Cuenta Atrás

El skin, las tablillas y el diseño del foro pertenecen exclusivamente al staff del mismo, fue creado por Brianna Byrne y agradecemos a Yuu por su ayuda a la hora de editar algunas de las imágenes como son la portada, avatares de nuevos usuarios y la imagen de las estadísticas para integrarlas en el foro. Dichas imágenes no nos pertenecen, por lo que damos sus créditos a sus respectivos creadores, Sakimichan, Wlop y algunos otros cuyos nombres no conocemos.

Rogamos encarecidamente que no copien nuestro contenido, es más divertido cuando cada uno crea lo que quiere con sus propios medios.
CRÉDITOS
Tan flipao que pelea el covid a puñetazos
Salvador de yayos, siempre tan importante para nosotros, siempre tan dispuesto para ellos
El pobre lo intentó, pero no le dejaron, aún era pronto para él
GRACIAS POR TODO
ULTIMOS TEMAS
¿Sabías que?
NUESTRO STAFF
Mr. Nat - Admin
Katharina - Admin
Therax - Admin
Brianna - Mod
Hazel - Mod
Deathstroke - Mod
Arthur - Mod
William - Mod
Oppenheimer - Mod
SI NECESITAS AYUDA, CONTACTANOS
AWARDS

[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Hazel el Sáb 5 Dic 2020 - 21:50

Nunca le habían gustado esas fechas. Las decoraciones pomposas con lazos de color rojo y bordados dorados, muérdago colgado en guirnaldas, las familias felices. Ella nunca había tenido una familia feliz, así que en parte ver esa felicidad en otras personas le causaba una mezcla de asco y envidia a partes iguales. Además estaba la puta nieve y el frío y el no poder salir de casa. Aunque esto último en la isla en la que se encontraba lo iba a encontrar sin importar la época del año. ¿Lo único bueno?  Los cielos oscuros que evitaban el molesto sol sobre su piel y el Vodka que se llevaría consigo cuando terminara su pequeña expedición.

No era la primera vez que trabajaba en esas épocas del año. Ni siquiera cuando su maestra seguía viva recordaba que hubieran sido nada especial para ella. Aunque Helga desde que era pequeña se había molestado en hacerle algún que otro detallito que todavía guardaba en su destartalada —a simple vista— casa en la isla Cactus. De todos modos, lo raro había sido en esa ocasión que la siempre atenta Helga, regente de la más prestigiosa taberna de Whiskey Peak que por no dejarla, no le dejaba a veces tomar sus misiones si no iba bien acompañada y tras comer, aunque fuera invitando la casa, la hubiera mandado con tantas ganas de cacería el día que podría suponer la mayor fiesta del año. No se quejaba y quizás se lo había buscado. Pero sí que es verdad que le sentaba un poco mal verse de esa forma desplazada.

«Será mejor que empiece a ser más amable. Al fin y al cabo, me interesa mantener su ayuda a la hora de encontrar trabajos». Se dijo así misma, convenciéndose de que su ceño fruncido y irritabilidad que se palpaba en su dedo tamborileando contra su brazo mientras esperaba a que la atendiera el tabernero de la posada en la que se cobijaba del frío desde hace dos días le pusiera su vaso del tal afamado alcohol.

—Aquí tiene señorita —diría, dejando la jarra sobre la barra de la mesa casi al momento, recibiendo un movimiento de cabeza afirmativo como toda respuesta. Ya había pagado así que no tuvo reparos en agarrar la jarra, pasando sus dedos por dentro del asa para afianzarse sobre la superficie cristalina. Como casi todo en esa isla, estaba fría—. ¿Y qué la trae por aquí en esta época? No es una habitual. ¿Vacaciones navideñas? —intentó con toda su buena voluntad preguntar el hombre—.

—Negocios, más bien —contestó con tono molesto ella, antes de suspirar. No podía echarle la culpa al desconocido—. Venía siguiendo la pista de cierta persona con la que me tengo que encontrar. Tal vez usted pueda ayudarme. ¿Le ha visto por aquí? —De su bolsillo sacó un trozo de papel de color arena y lo estiró sobre la mesa.

—Aquí no queremos tener problemas con el gobierno, señorita. ¿Deberíamos llamar a la marina? —Dijo el hombre, alarmado. Aunque esas palabras sonaban vagas con los rumores que había escuchado sobre la isla y, de todos modos, ella no era enemiga ni del gobierno ni de la revolución, y el que salía en el papel era solo un pirata. Jack F. Gruimm, pirata solitario, treinta millones por su cabeza. Al parecer, a él sí que le gustaba esa fiesta, o mejor dicho, le gustaba arruinarla.

—Tranquilo, viejo. No soy su compinche o algo así. De hecho, hoy es navidad. Así que quizás puedas ayudarme a ayudaros como regalo adelantado. Me gustaría poder atraparle. —Tras escuchar estas palabras, y más calmado, el hombre se reclino sobre la barra, susurrando. El tono de la cazadora de base había sido bajo, pero ahora el suyo era aún más difícil de captar.

—En ese caso, creo que puedo ayudar.


[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  3s3Dogr
Asociación  Las 7 Bestias:

NUTRIA BLANCA

Hazel Edevane
Bestia VII
Mar de origen: Paraíso

Oficios
Montaraz-cazador
Médico-cirujano
Espía-investigador

Recompensa cobrada
20.000.000
Hazel
Mensajes :
128

Fecha de inscripción :
09/02/2020


Hoja de personaje
Nivel:
[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  3qaWnZm15/150[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  9h2PZk8  (15/150)
Experiencia:
[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  3qaWnZm6270/1000000[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  9h2PZk8  (6270/1000000)
Berries: 15.000.000
Ver perfil de usuario https://www.onepiece-definitiverol.com/t24199-hazel-the-banshee-

Cazador Desconocido
Hazel

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Maki el Lun 7 Dic 2020 - 20:21

La nieve no le sentaba bien a Maki. Oh, sí, el uniforme de invierno era genial, con ese abrigo tan largo y calentito, los guantes de piel de sucedáneo de rata y esos esquíes opcionales, pero el frío era un engorro. Llevaba dos horas en esa isla helada y no había dejado de recolocarse las orejeras, porque como no tenía orejas, pues no se le aguantaban. Claro que, por otro lado, tampoco había salido aún del barco.

-Venga, jefe, tenemos que bajar -pidió Huelepiedras Rockson.

-No, no, de eso nada. Yo no bajo ahí.

-Pero si se está muy bien. Aire fresco, naturaleza... Huele mucho mejor que ahí dentro.

Y era cierto. Jack el Asno había vomitado unas treinta y cuatro veces durante el trayecto.

-Me da igual. No quiero salir a... a esa cosa.

-¿La nieve?

-Llámalo cómo quieras, pero yo no salgo. Seguro que me caigo por un agujero, o me traga un ciervo de las nieves o me resbalo y me abro la cabeza. Que no, que no salgo.

Al final salió. Alguien dejó un rastro de tazas llenas de chocolate caliente que daba al exterior, y cuando Maki quiso darse cuenta ya estaba casi en la ciudad y con un empacho de campeonato. Lo único que podía hacer era seguir adelante y encontrarse con su contacto para cumplir la misión y marcharse cuanto antes.

Supuestamente, aquel lugar era una base secreta de la Revolución. Una de las más cutres, seguramente, y eso que había cada una por ahí que... Maki caminaba con muchísimo cuidado, intentando no pisar mucho la nieve. Era complicado. Decidió cantar para espantar el miedo y olvidarse de las seis veces que había resbalado ya. Fue un viaje largo. Largo y angustioso. Para cuando quiso llegar a un lugar habitado, lo único que veían sus congelados ojos era el cartel de un bar. Eso significaba nada de nieve, leche caliente y una chimenea ante la que sentarse. Había intentado acomodarse en un par de casas, pero las dos veces le habían echado. Supuso que ahí tendría más suerte.

Maki entró al bar, embutido en sus ropas de invierno llenas de nieve, y se acercó al fuego. Se dejó caer de morros al suelo y se quedó allí, esperando a que la grasilla se le descongelara.
Maki
Mensajes :
367

Fecha de inscripción :
31/03/2014


Hoja de personaje
Nivel:
[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  3qaWnZm96/150[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  9h2PZk8  (96/150)
Experiencia:
[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  3qaWnZm308012/1000000[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  9h2PZk8  (308012/1000000)
Berries: 368
Ver perfil de usuario

Oficial revolucionario
Maki

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Hazel el Jue 10 Dic 2020 - 19:08

La conversación fue mejor de lo que la albina hubiera podido esperar en un principio. Tras una taza de chocolate caliente con Ron para entrar en calor que siguió a su primera bebida como “cortesía de la casa” y con sus mejillas y su garganta mucho más acaloradas, la cazadora podía decir que había salido victoriosa en la parte de conseguir información. A nadie le gusta que le arruinen la navidad. ¿Y todo por un par de palabras amables y prometer que no metería la nariz en asuntos que no tuvieran que ver con el pirata? Vaya, tal vez debería ser así más a menudo… Nah. Eso sería terriblemente aburrido, y ella no estaba ahí para agradar a nadie. Como fuera, aquellas palabras por parte del hombre ese «¿De verdad que solo te interesa el pirata?» le había confirmado que los rumores eran más que rumores. Pero bueno, por esa noche lo dejaría estar. De nuevo, no tenía intención de enfadar a toda la revolución para ganarse el favor de una panda de pijos con el culo gordo acomodado sobre su pomposa silla en lo alto del mundo.

Así pues, a lo largo de la velada había conseguido sacar en claro lo siguiente: Sí, tanto el tabernero como otros habituales habían visto a un hombre que coincidía con la descripción del WANTED. No era muy alto ya que se dedicaba a trabajar solo en esa época del año, “recolectando” los regalos de otras personas al colarse en sus casas la noche de navidad para revenderlos o quedárselos y vivir de forma cómoda el resto del año. ¿El cómo lo hacía? Era un misterio para los marines que nunca alcanzaban a atraparle. A ojos de Hazel, eso solo podía significar dos cosas: o era un maestro de la ganzúa y otra serie de artilugios que usaría un ladrón, o había consumido una de esas frutas del demonio que garantizaban a su usuario el poder de hacer cosas inimaginables para las personas de a pie. «Últimamente todo el mundo tiene una de esas, que poco original», pensó haciendo una mueca mientras recorría con el dedo índice de su diestra su taza medio vacía, limpiando la nata montada que había decorado la superficie del cacao minutos atrás. Pero no era mentira, a más años pasaban más gente excéntrica con algún poder raro se aparecía. Claro que en cierto sentido ella no era la excepción. Resopló mirando el reloj.

Eran las cinco de la tarde, aunque afuera ya estaba oscureciendo, debido a la época fría en la que se encontraban. Estando en la víspera de navidad, tenía apenas unas horas para preparar su plan de acción a la hora de atrapar al ladronzuelo navideño. Miró sobre la barra, al lado de su otro vaso vacío había un rollo de pergamino, un mapa de la ciudad que le había entregado el hombre. Habían pasado un rato entre conversación y conversación apuntando cosas en el mapa. No había muchos clientes en el momento así que fue la ocasión perfecta. Desenrollando el mapa se podían distinguir distintas marcas: x que señalaban los lugares donde no habría regalos de navidad: tabernas, comercios, el puerto, talleres; así como las casas más pobres. Tras varios años azotando los mares el mismo año, era sabido por quien hubiera investigado un poco que este tipo de ladrones se crecen, buscando trabajar menos y conseguir el mayor premio. Con triángulos marcaron lugares “secundarios” a los que podría estar interesado en acceder si no terminaba de llenar su saco de cosas jugosas y rodeadas las casas con más dinero. Casas, que no bases de la revolución.

—Están bastante cerca entre sí —comentó para sí misma al percatarse del núcleo adinerado de la ciudad. Fueran revolucionarios o no, no cambiaba la jerarquía social. Soltó un bufido, una suerte de risa o burla ante la idea. Aunque era posible que las casas no fueran las más adineradas, sino las que más gente albergaba o algo por el estilo. Como fuera, se fijó en la que debía ser la casa del alcalde. Ya que avisarle no serviría de nada, le tocaría trazar su ruta de acción. Esperaría cerca de ese punto, atenta a los alrededores para buscar cualquier posible figura sospechosa—. Decidido, debería ir a descansar para la noche —se dijo a sí misma, terminando de tomar el contenido de su taza de un trago, justo cuando la puerta de la entrada se abrió, dejando entrar la brisa helada, así como a una estrambótica… ¿cosa? ¿bicho? ¿criatura? Hazel se apuró en salvaguardar su mapa, escondiéndolo en su escote, por debajo de su jersey de cuello alto y giró sobre su asiento para ver de qué se trataba. Al hacerlo, vió a la rosada figura tirada frente a la chimenea, de morros en el suelo y con la puerta aún abierta. Frunció el ceño.

—¡EH! ¿Es que no sabes que así se va el frío? Merluzo con ba.. —empezó a decir, airada, antes de levantarse, cerrar de un portazo la puerta e ir a girar el cuerpo del extraño ser y levantarle por el abrigo, volviendo a dejarle caer al verle la cara—. UGH… ¿Se puede saber qué demonios eres?


[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  3s3Dogr
Asociación  Las 7 Bestias:

NUTRIA BLANCA

Hazel Edevane
Bestia VII
Mar de origen: Paraíso

Oficios
Montaraz-cazador
Médico-cirujano
Espía-investigador

Recompensa cobrada
20.000.000
Hazel
Mensajes :
128

Fecha de inscripción :
09/02/2020


Hoja de personaje
Nivel:
[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  3qaWnZm15/150[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  9h2PZk8  (15/150)
Experiencia:
[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  3qaWnZm6270/1000000[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  9h2PZk8  (6270/1000000)
Berries: 15.000.000
Ver perfil de usuario https://www.onepiece-definitiverol.com/t24199-hazel-the-banshee-

Cazador Desconocido
Hazel

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Maki el Sáb 12 Dic 2020 - 14:25

Qué a gustito se estaba junto al fuego. Como una mezcla entre estar dormido e inconsciente, solo que despierto. Su cuerpo aún estaba rígido y entumecido por tanto frío, pero no podía quejarse. Tenía fuego y no había muerto en la nieve. Eso era todo un logro. Y a partir de ese momento vivía en aquel bar, porque no pensaba volver a salir jamás ahí fuera. Con el tiempo seguro que le acababan poniendo su nombre y todo.

Entonces algo o alguien irrumpió en su caparazón de tranquilidad. Le agarraron por la ropa y lo dejaron caer de vuelta al suelo como un fardo. Qué maleducada era esa chica. ¿Eso era una voz de chica? Los humanos hablaban raro, pero seguramente sí.

-Soy un pez, señora -le dijo. Era una de las respuestas que aprendió de niño, cuando se metían con él. La otra era ponerse a hacer malabares hasta que el abusón se cansara.

Maki rodó, incapaz aún de ponerse en pie, y quedó boca arriba. El techo estaba muy sucio visto desde esa perspectiva, pero el olorcillo a comida lo compensaba.

-¿Puedes hacerme una sopa o algo? Pero de algas no, que los humanos no sabéis cocerlas. Échale algo de ardilla o de algún animal que comáis vosotros. ¿Y puede alguien buscarme un puro? No fumo, pero me gusta cómo me queda.

El camarero se puso a ello, o al menos se metió para adentro, así que Maki pudo comenzar a preparar mentalmente su encuentro con el contacto revolucionario. Ese cargamento de bacalao de contrabando no iba a contrabandearse solo. Lo primero era averiguar dónde estaba. Y en quién podía confiar, que era casi más importante. Siempre había que sospechar de todo el mundo, sobre todo de quien parecía inofensivo. Los inofensivos siempre eran los más peligrosos. O los más inofensivos, pero era mejor asegurarse.

-¿Cómo se llama este pueblo? -preguntó. Debía ser muy sutil con la forma en que indagaba, aunque el frío embotaba sus ideas y le volvía torpe-. ¿No serás revolucionaria, no? Porque yo los odio.

Bien, así nadie sospecharía.
Maki
Mensajes :
367

Fecha de inscripción :
31/03/2014


Hoja de personaje
Nivel:
[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  3qaWnZm96/150[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  9h2PZk8  (96/150)
Experiencia:
[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  3qaWnZm308012/1000000[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  9h2PZk8  (308012/1000000)
Berries: 368
Ver perfil de usuario

Oficial revolucionario
Maki

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Hazel el Dom 13 Dic 2020 - 9:08

La albina dio un paso para atrás, sorprendida de que aquella masa congelada contestara ante su asqueamiento. «Un pez… será un gyojing o algo así. ¿Son todos así de…?» Pensó en su fuero interno mirando al bicho con una mezcla de curiosidad y repulsión.

—Pues eres un pez un poco… —Las palabras feo, asqueroso, repulsivo; entre otras, se agolparon en su mente mirando a la criatura que se había quedado boca arriba. Pero supuso que si le insultaba se echaría a llorar o algo, y conociendo a los revolucionarios —lo poco que había escuchado— seguramente eso le entorpeciera el trabajo. Poniendo tremenda cara de exasperación y mirando hacia arriba, dejó escapar un pesado suspiro—. Peculiar. Eres un pez bastante peculiar. —Tras esas palabras volvió a incorporarse para marcharse por donde había venido, subir a su cuarto y echar una siesta reparadora, antes de que aquel merluzo hiciera tremendo comentario de persona con ideas de bombero. Es decir, no por el dónde estaban sino por preguntarle abiertamente si era revolucionaria. Si ella fuera una de verdad, tras ese comentario le hubiera partido la cara.

—La única ciudad habitable de esta isla, imagino que se llama del mismo modo. Si acabas de llegar en barco deberías saberlo. Y tienes suerte de que no sea revolucionaria, seguramente. Porque no me imagino a una no sacándote de nuevo al frío tras semejante comentario, gelatina congelada —le espetaría mientras llegaba el hombre que antes la había ayudado, trayendo consigo una humeante porción de sopa de pollo con fideos para el ser. La albina cerró los ojos e inspiró para después dejar escapar todo el aire, suponiendo que por ahora la dejarían en paz.

Aprovecharía entonces para mirar los dos corchos de la entrada de la taberna/posada. Por estar donde se encontraban, tenían separados a los revolucionarios de los piratas y otros criminales. Cualquiera con dos dedos de frente sabría que esto se hacía para dejar claro a quien «protegería» el pueblo si lo intentabas cazar. Aunque ella no tenía interés por los revolucionarios, así que en primera instancia no le dio especial atención hasta que una masa gelatinosa de color rosa le llamó la atención.

—Vale, esto no me lo esperaba. ¿Cómo puede costar ese cubo congelado tanto dineral para el gobierno? —Preguntó en voz alta sin querer. Aunque bueno, su objetivo era otro, pero quizás si se hiciera “su amiga” podría sacar provecho, sino del gobierno, de los propios revolucionarios. Miró otra vez hacia donde se encontraban el revolucionario y el tabernero para, haciendo como que no había visto nada, volver a acercarse aparentando las mejores intenciones—. Si le parece bien, puedo pagar yo por la comida —diría, poniendo su mejor sonrisa vista la situación. Algo le decía que su codicia iba a pagarle una mala pasada— Entonces, señor no revolucionario que odia a los revolucionarios. Creo que hemos empezado con mal pie. ¿Tienes dónde quedarte? Puedo cederte parte de mi habitación si lo necesitas. Yo esta noche saldré para hacer… trabajos navideños, así que puedes usar mi cama para no volver a acabar congelado. Por cierto, me llamo Hazel, ¿tú?

Si salía bien, saldría de la isla no solo con la cabeza del ladrón de la navidad, sino con un regalito extra que le cobraría a la marina.


[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  3s3Dogr
Asociación  Las 7 Bestias:

NUTRIA BLANCA

Hazel Edevane
Bestia VII
Mar de origen: Paraíso

Oficios
Montaraz-cazador
Médico-cirujano
Espía-investigador

Recompensa cobrada
20.000.000
Hazel
Mensajes :
128

Fecha de inscripción :
09/02/2020


Hoja de personaje
Nivel:
[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  3qaWnZm15/150[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  9h2PZk8  (15/150)
Experiencia:
[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  3qaWnZm6270/1000000[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  9h2PZk8  (6270/1000000)
Berries: 15.000.000
Ver perfil de usuario https://www.onepiece-definitiverol.com/t24199-hazel-the-banshee-

Cazador Desconocido
Hazel

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Maki el Jue 17 Dic 2020 - 20:50

Qué maja estaba resultando aquella chica. Al parecer las primeras impresiones nunca eran muy fiables, porque había pasado de ponerle cara de asco a ser realmente simpática. ¿Sería por algo que él había dicho? A lo mejor odiaba a los revolucionarios. O le gustaba la sopa. Maki le habría ofrecido un cuenco de todos modos, incluso antes de que dijera que pagaría la cuenta. Y encima le dejaba su habitación. ¿Una estrategia de seducción? Nah, los humanos rara vez seducían con los de su clase. Seguramente solo fuese buena gente.

-Yo soy Ma... -empezó a decir, pero recordó las advertencias sobre revelar su verdadero nombre a lo loco. Sería mejor usar un pseudónimo-. Soy Maiki, encantado. -Bien, con eso sería suficiente. El Oficial Makintosh era todo un experto en ocultación. Se incorporó rígidamente y dio un sorbo ala sopa-. Vaya, sabe a serpiente.

Maki notó como el calor de la comida se iba extendiendo por el cubo de pescado congelado que era su cuerpo. Al cuarto tazón ya empezaba a sentirme mejor, así que pidió algo de comer, porque la sopa no era comida, como sabía todo el mundo. Con algo sólido en la tripa, le entró el sueño. Se planteó de veras ir a dormir a la habitación de la desconocida. Empezaba a caer la noche y la misión tampoco le corría tanta prisa. Su contacto entendería que se retrasara un poco. Al fin y al cabo, solo tenía que recoger un poco de bacalao ilegal y llevárselo.

-Oh, diantres, se me olvidaba -gimió antes de poder levantarse siquiera de la mesa. Había algo que tenía que hacer.

Si se había ofrecido voluntario para una sencilla misión de contrabando no había sido por casualidad. Estaba allí por otro motivo, uno mucho más importante que el simple estraperlo, uno que hacía que el frío y la nieve no significasen nada en comparación.

-Necesito llegar a un almacén -le dijo a la tal Hazel. Aunque no podía decirle el verdadero motivo, por lo que tocaba mentir otra vez-. El de una juguetería. ¿Hay alguna? Es que... dirijo un orfanato y voy a comprarles regalos a todos los niños.

Esa era una buena trola. Los cursillos de espionaje de seis créditos que se daban en Báltigo siempre animaban a incluir a niños huérfanos en las excusas con las que encubrir las misiones secretas. A todo el mundo le gustaban los niños, así que no cuestionaban las cosas. O los odiaban, por lo que indagaban menos aún. Maki aprendió por las malas que esos niños tenían que ser humanos y blancos, o de lo contrario empezaban a mirarle mal.

-Pero no quiero pisar la nieve. ¿Me llevas a caballito de mar?
Maki
Mensajes :
367

Fecha de inscripción :
31/03/2014


Hoja de personaje
Nivel:
[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  3qaWnZm96/150[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  9h2PZk8  (96/150)
Experiencia:
[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  3qaWnZm308012/1000000[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  9h2PZk8  (308012/1000000)
Berries: 368
Ver perfil de usuario

Oficial revolucionario
Maki

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Hazel el Lun 28 Dic 2020 - 20:11

La cara de la albina era… simplemente para echarse a reír a carcajada limpia viendo como controlaba con toda su fuerza de voluntad las ganas de volver a sacar a la nieve para que se le congelara el culo a aquella masa gelatinosa parlante que se estaba bebiendo en sopas su dinero. Pero bueno, aquel regordete pez valía más que toda la comida que estaba pidiendo comer, así que no pasaba nada, siempre y cuando no se interpusiera con… «A la mierda». Pensó en cierto momento, cuando el hombre-pez dijo que tenía que irse. El burdo intento de ocultar su identidad de forma estúpida había resultado gracioso, casi tierno. Pero eso de que quería que le llevara a caballito… Y qué más. Aunque, por suerte para la cazarrecompensa, su cabeza a veces si podía ser más rápida que su viperina lengua —Y ayudaba que no se encontrara frente a un criminal en esos momentos— Tras un momento de cavilar si sería buena idea o no, como si estuviera haciendo memoria para encontrar algún almacén de juguetes, volvió a mirar al hombre con una cara que casi denotaba tristeza.

—Puede que conozca un lugar… Pero es muy tarde y ya debe estar cerrado —explicaría la joven con fingida pena—. A estas horas los únicos establecimientos abiertos suelen ser tabernas y posadas, es lo que tiene que sea navidad… Aunque quizás pueda ayudarte, si me ayudas a mí con una cosa primero. Conozco a alguien a quien le gusta… ayudar a repartir regalos. Así que si hacemos esto podrías ser llevado al interior del almacén y explicarle una vez dentro tus intenciones. ¿Te parece bien? Todo sea por los niños, claro.

Si accedía, porque no iba a dejarle ir mucho más lejos de lo contrario, le explicaría que para poder entrar le tocaría dejarse empapelar como si fuera un paquete de regalos por ella. Sujetando un DDM y quedándose muy calladito, tendría que ir con el «transportista» de regalos. Cuando se detuviera le tocaba hablar, decirle donde estaba para que pudiera ayudarle como buena alma caritativa que era ella también si no estaba en el lugar, y de paso aprovechar para capturar al pirata.

Empezarían con dejar el DDM descolgado en sus manos, bien sujeto con cinta de regalo para que no se callera, después el papel de color rojo prestado por el tabernero, cerrado con celo. Le tocaría moverse poco. De hecho, fue una suerte que el hombre tuviera también cajas vacías sueltas en las que poder meter al pez para que el papel no se rompiera. Al acabar… No le llevaría a cuestas, pero como el otro había prometido colaborar, podría arrastrar sin demasiado esfuerzo el paquete subido a un trineo pequeño de madera. Ventajas de la nieve, supuso. Lo dejarían metido dentro de la casa más llamativa que pudieran encontrar, con su enorme y pomposamente decorado árbol.

Lo más fastidioso de todo eso iba a ser, al final, quedarse despierta hasta las tantas en el frío. Gajes del oficio, supuso, acurrucándose entre las malezas con una gruesa manta. Ella tampoco quería quedarse congelada.


[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  3s3Dogr
Asociación  Las 7 Bestias:

NUTRIA BLANCA

Hazel Edevane
Bestia VII
Mar de origen: Paraíso

Oficios
Montaraz-cazador
Médico-cirujano
Espía-investigador

Recompensa cobrada
20.000.000
Hazel
Mensajes :
128

Fecha de inscripción :
09/02/2020


Hoja de personaje
Nivel:
[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  3qaWnZm15/150[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  9h2PZk8  (15/150)
Experiencia:
[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  3qaWnZm6270/1000000[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  9h2PZk8  (6270/1000000)
Berries: 15.000.000
Ver perfil de usuario https://www.onepiece-definitiverol.com/t24199-hazel-the-banshee-

Cazador Desconocido
Hazel

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Maki el Lun 4 Ene 2021 - 20:03

Un trato la mar de sospechoso, vaya que sí. ¿Qué clase de regalo se envolvía sin lazo? Era obvio que aquella desconocida no tenía ni idea de hacer regalos. Y además parecía poseída por el consumismo opresor que el Gobierno Mundial promovía. Sin embargo, a Maki no le venía mal. Podía hacerle ese pequeño favor y a cambio conseguir su ayuda para encontrar lo que necesitaba.

-Sí... Por los niños...

“No desveles la verdad, Augustus. Nadie debe saberla.”

Se dejó meter en la caja. Llevaba una baraja de cartas para no aburrirse, pero con el traqueteo del transporte se le cayeron todas mientras echaba un solitario. Mejor; de todos modos no sabía jugar a las cartas.

-Oye, tengo que ir al baño -dijo a quien hubiera al otro lado del cartón.

Nadie le hizo caso. Tampoco le explicaron qué tenía que hacer con el caracol. Estaba frío y babosillo. Intentó comerse una de las cartas y parte del envoltorio. Para cuando lo dejaron a saber dónde Maki había tenido tiempo de echarse un sueñecito de lo más reparador. Ahí dentro se estaba calentito.

Hizo un par de agujeros con los dedos y estudió el exterior. Parecía estar en un bosque, quizás una selva. La hojarasca lo tapaba todo. El verde dominaba el entorno, aunque un poco nevado.

-¡Ah, ¿que es eso?!

Había una gran bola roja flotando en mitad de la vegetación, brillante y antinatural. Se asustó tanto que tiró la caja y cayó de espaldas. De repente le pudo la claustrofobia. Empezó a chillar histéricamente mientras pataleaba para salir de ahí. Y lo consiguió, claro. Era una simple caja de cartón. Salió para encontrarse en casa de alguien. ¡Ohh, no era un bosque, solo es que tenía un árbol delante! ¿Por qué esa gente tenía un árbol dentro de casa? ¿Y por qué ahora le tenían a él dentro de casa?

Echó un vistazo en la cocina, muy despacio. Encontró un plato con galletas y un vaso de leche de vaca no marina tirado por ahí, así que lo engulló. Mientras hurgaba en la nevera y registraba los cajones como forma de combatir los nervios, habló a través del caracol.

-¿Hola? ¿Qué se supone que tengo que hacer ahora?
Maki
Mensajes :
367

Fecha de inscripción :
31/03/2014


Hoja de personaje
Nivel:
[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  3qaWnZm96/150[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  9h2PZk8  (96/150)
Experiencia:
[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  3qaWnZm308012/1000000[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  9h2PZk8  (308012/1000000)
Berries: 368
Ver perfil de usuario

Oficial revolucionario
Maki

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Hazel el Miér 13 Ene 2021 - 20:41

Todo parecía ir bien mientras montaba guardia. Si bien no podía decir que aquel fuera el mejor escenario para trabajar. Es decir, quitando el asco que pudiera tenerle a la navidad y las familias felices, lo cierto es que la albina y el frío no se llevaban del todo bien. Su metabolismo la hacía terriblemente propensa a enfermarse y un simple respirado para ella podía denigrar hasta dejarla al filo entre la vida y la muerte… Era una mierda, pero bueno. Al menos contaba con la ayuda de un revolucionario con buen precio por su cabeza que debería bastar para costearse cualquier posible catarro, así como unas buenas vacaciones, calefacción… Tal vez fuera siendo hora de dejar de amontonar dinero y conseguir una casa cómoda para vivir cuando acabase ese trabajo.

Tuvo que poner todos esos pensamientos a un lado. El DDM empezó a sonar o, mejor dicho, a retrasmitir las palabras del pez-gelatina, que estaba… ¿Gritando? ¿Comiendo? Cuando empezó a hablar quiso empezar a tirarse de los pelos o cogerle y empezar a golpearle para que se convirtiera en papilla de pescado. ¿Cómo podía ser tan zopenco?  Bueno, aún no estaba todo perdido, esperaba. Aunque mientras escuchaba por el pinganillo le pareció avistar una sombra que se acercaba al edificio en el que le había metido, una figura humana.

—¡Mierda! —Se quejó por lo bajo antes de activar el micrófono de su dispositivo—. Maiki, ¿verdad? Si no te disfrazad de regalo no podré ayudarte, así que, ya que has roto tu caja, coge una manta, una sábana… ¡Como si arrancas el puñetero mantel! Pero envuélvete y por el lazo de la caja en la que ibas sobre tu cabeza —Porque sí, había un lazo, encima de la tapa, enorme y rojo—, y haz el favor de estarte calladito para que te lleve con él —espetó, antes de asegurarse de tener sus armas a mano, cuerda, y lo que pudiera necesitar para atrapar al ladrón. No debería tener fácil cargar todos esos regalos hasta su guarida, así que debía tener un vehículo o algún poder del diablo, si ese era el caso tal vez pudiera debilitarle hundiéndole en la nieve a patadas en la entrepierna.  

Con esa idea se apresuró a acercarse de nuevo a la casa. Sus pasos se veían tapados, rellenados por más nieve que caía a su paso, pero aún tardarían en desaparecer y lo mismo pasaba con el camino que alguien acababa de realizar hasta la entrada de la mansión. ¿Sería mejor que los siguiera en vez de cortar el paso al ladrón? Solo por si acaso, primero se aseguraría que de verdad era este mirando la cerradura de la puerta. Había pedido a los dueños que la dejaran bien cerrada. Así que si estaba abierta o había rastros de que la hubieran forzado…

—Oye, Maiki, quédate muy calladito ahora. Si alguien te intenta coger déjate agarrar —susurró, esperando que el otro siguiera tras el caracolófono—. Yo estoy fuera, esperaré un par de minutos y si no veo nada entraré, para asegurarme de que te llevan a la fábrica, así que hazme caso, ¿vale? Si ves que tardo vuelve a llamarme por el caracol.

Dicho esto y tras desenvainar una de sus espadas empujó la puerta —efectivamente, estaba abierta— y siguió el rastro de escarcha desde el recibidor que se dirigía escalera arriba justo hasta el salón dónde había dejado el paquete un par de horas atrás.


[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  3s3Dogr
Asociación  Las 7 Bestias:

NUTRIA BLANCA

Hazel Edevane
Bestia VII
Mar de origen: Paraíso

Oficios
Montaraz-cazador
Médico-cirujano
Espía-investigador

Recompensa cobrada
20.000.000
Hazel
Mensajes :
128

Fecha de inscripción :
09/02/2020


Hoja de personaje
Nivel:
[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  3qaWnZm15/150[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  9h2PZk8  (15/150)
Experiencia:
[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  3qaWnZm6270/1000000[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  9h2PZk8  (6270/1000000)
Berries: 15.000.000
Ver perfil de usuario https://www.onepiece-definitiverol.com/t24199-hazel-the-banshee-

Cazador Desconocido
Hazel

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Maki el Jue 21 Ene 2021 - 19:53

Maki no terminaba de entender el plan malvado -porque tenía que ser malvado, como todos los buenos planes- de aquella señorita. Tal vez no había sido del todo una buena idea meterse en una caja porque se lo hubiese pedido una desconocida. Aun así, ya estaba allí. Y si todo iba bien pronto estaría en el almacén de una juguetería, donde llevar a cabo su propio plan. Ese no era malvado, porque tampoco era tan bueno.

Intentó hacer un buen apaño para reembalarse en la caja. Resultó que era muy difícil atarse un lazo cuando estaba sujetando los trozos de la caja para mantenerlos juntos. Y encima el papel se doblaba y se caía por aquí y por allá. Era un engorro. ¿Cómo lo haría la gente? Probó con saliva, pero solo servía para el papel de envolver. El cartón se descuajeringó enseguida, y el lazo quedó tirado por ahí. Iba a tener que esforzarse. "Estrújate el cerebro, Augustus", se conminó.

No se le ocurrió nada. Pasó por la cocina y se hizo en sandwich. En silencio, claro, para no despertar a nadie. No le llegó la inspiración mientras echaba la sexta loncha de mortadela, ni tampoco mientras buscaba otro bote de mayonesa. Uh, ¿eso eran pasas? A la gente no le gustaban las pasas, pero a Maki le chiflaban. ¿Porqué no entendían que tan solo eran como uvas solo que secas y dulcecitas?

"¡NO! A lo del regalo. No te distraigas".

La caja de mazapanes que se ventiló de postre le llevó a pensar en algo mucho mejor. La caja ya era insalvable, pero aún podía improvisar algo. Se ató el lazo a la cabeza, escondió los restos de papel y cartón debajo de la alfombra Entonces se tumbó debajo del árbol y se quedó muy quieto hasta que llegó el ladrón.

No se esperaba que fuesen a robarle, aunque le sonaba que le podían haber explicado algo parecido. Mantuvo los ojos abiertos todo el tiempo, haciendo gala de su mejor habilidad para no parpadear. Tenía que parecer un muñeco, así que se relajó totalmente y se desinfló como un globo pinchado. Aun así, no llegó a ver quién lo cogía. Estaba mirando hacia otro lado, con su conciencia perdida por ahí para parecer inerte. Sí que notó cuando lo tanteó con la bota para asegurarse de qué era.

-Joder, vaya cosas regalan hoy en día. Si hasta huele... Mierda, ¿por qué está mojado? Puta Navidad.

Empezaron a arrastrarle. Confiaba en que la desconocida lo tuviera todo controlado, porque odiaría verse secuestrado para luego no conseguir lo que necesitaba.
Maki
Mensajes :
367

Fecha de inscripción :
31/03/2014


Hoja de personaje
Nivel:
[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  3qaWnZm96/150[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  9h2PZk8  (96/150)
Experiencia:
[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  3qaWnZm308012/1000000[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  9h2PZk8  (308012/1000000)
Berries: 368
Ver perfil de usuario

Oficial revolucionario
Maki

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Hazel el Sáb 23 Ene 2021 - 19:59

Para alguien que no estaba acostumbrada a hacer ningún ruido, había conseguido esconderse bien. Su cabeza nívea estaba escondida bajo su capucha de color negro y toda su ropa hacia que se fundiera con la penumbra de la habitación. Mantuvo su respiración controlada, casi como si la contuviera. Podía aguantar bastante tiempo sin coger aire, así que tomarlo muy despacio y soltarlo con la misma suavidad no era complicado para ella. Su espada seguía en su mano, escondida. ¿Debería simplemente asaltar al hombre por la espalda? Lo pensó, pero quizás eso fuera demasiado… ¿Dramático? Aquel lugar era un caseron. Seguro que si salpicaba el suelo de sangre se volvía engorroso. Tendría que pagar a quien fuera que vivía en aquel lugar por los desperfectos. Pero tampoco podía dejar que se alejara demasiado.

«Malditos ricachones de mierda. Menos mal que esta es una isla de revolucionarios». Se quejó para sus adentros mientras veía como un hombre una cabeza más alta que ella, de brazos increíblemente largos. La cara era la misma, con el pelo de color verde moco, la barba igual. Tenía nariz aguilera y unas muy pobladas cejas. Además, su sonrisa era… Perturbadora. A la albina le resultaba bastante desagradable. Siendo un pirata tampoco era nada de lo que sorprenderse, de todos modos. Por suerte, y tal como había esperado, el hombre no la había visto, ocupado como estaba en llevarse a Maki al hombro y arrastrar en la otra mano una bolsa con el resto de regalos. «Bien, si sale quizás pueda sacar un extra por encontrar el resto de cosas que ha robado». Por la posición, su gelatinoso compañero tampoco la vería. Vaya, al final no iba a estar ni tan el haberse asociado con él. Se cobraría con eso los platos de comida que habían salido de su bolsillo.

El hombre salió y Hazel se tomó unos cinco minutos antes de seguirle. Las pisadas y el rastro del saco se verían tapadas por la nieve, de modo que el muy zopenco ni se había preocupado en ocultarlo más mínimamente. ¿Cómo podía ser tan despreocupado? De verdad que era un ladrón de pacotilla. «Mejor para mí que lo sea, supongo». Se encogió de hombros, procediendo a guardar su espada en su vaina de nuevo. Dudaba que fuera a necesitarla hasta que encontrara su escondrijo, algo que esperaba no le llevara demasiado tiempo porque con ese clima iba a empezar a acatarse. Y lo que para alguien puede implicar estornudos, mocos y algo de catarro para ella podía volverse una odisea. Como odiaba su puto sistema inmunológico, y la nieve, y el sol… Odiaba muchas cosas menos la comodidad y el dinero.

Como fuera, sus pisadas se enaminaron por la nieve, atenta en todo momento al DDM que aún se mantenía descolgado. El hombre parecía trabajar solo y haberse subido a un vehículo. Había escuchado el abrir y cerrar de varias puertas, así como el arrancar del motor gracias al caracolófono que le había otorgado a Maki… Y resultaba que el desgraciado al que estaba cazando era tan triste que se había puesto a hablar camino a su base, él solito. Comentaba lo bien que le había venido cierto almacén cerca del puerto, uno de tantos que estaban en ese momento abandonado, vete tú a saber por qué. Lo mismo tenía otros usos y por eso lo mantenían en aparente abandono, para que los marines no sospecharan. No podía importarle menos a Hazel. Al parecer hasta mañana no pensaba marcharse de la isla —tampoco quedaban barcos que hicieran alguna ruta para pasajeros activos en ese momento en el puerto—. Tiempo de sobra para pillarle por sorpresa si el revolucionario no habría su enorme bocaza.

No iba a correr mucho más, a pie no les iba a alcanzar tras escuchar todo aquello, así que sin cortar la comunicación se dirigiría a la taberna usando el trineo que habían usado a la ida. Que suerte para ella que los muy desgraciados vivieran en una colina, deslizarse ladera abajo y luego seguir por las calles le llevó escasos diez minutos. Al llegar, fue directamente a la barra.

—Parece que me vas a tener que ayudar con una cosa más —le dijo al hombre— he encontrado al ladrón de regalos… Por los niños, ya sabes. Necesito que me lleves al puerto —pidió y, el hombre, que parecía bastante dispuesto a colaborar desde que un revolucionario tan, aparentemente, importante se había metido en ese lío, no tardó en asentir y dejar a otro de sus trabajadores al cargo en su ausencia. Todo esto, obviamente lo dijo con el micrófono apagado. Solo faltaba ver con que escena rocambolesca se encontraba al llegar al almacén, pero eso no dependía de ella.


[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  3s3Dogr
Asociación  Las 7 Bestias:

NUTRIA BLANCA

Hazel Edevane
Bestia VII
Mar de origen: Paraíso

Oficios
Montaraz-cazador
Médico-cirujano
Espía-investigador

Recompensa cobrada
20.000.000
Hazel
Mensajes :
128

Fecha de inscripción :
09/02/2020


Hoja de personaje
Nivel:
[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  3qaWnZm15/150[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  9h2PZk8  (15/150)
Experiencia:
[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  3qaWnZm6270/1000000[Navidad] Nieve para mantener el pescado fresco (pasado/privado)  9h2PZk8  (6270/1000000)
Berries: 15.000.000
Ver perfil de usuario https://www.onepiece-definitiverol.com/t24199-hazel-the-banshee-

Cazador Desconocido
Hazel

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.