Vuelve el evento

El skin, las tablillas y el diseño del foro pertenecen exclusivamente al staff del mismo, fue creado por Brianna Byrne y agradecemos a Yuu por su ayuda a la hora de editar algunas de las imágenes como son la portada, avatares de nuevos usuarios y la imagen de las estadísticas para integrarlas en el foro. Dichas imágenes no nos pertenecen, por lo que damos sus créditos a sus respectivos creadores, Sakimichan, Wlop y algunos otros cuyos nombres no conocemos.

Rogamos encarecidamente que no copien nuestro contenido, es más divertido cuando cada uno crea lo que quiere con sus propios medios.
CRÉDITOS
Tan flipao que pelea el covid a puñetazos
Salvador de yayos, siempre tan importante para nosotros, siempre tan dispuesto para ellos
El pobre lo intentó, pero no le dejaron, aún era pronto para él
GRACIAS POR TODO
ULTIMOS TEMAS
¿Sabías que?
NUESTRO STAFF
Mr. Nat - Admin
Katharina - Admin
Therax - Admin
Brianna - Mod
Hazel - Mod
Deathstroke - Mod
Arthur - Mod
William - Mod
Oppenheimer - Mod
SI NECESITAS AYUDA, CONTACTANOS
AWARDS

Naufragio en la gran ciudad [Privado RAL - Morogth]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Morgoth Dom 25 Abr 2021 - 0:25

Todo había terminado en aquella isla, mi objetivo de adentrarme más en los bajos fondos no había podido llevarlo a cabo, sin embargo, había conseguido algo que costaba mucho, o eso creía yo, experiencia de campo. Nunca en todo el tiempo que había trabajado me había encontrado con tantos problemas con los que me había encontrado en aquel lugar. Había estado en la boca del lobo casi desde el primer momento.

Tras todo lo que había logrado, la marina me ayudó para poder salir de aquel lugar dado que mi posibilidad de marcharme en otro barco se había ido con Lilith. Además, el favor que le había hecho a la marina me pareció que fue lo suficientemente importante como para que me concediesen aquello. Por otra parte, les había pedido que llevasen a aquellas chicas hasta la isla en la que Lilith había creado la base de su negocio.

El navío en el que yo me subí tomo rumbo sur, parecía que lo hacían con la intención de seguir la estela del cometa que había caído. Supuse que para adelantarse a aquellos piratas dado que les había dado una clara ventaja con mis acciones en el zeppelin. Sin embargo, o bien su navegante no se había dado cuenta o la mala suerte nos invadió. Durante varios días seguidos tuvimos un gran tiempo, luego activaron varios mecanismos para que el barco avanzara sin necesidad de viento, esto se debió a que comenzamos a cruzar una zona en la que en el mar no había ni la más mínima brisa.

Por lo que me contaron, aquello era el Calm Belt, una zona marítima que iba paralela al Grand Line y que tenía aquella particularidad de no haber ni gota de viento. Además, me dijeron que era una zona extremadamente peligrosa no por quedarse atrapado, sino porque aquella zona era un nido de reyes marinos. Nunca los había visto, aunque cuando era pequeño si había comido su carne, la cual era una exquisitez para alguien que apreciase la comida de cualquier tipo.

Tras cruzar aquella zona el tiempo volvió a cambiar radicalmente, el viento se hizo notar rápidamente y las nubes se formaron con rapidez. Estos cambios hicieron que el mar se embraveciese y comenzase a azotar al barco por todas partes. Nunca había vomitado mientras navegaba, siempre había tenido buen estómago para soportar muchas cosas, pero aquello me fue imposible. Como pude bajé a las cocinas del navío para pedir un poco de agua, allí me dieron una pequeña bota de agua de la que bebí un pequeño trago. En ese momento se escuchó un estruendo. Salí a cubierta para ver si se necesitaba mi ayuda, pero de pronto un golpe en mi cabeza me dejó inconsciente.

Cuando volví a despertarme me encontraba en una especie de playa, aunque cuando miré alrededor pude ver que estaba lleno de barcos astillados, destrozados y alguno casi parecía como que se estaba construyendo. Pude notar que en el abrigo aún estaba la bota de agua, bebí un trago y me levanté para explorar aquel lugar.
Morgoth
Mensajes :
109

Fecha de inscripción :
08/12/2017


Hoja de personaje
Nivel:
Naufragio en la gran ciudad [Privado RAL - Morogth] 3qaWnZm50/150Naufragio en la gran ciudad [Privado RAL - Morogth] 9h2PZk8  (50/150)
Experiencia:
Naufragio en la gran ciudad [Privado RAL - Morogth] 3qaWnZm44550/1000000Naufragio en la gran ciudad [Privado RAL - Morogth] 9h2PZk8  (44550/1000000)
Berries: 62.000.000
Ver perfil de usuario

Ciudadano
Morgoth

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por RAL Lun 26 Abr 2021 - 1:09

Las olas rompían contra el embarcadero de Water 7 generando un curioso contraste con respecto a la calma del canal que circulaba a unas decenas del metros al otro lado de la plaza. La salida del puerto estaba completamente concurrida con la muchedumbre de personas que iban y venían. Iba vestida con las ropas de trabajo, a pesar de llamar la atención más de lo necesario, no importaba, nadie se paraba a hablarme y eso era lo que me importaba. Llevaba una maleta grande conmigo, en ella todo lo que necesitaba para la misión.

Estaba volviendo de Shabaody camino al West Blue, pero había recibido una llamada en medio del viaje. Un barco de la marina había desaparecido nada más salir del Calm Belt. Los agentes locales habían sido derivados a otros casos relacionados con el misterioso meteorito y quedaban pocos tras el caso de Thawne. Esta isla no era la más cercana, pero según la última comunicación en la ruta que llevaban, las corrientes deberían haber traído los restos del naufragio (De haber sido el caso) a la ciudad del agua. En caso contrario mi deber era rastrear las pistas que encontrase en busca de una respuesta, ya fuera un ataque al navío, un problema interno o complicaciones derivadas del clima. Eran barcos caros y cargados de vidas de marines, su mera desaparición en una ruta segura era un caso mayor.

Un par de horas después abrí la puerta de la habitación. Habían reservado una habitación a mi nombre, pero las direcciones no eran el fuerte del centro, así que me había costado mucho más rato del debido en llegar, eso sin contar que los ciudadanos eran... reticentes a darme direcciones, comprensible si me miraba al espejo. Por ahora no tenía pistas sólidas y tampoco estaba trabajando a contrarreloj, a diferencia del archipiélago de las burbujas. Me di el pequeño lujo de darme una ducha y relajarme. No me paré a mirar mi reflejo en el espejo, aquellas cicatrices se habían unido al resto para ampliar la colección, aunque por lo menos las heridas habían curado bien. Una vez acabé me vestí de nuevo y salí del hotel, rumbo a los astilleros de nivel más bajo. Allí recibían y desmantelaban barcos viejos o desguazados. El lugar al que las corrientes llevaban los naufragios cercanos y donde cientos de naves encontraban su final. Si habían llegado a la isla restos de un naufragio deberían estar ahí. Si no recibía más información acerca de una nave secuestrada o atacada significaba que los restos estaban en esa zona.
RAL
Mensajes :
127

Fecha de inscripción :
10/01/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Naufragio en la gran ciudad [Privado RAL - Morogth] 3qaWnZm63/150Naufragio en la gran ciudad [Privado RAL - Morogth] 9h2PZk8  (63/150)
Experiencia:
Naufragio en la gran ciudad [Privado RAL - Morogth] 3qaWnZm76010/1000000Naufragio en la gran ciudad [Privado RAL - Morogth] 9h2PZk8  (76010/1000000)
Berries: 1.140.000
Ver perfil de usuario

Agente de apoyo
RAL

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Morgoth Lun 26 Abr 2021 - 13:29

Aquello no parecía nada real. A pesar de mi cuidado cuando hacía cualquier cosa ahora me había convertido en un náufrago y no sabía si aquel lugar podía ser una cosa similar a la que ya estuve en el West Blue. Mi suerte parecía no ser demasiado buena a la hora de viajar dado que las veces que lo había hecho había acabado siendo un náufrago.

Tras un rato caminando me encontré una parte pequeña del caso de un navío de la marina. Parecía ser la popa del barco. Tenía en uno de sus lados un color negro y el color del olor, apenas perceptible de la madera, era igual que cuan había visto quemarse la madera. En otro trozo de la madera se podían leer unas letras “… rugi”. Aquella tormenta parecía que había provocado una catástrofe. Habían muerto un montón de marines. Rodeé la madera y una estructura colosal apareció ante mí. Parecía una gran fuente de la que salía agua en su cumbre y caía por los lados.

“Debo de estar muerto. No existen cosas así” pensé al ver que el agua rodeaba por canales edificios y que conformaban aquel lugar en una ciudad enorme. Le di un trago más a la bota de agua y pensando en la alucinación en la que estaba o lo que fuese seguí avanzando por aquel lugar lleno de barcos destruidos, hasta que encontré un par de cuerpos tumbados en la arena.

Me acerqué a socorrer a los cuerpos pero no parecían reaccionar a nada de lo que les hacía. Tenían las ropas destrozadas, pero eran claramente reconocibles. Eran marines. Mis conocimientos no eran suficientes para intentar reanimarlos de alguna forma. Lo peor fue que reconocí a uno de ellos, el cual había conocido en el barco y había entablado algo de amistad con él por un tatuaje que se había hecho en el brazo. En el tatuaje ponía “Tsurugi”. No me hacía falta nada para saber que el trozo de madera que había encontrado era parte de la popa del barco.

Saqué la linterna y les separé las sombras a los cuerpos que luego se introdujeron en mi sombra. Me tumbé boca arriba y me puse a pensar en todo lo que recordaba del viaje para intentar saber que era lo que había sucedido.

Por suerte o por desgracia, no me dio tiempo a hacerlo mucho dado que de pronto escuché un par de voces que parecía que se acercaban hacia mi posición. Iban hablando de un barco que habían visto llegar a trozos a la cosa. Me preparé para el combate generando en mi mano derecha una hoja que salía desde la muñeca por encima del dorso de la mano sobresaliendo unos diez centímetros. Y en la otra generé un cubo a modo de apoyo. Pero antes de atacar necesitaba saber si eran enemigos o aliados.
Morgoth
Mensajes :
109

Fecha de inscripción :
08/12/2017


Hoja de personaje
Nivel:
Naufragio en la gran ciudad [Privado RAL - Morogth] 3qaWnZm50/150Naufragio en la gran ciudad [Privado RAL - Morogth] 9h2PZk8  (50/150)
Experiencia:
Naufragio en la gran ciudad [Privado RAL - Morogth] 3qaWnZm44550/1000000Naufragio en la gran ciudad [Privado RAL - Morogth] 9h2PZk8  (44550/1000000)
Berries: 62.000.000
Ver perfil de usuario

Ciudadano
Morgoth

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por RAL Miér 28 Abr 2021 - 0:53

La marea estaba baja, el olor a metal oxidado y madera podrida eclipsaba al del agua salada estancada entre los restos de barcos. Los viejos y abandonados hace años contrastaban con los más recientes por las capas de lapas y mejillones que crecían en ellos, cubriendo totalmente en algunos casos lo poco que quedaba de la nave original. Fuera metal o fuera madera nada escapaba a la influencia de los años y las mareas, y eso hacía relativamente sencilla la tarea de encontrar los restos de un barco naufragado hacía poco tiempo.

No me fue muy difícil, lo más complicado hasta ahora había sido no caerme a las charcas de agua o resbalarme sobre restos de metal oxidado, aunque bueno, mi experiencia en Baristan brillaba en este momento a la hora de moverme por madera inestable. En medio de un banco de arena, rodeado de restos más maltrechos, ahí estaba la inconfundible popa de un navío marine, todavía desconocía si los restos eran los que buscaba, pero la falta de vida marina en estos era un buen inicio. Me acerqué y revisé los alrededores, no había rastro alguno de vida, por suerte o por desgracia. Un par de cuerpos estaban tendidos sobre la arena, la falta de heridas mortales y el tono de la piel hinchada indicaba que habían muerto ahogados. Estaban relativamente bien conservados, no hacía mucho de su muerte, estaba sobre la pista correcta, pero tenía que asegurarme. Busqué bajo la camisa de uno de ellos, en la chapa venía el nombre, el tipo sanguíneo y la unidad a la que servía. Efectivamente, la que estaba en el barco desaparecido.

Los cuerpos eran una cosa, pero los restos de un barco eran otra muy diferente. Sin daños evidentes como agujeros de balas de cañón no podía asumir que los habían atacado, por ahora la teoría del naufragio seguía cobrando fuerza, aunque no podía descartar ninguna posibilidad hasta tener pruebas concluyentes.

Y hablando de pruebas. Un último detalle me llamó la atención, una silueta marcada en la arena. Alguien había estado tumbado en esta recientemente. Las huellas sugerían que se había levantado y que seguramente fuera un testigo esencial para esclarecer el caso. Pero también me indicaban otra cosa, no estaba solo, o por lo menos no se había marchado solo. El rastro de por lo menos otras dos personas entraba en escena tras investigar un poco más. Las olas cercanas habían borrado parte de los rastros, lo que había ocurrido seguía siendo un misterio, pero había algo que estaba claro. Se había marchado una persona más de la que había llegado. Y las huellas se perdían en dirección a la ciudad, en la entrada del desagüe que llevaba a las alcantarillas. Los barrotes estaban oxidados y corroídos, una persona podía pasar sin problemas. No me hacía gracia la idea de buscar por ahí, pero el perro de presa no perdía un rastro, por muy desagradable que fuera.
RAL
Mensajes :
127

Fecha de inscripción :
10/01/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Naufragio en la gran ciudad [Privado RAL - Morogth] 3qaWnZm63/150Naufragio en la gran ciudad [Privado RAL - Morogth] 9h2PZk8  (63/150)
Experiencia:
Naufragio en la gran ciudad [Privado RAL - Morogth] 3qaWnZm76010/1000000Naufragio en la gran ciudad [Privado RAL - Morogth] 9h2PZk8  (76010/1000000)
Berries: 1.140.000
Ver perfil de usuario

Agente de apoyo
RAL

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Morgoth Jue 29 Abr 2021 - 23:51

Aquellos tipos no me habían escuchado y seguían hablando, Sin embargo, mi cabeza parecía no querer estar a lo que decían. Estaba saturando con adrenalina mi cuerpo para saltar en el momento adecuado contra aquellos tipos y el cansancio me impedía estar todo lo centrado que debía estar.

“Diez metros, aún es lejos para un ataque sorpresa, les daría tiempo a reaccionar” pensé mientras seguía observándoles. “Cinco metros, solo un poco más y podré darles el golpe de gracia en el momento preciso” preparé mis armas para saltar en el momento justo.

Tras un par de pasos más de aquellos tipos mi mente se quedó en blanco durante un momento haciéndome trastabillar y salir de donde me encontraba. Aún con el filo y el cubo intenté usarlos teniendo a una distancia mínima a aquellos tipos. Que tenían cara de estar sorprendidos ante mi repentina aparición. Moví el brazo en el que tenía el filo frente a ellos sin alcanzarles y sin ninguna fuerza. Tras eso caí de rodillas al suelo y luego de bruces contra el suelo. Lo último que escuché fue “Rápido, hay un superviviente”.

Un rato después me desperté. Aquel lugar tenía un color raro en sus olores, un color bastante desagradable proveniente de la descomposición de multitud de cosas. Reprimí las ganas de vomitar.

-Tranquilo. Es normal que eso pase la primera vez – me dijo una voz masculina a mi lado. – Estás más entero de lo que parecía cuando te encontramos. Te hemos dejado un poco de comida ahí en la mesa de al lado. Come, lo necesitarás. En la cabeza tenías una buena herida. Te quedará una buena cicatriz y te la hemos vendado. Al igual que el brazo, te lo hemos escayolado, nos pareció que tenías un brazo roto.

-Gra… gracias – le dije a aquel hombre mientras me levantaba con cuidado – Tu eres uno de los que me recogió en la playa ¿no?

-Bien, bien, parece que tu memoria sigue bastante bien. – Dijo sonriendo – Cuando comas me gustaría tener una conversación contigo. Tenemos preguntas que necesitan respuestas.

No quise decirle que también tenía alguna pregunta, en aquel sitio estaba en completa desventaja y parecían se buenos tipos. No me habían amordazado y me estaban dando de comer. Hice caso y comí lo que me habían dejado, para sorpresa mía, estaba bastante buena a pesar del lugar en el que estábamos.

-Bien, ya está. ¿Qué necesitabas saber? – le pregunté directamente al hombre una vez terminé.

-¿Quién eres? ¿Qué es lo que pasó en el barco para acabar naufragando con todos los marines muertos menos tú? ¿Cómo hiciste aquellas cosas con las manos? ¿Eres marine o pirata? – preguntó directamente sin dar ningún rodeo.

-Me gusta, directo y sin rodeos. – Dije sonriéndole – Haré lo mismo pues. Soy Morgoth. No sé que es lo que ha pasado en el barco. Algo me golpeó la cabeza y quedé inconsciente. Lo que hice con las manos me lo enseñó mi maestro Sung y no soy ni una cosa ni la otra. Vivo mi vida al día y consigo dinero como puedo ayudando a la gente, buena o mala me da igual, aunque tengo mi moralidad y hago lo correcto para ella. – Aquel hombre permaneció escuchando la escueta respuesta con una expresión neutra en la cara, aunque pude notar algo de reacción cuando mencioné a mi maestro.

De pronto otro hombre al que no reconocí, llegó hasta mi interrogador y le dijo algo al oído que apenas pude escuchar “Hay alguien en la entrada B, ¿hacemos algo?”

-Movimiento A. le dijo simplemente. – Se levantó y caminó hacia mí tendiéndome una mano – Creo que nos llevaremos bien. Acompáñanos, tenemos que marcharnos, te contaré lo que sucede mientas avanzamos.
Morgoth
Mensajes :
109

Fecha de inscripción :
08/12/2017


Hoja de personaje
Nivel:
Naufragio en la gran ciudad [Privado RAL - Morogth] 3qaWnZm50/150Naufragio en la gran ciudad [Privado RAL - Morogth] 9h2PZk8  (50/150)
Experiencia:
Naufragio en la gran ciudad [Privado RAL - Morogth] 3qaWnZm44550/1000000Naufragio en la gran ciudad [Privado RAL - Morogth] 9h2PZk8  (44550/1000000)
Berries: 62.000.000
Ver perfil de usuario

Ciudadano
Morgoth

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por RAL Dom 2 Mayo 2021 - 0:22

La llamaban la capital del agua, pero esperaba que en un sitio con tanta agua por los canales las cloacas estuvieran un poco más... menos sucias. Supongo que pedía demasiado. Al principio sólo me manchaba las suelas de los zapatos, pero tras doblar un par de esquinas me llegaba hasta los gemelos, y no era agradable. En la penumbra era bastante difícil verlo, pero estaba claro que alguien había raspado las esquinas que había que torcer para llegar hasta donde quisiera que llevase el camino. Era un detalle que se fundía con el ambiente, pero cuando lo comparabas con otras te dabas cuenta de que era algo artificial.

Por fin pude avistar una escalera. Esta subía hasta una pasarela un metro por encima de las aguas residuales. Las pistas me llevaban a tomar esa ruta. Caminé entre el fango y la mugre, pero me paré a un par de pasos del primer escalón. Extendí la mano y agarré un trozo de madera que flotaba arrastrado por la corriente. Hundí la punta en el agua hasta que tocó el suelo y avancé lentamente hasta la escalera. Ahí estaba, justo en el primer escalón bajo el agua, había algo que hacía resistencia bajo el hormigón, parecía un cable o un alambre. No me extrañaría que pusieran alambre de espino en un sitio así para hacer cortes infectados, o que fuera algún mecanismo de alarma. Sabiendo eso no lo toqué más, simplemente pasé por encima con cuidado y subí la escalera para llegar a la pasarela.

Ya sobre el hormigón los rastros eran más claros, se habían secado hacía tiempo, pero pequeños restos de mugre a intervalos irregulares delataban que alguien había salido del agua y había caminado por esa zona. Seguí avanzando con cautela por la pasarela, siguiendo el rastro que habían dejado, doblando esquinas, dentro de las entrañas de la ciudad hasta que por fin pude dar con algo. Se trataba de una sala pequeña detrás de una vieja y oxidada puerta de metal. Tenía pinta de haber sido en su día una sala de control a la que le habían desvalijado todos los sistemas viejos y la cual había sido tratada para hacerla algo más habitable con algunas mantas viejas y tablones de madera. Una losa de hormigón con una manta todavía húmeda y restos de comida encima de la mesilla improvisada con palés me indicaba que alguien había estado aquí... y que se habían ido con prisas. Tenía la sospecha desde que había entrado en las alcantarillas, una corazonada que siempre me da cuando alguien me observa. Me daba la impresión de que sabían que estaba ahí y no les interesaba que los descubriera. No me sentía sola, tenía la impresión de que había alguien cerca observando y de que estaba en su territorio.

Por un momento sentí la tentación de llevar la mano bajo la gabardina y sacar la pistola, pero eso los pondría en alerta. No, simplemente me levanté y salí de la sala por la puerta que tenía en frente, siguiendo un rastro mucho más reciente. Por ahora tenía que dar la impresión de que pensaba que estaba sola, sólo así, si había alguien que no me quisiera ahí, podía mostrarse pensando que se trataba de un ataque por sorpresa.

Las aguas cada vez aumentaban más y más su caudal, y cada esquina que torcía el techo se hacía más alto, la pasarela más amplia y el rugido lejano de varios torrentes se hacía más fuerte ¿A dónde me estaba llevando este rastro?
RAL
Mensajes :
127

Fecha de inscripción :
10/01/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Naufragio en la gran ciudad [Privado RAL - Morogth] 3qaWnZm63/150Naufragio en la gran ciudad [Privado RAL - Morogth] 9h2PZk8  (63/150)
Experiencia:
Naufragio en la gran ciudad [Privado RAL - Morogth] 3qaWnZm76010/1000000Naufragio en la gran ciudad [Privado RAL - Morogth] 9h2PZk8  (76010/1000000)
Berries: 1.140.000
Ver perfil de usuario

Agente de apoyo
RAL

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Morgoth Dom 2 Mayo 2021 - 14:08

Mientras avanzábamos por las alcantarillas, el hombre ahora una cara más seria de lo que la tenía antes comenzó a responder preguntas que surgían en mi cabeza, sobre donde estaba, quiénes eran, cómo me habían encontrado y cómo es que él conocía a mi maestro.

-No tengo entendido que el barco se dirigiese directamente hacia Water Seven, pero creo que ha sido una suerte que estuviese cerda de donde naufragamos y más aún que consiguiese llegar sobre una tabla inconsciente. – Le comenté cuando él terminó de hablar. – Por cierto, lo siento, pero casi ataco a tus chicos. – Dije en un tono alegre para intentar quitarle hierro al asunto. – Entonces, Sung y tu fuisteis socios en su día.

-Hahaha – se rio – Más que socios casi como hermanos. Nos criamos desde muy pronto juntos. Hacíamos más o menos las mismas cosas, aunque sin duda él era un tipo de genio. Sobre todo, para llevar a cabo planes. Lo se comió esa maldita fruta y tuvo que escapar. No sé el motivo exacto. Alguien debía de buscarla y se topó con él.

Aquello podía ser una buena revelación sobre el motivo por el que mi maestro había muerto. Si había alguien tras él, ahora sería yo el objetivo. Sin embargo, lo que contaba aquel hombre no parecía saber nada de la muerte de Sung, así que probé suerte.

-Disculpa otra cosa, estoo …

-Teo.

-Disculpa Teo. Pero, ¿te refieres a esta fruta? – con mis palabras hice que mi sombra se moviese y cambiase su forma natural.

Teo se detuvo de golpe mirándome con ojos desorbitados, como si supiese lo que significaba lo que acababa de suceder. Me agarró con quizás excesiva fuerza y me pegó a la pared con cara de pocos amigos.

-Tu. ¿Por qué tienes ese poder? Le pertenecía a Sung – me dijo amenazadoramente.

-Lo sé. Ya te dije fui su aprendiz y me enseño gran parte de lo que sé. Nos separamos como un mes antes de él morir y de eso ya hace varios meses. – noté como la fuerza que Teo ejercía en mi brazo se hacía menor hasta soltarme y bajaba la cabeza con tristeza.

Unos pasos en la oscuridad y a lo lejos hicieron que saliese de su asombro por la muerte de su amigo.

-Mierda. Me he distraído. No estamos en el lugar adecuado para evadirnos.

-¿Evadirnos?

-Dejamos trampas por varios sitios por si la ocasión lo necesita y aún falta para la siguiente.

-No te preocupes. – Introduje una mano en el bolsillo y de la sombra del interior de este saqué una canica – Supongo que no se pueden echar abajo las alcantarillas, pero creo que nos dará algo de tiempo.

Comenzamos a correr para alcanzar al resto del grupo y lancé la pequeña canica hacia el centro de la alcantarilla, justo donde había agua. Justo antes de que esta se hundiese en el agua manipulé el trion e hice que estallase. Si mis cálculos no eran malos, la estructura principal no se derrumbaría, quizás si algún ladrillo que la conformaba, pero aguantaría. Mi intención tampoco era la de que impactase a nuestros perseguidores, solo que ganase algo de tiempo mientras reducían su paso.

-Sin duda aprendiste de Sung, chico. Ayúdanos a cazar a los malos y únetenos, te protegeremos de lo que pueda pasar – me dijo Teo divertido al ver lo que hice.
Morgoth
Mensajes :
109

Fecha de inscripción :
08/12/2017


Hoja de personaje
Nivel:
Naufragio en la gran ciudad [Privado RAL - Morogth] 3qaWnZm50/150Naufragio en la gran ciudad [Privado RAL - Morogth] 9h2PZk8  (50/150)
Experiencia:
Naufragio en la gran ciudad [Privado RAL - Morogth] 3qaWnZm44550/1000000Naufragio en la gran ciudad [Privado RAL - Morogth] 9h2PZk8  (44550/1000000)
Berries: 62.000.000
Ver perfil de usuario

Ciudadano
Morgoth

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por RAL Miér 5 Mayo 2021 - 1:03

Estaba claro que alguien no me quería por aquí, no sólo el alambre de espino, sino algunas de las tuberías que recorrían las paredes habían sido aflojadas con anterioridad. Algunas habían soltado chorros de vapor hirviendo que casi me abrasan, otras directamente se habían caído cerca de mí. Pero la gota que colmó el vaso fue cuando por fin pude ver algo de movimiento humano.

No les pude ver bien la cara, pero juraría que eran dos de ellos. Estaban cerca de una encrucijada de varias alcantarillas, las cuales vertían agua a diferentes niveles, generando un estruendo ensordecedor. Fue cuando me acerqué que uno de ellos lanzó algo al agua. Me aparté a tiempo para evitar daños graves, mi intuición estuvo en lo cierto, era un explosivo. La explosión lanzó una ola de agua pútrida en mi dirección que me echó al suelo, pero lo peor fue lo que pude ver cuando me incorporé. La pasarela de hormigón había quedado dañada, esta se había derrumbado varios metros impidiendo el paso, aunque por suerte no tenía pinta de que el techo fuese a colapsar sobre mi cabeza. Con esa potencia podría haberme matado de darme, así que asumí que su objetivo no era ese sino ganar tiempo para escapar.

Me sacudí el agua de encima y miré mis opciones. Una pequeña porción de la pasarela seguía unida al muro, pero era tan inestable que seguramente se derrumbase en cuanto pusiera el pie encima, y con la profundidad y la fuerza que había ganado la corriente estaba claro que no era una buena opción. Podía intentar encaramarme a una de las paredes de ladrillo, pero estas estaban húmedas y desgastadas, un punto de apoyo malo y acabaría como antes. El otro lado estaba demasiado lejos como para llegar de un salto, así que seguir por esa ruta estaba descartado. Pero el perro de presa no se da por vencido tan fácilmente. No, dejaría que se regocijasen en esta pequeña victoria, que se relajasen y bajasen la guardia, esta persecución no había acabado.

Miré las tuberías de vapor que habían aflojado antes y las seguí de vuelta. En efecto, otra sala de control, y estas servían a su vez de rutas secundarias con una entrada a cada lado de estas, la redundancia en las rutas servía para evitar que alguien quedase atrapado, y este era el caso. Con cuidado de no caer en más trampas continué por otra ruta, parecía que se dirigían al interior de la ciudad, así que incluso sin señales que me indicasen por donde ir, mientras tuviera esa dirección en mente seguiría acercándome a ellos, y tarde o temprano daría con su paradero. No permitiría más retrasos.
RAL
Mensajes :
127

Fecha de inscripción :
10/01/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Naufragio en la gran ciudad [Privado RAL - Morogth] 3qaWnZm63/150Naufragio en la gran ciudad [Privado RAL - Morogth] 9h2PZk8  (63/150)
Experiencia:
Naufragio en la gran ciudad [Privado RAL - Morogth] 3qaWnZm76010/1000000Naufragio en la gran ciudad [Privado RAL - Morogth] 9h2PZk8  (76010/1000000)
Berries: 1.140.000
Ver perfil de usuario

Agente de apoyo
RAL

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Morgoth Miér 5 Mayo 2021 - 14:40

Parecía que nos habíamos librado de quien nos seguía. Quizás había causado más daños de los que pretendía, pero todo se mantuvo estable por lo que pareció. En apenas un par de giros más llegamos hasta otra de las bases que tenían allí en las alcantarillas. Teo les explicó al resto quien era y que había sido aprendiz de Sung, algo que a todos pareció agradarles bastante, aunque no les comentó el decirles que mi maestro estaba muerto.

Durante unos minutos todos se presentaron y me contaron alguna anécdota, otros fueron más secos y simplemente me pidieron que me quedase allí pues como aprendiz de Sung sería un valioso aliado. Aquello de aliado me pareció extraño, dado que ninguno me mencionó nada sobre enemigos o similar. Cuando todos se presentaron fui a ver a Teo que parecía estar hablando con uno de sus segundos.

-Teo, ¿puedo hablar un momento contigo?

-Por supuesto, un momento. – Se giró hacia sus compañeros – Id preparando el ataque, si se nos han acercado tanto hay que responder cuanto antes por si vuelven con más gente.

Cuando tuve la atención de Teo, le pregunté qué era lo que sucedía. Al principio me dio la sensación de estar algo reticente a darme información, pero al final me lo explicó, parecía ser que en la isla había una banda ilegal que se dedicaba a múltiples cosas, contrabando de drogas, de personas y otro tipo de artículos, pero todos ellos de forma ilegal. Ellos llevaban investigándoles un tiempo y habían visto que habían empezado a atacar a barcos que fuesen de la Marina y del Gobierno pensando que estaban acercándose demasiado a sus negocios.

Aquella información era muy dura. Sin duda les ayudaría a destapar aquella red de delincuencia, pero no parecía que fuese a ser algo fácil. Por lo que parecía, creían que quien había entrado en la base en la que nos encontrábamos antes era uno de los exploradores de la otra banda. No era la primera vez que tenían un encontronazo y desde entonces ambos se encontraban preparándose para el momento oportuno.

Los informes que recibían eran escasos pues seguir rastros de gente en las alcantarillas no era sencillo, sin embargo, las veces que llegaban, aunque fuesen malas noticias, eran recibidos como algo triunfal. Sabían que exploradores de la otra banda les llevaban informes, aunque esperaban que les pasase lo mismo y apenas les llegase.

-Entonces, lo que hice, aunque saliese bien les dio una pista de nuestra posición. Antes de atacar deberíamos movernos a otra posición que nos de algo de ventaja dado que ahora saben más o menos donde estamos y quizás algo de la fuerza que tenemos.

Mis consejos fueron bien recibidos por Teo y casi todos sus segundos. Al notarlo, Teo decidió dividir las fuerzas, para mantener el engaño de que seguíamos todos donde se suponía que nos habían visto. Por mi parte, me uní al grupo de la ofensiva y en apenas cinco minutos nos pusimos en movimiento.
Morgoth
Mensajes :
109

Fecha de inscripción :
08/12/2017


Hoja de personaje
Nivel:
Naufragio en la gran ciudad [Privado RAL - Morogth] 3qaWnZm50/150Naufragio en la gran ciudad [Privado RAL - Morogth] 9h2PZk8  (50/150)
Experiencia:
Naufragio en la gran ciudad [Privado RAL - Morogth] 3qaWnZm44550/1000000Naufragio en la gran ciudad [Privado RAL - Morogth] 9h2PZk8  (44550/1000000)
Berries: 62.000.000
Ver perfil de usuario

Ciudadano
Morgoth

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.