Cuenta Atrás

El skin, las tablillas y el diseño del foro pertenecen exclusivamente al staff del mismo, fue creado por Brianna Byrne y agradecemos a Yuu por su ayuda a la hora de editar algunas de las imágenes como son la portada, avatares de nuevos usuarios y la imagen de las estadísticas para integrarlas en el foro. Dichas imágenes no nos pertenecen, por lo que damos sus créditos a sus respectivos creadores, Sakimichan, Wlop y algunos otros cuyos nombres no conocemos.

Rogamos encarecidamente que no copien nuestro contenido, es más divertido cuando cada uno crea lo que quiere con sus propios medios.
CRÉDITOS
Tan flipao que pelea el covid a puñetazos
Salvador de yayos, siempre tan importante para nosotros, siempre tan dispuesto para ellos
El pobre lo intentó, pero no le dejaron, aún era pronto para él
GRACIAS POR TODO
ULTIMOS TEMAS
¿Sabías que?
NUESTRO STAFF
Mr. Nat - Admin
Katharina - Admin
Therax - Admin
Brianna - Mod
Hazel - Mod
Deathstroke - Mod
Arthur - Mod
William - Mod
Oppenheimer - Mod
SI NECESITAS AYUDA, CONTACTANOS
AWARDS

A situaciones desesperadas... ¿cómo seguía? - Privado/Pasado [Kohaku & Iulio]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Iulio Jue 28 Ene 2021 - 20:12

-La situación es desesperada, Iulio -dijo la grave voz de Leblanque, lo que me obligó a levantar mi vista del pequeño cisne cuyas formas eran cada vez más distinguibles. Llevaba tiempo queriendo incorporar una serie de botes con dicha forma y unas propiedades un tanto peculiares al Hive's Queen, pero primero debía trabajar en el prototipo si quería darles forma con alguna garantía de éxito.

-¿Y eso? ¿Qué ha pasado? -pregunté, dejando a un lado el ave de cristal, pudiendo apreciar a la perfección cómo Coralle dejaba escapar una risita divertida. La tiraba limpiaba el fusil que siempre llevaba consigo, cuidándolo más de lo que lo hubiese hecho con cualquier hijo. Menos mal que tener descendencia no entraba en sus planes, pues la criatura habría tenido la peor suerte posible.

-¿Cómo que qué ha pasado? ¡Lo mismo que viene pasando desde hace una semana! ¡No vemos nada con esos árboles y no hay forma de acercarnos!

Lo cierto era que la situación era cuanto menos comprometedora; no sólo para mí, sino para la Marina en general. El infame Thomas Dugruine había decidido que no había organismo militar capaz de decirle por dónde debía moverse y qué tierras podía saquear y cuáles no. Era por ello que había llevado su flora a Oak Island, una isla tremendamente cercana a puertos clave del Gobierno Mundial como Enies Lobby o Marineford. Éstas habían conocido tiempos mejores, pero aún resultaba una absurda osadía el hecho de intentar hacerse con el control de unos territorios cercanos a las mismas.

Suspiré, posponiendo mis planes y emergiendo en la cubierta por infinitésima vez en las últimas semanas. Por orden directa del vicealmirante Zuko -aunque por lo que me había comentado la preocupación venía de instancias incluso superiores-, me había sido asignado el mando de cuatro buques de guerra con el fin último de expulsar a Thomas del territorio.

Por desgracia, al llegar a nuestro objetivo habíamos descubierto que los hombres del corsario ya se habían hecho fuertes entre los gruesos e inescrutables troncos de la vegetación local. Los informes apuntaban a que habían hecho rehén a la población local, que habitaba en un sinfín de cabañas alojadas entre las ramas de las plantas y sus copas. Sin poder discernir dónde se encontraban con exactitud, habían frustrado con disparos de artillería todos y cada uno de nuestros intentos por desembarcar. En consecuencia allí nos encontrábamos, fondeados a una distancia prudencial de la costa e intentando elaborar un plan para dar comienzo a la operación.

Las órdenes procedentes de la Gran Torre Burocrática, como el capitán Kensington gustaba en llamarla, llegaban poseídas por una prisa sin medida. La ya tocada imagen de la Marina no podía resentirse más permitiendo que aquel desgraciado nos mantuviese en jaque. Sí, en aquella ocasión se habían asegurado de que conociese al detalle los pormenores del complejo problema que tenía entre manos. Si tan crucial resultaba podían haber enviado a alguien de mayor graduación, ¿no?

Debí decirlo en voz alta de forma inconsciente, porque Leblanque, junto a mí, arqueó una ceja antes de darme un golpe en el hombro:

-Ya no eres un recluta, Iulio. Dejaste de serlo hace tiempo. Esperan de ti que hagas valer tu cargo y los méritos que te han llevado hasta él. Si tuviesen que enviar a un almirante o vicealmirante cada vez que un pirata decidiese ser una piedra en el zapato los contralmirantes no serviríais para nada.

No respondí, pero sabía a la perfección que mi hombre de confianza llevaba toda la razón. Los restos de las últimas barcazas que habían intentado desembarcar durante la noche aún flotaban a nuestro alrededor, arrastrados lentamente hacia la nada por el oleaje. Todo sería mucho más fácil si no hubiese tanta población civil cautiva, pero un ataque indiscriminado se llevaría consigo demasiadas bajas inocentes, algo que bajo ningún concepto podía ni quería aceptar. Además, claro está, de que nadie permitiría que la posición de la Marina en el mundo se viese aún más comprometida por mi irresponsabilidad.

-¿Sabemos algo de los refuerzos?

-¿Refuerzos? No habrá de eso. La última respuesta fue que contamos con suficientes efectivos como para echarle de aquí. Por lo pronto han retirado los carteles con la recompensa por Degruine. Creo que tienen pensado incrementarlo, aunque no le veo demasiado sentido sin realmente piensan que puedes darle caza aquí.

-Tienen la mala costumbre de hacer cosas sin demasiado sentido -me quejé en voz alta, sin apartar la mirada de la corteza de los robles. ¿En serio iba a tener que ir en persona? A mí no podrían obligarme a retroceder abriendo fuego y, una vez allí, podría generar suficiente caos como para dar la orden de desembarco y que éste realmente aconteciese. Lo había estado posponiendo, más por pereza y desidia que por cualquier otro motivo.
Iulio
Mensajes :
449

Fecha de inscripción :
31/08/2017


Hoja de personaje
Nivel:
A situaciones desesperadas... ¿cómo seguía? - Privado/Pasado [Kohaku & Iulio] 3qaWnZm91/150A situaciones desesperadas... ¿cómo seguía? - Privado/Pasado [Kohaku & Iulio] 9h2PZk8  (91/150)
Experiencia:
A situaciones desesperadas... ¿cómo seguía? - Privado/Pasado [Kohaku & Iulio] 3qaWnZm163425/1000000A situaciones desesperadas... ¿cómo seguía? - Privado/Pasado [Kohaku & Iulio] 9h2PZk8  (163425/1000000)
Berries: 60.257.000
Ver perfil de usuario https://www.onepiece-definitiverol.com/t22241-cornelius-d-iulio-

Contraalmirante
Iulio

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Kohaku Sato Sáb 30 Ene 2021 - 19:46

El devenir impredecible del destino de Kohaku le acabó llevando a las costas de Oak Island, una pequeña isla ocupada en su mayoría por una inmensa vegetación, cuyos habitantes vivían en las copas de los árboles. Siempre había sentido curiosidad por ella, debido a los relatos que contaban los miembros del gremio de su padre sobre ella.

Había conseguido hospedaje en una especie de taberna situada en un árbol de gran tamaño, al cual había que subir mediante un montacargas. Allí había seres de distintas razas, que convivían en paz en un hermosa y apacible comunidad. Además, la comida y la bebida era barata, ¿qué más podía pedir? Nada, tan solo que algún triste infeliz con recompensa se pasara por allí para poder capturarlo. Esa isla solía ser paso de piratas novatos que buscaban una forma de huir de la ruta del paraíso comúnmente conocida como «Paso de la Justicia», dado que sus destinos eran territorio fuertemente ocupado por la marina del gobierno mundial.

Una mañana, mientras tomaba una taza de café recién molido, un grupo de gente, que podría definirse como maleducada, empezó a gritar, canturrear e intimidar a todos los que estaban allí.

—¿Y tú que, cara partida? —preguntó uno en voz alta, dirigiéndose hacia el cazador. Era un sujeto que podría definirse como bajito, rozando apenas el metro setenta, de cabellos rojizos, muy musculado y mirada arrogante. De ser más alto, incluso podía parecerse al emperador del nuevo mundo Zane D. Kenshin, aunque algo más tosco en sus rasgos.

—Amadeus —elevó la voz Kohaku—. Tráeme un Hot Lolita, por favor —le pidió, haciendo caso omiso al sujeto escandaloso, pese a que en su interior deseaba cortarlo en dos.

—Veo que no te ha mordido la lengua el perro —dijo el hombre que le había insultado un instante antes.

Kohaku ni siquiera lo miró. Un instante después, el posadero —Amadeus— sirvió en la mesa el cóctel que había pedido. Lo cierto era que era una combinación asquerosa de alcoholes y sustancias picantes, pero no iba a tomárselo. Sabía como era la calaña que le gustaba meterse con otros, así que sabía que el tapón de alberca que estaba dando gritos se iba acercar; y sí lo hizo.

—¿Tú sabes quien soy yo, niñato? —le preguntó con arrogancia y violencia en sus movimientos—. ¿Sabes acaso quien es mi jefe?

Kohaku le miró, sujetando el vaso en la mano y mostró algo parecido a una mueca graciosa y le tiró el vaso a la cara, haciendo que la mezcla de la que estaba compuesto hiciera el resto. El hombre se tapó los ojos con dolor y escozor en los ojos, soltando la jarra de cerveza que tenía en la mano en el suelo. Tras eso, Kohaku lo agarró de la cabeza y la estrelló sobre su rodilla, escuchándose un pequeño crack que indicaba su nariz se había roto.

—Lo primero, me importa un comino quien sea tu jefe o quien seas tú —le dijo—. Y lo más importante, se dice «morder la lengua el gato, no el perro» —Y desenfundó sus espadas—. ¿Alguno de vosotros quiere gresca? —preguntó—. Marchaos de aquí y todo quedara en una preciosa y divertida anécdota.

Sin embargo, todos comenzaron a reír a carcajadas.

—No sabes lo que has hecho, muchacho —dijo uno de esos sujetos.

Y cuando quiso darse cuenta… estaba completamente herido, repleto de magulladuras en la arena de la costa sur de la isla. Se incorporó como pudo y tan solo podía sentir impotencia por lo que había ocurrido.
Kohaku Sato
Mensajes :
82

Fecha de inscripción :
11/09/2019


Hoja de personaje
Nivel:
A situaciones desesperadas... ¿cómo seguía? - Privado/Pasado [Kohaku & Iulio] 3qaWnZm36/150A situaciones desesperadas... ¿cómo seguía? - Privado/Pasado [Kohaku & Iulio] 9h2PZk8  (36/150)
Experiencia:
A situaciones desesperadas... ¿cómo seguía? - Privado/Pasado [Kohaku & Iulio] 3qaWnZm23825/1000000A situaciones desesperadas... ¿cómo seguía? - Privado/Pasado [Kohaku & Iulio] 9h2PZk8  (23825/1000000)
Berries: 34.650.000
Ver perfil de usuario

Cazador habitual
Kohaku Sato

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Iulio Jue 18 Feb 2021 - 0:10

-¿Leblanque? -pregunté, aguardando a que mi hombre de confianza respondiese al otro lado de la línea-. Sí, ya podéis desembarcar. Encárgate de que no nos dejemos nada importante a bordo, ¿vale? No me gustaría tener que volver por un descuido y encontrar otra vez los mismos problemas para tomar tierra.

Lo cierto era que había esperado encontrar más resistencia, pero los saboteadores se reducían a cuatro personas que portaban, eso sí, un extraño híbrido entre fusil de francotirador y lanzamisiles. Con razón, ocultos entre la vegetación y con las casas de los lugareños, habían podido hundir uno tras otros los botes que habíamos lanzado al mar. Fuera como fuese, el primer paso había sido dado en la dirección correcta.

Ningún lugareño había acudido a recibirme, felicitarme o darme las gracias por alejar a esos cuatro malhechores de sus hogares, pero lo cierto era que tampoco necesitaba un reconocimiento así. Con toda seguridad tendrían miedo, y mucho, y alguien capaz de acabar en unos pocos minutos con quienes tanto pavor les habían causado no debía ser mucho más tranquilizador.

Permanecí de pie frente al océano, contemplando desde la distancia el ajetreo que se había desatado a bordo del Hive's Queen. Con la quietud que reinaba en la zona, la voz del veterano guerrero de ojos ambarinos llegaba hasta mis oídos, amortiguada e ininteligible. Esos pobres chichos no tenían ni idea de a quién les había tocado obedecer, porque...

Un momento, ¿y eso? Allí, en la costa y a unos veinte metros de mi posición, un cuerpo inmóvil reposaba. Desde lejos parecía que su torso se movía acompasadamente, lo que indicaba que estaba vivo. ¿Un lugareño demasiado atrevido al que los hombres de Degruine le habían dado una pequeña reprimenda? Era lo más probable dada la situación.

Las barcazas comenzaban a descolgarse a ambos lados del galeón y aún tardarían algunos minutos en llegar, así que me dirigí hacia el hombre. El mar se insinuaba sobre la tierra antes de replegarse de nuevo, efectuándose la transición a un escaso medio metro de la cabeza del tipo inconsciente. Di un par de patadas al agua, provocando que salpicase y cayese sobre el cuerpo del sujeto.

-Oye -le llamé-, ¿cómo de mal estás? -Jamás había entendido eso de preguntar "¿estás bien?" cuando resultaba evidente que no era así.
Iulio
Mensajes :
449

Fecha de inscripción :
31/08/2017


Hoja de personaje
Nivel:
A situaciones desesperadas... ¿cómo seguía? - Privado/Pasado [Kohaku & Iulio] 3qaWnZm91/150A situaciones desesperadas... ¿cómo seguía? - Privado/Pasado [Kohaku & Iulio] 9h2PZk8  (91/150)
Experiencia:
A situaciones desesperadas... ¿cómo seguía? - Privado/Pasado [Kohaku & Iulio] 3qaWnZm163425/1000000A situaciones desesperadas... ¿cómo seguía? - Privado/Pasado [Kohaku & Iulio] 9h2PZk8  (163425/1000000)
Berries: 60.257.000
Ver perfil de usuario https://www.onepiece-definitiverol.com/t22241-cornelius-d-iulio-

Contraalmirante
Iulio

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Kohaku Sato Mar 23 Feb 2021 - 19:31

El moreno se encontraba tumbado de forma vergonzosa sobre la arena de la playa, con un fuerte dolor de cabeza y magulladuras en todo su hercúleo cuerpo, aunque lo que más le dolía era el orgullo por haber sido derrotado de esa forma tan ridícula. Era incapaz de creer que alguien con el poder de estornudar con gran potencia haya sido suficiente para derrotarlo. «A quien le cuente esto no se lo cree», se dijo, poco antes de recibir en la cara un chicate de agua que le hizo incorporarse de golpe.

A su lado había un hombre bastante alto, cuya apariencia parecía más el de un hombre monacal que otra cosa, pero que posaba sobre sus hombros una capa de oficial de alto rango de la marina de, como mínimo, capitán.

—He estado mejor —le respondió, ayudándose de su brazo para levantarse—. Aunque si te cuento lo que me ha pasado no me vas a creer.

Kohaku le narró con todo lujo de detalles lo que le había ocurrido, incluyendo al hombre que lanzaba estornudos tan grandes como para enviarlo a volar. «Pensé en aprovechar que iba a estornudar para atacarle de frente y de pronto salí volando, y apenas recuerdo más», le dijo con cierta vergüenza, que pudo verse en la forma en la que evitaba mirar a los ojos al marine.

—Me llamo Kohaku, por cierto —se presentó.

Unos marines de rango medio-bajo se acercaron al cazador y le examinaron. Al parecer los daños que tenía eran mínimo gracias a su armadura, que le había protegido de la mayoría de los golpes que le habían dado. Tras eso, le pidieron su documentación como cazador, la cual entregó y revisaron durante un rato.

—El contraalmirante Iulio quiere verle, señor Sato —le dijo una marine con aspecto de formal y respetable, podría decirse que daba más respeto que el sujeto que le había encontrado—. Le espera en la carpa situada al norte.

En los pocos minutos que había estado con el equipo médico, habían montado una carpa bastante grande, en cuyo interior había un mapa de la isla y distintas fichas situadas allí, concretamente en el lugar donde el cazador había sido atacado.

—¿Querías verme, contraalmirante? —le preguntó—. ¿O puedo llamarle Iulio?
Kohaku Sato
Mensajes :
82

Fecha de inscripción :
11/09/2019


Hoja de personaje
Nivel:
A situaciones desesperadas... ¿cómo seguía? - Privado/Pasado [Kohaku & Iulio] 3qaWnZm36/150A situaciones desesperadas... ¿cómo seguía? - Privado/Pasado [Kohaku & Iulio] 9h2PZk8  (36/150)
Experiencia:
A situaciones desesperadas... ¿cómo seguía? - Privado/Pasado [Kohaku & Iulio] 3qaWnZm23825/1000000A situaciones desesperadas... ¿cómo seguía? - Privado/Pasado [Kohaku & Iulio] 9h2PZk8  (23825/1000000)
Berries: 34.650.000
Ver perfil de usuario

Cazador habitual
Kohaku Sato

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.