El skin, las tablillas y el diseño del foro pertenecen exclusivamente al staff del mismo, fue creado por Brianna Byrne y agradecemos a Yuu por su ayuda a la hora de editar algunas de las imágenes como son la portada, avatares de nuevos usuarios y la imagen de las estadísticas para integrarlas en el foro. Dichas imágenes no nos pertenecen, por lo que damos sus créditos a sus respectivos creadores, Sakimichan, Wlop y algunos otros cuyos nombres no conocemos.

Rogamos encarecidamente que no copien nuestro contenido, es más divertido cuando cada uno crea lo que quiere con sus propios medios.
CRÉDITOS
Tan flipao que pelea el covid a puñetazos
Salvador de yayos, siempre tan importante para nosotros, siempre tan dispuesto para ellos
El pobre lo intentó, pero no le dejaron, aún era pronto para él
GRACIAS POR TODO
ULTIMOS TEMAS
¿Sabías que?
NUESTRO STAFF
Mr. Nat - Admin
Lysbeth - Admin
Therax - Admin
Brianna - Mod
Lance - Mod
Deathstroke - Mod
Arthur - Mod
William - Mod
Kusanagi - Mod
SI NECESITAS AYUDA, CONTACTANOS
AWARDS

Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla]

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Omega el Jue 13 Ago 2020 - 4:22


Ha llegado el gran día. Hoy será la primera reunión del Consejo de Toussaint, la cámara legislativa. Tras meses de construcción, atraer colonos y establecer enlaces comerciales, Toussaint es una población digna de abrirse al mundo como una nación más. Sin embargo para que Toussaint pueda presentarse ante el resto de islas, debe tener un gobierno, una cara visible. Un líder. Hace unas semanas que se formó un gobierno provisional, pero los prohombres de la joven nación han decidido que ha llegado la hora de escoger a un Lord Protector. A pesar de desacuerdos con tus principales rivales políticos has logrado ser elegido Señor del gobierno provisional (un título provisional, de menor rango al de Lord Protector). Sin embargo, hablemos un poco de tus compañeros de gobierno:

Alaïse du Montroyale, tu principal rival político, es tu Canciller, el segundo del gobierno. Es un avezado mercader y de los primeros hombres adinerados en instalarse en Toussaint. Es tras de ti la segunda persona en popularidad en la isla; ha traído mucho dinero y sus viñedos son más grandes y productivos que los tuyos. No es ningún secreto que quiere convertirse en Lord Protector de Toussaint, el soberano de la isla, y no le faltan apoyos.

La siguiente persona que debes tener en cuenta es Guillerme Batelier, un hombre alto y ancho de hombros, callado. Es el capitán de la guardia de Toussaint, aunque su cargo oficial es Comandante. Sin embargo, dado que Toussaint aún no tiene ejército propio, este título es más ceremonial que práctico. Antes de asentarse en Toussaint pertenecía a una banda de mercenarios conocida como los grajos azules, de la que era segundo al mando. Él y algunos de sus grajos abandonaron la vida de soldado de fortuna tras oír hablar de Toussaint y se compraron unas buenas viviendas en la ciudad. Al poco, sin embargo, Batelier decidió presentarse como capitán. No sabes de qué pie cojea dado que rara vez aporta sus opiniones.

La Senescal es Alicia Dominica, una mujer albina de lengua afilada y carácter inflexible. Nadie tiene muy claro su vida previa a instalarse en Toussaint. Es propietaria de las mejores caballerizas de la ciudad y ha patrocinado varias de las expediciones a las zonas inexploradas de la isla. No tienes del todo claro a quién apoya, pues en las reuniones del gobierno se ha mostrado dura y crítica tanto contigo como con Alaïse. Parece que siempre esté pendiente de quién resulta más falso o hipócrita para señalarle.

Archaon es el Maestro de Espías de Toussaint. ¿En qué momento una ciudad de menos de dos mil personas necesita un maestro de espías? Pues desde que dos de los próceres de la patria estáis deseando lanzaros mutuamente al cuello del otro. Dado tú ibas a ser el Señor del gobierno, Alaïse insistió en que no sería una competición justa si su rival controlaba el poder antes incluso de que el Consejo eligiese a un Lord Protector. Tras varios largos debates y días de discusiones en el Castillo de la Dama, se llegó a un acuerdo. Si había un Maestro de Espías que vigilase que ninguno de los dos hiciese mal uso de su cargo, además de vigilar que no hubiese potencias extranjeras que aprovechasen la debilidad de la nación para infiltrarse, Alaïse aceptaría tu puesto. Hasta te permitió escoger a ti al Maestro de Espías entre tres candidatos. Idiotas. No sabían que Archaon ya era un viejo conocido tuyo, de la época en que trabajabas para Salieri.

Por último, tenemos a Helenne, la suma sacerdotisa de la Dama y Capellana del gobierno provisional. Porque, por supuesto, la Iglesia también quería tener voz. Suele ser la voz de la concordia y la neutralidad en las reuniones del gobierno, pero tu apoyo a la Iglesia y que seas el fundador de la catedral ha hecho que tengas la simpatía de la Capellana. Pero no te confundas, aspirante a líder. La Iglesia es una facción más en el juego del poder. Los servidores de los dioses no siguen a hombres.

Tras este no tan breve inciso, volvemos al asunto principal. Hoy es la primera reunión del Consejo de Toussaint, la cámara legislativa. Además de tener asiento los seis integrantes del gobierno, hay veinte asientos más ocupados por diferentes personalidades de la isla. Como Señor del gobierno debes abrir la reunión y tienes la importante tarea de ser quien presente los puntos del día a tratar. Deberás llevar escrito un orden del día que deberá incluir el debate de al menos dos importantes asuntos: la elección del Lord Protector y el estatus del tráfico de droga en la isla. La entrada en masa de una potente droga estimulante derivada de la anfetamina ha preocupado a algunos consejeros. Así pues, además de los otros puntos que plantees, deberás poner esos temas sobre la mesa: el debate sobre la legalidad de las drogas y el establecimiento de las diferentes fechas de la elección, que deberán ser: la presentación de la candidatura, defensa de la candidatura y elección del Lord Protector. Se espera que como Señor tengas tu propia elección traída de casa de cuándo serán las fechas, aunque también puede ser que decidas sorprender a todo el mundo y realizar elecciones sorpresa hoy mismo. ¿Qué podría salir mal?

El carruaje oficial te recoge frente a tu mansión, la misma en que no hace más que unos meses atrás mataste a tiros a unos criminales junto con tu compañero Omega. Tras un corto viaje te deja frente al Palacio de la Dama. Recuerdas que no hace mucho estaba abandonado y medio en ruinas hasta que ordenaste sustituir las vigas podridas, volver a levantar los techos y reconstruir los desperfectos. ¿Y estos ingratos aún te disputan el derecho a ser el Lord Protector? Patético. Tras cruzar el foso, el carruaje se para en el patio de armas, donde dos soldados del capitán te esperan. Están totalmente engalanados con su mejor armadura y ropas, recién pulida. Tras saludarte, te escoltan a la Cámara del Consejo. Escuchas un rumor se voces que se apaga en el momento en que los soldados abren la puerta y entras. El Señor de Toussaint está presente. Todos callan y esperan tus palabras.


Última edición por Omega el Lun 17 Ago 2020 - 21:26, editado 1 vez
Omega
Mensajes :
206

Fecha de inscripción :
10/09/2019


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm61/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (61/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm51600/1000000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (51600/1000000)
Berries: 11.078.000
Ver perfil de usuario

Agente de campo
Omega

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Meneror el Jue 13 Ago 2020 - 13:42

Al final había llegado aquel momento. Tras arduo trabajo por varios meses la ciudad ya gozaba de una autonomía plena. Mi cometido había sido completado, o al menos así lo hubiera sido si mis "paisanos" no siguieran creyendo en cosas tan absurdas como la democracia. Me sentía un poco contrariado a pesar de todo, pero también emocionado. En este día se buscaría a un "Lord protector" para la isla de Toussaint. ¿Y que mejor candidato que yo?. Si tuviera que recapitular todas las cosas que hice por esta roca a la que quiero llamar hogar no me darían ni los dedos de las manos y pies juntos.

Me encontraba en mi mansión, ya vestido y perfumado para el gran evento. Dicen que el poder es ante todo apariencia, y así pretendía demostrarlo. Conocía a mis contrincantes y no iba a ser menos que ellos. Así que llevé mi mejor traje de tres piezas: chaleco, pantalón y chaqueta de color negro. Una corbata a juego y una camisa blanca. Saqué brillo al garfio, que se notara que era de oro. Me puse mis mejores zapatos y anillos. ¿Había que mostrar opulencia? Por supuesto. Y como era una ocasión especial saqué de la caja de habanos "especiales" situada en mi despacho mis mejores hablamos, los cuales guardé en el bolsillo interno de mi abrigo. Este lo llevaba por los hombros y salí de mi despacho con las manos a los bolsillos y un habano prendido ya en la boca, con semblante calmado.

No tardé en recibir nuevas del mayordomo acerca de que mi carruaje ya me estaba esperando. Yo simplemente me dirigí a la entrada de la mansión para luego subir a mi transporte. Durante el transcurso del viaje estuve cavilando sobre cada uno de los competidores que se habían postulado para ocupar algo que por derecho me pertenece.

-Helenne no sería un gran problema si lograba llenarle los bolsillos de oro y Toussaint de edificios religiosos.

-Archaron era un viejo conocido, y sus ambiciones y necesidades era algo que bien podría explotar de una forma elocuente, bien fuera a través de un discurso o en privado. Si lograba disipar las pocas dudas que pudiera tener, quizás le colmaría de recompensas.

-Alicia sin embargo sería un hueso duro de roer. Pero, ¿Como se rompe un hueso? Pues simplemente lo cortas con una motosierra. Sabía de sobra que esta mujer iba a dar problemas, por lo que días antes de la reunión procuré que mi "amigos" de la Corte, buscaran toda la información posible sobre su pasado. Si había algo sucio de ella debería saberlo, y de este modo el mal carácter de Alicia seguro que se "apagaría". Al fin y al cabo todos tenemos trapos sucios.

-Guillerme sería otro problema. Pues callado a la par que discreto sus opiniones eran algo que no estaba al alcance de todos. Quizás debería andarme con cuidado con este tipo. Veremos cual es su primera postura en la Cámara.

- Finalmente un viejo conocido, pero para mal...Alaïse du Montroyale. Un bastardo que de no ser porque se llamaba así bien podría pensar que era mi hermano gemelo de los negocios. Este bastardo era un problema grave para mi. Adinerado y elocuente había logrado hacer de su fortuna a través del vino la segunda de la isla. ¿Qué pena si esos viñedos sufrieran un repentino incendio verdad?, no, no queremos eso. Al menos de momento. Dejemos que la dialéctica se imponga primero, pues ya habrá tiempo para hacer llamadas tras la sesión.

El carruaje llegó  finalmente al palacio de la Dama, concretamente a su patio de armas. Me bajé y pude ver como todos los que se consideraban "importantes" estaban allí. Yo como buena persona educada saludé a todos y cada uno, incluido mis rivales con la mejor de las sonrisas hasta que unos guardias me escoltaron a lo que yo llamaba para mi "La cámara estrellada", aunque estas gente la llamaban "Del consejo". Así que entré junto al resto, ocupando cada uno su correspondiente asiento. Yo saqué unos papeles de mi bolsillo del abrigo y subí al estrado a leer el orden del día ante la mirada de todos ( no sin antes tirar el habano a un cenicero).

-Damas, caballeros, ciudadanos de esta nuestra  hermosa ciudad.-dije colocando los papeles en el atril sin quitar la vista al consejo- Con mi subida a este estrado perteneciente a esta cámara, cuyos  representantes me ha autorizado a hablar, expongo por consiguiente, el orden del día.

A día 13 del mes 8 del año del nacimiento de nuestra Dama, la ciudad de Toussaint , bajo sus representantes en esta cámara expone:

-Primero el creciente problema acerca del tráfico de substancias ilegales que pululan por nuestras calles. Siendo una sustancia derivada de la anfetamina y que se puesto en mi conocimiento a través de varias de sus Señorías aquí presente. -dije alzando la vista a los presentes antes de continuar leyendo- Segundo, la creación de un ejército permanente acorde con la legislación Toussiana en virtud de las defensas que la isla tiene, siendo estas el fuerte, el navío conocido como "Big Crocodile" y la milicia. -dije volviendo la vista a los presentes antes de continuar. --Tercero, el establecimiento de nuevos edificios religiosos, así como la recaudación de fondos para la finalización del mobiliario que decorará nuestra futura catedral, para que de este modo todos nuestros ciudadanos puedan dar servicio a la Dama adecuadamente- dije antes de llegar al final del folio- Y por último, pero no por ello menos importante, la elección de un "Lord protector" para nuestra Isla, elegida a través de sus Señorías, con el objetivo de dar a conocer a nuestra isla al mundo, así como para proceder a elaborar un código de leyes unificado en virtud de los acuerdos a los que aquí se lleguen hoy.

Finalmente concluí la lectura del orden del día y baje del estrado con los papeles bajo el brazo hasta tomar mi asiento nuevamente. Estaba a la espera de que subiera el "Auxiliar" para que comenzara a  llamar por nombre a los candidatos para defender sus ideas, y porque no, tratar de solventar los problemas expuestos. Yo por mi parte estaba muy calmado.
Meneror
Mensajes :
260

Fecha de inscripción :
21/03/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm65/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (65/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm71425/790000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (71425/790000)
Berries: 61.440.000
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Omega el Jue 13 Ago 2020 - 17:17

No se te escapa a tus oídos el hecho de que así como se menciona la elección se desata un rumor de murmullos y susurros. ¿Algo les ha inquietado en tus palabras, o simplemente es la expectación? Quién sabe. En cuanto sales del estrado sube Antonibus, el vocal encargado de coordinar las sesiones del Consejo y llamar por orden a los delegados a hablar. Tras aclararse la voz, indica:

- Señores y señoras del Consejo, sus Señorías del gobierno, damos paso al primer punto del orden del día: el estado del tráfico de drogas en nuestra isla. Tiene la palabra el señor Canciller.

- Gracias, señor vocal - indica Alaïse con una sonrisa - Como sus Señorías ya serán conscientes, hace una semanas que contrabandistas del extranjero sin vinculación con nuestra isla han empezado a introducir en la ciudad grandes cantidades de una droga excitante. El señor Comandante intervino el otro día una caja con tres kilos de dicha sustancia, y de acuerdo a los informes de su Señoría el Maestro de Espías, es sólo la punta del iceberg.

Alaïse extiende su discurso durante unos cinco minutos antes de ser parado por el vocal. Procede a explicar cómo esta situación da una terrible imagen de la isla al extranjero, tanto porque da la impresión a los criminales del Grand Line que pueden hacer tratos con impunidad en Toussaint, como porque otras naciones no os tomarán en serio. Además explica que en las islas donde el tráfico de drogas no está regulado la juventud acaba enganchada a las sustancias y volviéndose criminales para poder tener dinero con que comprar más. Su discurso cala hondo en diferentes grupos del Consejo. Desde tu asiento escuchas algunos comentarios de aprobación. Tras él, sube al estrado el maestro del gremio de albañiles, que habla con preocupación del tema y el daño que causará a la gente de Toussaint. Luego sube una de tus partidarias, Beatrice Wells, dueña de una finca de gran tamaño en las afueras. Habla con cautela sobre el tema y la necesidad de mantener a los señores de la droga fuera de Toussaint. A diferencia de otros, no menciona que sea necesario ilegalizar la droga.

- Tiene la palabra el Señor del gobierno - dice a continuación Antonibus, convocándote.
Omega
Mensajes :
206

Fecha de inscripción :
10/09/2019


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm61/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (61/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm51600/1000000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (51600/1000000)
Berries: 11.078.000
Ver perfil de usuario

Agente de campo
Omega

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Meneror el Jue 13 Ago 2020 - 18:03

Por una vez en mi vida escuchaba con atención aquellas palabras tanto pronunciadas por el vocal así como por los demás representantes. Ciertamente el problema de la droga era algo a tener en cuenta, sin embargo no podía evitar reírme en cierto modo para mis adentros al ser parte del artífice de aquello. Las drogas no serían un problema en un futuro, pero ahora, habían logrado su objetivo: crear un problema. ¿Quién tenía la solución a ello? ¿Quién podía incautar los envíos y hacer "magia potagia" para que esa droga dejara de tocar "ciertos" lugares que no debía...si, yo.

Parecía ser que su Señoría Alaïse había recibido información por parte del Comandante así como del Jefe de Espías. Todos pudimos ver esos informes sobre las drogas y los problemas que estaba habiendo. Alaïse habló bien, debo reconocerlo, pero se olvida de un factor importante: el miedo. El miedo es algo que ya tenían en sus cuerpos, pero en tiempos de crisis los "salva patrias" están al orden del día.¿Y como funciona un "salvapatrias"? Creando más inestabilidad. Así que me tocaba interpretar un papel.

Cuando el vocal me hizo llamar al estrado para defender mi posición, nuevamente saqué los papeles de mi bolsillo, les eché un vistazo y volví a guardarlos antes de subir para dar mi "versión".

Gracias Señoría- dije con total educación- Señorías, el otro día caminaba por la calle Saint Denis en uno de mis habituales paseos matutinos y pude ver algo que me heló la sangre. Un joven, no más de diecisiete años totalmente amarillo, con espumajos por la boca, pupilas dilatadas prácticamente moribundo en aquel sitio. El muchacho se llamaba Deloit, y por fortuna salvó la vida. Se de primera mano cuán dañinas pueden ser esas drogas, más también creo que esto, esto, es un castigo por nuestra soberbia- dije señalando con el dedo índice al techo mientras hablaba- Señorías, solemos pensar que somos invencibles y ahora nuestra juventud está corrompida y nuestras calles inseguras por un enemigo que creíamos inexistente. Se nos ha dado un golpe certero con estas drogas a nuestra querida ciudad, y mi pregunta es, ¿Vamos a permitirlo?. Bien podemos hablar de este asunto cuanto gusten, pero soy hombre de acción, al igual que de palabra. Y por esto motivo, considero que esas drogas deben abandonar nuestras calles. Sin embargo ¿Qué hacer con ello? A esta cámara ofrezco toda mi ayuda y mi patrimonio a llevar a cabo una limpieza a fondo, para así, acabar con esos silos y con las drogas que están envenenando a nuestros hijos e hijas- concluí antes de coger aire.

-Señorías, desde aquí ante ustedes juro, y permítanme que mi ayuda se lleve a cabo, para ayudar en primera instancia a los más afectados, los albañiles. Pues ellos crean nuestras casas y mejoran nuestra ciudad. Del mismo modo ayudaré a los principales terratenientes , a que esa porquería no toque sus negocios ni a sus gentes. Me propongo preparar batidas y a investigar el tema con sumo cuidado y desde el más profundo secreto, que está cámara tiene a bien guardar. No yo mismo costearé todos los gastos y colaboraré tanto con el señor Comandante como con nuestro jefe de espías aquí presentes si a bien tienen aceptar mi ayuda. No permitiré que Toussaint caiga en la adicción.-dije dando un leve puñetazo contra el atril a modo de juramento- Gracias por su tiempo.

Dicho esto bajé del estrado y tomé nuevamente asiento. Tranquilo, con rostro serio y hasta de cierta indignación por el asunto de las drogas. ¿Habría colado?
Meneror
Mensajes :
260

Fecha de inscripción :
21/03/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm65/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (65/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm71425/790000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (71425/790000)
Berries: 61.440.000
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Omega el Jue 13 Ago 2020 - 21:51

Una parte de la Cámara prorrumpe en aplausos, aunque no son todos. Algunos se mantienen en silencio, otros murmuran entre sí. Curiosamente, cuando miras a Alaïse esta aplaudiendo educadamente, con su mirada fija en ti. No con demasiado entusiasmo todo sea dicho, pero hasta se ha levantado del estrado. Una vez te retiras, el vocal pide a los miembros de la Cámara que se pronuncien si así lo desean. Dos más piden turno de palabra: la anciana dueña de la biblioteca de la ciudad, Bárbara, que pide a todos que recuerden que debe ser el poder legal el que combata el crimen, no un individuo tomándose la ley en su propia mano, y ruega cautela al Consejo antes de otorgar poderes extraordinarios a unos de sus miembros. El siguiente en hablar, el maestro del gremio de barrileros, agradece tu ofrecimiento, pero suscribe las palabras de su compañera. Acto seguido, a pesar de que hay más que piden turno de palabra, el vocal ordena comenzar con el debate previo a la votación. Durante una media hora la Cámara se convierte en un pequeño caos mientras Antonibus intenta moderar el debate y hacer que se respeten los turno de palabra. Al final, sin embargo, se llega a un consenso que la votación posterior confirma:

- El Consejo ha hablado. Señor Meneror, no vamos a darle poderes extraordinarios para dar caza a los contrabandistas. El Comandante Batelier usará a la guardia para rastrear y sacar de sus agujeros a los vendedores de la droga. Además dentro de quince días se debatirá un proyecto de ley sobre el estado de legalidad de las diferentes drogas, pero se le pide al gobierno que emita un edicto temporal prohibiendo vender esta sustancia en concreto, al menos hasta que el señor de la droga responsable haya sido expulsado o el Consejo llegue a una resolución. En último lugar, como hemos dicho, si quiere poner sus recursos personales al servicio del Comandante, no tiene más que hablarlo con él - Antonibus pasa a la siguiente hoja - Siguiente punto, la creación del ejército de la isla...

Diferentes hombres muestran sus posiciones, pero hay un consenso general: hace falta una fuerza militar en Toussaint, especialmente con la posibilidad de enemistarse con un señor de la droga que va a traer la primera decisión del Consejo. El problema entra en el sistema de reclutamiento: los maestros de numerosos gremios se oponen al reclutamiento forzoso de jóvenes, así como los dueños de fincas. Algunos consejeros sin mucho entendimiento proponen un ejército de mercenarios. El Comandante defiende la necesidad de las levas, mientras que Alaïse propone que se haga un ejército de voluntarios y en caso de necesidad se fuerce a los vagabundos a entrar en el ejército o dejar la isla. El debate acaba orbitando en torno a la forma de reclutamiento. Si no intervienes, es probable que acabe ganando la postura del Comandante (al fin y al cabo, la más realista) pero teniendo que hacer concesiones a los propietarios de fincas. A no ser que digas algo al respecto.
Omega
Mensajes :
206

Fecha de inscripción :
10/09/2019


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm61/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (61/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm51600/1000000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (51600/1000000)
Berries: 11.078.000
Ver perfil de usuario

Agente de campo
Omega

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Meneror el Jue 13 Ago 2020 - 22:11

Bien, al menos había logrado poner a la cámara de mi parte. Al menos a todos los que se levantaron salvo mis rivales, que a pesar de que aplaudieran no estaban convencidos y así me lo dejaron ver con la decisión del consejo. No podría "limpiar" la ciudad de la droga...que pena, quizás pudiera limpiar la ciudad de otro tipo de "basura". Esto me recordaba que en el descanso tendría que llamar a Sir Lancelot para concretar unos "trabajos rápidos", pues la cosa se me estaba poniendo fácil en ciertos aspectos, sin embargo, todavía me quedaba mucho por debatir en aquel lugar.

Ahora parecía ser que tocaba el ejército. A pesar de que apreciaba la propuesta del comandante no estaba conforme con ella, principalmente porque no era mi propuesta. Así que intervinieron todos dando su parecer y escuché atentamente a cada uno de ellos. Finalmente solicité la palabra para dar mi "visión", o en todo caso, mi opinión.

-Señorías, nunca he estado tan de acuerdo como ustedes sobre la protección de la isla. Y este punto, el cual llevo largo tiempo pidiendo que se tramitara en este consejo, por fin se ha hecho oír entre estas paredes. Sin duda se han hecho muchas propuestas para el nuevo ejército, unas más acertadas que otras. Sin ir más lejos algunos miembros de esta cámara proponen un ejército de mercenarios...me decepcionan. ¿ Acaso dejarían la defensa de nuestra amada ciudad a gentes cuya lealtad va en el dinero? No Señorías, me temo que erran en su apreciación de lo que debería ser la defensa de nuestra ciudad. Si bien mis milicias, mi navío y la construcción del fuerte por mi parte era algo provisional hasta que este consejo tomara una decisión, ahora debo decir que tratándose de algo permanente estoy totalmente en contra. Ya no somos una colonia, y creo que la apreciación en este caso del Comandante es totalmente acertada, y le felicito por ello.

Tragué saliva antes de continuar.

-Sin embargo la propuesta de su Señoría Alaïse, con todo respeto, se sostiene por hilos. ¿Un ejército de voluntarios? ¿Cambiamos pues una milicia por otra? ¿Campesinos portando armas? ¿Gentes más pendientes de su estómago y de la defensa de sus hogares que del conjunto de la ciudad? Témome que no puedo aceptar tal cosa. Un ejército se mueve por su estómago y su lealtad. Más nuestros ciudadanos ahora mismo se mueven por el estómago, y no les culpo...pues nuestro deber es protegerles y hacer que no se preocupen de la defensa. ¿Quiere un ejército de voluntarios? Adelante, pero le sería más útil un saco lleno de arena para defender esta isla.

Finalmente concluí.

-¿Necesitamos hombres cualificados?, ciertamente, los necesitamos. Por ello creo que la opción del comandante es acertada, pero que estas levas sean de adultos entre 25- 65 años. Pues nuestros jóvenes deben aprender la virtud del vino y el trabajo, no así la de la espada a tan temprana edad. Y si van a reclutarse levas, no les debe faltar nada, pues en ellos depositamos nuestra seguridad. Si bien el consejo quiere, me vuelvo a ofrecer para pagar uniformes, armas y si a esta cámara le fuera menester, un barracón para facilitar la puesta en marcha de esta idea.
Meneror
Mensajes :
260

Fecha de inscripción :
21/03/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm65/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (65/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm71425/790000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (71425/790000)
Berries: 61.440.000
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Omega el Jue 13 Ago 2020 - 22:43

Este discurso no ha inspirado tanta emoción como el anterior, pero ciertamente ha calado en la sala. Acaba desatando un largo debate que se prolonga por casi dos horas más, antes de que finalmente se concreten unas posiciones y haya una votación. El resultado final es que en algún momento entre los 16 y los 22 años todo hombre de Toussaint debe pasar por un año de instrucción militar salvo que pague una excedencia al reino. A partir de los 25 años cualquiera que haya pasado por la instrucción militar puede entrar al ejército para hacer carrera profesional, y en cualquier momento el gobierno puede pasar un edicto para declarar una quinta y reclutar a ciudadanos de entre 25 y 65 años que esté en condiciones de combatir y hayan pasado por el adiestramiento.

- Acabados los dos primeros puntos del orden del día, tomaremos un descanso de media hora hora, Señorías. Si así lo desean, los sirvientes han preparado un refrigerio en el Salón de Recepciones.

Tienes un ratito para hacer tus chanchullos y mover a tu gente, si así lo deseas. Rolea a gusto que haces las llamadas que quieras, pero no decidas lo que dicen los NPCs, eso te lo diré en la siguiente moderación. Si necesitas saber la respuesta de algún NPC en concreto a algo porque vaya a influir en el resto de tus decisiones, puedes preguntarme por Discord. Si pasas por la Sala de Recepciones, verás que los sirvientes han servido un excelente tinto de Domica, en el South Blue, gran reserva. También hay queso, uvas, zarzamoras, huevas de pez elefante y tostadas con aceite pescado. En cualquier caso, una vez pasa el descanso, volvéis a reuniros en la Cámara del Consejo para el tercer asunto del día: los edificios religiosos. Los ánimos parecen calmados tras el receso, y no hay un gran debate en torno a este asunto. Todos parecen convencidos al respecto de este asunto. La Suma Sacerdotisa Helenne plantea frente al Consejo que hace falta mobiliario para la catedral, pero que debido al crecimiento de la población harán falta al menos dos iglesias locales. Algunos propietarios de fincas proponen además levantar algunos altares pequeños en los caminos para que los jornaleros puedan rezar a la Dama sin alejarse mucho de su lugar de trabajo. En general todo el mundo está de acuerdo, y salvo que quieras aportar algo más o ser la voz de la discordia, la propuesta sale adelante.

- Señorías, pasamos al cuarto punto del día: la elección del Lord Protector. El Señor de Toussaint tiene la palabra.

Recuerda: tú tienes la elección en tus manos ahora mismo. Puedes decidir que se lleven a cabo ahora mismo elecciones sorpresa exprés, o organizar un proceso electivo con calma y dar tiempo a los candidatos a presentarse, convencer a los consejeros sobre sus posturas y demás. Lo normal y que se ha hablado en el gobierno (salvo que decidas imponer tu decisión) es que se lleve a cabo en tres fechas (que deberás proponer): la presentación de candidatos, en la que cualquier miembro del Consejo puede presentarse al puesto. La defensa de la candidatura, en la que los candidatos presentarán sus posiciones ante el Consejo y serán interrogados por este. Y finalmente el día de la elección. En la elección los consejeros votarán a los candidatos. En caso de no haber mayoría absoluta para ninguno, los dos más votados pasarán a una segunda vuelta.
Omega
Mensajes :
206

Fecha de inscripción :
10/09/2019


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm61/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (61/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm51600/1000000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (51600/1000000)
Berries: 11.078.000
Ver perfil de usuario

Agente de campo
Omega

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Meneror el Vie 14 Ago 2020 - 13:25

Al fin nos habían dado un descanso después de horas de parloteo y parloteo. Por fortuna las cartas se habían mostrado por parte de algunos de los miembros de la cámara, no así, de los que esperaba que mostraran un poco sus "intenciones". Ahora no cabía pensar en este tipo de cosas y si en mover las piezas de este ajedrez humano, en el que se había convertido aquella sesión. Salí de la sala para poder fumar un poco en una de las salas contiguas, la de recepciones, junto al resto de personas que se encontraban allí. Según me iba cruzando con gente la iba saludando, e incluso les daba la enhorabuena por sus respectivas intervenciones. Se habían formado corrillos de gente tomando una copa, otros simplemente charlaban, y yo aproveché para salir de la sala y  salir a los pasillos para hacer una llamada a través de mi den den mushi. Busqué una sala vacía contigua y comencé a llamar. Pero antes cerré la puerta, pues no quería ser interrumpido por sorpresa.

- Bigs, aquí "Don"-dije con un tono bajo y seco- Necesito que reúnas a tus mejores informadores y me deis un informe completo en los días venideros sobre ciertas personas pertenecientes al consejo. Anotad los nombres; Sacerdotisa Helenne, Alicia Dominica, Guillerme Batelier, maestro Archaon y Alaïse du Montroyale. Sobre todo de estos últimos tres. Quiero saberlo todo, cuanto ingresan, cuantos negocios poseen, quienes son sus aliados, quienes son sus enemigos e incluso saber hasta cuando van a defecar. ¿Los tenéis? Bien, tenéis seis días.

Dicho aquello colgué el den den mushi y lo guardé en mi bolsillo. Acto seguido me ajusté el traje al cuerpo, me miré al espejo que había en la sala y me "engalané" un poco antes de volver a la sala de recepciones donde estaban todos "descansando" y aproveché para coger una copa de vino. En ese momento pude ver a la Suma Sacerdotisa sola en una esquina de la sala comiendo y bebiendo...carallo con la Iglesia. Así que con mi mejor sonrisa me acerqué a ella.

-Espero que estas viandas sean de su gusto Sr.Helene. Parece ser que el asunto religioso ha llegado a buen puerto, y debo decir que me encuentro de lo más satisfecho. Nuestra querida Dama tendrá los lugares de culto que merece, y su iglesia será respetada por todos. Créame tengo fe. -en ese momento pude ver a Alicia Dominica que clavaba su mirada en mi, o no, al fin y al cabo todos nos estábamos mirando- Disculpe me Sr. Helena debo ausentarme unos minutos.

Me acercaría a Alicia y le diría lo siguiente:

-Seguro estoy de que en Toussaint hay caballos más fáciles de tratar que muchos de los presentes- dije con cierto tono jocoso y respetuoso- Espero que esta reunión le esté siendo llevadera. Pues me alegra ver las resoluciones que se han llevado a cabo. Espero que disfrute del vino Srta. Dominica y de este día- concluiría levantando la copa y dando un pequeño sorbo a modo de brindis antes de dejar la copa en una de las mesas.

Finalmente pude observar a Acharon y al Comandante. Al primero le saludé respetuosamente con la cabeza, más no me acerqué a él. Sin embargo con el comandante era otro cantar. Así que cuando vi que acababa de charlar con otras personas me acerqué a él.

-Espero que la comida y el vino sean de su agrado Sr.Batelier
- dije con tono respetuoso- Parece ser que a buen puerto ha llegado la resolución militar, y debo decir que me siento orgulloso de que finalmente nuestra gente pueda defenderse así misma. Deberían daros las gracias a vos y vuestros hombres por protegernos de las amenazas exteriores. Sin duda alguna un hombre de armas y honor sois, algo encomiable en esta tierra de virtud. No le molestaré más, pues solo quería felicitarle por su determinación. Disfrute del vino, está delicioso.

Cuando me giré  ya nos habían llamado a regresar a la cámara. Bien, parecía que ya era hora de tomar una decisión. Por fortuna dicha decisión corría de mi cuenta. Así que optaría por la forma más legal, al menos de momento. Así que una vez todos estaban en sus correspondientes asientos subiría al estrado a hablar.

-Señorías de esta cámara. Como bien se anunció antes es la hora de elegir un Lord Protector. Más como esta elección no debe hacerse con premura, me gustaría evocar al tiempo, y a la preparación de un tema tan importante como este. Por este motivo, y si la cámara da su beneplácito, de dar las siguientes fechas para la elaboración de una campaña. Las siguiente fechas serían:

-Primera fecha, día 15 de este mismo mes, en la que se presentarán unas listas de candidatos a Lord Protector. Llevándose así una inscripción y registro de las personas pertinentes, con un margen de dos días desde hoy.

-Segunda fecha, día 20 de este mismo mes, donde los candidatos podrán dar su visión y defensa de su programa político para Toussaint. Se llevará a cabo en esta misma cámara bajo las preguntas del consejo.

-Finalmente la tercera fecha, día 24 de este mismo mes, para llevar a cabo una votación de todos los miembros aquí presentes. Dejando así un margen de cuatro días para la reflexión total. Y en caso de  no haber mayoría absoluta se optará por el día siguiente para una re-elección.


Concluí antes de mirar a los presentes.

-Si este consejo está de acuerdo con mi propuesta, daremos por concluído este punto.
Meneror
Mensajes :
260

Fecha de inscripción :
21/03/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm65/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (65/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm71425/790000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (71425/790000)
Berries: 61.440.000
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Omega el Vie 14 Ago 2020 - 18:37

- Como usted ordene, Don. Los chicos se pegarán a sus culos como sabuesos tras un rastro.

Eso de hablar en el castillo por den den mushi ha sido un movimiento osado. En fin, que tú sepas no te ha oído nadie, así que todo correcto, ¿no? Te diriges de vuelta a la Sala de Recepciones. Helenne te responde con amabilidad y simpatía. No parece especialmente interesada en seguir la conversación y te deja irte en cuanto lo dices, pero dirías que se debía más al peculiar carácter de la sacerdotisa (dada al ensimismamiento y la oración) que a que encuentre tu compañía desagradable. Por lo demás, parecía agradada por tus palabras. Alicia en cambio resulta más conversadora. Suelta una suave carcajada y dice:

- Por favor, Señoría, no os preocupéis por mí. Ver a los caballos peleándose por los terrones de azúcar resulta de lo más estimulante - replica mordazmente, con una sonrisa - Creo que más bien deberíais preocuparos por voz mismo, la carga del poder es pesada y la endeble base de la provisionalidad, un sustento poco tolerante - su sonrisa se afila un poco - pero a quién quiero engañar, estáis como tiburón en un banco de peces. Tan solo cuidaos de las barracudas.

A pesar de que tiene la lengua más afilada que la daga de un asesino, no dirías que esté buscando ser abiertamente ofensiva. Suele buscarle las cosquillas a todo el mundo de esta manera. De hecho el que se haya tomado esas confianzas casi hasta dirías que es algo bueno. Tal vez. No la conoces tanto, pero no la has visto hablar así con nadie más. Cuando hablas con Batelier, este te dedica un saludo cortés y dice:

- Agradezco vuestras palabras, mi Señor, aunque no puedo decir que esté contento con el resultado - dice en tono amargo - Los asuntos militares deberían ser competencia de los militares, no de una camarilla de propietarios gordos, más dispuestos a arriesgarse a perder la guerra que medio millón de berries en pérdidas monetarias por mandar a los jóvenes a la guerra - niega con la cabeza - agradezco vuestro apoyo igualmente, pero espero que el próximo Lord Protector deje los asuntos militares en manos del ejército, no del Consejo.

Es evidente que Batelier es un soldado, no un político, atreviéndose a decir tan abiertamente sus opiniones en presencia de todo el Consejo y el gobierno. Tal vez le importe poco la política, o puede que tenga alguna idea en mente con esas palabras y que no le importe ganarse algunas enemistades por decirlas. ¿Quién sabe? Lo que tienes claro es que las pocas veces que este señor abre la boca, caga sentencias. Una vez termina el receso, suena la campana de la Cámara Estrellada tres veces, llamando a reanudar las deliberaciones. Durante el comienzo de tu discurso te das cuenta de que ves algunos rostros de alivio, concretamente la de algunos maestros de gremios y la de Mika, un adinerado artista bohemio que por su riqueza ha ganado un puesto en el Consejo. Tras tus palabras hay una ronda de turnos de palabra en que los principales miembros del Consejo (Alaïse, Alicia, Bárbara y un par de propietarios de fincas y minas) dan su conformidad y sus más fervientes deseos de que las elecciones sean limpias y justas.

- ...y si uno de los candidatos demuestra ser indigno de tal honor y contrario a los intereses de las buenas gentes de Toussaint, que todo el peso de la ley caiga sobre él - concluye Alaïse su discurso, con una tromba aplausos y vítores, a lo que Antonibus llama al orden.

Bien, mi joven aspirante al poder, con esto queda concluida la reunión del Consejo. Todos comienzan a dejar el castillo e irse a sus respectivos hogares a comer. De hecho es ya pasado el mediodía, y el escaso tentempié del receso apenas llega para "tapizar" el estómago de un hombre tan grande como tú, ¿no? La verdad es que tienes hambre. Tal vez sea hora de volver a casa y empezar a preparar tus maquinac... estrategia electoral. Eso.

PD: Salvo que vayas a hacer algo concreto que requiera mi intervención, puedes elaborar en tu post lo que vas a hacer el resto del día.
Omega
Mensajes :
206

Fecha de inscripción :
10/09/2019


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm61/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (61/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm51600/1000000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (51600/1000000)
Berries: 11.078.000
Ver perfil de usuario

Agente de campo
Omega

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Meneror el Vie 14 Ago 2020 - 19:11

Sin duda Alicia tenía la lengua tan afilada como las espadas, me gusta. Sin embargo en la política no hay amigos, ni compañeros, solo rivales e idiotas. ¿Qué fortuna que considerara a la mitad idiotas verdad?. Sin embargo de vuelta en el carruaje a mi mansión no podía evitar mirar por la ventanilla al horizonte, con la mirada perdida, pensando en la misma imagen. Alais dando su discurso. No me preocuparía demasiado ya que todos dieron su parecer, sin embargo, Alais no era un necio, y aquellas palabras retumbaban en mi cabeza.

-"...y si uno de los candidatos demuestra ser indigno de tal honor y contrario a los intereses de las buenas gentes de Toussaint, que todo el peso de la ley caiga sobre él "

Aquellas palabras me pesaban demasiado. ¿Sabría Alais mi implicación en la droga?. No lo sabía, pero ese cabrón habría logrado ponerme nervioso. ¿Y que hacía cuando me ponía nervioso? Tomar un buen vino y llamar por den den mushi.

-Bigss aquí M, dad prioridad a Alais. Quiero saberlo todo de él antes que del resto. Vuestro plazo acaba de reducirse a tres días. Cuando tengáis la información entregádmela en la mansión. Ah y añadid otro nombre a la lista, Mika.-dije antes de colgar y seguir mirando por la ventanilla.

Cuando el carruaje llegó a la mansión yo seguía cavilando en mis cosas. Habían pasado muchas cosas y había muy poco tiempo. Me quité el abrigo y se lo di a mi mayordomo, no sin antes decirle: Chateau del 49, y pollo guisado Phillip por favor, ah, y dejádmelo en el despacho ya que estaré allí preparando la campaña.

Una vez en mi despacho, ataviado con mi bata morada, un habano en boca, un Chateau del 49 servido en una copa en mi mano y  un fuego encendido en la chimenea comencé a recapiturlar.

El comandante me había dado todas las pistas que necesitaba. Era un soldado, y quizás podría acercarlo a mi postura siempre y cuando los asuntos militares de Toussaint, quedaran en eso, en manos de militares. Me convenía tenerlo de aliado, y a poder ser entregarle poder a cambio de su apoyo. La señorita Alicia por su parte era un arma de doble filo y punzante a la vez. No sería muy difícil llevara a mi terreno si estaba tan cansada de aquellos "ricos", y más cuando estos se conformaban con.. ¿Como era? Ah si, "terrones de azúcar", vamos, una mujer ambiciosa. Buena si la tenía de mi lado, peligrosa si abría la boca contra mi. En cuanto a Helena, la Iglesia ya no sería un problema, y si lo era, era simplemente cuestión de "apretar". Finalmente Alais...hizo que tirara mi copa contra el fuego de la chimenea en un arrebato mientras susurraba por lo bajo.

-Bastardo pretencioso. ¿Pretende jugármela? No se que pretendes ni como lo vas a hacer, pero te aseguro que no vas a joderme. Tienes que tener algo, todos lo tenemos, algo sucio...-en ese momento recordé algo que todos sabíamos en aquella isla. Me acerqué a la ventana del despacho y pude ver desde la mansión los viñedos que se extendían frente a mi.- Bueno, dejaremos esto como plan B- concluí antes de finiquitar el habano de una larga calada.

Pasaría los primeros días a la espera de toda la información que me fuera posible. Obviamente me alistaría como candidato a Lord Protector. Pero algo me seguía escamando con Alais, pero no era momento de mover pieza sin saber nada.
Meneror
Mensajes :
260

Fecha de inscripción :
21/03/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm65/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (65/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm71425/790000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (71425/790000)
Berries: 61.440.000
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Omega el Vie 14 Ago 2020 - 20:04

Durante este día no ocurre nada interesante. Sin embargo al día siguiente después de comer, mientras estás en tu despacho leyendo una carta de "Tucho", el administrador de tus propiedades en Yellow Spice, referente a la producción, alguien entra por la puerta del servicio. Es un hombre alto y delgado, casi esquelético, calvo, con un mostacho canoso y vestido con una gabardina gris. Es Bigss, uno de los hombres de La Corte. Se ha destacado últimamente por su capacidad de liderazgo y ha estado coordinando a tus chicos para las tareas de información. ¿Igual deberías plantearte darle un cargo de responsabilidad? Lo único malo es que siempre huele mal, como a alcantarilla. Casi hasta te planteas darle veinte mil berries para que se compre ropa nueva y se pegue una ducha.

- Don - dice, con una reverencia - Ha habido novedades. Comenzaré por los asuntos peliagudos. Como usted pidió, dimos prioridad a Alaïse y, de manera secundaria, a Mika. Así pues reduje el equipo que les echaría un ojo al resto de miembros del gobierno a cuatro, dos chicos vigilando a Helenne y a Archaon y otros dos para Alicia y Batelier. Los dos primeros no han informado de gran cosa, Helenne suele estar o supervisando la construcción de la catedral u orando. Archaon es una sombra y casi ni han logrado seguirle. De hecho les ordené desaparecer unas semanas de la isla, porque sospechaban que agentes de Archaon habían empezado a seguirles. El problema viene con los dos que vigilaban a Batelier y a Alicia. Han simplemente desaparecido del mapa. No sé de ellos desde ayer a la noche.

Bigss toma aire y espera un momento. Casi puedes ver un destello de miedo en sus ojos. A nadie en tus círculos le gusta dar malas noticias a su Don.

- Sobre Alaïse tenemos más información que espero que sea de su agrado. Tiene una segunda residencia en el campo, cerca de la Colina de la Salamandra - recuerdas que es una elevación frente al lago dominada por una piedra ennegrecida, en una zona alejada de la ciudad pero no demasiado lejos de algunos viñedos - Anoche celebró una reunión social allí con otras personalidades del Consejo y gente rica de la ciudad. Entre otros acudieron el maestro del gremio de barrileros Paul Yvrette, la Senescal Alicia Dominica, el vocal Antonibus y otra gente. Al menos ocho, entre los que se incluyen los tres que he mencionado, eran gente del Consejo. Sin embargo había un buen número de propietarios y capataces de viñedos y explotaciones agrarias - se te acerca y te deja un documento en la mesa: la lista de los diecisiete asistentes a la fiesta, con sus nombres completos, ocupación y en el caso de algunos sus residencias - Pasando a Mika... no ha hecho muchas cosas importantes, principalmente dedicarse a pintar el lago. Lo interesante ha sido esta mañana. Desayunó con otro dos consejeros, el maestro de albañiles Salvio y una comerciante llamada Livia. Mis chicos captaron fragmentos de la conversación, valoraban hasta qué punto se preocupaban por la ciudad más que por sus bolsillos los diferentes candidatos potenciales. No parecían demasiado optimistas con ninguno.

Entonces suena el den den mushi de Bigss. Este arquea una ceja y empieza a rebuscar entre los bolsillos interiores de su gabardina, sacando varios caracoles de diferentes antes de encontrar el que buscaba, uno gris con gafas de sol. Descuelga con un suspiro.

- ¿Qué? Espero que sea una emergencia.

- El gato ha salido del tiesto, jefe. Se dirige al nido del águila.

Bigss cuelga al momento y te mira, algo apremiante:

- Mika se dirige a esta casa mientras hablamos, Don.

En efecto, no pasan ni dos minutos antes de que tu mayordomo pete en la puerta para avisarte de que el señor Mika Pytescu está ante tu puerta y pide una reunión contigo. Salvo que le hayas dicho lo contrario, Bigss se esfuma del cuarto en cuanto llaman a la puerta, desapareciendo por la puerta del servicio.
Omega
Mensajes :
206

Fecha de inscripción :
10/09/2019


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm61/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (61/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm51600/1000000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (51600/1000000)
Berries: 11.078.000
Ver perfil de usuario

Agente de campo
Omega

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Meneror el Vie 14 Ago 2020 - 20:32

Nunca dudaba de la eficacia de mis hombres, tan sólo cuando me fallaban. Biggs había cumplido con su parte y la verdad es que me había traído una información muy suculenta. Gracias a los datos proporcionados por él y mis hombres sabía como actuar en mi siguiente movimiento. Sin embargo no todo iba a ser buenas noticias, pues parecía que Alicia y Batelier tenían huevos suficientes, tan sólo esperaba que si los informadores estaban apresados se atuvieran al código de la "famiglia", y si no los habían matado, lo haría yo mismo cuando todo esto acabara. Por otro lado podría decirse que la beata ya no era un problema, al menos de momento.

Lo único que me escamaba era la reunión de Alais con el resto de miembros del consejo para atraerlos a su "terreno". A saber que les había prometido y a saber que mentiras les había contado. Me quedé mirando a Biggs y le dije mientras me encendía otro habano con una cerilla.

-Bien, ahora ya sé con quién puedo contar y con quién no. Parece que Alais se está ganando a los ricos e influyentes. Me toca hacer una contrapartida.
- dije mirando la cerilla mientras se consumía- No quitéis ojo de esa propiedad en la colina, ni de Alais, seguid vigilándole, con prudencia. Y estar preparados por si os vuelvo a llamar. En cuanto a Alicia y al comandante, evitad que nos relacionen con los desaparecidos a toda costa.

Biggs siguió hablando mientras yo revisaba aquella lista con todos os invitados a aquella casa. A muchos los conocía, a otros no tanto pero al menos podría establecer un perfil de quienes estaban por la labor de seguir a Alais. Se quería ganar a las gentes con tierras y dineros...bien, que lo haga. Lo más interesante y que cambió mi rostro de serio a esbozar una leve sonrisa fue lo acontecido con la reunión de Mika.

-Bigss, vigilad de cerca tanto al maestro albañil como a la comerciante, informadme de todo sobre ellos, he tenido una idea. Pero Estad todos pendientes del den den mushi en los próximos días. Oh y se me olvidaba...buen trabajo.


En ese momento el den den mush ide Bigs sonó y de sus palabras salió una preocupación palpable...Mika estaba en la entrada de la mansión. Rápidamente le hice un ademán para que se largara por donde había venido mientras yo cogía le informe que me había entregado y lo guardaba en el primer cajón del escritorio, tras esto tomé asiento y le dije al mayordomo, el cual ya había petado y anunciado que Mika había llegado.

-Decidle que pase.

¿Que querría Mika? Dudo que viniera a tomar un simple café. Bueno no me importaba, incluso me venía muy bien su llegada.
Meneror
Mensajes :
260

Fecha de inscripción :
21/03/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm65/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (65/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm71425/790000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (71425/790000)
Berries: 61.440.000
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Omega el Vie 14 Ago 2020 - 21:09

El mayordomo hace pasar a Mika Pytescu, un hombre de largo pelo rubio y ropas elegantes de color morado que complementa con un sombrero con una pluma de faisán. Tras hacerte una elegante reverencia, dice:

- Gracias por su atención, Señoría. Le veo ocupado, no le robaré demasiado tiempo - dice, mirando elocuentemente a la estancia - No somos pocos los consejeros interesados en el actual vuelco de los eventos. Es un secreto a voces que tanto usted como Alaïse serán candidatos al puesto de Lord Protector, y como tales, esperaba poder tener el gusto de entrevistarme con usted. Si lo prefiere, una primera toma de contacto para conocer, más allá del candidato, al hombre en persona.

Si aceptas, sonreirá cándidamente y añadirá:

- Ponga usted una fecha en que esté más disponible y acudiré a veros.

Dado que probablemente a estas alturas te hayas dado cuenta del fallo protocolario que has cometido, si le pides que se quede y que converséis allí mismo, dirá:

- Os lo agradezco, Señoría. En ese caso, procedamos. Dígame, ¿qué le llevó a interesarse en Toussaint en primer lugar? Hace un año no era más que unas ruinas deshabitadas.

En caso de que optes por esta opción, tienes libertad para asumir las preguntas que te hace y qué le contestas hasta cierto punto: las preguntas irán encaminadas hacia ti como persona, tu interés en Toussaint y tus planes como Lord Protector. Si, en cambio, le das una fecha y lugar diferentes, se despedirá educadamente y te dejará a tus quehaceres. También puedes denegarle la petición desde un principio y echarlo, claro. Your call.
Omega
Mensajes :
206

Fecha de inscripción :
10/09/2019


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm61/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (61/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm51600/1000000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (51600/1000000)
Berries: 11.078.000
Ver perfil de usuario

Agente de campo
Omega

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Meneror el Vie 14 Ago 2020 - 21:38

Viene a mi puerta, pregunta por mi y ni siquiera me llama....padrino. Bueno es igual, Mika tiene un gran potencial que puedo exprimir y como era obvio no iba a dejarlos escapar. Así que agarré el habano con la mano mientras veía como se acercaba a mi.

-Sr Pytescu, siempre tengo tiempo para un Toussiano. Es un honor verle aqui en mi morada, por favor, por favor siéntese -dije haciendo un ademán para que tomara la silla que había al otro lado del escritorio frente a mi- ¿Un vino? ¿Quizás una cerveza?

Comencé a escuchar sus palabras, y definitivamente el que necesitaba un vino era yo. Así que me levanté mientras escuchaba sus palabras, y de paso le serviría una copa si la aceptaba. Mientras iba cacareando de forma inconsciente cosas obvias o que a mi me daban que pensar le dije:

-Ciertamente Señoría las cosas están entre ambos para la elección, sin embargo ambos tenemos procederes diferentes.-exhalé un poco de humo por la boca y le respondí a su ofrecimiento de una entrevista- Por supuesto, Señoría, de hecho tengo tiempo ahora mismo para responder a sus preguntas si le parece bien, pues no quiero tampoco citarle y demorar su curiosidad. Siempre tengo tiempo para la gente de a pie de esta nuestra cuidad.

Así pues escuché con atención la pregunta de Mika y pensé para mi "Esta es la mía". Así que exhalé un poco de humo hacia el techo y le dije con un tono sumamente calmado y serio.

-¿Usted nunca ha tenido sueños Señoría?¿Nunca ha querido hacer algo tan grande que quedara constancia de ello para la posteridad? Yo si. Largo tiempo he buscado un objetivo en mi vida, y ese objetivo, lo he visto en estos bosques, en estas ruinas. Vi una tierra que antaño fue gloriosa, y que podría volver a serlo. Un cosquilleo siempre recorre mi cuerpo cuando pienso todo lo que se ha logrado, y cada vez que veo lo que se ha hecho aquí...pienso que ha valido la pena cada berries y cada gota de sudor y sangre. Cierto es que he obtenido beneficios como tantos otros, pero mis ingresos siempre han ido para sus gentes.

Quité la ceniza del habano y me lo volví a llevar a la boca para continuar.

-Piénselo así, Toussaint es una isla más en el mundo, ¿No le gustaría que fuera popular?¿Próspera?. Admito que he tenido reveses que me han provocado pensamientos de abandono, sin embargo, en el mismo momento que los primeros colonos llegaron, se instalaron y vivieron cómodamente en un "nuevo mundo" que yo había establecido, supe que mis esfuerzos estaban justificados. Luego otros vinieron a aliviar la carga que mis hombros habían llevado por meses.

Finalmente diría una frase con un tono de cierta compasión.

-"Todos tenemos sueños. Pero para hacer los sueños realidad, se necesita una gran cantidad de determinación, dedicación, autodisciplina y esfuerzo. "
Meneror
Mensajes :
260

Fecha de inscripción :
21/03/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm65/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (65/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm71425/790000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (71425/790000)
Berries: 61.440.000
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Omega el Vie 14 Ago 2020 - 22:11

- Encomiables objetivos, Señoría - contesta con una sonrisa, asintiendo - Y encomiable esfuerzo. Levantar una ciudad de los restos de la anterior, más cuando lleva deshabitada años, es una empresa titánica. Permítame mostrarle mi más sincero respeto por todo lo que ha hecho por nuestra gente - dice con una ligera inclinación de cabeza.

Durante un rato habláis de diferentes asuntos. Te pregunta, sobre todo, por diferentes momentos de tu trabajo en la isla. Acepta una copa de vino, y al rato su tono jovial y comentarios ingeniosos y amigables sobre diferentes procesos de la colonización te hacen sentirte a gusto. Parece un hombre sociable y simpático.

- ¿Y qué opina del pueblo llano? Parece que no solo haya atraído gente de bien. Últimamente la isla ha atraído vendedores de droga, piratas, hombres armados y criminales de diferente estilo. Y el pueblo, lejos de expulsar a estos indeseables, parece estar aceptándolos en su seno. Comercian con ellos, compran la deleznable droga que traen consigo e incluso los refugian de la ley. ¿Qué opina de esta complicidad del pueblo con el crimen? Ya habló con firmeza del asunto de los criminales, una determinación que respeto. ¿Pero qué hará con los cómplices? Ciertamente no se debería dejar a los criminales salir indemnes... ¿pero siendo una parte importante del pueblo?

Mika parece bastante serio sobre este asunto. Parece verdaderamente preocuparle, aunque no logras discernir más de primeras... aunque yo no estoy en tu cabeza. Probablemente tengas alguna teoría sobre él. En cualquier caso, una vez has contestado, pasa a un tema que parece que le resulta más espinoso. Antes de hablar, arruga la nariz y da un par de vueltas al vino en la copa. Da un sorbo y entonces se decide a hablar:

- No me malinterprete, Señoría. No soy de los que se creen los rumores de buenas a primeras, pero no pueden ser ignorados cuando estos podrían hundir la carrera política de un peso pesado como usted. ¿Ha oído hablar de esos cuentos que susurran las malas lenguas vinculándole al tráfico de drogas? Feo asunto, desde luego - da otro sorbo - Como dije, no me creo esas habladurías probablemente iniciadas por algún rival político... pero la gente tiende a iniciar dichos rumores fundamentándose en alguna media verdad que le de credibilidad a su farsa. ¿Tiene idea de cómo ha podido iniciarse este rumor? No quién, sino qué asunto podrían estar preparando contra usted - deja la copa en la mesa y entrecruza los dedos - Toussaint necesita un gobernante fuerte y con respaldo de la ciudad. Eso será difícil si circulan esa clase de calumnias... así que pretendo llegar a la fuente para ayudarle. Lo último que necesitamos son elecciones sucias.
Omega
Mensajes :
206

Fecha de inscripción :
10/09/2019


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm61/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (61/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm51600/1000000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (51600/1000000)
Berries: 11.078.000
Ver perfil de usuario

Agente de campo
Omega

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Meneror el Vie 14 Ago 2020 - 22:41

Parecía que el discurso había calado en la mente de Mika y eso era más que divino para mi. En realidad no le había mentido, pues levanté Toussaint para verla prosperar, y a mayores, forrarme yo.

-Y yo le doy las gracias a usted por su agradecimiento Señoría, sin embargo no debe dármelo pues lo hago gustosamente- dije alzando mi copa de vino.

Pasaron los minutos y continuamos hablando sobre cosas banales y cuyas respuestas era fáciles y que no me comprometían en absoluto, sin embargo Mika acabó dando en uno de los puntos que más me interesaba dejarle claro: Mi opinión del pueblo llano.

- Toussaint es una pirámide a mi parecer, y el pueblo llano es lo que nos permite hablar de esta isla tal y como la conocemos. Si bien es cierto que los "ricos" han dado su apoyo, realmente quienes han levantado esta nación y le han dado forma ha sido el pueblo llano. Ellos levantaron casas, presas, plazas, plantaciones y otras estructuras para sus sustento y para poner en las vías del progreso su futuro. Aprecio al pueblo llano y veo al verdadero Toussiano en ellos. Esta isla le debe mucho a todos ellos, sean obreros o mercaderes, profesores o mozos de cuadra, ELLOS, hacen que usted y yo nos levantemos cada mañana y veamos el sol resplandecer en los edificios de  la ciudad. -dije cogiendo un poco de aire para concluir-Verá Señoría, para que me entienda se lo diré de una forma....Un rey puede mover a un hombre, un padre reclamar a un hijo, pero no olvides que aunque aquellos que nos mueven sean reyes, o sean hombres con poder, usted es el único responsable de su  alma y conciencia. Cuando compadezcas ante la Dama, no puedes decir que otros fueran responsables de tus actos, o que la virtud no era oportuna en aquel momento. Eso no es suficiente. Hagamos lo que hagamos, nuestros actos nos ayudan, o nos condenan.

Mi tono cambió algo más serio en el mismo momento en que me comunicó el problema de la droga y de los consiguientes problemas asociados a ella, concretamente los rumores contra mi persona. y razón no le faltaba y sabía que mis negocios con Ivan me pasarían factura tarde o temprano.

- El pueblo es un animal hambriento, déjales que sigan teniendo hambre y pactarán con el diablo, deniégales un futuro y pactarán con el diablo,  trátalos como inferiores y pactarán con el diablo. El pueblo Señoría quiere poder vivir, y no siempre podemos optar con el camino más "recto" ni "virtuoso". Solemos pensar que la moralidad es algo invencible que debe imponerse, pero la vida es algo más complicado y oscuro. Todo hombre tiene un pasado del que no está orgulloso, y el pueblo, a pesar de haber prosperado bajo mis incentivos, con otros pasan hambre y penalidades que son encubiertas con vino y joyas.

Tras decir aquello me recosté en mi sillón antes de continuar.

-¿Hay drogas en las calles? Si, por supuesto ¿Las traen de fuera? Si, por supuesto. Las drogan han sustituido el pan de algunos de nuestros compatriotas? Si , por supuesto. Pero no pienso judgar a quién quiere dar de comer a sus hijos Señoría. Pero esto tampoco me impide ponerle coto a esas sustancias e impedir que la ciudad se eche a perder. Quiero una ciudad limpia como todos y quiero a mis ciudadanos con sus estómagos llenos y con unos principios que no vacilen ante las fatalidades. Y si mi opinión quiere, castigar a los cabecillas, pero no al pueblo. Pues ellos son meros instrumentos manipulados. Y tengo pensado limpiar esta ciudad de ese problema, pero nunca acuse al pueblo.

Finalmente salió la pregunta estrella, si estaba implicado. Manteniendo el mismo semblante tranquilo que antes le respondí.

-Habladurías políticas. No son pocos los celos que he levantado en esta isla por parte de los pudientes y vagos de esta isla. Yo he estado al pie del cañón mientras ellos levantaban sus mansiones y viñedos. Las envidias, Señoría, suelen ser peor que la droga. Condeno el primero el tema de la droga, y no me extraña que esos rumores pululen por la calle. No es la primera vez que se me acusa de tal sin prueba alguna, para después descubrir que los que me acusan, pueden tener las manos más manchadas de lo que yo presumiblemente acusan. No le daría importancia Señoría, ya que cargamento que he visto, cargamento que he reportado a las autoridades, y bien pueden decírselo vuestros paisanos de la ciudad, pues siempre ando por las calles y a plena luz del día. Así que creo, y más en elecciones, que seguirá escuchando esos rumores absurdos...ya verá cuando le llegue el rumor de que mi mano se la comió un pirata....absurdeces, absurdeces.
Meneror
Mensajes :
260

Fecha de inscripción :
21/03/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm65/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (65/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm71425/790000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (71425/790000)
Berries: 61.440.000
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Omega el Sáb 15 Ago 2020 - 4:09

Mika escucha con atención todas tus palabras. Parece muy interesado en ellas, especialmente cuando escucha tu opinión sobre el pueblo. Finalmente cruza las manos pensativo y entrecierra los ojos:

- ¿Sabe? He oído esas palabras en boca de muchos hombres en el poder antes. Si tan solo una cuarta parte de los que las dijeran fuesen sinceros, este mundo sería mucho mejor. Así que quiero creer que usted es diferente. Por el bien de Toussaint, lo deseo.

Se levanta de la silla y por un momento parece que va a irse, pero en ese momento se detiene y se saca un papel del bolsillo. Se te acerca y lo deja en el escritorio. Es un número de den den mushi y un nombre: Julia.

- Hay gente dispuesta a creer en tus palabras. Lo único que necesitan son pruebas. Ayuda a limpiar Toussaint de la droga y estarán dispuestos a ayudarte vigilando que no usen juego sucio contra ti en la campaña.

Tras eso, Mika se marcha. Eso ha sido inesperado, ¿verdad? En cualquier caso, tras eso (salvo que tomes alguna decisión concreta), el resto de la tarde pasa sin novedades. Al día siguiente sin embargo sí que hay cambios. Estás disfrutando de tu desayuno, unos excelentes huevos benedictinos con pan recién horneado por tu cocinero y una taza de té grey earl, cuando tu mayordomo entra en el salón totalmente blanco, con los labios y puños apretados. El buen Edwin siempre ha sido el perfecto mayordomo: temperamento impecable, discreto, sumamente elegante y educado y diestro en las tareas de casa. Es la primera vez que lo ves tan alterado.

- Señor, hay algo que debéis saber - dice, con una vena marcándosele en la frente - Estaba recogiendo la leche fresca en la puerta de criados, cuando un hombre con el rostro tapado ha aparecido de la nada y me ha ofrecido diez millones de berries por convertirme en informante sobre vuestras idas y venidas. ¡Un soborno! ¡A mí! Insultar mi lealtad de esa manera es insultar a mi profesión - respira hondo y al soltar el aire vuelve a relajarse, volviendo a su habitual perfecta compostura - Le recomiendo, si me permite la osadía, que se cuide de espantos y no hable delante de los criados. Me ocuparé en persona de vigilarles y echar a los más chismosos y ambiciosos, pero con cifras tan altas bien sabe la Dama que hasta un hombre íntegro podría ser tentado.

Has tenido una flor en el culo con este criado, ¿no crees? Yo que tú mantendría a tu lado a un hombre tan leal. Eso, o es un perfecto actor y está asegurándose de que confíes en él. Ah, la política y los juegos de conspiraciones. Hermoso arte, ¿verdad? Digno de perder la cordura por él. En fin, es un nuevo día. ¿Tienes planes concretos para él, señor candidato?
Omega
Mensajes :
206

Fecha de inscripción :
10/09/2019


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm61/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (61/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm51600/1000000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (51600/1000000)
Berries: 11.078.000
Ver perfil de usuario

Agente de campo
Omega

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Meneror el Sáb 15 Ago 2020 - 9:24

"Julia", aquel nombre no me decía nada, pero pronto lo haría. ¿Era el señor Mika de fiar? Obviamente que no, al menos todavía. Cogería aquel papel y me lo guardaría en el cajón del escritorio junto a las demás cosas. Miré al caballero y con el habano en la mano mientras me levantaba y daba unos pasos hacia él le diría:

-Dadme un día, y me encargaré de pillar a esos contrabandista. Tenéis mi palabra Señoría. Ha sido un placer verle, su visita ha sido muy...instructiva y revalora para mi.

Dicho esto le acompañé a la puerta del despacho, pidiéndole disculpas por no poder acompañarlo afuera debido a mi vestimenta. Una ves se marchó me dirigí al den den mushi del escritorio, y comencé a llamar. No sin antes cerciorarme de que no había nadie al otro lado de la puerta, y a mayores, hablaba con susurros, pues las paredes tienen oídos.

-Gibbs?, aquí M, añadid otro nombre "Julia", haced exactamente lo mismo que con los nombres anteriores, pero de esta vez buscar su afinidad con el artista Mika Pytescu- dicho esto colgué y volví a hacer otra llamada mientras quitaba un poco de ceniza del habano a la vez que suspiraba cansado- Williamson? Aquí, D. Necesito pediros un encargo, si lo hacéis bien pasaréis a subir escaños en La Corte y se os dará tanto oro que podréis limpiaros el culo con billetes por cuatro semanas.

Si el matón estaba conforme le explicaría el plan. Este plan sería el siguiente. Will iría a la zona franca donde las gentes de Ivan vendía la droga, concretamente el Herbolario donde guardaban las existencias. Estando a mitad de mes no les debería quedar muchas cajas, así que sería un punto a mi favor. Mandaría a Will que se encargara de aquel "Herbolario" para "comprar" toda la droga a través de un nombre de un tercero, el pirata Lafffite, cuya fama de contrabandista del palo era conocida por le bajo mundo y  que operaba cerca de las aguas de Arabasta. Los hombres de Ivan se retirarían del lugar y pasarían a las sombras y sólo quedaría Williamson con la mercancía. Acto seguido llamaría al Comandante para decirle que hemos recibido un chivatazo de donde estaba el almacén general de la droga e iríamos a capturar al intermediario, Williamson. Este cantaría que Laffite es el pirata que estaba vendiendo droga en Toussaint a través de que aquel herbolario. Se le llevaría a presidio, se le interrogaría y finalmente se le ejecutaría. Pero yo le diría a Williamson antes de acabar el plan:

- Aguantad la tortura, pues no será demasiado, no pongáis en peligro a la famiglia tal y como dictan nuestras reglas. Si soportáis vuestro encarcelamiento hasta el día antes de la ejecución, se os nombrará "Numerale" y se os dará cincuenta millones por el trabajo bien hecho. Se os dará una nueva identidad y marcharéis a nuestros laboratorios en Karakuri y viviréis a cuerpo de rey, y seguiréis trabajando para la Corte. Mandaré a unos hombres para que "pierdan" las pruebas que os incriminan y os liberen a la mayor brevedad posible antes de que la sentencia se lleve a cabo.

Esperaba que Williamson no fuera un mierdas y aceptara. Procuré matizarle.

-En caso de fracasar, no seréis digno y daréis fin a vuestra vida antes de que os atrapen mordiendo una cápsula de esa misma droga concentrada. No quiero errores  Williamson, confío en vos. Que la Dama os sea propensa. A las doce de la noche id al lugar.

Tras decir aquello colgué y  me disponía a hacer otra llamada, pero en ese momento ,mi mayordomo entró totalmente preocupado y me expuso que le pasaba. Malditos hijos de mil rameras, sabía que iban a intentar espiarme, pero no con esta desfachatez. Trataría de calmar a Edwin y le diría que se tomara el día libre, no sin antes alabar su lealtad para conmigo.

-Edwin, habéis sido un hombre de honor, recto y cabal. Nunca podré agradeceros este gesto de lealtad que me habéis procurado hoy. Pienso cubriros de oro por esto. Descansad y tomaros el día libre, ir a nuestros viñedos del sur, hay una pequeña casita donde podéis pasar el día tomando el sol y degustando un buen vino. Recordad Edwin que sois mi número 1. Tomo a bien sus palabras, así que  aprovechad entonces y decidle a mi servicio que tienen días libres y habitaciones pagadas en el "Royale", el hotel de la ciudad, hasta el debate de elección

Dicho esto le dejaría marchar y mi sonrisa se tornaría en cara de duda al darle la espalda.  Miraría que no hubiera nadie al otro lado de la puerta y cerré. No me fiaba. Pero antes de encargarme de ese asunto debía hacer otra llamada, esta vez, al proveedor de Ivan del herbolario, el señor Philoctetes. Así que le expuse lo siguiente:

-Saludos Phil, ¿como va el negocio? Necesito pediros un favor.

Le expuse el problema de la droga en Toussaint y lo que suponía para las elecciones de Lord Protector y al final le dije.

-No quiero que tus hombres salgan mal parados así que salid de ese herbolario hoy a las diez de la tarde. No quiero que os incriminen a vosotros ni a Ivan, al fin y al cabo la discreción es un punto en el contrato entre ambos. Se os incautará la mercancía restante que os queda, y no os preocupéis, a final de mes yo mismo os daré el doble de beneficio por las pérdidas. Será algo puntual y hasta que acaben las elecciones. A mayores por la molestia, le facilitaré a Ivan un nuevo negocio en el barrio nuevo de Chevalier, aún lo estamos levantando.

Si había trato el problema de las drogas quedaría "solucionado" de cara al público. Así que escuchada su respuesta colgaría.

Al día siguiente me encargaría de charlar con los principales "dirigentes" de los diferentes gremios de la ciudad, así como de los mercaderes, o empresarios "menores" de la isla. Vamos los que tenían puestos en el consejo pero estaban eclipsados por los "poderosos". Hablaría con ellos preguntándoles sobre sus preocupaciones, que cosas mejorar, o que esperaban en un futuro, alegando yo siempre, que le pueblo llano es quién levanta realmente Toussaint. Por lo demás esperaría a tener información "fresca" por parte de Gibs sobre mis contrincantes (Exceptuando al maestro de espías y al comandante por supuesto), pero sobre todo con esa "Julia", al menos hasta que pudiera proceder al "asalto" al herbolario. Llevando el tema en el más absoluto secreto, pues sólo lo sabíamos tres hombres, y dos de ellos iban a ser fuertemente recompensados. De todas maneras estaba nerviso, si lograba hacer aquello, habría logrado cumplir mi palabra con Mika, pero seguirían los problemas con Alais, Alice y el Maestro, ya que al comandante esperaba camelármelo.
Meneror
Mensajes :
260

Fecha de inscripción :
21/03/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm65/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (65/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm71425/790000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (71425/790000)
Berries: 61.440.000
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Omega el Dom 16 Ago 2020 - 21:22

Estás en tu salón. Acabas de terminar una reunión con los maestros de los gremios de zapateros, sastres y pescadores. Ha sido una tarde productiva y crees haber ganado posibles votantes en el consejo, aunque estás cansado. Llevas todo el día de reunión en reunión, café en café. Has comido acompañado de miembros del Consejo en una trattoria de un chef de Domica, y para colmo como has despachado a toda tu servidumbre unos días, no tienes quien te sirva una copa de tinto mientras descansas. De hecho para la cena has encargado a un tabernero local que te traigan un plato de pescado, que debería llegar en un rato. ¿Qué es ese ruido? Viene... ¿del techo? De repente dos figuras caen a los lados de su sillón. Totalmente tapados de negro, máscaras de onis, capuchas y machetes en las manos, estas cubiertas con guantes de cuero.

- Bien, señor Meneror. Quería usted fama. Dinero. Control de su isla.

La voz es suave e irónica, y viene de fuera del salón. Escuchas las bisagras de la puerta crujir a tu espalda y unos pasos suaves entrando en la estancia. Si intentas hacer algún movimiento, el matón de tu derecha te apoyará el machete en el cuello velozmente, presionando suavemente. A pesar de que inconscientemente intentas volverte arena, una gota de sangre cae por tu cuello.

- Nuestro jefe está extremadamente decepcionado. ¿Tienes idea de por qué, Bianco?

El hombre termina de recorrer la sala y entra en tu campo visual. Es joven, no tiene más de veinticinco o veintiséis años en apariencia. Es extremadamente pálido y tiene el pelo rubio platino, media melena. Viste con un impecable traje de negocios que le queda como un guante. ¿Hecho a medida? Probablemente. Va peinado a la perfección y lleva varios anillos de plata y oro, discretos pero evidentemente caros. Tiene pinta de ser alguien con mucho dinero. Tiene una sonrisa desagradable en su rostro, y en el momento en que quedáis cara a cara, hace un gesto con la mano. El machete aprieta un poco más contra tu piel.

- Dime, "Don" Meneror. ¿En qué momento te pareció buena idea jugar a dos bandas con nosotros?

Saca una pistola con silenciador y te apunta, con una mirada se asco. ¿En qué momento llegaste a esta situación?

Veinticuatro horas antes

- Es poca información, Don. Haremos lo que podamos de todos modos. Encontraremos a todas las mujeres llamadas Julia de la ciudad - dice Gibbs - Con respecto a Livia y al maestro de albañiles, mi hermano Biggs sigue en ello. Tenemos sus viviendas localizadas y estamos vigilando. Alaïse ha seguido moviéndose, pero más allá de entrevistarse con miembros del Consejo, no ha hecho ningún movimiento sospechoso.

Tras eso, llamas a Williamson. Por su tono de voz adivinas que no parece muy contento ante la idea de ser torturado, encarcelado y tener que escapar por los pelos de una ejecución, pero no se atreve a contradecirte o desobedecerte. Acepta el encargo y promete ser digno de la confianza.

Al día siguiente ordenas a Edwin que se retire y ordene a todos tus sirvientes tomarse unos días libres. A consecuencia de eso la mansión se queda solitaria y silenciosa. Olvídate de comer en casa durante unos días, a menos que decidas cocinar para ti mismo. En cualquier caso, tras eso te ocupas de tus asuntos. Acudes al Consejo a la presentación de candidaturas, dado que ya es día 15 y toca la primera sesión electoral. Además de presentarte tú como candidato y evidentemente Alaïse, hay una tercera candidata: Livia. Su presentación resulta totalmente inesperada para mucho, y más tarde en el receso algunos de tus colegas comentan que si bien nadie había contado con ella, podría ser una candidata sólida. Tiene apoyos entre los maestros gremiales y por su condición de principal comerciante de la isla casi todo el mundo tiene negocios con ella. Una vez de vuelta en tu casa te ocupas del asunto de Phil, el encargado del almacén de drogas:

- Mal asunto, señor Meneror. Tendré que avisar de esto a mis jefes en Dark Dome. Esperemos que todo vaya correctamente. Por ahora, ordenaré a mis hombres que para las diez hayan desaparecido.

Luego pasas el resto de la tarde buscando información sobre Livia. Uno de los hombres de Biggs (el hermano de Gibbs), se pasa por tu casa y te deja una serie de documentos con lo que saben por ahora: Livia se dedica a la compraventa: vende trigo y productos manufacturados de Toussaint y en general todos los excedentes y trae aquellas cosas que no se producen en la isla, sobre todo carne en salmuera, aunque también toma encargos de los gremios, los propietarios de fincas y todo el que en general necesite algo del exterior. Finalmente llega el momento y haces la llamada al Comandante.

- Iremos de inmediato. Gracias por la ayuda, Señoría.

Poco después tienes una llamada del Comandante. Solo encontraron a una persona en el lugar junto con una buena cantidad de drogas. Ahora tratarán de dar caza al resto de gente que trabajaba allí.

De vuelta en el momento actual

- ¿Algo que decir, eh? - dice el rubio acercándose - Mira que hay que ser estúpido para hacerle esto a mi jefe. A su lado no eres más que una hormiga.
Omega
Mensajes :
206

Fecha de inscripción :
10/09/2019


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm61/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (61/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm51600/1000000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (51600/1000000)
Berries: 11.078.000
Ver perfil de usuario

Agente de campo
Omega

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Meneror el Dom 16 Ago 2020 - 21:53

Sin duda alguna lo que más me había llamado la atención aquel día no fue la charla en las diferentes reuniones, sino que Livia se apuntara a las elecciones.¿ Porqué ahora? ¿Porqué ella?. Sería un asunto del que debería encargarme pronto, y creo que sería fácil. Ya tenía algo en mente.

Cuando cayó la noche y estaba en mi sillón tranquilamente echando el rato mientras pensaba en la estrategia a seguir, unos tipos enmascarados hicieron acto de presencia a ambos lados de mi sillón, y encima otros tantos entraron por la puerta. Intenté levantarme pero no tardaron en amenazarme con un arma.

A pesar de aquel filo rozándome el cuello no moví ni un solo músculo al principio. Tampoco mostré preocupación en un primer momento, hasta el punto de llevarme el habano a la boca como si aquellos "ninjas"  no estuvieran allí. Sin embargo en el momento en que me hizo uno de ellos aquella pregunta le respondí con los ojos cerrados y quitando el habano por unos segundos de la boca.

-¿Vamos a empezar con las preguntas estúpidas?- diría con tono calmado- Sinceramente esperaba una llamada o una carta por parte de vuestro jefe para charlar este asunto de una forma más tranquila, más como el tiempo apremiaba, tuve que actuar.

Me volví a llevar el habano a la boca.

-Y menos drama "caballeros", el único que ha perdido con esto es mi bolsillo. Pero ya que estamos jugando a ver quien acojona más. ...debo destacar algo. Yo no soy una marioneta de vuestro jefe y ni lo penséis por un momento, colaboro con él, pero no cometáis el error de mirarme por debajo de él. Respeto a vuestro jefe, así que decidme, ¿Qué le ha molestado tanto? Tenía entendido que Phil os pondría al corriente, pero veo que no, y que encima venís aquí con hostilidad hacia mi
Meneror
Mensajes :
260

Fecha de inscripción :
21/03/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm65/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (65/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm71425/790000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (71425/790000)
Berries: 61.440.000
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Omega el Dom 16 Ago 2020 - 22:13

El rubio sonríe al escucharte y suelta lo que al principio es una risita despectiva y se acaba convirtiendo en carcajadas cuando terminas de hablar. Tarda un momento en recuperar la compostura, y cuando lo hace, suspira profundamente negando con la cabeza, aún con una molesta sonrisa de oreja a oreja:

- Ah, Meneror... el jefe esperaba mucho más de ti. ¿No comprendes que, en estos negocios no todo es el dinero? El respeto, Meneror, es mucho más importante. Y tú al faltarnos al respeto has perdido el nuestro.

Chasquea los dedos y entran dos hombres más con un par de maletines. Uno empieza a desplegar frente a ti una pantalla blanca de tela, sujeta por un armazón metálico, mientras el otro coloca dos den den mushi visuales en la mesa entre ti y la pantalla: uno apuntando a la tela y el otro hacia ti.

- Esto no es solo por el dinero que hemos perdido y que nos aseguraremos que repongas, créeme. Esto es por el asunto del Consejo. ¿Crees que no nos enteraríamos? Ese audaz discursito en nuestra contra. El jefe esperaba que, teniendo en el bolsillo esta isla, te asegurarías de hablar en nuestro favor y lograr que se legalizase el tráfico. Y ahórrate los discursos. No es a mí con quien tienes que hablar ni a quien le debes una disculpa.

Si intentas replicar, notarás el machete acariciar suavemente tu piel, como recordatorio de la situación en que estás. Los otros dos hombres terminan de instalar los aparatos y cada uno realizar una llamada en cada den den mushi. Entonces el den den mushi que hay en frente tuya abre los ojos y empieza a grabar tu imagen, mientras el que apunta a la pantalla empieza a brillar y emite, a modo de proyector, una imagen sobre esta. Ivan Markov en persona, sentado sobre un sillón, te devuelve la mirada.

- Mene-boy, me alegro de que hayas tenido la cortesía de contactar conmigo - dice sonriendo - Al fin y al cabo los buenos amigos han de mantenerse en contacto y hablar las cosas. A nadie le gustaría que hubiese un malentendido, ¿verdad? ¡Vosotros dos! ¿Qué manera de tratar a mi querido compañero es esa? Apartaos de él.

El machete se retira de tu cuello, y los dos matones se apartan. El hombre rubio se aparta hacia un lado, mirando a la imagen de Ivan. El pirata se acomoda en su sillón y alcanza un vaso de whisky on the rocks.

- Mene, compañero, hieres mi corazón. ¿Cómo me haces esto? - dice con un gesto teatral - Estoy seguro de que hay una explicación, y me gustaría oírla. Venga, no me decepciones.
Omega
Mensajes :
206

Fecha de inscripción :
10/09/2019


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm61/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (61/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm51600/1000000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (51600/1000000)
Berries: 11.078.000
Ver perfil de usuario

Agente de campo
Omega

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Meneror el Dom 16 Ago 2020 - 22:28

Arqué la ceja izquierda ante todo lo que estaba ocurriendo. ¿En que momento Ivan se había convertido en un teatrero? Bueno, da igual, tocaba seguirle la corriente. Al fin y al cabo lo único que buscaba era una explicación medianamente creíble para mi. Así que echaré humo hacia el techo una vez sus matones me dejaron "tranquilo" y sin aquella amenaza al cuello. Y como el honor no estaba para bollos no me corté un pelo. Entendía que estaba por encima de mi, pero no era su puta.

-Podéis ahorraros las ironías conmigo Ivan, sabéis tan bien como yo que detesto que la gente se vaya por las ramas al igual que vos.- dije quitando un poco de la ceniza del habano, ya casi consumido- ¿Que se supone que os he "hecho"?. He procurado por vuestros hombres, os voy a hacer entrega de un lugar mejor, y las pérdidas sabéis que bien puedo remplazároslas. Además si logro hacerme con esta isla las drogas no serán algo "tabú", sin embargo estoy metido en un juego llamado "democracia" que creedme, me gusta tan poco como a vos. Por fortuna sólo durará unos días. Entendeme Ivan, tuve que tomar una decisión, y no es por darme logos....nos os ha afectado en nada salvo la pérdida de cuatro o siete cajas. Necesito que la ciudad crea lo que yo quiero que crea. Al fin y al cabo como os dije tiempo atrás, no debéis temer por vuestro negocio aquí.

Finalmente tiré el habano al suelo y me saqué otro del abrigo.

-Ahora bien, somos socios, lo tengo presente. Pero yo no soy vuestra meretriz...me gustaría recordároslo. ¿Acaso he fallado alguna vez con mis negocios? No, pues siempre actúo dos pasos por delante. ¿Y vos estáis decepcionado? Estaré encantado de escuchar el porqué, pues quizás tenga respuestas a vuestras inquietudes.
Meneror
Mensajes :
260

Fecha de inscripción :
21/03/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm65/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (65/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm71425/790000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (71425/790000)
Berries: 61.440.000
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Omega el Dom 16 Ago 2020 - 23:12

Ivan te mira fijamente durante unos segundos. A pesar de que es solo una imagen en una pantalla, casi puedes sentir la temperatura de la habitación descender unos grados. Durante un momento la situación se tensa: los dos encargados de los aparejos se apartan unos pasos y el rubio aprieta la mano de la pistola. Finalmente, el vampiro suspira:

- De acuerdo, Meneror. ¿Quieres hablar con claridad y sin rodeos? Hablemos - hace un gesto y dice - Fiore, saca a tus matones de aquí. Esto es un asunto entre Meneror y yo.

El rubio chasquea los dedos y tanto los operarios de la pantalla como los dos asesinos salen de la sala. Igual no tener a los criados por casa no es tan buena idea, ¿verdad? Si hubiese gente por la casa no se habría podido mover con tanta facilidad y comodidad. La privacidad tiene desventajas.

- ¿Cómo crees, Meneror, que actuaría un líder de una de vuestras "famiglias" si el líder de una "famiglia" aliada se dirigiese directamente a uno de sus subordinado? Independientemente del motivo, la comunicación debe ser horizontal. Negocias conmigo, Meneror. Conmigo. No con mis camellos, no con mis transportistas, no con los supervisores de mi gente. Si hubieses cogido el den den mushi hace tres días y me hubieses explicado la situación, me habría encargado de hacer desaparecer la droga de la calle, poner a un par de pringados prescindibles en el almacén y coordinado contigo esa redada falsa. Tu hubieses quedado de héroe ante tu gente, yo cobraría de ti un pequeño bonus por la mercancía perdida y en cuanto la isla fuese tuya habría reintroducido el mercado. En lugar de eso, has decidido actuar por tu cuenta y hablar con MI gente sin MI permiso. ¿Tolerarías acaso tú que yo pactase con gente tuya sin hablarlo contigo? ¿Por mucho que luego fuesen a transmitirse el mensaje? - Ivan frunce el ceño - Despierta, Meneror. No soy un chavalito rico jugando a los mafiosos. Llevo metido en esto desde años antes de que tu nombre empezase a sonar con fuerza en los bajos fondos.

La puerta vuelve abrirse y el hombre rubio al que Ivan llamó Fiore entra con una bolsa de tela con aspecto de esta mojada.

- Fiore, muéstrale cómo tratamos a los que negocian con otros sin mi permiso.

El mafioso abre la bolsa y le da la vuelta. Un objeto del tamaño de una pelota de baloncesto cae de esta y rueda hasta tus pies. Sus ojos están desencajados de terror y la boca abierta en una mueca. Un pequeño reguero de sangre va desde el sitio donde ha caído hasta su posición actual: es la cabeza de Phil.

- Nunca me cayó bien de todos modos. Phil, que nombre más feo. ¿De dónde sería? En fin, estoy divagando. Espero que hayas captado el mensaje, Meneror. Mi segundo, Gustavo di Fiore, va a quedarse unas semanas en la ciudad. Si no estoy disponible por den den mushi o no es seguro llamar, contactarás con él. Se asegurará de que no haya más incidentes desagradables y que no capturen a mi gente. Por culpa de tu pequeño "stunt" en lugar de haber dejado de capturasen a gente que no me importase, como el capitán de la guardia solo encontró a una persona en el almacén está dando caza a mis camellos - termina su vaso de whisky, lo apoya en algún sitio que queda fuera de tu visión y entrecruza los dedos - Cinco millones de berries, a pagar antes de final de mes. Eso por la mercancía perdida y un bonus para arreglar la situación. Si para el día uno de septiembre no has pagado, consideraré que has decidido dar por terminada nuestra relación y actuaré en consecuencia.

La comunicación se corta. Fiore da una orden y los dos operarios empiezan a recoger rápidamente las cosas. El rubio se mira con seriedad, sin rasgo de su anterior altanería o sonrisa.

- Si fuese tú, le haría caso. La última vez que yo le incomodé...

Se aparta un poco la chaqueta del traje, se afloja la corbata y tira del cuello de la camisa, mostrando su piel. En torno a la yugular tiene una cicatriz deforme, como de un mordisco de una boca llena de colmillos. Probablemente te hagas una idea de su origen. A continuación vuelve a arreglarse y deja una tarjeta en la mesa.

- Si necesitas contactar conmigo, manda un mensajero a ese sitio. Yo contactaré contigo. Hay también un número de den den mushi, pero úsalo solo en caso de emergencia y no digas nada comprometedor.

Tras eso marchan de tu mansión. Lo poco que queda de día transcurre sin novedades. Al día siguiente, mientras desayunas, alguien lanza una piedra por una ventana abierta. Cuando te acercas, tiene un papel arrugado en torno a esta. Hay un mensaje escrito:

El hombre que vigilaba a Salvio ha sido pillado. No sabemos aún si ha hablado o no, lo ha pillado la guardia en casa del consejero esta noche. Está entre rejas.

B.
Omega
Mensajes :
206

Fecha de inscripción :
10/09/2019


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm61/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (61/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm51600/1000000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (51600/1000000)
Berries: 11.078.000
Ver perfil de usuario

Agente de campo
Omega

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Meneror el Lun 17 Ago 2020 - 15:26

La verdad que aquel hombre tenía razón y no se lo iba a negar, bueno si, quizás si hubiera menos teatralidad podría hasta comprarle su queja. Como no quería llevarle más la contraria a Ivan opté por asentir a lo que decía de vez en cuando. Al margen de ser una charla/ bronca convencional, como no, Ivan le dio su toque personal a través de de una bolsa de tela, de la cual, salió la cabeza de Phil rodando.

La verdad es que impresionó bastante, o al menos eso fue lo que mostré en apariencia al morder levemente mi labio inferior. Ivan no se andaba con tonterías. ¿Qué suerte que yo tampoco no?. Tampoco tardó en recordarme lo del pago por mi "pequeña jugada" a lo que le respondí directamente.

-El pago no es un problema, ya lo sabes. Tendrás el dinero antes incluso- dije exhalando nuevamente humo, esta vez por la nariz.

Fiore quedaba al mando ahora en las transacciones, así que esperaba que con este tuviera más suerte que con Phil. Se largaron todos de la mansión  no sin antes dejarme un número de den den mushi para emergencias. Ciertamente me encontraba contrariado, pero tampoco podía echarle nada en cara a Ivan, pues yo habría hecho lo mismo. Sin embargo la frase: "Si quieres algo bien hecho hazlo tu mismo" cobraba más sentido que nunca para mi ahora.

Pasado aquel día y pensando e todo lo sucedido  me desperté al día siguiente, más pensador que nunca. Me vestí y cuando estaba desayunando tranquilamente mi copa de vino y unas tostas una piedra con un papel a través de mi ventana abierta. El día ya había empezado movidito al parecer. Así que fruncí el ceño, las venas del cuello se me marcaron y arrugué el papel para tirarlo al fuego de la chimenea antes de ir como una bala hacia el den den mushi del despacho para hacer unas llamadas.

-¿G? Aquí M, se ha acabo las buenas formas, y escuchadme con atención por vuestros muertos más frescos. Ese idiota al que han pillado en la casa de Salvio lo quiero fuera de la ecuación. Me da igual como lo hagáis pero lo quiero fuera antes de que pueda abrir la boca. Bastantes problemas hay ya y mucho que perder. Me da igual si le pegáis un tiro, lo envenenáis o llamáis a las Carmelitas descalzas para que lo excomulgen, lo quiero fuera ya.


Colgaría el teléfono y cogería un poco de aire, y esto se traducía por volver a exhalar humo por la boca hacia el techo y hacer otra llamada. Livia era un punto clave de apoyo, pero su entrada como candidata me daba ardor de estómago.

-....¿Señor Trolebús? Requiero de sus servicios nuevamente, coged a vuestros mejores hombres, los justos, e  incendiad las propiedades de la Srta Livia. No quiero que quede nada en pie, sólo quemad las más importantes, veamos como puede ganarse a la gente vendiendo cenizas...y lo quiero para esta noche sin demora. Y como pillen a alguno de vosotros, tirad de cápsula de droga¿ Entendido? O si no juro por todos los demonios que yo caeré, pero os pienso llevar al noveno infierno. Y cabe recordaros que suelo "agradecer" muy generosamente el éxito.

Si Trolebus me preguntaba por algo más le diría:

-Dejad escondido por la zona, a media vista, alguna pañería raída de las industrias de Alais, o frente al negocio más importante cuando este este ardiendo, algo que le incrimine, me da igual . Se acabó el jugar limpio.

Colgaría el teléfono y llamaría nuevamente.

-¿Hablo con el ayudante del Sr, Salvio?, Soy Meneror, me gustaría invitarle a mi casa este mediodía a tomar un café, pues me gustaría charlar sobre unos asuntos si tuviera a bien. Gracias.


Volvería a colgar y a llamar a otro número, me sentía como un recepcionista ya.

-....Saludos, soy Meneror, me gustaría invitar al Señor Archaon a tomar un café esta tarde en mi mansión. Tengo información que estoy seguro le interesará. Gracias.


Finalmente haría una última llamada.

- Sr Sfínter. Necesito a  seis de los vigilantes de la fábrica de armas que vengan a mi mansión esta tarde, voy a tener una reunión y me gustaría que no me molestaran, los quiero aquí en dos horas. Del mismo modo me gustaría que me enviarais a cuatro trabajadores, de vuestra confianza, para que vengan a hacerme de criados por esta tarde, pero los quiero aquí en dos horas. Se les pagará un plus a aquellos que quieran venir. Gracias.
Meneror
Mensajes :
260

Fecha de inscripción :
21/03/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm65/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (65/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm71425/790000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (71425/790000)
Berries: 61.440.000
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Omega el Lun 17 Ago 2020 - 20:29

Gibbs contesta de inmediato, bastante compungido:

- Así se hará, señor M. Tenemos a un chico en la prisión por una reyerta anoche. Se encargará del asunto.

En cuanto al señor Trolebús, no resulta demasiado comunicativo. Se limita a preguntar por la posición de las propiedades y asegurar que no quedará ni una viga en pie. Las propiedades de Livia en la ciudad se limitan a su casa en el barrio del puerto, dos almacenes y un muelle privado, aunque en este momento no tiene ningún barco en la isla. Después viene la llamada a Salvio:

- Por supuesto, Señoría. Será un placer reunirme con usted. ¿A mediodía pues? Así sea, tenga usted buena mañana.

Cuando llamas al número de Archaon te responde una voz femenina aguda, joven. Casi hasta parece de niña. Habla de manera poco mañosa y en un tono casual.

- El jefe puede concederle quince minutos esta tarde. Estará allí entre las cinco y media y las seis. Que tenga un buen día.

Tras eso cuelga sin más. Bueno, la chica sería algo desagradable, pero tienes tu entrevista, ¿no? Por último está el señor Incontinencia Suma, que te promete enviarte los criados y guardias que le pides. Estarán allí como pides en dos horas, así que asegúrate de estar en casa... por cierto, ¿qué es ese pestazo? Joder, tío guarro, que no has limpiado la cabeza decapitada. Para colmo está empezando oler y algunas moscas la rondan. Además como dejaste la sangre estar, ha secado sobre la alfombra. Buena suerte limpiándola. El reloj da las nueve menos cuarto: hasta las once menos cuarto no tendrás gente en casa para ayudarte (si es que quieres testigos) y para las doce viene Salvio. Podrías reunirte con él en otra estancia en vez de la sala de estar principal, de todos modos, ¿no? Aunque yo echaría algo para el olorcete.

...

A las doce y cuatro minutos suena la puerta de la mansión. Los cuatro obreros de la fábrica están ya vestidos de sirvientes. No son muy mañosos ni especialmente educados, pero vaya, mejor eso que no tener servidumbre, ¿no? Además de eso tienes seis guardias armados con fusiles (ya me dirás dónde los has situado). Estás esperando en la estancia donde hayas concertado la reunión cuando la puerta se abre sin ceremonias y entra un "criado" escoltando a Salvio. Este es un hombre de nariz redondeada y enrojecida, ancho de hombros, ojos azules, calvo y con una barba negra bien recortada.

- Buenos días, señor Meneror. Es un placer encontrarle en un ambiente menos formal - se te acerca sonriente, tendiéndote la mano.
Omega
Mensajes :
206

Fecha de inscripción :
10/09/2019


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm61/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (61/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 3qaWnZm51600/1000000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] 9h2PZk8  (51600/1000000)
Berries: 11.078.000
Ver perfil de usuario

Agente de campo
Omega

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.