Cuenta Atrás

El skin, las tablillas y el diseño del foro pertenecen exclusivamente al staff del mismo, fue creado por Brianna Byrne y agradecemos a Yuu por su ayuda a la hora de editar algunas de las imágenes como son la portada, avatares de nuevos usuarios y la imagen de las estadísticas para integrarlas en el foro. Dichas imágenes no nos pertenecen, por lo que damos sus créditos a sus respectivos creadores, Sakimichan, Wlop y algunos otros cuyos nombres no conocemos.

Rogamos encarecidamente que no copien nuestro contenido, es más divertido cuando cada uno crea lo que quiere con sus propios medios.
CRÉDITOS
Tan flipao que pelea el covid a puñetazos
Salvador de yayos, siempre tan importante para nosotros, siempre tan dispuesto para ellos
El pobre lo intentó, pero no le dejaron, aún era pronto para él
GRACIAS POR TODO
ULTIMOS TEMAS
¿Sabías que?
NUESTRO STAFF
Mr. Nat - Admin
Lysbeth - Admin
Therax - Admin
Brianna - Mod
Lance - Mod
Deathstroke - Mod
Arthur - Mod
William - Mod
Kusanagi - Mod
SI NECESITAS AYUDA, CONTACTANOS
AWARDS

¿Trama? ¿Qué trama ni qué puñetas? ¡Estás de vacaciones! [Moderado de nivel 4 Liam]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Liam D. Griffith el Vie 28 Ago 2020 - 17:30

Las palabras parecían haber servido de algo, al menos cuando por un par de segundos pareció quedarse inerte, mirándome fijamente. Su mueca iba alternando y volando de un sentimiento a otro, como si su mente fuera incapaz de mantenerse en un estado durante más de unas milésimas de segundo, para terminar esgrimiendo una retorcida y rancia cara. Más que demencia, que locura o felicidad por tener a su presa ahí frente a él, en sus ojos leía… tristeza, pena, desolación. Un niño que abre un regalo en Navidad para encontrarse con que está vacío o lleno de calcetines. Y, en escasos segundos, empezó a hablar, lamentándose de que no le conociera. «¿Debería saber quién eres…?» me pregunté a mí mismo. No conocía a ningún Jack en lo absoluto, ni tampoco a alguien así, pero aquello estaba claro; si supiera de alguien quemado hasta ese punto no se me olvidaría jamás. Empecé a pasar por mi cabeza las imágenes de todos y cada uno de los alumnos que habían adoptado los Griffith y que habían aprovechado sus enseñanzas para volverse mejores personas, e incluso los que se quedaron por el camino. Esas decenas de chicos, los oficiales, los caballeros, mi familia y hasta la mujer de la panadería y su novio. Pero esa voz no les pertenecía a ninguno, ni su rostro pudo haber quedado tan desfigurado hasta ser irreconocible. Si la solución para calmarlo era que descubriese su identidad, tenía claro que no lo lograría. No se me daba para nada mal recordar a personas, y podía decir con bastante seguridad y confianza que no se me había olvidado a ninguno de mis compañeros, pero ese hombre quedaba muy lejos de mí.

Viendo su negativa y cómo sus ojos denotaron cierto sentimiento asesino, fui a lanzarme hacia él para dejarlo fuera de juego y continuar con mi camino. Cuando estaba ya mentalizado para tocar el suelo, algo dentro de mi cabeza gritó. No una ni dos veces; eran cientos de voces suplicando que no me moviera más de lo estrictamente necesario. Que algo bastante peor me aguardaba si me enfrentaba a él, al menos en esos precisos instantes, y acaté como debía. Confiaba en mí y en mi instinto, así que no lo traicionaría en un momento tan importante como aquel, en el que la lógica no servía de mucho en frente de alguien que no atendía a razones. Y, como si fuera la evidencia de lo que había sucedido, escuché un estridente sonido que acalló en las tejas bajo mis pies, con una completamente rota. Mis piernas se entumecieron unos instantes, volviéndose más tarde rígidas hasta el límite. Llevé mis ojos hacia abajo, descubriendo la bala humeante que había amenazado a mi seguridad y la cara de satisfacción grosera de Jack. Empezaba a dar su típico discurso de odio y sangre, esta vez con la confianza de tenerme entre sus gigantescas zarpas, y clamaba venganza por todos los que, como él, habían sido negados y desechados por la misma familia que a mí me dio cabida. Tendría que seguir jugando a su juego.

— ¿Eras un noble? —dije, escrutando el escenario que se presentaba frente a mí. Jack estaba tan seguro de sí mismo que se permitía ponerse en una postura tan desprotegida como aquella, sobre una superficie que no era para nada estable. Tenía una idea, aunque no lo reflejase en mi rostro, que trataba de hacer que permaneciese congelado en una capa de terror—. Yo tampoco quise ser Griffith, me compraron. Estaba feliz en mi antigua casa y no he disfrutado ningún día hasta llegar al final. Mis ansias de seguir y alcanzar la cabeza de la familia atienden únicamente a una razón: cambiaré el modelo de la familia a uno que sea más justo. La gente como yo, los plebeyos, no estamos hechos a esta vida ni nos la merecemos —Y cierta parte de mi mente le daba validez a mi discurso y lo apoyaba, permitiendo que mis palabras sonasen reales. Lo pasé francamente mal cuando aquellos hombres me compraron, y pasé un trance realmente duro el primer día, pero aun así estaba alegre de haber hecho todo el camino hasta aquí—. Aun así, me queda camino para recorrer.

Aun así, estaba preparado para la situación en la que no estuviese convencido por mis palabras. De no lograrlo y notar cualquier tipo de gesto peligroso por su parte, me limitaría a darle una patada a todos los restos de la teja que él había roto. Eran de todos los tamaños y, orientando su trayectoria hasta su cara y cuello, seguramente lograra hacer que desviara la mano de su lugar como mínimo. En ese preciso instante estaría a salvo y, sabiendo que estaba de cuclillas, podría dar un rápido paso hasta él para darle una patada en el arma y un momento después, otra en el lateral del cuello. En esa posición no podría reaccionar correctamente y, lo que era mejor, se podría caer del tejado y dejarme camino libre. Aunque, y cabía recordar, eso solo sería si no entraba mínimamente en sus cabales tras el comentario.
Liam D. Griffith
Mensajes :
78

Fecha de inscripción :
13/04/2020


Hoja de personaje
Nivel:
¿Trama? ¿Qué trama ni qué puñetas? ¡Estás de vacaciones! [Moderado de nivel 4 Liam]  - Página 2 3qaWnZm43/150¿Trama? ¿Qué trama ni qué puñetas? ¡Estás de vacaciones! [Moderado de nivel 4 Liam]  - Página 2 9h2PZk8  (43/150)
Experiencia:
¿Trama? ¿Qué trama ni qué puñetas? ¡Estás de vacaciones! [Moderado de nivel 4 Liam]  - Página 2 3qaWnZm32950/1000000¿Trama? ¿Qué trama ni qué puñetas? ¡Estás de vacaciones! [Moderado de nivel 4 Liam]  - Página 2 9h2PZk8  (32950/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Mensaje por Krieg el Vie 28 Ago 2020 - 18:28

Notas:
Para más efecto dramático, se le ha ido psando párrafo por parrafo a Liam, para ver cuando quería intervenir o si quiere continuar.


La pregunta retórica le hace apretar los dientes. ¿Acaso dudabas? Por supuesto que era un noble. Él es un príncipe, un duque, un conde, y, en definitiva, un rey. Pero sigues hablando.

Y entonces la mueca va desapareciendo. Mientras sus labios vuelven a esconder los dientes, a saber por qué parte de tu relato, puedes escuchar con tu fino oído, o quizás sea a través de tu cuerpo, las pisadas que se aproximan con rapidez.

Sus ojos bajan lentamente por tu cuerpo, al igual que la dirección en la que apunta su arma, y viéndote ahí, derrotado, parecen que pronto lo abandonarán, como él abandonará la idea de asesinarte. Una tristeza enturbia su mirada. ¿Te has librado?

Sus ojos quedan fijos por un momento y luego los cierra empujando un par de lágrimas fuera de las puertas a su alma. Suelta un suspiro y alarga la mano libre hacia a tí. ¿Quiere sellar tu promesa? ¿Quiere que juréis como caballeros que cambiarás las cosas?
Krieg
Mensajes :
1377

Fecha de inscripción :
21/03/2015


Hoja de personaje
Nivel:
¿Trama? ¿Qué trama ni qué puñetas? ¡Estás de vacaciones! [Moderado de nivel 4 Liam]  - Página 2 3qaWnZm40/150¿Trama? ¿Qué trama ni qué puñetas? ¡Estás de vacaciones! [Moderado de nivel 4 Liam]  - Página 2 9h2PZk8  (40/150)
Experiencia:
¿Trama? ¿Qué trama ni qué puñetas? ¡Estás de vacaciones! [Moderado de nivel 4 Liam]  - Página 2 3qaWnZm28361/1000000¿Trama? ¿Qué trama ni qué puñetas? ¡Estás de vacaciones! [Moderado de nivel 4 Liam]  - Página 2 9h2PZk8  (28361/1000000)
Berries: 7.100.000
Ver perfil de usuario

Aspirante
Krieg

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Liam D. Griffith el Vie 28 Ago 2020 - 23:28

Algo en él pareció retorcerse en sus entrañas, provocando que sus dientes se apretasen y sus gestos se tensasen un poco, pero sin llegar a parecer amenazante como tal. Simplemente su cuerpo no estaba de acuerdo, fuera de forma consciente o no, algo que no tuvo reparos —como siempre— en demostrarme. No estaba muy cómodo con las palabras que iba enunciado, al menos eso parecía al comienzo, pero mientras continué el discurso sus gestos se van atenuando gradualmente hasta que no quedan restos. Ahora su cara —o lo que parecía quedar de ella tras lo que habría sido el suceso traumático de su vida— estaba coronada por una mueca completamente neutral e inerte. Más que una persona sintiente, cualquiera diría que se trataba únicamente del mobiliario del lugar, ya que no se movía lo más mínimo. Por otro lado, mi tímpano temblaba con suavidad y, tratando de no mover siquiera los ojos, me percaté de que bajo nosotros se escuchaban unos pasos poco reconocibles. Aunque tampoco es que tuviera el talento o el don como para reconocer a las personas a través de simplemente cómo caminaban, pero aun así podía escucharlos cuando Jack parecía no haberse dado cuenta y aquello me ponía en una situación de ventaja. O no, ya que no tenían por qué ser amigos o más que ciudadanos.

Él empezó a hacer descender los ojos junto a sus manos, dejando de apuntarme con aquel arma que tan velozmente podría acabar con mi vida, para terminar de abandonarme ambas cosas junto a lo que parecían ser sus ganas de pelea. Cualquiera juraría que la persona que estaba ahí enfrente era completamente distinta a la primera que conocí, y también muy diferente a la segunda. Una era tan apacible, la otra tan demencial. Ambos maleducados. Pero esta última era un cúmulo de decepciones y apatía que había tomado la forma de un ser humano y que se plantaba justo frente a mí. Tras recordar cómo había sido durante lo que llevábamos día, aquella imagen realmente me impactaba de una forma u otra. No me sentía realmente triste por aquel que estaba justo frente a mí, ya que era el mismo que había clavado un cuchillo en el hombro ajeno sin miramientos, pero sí que cierta pena recorría mis pensamientos. «¿Quizás durante todo este tiempo busco una redención, que fue envenenada de la maldad del resto…?» medité. No todos nacían malos; algunos simplemente se veían obligaos a ello, pero eran una absoluta minoría frente a aquel grupo de gentuza. Tantas formas había de que Jack simplemente se hubiera rendido ante la vida que eran incontables, la primera de todas por culpa de la cara tan demacrada que había obtenido por una razón u otra, o maltrato por parte de su familia.

Cuando dejó escapar aquellas dos lágrimas, suspiré y lo miré, algo roto por dentro. No estaba precisamente preparado para aquel tipo de situación. Como toda persona de buena fe —no precisamente religiosa—, estaba muy en contra de dejar sufrir a aquellos que simplemente se habían visto abocados al mal. Si simplemente buscaba perdón, lo encontraría primeramente en la cárcel o en el acto público, aunque tras varios asesinatos la pena no sería corta. De todas formas, aquello sería algo de lo que se encargaría él y no yo. Aun con la pistola en la mano, me ofreció la otra para hacer un apretón y, tras secar la mía propia —mojada del sudor de la tensión y el cansancio—, se la ofrecí para sellar aquella promesa que deseaba. Algo en un recóndito lugar de mi cabeza me gritaba que estrechar las manos con aquel que hacía segundos te quería asesinar no era la mejor idea, pero me era imposible mirar al otro lado si realmente estaba dispuesto a buscar otra vida.
Liam D. Griffith
Mensajes :
78

Fecha de inscripción :
13/04/2020


Hoja de personaje
Nivel:
¿Trama? ¿Qué trama ni qué puñetas? ¡Estás de vacaciones! [Moderado de nivel 4 Liam]  - Página 2 3qaWnZm43/150¿Trama? ¿Qué trama ni qué puñetas? ¡Estás de vacaciones! [Moderado de nivel 4 Liam]  - Página 2 9h2PZk8  (43/150)
Experiencia:
¿Trama? ¿Qué trama ni qué puñetas? ¡Estás de vacaciones! [Moderado de nivel 4 Liam]  - Página 2 3qaWnZm32950/1000000¿Trama? ¿Qué trama ni qué puñetas? ¡Estás de vacaciones! [Moderado de nivel 4 Liam]  - Página 2 9h2PZk8  (32950/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Mensaje por Krieg el Vie 28 Ago 2020 - 23:52

Qué corazón más puro tienes, Liam. Uno tan brillante, luminoso y bondadoso que, por supuesto, ha accedido a darle la mano a aquel pobre hombre hundido en el abismo.

Antes del final de la obra, hagamos un pequeño flashback. Uno en el que un niño pequeño, viviendo en la pobreza más miserable, es abusado por unos padres que habían conocido la grandeza de una familia con nombre de reyes. Lo mismo que hay nuevos ricos, también hay nuevos pobres. Y ún titulo no significa nada si no se tiene un hijo al que desposar pronto, y si encima este es feo... Bueno, ¿entonces para qué le sirve su cara?

La cara de la Marina. La cara de la familia Griffith. Belleza, encanto, rumores y, por supuesto, ausencia de sangre azul. Que el pobre muchacho volcase su obsesión en tí no es tu culpa, pero quizás tampoco lo sea suya. Eso unido con el impertérrito desprecio que debe soportar alguien sin casa, sin familia -no una de verdad, claro-, y sin ninguna otra opción que esconderse de la vista ajena escudándose en personajes, disfraces y máscaras... Bueno.

Quizás solo necesitaba un amigo. Alguien que confíe en él tanto como tú has hecho pese a todo lo que te ha hecho sufrir. Hasta te ha dado una puñalada en la espalda, te ha disparado y, inequivocamente, quería matarte. Tú has sido ese amigo.

Y el cuento, el drama y la obra que habéis forjado juntos merece un final feliz.

Desgraciadamente, las cosas no son como uno merece, sino como simplemente son.

Además, lejos está de tu mano de hacer que su pobre psique pueda superar lo que años de obsesión y abuso han retorcido su alma. Fue el símbolo de tu espada en el cinto, aquel de la casa a la que él -como menos- debió pertenecer, lo que le hizo cambiar de opinión. Por detuvo su mirada ahí, y por eso dejó de llorar.

Y así, casi a cámara lenta, sin poder creerlo, ves como su mano pasa de la tuya, deslizándose sobre esta hasta coger el mango del estoque para desenvainarlo.

¿Qué muerte más poética que morir por la propia arma de tu familia? Sí. La sangre que se derrame sobre el filo lo limpiará, tal como él limpiará la casa de la sangre plebeya que la mancha.

—No, no la mereces —dice dándote el pie de escena.

Y tras esa frase desenvainará para luego intentar hundir el estoque en tu pecho. Pues bueno, a pesar de todo, él sigue pensando que alguien como tú no merece ser un Griffith, ni, seguramente, nada más que un cadáver.

—¡Señor Griffith! —grita alguien a tu espalda; allá donde debería estar la ventana del loft. ¿Quién será? ¿Importa ahora?

Probablemente no.
Krieg
Mensajes :
1377

Fecha de inscripción :
21/03/2015


Hoja de personaje
Nivel:
¿Trama? ¿Qué trama ni qué puñetas? ¡Estás de vacaciones! [Moderado de nivel 4 Liam]  - Página 2 3qaWnZm40/150¿Trama? ¿Qué trama ni qué puñetas? ¡Estás de vacaciones! [Moderado de nivel 4 Liam]  - Página 2 9h2PZk8  (40/150)
Experiencia:
¿Trama? ¿Qué trama ni qué puñetas? ¡Estás de vacaciones! [Moderado de nivel 4 Liam]  - Página 2 3qaWnZm28361/1000000¿Trama? ¿Qué trama ni qué puñetas? ¡Estás de vacaciones! [Moderado de nivel 4 Liam]  - Página 2 9h2PZk8  (28361/1000000)
Berries: 7.100.000
Ver perfil de usuario

Aspirante
Krieg

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Liam D. Griffith el Sáb 29 Ago 2020 - 12:12

Con una llave que ni siquiera sabía hasta este preciso instante en mi poder, fui abriendo y resquebrajando todos y cada uno de los candados que apresaban el corazón de Jack, liberándolo en cierto punto. Sus muecas se iban deformando y luego volviendo a su ser, rotando por cada uno de los sentimientos más primarios mientras que sus ojos perdieron todo ápice de vida. Se quedó mirando al horizonte, sin brillo alguno en aquellos globos oculares y, sin tener yo muy claro lo que estaba sucediendo o por suceder, simplemente le dejé centrarse mientras notaba un ligero apretón de su mano que se desvanecía y volvía periódicamente. Su cabeza se agachó nuevamente un poco más, esta vez torciéndose hacia su derecha para marchar a la cintura. «¿Mi estoque…?» pensé, viendo que la trayectoria de sus ojos iba directamente hacia mi arma. Quizás estaba replanteándose unas cuantas cosas, pero no sería yo quien le frenase. Le daría todo el tiempo del mundo, aunque los pasos que acortaban distancias y el irrefrenable futuro que le aguardaba, donde los Griffith y la guardia real aparecían justo allí, sería difícil de esquivar para él. Solo esperaba que aprovechase el tiempo en la cárcel para descubrir qué necesitaba realmente y qué tendría que hacer.

Aun así, su mano no tardó en dejar de apretar la mía para escabullirse a lo largo de mi muñeca hasta alcanzar el objetivo que sus ojos, refugiados entre trozos de carne quemada, marcaban. Iba extrañamente lento hasta este, o eso me pareció, hasta que me percaté de que era yo el que carecía de velocidad. Él llevaba una velocidad más que destacable, mientras que yo parecía haber quedado anclado en una cámara lenta irrefrenable. Gracias a ello, exclusivamente, pude reaccionar. Pude fijarme en cómo tomaba el estoque que portaba en el fajín, deslizándolo con velocidad hasta que estuvo en su poder y yo me vi obligado a tragar de la tensión. Dijo unas palabras, o eso pude advertir al ver que separaba los labios, pero no tuve la suficiente atención como para dejar de fijarme en el movimiento del arma que parecía estar interesada en dirigirse hacia mí. Esto me sucedía por confiar en alguien así. Deseaba con todas mis fuerzas, cada célula de mi cuerpo, alentar a la gente con la que me encontraba a buscar un futuro mejor, más feliz, pero no solía conseguirlo. Y, aun así, lo seguía haciendo siempre y cayendo todas y cada una de las veces, culpa de mi ingenuidad e inocencia. ¿Esto que tenía dentro era furia o simple pena y arrepentimiento por no hacer las cosas mejor…?

— ¡Aquí arriba! —grité, dejando clara mi posición. Viniendo del loft, debía de ser Woriarti o cualquier otro miembro de la Guardia Real; los Griffith no tenían conocimiento de aquel lugar.

Eso ya no importaba. No. Tenía que centrarme en que aquel metal que la familia Griffith había fundido especialmente para mí no terminase anclado en mi pecho. La única parte buena en todo aquello —tratando de ser optimistas— era que estuvieran utilizando mi propio arma en mi contra, siendo yo aquel que mejor tenía que conocer sus capacidades y habilidades. Un estoque era incapaz de dar golpes laterales, por lo que obligadamente vendría recto y, de querer sentenciar el encuentro, se vería obligado a apuntar alto. Mi única oportunidad en aquel caso era ganar el tiempo necesario mientras aquellos pasos se acercaban, cruzando los dedos para que fueran aliados. Por otro lado, la posibilidad de volver a cruzar palabra con aquel loco era algo que ya descartaba: no pensaba intentarlo más veces. Podía ser ingenuo, pero no tanto como para poner en juego mi vida por un asesino. Nada me conectaba a él y se había decidido a traicionarme siempre que tenía oportunidad y no estaba en posición como para dejarme traicionar una tercera vez. No tenía la fuerza como para jugar más con él.

Pegando todo lo posible la mano diestra al pecho nuevamente, para evitar movimientos indeseados, retrasé el abdomen, curvándolo para hacer un puente con el tronco. Tanto tiempo bailando me había proporcionado una flexibilidad que, con suerte, me valdría de algo ahora. Me dejé caer para atrás, imprimiendo la máxima velocidad posible con mis músculos. Aguantando la respiración, levanté la pierna diestra con cuidado de impactar en la teja, con el objetivo de lanzarle todos los restos y darle una patada en la mano zurda. Dudaba que fuera ambidiestro, así que el golpe no podía ser demasiado preciso y, más importante aún, me dejaría la ventana de reacción suficiente como para apoyarme en mi mano zurda y retroceder, tomando distancias. Aun así, quedaba tomar riesgos: en cuanto la mano dejase de servir de apoyo, trataría de arrancar el cuchillo de mi hombro y lanzarlo contra su mano diestra con velocidad, tratando de arrebatarle la posibilidad de dispararme. Era un problema dejar la herida así, pero más problemático resultaba tomar distancias solo para que me disparase en la cabeza.
Liam D. Griffith
Mensajes :
78

Fecha de inscripción :
13/04/2020


Hoja de personaje
Nivel:
¿Trama? ¿Qué trama ni qué puñetas? ¡Estás de vacaciones! [Moderado de nivel 4 Liam]  - Página 2 3qaWnZm43/150¿Trama? ¿Qué trama ni qué puñetas? ¡Estás de vacaciones! [Moderado de nivel 4 Liam]  - Página 2 9h2PZk8  (43/150)
Experiencia:
¿Trama? ¿Qué trama ni qué puñetas? ¡Estás de vacaciones! [Moderado de nivel 4 Liam]  - Página 2 3qaWnZm32950/1000000¿Trama? ¿Qué trama ni qué puñetas? ¡Estás de vacaciones! [Moderado de nivel 4 Liam]  - Página 2 9h2PZk8  (32950/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Mensaje por Krieg el Sáb 29 Ago 2020 - 12:53

Saborea la traición, Liam. Saboréala. ¿Es amarga, verdad? Pero si algo no te ha quedado claro del pobre Jack, si es que ese es su nombre, es que es un buen actor. O al menos un actor, pues no vamos a ir al detalle de todas las veces que ha fallado en interpretar esa construcción a la que llamó Matson.

Pues si de verdad hubiera sido un buen actor, hubiera continuado llamándote Mr Griffith, señor Griffith, en lugar de decir tu nombre. Pero con una vez fue suficiente, pues el resquemor que le daba pronunciar el título que él no quería que tuvieses fue ya demasiado. También podría haber mejorado un poco sus modales, pero cuando el hambre recorre cada uno de tus huesos hasta casi astillarlos, bueno ¿qué son unas gallestas? Hacía tanto que no comía galletas. Un poco de sobreactuación, otro tanto de descuido al subir las escaleras con más agilidad que la que tendría que tener un señor de media edad pasada... Ah, y cuando tosió la prótesis del vigote dejó de estar en contacto con su rostro, impidiéndola agitarlo, pero luego se lo colocó bien al pasarse el pañuelo. Pero habiendo aprendido por él mismo, sin ayuda de nadie, como casi siempre había vivido, ¿podemos culparle de su nivel como actor? Imagina cuán grandes hubieran sido sus habilidades si hubiera tenido un maestro a su lado, o, simplemente, alguien que le apoyase.

Pero no, él nunca ha tenido nada ni nadie que le apoyase... salvo el odio claro. Pero habiéndose desprendido de él, habiendo soltado a lo que se había aferrado durante años, ahora verdaderamente lo ha perdido todo. Quizás, al haberte dado la última palabra, al haberte permitido con su dramatismo actuar, sea el mismo quien incoscientemente quiera que la historia, SU HISTORIA, tenga otro final. Un final que, bueno, solo él, que conoce su propia vida, puede ver con una perspectiva agridulce.

Basta con la patada para hacerle perder el precario equilibrio. Él lo sabía. Tú, quizás, también. Sin soltar el estoque, obligándose a agarrarlo como para tomar lo que realmente debió ser suyo, no hay posibilidad alguna de que pueda aferrarse al tejado. Mientras su rostro se curva hacia atrás presa de la gravedad, te parece ver un pequeño rango de expresiones que solo podría trasmitirse con una compleja idea.

—¿¡Oh?! —diría la expresión, como en falsa sorpresa a algo que sabía perfectamente que iba a suceder. No, como algo que quería que sucediera—. Sí, quizás este sea un buen final...

Un final para todo el dolor de un corazón aplastado por una inmisericorde realidad. Un final para un cuerpo ajado y roto por el odio de otros y levantado por el propio. Un final digno.

Si te quedas ahí podrás escuchar un crujido húmedo pasados unos segundos. La inequívoca señal de lo que podría haberse llamado casi un suicidio.

Y luego, por no decir inmediatamente después los agentes llegarán para atender todas las heridas que esta experiencia haya podido causarte. Además de disculparse, claro.
Krieg
Mensajes :
1377

Fecha de inscripción :
21/03/2015


Hoja de personaje
Nivel:
¿Trama? ¿Qué trama ni qué puñetas? ¡Estás de vacaciones! [Moderado de nivel 4 Liam]  - Página 2 3qaWnZm40/150¿Trama? ¿Qué trama ni qué puñetas? ¡Estás de vacaciones! [Moderado de nivel 4 Liam]  - Página 2 9h2PZk8  (40/150)
Experiencia:
¿Trama? ¿Qué trama ni qué puñetas? ¡Estás de vacaciones! [Moderado de nivel 4 Liam]  - Página 2 3qaWnZm28361/1000000¿Trama? ¿Qué trama ni qué puñetas? ¡Estás de vacaciones! [Moderado de nivel 4 Liam]  - Página 2 9h2PZk8  (28361/1000000)
Berries: 7.100.000
Ver perfil de usuario

Aspirante
Krieg

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Liam D. Griffith el Sáb 29 Ago 2020 - 13:27

Y el telón del teatro, tras lo que parecía ser la retirada del actor único y principal, se comenzó a cerrar. Empecé a hacer la pirueta, la teja que él mismo había roto con el previo disparo se abalanzó contra el cuerpo de Jack, golpeándolo severamente pero, más importante, dejándolo fuera de combate. No se desmayó, no, pero en un terreno tan complejo y preocupante como era un tejado con forma de prisma, aquel solo gesto de perder el equilibrio lo significaba todo. Mi patada igualmente impactó en su mano, que se aferró con todas sus fuerzas al estoque, pero no para asegurarse de volver a atacar, sino más bien por otras razones que no terminaba de comprender en el acto. Él, que tan centrado se había mostrado en dejarme en jaque y matarme por la venganza de parte de los nobles, ahora se arriesgaba por aferrarse al que era mi arma. Parecía ser que para él tenía un valor sentimental bastante mayor que para mí, ya que tras aquellos movimientos le sería completamente imposible volver al combate como le gustaría.

Casi abrazando el metal que había tomado forma en la mejor herrería de English Garden, su pie se deslizó y su mueca se torció de una forma que no supe reconocer. Quizás era por el mero hecho de que tenía el rostro quemado, o era un sentimiento que yo no sabía reconocer. Tenía matices tan complejos y mezclados, que se unían, palpitaban y se entrelazaban, que sería imposible para alguien que no se dedicase al estudio único del sentir del ser humano el entender qué estaba sucediendo por aquella cabeza. Ni yo mismo era realmente consciente de qué pasaba por mi cabeza, por qué mi pecho estaba siendo atenazado a pesar de no haber recibido herida más que la del hombro. En cuanto me pude recomponer y estar de pie sobre aquel lugar, respiré con fuerza mientras miraba al horizonte, notando cómo toda la manga derecha estaba hecha un desastre con manchas secas de sangre y otras un poco más recientes. Me dejé caer sobre aquella superficie, teniendo cuidado de que no sufriera el mismo destino que aquel que había caído y, una vez ahí, rodeando mi cabeza con ambas manos. Me acariciaba la cabeza, tiraba del pelo, me tapaba los ojos, todo mientras me cabeza sufría una montaña rusa que me hacía sufrir. «¿Había entendido con una simple frase más…?» me dije a mí mismo, dándole vueltas a lo sucedido. «No pareció haber estado siquiera interesado en matarme. Tuvo tantas oportunidades de dejarme fuera de juego, de asesinarme… y al final me dejó una forma de sobrevivir en una bandeja de plata. No se había resistido a aquel destino, sino que lo había abrazado con toda claridad.

Estaba cansado. Muy cansado. Todo aquel suceso me había agotado anímicamente, físicamente y mentalmente. Si no hubiera sido por el propio cuerpo, que se encargaba de liberar endorfinas y adrenalina, y aquello que me permitía ver los sucesos a cámara lenta, el que estaría allí abajo sería yo. Había tenido tanta suerte y a la vez tan mala aquel día, y lo único que deseaba en esos precisos instantes era dormir y dejar atrás lo sucedido, después de que me tratasen debidamente la herida. Con suerte, no tardarían mucho en subir, ya que yo no tenía las fuerzas suficientes para bajar con ellos. Y así fue. En unos minutos, unos cuantos agentes junto a Woriarti estaban junto a mí, esquivando tejas rotas y agujeros para acercarse y darme tratamiento allí mismo. Con ayuda bajaría al loft y, de ahí, a la calle, tratando de ver lo menos posible a aquel que se había llamado Jack. Suficiente cargo de conciencia y problemas a corto plazo tendría con las entrevistas y las preguntas acerca de él.
Liam D. Griffith
Mensajes :
78

Fecha de inscripción :
13/04/2020


Hoja de personaje
Nivel:
¿Trama? ¿Qué trama ni qué puñetas? ¡Estás de vacaciones! [Moderado de nivel 4 Liam]  - Página 2 3qaWnZm43/150¿Trama? ¿Qué trama ni qué puñetas? ¡Estás de vacaciones! [Moderado de nivel 4 Liam]  - Página 2 9h2PZk8  (43/150)
Experiencia:
¿Trama? ¿Qué trama ni qué puñetas? ¡Estás de vacaciones! [Moderado de nivel 4 Liam]  - Página 2 3qaWnZm32950/1000000¿Trama? ¿Qué trama ni qué puñetas? ¡Estás de vacaciones! [Moderado de nivel 4 Liam]  - Página 2 9h2PZk8  (32950/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Mensaje por Krieg el Sáb 29 Ago 2020 - 14:05

Oh, pero lo ves, Liam; lo ves. No hay otra forma de salir de allí si no es por donde ha caído el pobre Jack. Y su cuerpo esta ahí, rodeado de un charco de sangre negra y esgrimiendo tu estoque como el caballero que siempre quiso ser. Es una auténtica pena que tanto este como su espalda estén rotos.

Escoltado fuera de allí por el servicio secreto, pronto encontrarás la paz y un cordial servicio médico que atenderán todas tus heridas sin coste alguno y que, finalmente, te recompensarán con un estoque nuevo forjado por los armeros de la organización. ¿Es quizás como pago por su incompetencia? Puede. Pero Jack siquiera era conocido. No había matado a nadie, o al menos nadie importante que se sepa, y para ellos no existía.

Pero lo hacía. Aquel hombre invisible para todos seguro que ha dejado una profunda huella en tu alma ¿verdad?

—Señor Griffith, ¿se encuentra bien? —te pregunta la doctora, a los pies de tu cama, pues habrás de hacer reposo para sanar completamente.

El sol hace rato que se ha escondido entre los tejados, pero el cielo aún brilla de rojos y violetas. Afortunadamente para ti, solo han dejado pasar a tus familiares un rato. La médico sabe bien que no deberías sufrir más hasta que no estés completamente recuperado.

¿Pero lo estarás alguna vez?

***

Abajo, en la morgue, el cuerpo de Jack es atendidio y vilipendiado por los médicos. Él solo es otro cadáver más, uno cuya muerte es fácil de diagnosticar y cuya causa es obvia. Carece de... interés... o valor. Algo que muchos habrían dicho de su vida.

¿Pero no estaban acaso equivocados?

FIN DEL MODERADO


Peticiones:
Medallas al mérito militar por "entrega"-colaboración, con el servicio secreto de la isla para acabar con un asesino -o más bien un individuo altamente peligroso. Un estoque de categoría genuina o mítica con propiedades acordemente elegantes. Despertar el haki de observación.



Y probablemente un trauma, ¿no?
Krieg
Mensajes :
1377

Fecha de inscripción :
21/03/2015


Hoja de personaje
Nivel:
¿Trama? ¿Qué trama ni qué puñetas? ¡Estás de vacaciones! [Moderado de nivel 4 Liam]  - Página 2 3qaWnZm40/150¿Trama? ¿Qué trama ni qué puñetas? ¡Estás de vacaciones! [Moderado de nivel 4 Liam]  - Página 2 9h2PZk8  (40/150)
Experiencia:
¿Trama? ¿Qué trama ni qué puñetas? ¡Estás de vacaciones! [Moderado de nivel 4 Liam]  - Página 2 3qaWnZm28361/1000000¿Trama? ¿Qué trama ni qué puñetas? ¡Estás de vacaciones! [Moderado de nivel 4 Liam]  - Página 2 9h2PZk8  (28361/1000000)
Berries: 7.100.000
Ver perfil de usuario

Aspirante
Krieg

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.