Cuenta Atrás

El skin, las tablillas y el diseño del foro pertenecen exclusivamente al staff del mismo, fue creado por Brianna Byrne y agradecemos a Yuu por su ayuda a la hora de editar algunas de las imágenes como son la portada, avatares de nuevos usuarios y la imagen de las estadísticas para integrarlas en el foro. Dichas imágenes no nos pertenecen, por lo que damos sus créditos a sus respectivos creadores, Sakimichan, Wlop y algunos otros cuyos nombres no conocemos.

Rogamos encarecidamente que no copien nuestro contenido, es más divertido cuando cada uno crea lo que quiere con sus propios medios.
CRÉDITOS
Tan flipao que pelea el covid a puñetazos
Salvador de yayos, siempre tan importante para nosotros, siempre tan dispuesto para ellos
El pobre lo intentó, pero no le dejaron, aún era pronto para él
GRACIAS POR TODO
ULTIMOS TEMAS
¿Sabías que?
NUESTRO STAFF
Mr. Nat - Admin
Katharina - Admin
Therax - Admin
Brianna - Mod
Hazel - Mod
Deathstroke - Mod
Arthur - Mod
William - Mod
Oppenheimer - Mod
SI NECESITAS AYUDA, CONTACTANOS
AWARDS

Una Navidad animalista ( Priv. Samvel y Helga - Pasado) [Navidad]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Helga Eiríksdóttir el Dom 27 Dic 2020 - 23:52

Ya era tiempo de las fiesta pagana conocida como Navidad. La gente se hacían regalos y pasaban el día en familia. Meh, aburrido en mi opinión. Lo bueno de este período del año era que subían los índices de criminalidad y eso significaba dinero. Y así fue como acabé en la isla de Sakura. En tiempos antiguos, mis antepasados habían invadido aquellas tierras para robarles dinero y comida. El frío invierno no perdonaba y había que hacer lo necesario para sobrevivir. Me hallaba dando vueltas por un pueblo de la isla llamado... ¿Bighorn? Sakura tenía nombres raros para sus pueblos. El pueblo no era muy grande, eso era perfecto para un saqueo y encima el puerto estaba cerca. Buscaba algo que hacer, pues la gente parecía estar a sus cosas. Había algunos que estaban comprando ingredientes para las cenas familiares y otros comprando regalos. Me quedé sentada en un pequeño parque y me limité a ver como caían los copos de nieve. Que aburrimiento de pueblo, nada para hacer. O eso pensaba yo.

Oí a unos hombres que pasaban hablando acerca de que la población de unos bichos llamados Lapahns estaba disminuyendo poco a poco. Y los Lapahns se mostraban más peligrosos de lo normal, como si alguien o algo los estuviera cazando. De todas formas, aquello sonaba a recompensa por las molestias. ¿Donde comenzar a buscar esos aparentemente conejos grandes y tochos? Pues al mismo bosque. Sin más, salí del pueblo y me adentré en la maleza. Me preguntaba que estaba haciendo desaparecer a los animales. Cuando estaba más adentro del bosque, comencé a inspeccionar las huellas. No podía ser tan difícil, eran animales grandes y no creía que hubieran más de ese tamaño. O eso creía.
Helga Eiríksdóttir
Mensajes :
97

Fecha de inscripción :
31/03/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Una Navidad animalista ( Priv. Samvel y Helga - Pasado) [Navidad] 3qaWnZm32/150Una Navidad animalista ( Priv. Samvel y Helga - Pasado) [Navidad] 9h2PZk8  (32/150)
Experiencia:
Una Navidad animalista ( Priv. Samvel y Helga - Pasado) [Navidad] 3qaWnZm19110/1000000Una Navidad animalista ( Priv. Samvel y Helga - Pasado) [Navidad] 9h2PZk8  (19110/1000000)
Berries: 10.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Samvel Legacy el Miér 6 Ene 2021 - 23:33

La última vez que Sam se había puesto al timón de un barco, acabó perdido en mitad del mar, y aquello había sido en uno de los Blues. Allí en Grand Line, las repercusiones porque alguien con su sentido de la orientación se hubiera encargado de dirigir el barco podrían haber sido mortales, pero afortunadamente avistó tierra. Un pedazo de roca cubierto de blanco, como una tarta cubierta por azúcar glass, aunque seguía siendo tierra.

Lo primero que notó Samvel al adentrarse en la isla es que le costaba mover su cuerpo mecánico. El frío afectaba a los circuitos de su cuerpo, notando cómo se movía con menor agilidad de lo habitual. No le importaba; en aquel momento solo estaba preocupado en encontrar algo de comer. El resto era secundario.

Se adentró en una suerte de bosque con pinos, donde el viento era menos violento, aunque no sabía hacia dónde dirigirse. No había encontrado carteles ni señales, y ni siquiera tenía indicios de que hubiera gente en la isla, pero no podía detenerse. Si lo hacía, su cuerpo se congelaría y sería imposible para él seguir moviéndose. Quedarse quiero suponía una muerte segura.

Continuó andando sin detenerse, buscando cualquier signo de vida en aquel páramo. Si había animales, no era capaz de encontrar sus huellas debido a la nieve que caía copiosamente, y lo mismo ocurría en el caso de otras personas. Se encontraba perdido, pero extrañamente no estaba preocupado. Hacía mucho que había abandonado el miedo, y aún se notaba con fuerzas para continuar. Siguió así un largo rato, hasta que escuchó un extraño sonido. No supo de donde provenía hasta que vio enfrente suyo, muy cerca, dos puntos rojos que se movían movían velozmente.

Su cuerpo congelado le impedía actuar con normalidad, siendo incapaz de protegerse como era debido. El choque le hizo caer de culo, quedando sentado sobre el suelo cubierto de nieve. De su brazo colgaba un conejo, tan blanco como los alrededores. Su mandíbula de dientes afilados como los de un tiburón se cerraba en torno al antebrazo, y su rostro mostraba incomprensión ante el hecho de no haber arrancado un cacho de carne.

Vaya, vaya, ¿y tú quién eres amiguito? —preguntó amistosamente.
Samvel Legacy
Mensajes :
73

Fecha de inscripción :
17/09/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Una Navidad animalista ( Priv. Samvel y Helga - Pasado) [Navidad] 3qaWnZm16/150Una Navidad animalista ( Priv. Samvel y Helga - Pasado) [Navidad] 9h2PZk8  (16/150)
Experiencia:
Una Navidad animalista ( Priv. Samvel y Helga - Pasado) [Navidad] 3qaWnZm7200/1000000Una Navidad animalista ( Priv. Samvel y Helga - Pasado) [Navidad] 9h2PZk8  (7200/1000000)
Berries: 5.500.000
Ver perfil de usuario

Desconocido
Samvel Legacy

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Helga Eiríksdóttir el Sáb 9 Ene 2021 - 0:00

Continué andando por el bosque , buscando algo que me llevara a alguna pista del paradero de los animalejos. Aún no tenía muchos conocimientos de reconocer huellas, pero si por lo que oído de los monstruos esos, sus huellas difícilmente se podrían confundir con las de un ciervo. La nieve no paraba de caer y comenzaba a helarme de veras. Era irónico. Yo venía de una isla en el mismo mar donde eran muy frecuentes las lluvias, la nieve y el frío. Pero supongo que como cambiaba mucho de ambiente cuando viajaba, había perdido la costumbre. Decidí parar un rato y comencé a recolectar ramas. Mi idea era hacer una pequeña fogata para recuperar un poco de calor y continuar con mi empresa. El bosque era precioso, tenía algunas plantas que nunca había visto. Cuando por fin acabé la recolecta, puse todo en un montón lejos de los árboles para no empezar un incendio.

Usé dos ramas para frotarlas y crear fuego. Por fin pude relajarme un rato y sentir como mi cuerpo iba volviendo a ganar calor a la vez que color. En aquel momento hubiese dado lo que fuera por una jarra de aguamiel. Me quedé mirando a las llamas, pensando en que me podrían dar de recompensa por encontrar el motivo de los animales desaparecidos. ¿Un depredador nuevo? ¿Qué clase de animal sería más peligroso que un conejo monstruoso? Bueno, aquello serviría para entrar en calor con una buena pelea. Pasado un rato, arrastré un pedazo de nieve con el pie para apagar las llamas y me puse en marcha. Caminé por una cuesta y me adentré aún más por el bosque hasta llegar a un claro nevado.

Encontré un rastro de sangre por el suelo y como si algo pesado hubiese sido arrastrado. Aquello no me gustaba, no tenía pinta de ser un animal la causa de todo.
Helga Eiríksdóttir
Mensajes :
97

Fecha de inscripción :
31/03/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Una Navidad animalista ( Priv. Samvel y Helga - Pasado) [Navidad] 3qaWnZm32/150Una Navidad animalista ( Priv. Samvel y Helga - Pasado) [Navidad] 9h2PZk8  (32/150)
Experiencia:
Una Navidad animalista ( Priv. Samvel y Helga - Pasado) [Navidad] 3qaWnZm19110/1000000Una Navidad animalista ( Priv. Samvel y Helga - Pasado) [Navidad] 9h2PZk8  (19110/1000000)
Berries: 10.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Samvel Legacy el Sáb 9 Ene 2021 - 1:32

El conejo se aferró aún más fuerte a su brazo, extrañado por no poder atravesar la extremidad del rubio. Sam, por su parte, estaba un tanto sorprendido. El conejo tenía el tamaño de un perro, y él nunca había visto a uno tan grande, al igual que nunca había visto que fueran tan agresivos.

En fin, esto es Grand Line —se dijo—. Aquí las cosas funcionan de otra manera.

Cansado de esperar a que el animal se soltase, agitó con suavidad su brazo para librar del agarre, sin éxito. Comenzó a hacer un ritmo más rápido, con más fuerza, hasta que el conejo pareció marearse, relajando su mandíbula y separándose del cyborg. Cayó sobre la nieve, que amortiguó su caída, y cuando se hubo despejado encaró a Sam nuevamente. Este sonrió como respuesta.

No soy tu enemigo, pequeño, y tampoco puedes comerme —explicó, sin estar seguro de que el animal fuera capaz de comprenderle—. ¿Por qué no hacemos una pequeña tregua?

El conejo, que había estado todo el rato en una posición defensiva, se relajó. Mirando nerviosamente hacia los lados, se acercó lentamente hacia el rubio. Sam se agachó y estiró la mano. El conejo se dejó acariciar, y Sam lo consideró una pequeña victoria.

Más tarde, al levantar la vista, encontró una pequeña cortina de humo, casi imperceptible con la nevada. «Fuego» pensó, e inmediatamente comenzó a caminar en aquella dirección. Si había fuego, habían personas, y si habían personas, habría comida. No podía dejar pasar aquella oportunidad.

Sus pasos dejaban profundas pisadas en la nieve, propias de un cuerpo metálico, y justo al lado, menos profundas, se encontraban las del conejo, que había empezado a seguirle.

¿No tienes familia? —preguntó. El conejo pareció no comprender la pregunta, o simplemente le ignoró, pero se mantuvo caminando a su lado. Sam estaba bien con aquello— Seguro que tienes hambre. Intentaré buscar un poco de comida para ti también.

No tardó mucho en encontrar el pequeño fuego. A su lado, un mujer, de espesa cabellera pelirroja, que lo estaba alimentando con ramas. A Sam le resultó familiar, pero el crujido de una rama a su lado llamó su atención.

—¿Ves, Dancer? Te lo dije, eso eran las huellas de otro. El jefe estará contento, ¿no crees? —dijo un hombre, ataviado con marrones pieles de animal.

—Tal vez, tal vez —dijo su compañero—. Oye, tú, rubio. ¿Te importa entregarnos ese conejo? Mi amigo Dasher y yo te lo agradeceríamos —dijo, con una sonrisa maliciosa.

El conejo de repente se asustó, corriendo a esconderse tras las piernas de Sam. Este, que sentía que había algo que no encajaba, adoptó una pose casi maternal, ocultando al pobre animal.

¿Y por qué debería hacer eso? Justo ahora nos dirigíamos al fuego para comer y pasar esta nevada refugiados, y no me gustaría cambiar los planes.

—Joder macho, el chico este nos lo quiere poner difícil —comentó Dasher, escupiendo al suelo—. A ver, chico, o nos lo das o te rompemos la cara y nos lo das. Tú decides.

—Cuidado Dasher —avisó su compañero—, ese chico tiene un cuerpo extraño.

Sam, viendo que se había metido en una pelea sin quererlo, llevó la mano lenta y discretamente hacia la funda de su pistola. Prefería evitar combatir, pero aquellos no parecían dejarle más opciones.
Samvel Legacy
Mensajes :
73

Fecha de inscripción :
17/09/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Una Navidad animalista ( Priv. Samvel y Helga - Pasado) [Navidad] 3qaWnZm16/150Una Navidad animalista ( Priv. Samvel y Helga - Pasado) [Navidad] 9h2PZk8  (16/150)
Experiencia:
Una Navidad animalista ( Priv. Samvel y Helga - Pasado) [Navidad] 3qaWnZm7200/1000000Una Navidad animalista ( Priv. Samvel y Helga - Pasado) [Navidad] 9h2PZk8  (7200/1000000)
Berries: 5.500.000
Ver perfil de usuario

Desconocido
Samvel Legacy

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Helga Eiríksdóttir el Mar 12 Ene 2021 - 20:59

El rastro de sangre se adentraba más y más en el blanco bosque. No creía que fuera un animal. Y mis sospechas se desvanecieron cuando encontré una trampa para osos en el suelo. Tenía aún manchas de sangre. Tuve cuidado de no activar la trampa y quedarme sin mano para comprobar si la sangre era reciente. Al tocarla, estaba húmeda. Probablemente no había pasado mucho desde que recogieron lo que fuera que había caído en la trampa. Continúe caminando, encontrándome por el camino varias trampas de distinto tipo. Hasta que al pie de una montaña, encontré una pequeña cueva, de la cual, se podían escuchar ruidos de animales desde fuera. Con curiosidad, me lancé hacia dentro esperando encontrarme cualquier cosa.

Con una hoguera iluminando la estancia, habían unas cuatro jaulas con cuatro animales blancos de ojos rojos que parecían estar malheridos. También habían algunos sacos de dormir y algunas mesas de madera. Alguien estaba de caza. Me acerqué con cuidado a examinar a los animales. Los lugares donde estaban dañados, las patas traseras, el costado, etc... Coincidían con las trampas de antes.

Al verme, los animales comenzaron a ponerse agresivos y a intentar romper las jaulas. Intenté tranquilizarlos, explicándoles que no les iba a hacer nada. Los animales no eran tontos, aunque se mostraban agresivos, comprendieron que yo no estaba con la gente que los había cazado. Me iba a disponer a liberarlos cuando escuché unas voces de fuera. Por las voces eran dos. Me di la vuelta y me quedé esperando a verlos mejor.

- ¿Que carajos haces aquí ,mujer? Esto es propiedad privada. Vete echando hostias o te vamos a dar tantas trompadas que no vas a diferenciar con que mano te voy a meter - Dijo un hombre grande de dos metros con una nariz chata y un pelo que recordaba al de un monje.

- Díselo, Donner. Esto es de nuestro jefe. Asi que vete ya, chatita. Que te puedo arañar con mis garras de gata - Comentó otro hombre haciendo una pose un tanto extraña. Era más bajito que el otro, y tenía el pelo como una fregona y unas orejas que parecían abanicos.

- Cállate, Vixxen. Me pones de los nervios con tu voz, la tienes demasiado aguda - Protestó Donner

- Me trae sin cuidado lo que digáis panda de burros, parecéis sacados de un cuento de niños con esos caretos - Dije sacando mi hacha - Hora de las tortas, a ver si sabéis bailar -

Helga Eiríksdóttir
Mensajes :
97

Fecha de inscripción :
31/03/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Una Navidad animalista ( Priv. Samvel y Helga - Pasado) [Navidad] 3qaWnZm32/150Una Navidad animalista ( Priv. Samvel y Helga - Pasado) [Navidad] 9h2PZk8  (32/150)
Experiencia:
Una Navidad animalista ( Priv. Samvel y Helga - Pasado) [Navidad] 3qaWnZm19110/1000000Una Navidad animalista ( Priv. Samvel y Helga - Pasado) [Navidad] 9h2PZk8  (19110/1000000)
Berries: 10.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Samvel Legacy el Jue 14 Ene 2021 - 19:36

Con gesto protector, mantuvo al conejo detrás suyo. No sabía qué intenciones tendrían aquellos hombres, pero su intuición le decía que no eran buenas. Y su intuición no solía fallar. Con destreza, desenfundó la pistola para lanzar un disparo al aire.

Primer aviso —dijo tras los primeros pasos de aquellos hombres, que se detuvieron en el acto—. Dejad al conejo y que cada uno se vaya por su cuenta. No vale la pena.

Los hombres se miraron, inseguros. Uno de ellos, Dasher, sacó su arma de la funda que le colgaba del hombro; una escopeta con aspecto peligroso. Apuntó a Sam con ella, frunciendo el ceño.

—Ni vili li pini —dijo, burlón—. Mira chico, lárgate si no quieres que te llene el pecho de metralla. Tienes tres segundos.

Sam lo observó, nervioso. Mientras tanto, el otro hombre empezó a correr hasta el conejo, con un cuchillo de cazador que había desenfundado previamente. Sam se percató de ello y volvió a disparar, a sus pies. El disparo hizo estremecer al conejo, que se encontraba asustado tras la pierna del cyborg.

No quiero problemas, pero no voy a dejar que os llevéis al conejo. No me cabe la menor duda de que sois cazadores furtivos.

—¿Y qué si es así? —respondió Dancer—. ¿Nosotros te decimos a ti como debes ganarte la vida? Quítate del medio y no saldrás herido —insistió.

No lo haré —mantuvo Sam, firme.

—Tú lo has querido, chico —dijo Dasher, apretando el gatillo de la escopeta.

El impacto tumbó a Sam sobre la nieve. No sintió dolor, pero la cabeza le dio mil vueltas. Al mirar la zona en la que colisionó el disparo, encontró un hueco ancho en su ropa, a la altura del esternón. Debajo, metal ennegrecido por el reciente impacto. Los hombres se quedaron quietos sorprendidos porque aún siguiera con vida. Sam aprovechó ese momento para reponerse y volver a colocarse en pie.

Buscó su arma, sin encontrarla. Se le debía haber caído. Los cazadores finalmente salieron de su trance, abalanzándose sobre él. Dancer fue el primero. Saltó ágilmente con el cuchillo en su mano, pero cuando intentó atravesar el cuerpo del rubio se encontró con su frío brazo de metal, impidiéndolo. Entonces llegó Dasher, usando la escopeta como un garrote. Sam se agachó y dejó que golpeara accidentalmente a su compañero, librándose de la amenaza del cuchillo.

El conejo empezó a chillar, angustiado. Observar aquel encuentro parecía alterarle, pero decidió buscar con sus dientes la pierna del cazador con la escopeta. El hombre gritó y arremetió contra el conejo, golpeándole en la cabeza con la culata del arma. Sam, indignado, levantó sus brazos decidido. Alzando ambas manos, lanzó redes desde ambas que atraparon a los cazadores. Los hombres cayeron al suelo, debatiéndose con las redes.

Sam corrió hasta situarse al lado del conejo, a quién sostuvo con cariño. Examinó el golpe y determinó que no era grave, pero lo cogió con el brazo izquierdo y lo mantuvo apoyado en este todo el rato. Se acercó a los cazadores para recoger sus armas antes de que decidieran hacer alguna estupidez y los arrastró al lado de la hoguera. La mujer pelirroja había desaparecido, pero el fuego seguía ardiendo, tan vivo que parecía casi increíble. En aquellas tierras, un fuego marcaba la diferencia entre la vida y la muerte.

Acto seguido golpeó a los dos cazadores hasta dejarlos inconscientes. No quería que intentaran librarse de las ataduras y le dieran problemas. Tras eso encontró un rastro de sangre y se preparó para lo peor.

Bueno, pequeño, parece que esto no acaba aquí. ¿Sigues conmigo un rato más?
Samvel Legacy
Mensajes :
73

Fecha de inscripción :
17/09/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Una Navidad animalista ( Priv. Samvel y Helga - Pasado) [Navidad] 3qaWnZm16/150Una Navidad animalista ( Priv. Samvel y Helga - Pasado) [Navidad] 9h2PZk8  (16/150)
Experiencia:
Una Navidad animalista ( Priv. Samvel y Helga - Pasado) [Navidad] 3qaWnZm7200/1000000Una Navidad animalista ( Priv. Samvel y Helga - Pasado) [Navidad] 9h2PZk8  (7200/1000000)
Berries: 5.500.000
Ver perfil de usuario

Desconocido
Samvel Legacy

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Helga Eiríksdóttir Ayer a las 19:38

Mi comentario enfureció al tal Donner, el cual se abalanzó sobre mí con ira. Lanzó un golpe con una espada corta que llevaba consigo. Respondí con un bloqueo y le lancé un puñetazo a la cara. Escupió sangre al suelo y con una sonrisa se quedó quieto en el sitio. ¿Por qué se había detenido? La respuesta llegó a los pocos segundos. Su otro compañero se había puesto por detrás de mí y atacó con una arma con garras. Me había producido una herida en la espalda y escocía bastante. Me estaba comenzando a enfadar. Esta gente no tenía honor y hacían tácticas guarras. Me iban a obligar a usar lo que había conseguido en uno de mi viajes.

- ¿Ya no estás tan provocativa verdad, petirrojo? - Dijo Vixen lamiendo la sangre de sus garras

- Bueno, os lo habéis buscado. Vais a comer piso, panda de desgraciados - Comenté con una vena en la cabeza a punto de estallar del cabreo que andaba pillando.

Con un ligero movimiento de manos, comencé a utilizar el poder de los dioses. Donner volvió a abalanzarse con la furia de un tren esgrimiendo su espada y el bufón de Vixen también saltó amenazando con volver a rasgarme la piel. Pero, con un chasquido, formé dos escudos dorados a cada lado de mi. Lo suficientemente grandes como para bloquear sus armas. Se quedaron mirando con cara de estupefacción. No se esperaban que pasara eso. Con la habilidad que poseía, formé un puño sólido de oro en el aire que aterrizó con violencia en la cara de Donner, haciendo que perdiera el sentido además de romperle la nariz.

- ¿Co-co-como has hecho eso? ¿Eres acaso como el jefe? - Vixen cayó sentado al suelo, temblando de miedo. Parecía que no era la primera vez que veía a un usuario del poder de los dioses.

- He sido bendecida por los seres divinos. Ahora dime, ¿Quién es tu jefe y donde está? - 7

- El jefe... está en el campamento principal te puedo dar un mapa - Me tendió un mapa que marcaba algunos campamentos - Pero no tienes que hacer contra el jefe Rudolf. Es como tú pero más fuerte. Posee un poder nunca visto además de ser un pirata buscado. Por favor, ¡perdóname la vida! - Se puso de rodillas a suplicar.

- Gracias por la información pero, no me gustó para nada la herida que me acabas de hacer - Con otro movimiento de brazo cree un segundo puño de oro sólido que estrelló en su cara dejándolo K.O.

Me quedé blasfemando, quejándome por la herida. Luego, revisaría a los dos cazadores furtivos para buscar la llave de las celdas de los animales.

- Gracias por la información

Helga Eiríksdóttir
Mensajes :
97

Fecha de inscripción :
31/03/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Una Navidad animalista ( Priv. Samvel y Helga - Pasado) [Navidad] 3qaWnZm32/150Una Navidad animalista ( Priv. Samvel y Helga - Pasado) [Navidad] 9h2PZk8  (32/150)
Experiencia:
Una Navidad animalista ( Priv. Samvel y Helga - Pasado) [Navidad] 3qaWnZm19110/1000000Una Navidad animalista ( Priv. Samvel y Helga - Pasado) [Navidad] 9h2PZk8  (19110/1000000)
Berries: 10.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.