Vuelve el evento

El skin, las tablillas y el diseño del foro pertenecen exclusivamente al staff del mismo, fue creado por Brianna Byrne y agradecemos a Yuu por su ayuda a la hora de editar algunas de las imágenes como son la portada, avatares de nuevos usuarios y la imagen de las estadísticas para integrarlas en el foro. Dichas imágenes no nos pertenecen, por lo que damos sus créditos a sus respectivos creadores, Sakimichan, Wlop y algunos otros cuyos nombres no conocemos.

Rogamos encarecidamente que no copien nuestro contenido, es más divertido cuando cada uno crea lo que quiere con sus propios medios.
CRÉDITOS
Tan flipao que pelea el covid a puñetazos
Salvador de yayos, siempre tan importante para nosotros, siempre tan dispuesto para ellos
El pobre lo intentó, pero no le dejaron, aún era pronto para él
GRACIAS POR TODO
Últimos temas
» Vacaciones en faldas (Privado en pasado Marian y Chrom)
Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] EmptyHoy a las 3:37 por Chrom V. Haddi

» Censos
Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] EmptyAyer a las 17:16 por Katharina

» Katharina Berchtold
Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] EmptyAyer a las 13:35 por Moderador OPD

» Ficha: Barrett Dragunov
Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] EmptyAyer a las 12:13 por Moderador OPD

» Baltazar Wrynn [ficha 2.0] terminada
Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] EmptyAyer a las 10:37 por Moderador OPD

» Surya, el arcángel - Listo para moderación
Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] EmptyAyer a las 10:21 por Moderador OPD

» Canción de cobre [Moderado nivel 3 - Marian y Takeshi]
Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] EmptyAyer a las 1:34 por Marian

» Boris Kläus
Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] EmptyMiér 23 Jun 2021 - 18:56 por Admin OPD

» Hallo!
Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] EmptyMar 22 Jun 2021 - 22:31 por Katharina

ULTIMOS TEMAS
¿Sabías que?
NUESTRO STAFF
Mr. Nat - Admin
Katharina - Admin
Therax - Admin
Brianna - Mod
Hazel - Mod
Deathstroke - Mod
Arthur - Mod
William - Mod
Oppenheimer - Mod
SI NECESITAS AYUDA, CONTACTANOS
AWARDS

Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Thyra Astraie Vie 31 Jul 2020 - 20:59

Thyra ordenó todos los documentos uno por uno. Eran folletos turísticos de la isla de Pucci, un lugar ideal para extranjeros que solamente querían pasar un tiempo de relax y disfrutar de los mejores restaurantes del Paraíso. Por supuesto, Thyra no había perdido la oportunidad de ganar dinero timando a viajeros un poco borrachos o inocentones, pero era por una buena causa, por su bien. Si, su bien era la principal causa, si ganaba el dinero suficiente podría abandonar Pucci pronto e ir en busca de otros lugares en los que ganar todavía más dinero, la verdad es que tenía una vista sobre los negocios increíble esta muchacha.

Volvió a colocar los folletos turísticos para que no se le cayera ninguno y comenzó a repartirlos entre los transeúntes de la calle angosta entre la que se encontraba. Su plan era infalible, primero les cobraba por un tour rápido por la villa y luego los llevaba a las afueras en donde se les ofrecía un festín, con la bebida suficiente para emborracharlos y ofreciéndoles una sustancia extraña en la comida que podía llegar a dormirlos. Así podían robarles sin problema y nadie recordaría nada al día siguiente, mientras funcionara no iba a cambiar de plan.

En cuanto pisó Pucci logró contactar con un hombre de los bajos fondos, Rickon. Rickon era un buen tío, corpulento y calvo como él solo y apenas hablaba, pero se encargaba de drogar a los viajeros. Thyra solía repartir las ganancias entre el señor y ambos salían muy beneficiados de las estafas.

Sin embargo, hoy parecía que el negocio no iba como planeaba. Por más que la muchacha entregaba folletos e intentaba convencerlos con su labia para que se dejaran hacer un tour la gente se negaba. Empezaba a sospechar que la competencia había hecho de las suyas y empezaban a robarles clientes, pero debía esperar de momento. Si llegaba a ser así tendría que hablar con Rickon y cambiar el plan de negocio, pero de momento siguió parando a cada uno de los viajeros que se encontraba a ver si alguno cedía.

-¡Eh! - Exclamó al azar - ¿Ha pensado en dar un tour por esta preciosa isla? Pasando por los restaurantes más glamurosos del Grand Line hasta por los monumentos más conocidos y terminando después con una degustación de los productos más típicos de Pucci. - comentó haciendo aspavientos muy exagerados mientras le extendía uno de los folletos -. Serían tan solo 50.000 berries, es una oferta promocional en esta época.

Thyra esbozó una sonrisa encantadora, pero la familia a la que había parado negó con la cabeza y se marcharon. La muchacha chasqueó la lengua y les tiró el folleto arrugado que ella misma le había extendido. Harta, se marchó a otra calle más grande a ver si encontraba gente que fuera lo suficientemente tonta como para aceptar aquel timo.
Thyra Astraie
Mensajes :
53

Fecha de inscripción :
09/07/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 3qaWnZm29/150Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 9h2PZk8  (29/150)
Experiencia:
Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 3qaWnZm16919/1000000Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 9h2PZk8  (16919/1000000)
Berries: 10.000.000
Ver perfil de usuario https://www.onepiece-definitiverol.com/t24360-thyra-astraie-la-b

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Dretch Mar 4 Ago 2020 - 13:08

Un veraniego y para nada molesto sol bañaba la pálida piel del norteño, lo cual, en contraste con el bronceado insular de la población autóctona, le delataban como un más que evidente turista. Pero poco o nada le importaba a Dretch. Después de algunas idas y venidas hasta dar con la paradisiaca isla de Pucci nada parecía poder arruinar sus vacaciones. Repito, nada.

Y es que este hombre allá por donde pasaba difícilmente pasaba desapercibido. A pesar de verse a sí mismo como un turista del montón, había algo en él que le hacía destacar en aquel lugar. Casi como si se tratase de una pieza de puzle que alguien había tratado encajar a la fuerza y no había forma alguna de disimular aquella sensación. En una primera instancia, tal vez esto fuera así por sus vestimentas.

El señor Buerganor vestía con prendas que a todas luces llamaban la atención para bien, le daban un aire de distinguida elegancia y, por si fuera poco, no eran ni de lejos parecidas a las firmas de moda convencionales. Llevaba una camisa de manga corta con botones, de corte entallado y cuello mao, el cual estaba llevaba con los tres botones superiores abiertos. En cuanto a su color, se trataba de un intenso azul eclipse sobre el cual se podían ver una infinidad de ramas de olivo en tonos más oscuros, con la peculiaridad de que, el tejido vascular de cada hoja estaba bordado con el sutil brillo de hilo de plata. Parecia estar fabricada con un lino en apariencia tan fresco que casi pareciera que os rayos del sol no fuesen capaces de atravesar el tejido y con un bolsillo de parche en el pecho más decorativo que funcional que le daba un aire clásico. Y el resto de las prendas, aunque con distintos diseños, no se quedaban atrás. Tanto los pantalones cortos, como los calcetines y las chanclas parecían ser obras de arte dignas de ser expuestas en un museo. Era la suerte de poder hacerse así mismo su propia ropa, que el único límite era su imaginación. Evidentemente en apariencia parecía un tipo con las ideas claras y, oh sorpresa, con pasta.

En aquellos momentos se encontraba en una de las terrazas de Bondiola avenue, una de las arterias principales de la ciudad, degustando una microscópica degustación de helados de turrón y pistachos que le había costado la friolera de diez mil berries y, aunque no entendía la justificación del precio, sí que podía admitir que estaban realmente buenos. Aunque para compensar lo escaso de las raciones, el agente daba mini-cucharadas con una minúscula cucharilla de plástico a su tarrina, con la esperanza de que la experiencia durara más de dos segundos. En folleto ponía que era la mejor heladería de la isla y no o ponía en duda, pero… A ese paso se arruinará antes de lograr llenarse es estómago.

- Quizás debería pasar de este folleto y buscar algo más auténtico – pensó en voz alta mientras le daba la última cucharada al helado de pistacho.
Dretch
Mensajes :
423

Fecha de inscripción :
06/05/2017


Hoja de personaje
Nivel:
Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 3qaWnZm78/150Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 9h2PZk8  (78/150)
Experiencia:
Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 3qaWnZm122999/1000000Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 9h2PZk8  (122999/1000000)
Berries: 52.458.000
Ver perfil de usuario

Agente secreto
Dretch

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Thyra Astraie Miér 5 Ago 2020 - 15:35

Thyra se estiró a medida que atravesaba un callejón para llegar a la calle principal. La verdad es que allí a la sombra se estaba de maravilla, pero tenía que seguir trabajando si quería cumplir su trato con el bueno de Rickon. Ordenó de nuevo los panfletos, pues estos no hacían más que resbalarsele entre los brazos y al llegar miró hacia los lados. No era un buen día para el turismo a pesar del clima agradable y eso la ponía de muy mal humor. Si pudiera tan solo robar, todo sería más sencillo, pero ¡no! Se dejó enredar para trabajar junto con Rickon.

Empezaba a arrepentirse de ofrecerle aquel trato, pues era ella quién tenía que pasar todo el trabajo duro bajo el sol captando nuevos clientes mientras que Rickon se encontraba a la sombra en una arboleda esperando sentado. Tampoco tenía mejores opciones, pues el hombretón era cero carismático y más que atraer clientes era probable que los espantase. Aunque le molestara, tenía que ser la cara pública por obligación.

Caminó hasta llegar a una zona famosa por las heladerías. La verdad es que Pucci estaba muy bien organizada en cuanto a sus calles, dejando cada una para sus mejores elaboraciones de los mismos tipos. Avanzó recto y comenzó a ver más gente, pero aunque intentara pararlos se negaban. Al principio el negocio iba a la perfección, pero empezaba a pensar que se había corrido la voz de que estaban timando a los viajeros. Solo necesitaba un cliente más, uno más para sacarle todo su dinero y abandonar Pucci. Uno más.

Miró a su alrededor hasta fijarse en un hombre que destacaba en comparación con los habitantes de la isla. Esbozó una sonrisa al verlo de arriba abajo. Solo por las pintas que llevaba parecía el típico turista que se iba a dejar engañar en lo máximo posible. Thyra no podía perder esa oportunidad por lo que se acercó rápidamente y se fijó en el folleto que estaba leyendo. Lo conocía bien, eran otros timadores de cuidado los heladeros ya que ofrecían míseras cantidades con precios desorbitados, pero a la gente le gustaba igualmente. Ahora le tocaba a ella.

-¡Eh! - Exclamó mostrando su mejor sonrisa -. ¿Está bueno el helado? La verdad es que a mí el de pistacho... no me gusta nada. Prefiero el de vainilla con chocolate - Brillante extendió uno de sus panfletos para que lo mirara -. ¿Quieres descubrir los lugares más glamourosos de Pucci? Podrás ver de cerca las calles más famosas del Grand Line y después terminar con una perfecta degustación de los productos más típicos de aquí.

La muchacha esperó la respuesta del joven del flequillo, esperando a que dijera que sí. Aun no le había sablado con el precio, pero tendría que esperar para no espantarlo.

-No aceptaré un no por respuesta. No te arrepentirás - comentó apoyando la mano en la silla de al lado mientras ladeaba la cabeza.
Thyra Astraie
Mensajes :
53

Fecha de inscripción :
09/07/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 3qaWnZm29/150Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 9h2PZk8  (29/150)
Experiencia:
Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 3qaWnZm16919/1000000Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 9h2PZk8  (16919/1000000)
Berries: 10.000.000
Ver perfil de usuario https://www.onepiece-definitiverol.com/t24360-thyra-astraie-la-b

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Dretch Sáb 8 Ago 2020 - 14:23

Ensimismado en lo que ya había bautizado como “esencia de helado”, el norteño miraba casi con aire melancólico la bola restante de turrón ¿Se atrevería a comérsela de una única cucharada? ¿fragmentaria aquella irrisoria ración en minúsculas mini-cucharadas? Podría haber estado así durante toda la mañana, mirando hacia el infinito con mirada bovina. Sin embargo, por suerte o por desgracia, una voz lo sacó de su dilema ético-moral.

Alzó la mirada de la tarrina y se topó de bruces con la sonrisa más encantadora que jamás había visto, acompañado del angelical rostro de aquel que no ha pasado de las veinte primaveras. O esa fue al menos la primera impresión que el agente se llevó de la risueña muchacha que se había parado frente a su mesa a preguntarle por su helado. Salvando el tema de sus gustos personales, lo del tour que le proponía no parecía del todo una mala idea. A fin de cuentas, hasta ahora su folleto tan solo había demostrado ser un desastre.

- Pegbo avignifa y eerchoggolate jugeo engdoctarlo emh cuagfer dritio – respondió, sorprendido al darse cuenta que aquella conversación había acabado con sus dudas, pues su boca estaba parcialmente llena del cremoso helado de turrón – Perdón, la vainilla y el chocolate, por muy buenos que sean son sabores muy comunes. He venido a esta isla con la mente abierta así que… ¿Por qué no? Acepto ese tour, pareces de aquí así que no se me ocurre una mejor forma para ver este lugar.

Se levantó de la silla y, estirándose lenta pero elegantemente, se alisó la camisa y se encogió de hombros.

- Me llamo Dretch, encantadora señorita y si eso te parece un trabalenguas no me preguntes por el apellido – bromeó con una sonrisa – Aunque por el bien de este tour, hay una línea roja que debería poner si no te parece mal – susurró en un tono tan serio que costaba creer que un tipo tan ridículamente bonachón como el pudiera ser capaz de emitir, mientras miraba descaradamente su peinado - Nada de hippies con guitarras, trucos de circo o sustancias de dudoso origen… No soy ese tipo de turistas.

Puede que estuviera de vacaciones, pero por deformación profesional no podía dejar de pensar que aquella muchacha encajaba perfectamente en el perfil de un activo revolucionario. Sin embargo, haciendo un esfuerzo titánico, para abandonar esas ideas, volvió a hablar en un tono mas cordial.

- ¿Cuales son las condiciones del tour? Pareces simpática, pero no conozco a nadie que se haya hecho rico sonriendo y sin un nombre.
Dretch
Mensajes :
423

Fecha de inscripción :
06/05/2017


Hoja de personaje
Nivel:
Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 3qaWnZm78/150Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 9h2PZk8  (78/150)
Experiencia:
Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 3qaWnZm122999/1000000Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 9h2PZk8  (122999/1000000)
Berries: 52.458.000
Ver perfil de usuario

Agente secreto
Dretch

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Thyra Astraie Dom 9 Ago 2020 - 15:54

El muchacho tras terminar su helado de pistacho pareció aceptar. Aunque no pudo evitar arquear las cejas al ver que hablaba con la boca llena. Asintió y sonrió a pesar de no entender nada, pero al final solo fue un aporte más sobre los helados. Thyra no estaba allí para hablar de helados; de hecho, no tenía ni idea de gastronomía salvo más allá de cocinar pasta o freír cosas que a cualquier chef le harían perder pelo.

Se llamaba Dretch su nuevo cliente y por si fuera poco, venía con exigencias. Por suerte cumpliría todo lo que pedía, salvo lo de las sustancias desconocidas. Esas eran parte del plan y sin ellas, no tendría dinero suficiente para salir de Pucci si no lo llevaba hasta el claro del bosque para que Rickon le diera aquellas chirivaias a la brasa con las drogas. De momento, aun faltaba para eso así que se apartó, dejándole espacio para que se pusiera de pie y esperó delante de él.

-Te sorprendería saber la de gente que se ha hecho rica de esa manera. Me llamo Thyra aunque puedes llamarme Brillante - se presentó metiendo las manos en los bolsillos -. Y si tu apellido es un rompecabezas tendré que esperar a que me lo digas tu solo. De mí no saldrá nada - sonrió.

Tras eso, esperó a que se acercara a ella y en cuanto le preguntó por las condiciones se llevo la mano a la barbilla. Nunca antes le habían pedido condiciones, la gente solía seguirla sin hacer preguntas. Ya era mala suerte que encima que apenas le tocaban turistas, le tocara uno inteligente. Igual iba a ser más difícil timarlo, pero no perdía las esperanzas.

-Pues el tour solo dura media hora, así que tendremos que darnos prisa en ver toda la ciudad que no es precisamente pequeña. Ah, y tienes que pagarme 60.000 berries ahora, por adelantado.

No extendió la mano por educación, pero si había turistas tontos también los había demasiado listos y no era la primera vez que se quedaba sin los berries iniciales porque se la quería jugar escapándose. Por eso mismo tuvo que hablar con Rickon sobre drogarlos, así nunca salía perdiendo ni en ganancias ni en tiempo. Ah, y sobre la cifra... bueno, ya que solo era un cliente no estaba feo que aumentara la cantidad del precio. Total, en el folleto no decía el precio así que siempre se podía salir con la suya.

-En cuanto pagues nos espera la vía de las salsas primigenias - señaló hacia el norte de la calle - Te advierto que esa calle desprende un aroma muy fuerte por todas las mezclas de salsas. A la mayoría de la gente no suele gustarle ese barrio.
Thyra Astraie
Mensajes :
53

Fecha de inscripción :
09/07/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 3qaWnZm29/150Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 9h2PZk8  (29/150)
Experiencia:
Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 3qaWnZm16919/1000000Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 9h2PZk8  (16919/1000000)
Berries: 10.000.000
Ver perfil de usuario https://www.onepiece-definitiverol.com/t24360-thyra-astraie-la-b

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Dretch Miér 12 Ago 2020 - 22:21

El agente dirigió su mirada a los ojos verdes de la muchacha que brillaban como el oro contra la luz del sol. Enarcó una ceja y, contrariado, frunció los labios sin decir nada. No era el precio lo que le preocupaba, sino más bien la precariedad del tour. Era evidente lo que sucedía, aquella muchacha no quería hacer de guía, tan solo buscaba protección. Algo o alguien la perseguía y al parecer él había sido la única persona capaz de pararse a escucharla.

La pregunta era ¿Cómo abordar aquel tema sin espantarla? Y la solución, una incógnita para el norteño. El tacto nunca había sido su fuerte, ni tan siquiera entre sus compañeros de división, cuanto menos con un extraño.

- Me temo, señorita Thyra, que, aunque su oferta suene tentadora, no puedo aceptarla. No por el precio o por la duración, eso ahora es lo de menos – respondió de forma afable volviendo a sentarse en la silla – ¿Qué te preocupa?

Era más que evidente, no paraba de analizar a la gente con aquellos ojos, casi como si esperase que cualquiera de los turistas presentes en el lugar fuese en realidad un enemigo ¿Qué otra cosa podía significar? Lo sabía, tenía cierto olfato para esas cosas. Pero no ser tan directo.

- ¿Debes dinero a alguien? ¿Es eso? – comentó en voz baja echando un vistazo a ambos lados de la calle – Sé que no me debes nada, pero pareces una chica legal y me gustaría aceptar ese tour sin la amenaza de que un matón de medio pelo nos arruine el día. Además, se me da bien la diplomacia, una vez estuve en la corte de un rey en el North Blue ¿Sabes? No puede ser peor que lidiar con un atajo de nobles rimbombantes – confesó guiñándole un ojo.

Sus idealizadas vacaciones parecían tornarse poco a poco en aquello que, por todos los medios, cual habitante de Dressrosa, trataba de evitar. El trabajo.

- La cosa es, Thyra, que no puedo ayudarte si no me cuentas la verdad.
Dretch
Mensajes :
423

Fecha de inscripción :
06/05/2017


Hoja de personaje
Nivel:
Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 3qaWnZm78/150Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 9h2PZk8  (78/150)
Experiencia:
Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 3qaWnZm122999/1000000Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 9h2PZk8  (122999/1000000)
Berries: 52.458.000
Ver perfil de usuario

Agente secreto
Dretch

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Thyra Astraie Dom 16 Ago 2020 - 17:59

La sonrisa de Thyra desapareció en cuanto escuchó a su nuevo cliente negarse. ¿Qué estaba preguntando? La muchacha no comprendía a qué venían aquellas preguntas. De hecho, se había perdido en el momento justo en que el desconocido le había dicho que qué le preocupaba. De todos los idiotas con los que podía toparse, este era el peor. Necesitaba el dinero a toda costa y si conseguía colarle una historia lo bastante creíble igual podía sacarle más dineros.

La muchacha pensó durante un buen rato que milonga colarle, pero no era sencillo. Si la hubiera pillado con tiempo esto estaría preparadísimo, pero al improvisar tenía que pensar muy bien lo que quería decir. Se echó hacia atrás, esperándolo en el medio de la calle y su mirada se puso triste. Si, tenía que empezar por dar pena. Sin embargo, él se sentó de nuevo en la silla, por lo que al ver que aun no avanzarían en el tour se acercó hasta él arrastrando una silla y se sentó a su lado.

-Es que... es muy complicado - musitó, llevándose a la mano a la frente. Cualquiera podría darse cuenta de los gestos sobreactuados -. Yo... llegué aquí con la esperanza de encontrar una vida mejor para mi hermana y para mí. Un sitio así es ideal para criar a una niña y que aprenda de la gente, pero algo se torció. A Primrose se la llevaron, ¡se la llevaron! Desapareció como por arte de magia y aunque estuve días buscándola no la encontraba y nadie sabía nada.

Guardó silencio durante un buen rato, sacando un pañuelo y sorbiéndose la nariz hasta que por fin comenzó a hablar de nuevo. No podía creer que Dretch se creyera aquella tontería y aunque en el fondo le daba la risa, intentaba ocultarla lo mejor posible entre lloros.

-Llegué aquí con unos pocos ahorros y ahora ya no me queda nada, por eso trabajo en esto. Pero lo peor es que un malandrín tiene a mi hermana aquí. He recibido cartas diciéndome que debía dejar una cantidad de 500.000 berries en una zona alejada de la ciudad, pero solo he conseguido recaudar 20.000. No sé si mi hermana seguirá viva o muerta, pero ¡estoy trabajando duro para lograrlo!

Se levantó de la mesa alterada, golpeándola incluso con el movimiento y lo miró a los ojos. Se secó las lágrimas y se dio la vuelta, mirándolo de lado.

-Has sido el primero en escuchar mis problemas y estoy muy agradecida contigo, pero como comprenderás no puedo seguir perdiendo el tiempo. A no ser que seas un miembro del gobierno, dudo que puedas ayudarme.

Aquellas palabras habían quedado muy épicas en su mente y no pudo evitar sonreír, pero menos mal que estaba de espaldas para que no la viera. Se giró de nuevo, frotándose un ojo y le miró, para ver qué hacía. Igual con suerte le daba el dinero de golpe y se ahorraba hacerle el tour, pero por otro lado como decidiera comprometerse con la causa estaba claro que Rickon iba a ser el culpable en aquella historia.
Thyra Astraie
Mensajes :
53

Fecha de inscripción :
09/07/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 3qaWnZm29/150Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 9h2PZk8  (29/150)
Experiencia:
Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 3qaWnZm16919/1000000Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 9h2PZk8  (16919/1000000)
Berries: 10.000.000
Ver perfil de usuario https://www.onepiece-definitiverol.com/t24360-thyra-astraie-la-b

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Dretch Miér 26 Ago 2020 - 11:27

- Pobre Primrose… - susurró conmocionado el norteño.

Se sacó un despampanante e inmaculado pañuelo de seda blanco del bolsillo de la camisa, miró hacia otro lado para sonarse la nariz y limpiarse las lágrimas y, en apenas unos segundos, se volvió hacia la muchacha de cabellos difusos. Su mirada, tan intensa como tierna en su único ojo sano, aunque ahora enrojecido por las lágrimas, denotaba un claro compromiso con la noble tarea de salvar a la pequeña de las garras del malhechor captor.

- No te preocupes, Thyra – comenzó a argumentar, a todas luces convencido de su discurso y tomándola de la mano – No se que gobierno es ese del que hablas, pero dadas las fortuitas circunstancias de nuestro encuentro, no pienso dejarte tirada.

Emocionado, se levanto repentinamente de la mesa con una sorprendente energía. Adrede o no, aquella mujer había despertado la vena justiciera del agente. Y es que, aunque el mismo tratara de poner tierra de por medio entre su labor como activo gubernamental y cambiar su estrella, no podía permitirse vivir ajeno a las injusticias del mundo. Lo había intentado. Había viajado. Había cerrado su mente. Creía haberlo conseguido. Había fracasado. La historia de su vida, pero no de la historia de la vida de Thyra y Primerose mientras él estuviese ahí.

- ¡Lo tengo! – exclamó casi fuera de si – No tienes que preocuparte por nada, lo único que sería demasiado fácil… No por el hecho en sí, pero ya me entiendes – comenzó a divagar en voz alta – A no ser que… Ah no, tengo mis den den mushis en el hotel ¡Que fastidio!

Al darse cuenta de que la cara de la rubia era todo un poema, vaya usted a saber porque, no le quedo mas remedio que ser más claro.

- Disculpa, digo que tengo el dinero, pero no tenemos ninguna garantía de que llegado el momento ese desgraciado cumpla su palabra ¡Ha secuestrado a tu hermana! ¿Qué dice eso de su palabra? – volvió a exclamar enfadado – Deberíamos a arriesgarnos a tenderle una trampa y, una vez sepamos que tu hermana está a salvo, retenerle el tiempo suficiente hasta que lleguen las autoridades… Malditas autoridades ¿Eh? Siempre tarde y mal.
Dretch
Mensajes :
423

Fecha de inscripción :
06/05/2017


Hoja de personaje
Nivel:
Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 3qaWnZm78/150Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 9h2PZk8  (78/150)
Experiencia:
Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 3qaWnZm122999/1000000Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 9h2PZk8  (122999/1000000)
Berries: 52.458.000
Ver perfil de usuario

Agente secreto
Dretch

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Thyra Astraie Vie 28 Ago 2020 - 20:40

Aquella situación resultaba surrealista para Thyra, en vez de solucionar el problema con su labia cada vez comenzaba a enrevesarse cada vez más y más, en donde llegaría un punto en que la mentira no se sostendría por si sola. La maleante pensaba que con suerte su historia conmovería al hombre que intentaba timar, ¡y así fue! Sin embargo, no salió como ella quería.

Cuando escuchó de su boca la palabra dinero sus ojos se iluminaron, y desprendió una pequeña lucecilla que enseguida se desvaneció al escuchar que no los tenía a mano. A Thyra no le importaba esperar con la idea de cobrar, de hecho le entusiasmaba bastante pensar en el buen fajo de billetes que ganaría con aquella trola.

No le gustaba la idea de que Dretch decidiera inmiscuirse en aquella historia falsa, parecía un justiciero con grandes ideales, pero el mundo no era como él lo veía. Se rascó la cabeza, pensando en qué hacer ante la reacción del muchacho sobre su historia. Podía seguir engañándolo o atraer más personas, pero la idea de repartir las ganancias con tal de que le siguieran el juego no la atraía en absoluto.

-¿Seguro qué quieres meterte en esto? - Inquirió Thyra con el ceño fruncido -. Yo con el dinero me conformo, la verdad. Si me lo das nos ahorramos el trámite de buscar al secuestrador. Además, me dijo que cumpliría su palabra - La maleante no sabía como reconducir la conversación sobre el tema -. Escúchame, esto puede ser peligroso y es mejor que me enfrente yo sola al desconocido. No me importa acompañarte a por el dinero al hotel si así no corres en peligro.

La muchacha hacía demasiado hincapié en el dinero y cualquiera podría notar que le estaba dando largas al turista, pero él parecía diferente. Suspiró y se cruzó de brazos, esperando su respuesta. Si seguía insistiendo le llevaría hasta Rickon en el bosque, él le seguiría el juego sin problemas. Estaba claro que el dinero lo llevarían para el trato, pero si Dretch se llevaba un golpe en la cabeza y perdía el conocimiento durante un momento todos saldrían contentos, aunque él sin dinero, eso estaba claro.

Parecía un buen plan, solo tenía que ser capaz de llevarlo a cabo sin desvíos. Si le daba el dinero se ahorraría el dolor de cabeza después, pero algo en su interior le decía que no sería así. Vaya persona le había tocado para timar, ¿por qué no podía ser como las demás personas que se creían todo lo que les contaba y asentían con la cabeza a todo? Estaba inquieta así que cambió de postura sus brazos.
Thyra Astraie
Mensajes :
53

Fecha de inscripción :
09/07/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 3qaWnZm29/150Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 9h2PZk8  (29/150)
Experiencia:
Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 3qaWnZm16919/1000000Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 9h2PZk8  (16919/1000000)
Berries: 10.000.000
Ver perfil de usuario https://www.onepiece-definitiverol.com/t24360-thyra-astraie-la-b

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Dretch Vie 4 Sep 2020 - 20:20

- ¿Peligroso? Tenemos conceptos muy diferentes de lo que es peligroso y lo que no lo es, además, piénsalo ¿Por qué te ha pedido tan solo medio millón de berries? – inquirió, llevándose la mano a la barbilla con aire pensativo – Créeme, he visto mas de un tonto jugar a secuestrador. Si ese tío sacará unos cien mil berries con todo este lio, se daría con un canto en los dientes… Iriamos a mi hotel si no tuviese un plan, pero por suerte para los dos, somos los únicos que no vamos a salir perdiendo en esta historia - Sonrió, totalmente convencido de sus palabras.

Sin embargo, pese a la vehemencia de sus palabras, se dio cuenta de que estaba hablando de mas y actuando como un agente. Así que no le quedo mas remedio que recular de la mejor forma que pudo.

- Oh, soy sastre, he vestido a más de un tipo de negro y, bueno, les resulta inevitable fanfarronear siempre que pulses las teclas adecuadas, supongo que como a todos – se excusó modestamente, pero aun así continuó con su explicación – ¿Sabes? Hay un dicho en mi tierra, Skyros, para este tipo de situaciones: La mejor forma de atrapar a un tonto es no hacer nada.

Aunque no llevaba el dinero encima, si que llevaba consigo un talonario ¿Por qué? Porque eso era lo que llevaban los tipos importantes y, siempre había querido tener uno, aunque nunca había encontrado una forma de emplearlo, hasta aquel preciso momento.  El papel, al igual que el boli que el norteño sacó de su bolsillo, iban serigrafiados con emblemas de la confederación de naciones conocida en aquellos lares como Gobierno Mundial. A fin de cuentas, no dejaba de ser material de oficina. Mientras tanto, su mano derecha, de curiosos tonos amarillos metalizados, realizaba elegantes trazos sobre el papel, cumplimentando la información. Sin embargo, al anotar la cifra, no anotó los quinientos mil berries acordados, sino que en su lugar anotó dos ceros más al final.

- ¿Ves? – preguntó a Thyra justo después de arrancar la primera hoja de su talonario hacia ella – Es una cifra alta, tan alta que ni mi propio banco se creerá que voy retirar tanto dinero de golpe para dárselo a una única persona, no al menos sin realizar una comprobación primero. Este papel no vale literalmente nada, pero eso solo lo sabemos tu y yo ¿No? – Concluyó encogiéndose de hombros – Tan solo tiene que poner su nombre en él y el dinero será suyo ¿Quién conoces que sea tan tonto de rechazar cincuenta millones?

Dicho lo cual, se levanto de la silla y, con un gesto amable invitó a su atípica guía a hacer lo mismo.

- No quiero ni imaginarme lo que has tenido que sufrir por la perdida de tu hermana, pero hoy acabará ese sufrimiento.
Dretch
Mensajes :
423

Fecha de inscripción :
06/05/2017


Hoja de personaje
Nivel:
Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 3qaWnZm78/150Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 9h2PZk8  (78/150)
Experiencia:
Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 3qaWnZm122999/1000000Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 9h2PZk8  (122999/1000000)
Berries: 52.458.000
Ver perfil de usuario

Agente secreto
Dretch

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Thyra Astraie Lun 7 Sep 2020 - 12:07

La cara de Thyra se convirtió en un poema al ver la reacción de Dretch. No estaba mejorando la situación y él no parecía darse cuenta de que era todo un engaño. Por si fuera poco se creía que iba a capturar al secuestrador, pero ahora tenía un problema, seguramente tras el falso secuestro quisiese ver a su hermana pequeña. Primrose no existía ni existirá nunca, pero si no la encontraba se quedaría sin el dinero.

Sus ojos se iluminaron al ver la cifra de cincuenta millones, si hubiera sido por ella hubiera robado el talón que no valía nada y algo sacaría de ahí, pero se llevó un chasco cuando el joven dijo que no valía para nada. Era una buena cifra, pero jamás podría acercarse a algo así nunca.

-Gracias - respondió un poco molesta por poder llevarse el dinero.

Se llevó el dedo índice al labio inferior y pensó como continuar aquella mentira. En Pucci había numerosos niños callejeros que al igual que Thyra, vivían de los robos. Si Rickon era el secuestrador, estaba segura de que podía convencer a alguna niña. De hecho, conocía a varias, la pequeña Roshyn y la astuta Jenny.

Roshyn y Jenny eran hermanas, la primera era una niña muy espabilada y de hábiles manos mientras que la segunda ya rozaba la adolescencia y era un tanto agresiva a la hora de socializar. Roshyn era su mejor opción para servirle en el secuestro. Solían vivir en las afueras de la ciudad, en un cobertizo de mala muerte. ¡Si! Volvía a ver luz en su plan.

-Escúchame, sé dónde podemos encontrar al secuestrador. Está hacia el norte en el bosque, alejado de la ciudad. Si podemos asaltarlo por uno de los caminos y sonsacarle la información entregándole el dinero... - Tomó una pausa -. Tenemos que ir ya hacia allí, le damos el cheque y que nos diga la localización, ¿qué te parece? - Inquirió con prisa Brillante mientras esbozaba una falsa sonrisa de esperanza.

Thyra tenía prisa, aquel día se estaba haciendo demasiado largo para su gusto y ella tan solo quería robar el dinero de una vez. Estaba claro que si encontraba a su hermana y su compañero seguía haciendo de héroe, poco dinero iba a ver, pero en caso de que Rickon cobrara algo de aquel secuestro, las tres personas saldrían ganando.

-¡Vamos! - Exclamó echando a caminar rápidamente por la calle principal hasta las afueras.
Thyra Astraie
Mensajes :
53

Fecha de inscripción :
09/07/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 3qaWnZm29/150Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 9h2PZk8  (29/150)
Experiencia:
Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 3qaWnZm16919/1000000Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 9h2PZk8  (16919/1000000)
Berries: 10.000.000
Ver perfil de usuario https://www.onepiece-definitiverol.com/t24360-thyra-astraie-la-b

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Dretch Mar 15 Dic 2020 - 21:44

Acaso tenía alguna alternativa, se preguntaba el norteño cuando la extraña local se levantó de su silla y comenzó a caminar rápidamente entre el bullicio. De hecho, O bien porque ya tenia su ojo entrenado para ese tipo de situaciones o porque la joven Thyra así lo había querido, no la perdió de vista. Y, aunque no tenia ni la mas remota de que calles estaba recorriendo ni si sería capaz de volver a su hotel tras aquella caminata errática, al menos sospechaba que se dirigían a algún bosque o parque “cercano”.

No temía por la chica, ni menos aun por lo improvisado de su plan. A fin de cuentas, no dejaba de ser otro de tantos secuestros. Un par de palabras temerosas por aquí, un poco de muestra sumisión por allá, comprobar que la hermana de la señorita Astraie estuviese ilesa y, bueno… Volver a tiempo para ver el atardecer en Playa Cachopo. Al darse cuenta de su planteamiento no pudo evitar soltar una sonrisa sarcástica. Ni de vacaciones era capaz de estarse quietecito, de relajarse ni un poco. Daba igual cuando y como se encontrara, el mal siempre hallaba una forma de abrirse paso hasta él de tal forma que no pareciese existir una separación real entre su vida privada y su vida laboral.

Al cabo de unos instantes de profunda introspección, se percató de algo determinante ¿Dónde estaba aquella niña? Los silencios siempre le mataban. Tras un momento de incredulidad ante su inmensa estupidez, logró divisar a lo lejos de la calle las largas coletas rubias de la muchacha y, aliviado, prosiguió su rumbo hasta llegar a el que parecía un hermosa foresta repleta de árboles de más de treinta metros de altura. Esta vez, mas centrado, no se dejo despistar por su entorno y se aproximó a su joven damisela en apuros.

- ¿Seguro que es por aquí? – inquirió con un mal fingido nerviosismo – No me gusta este lugar. Es precioso, pero yo soy de ciudad… A mi tanto verde me agobia.
Dretch
Mensajes :
423

Fecha de inscripción :
06/05/2017


Hoja de personaje
Nivel:
Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 3qaWnZm78/150Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 9h2PZk8  (78/150)
Experiencia:
Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 3qaWnZm122999/1000000Unas vacaciones fuera de lo común [Priv.] 9h2PZk8  (122999/1000000)
Berries: 52.458.000
Ver perfil de usuario

Agente secreto
Dretch

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.