Cuenta Atrás

El skin, las tablillas y el diseño del foro pertenecen exclusivamente al staff del mismo, fue creado por Brianna Byrne y agradecemos a Yuu por su ayuda a la hora de editar algunas de las imágenes como son la portada, avatares de nuevos usuarios y la imagen de las estadísticas para integrarlas en el foro. Dichas imágenes no nos pertenecen, por lo que damos sus créditos a sus respectivos creadores, Sakimichan, Wlop y algunos otros cuyos nombres no conocemos.

Rogamos encarecidamente que no copien nuestro contenido, es más divertido cuando cada uno crea lo que quiere con sus propios medios.
CRÉDITOS
Tan flipao que pelea el covid a puñetazos
Salvador de yayos, siempre tan importante para nosotros, siempre tan dispuesto para ellos
El pobre lo intentó, pero no le dejaron, aún era pronto para él
GRACIAS POR TODO
ULTIMOS TEMAS
¿Sabías que?
NUESTRO STAFF
Mr. Nat - Admin
Lysbeth - Admin
Therax - Admin
Brianna - Mod
Lance - Mod
Deathstroke - Mod
Arthur - Mod
William - Mod
Kusanagi - Mod
SI NECESITAS AYUDA, CONTACTANOS
AWARDS

La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Iulio el Vie 21 Ago 2020 - 19:31

Aquella misión no me hubiera sido designada en cualquier otra situación, pero lo cierto era que allí me encontraba. No tenía subordinado alguno cerca al que tirarle encima la responsabilidad ni nadie a quien quejarme. Por no tener no tenía ni mi capa de oficial. Simplemente me habían permitido llevar la túnica, y no la que había sido modificada para aseverar mi pertenencia a la Marina, sino la que el padre Vurlve me había regalado tanto tiempo atrás. A decir verdad lo prefería; era mucho más cómoda.

El asunto que me llevaba allí versaba sobre el tráfico de drogas. Algo bastante simple, pero la dificultad de la misión no residía en el qué, sino en el quién. La Revolución, si las informaciones de las que disponíamos no eran erróneas, era la autoridad en aquel lugar. Aquello elevaba la complejidad de la cuestión a un nivel mucho mayor, y era por ello que en aquella ocasión, según me habían informado, actuaría junto a un agente del Cipher Pol. Mi labor era encargarme del asunto de las drogas, mientras que el de mi compañero sería indagar con respecto a la Revolución. Ningún problema, ¿no?

Para llegar hasta allí la Marina había puesto a mi disposición un barco pesquero capitaneado por Wilfredo, quien, además, era el único tripulante. Por algún motivo que desconocía disfrutaba dándose las órdenes a sí mismo como si del más malhablado pirata se tratase para, tras acudir al lugar donde debía dirigirse, responder como un indefenso y tartamudo grumete. Al principio había resultado bastante desconcertante, pero había terminado por acostumbrarme a Wilfredo el Joven y Wilfredo el Viejo.

Al poner un tierra firme me llamó la atención la inmensidad del lugar, como si allí sólo hubiese viviendas que adquirían la naturaleza de granjas. Mirase donde mirase, un embriagador aroma nacía de los cigarrillos liados de los transeúntes. Marihuana. Y de la buena. En todas y cada una de las casas se podía distinguir un jardín de variables dimensiones en el que la dichosa plantita crecía. Todo el mundo se dedicaba a ello a fin de cuentas, o eso me habían dicho. ¿Cuántas toneladas produciría aquella gente en un año? No quería ni pensarlo, aunque tampoco era el momento para hacerlo.

Una plaza no muy lejana al puerto era el punto de encuentro, así que me dirigí hacia allí y me senté en los veladores de una cafetería a esperar que llegase el momento. Pedí un té rojo, el cual vino acompañado de un voluminoso cuenco repleto de pistachos y dos... bueno, porros. Se veía que en la isla eran tan comunes como el mismísimo pan. Me gustaba una parte, pero la otra no tanto. Fuera como fuese, por el momento sólo debía aguardar.
Iulio
Mensajes :
417

Fecha de inscripción :
31/08/2017


Hoja de personaje
Nivel:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm91/150La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (91/150)
Experiencia:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm163425/1000000La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (163425/1000000)
Berries: 56.357.000
Ver perfil de usuario https://www.onepiece-definitiverol.com/t22241-cornelius-d-iulio-

Contraalmirante
Iulio

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Ellie el Lun 31 Ago 2020 - 1:47

La mink odiaba llegar tarde, y por eso estaba maldiciendo ante la diosa de la mala suerte. Justo al poner un pie sobre el Umi Ressha, uno de los ingenieros allí presentes negó con la cabeza.

-Lo siento señorita, pero tenemos aquí media hora más aún. Si nos disculpa, la avisaremos.

La agente salió de allí maldiciendo en todos los idiomas que sabía, y se dedicó a leer y releer el escueto informe del que disponía.

El asunto no era ni más ni menos que indagar en una isla donde el comercio con sustancias poco legales se estaba volviendo un problema. Para la misión habría dos perfiles. Un marine que se encargaría de la droga, y una agente gubernamental que indagaría sobre todo lo referente a la revolución. Desde quiénes eran los encargados, pasando por cómo obtenían la mercancía y cómo la distribuían.

Pasaron unos minutos más hasta que el ingeniero bajó sudando y con las manos negras, hizo varios gestos que la loba entendió como un hemos acabado, ya puedes montar. Y no se equivocaba.

Ellie se montó con toda la energía que parecía haber perdido y el vagón empezó a moverse a los pocos segundos. ¿Acaso iba ella sola? Tenía pinta, sí. Que fuera un viaje de una sola escala no le venía nada mal. Al fin y al cabo más escalas sería más tiempo de retraso.

Visiblemente excitada, la joven agente chocó sus patas y empezó a pensar en cómo llevar a cabo su parte de la misión. Era cierto que Ellie era de las pocas agentes que conocía a las que le gustaba colaborar con la marina. Muchos de los compañeros de su cuerpo los veían como un órgano menor dedicado a poco más que peleas de transeúntes. Nada más lejos de la realidad para la loba, que los veía como otra noble institución cuyos fines eran claramente distintos. Y es que ahí erradicaba el error de la gente que pensaba aquello. No se pueden comparar dos instituciones distintas por el mero hecho de hacer cosas relativamente parecidas.

En cualquier caso, su vagón se detuvo y Ellie bajó, pisando con firmeza aquel lugar. Había elegido un traje estándar para aquella ocasión, y lo había acompañado de unos zapatos planos y un sombrero poco llamativo. Caminó por el lugar hasta llegar a una taberna en la que, si su vista no la engalana, se encontraba alguien bastante parecido a Iulio. O al menos a su foto de expediente.

A la mink le había llamado la atención el olor a marihuana de aquella isla. Desde que se había bajado le había costado más identificar a alguien que no estuviera fumando que alguien que sí. En cualquier caso se sentó en una de las sillas libres y se presentó ante el que iba a ser su compañero de misión.

-Hola, soy Ellie, encantada. Me parece que usted es Iulio, ¿verdad? Cuando quiera hablamos de cómo proceder.

A la agente no le gustaba imponer, y mucho menos con alguien al que ni siquiera conocía, así que se limitó a esperar una respuesta e intentar llegar a algún acuerdo en caso de no estar muy alineados. De cualquier manera, si llegaba el camarero pediría una botella de agua.
Ellie
Mensajes :
308

Fecha de inscripción :
12/04/2018


Hoja de personaje
Nivel:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm73/150La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (73/150)
Experiencia:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm117938/790000La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (117938/790000)
Berries: 41.229.000
Ver perfil de usuario

Agente de Neutralización
Ellie

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Iulio el Mar 1 Sep 2020 - 12:59

¿Una mink? Me esperaba casi cualquier cosa menos que el Cipher Pol hubiese enviado a una mink a cumplir con la misión. Más que nada porque me resultaba extraño que individuos como ella formasen parte de una rama del Gobierno Mundial tan... exclusiva. Cuando llegó apenas me quedaban un par de sorbos del té que había pedido. Los porros, por supuesto, seguían donde el camareros los había dejado. Más de un transeúnte se había parado un momento a verme, pues debía resultarles extraño que alguien allí no consumiese.

―Sí, porque dudo mucho que quieras encargarte de todo mientras yo disfruto del sol, ¿verdad? ―bromeé, aunque lo cierto era que había una verdad muy cierta oculta tras mis palabras―. Llevo un rato aquí sentado y es la primera vez que me encuentro con una situación así. Aquí todo el mundo cultiva y fuma, así que hay tantos puntos por donde empezar que no tengo demasiado claro por dónde debería hacerlo. Ni que decir tiene que ni rastro de la Revolución, por supuesto ―añadí en voz baja―. Yo creo que podríamos esperar un poco a que la gente se disipe para hacer el primer movimiento. Acabo de pedir otro té. ¿Quieres pedir algo?

Tras unos pocos minutos presentaron ante mí la bebida, que tomé entre mis manos para disfrutar del calor que tan poco tiempo tardaba en desaparecer. El sol comenzaba a caer y el tráfico de personas era algo menor, pero tal vez fuese adecuado esperar un poco más para pagar e irnos de allí. Di un primer sorbo tras apurar lo poco que quedaba del primer té antes de volver a dirigirme a la mink.

―¿Y cómo es que alguien como tú es parte de la agencia? Tengo entendido que sois muy pocos y el organismo al que perteneces es muy suyo, al menos eso me han dado a entender todos los compañeros tuyos con los que me he cruzado.

Sentía una inmensa curiosidad, pues no concebía qué clase de cúmulo de coincidencias debían haberse manifestado a la vez para que una loba vistiese de traje y se dedicase a apresar revolucionarios.
Iulio
Mensajes :
417

Fecha de inscripción :
31/08/2017


Hoja de personaje
Nivel:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm91/150La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (91/150)
Experiencia:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm163425/1000000La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (163425/1000000)
Berries: 56.357.000
Ver perfil de usuario https://www.onepiece-definitiverol.com/t22241-cornelius-d-iulio-

Contraalmirante
Iulio

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Ellie el Miér 2 Sep 2020 - 2:51

La mink tomó asiento y asintió ante la pregunta de Iulio. Había sido un viaje movidito y no le vendría mal tomar algo y charlar. Aunque pensó en cambiar de idea, terminó pidiendo una botella de agua. Sorprendentemente la botella fue acompañada por dos cigarros de marihuana. Hasta el agua.

-Por alguien como yo te refieres a una mink, ¿verdad? -preguntó a la par que desenroscaba el tapón de la botella de agua- Pues es una historia larga, pero te la contaré. Como la gran mayoría de minks, soy natural de Zou. Allí tenemos una guardia propia que vela por la seguridad de todos los viandantes. Una especie de marina propia. Mucho más rudimentaria, con menos efectivos y seguramente menos eficiente, pero es lo que tenemos -finalizó dando un sorbo al agua, que estaba bastante fresquita-. Un día realizamos una incursión en una isla cercana, me perdí y acabé deambulando sola. Allí obtuve mi poder, y allí me encontraron meses después unos agentes. Había conseguido sobrevivir en una isla llena de bestias, y empecé a coleccionar sus cadáveres. Cuando los agentes vieron de lo que había sido capaz, me ofrecieron unas entrevistas y, pese a mi condición -comentó a la par que clavaba sus ojos en Iulio-, me ofrecieron un puesto. Y aquí estoy.

Lo cierto era que la mink tenía un problema a la hora de contar su vida, y es que lo hacía con cualquiera y siendo totalmente sincera. Quizá perteneciendo a la organización que pertenecía, tuviera que cambiar ese punto en un futuro.

Cuando hubo terminado bebió con algo más de efusividad de la botella y observó a Iulio a la par que pensaba en su próxima pregunta.

-Verás, no soy muy amiga de estas cosas -comentó bajando el tono a la par que señalaba uno de los dos cigarrillos-, pero creo que no estaría de más mandar alguna muestra a nuestros laboratorios para ver si es pura, qué lleva y si han encontrado algo con unas proporciones similares en algún sitio. Quizá nos dé alguna pista.

La verdad es que las muestras de laboratorio se tiraban lo suyo. Tenían que ser muy minuciosos con la manera de analizarlas, y además debían rellenar mucho papeleo, tanto que a la joven agente se le antojaba infinito. Pero al fin y al cabo no era su trabajo, así que nunca había intentado saber qué era lo que rellenaban ni por qué.

-Bueno, creo que aún nos queda un poco. Cuéntame algo de ti. ¿Cómo llegaste tú a la marina? ¿Y por qué la marina?
Ellie
Mensajes :
308

Fecha de inscripción :
12/04/2018


Hoja de personaje
Nivel:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm73/150La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (73/150)
Experiencia:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm117938/790000La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (117938/790000)
Berries: 41.229.000
Ver perfil de usuario

Agente de Neutralización
Ellie

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Iulio el Miér 2 Sep 2020 - 22:14

La suya era una historia fascinante, de eso no cabía duda. Me había visto obligado a hacer como el que ignoraba un par de miradas furtivas que me había lanzado. Entendía que pudiese interpretar mi curiosidad hacia ella como una muestra de racismo encubierto, como si estimase que, por asemejarse a un animal como lo hacía y no ser alguien como yo, no mereciese formar parte del Cipher Pol. Nada más lejos de la realidad, pero lo cierto era que pensamientos como ése sólo podían diluirse con algo de confianza. En cuanto me conociese algo mejor descartaría ese tipo de ideas por mi parte. Por otro lado, había hablado de su poder. ¿A qué de se refería con eso?

Tal vez le hubiese preguntado al respecto si Ellie se hubiese quedado callada al finalizar su historia, pero no lo hizo. Siguió hablando para preguntarme acerca de la mía. Era un trato justo a fin de cuentas; si ella me contaba su vida lo más correcto era que yo le contase la mía.

―Pues me crié completamente apartado del mundo junto a mis padres y mis dos hermanos. Mis padres pensaban que el mundo era un lugar demasiado feo y cruel, y que criar a sus hijos al margen de éste les haría más bien que mal. No me preguntes por qué pensaron eso, porque yo tampoco lo entiendo, pero el hecho es que así fue. Murieron de causas naturales hace ya... ¿dos años? Sí, dos años. Mi hermano mayor, Ruffo, fue el primero en marcharse junto a unos mercaderes que llegaron a nuestro hogar por simple curiosidad. Tyrano y yo tardamos algo de tiempo en darnos cuenta de que debíamos abandonar el nido o nos marchitaríamos en él. El problema fue que nuestro barco naufragó y... bueno, no he vuelto a saber nada de él. Ni de él ni de Ruffo, la verdad. ―Hice una pausa para un sorbo al té, que comenzaba a enfriarse―. El Monkey D. Garp, un barco de instrucción de la Marina en el Paraíso, me recogió y estuve con ellos un tiempo, pero no fue en ese momento cuando me alisté. Me dejaron en una pequeña isla y allí conocí al padre Vurlve, con el que estuve algo menos de un año, pero un día llegaron unos piratas en busca de algo que en teoría escondía el padre. Él murió y la Marina, los mismos que me habían recogido, salvaron mi vida. Allí fue donde yo obtuve mi poder y me dieron mi primer uniforme.

Terminé con una sonrisa un tanto amarga, pues no me gustaba demasiado admitir en voz alta que tenía dos hermanos de los cuales no tenía noticias. Lo más probable y lógico era pensar que hubiesen muerto, pero me negaba a hacerlo. Ruffo era demasiado tozudo como para irse así como así, mientras que Tyrano... Lo cierto era que no lo sabía, pero siempre había sentido una suerte de vínculo especial con mi hermano gemelo, y era precisamente ese vínculo el que me empujaba a creer que seguía con vida en algún lugar del mundo.

―Pues eso es todo. En mi caso llegué por un cúmulo de casualidades. Muchos lo llamarían destino, el padre Vurlve diría que fue un designio divino y el capitán Kensington que estaba llamado a vestir el uniforme. Yo no sé cómo llamarlo ni qué decir al respecto, pero el hecho es que aquí estoy ―Y susurré―: intentando desmantelar un comando de traficantes de droga que, según parece, conforman la población de una isla al completo... Al menos una buena parte de ella, eso está claro.

Por otro lado, cabía la posibilidad de que la mayoría de aquella gente cultivase para consumo propio, algo que, si bien no me agradaba en lo personal, resultaba mucho más tolerable y cívico. ¿Desde cuándo me importaba a mí el civismo? Ni idea, pero parecía que las enseñanzas y los capones del capitán habían calado más de lo que yo pensaba. Fuera como fuese, debía averiguar qué se estaba moviendo allí.
Iulio
Mensajes :
417

Fecha de inscripción :
31/08/2017


Hoja de personaje
Nivel:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm91/150La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (91/150)
Experiencia:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm163425/1000000La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (163425/1000000)
Berries: 56.357.000
Ver perfil de usuario https://www.onepiece-definitiverol.com/t22241-cornelius-d-iulio-

Contraalmirante
Iulio

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Ellie el Jue 3 Sep 2020 - 2:56

La mink escuchó con cautela cada palabra de Iulio. Y se sobresaltó ligeramente cuando pronunció un nombre. Ruffo. Intentó evitar que su sorpresa se notara mucho, aunque no era muy buena en ello. Continuó escuchando el resto de la historia, aunque ya lo hizo de una forma distinta, intentando enlazarlo todo para entender el pasado de Ruffo también.

Era cierto que nunca le había preguntado nada al humano sobre su pasado, pero sería muy extraño que se tratase de otro Ruffo. Vaya, así que su compañero y amigo tenía un hermano que también era potencialmente su amigo. Aquello sí que era una bonita historia, y no la que ella había contado. La misión pasaba a un segundo plano de la mink, y con una enorme sonrisa, se dirigió al marine.

-Ruffo es mi amigo -comentó, casi con más ilusión de la que podría tener Iulio hasta digerir sus palabras-. Te confirmo que sigue vivo, y es un crack en lo suyo -la mink torció un poco el rostro y dudó en sí debería seguir contando cosas-. Pero no sé si quieres saber más. Si lo deseas, podría incluso organizar un encuentro entre vosotros. No me costaría nada, de verdad.

La agente esperaría la respuesta de su compañero antes de mencionar nada más, y mientras tanto pensaría en un plan de actuación para llevar a cabo la misión. Quizá lo más sensato sería preguntar al camarero por sus proveedores, y si lo accediese a contarlo, actuar por una vía menos elegante. Puede que hacer eso en cada local cercano les diese un hilo del cual tirar. O quizá fuese una pérdida de tiempo, pero si no lo intentaban nunca lo sabrían.
Ellie
Mensajes :
308

Fecha de inscripción :
12/04/2018


Hoja de personaje
Nivel:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm73/150La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (73/150)
Experiencia:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm117938/790000La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (117938/790000)
Berries: 41.229.000
Ver perfil de usuario

Agente de Neutralización
Ellie

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Iulio el Vie 4 Sep 2020 - 23:13

Mis ojos se abrieron de par en par al escuchar las palabras de Ellie, aunque un matiz de suspicacia no tardó en inundarlos. ¿Ruffo en el Cipher Pol? Dudaba mucho que un zoquete como él tuviese cabida en una organización como el Cipher Pol, donde la discreción y el ingenio jugaban un papel clave. Por otro lado, ¿cuántas posibilidades había de que fuese otro Ruffo? No perdía nada por pedirle que organizase ese encuentro... Podía pedírselo.

―Disculpen, pero estamos a punto de cerrar ―dijo la voz del camarero, interrumpiendo por completo mis pensamientos al tiempo que dejaba la cuenta sobre la mesa.

¿A punto de cerrar? ¿Qué clase de bar o lo que fuese aquello cerraba con la puesta del sol? Habitualmente era a esa hora del día cuando las ciudades y pueblos cobraban vida, cuando quienes habían pasado toda la jornada trabajando aprovechaban para descansar y tomarse algo, conversar y, sencillamente, disfrutar.

―Oh, vale ―respondí y, de forma completamente involuntaria, lo que había comentado la mink acerca de mi hermano quedó relegado a un segundo plano―. ¿Cierran? ―pregunté a Ellie una vez el camarero se hubo ido, no dejando de echar un vistazo al resto de negocios que había en las cercanías. Ninguno parecía estar a punto de dar por finalizado el día. Más aún, la mayoría de ellos comenzaban a llenar sus terrazas precisamente en ese momento―. Tal vez deberíamos irnos a alguno de esos, uno que tenga buena visión de este lugar ―susurré.

Si la agente no veía ningún problema, procedería a pagar y elegir el bar más cercano. Por un momento me planteé escoger el local donde hubiese menos gente fumando, pero por desgracia ninguno de ellos se adaptaba a mi ilusa esperanza. Una humareda colosal se elevaba hacia el cada vez más oscurecido cielo, por lo que sencillamente escogí aquél con mejor visibilidad. En ése tuve que pedir algo que no fuese té con el único objetivo de no llamar la atención, ya que los primeros ebrios comenzaban a dar tumbos de un lugar a otro, presos de falsa euforia. Curiosamente, en los primeros cuarenta y cinco minutos en los que nos dedicamos de hablar de asuntos sin trascendencia alguna, ni el camarero que nos había atendido ni ningún compañero abandonaron el establecimiento. Sospechoso, ¿no?
Iulio
Mensajes :
417

Fecha de inscripción :
31/08/2017


Hoja de personaje
Nivel:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm91/150La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (91/150)
Experiencia:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm163425/1000000La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (163425/1000000)
Berries: 56.357.000
Ver perfil de usuario https://www.onepiece-definitiverol.com/t22241-cornelius-d-iulio-

Contraalmirante
Iulio

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Ellie el Lun 7 Sep 2020 - 2:39

Iulio se sorprendió cuando la loba contó lo que sabía sobre su supuesto hermano. Era complicado de digerir, seguro. La mink se puso en su pellejo por un momento y llegó a creer que había hecho mal contándole todo aquello sobre Ruffo. Pero después llegó el camarero y les echó amablemente con la excusa de que cerraban. Ellie se había dejado el reloj en su despacho, pero le bastó con echar un vistazo al cielo para darse cuenta de que era temprano.

-Es curioso que cierren tan pronto -comenzó susurrando mientras Iulio sacaba su cartera-. Ningún local cercano lo hace.

Y era cierto que el resto de locales parecían estar empezando a hacer caja en ese momento. Un gesto bastante extraño que tanto ella como Iulio no dejarían de cotejar.

La agente agradeció a su compañero que pagara e insistió en que la siguiente la pagaría ella. Caminaron unos metros y llegaron hasta un local que a Iulio le pareció una buena opción. La loba observó disimuladamente la zona y pronto se dió cuenta de por qué su compañero había elegido ese en concreto. Había optado por uno cuya situación les daba una visibilidad clara sobre el sospechoso negocio del que habían salido hacía unos minutos.

Ellie pidió un licor y continuó hablando con su compañero, aunque en aquella ocasión lo hicieron de cosas más banales, hasta tal punto que la agente se preguntó si el marine se encontraba incómodo con ella por el tema de su hermano.

De repente, un hombre llegó hasta el local sospechoso y se puso a hablar con el camarero. Pese a que Ellie puso la oreja, no fue capaz de captar la conversación que estaban teniendo. Se limitó a señalar disimuladamente para que Iulio viese aquello. Segundos más tarde el hombre entró en el local y cerraron la puerta. Entre tanto, un niño salió a colocar las mesas y apilarlas, para después pasar una cadena y unirla alrededor de las mesas, la cual terminó uniendo con un enorme candado. Hizo lo mismo con las sillas, y finalmente se volvió a meter dentro, dejando ver que había una segunda entrada en un lateral del local.

-Igual deberíamos indagar un poco más. Pero no se me ocurre una manera en la cual no llamemos la atención.
Ellie
Mensajes :
308

Fecha de inscripción :
12/04/2018


Hoja de personaje
Nivel:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm73/150La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (73/150)
Experiencia:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm117938/790000La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (117938/790000)
Berries: 41.229.000
Ver perfil de usuario

Agente de Neutralización
Ellie

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Iulio el Lun 7 Sep 2020 - 13:25

―A mí sí ―respondí, sonriendo tímidamente al tiempo que golpeaba en repetidas ocasiones uno de los bolsillos vacíos de mi túnica. Había optado por olvidar de forma intencionada mi cartera en el establecimiento y, curiosamente, ya no estaba donde la había dejado. El chico o el camarero debían haberla encontrado y, como haría cualquier persona con un mínimo de codicia, se la habían guardado. Ya teníamos una excusa para llamar a la puerta, pues cualquier persona que hubiese extraviado un objeto recorrería sus pasos en sentido inverso para encontrar lo perdido.

Esperé algunos minutos para dar tiempo al misterioso sujeto y a quienes se encontraban en el local para comenzar a tratar el asunto que hubiese llevado al primero hasta allí y, haciéndole un gesto con la cabeza a Ellie, me levanté de mi asiento. Rebasé la posición de las mesas y las sillas que habían sido apiladas y aseguradas con un candado y llamé a la puerta en tres ocasiones.

Se escuchaban algunos murmullos al otro lado, pero estos cesaron en cuanto mis nudillos golpearon la madera. Se pudieron percibir algunos pasos en el interior y, poco después, el camarero que nos había atendido abrió la puerta. Fueron apenas unos centímetros, lo justo para que sus ojos pudiesen divisar a quien esperaba al otro lado.

―¿Vosotros? ¿Qué queréis?

―Verás, es que he perdido la cartera. Ya he repasado todos los lugares en los que he estado hoy y sólo me queda éste. Es muy importante para mí, porque es un recuerdo familiar y... bueno, a mi madre no le haría mucha gracia que perdiese una de las pocas cosas que nos quedan de mi padre.

―Un momento ―respondió tras mirarme de arriba a abajo durante un par de segundos―. ¡Chico! ―exclamó al tiempo que desaparecía ante mis ojos.

Aproveché el momento de descuido para empujar suavemente la puerta e introducirme en el interior como cualquier civil despreocupado y caradura. De esos había a pares, por lo que no debía resultar una actitud excesivamente sospechosa. El hombre que había entrado en el lugar después de que cerrase sus puertas se encontraba sentado en una mesa, aunque el camarero no tardó en reclamar mi atención.

―¡Eh! ¿Quién te ha dicho que entres? ―me dijo al tiempo que daba dos decididos pasos en mi dirección, justo cuando el muchacho aparecía tras una puerta situada junto a la barra.

―Perdón, perdón. Creí que podría esperar dentro ―contesté, restando importancia a la intrusión―. Mi nombre es Iulio, encantado ―añadí para, a continuación, dirigirme al desconocido y tenderle la mano. Evidentemente, no respondió al gesto―. No sabía que este local se cerraba para hacer reuniones privadas. ¿O es usted el dueño?―inquirí con fingida inocencia.
Iulio
Mensajes :
417

Fecha de inscripción :
31/08/2017


Hoja de personaje
Nivel:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm91/150La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (91/150)
Experiencia:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm163425/1000000La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (163425/1000000)
Berries: 56.357.000
Ver perfil de usuario https://www.onepiece-definitiverol.com/t22241-cornelius-d-iulio-

Contraalmirante
Iulio

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Ellie el Mar 8 Sep 2020 - 2:13

Su compañero tuvo una idea, y la loba no pudo reprimir mover la cola de un lado a otro de manera bastante impulsiva. Tanto que se vió obligada a cogerla con una de las patas para no llamar más la atención.

Con una seña hacia el camarero, Ellie pidió la cuenta. Sacó su cartera y pagó, dejando una pequeña propina. Cuando se levantaron, su compañero fue directo al local sospechoso, que en ese momento no era guardado por nada ni nadie. Entonces, la agente vió las intenciones del marine, que golpeó con fuerza la puerta, esperando que alguien saliese en su llamada.

Era el momento de la mink, que salió en dirección a la puerta secundaria, allí donde se había metido el niño que había encadenado todos los bienes de la terraza del local. Pero la puerta, como era evidente, estaba cerrada. Sin embargo, una ventana de baja altura se encontraba semiabierta.

Con una mirada disimulada, Ellie observó la zona en busca de ojos indiscretos. Lo cierto es que no vió ninguno, pero quizá era fruto de nerviosismo. Echó un segundo vistazo y abrió lentamente la ventana hasta dejar un hueco por el que entrase. Esperó al momento perfecto para entrar, y ese momento fué cuando Iulio se tomó más confianza de la cuenta, entrando y llamando la atención de aquél que le había recibido y de todos los demás, que bramaron en contra del marine.

La agente se introdujo en el edificio a través de la ventana y caminó con el mayor sigilo posible hasta unos estantes propios de un almacén, donde se escondió y observó todo lo que ocurría. Las sombras y penumbra del lugar ayudaban a que la pequeña Ellie no fuera descubierta. Desde su posición empezó a contar a todos los allí presentes. Cinco en la mesa redonda, dos camareros, el tipo que está tratando con Iulio, y… ¿qué? Cerca de la mesa, semi-oculto entre dos muebles había un hombre amordazado sangrando. ¿Lo estaría viendo Iulio?

La agente esperó desde su posición a que fuese el momento perfecto. Quizá Iulio tenía un plan y obtuviese más información. Pero si estaba decidido a irse, haría ruido tirando alguno de los botes de cristal que tenía en los estantes y se escondería en otro lado. Lo haría las veces que hiciera falta hasta que captase su atención.
Ellie
Mensajes :
308

Fecha de inscripción :
12/04/2018


Hoja de personaje
Nivel:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm73/150La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (73/150)
Experiencia:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm117938/790000La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (117938/790000)
Berries: 41.229.000
Ver perfil de usuario

Agente de Neutralización
Ellie

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Iulio el Miér 9 Sep 2020 - 6:47

Aproveché para ojear al resto de los presentes, en quienes no había reparado en un primer momento. Al contrario que el primer sujeto, me miraban con gestos de odio y repulsión, mas mantenían la boca cerrada más allá de algún bufido. Tal vez pensasen que si me daban juego me iría antes, pero estaban muy equivocados.

―¿Cómo va lo de la cartera? ―pregunté.

El camarero fulminó con la mirada al chico, que volvió a internarse en las entrañas del local para buscar la cartera que sin duda alguna debía haber cogido. Yo sonreí sin más con la inocente confianza del mejor cantamañanas. No había nada como hacerse el tonto en situaciones como aquélla. Hacerme algo implicaría llamar una atención que no querían para sí. Podría estar justificado si diese señales de sospechar que allí tramaban algo, pero actuando como un necio inconsciente sin más podía estar tranquilo.

Entonces, el sonido de un bote al hacerse añicos atrajo mi atención. El ruido no provenía de la dirección en la que se había marchado el niño y, además, no parecía que se hubiese roto en una estancia diferente del establecimiento. Ninguno de los presentes miró o se molestó en comprobar qué había sucedido. Simplemente hicieron como si nada hubiese ocurrido, como si lo que mis oídos habían escuchado no fuese más que un producto de mi imaginación. Estaban disimulando, lo que confirmaba que aquel lugar acogía algún negocio turbio o a saber qué. Con suerte sería algo que nos condujese a resolver la misión cuanto antes.

Decidí seguirles la corriente, haciendo como si no hubiese escuchado nada y continuando con mi demostración de falta de sentido común. Como no podía ser de otro modo, elegí al callado caballero que me había ignorado deliberadamente al principio. Intenté sacarle alguna palabra, cualquier cosa, con el único objetivo de que su voz no fuese un misterio para mí, pero en ese momento volvió a estrellarse otro frasco o lo que fuese que se estaba cayendo sin parar. Dos comenzaban a ser demasiadas casualidades.

―De acuerdo, de acuerdo ―dije, levantándome de la silla en la que me había sentado. El chico estaba tardando mucho en volver, gesto involuntario por su parte que debía agradecer―. Entiendo que estoy de más, así que dejadme que recoja lo que se ha caído por ahí, que veo que no lo habéis escuchado, y esperaré mi cartera fuera.

Apenas había dado un par de pasos cuando el camarero se interpuso en mi camino, colocando una mano con firmeza sobre mi pecho y demostrando una actitud ciertamente arrogante y agresiva.

―No te preocupes, ya lo recojo yo. Tú vete de aquí.
Iulio
Mensajes :
417

Fecha de inscripción :
31/08/2017


Hoja de personaje
Nivel:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm91/150La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (91/150)
Experiencia:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm163425/1000000La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (163425/1000000)
Berries: 56.357.000
Ver perfil de usuario https://www.onepiece-definitiverol.com/t22241-cornelius-d-iulio-

Contraalmirante
Iulio

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Ellie el Miér 9 Sep 2020 - 13:25

La mink se preguntó si realmente el ruido que había escuchado provenía del bote que había empujado. ¿Qué probabilidad había de que su bote no sonase y fuera otro distinto el que se cayera en una zona distinta?

Qué va, no podía ser. Era tan improbable que rozaba lo imposible. Pero a juzgar por la reacción de los presentes, no había pasado nada. Ni siquiera Iulio se notó nervioso o alzó la mirada para ver qué estaba ocurriendo.

Así que la loba se desplazó a una zona cercana y esperó paciente a que la situación se tornará favorable para volver a lanzar otro frasco. Aunque mientras tanto se fijó en una carpeta con una pegatina blanca. No ponía nada ni había ninguna referencia a qué podía contener, así que la mink la abrió por simple curiosidad. Y lo que encontró allí le llamó la atención. Eran un montón de albaranes, facturas y presupuestos. Papeleo, al fin y al cabo. Quizá aquellos documentos tuviesen la respuesta que estaban buscando. ¿De dónde procedía la marihuana?

Cuando la agente terminó de volver a meter los papeles, lanzó de nuevo un frasco, y ese sí que pareció llamar la atención del marine, que intentó colarse, aunque un camarero le frenó.

Escuchó cómo el tipo echaba a su compañero de manera poco amable a la par que se proponía él mismo para limpiar lo roto. Ellie se marchó de la manera más ágil que pudo, dando un salto y saliendo por la misma ventana que había entrado.

Una vez fuera, la loba se marchó hasta la puerta por la que Iulio había entrado y se sentó allí, aprovechando para meter la carpeta en su mochila. Si Iulio salía pronto le contaría lo que tenía, en caso contrario accedería de nuevo al lugar para ayudarle. En ese momento a la agente le vino un pensamiento a la mente. ¿Acaso Iulio tendría su identificación de marine en la cartera? Porque de ser así, era probable que tuviesen problemas.
Ellie
Mensajes :
308

Fecha de inscripción :
12/04/2018


Hoja de personaje
Nivel:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm73/150La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (73/150)
Experiencia:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm117938/790000La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (117938/790000)
Berries: 41.229.000
Ver perfil de usuario

Agente de Neutralización
Ellie

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Iulio el Miér 9 Sep 2020 - 21:22

―Es algo por lo que empezar ―comenté en cuanto Ellie me informó acerca del dossier que había encontrado. Había decidido no oponer demasiada resistencia ante la velada amenaza del camarero, pues por el momento la discreción tal vez fuese más productiva que un enfrentamiento abierto. No sabíamos cuánta gente había implicada en todo aquello, y no hubiese sido descabellado pensar que un escándalo en un lugar como ése les espantaría―. ¿Has visto algo más aparte de eso? La verdad es que no me han dejado moverme demasiado ahí dentro ―finalicé, aguardando por si la mink tenía algo más que comentarme.

Apenas unos segundos después volvió a aparecer el camarero, que se dedicó a entreabrir la puerta y arrojar la cartera en mis manos. Su mirada reflejaba la misma suspicacia y mal disimulada ira que me había fulminado hacía unos instantes, pero, una vez más, lo ignoré y sonreí como buen bobo agredeciéndole el gesto y disculpándome por las molestias.

―Buenas noches, señor Iulio ―dijo antes de cerrar, como si diciendo mi nombre pretendiese avisarme de que sabía quién era. ¿Una amenaza implícita? Tal vez, pero lo cierto era que no me preocupaba demasiado. Sabía que más tarde o más temprano encontraríamos problema, y todo indicaba que aquel tipo estaría implicado. Aunque tal vez me equivocase.

Esperé a que cerrara para comprobar el contenido de la cartera. Todo el dinero estaba allí. Había sacado cualquier cosa que pudiese delatarme antes de dejarla tirada, por supuesto, así que me limité a volver a colocarlo todo en su lugar y me giré de nuevo hacia Ellie.

―Así que un hombre ―medité en voz baja, alejándome algunos pasos de la puerta para que no pudiesen escucharme si se habían quedado cerca de la misma―. Quedarnos aquí ahora sería demasiado sospechoso. Tal vez podamos sacar información de ese tipo, y si no han acabado ya con él debe ser porque esperan que les diga algo. Si entramos sin más quizás lo maten antes de que nos dé tiempo de hacer nada. Creo que deberíamos alejarnos y, en cuanto nos hayan perdido de vista, volver sin que nos vean y entrar por sorpresa. ¿Qué te parece?

No se me ocurría un plan mejor, así que me propuse camuflarme entre el gentío de los bares cercanos. Una furtiva mirada me advirtió de que, efectivamente, habían permanecido ocultos tras la cortina de una de las ventanas para vigilar nuestros pasos. Aguardé a que nadie pudiese verme, ni los presentes en la cafetería ni nadie más, y me encaramé al tejado de una edificación no demasiada alejada del local en cuestión. En menos de lo que dura un parpadeo me encontraba sobre el tejado del establecimiento, oculto tras una chimenea. Sólo tenía que esperar a que Ellie se posicionase y me diese la señal para irrumpir de nuevo en el lugar, esa vez con intenciones menos amistosas.
Iulio
Mensajes :
417

Fecha de inscripción :
31/08/2017


Hoja de personaje
Nivel:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm91/150La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (91/150)
Experiencia:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm163425/1000000La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (163425/1000000)
Berries: 56.357.000
Ver perfil de usuario https://www.onepiece-definitiverol.com/t22241-cornelius-d-iulio-

Contraalmirante
Iulio

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Ellie el Jue 10 Sep 2020 - 3:16

- La verdad es que no. Todo estaba muy desordenado, tenían los estantes llenos de botes de distintos materiales. Parecían viscosos y pegajosos, pero no supe diferenciar de qué se trataba. Lancé un par y las sustancias no se esparcieron por el suelo. Pero… quitando eso no, poca información he podido sacar más allá de esta carpeta, la cual deberíamos ojear cuando estemos alejados -comentó la joven agente, obviando probablemente el detalle más importante de todo lo que había visto allí-. Puede que podamos sacar información de estos documentos.

Afortunadamente para Iulio, el camarero volvió a hacer acto de presencia, entregándole la cartera. La mink observó cómo metía unas tarjetas que tenía en el bolsillo, así que respiró, pensando que había dejado allí la cartera intencionadamente, y no había sido un descuido como creyó en primera instancia. Aquél marine era más listo de lo que parecía, y no se le daba mal fingir lo contrario cuando así lo quería. En ese preciso momento la mink se dió cuenta del detalle más importante que había visto, y fingió que había obviado esa parte a drede, aunque quizá no hiciera esto último demasiado bien.

Una vez el camarero se metió de nuevo en la sala -no sin antes amenazar implícitamente a Iulio-, Ellie se levantó y dió un par de pasos al frente, invitando a su compañero a hacer lo mismo. No estaba demasiado cómoda en una situación como aquella, y menos aún si podían oír lo que estaba a punto de decir.

- Lancé los botes al suelo para que te acercases, pero ya ví que fue imposible. El caso es que, cerca de la mesa, había un tipo maniatado con evidentes síntomas de haber sido agredido. Tenía algunas heridas y estaba sangrando. Yo creo que podría estar inconsciente. En cualquier caso, ese tipo debe ser clave en todo esto. O al menos nos proporcionará algo de información.

Entonces al marine le pareció buena idea alejarse y perderse entre la gente, para después volver y proseguir su intento de una manera más agresiva. Ellie asintió con la mirada, y se acercó más a Iulio para tenderle la pata, en un acto que parecía evocar una despedida. Mientras Iulio iba por un lado, la loba iría por otro, así, si les estaban mirando, parecería que habían terminado y se marchaban cada uno a su correspondiente casa.

La agente caminaría por las transitadas calles y callejearía por los más recónditos recovecos de aquella ciudad. En cuanto estuviera segura de que nadie la estaba mirando, sacaría su set de maquillaje y se pondría manos a la obra. Optaría en aquella ocasión por un color azul celeste, empleando unas manchas circulares irregulares de un color azul algo más oscuro. Y, finalmente, sacaría de su mochila una gorra beige que se pondría al momento.

La joven ya estaba lista para su misión. Volvió sobre sus pasos, adoptando un andar diferente al suyo, y bordeó algunas zonas para no ir de manera directa al local. Una vez llegó a un bar relativamente cercano, empezó a buscar con la mirada a Iulio, sin mucha suerte. ¿Dónde se había metido? Continuó caminando rezando porque el marine la viera, aunque suponía que seguiría buscando a la Ellie de hacía unos minutos.
Ellie
Mensajes :
308

Fecha de inscripción :
12/04/2018


Hoja de personaje
Nivel:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm73/150La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (73/150)
Experiencia:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm117938/790000La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (117938/790000)
Berries: 41.229.000
Ver perfil de usuario

Agente de Neutralización
Ellie

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Iulio el Jue 10 Sep 2020 - 21:41

«¿Dónde se ha metido esa mink?», me pregunté después de más de diez minutos esperando a que apareciese. De vez en cuando abandonaba el refugio que me proporcionaban los ladrillos de la chimenea para ojear la muchedumbre en un vano intento por encontrar el característico pelaje de la mink, pero todos y cada uno de los intentos resultaban en nada. No sabía si disponíamos de mucho tiempo, pero teníamos que mover ficha cuanto antes.

A través de la chimenea se habían filtrado en más de una ocasión las voces de los captores, las cuales indicaban que la paciencia ―si es que habían tenido algo de ésta en algún momento― se les estaba agotando. Daba por hecho que la loba también me estaría buscando, aunque a saber dónde se encontraría. Siempre estaba la opción de intentar llamar su atención de algún modo. Pero ¿cómo?

Era una preciosa noche estrellada. Ni una sola nube se atrevía a taparlas con su manto, y ese sinfín de destellos en los cielos fue lo que me dio la idea. Rezando para que saliese bien, me deshice en una infinidad de destellos y me elevé hacia las alturas. Una vez allí, el dedo índice de mi mano derecha vomitó un grueso láser que cruzó la negrura como una estrella fugaz. No obstante, para cuando hubo recorrido un par de metros ya había vuelto a ocupar mi posición.

Esperaba que la mink supiese interpretar la señal ―al menos que se aferrase a lo único fuera de lo habitual que había sucedido― y que el resto de lugareños desterrase el fulgor a un recóndito rincón de su mente. ¿Qué había de espectacular en una estrella fugaz, al fin y al cabo? Esperaría algunos minutos más a que mi compañera hiciese acto de presencia y, de no ser así, no me quedaría otra alternativa que no fuese irrumpir en solitario en aquel lugar. La idea era hacerlo con discreción, por supuesto, pero tal vez me viese obligado a provocar algo de alboroto para así atraer su atención.
Iulio
Mensajes :
417

Fecha de inscripción :
31/08/2017


Hoja de personaje
Nivel:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm91/150La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (91/150)
Experiencia:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm163425/1000000La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (163425/1000000)
Berries: 56.357.000
Ver perfil de usuario https://www.onepiece-definitiverol.com/t22241-cornelius-d-iulio-

Contraalmirante
Iulio

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Ellie el Vie 11 Sep 2020 - 3:24

Iulio estaba en algún lugar de la isla y la agente se paró a pensar cómo podía encontrarlo sin llamar la atención. Desde luego, lo mejor sería subir a un alto para intentar divisarle, pero lo más seguro era que una vez abajo, lo volviese a perder si éste no estaba quieto. Desde luego habían cometido un error de novatos al no quedar en un punto en concreto, y ahora les estaba pasando factura.

Un par de pasos más y su compañero seguía sin aparecer, entonces se le iluminó una bombilla en lo más recóndito de su mente. ¿Y si usaba su mantra para intentar encontrale? Bien era cierto que tenía que seguir practicando en su capacidad para identificar individuos, y en una plaza como aquella donde había tanta gente, puede que no lograse nada, pero era una mejor opción a seguir andando en busca de alguien entre grupos tan grandes de humanos gritones donde ni siquiera se podía concentrar.

La cabeza empezó a dolerle conforme iba identificando todas las presencias que había allí. Una a una fue descartando y así pasaron un par de minutos. A su cabeza venían imágenes y formas que no tenían nada que ver con la que buscaba, así que pronto se dió por vencida y se resignó a seguir en su búsqueda. Lo cierto era que si permanecía cerca del local, podría acceder cuando a Iulio se le acabase la paciencia y entrase. Porque tenía claro que iba a entrar.

Invertir algo más de tiempo en buscarle era tan inútil como mandar cumplimentar informes a su secretaria justo después de comer. Entonces, como por arte de magia, la agente divisó una especie de estrella fugaz en el cielo. ¿Sería…? Podría ser, totalmente. ¿Pero cómo habría conseguido el marine llamar la atención de la agente con una forma tan original? No, seguramente no fuera propio de él, pero, ¿qué perdía por intentar ir al punto que había señalado? Tantas preguntas en el interior de la agente hicieron que dejara todo de lado y probase -ya por curiosidad- accediendo a la parte superior del local. Para ello solo tenía que trepar y ascender.

Otro esfuerzo más sin saber si iba a tener recompensa. Pero no pasaba nada, la mink sonrió ante la posibilidad de que aquello fuese una señal de Iulio. O mejor aún, de que fuese el propio destino el que pusiera esa estrella allí para juntarlos. Trepó con agilidad y subió al techo, esbozando una enorme sonrisa al encontrarse con el marine. Se acercó a él sin hacer mucho ruído y esperó a que le dijera cómo proceder. Al fin y al cabo él había estado allí más tiempo y seguro que le había dado tiempo a pensar en algún plan. Ya tendría tiempo para preguntarle cómo había hecho aquello. ¿Acaso tenía una akuma no mi de estrellas fugaces? Con la sorpresa no había pedido un deseo, así que después de la misión le pediría que volviese a hacer lo mismo para poder solicitarlo. ¿Y si era verdad que se cumplían?
Ellie
Mensajes :
308

Fecha de inscripción :
12/04/2018


Hoja de personaje
Nivel:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm73/150La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (73/150)
Experiencia:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm117938/790000La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (117938/790000)
Berries: 41.229.000
Ver perfil de usuario

Agente de Neutralización
Ellie

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Iulio el Vie 11 Sep 2020 - 19:27

Con razón no la reconocía; la muy condenada había cambiado por completo su apariencia. Había oído decir que había agentes en el Cipher Pol capaces de desaparecer ante los ojos de sus perseguidores con sólo doblar una esquina. Desconocía cuánto tiempo habría necesitado Ellie para hacer aquello, pero estaba claro que sus capacidades se ajustaban bastante a las habladurías que habían llegado a mis oídos. Dediqué unos segundos a admirar su nuevo aspecto y, tras una sacudida de cabeza, me dispuse a comentarle el plan que había elaborado durante la espera:

―Creo que deberíamos esperar al momento oportuno y entrar por dos lugares distintos. Yo por la chimenea y tú por la ventana, por ejemplo ―añadí, mas enseguida recordé la abrumadora cantidad de hollín que debería haber en su interior. Por otro lado, si bien no estaba encendida en esos momentos, lo había estado hasta no hacía mucho tiempo y prefería alejarme de eso. Sólo pararme a pensar en la cantidad de mugre que me recubriría cuando saliese de su interior me echaba para atrás―. O al revés. Sí, creo que mejor al revés.

Si a Ellie le pareciese bien el plan me prestaría a bajar del tejado y posicionarme no demasiado lejos del establecimiento, en un callejón solitario con unas excelentes vistas del lugar. Antes me aseguraría de que a la mink le quedase claro que, estando ella más cerca de los objetivos y pudiendo escuchar lo que hablaban en el interior, tendría que ser ella quien marcase el momento de irrumpir.

Con el plan establecido y bien atado, aguardé hasta que mi temporal compañera me avisase y me puse en marcha. Desaparecí en un sinfín de haces luminosos para reaparecer junto a la ventana más cercana y, de un único golpe, rompí el cristal y me colé en el interior. El sujeto al que habían estado golpeando anteriormente yacía en el suelo, en el medio de la estancia, y la sangre que manaba de sus heridas manchaba el suelo.

Todos los tipos que estaban sentados durante mi primera entrada en el local se encontraban de pie y le rodeaban a excepción del sujeto que no me había dirigido la palabra, el cual, curiosamente, fue el único que no se sobresaltó con mi entrada. ¿Por qué? Eso era algo que tendría que descubrir cuando resolviese la situación. Mi puño derecho golpeó la parte anterior del cuello del enemigo más cercano antes de que le diese tiempo a reaccionar, y el talón de mi pie izquierdo conectó en el vientre de otro de ellos.
Iulio
Mensajes :
417

Fecha de inscripción :
31/08/2017


Hoja de personaje
Nivel:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm91/150La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (91/150)
Experiencia:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm163425/1000000La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (163425/1000000)
Berries: 56.357.000
Ver perfil de usuario https://www.onepiece-definitiverol.com/t22241-cornelius-d-iulio-

Contraalmirante
Iulio

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Ellie el Lun 14 Sep 2020 - 3:21

El marine planteó un plan que tenía buena pinta, y aunque finalmente cambió qué haría cada uno de los afectados, la mink asintió sin dudar de lo que decía. Al fin y al cabo había tenido más tiempo para espiar y pensar. Desde la chimenea lo cierto era que se oía todo a las mil maravillas, muy probablemente porque ejercía de altavoz. Ellie ya había pensado cómo entrar, y solo tenía que esperar al momento perfecto, avisar a su compañero y empezar la acción.

Por una parte, la conversación estaba siendo bastante agresiva, y no tenía pinta de cambiar. Estaban interrogando a alguien, y le preguntaban por una niña. Aquello sorprendió a la agente, que esperaba algo relacionado con las drogas que venían a buscar. Y entonces, una de las voces clamó a parar aquello y hacer una pausa de un par de minutos para, según él, refrescar ideas. ¿Qué ideas tendrían que refrescar? Lo bueno es que tenían un par de minutos para entrar. Ellie, nerviosa, sacó lo primero que encontró de su mochila y lo lanzó hacia la posición donde estaba Iulio, que se encontraba cerca de la ventana por la que tenía que entrar. Realmente no fue muy profesional lanzar un hueso como reclamo de que debía entrar. Es más, la mink se avergonzó al momento y pensó que quizá su compañero no entendería a qué se debía aquello, pero en cualquier caso, debía lanzarse. A unas malas, Iulio la vería entrar o hacer ruido dentro y, de no haber captado el mensaje, terminaría entrando.

La agente se lanzó por la chimenea mientras transformaba todo su cuerpo en magma, cayendo sobre unas cenizas casi apagadas. Desde allí pudo ver la situación, todos rodeaban aún al tipo que tenían maniatado, y la sangre de éste teñía tanto el suelo como los nudillos de más de uno de los presentes. El marine fue más rápido, y entró en batalla con ellos, así que la loba no necesitaba ser rápida en ese momento. Corrió hacia la ubicación de Iulio y golpeó a los dos tipos que se le cruzaron justo antes de encontrar resistencia. Para derrotar al primero le bastó con un ágil combo, golpeando con la rodilla el abdomen y seguidamente con la pata su rostro. Al segundo le dió una potente patada que lo lanzó contra la pared, sin embargo, en ese momento uno de los tipos se lanzó contra ella y la hizo recular a medida que iba esquivando los espadazos que lanzaba. El tipo era ágil, de eso no había duda. Iba trajeado y su katana era bastante más larga que la media.
Ellie
Mensajes :
308

Fecha de inscripción :
12/04/2018


Hoja de personaje
Nivel:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm73/150La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (73/150)
Experiencia:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm117938/790000La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (117938/790000)
Berries: 41.229.000
Ver perfil de usuario

Agente de Neutralización
Ellie

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Iulio el Lun 14 Sep 2020 - 22:02

Con dos tipos fuera de combate sólo quedaban otros cuatro, además del camarero y del misterioso sujeto que no movía un dedo. El sable rasgó el aire en dirección a Ellie, devolviéndome a la realidad y obligándome a ponerme en movimiento. Mi pie derecho golpeó su abdomen y, tras recular mínimamente, le propiné un rodillazo en la cara que le hizo caer de espaldas.

Los otros tres habían decidido que era el momento de tomar cartas en el asunto, así que seleccioné como objetivo al que iba algo más adelantado. Era un tipo de considerable envergadura que portaba un gran listón de madera, tan grande que no me hubiese extrañado que fuese una de las vigas del local. Corpulento pero torpe, como se revelaban la mayoría de individuos de sus características. La viga me atravesó sin más, arrancando un destello a mi abdomen antes de que recuperase su forma habitual.

No le di margen para que se pudiese sorprender, pues antes de que fuese consciente de lo que acaba de suceder una sucesión de golpes en su cabeza y cuello le dejó fuera de combate. Lo más relevante de todo aquello no eran los dos hombres que se disponían a agredir a Ellie, sino la sorprendente reacción del desconocido. Había podido percibir mediante mi voluntad que se había puesto en tensión, probablemente valorando intervenir en el combate. Y había sido en ese momento en el que había podido notar que no era como los demás. Era alguien mucho más poderoso, alguien que sin duda alguna nos pondría en serios problemas a mi compañera y a mí. Sin embargo, enseguida se relajó, se levantó y se dirigió al camarero, que seguía junto al maltrecho cautivo.

—Ha sido todo un placer hacer negocios con ustedes —le dijo, llevándose la mano al sombrero en señal de despedida—. Volveremos a contactar con vosotros si salís de ésta, y confío en que este varapalo no haga olvidar a tus jefes que el acuerdo sigue en pie.

Antes de que decidiese abalanzarme sobre él para detenerle, la puerta se había abierto y el tipo había desaparecido sin dejar rastro de su presencia; como si nunca hubiese estado allí. Para ese momento la mink se había desecho de sus dos adversarios y ya se encontraba junto a mí, de forma que ambos encaramos al camarero. Apenas habíamos dado un par de pasos en su dirección cuando tropezó sin que nada lo justificase y cayó de espaldas, usando su antebrazo izquierdo para protegerse el rostro.

El pobre diablo al que habían estado golpeando había caído inconsciente, por lo que por el momento ese sujeto era nuestra única fuente de información.

—¿Quiénes sois y qué queréis de mí?

—Eso es algo que no te importa. A nosotros, en cambio, nos interesa mucho saber qué demonios está pasando aquí. ¿Quién es este hombre? ¿Por qué golpeabais? ¿Y ése que se ha ido? ¿A qué acuerdo se refería? Quiero hora, lugar y motivo, y más te vale decírnoslo antes de que este hombre despierte, porque intuyo que también podrá ayudarnos y ser inútil no te vendría nada bien.

Mis palabras pretendían transmitir un tono amenazante que lejos estaba de la realidad. En el peor de los casos arrestaría a aquel hombre, pero eso era algo que él no sabía y de lo que podíamos valernos para exprimirle.
Iulio
Mensajes :
417

Fecha de inscripción :
31/08/2017


Hoja de personaje
Nivel:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm91/150La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (91/150)
Experiencia:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm163425/1000000La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (163425/1000000)
Berries: 56.357.000
Ver perfil de usuario https://www.onepiece-definitiverol.com/t22241-cornelius-d-iulio-

Contraalmirante
Iulio

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Ellie el Mar 15 Sep 2020 - 3:25

La agente había esquivado un par de sablazos más y, cuando se disponía a pasar a la ofensiva, Iulio actuó quitándole de enmedio a su rival con un par de golpes bien dados. No hubo tiempo para darle las gracias, pues se alejó en busca de un misterioso tipo cuya aura parecía ser la más intensa del lugar -y con diferencia-, pero para Ellie tenían otros planes. Los dos tipos restantes se acercaron e intentaron agredirla. Uno portaba una especie de porra, mientras que el otro iba al descubierto.

La mink dió un par de pasos hacia atrás, reculando ante la ofensiva de sus rivales a la par que calentaba sus manos hasta llegar a los ochocientos grados. Una vez ahí, dió un último paso hacia atrás para coger impulso y se lanzó hacia el tipo de la porra. Desvió el primer ataque de éste con la pata derecha, y tras ello, golpeó dos veces seguidas el pecho de su rival, que cayó al suelo. El último rival en pie -a excepción del camarero- cambió el semblante a uno más preocupado, y se lanzó a la ofensiva dando golpes mucho más irregulares, quizá fruto del nerviosismo. Lo bueno era que aquello dejaba grandes brechas en su defensa, así que la loba solo tuvo que esperar a que fallara dos golpes para agarrar con ambas manos el costado de su rival, que dio un chillido al sufrir una intensa quemadura y se empezó a retorcer por el suelo

Ellie vió cómo las intenciones de Iulio estaban claras; sacar información. Había estado en multitud de escenas similares, y la mayoría de las veces se actuaba teniendo en cuenta dos roles; poli bueno y poli malo. Aunque claro, en ocasiones aquello no era lo más óptimo. Y es que en la situación en la que se encontraban el marine y la agente, lo mejor sería que al papel de poli malo interpretado por Iulio, se sumase uno aún más malo. ¿Pero cómo podía hacer la joven y adorable Ellie de poli mala? Fácil, solo tendría que poner en práctica todo lo aprendido durante sus años en la agencia.

La mink cogió la porra que portaba uno de los malhechores que intentó agredirla y avanzó hasta la posición de Iulio. Éste preguntó casi todo lo que podía preguntar, y el camarero, que había tropezado y caído de espaldas, estaba bastante asustado, pero no tenía pinta que fuese a soltar prenda tan fácilmente.

- Estáis muertos. ¡Tú y tú! -comentó con una ira que no había demostrado hasta el momento- Nosotros solo somos un granito de arena, pero ese hombre… Ese hombre al que habéis visto... ¡Es una montaña entera! Y os ha identificado, vaya que si os ha identificado. Podréis matarme… Pero vosotros ya estáis muertos.

La agente agarró la porra y se acercó un poco más hasta la posición del camarero, le miró y sonrió. Intentó ganar algo de su confianza sentándose al lado, pero pronto torció el rostro y fijó su mirada en los ojos del humano.

- No creas que lo peor que podemos hacer es matarte. Nos gusta más… Jugar a otras cosas -dijo lentamente, mientras aplicaba calor a la pata que sujetaba la porra, haciendo que ésta se doblase cuando la temperatura así lo quiso-. Imagina vivir toda una vida cojo, o sin un brazo, o… -la agente pasó la uña del dedo índice por la mejilla del humano- Con un rostro algo diferente a los demás. Te estamos proponiendo un trato tan sencillo de aceptar… Solo tienes que responder a las preguntas que te ha hecho mi compañero, y nos olvidaremos de ti. Sin embargo, si no nos das respuestas en los próximos quince segundos… Será una pena lo que te vaya a suceder.

La agente pudo percibir el miedo real del tipo. Tenía claro que aquello solía funcionar con gente frágil mentalmente, y desde el principio, Ellie había tenido claro que el camarero pertenecía a ese grupo de individuos. No pasaron ni cinco segundos y el tipo comenzó a hablar.

- No sé el nombre de ese tipo, lo juro -comentó, en referencia al hombre que había escapado-. Hacemos muchos negocios con él, pero nunca había venido él mismo, esta es la primera vez. Es el dueño de varios negocios en la isla. Tiene como cuatro o cinco tabernas, muy bien repartidas por la ciudad, un negocio pesquero, un par de almacenes y alguna tienda de alimentación. Os escribiré en un papel todos los nombres de los sitios, lo prometo.

El tipo nos miró, esperando que le diésemos lápiz y papel, y mientras tanto se reincorporó. La loba hizo lo propio, estando alerta por si en algún momento intentaba algo raro, aunque no era lo más lógico, cosas más raras había visto.

- El tipo del suelo… Es Florence, no sé si tiene apellidos. Aquí llamamos a este tipo de gente facilitadores. Tiene muchos contactos, y si tienes un problema, puedes acudir a él, siempre sabrá a quién llamar. Creemos que tiene algo que ver en la desaparición de Anne. Oh, cierto, no os he hablado de ella. Anne es la hija de algún conocido del hombre con el que estábamos haciendo negocios, y se quiere encargar personalmente de traerla de vuelta. Mi jefe, ese de allí -señaló a uno de los caídos-, obsequió al tipo trayéndole a Florence para que le sacara algo. Pero no ha habido manera, ha dicho una y otra vez que él no tiene nada que ver. No sé si es que es muy fuerte o dice la verdad. Y, por último, los negocios… Nosotros… Nosotros adquirimos mucha más marihuana de la que podemos llegar a vender, así que hacemos una reserva de lo que servimos y el resto se lo vendemos a ese tipo. Nos hemos juntado con bastante cantidad, y ahora está muy interesado en obtenerla, está pagando casi el doble de lo que íbamos a pedirle. No me han permitido estar en la reunión cuando decidían lugar y hora, pero siempre lo hemos hecho en alguno de sus almacenes. Quizá Florence, cuando despierta, si es que recuerda algo, os sea de ayuda. Ahora, por favor, marchaos, y no me hagáis daño.

Ellie esperaría al gesto de aprobación de Iulio y recogería el papel donde el camarero había pintado los nombres de los negocios del extraño hombre. Esperaba que el marine cargase con Florence, pues era un cuerpo bastante pesado. Quizá tuviera que ayudarle, pero en cualquier caso, ya no pintaban nada allí.
Ellie
Mensajes :
308

Fecha de inscripción :
12/04/2018


Hoja de personaje
Nivel:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm73/150La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (73/150)
Experiencia:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm117938/790000La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (117938/790000)
Berries: 41.229.000
Ver perfil de usuario

Agente de Neutralización
Ellie

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Iulio el Lun 28 Sep 2020 - 20:22

¿De dónde había sacado Ellie tanta maldad de repente? Quise pensar que estaba interpretando un papel, que simplemente quería asustar al camarero para que hablase y nos diese toda la información que poseía. Y lo cierto fue que funcionó. Jamás pregunté a la mink hasta qué punto había dicho la verdad al amenazar a aquel sujeto, pues realmente poco importaba al no haber sido necesario emplear métodos más drásticos. No había tenido mucho trato con el Cipher Pol, pero me constaba que aquella forma de proceder no era algo que no se pudiese esperar de uno de sus agentes.

―Buen chico ―dije al tiempo que, dejando a Ellie como custodia de nuestra fuente de información, me dirigía hacia los demás. Por fortuna, en una taberna como aquélla no faltaban sogas con las que atar entre sí los barriles de cerveza e hidromiel. Fue por ello que no encontré dificultades para amordazar los cuerpos de la mayoría de los hombre abatidos. Todos a excepción del camarero, el hombre que conseguía cosas y Florence―. Vosotros tres os venís con nosotros ―añadí, aunque sólo uno de ellos podía oírme en esos momentos.

No teníamos tiempo que perder, pues no sabíamos adónde se habría dirigido el individuo del sombrero o si estaría preparando alguna ofensiva contra nosotros. Aguardar allí, además de no reportarnos ningún beneficio, era un riesgo que no necesitábamos asumir y del que debíamos huir.

―Creo que debemos ir al refugio más cercano. Si ha escapado de aquí del modo en que lo ha hecho tiene sentido que se haya marchado hacia el lugar seguro más próximo, ¿no crees? ―comenté distraídamente. El camarero marchaba delante de nosotros, mientras que yo había optado por llevar sobre mi hombro derecho al contacto al que habían apalizado.

El camarero nos hizo de guía, conduciéndonos hasta una pequeña choza que en alguna ocasión habían usado como punto de intercambio. Para llegar hasta ella nos adentramos en un bosque un tanto peculiar, y es que plantas de marihuana altas como robles nos rodeaban según nos movíamos. Un embriagador aroma ―bastante agradable, debía decir― nos acompañó durante nuestro recorrido hacia nuestro destino.

―¿Seguro que es aquí? ―pregunté, pues el lugar parecía llevar años abandonado.

―Claro. No sé si lo seguirán usando o no, pero es el sitio más cercano al bar. Es lo que me habéis pedido, ¿no?

―Sí, sí. Calma ―musité, dando un par de pasos hacia el destartalado cúmulo de listones. Las ventanas habían sido selladas con gruesas vigas que impedían ver le interior y nada parecía indicar que hubiese alguien al otro lado. ¿Por qué tenía que ser todo tan complicado? En un mundo ideal, los criminales se darían por derrotados y se entregarían voluntariamente en cuando sus identidades y actividades fuesen descubiertas, pero, por desgracia, nada distaba más de la realidad.

Dejé con cuidado el cuerpo del saco de boxeo humano en el suelo junto a mis pies. Respiraba de forma constante, lo que indicaba que su vida no debía correr peligro... Al menos eso quería creer. En ese momento reparé en que tal vez hubiese sido buena idea llevar conmigo más cuerdas. Así podríamos haber atado a los tipos.

―¿Tienes algo para atarles a un árbol? ―cuestioné tras clavar mis ojos en la loba. Tal vez ella hubiese sido más avispada que yo y hubiese previsto algún tipo de situación como aquélla. Con ella o sin ella, me dirigiría hacia la caseta con sumo cuidado de no atraer una atención innecesaria. Si había alguien dentro lo más probable era que hubiese permanecido alerta por si apareciésemos, en cuyo caso deberían ―o deberían habernos detectado―, mas nunca estaba de más andarse con pies de plomo.
Iulio
Mensajes :
417

Fecha de inscripción :
31/08/2017


Hoja de personaje
Nivel:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm91/150La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (91/150)
Experiencia:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm163425/1000000La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (163425/1000000)
Berries: 56.357.000
Ver perfil de usuario https://www.onepiece-definitiverol.com/t22241-cornelius-d-iulio-

Contraalmirante
Iulio

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Ellie el Mar 29 Sep 2020 - 13:13

La loba observó como Iulio daba su aprobación y se dio una rápida vuelta por el lugar. Una incursión para coger prestados algunos utensilios cuya importancia podría ser vital llegado el momento.

Cómo no, lo primero que agarró fue un par de botellas de un alcohol que rozaba una pureza del ochenta por ciento, y le siguió algunos trapos de tela y papel. Quién sabe si podrían ser de utilidad para sanar alguna herida o las penas de una misión fallida. Tras ello agarró un par de botes de plástico y algunas cuerdas más. Lo metió todo en la mochila y siguió a los tipos que Iulio había tomado como rehenes. O como amigos de misión, lo mismo daba.

El olor a marihuana inundó las agudas fosas nasales de la agente, que se llevó un par de veces la pata a la nariz para evitar estornudar. El camino no dejó de ser extraño ni un segundo, en el cual la curiosa expedición cruzó innumerables plantas gigantescas de marihuana.

Unos minutos más tarde acabaron llegando hasta la dirección que el camarero les indicó. Una especie de cabaña cuyas ventanas estaban selladas, no se encontraba vigilada y de su interior no había ni un solo ruido. Ellie suspiró y le lanzó las cuerdas a Iulio.

-Este tipo sabe lo que hace, no creo que deje ver tan fácilmente -la mink se acercó un poco más al humano y continuó, está vez susurrando-. Ni creo que vaya a ese intercambio a alguno de los lugares donde haya estado ya. Tenemos que ir un poco más allá y obtener alguna información útil más antes de aventurarnos. ¿Qué me dices? Voy a intentar escuchar algo.

La loba, independientemente de la respuesta del marine, daría una vuelta por la caseta extremando la precaución y poniendo el oído allá donde pisaba. Hasta tal punto que no se dio cuenta de lo que tenía justo enfrente. Un mini huerto con plantas de tamaños muy pequeños, casi irrisorias teniendo en cuenta las que habían visto minutos atrás. Al no escuchar absolutamente nada procedente de la casa, fue el huerto lo que captó la atención de la agente, que se acercó y olfateó las plantas.

Y, novedad, aquello era marihuana. Pero no cualquiera, su aroma era muchísimo más intenso, más si se tenía en cuenta el tamaño tan pequeño. Ellie mordió el tallo de una de ellas y tiró hasta arrancarla, consiguiendolo tras un par de intentos. Aunque justo al salir de allí, pisó un terreno notablemente más duro y frío que la tierra y un fuerte ruido se escuchó en la cercanía. Se trataba de un cepo que se había cerrado sobre la pierna diestra trasera de la mink. Un aullido quizá más intenso que el ruido provocado por el cepo oyó en los alrededores y la agente cayó al suelo de inmediato. Cuando se acercó a ver el cepo se quedó de piedra. Si bien el material parecía simple metal, las sierras que lo conformaban eran de kairoseki. ¿Pero quién diablos emplea tan preciado material para proteger un simple huerto?

La agente esperaría a que alguien pudiera ayudarla para salir de allí y contar lo que había encontrado. El extraño huerto, el intenso olor de las plantas que lo poblaban, el kairoseki sobre el cepo y la posibilidad de que la casa estuviera repleta de trampas. Porque lo que estaba claro era que no había nadie allí dentro. Eso o estaba escondido. ¿Podría un ser permanecer totalmente quieto ante un aullido de rabia y dolor a escasos metros de un lobo?
Ellie
Mensajes :
308

Fecha de inscripción :
12/04/2018


Hoja de personaje
Nivel:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm73/150La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (73/150)
Experiencia:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm117938/790000La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (117938/790000)
Berries: 41.229.000
Ver perfil de usuario

Agente de Neutralización
Ellie

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Iulio el Mar 13 Oct 2020 - 18:17

La mink se dispuso a explorar los alrededores, gesto al que yo respondí permaneciendo en mi posición. Suponía que su lado animal sería de extremada utilidad en una situación como aquélla, y si de algo me enorgullecía era de creer reconocer cuando permanecer al margen era la mejor opción. Ellie se movió por los alrededores, de forma que durante varios minutos el silencio fue lo único que se pudo escuchar en la zona.

No obstante, un agudo aullido no tardó en romper la noche e inundar mis oídos. La procedencia del mismo garantizaba la identidad de quien lo había proferido, así que me apresuré a comprobar qué pasaba. Mi compañera se encontraba en medio de un huerto de moderadas dimensiones ocupado por un sinfín de plantas de marihuana de pequeño tamaño. Una había sido arrancada y se encontraba junto a la agente, que yacía en el suelo.

―No puede ser ―susurré, maldiciendo en mi fuero interno por la mala fortuna que habíamos tenido. El particular brillo del metal con el que se le había dado forma al cepo revelaba su naturaleza. ¿Kairoseki? Quien hubiese empleado un mineral tan rato para proteger un simple cultivo debía tener mucho aprecio a lo que sembraba. Tal vez aquello fuese la clave ―o parte de la misma― de lo que nos había llevado hasta allí. Aun así, la pregunta más acuciante era otra: ¿de dónde demonios habían podido sacar algo tan escaso?

Me alejé del huerto, aproximándome a una de las grandes plantas de marihuana de la zona y arrancando una rama antes de dirigirme de nuevo hacia Ellie. La rama se convirtió en mi bastón y seguro de vida. Apretaba con fuerza en la tierra justo antes de posicionar mis pies sobre la zona recién comprobada, de forma que cuando por fin alcancé a la agente eran tres las presas que habían mordido el tierno tallo.

―¿Estás bien? ―pregunté antes de inclinarme sobre la herida. Sangraba en abundancia y tanto la piel como el músculo habían sido desgarrados en la zona de la lesión. Tendría que intentar liberarla, pero primero debería sacarla de allí. Despejé la tierra de la zona donde se encontraba el cepo, descubriendo que una cadena lo mantenía anclado al suelo. Empleando las mangas de mi túnica como elemento para no tocar el metal, tiré con fuerza durante varios segundos hasta que finalmente conseguí que cediese. Acto seguido tomé a la loba en brazos y abandoné el lugar.

No dejé la rama atrás, pues había podido comprobar que probablemente mis manos no fuesen suficiente para deshacer el metálico mordisco que había atrapado a la mink. Tendría que internarme en la cabaña para buscar algún elemento metálico con el que hacer palanca, y nada me aseguraba que el interior de la pequeña construcción no fuese incluso más peligroso que el exterior.

Coloqué a la agente frente a la puerta antes de abrirla. El interior estaba muy oscuro, más que la cueva más profunda en la que jamás hubiese estado. Por fortuna para mí, ese hecho no representaba un inconveniente real. Brillé con fuerza, descubriendo lo que en apariencia no era más que una cabaña de caza. Había varias armas de fuego colgadas en las paredes, aunque su limpieza indicaba que el lugar no había estado abandonado tanto tiempo como parecía. Numerosos útiles de jardinería se apilaban por doquier, pero nada hacía pensar que el lugar pudiese guardar alguna letal sorpresa para mí. Pese a ello no me confié y agité la rama en el interior para comprobar si sucedía algo. No fue así, de modo que me volví hacia Ellie:

―Voy a entrar. Si hueles algo aúlla, por favor. ―Y entré con sumo cuidado―. Voy a ver si encuentro algo para ayudarte. Ahora vuelvo.
Iulio
Mensajes :
417

Fecha de inscripción :
31/08/2017


Hoja de personaje
Nivel:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm91/150La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (91/150)
Experiencia:
La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 3qaWnZm163425/1000000La hierba del rey - Privado/Pasado [Ellie & Iulio] 9h2PZk8  (163425/1000000)
Berries: 56.357.000
Ver perfil de usuario https://www.onepiece-definitiverol.com/t22241-cornelius-d-iulio-

Contraalmirante
Iulio

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.