Cuenta Atrás

El skin, las tablillas y el diseño del foro pertenecen exclusivamente al staff del mismo, fue creado por Brianna Byrne y agradecemos a Yuu por su ayuda a la hora de editar algunas de las imágenes como son la portada, avatares de nuevos usuarios y la imagen de las estadísticas para integrarlas en el foro. Dichas imágenes no nos pertenecen, por lo que damos sus créditos a sus respectivos creadores, Sakimichan, Wlop y algunos otros cuyos nombres no conocemos.

Rogamos encarecidamente que no copien nuestro contenido, es más divertido cuando cada uno crea lo que quiere con sus propios medios.
CRÉDITOS
Tan flipao que pelea el covid a puñetazos
Salvador de yayos, siempre tan importante para nosotros, siempre tan dispuesto para ellos
El pobre lo intentó, pero no le dejaron, aún era pronto para él
GRACIAS POR TODO
ULTIMOS TEMAS
¿Sabías que?
NUESTRO STAFF
Mr. Nat - Admin
Lysbeth - Admin
Therax - Admin
Brianna - Mod
Lance - Mod
Deathstroke - Mod
Arthur - Mod
William - Mod
Kusanagi - Mod
SI NECESITAS AYUDA, CONTACTANOS
AWARDS

Endgame (Pasado) [Privado - Zeff L. Innsmouth]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Elanor Dregg el Sáb 19 Sep 2020 - 16:07

Había sido un día de mierda, debido a los insultos diarios de la gente. Me conocían por ser la hija de un pirata, el cuál se largó, dejando sola a su mujer y a su única hija.
Mi madre había muerto, y, como mi padre me había dejado sola, me había quedado medio huérfana.

Me encontraba caminando por las callejuelas solitarias de la ciudad de Firstage, buscando algún tugurio para saciar mi sed.

¿Por qué me sigue afectando todo ese tipo de comentarios? — Dije para mis adentros, mientras seguía caminando. Ya tenía edad suficiente como para olvidar todas aquellas tonterías, no me tenían que afectar para nada.

Entré sentándome en un taburete que había enfrente de la barra, alejada de todo el bullicio del bar, necesitaba estar sola.

Póngame el sake más fuerte que tenga— le pedí al barman y coloqué una pequeña bolsa de tela con Berries en la barra.

Cuando el hombre colocó el vaso frente a mí y lo rellenó, empecé a beber como si no hubiera un mañana, intentando embriagarme lo antes posible para así perder la razón.
Elanor Dregg
Mensajes :
11

Fecha de inscripción :
14/04/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Endgame (Pasado) [Privado - Zeff L. Innsmouth] 3qaWnZm1/150Endgame (Pasado) [Privado - Zeff L. Innsmouth] 9h2PZk8  (1/150)
Experiencia:
Endgame (Pasado) [Privado - Zeff L. Innsmouth] 3qaWnZm1/1000000Endgame (Pasado) [Privado - Zeff L. Innsmouth] 9h2PZk8  (1/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Cadete Revolucionario
Elanor Dregg

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Zeff L. Innsmouth el Dom 20 Sep 2020 - 20:32

Era un día caluroso en Firstage. Zeff había ido hasta allá para visitar a algunos amigos y, cómo no, rememorar buenos tiempos con ciertas señoritas. Todo había salido bien hasta ese momento, en que se encontraba en uno de los bares más concurridos, bebiendo con dos de sus amigos alrededor de una mesa circular.

El ron era refrescante, pero más lo era la cerveza. Cómo no, estaban bebiendo de ambas cosas, y es que la necesidad de estar borrachos era insistente en ellos. Y claro, Zeff no se hacía mucho de rogar, era más bien un hombre generoso con aquellos instintos.

—¡Nunca me ganaría una pulseada! —dijo el más grandulón, un hombre que rodeaba los cuarenta años, calvo y con un mostacho como bigote. Su piel era blanca y los músculos de sus brazos parecían que reventarían en cualquier momento. Tan alto como Zeff, se dedicaba a la cocina, su nombre era Pedro.

—¡¿Tú, ganarme a mí?! —Zeff estalló en risas, echando su espalda contra el respaldo de la silla. Brindó junto a su otro amigo, quien era un cronista. De estatura baja y cuerpo delgado, siempre iba vestido con una túnica y capucha, aunque en ese momento llevaba el rostro descubierto. Un cabello corto y negro, terminando en filosas hebras que más bien parecían púas. Una nariz puntiaguda y larga, mientras que una cicatriz cruzaba su rostro, acusando un pasado oscuro en la vida de aquel hombre. Su nombre era Juan.

—¡Apostemos lo que sea, maldito Zeff! —dijo Pedro, entre enfurecido y divertido. Al final de todo, eran amigos.

Zeff dejó su birra sobre la mesa y entonces suspiró, aun riendo. Miró alrededor y entonces se percató de una mujer sentada en la barra, que bebía como si el fin del mundo se acercara. Tuvo una idea.

—Veamos, si le ganas una pulseada a aquella mujer, entonces me enfrento a ti, ¿qué dices? —Zeff tenía todo calculado, no por nada había posado sus ojos en aquella singular mujer. Él era un hombre de terreno, y sus ojos pudieron ver en aquella borracha empedernida, una bestia. Con solo pensar en lo que le sucedería a Pedro sentía ganas de reír hasta llorar.

Pedro se lo pensó, entonces golpeó la mesa.

—¡Acepto! ¡Hey tú, la mujer de la barra, te desafío a una pulseada contra mí! ¿Qué dices? —gritó Pedro, desafiante. Todo el bar se calló por un momento, el cantinero se quedó mirando a la mujer, algo nervioso.

—No buscamos problemas, solo entretenimiento. Traemos dinero, además, ¿te unes al juego? —agregó Zeff, dirigiéndose a la mujer. El silencio aguardó una respuesta de aquella extraña, y en los ojos de Zeff había curiosidad.
Zeff L. Innsmouth
Mensajes :
15

Fecha de inscripción :
06/09/2020

Ver perfil de usuario

Cadete Revolucionario
Zeff L. Innsmouth

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Elanor Dregg el Miér 23 Sep 2020 - 22:23

La chica seguía bebiendo sin importarle las consecuencias, hasta que se hizo un silencio algo incómodo y notaba como el barman la observaba, además de los clientes, ahora silenciados.

Ela, dejó el vaso en la barra, y colocó una de sus manos en la vaina de una de sus katanas.
Se había sentado alejada de todos aquellos piratas para que la dejaran tranquila, pero no fue así, un chico se le acercó lentamente.

¿Qué?— La morena se levantó del taburete, tambaleándose un poco, y observó a su alrededor. No prestó mucha atención a lo que el joven había dicho, solo se había fijado en que todas las personas de aquella taberna, la miraban, y, odiaba ser el centro de atención. —¿Qué mierda miráis todos?— dio un paso amenazante hacia aquel chico que la miraba curioso.

La verdad era que, en un estado normal, Dregg no hubiera provocado ninguna pelea, pero como estaba ebria, no pensaba con claridad. Ya se arrepentiría cuando se le pasase la borrachera, si es que se acordaba.

Eh… Sí, sí— Dijo sin pensárselo mucho. Además, qué podría perder. —¡Acepto! Pero, si gano, ¿qué recibo yo? — Se volvió a acercar a la barra, apoyando sus codos en ella y miró al chico.
Elanor Dregg
Mensajes :
11

Fecha de inscripción :
14/04/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Endgame (Pasado) [Privado - Zeff L. Innsmouth] 3qaWnZm1/150Endgame (Pasado) [Privado - Zeff L. Innsmouth] 9h2PZk8  (1/150)
Experiencia:
Endgame (Pasado) [Privado - Zeff L. Innsmouth] 3qaWnZm1/1000000Endgame (Pasado) [Privado - Zeff L. Innsmouth] 9h2PZk8  (1/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Cadete Revolucionario
Elanor Dregg

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Zeff L. Innsmouth el Miér 30 Sep 2020 - 22:55

La respuesta de la mujer obedeció a las líneas de cabreo escritas en su semblante. O al menos, eso pensó Zeff, en el momento en que la confiada chica, vaya a saber uno de cuántos años a sus espaldas, aceptó el desafío.
Y la sonrisa de Zeff no se hizo esperar. Aunque claramente, y como siempre, una sonrisa mezquina y chata, torcida por el peso de los años y sus múltiples cicatrices.

—¿Qué ganas? ¡Pues honor! ¿Qué más? ¿Mi verga? —se entrometió Pedro, el cocinero. Su voz hizo eco entre los borrachos dentro de local, cada uno vomitando risas contenidas en machismo. Sus miradas, no distaban de lo mismo.

—Calma, calma… —Zeff cerró sus ojos y negó con la cabeza. Quizás pensando en lo fácil que era complicar las cosas por parte de Pedro.

—Puede tomar mi asiento, dama. —dijo Juan, el cronista. Claramente, era quien hacia la diferencia de entre todos aquellos hombres que sudaban cerveza hasta por los poros de las axilas. Zeff miró a la mujer y asintió, apoyando el ofrecimiento de Juan.

—Qué… ¡Qué! Verán cómo esta chiquilla terminará llorando y rogando piedad ante el gran Pedro. ¡¿Es o no es así?! —preguntó el cocinero. Por un momento pareció que la cerveza contenía algo más que solo alcohol, por lo extasiado que se veía con el desafío.

—Si ganas, entonces te llevarás el dinero que tengo en esta bolsa. —dijo Zeff, respondiendo a la pregunta de la mujer, intentando secuestrar su atención, además. Meneó la bolsa y sonrió de medio lado—. Son tiempos difíciles, un poco de dinero no le viene mal a nadie, ni a ti. ¿O acaso me equivoco? —agregó, mostrando la mesa con ademán de mano.

—¡Qué esperas, mocosa! Ven… ven que papi te mostrará lo que es bueno… —volvió a intervenir Pedro, colocando el codo derecho sobre la mesa y alistando el brazo para la pulseada. Todo el bar se apostó alrededor de la mesa para contemplar el desafío. Zeff, mientras tanto, bebía de su vaso de cerveza, curioso. Cuando terminó de beber todo su contenido, soltó un eructo, se limpió la boca con una manga y suspiró.

—Háganse a un lado, con permiso. Bien, bien… —miró a ambos contendientes—. ¿Están listos? —preguntó.

—Listo, hermano. Listo para quebrarle hasta el alma a esta damisela, ¡je! —respondió Pedro. Zeff asintió, sin emitir opinión alguna, miró a la mujer y esperó respuesta.

—Muy bien, entonces, a la cuenta de tres. ¡A la cuenta de tres! —gritó Zeff, para todo el mundo—. ¡Uno, dos…! —la gente del bar le acompañó en la cuenta, todos emocionados—. ¡Tres! —finalizó Zeff, aprovechando la emoción, rompió su vaso en la cabeza de uno de los espectadores, los pedazos saltaron hacia todos lados, pero parecía que a nadie le importaba, lo único relevante era la pulseada entre Pedro y la ruda mujer.

Y Zeff no era ajeno a dicha expectación. Se quedó mirando atentamente el desenlace de tal desafío.
Zeff L. Innsmouth
Mensajes :
15

Fecha de inscripción :
06/09/2020

Ver perfil de usuario

Cadete Revolucionario
Zeff L. Innsmouth

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Elanor Dregg el Dom 11 Oct 2020 - 13:31

La morena ladeó la cabeza y una sonrisa burlona apareció en su rostro.

Nadie se creía que pudiera defenderse ella sola, que necesitaba un héroe, pero ella era ese héroe. Era muy capaz de defenderse por sí sola. Y, que ahora estuviera algo ebria no significaba que no pudiera hacerlo.

Lamió sus labios, mirando a su contricante.
Si que era verdad que necesitaba dinero para así poder seguir viviendo, porque siendo francos, el dinero te da la felicidad, pero no iba a dejar que unos desconocidos supieran lo necesitada que estaba por conseguir una bolsa de monedas.

Se acercó a la mesa donde aquella pequeña e inocente batalla iba a tener lugar, sentándose en la silla frente al hombre.
Colocó su brazo, junto al del contrario y guiñó un ojo — Lista para patearle el trasero a este machista.

Cuando aquél joven finalizó la cuenta, rápidamente giró su brazo hacia el lado de la mano del contrario.

Sonrió, mirando a los ojos de su rival. Había ganado aquél duelo. — Bien jugado.— Dijo, algo sarcástica.
Elanor Dregg
Mensajes :
11

Fecha de inscripción :
14/04/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Endgame (Pasado) [Privado - Zeff L. Innsmouth] 3qaWnZm1/150Endgame (Pasado) [Privado - Zeff L. Innsmouth] 9h2PZk8  (1/150)
Experiencia:
Endgame (Pasado) [Privado - Zeff L. Innsmouth] 3qaWnZm1/1000000Endgame (Pasado) [Privado - Zeff L. Innsmouth] 9h2PZk8  (1/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Cadete Revolucionario
Elanor Dregg

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Zeff L. Innsmouth el Vie 16 Oct 2020 - 4:46

Todo el mundo quedó de una pieza al ver el desenlace del duelo. Ciertamente, ni siquiera Zeff podía creerlo. Los ojos azules del moreno quedaron bien abiertos mirando a Pedro, quien rojo como tomate, no sabía dónde meterse.

Al cabo de unos segundos, estallaron las risas. Pedro se paró de inmediato de la silla, parecía que iba a decir algo, insultar o maldecir, quizás incluso amenazar a la mujer. Pero solo fueron balbuceos de un hombre derrotado, avergonzado y humillado. En su propia ley, había que decirlo.

Salió raudo del lugar, ni siquiera se despidió o algo, aunque mucha gente le siguió tan solo para divertirse un poco más y humillarlo. Así eran las cosas en aquel pueblo, era normal, seguramente Pedro estaría muchos días encerrado en su casa intentado procesar lo ocurrido, para luego buscar revancha si se encontraba de nuevo a la mujer. O simplemente meterse en otros líos.

Sin embargo, Zeff, comprendió que no estaba frente a una mujer cualquiera, por mucho que pareciera una borracha sin remedio. O incluso una vagabunda, aunque, a decir verdad, esto último no sería ningún problema ya que por mucho tiempo él lo había sido. Y, en parte lo seguía siendo.
Así que simplemente sonrió, buscó la silla donde había estado sentado Pedro y tomó su lugar allí.

—Así que, no eres cualquier persona, ¿eh? Pocos le han ganado a Pedro, y menos de esa forma. Creo eres la primera. —comentó Zeff, de manera divertida. Se rascó la barbilla y entonces miró a los ojos a la chica.

—Me llamo Zeff, ¿y tú? Tengo una idea. ¿Te atreves a competir conmigo? Ya sabes, el dinero espera, pero, además de una pulseada, podríamos competir por quien bebe más. ¿Qué te parece? —preguntó. Así, puso su brazo sobre la mesa, para dar inicio a la pulseada.

—¿Estás lista? —preguntó, con mirada desafiante y sonrisa confiada. Lo mejor, estaba por comenzar.
Zeff L. Innsmouth
Mensajes :
15

Fecha de inscripción :
06/09/2020

Ver perfil de usuario

Cadete Revolucionario
Zeff L. Innsmouth

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Elanor Dregg el Miér 28 Oct 2020 - 21:26

Ela se quedó sentada, y, mientras, veía como a aquél hombre, al que había pateado el trasero, se marchaba del antro.

Se sorprendió cuando el chico, mayor que ella, se sentó en la silla del perdedor. Lo miró a sus ojos.

Elanor, pero la gente me llama Ela —le tendió la mano a Zeff para que éste la agarrara.— Si te parece... Prefiero que me des el dinero, y, como diversión, competir y ver quién bebe más.

Nadie le había dicho nada de hacer otro combate. Ella quería su dinero, el que había ganado con esfuerzo e irse, nada más. Pero quizás algo de diversión... estaría bien, sin jugarse esa misma bolsa de berries que había ganado hace un momento.

La oji-gris se lo quedó mirando con curiosidad para conocer su respuesta.
Elanor Dregg
Mensajes :
11

Fecha de inscripción :
14/04/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Endgame (Pasado) [Privado - Zeff L. Innsmouth] 3qaWnZm1/150Endgame (Pasado) [Privado - Zeff L. Innsmouth] 9h2PZk8  (1/150)
Experiencia:
Endgame (Pasado) [Privado - Zeff L. Innsmouth] 3qaWnZm1/1000000Endgame (Pasado) [Privado - Zeff L. Innsmouth] 9h2PZk8  (1/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Cadete Revolucionario
Elanor Dregg

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.