original y esas cosas. Sabe de sobra que el hombre puede notar todos y cada uno de los malos pensamientos que pasan por su retorcida cabeza, y por eso le dedica a Dexter el peor trato de todos.

Una de sus sonrisas de demonio oscuro, de esas que te pillan el pellizco en el estómago. Él había hablado de querer, de pelear...Dexter Black acababa de empezar la guerra de su vida y no era consciente de ello.
Astartea Shikei
Mensajes :
199

Fecha de inscripción :
11/04/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm57/150Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (57/150)
Experiencia:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm60622/1000000Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (60622/1000000)
Berries: 22.030.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Dexter Black el Dom 16 Ago 2020 - 21:36

Cuando la vocecilla se apagaba, solía ser él quien hablaba. Solía hacerlo alto y claro, seguro de sus palabras y consciente de que, para la gran mayoría de la gente, sus palabras terminaban convertidas en una suerte de dogma, fuese por soldados a sus órdenes o por enemigos que no se atrevían a cuestionarlo porque, primera regla de la batalla, confía en tu enemigo: Nunca sabes cuándo será cierta su fanfarronada. Sin embargo, Tea siempre tenía más que decir, a él y al mundo. Tenía un montón de formas de cuestionarlo todo como si realmente ganase algo haciéndolo, y algo que era mucho peor: Hacía que él se lo cuestionara.

- Yo no...

No continuó. Si no la quería, ¿por qué luchaba por ella? Pero, si la quería, ¿por qué no lo había hecho con mayor vehemencia? No poder permitírselo parecía una razón que, una vez evaluada, ni siquiera terminaba de tener completo sentido. O por lo menos nada que no se basase en su propia decisión de mantenerse ajeno al mundo para que nadie sufriese cuando todo acabara. Pero al final, hiciera lo que hiciese, ella iba a sufrir. Y allí estaba, frente a él, con sus piececillos colgando y una ceja arqueada... Lo único que pudo hacer fue apoyarse contra su cabeza suavemente y disfrutar de su calor.

Sí, la escuchó refunfuñar. Sí, era una trampa. Pero ella no era la única que había puesto un pie en el cepo, y sin duda de los dos no era la que había hipotecado su vida porque esta parecía ya no valer la pena. ¿La valía, ahora? Aún nada malo había sucedido y ya su corazón palpitaba pensando en Alice y Nadia. Incluso Karis había caído, según los propios registros de la Armada, hacía ya casi ocho años. Todas las mujeres que se acercaban a él terminaban muertas, de forma violenta y, dos de cada tres veces, delante de él. No podía saber ya si realmente se había cerrado para continuar su plan o porque necesitaba seguir adelante, con la promesa de que todo el sufrimiento un día terminaría.

Y ahora, con el tiempo contado, estaba ella. Se dejó morder el cuello y un suspiro profundo escapó de su boca, pero no dejaba de pensar que, pasara lo que pasase, estaba en un aprieto. Si dejaba su vida en manos del Nuevo Orden le haría daño a ella, pero ella seguía siendo una y el mundo... El mundo era mucho más grande que cualquiera de los dos.

- No deberías ser tan dura con tus manos -dijo, finalmente. También la bajó al suelo, pero no la dejó apartarse. Tomó sus muñecas y con un dedo acarició cada marca-. No me merezco tanto empeño.

La miró a los ojos, y se dio el gusto de por un momento perderse. Si tenía que morir por una idea lo haría, pero nada auguraba que fuese a ser pronto. Aunque, la verdad, a él siempre le había parecido que todo aquello avanzaba demasiado despacio. Como en ese instante, bañado de rubíes y carmín, que inconscientemente le hizo llevarse la mano al cuello, masajeándose el mordisco. ¿Y si tenía que morir? ¿Qué importaba? Mientras viviese, ambos podían tratar de ser felices.

- Tea -musitó, acercándose a sus labios, y la besó.

No quería nada más, tan solo que ese momento durase para siempre, y para siempre recordar aquel beso. Hasta siempre y para siempre, ella... Ella.



Take it all out (Priv. Dexter) EJq2YV7
Take it all out (Priv. Dexter) BOKei9S
Waiting for Zuko:

Take it all out (Priv. Dexter) 198u77
Dexter Black
Mensajes :
1402

Fecha de inscripción :
17/04/2014


Hoja de personaje
Nivel:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm144/150Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (144/150)
Experiencia:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm848450/1000000Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (848450/1000000)
Berries: 995.076.001
Ver perfil de usuario

Líder de la revolución
Dexter Black

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Astartea Shikei el Jue 20 Ago 2020 - 14:48

Ese yo no hace que alce suavemente una ceja, está esperando esa excusa sin sentido que Dexter siempre pone cuando tiene que mojarse con un tema. Le cuesta simplemente admitir las cosas, darse cuenta de que por mucho que intente apartarse o escaparse no tiene solución alguna a todo aquel desastre en el que ambos se habían metido. -¿Yo no? Vamos Dexter, sabes que nunca te he mentido...Al menos no sin que te des cuenta.-  La realidad, no vamos a negar que no es precisamente una santa, pero eso no quería decir que no fuera sincera con todo lo que envolvía a aquel hombre.

El tema de sus manos es algo que le hace  encoger los hombros suavemente. No le preocupa demasiado y tras hacer aparecer un símbolo de sumar en ellas las marcas desaparecen como si nunca hubieran existido.- Es casi desquiciante que digas eso, te valoras muy poco para valer tantos millones, y no hablo de tu recompensa.- Lo de la recompensa era aparte, sabía de sobra la cantidad de dinero que daban por la cabeza de Dexter y aunque le tentaba hacerle un clon mientras que dormía, dudaba mucho que el hombre volviera a querer hacerse pasar por muerto. Una posibilidad que tendría en cuenta un día de estos, sin duda era interesante pensar en las infinitas posibilidades que se le abrían con acceso recurrente al cuerpo de aquel hombre.

Ladea suavemente el rostro al notar la fijeza de su mirada. No se inmuta demasiado, aunque los ojos de Dexter siempre han sido una de esas cosas que parecen capaces de destrozarte o armarte, a voluntad plena y total de su dueño.- ¿Hum? -Escuchar su nombre hace que levante suavemente el mentón, esperando que le diga algo más. Le devuelve el beso con calma, acariciando su mejilla, antes de cortarlo y levantar una ceja.- No me esperaba que fueras tan mimoso, es interesante.- No va a burlarse de ello, solo molestarle un poco con el hecho de que siempre acaba buscándola como si fuera alguna clase de peluche-. ¿Te apetece pasear? Te prometo que el que vuelva a mirarnos de reojo, voy a arrancarle los ojos.- Y pese a la calma y a la tranquilidad de sus palabras, el hombre sabía de sobra que era una realidad que ella haría sin pestañear.

-Hace un año que no vengo por esta zona, aunque la gente aun se acuerda de mi.- La primera vez que llegó a Wano la colmaron de regalos, disculpas, lágrimas falsas y palabras vacías como la viuda de quien era. Otros habían susurrado entre sombras que quizás se había merecido todos y cada uno de los golpes que su marido le había dado.

Pobres ingenuos. Tomaría suavemente su mano entre la suya, le sonreía de manera leve y le haría un gesto suave con la cabeza. Quería alejarse de aquel río que, en un susurro silencioso, se llevaba todos y cada uno de los fantasmas de su pasado.

Ahora había un presente en el que centrarse.
Astartea Shikei
Mensajes :
199

Fecha de inscripción :
11/04/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm57/150Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (57/150)
Experiencia:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm60622/1000000Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (60622/1000000)
Berries: 22.030.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Dexter Black el Sáb 22 Ago 2020 - 1:59

¿Mimoso? Sacudió la cabeza, confuso. Nunca se había considerado particularmente cariñoso, si bien era considerado, y que Tea asumiese aquello lo hacía pensar en el poco cariño que ella había recibido. A lo mejor, simplemente, nunca nadie le había enseñado que podía darle un abrazo sin pedir nada a cambio, o que un beso era, al final, una forma como cualquier otra de expresar emociones y sentimientos. ¿Él realmente sentía lo que le expresaba? Y si no lo hacía, ¿le importaba? Su corazón palpitaba cerca de ella y la urgencia lo atacaba cuando se alejaba. Si no sentía nada, como mínimo era terriblemente adicto a ella. Pero, por una vez, aceptó que si era adicto, algo tenía que sentir.

- Te quiero -dijo, con una convicción que no había sido consciente de poseer. Tal vez sí sentía algo, aunque no fuese capaz de identificarlo entre tanta oscuridad-. Y si algo me enseñaron de niño fue que cuando alguien caza un dragón, sin duda vale más que él.

Ella era fría y distante, salvo cuando se trataba de él. Igual que él veía en ella un peligro, ella detectaba en él una amenaza igual de temible. Un rojo ardiente que se templaba con un hielo tan gris que brillaba metálico, calentando el hielo al rojo mientras el rojo chisporroteaba centellas azuladas a la luz de los candiles.

Tomó su mano y la dejó guiar. Al fin y al cabo, ella era la que más había estado en la isla de los dos. Él había hecho apenas un par de visitas de cortesía cuando tuvo que explicar el nuevo orden al shogun y en algún que otro acto oficial, sin muchas pretensiones de visitar de la isla más allá de lo que era estrictamente necesario. Al fin y al cabo, Wano era de las cuatro islas que conformaban Fiordia la más grande, y gente con más tiempo, capacidad y recursos sabía cómo invertir un dinero que él se aseguraba de administrar, no fuera a ser que de golpe y porrazo todo se perdiese.

Miró a su espalda por un instante, y vio a la orilla la barcaza queriendo desembarcar. Soltó la mano de Astartea y corrió hasta la vela, tomándola entre las manos y apagando su luz con un soplido. Tal vez ella no entendiese la importancia de toda aquella gente, pero no estaba listo para dejarlos marchar todavía. Eran una parte vital de él, y si ya no podía verlos en su futuro, no iba a dejar que abandonasen su pasado.

- Perdón -se disculpó, tomándola de nuevo si le dejaba-. A ti te recuerdan, pero a ellos no.

Mostró la lámpara apagada. Parecía una tontería, y tal vez Dexter fuera demasiado sentimental a veces, pero no quedaba nadie en el entorno cercano de ninguno de sus viejos amigos. Todos habían muerto más tarde o más temprano, o desaparecido en el mejor de los casos. Esperaba que Hinori hubiese encontrado la felicidad, aunque dado que no encontraba su vivre card y no la localizaba en ningún tiempo... Albergaba más bien pocas esperanzas.

- ¿Por qué te recuerdan, a todo esto? -terminó por preguntar, cuando se alejaron del bullicio. Esperaba que no hubiese estado haciendo de las suyas arrancando manos. Sabía que Tea tenía una especie de lista, pero le gustaba creer que era una lista reducida y exclusiva. También le llenaba el ego pensar en la posibilidad de estar el primero, pero obviamente eso no lo iba a decir-. Me refiero... No pareces la clase de persona de ascendencia wanokuni. Eres...

Podría haber dicho cosas como preciosa, alta -para ser una mujer, y obviamente no comparada con él-, albina, de ojos rojos... Podría haber dicho muchas cosas, pero las manos iban al pan y Dexter miró con demasiado descaro y totalmente sin querer, durante demasiado tiempo, el busto que Tea guardaba bajo su vestido.

- Eres claramente norteña -terminó, apuradamente, algo sonrojado-. ¿Adónde vamos?

No era la mejor forma de cambiar de tema, pero sí una forma de cambiar de tema.



Take it all out (Priv. Dexter) EJq2YV7
Take it all out (Priv. Dexter) BOKei9S
Waiting for Zuko:

Take it all out (Priv. Dexter) 198u77
Dexter Black
Mensajes :
1402

Fecha de inscripción :
17/04/2014


Hoja de personaje
Nivel:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm144/150Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (144/150)
Experiencia:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm848450/1000000Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (848450/1000000)
Berries: 995.076.001
Ver perfil de usuario

Líder de la revolución
Dexter Black

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Astartea Shikei el Vie 28 Ago 2020 - 16:55

La gente se acercaba a ella buscando algo. Poder, dinero, su belleza, algún trato que pudieran sacarle que fuera beneficiosos. Había probado besos de labios tan dulces que apenas había notado como el veneno la mataba, caricias llenas de mentiras más disimuladas que sus palabras. Todo demasiado medido, demasiado calculado, sabe de sobra que quizás tiene que ver con que la única persona por la que ha sentido algo de verdad, nunca le dio cariño por gusto, lo pedía cuando lo creía necesario. Tal vez por ello no sabía diferenciar las muestras de cariño casuales y normales de lo que ella pensaba que podía haber detrás.

Tal vez por eso no se esperó unas palabras tan sinceras y directas por su parte.

Ladea suavemente el rostro, sonríe ligeramente.-Yo también te quiero, aunque ya lo sabias.- Niega ante sus últimas palabras, decide no discutir el tema de todo aquello, si lo hace le va a costar hacerle ver que no tiene razón alguna.

Lo ve soltarse, recoger aquella parte del pasado que no está dispuesto a soltar, y ella no puede evitar mirar como el pequeño farolillo de tonos pasteles se va perdiendo.- Tal vez a mi me recuerden, pero solo yo se que él existía y solo yo lo lloré, y se que para él eso fue suficiente.- Dejó suavemente las manos a la espalda, mientras miraba al hombre.- Y tal vez incluso yo lo olvide alguna vez...Aunque lo dudo.- Una sonrisa leve, un gesto y vuelve a lo importante, caminando tranquilamente hasta que Dexter hace de las suyas.

Se le queda mirando, con una ceja levantada de manera suave esperando que termine lo que sea que pretende terminar. Ve que le cuesta arrancar, que pasa la mirada por su cuerpo y finalmente simplemente niega.- No hace falta que mires y señales lo evidente, no soy de Wano ni nada parecido.- Ríe de manera ligera, antes de centrarse en todo aquello, al menos podía contarle la versión corta.- Mi marido era de Wano, un mercader muy importante.- Agarró de nuevo su mano, mientras caminaban por aquellas zonas llenas de puestos, con gente vendiendo comida y máscaras.-Takashiro Toua murió en el patíbulo tras estrangular con sus propias manos a un noble de English Garden presa de los celos, entre otros cargos, como maltratar y golpear a su esposa.-  Esa era la versión oficial y no sería ella la que fuera a desmentirla.- Después de quedar viuda vine a dejar sus cenizas, digamos hubo de todo un poco por parte de la gente.- No quiso pensar demasiado en aquello, los había usado para luego conseguir lo que quería.

Uno de los tesoros de aquella familia había acabado reducido a cenizas para que ella tuviera su akuma.

-¿Hum? Vamos a ir al templo, la parte de atrás da a campo abierto y es más tranquilo.- Le gustaba sentarse a ver las luciérnagas pasar, mientras la luna la acompañaba en silencio, en uno de esos momentos en los que le gustaba pensar servía para recargar pilas.


Última edición por Astartea Shikei el Mar 15 Sep 2020 - 2:34, editado 1 vez
Astartea Shikei
Mensajes :
199

Fecha de inscripción :
11/04/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm57/150Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (57/150)
Experiencia:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm60622/1000000Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (60622/1000000)
Berries: 22.030.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Dexter Black el Sáb 12 Sep 2020 - 11:27

Escuchó atentamente las palabras de Tea, prestando especial cuidado a cada una de ellas. Que fuese viuda explicaba su presencia en el lugar, dejando ir a su marido una vez más como cada año, seguramente como él habría querido; una muestra de amor eterno, o por lo menos misericordioso respeto, que ella ejercía ceremoniosamente por alguien a quien una vez había amado. Aunque podía ver detalles que no terminaban de cuadrar en esa situación, veladuras disonantes en un óleo con más de un claroscuro. ¿Qué hacía allí si lo maltrataba? No respondía, o al menos no parecía responder, al perfil de una sumisa mujer maltratada, sometida a la voluntad de su funesto amo más allá de la muerte. De hecho parecía todo lo contrario. No creía que ella fuese responsable de su muerte, o al menos no directa, pero sin duda encajaba que estuviera allí para regodearse. Tea no dejaba de poseer, en cierto modo, una mente un tanto perturbada, e imaginarla con una sonrisa sutil mientras se enfrentaba a las miradas desaprobatorias de los asistentes no era algo tan descabellado. No quería dejarse cegar por la luz en sus ojos cuando lo miraba: Ella era, o creía ser, un terrible demonio. Y aunque él no la veía así, era consciente de que algo había debido hacer para reafirmarse como tal.

- A veces hay que señalar lo evidente. -Le pinchó la punta de la nariz con la yema de su índice, hundiéndola ligeramente por un instante-. Sea por interés científico... O por puro deleite.

Con los años, Dexter había aprendido a no indagar. La curiosidad podía quemar durante un tiempo, pero el conocimiento podía destruir a cualquiera. Si Tea era una viuda sádica, incluso si era la asesina de su maltratador, podía vivir sin saberlo. Para él, la cara que enseñaba Tea, y no Astartea, era la real. Astartea era tan solo el demonio que quería que los demás viesen, seguramente por miedo a enfrentar su fragilidad y ternura ante el mundo. Él comprendía esa postura demasiado bien, aunque en su caso era el mundo quien había puesto una máscara de ferocidad ocultando su verdadero rostro. El dragón solo había aceptado con resignación el papel que tanto unos como otros habían acabado por darle, interpretándolo como todos esperaban mientras lo aprovechaba cuanto podía para facilitar unas metas que estaba seguro nadie comprendía. Por lo menos, no en su total profundidad.

Asintió con cierta displicencia y la siguió. El camino del templo era curvo y lleno de recodos, ascendiendo una suave colina llena de arbustos perfectamente recortados como si se tratase de un relieve mural, describiendo escenas míticas de las que solo sabía por leyendas que le habían contado y libros que había ojeado. Lo más llamativo del folklore de Wano era la ingente cantidad de dragones y demonios que poblaban el imaginario, ligados muchas veces en una batalla sin fin. Para cuando llegaron a la entrada del colosal edificio, Dexter había reconocido ya al menos siete mitos que, de forma más o menos fidedigna, había terminado por reproducir. Aunque no dijo nada al respecto, tan solo caminó junto a la mujer mientras esta lo guiaba hacia los jardines traseros.

Cuando llegaron, Dexter buscó el asiento más cercano a la bajada de la colina y se sentó, invitándola de nuevo a unirse a él, como momentos más atrás. Volvió a dejar la lámpara en el suelo, tiró suavemente de sus manos y trató de llevarla sobre sus piernas una vez más. Le había dado lo que ella buscaba, solo esperaba que por lo menos así no fuese a alejarse de él durante un rato.

- ¿Sabes? -dijo, mirando al cielo-. De pequeño solía preguntarme a qué huelen las nubes. Aún no me he atrevido a comprobarlo.

Con cada día que pasaba su curiosidad se había ido tornando más y más en miedo. ¿Y si no era nada especial? Años viviendo bajo una expectativa falsa, soñando con una quimera, comportándose como si en una gigantesca masa de vapor fuese a haber algo único. Le había dado miedo preguntárselo demasiado, convertirlo en una obsesión, porque no se sentía con fuerzas de enfrentar algo que, muy probablemente, fuese decepcionante, aun si había una probabilidad de realmente ser algo mágico. Tal vez con Tea le sucediese lo mismo, en parte.



Take it all out (Priv. Dexter) EJq2YV7
Take it all out (Priv. Dexter) BOKei9S
Waiting for Zuko:

Take it all out (Priv. Dexter) 198u77
Dexter Black
Mensajes :
1402

Fecha de inscripción :
17/04/2014


Hoja de personaje
Nivel:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm144/150Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (144/150)
Experiencia:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm848450/1000000Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (848450/1000000)
Berries: 995.076.001
Ver perfil de usuario

Líder de la revolución
Dexter Black

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Astartea Shikei el Mar 15 Sep 2020 - 2:33

-Precisamente por eso no entiendo la necesidad de señalarlo, creo que el tema de mis pechos es algo que ya comprobaste en su momento.- Alzar suavemente una ceja y dejar el tema de esa manera, no quería indagar más en ello. Tampoco quería pensar en aquel marido, en lo que había hecho y en lo que había sentido. La mezcla de odio y despecho que había sentido al saber que perdió todo por el capricho de un hombre con demasiado dinero. Negó con levedad y prefirió apartar los pensamientos de su cabeza. No era el momento adecuado para pensar en nada de aquello.

Continuaron el camino casi en silencio, mientras sus orbes de sangre se perdían de un lado a otro sin prestarle demasiada importancia al lugar.

Caminaron por la colina, miraron el templo y simplemente se rindió ante la posibilidad de poder escapar de su regazo, su calor o su presencia. Se sentó de nuevo encima de sus piernas, se apoyó en su pecho y se quedó callada contemplando el cielo. Al menos hasta que Dexter decidió hablar de aquello.- Huelen a agua, a tierra mojada, a nostalgia y a recuerdos… Creo que por eso no estás preparado para saberlo.- Admite con calma, mientras los fuegos artificiales comenzaban a explotar en el cielo nocturno.

Mañana a la mañana tendría que partir de nuevo, el almirante le había mandado un barco para llevarla y otro para recogerla. Independientemente de lo que hubiera pasado aquella noche sabía que tenía que ser de esa manera. Por eso tal vez se dio un momento para cerrar los ojos y perderse en el ambiente, en el aire moviendo las ramas, en las luces explotando una y otra vez en el cielo. Por primera vez en tantos años no estaba sola mientras contemplaba aquel paisaje y por eso quizás se dio el lujo de sonreír un instante.

Quizás en un par de años podría volver, ver aquel paisaje una vez más desde otra perspectiva, tal vez no tenga que verlo nunca más con tristeza y pérdida. No lo sabe exactamente, solo sabe que algo dentro de ella ha marcado un antes y un después en aquella noche.- Mañana por la mañana, vendrá un barco a recogerme, mis vacaciones se acaban esta noche.- Le dice con calma, mientras abre los ojos para clavar aquellos orbes de sangre en aquella marea gris casi impenetrable.- ¿Pasarías esta última noche conmigo?- Sonaba a que se iba a morir mañana, pero quizás podía pasar.

Iba a tardar en tener vacaciones y su corazón y su estado físico terminarian por causarle problemas en una de aquellas locas misiones. No era algo que quisiera admitir en voz alta, no era algo por lo que estuviera dispuesta a rendirse. Sin embargo, en el interior de su corazón, sabía que quería atesorar cada pequeño momento que pudiera compartir con él aunque no fuera a ser el último.

Tal vez, simplemente, él volvería a desaparecer pero esta vez, para siempre. Eso sería algo que realmente nunca podría perdonarse.
Astartea Shikei
Mensajes :
199

Fecha de inscripción :
11/04/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm57/150Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (57/150)
Experiencia:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm60622/1000000Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (60622/1000000)
Berries: 22.030.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Dexter Black el Mar 15 Sep 2020 - 20:14

Una sonrisa bobalicona se dibujó en sus labios con aquellas palabras. Sí, lo había comprobado. No, no había necesidad de señalarlo. ¿Pero no había acaso miles de cuadros retratando el sol amanecer? Era en cierto modo lo mismo: El sol estaba allí, saliendo cada mañana con su áureo fulgor, pero sin embargo hipnotizaba a los pintores como si nunca más se fuese a repetir, como si hubiese más magia en él que una gigantesca combustión, como si algo que siempre estaba ahí fuese una anomalía, algo que merecía la pena atesorar. Así era Astartea, en cierto modo. O en todos los modos. Quién sabe. Y más importante, a quién le importa.

La recogió entre sus brazos y simplemente se dejó llevar, aferrándola contra su cuerpo, esperando una respuesta hasta que llegó su contestación. Tal vez sí que oliesen a nostalgia y recuerdos, aunque él no le habría puesto nunca un aroma tan abstracto. Para él la nube debía oler como lo más parecido en el mundo a los sueños, pero si bien parecido debía tener algún ancla real, algo que pareciese tan inalcanzable como el sol, pero tan real que con solo intentarlo podría estar allí. Dejó caer el rostro sobre la cabeza de Tea, dejándose llevar.

- ¿Y si huelen como tu pelo?

Era una posibilidad, ¿no? Tierra mojada, recuerdos... Se acordaba de aquella melena, y de ese olor que lo perseguía. Pero más aún, seguía siendo igual después de alterado por la erosión de la memoria. O tal vez solo estaba oliendo un anhelo cumplido, un sueño despertado. A lo mejor Tea era todo lo que se había prohibido desear tras tanto dolor, la llave de una puerta que había sellado años atrás. O quizá solo era una mujer que resultaba fácil de querer porque, lo hiciera o no, estaba condenada de todos modos. Cuando su muerte llegase ya estaría prevenido, podría tolerar un sufrimiento que, para bien o para mal, estaba ya pactado.

Negó con la cabeza varias veces. Se negaba a creer eso; Tea iba a vivir. Si había alguien que podía encontrar la forma, al menos mientras ella quisiese hacerlo. Pensar en quererla por ser fácil... Era insultante la simple idea, para ella y para él. Simplemente no podía dar respuesta al por qué, pero de pronto habría preferido no quererla. ¿Cómo que se iba a marchar? Entendía que tenía un trabajo, sabía cuál era su labor, pero no podía hacerle eso. ¿De verdad iba a seguir jugando al gato y al ratón con él? Tantas lágrimas, tantos golpes... ¿Para nada?

- Yo quiero que sea la primera -dijo, en voz alta, sin demasiada esperanza. Si ella quería marcharse iba a hacerlo, y nada iba a poder impedirlo-. Yo... No quiero que te marches mañana.

Estaba cansado ya de una noche en tierra para vagar luego meses en busca de alguien. Le había sucedido con Nadia, y también con Alice, siempre corriendo de un lado a otro siguiendo una huella que nunca parecía ser capaz de alcanzar fresca. Ya no era solo el miedo a no poder protegerla, a no poder cuidarla; ahí se juntaba también con que quería tenerla cerca. Sabía que no podía poner puertas al campo, y que él mismo no siempre querría estar totalmente pegado a ella, pero al menos en ese momento tenía ganas de llevársela volando y que los marines no encontrasen otra cosa que una nota de despedida. Tal vez ni siquiera eso. Quería pasar la noche con ella, que no hubiera horarios a la mañana siguiente y pasar días hasta tener que despedirse. Como mínimo. Y sabía que tenía cosas que atender, obligaciones de las que hacerse cargo y tantas otras tareas que no le dejarían estar muy centrado en ella, pero si se iba no sabría cuándo volvería a verla.

- Voy a pasar la noche contigo -dijo, finalmente, mirándola a los ojos-. Aun si no quieres quedarte más no voy a abandonarte hoy, pero...

No dijo nada más. Tampoco le quedaba nada más que decir.



Take it all out (Priv. Dexter) EJq2YV7
Take it all out (Priv. Dexter) BOKei9S
Waiting for Zuko:

Take it all out (Priv. Dexter) 198u77
Dexter Black
Mensajes :
1402

Fecha de inscripción :
17/04/2014


Hoja de personaje
Nivel:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm144/150Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (144/150)
Experiencia:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm848450/1000000Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (848450/1000000)
Berries: 995.076.001
Ver perfil de usuario

Líder de la revolución
Dexter Black

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Astartea Shikei el Dom 20 Sep 2020 - 22:15

-Entonces no tendrían nada de especial…-Notando como se apoya en su cabeza, mirando tranquilamente el pasto entre sus dedos, jugando con este mientras mira el suelo.- Es un olor al que te acabarás acostumbrando si pegas tu nariz de esa forma.- Con esa tranquilidad suya que a veces desquicia a la gente, al notar las emociones que desbordan a Dexter con tan solo tocarlo es consciente de que tal vez no se ha explicado del todo bien. Aquella era su última noche… En Wano, no era su última noche con él, no era su última noche en el mundo ni nada demasiado dramático y triste, era simplemente que no planeaba ni pensaba quedarse más en aquella isla.

Es cierto que quizás sus palabras habían sonado más tristes y dramáticas de lo que pretende, pero no pensaba dejar al dragón escapar después de lo que le había costado ponerle la correa y hacer que se sentara.- Bueno, técnicamente sería la segunda...Y Dexter, me refiero a que es la última en Wano, no voy a desaparecer.- Ríe casi sin poder evitarlo, aunque se siente algo mala por reírse de aquello, él estaba preocupado, verdaderamente preocupado de que fuera a desaparecer sin decirle nada.- ¿De verdad pensabas que me iba a ir para siempre o algo así? - Alza una ceja con algo de duda, sin comprender lo que le pasaba exactamente por la cabeza al hombre. Ella era independiente, seguramente no se verían todas las semanas pero no tenía problemas para viajar o verse en algún punto en concreto.

Dexter tenía cosas que hacer con la revolución y ella con la marina, dos mundos opuestos y enfrentados de manera permanente.

Era como ver a un cachorro llorando al ver que va a ser abandonado, Tea no pudo evitar suspirar, mientras negaba por sus palabras. Casi parecía mentira que hacía un par de minutos había sido ella la que había tenido que pedirle que se quedara con ella, pero no, ahora era el majestuoso dragón el que suplicaba que no lo abandonara. Negó tras pensar bien en sus palabras, y sacó de entre los pliegues de su kimono el den den mushi que le habían otorgado de la marina. Comenzó a llamar con calma, cuando descolgaron se escuchó la voz de una mujer por el otro lado.- Rachel, informa al almirante que me han surgido problemas familiares en Wano.- La mujer fue a reprochar, pero ella le cortó rápidamente.- No es necesario que mande un barco a recoger, dentro de una semana iré yo misma a reportar a la base lo que ha sucedido.- Colgó antes de escuchar alguna queja, la mujer al otro lado del teléfono se quedó sorprendida, pero era consciente de la cantidad de días libres que le debían a la joven.

-Una semana.-Antes de que dijera nada, le dijo aquello.- Es lo que tienes para secuestrarme, luego volveré al trabajo y entonces tendrás que llamarme para pedirme permiso y ya no contará como secuestro.- Le mira con calma, con una sonrisa burlona, apoyándose suavemente en él y mirándole desde abajo. A veces los hombres eran auténticas bolas de algodón, inconscientes de lo que les esperaba encima.
Astartea Shikei
Mensajes :
199

Fecha de inscripción :
11/04/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm57/150Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (57/150)
Experiencia:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm60622/1000000Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (60622/1000000)
Berries: 22.030.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Dexter Black el Sáb 26 Sep 2020 - 13:57

Siempre resultaba curioso cuando alguien negaba su propia singularidad. En física, esta significaba la incapacidad de describir magnitud alguna en su interior. Formas bonitas de decir que no había nada igual, pensaba él constantemente. Pero, ciertamente, no había nadie como Tea. Despojándose de lo bueno o malo que aquello llegase a ser, la fría racionalidad de la mujer era pocas veces compartida por nadie, y ese interior de caramelo fundido que se derramaba con arañar la impenetrable crisálida de forma correcta. Por mucho que intentase hacerse la dura, por mucho que tratase de no vincularse, lo había hecho. Como los quarks.

- Nunca me he aburrido de ver las estrellas -respondió, mirando al cielo-, por mucho que salgan cada noche, siempre son algo mágico. Y la luna que vive en tus ojos, mucho más.

Los ojos de Tea eran rojos como la sangre, pero él veía plata en ellos. El blanco se reflejaba prístino en sus pupilas, y todo parecía más vivo a través de sus irises. Para él eran como la Luna, en cierto modo, salvando las distancias. Porque, por mucho que se esforzara, la Luna nunca podría igualarla. Era una batalla perdida desde un comienzo. Por eso, en cierto modo, preferiría vivir en noches negras que en días sin Tea. Aunque, en realidad, sabía que esos días habían de llegar. Lo cual no significaba que no le pareciese muy triste.

Negó con la cabeza. Él sabía que no sería un "hasta siempre", solo un "hasta luego" tal vez demasiado dilatado. No era cuestión de volver a verse, era cuestión de no abrir una herida que iba a infectarse. La ausencia, la sensación de soledad y la desazón de la falta eran cosas que había logrado cubrir ignorando y sepultando. Ahora, lo sabía, iba a estar todo al descubierto. Podía tolerar que se fuese, pero no esa noche. No a la mañana que vendría. La quería para él, deseaba acapararla un poco y ser egoísta por una vez. Al final, en cierto modo, también debía ser lo que ella querría, ¿no?

- No sé hasta cuándo, solo que te irás. -Dexter muchas veces mentía. La mayoría a sí mismo, unas pocas a sus amigos porque creía iba a ser lo mejor. En ocasiones engañaba a sus rivales, porque la teatralidad siempre era un aliado en cualquier guerra. Pero sabía que a ella no podía engañarla; tampoco lo pretendía-. Y no quiero que te vayas, Tea. No puedes aparecer un día en mi vida, ponerlo todo patas arriba e irte. Bueno, no tres veces, al menos.

Aquella habría sido la segunda, pero no iba a haber tercera. Ya tenía una edad, y más importante, una historia de dolor demasiado pesada sobre sus hombros. La cargaba, y la cargaría, por el tiempo que viviese, pero eso no significaba que estuviese dispuesto a dejar que cada vez más y más piedras se fuesen acumulando en su montaña de escombros. No era un Atlas de la tragedia; a nadie le gustaba sufrir, a él tampoco.

Era algo que, a veces, pensaba que Tea no entendía. Podía parecer caprichosa en ocasiones -y, siendo tan joven como era, no podría culparla-, desconsiderada. Ella quería ponerle la correa al dragón, pero luego tranquilamente podía abandonarlo atado en cualquier parte sin dudarlo. Por eso, cuando ella misma aferró a su cuello el collar que la hacía suya, contuvo una sonrisa. Esperó en silencio mientras se justificaba, mientras advertía que ya reportaría en detalle las razones de su permiso. Sin embargo, acarició su cuello mientras dibujaba una rúbrica que nadie vería, pero que ella sabría estaba inscrita sobre su piel. Ella era la riqueza que le había entregado en sí misma, al fin y al cabo, cuando se habían conocido.

- Una semana. Está bien, creo que sé cómo aprovecharla.

Era la primera vez que iba a mostrar su fruta a la marine, pero no dudó. Todo el mundo conocía ya el poder del dragón, pero cuando las dos majestuosas alas azules surgieron a su espalda, Dexter creyó que incluso los estándares de exageración del Gobierno Mundial se debían quedar cortos. Compuestas de delicadas escamas, articuladas como un manto de cielo que brillaba con la noche estrellada, las desplegó mientras cerraba los brazos en torno a ella.

- ¿Alguna vez has estado en el Ojo?

Sin preguntar más, despegó.



Take it all out (Priv. Dexter) EJq2YV7
Take it all out (Priv. Dexter) BOKei9S
Waiting for Zuko:

Take it all out (Priv. Dexter) 198u77
Dexter Black
Mensajes :
1402

Fecha de inscripción :
17/04/2014


Hoja de personaje
Nivel:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm144/150Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (144/150)
Experiencia:
Take it all out (Priv. Dexter) 3qaWnZm848450/1000000Take it all out (Priv. Dexter) 9h2PZk8  (848450/1000000)
Berries: 995.076.001
Ver perfil de usuario

Líder de la revolución
Dexter Black

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.