Vuelve el evento

El skin, las tablillas y el diseño del foro pertenecen exclusivamente al staff del mismo, fue creado por Brianna Byrne y agradecemos a Yuu por su ayuda a la hora de editar algunas de las imágenes como son la portada, avatares de nuevos usuarios y la imagen de las estadísticas para integrarlas en el foro. Dichas imágenes no nos pertenecen, por lo que damos sus créditos a sus respectivos creadores, Sakimichan, Wlop y algunos otros cuyos nombres no conocemos.

Rogamos encarecidamente que no copien nuestro contenido, es más divertido cuando cada uno crea lo que quiere con sus propios medios.
CRÉDITOS
Tan flipao que pelea el covid a puñetazos
Salvador de yayos, siempre tan importante para nosotros, siempre tan dispuesto para ellos
El pobre lo intentó, pero no le dejaron, aún era pronto para él
GRACIAS POR TODO
ULTIMOS TEMAS
¿Sabías que?
NUESTRO STAFF
Mr. Nat - Admin
Katharina - Admin
Therax - Admin
Brianna - Mod
Hazel - Mod
Deathstroke - Mod
Arthur - Mod
William - Mod
Oppenheimer - Mod
SI NECESITAS AYUDA, CONTACTANOS
AWARDS

Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Krieg Lun 17 Ago 2020 - 13:00

¿Por qué aquí? ¿Por qué justamente en una isla de cineastas, artistas y gente sin valor útil? ¿Por qué los rumores de la carcel habían apuntado a esta isla como el inicio de lo que está por venir? Seguramente sea solo una película, una serie, o una trampa para capturar a los estúpidamente ambiciosos que ven en una fruta del diablo un poder del que ellos mismos carecen. Todo son conjeturas. ¿Pero vas a dejarlas pasar?

La promesa de un poder más allá de los cielos es algo tan atrayente... Quizás valga la pena acudir a esos rumores de que va a darse como premio una akuma no mi en el lugar más oscuro y recóndito de Mirror Ball. ¿Pero de qué es el premio? Sorpresa. Lo único que se sabe de estos rumores que han ido torciéndose y reformulando, hasta el punto en que la verdad podría bien haberse tornado en mentira. ¿Qué harás tú y los cuatro andrajosos que te acompañan?

Porque, bueno, la "banda" que te has montado está compuesta de los pocos indeseables tontos y prescindibles, aunque quién no lo es para tí, que aún, como tú, tienen partes de su ropa del uniforme carcelario y algún que otro grillete cortado. Tienes libertad para describirlos, aunque les asignaré yo el nivel que te será desconocido de manera acorde -o no- a su aspecto.

—¿Dónde vamos, jefe?

Te lo pregunta uno de los rufianes, desconfiando del hilo de luna decreciente que impera el cielo de aquella oscura noche. Estáis en el puerto, pues habíais conseguido un pequeño bote para escapar los cuatro que aún presenta las condecoraciones y nombres de la marina en su pequeño casco. ¡Ay, qué apretaditos habéis venido todos!

Desde allí las luces de las zonas comerciales destacan perfiladas sobre la oscura y ominosa cúpula que cubre la parte central de la gran isla. Y bien, ¿dónde irás? ¿qué harás? ¿Cuál es el siguiente paso? Por el puerto hay alguna que otra gente, no demasiada, pues los placeres de la isla son demasiado tentadores como para quedarse en un simple aparcamiento de barcos.

PD: Puedes contactarme por discord en cualquier momento para dudas, más ambientación etc.

Notas para el moderador:
Link de la petición: Link
Nivel efectivo del usuario: 1.
Nivel de rol-moderación 3:: Este nivel de moderado implica riesgo de muerte en caso de una cadena de malas acciones. No obstante pueden obtenerse objetos y técnicas genuinas, frutas del diablo de todo tipo excepto especiales y mejorar un Haki a quinto nivel. También en este nivel se puede iniciar la conquista de islas en los Blue
Krieg
Mensajes :
1402

Fecha de inscripción :
21/03/2015


Hoja de personaje
Nivel:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm46/150Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (46/150)
Experiencia:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm39018/1000000Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (39018/1000000)
Berries: 7.100.000
Ver perfil de usuario

Aspirante
Krieg

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Laxus D. Girosen Lun 17 Ago 2020 - 15:54

Estaban vivos, y libres, era lo importante por el momento. Aquel mantra iba repitiéndose en la mente de Laxus a cada vaivén que daba el pequeño bote en el que se encontraban cada vez que una ola partía contra su débil casco. Había pasado en prisión más tiempo del que su orgullo le permitía, y su humor no había logrado levantar el vuelo tras huir de la isla. La huida había sido más accidentada de lo que esperaba. Su "socio" - aquel insensato con el que Laxus había preparado el motín - estaba ahora mismo o muerto o vuelto a poner a buen recaudo por parte de la Marina. Afortunadamente, él había logrado escapar, llevándose consigo lo más importante. No eran, desde luego, aquellos cuatro indeseables que ahora le tenían por líder de lo que un espectador no muy avispado podría denominar, de manera muy generosa, banda. No. La posesión clave que había logrado sacar de prisión, que había determinado cuando se iniciaría la huida, descansaba en la mano derecha del rubio. Una pequeña manilla roja dentro de una esfera de cristal casi opaco les había indicado el camino hasta allí. Nada más pisar tierra, Laxus la tiró al suelo y la pisó. Ya no les sería de más utilidad.

El plan era, hasta cierto punto, sencillo. Aquel tipo que había conocido Laxus en prisión tenía contactos fuera, y un especial interés por robar objetos caros que luego pudiera revender. Estar en prisión no le había impedido preparar su siguiente golpe: Robar la Akuma que se iba a dar como premio en los bajos fondos de Mirrorball. ¿Como premio por qué? Esa información era desconocida, pero intrascendente. El que hubiese una Akuma no mi fuera del control del gobierno en el mar del este era una golosina demasiado sabrosa como para dudar de los rumores que la rodeaban. De modo que se las había apañado para que sus contactos le llevasen una Eternal Pose con dirección a la isla objetivo. Una vez en su poder, se levantaría el motín, y él escaparía rumbo a dar su nuevo golpe. Y el plan había salido a la perfección. Laxus, de hecho, se sentía satisfecho. Se ahorraba mucho trabajo si los cinco que habían alcanzado aquel puerto tenían claro que él era el líder.

—¿Dónde vamos, jefe?

Laxus terminó de aplastar la brújula que les había llevado hasta allí y se giró. No necesitaba que los tenues rayos de luz que arrojaba la luna desde el cielo le detallasen a sus cuatro nuevos subordinados. El apretado camino en bote se había encargado de ello con mucha más eficacia, sí bien también había hecho que Laxus desarrollase una temprana animadversión hacía ellos. Suspiró para sí.

—Antes de nada, necesitamos ropa. — indicó abriendo los brazos y mostrando su traje de preso rasgado.

Todos tenían un aspecto similar, y si bien la oscuridad de la noche les amparaba, aquello solo era temporal, no tardarían en levantar sospechas entre los marineros y civiles que se hallaban por el puerto. Laxus se fijó de nuevo en sus cuatro nuevos subalternos. Dos hombres de altura media, con marcas y tatuajes que les hacían poco propicios para andar por sitios que no fueran los bajos fondos o las tabernas de los puertos sin levantar sospechas. Uno más, este más alto que los otros y considerablemente mejor alimentado, podía pasar por una persona normal. Y finalmente, un muchacho pequeño, de corpulencia fina pero músculos tensos.

—Bien, dispersaros por las proximidades, pero sin salir del puerto. — ordenó Laxus mientras avanzaba hasta unas cajas donde descansaban unas cuerdas que agarró con la mano y le lanzó a los dos hombres de tamaño medio — Vosotros dos, buscad zonas oscuras y estrechas. Callejones, pasillos entre almacenes, lo que sea. Cuando pase algún viandante solitario, le quitáis las ropas, le dejáis inconsciente y le dejáis atado. ¿Entendido? Tu — señaló al chico más joven — eres pequeño, así que espero que seas sigiloso. Echa un vistazo por los barcos de los alrededores. Obsérvalos, si están vacíos, entra y coge cualquier cosa que pueda sernos útil, especialmente ropa.

Aquella situación no era la ideal, pero una vez tuviesen ropa que no gritase que eran prisioneros fugados, podrían empezar a moverse con más libertad. La primera parada sería la de visitar la taberna con peor pinta del puerto - tarea de exploración que desempeñaría el tipo grande -, descubrir por qué zonas se movían los bajos fondos de la isla y visitarlos. Laxus solo tenía una cosa, y era el nombre de su socio: Jonny. Esperaba que alguien le conociera, no le guardase rencor por alguna rencilla personal pasada, y le facilitase la información que necesitaba.
Laxus D. Girosen
Mensajes :
26

Fecha de inscripción :
09/08/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm1/1Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (1/1)
Experiencia:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm1/1Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (1/1)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Mensaje por Krieg Lun 17 Ago 2020 - 19:41

Tsk, Tsk,Tks. ¡Ni un nombre se han llevado los pobrecillos! Pero bueno, son recursos, ¿no? Es por ello que vamos a bautizarlos de manera acorde como Wood, Wool, el fornido -o reo de porte medio decente- de Iron, y el pequeño Flint. Que sean sus verdaderos nombres o los apodos que tuvieran en la cárcel, a saber por qué oscuros designios, es algo que es de poca importancia.

Lo que sí es de importancia es que las cuerdas que les has lanzado a tus hombres son cabos. ¡Cabos! ¡Ay, si te escuchara un marinero! Sin más dilación el dúo asiente y marcha para cumplir su misión. Flint chasquea la lengua, cais maldiciendo por lo bajo, y también se marcha.

Entretanto Iron te lanza una mirada fría, y cruzándose de brazos se queda al borde del puerto, mirando con desagrado la brújula destrozada.

—¿Hacía realmente falta cargarse la brújula? Entiendo que el bote habrá que hundirlo para que nadie sospeche; ¿pero por qué demonios has roto la brújula?—se queja, quizás con razón, pero sin duda cuestionando tus acciones y, por extensión, tu liderazgo —. Deberíamos habernos separado, y cada cual por su lado, en vez de perseguir rumores tontos y falsos.

Tras tu interacción con este señor, si es que existe y le dices algo, ya que si no le das razones para quedarse se marchará simple y llanamente; los mandados llegarán. Las buenas noticias son que han traido todo lo que les has dicho que trajesen. Y la mala es... Bueno.

—Aquí están las ropas, jefe —dice el dúo dinámico de tatuados, que efectivamente han traído las ropas de un pobre borracho que se había ido de discotecas. Es de tu talla, pero no sé yo hasta que punto te apetecerá ir con un pantalon con estampado de flores y una camisa de rejilla que deja entrever toda la anatomía detrás. También llevaba unas gafas de sol, pero están rotas.

Flint tampoco tarda mucho en aparecer, algo alterado, con una sábana que hace de saco improvisado, lleno de calzones, calzoncillos, alguna que otra camisa y calcetines. Parece que iba con prisa, o que no ha ido mirando demasiado bien qué ha pillado.

—¿A-ahora qué, jefe? ¿Nos vamos, no? —dice con cierto nerviosismo, sin rastro alguno de las dudas con las que se había ido.

Krieg
Mensajes :
1402

Fecha de inscripción :
21/03/2015


Hoja de personaje
Nivel:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm46/150Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (46/150)
Experiencia:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm39018/1000000Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (39018/1000000)
Berries: 7.100.000
Ver perfil de usuario

Aspirante
Krieg

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Laxus D. Girosen Mar 18 Ago 2020 - 0:02

Los obedientes ex presos se dispersaron, dejando solos a Laxus y a Iron, el hombre algo más grande del grupo. Mientras el rubio se cruzó de brazos y cerró los ojos apoyándose en una farola cercana mientras esperaba, Iron se quedó mirando de manera fría. Inicialmente Laxus le habría querido mandar a explorar la zona, pero su elevado tamaño dificultaba tal labor, sobre todo teniendo en cuenta que sus ropas llamarían más la atención si cabía. Laxus notaba la fría e impertinente mirada de Iron en él, y se empezaba a poner nervioso, pero no estaba en disposición de montar un escándalo. Pasaron unos minutos hasta que finalmente se arrancó a hablar.

—¿Hacía realmente falta cargarse la brújula? Entiendo que el bote habrá que hundirlo para que nadie sospeche; ¿pero por qué demonios has roto la brújula?

Laxus abrió los ojos y lanzó una mirada indiferente a su interlocutor. ¿Por qué no lo habría mandado a hacer algo? Así al menos lo tendría entretenido, y él no estaría escuchando sus lloros.

—¿Acaso querrás volver a esta isla? — comentó pasando de largo el comentario.

—Deberíamos habernos separado, y cada cual por su lado, en vez de perseguir rumores tontos y falsos.

Laxus miró al cielo, únicamente iluminado por la luna. Suspiró largamente. Su reino por una pistola con silenciador.

—Aún estas a tiempo — dijo señalando con el pulgar al interior de la isla — Todos han elegido estar aquí hoy. Si crees que seguimos rumores tontos y falsos, me da igual.

En ese momento el rubio se incorporó y avanzó unos pasos hasta colocarse a la altura de Iron.

—Lo que no voy a permitir es que nos jodas a todos con tus lloros. Vamos a lograr un buen botín, lo sé de buena tinta. Si no quieres participar, lárgate ya.

Laxus no iba a permitir que nadie entorpeciera aquel plan. Era, a fin de cuentas, lo único que tenían. Ni dinero, ni transporte. Aquella operación debía salir bien, si o si. Necesitaban algo con lo que empezar y se tenían que agarrar como fuese a aquel clavo ardiendo, y le gustase o no a Laxus, aquellos presos eran su mejor baza para conseguir sus objetivos.
Tras aquellas serias palabras dirigidas a Iron, llegaron los demás. Eficientes y rápidos, Laxus pensó que quizá los había subestimado hasta que vio lo que habían traído.

—Desde luego no hemos avanzado mucho en cuanto a discreción. — comentó mirando la camisa de rejilla. Acto seguido separó algo de ropa que había traído Flint, al que dedicó una mirada con la ceja alzada — ¿De donde lo has sacado?

Era una pregunta cuya respuesta tampoco le interesaba demasiado. Repartió la ropa entre su banda y él mismo se vistió con una camisa blanca y los pantalones con estampado. Una vez estuvieron todos listos, hizo un gesto con la mano para que empezaran a moverse. Lo primero que debían hacer era encontrar la taberna del puerto, alguna que a poder ser tuviese mala pinta. Allí intentarían sacar algo de información sobre lo que se estaba cociendo en los bajos fondos de la isla.
Laxus D. Girosen
Mensajes :
26

Fecha de inscripción :
09/08/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm1/1Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (1/1)
Experiencia:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm1/1Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (1/1)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Mensaje por Krieg Mar 18 Ago 2020 - 11:41


Hmm. Directo, rudo, orgulloso... Aunque gruñe y refunfuña hacia un lado tras que dejes de poner tu mirada sobre él, la fé que depositas en la existencia del tesoro le empuja a quedarse... de momento. Aunque no parece que vaya a dudar en irse a la mínima de cambio, la verdad.

En fin. Continuemos.

—De una casa. ¿Importa? No, ¿no? Pues taca—dice el pequeñajo de Flint, quitándose el uniforme carcelario lo más rapidamente que puede para cambiarse de ropa.

Aunque algo extraños, pues las camisas son todas de la misma talla y le quedan algo grandes a Flint y a tí algo pequeñas -pues iron ha decidido ponerse la de rejilla- marcháis descalzos a buscar un tugurio en el que refugiaros y en el que podáis encontrar alguna información.

Tardáis un buen rato en encontrar el equilibrio perfecto que distingue entre antro y tugurio, para finalmente daros de bruces con el buen y distinguido local llamado : La cabra engrasada. ¿Por qué será que las tabernas tienen nombres así de raros? De dos plantas, tres si contáis la azotea para colgar la ropa, parece haber sido un par de antiguas casas de pescadores que han sido remodeladas y anexionadas por una mano no muy experta.

Al entrar la gente está demasiado ocupada bebiendo y comiendo como para echaros cuenta, aunque alguna que otra mirada furtiva os recorre desde las esquinas más oscuras con una experta curiosidad. El tabernero, un hombre ancho, tanto que apenas necesita moverse para llegar a toda la barra, parece estar ocupado hablando con un par de fornidos. Si os paráis a escuchar la conversación, en parte privada, parecen estar discutiendo sobre la compra de ciertos artículos de oferta. Casi al final, los despacha dándoles un par de cervezas e indicándoles donde pueden ir a sentarse.

El grandullón entonces os mirará, te, principalmente, pues Iron, Wood y Wool han ido a sentarse a la espera de que una joven camarera les alegre la vista - y posiblemente el día-. Flint se quedará contigo, sospechando de todo y de todos como parece ser su costumbre no ocultar.

—Bienvenido a la Cabra Engrasada, le recomiendo que tenga cuidado con las astillas o cristales del suelo. De vez en cuando surge una pelea y aunque limpiamos puede quedar siempre alguna... esquirla —os dice con una voz demasaido normal para el tamaño y la anchura de su garganta—. ¿Qué se os ofrece?

Veamos cómo te las apañas para obtener la información, ya sea del tabernero o de cualquiera de las extrañas figuras que habitan el local. Tus compañeros ya se han puesto en marcha... y tú deberías hacer lo mismo.
Krieg
Mensajes :
1402

Fecha de inscripción :
21/03/2015


Hoja de personaje
Nivel:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm46/150Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (46/150)
Experiencia:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm39018/1000000Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (39018/1000000)
Berries: 7.100.000
Ver perfil de usuario

Aspirante
Krieg

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Laxus D. Girosen Miér 19 Ago 2020 - 12:34

Tras el desembarco y la obtención de nuevas ropas, la situación de la banda era, al menos, sostenible. No eran, ni de lejos, discretos, pero por otro lado, en el puerto de una ciudad acostumbrada a tener entre sus calles a especialistas, actores y demás caterva de artistas del espectáculo, no harían levantar la ceja de prácticamente ningún viandante. Aquello era lo único que tranquilizaba a Laxus, que pese a su enorme orgullo, internamente no tenía otra que admitir que su situación actual era, como poco, precaria. Necesitaba acceder a los bajos fondos y obtener el tesoro que quería robar Jonny. Con el dinero que obtuviera, ya podría ir tirando.

Tras un buen rato recorriendo el puerto, al fin dieron con "el sitio". Era realmente complicado equilibrar lo cutre que parecía un local por dentro con el interés que la gente de dentro pudiera tener. Un lugar de apariencia siniestra podía no ocultar más que un dueño descuidado y unos parroquianos con más alcohol en sus venas que en sus vasos. Por contra, en un lugar de apariencia cuidada, y hasta cierto punto refinada, podía albergar en su interior a auténticos jefes de los bajos fondos. Lo que ellos buscaban era el punto medio: un lugar donde quienes se reunieran conocieran la existencia de los bajos fondos y de como acceder a ellos, pero cuyo rango dentro fuera lo suficientemente bajo como para ser fácilmente accesibles. Finalmente, lo encontraron: La Cabra Engrasada. Laxus no pudo evitar mostrar una media sonrisa. Qué experiencia vital podía hacer que alguien considerase buena idea ponerle un nombre así a un local, fuese de lo que fuese. El pintoresco grupo entró, convencidos de que era el lugar que buscaban.

Afortunadamente, al entrar nadie - al menos que ellos advirtieran - levantó la cabeza extrañado por las pintas de los nuevos parroquianos. Las tabernas de los puertos eran lugares donde la tolerancia a las indumentarias era todavía más flexible que en el resto de la isla, no en vano les llegaban directamente hambrientos y sedientos marineros de todo mar conocido. Mientras Iron, Wood y Wool cogían una mesa esperando la cálida atención de alguna camarera, Laxus se acercó a la barra y se sentó, seguido por Flint. Esperó paciente a que el tabernero terminara su conversación con dos fornidos hombres mientras, con el aire despistado de quien valora que licor pedir, escuchaba la conversación. No entendió los detalles, pero parecían estar hablando de la compra de algún producto en oferta, para después darles dos cervezas y despacharlos a su mesa. El rubio no pudo evitar pensar que, como no, debían estar hablando de precisamente la Akuma que ellos había ido a robar. ¿Tenía alguna lógica? Giró un poco la cabeza y miró por el rabillo del ojo a Flint, que miraba nervioso en todas direcciones. Se le debía estar pegando su paranoia. Suspiró.

—Bienvenido a la Cabra Engrasada, le recomiendo que tenga cuidado con las astillas o cristales del suelo. De vez en cuando surge una pelea y aunque limpiamos puede quedar siempre alguna... esquirla. ¿Qué se os ofrece?

Laxus lanzó una mirada de soslayo a sus tres... compañeros, que estaban en la mesa esperando a ser atendidos, y no pudo sino dudar de que fueran capaces, o al menos conscientes, de que estaban allí para obtener algo de información. Bueno, paso a paso, tenía que ver si lograba sacar algo del tabernero, luego irían viendo.

—Venimos por recomendación de un amigo — comenzó Laxus mirando al tabernero mientras le daba un suave golpe en la espalda a Flint, marcando que iban juntos — Se llama Jonny, no se si lo conocerás. Pero el viejo siempre hablaba de este lugar. Decía que si venias en las noches adecuadas, las recomendaciones de la casa siempre acertaban. Hoy en particular, nos apetece probar algo... Afrutado.

¿Demasiado sutil? Desde luego si a ellos en prisión les habían llegado los rumores de la Akuma, si el camarero conocía los bajos fondos de la isla debía estar al tanto. Quedaba esperar, y ver la reacción. Había que ir con precaución, tenían que marcar que sabían que se estaba moviendo, parecer enterados, pero no levantar demasiadas sospechas ante gente que no estuviera en el meollo.
Laxus D. Girosen
Mensajes :
26

Fecha de inscripción :
09/08/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm1/1Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (1/1)
Experiencia:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm1/1Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (1/1)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Mensaje por Krieg Miér 19 Ago 2020 - 13:07

Bueno, sutil, sutil... Yo hubiera pedido un mix de nueces endemoniadamente buenas. Pero el narrador solo juzga desde su silenciosa torre de marfil cómo suceden los acontecimientos.

—Conozco a muchos Jhonnys —comenta en respuesta, prácticamente interrumpiéndote con cierta sorna del que sabe muy bien que ese es de los nombres más falsos que cualquiera puede sacarse de la manga. Tras escuchar el resto de lo que tienes que decir arruga la nariz—. Con que afrutado, ¿eh? Bueno... —una pequeña sonrisa cruza su rostro. ¿Acaso le divierte?—. Como venís por primera vez os diré esto gratis. Los rumores apuntan que la noche más oscura de este mes, en un lugar donde el suelo se ve mejor que el propio cielo, el juez estará esperando. Pero os recomiendo que os déis prisa, porque no son pocos los jóvenes del East que estan buscando afrutarse el paladar...

¿Críptico? Sí. Pero así son las profecías, o las bromas, que atraen en su vórtice a las pobres almas ansiosas de poder. ¡Ah, la ambición!

La puerta de la posada se abre de un portazo, reveando un hombre de pelo en pecho que entra mojado, con una toalla atada a modo de falda y otra enroscada en la cabeza como un turbante. Con los músculos tensos y la barba tan afilada como una hoz, empieza a mirar en todas direcciones. Parece que busca algo, o a alguien, y desde allí va de mesa en mesa dando pisotones con sus grandes zapatazos de madera cogiendo las cabezas de los sentados para hacer sus preguntas.

—Alguna i-diea de d-d-onde puede ser, ¿jefe? —pregunta Flint, comenzando a sudar.

Wool y Iron están hablando con la muchacha, pero Wood ya no está. Debe estar en alguna otra mesa, o en el baño, pero sea como fuere no está en tu rango de visión. Vaya, ¿se habrá caído uno?

—Si no tenéis dinero —Que el lo huele—, siempre puedo teneros de friegaplatos si queréis una habitación —sugiere jocosamente el tabernero—. O si sabéis prestar otros servicios...

Veamos como suceden las cosas, y qué decides hacer y a quién arrastras contigo en tu epopeya, querido Laxus.
Krieg
Mensajes :
1402

Fecha de inscripción :
21/03/2015


Hoja de personaje
Nivel:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm46/150Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (46/150)
Experiencia:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm39018/1000000Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (39018/1000000)
Berries: 7.100.000
Ver perfil de usuario

Aspirante
Krieg

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Laxus D. Girosen Miér 19 Ago 2020 - 16:04

Éxito. Parecía que la cosa iba bien encaminada. El tabernero sabían de lo que hablaban y les había dado la información como un regalo. No era lo habitual, así que era algo que se debía apreciar. Sin embargo, quedaba interpretar la información correctamente. Laxus no tenía un conocimiento profundo sobre la isla en la que estaban, pero sí sabía los datos básicos que todo el mundo conocía. Que era la sede de varias productoras de películas, un lugar bastante turístico y pacifico, y que en el centro de la isla se levantaba una enorme cúpula de cristal con espejos. Era un lugar que la gente solía visitar por lo curioso del diseño, y que podía cuadrar con lo que el tabernero les acababa de contar. Valía la pena echar un vistazo.

Laxus se disponía a darle las gracias al tabernero cuando la puerta de la taberna se abrió de un portazo, dejando ver a un hombre mojado, con una toalla cubriendo lo justo de cuerpo, otra en la cabeza y muy malas pulgas. Flint se tensó de repente, mientras aquel extraño personaje se iba paseando por las mesas.

—Alguna i-diea de d-d-onde puede ser, ¿jefe? —pregunta Flint mientras Laxus suspiraba.

—De una casa, ¿Eh? — comentó Laxus levantándose y colocándose al lado del ex presidiario, cubriendo con su ancho cuerpo al pequeño Flint.

Un rápido vistazo a la taberna le permitió localizar a Wool y a Iron, sentados en la mesa y hablando con la atenta camarera. Pero no veía a Wood. ¿O acaso era Wood el que seguía sentado y Wood el que se había ido? Laxus cerró los ojos y se frotó la sien. En realidad le daba lo mismo.

—Si no tenéis dinero, siempre puedo teneros de friegaplatos si queréis una habitación —sugiere jocosamente el tabernero—. O si sabéis prestar otros servicios...

Laxus mostró una vaga sonrisa, se dio la vuelta hacía sus subalternos, silbó, chasqueando los dedos hacía ellos e hizo un gesto con la mano para que se largaran de la taberna junto a él. Probablemente aquello llamaría la atención del hombre que iba interrogando las mesas, pero Laxus se ocupó de cubrir en buena medida a Flint con su propio cuerpo mientras lo agarraba y tiraba de él hacia fuera con prisas. Una vez en el exterior, su intención era la de salir a paso rápido hacía el centro de la isla, tanto si les seguían Iron y Wool como si no. Eran útiles, pero no merecía la pena sacrificar su objetivo por ninguno de ellos si no eran capaces de mantenerse atentos y concentrados. Lo que primaba era el éxito de la misión, y para ello debían actuar con discreción hasta que llegase el momento. En cualquier caso, si demostraban ser capaces de salir siguiendo la señal de Laxus, le preguntaría a Wool donde estaba Wood. Si merecía la pena, lo enviaría a buscarlo para reunirse en el centro de la isla.

Laxus D. Girosen
Mensajes :
26

Fecha de inscripción :
09/08/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm1/1Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (1/1)
Experiencia:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm1/1Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (1/1)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Mensaje por Krieg Miér 19 Ago 2020 - 22:47

Tu mente trabaja rápido y tus sospechas son acertadas. Tu plan tiene éxito, y aunque llamas la atención del tipo recién salido de la ducha, el que cubras con tu cuerpo al pequeñajo de Flint impide que el tiparraco lo encuentre. ¡Y menos mal que agarras al flaco, porque como el tipo del turbante toallero ha ido hacia vosotros -o mejor dicho hacia el propio tabernero- la alimaña ladrona que tienes como esbirro iba a salir por patas y tirar todo al traste.

El caso es que salís sin Wood y os dirigís hacia el centro de la isla, allá donde al fondo se vislumbra el muro que forma parte de la gran zona nocturna que aisla el corazón de la ciudad.

—Ha decidido ir por su cuenta. La chica le ha entrado y se ha ilusionado demasiado —te revela con cierto desinterés.

Iron asiente, serio y recio como el material que es.
—Tiran más dos tetas que dos carretas. Seguro que le sale mal. Las mujeres son un peligro.

Flint, que parece algo más tranquilo, aunque de vez en cuando mira hacia atrás para asegurarse de que su pellejo no corre más peligro que los vuestros, se frota las manos.

—Entonces tenemos que ir al lugar más oscuro. ¿Las alcantarillas? ¿Un pozo negro? ¿El sobaco de un grillo?

—¿Qué os han dicho? —pregunta Wool.
—Que no nos contáis nada —contesta Iron, ofendido.
—Aunque deberíamos encontrar un sitio para dormir antes de seguir buscando mañana —añade de nuevo Wool, tan cansado como el resto.

A medida que os acercáis al centro de la isla podéis ver a la gente que vuelve a sus casas de fiesta, saliendo del umbral de piedra que separa la zona de verdadero ocio del resto de la isla. ¿Qué haréis? ¿Sacrificaréis una noche de sueño para investigar más el centro de la isla? ¿Buscaréis un callejón? ¡Quién tuviera dinero!
Krieg
Mensajes :
1402

Fecha de inscripción :
21/03/2015


Hoja de personaje
Nivel:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm46/150Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (46/150)
Experiencia:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm39018/1000000Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (39018/1000000)
Berries: 7.100.000
Ver perfil de usuario

Aspirante
Krieg

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Laxus D. Girosen Miér 19 Ago 2020 - 23:29

Habían logrado salir de la taberna con información y sin incidentes, así que de momento se podía decir que la operación había resultado un éxito. Incluso le había servido a Laxus para conocer algo mejor las particulares características de Flint, al que desde ese momento no le iba a quitar el ojo de encima. Era la clase de subordinado que podía serle muy útil si su lealtad no se desviaba de rumbo. Por contra, podía darle más de un quebradero de cabeza si no lo ataba en corto.

—Ha decidido ir por su cuenta. La chica le ha entrado y se ha ilusionado demasiado — respondió Wool.

Cierto, Wood. La primera baja del equipo. Sinceramente, no le echaría de menos, aunque ver mermado el grupo tan pronto no era demasiado halagüeño.

—Tiran más dos tetas que dos carretas. Seguro que le sale mal. Las mujeres son un peligro. — comentó Iron asintiendo serio.

—Cierto. — Laxus le dio la razón — Sobre todo en nuestra situación actual. Manteneos concentrados en el objetivo, no estamos en disposición de arriesgar nada. Cuando tengamos ese tesoro entre nuestras manos habrá tiempo para relajarse y disfrutar.

Laxus no confiaba en aquella gente, y asumía que ellos tampoco confiaban en él. Y con razón. Aunque era por acuerdo tácito el líder del grupo, en la práctica no ostentaba ninguna clase de superioridad sobre ninguno. No tenía ni la reputación para que le respetaran ni el tiempo para hacerse respetar por la fuerza. Todavía no. Por lo tanto, tenía que ejercitar un tipo de liderazgo con el que no se sentía especialmente cómodo. Trabajar en equipo, convencer desde la argumentación, fijar un objetivo común que beneficie a todos... Todo aquello hacía que se le revolvieran las tripas, pero de momento era las cartas que tenía. Tenía que dejar claro que el botín beneficiaria a todos. Y, de darse, las posibles traiciones se gestionarían más tarde. Paso a paso.

—Entonces tenemos que ir al lugar más oscuro. ¿Las alcantarillas? ¿Un pozo negro? ¿El sobaco de un grillo?

Llevaban un rato caminando y las palabras de Flint, que ya parecía algo más tranquilo, sacaron a Laxus de sus pensamientos.

—¿Qué os han dicho?

—Que no nos contáis nada.

—Aunque deberíamos encontrar un sitio para dormir antes de seguir buscando mañana.

Ya casi habían llegado al centro de la isla. Era momento de tomar algunas decisiones.

—"...la noche más oscura de este mes, en un lugar donde el suelo se ve mejor que el propio cielo, el juez estará esperando. Pero os recomiendo que os deis prisa, porque no son pocos los jóvenes del East que están buscando afrutarse el paladar..." — recitó Laxus — Supongo que el sitio será el edificio de cristal del centro de la isla, por eso nos dirigimos hacía allí. Escuchad, se que estáis cansados, pero hay que asegurarse de qué se cuece exactamente. El tesoro que buscamos es demasiado valioso para perderlo por echar una cabezada. Haremos lo siguiente: Llegaremos al centro de la isla, echaremos un vistazo y buscaremos al "juez" del que hablaba el tabernero. Si logramos dar con él, o ello, o lo que sea, seguiremos indagando, y si podemos conseguir la fruta hoy, mejor que mañana. Después la venderemos, repartiremos los beneficios y podréis pasar los siguientes meses como unos reyes.

Evidentemente, Laxus no tenía intención de vender la fruta cuando la tuviera, y mucho menos de repartir el botín. Estaba seguro de que sus subalternos tenían planes similares. Sin embargo, el objetivo inicial de todos era el mismo. Debían conseguir la Akuma.
Cabía, sin embargo, la posibilidad de que aquella noche no dieran con ninguna pista. Dado que el tabernero les había indicado que debían actuar de noche, tenían toda la mañana siguiente para descansar, así que el esfuerzo merecía la pena. Si no sacaban nada en claro, tendrían que buscar algún sitio donde descansar unas horas para recuperar algo de energía y seguir indagando.
Laxus D. Girosen
Mensajes :
26

Fecha de inscripción :
09/08/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm1/1Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (1/1)
Experiencia:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm1/1Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (1/1)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Mensaje por Krieg Jue 20 Ago 2020 - 10:21

Wool no puede evitar suspirar con exasperación. Es la primera vez que se queja, la verdad, pero supongo que hasta la diiligencia del muchacho tiene unos límites.

—Como mandes, jefe.

Los otros no ponen reparo alguno, y como buen grupo os ponéis a buscar pistas. Lo malo es que hay muchas pero que muchas distracciones en la zona oscura de Mirrorball. Desde espectáculos de cabaret a discotecas de característico chunda-chunda, la empinada ciudad llena de escaleras con más bares que escalones, es un lugar donde hay mucho que hacer y poco tiempo para verlo todo. Famosos teatros, restaurantes, casas de famosos, estudios de cine, televisión y radio salpican la zona interior y exterior unidas por calles donde yacen inmortalizadas en las losas los nombres y fechas de los grandes actores, cantantes y gente famosa que ha hecho de la isla lo que es.

Por mucho que preguntáis, algunos más discretamente que otros, no parece que nadie sepa nada de una fruta, y los concursos o retos de los que conseguís información son programas populares como "Conocer y Ganar", "¿Quién quiere ser mil-millonario?", y el "Un, dos, tres, cuatro", cuya cebolla danzariña Doña Cuperta ameniza los descansos y canta la entradilla. Una auténtica pena, la verdad, y Wood al cabo de un rato de idas y venidas, prácticamente se arrastra doblado, tanto que casi más pequeño en algunos momentos que el propio Flint, habituado a la noche.

—¿Cuándo vamos a dormir...?

Y dónde. Porque no tenéis dinero, ¿verdad?
Krieg
Mensajes :
1402

Fecha de inscripción :
21/03/2015


Hoja de personaje
Nivel:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm46/150Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (46/150)
Experiencia:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm39018/1000000Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (39018/1000000)
Berries: 7.100.000
Ver perfil de usuario

Aspirante
Krieg

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Laxus D. Girosen Vie 21 Ago 2020 - 15:15

Su gozo en un pozo. Por mucho que rebuscaron por las inmediaciones del lugar que creían les había indicado el tabernero, no habían sido capaces de dar con absolutamente nada que pudiera considerarse una pista. La inexactitud de que debían buscar, junto con el hecho de que en aquella isla todo estaba destinado a llamar la atención de los transeúntes y viandantes, junto con el cansancio general del grupo hicieron que las horas que pasaron peinando la zona fuesen tremendamente infructuosas.

—¿Cuándo vamos a dormir...?

Laxus suspiró. Él también necesitaba descansar un poco, al menos para despejar la mente y pensar con más claridad de lo que lo estaba haciendo hasta entonces. Deberían continuar la noche siguiente, lo que dificultaba bastante las cosas. Eran fugitivos, no tenían dinero, ni sitio en el que dormir ni nada que llevarse a la boca. Todo problemas. Afortunadamente, tenían algo a su favor, o eso esperaba. La noche. Mirrorball no era como el resto de islas. La noche allí era larga, había fiesta, entretenimientos, la gente salía hasta tarde, se emborrachaba, se divertía... Esa era la clase de personas que necesitaban. El rubio reunió a su grupo y les explicó que deberían seguir la noche siguiente. Necesitaban un lugar donde descansar, un piso franco desde el que organizarse, e iban a intentar conseguirlo. Era sencillo, en principio. Rondarían los garitos de los alrededores, esperarían hasta localizar a algún pobre diablo que dejase a su grupo para ir a su casa. Le seguirían hasta la misma, y entrarían amablemente con él. Si todo salía bien, tendría refugio para el día siguiente. A partir de allí, planearían su siguiente objetivo.
Laxus D. Girosen
Mensajes :
26

Fecha de inscripción :
09/08/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm1/1Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (1/1)
Experiencia:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm1/1Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (1/1)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Mensaje por Krieg Vie 21 Ago 2020 - 15:30

Hmmm, ¿no has sacado nada en claro de vuestra investigación? Check. ¿Estáis cansados y buscáis un hogar en el que dormir? Check. ¿Borrachos en Mirrorball? A patadas.

Tenéis a vuestra disposición distintos tipos de borrachos que van de camino a casa. Algunas de estas pobres almas que caminan el paseo de la vergüenza son jóvenes, otros de mediana edad, y otros niegan a sí mismo llamarse viejos. Sea como fuere tenéis a vuestra disposición una miríada de opciones, y seguro que no tardáis mucho en encontrar algo apetecible. Desde luego podríais ir con esa mujer de nuez sospechosamente grande que os invita a pasar un buen rato -al menos a tí y a Iron- o quizá podéis seguir simplemente a alguien que va demasiado ciego como para darse cuenta de que le siguen.

Pero el destino os presenta una opción.
—¡Venirse joé! ¡Vamos a mi casa! ¡Qué sí, puñetas! ¡A casa a seguir celebrándolo! ¡Por fin el ascenso!

El hombre, de unos cuarenta y tantos largos años, es enjuto, un oficinista chupatintas que ha bebido de más, probablemente por no estar tan acostumbrado como lo habría estado al entrar en la empresa. Sus amigos se han ido, y como sigue queriendo tener compañeros con los que beber, se ha arrimado por suerte a ustedes, y no tarda en colgarse de los hombros de Wool para no caerse.

—¡Venga, que osh invito a micasha! ¡A seguir la fiesta! ¡Juventú!

Flint, no sabes como, ya le ha robado la cartera. Si se la quitas verás que no tiene mucho dinero, aunque te reprochará un ¡Que eso es mío! pese a todo. Las ratas siguen siendo ratas.


Optarás esta opción que te ha brindado el universo.¿O prefieres tomar tu propio camino?


Opcion tomada:
Tras escoger que siguen al señor, alargo la moderacion para dar mas chicha


Bueno, llegáis a la casa. Llevando al Señor Akedama al hombro, Wool abre la puerta del piso una vez subís las escaleras. Es allí cuando os encontráis con algo inesperado. No, no es un perro ni un gato de un oficinista soltero, eso daría aún más problemas en vuestra situación. Las fotos de la pequeña entrada revelan que el señor Akedama es el padre de familia de una compuesta por cuatro individuos. La mujer y los dos hijos que salen en las fotografías en las que, desde luego, tiene mejor cara que en este momento, probablemente estén durmiendo en el pequeño piso familiar.

—¡Cariño ya he llegado!

Y esas palabras alegremente gritadas por el borracho son sus últimas palabras. ¿Desde cuando Wool tiene un cuchillo? Habiéndole seccionado la tráquea por completo de un solo tajo, convierte todo entusiasmo del borracho en una fuente de sangre y silenciosa desesperación mientras lo sujeta para que en lugar de que caiga al suelo como un peso muerto, lo haga lentamente. Mas por la luz que se enciende al fondo del pasillo a la izquierda, alguien se ha levantado ya.

¿Qué hará, Laxus? Porque tanto Iron como Flint no son tan fríos como los materiales a los que representan. De hecho aquel cruel acto ha sido para ellos una siniestra sorpresa. Wool, obviamente, tendrá que bajar el cuerpo al suelo y termianr cualquier posible y futil resistencia del moribundo -que aún podría convulsionar o algo- por lo que lanzarse hacia delante para acabar con el resto de la familia es un riesgo que no puede correr. Aunque tampoco podríais dejar que os viesen... ¿verdad?

La madre no tardará en abrir la puerta de la habitación para exigir un maternal y autoritario silencio con un:

—¡Shh Hiroshi, ¿es que quieres despertar a los niños?!

Y luego se dará cuenta de lo que está pasando. Y actuará de manera acorde... Si puede.

Nota: Puedes hacerle cerradas a la señora pues es una persona común con nivel "0". Siempre que estén en tu rango de acciones posibles, claro. De todas formas recomiendo el uso de "intentar" hacerlas si te sientes más cómodo al no asumir cerradas pese al permiso.
Krieg
Mensajes :
1402

Fecha de inscripción :
21/03/2015


Hoja de personaje
Nivel:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm46/150Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (46/150)
Experiencia:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm39018/1000000Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (39018/1000000)
Berries: 7.100.000
Ver perfil de usuario

Aspirante
Krieg

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Laxus D. Girosen Vie 21 Ago 2020 - 22:28

El plan era claro, y las presas numerosas. Lo único que tenían en contra era el extenuante cansancio de un día que, desde que lograron escapar por poco de prisión, se había hecho eterno. Por lo tanto, los rostros serios, poco relajados, eran la norma, y destacaban algo entre el gentío y la diversión de aquel lugar. Y tal vez fuese algo que no les ayudó precisamente a la hora de escoger a la víctima idónea. Lo óptimo, pensaron, fue elegir a alguien de mediana edad, alguien con apariencia de solterón que gastase su dinero, tiempo y energías dándole a la bebida y a los bailes privados que se ofertaban en determinados locales de todo el área. Corrían, no obstante, el riesgo de que no seleccionaran a un soltero con piso propio, sino a algún irresponsable padre de familia o a un cuarentón que todavía viviese con sus padres. Era un riesgo que podrían correr, aunque, desde luego, si lo podían evitar, mejor. Llamar la atención en exceso en su situación era lo último que deseaban.

No tardó en, sin necesidad de intervención por parte de la banda, que una pobre oveja descarriada metiese su cuello entre sus fauces. Un oficinista que había empinado el codo muchísimo más de lo debido, lo suficiente como para invitar a cuatro desconocidos con un aspecto de lo más desaconsejable a beber con él en su propia casa.

—¡Venga, que osh invito a micasha! ¡A seguir la fiesta! ¡Juventú! — gritaba mientras se apoyaba en un exhausto Wool.

El hasta ahora obediente subalterno de Laxus alzo las cejas y estiró los labios mirando a su "capitán". Laxus asintió girando la cabeza a un lado. Si el destino te lanza una carta como aquella, había que jugarla. Ya verían más adelante si era un regalo envenenado, pero dados sus recursos, no podían ponerse exquisitos.

Su piso no estaba lejos, pero guardaba sorpresas. Laxus atravesó la puerta tras Wool, que la había abierto para entrar junto con su nuevo amigo. En la misma entrada, una foto familiar anunciaba que la noche no iba a ser todo lo tranquila que debería. Al menos para uno de los dos grupos que se hallaban en la casa.

—¡Cariño ya he llegado!

El gritó hizo que tanto Laxus como Wool saltasen como un resorte. El primero se volvió con intención de tapar la boca del borracho. El segundo sin embargo, lo silenció de una forma más permanente. El frió acero del cuchillo se hundió en la carne de aquel pobre hombre, seccionándole la traquea con un corte limpio y dejando un grito de dolor que solo podía escucharse a través de sus ojos, abiertos como platos en un rictus de incredulidad. Wool agarró el cuerpo y, evitando que cayera como un peso muerto, acompañó su trayectoria hacía el suelo. Era evidente que aquella situación no era nueva para él. Podía ser un buen recurso, eso desde luego. Era hábil con las armas blancas cortas y silencioso en el asesinato. Desde luego, si no estuviesen en una situación tan precaria, el propio Laxus habría dado la orden. Era bueno saber que tenía a Wool de su lado.

Sin embargo, la media sonrisa de satisfacción de Laxus no duró más que un breve segundo. Los siguientes momentos eran clave, y tenía varios frentes que abordar. Por un lado, Iron y Flint se habían quedado tan blancos como el señor Akedama tras la maniobra de Wool. Aquello había preocupado repentinamente a Laxus, que esperaba que dos tipos a los que había tenido presos la Marina y que habían tenido las agallas suficientes para escapar y convertirse en proscritos tendrían algo más de sangre fría. Esperaba que no causaran problemas, pero tendrían que adaptarse a la situación, como todos. El segundo problema, y más inmediato, venía andando, medio adormilado, por el pasillo.

Nada más ver el movimiento de Wool Laxus ya había avanzado hacía el interior de la habitación, y en cuanto una mujer apareció por la puerta, Laxus, con sus dos metros de altura, se plantó delante de ella, le puso su mano sobre la boca y la apoyó contra la pared, mientras con su otra mano aceraba su índice a los labios. La situación era la que era. No había una necesidad imperiosa de dejar cadáveres a su paso, pero si la situación lo demandaba, Laxus no tenía problema con ello. Sin embargo prefería adoptar de momento un perfil más bajo. Quería, sobre todo, asegurarse de que tanto Iron como Flint eran capaces de afrontar aquella situación.

Con sútil chasquido de sus dedos les indicó que se acercaran. Le pidió a Iron que se encargase de la mujer, manteniendola en silencio en todo momento, mientras que indicó a Flint que, en silencio total, rebuscase por la casa algo con lo que atarla y taparle la boca.

—Probablemente hay niños en la casa — le dijo Laxus en voz baja — así que no entres a sus habitaciones ni hagas ruido. En cuanto tengamos el material, los ataremos también. ¿Entendido?

Después se dirigiría a Wool, que debería tener "bajo control" su particular situación. Laxus le miró y asintió, dando por buena la maniobra, mientras cerraba la puerta.

—¿Sabes resolver el tema con discreción?

La pregunta era clara. Matar era una cosa, ocuparse del cadáver, una muy diferente. Si todo iba bien, harían turnos para descansar, dejando siempre a alguien vigilando a la familia - el primer turno lo haría Laxus, no se fiaba de la capacidad de los demás para mantenerse despiertos - comerían, y se irían, dejándolos con las únicas heridas del trauma mental que suponía el asesinato del padre y consiguiente secuestro.
Laxus D. Girosen
Mensajes :
26

Fecha de inscripción :
09/08/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm1/1Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (1/1)
Experiencia:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm1/1Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (1/1)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Mensaje por Krieg Sáb 22 Ago 2020 - 10:13

Aunque tardan un poco en responder a tu señal, Flint y Iron finalmente salen del embrujo de aquella vil impresión. Quizás tú seas un criminal tanto o más que ellos, pero quizás olvides que incluso en vuestro estrato hay grados que distinguen la gravedad de los actos de la calaña. En fin. Flint poco despues de dar un paso hacia delante se gira y toma la precaución de cerrar la puerta. Ya sabes, por si las moscas.

Iron avanza hasta tí y ocupa tu puesto agarrando a la mujer diciéndole un serio y frío.
—¿No quiero tonterías, de acuerdo?

Ante lo cual la mujer, llorando, asinte mientras sus rodillas le fallan y tu compañero se ve obligado a acuclillarse a su lado en el suelo para tenerla vigilada. Los sollozos son graves y fácilmente audibles, pero no son gritos de alerta.

Flint se ha escabullido por la casa a paso ágil y silencioso y como ve que en el pequeño salón con cocina no hay nada que pueda resultar útil para atar, va al dormitorio de donde ha salidio la mujer y coge las sábanas que rasga con un cuchillo que -seguramente- habrá conseguido en su viaje en la cocina.

Wool observa su destrozo y avanza con paso firme hasta vosotros. Tiene el rostro serio, más que de costumbre, y su ceja está ligeramente arqueada como si todo aquello le resultara extraño o incluso divertido.

—Sí. Pero los cadáveres tardan en oler dos días; no veo la necesidad —dice con total confianza, con esa que te da la experiencia.

Aquello, obviamente, le saca un gemido de angustia a la mujer, que no tarda en suplicar por su vida con

—No, por favor, no.

Iron intenta tranquilizarla.
—Si colabora no pasará nada; no queremos más problemas.

Pero Wool quiere divertirse. No de la manera que esperarías cuando un gañán, basura del universo, tiene a una mujer en esa posición, si no con algo mucho peor.

—¿Prefieres que te matemos a tí o a tus hijos? ¿Y si te damos a elegir con que solo matemos a uno?

Puedes intervenir en cualquier momento, porque Iron parece que le va a soltar una pedazo de ostia a Wool. Parece que hay criminales que tienen sus límites.

Flint teme acercarse para atar a la mujer, la verdad. Mira por donde se ha formado una rencilla interna...
Krieg
Mensajes :
1402

Fecha de inscripción :
21/03/2015


Hoja de personaje
Nivel:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm46/150Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (46/150)
Experiencia:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm39018/1000000Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (39018/1000000)
Berries: 7.100.000
Ver perfil de usuario

Aspirante
Krieg

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Laxus D. Girosen Sáb 22 Ago 2020 - 17:19

La situación al fin parecía bajo control. Iron se estaba ocupando de la mujer, a la que mantenía en silencio, mientras que Flint, al no encontrar nada especifico para atar a sus secuestrador, había tirado de imaginación e improvisado unas cuerda sabanas. Y finalmente, Wool parecía que aquello lo había hecho numerosas veces, y conocía los tiempos de descomposición de los cadáveres mejor que nadie.

—¿Prefieres que te matemos a tí o a tus hijos? ¿Y si te damos a elegir con que solo matemos a uno?

Iron no estaba reaccionando nada bien a los particulares instintos de Wool, y Flint se las estaba viendo negras para atar a la mujer. Era evidente que tenían dos opciones: La fácil, matar a todos los presentes y hacerse con la casa, o la difícil, iniciar un secuestro en toda regla con rehenes, hacer turnos para que unos descansaran y otros vigilaran a los mismos e irse en cuanto estuviesen preparados.

Problemas de ambos planes: Los idiotas. Por un lado, ni Iron ni Flint apoyarían el primer plan, de hecho, Iron parecía a punto de suicidar a Wool si Laxus no hacía algo. Por el otro lado, el propio Wool podía poner problemas a un secuestro con rehenes. La gente como él no solía tolerar bien el tener que suprimir sus instintos.

—Vale, suficiente. — dijo Laxus colocandose entre Wool y Iron y Flint — Iron, ayúdale. — señaló refiriéndose a Flint mientras colocaba la palma de su mano sobre el pecho de Wool. — Suficiente por ahora. Llevas horas diciendo que estas agotado, hace un momento ibas tan doblado que hasta Flint te sacaba altura. Échate a descansar, nosotros nos ocupamos. Ya.

El tono de Laxus no admitía discusión pacifica. No iba a permitir una guerra civil en aquel momento entre los patanes que le acompañaban.
Laxus D. Girosen
Mensajes :
26

Fecha de inscripción :
09/08/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm1/1Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (1/1)
Experiencia:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm1/1Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (1/1)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Mensaje por Krieg Sáb 22 Ago 2020 - 23:25

Wool se te queda mirando mientras pones tu mano en su pecho y le "pseudoempujas". Su vista fija primero en tu rostro pasa luego por tu brazo extendido, y luego finalmente evita por completo tu presencia y mira hacia el lado donde están trabajando Iron y Flint. Flint, que estaba curioseando a ver que pasaba, pronto mira rápidamente a lo que está haciendo, sin querer meterse en más líos de los que ya está.

—Tengo muy mal pronto cuando no duermo—se excusa Wool, susurrando—. Sí, será lo mejor.

Y dicho aquello entra al dormitorio principal, y cerrando tras de sí se va a descansar como le has mandado. Cuando vais a atar y amordazar a los niños solo encontráis a un adolescente en el cuarto cuya mitad es ocupada por una litera. La ventana no está abierta y, desde luego, sería extraño que el hermano mayor perdido hubiera bajado desde un tercero del bloque de pisos. Atando al que queda, que dormía a pierna suelta y opone poca, pero alguna resistencia -que es rapidamente acallada con un buen puñetazo de Iron- acabáis con dos rehenes bien ataditos y amordazados.

Está la cuestión de qué vais a hacer con ellos, si tomaréis turnos y dónde estará el hermano perdido. ¿Se habrá ido de fiesta también?

El caso es que no aparecerá en la casa, al menos en toda la noche, y sin más dilación, este humilde narrador pasará a la siguiente mañana mientras haces todas las cosas que quieras o puedas hacer en esa oscura noche.

Como disculpa, Wool estará haciendo tortitas a primera hora. ¿Eso que lleva es canela, o veneno? ¿Es veneno o es canela? Tranquilos, es canela. Y el muchacho parece volver a ser el mismo de siempre.

—¿Cuál es el plan, jefe? —te preguntará, cuando estes levantado —. ¿Volvemos a buscar esta noche?

En la cocina hay un pequeño calendario, uno que tiene adjuntos menús de dietas y en la nevera del hogar encontraréis bastante comida ya hecha. Parece que alguien ha invertido en tupperwares. ¡Qué cómodo invento!

Si no hay nada reseñable, la proxima moderación será la de la noche de dicho día. Pues realmente, y al ser domingo, no hay ni escuela ni nada que pueda perturbar vuestra extraña estancia allí. Más de lo que vosotros os la complicáis, claro.
Krieg
Mensajes :
1402

Fecha de inscripción :
21/03/2015


Hoja de personaje
Nivel:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm46/150Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (46/150)
Experiencia:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm39018/1000000Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (39018/1000000)
Berries: 7.100.000
Ver perfil de usuario

Aspirante
Krieg

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Laxus D. Girosen Lun 24 Ago 2020 - 16:26

Wool no puso ningún problema y se fue a acostar. Iron y Flint lograron atar bien a la mujer y al hijo pequeño. El otro parecía que no estaba en casa, pero daba lo mismo, menos problemas. Al fin, todo estaba bajo control. Ya podían descansar.

—Buen trabajo — les dijo Laxus a Iron y Flint — Id a echar una cabezada, yo haré el primer turno.

Dada la hora, en pocas horas se haría de día. Laxus confiaba en poder aguantar despierto mientras su grupo dormía. Pero, por si acaso, colocó una silla bloqueando la puerta de acceso al piso. Si el hijo que restaba por llegar lo hacía de madrugada, prefería que se la puerta les avisara antes de que se abriera. Una vez su grupo se levantara, ya con energías renovadas, él mismo echaría una necesaria siesta. Debían estar preparados para la siguiente noche, no podían extender demasiado su estancia en aquella isla. En cuanto llego la mañana, Wool sorprendió a todos preparando un desayuno de lo más interesante, tortitas. Ninguno se las comió con la confianza ciega de quien sabe que no esta comiendo veneno, pero resultaron estar buenas y Wool volver a ser una persona de lo más normal.

—¿Cuál es el plan, jefe? —preguntó Wool finalmente —. ¿Volvemos a buscar esta noche?

Laxus asintió, pensativo. Esperaba que aquella noche lograran dar con alguna pista. De no ser así, era consciente de que las cosas se podían poner algo delicadas para todos. Wool, Iron y Flint confiaban en lograr algo que les permitiera darse algunos caprichos. Y aunque Laxus tenía las miras puestas en objetivos más ambiciosos, debía admitir que su situación era todavía demasiado precaria. Antes de salir les indicó que echasen un vistazo por las habitaciones, por si encontraban ropa de sus tallas que fueran algo más discretas de lo que llevaban actualmente. El propio Laxus se vestiría de manera algo más arreglada si encontraba algo que le gustase y le valiera. Finalmente, estuvo tentado de coger algo de comida, pero finalmente deshecho la idea. Preferia ir ligero de equipaje y que todos se concentraran en lo que tenian que hacer.

—Bien, todos recordáis lo que estamos buscando — dijo una vez hubieron salido de la casa y estaban llegando de nuevo al lugar de la búsqueda. No se habían molestado ni en desatar a los rehenes. Ya lo haría el hijo cuando llegara o se darían vida de alguna otra forma, no era problema de Laxus, desde luego.

Tocaba volver a la acción.
Laxus D. Girosen
Mensajes :
26

Fecha de inscripción :
09/08/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm1/1Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (1/1)
Experiencia:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm1/1Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (1/1)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Mensaje por Krieg Lun 24 Ago 2020 - 22:53

Hmmmm. Deacuerdo, nadie ha tomado la libertad de coger el cuerpo del padre de familia. Ok. Ya ni Don Washi-washi logrará sacar las manchas del recibidor.

Vayamso por partes. Aunque los maleantes cogen algo de dinero de la casa y alguna que otra joya u objeto de su interés, solo a Wool le van bien las ropas del padre. Por cierto, cuando os ha recibido para el desayuno ya estaba limpio y cambiado. Y la puerta en la que has dejado una silla está, bueno, sin silla. Pero tiene la llave puesta y echada.

Porque Wool es más listo que ustedes y se había tomado la molestia de tomar las llaves en lugar de trastear con el mueble -que sigue, de todas formas, allí como seguro. En fin.

Sin más dilación y sin ningún problema más con los residentes de la casa y sin ninguna repentina llamada o visita, marcháis a la Zona Oscura de Mirrorball, donde siempre es de noche -aunque realmente en el mundo exterior falten unas cuantas horas para ello.

Flint, que le ha estado vueltas toda la noche al tema del asunto en cuestión del acertijo, levanta un dedo como el que le pide permiso a un maestro y a continuación dice:

—En el techo hay una bola de discoteca. ¿Y si eso de que el suelo brilla más que el cielo es porque tenemos que subir allí?

—Esa es una estupenda idea —admite Wool—. ¿Pero cómo subimos?

Iron se mantiene serio y pensativo, aún recordando los actos de ese que ahora tiene las manos limpias de la sangre derramada.

—Algo es algo...

Pues de alguna manera tienen que subir a hacer el mantenimiento de la bola, ¿no? ¿Será por fuera como se accede o por dentro de la propia zona oscura...?
Krieg
Mensajes :
1402

Fecha de inscripción :
21/03/2015


Hoja de personaje
Nivel:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm46/150Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (46/150)
Experiencia:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm39018/1000000Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (39018/1000000)
Berries: 7.100.000
Ver perfil de usuario

Aspirante
Krieg

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Laxus D. Girosen Miér 26 Ago 2020 - 11:59

El objetivo era llegar a la bola de discoteca que coronaba la zona oscura del centro de la isla, pero, ¿Cómo? Desde su posición ni siquiera que podía valorar bien el tamaño que tenía dicha bola.

—Bien, separemonos. Flint, Iron, investigad si hay alguna manera de acceder a la bola desde el exterior. Wool y yo haremos lo propio desde aquí dentro. De alguna manera se tiene que poder acceder a ella.

Todos se pusieron manos a la obra. Alguna manera habría que subir hasta aquel lugar. Como poco, para limpiarla, por lo que el acceso no podía estar demasiado oculto. Afortunadamente dentro de la zona oscura casi todo eran estudios de grabación. Su mejor opción era pasearse por ellos, haciéndose pasar por despistados empleados recién contratados e ir preguntando donde estaba la central de mantenimiento de la cúpula - un sitio donde podrían obtener información más de primera mano - o como se subía a la propia esfera. Alguien del personal de los estudios tendría que saber algo.
Laxus D. Girosen
Mensajes :
26

Fecha de inscripción :
09/08/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm1/1Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (1/1)
Experiencia:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm1/1Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (1/1)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Mensaje por Krieg Miér 26 Ago 2020 - 12:55

A Flint se le pondrían los ojos de estrellitas porque ha tenido una buena idea pero... Bueno, qué demonios, lo hacen. ¡Ha tenido una fantástica idea! Y os separáis.

Pues andáis un rato por una de las avenidas asfaltadas con los nombres de las grandes estrellas de la isla, temporalmente cortada por una congregación de fans que han montado un improvisado altar lleno de velas por la defunción de un gran actor cuyos rumores de pedofilia ahora no importan mucho, mientras ultimáis los detalles de cómo podéis encontrar el acceso a las zonas de mantenimiento de la cúpula.

Aunque tardáis un poco, allá en una gran plaza donde congregan varias avenidas como la que habéis cruzado, encontráis un pequeño grupo de trabajadores malpagados comiendo unos kebabs. Wool se te adelanta, y con buena labia consigue sonsacarles como un turista datos interesantes de Mirrorball. Que si la cupula una vez cogía gran parte de toda la isla y ahora hay esta pequeña, que si está hecho con cristal realmente duro y de un par de metros de grosor, que si tal, que si Pascual Alfredo la montó... Hasta que finalmente pasan de datos inútiles a que puede accederse por un ascensor en la parte externa de a cúpula; y que de hecho es una de las atracciones menos conocidas pero más interesantes de toda la isla. Al fin y al cabo da una vista global de la zona nocturna; aunque es cierto que frente a visitar estudios de grabación o hoteles, casinos y otros bares o discotecas es una opción mucho más familiar que la del turismo típico de la isla.

—Pues ya está. Ahora solo tenemos que encontrar a Iron y Flint... ¿No les has dicho dónde volveremos a reunirnos, verdad? —te pregunta, conociendo la respuesta. Ya podría él haber dicho algo—. Bueno, siempre podríamos ir directamente a por la fruta nosotros... y tocar a más —sugiere, limpiándose los restos mínimos de sangre que aún tiene bajo las uñas—. O separarnos para encontrar a estos dos e ir todos.

¿Qué hacer? ¿Y puedes confiar en Wool? ¿Y si os separáis y se va a por la fruta él solo? Siempre y cuando la idea de Flint haya sido la correcta, claro.
Krieg
Mensajes :
1402

Fecha de inscripción :
21/03/2015


Hoja de personaje
Nivel:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm46/150Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (46/150)
Experiencia:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm39018/1000000Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (39018/1000000)
Berries: 7.100.000
Ver perfil de usuario

Aspirante
Krieg

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Laxus D. Girosen Jue 27 Ago 2020 - 11:39

El grupo se separó, yendo un alegre Flint junto con un serio Iron por un lado, mientras que Laxus se quedaba con Wool. La división no era aleatoria: Pese a que Laxus no había congeniado demasiado bien con Iron, de momento parecía ser de fiar, y este a su vez había hecho mejores migas con Flint que con Wool. Por lo tanto, la primera división era evidente que debía ser compuesta por ellos dos. Mientras, Laxus acompañaría a Wool. En parte porque, por simple eliminación, le tocaba, en parte porque le impresionaban sus variadas aptitudes, y en último lugar, porque no terminaba de fiarse de él. Su capacidad para el asesinato a sangre fría, su serenidad para mantener la calma y su razonable control de impulsos para irse a dormir y no iniciar ninguna trifulca inútil, unido a la labia que estaba demostrando en aquellos momentos para obtener información de unos trabajadores hacían que Laxus lo tuviera en muy alta estima.

Sin embargo, había un pero. Siempre había un pero. La lealtad. Ni Laxus conocía a Wool lo suficiente como para fiarse de él, ni los súbitos cambios de humor de este daban la impresión de que fuera alguien con una mente equilibrada. Del mismo modo que Flint y Iron, al tener personalidades más arquetipicas, permitían a Laxus saber qué podía y que no podía encargarles hacer, con Wool era diferente. Aquel hombre bien podría llegar a ser su mano derecha como un triste cadáver en el fondo del mar.

—Pues ya está. Ahora solo tenemos que encontrar a Iron y Flint... ¿No les has dicho dónde volveremos a reunirnos, verdad? —preguntó una vez tuvieron la información que buscaban —Bueno, siempre podríamos ir directamente a por la fruta nosotros... y tocar a más. O separarnos para encontrar a estos dos e ir todos.

—No, vamos a ir a investigar el lugar. Con suerte, Iron y Flint encontraran otro acceso. Y si no lo hacen, realizaremos el reparto con ellos después. — expresó Laxus con firmeza mientras se dirigía al lugar indicado por los trabajadores.

Había algo a lo que le había estado dando vueltas desde el día anterior. Necesitaban aquella fruta para venderla y obtener dinero con el que comenzar algo. ¿Comprarían un barco y se harían piratas? ¿Un local en el que hacer negocios? Sus ideas eran varias, pero todavía no había considerado la más evidente. Comerse la fruta. Por un lado, era una idea a la que no le tenía mucho apego. Desde pequeño había escuchado historias de que aquellos portadores de los poderes del diablo estaban destinados a viajar al Grand Line y hacer grandes cosas, pero por otro lado, no quería comerse la fruta equivocada y acabar convertido en el terrible hombre-paloma u hombre-rata. Su enorme ego hacía que aquel mínimo riesgo le diera arcadas. Sin embargo, no sabía por qué, la idea empezaba a cobrar fuerza. Obtener un poder más allá del alcance de muchos... Era, ciertamente, tentador, como poco.

Pero debía concentrarse. Todavía estaba lejos de poder tomar tal decisión. De momento, lo que más le urgía, estaba a su lado. Mientras caminaba, giró la cabeza para mirar a Wool.

—Dime, ¿a que te dedicaban antes de acabar en manos de los Marines?

La charla distendida no iba con Laxus, y la pregunta, por lo tanto, fue directa. Tenía un genuino interés por conoces el pasado de Wool y saber de que palo iba. Saber si podía convertirlo en un buen socio o debería deshacerse de él antes de que pudiera darle problemas y ya no lo necesitara.
Laxus D. Girosen
Mensajes :
26

Fecha de inscripción :
09/08/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm1/1Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (1/1)
Experiencia:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm1/1Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (1/1)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Mensaje por Krieg Jue 27 Ago 2020 - 12:31

Wool parece... momentáneamente molesto por no buscar al resto. Quizás sabe que seguramente encontréis competencia, y no quiere ir solo contigo. O quizá no. Quizá.... ¿quién sabe?

El muchacho alza una ceja y mira su reloj -su nuevo reloj, robado de la casa del señor que asesinó- y posteriormente continúa con la mirada al frente.

—¿Importa eso ahora? No es que pueda volver a la vida que tenía antes, jefe...—comenta, con desgana—. Podrías decir que era un sastre, aunque hacía más cosas que limitarme a coser. ¿Tú qué hacías?

Podéis hablar más cosas por el camino si queréis, pues es un largo trecho hasta llegar al borde de la cúpula allá por donde los de mantenimiento. Allí encontraréis un lento montacargas, para el que no mucha gente hace cola.

—Creo que me quedaré aquí abajo por si llegan los muchachos. Además, si sales este parece ser el único acceso... Así que no podrás irte muy lejos con el premio...

Si lo consigues.
Krieg
Mensajes :
1402

Fecha de inscripción :
21/03/2015


Hoja de personaje
Nivel:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm46/150Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (46/150)
Experiencia:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm39018/1000000Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (39018/1000000)
Berries: 7.100.000
Ver perfil de usuario

Aspirante
Krieg

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Laxus D. Girosen Jue 27 Ago 2020 - 15:06

—¿Importa eso ahora? No es que pueda volver a la vida que tenía antes, jefe...—comenta Wool, con desgana—. Podrías decir que era un sastre, aunque hacía más cosas que limitarme a coser. ¿Tú qué hacías?

Laxus alzó una ceja. ¿Un sastre? Wool no tenía pinta de haber pasado años de su vida entre agujas, telas, trajes y vestidos, pero quién era él para juzgar a los demás.

—¿Yo? - preguntó Laxus torciendo el gesto.

Echó la vista atrás, y no le gustó verse reflejado en aquel chaval débil al que una evidente traición le quito todo lo que tenía y más.

—Tomar malas decisiones. - dijo simplemente al cabo de un momento.

El resto del camino fue un tenso silencio en el que Laxus, inconscientemente, no pudo evitar recordar sus últimos días como hombre libre. Había cometido multitud de errores, había sido excesivamente confiado, inocente, y, sobre todo, débil. Aquello le hizo hervir la sangre.

—Creo que me quedaré aquí abajo por si llegan los muchachos. Además, si sales este parece ser el único acceso... Así que no podrás irte muy lejos con el premio...

Si el último comentario de Wool pretendía relajar algo el ambiente, no lo logró. Laxus estaba repentinamente serio, y sin mediar más palabra, se subió al montacargas. Una vez solo, elevándose sobre la zona oscura de la ciudad, apretó dientes y puños. Ya tenía la respuesta. Quería poder.
Laxus D. Girosen
Mensajes :
26

Fecha de inscripción :
09/08/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm1/1Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (1/1)
Experiencia:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm1/1Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (1/1)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Mensaje por Krieg Jue 27 Ago 2020 - 18:48

Allrighty then. En fin, ya no volverás a ver al lobo con piel de oveja. De ahí su nombre. Ni material ni ostras. Pero tu vas a por tu fruta, ¿no? Pues taca.

Al cabo de un rato en el lento y horrible ascensor que tiene una música infernal -pero pegadiza-, comienza a subir. Es ahí cuando te das cuenta que no son pocos los personajes de las "familias" que no terminan de encajar mucho. ¿Es eso un señor con maquillaje? Bueno, podemos ser inclusivos. Tampoco importa mucho que tenga algo de bigotes. ¿Y ese niño calvo y con un garfio? No te metas con el pobre Kaillou, su voz inexplicablemente grave también puede ser producto de alguna enfermedad.

Parece que hay como algún que otro pirata por allí; ya que de los veinte, dos de los cuales se encargan de operar el ascensor con trajes que no son de su talla, casi todos parecen casi igual fuera de lugar. ¿Eso es que vas por buen puerto, no?

—Veis, os lo dije. Y tal y como sube esto de lento llegaremos justo al anochecer —dice el bueno de Kaillou—. Arr, ya os dije que Simone era muy tonta por querer quedarse en la plaza.

—Seguro que está llorando a alguna de esas estrellas muertas grabadas en el suelo —comenta otro.

—No me lo recuerdes, pobre Jamiel Backson...—continúa otro, moqueando como un auténtico fan.

¿Por qué querría quedarse en la plaza? En fin, tu vas para arriba. Si quieres hacer algo durante el trayecto en el montacargas cuya gruesa puerta de cristal da una vista cada vez más alta de la isla solo enturbiada por el propio grosor de este y por las vigas que sostienen el ascensor, es tu momento.
Krieg
Mensajes :
1402

Fecha de inscripción :
21/03/2015


Hoja de personaje
Nivel:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm46/150Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (46/150)
Experiencia:
Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 3qaWnZm39018/1000000Ambición, en el más pequeño de los mares [Moderado Nvl 3 Laxus] 9h2PZk8  (39018/1000000)
Berries: 7.100.000
Ver perfil de usuario

Aspirante
Krieg

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.