El Juicio final

El skin, las tablillas y el diseño del foro pertenecen exclusivamente al staff del mismo, fue creado por Brianna Byrne y agradecemos a Yuu por su ayuda a la hora de editar algunas de las imágenes como son la portada, avatares de nuevos usuarios y la imagen de las estadísticas para integrarlas en el foro. Dichas imágenes no nos pertenecen, por lo que damos sus créditos a sus respectivos creadores, Sakimichan, Wlop y algunos otros cuyos nombres no conocemos.

Rogamos encarecidamente que no copien nuestro contenido, es más divertido cuando cada uno crea lo que quiere con sus propios medios.
CRÉDITOS
ULTIMOS TEMAS
¿Sabías que?
NUESTRO STAFF
Mr. Nat - Admin
Katharina - Admin
Therax - Admin
Brianna - Mod
Hazel - Mod
Deathstroke - Mod
Arthur - Mod
William - Mod
Oppenheimer - Mod
SI NECESITAS AYUDA, CONTACTANOS
AWARDS

Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla]

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Meneror Lun 17 Ago 2020 - 21:01

Bueno, de momento las llamadas no habían ido tan mal. El problema es que ahora me venía un olorcillo en el salón principal de "podrido" o como si alguien se hubiera cagado en mi alfombra. No erraba demasiado ya que estaba la cabeza del mierda de Phil allí todavía. Me había olvidado completamente de él, así que me acerqué a la cabeza cercenada y la agarré por la cabellera.

-Umm, hora de tirar la basura.


Así que acerqué la cabeza a la chimenea y la tiré al fuego para que esta empezara a arder mientras que una vez tuviera la mano libre le daría con un atizador un poco para moverla hasta el fondo de la chimenea tras el gran tronco que estaba ardiendo. Hecho esto había un olor imponente en la sala, algo que debía solucionar. Así que fui  a un mueble que había junto al mueble bar y del primer cajón saqué varias docenas de palos de incienso que tenía atados con una cuerda. Fui colocándolos por distintas zonas de la sala y encendiéndoles la punta con mi propio habano.

Solventado este problema tuve que hacer frente a la sangre que había en el suelo, así que muy difícilmente fui a la cocina y cogí una fregona y con el garfio el asa del cubo. Fui al salón principal  y me puse a fregar lo mejor que pude aquello. La mancha se notaba a pesar de dicha limpieza, así que fui al desván y buscar alguna de las viejas alfombras enrolladas y la puse sobre aquella mancha desplegada, al menos era una solución temporal.

Acabada mi rutina doméstica decidí esperar a mi invitado y a mis "criados" y "guardias". No tardaron mucho en llegar, y dispuse que los criados hicieran las labores de servicio cuando llegara Salvio. A los guardias por su parte los posicioné de la siguiente manera; Dos en la entrada de la mansión pero desde dentro, otros dos en la entrada del salón de invitados que había contiguo al hall, (más pequeño que el principal) entrando a la mansión a la izquierda vigilando el umbral de la puerta donde me reuniría con Salvio. Los otros dos restantes vigilarían la puerta del salon principal donde estaba la mancha. Tenían órdenes de no moverse a no ser que les pidiera lo contrario.

No pasaron muchos minutos después cuando uno de los criados anunció a Salvio y entró con él en el salón de invitados donde estaba yo. Dicho salón tenía dos sofás y una pequeña mesita de café en el medio de la estancia, una chimenea de mármol al fondo y a su derecha varios muebles entre los que se podía ver un mueble bar. Era muy similar al principal, tan sólo que no había escritorio.

-Sr Salvio, un placer que haya podido venir a mi morada- diría con tono amable y orgulloso- Por favor tome asiento , pues quería comentarle un tema, pero antes, ¿Vino?

Le cogería la mano en señal de respeto y luego me sentaría. Yo estaría sentado en el sofá izquierdo mientras le hablara.

-Gracias por la rapidez con la que ha atendido mi llamada Señoría. Le he llamado porque hay un tema que me tiene francamente confuso. He escuchado  que la señorita Livia también se une a la candidatura. No puedo hacer más que felicitarle por semejante decisión y espero que sea una digna rival, aunque no la llamaría así ya que ambos tenemos la misma visión sobre el futuro de Toussaint. Sin embargo no puedo evitar preguntarme el porqué de esta repentina  inscripción en las elecciones. Pensé que tanto usted como ella compartían mi visión de futuro para la isla. ¿Estaba equivocado pues en mi parecer?

Si ciertamente lo de Livia me tenía mosca, no era hora de ponerme en contra a Salvio. Pero si era hora de saber si él mismo, en su propio discurso me podría dar alguna pista. De momento, se presentó de buenas formas, por lo que no debía saber que el tipo al que pillaron era de los míos...principalmente porque vino sin guardia a mi casa.
Meneror
Mensajes :
334

Fecha de inscripción :
21/03/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm73/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (73/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm99265/790000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (99265/790000)
Berries: 89.310.000
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Omega Mar 18 Ago 2020 - 2:56

Quemar la cabeza en la hoguera tiene un fallo: huele. Huele mucho, y realmente mal. Acabas teniendo que abrir una ventana para tomar aire, tosiendo con fuerza. Definitivamente no volverás a cometer el error de estar cerca para asegurarte de que un cuerpo humano arde. Si eso a dos o tres metros. O dejar a un subordinado encargarse. En fin, tras eso decides combatir el mal olor con una cantidad aproximada de treinta y seis varillas de incienso. El resultado es que entre la cabeza ardiendo y el incienso parece que estés asistiendo a una orquesta nasal. O al váter de un restaurante de comida excesivamente especiada. En el momento en que atiendas a Salvio en el otro salón, este arruga la nariz:

- ¿A qué huele? - parece algo confuso - ¿Alguien ha comido pollo tandoori?

Escucha tus palabras al principio con una sonrisa, luego con una mezcla de extrañeza y confusión. Finalmente niega con la cabeza y dice:

- No lo entiendo, señor Meneror. ¿Qué tenemos que ver la señorita Livia y yo? - arquea una ceja - Lamento no poder contestarle, pues no conozco lo suficiente a la señorita como para atreverme a teorizar sobre sus posicionamientos. Sé tanto como usted sobre ella, sus intervenciones en público. Y ambos sabemos que un político astuto no revela sus cartas hasta el final.

No alcanzas a descifrar su mirada. ¿Tal vez esté confuso, o puede que hayas despertado sospechas? Recuerdas en ese momento que se suponía que su reunión con Livia no era un dato público, sino algo que descubrieron tus espías. Tal vez por eso no entienda a lo que te refieres; puede que esté asumiendo que no lo sabes. O tal vez esté jugando contigo.

- En cualquier caso, creo que mi visión para la isla es clara, ¿no es así? Yo soy un maestro de gremio, no un político. Solo quiero lo mejor para el pueblo. Si el pueblo prospera, también lo hará la isla.

Tal vez quieras pisar con cuidado, o tal vez no quieras pisar en absoluto este suelo. O a lo mejor no lo consideras una amenaza. En cualquier caso, si tienes un plan concreto continuará la interacción, si no, puedes hacerle las preguntas que desees y asumir que tras eso se marcha.
Omega
Mensajes :
269

Fecha de inscripción :
10/09/2019


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm64/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (64/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm66580/1000000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (66580/1000000)
Berries: 738.000
Ver perfil de usuario

Agente de campo
Omega

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Meneror Mar 18 Ago 2020 - 9:02

-Estamos fumigando una estancia Señoría- le diría con tono amable- Ayer me encontré con una rata en mi salón y no es la primera vez que pasa. Así que he decidido tomar cartas en el asunto. Disculpe por el olor, es temporal no se preocupe ¿Coñac?- le diría mientras me levantaba y me iba hacia el mueble bar dándole la espalda mientras me explicaba su parecer sobre el asunto de Livia- Cierto Señoría, simplemente se lo comentaba ya que me ha sorprendido, nada más al fin y al cabo...

Volvería con una copa de coñac en la mano, dos si Salvio quería una. Se la entregaría y me quedaría de pie con el vaso en la mano- ...es una rival digna y de buen corazón, no puedo esperar nada más que progreso ante su candidatura. Todos queremos lo mejor para Toussaint, unos más que otros, y si os soy sincero me gusta ver que más de uno comparte mi visión de avance y progreso, como usted, como la Srta Livia.

Salvio me había dado lo que necesitaba con su simple respuesta. Era hora de apuntar a otros lugares. Sin embargo no quería ser descortés con el caballero a pesar de que sólo algunas cosas me sirvieron para mis propósitos. A pesar de todo estaba ciertamente molesto con tanto misticismo, pero no podía culpar a nadie de ello. Bebería mi coñac y volvería a darle la espalda a Salvio para servirme otra copa. En ese momento diría con tono calmado y muy serio sin quitar la vista de l coñac que me estaba preparando.

-La gente no siempre dice lo que piensa, se limita a evitar que prosperes...en la vida.


Dicho esto pasaría un rato más con Salvio, ofreciéndole algún aperitivo y charlan don el de temas de trabajo, por su parte sobre el suyo, por mi parte sobre las futuras construcciones que tenía en mente. Nada peligroso. Tras una hora le despediría educadamente en la puerta de la mansión yo mismo. El maestro llegaría por la tarde, y me gustaría preguntarle por sus avances en la búsqueda de la droga en las calles, del mismo modo que preguntarle por sus inquietudes políticas...al menos intentarlo.

Una vez despachado el invitado me pondría a pensar que hacer. La gente menos influyente del consejo estaba influenciada parte pro mi, parte por el resto de candidatos. Había que unificarlos bajo una misma bandera, o discurso. Y eso es lo que iba a hacer. Cogí pluma y papel y comencé a preparar un discurso que daría el día siguiente en una velada con los principales integrantes del consejo, y si, aunque solo fuera por guardar las apariencias invitaría a los más influyentes también. Quería procurar ganarme con aquel discurso tanto a unos como a otros, y de paso, asustar a la competencia. Pondría todo mi empeño en llevarlo a cabo, pero también estaría pendiente por si recibía a través del den den mushi alguna información de algún candidato a mayores tal y como se estaba haciendo estos días. Pero antes de organizar la "quedada" esperaría a hablar con el Maestro Archaon.

Meneror
Mensajes :
334

Fecha de inscripción :
21/03/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm73/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (73/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm99265/790000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (99265/790000)
Berries: 89.310.000
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Omega Mar 18 Ago 2020 - 19:12

La conversación con Salvio es amena. Acepta tu copa de coñac y te ofrece los servicios de su gremio para las próximas obras en la ciudad. Tratáis diferentes temas, y acabas logrando ver en parte de qué pie cojea. El maestro de albañiles es un hombre de origen humilde, de una familia de Water Seven. Ha tenido una vida dura y tenido que escalar hasta su posición actual con todo en contra, sin perder de vista sus orígenes en ningún momento. Realmente le preocupa el problema de la droga, más allá de su tapadera. Eso es lo que sacas en claro antes de que finalmente se despida. Durante la tarde, antes de la llegada de Archaon, un sirviente se acerca y te tiende una carta sellada.

- Un niño ha traído esto. Dice que es de un tal B.

Cuando al fin la abres, ves que es una nota escueta escrita apresuradamente:

L se ha reunido tanto hoy como ayer y anteayer a las mañanas con un hombre con aspecto de ser del vulgo. Cerca de la treintena, ancho de hombros, no muy alto y pelo negro corto. Sabemos que iba armado. Hoy hemos logrado seguirle. Creemos que su escondrijo está en un edificio en ruinas de la Vieja Toussaint, de antes de la colonización.

B.


Junto con la carta tienes un croquis de la zona del escondite, y este señalado. Reconoces que está en una zona entre la ciudad nueva y la fábrica de armas, un sitio lleno de edificios y ruinas como las que te encontraste cuando llegaste por primera vez a Toussaint. Tras esto te dispones a preparar todo para la llegada de Archaon. Llegan las cinco y veinte y ya estás listo. A las cinco y media no llega. Tampoco a las seis menos cuarto. Ni a las seis en punto. A las seis y diez estás perdiendo la paciencia cuando de repente escuchas una voz cerca tuya.

- Buenas tardes, Señoría. Me había llamado, ¿me equivoco?

Archaon está a un lado del despacho, junto a la ventana, que está abierta. ¿Cuándo la abriste? Se acerca a ti y sin pedir permiso se sienta en la silla frente a ti, acomodándose y cruzando una pierna sobre la otra.

- Como sabrá, soy un hombre ocupado, signore - sonríe - así que vayamos a los negocios. ¿Tiene algo entre manos?
Omega
Mensajes :
269

Fecha de inscripción :
10/09/2019


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm64/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (64/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm66580/1000000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (66580/1000000)
Berries: 738.000
Ver perfil de usuario

Agente de campo
Omega

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Meneror Mar 18 Ago 2020 - 19:51

Parecía que la información era clara y jugosa, eso me gustaba. El problema de Livia tenía que esperar mientras atendiera otros asuntos más importantes. Ya que Archaon no tardaría mucho en aparecer. Sin embargo no podía evitar darle vueltas al asunto, y como donde mejor pensaba era el despacho me fui para allí a esperar, no sin antes llevarme a dos de los guardias conmigo. Pues después de la aparición de los hombres de Ivan y de posibles peligros a mayores prefería tener vigilancia cerca. Ambos se colocaron en el umbral de la puerta ( desde dentro) del despacho vigilando.

Pasaban los minutos y Archaon no daba llegado y empezaba a impacientarme. Me puse a leer papeles y a revisar ciertos mapas de Toussaint mientras tanto, aunque fuera para localizar a Livia donde estuviera aproximadamente dentro de la zona antigua mientras lo comparaba con el croquis, ya que la entrada venía marcada. Me encargaría de ello yo mismo, pero no ahora. Ahora tocaba hacer una llamada.

-B, Soy M. Necesito que mandes a unos cuantos  hombres a hacer un sondeo sobre mi popularidad en la isla. Necesito saber que opina el pueblo de mi. Visitad tabernas, burdeles, mercados y poned oídos a todo lo que hablen. Estaré pendiente del den den mushi, y gracias por el envío.

Dicho esto colgaría  y esperaría por otros quince minutos y ya estaba desesperado dando vueltas en la estancia y hablando solo en un idioma inteligible para los guardias, pues escuchaban cosas como: "Merda Santa" "Come osi farmi questo" "Bastardo, ti insegno a essere puntuale" mientras juntaba los dedos de mi mano derecha y los movía de adelante hacia atrás mientras la vena del cuello y de la frente se me marcaba. Odiaba la impuntualidad pero debía contenerme al menos delante de Archaon si es que se dignaba a aparecer. Los guardias podría decirse que "alucinaron" un poco. Así que para focalizar mi enfado iría al escritorio de nuevo y guardaría todos los mapas en el escritorio y el croquis en mi bolsillo del traje, y me disponía a levantarme de la silla cuando escuché una voz. Era la de Archaon que  había aparecido en la ventana. ¿En que momento estaba abierta? Los guardias no pudieron ver nada ya que estaban al fondo de la estancia, junto a la puerta, y yo estaba al otro lado junto al ventanal. Al margen del protocolo, totalmente violado por este hombre le recibí con el que se merecía, no sin antes ver como se sentaba frente a mi.

-Señoría un placer verle por aquí. Admito que no es una entrada muy ordinaria, pero me alegra que al final pudierais venir a mi morada-
diría mientras abría el cajón derecho del escritorio y sacaba dos pequeños vasos de cristal y una botella de Whisky que ponía sobre el escritorio- ¿Le apetece un Whisky?.

Según lo que me respondiera le serviría o me lo serviría yo.

-Se que sois un hombre ocupado, pues así me lo ha hecho entender vuestra ¿secretaria?. Sin embargo no pretendo quitaros demasiado tiempo. Os llamo por algo que me gustaría saber. Como bien sabéis quiero acabar con la droga que se cuela en esta isla, de hecho, anoche  se logramos descubrir el centro de distribución de la misma y el comandante se ha encargado de acabar el trabajo. Creedme si os digo que poco a poco limpiaremos esta ciudad.

Daría un sorbo al whisky y le continuaría.

- Si, Señoría, no lo llamaría negocios propiamente sino más bien una charla entre dos Toussianos preocupados. Como candidato me preocupo por la ciudad al igual que vos de los peligros que puedan acechar, esperad un segundo por favor.

Me acerqué a la ventana y la cerré  pues me molestaba el aire que entraba por ella.

-Ya estoy con usted, disculpe. Bien iré directamente al grano. Me preocupa que estas elecciones estén demasiado enfocada a las gentes pudientes de la isla, olvidando de este modo a los que realmente levantaron este país, los ciudadanos de a pie. Si bien es cierto que diversas gentes ayudaron a levantar lo que hoy conocemos como Tosusaint y a que esta prosperara, tengo la sensación de que no se le ha dado demasiada importancia al resto. He podido observar desde que levanté la primera piedra que los campesinos son los que permiten que nuestro vino llegue a las mesas, al igual que las viandas. Que nuestros arquitectos levanten edificios donde cobijarnos o que nuestros mineros trabajen día y noche para fomentar el comercio que llega a todos los bolsillos menos a los suyos. Con esto le quiero decir que pretendo cambiar esa situación. Toussaint es el pueblo, y me gustaría conocer su posición para con esta opinión. Como maestro de espías ha podido observar de todo este tiempo, y atendido asuntos tan graves como la droga en nuestras calles, y sin embargo, no se hace todo lo posible. Por este motivo, tengo intención de reunir al consejo cuanto antes para llevar a cabo una reunión que trate sobre la ilegalización de las drogas en nuestra isla.

Cogería aire  y me encendería el décimo habano del día.

-Y vos sois alguien que conoce bien a las personas, ¿contaría con su apoyo de hacerse esta reunión?

Tras exhalar la primera bocanada de humo hacia el techo me dirigí a uno de los guardias de la puerta, concretamente al de la izquiera y le señalé la caja de puros que había en una mesita en el centro.

-Muchacho, por favor, acercadme la caja hasta su Señoría
- diría antes de dirigirme a Archaon nuevamente mientras me levantaba de la silla y me ponía al lado de su Señoría.- ¿Quiere uno?

El guardia colgó el mosquete a su espalda y cogió la caja, tras eso vino hasta nosotros y la depositó sobre el escritorio, echándose unos pasos hacia atrás y tomando el mosquete de nuevo en sus manos.
Meneror
Mensajes :
334

Fecha de inscripción :
21/03/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm73/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (73/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm99265/790000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (99265/790000)
Berries: 89.310.000
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Omega Jue 20 Ago 2020 - 1:25

Archaon rechaza educadamente el whisky indicando que no bebe alcohol. Cuando le explicas el asunto de la droga, sonríe levemente.

- Algo había oído. Una preocupación menos para todos, ¿no cree?

Se limita a escucharte hablar de momento. Y parece que va a decir algo cuando te diriges a la ventana a cerrarla, pero en el momento en que haces eso, escuchas un chillido de dolor afuera. Colgando de la ventana y con los dedos aprisionados entre esta y el marco hay un hombre joven. Tiene el pelo pajizo largo y lo que parece una especie de papel pegado a la ropa a su espalda con el color de la casa. ¿Sería para que no lo distinguieran desde el exterior? Probablemente. En cualquier caso, tienes una ratita colgando de tu ventana. ¿Qué harás con este tipo? Ves cómo Archaon se ha levantado. A pesar de que intenta ocultarlo, notas tensión en él. Se acerca cautelosamente a ver lo que ocurre, y dice:

- Veo que habéis cazado una pequeña rata, excelencia. Libraos de ella y continuemos hablando. O mejor, capturémosla. Tengo modos de hacer hablar a la gente. Podría estar aquí de parte de alguien. En cualquier caso, silenciémoslo o si lo aprisionamos tapémosle los oídos. Tengo un asunto importante del que hablar con vosotros relativo a las drogas.

Cuando decidas qué hacer con el tipo que tienes atrapado, si pretendes seguir hablando con Archaon, este se pondrá serio. Igual quieres insistir y contarle igual tu plan de la reunión, pero este insistirá en contarte lo que ha descubierto sobre la droga. Si le dices lo de la reunión de todos modos, dirá que te apoyará si pretendes ilegalizarlas, pero que le hagas caso y escuches lo que tiene que decirte.

- He descubierto con mis contactos que pronto habrá una reunión de traficantes que huyeron del Comandante Batelier. Sé de buena tinta que no van a estar todos, con lo que enviar a la guardia sólo serviría para que su jefe se esconda aún más. Sin embargo, si un hábil político espiase la reunión y presentase datos interesantes que ayudasen al total desmantelamiento del grupo... - se encogió de hombros - probablemente los rumores negros sobre dicha persona perderían fundamento y ganase apoyos suficientes para ser Lord Protector. Y en ese momento dicha persona se lo agradecería a quien se lo ha hecho posible manteniéndolo en su puesto.
Omega
Mensajes :
269

Fecha de inscripción :
10/09/2019


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm64/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (64/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm66580/1000000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (66580/1000000)
Berries: 738.000
Ver perfil de usuario

Agente de campo
Omega

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Meneror Jue 20 Ago 2020 - 9:30

Sabía de sobra que Archaon no era un necio, pero tampoco había sido el más listo de la famiglia en su momento. Largo tiempo había pasado desde nuestras últimas andanzas, por lo cual, conocía bien a ese bastardo. Tampoco creo que hubiera cambiado mucho estos años, y en vista de sus modales, estaba en lo cierto.

Cuando me acerqué a la ventana y la cerré se escuchó un estrepitoso grito, y pude ver como unos dedos habían quedado entallados con la propia ventana.¿ Que demonios? Me asomé por el cristal para intentar ver quien era ya que la ventana seguía cerrada. Era un hombre de pelo pajizo que tenía el color de la fachada del edificio en su espalda en lo que parecía algún tipo de papel.

Mis dos guardias estaban a la expectativa y ya se habían puesto en posición defensiva y listos para apuntar a la ventana, sin embargo yo les hice un gesto con la mano para que se detuvieran, mientras yo estaba junto a la ventana mientras escuchaba de espaldas las palabras de Archaon. Casi me río en la sala, sin embargo preferí guardármela ya que definitivamente Archaón no había cambiado. ¿Tan necio me consideraba? O sea, tengo lo que a todas luces es un espía colgado de mi ventana, cuya procedencia desconozco. Bien podría echar culpas sobre ciertas personas, pero el detalle de que Archaon se levantó de repente y que tenía cierta aura de tensión confirmaba mi  sospecha. Por fortuna no había hablado todavía nada con él, y de no haber hecho lo de la ventana...habría salido muy mal parado.

Me quedé mirando a Archaon con rostro serio, y con la mirada clavada en él sin decir nada absolutamente. Ya era hora de empezar a tomarse las cosas de forma seria. Ya era hora de empezar a hacer cosas para avanzar. Así que me dirigí a mi escritorio y abrí uno de los cajones donde había dos pequeños abrecartas con mango de marfil. Los cogí y los llevé en mi puño hasta la ventana, pero antes me quedé mirando a Archaon.

-Por lo que a mi respecta, Signore...esto es alguien que  intenta robarme.- diría antes de clavar el primer abrecartas en el dedo índice de aquel tipo, clavándolo hasta tal punto que se clavó en la madera de la ventana, dejándolo enganchado de ese dedo. Yo continuaría hablando a Archaón.

-¿Y sabe que ? No soporto a los ladrones- diría clavando el segundo abrecartas en su dedo anular, clavándolo también contra la madera de la ventana. Obviamente el tipo seguiría gritando seguramente.

Obviamente no era un ladrón, sino un espía. Y que Archaon se pusiera tenso daba que pensar, y más cuando el discurso de "yo mismo le haré cantar" no colaba en absoluto, o al meno eso pensaba. O sea, ¿Entras por mi ventana y resulta que hay alguien más escuchando nuestra conversación y  deseas hablar sobre el tema de la droga y hacer "negocios" para ver si suelto algo que me pueda incriminar o dar rienda suelta a esos "rumores", oh no amigo. A ese juego no iba a jugar, pero Archaon me dio la mejor idea del mundo, y no, no era volver a intentar poner a Ivan en mi contra.

Así que con los ojos di un indicativo a uno de los guardias que fuera a la ventana a "vigilar", mientras yo me acercaba a Archaon para responder a sus últimas palabras, pero estaba totalmente serio y con la mirada tan clavada con él que podría perforarle la cabeza. Incluso se podía notar un poco la vena del cuello debía a que me estaba conteniendo.

-Creo que por hoy podemos dejar de hablar de estos asuntos, "Signore", y tratar ese asunto que me acaba de comunicar sobre la droga en otro momento más "intimo". Como ve, los "ladrones" están...por todos lados. Así que no, no se preocupe, pues yo mismo me encargaré de que esa basura tenga cuenta con la justicia, pues está en mi propiedad, por lo tanto yo me encargaré. Así que no os preocupéis....ahora, si sois tan amable os pediría que os marcharais- y finalmente di la puntilla- Se que sois un hombre ocupado y no me gustaría teneros de más tiempo aquí. Retomaremos las conversaciones en otro momento.

Así que le despediría con toda la educación del mundo y sin darle chance a que viera una conducta reprochable por mi parte. Había que quedar como un "caballero" frente a Archaon, a pesar de que era una inmunda rata. Si Archaon se iba de la mansión sin dar problema alguno, y tras cerciorarme de que se iba realmente, y no pulularía por alrededor de la mansión yo mandaría al resto de guardias a hacer ronda alrededor de la casa en vez de en el interior donde estaban.

En cuanto la cosa estuviera " segura" ordenaría a uno de los guardias que estaba conmigo en el despacho que metiera a aquel "espía" dentro del despacho y lo sentara en el sillón donde estuvo Archaón previamente. Para evitar mayores problemas el otro guardia estaría apuntándole durante este proceso todo el rato. Si todo salía bien, me dispondría a hablar con él, a tratar de sacarle información, y de paso, entregarlo al mismísimo Comandante si no tenía nada importante que decir.

Yo por mi parte me quedaría pensativo unos segundos frente a él. Parecía que mis planes acaban de ser adelantados estrepitosamente, y que habría que actuar esta noche a más tardar. Pero primero iba a tener una charla con ese tipo.
Meneror
Mensajes :
334

Fecha de inscripción :
21/03/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm73/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (73/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm99265/790000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (99265/790000)
Berries: 89.310.000
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Omega Jue 20 Ago 2020 - 17:54

Archaon al principio te sostiene la mirada con rostro inexpresivo. Luego sonríe, te dedica una reverencia y dice:

- Como el Señor de Toussaint diga. Nos veremos en el Consejo del día veinte, ¿verdad?

Algo en su forma de decirlo destila malicia. Acompañas a Archaon fuera del lugar y te aseguras de que realmente se marcha, tras lo que ordenas a los guardias patrullar por los jardines. Al cabo de quince minutos te aseguran que todo está despejado y dar orden de subir al hombre al interior. Solo hay un problema: en el momento en que lo sacan de la ventana y lo suben, el hombre está muerto. Tiene una herida de bala en la nuca. Ninguno de tus guardias dice haber escuchado ningún disparo, y realmente tú tampoco lo has hecho.

- ¿Qué hacemos con el cadáver, señor?

Tras decidir qué hacer con el cuerpo, pasas la tarde dedicado a tus asuntos. Tal vez incluso quieras descansar un poco y tomarte una copa, o quién sabe, el vigésimo habano del día a este ritmo. Vas a quedarte sin ellos como sigas fumando tan rápido. Al anochecer, un guardia te trae de nuevo una carta sellada. Te dice que el niño espera para transmitir la respuesta, y que le tienen vigilado en los jardines.

Tenemos novedades, M. Hemos encontrado los cuerpos de los hombres que vigilaban al "viejo soldado" y a "lengua afilada". Estaban en una fosa común del cementerio. El sepulturero nos dijo que los enterraron la noche del día 13, el mismo día en que les perdimos la pista. Con respecto al asunto de la "surcadora", tenemos los operativos listos. Dé la orden y partiremos.

G.
Omega
Mensajes :
269

Fecha de inscripción :
10/09/2019


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm64/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (64/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm66580/1000000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (66580/1000000)
Berries: 738.000
Ver perfil de usuario

Agente de campo
Omega

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Meneror Jue 20 Ago 2020 - 18:33

"Por supuesto" le diría sin más. Hijo de mil rameras portuarias...como era obvio el "espía" acabó muerto con una balazo en la nuca. ¿Pero cómo y cuando ha sucedido esto? Sin duda había sido Archaon, ya que nadie como él tenía las habilidades necesarias para hacer algo tan limpio. Ese bastardo me había impedido obtener la información que quería y en parte me cabreaba. Sin embargo, no contaba con este espía y su aparición fue lo más inesperada. Así que dije que llevara el cadáver al centro de la estancia y ordené a aquellos guardias que avisaran al resto y que ya se podían ir a sus casas, pues su servicio había acabado por hoy, que tan sólo se quedaría conmigo un guardia toda la tarde. Les diría que fueran al mueble de la entrada y allí encontrarían sus respectivas bolsitas de oro como pago por sus servicios de hoy.  Pero antes de que se fueran les comuniqué que no debían comentar este asunto del cadáver con nadie, que yo mismo informaría a las autoridades para que vinieran a recogerlo.

Así que una vez la mansión estuviera vacía, tanto de guardias como de servicio yo me serviría una copa en el despacho para tomarme un maldito "respiro" y servirme un vino . También aproveché para ponerme mi bata de andar por casa.

Pocos minutos después me habían traído una carta, la cual leí. Parecía que G tenía todo listo, y era hora de actuar. Se le comunicó al niño lo siguiente: Hacedlo cuando la luna asome en el cielo.

Contaba con que el mensaje se llevara a cabo a los pocos minutos, así que había que ser rápido. El día se tornó en noche, y le dije al guardia que quedaba conmigo que comenzara a abrir todas las botellas de alcohol que había en el despacho y empapara el suelo, el cadáver y las alfombras y cortinas. Si se veía corto tenía permiso para ir a las cocinas y coger aceite y más alcohol si fuera necesario. Yo por mi parte me pondría  iría a mi habitación y haría lo mismo. Lo bueno de ser un fumador y bebedor es que tenía botellas con alcohol y muebles bar casi en todas las estancias. Así que fuimos rociando todo lo que  veíamos, raudos como el viento, no sin antes haber cerrado todas las cortinas de la casa para evitar "miradas indiscretas".

Cuando habíamos acabado el guardia se reunió conmigo en el Hall de la mansión.

-¿Habéis acabado?- le preguntaría- La luna se alzará en un par de minutos, así que coged vuestro pago en ese mueble de la entrada y no hagáis preguntas ¿De acuerdo?

El guardia asintió y se dispondría a  ir hacia el mueble. Así que acto seguido cuando fuera para allá le golpearía con la bola de oro del garfio la cabeza, con intención de dejarlo inconsciente. ¿Porqué no lo mataba con el garfio? Simple, me mancharía de sangre y no me convenía. Si lograba dejarlo noqueado vertería  la última botella de Whisky sobre él. Tras eso iría a los cuartos corriendo y encendería una cerrilla en mi cuarto y otra en la cocina y despacho, haciendo que la casa empezara a arder. Finalmente encendí la última cerilla sobre el tipo inconsciente. La mansión comenzaría a arder y yo esperaría tras la puerta de la mansión mientras las llamas iban creciendo en extensión y tamaño hasta el punto, que tras esperar un rato me viera obligado a salir por culpa del humo. Saldría de la mansión tosiendo y corriendo hacia adelante hasta caer al suelo, como si estuviera escapando del fuego. Seguramente algún que otro ciudadano habría visto las llamas a lo lejos.

Mientras estaba sentado en el suelo "recuperándome" eché un vistazo hacia la ciudad, la luna ya estaba en lo alto, y esperaba poder ver como mi casa no sería la única que se perdía esa noche. Al menos yo daría el pego de que alguien me había intentado quemar vivo junto a mi casa aquella noche. No me había olvidado de los hombres que habían muerto al intentar espiar a la serpiente y al viejo soldado, pero ahora mismo estaba ocupado con otras cosas.
Meneror
Mensajes :
334

Fecha de inscripción :
21/03/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm73/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (73/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm99265/790000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (99265/790000)
Berries: 89.310.000
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Omega Jue 20 Ago 2020 - 18:52

Tras dejar a su suerte al pobre guardia que tan lealmente te había servido, prendes fuego a tu mansión. Ves cómo las llamas hacen arder tu hogar, con las pocas pertenencias que has decidido salvar a tu lado. Poco a poco el fuego se extiende mientras, pobre de ti, te recuperas del poco humo que has tragado. La gente tarda un poco en llegar, pero puedes ver cómo desde el momento en que el fuego se hace visible, empiezan a llegar personas corriendo.

- ¡Señor Meneror! ¿Está bien?

- ¡Rápido! ¡Traed agua!

Si querías alguna clase de encuesta o prueba sobre cuánto te quiere el pueblo de Toussaint, no podrías haber pedido una mejor manera. En cuestión de minutos lo que parece el completo de la ciudad (o como mínimo, la gente de todos los barrios adyacentes a la colina) está formando cadenas humanas pasándose cubos de agua para intentar combatir las llamas y salvar tu casa, mientras un grupo te cuida y te ofrece comida y bebida. Incluso un médico se acerca para comprobar que estás sano y no has sufrido daños en el pulmón. Todo parece haber salido bien. A medida pasa la noche se te hace evidente que no van a lograr salvar tu mansión. Tal vez hasta finjas alguna lagrimita de cocodrilo, pero tú estás encantado, ¿verdad? Lo que te empieza a escamar un poco es que no ves ningún fuego en otros puntos de la ciudad.

- ¡Mi señor!

Helenne se acerca corriendo hacia ti, pálida como la luna. Te toma la mano preocupada y comprueba que no estás herido. Una vez se queda contenta, suspira profundamente aliviada y se relaja, murmurando:

- Alabada sea la Dama... - entonces, más serena, te dice - La Iglesia de la Dama no dejará a su benefactor y voz de la diosa en las calles. Os ofrezco una estancia en la catedral. Me aseguraré de que sea cómoda y esté bien amueblada.
Omega
Mensajes :
269

Fecha de inscripción :
10/09/2019


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm64/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (64/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm66580/1000000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (66580/1000000)
Berries: 738.000
Ver perfil de usuario

Agente de campo
Omega

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Meneror Jue 20 Ago 2020 - 19:12

Bueno, al menos la cosa había funcionado medianamente bien. A pesar de que tenía a "media" ciudad allí me estaba escamando mucho no haber visto otros fuegos en la isla. Sin embargo había logrado algo importante, algo que me venía muy bien....que el pueblo se preocupara por mi. No tardaron en socorrerme y en procurar mi bienestar. Yo sin embargo quedaría "absorto" mirando como la mansión ardía. En mi rostro se dibujaba claramente una cara de enfado e impotencia fingidos, hasta tal punto que me levanté mientras decía; Si, todo está bien pero sin quitar la vista de la mansión mientras me acercaba a ella lentamente hasta llegar a una estancia prudente.

Los ciudadanos obviamente estaban preocupados, pero imagino que lo estarían más en cuanto me vieran girarme con cara de auténtico enfado.

-¡No hay honor! ¡ Han atentado contra mi vida en mi propia casa! ¡ A mi,
mi que lo he dado todo por esta isla, por sus gentes! ¡He levantado casas, he levantado iglesias, he dado trabajos, he dado estabilidad y una identidad común para todos! ¡Pero parece que mis enemigos no contentos con mi candidatura han optado por el camino más vil y deleznable!
- dije señalando la casa en llamas mientras me dirigía a la gente- No os confundáis gentes, esto no ha sido un único atentado hacia mi persona, pues yo sólo soy de carne y hueso. Pero, así como ustedes me han visto como un símbolo de esperanza para Toussaint, otros me ven como una amenaza. ¡No cejaré en mi empeño, pues si han atentado contra mi vida significa que alguien está intranquilo, que alguien no duerme bien por las noches y teme perder sus privilegios!

Cogí un poco de aire antes de continuar mientras se me hinchaba el pecho.

- No pienso ceder a los viles chantajes, rumores o atentados, no pienso cejar en la esperanza que tengo para con este pueblo. ¡Pueden quemar mis propiedades, pueden atentar contra mi vida, pueden maldecirme con palabras, pero no conseguirán que yo siga aquí un día más para recordar a todos, que Meneror no piensa dejar a su gente en la estacada! Lo juro por la Dama, la cual me ha salvado de las llamas, y esta me hablará en consecuencia para dar caza y castigo a los que han osado atentar no sólo contra mi, sino con todo aquello que pretendo representar!...

Mis palabras se cortaron en le mismo momento que fingí una debilidad que hizo que cayera de rodillas al suelo, para ser atendido por la gente de alrededor. Entre todas las voces escuché la de la Suma Sacerdotisa que me ofrecía asilo político en la catedral hasta que todo esto se solucionara. La noche iba a ser muy corta, pues asentí a la propuesta de Helenne para acabar durmiendo en la estancia que me asignaran. Mañana sería otro día...y un día lleno de cosas que hacer.
Meneror
Mensajes :
334

Fecha de inscripción :
21/03/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm73/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (73/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm99265/790000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (99265/790000)
Berries: 89.310.000
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Omega Jue 20 Ago 2020 - 20:12

- ¿Qué han hecho por nosotros los ricos? ¡Nada, salvo quedarse con el pan de nuestra mesa! ¡Meneror es el único que ha hecho alguna vez algo por el pueblo!

- ¡Mi patrón me hace trabajar del amanecer al atardecer por un plato de sopa y quinientos berries! ¡Apenas me da para dar de comer a mis hijos!

Has inflamado las llamas de la rabia. El pueblo empieza a estar verdaderamente furioso. Empiezan a dan discursos cargados de odio y furia, clamando por la sangre de tus enemigos. No sé hasta qué punto pretendías enardecerlos, y aunque no estén en condiciones de marchar ya mismo a tomar el Palacio de la Dama, el pueblo ha simpatizado con tu causa. Algunos empiezan a dar vivas al rey Meneror, único gobernante al que quieren. Empiezan a entonar himnos contra la tiranía y la injusticia, y pronto tienes al menos a dos centenares de personas reunidas en la zona. En medio de esto, Helenne se te acerca.

- Aún no es el momento, mi señor - susurra - Tenéis las armas, pero aquí no hay más que unas trescientas personas. Necesitaréis a más de la población de Toussaint. Mañana en la misa de las doce rezaré por vos y en contra de vuestros enemigos.

Helenne te lleva en carro a la catedral. Te guía a los mejores aposentos de esta, donde te espera una cama grande y cómoda. Tras prometerte que para cuando despiertes tendrás un desayuno y ropa nueva, te deja descansar. Y efectivamente, al día siguiente tienes cinco ropas de prenda nuevas. No son de tu talla exacta, pero el siervo que está esperando te indica que a media mañana un sastre se pasará a tomarte medidas. Al fin y al cabo la mayor parte de tu ropa ha ardido en el incendio. ¿Tal vez tengas alguna pieza en el barco? Tras eso, te guía a la estancia donde te espera la suma sacerdotisa para desayunar. El almuerzo no es muy esplendoroso: hogazas de pan recién horneado, mermelada de frambuesas y agua del pozo, aunque para ti te han preparado además café si así lo quieres.

- Tengo noticias, mi señor. Pese al esfuerzo del pueblo, para cuando el incendio ha sido controlado, la mayor parte de la mansión había ardido. Se ha perdido casi todo - deja un momento de pausa y murmura una corta oración - Parece que los culpables han atacado también a la candidata Livia, aunque tenía vigilantes hábiles en su casa y almacenes. Los guardias aún están recogiendo cadáveres de los asaltantes - te mira con seriedad - Os lo pregunto ahora: ¿creéis que ha sido obra de Alaïse du Montroyale?
Omega
Mensajes :
269

Fecha de inscripción :
10/09/2019


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm64/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (64/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm66580/1000000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (66580/1000000)
Berries: 738.000
Ver perfil de usuario

Agente de campo
Omega

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Meneror Jue 20 Ago 2020 - 20:45

Parecía que había tenido la respuesta ante mis ojos todo este tiempo y sólo la veía parcialmente. Quién controlaba al pueblo controlaba de alguna manera a las élites. ¿Pues que podían hacer los ricos frente a los pobres si se veían superados en número y en táctica?¿ Quién trabajaría sus campos? ¿Quién construiría sus negocios? Sin duda aquello era un filón a explotar. La semilla de la revolución había sido plantada, y yo era ahora mismo el "líder" para muchos. Si bien era cierto que las elecciones se acercaban a su cenit ¿Quién diría que los otros candidatos tendrían poder real frente al pueblo?. Muchas opciones se abrían ante mi, pero cansado de cavilar dejé que pasara el día y procuré descansar.

Cuando me levanté, la buena de Helenne me había dejado ropas limpias, aunque no había acertado del todo en el tallaje se agradecía igualmente. Además habían previsto la visita del sastre para tomar mis medidas. Que considerada, que amable. Finalmente uno de los siervos me llevó hasta la estancia donde desayunaría con Helnene a la cual saludé con la cabeza nada más entrar hasta que me senté cerca de ella.

-Sois muy amable y agradezco vuestro asilo y cortesía su reverencia.- dije cogiendo una de las tostadas y colocándola en mi plato mientras que Helene me contentaba lo de mi casa.-  Veréis Helene, las casas pueden reconstruirse,  por tanto nada debo temer, sin embargo dejadme deciros algo que suelo decirme a mi mismo todos los días...

Cogí el bote de la sal y lo puse frente a Helene - “Nadie puede elegir su destino reverencia. Un rey puede mover a un hombre, un padre reclamar a un hijo, pero no olvidéis que aunque aquellos que la mueven a usted sean reyes, o sean hombres con poder...-dije colocando el bote de azúcar, más grande que el de la sal y cuya sombra se proyectaba sobre el de la sal al aldo- .... usted es la única responsable de su alma.

Tras decir aquello volví a centrarme en mi plato y escuché las últimas palabras de la sacerdotisa.

-Parece ser que estamos asustando tanto la Srta. Livia como yo a alguien poderoso, sin duda alguna. ¿Han matado a todos los asaltantes? Al menos ella ha dejado guardia y suerte ha tenido...me alegro por ella la verdad. Sin embargo y con todo mi pesar, podría acusar perfectamente al Sr. Montroyale, pues todos saben que es mi rival directo en el mundo de la política, sin embargo Helene, no puedo evitar dudar tampoco de la propia señorita Livia. Pues mi casa ha ardido y la suya simplemente no. ¿Quién no me dice que ha orquestado todo esto? Mucha casualidad es que su propiedad no ardiera y que hace unos días se presentara como candidata...todo me huele muy mal Helenne, todos van a por mi...pero no pienso dejarme tumbar...y no tras ver a los lobos que se ciernen sobre Toussaint, así me cueste la vida.

Me serví un poco de agua, pero no bebí de momento ya que continué hablando.

-Hoy tuve un sueño, una epifanía podría decirse. La Dama se me apareció en sueños y me  dijo que no desistiera en mi camino, que continuara. Y eso pienso hacer, no he luchado contra el tiempo, el cansancio y la muerte para ver como esta tierra se marchita por la usurara, el asesinato y la deshonra. Por este motivo, quería pediros un favor Excelencia, un favor que me permitirá despertar a las gentes de Toussaint y a alertarlas del peligro que corren, pues la Dama me ha hablado y no pienso dejar al pueblo a merced de los lobos. Necesito que en vuestra misa entreguéis este mensaje de esperanza y lucha de mi parte. Si no yo mismo daré mi discurso en vuestra misa. Que la Dama no ha abandonado a sus fieles y que yo sigo vivo y dispuesto a luchar. A mayores, necesitaría que difundierais predicadores por toda la ciudad transmitiendo el mismo mensaje. Si queremos salvar a Toussaint, pues debo salvarla, necesitamos al pueblo despierto y unido bajo el manto de la Dama. ¿Me concederíais ese favor?

Otra cosa no, pero Helene era una mujer piadosa, y si bien jugaba con la baza de que yo había sido el creador de esta religión, así como el único que había hablado con la dama con testigos. Estaba seguro que si difundía mi lucha contra el "abuso y el poder" de aquellos que intentaron asesinarme el pueblo actuaría en consecuencia, y a más de  uno de mis rivales se les bajarían los calzones de la mierda que el miedo podría producirles.
Meneror
Mensajes :
334

Fecha de inscripción :
21/03/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm73/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (73/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm99265/790000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (99265/790000)
Berries: 89.310.000
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Omega Vie 21 Ago 2020 - 4:31

Helenne te escucha en silencio. Cuando terminas de hablar, te contesta con el convencimiento y la fe ciega de un fanático. Puedes verlo en cada palabra: ya lo sospechabas, pero ahora lo tienes claro: mientras crea que la Dama está de tu lado, Helenne te seguirá ciegamente.

- La Iglesia estará de vuestro lado. Nadie salvo vos tiene el divino derecho de reinar en Toussaint.

Con respecto a lo de los asaltantes de Livia, te dice que hasta donde ella sabe han muerto todos. Desconoce si han capturado a alguno o si han huido. No parece sorprenderle ni interesarle mucho la idea de que sea Livia en lugar de Alaïse la instigadora del incendio, y se limita a decir que "los enemigos de la Dama sufrirán su ira". Tras eso se va a preparar e instruir a los predicadores para que vayan por las calles hablando del ataque a tu mansión y la maldad de tus enemigos. Acompañas a varios de ellos a dar discursos en las plazas principales, que logran un moderado impacto. Lo interesante llega a las doce, cuando toca la misa del mediodía, en la que darás un gran discurso junto a la suma sacerdotisa. Pero creo recordar que querías hablar con Gibbs, ¿verdad? Cuando llamas, te coge al den den mushi. ¿Qué le dices? Una vez le digas lo que quieres, siéntete libre de rolear el discurso y decirme lo que harás a continuación (o el resto del día).
Omega
Mensajes :
269

Fecha de inscripción :
10/09/2019


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm64/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (64/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm66580/1000000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (66580/1000000)
Berries: 738.000
Ver perfil de usuario

Agente de campo
Omega

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Meneror Vie 21 Ago 2020 - 10:43

Una vez volviera a mi cuarto de "prestado" en la catedral llamaría a G.

-Me alegro de escuchar vuestra voz G, ya me temía lo peor. Quiero que todos los que quedéis os retiréis de los encargos que se os han pedido. Quiero simplemente que hagáis escuchas pasivas, de lo que oigáis por las calles , por los burdeles o por los cafés. No quiero volver a tentar a la suerte, mucho se ha arriesgado. A partir de ahora recibiréis noticias mías por otra vía, la cual, se os desvelará en su momento. Por lo demás gracias por el trabajo hecho G, estamos en contacto.


Dicho esto colgaría ya que uno de los siervos de la Sacerdotisa había venido a mi cuarto para llamarme para salir a la palestra en la catedral. Me tocaba dar un discurso a la población, la cual había visto en primera línea el "atentado" contra mi vida. Así que nada más entrar la gente estaba expectante ante mi, y la catedral totalmente llena esperaba que diera el discurso. Nada más llegar a atril miré al frente y luego a Helenne.

-Primeramente, buenos días a todos. Antes de dar mi "charla" hacia ustedes me gustaría dar las gracias, tanto a la Suma Sacerdotisa Helene aquí presente como a todos aquellos que humildemente, y sin esperar nada a cambio, trataron de sofocar las llamas de mi casa la noche anterior. Debo decir que me siento muy orgulloso de ustedes, de todos y cada uno, y por ello me gustaría darles un aplauso. Pero me perdonarán que yo no lo haga al carecer de una, así que me gustaría que todos ustedes se aplaudieran a sí mismos por su gran valor y devoción, tanto a la justicia como a la Dama por estar hoy aquí.

Tras decir aquellas palabras me agarraría al atril y miraría al frente, empezando así el discurso haciendo referencia al evento del incendio.

-¿Donde acabaríamos, compatriotas, cuando acabe todo esto?. Algunos se beneficiarían. Tal vez los poderosos lograrían sus objetivos de afianzamiento del poder a través del miedo desde sus lujosas casas y vientres llenos sin tener que ver con vergüenza la pobreza, el hambre y la usura que han estado proporcionando todo este tiempo. Se que yo soy uno de ellos a ojos de algunos. Pero puedo decir con total orgullo que mi fortuna, y eso bien lo saben, estuvo siempre a disposición de las gentes de Toussaint, desde el mismo momento en que se colocó la primera piedra. Mientras que otros "poderosos" siguen llenando sus tripas con vino y jabalí. Así que hoy estoy aquí, y acudo a ustedes, el pueblo...para que me den su opinión en estos tiempos tan oscuros donde la vida de un hombre no vale nada y no se duda en atentar contra su vida si para ello los ricos siguen teniendo sus estómagos llenos y sus privilegios asegurados.- dije dando un golpe con el puño cerrado en el atril ante esta última frase.

-Hay claro está personas que ahora mismo conjuran para que no hablemos, para que nos relacionemos y para que ustedes me expongan sus preocupaciones, ya que yo quiero darles soluciones. No me extrañaría que mientras digo estas palabras los opositores a mi forma de pensar estén preparando rumores fasos, basura o incluso asesinos para rematar lo que no pudieron finalizar anoche. ¿Esto es el Toussaint que queremos? ¿El Toussaint que nos merecemos?. ¿PORQUÉ PASA ESTO CAMARADAS? . Porque mientras pueda usarse la fuerza para que el diálogo. Sin embargo las palabras siempre conservarán su poder, las palabras hacen posible que algo tome significado y si se escuchan...enuncian la vedad. Y decidme compatriotas, la verdad es que algo está yendo muy mal en este país. ¿No lo cree?.

Tomé un respiro para coger aire y continuar con el discurso.

- Hace casi un año desembarqué en estas costas con un sueño, el sueño de crear una gran ciudad, justa y equitativa con todos y cada uno de sus futuros ciudadanos. Tal ha sido mi devoción que la propia Dama me habló, se presentó ante mi y algunos de ustedes pudieron verlo en su momento, que ella me dio su bendición para hacer prosperar esta isla y protegerla de insidias, injusticias y de la muerte. No pienso cejar en mi empeño, pues la igual que la Dama cree en mi, yo espero que todos los Toussianos, ricos, pobres o acomodados crean en mi, en mi proyecto de futuro. Pues si creen en  adinerados estómagos, ignorantes y maliciosos la Dama retirará su favor a las gentes de Toussaint, y yo, habré fracasado en mi cometido.

Pediría que me dieran un vaso de agua y que me lo sirviera Helene para aclarar la garganta, acto seguido seguí hablando.

-Anoche cuando el cansancio por fin decidió visitarme tuve un sueño. En él veía una Toussaint seca, en ruinas y con grandes castillos y villas bañadas en oro. Los animales muertos inundaban los antaño frondosos bosques, el aire era vapor venenoso, los ríos estaban secos, y el pueblo moría de hambre mientras los "poderosos" seguían teniéndolo todo dentro de sus baluartes. Contemplé con lágrimas aquel momento y la Dama apareció ante mi hablándome. Me dijo que a pesar de mis esfuerzos, los Toussianos habían elegido dar la espalda a los preceptos de la Dama, sucumbiendo, a la usura y la riqueza de los poderosos. Todo estaba perdido, y no había nada más que muerte y arena.


Finalmente concluí.

-La Dama he ha dado esta profecía, y no pienso dejar que se cumpla. Por ello no cejaré en mi empeño de ser  el "padre" de Toussaint, de proteger a mi pueblo, pues ustedes son el país, y el país es su pueblo. No los ricos, no los poderosos, pues el poder siempre será el de la Dama, compartido con ustedes. Pueden intentar matarme, pueden intentar destruir mis propiedades, pero nunca podrán acabar con el símbolo que pretendo ser para todos ustedes. No consentiré que la envidia, los rumores o el asesinato sean el pan nuestro de cada día. Así que aquí, y ante todos ustedes les digo, que no pienso abandonar ahora, y  menos cuando el lobo está a punto de devorar a los ovejas. Por ello, mi candidatura sigue en pie. ¡Y juro por la Dama, en cuya casa estamos ahora, y ante todos ustedes, que daré hasta mi último aliento para defender Toussaint!

Dicho esto esperaría la reacción de los ciudadanos, y acto seguido me retiraría de la palestra para salir por una de las puertas traseras de escena. Una vez fuera quedaba un largo día por delante...er hora de ver a mi aliada en persona. Así que dando un agradable paseo por las calles me dirigí hacia el Oeste, hacia los bosques sagrados de la Dama, cuyo manantial estaba en lo más profundo del bosque. Cuando llegara a la linde del mismo, las ramas se abrirían ante mi ya que era un amigo por así decirlo de ella, y las ramas volverían a cerrarse. Me internaría hasta el manantial donde la Dama solía aparecerse. Y como si estuviera hablando al lago dije:

-Mi señora, hoy os llamo pues Toussaint corre peligro.


Tuve que arrodillarme a pesar de que no me gustaba nada la idea. La Dama sabía que era una persona orgullosa y muy ególatra, sin embargo cuando se trataba de temas de Toussaint era el más humilde de los hombres...siempre y cuando mis intereses fueran satisfechos. Era hora de hablar con ella y recibir un poco de ayuda por su parte, ya que hasta ahora yo había puesto toda la carne en el asador desde que puse la primera piedra en Toussaint y hubiera creado una iglesia propia para ella y una catedral tan alta como las montañas.
Meneror
Mensajes :
334

Fecha de inscripción :
21/03/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm73/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (73/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm99265/790000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (99265/790000)
Berries: 89.310.000
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Omega Sáb 22 Ago 2020 - 3:51

Te has adelantado un poco al hablar por den den mushi, pues Gibbs aún no había hablado. Y cuando la persona habla, aunque intenta fingir su voz, te percatas de que no es él.

- Yo y otros pocos supervivientes estamos refugiados en el exterior de la ciudad, en una iglesia vieja. Está derruida pero las catacumbas siguen en pie. Si viene, tenemos una importante pista con respecto a los negocios de Livia. No es trigo limpio.

¿Será un subalterno de Gibbs o un enemigo? Tal vez quieras en algún momento ir a comprobarlo, pues con Gibbs desaparecido (quién sabe si muerto o capturado), el señor Trolebús en la misma situación y Williamson en prisión, no te quedan hombres en la ciudad. Solo la gente de Sfinter, el administrador de la fábrica. Y ellos no son mafiosos, así que no puedes confiarles "tareas delicadas" sin el riesgo de que se vayan de la lengua o hagan preguntas incómodas. Por otro lado tal vez hayas asumido ya que La Corte ha quedado temporalmente desmantelada y esperarás a vencer antes de reorganizarla. Pero todo es más difícil sin hombres.

Luego viene el tema de tu discurso. En ciertos puntos crees, por las expresiones de la gente, que has liado más al pueblo por la forma que has empleado de hablar. Es decir, te has liado un poco con algunas palabras y frases y con ellos no has logrado mantener el tono. Sin embargo captan la idea general y tus palabras les conmueven y enfurecen a partes iguales, y acaban coreando tu nombre. Un pequeño grupo vuelve, como anoche, a proclamarte como rey legítimo y no Lord Protector, y pronto este grupo es seguido por buena parte de los presentes. Poco a poco el camino hacia tu ambición va cobrando forma. ¿Serás capaz de recorrerlo, o ves en esta senda peligros a los que preferirías no exponerte? Recuerda que un gobernante colocado por el capricho del pueblo debe cuidar su base de poder o podría verse abocado al mismo destino que sus predecesores.

Finalmente te vas a ver a la Dama. La espesa vegetación te deja paso, abriéndose a tu paso. Finalmente llegas al lugar, una idílica fontana rodeaba de un manto de flores y bañada por la dorada luz del sol. Ni demasiado cálida ni muy fresca, con la humedad justa. El canto de los pájaros y el sonido del agua parecen entremezclarse en una dulce sinfonía que invita a echarse al suelo y reposar. Es un lugar de paz en el más primordial de los sentidos. Tras llamar a la Dama, una brisa transportando perlas de agua de manantial acaricia tu cara, y de entre las aguas surge la majestuosa figura de la diosa. Te mira con severidad y proclama:

- Recuerda, mortal, que si has de llamarme ha de ser solo ante asuntos de gran necesidad. Espero que vuestras palabras sean ciertas. Hablad, y recordad que soy la diosa de esta tierra. Cada palabra susurrada al viento llega a mí, cada brizna de hierba me cuenta los secretos que presencia y hasta los mismo animales son mis aliados. Sé que habéis usado mi nombre en falso, y aunque lo toleraré, no olvidéis que mentir a una diosa es no solo sacrilegio... sino una temeridad estúpida.
Omega
Mensajes :
269

Fecha de inscripción :
10/09/2019


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm64/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (64/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm66580/1000000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (66580/1000000)
Berries: 738.000
Ver perfil de usuario

Agente de campo
Omega

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Meneror Sáb 22 Ago 2020 - 13:32

" Yo y otros pocos supervivientes estamos refugiados en el exterior de la ciudad, en una iglesia vieja. Está derruida pero las catacumbas siguen en pie. Si viene, tenemos una importante pista con respecto a los negocios de Livia. No es trigo limpio"

¿Y no podía decírmelo por den den mushi verdad?. Tras saber que no era Gibbs la operación se había ido al traste. Quién fuera que estuviera detrás del den den me quería tender una trampa. Ahora al menos sabía que tenía un cabo suelto que atender cuanto antes, y eso me preocupaba bastante. Temía que todo se desmoronara si alguno de mis hombres había sobrevivido, o peor, si hubiera cantado. Se acabó, ya no podía jugar a los espías por más tiempo. Sin embargo, antes de colgarle le diría:

-Identifíquese primero y luego dígame, dicha información.

Si se identificaba como alguien que me sonara, lo tomaría un poco en consideración, pero, si decidía irse por las ramas colgaría sin más. No era idiota.

Por lo demás el discurso había calado bastante bien en el pueblo, sin embargo no había que "emborracharlos" a discursos, pero si con hechos. Por este motivo había acudido al bosque de la Dama.

Volviendo al asunto de la Dama del lago esta me recibió como era previsible apareciendo de entre las aguas. También como no, la Dama siempre me echaba algo en cara, aunque eso ya era rutinario, ya que nunca estaba del todo contenta. Quizás debería pensar que sin mi estaría ardiendo en una pira seguramente. Pero la necesitaba, así que traté de ser un poco humilde con ella...otra vez.

-Mi señora, cierto es, mas su nombre es lo único que mantiene a raya a las manadas de hienas que quieren acabar con todo lo que habéis dado a Toussaint, y con todo lo que he procurado para que se llevara a cabo el restablecimiento de su prosperidad. Ahora el pueblo está enojado con aquellos que han osado incendiar los ánimos en  Toussaint,  aquellos que  no dudarían en asesinar a auténticos devotos y tirar  así todo el trabajo por la borda. Por ello creo que es necesaria una acción para recordar a los ricos, que a la Dama no se le puede dar la espalda. Por ello quiero proponeros algo, pues el uso de vuestro nombre es para afianzar el apoyo del pueblo, y que este os siga adorando. Necesito que los ríos de Toussaint dejen de fluir y que los campos se vuelvan estériles por unos días, sin embargo vuestro bosque seguirá frondoso y verde, dejando ver a los campesinos que las amenazas que dije en vuestra catedral se cumplieron. Con esto  vos tanto como yo saldremos reforzados ante el pueblo y  este volverá a adoraros como es debido, acabando así con aquellos que no os respetan a vos, ni a mi. Si no hacemos esto, no podré defender vuestros bosques, ni a vuestras criaturas, pues los que van en contra mía no dudarían en ignorar los preceptos de la dama con tal de enriquecerse y destruir la belleza de Toussaint. ¿Puedo contar con vuestro apoyo y bendición?
Meneror
Mensajes :
334

Fecha de inscripción :
21/03/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm73/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (73/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm99265/790000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (99265/790000)
Berries: 89.310.000
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Omega Sáb 22 Ago 2020 - 18:33

- Oleg, subordinado de Gibbs. Por desgracia no está con nosotros. Fue derribado durante la batalla. La información... es largo de contar. Pero el resumen es que Livia está metida en temas de contrabando. Tenemos pruebas, pero no podemos salir del escondite. Conocen nuestros rostros - hay una breve pausa - No es seguro mantener conversaciones largas sobre estos temas. Alguien podría estar escuchando. Buenos días, señor.

No te suena Oleg, la verdad, pero no conoces el nombre de los matonzuelos de tu organización. Gibbs, Trolebús y Williamson se ocupaban de esos pormenores, pero con dos desaparecidos y otro entre rejas... no tienes a nadie que te confirme ni desmienta esta clase de cosas.

En el manantial de la Dama

La paz del lugar se apaga en apenas un instante. La vegetación parece volverse más espesa y la dorada luz del sol empieza a ahogarse bajo el asfixiante manto vegetal que cubre el manantial. La brisa deja de soplar y el aire se estanca y se vuelve pesado y denso. El sonido del manantial parece apagarse hasta volverse apenas un rumor, a pesar de que claramente sigue fluyendo. Incluso los pájaros callan. No te sientes cómodo... ni a salvo. La Dama clava sus ojos en ti, y casi parece que reluzcan en la penumbra que se ha adueñado del lugar. Los árboles parecen cerrar filas... ¿no era antes un poco más amplio este lugar?

- ¿Osas, mortal, asumir que te necesito y darme órdenes veladas? Te he dicho que seas cuidadoso con tus palabras. ¿Por qué debería matar a las plantas y secar mis venas sólo por el precio de tu ambición?

Sientes que tal vez estés en verdadero peligro. Sin embargo, una parte de ti te dice que, si la Dama hubiese decidido librarse de ti, no estaría preguntándote eso en lugar de simplemente despacharte. Tal vez, si eliges muy cuidadosamente tus palabras, tal vez puedas salir aún de aquí evitando una confrontación. Puede que incluso con tu objetivo cumplido. Pero sé cauteloso, porque la diosa es caprichosa y retorcida como la misma naturaleza.

Omega
Mensajes :
269

Fecha de inscripción :
10/09/2019


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm64/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (64/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm66580/1000000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (66580/1000000)
Berries: 738.000
Ver perfil de usuario

Agente de campo
Omega

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Meneror Sáb 22 Ago 2020 - 18:53

La Dama no estaba muy por la labor de ayudarme ya que seguía en su árbol del "ego" de donde era imposible bajarla. ¿Podría decirle a ese duendecillo que dejara de tocarme las narices de una santa vez y hiciera algo productivo por mi?. Por todos los santos, antes de mi llegada se pudría en su lago  abandonado al igual que las ruinas de Toussaint. Nadie la veneraba, nadie la recordaba...creo que era momento de recordarle cuatro cosas, obviamente con tono tranquilo y amable.

-Mi señora, no osaría daros órdenes a vos. Simplemente os diré el porqué de mi petición. Os pido este favor porque nunca os he pedido nada desde que estoy aquí. Os he ayudado a devolver el esplendor a Toussaint, he edificado, he legislado, he creado una religión para vos para que los viejos tiempos volvieran, he procurado que todo el mundo os conociera y os volviera a venerar como los habitantes que estuvieron antes que nosotros. Sólo os pido que me permitáis drenar los lagos y ríos durante un día, porque mi ambición no es insana. Mi ambición me garantizaría poder defender mejor vuestros intereses en la isla y el evitar que vuestro culto se viera amenazado por los mismos que desean derrocarme a mi. Mis enemigos alegan que no sois nada, y me gustaría que con este "favor" le recordarais quién sois vos ¿Y que mejor forma que con un toque de atención? El pueblo verá como la impiedad es castigada y se aferrará todavía más a vos. Si es mucho lo que os solicito me daré media vuelta y no os molestaré más, pero seguiré rezando por vos y defendiendo el pacto que tiempo atrás juramos.

No sabía si esto iba a colar, pero al menos procuré tirar de la "rama" sensible de la Dama. Si lo lograba bien, si no lo lograba optaría por salir del manantial y encargarme de otro tema: Williamson. Ya era hora de hacerle una visita nocturna. No podía seguir dejando cabos sueltos, como del mismo modo me encargaría del asunto de la iglesia, ya que Oleg, no me sonaba en absoluto. Tampoco me fiaba, pues estaba diciendo que no sabían quien podía estar escuchando al otro lado...y me dice lo del contrabando de Livia...cada vez tenía más claro que eso era una trampa.
Meneror
Mensajes :
334

Fecha de inscripción :
21/03/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm73/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (73/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm99265/790000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (99265/790000)
Berries: 89.310.000
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Omega Sáb 22 Ago 2020 - 19:14

Durante un momento la presión se vuelve más tangible: puedes notar los árboles curvarse sobre la zona, juntándose entre sí y cubriendo todas las salidas. La penumbra se vuelve más profunda y los ojos de la Dama pasan a verdaderamente brillar, como dos esmeraldas expuestas a un foco de luz. Tras, sin embargo, un instante de tensión, la paz vuelve al manantial. El sol vuelve a brillar, el viento a acariciar el claro y los pájaros a cantar. Entonces te das cuenta de que todos los árboles están en sus sitios, como si jamás se hubieran movido. La Dama empieza a retroceder y su cuerpo vuelve lentamente a fusionarse con el agua. Sin embargo, antes de irse, te llegan sus palabras.

- Un día te daré. Mañana los ricos correrán secos, los pozos no darán más que arena, los peces evitarán todo anzuelo y red y las cosechas se secarán. Esa será toda la ayuda que tendrás de mí. Cumple tu parte.

Entonces desaparece definitivamente en el manantial. A tu espalda la maleza y ramas se apartan, dejándote vía libre hacia el exterior. Sales y te diriges hacia la ciudad de nuevo, saliendo de la naturaleza salvaje... y entonces empieza a rugirte el estómago. Cierto, tienes tus planes, pero hasta el anochecer aún quedan horas. Es algo después de las dos de la tarde y no has comido nada desde el desayuno. Tal vez quieras primero procurarte algo de comer. Cuando estás llegando a la ciudad, al pasar por las ruinas de la vieja ciudad, escuchas a alguien chistándote. Entonces ves a un chico joven. Media melena castaña, chaqueta color beis y una pistola al cinturón. ¿Dirías que te suena?

- Don, acérquese por favor. Mi nombre es Pierre. Soy uno de los chicos de G - mira hacia todos lados. Parece preocupado - Le vi acercarse desde fuera de la ciudad. Me tienen vigilando el camino por si se acerca alguien inesperado. ¿Me acompañará a la iglesia?

Ahora que lo dice... sí que dirías que lo viste alguna vez con Gibbs. Crees que sí que es uno de tus chicos. Sin embargo notas el miedo en sus palabras. No sabrías decir el qué, pero algo le tiene aterrado. No quiere estar aquí.
Omega
Mensajes :
269

Fecha de inscripción :
10/09/2019


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm64/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (64/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm66580/1000000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (66580/1000000)
Berries: 738.000
Ver perfil de usuario

Agente de campo
Omega

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Meneror Sáb 22 Ago 2020 - 19:28

-Así lo haré mi señora.

Parecía que aquel duendecillo del bosque me haría el favor al final. Un día era más que suficiente para que las palabras de mi discurso, junto a los sucesos que iba a provocar la Dama, harían el trabajo por mi ante el pueblo. No estaba mal la verdad y definitivamente el pueblo me vería como el adalid de la Dama, y estaría listo para dar el siguiente paso.

El problema que tenía ahora, y de fácil solución, era el comer algo ya que me rugían las tripas. ¿Habría hecho Lucciano sus espaguetis con queso Carcassone? La verdad es que tenía bastante ganas de tomarme un plato y descansar un poco de tanta "política", sin embargo fui interrumpido por un joven.

Este decía ser Pierre y pertenecer  los hombres de G. ¿Un superviviente o un mero mensajero? El muchacho saltaba a la vista que estaba nervioso, y tras escuchar sus palabras y ver lo nervioso que estaba casi logra que yo estuviera igual. Me acerqué a él para responderle.

-Tranquilizaos muchacho- le diría con tono tranquilo- ¿Ha sobrevivido alguien mas aparte de vos?- dije en alusón a su frase "me tienen vigilando...". Tras eso le agarraría por los hombros para tranquilizarlo, me quedaría observándole serio y le diría.

-¿Porqué estáis tan nervioso?


Si me respondía aprovecharía primero para ir a la iglesia y ver que demonios pasaba con ese asunto. Si era una trampa hasta ya me daba igual, no pensaba tener más esta incertidumbre. Si bien mis enemigos me conocían pero no yo a ellos, ellos tampoco sabían de mis habilidades.
Meneror
Mensajes :
334

Fecha de inscripción :
21/03/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm73/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (73/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm99265/790000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (99265/790000)
Berries: 89.310.000
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Omega Sáb 22 Ago 2020 - 19:52

Este tiembla entre tus manos. Entonces te percatas de que eres tú lo que le causa el miedo. ¿Por qué? ¿Qué le hace tenerte miedo? Tal vez te hagas una idea, tal vez no. En cualquier caso, entre murmullos y tartamudeos, acierta a decir:

- E... es... eso es... - carraspea - S-sí, ha sobr-brevivido más gente. Somos seis. Tengo miedo de que... eh... nos vean. Nos llevan dando caza desde ayer.

Tiene un escalofrío tras decir eso. Probablemente todo esto te huela a trampa, pero dado que has decidido que te da igual, vas de todos modos. Ya me dirás qué has hecho con el pobre chico, pero en cualquier caso, si lo llevas contigo además de señalarte la iglesia (que sin su ayuda tardarán un poco más en encontrar), te muestra la entrada a las catacumbas. Esta está tapada por un trozo de muro menos pesado de lo que parece, que aparentemente están usando para ocultar las escaleras. La iglesia en general es escombros, al menos la parte en la superficie. Dirías que en algún momento ardió por las vigas ennegrecida que ves entre los restos. Es probable, pues, que las catacumbas efectivamente estén en buen estado, pero alguien con la astucia y los medios podría derribarlas.

Bajas las escaleras al lugar y esperas un momento a que tus ojos se acostumbren a la oscuridad. Tras un momento ves un corto pasillo que te obliga a ir encorvado y una vieja puerta de madera. Tu experiencia como arqueólogo te permite percatarte, tras una examinación de unos minutos, de que no hay ninguna trampa en la puerta. Tras usar una buena ristra de trucos que has empleado en excavaciones, incluyendo limpiar la manilla antes de tocarla para evitar venenos de contacto, te cercioras de que es relativamente seguro abrirla, y entras con cuidado. Al otro lado te espera una estancia algo más alta, aunque sigues sin poder estar totalmente erguido. En las catacumbas te espera efectivamente un pequeño grupo de cinco personas. Una de ellas es un hombre adulto y bajito de hombros anchos. Está comiendo en una vieja mesa.

- Don - dice levantándose - Bienvenido. Por favor, venga. Tengo mucho que contarle sobre Livia.

Te ruge el estómago al ver las viandas que hay en la mesa. No son platos dignos de un rey, pero tampoco es pienso. Hay queso fresco, pan del día, una botella de vino y varios racimos de uvas.
Omega
Mensajes :
269

Fecha de inscripción :
10/09/2019


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm64/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (64/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm66580/1000000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (66580/1000000)
Berries: 738.000
Ver perfil de usuario

Agente de campo
Omega

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Meneror Sáb 22 Ago 2020 - 20:07

No quise molestar mucho más al chaval ya que parecía que en cualquier momento se iba a cagar en los pantalones. Su información había sido recibida así que procuré llegar a la iglesia bajo sus indicaciones, ya que, no era buena idea dejar solo al muchacho, y quién sabe, quizás me fuera útil todavía. Así que nada más llegar a la iglesia  con el muchacho le dije:

-Bien, a partir de aquí iré yo. Vos  quedaros escondido por las inmediaciones, pues si no os ven no correréis peligro.  Pero antes debéis decirme cómo habéis escapado los seis y cual es vuestra versión de la historia de lo sucedido ayer.


Dicho esto bajé a las catacumbas del edificio, y a pesar de que se me antojaba un lugar húmedo, polvoriento y viejo no podía evitar estar tranquilo en parte. Quizás fuera una trampa o quizás no, pronto lo sabría. Y vaya que si lo supe, pues al cruzar una pequeña puerta al final de un pasillo me topé con cinco personas, siendo una de ellas un tipo bajito y de hombros anchos. Me quedaría mirando unos leves segundo a todos para ver si reconocía a alguno que estuviera bajo el mando de G, por asegurarme.

Aquel hombre me trató de "Don" y a pesar de que ese apelativo solía traerme calma y confianza, no lo hacía en este preciso momento. Me ofreció asiento a la par que mi estómago rugía. Veía un montón de comida, más de picoteo que de un gran banquete sobre la mesa. A pesar de estar tentado para dar un bocado preferí contener mi estómago y aguantar, pues no me fiaba. Finalmente dije al que supuse era Oleg.

- Oleg supongo ¿No?-dije con tono calmado mientras escuchaba lo que me iba diciendo. Como todavía no las tenía todas conmigo, y las catacumbas son oscuras y profundas, no sabía cuantos oídos podría haber en las sombras.  Así que procuré actuar como si no supiera nada del asunto.

- Adelante, decidme.
Meneror
Mensajes :
334

Fecha de inscripción :
21/03/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm73/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (73/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm99265/790000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (99265/790000)
Berries: 89.310.000
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Omega Sáb 22 Ago 2020 - 20:35

Volviendo un momento al chico, este se limita a decirte que anoche se encontraron en medio de una trampa, y que los pocos que escaparon lo hicieron aprovechando el caos y confusión de la pelea al ver que era una batalla imposible de ganar. Parecía que los guardias sabían exactamente cuándo aparecerían y en qué sitios. Volviendo al presente, Oleg asiente cuando le preguntas si es él. Procede a sentarse de nuevo, ofreciéndote asiento frente a él. La verdad es que estar así de encorvado constantemente es muy incómodo, así que agradecerías poder darle un respiro a tu espalda. Te has fijado en las otras personas y en principio no te suena nadie más, aunque nuevamente, no conoces a toda la gente que trabaja para tus subordinados. Oleg se rellena su copa y te llena otra a ti, dejándotela frente a ti. Bebe un buen trago antes de empezar a hablar:

- Livia no solo se encarga de materias legales. Parece que se dedica a hacer de intermediaria para gente turbia. Ha estado transportando armas, drogas, mercancía robada a otros mercaderes... pudimos ver ayer en uno de los almacenes que estaban metiendo cajas dentro. Cuando iniciamos el ataque, uno de los trabajadores dejó caer una. Se rompió y vimos grandes cantidades de pastillas. Parece ser que su contacto la estaba usando a ella para la distribución, jefe.

Mientras habláis, alcanzas a ver bajo el cuello de la camisa de Oleg vendas con sangre seca. También tiene en el brazo derecho. Parece que no salió bien parado anoche. Pasa a contarte cómo él lideró el ataque a uno de los almacenes, mientras Trolebús y Gibbs lo hacían en los otros sitios. Cuando vio que era una trampa y la batalla estaba perdida, intentó sacar a sus hombres de ahí, pero apenas lograron huir medio muertos él y dos más, a los que que procede a señalar. No parecen estar mejores que él por el aspecto de su ropa y sus vendas, pero por lo demás parecen bastante sanos. ¿Tal vez haya exagerado cuánto les hirieron antes de huir? Los otros dos y el chico huyeron de la casa, donde Gibbs lideraba el ataque.

- Eso es todo a grandes rasgos. Yo sería cuidadoso, Don. Parece que vuestro compañero de negocios juega a dos bandas.
Omega
Mensajes :
269

Fecha de inscripción :
10/09/2019


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm64/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (64/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm66580/1000000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (66580/1000000)
Berries: 738.000
Ver perfil de usuario

Agente de campo
Omega

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Meneror Sáb 22 Ago 2020 - 21:12

Tomé asiento mientras escuchaba las palabras de Oleg. La verdad es que sus palabras me habían convencido, al menos en parte. Sus heridas no mentían, sin embargo quería cerciorarme de un detalle antes de hablar propiamente del tema.

-Lamento mucho escuchar esto. Si me permitís, veo que tenéis varias heridas. Por fortuna tengo conocimientos en medicina y si os es posible quería pediros que os quitarais un momento la venda del brazo, ya que dependiendo de como las tengáis quizás pueda ayudaros a todos a recuperaros, pues como es obvio, no es aconsejable ir a un hospital ahora mismo.

Tras escuchar la información que Oleg me había dado acerca de Livia me dejó un poco helado. Sin duda era una gran ventaja a saber y esto me permitiría manipular a Livia a mi antojo. Sin embargo necesitaba pruebas, y además, seguramente dichas pruebas ya no estarían en el almacén....pues si alguien asaltara mi almacén y fracasara, cosa que ha sucedido, daría orden de vaciar cuanto antes el almacén o de eliminar las pruebas. Pero bueno, había varias opciones para lograr someterla y había que ir probándolas.

-Bien, decidme la ubicación de ese almacén si la recordáis. -dije con tono calmado- Procurad ahora tomaros un respiro los que estáis aquí, descansad y recuperaros en la medida de lo posible y  salid sólo si lo veis seguro. Tengo unos asuntos que atender.

Dicho esto me despediría de ellos cogiendo una manzana que había sobre la mesa, guardándomela en el bolsillo. Saldría de la Iglesia al exterior. Si Oleg me había dado la dirección iría hasta las inmediaciones del edificio a echar un vistazo aunque fuera por fuera. Si había algo interesante por allí esperaría a la noche, volviendo a la catedral para comer algo "en condiciones" y volver al lugar con la luna en lo alto.

Si no había nada relevante por la zona iría hacia la prisión de Toussaint, también con la luna en alto.
Meneror
Mensajes :
334

Fecha de inscripción :
21/03/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm73/150Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (73/150)
Experiencia:
Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 3qaWnZm99265/790000Grand Dieu Sauve le Roi [Conquista de isla] - Página 2 9h2PZk8  (99265/790000)
Berries: 89.310.000
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.