El skin, las tablillas y el diseño del foro pertenecen exclusivamente al staff del mismo, fue creado por Brianna Byrne y agradecemos a Yuu por su ayuda a la hora de editar algunas de las imágenes como son la portada, avatares de nuevos usuarios y la imagen de las estadísticas para integrarlas en el foro. Dichas imágenes no nos pertenecen, por lo que damos sus créditos a sus respectivos creadores, Sakimichan, Wlop y algunos otros cuyos nombres no conocemos.

Rogamos encarecidamente que no copien nuestro contenido, es más divertido cuando cada uno crea lo que quiere con sus propios medios.
CRÉDITOS
Tan flipao que pelea el covid a puñetazos
Salvador de yayos, siempre tan importante para nosotros, siempre tan dispuesto para ellos
El pobre lo intentó, pero no le dejaron, aún era pronto para él
GRACIAS POR TODO
ULTIMOS TEMAS
¿Sabías que?
NUESTRO STAFF
Mr. Nat - Admin
Lysbeth - Admin
Therax - Admin
Brianna - Mod
Lance - Mod
Deathstroke - Mod
Arthur - Mod
William - Mod
Kusanagi - Mod
SI NECESITAS AYUDA, CONTACTANOS
AWARDS

[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por StaffOPD el Jue 20 Ago 2020 - 23:34

Contratante: Almirante Kurokami

Descripción: Tras los eventos en Punk Hazzard hemos conseguido recuperar las instalaciones de la isla, pero también hemos descubierto que esa organización logró sacar, no sólo equipo altamente especializado, sino creaciones de su propia invención. Aunque la mayoría de las armas que crearon fueron tomadas o destruidas, pensamos que algunas se encuentran en barcos que salieron antes de la llegada de los vicealmirantes Suzume y Kassai. Nuestras fuentes apuntan a que estos barcos se han reunido junto con otros de procedencia desconocida en un pequeño atolón a una semana en barco de Punk Hazzard. Las corrientes por esa zona son altamente traicioneras, por lo que es extremadamente difícil llegar ahí y menos aún de forma organizada.

Una pequeña fragata los controla desde una distancia segura, pero nos asegura que ya forman una pequeña flota. Sea lo que sea lo que están planeando puede poner en peligro este sector (Sabiendo que sólo una de las partes ya ha causado problemas) La misión es sencilla eliminar esta amenaza, dado que se encuentran en medio de la nada no será necesario preocuparse por daños colaterales. (Hay un mínimo de cuatro bandas reunidas, con un mínimo de cuatro barcos de tamaño medio o superior cada una y parecen estar bien organizadas, de tal forma que un asalto frontal no saldrá bien a no ser que lo efectúe alguien excepcionalmente hábil o poderoso, incluso sabiendo esto es posible que guarden alguna sorpresa.)

Objetivos secundarios o alternativos: Traer por lo menos un barco de cada facción en buenas condiciones, es posible que traten de destruirlos para ocultar secretos.

Premios: 50.000.000 de berries y una medalla al mérito, dos si cambia por el dinero. Si se cumple el objetivo secundario se darán a escoger uno de entre cuatro tipos de barco, a parte de la información que encontremos.
StaffOPD
Mensajes :
1826

Fecha de inscripción :
23/03/2014

Ver perfil de usuario http://staffopd42@gmail.com

Webmaster
StaffOPD

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Galhard el Jue 17 Sep 2020 - 4:15

El marine no se lo pensó dos veces a la hora de ayudar de nuevo a Kurookami, ambos habían forjado un vinculo especial y por ello Galhard le empezaba a ver como una suerte de imagen paterna, así como veía a Al como un hermano mayor y a Hyoshi como aquel tío que nunca tuvo.

La marina era su nueva familia al fin y al cabo y quería lograr que el cuerpo recuperase la gloria que merecían mientras lograba conseguir un mundo mejor. Para ello debía lograr acumular gestas que le permitiesen ser respetado por todo el mundo y temido por aquellos que no dudaban en infligir la ley para su propio beneficio.

Las noticias no eran buenas y Galhard andaba corto de personal. Si bien entre sus subalternos había conseguido traer consigo 5 capitanes con sus respectivos barcos aún carecía de la suficiente potencia de fuego para tumbar una flota grande, ahora que ya no contaba con la ayuda de su amigo Dark solo podía depender de su habilidad con las monedas y su habilidad de navegante, aún así y con la ayuda de cinco barcos auxiliares de la marina y la pequeña fragata que les esperaría cerca del atolón la desventaja marítima era abisal, para aquello pero, Galhard había decidido contactar con una caza recompensas que había ganado fama en los últimos tiempos. Ashlyn, estaba seguro que aquel añadido podía significar un pequeño chance de oportunidades en la batalla y para que negarlo, Galhard siempre había querido ver a una cazadora en acción, sentía interés por el trabajo que hacían y aunque muchos veían esa profesión con malos ojos había que admitir que evitaban mucho trabajo y papeleo.

El viaje hasta punk hazard fue corto, la verdadera pesadilla empezó cuando tocó viajar hasta aquel atolón dejado de la mano de dios, por suerte aquel trozo de tierra se encontraba en la parte helada del clima, lo que hacía mucho más agradable el viaje a Galhard, no quería ni imaginarse que habría ocurrido si el atolón se encontrase en medio del infierno de calor.

-Gracias por su colaboración señorita Blake, toda ayuda es necesaria para enfrentar esa amenaza y me temo que si no ideamos una estrategia en los días que tardemos en llegar al atolón...- Suspiró -Pasaremos un mal rato, no es como si simplemente pudiésemos permitirnos hundir todo barco, me gustaría investigar que clase de armas y navíos han robado esos criminales y por supuesto todo material no destruido ayuda a fortalecer el poder militar de toda facción... La destrucción gratuita no trae nada bueno ¿Me equivoco?- Espetó Galhard mientras no despegaba sus manos del timón, sus camaradas a bordo vigilaban de lejos los demás navíos marines para asegurarse de que no se separaban del barco insignia y en cubierta podían verse tres pintorescos personajes que poco parecían pertenecer a la marina.
Galhard
Mensajes :
406

Fecha de inscripción :
04/09/2015


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm91/150[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (91/150)
Experiencia:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm142750/1000000[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (142750/1000000)
Berries: 321.810.050
Ver perfil de usuario

Vicealmirante
Galhard

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Galhard el Dom 20 Sep 2020 - 14:29

Los días transcurrían aburridos, el barco de Galhard, seguido por la flota de pequeños navíos marines avanzaban con cautela, debían llegar rápido sí, pero de poco servía llegar unas horas antes si aquel aquelarre de barcos se enteraban de su presencia y les tendían una emboscada.

Realmente, pese a la predisposición del marine a quejarse todo iba muy bien, incluso pese a su vertiginosa vida de misiones había tenido siempre la suerte a su favor, otros, mucho más capacitados que él, habrían tardado años en llegar a un puesto que todavía se le quedaba grande y toda la conjunción de casualidades lo habían llevado a crecer rápido pero no a comprender la profundidad de los mares en los que nadaba. Por esa misma sensación Galhard sentía una necesidad casi insana de fortalecerse y comprender todo su alrededor mucho más.

En su ímpetu por cumplir sus ambiciones, el paso inicial comenzaba acumulando efectivos, poder naval, independiente de la marina para así poder agilizar el proceso de sus misiones sin perder la independencia a la hora de actuar con la cual había podido gozar durante su prolongado tiempo como cadete y lo que era más importante inteligencia e información que le permitiese, incluso siendo un cabeza-hueca, poder adelantarse a ciertos acontecimientos y poder ser de ayuda a su brigada.

Su tiempo con Dark le había fortalecido físicamente, le había iniciado en el camino del haki de armadura, pero todo aquello no había resultado ser más que un simple camino de prueba frente al enorme abismo que le separaba de sus homónimos y superiores. ¿Como podría defenderse con éxito de ciertos poderes de fruta del diablo? Su endurecimiento de haki ni si quiera llegaba a verse reflejado en un ennegrecimiento de las zonas donde lo aplicaba, su percepción del haki de observación era inexistente más allá de percibir voces que la mayoría de las veces eran caóticas. Sabía que si quería avanzar debía exponerse al peligro, debía cada día desafiar a su yo del pasado pero a la vez no perder la calma pues ese camino conducía a la muerte si tan solo varios pasos fallaban.

La mayoría de gente a su alrededor tenía una mala percepción del oficio de Ashlyn, pero sinceramente eran de aquellas pocas profesiones que, sin importar las intenciones, aportaban cosas positivas o, más bien, reducían las amenazas negativas del mundo... O del gobierno mundial.

Tras el aviso del almirante sabía que no era buena idea juntarse con ciertas compañías pero si se trataba de alguien que no era hostil al gobierno y ninguna información delicada se filtraba aquello sería una buena estrategia.
Galhard
Mensajes :
406

Fecha de inscripción :
04/09/2015


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm91/150[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (91/150)
Experiencia:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm142750/1000000[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (142750/1000000)
Berries: 321.810.050
Ver perfil de usuario

Vicealmirante
Galhard

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Ashlyn Blake el Mar 22 Sep 2020 - 17:57

No sabía del todo bien como había terminado metida en un barco con un vicealmirante de la marina. No le gustaban mucho los marines y eso era algo que se le notaba por como los miraba, de reojo y con desconfianza. Después de todo desde que era niña había sufrido un montón de locuras en su vida y ninguno de los que se supone que deben ayudarte, los marines, habían hecho nada por ayudarla. Al revés, cuando formaba parte de aquella panda de desgraciados la perseguían como perros rabiosos a un gato. No obstante agradecía que siempre había sido una chica espabilada que había huido de aquel mundo.

La vieja Marian después se había encargado de hacerla espabilar y no permitir que siguiera en aquel mundo de locura y delincuencia innecesaria. Ahora estaba del lado de la ley, tanto como podía claro, era cazadora después de todo y les solía hacer bastante trabajo sucio a aquella gente que además solían mostrarse un poco reacios a trabajar con ella. Muchos de los marines no veían con buenos ojos el trabajo de caza recompensas y aunque podría darles una pequeña lección le importaba más bien poco lo que esos hombres de azul pensaran o quisieran.

Pero dejando eso de lado, los días en el barco se le estaban haciendo tremendamente aburridos, se tendría que haber traído a Velkan o haber llamado a John para no aburrirse tanto. Pero sabía que ambos estaban ocupados y tampoco podía tenerlos pegados a sus faldas veinticuatro horas los siente días de la semana. Miro de reojo al hombre que la hablaba, el vicealmirante Galhard — no tiene que agradecerme nada, trabajo por dinero después de todo, no es que haga esto por amor al arte — en ese aspecto Ash siempre era alguien muy directa y que no le importaba en absoluto que la hicieran ver como una pesetera, así era ella, trabajaba por dinero y por nada más aunque de vez en cuando era por hacer una buena acción.

— La idea es deshacernos de los barcos, primero habrá que ver cuantos son y ver si seremos capaces de abordarlos sin temer perdidas entre los suyos vicealmirante, aunque creo que tengo algo que podría confundirlos bastante ¿que tal se les da a tus chicos navegar en medio de una ventisca? — sonrió levemente mientras se ajustaba el sombrero. Podría usar como distracción la ventisca, eso haría que tuvieran que anclar las naves y que no tuvieran buena visibilidad, sería un buen momento para infiltrarse en los barcos a investigar e ir acabando con sus habitantes sin tener que hacer demasiado escándalo.
Ashlyn Blake
Mensajes :
212

Fecha de inscripción :
11/03/2020


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm57/150[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (57/150)
Experiencia:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm61150/1000000[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (61150/1000000)
Berries: 172.000.000
Ver perfil de usuario

Cazador famoso
Ashlyn Blake

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Galhard el Miér 23 Sep 2020 - 0:37

—Aunque trabaje por el dinero y sea ese beneficio económico aquello que mueva sus acciones no quita que su colaboración vaya a ser de ayuda, por ello tiene mi agradecimiento extraoficial, más allá de mi posición como marine.— Comentó girando su cara con una sonrisa hacia a Ash mientras agarraba del cuello de la camisa a un Gyojin y un peliblanco que llevaban cada uno un pescado en la boca, sin duda aquel dúo tenía suerte de que Galhard prefiriese las formalidades que echarles bronca por coger de la despensa, algo que por cierto él mismo hacía, sin permiso. Tras dejarles con un chichón a cada uno retomó la conversación con la cazadora.

— El talento es algo que es poco justo pagar solo con dinero pero c'est la vie... Sin duda pensamos igual en cuanto a una infiltración, siempre lo he preferido a una operación a gran escala que pueda producir como bien dices sonoras bajas entre mis compañeros.— Replicó a las palabras de Blake con amabilidad mientras se llevó la mano al mentón.

— Usualmente siempre he sido yo mismo quien se ha encargado de llevar el timón en el barco y mis camaradas se han encargado de ayudarme a mover cuerdas y desplegar las velas, si han hecho sus deberes y han aprendido de lo que han visto estoy seguro que podrían sobrellevar una ventisca... Además los barcos marines...— Hizo una breve pausa, sabía que el suyo sí contaba con una quilla de kairoseki, lo cual lo hacía muy duradero pero no podía decir lo mismo de las embarcaciones de menor tamaño que conformaban su flota. —Tienen una más que ganada fama de ser resistentes pero como último recurso hasta que esa ventisca que mencionas amaine siempre está la alternativa de mantener la flota oculta y encadenar los barcos para una mayor estabilidad, nos expondríamos a ser vistos con mayor facilidad pero la misma ventisca serviría de cobertura como bien has dicho sí...— El marine dio un par de pasos y miró con atención a los marines que estaban en el barco y después a las demás embarcaciones.

— Sé que suele decirse que quien manda paga pero... Dado que aquí llevarás la voz cantante con la estrategia y la ventisca...— Aquello desconcertaba un poco al marine ¿Como podría generar una ventisca? ¿Tenía aquella mujer una fruta similar a la de Al naion? — Seguiré la estrategia que propongas al pie de la letra y cualquier aspecto que crea que pueda ayudar a mejorar te lo haré presente antes de hacerlo, supongo que ello te facilitará el éxito de tu trabajo al sentirte con menos ataduras en ese aspecto.— Galhard seguía curioso por saber como la cazadora se desarrollaría en aquel terreno y amaba las operaciones con pocos efectivos, además, sabía que intentar ser la voz cantante incluso aunque la misión fuese una petición oficial de la marina no iba a llevar a ninguna parte, el éxito era mucho más importante que mandar para el vicealmirante.



Galhard
Mensajes :
406

Fecha de inscripción :
04/09/2015


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm91/150[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (91/150)
Experiencia:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm142750/1000000[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (142750/1000000)
Berries: 321.810.050
Ver perfil de usuario

Vicealmirante
Galhard

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Ashlyn Blake el Jue 24 Sep 2020 - 19:48

Tal vez su hubiese traído su barco podría haber sacado una de sus motos de agua para poder acercarse hasta los barcos sin levantar demasiada sospecha y meterles en una ventisca sin que se lo vieran venir. Pero no había manera de hacer eso en aquel momento. Tenía que pensar en una forma de no hacerle las cosas demasiado complicadas a sus compañeros de faena. No era buena idea hacer que la ventisca comenzase cuando ella aún estaba en aquel barco, podría resultar realmente peligroso para la flota del vicealmirante, igualmente llamarían demasiado la atención si de la nada aparece una ventisca persiguiendo a sus barcos.

— Necesitare un barco pequeño para acercarme al atolón y desembarcar, después desatare la ventisca, vosotros podréis aprovechar para acercaros con los barcos y así podremos asaltarlos — si la información que les habían dado era correcta, al menos habría unos dieciséis barcos como mínimo llenos de maleantes dispuestos a dar guerra. Cuanto más perdidos y confusos estuvieran mejor, aunque la verdad pensarlo le daba pereza y al mismo tiempo la animaban a querer darle una paliza a todos ellos. Pero tenía que contener sus impulsos, no quería que la cosa terminase mal.

Tras recibir la respuesta por parte del vicealmirante cogería un pequeño barco de vela que tenían como bote salvavidas y se montaría en él. Usando los vientos que provocaban sus ventiscas lo haría llegar rápidamente hasta el atolón aunque buscando siempre no llamar la atención y entrar en aquella isla por la zona más alejada de los barcos. Por suerte el atolón era lo bastante grande como para que hubiera zonas desprotegidas y lo suficientemente lejos como para que no pudieran divisar demasiado bien el barquito que se acercaba. Una vez en la isla Ash desembarcaría y terminaría de acercarse a pie.

Lentamente tomaría posiciones en un lugar donde estuviera cubierta lejos de miradas indiscretas y molestas y entonces dejaría que en la zona de los barcos, en lo que habían preparado como un puerto se desatara una terrible ventisca. De las más grandes que podía hacer, los vientos hacían crujir la madera de los barcos, la nieve no tardo en llenar el lugar y el frío era ahora quien reinaba en aquella zona, la visibilidad se volvió borrosa y la distracción había dado comienzo, faltaba que el vicealmirante Galhard se acercase con sus barcos para comenzar con la incursión.
Ashlyn Blake
Mensajes :
212

Fecha de inscripción :
11/03/2020


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm57/150[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (57/150)
Experiencia:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm61150/1000000[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (61150/1000000)
Berries: 172.000.000
Ver perfil de usuario

Cazador famoso
Ashlyn Blake

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Galhard el Jue 24 Sep 2020 - 20:26

Momentos después de que Ashlyn tomase el bote tal como la cazadora dijo la ventisca se hizo presente, aquel frío era sobrenatural, más frío que los vientos de su mar de origen, llegando casi a rivalizar con los gélidos ataques de su superior directo.

¿Que fruta del diablo debía tener aquella mujer para hacer esa habilidad? Mientras Galhard pensaba en aquello condujo lo mejor que pudo a su escueta flota, se iban a enfrentar a un poder naval que los triplicaba en fuerza por lo que cada movimiento que sus barcos hiciesen debían tener una precisión propia de un cirujano.

El mejor curso de acción era aproximarse con su barco principal seguido de los otros cinco, si el conteo era correcto los 16 barcos de aquella flota deberían estar depositados en la zona del puerto, donde la ventisca era más fuerte.

-Ya entiendo, eso impedirá que se adentren en el mar y nos dará ventaja naval... Me gusta como piensa esa cazadora- Espetó mientras sus barcos apenas debían ser visibles para los piratas que se encontraban en aquel improvisado puerto, sufriendo los horrores de aquella súbita ventisca.

Galhard ordenó abrir fuego, diezmarían las embarcaciones enemigas antes de proseguir con la operación, si bien su objetivo habría sido capturar todas las naves intactas no podía desaprovechar la ventaja de la ventisca por culpa de su avaricia.

Los cinco barcos que acompañaban a su galeón abrieron fuego mientras los marines que le acompañaban cargaban las armas del propio. Con rapidez se dirigió al mascarón y tomando dos monedas de 100 berries las disparó contra los barcos pirata y acto seguido sus marineros abrieron fuego con el galeón, aquella operación debería haber reducido como mínimo una tercera parte la flota pirata y diezmado la moral de aquellos piratas que debían sentirse confundidos por la súbita ventisca y la salva de disparos.

-Con suerte pensarán que es el almirante Al quien les está atacando y puede que se rindan... Espero que las aguas de ese puerto sean poco profundas, si no puedo llevarme las embarcaciones enteras... ¿Que menos que rescatar lo que pueda aprovecharse de lo que llevaban a bordo?- Comentó Galhard a sus tres compañeros sin uniforme y tomó un den den mushi, esperaba que la cazadora le contactase, si no pasaría a atacar nuevamente, esta vez, al puerto en lugar de los barcos.

Quizás era lo que debería haber hecho en primera instancia pero el hecho de abrir fuego a las embarcaciones en primer lugar haría que los piratas fueran reacios a lanzarse al mar y buscarían refugio donde pudiesen de aquel atolón.

-Espero que Ash esté bien, dudo que todo esto vaya a ser tan fácil... Clementio ¿Como llevas lo de nadar en aguas frías? Después de la siguiente salva de disparos te pediré que me lleves hasta el puerto, allí enfrentaremos a los piratas en tierra con el apoyo de los navíos en el mar.- Le dijo a su compañero Gyojin que hizo una mueca de desagrado.

-Illoh, no me gusta el frío pero bueno... Deja que me ponga a calentah un poquillo ni que sea- contestó haciendo el remolón, eso sin duda iba a llevar tiempo.

Está bien... Pero si hieren a la cazadora le diré a Claude que te haga un buen "masaje" para mantenerte calentito siempre- Dijo preocupado el marine ante las risas de sus otros dos compañeros.
Galhard
Mensajes :
406

Fecha de inscripción :
04/09/2015


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm91/150[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (91/150)
Experiencia:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm142750/1000000[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (142750/1000000)
Berries: 321.810.050
Ver perfil de usuario

Vicealmirante
Galhard

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Ashlyn Blake el Jue 24 Sep 2020 - 23:53

Aprovechando su distancia y que estaba escondida, además de que en el interior de sus ventiscas Ash era capaz de ver todo cuanto quisiera saco su fiel revolver y se coloco en posición para comenzar a disparar a los piratas que veía correr por la cubierta. Evitaba los puntos vitales por que no le interesaba en absoluto matarlos, cuantos más fueran a la cárcel mejor para ella. Intentaba hacerse cargo de los que estaban en los barcos que aún estaban enteros, después de todo uno de los requisitos de la misión era llevar un barco de cada tipo para ser inspeccionado y no quería que acabaran todos bajo el mar.

— Vamos bonitos, es hora de ponerse en marcha — esperaba que los disparos de los barcos del vicealmirante frenasen un poco para poder acercarse a uno de esos barcos y tomarlo para ella. Por que siendo sinceros no le apetecía meterse en aquel berenjenal sin estar preparada o sin que las cosas estuvieran un poco mas calmadas. No quería acabar con el cuerpo perforado por una bala de cañón, aquello no era algo que le hiciera demasiada gracia. Aprovecho que había intercambiado números con Galhard para llamarlo por teléfono.

— Oye vicealmirante, en la zona posterior a donde estas disparando tenemos un barco de cada, uno detrás de otro, parecen los que lideran al resto, tal vez sean los barcos de los líderes de cada banda, ¿quieres que nos quedemos con esos? — la idea le gustaba, Ash siempre había sido un poco loca y la idea de meterse con los capitanes de cada banda era algo que la hacía entusiasmarse. Era una locura, es posible, pero bueno, era una cazadora experimentada y su compañero un vicealmirante de la marina, muy mal se les tenía que dar para no ser capaces de darles una lección a esa panda de babosos.

Espero una respuesta y entonces comenzó a movilizarse un poco hacía esa zona para seguir disparando y librarse así de algunos de los piratas de cubierta. Si lograba diezmar sus filas un poco podría subir sin demasiado peligro y hacerse cargo de inmovilizar al resto. Después solo tendrían que encadenar los barcos a la flota del marine y entonces tirar de ellos con uno de sus hombres al timón para llevarlos donde fuera. La cosa pintaba bien por el momento, esperaba que no se torciera según avanzasen, aunque uno nunca sabe lo que puede pasar cuando se mete en este tipo de misiones.
Ashlyn Blake
Mensajes :
212

Fecha de inscripción :
11/03/2020


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm57/150[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (57/150)
Experiencia:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm61150/1000000[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (61150/1000000)
Berries: 172.000.000
Ver perfil de usuario

Cazador famoso
Ashlyn Blake

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Galhard el Vie 25 Sep 2020 - 1:01

El sonido del den den mushi interrumpió los extraños ejercicios de calentamiento de clementio e hicieron suspirar de alivio a Galhard.

La voz de Ash sonó en el caracol con una propuesta muy afín a la forma de actuar y pensar del marine, el cual no tardo en esbozar una sonrisa.

—No veo mejor propuesta que ello— comentó alegre mientras alzaba su mano dando la orden de frenar el fuego hacia el puerto y centrarlo al atolón, la destrucción de un páramo de tierra problemático era un daño colateral asumible si podían diezmar las fuerzas terrestres del grupo de rufianes. —Sea así, nos haremos con esos barcos y una vez estén derrotados o entreguen las armas, si es que Dan el brazo a torcer, serán llevados ante la justicia, si hay alguno que tenga recompensa en su cabeza hablaré con los altos cargos de la marina para ver si pueden añadir un bono adicional al pago por tus servicios por ello... Sé que lo harás pero hasta que nos encontremos ves con pies de plomo, dudo que aquellos que consiguieron amasar una flota tan notoria sean gente común, marcharé con un pequeño grupo a darte cobertura en el terreno... Mantente alerta y nos vemos allí, enseñemos a esa gente quienes somos y tratemos de evitar muertes innecesarias incluso en sus filas.— remató el marine colgando el mushi, clementio estaba listo para partir hacia el agua y Claude les estaría esperando para nadar también, dadas las circunstancias el gyojin llevaría al titán y Galhard cargaría al hombre de cabellos plateados que le acompañaba.

—Parece que te preocupaste demasiado, esa chica sabe lo que hace... Después de todo, en este mundo parece que las mujeres de pelo niveo son portentos de batalla, Silvia y Astartea son un buen ejemplo de ello. — Mencionó sonriente el peliblanco que completaba el trío de compañeros de Galhard mientras subía a la espalda de su líder que no tardo en saltar junto a Clementio al mar.

—Eso no lo pongo en duda Caleón, el problema son las personas detrás de esta flota, no hay mucha información de ellos y por alguna extraña razón no conseguí ponerme en contacto con Kurookami estos días, solo sé que fue a pelear a Wano y no pude ir a darle apoyo como tenía pensado así que cumplir esta misión es muy importante para mi, ha sido una petición suya y deseo que cuando vuelva de su campaña en wano tenga una buena noticia... De todas formas tengo un extraño presentimiento de ambas misiones, como si fuese a perder algo importante... No quiero que os separeís de mi, ni que la cazadora salga herida, preparaos para lo peor pues será una pelea dura y espero que al menos igualada— comentaba Galhard mientras nadaba atado a Clementio, quien le ayudaba a ir más rápido en el agua a pesar de que ambos cargaban con una persona a sus espaldas.

—Meh... Entiendo tus desvelos, nosotros tres tenemos esos contigo, así que por más que nos lo pidas no pensamos cambiar nuestro modo de operar, tu vas primero y aunque por ahora nos lleves la delantera en fuerza vamos a protegerte con nuestra vida, eres nuestro capitán y nuestro bebé— Dijo Caleón finalizando con una risa acida —Todo saldrá bien, si te pones tan tenso no podrás dar el 100% de ti en el combate que nos espera... ¿A caso quieres quedar en evidencia delante de todos?— El peliblanco parecía tener más palabras en la recámara pero una mirada furtiva de Claude le hizo callar.

Los cuatro avanzaron en silencio hasta llegar a la zona del puerto, solo les quedaba encontrarse con Blake, por suerte para ellos sólo debían seguir el rastro de piratas que habían sido dejados fuera de combate por disparos. Galhard sentía frío, su faja le proporcionaba protección al agua helada pero no al helor de la ventisca de aquella mujer. Debía entrar en calor con una batalla si no quería resfriarse.

El cuerteto avanzó hasta encontrarse con la cazadora y como si las amenazas de hubiesen estado esperando al momento justo para aparecer cuatro figuras salieron de entre la nieve.

La primera en salir fue una mujer de cabello azul, tenía una cicatriz que le recorría el rostro, vestía un traje verde con decoraciones de conchas y esgrimia un tridente dorado.

La segunda figura se trataba de un hombre muy corpulento, de tez morena y con una frondosa barba negra, su cabeza estaba adornada con una bandana que había visto mejores días y uno de sus ojos era completamente blanco. Su cuerpo estaba expuesto ya que su morado chaleco apenas le cubría la piel, mostrando unos esbeltos músculos llenos de cicatrices y en sus manos llevaba una cadena que hacía girar una enorme ancla.

La tercera figura era la de un hombre delgado de cabellos dorados, su gabardina blanca no dejaba ver que otros adornos llevaba su vestimenta pero si dejaba ver su pistola, un revolver modificado con lo que parecía ser un círculo de cilindros de carga, una arma si cabe aún más pintoresca que la de sus compañeros.

Para finalizar la cuarta figura era una mujer de edad avanzada que, en lugar de un bastón se apoyaba en una porra de hierro con púas, como podía levantar tal arma con su aparente cuerpo frágil era un misterio.

—Y como era de esperarse... La fiesta empieza en el momento menos oportuno.— gruñó Galhard mirando con atención al cuarteto de piratas que se aproximaban a ellos con cara de pocos amigos.
Galhard
Mensajes :
406

Fecha de inscripción :
04/09/2015


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm91/150[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (91/150)
Experiencia:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm142750/1000000[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (142750/1000000)
Berries: 321.810.050
Ver perfil de usuario

Vicealmirante
Galhard

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Ashlyn Blake el Vie 25 Sep 2020 - 15:09

Galhard parecía estar dispuesto a seguir con la idea que había planteado la vaquera, aunque podría parecer un suicidio desde luego. No tenían ni idea de la capacidad combativa que tenían los líderes de aquellas bandas y aunque estaba dispuesta a darlo todo en aquella misión tampoco tenía ganas de quedarse sin cabeza. Se acerco a los barcos mientras el resto eran enviados al fondo marino gracias a los disparos de la pequeña flota del marine. Al menos de esta manera podrían tener una oportunidad de llevarse los otros barcos bajo la distracción que era su ventisca.

Se acerco a los barcos y se coló en uno de ellos aprovechando la escasa visibilidad que existía, además ella pasaba bastante desapercibida entre la nieve teniendo en cuenta que ni si quiera su pelo resaltaba. Lo único que podría resultar más llamativo eran sus ojos cuando brillaban entre la nieve blanca. Pero por el momento parecía que ninguno de los presentes se daba mucha cuenta de lo que estaba sucediendo, estaban muy ocupados intentando averiguar que ocurría con aquella ventisca y con los disparos que estaban destrozando sus barcos.

Una vez dentro se dispuso a entrar en el interior, allí ya no había nieve que la cubriese y los piratas no tardaron demasiado en darse cuenta de su presencia dando la voz de alarma en el interior de aquel barco. Por su parte, la chica no dudo un momento en sacar su sus pistolas gemelas y comenzar a disparar a diestro y siniestro para dejar inmovilizados e imposibilitados a aquellos piratas. Buscaba quitarse de en medio a todos cuanto pudiera para que no resultasen una molestia a la hora de llevarse el barco. Siguió rebuscando, tenía que encontrar al capitán de aquel navío para entregarlo a las autoridades, tal vez podrían darle un plus por entregar tantos piratas.

Después de todo la recompensa que ofrecían por la misión le resultaba de lo más insustancial teniendo en cuenta que tenían que enfrentarse a esa cantidad de maleantes. No tardo demasiado en llegar a la habitación que quería, el despacho o el camarote del capitán como uno quiera llamarlo. Ante el alboroto parecía que habían salido y en el barco no había nadie, genial, tanto buscar para nada. Bufo molesta y después simplemente se encargo de bajar la bandera de los piratas y atar al resto de la tripulación para evitar que pudieran dar más problemas. Después ya se encargaría de avisar a alguno de los chicos del marine para ver como se los llevaban.
Ashlyn Blake
Mensajes :
212

Fecha de inscripción :
11/03/2020


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm57/150[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (57/150)
Experiencia:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm61150/1000000[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (61150/1000000)
Berries: 172.000.000
Ver perfil de usuario

Cazador famoso
Ashlyn Blake

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Galhard el Vie 25 Sep 2020 - 16:05

Parecía que Blake no había perdido el tiempo y que el pintoresco cuarteto de piratas no habían notado la presencia de la albina que se escabulló entre la nieve.

Galhard pensó que sería mejor así, aquella mujer debía tener el gusto por las operaciones de infiltración como él así que dejaría la parte divertida de la misión en las manos de aquella profesional y él se encargaría de aquellos piratas junto a su grupo, actuando de cabeza de turco para que el terreno dentro de los barcos piratas no fuese extremadamente hostil para ella.

El trío de Ces se puso en posición de batalla mientras que Galhard tomó una moneda de 100 berries con su mano izquierda mientras tomaba su sable con la derecha sin perder de vista al grupo de piratas que les rodeaban como una jauría de lobos.

— ¿Pero que tenemos aquí? Un marine con aires de pirata que quiere hacerse el héroe ¿Como diablos has hecho lo de la ventisca?Casi nos da un infarto a pensar que el desgraciado del almirante Koneko habría venido por nosotros.— Comentó con una voz áspera el saco de músculos mientras hacía girar de forma frenética el ancla por encima de su cabeza. Lamentarás intentar jugar de forma tan sucia con nosotros marinete.— Gritó molesto dejando de girar el ancla y adoptando una posición que parecía previa a un ataque.

—Que no se te vaya la fuerza por la boca y por mover el ancla de forma estúpida Buck.— Intervino el hombre de cabellos dorados. — Puede que este marine no se trate de Koneko pero ¿A que clase de marine de poca monta le dejarían no llevar un uniforme reglamentario? Solo conozco de dos marines que caigan en ese perfil y por desgracia ambos son vicealmirantes de la división de Koneko... Jack o un novato que subió como la espuma en poco tiempo...— Mientras daba su explicación, el rubio apuntó a Galhard con su peculiar revólver. — La ausencia de un aroma dulce en el lugar y la ligera tensión que noto en este marine, además de la misteriosa ventisca, eliminan la posibilidad de que se trate de Jack... Lo que si bien, confirma nuestras sospechas de que se trata de un bastardo indisciplinado nos deja una oportunidad de oro para ganar... No estamos jodidos si es el nuevo... Una lástima no tener información sobre tus habilidades pero poco importará cuando mi bala te perfore el corazón.— Terminó de dar su discurso. ¿Quien demonios era ese rubio? pensó Galhard, sabía que ese debía ser al primero que tendrían que neutralizar si querían salir ilesos.

—Mira que te gusta fardar ¿Eh Campbell? Cualquiera diría que no tienes abuela.— Habló la anciana uniéndose al jolgorio. — No esperaba menos de mi nieto, veo que has adivinado bien, ese bastadillo de atrás no se trata de Jack no, es un desgraciado que ha estado dando problemas los últimos meses junto a aquel petulante pirata moreno.— Añadió, sin duda aquella pasión por conocer el mundo que les rodeaba venía de familia. — Estoy más que segura que esta sardinilla tiene algún as en la manga, no me consta que tenga ningún poder de una fruta del diablo y menos aún que provoque ventiscas... Eso es más propio de...— Antes de que pudiese seguir fue cortada por la mujer del tridente, que furiosa golpeó el suelo hundiendo la tierra a su alrededor y lanzando un par de cuchillos que fueron parados por los katares de Caleón.

—Mira, me parece estupendo que queráis decir que sois los más listos y estudiosos de este maldito mar pero ¿Queréis dejar de perder el puto tiempo hablando como cotorras mientras estamos bajo ataque marine? Vale que el cabecilla esté aquí tocándonos el chumino pero mientras os medís el cerebro sus barcos nos están bombardeando, menos hablar y más darle pal pelo a esta gaviota leñe.— El comentario de aquella mujer hizo que los demás dejasen de hablar, si bien eso reducía el tiempo que podía ganar mientras lo perdían con tonterías al menos coincidía con ella en empezar la pelea.

La abuela, molesta alzó sin esfuerzo aquella maza y golpeó el suelo, creando una onda de choque que avanzó hasta el grupo de Galhard, por instinto el marine se adelantó unos seis metros hacia la onda, rompiéndola con su técnica de corte del ascenso veloz y levantando una gran cantidad de nieve, arena y agua a su alrededor.

Era el momento, debía quitarse de en medio al rubio, aquello provocaría que la anciana rompiese la formación siendo más fácil de derrotarla y podría aprovechar para que sus compañeros enfrentasen al forzudo y a la mujer del tridente.

Lanzó la moneda de cien berries, la cual golpeó al rubio, que no se imaginó que el marine le atacaría de esa forma, saliendo disparado hacia el mar.

Cuando giró su vista para buscar a la anciana se encontró de frente con la mujer del tridente que le golpeó en la cara con la rodilla impulsando al marine contra Claude.

— ¿Veis? Estas mierdas son las que pasan cuando perdéis el tiempo hablando, si reveláis vuestras cartas delante del maldito enemigo os la va a jugar, Betty... Olvídate de tu nieto por ahora, si entras en pánico le vas a regalar la victoria a este listillo ¿O es que esa inteligencia de la que haces gala solo sirve para repetir información sin procesarla?. Si planchamos al pargüela del sombrero los otros tres pringaos no serán ningún problema.— La mujer volvió a arremeter contra Galhard, esta vez con su tridente, el cual fue parado con gran esfuerzo por el arpón de Clementio y los katares de Caleón.



Galhard
Mensajes :
406

Fecha de inscripción :
04/09/2015


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm91/150[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (91/150)
Experiencia:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm142750/1000000[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (142750/1000000)
Berries: 321.810.050
Ver perfil de usuario

Vicealmirante
Galhard

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Ashlyn Blake el Vie 25 Sep 2020 - 16:25

Antes de poder bajar del barco un tipo de casi dos metros bajo de un salto del mástil. Iba armado con dos puños americanos y parecía que tenía mas malas pulgas que Ash cuando lleva un par de días sin fumar. Lo miro de arriba abajo y por si acaso se puso en posición, aunque teniendo en cuenta que estaban en medio de una de sus ventiscas era ella la que tenía las de ganar o eso es lo que la albina quería pensar. Parecía bastante mas rudo que el resto así que imagino que seguramente sería el segundo al mando de alguno de los capitanes de las bandas, era normal que no dejaran el barco completamente solo.

— Hola, creo que me perdí, ¿me podrías indicar el camino para salir de aquí? — sonrió de forma socarrona, se notaba que se estaba burlando de él en todos los sentidos de la palabra. El tipo furioso gruño y apretó los puños, estaba listo para lanzarse contra Ash y esta estaba lista para que lo hiciera. En el momento en que el gigantón se lanzó contra ella sin ningún tipo de palabra entre medias la vaquera dio un salto y tras pisar su brazo volvió a saltar para después propinarle una fuerte patada en la cara al pirata que le hizo casi girar la cabeza.

Pero el tipo no tardo en responder aquel golpe agarrando la pierna de Ash y lanzando la con fuerza contra el suelo provocando que la chica se quejara por el golpe de su espalda contra la madera. Genial, aquel tipo si que era duro de roer, por suerte para ella, ni si quiera un hueso roto podría hacerla perder el temple. Se removió en el suelo y barrió el mismo con una de sus piernas haciendo que fuera el pirata quien acabase en el suelo para después levantarse con rapidez y golpear nuevamente su cara con fuerza, varios puñetazos fueron los que propino la joven hasta dejar al chico inconsciente y sangrando en el suelo. Suspirando molesta se limpio las manos y luego lo dejo bien atadito al mástil.

Al fina consiguió bajar de ese barco y oculta nuevamente por la ventisca se dispuso a abordar el siguiente de la lista. Esperaba que el vicealmirante estuviera haciendo un buen trabajo, no iba a llamarle por que podría ser totalmente contraproducente si estaba oculto o si estaba intentando adentrarse en alguno de los barcos donde ella misma estaba intentando entrar. Pero por el momento, aprovechando la confusión subiría al siguiente barco donde nuevamente la tripulación no paraba de dar vueltas de un lado a otro en busca de una explicación y una solución para contrarrestar los disparos de los marines.
Ashlyn Blake
Mensajes :
212

Fecha de inscripción :
11/03/2020


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm57/150[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (57/150)
Experiencia:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm61150/1000000[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (61150/1000000)
Berries: 172.000.000
Ver perfil de usuario

Cazador famoso
Ashlyn Blake

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Galhard el Vie 25 Sep 2020 - 17:48

El rodillazo de aquella mujer había dolido como una bala, debía ser quien lideraba la unión de piratas o al menos eso pensaba Galhard que se acomodaba la mandíbula mientras Claude le sostenía en sus brazos, gracias a él no había sufrido daños de impacto más allá del rodillazo de aquella criminal.

Debía seguir pensando, si bien había tenido éxito en quitarse de encima al tirador ese rubio no había resultado ser la mayor amenaza del lugar y para colmo la abuela no había perdido el temple como tenía planeado que ocurriese. Ahora tocaba mantener a raya a la mujer del tridente y no quitarle el ojo a la vieja.

—Gracias Claude, no quiero imaginarme como me habría quedado si no me llegas a parar— Se incorporó escupiendo sangre al suelo, aquello no dejaba de ser una pelea mental y física, debía hacer que aquella abuela perdiese el temple, aunque fuese repetir la estrategia probaría de lograrlo por otros medios, podía ver que aquella fósil tenía más fuerza que la mujer del tridente y debía quitarla como amenaza—Cambio de planes chicos, Caleón, Clementio ¿Me podéis dar apoyo para derrotar a la peliazul? La vieja puede esperar, está claro que la principal amenaza es quien tiene dos dedos de frente aquí.— Espetó esperando que aquella burla funcionase en la abuela. —Claude confío en que tu puedas encargarte del culturista, enséñale que tus músculos son mejores— Justo cuando el marine acabó de decir aquello la última cuerda que ataba la ira de Bucky se rompió y este lanzó el ancla a una gran velocidad, cuando Galhard iba a responder a aquello pese a cogerle de sorpresa pudo ver como Claude se interpuso entre él y el proyectil que dejó gravemente herido a su guardaespaldas tiñendo la nieve de color carmesí con la sangre que caía de su torso y cara. Pese a ello Claude había logrado sujetar el ancla del pirata, imposibilitando que la pudiese usar de proyectil nuevamente.

Había jugado con fuego y por su culpa su amigo había recibido la quemadura, aquello le sentó como una jarra de agua fría al marine mientras escuchaba a la vieja reirse.

—Capitán, no pierda el temple... Claude puede seguir peleando, confíe en él y elimina a la arpía del tridente... Intentar alterar a la vieja como estabas pensando no dará resultado deja que el gyojin y yo nos encarguemos de entretenerla de mientras.— Comentó Caleón devolviendo la compostura a Galhard que asintió con la cabeza y sable en ristre fue a enfrentar a la peliazul.

El dúo corrió a enfrentar a la abuela mientras que un ensangrentado Claude se batía en un duelo de "estirar la cuerda" con Buck que trataba de recuperar su ancla mediante la cadena que fue levemente dañada entre el forcejeo de ambos grandullones.

Aquello dejaba a la mujer del tridente y a Galhard frente a frente sin interrupciones. Los dos chocaron hierros y tras un intercambio de golpes donde la mujer recibió un golpetazo en el costado por el pomo del arma del marine y este recibió un rodillazo en el estomago, casi con la misma potencia que el anterior que había sufrido, se detuvieron por unos segundos, tomando aire.

—Vaya, he de darte mucho más crédito que el que te daban Betty o Campbell pipiolo, pareces un pargüela pero te tengo envidia, ojalá esta panda de chulos tuviesen la compostura de tus niñeras, es una lástima que seáis gaviotas... ¿Estás seguro que no quieres unirte a mi tripulación? Me llamo Faralda...Tus amiguitos aunque nos serían de enorme ayuda no van a aguantar contra esos diablos, Campbell... Bueno, era nuestra rata de biblioteca pero tu no estás hecho para ser un perro del gobierno... Es más ni si quiera lo eres.— La pirata le tendió la mano y Galhard no pudo evitar reírse.

La pirata retrocedió molesta, apartando la mano al ver la risa ahogada de Galhard.

—Así que esto es lo que se sentía— El marine se aclaró la voz —Lo siento, me recordaste a mi mismo meses atrás, cuando tuve que hacerme pasar por pirata durante la gran ruta... Ese era el método que usaba para conseguir nuevos miembros...A parte del secuestro, claro. Te copio en decir que es una lástima que estés en el bando contrario, eres el tipo de persona que me gusta...— Galhard hizo una ligera pausa donde aprovechó para escupir un poco más de sangre —Te haría la misma oferta pero...Seamos realistas, sabes que ambos vamos a rechazar tal oferta y que en estas alturas ninguno de los dos daría el brazo a torcer— Galhard, anticipando un ataque a traición de la pirata balanceó su cuerpo hacia la derecha evitando una estocada de la pirata y clavando su sable en el hombro de la mujer.

—¡¡Bastardo!!— Gritó de dolor —¡Si no vas a unirte a mi muere, maldito zumbao! ¿Como mierdas sabías que te iba a tacar? ¡Si eres un maldito pelele!— Siguió gritando Faralda mientras trató de golpear con la rodilla al marine que bloqueó el movimiento de aquella mujer con un tajo de su acero y retrocediendo con un salto, dejando a la mujer malherida.

—Tu misma me lo revelaste... "No reveléis vuestras cartas delante del enemigo" Sabía que en cuanto me negase a unirme a ti repetirías la estocada con el tridente... Se como es la vida de marine
y de pirata, aunque lleve poco tiempo he tenido que aprender rápidamente... No te juzgo por haber hecho ese movimiento pero lamento profundamente no haberte encontrado antes... Habrías sido una buena Sloth Pirate... Duerme tranquila y perdón por romper tu ambición—
Galhard finalizó la pelea golpeando la sien de aquella mujer con la parte roma de su sable imbuido en haki, dejándola inconsciente.

Suspiró, era una lástima, quizás si lo de Dark no estuviese tan reciente y de no tener aún que lidiar con Hyoshi en su oficina habría podido tratar de volver parte de su séquito a aquella pirata.

Galhard se dio la vuelta en el momento justo donde pudo ver como Caleón y Clementio caían al suelo derrotados por la anciana y el ancla de Buck pasó lo suficientemente cerca de su cabeza como para tirar su tricornio, desgarrando el sombrero en dos. Sus compañeros habían sido derrotados por aquellos dos piratas en el tiempo en el que él se había enfrentado a Faralda.

—Malditos...— Dijo con desprecio, mirando horrorizado a sus compañeros derrotados.

—Podría decir lo mismo esmirríao, más te vale ser más fuerte que tu niñera musculada... Pero tranquilo, mataremos a tus amigos después de que vean como te cortamos esa cabeza— Dijo Buck mientras que agarraba la cabeza de Claude con una de sus manos, levantando al titán como si no pesase nada mientras Betty se reía y pisoteaba al dúo que acaba de derrotar.

—Tanto fardó Faralda para ser derrotada por un mequetrefe... Vas a pagar lo que le has hecho a mi nieto, sabandija—


Última edición por Galhard el Vie 25 Sep 2020 - 18:53, editado 2 veces
Galhard
Mensajes :
406

Fecha de inscripción :
04/09/2015


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm91/150[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (91/150)
Experiencia:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm142750/1000000[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (142750/1000000)
Berries: 321.810.050
Ver perfil de usuario

Vicealmirante
Galhard

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Ashlyn Blake el Vie 25 Sep 2020 - 17:57

Consiguió entrar en el siguiente barco del mismo modo que había hecho con el anterior. Sin embargo, en este la gente parecía mucho mas serena que los anteriores y eso solo podía significar una cosa, peligro. Suspirando de forma leve intento mantener la calma mientras buscaba la mejor forma de empezar a librarse de los marineros de aquel barco. Una idea algo loca se le vino a la cabeza y sonriendo de forma juguetona se escondió mientras permitía que su voz resonara por la cubierta de aquel barco. Su voz tenía la capacidad de encandilar a la gente, de hacer lo que ella les pidiera siempre y cuando no fuera algo demasiado desastroso.

— ¿Los veis? esos hombres en el barco de al lado, son marines, disparad antes de que acaben con vuestros compañeros — le haría creer que los piratas del siguiente barco al que tenía que ir eran marines para que fueran ellos mismos los que acabasen con sus aliados. No dudaron demasiado en comenzar a disparar hacía el otro lado y ella mientras aprovechaba para quitarse de en medio a los que usaban armas de corta distancia o armas corto punzantes como espadas y cosas así.

No tardaron demasiado en verse las numerosas bajas en el barco de al lado y el propio ya que los piratas del barco hermano no tardaron demasiado en devolver el fuego pensando igualmente que estaban siendo atacados por enemigos que habían logrado hacerse con el barco de su banda hermana. Las cosas estaban saliendo bien, desde luego, la táctica estaba surtiendo efecto pero ella tenía que encargarse de deshacerse del segundo al mando del capitán de este navío o todo se iría al garete. Estaba segura de que después no le pondrían pegas a recibir el dinero que costara esa gente.

Fue dejando nuevamente atados y bien atados a los enemigos que seguían con vida y entonces fue al interior del barco en busca del segundo al mando. No tardo demasiado en encontrarla o mejor dicho ella la encontró. Estaba saliendo del barco con un enorme mazo entre las manos con el cual golpeo el cuerpo de Ash y la mandó volando contra el mástil. Si, definitivamente aquella mujer iba a ser un jodido dolor de cabeza, aunque ahora mismo el dolor estaba siendo en su estómago y en todo el cuerpo en realidad. Se recompuso como pudo mientras entraba en su forma completa, era mejor dejarse ya de tonterías.
Ashlyn Blake
Mensajes :
212

Fecha de inscripción :
11/03/2020


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm57/150[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (57/150)
Experiencia:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm61150/1000000[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (61150/1000000)
Berries: 172.000.000
Ver perfil de usuario

Cazador famoso
Ashlyn Blake

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Galhard el Vie 25 Sep 2020 - 19:13

Galhard avanzó hacia aquel dúo de piratas que decidieron chutar lejos de lo que iba a ser el campo de batalla a los derrotados.

—Buck...Quizás podamos usar a esos tres como mulas de carga, debemos ver si podemos sacarles partido, por ahora déjalos ahí, a los míos les he roto las piernas y los brazos, no van a moverse por una buena temporada... Espero que hayas hecho lo propio con el grandullón.— Dijo Betty mientras se llevaba la porra de hierro a la espalda como si no pesase nada.

—Sí sí... El tipo era grande pero por más duro que tuviese los músculos sus huesos no lo eran tanto, tiene las costillas rotas y a saber como le he dejado la cara a ese tipo Buahahaha.— Bucky tiró de su cadena, con la intención de hacer que el ancla volviese cerca de él.—¿Quieres que probemos la técnica de la que hablaste? Es buen momento para saber si tenemos la misma fuerza para que funcione.— Dijo alegre antes de que su cara cambiase por completo cuando el marine con un rostro con una ira casi igual de helada que la ventisca usó su sable imbuido en haki para cortar la cadena que sujetaba el ancla por la parte dañada, haciendo que esta no se levantase del lugar donde había impactado.

—Eh... Beatrice... Si tienes algún plan úsalo ahora, hagamos la técnica ya... Este bastardo, Faralda no se dejaría derrotar por un mequetrefe y mira lo que le hizo a tu nieto con una simple moneda... Si el jefe se entera de todo esto estaremos muertos si no ponemos la cabeza de ese infeliz en una estaca antes de que salga de su tienda...— La tensión de Buck era palpable y Betty asintió levemente mientras tragaba saliva.

—Mierda... No me lo recuerdes, pensaba que ese niñato era puro truco pero parece que juzgamos mal... Aunque él juzgó mal también, pensó que Faralda era la más peligrosa y nos ha dejado a nosotros contra él, no nos confiemos aún así y destruyamos a ese bastardo.— La pareja corrió hacia él, con una velocidad impropia de alguien del tamaño del musculoso y la edad de la anciana.

El marine tuvo que pensar rápido, repitiendo la técnica del corte del ascenso feroz logró frenarles cuando faltaban dos metros de él y aprovechando la poca visibilidad se escondió entre la nieve con una moneda de cien berries cargada en su mano, en cuanto viesen que había desaparecido dispararía la moneda a quien tuviese más cerca. Odiaba tener que jugar al gato y al ratón, más cuando él tenía que ser el ratón y habían dos gatos pero las palabras sobre un jefe más levantaban la preocupación del marine que quería evitarse daños para la última batalla.

Los dos piratas se quedaron callados, Buck corrió hacia su ancla mientras que Betty rompió el silencio.

—Maldito zorro ¿Me tomas por idiota?— La abuela golpeó el suelo creando una onda de choque que dañó al marine y lo levantó por los aires.

Mientras volaba por el golpe de Betty, Gal trató de disparar a Buck con la moneda, fallando estrepitosamente y golpeando el ancla que el pirata había intentado recoger destruyéndola en el proceso y haciendo que Buck cayese de culo.

—De... Demonio ¡Normal que ese macarra derrotase a Campbell con esa mierda! ¡Vieja! Tenemos que romperle las manos a ese desgraciado, si nos da con una moneda de esas estamos acabados— Dijo alarmado mientras Galhard caía de plancha contra el suelo.
Galhard
Mensajes :
406

Fecha de inscripción :
04/09/2015


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm91/150[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (91/150)
Experiencia:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm142750/1000000[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (142750/1000000)
Berries: 321.810.050
Ver perfil de usuario

Vicealmirante
Galhard

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Ashlyn Blake el Vie 25 Sep 2020 - 19:29

Aquel golpe había sido contundente, se notaba que aquella mujer tenía realmente una fuerza abismal pero no podía dejarse vencer tan fácilmente. Una vez que se levanto y entro en forma completa gruño realmente molesta por semejante golpazo. La mujer quiso volver a golpearla con el mazo pero ella sujeto el mazo con una sola mano y apretó con fuerza para después mover su mano hacía un lado provocando que la mujer tenga que doblar los brazos, no soltó el mazo por que bueno, es su arma y no tenía intención de quedar desarmada delante de aquella mujer que había cambiado de apariencia de modo sospechoso.

Ash que no tenía muchas ganas de perder el tiempo se lanzó contra aquella mujer para comenzar una lucha para ver quien se hacía con el mazo. La cazadora tiraba para un lado y la mujer para otro, al final la albina logro hacerse con el arma y tras un movimiento fuerte y decidido este golpeo con fuerza en el cuerpo de la mujer haciendo que saliera por los aires y cayera sobre la cubierta del barco sangrando. El golpe había sido contundente, pero aún estaba viva y por su parte la cazadora no tenía intención de cambiar eso.

Aprovechando que estaba débil y que no parecía tener intención de moverse más nuevamente uso los cabos de los barcos para atar a la mujer y salir de allí. Estaba empezando a cansarse un poco de aquel modus opernadi. Suspirando de forma larga saco el caracolito y llamo al barco del marine para que alguno de sus chicos fuera a los dos primeros barcos y se encargasen de encadernalos a los barcos del marine. No quería que los mandaran al fondo marino ahora que había conseguido limpiarlos de la mejor forma posible.

Después de todo parte de la misión era llevar esos barcos para ser investigados y si estaban en perfecto estado mejor que mejor. Empezaba a notar el cansancio en sus huesos, el frío no es que le molestase demasiado pero comenzaba a helar de verdad, literalmente, parte de la nieve que había caído sobre ellos se había convertido en hielo y si seguía así por mucho tiempo no sería extraño que parte del agua donde estaban situados los barcos pudiera llegar a congelarse. Todo eso desaparecería en el momento en que Ash terminase la ventisca y el sol volviera a golpear el agua para derretir la capa de hielo que se pudiera haber creado, pero desde luego comenzaba a ser peligroso para aquellos que no estuvieran acostumbrados a un frío semejante. Dos barcos, le quedaban dos barcos y podría terminar con aquel jueguecito que se traían.
Ashlyn Blake
Mensajes :
212

Fecha de inscripción :
11/03/2020


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm57/150[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (57/150)
Experiencia:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm61150/1000000[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (61150/1000000)
Berries: 172.000.000
Ver perfil de usuario

Cazador famoso
Ashlyn Blake

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Galhard el Vie 25 Sep 2020 - 20:06

Galhard se encontraba de rodillas, con sus brazos apoyados en la nieve y su cara cerca de la misma, de su boca goteaba sangre, los rodillazos de aquella mujer habían sido algo de otro mundo y las ondas de choque de la anciana había provocado no se quedaban atrás, respiró durante unos segundos para recuperar el aliento mientras que el dúo se acercaba a él.

—Así me gusta, que te arrodilles como un perro— Decía de forma sádica Betty mientras que Buck ponía una mano en el hombro de la mujer.

—No pierdas el tiempo leñe, se que te gusta disfrutar del dolor ajeno y más si hieren a tu nieto pero no le des tregua...— Buck trató de quitarle la porra a la anciana que no tardó en apartarle.
—¡Beatrice!— Gruñó mientras retrocedió unos pasos.

—Que sí mocoso...— La anciana alzó su porra en el momento en el que el marine empezó a respirar de forma rápida. —A quedarte quietecito— La mujer golpeó con la porra el suelo con una fuerza mayor a la mostrada anteriormente, hundiendo la tierra a su alrededor y haciendo que Buck saliese disparado, rodando unos metros.

Galhard había reaccionado en los últimos segundos, con un salto se había librado del golpe de aquella mujer y se encontraba ahora planeando hacia donde se encontraba aquella mujer, las venas de su cuerpo se veían infladas y cuando cayó sobre la porra, para asombro de la mujer, se apoyó con las manos en el arma de la anciana y le dio una patada con ambas piernas, tirando al suelo a la mujer.

—Maldita sea Betty...Eh...¡¿Es que este hijo de puta es una navaja suiza o qué?!— Gritó Buck mientras veía la escena completamente sorprendido.—Te mataré yo mismo con mis propias manos si hace falta... Buck cargó contra Galhard que pudo esquivar uno de sus golpes pero recibió un gancho en el torso.

—Maldición, no sé como debe estar Betty pero debo cargarme a ese hijo de puta antes de que use su fruta o algún truco más... Espera ¿Si la ventisca es cosa suya significa que no puede usar su fruta mientras está activo este temporal?... Debo tirar a ese bastardo al agua como sea.— Susurró mientras volvió a la carga contra el marine.

Galhard también saltó contra el pirata y ambos chocaron en un intercambio de puñetazos.

El marine mitigó con su haki de armadura el daño recibido por los golpes del pirata mientras que la adrenalina en su cuerpo se encargaba de hacer que no retrocediese por el daño que el haki no podía parar.

"No quería llegar tan pronto a esto pero es hora de darlo todo o este monstruo me comerá el tiempo suficiente para que el fósil se recupere de la patada".

Es hora de darlo todo:
Nombre de la técnica: Es hora de darlo todo
Categoría: Épica
Naturaleza: Espiritual
Descripción: Galhard tensiona su cuerpo canalizando su espíritu alrededor haciendo que sus siguientes dos golpes estén tres rangos por encima de su límite de fuerza . Esta técnica sin embargo puede llegar a castigar su cuerpo llegando a producirse un desgarre o dislocarse algún hueso si la repite demasiadas veces en la misma pelea por la presión a la que se ve sometido su cuerpo, limitándola a dos veces por combate; con un cooldown de por lo menos dos turnos. Puede acceder a hacerla una tercera vez o más , pero en esas veces debería tirar dados para dejar en el resultado de ellos si se produce una lesión o no con la acción. Los dados irían a tiradas que se incrementarían cada vez más en dificultad si se siguiese repitiendo la acción.

Durante los usos estipulados se tiraría un dado de 5 caras con 1 con lesión, en el segundo golpe sería un dado de 5 caras con 2 de lesión y después de los usos pertinentes un dado de 5 caras 3 con lesión e imposibilidad de usar la técnica y a partir de aquí usarla de nuevo sería dado de 5 caras con 4 de lesión e imposibilidad de usar la técnica.

Las venas de Galhard se inflaron más, así como lo hizo su cuerpo mientras una tenue aura era apenas visible en su cuerpo, golpeando con fiereza el estomago de Buck con un rodillazo para rematar al titan con un puñetazo contundente en su rostro, haciendo que Buck saliese disparado hacia el agua.

Solo quedaba derrotar a Betty y podría relajarse hasta que apareciese ese supuesto líder.

dado:
El resultado del dado puede verse en el canal de discord del foro siendo el resultado de la tirada 5 y siendo el número de lesión el uno, por lo tanto no se aplica ningún efecto adverso, conteo de berries derrochados por galhard en esta misión: 500
Galhard
Mensajes :
406

Fecha de inscripción :
04/09/2015


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm91/150[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (91/150)
Experiencia:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm142750/1000000[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (142750/1000000)
Berries: 321.810.050
Ver perfil de usuario

Vicealmirante
Galhard

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Ashlyn Blake el Vie 25 Sep 2020 - 20:25

Por suerte su anterior estrategia había dado buen resultado, por eso los habitantes de aquel barco ya estaban casi todos más que derrotados. Ash solo tuvo que pasar la fregona por decirlo de alguna manera suave e ir dejándolos bien atados para que no resultaran molestos una vez que los llevaran con el resto de la marina. Sin embargo cuando llego al barco se encontró de frente con que ni si quiera pudo subir, un tipo salto sobre ella con una lanza en la mano dispuesto a ensartarla como si fuera una brocheta. Por suerte para ella tenía a su disposición aquella nueva armadura que aprendió con Claude y que uso para evitar que la punta del arma se clavara en su piel.

Aprovechando la confusión de aquel hombre golpearía con la culata de su escopeta en la cara de aquel tipo varias veces hasta partirle la nariz y obligarle a soltar la lanza. Por todos los demonios, ¿es que aquello no iba a terminar nunca? Vale, también es cierto que se habían metido dos en medio de una guerra completa y que teniendo en cuenta la cantidad de barcos que eran era una jodida locura el meterse de lleno, por eso había ideado la estrategia de la ventisca y por suerte había funcionado, pero claro, eso no decía que los maleantes se fueran a quedar contentos con la idea de perder.

El tipo se alejo de ella mientras se llevaba las manos a la cara y le gritaba uno y mil improperios, no le dio tiempo a contar la cantidad de veces que la llamo puta. No le importaba demasiado, Ash estaba más que acostumbrada a los insultos de los hombres insulsos que se enfrentaban a ella y que por el mero hecho de ser mujer la discriminaban o se creían mejores que ella. Después les daba una paliza y lloraban como niñitas insultando una y otra vez a su persona y a su madre, aunque bueno, su madre si que era puta así que tanto como un insulto no seria.

— Venga ya coño, dejad de tocarme los huevos — y no tenía huevos así que era mucho decir. Le pego un disparo en cada una de sus piernas con la escopeta, en la zona del muslo para que no quisiera seguirse moviendo y recogió la lanza para alejarla de él lo suficiente como para que no molestase. Después lo subió al barco y fue haciendo todo lo que hizo en los anteriores, atando y llamando posteriormente al barco del vicealmirante para conseguir que se fueran llevando esos barcos para completar la dichosa misión. Le quedaba uno, un solo barco y podría acabar con aquella pesadilla o eso esperaba al menos.
Ashlyn Blake
Mensajes :
212

Fecha de inscripción :
11/03/2020


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm57/150[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (57/150)
Experiencia:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm61150/1000000[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (61150/1000000)
Berries: 172.000.000
Ver perfil de usuario

Cazador famoso
Ashlyn Blake

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Galhard el Vie 25 Sep 2020 - 21:02

La nieve seguía cayendo y el soplar del viento se podía escuchar pese a los ruidos de cañón de fondo, poco a poco la cantidad de disparos hechos por los barcos pirata habían ido menguando hasta el punto en el cual a penas se podía apreciar uno, Ash estaba cumpliendo su parte del trabajo mientras Galhard peleaba por hacer lo que le tocaba.

La sonora respiración del marine era audible incluso a pesar de los disparos de los barcos marine. En la mente de aquel agotado justiciero solo había un pensamiento, derrotar a la enemiga que le quedaba, la cual lentamente se levantó de entre la niebla con una cara propia de una momia.

La dentadura postiza de aquella mujer se había quedado en la nieve revelando unas encías negras adornadas por tres dientes afilados que, a juzgar por su aspecto, hacían de soporte para la ortopedia dental de aquella anciana.

La mirada de los dos combatientes chocaron, el odio entre ambos era más que palpable.

—Te mataré, te mataré y vengaré a mi nieto, la demás basura me da igual pero a ti te voy a arrancar todas partes de tu cuerpo y te arrojaré al mar después.— Gritó la anciana mientras tomó la porra nuevamente y avanzó lentamente hacia Galhard.

—Eso es mucha amenaza para alguien que tiene un pie en la tumba y otro en el geriátrico, momia. Voy a hacer que te arrepientas de lo que le has hecho a mis amigos.— Con una mirada llena de ira Galhard desenfundó su sable nuevamente, el aura alrededor de su cuerpo se había disipado y, aunque aún estaban hinchadas, sus venas estaban lentamente volviendo a su tamaño habitual, como si el cansancio estuviese ganando terreno en el cuerpo del marine.

—A ambos no nos queda mucho tiempo...— Dijo mientras miró como la ventisca iba perdiendo fuerza. —La diferencia es que a mi se me acabará la energía pero a ti los días de libertad como pirata.— Galhard posicionó la punta de su sable apuntando a la mujer y con su mano izquierda sacó una moneda de cinco berries de su abrigo.

Debía jugar bien sus últimas cartas o perdería contra aquella anciana, su cuerpo no podía volver a repetir todavía la técnica anterior, lo cual eliminaba que pudiese ganar en fuerza a aquella anciana y mucho menos tratar de cortar la porra de esa mujer en un choque de armas. Como era de esperar la anciana repitió su técnica de la onda de choque, obligando a Galhard a saltar en el último instante para evitar el golpe y en contra de lo que mucha gente suele pensar estar en el aire no te da ventaja.

La anciana preparó su sigiente ataque, adoptando la pose de un bateador empezó a cargar su siguiente movimiento mientras Galhard caía hacia ella, la patada usada anteriormente no serviría, era ahora o nunca. El marine disparó su moneda de cinco berries con la mano izquierda, haciendo que se rompiese en diez fragmentos, si bien la suerte no estuvo de su lado en cuanto al número de metralla que impactó contra la abuela si estuvo en cuanto al lugar donde impactaron, tres proyectiles dieron al blanco, uno de ellos en el ojo izquierdo de la mujer, un segundo en la mejilla y un tercero en el hombro derecho de la misma, rompiendo su posición de bateo y haciendo que la porra cayese en la espalda de la anciana.

—Se acabó... Eres mía— Con un rápido movimiento de su sable Galhard le propinó un corte en el torso a la anciana que cayó desplomada en la fría nieve, cubierta de la sangre de los que habían peleado allí.

Galhard suspiró, mientras hacía esfuerzos para mantenerse de pie juntó a sus compañeros heridos y se sentó a descansar junto a ellos.—Creo que he acabado... Solo falta que Blake acabe lo suyo e informarle sobre... Ese supuesto jefe.— El descanso de Galhard no duraría mucho pues el sonido de un disparo le hizo reaccionar, miró al frente, allí pudo ver a Campbell acompañado de un extraño hombre pálido y de cabello castaño corto. Vestía una elegante chaqueta de navegante.

El marine afinó su vista, Campbell había disparado en la cabeza a Faralda.

—Bien hecho Señor Henry Campbell, en esta alianza no necesitamos a personas débiles que no hayan logrado derrotar ni a un solo enemigo, lo siento por usted pero me temo que también deberá disparar a matar a Sir Buck y a Madame Beatrice, si no desea unirse a ellos y a esos marines... Claro está.— Dijo aquel extraño hombre, en un tono demasiado sosegado y educado pese a las horribles ordenes que había dado.
—Lamento que haya tenido que ver este espectáculo tan lamentable señor marine, más no tema... Me encargaré de que usted descanse debidamente en el otro mundo, tan solo le pediré que tenga la cortesía de aguantar vivo mientras le corto cada parte de su cuerpo ¿Tenemos un trato de caballeros? Me ha hecho la vida difícil, debo recompensarle de alguna manera... Habló mientras su mano se volvió algo similar a una guadaña y Campbell disparó a Buck en la cabeza con los ojos vidriosos y siendo incapaz de mirarle a la cara en sus últimos momentos.

La cansada mente de Galhard no podía acabar de asimilar lo ocurrido, primero ¿Como demonios había sobrevivido Campbell entero al impacto de su técnica? Segundo ¿Que demonios estaban haciendo esos desgraciados matando a sus compañeros? Y tercero ¿Que diablos de habilidad es la de ese tío extraño?
Galhard
Mensajes :
406

Fecha de inscripción :
04/09/2015


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm91/150[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (91/150)
Experiencia:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm142750/1000000[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (142750/1000000)
Berries: 321.810.050
Ver perfil de usuario

Vicealmirante
Galhard

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Ashlyn Blake el Vie 25 Sep 2020 - 21:11

Quedaba solamente un barco por limpiar por decirlo de alguna manera, después llamaría al vicealmirante por que había pasado el tiempo suficiente como para que él también estuviera libre de faena o al menos eso esperaba ella. Aprovechando su forma completa nuevamente entro en el barco, en esta ocasión había mucho más hombres de lo que esperaba, realmente iba a ser difícil. Parecía ser el barco del cabecilla de aquellas bandas o al menos eso es lo que creía Ash, pero no tenía tiempo que perder así que se puso manos a la obra. En esta ocasión aprovecharía la nieve que había caído durante su ventisca para hacer limpieza.

Aprovechando su capacidad de manipular la nieve comenzó a crear bolas bastante grandes que iba lanzando contra los piratas convirtiendo las bolas en una especie de avalancha selectiva que iba limpiando la cubierta con bastante maestría y rapidez. Desde luego daba gusto ver como la nieve limpiaba todo a su alrededor. La cazadora aún así estaba comenzando a cansarse, se había encargado de hacer una limpieza de cuatro barcos y la verdad no es que fueran barcos pequeños ni con poca tripulación, pero al menos eran todos bastante inútiles exceptuando los segundos al mando que habían demostrado ser un problema.

Siguió moviendo la nieve de un lado a otro buscando limpiar cuanto antes la cubierta. No contaba con que aparecieran no uno, si no dos, en esta ocasión parecían ser mellizos. Una mujer y un joven rubios como las candelas con los ojos verdes y que la miraban con una sonrisa que le hizo sentir un terrible escalofrío a nuestra cazadora. Gruño nuevamente mientras los miraba, ¿realmente no se acababa esa gente o que? Parecía que salían de debajo de las piedras como si fueran jodidas setas y Ash estaba empezando a cansarse de tener que lidiar con aquella gente, la próxima vez, si pillaba una misión de estas pensaba traerse a Velkan o a John.

Pensar que ella siempre había preferido trabajar sola y ahora añoraba la ayuda de alguien — venga muchachitos, vamos a bailar, enseñarle a mama lo que sabéis hacer — se preparo,estaba lista para empezar el rodeo y justo cuando uno de ellos salto sobre ella saco la escopeta para golpear con la culata en su cara mientras cargaba con una bolita de nieve y disparaba al otro. Un movimiento osado y arriesgado pero era lo que tocaba cuando era un dos contra una. Esperaba que las cosas salieran bien, no tenía ganas de acabar echa puré de cazadora en aquel dichoso barco. Además, si conseguía negociar con la marina la recompensa quería llevarse al menos el doble de lo que querían pagarle, como mínimo.
Ashlyn Blake
Mensajes :
212

Fecha de inscripción :
11/03/2020


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm57/150[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (57/150)
Experiencia:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm61150/1000000[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (61150/1000000)
Berries: 172.000.000
Ver perfil de usuario

Cazador famoso
Ashlyn Blake

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Ashlyn Blake el Vie 25 Sep 2020 - 21:19

Parecía que sus balas no habían surtido efecto o que habían traspasado su cuerpo como si nada. Vale, eso si que podía resultar un verdadero problema ahora que lo estaba viendo venir. Volvió a colocarse en posición, no le gustaba pelear a corta distancia demasiado, no apuntaba del todo bien con sus pistolas aunque pudiera sonar extraño, ella tenía más maña de lejos. Pero por suerte sus piernas eran poderosas y tenía una fuerza lo bastante descomunal como para partir algún hueso de una sola ostia. Espero a que ellos atacaran pero lo que vio salir del cuerpo de uno de ellos la dejo atónita.

¿Eso era hueso? Tal vez aquel tipo era un usuario de fruta y tenía la capacidad de manipular sus huesos, genial, ahora solo tenía más y más problemas, pero no iba a dejarse vencer tan fácilmente. Le lanzo una ráfaga de falanges que la obligaron a rodar por el suelo para no acabar agujereada por huesos. Realmente la sorprendía la cantidad de cosas que había en el mundo y las posibilidades de poderes que podían otorgarte las dichosas akumas del demonio. Si salía viva de esa, iba a darles una lección que no iban a olvidar jamás de los jamases.

Primero tendría que deshacerse del hermano que tenía la akuma, después solo tendría que darle una paliza al otro y con eso terminaría aquella dichosa pelea. Pedir el doble ya no le parecía suficiente, aquellos tipos le estaban dando muchos más problemas de los que en un principio pensó que le darían. Un nuevo disparo por parte de la albina fue lo que los puso en el alerta cuando quisieron lanzarse contra ella, había dejado la escopeta en el suelo y había sacado sus dos pistolas gemelas para empezar a disparar a ambos al mismo tiempo.

— Terminemos con esto de una buena vez — estaba preparada para lo que fuera, quisieron hacerla un sándwich colocándose uno a cada lado de la chica para atacar a la vez. Pero la cazadora esquivo provocando que el hermano de la akuma clavara sus huesos en el cuerpo de su hermana que chillo bastante dolorida y cayó al suelo sin poder moverse más. Parecía que le había atravesado los dos brazos y las dos piernas al mismo tiempo y eso podría resultar realmente doloroso. La miro furioso, por supuesto le echaba la culpa de lo sucedido con su hermana, pero ya quedaba poco para terminar, aunque ahora tal vez se complicara un poco más el asunto si estaba tan cabreado.
Ashlyn Blake
Mensajes :
212

Fecha de inscripción :
11/03/2020


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm57/150[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (57/150)
Experiencia:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm61150/1000000[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (61150/1000000)
Berries: 172.000.000
Ver perfil de usuario

Cazador famoso
Ashlyn Blake

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Galhard el Vie 25 Sep 2020 - 21:46

-Odio mi vida- Murmuró Galhard mientras reunió fuerzas para levantarse nuevamente.

La ira que sentía al ver a Campbell matando a sus aliados le llenaba de energía nuevamente pero no podía culparle, aquel hombre tenía un aura poco común, para colmo era un usuario de fruta.

—¿Sabe? La nieve nunca fue de mi agrado, siempre me he sentido más acomodado en climas cálidos... Mucho me temo que ellos han dado por sentado que la ventisca era culpa de algún ardid vuestro ¿Me equivoco? Lejos de serlo...— El hombre contorsionó su cuello de una forma inhumana mientras examinaba al marine que se puso en posición de batalla. — Si bien poseéis una notable resistencia al frío la coloración de su piel y los pelos que posee como escarpias delatan que no entra en su naturaleza el provocar tal efecto climático... Mis disculpas por la carencia de ingenio de mis anteriores socios, hay que añadir que sea quien sea la persona que ha provocado tal debacle de frío me ha enfurecido más que usted señor marine, temo que los barcos que han dejado de disparar y que ahora...— El hombre giró su cabeza 180 grados mirando hacia las embarcaciones —Están siendo incautados por sus hombres ha sido fruto de el trabajo de esa persona sí... ¿Sería tan amable de darme sus datos? Antes de enviarla al infierno junto a usted... Desearía darle un saludo apropiado llamando al culpable por su nombre, a cambio... para que vea que soy todo un hombre de honor... Intentaré que los cortes le desangren lo más rápido posible...— La mezcla de movimientos inhumanos, la crueldad de sus palabras y el tono tan calmado de aquel hombre horrorizarían a cualquiera pero aquello solo hacía que la rabia de Galhard creciese por momentos.

Campbell se detuvo delante de lo que quedaba de su abuela, sorprendido por que el corte que el marine le había causado no había tocado ningún punto vital, aunque el hecho de haberla dejado tuerta no le acaba de calmar del todo.

—¿Sir Henry? ¿Que se le ha encasquillado su preciado juguete? Espero que no me haga eliminarle antes de degollar a nuestro invitado... Sabe usted que como buen anfitrión no hay cosa que odie más que hacer esperar a nuestros huéspedes— El hombre alzó la voz mientras su cuerpo se transformaba en una horrible mantis gigante.

—Lo siento Jasper... Pero tu tiranía acaba aquí... Hemos sido derrotados— Dijo Campbell haciendo girar el circulo de cargadores de su revólver y apuntando a la mantis.

— Oh... Por favor pequeño Henry, claro que habéis sido derrotados, más no yo, huiré dejando vuestros cadáveres atrás... Esa falta de educación que has mostrado no se quedará impune, desde ahora te considero un traidor... Reza lo que sepas patán, el marine moribundo puede— Jasper calló, mientras contorsionó nuevamente su cabeza para observar como uno de sus brazos donde tenía una guadaña había sido cercenado por Galhard que había aprovechado la distracción creada por Campbell para atacarlo.

—¡Esto es por Faralda!— Gritó Galhard, imitando la estrategia de aquella pirata, mientras el brazo de Jasper caía al suelo y volvía a su forma humana. ¿Lo más inquietante? Que el maldito monstruo no soltó ni un grito de dolor. —Dispara si quieres vivir Campbell—

Campell vació uno de sus cargadores en el torso del insecto sin que este propiciase ni un solo quejido.

—Oh... Vamos... Yo que pensaba que eráis unos caballeros... Sin retroceder por el dolor Jasper golpeó con la guadaña restante el cuerpo de Galhard y dejando al marine en un charco de sangre. —Siiir Caampbeeell... Eres el siiiguiientee— Aquellas palabras helaron al pistolero que no pudo reaccionar mientras Jasper corría para embestirle.


Galhard
Mensajes :
406

Fecha de inscripción :
04/09/2015


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm91/150[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (91/150)
Experiencia:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm142750/1000000[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (142750/1000000)
Berries: 321.810.050
Ver perfil de usuario

Vicealmirante
Galhard

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Ashlyn Blake el Vie 25 Sep 2020 - 21:56

El tipo parecía no querer darle cuartelillo a la vaquera, no dejaba de lanzar sus falanges como si fueran flechas o disparos mejor dicho, iban a una velocidad endemoniada como para ser una simple flecha. Estaba empezando a cabrearse y con heridas varias por el cuerpo decidió que era hora de acabar con tanta pantomima. Se acerco a la hermana del chiquillo y la tomo en brazos colocandola ante ella como escudo. Si, podría ser un movimiento muy sucio, pero a situaciones desesperadas soluciones desesperadas. Ash sonrió de medio lado al ver que el tipo dejaba de atacar y le gritaba que le devolviera a su hermana.

La cazadora negó con la cabeza con cierta malicia y entonces comenzó a absorber el calor de su cuerpo para curar sus heridas. La joven no tardo en quejarse del frío que empezaba a sentir, si seguía así seguramente terminase muriendo por una hipotermía. El chico no dudo un momento en tirarse al suelo de rodillas y suplicar que la dejara ir, que no le hiciera daño. Ash le dijo que si quería que la liberase solo tenía que hacer una cosa y era ponerse unas bonitas esposas y dejarse de tonterías. Sabía que lo único que podía joder a la gente con akuma era el kairoseki y ella no tenía pero sin dejar a la moribunda chiquilla llamo para que uno de los chicos de Galhar se acercase con una de las esposas de kairoseki del barco y de paso se hiciera cargo del barco.

De esa manera termino de limpiar los cuatro barcos que se iban a llevar y tras dar un largo suspiro recibió la noticia de que no sabían nada del vicealmirante, genial, esperaba que no hubiese muerto por que si lo había hecho se iba toda la operación a la mierda. Le indicaron el ultimo punto donde le vieron y entones la chica puso rumbo hacía el lugar escuchando los gritos y el fervor de la batalla. Decidió ocultarse en un lugar donde pudiera verlo todo a una distancia prudente y entonces preparo su revolver. Allí estaba Galhard con sus chicos, parecía que la batalla había sido realmente cruenta y que estaban en aprietos.

No tenía un tiro limpio y no quería hacerle daño a su compañero, chasqueo la lengua disgustada pensando en que podría hacer para solucionar aquel problema. Hizo que su voz nuevamente resonara por el lugar, esperaba que Galhard se diera cuenta de que era ella y que volviera al otro lo bastante confuso como para poder asestarle un buen golpe — vaya vaya, mirad que ratitas tenemos dentro de mi ventisca ¿quien quiere ser mi próxima victima? — aquella voz sonó como una suave melodía un canturreo de lo más entretenido, si se apartaba lo suficiente podría pegarle un tiro entre las cejas aunque tampoco buscaba matarlo, no era su estilo.
Ashlyn Blake
Mensajes :
212

Fecha de inscripción :
11/03/2020


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm57/150[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (57/150)
Experiencia:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm61150/1000000[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (61150/1000000)
Berries: 172.000.000
Ver perfil de usuario

Cazador famoso
Ashlyn Blake

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Galhard el Vie 25 Sep 2020 - 22:17

Un incomodo ruido agudo se escuchaba en los oídos de Galhard, todo el dolor que no sentía por la adrenalina vino de golpe por el resultado de que su cuerpo agotase el efecto de su ámbito. Sentía mucho frío, un frío que solo se veía interrumpido por el calor que sentía por la sangre que brotaba en su abdomen, aquella bestia o mejor dicho insecto había atravesado su piel, si bien gracias al haki que le quedaba la herida no había sido fatal si había sido un corte profundo.

Cuando estaba por rendirse ante ese frío una extraña voz, algo familiar, resonó en sus oídos, dispersando aquel punzante ruido.

"Blake... La caballería a llegado, espero que esté en mejor estado que yo." Pensó el cadete mientras hizo acopio de las últimas fuerzas que le quedaban. Sabía que tenía que ganar tiempo y despejar la zona, tomando su sable lanzó una onda cortante al Jasper que reaccionando rápidamente la bloqueó con su brazo aún intacto mientras Campbell seguía congelado, al ver la peligrosidad de Galhard aún herido Jasper decidió tomar distancia para pensar en su siguiente ataque.

—Mira que llega a ser usted un reverendo dolor de cabeza señor marine... ¿Fue la misma persona que le enseñó a vestirse quien le enseñó modales? Cualquier recurso de último momento no le salvará y esa extraña voz femenina... Se unirá a usted en cuanto os asesine, al menos no estaréis solo Sir... ¿Intentalotodo? — Dijo tratando de mantener su templanza con la falta de sentimiento en sus palabras y su desconcertante cortesía.

—Mis últimos... Disparos, es lo que me queda— Dijo con una voz ahogada el marine mientras su cuerpo se inflaba nuevamente y a juzgar por su expresión aquello le dolía como una pesadilla.

Es hora de darlo todo 2:
El resultado del dado fue lesión, por lo que el golpe se efectúa pero el brazo de Galhard sufrirá una lesión a imponer por el corrector de la misión durante un tiempo prudencial onrol y en lo que dure el tema Galhard no podrá usar su brazo derecho

Galhard lanzó con rapidez dos ondas cortantes hacia Jasper, logrando romper la guardia de su enemigo pero acto seguido gritó de dolor, soltando su sable y siendo incapaz de mover su brazo derecho. Estaba vendido si no remataban a aquella bestia.

Esperaba que aquello diese a Blake o a Campbell si volvía en sí la oportunidad de actuar.

"Confío en vosotros... Rápido" Pensó el marine mientras se retorcía de dolor.
Galhard
Mensajes :
406

Fecha de inscripción :
04/09/2015


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm91/150[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (91/150)
Experiencia:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm142750/1000000[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (142750/1000000)
Berries: 321.810.050
Ver perfil de usuario

Vicealmirante
Galhard

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Ashlyn Blake el Vie 25 Sep 2020 - 22:27

Parecía que Galhard estaba realmente en mala forma, pero tenía que ayudarlo no podía dejar que el marine cayera ahora después de todo lo que habían luchado por sacar adelante aquella maldita misión. El vicealmirante logró que la guardia de su enemigo fallase aprovechando también la confusión causada por la voz de la joven albina. Por su parte Ash no dudo un solo momento y con su fiel revólver con su mira de francotirador puesta disparo tres veces, dos en sus piernas y una en el único brazo que le quedaba. Evitaría así que pudiera seguir moviéndose y aunque parecía que aún quería arrastrarse para huir la vaquera corrió hasta donde estaba para propinarle un golpe lo bastante fuerte como para dejarlo inconsciente con la culada del arma.

En ese mismo instante detuvo la ventisca, las nubes se fueron y no tardo en reinar nuevamente el sol que se encargaría de descongelar lo que la nieve había cubierto y el frío había convertido en hielo. Suspiro un poco aliviada al ver que al menos Galhard no había muerto aunque estaba en un estado lamentable. Llamo rápidamente a los muchachos del marine para que fueran a echarle una mano. Entre todos consiguieron recoger a los valientes que habían estado luchado en aquella batalla y también a los enemigos caídos. No sabía cuantos serían o cuanto costaría sus cabezas, pero pensaba pedir una recompensa mayor.

¿Cincuenta millones por todo eso? No me jodas, era pura calderilla. Cuando llegaron al barco recibieron una llamada para el vicealmirante, no sabía si estaba en disposición de contestar pero aún así le llevo el caracolito en persona para que pudiera hablar y de paso para ella exigir una recompensa mayor — oye, creo que nos merecemos un poquito más que solo cincuenta millones, esto a sido una autentica locura — bufo ligeramente mientras se escuchaba al señor de la otra línea remolonear un poco mientras lo pensaba. Ash odiaba esperar, pero esta vez le dejaría meditarlo, mientras se aseguro de que el chico no estuviera demasiado malherido teniendo en cuenta todo lo ocurrido.

Por suerte parecía que su barco estaba bien provisto y fue a ayudar a encadenar los barcos enemigos a la flota marine para poner rumbo de vuelta. Les quedaba un viaje más o menos largo dependiendo del lugar al que fueran ahora, pero bueno, eso no importaba demasiado, les vendría bien descansar pues tenían que hacer muchas guardias para vigilar que aquellos desgraciados que habían capturado, los barcos y todo lo que contenían llegaran de una sola pieza. Había sido una misión realmente movidita, pero al menos habían terminado y Ash buscaría darse unos días de vacaciones, se los merecía después de tanto ajetreo.
Ashlyn Blake
Mensajes :
212

Fecha de inscripción :
11/03/2020


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm57/150[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (57/150)
Experiencia:
[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 3qaWnZm61150/1000000[Misión Legendaria - Nuevo mundo] El aquelarre de las flotas 9h2PZk8  (61150/1000000)
Berries: 172.000.000
Ver perfil de usuario

Cazador famoso
Ashlyn Blake

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.