Cuenta Atrás

El skin, las tablillas y el diseño del foro pertenecen exclusivamente al staff del mismo, fue creado por Brianna Byrne y agradecemos a Yuu por su ayuda a la hora de editar algunas de las imágenes como son la portada, avatares de nuevos usuarios y la imagen de las estadísticas para integrarlas en el foro. Dichas imágenes no nos pertenecen, por lo que damos sus créditos a sus respectivos creadores, Sakimichan, Wlop y algunos otros cuyos nombres no conocemos.

Rogamos encarecidamente que no copien nuestro contenido, es más divertido cuando cada uno crea lo que quiere con sus propios medios.
CRÉDITOS
Tan flipao que pelea el covid a puñetazos
Salvador de yayos, siempre tan importante para nosotros, siempre tan dispuesto para ellos
El pobre lo intentó, pero no le dejaron, aún era pronto para él
GRACIAS POR TODO
ULTIMOS TEMAS
¿Sabías que?
NUESTRO STAFF
Mr. Nat - Admin
Lysbeth - Admin
Therax - Admin
Brianna - Mod
Lance - Mod
Deathstroke - Mod
Arthur - Mod
William - Mod
Kusanagi - Mod
SI NECESITAS AYUDA, CONTACTANOS
AWARDS

Diamante en bruto {Priv. Zuko}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Elina Landvik el Vie 28 Ago 2020 - 20:29

Había tenido problemas últimamente con criminales y marines, desde luego eran un grano en el culo. Pero una de las razones que la habían llevado hasta Arabasta es que había descubierto que en aquella isla había varios de los esclavistas que se habían dedicado a jugar con sus vidas y que se habían llevado a varios de los ciudadanos de su isla aprovechando la confusión creada por el ataque marine. Teniendo pistas solidas de donde estaba Ilje y tras reunirse con su hermana Aria en aquel momento tenía clara una cosa. No iba a permitir que su gente siguiera perdida y siendo abusada por aquellas personas.

Tenía que darles una lección y ahora que estaba en Arabasta podría reunir información sobre ellos y sobre sus movimientos. Una vez tuviera claro un plan de acción se encargaría de acabar con su tinglado. No obstante había llegado demasiado temprano y tendría que esperar a la noche para comenzar con sus andanzas, aquel no era día de mercado de esclavos y no podría acercarse a echar un vistazo. Igualmente temía que alguno pudiera reconocerla, aunque teniendo en cuenta lo mucho que había cambiado puede que fueran solo imaginaciones suyas. No obstante su fama dentro del coliseo también era conocida por muchos esclavistas y sabían que había escapado del coliseo.

Aunque teniendo en cuenta que el coliseo había sido desmantelado seguramente no habría problema por ese lado. Sus pasos eran seguros mientras se dedicaba a observar todo a su alrededor, Arabasta era un lugar bonito, no podía negar lo que era evidente a sus ojos. Resultaba ser un país de lo más encantador, sus gentes, su comida, sus costumbres y su cultura. Parecía un mundo totalmente aparte, un mundo en el que no le importaría perderse un poco y descubrirlo. No obstante no tenía demasiado tiempo para perder o para desaprovechar en turismo.

Aún así un par de horas hasta que llegara el anochecer podría perderse por los alrededores. Se acerco a lo que parecía ser un mercado, lleno de puestos y color. Una cantidad de aromas inundaron su sentido del olfato y por un momento sintió un hambre terrible, ¿hacía cuanto no comía algo decente? Revisó cuando dinero llevaba encima, no demasiado a decir verdad, pero tal vez le daba para conseguir algo que llevarse  a la boca, no demasiado, lo suficiente para no morir de inanición y puede que pudiera buscar algún trabajillo que hacer para alguien y ganarse unas monedas. No podía seguir viajando sin un duro en el bolsillo.
Elina Landvik
Mensajes :
119

Fecha de inscripción :
23/08/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Diamante en bruto {Priv. Zuko} 3qaWnZm56/150Diamante en bruto {Priv. Zuko} 9h2PZk8  (56/150)
Experiencia:
Diamante en bruto {Priv. Zuko} 3qaWnZm57059/1000000Diamante en bruto {Priv. Zuko} 9h2PZk8  (57059/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Desconocido
Elina Landvik

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Zuko el Sáb 29 Ago 2020 - 18:19

Arabasta. ¿Por qué siempre acababa en Arabasta? Su aspecto en aquel instante era... cuestionable. Tenía el cuerpo lleno de moratones, rascadas y golpes. Estaba despeinado y tan solo llevaba sus pantalones. Y le gustaría decir que llevaba al menos los zapatos, pero lo cierto era que tan solo llevaba uno. El entrenamiento con Dexter había sido demasiado duro, y lo peor era que no había terminado, no. Tan solo habían decidido cambiar de lugar. Estaba hambriento, alimentándose del primer animal que pillaba en el desierto no era suficiente como para mantenerse sin hambre durante un tiempo estable.

Había tomado un descanso e iba a aprovecharlo. Había llegado al mercado de aquella ciudad, atrayendo las miradas, por supuesto. Estaba delante de un puesto de comida donde había un hombre, ataviado con sus ropas típicas de Arabasta, detrás de un mostrador lleno de distintos ingredientes vegetales y, tras él, dos rollos de carne pinchados en un palo de hierro dando vueltas delante de un calentador.

—¡Pero señor! —dijo el hombre con un marcado acento cuando vio a Zuko—. ¡¿Qué le ha pasado?!

—¿Eh? Ah, nada nada. Me he estado... peleando con alguien, si —dijo con demasiada tranquilidad para el aspecto que aparentaba.

—¡Debería usted denunciarlo, señor!

—No, no es necesario... Mire, llevo perdido en el desierto varios días, necesito comida, ¿Qué vende usted?

—Ah pues mire, señor, vendo durum, doner, kebab...

—Keb... ¿Qué es eso? Bueno, no importa, solo quiero comida. Dame un duram de esos.

—Durum.

—Lo que sea.

No tardó el hombre en prepararle con carne y varios ingredientes aquella extraña comida que no había probado nunca, enrollada en lo que parecía ser una tortita... No, era pan. El hombre lo llamó "pan de pita". El dragón pagó, pues por suerte había entrenado con su ropa normal y tenía todavía el dinero encima, y se marchó con aquel duram, dándole un bocado. Le daba igual si estaba bueno o malo, después de haber comido lagarto durante tanto tiempo aquello le parecía el manjar de los dioses. Atrajo más miradas, por supuesto.
Zuko
Mensajes :
929

Fecha de inscripción :
26/09/2015


Hoja de personaje
Nivel:
Diamante en bruto {Priv. Zuko} 3qaWnZm105/150Diamante en bruto {Priv. Zuko} 9h2PZk8  (105/150)
Experiencia:
Diamante en bruto {Priv. Zuko} 3qaWnZm285232/1000000Diamante en bruto {Priv. Zuko} 9h2PZk8  (285232/1000000)
Berries: 47.997.000
Ver perfil de usuario

Vicealmirante
Zuko

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Elina Landvik el Dom 30 Ago 2020 - 1:06

Caminaba por los puestos intentando encontrar uno donde la comida no fuera demasiado cara. Por suerte para ella encontró uno del que provenía un aroma bastante peculiar y delicioso. Se acercó y pidió lo más barato que tuvieran. Le pusieron un plato con carne y un par de salsas acompañado de un trozo de pan, un pan que ellos decían que se llamaba pan de pita o algo parecido. La verdad es que tenía una pinta muy buena y se le hacía la boca agua solo de pensarlo. Mientras caminaba dio el primer bocado usando el pan para agarrar la carne y entonces morder ese pedazo.

Los jugos de la carne no tardaron demasiado en inundar su boca al igual que el sabroso y delicado matiz de las salsas, una de ellas picante y otra más suave y refrescante. La combinación junto al crujiente pan era magnifica. ¿Como podían venderse este tipo de manjares en plena calle? Elina estaba demasiado acostumbrada a la comida desganada y sin sabor que le servían en el coliseo y aunque en aquellos años había probado platos nuevos y cosas diferentes, aún no se explicaba como alguien era capaz de crear algo tan sabroso. Iba comiendo con total gusto y placer por la calle cuando sintió las miradas de un par de hombres, miradas bastante desagradables y que por alguna razón conocía bien.

Gruñó un poco sin dejar de comer y sin dejar de caminar. No iba a detenerse y no iba a permitir que le jodieran la comida. Tenía hambre y estaba demasiado rica como para desperdiciarla en una pelea. Sin embargo aquellos hombres no parecían querer dejarla en paz, así que tuvo que aligerar un poco su comida. Sin dejar de disfrutar del plato siguió caminando hasta que encontró un callejón y se metió allí. Los hombres corrieron hasta la entrada y entonces ella saco un brazo, ese brazo hizo que uno de los hombres se golpease contra él directamente con el cuello lo que provoco que cayera de espaldas mientras ella tiraba el plato ya vació y salía corriendo con el otro tipo detrás.

— Joder, es que ni comer le dejan a una — corrió a con toda la velocidad que le permitían sus piernas escapando de aquel individuo hasta que sin querer choco con un tipo, que la verdad, tenía una apariencia un poco confusa. Le pidió disculpas y siguió corriendo mientras el sujeto que había comenzado la persecución gritaba improperios y le pedía que se detuviera sin dejar de ir detrás de ella.
Elina Landvik
Mensajes :
119

Fecha de inscripción :
23/08/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Diamante en bruto {Priv. Zuko} 3qaWnZm56/150Diamante en bruto {Priv. Zuko} 9h2PZk8  (56/150)
Experiencia:
Diamante en bruto {Priv. Zuko} 3qaWnZm57059/1000000Diamante en bruto {Priv. Zuko} 9h2PZk8  (57059/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Desconocido
Elina Landvik

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Zuko el Mar 8 Sep 2020 - 0:05

Lo cierto es que aquella... cosa cuyo nombre ya había olvidado estaba rica. Algo pesada, pero rica. La pudo devorar enseguida sin problemas, debido a que... bueno, llevaba bastante tiempo alimentándose algo mal y con un ejercicio físico excesivo. Si no comía algo de verdad pronto habría enloquecido, seguramente. Aquello le pareció... algo irónico. Que un cuerpo tan fuerte y resistente como el suyo pudiese llegar a ser tan frágil si era tratado de esa manera. Y... bueno, si el gran Dexter Black lo golpea repetidas veces tampoco es poca broma.

Antes de que pudiese tragar el último bocado alguien chocó con él. Una muchacha pelirroja que enseguida se reincorporó y, tras pedirle perdón, se fue corriendo. Zuko lo habría dejado estar, de no ser por qué tenía un perseguidor. Aquello nunca era buena señal y... bueno, aún reventado seguía siendo un marine y tenía cierto deber que cumplir. Un marine nunca descansa, después de todo.

Usando el soru desapareció de su posición, levantando una pequeña cantidad de arena tras su paso. Reapareció a la derecha del perseguidor, agachándose de golpe y girando sobre si mismo, colocando así la pierna estirada a la altura de sus pies mientras corría. El perseguidor se tropezó y cayó al suelo de boca, arrastrando con la cara durante un par de metros antes de caer totalmente desorientado y mareado.

Sin detenerse, el dragón volvió a usar soru, esta vez hasta colocarse justo delante de la pelirroja para detenerla. Fue entonces cuando se dio cuenta de que lo mismo que te parase un hombre semidesnudo cuya única ropa esta desgastada y rota podía llegar a ser algo... intimidante. Por dios, se iba a pensar que era un loco. Sobre todo si se ponía a decir que era un vicealmirante. ¡Entonces sonaría como un loco con delirios de grandeza! Simplemente carraspeó, esperando que su tranquila forma de hablar despejase esas dudas.

—Ya no la persiguen, no se preocupe. ¿Va todo bien?
Zuko
Mensajes :
929

Fecha de inscripción :
26/09/2015


Hoja de personaje
Nivel:
Diamante en bruto {Priv. Zuko} 3qaWnZm105/150Diamante en bruto {Priv. Zuko} 9h2PZk8  (105/150)
Experiencia:
Diamante en bruto {Priv. Zuko} 3qaWnZm285232/1000000Diamante en bruto {Priv. Zuko} 9h2PZk8  (285232/1000000)
Berries: 47.997.000
Ver perfil de usuario

Vicealmirante
Zuko

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Elina Landvik el Mar 8 Sep 2020 - 14:44

Le ponía de los nervios sentirse como un claro objetivo, estaba casi segura de que eran los esclavistas, pero no entendía el afán de perseguirla que tenían. ¿No podían dejarla en paz? Era desalentador saber que por mucho que hubiese escapado del coliseo y de las manos de sus captores, estos aún estaban dispuestos a perder dinero y tiempo en volver a capturarla. Aunque también existía la posibilidad de que simplemente fueran esclavistas que querían una pieza algo exótica. Después de todo los pelirrojos no eran demasiado abundantes y siempre habían sido usados como símbolo de estatus. Tener un esclavo pelirrojo era tener un trato con el más allá o estupideces parecidas.

Tenía sentido que en un país como aquel, tan supersticioso quisieran capturarla simplemente por que es pelirroja. Pero no tenía tiempo que perder pensando en esas cosas. Siguió corriendo hasta que delante de ella volvió a aparecer aquel tipo con el que había chocado momentos antes. ¿Cómo demonios había llegado allí? Paro en seco para no chocar contra él y entonces miro hacía atrás para ver cuanta distancia le sacaba a su perseguidor. Se sorprendió al ver que no la estaba siguiendo y entonces volvió a mirar al tipo que ahora estaba frente a ella. Le decía que ya no la perseguían, ¿era posible que él le hubiese ayudado? bueno, al menos ya no tenía que seguir corriendo.

Respiro agitada intentando recuperar el aliento perdido con semejante carrera. Una vez algo más calmada se quito parte del pelo de la cara y se quedo mirando fijamente a aquel hombre — ¿quién eres? y lo más importante ¿por qué me has ayudado? — no se fiaba demasiado de aquel hombre. Después de todo tenía una pinta horrible, aunque más que la apariencia era el hecho de que la ayudase sin conocerla de nada. ¿Qué querría aquel hombre a cambio de su "ayuda"? Elina estaba acostumbrada a que toda acción tiene una consecuencia y que todos los que hacen algo esperan algo a cambio. Normalmente las cosas funcionaban así en el coliseo así que bueno, no es que creyera en la buena fe de las personas.

Esperaría una respuesta, aunque seguía mirando a todos lados un poco paranoica, quería salir de allí e ir a un sitio donde no pudieran encontrarla con facilidad. Tal vez si se compraba un velo o algo con lo que esconder su cabello conseguiría que no se fijasen en su poderoso tono rojizo. Esa podría ser una gran idea, un pañuelo con el que ocultar su cabello, de esa forma podría pasar por una simple turista o algo parecido y su pelo no llamaría tanto la atención. Después de todo, bajo el ardiente sol de Arabasta su cabello parecía una llama de fuego vivo que amenazaba con quemar todo a su paso. Era realmente hermoso, pero claro, eso podría convertirse en un completo problema para ella.
Elina Landvik
Mensajes :
119

Fecha de inscripción :
23/08/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Diamante en bruto {Priv. Zuko} 3qaWnZm56/150Diamante en bruto {Priv. Zuko} 9h2PZk8  (56/150)
Experiencia:
Diamante en bruto {Priv. Zuko} 3qaWnZm57059/1000000Diamante en bruto {Priv. Zuko} 9h2PZk8  (57059/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Desconocido
Elina Landvik

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Zuko el Mar 27 Oct 2020 - 1:50

La mujer se detuvo. Por suerte, al contrario de lo que esperaba, no se fue corriendo. Es decir, cualquiera lo haría si un hombre tan alto de esa guisa apareciese de golpe frente a ellos y los detuviese. El dragón se mantuvo unos segundos planteándose que responder, mientras se frotaba con el puño el pómulo, el cual estaba algo amoratado por uno de los fuertes golpes de Dexter. En esos instantes de dudas pudo fijarse bien en la pelirroja. Era bastante guapa y su forma de vestir, así como su complexión, daba a entender que no era de Arabasta. La gente allí solía cumplir cierto... perfil físico.

—Bueno... Vi que te perseguían y tuve que ayudar. Y te paré para avisarte, claro, no querría que siguieses corriendo sin que nadie te persiguiese. Hay mejores cosas en las que gastar energías, ¿no? —bromeó—. Normalmente hago estas cosas a cambio de nada porque... bueno, es lo correcto, ¿no? Siempre ayudo cuando puedo. Sin embargo... te voy a ser sincero. Llevo unas dos o tres semanas, puede que un mes o más, perdido en el desierto recibiendo palizas diarias. Por fin he podido encontrar algo de civilización y... mira como estoy, no tengo nada. Aceptaría a cambio algo de ayuda para encontrar alojamiento y... ropa. Me he gastado el poco dinero que me quedaba en comida, la verdad. Pero eh, si prefieres no ayudarme no pasa nada, no voy a obligarte. ¿Me ayudas?

Y entonces le tendió la mano. Era una señal de sincero respeto, pues quería dar la mejor impresión que pudiese... bueno, yendo sin camiseta, con unos pantalones rotos y un solo zapato. Se pasó además la otra mano con el pelo, con la intención de dejarlo algo más presentable, pues seguro que lo tenía todo revuelto y despeinado. Y puede que más largo de lo que lo solía tener. Oh, dios mio, seguro que también le había crecido la barba... Aunque a Zuko no solía crecerle mucho, era de barba corta... y lenta. En el caso de que aceptase, sonreiría y se presentaría.

—Me llamo Zuko. ¿Y tú?
Zuko
Mensajes :
929

Fecha de inscripción :
26/09/2015


Hoja de personaje
Nivel:
Diamante en bruto {Priv. Zuko} 3qaWnZm105/150Diamante en bruto {Priv. Zuko} 9h2PZk8  (105/150)
Experiencia:
Diamante en bruto {Priv. Zuko} 3qaWnZm285232/1000000Diamante en bruto {Priv. Zuko} 9h2PZk8  (285232/1000000)
Berries: 47.997.000
Ver perfil de usuario

Vicealmirante
Zuko

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.