Próxima ronda fugaz

El skin, las tablillas y el diseño del foro pertenecen exclusivamente al staff del mismo, fue creado por Brianna Byrne y agradecemos a Yuu por su ayuda a la hora de editar algunas de las imágenes como son la portada, avatares de nuevos usuarios y la imagen de las estadísticas para integrarlas en el foro. Dichas imágenes no nos pertenecen, por lo que damos sus créditos a sus respectivos creadores, Sakimichan, Wlop y algunos otros cuyos nombres no conocemos.

Rogamos encarecidamente que no copien nuestro contenido, es más divertido cuando cada uno crea lo que quiere con sus propios medios.
CRÉDITOS
ULTIMOS TEMAS
¿Sabías que?
NUESTRO STAFF
Mr. Nat - Admin
Katharina - Admin
Therax - Admin
Brianna - Mod
Hazel - Mod
Deathstroke - Mod
Arthur - Mod
William - Mod
Oppenheimer - Mod
SI NECESITAS AYUDA, CONTACTANOS
AWARDS

Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Alice Wanderlust Mar 18 Mayo 2021 - 22:45

Vale, repasemos: El pueblo en el centro de la isla, con la relojería al norte y la cafetería en un bulevar cercano al centro. Si el puerto estaba al lado contrario al lago, que se encontraba al sur, el puerto estaba al norte -sí que estabas confundida, sí-, y la roca... ¿En qué dirección estaba? De pronto parecía que no eras capaz de distinguir el punto cardinal al que más se aproximaba, así que por algún motivo asumiste que la chica de la cafetería podría llamarte tonta por no darte cuenta de eso; aun así, pusiste el dedo encima y con una risita preguntaste:

- Perdona, se me ha ido la palabra -dijiste-. ¿Cómo se llama la dirección en la que está la roca?

Así por lo menos no parecería que te estaba dando un aneurisma, solo que eras un poco tonta que, en el fondo, lo eras. Si no, ¿por qué habrías aceptado que un desconocido te invitase a una isla sin preguntar absolutamente nada? Más aún, con todo lo que estaba sucediendo... ¿Por qué no te montabas en el barco y te marchabas? A estas alturas tal vez te encontrases más segura lejos de tanta locura. Porque sí, o todo lo que había a tu alrededor era una actuación terriblemente burda de un equipo de secuestradores -lo cual podía dudarse, ya que difícilmente todo un pueblo se coordinaría para eso- o estaban algo fuera de sí. Que no era del todo malo, había gente como una cabra muy simpática, como los hermanos Bandle, pero alrededor de estos el peligro normalmente se hacía patente una y otra vez hasta que era demasiado fuerte para ser evitado.

De hecho lo que te dijo Sophia de la roca te resultó si cabe más extraño todavía: ¿La había tallado un turista? Entonces la relación entre Hannibal y ella podía ser meramente casual; el anciano podría estar tan puesto de analgésicos que se habría confundido de número, o habría calculado fríamente para ganarse tu confianza y que así cayeses fácilmente en una trampa. No parecía esa clase de hombre, pero pensándolo fríamente, justo era eso lo que lo hacía el hombre indicado para tenderte una trampa.

Tal vez te estabas dejando llevar demasiado por el miedo, así que respiraste profundamente un par de veces. Tu pecho se inflaba y se desinflaba al ritmo de tus inspiraciones y expiraciones, largas y lo más tranquilas que podías. Si Hannibal estaba cabalgando hacia al lago sobre su caballo con tanta urgencia algo debía estar sucediendo. Si el lago estaba helado, tal vez alguien se hubiese accidentado en él. No comprendías por qué alguien querría andar fuera de casa teniendo en cuenta las bajas temperaturas del exterior, pero lo aceptaste encogiéndote de hombros.

- Muchas gracias. ¿Puedo llevarme este también a la mesa? -dijiste finalmente, y volviste a la mesa. Allí dejaste el mapa, mirándolo detenidamente durante un rato. ¿Había algo más de interés en él que se pudiese ver? Tal vez algún museo, o una tienda de ropa. Quizá un restaurante para cuando fuese hora de almorzar. Al menos, eso harías si podías usar ambos para compararlos.

Empezaste a beber el té mientras examinabas el papel captando cada detalle. Querías saberlo todo de la isla, hasta el nombre de los cabos y si había algún río. Otros pueblos, quizá, y dónde se encontraba el hotel donde te alojabas. Tras tanto tiempo vagabundeando por la isla no tenías muy claro dónde habías acabado respecto a él. También buscaste dónde estaría la comisaría local, si es que se encontraba marcada. Quizá necesitasen ayuda con algo en algún momento y, quizá, hubiese algo a tu alcance por lo que pudieses cobrar.
Alice Wanderlust
Mensajes :
215

Fecha de inscripción :
01/02/2012


Hoja de personaje
Nivel:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm62/150Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (62/150)
Experiencia:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm74460/1000000Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (74460/1000000)
Berries: 78.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Narrador OPD Lun 24 Mayo 2021 - 16:59

-La roca esta hacia allá – Te señala en una dirección hacia el bosque. – Si vas todo recto la encontraras después de un rato caminando. – No notas para nada que ella te confunda con una chica tonta. De hecho, te sonríe amablemente en todo momento, mostrando una gran amabilidad y educación. Al parecer toparse con una señorita tan guapa como tú la ha cautivado.

Quizás fue por tu nerviosismo que la señorita acepto que te llevaras el mapa. No te mentiré, le preocupo verte así. No es normal que en esta isla las personas muestren tal nivel de preocupación. ¿Quién lo estaría si este lugar es más tranquilo que una bibliotecaria en sus horas de trabajo? Observas el mapa, marcas unas cuantas tiendas de ropa y un restaurante. Lástima que no existirá un museo. Igualmente. Este pueblo tenia historia y estaban marcadas en el mapa que te dio Hannibal.

Al ojear con profundidad ambos mapas. Te diste cuenta que los otros pueblos se encontraban a un par de horas de allí, claro, en el mapa viejo, en el mapa nuevo no existía absolutamente nada. Yo que tú me confiaba más en el mapa actual. Ya que lo que antes estaba en el mapa de Hannibal, ya no está en el mapa entregado por la rubia. Las tiendas que buscan están marcadas en la calle principal y tu hotel (en este caso, un hostal bastante cómodo y de gran clase) se encuentra en frente de la taberna del antiguo cazador.

Después de un rato de meditación puedes escuchar un grito. - ¡Ayuda! Al parecer una niñita estaba pidiendo ayuda, se encontraba sentada en las ramas de un árbol.- ¡No puedo bajar! ¡Tengo miedo! – La detallas mejor, en una chica pelirroja de unos ochos o diez años. Realmente puedes notar el terror en sus ojos por la altura. Aunque para ti puede que no sean muy altos, tal vez unos tres o cuatro metros al ojo calculo. La multitud se comienza a acercar y puedes escuchar como alguno piden una escalera. – No te asustes – Le indica un amable señor a la niña – Pronto te ayudaremos. La rubia quien te atiende pone cara de susto, por un momento. Se aterra un poco. – Rayos… esa niña no debe gritar por nada del mundo.

¿Qué vas hacer?
Narrador OPD
Mensajes :
1015

Fecha de inscripción :
26/12/2011


Hoja de personaje
Nivel:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm100/100Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (100/100)
Experiencia:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm320000/320000Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (320000/320000)
Berries:
Ver perfil de usuario

Narrador
Narrador OPD

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Alice Wanderlust Lun 24 Mayo 2021 - 17:34

- Bosque no es un punto cardinal -respondiste, con la boca chica, confusa-. ¿Está hacia el norte, o hacia el este...? No importa.

Te sentiste muy tonta, pero lo dejaste ir. Si ya estaba en medio del bosque había todavía más motivos para no acercarte a la puñetera piedra; de hecho, tras ver ambos mapas estabas segura de que nada que hubiese en el mapa de Hannibal era fiable. Muy viejo, lleno de pueblos que ya no existían y con locales a los que no podía hacer demasiado caso. Lo que te sorprendió fue, cómo no, que no hubiese una comisaría en medio del pueblo, o algún tipo de cuartel. Eso explicaba que necesitasen un guardián, pero al mismo tiempo si para sobrevivir dependían de un anciano enfermo... Así se paseaban criminales libremente por la isla, claro.

Recogiste tus cosas y marcaste sobre el mapa viejo los detalles más interesantes que veías en el nuevo. Podía ser una reliquia de otro tiempo, pero Sophia ya lo había arruinado con su marcador; ¿por qué no hacerlo tú? Total, tenía el valor que pudieses darle mientras te fuese útil. Al fin y al cabo, ¿quién demonios compraría un mapa de isla Copo? Perderías más tiempo buscando a un comprador, si es que te planteases venderlo. Y si te lo ibas a quedar, daba igual que estuviese pintado. Eso le daba vida.

Doblaste el mapa que te había prestado la camarera, dejándoselo sobre la barra. Cuando ibas a abrir la cartera para pagar un grito te interrumpió. Miraste a todas partes para investigar su origen y desde la ventana viste lo que podía parecer una piernecilla. Te agachaste un poco y pudiste ver que estaba sentada en la rama de un árbol. Alarmada, miraste a Sophia y saliste a paso ligero hacia el lugar. No entendías cómo una niña pequeña podía estar sola y haberse subido al árbol sin que nadie lo hubiese visto, pero necesitaba ayuda. No se le podía negar ayuda a una niña pequeña.

Sin embargo a medida que te acercabas pudiste ver que una multitud se congregaba alrededor de la niña. Eso era más lógico. Viendo que ya había gente tratando de tranquilizar a la niña y un grupo que expeditivamente había optado por acceder a una escalera -pronto llegaría, asumiste-. Más calmada te encogiste de hombros y suspiraste con tranquilidad. Ella estaba a salvo, así que simplemente te acercaste al corrillo y señalaste la escena.

- ¿Cómo ha llegado hasta ahí? -preguntaste, sin saber muy bien cómo romper el hielo-. ¿Dónde están sus padres?
Alice Wanderlust
Mensajes :
215

Fecha de inscripción :
01/02/2012


Hoja de personaje
Nivel:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm62/150Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (62/150)
Experiencia:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm74460/1000000Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (74460/1000000)
Berries: 78.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Narrador OPD Lun 24 Mayo 2021 - 18:07

Te acercas y uno de los lugareños te responde. – Quizás estaba jugando y vio a algún animalito que le ha llamado la atención. Los niños hoy en día cuando la curiosidad les llama, pueden ser muy temerarios.  – Y valla que si era temeraria. La niña había subido una distancia que para ti era sorprendente, Alice. De hecho, es tierno como los niños disfrutan de su infancia, pero aun así, los peligros están por todos lados.

- Mama… Papa… - Los ojos de la niña comienzan a llenarse de lágrimas. Puedes ver a lo lejos la escalera llegar, pero de repente todo el escenario cambia. La niña se abraza con más fuerza al árbol y este, y al parecer va a comenzar a llorar.

-Diablos…   ¡Llamen a Hannibal!

-¡No esta! ¡Ha salido a caballo!

-¡Que me parta u!- Y aquel imponente llanto se alza ante todos. Un llanto tan potente que hace que genera ondas de choque mandan a todos a volar(al menos lo que estaban más cerca). Por suerte para ti, que te encuentras un poco más alejada. No logra empujarte, pero si llega a ti el grito ensordecedor. Puedes sentirlo en todo tu cuerpo el llanto de la niña, sientes terror, angustia y miedo.  Incluso si te cubres los oídos, podrás escucharlo a menor medida, pero seguirás escuchándolo.

¿Qué harás? La niña que grita sigue implorando que alguien la ayude.
Narrador OPD
Mensajes :
1015

Fecha de inscripción :
26/12/2011


Hoja de personaje
Nivel:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm100/100Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (100/100)
Experiencia:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm320000/320000Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (320000/320000)
Berries:
Ver perfil de usuario

Narrador
Narrador OPD

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Alice Wanderlust Lun 24 Mayo 2021 - 18:41

De pronto dejaste de comprender lo que estaba sucediendo. La escalera estaba llegando, pero no fue capaz de acercarse lo bastante como para evitar lo que estaba a punto de suceder. De golpe, la niña se aferró al árbol con más fuerza. Era lógico en cierta medida, pero no así todo lo que sucedió a continuación:¿Cómo demonios había sido capaz de provocar semejante onda? Tuviste que taparte los oídos durante un rato mientras te ibas haciendo a ese lamento extrañamente poderoso. No dejaron de dolerte los oídos, pero sí pudiste quitarte las manos de la cabeza, lo que te permitía hacer cosas. ¿Pero el qué?

Te habrías legado a plantear por qué se requería la ayuda de Hannibal para sacar a una niña de ahí, pero había un par de cosas que te hacían ver por qué: Entre ellas, que la niña tenía alguna clase de poder incoherente propio de frutas del diablo como la de Velkan. Seguías sin poder del todo creer que existiesen, pero dado que lo habías visto no podías negar que era una posibilidad. Estúpidamente rara y remotamente probable, claro, pero posible.

Sentiste miedo. Aunque no era tu miedo. El llanto de la niña estaba penetrando de alguna forma en ti, haciéndote sentir una angustia extraña, ajena. Tus manos temblequeaban, pero tenías dos opciones: O ayudabas a la niña o la ignorabas. Teniendo en cuenta que nadie te conocía la segunda parecía la más razonable; no se te podría culpar de huir de esa situación, en la que o bien solo tú o o todo el mundo estabais helados de terror. Si no era por la niña, seguro que sí por la extraña onda de choque que había lanzado con solo gritar.

Evaluaste las opciones: Si te ibas no habría ningún riesgo, pero si te quedabas incluso en el caso de conseguir bajar a la niña podrías romperte por dentro si te gritaba con esa fuerza. Eso, asumiendo que pudieras bajarla, claro, y no se te hiciesen papilla todos los huesos primero. ¿Qué demonios ibas a hacer?

Diste un paso adelante. Intenté ocupar tu lugar pero a cuanto más te crecías más débil era mi control sobre tu cuerpo. Eso solo podía significar que estabas a punto de hacer una locura, pero evaluaste las variables: El árbol poseía ramas bajas, que a juzgar por cómo podía sostener a una niña de poco más de metro diez debía pesar unos treinta kilos. La niña algo más, pero habíasd podido cargar con Clayton fácilmente: Eras fuerte. ¿De verdad estabas planteándote aquello?

Encadenaste un paso tras otro. Yo lo único que pude hacer fue ensordecerte creando unos tapones de oscuridad que debían absorber la mayor parte del sonido, pero tú asumiste que se debía a la adrenalina. Caminaste sacando el cuchillo bajo tu falda y, una vez estuviste lo bastante cerca, lanzaste un potente tajo contra la base de la rama, tratando de cortarla de cuajo. Si esto funcionaba te colocarías rápidamente bajo esta para agarrar tú misma la rama. Habías aprendido a amortiguar golpes, y aunque eso tal vez fuese demasiado para ti -setenta kilos a unos dos metros por segundo, a cálculo rápido- lo hiciste. Yo, por mi parte, previendo lo que estaba a punto de pasar, me preparé para cubrir tus manos de oscuridad en el momento preciso y absorber la inercia del impacto, o al menos la mayor parte.
Alice Wanderlust
Mensajes :
215

Fecha de inscripción :
01/02/2012


Hoja de personaje
Nivel:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm62/150Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (62/150)
Experiencia:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm74460/1000000Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (74460/1000000)
Berries: 78.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Narrador OPD Lun 24 Mayo 2021 - 19:12

La oscuridad aborde el sonido, Miles. Has hecho un buen trabajo. Aunque me pregunto ¿Ella sabe que tiene este poder? Mejor dicho ¿Ella sabe que por tu culpa ha obtenido este poder? Cuéntame algo, querido compañero. ¿Qué crees que te diría ella si se enterara que has matado a Velkan para obtener este poder? Porque en realidad, fuiste tú, y utilizaste su cuerpo para hacer tal atrocidad, volviéndola tu cómplice.

¿Eso no afecta tu moral? No te culpo por querer protegerla, pero recuerda bien Tus actos desmedidos pueden perjudicarla, no lo olvides.

Por otro lado, Alice. Logras tu cometido. Rompes la rama y la niña cae. Sorprendentemente lograste que cayera en tus brazos. Por alguna extraña razón, te pesaba menos de lo normal. Y la niña seguía gritando, pero ya no podía hacer ondas de choque con sus gritos. - ¡Mama! ¡Papa! – Sigue llorando he implorando por sus padres, se acurruca en tu regazo buscando protección. (Miles, sabes muy bien que si desactivas la yami yami, Alice sale a tomar por el culo).

La gente del pueblo se te queda mirando extrañada, Alice. La niña sigue llorando y, logras deducir que es alguien local. – ¿Se desactivo la fruta grito grito? – Allí es cuando te das cuenta que en efecto si es una akuma no mi lo que le da esta habilidad a la niña. Si preguntaras sobre ella, te dirán que es una de las huérfanas del pueblo, Mathilda Brig. Sus padres habían muerto en un accidente cuando cayeron por un acantilado.

-Quizás la conmoción hizo que su poder se desequilibrara. – Te cuentan que sus padres eran aventureros, y que en una de sus aventuras trajeron una fruta con ellos. La intención de la pareja era muy noble, vender la fruta para seguir ayudando económicamente al pueblo que se siguiera creciendo, siendo autosuficiente como lo sigue siendo hasta ahora. Trágicamente nadie esperaba lo del accidente, especialmente la pequeña, quien decidió comer la fruta en señal de respeto hacia lo grandes aventureros que fueron sus padres en vida, jurando salir a mar y conocer el mundo.

-Pero no puede salir al mar siendo tan miedica. – Todos comienzan a reír. Puedes sentir como el pueblo realmente le tiene cariño a la pequeña.

Aun así, la gente está confundida porque es la primera vez que ella grita y sus poderes no salen. ¿Qué haras? La niña aún sigue llorando.
Narrador OPD
Mensajes :
1015

Fecha de inscripción :
26/12/2011


Hoja de personaje
Nivel:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm100/100Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (100/100)
Experiencia:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm320000/320000Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (320000/320000)
Berries:
Ver perfil de usuario

Narrador
Narrador OPD

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Alice Wanderlust Lun 24 Mayo 2021 - 20:58

La muerte de Velkan había sido necesaria. Era un cazarrecompensas, conocedor del contrato sobre nuestro cuerpo impuesto por Lewis y por tanto al corriente de cuánto valía nuestro útero para él. Tal vez en algún momento tú podrías, al enterarte, creerte ajena al suceso, pero mis acciones solo eran un reflejo de tus emociones más profundas; el reflejo de tus traumas y de tus miedos. Yo había elegido convertirme en un asesino no porque fuese una conciencia parásita que te poseía sino, más bien, la identidad en la que delegabas la resolución de tus traumas más profundos. Nací de ellos, y actué contra ellos. No tengo muy claro por qué te cuento esto, pero de alguna forma parece que a ratos mis pensamientos y mi libre albedrío se están viendo demasiado enajenados por una fuerza que no soy capaz de controlar.

Volviendo a tus estúpidas acciones, esta en concreto salió bien. Sí, la rama parecía pesar menos de lo que debía, pero se lo achacaste a lo bien que te habías posicionado. También una vez el mundo volvió a poseer sonido los estímulos que acudieron a tu cabeza nublaron cualquier sospecha de que habías vuelto a hacer magia. Ya no erais tú y el árbol, sino el mundo entero, y tú dentro de él, de nuevo.

Alguien salido de quién sabe dónde preguntó por la niña, pero aludiendo a la fruta que poseía. Tal vez eras tú la rara, o incluso yo, pero que todo el mundo tuviese tan naturalizada la existencia de unas frutas mágicas que otorgaban poderes y de las que debían existir, a lo sumo, un par de cientos -quizá medio millar- te escamaba. No solo porque si en English Garden hubiese aparecido alguien con esa clase de poderes, o los nuestros, habría acabado en una hoguera por brujería, sino porque a pesar de lo llena que parecía de piratas la isla -o al menos lo frecuentemente que era visitada por estos- ninguno hubiese intentado secuestrar o matar a la pequeña para hacer lo mismo que los padres hubieron querido en su día: Sacar beneficio. Por algún motivo te daba muy mala espina, y no pudiste evitar pensar que solo faltaba que la niña fuese nieta de Hannibal y por eso se hubiese separado de su mujer, en un estúpido acto de romanticismo paternal, protegiendo la isla donde murió su hijo en lugar de llevarse a su progenie para cuidarla con una familia mejor estructurada.

- Niña -dijiste, con cierta dulzura, agachándote para estar a su altura-. ¿Cómo es que has acabado ahí arriba?

Esperaste un rato a que respondiese. Tenía unos ojos bonitos. Si te dejaba, te acercarías a ella y la abrazarías con sumo cuidado, rezando en silencio porque no echase a berrear de pronto para dejarte sorda.

- Mis padres también murieron hace unos años -le dirías al oído, muy bajito para que nadie más lo oyese-. Y mírame, he salido a ver el mundo. Llora todo lo que necesites, te irá bien. Pero tienes que aprender a controlar tu magia o le harás daño a toda esta gente que te quiere. Y tú no quieres eso, ¿verdad?

Si dijese que sí me iba a reír. Tú seguramente no, pero yo sí. Al menos, al principio.
Alice Wanderlust
Mensajes :
215

Fecha de inscripción :
01/02/2012


Hoja de personaje
Nivel:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm62/150Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (62/150)
Experiencia:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm74460/1000000Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (74460/1000000)
Berries: 78.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Narrador OPD Jue 27 Mayo 2021 - 15:37

Vale, Alice… lo has conseguido. Tu tono de voz y la ternura que trasmites llegan a los oídos y al corazón de la pequeña, que sin lugar a dudas te deja abrazarle (Me imagino que estas inutilizando su poder ¿Verdad Miles?) Ella te escucha atentamente aun con lágrimas en los ojos. Te abraza fuertemente aferrándose aún más a ti. – Solo estaba siguiendo a una ardilla. – Te dice con total inocencia, allí es cuando te das cuenta que su curiosidad fue la causante de colocarla en esa situación.

Uno de los aldeanos se acerca. – Vámonos, Mathilda. Te llevare a casa. – Puedes sentir con ella aprieta con más fuerza tu ropa, aferrándote más a ti. - ¡No quiero! – Responde. - ¡No quiero regresar a un lugar donde no me espera nadie!

Puedes ver como algunos de los presentes ponen caras tristes. Otros, se limitan a suspirar y negar con la cabeza. Aunque queda en tu saber qué hacer. Por cierto miles, eres bastante cruel. Me has roto el corazón #Sadface.

Ah sí, Alice. Tus palabras sobre el fallecimiento de tus padres conmueven más a la niña. Puedes ver un destello de admiración de su parte. Pero aun así no deja de llorar… en silencio.
Narrador OPD
Mensajes :
1015

Fecha de inscripción :
26/12/2011


Hoja de personaje
Nivel:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm100/100Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (100/100)
Experiencia:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm320000/320000Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (320000/320000)
Berries:
Ver perfil de usuario

Narrador
Narrador OPD

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Alice Wanderlust Jue 27 Mayo 2021 - 16:07

¿Que podía hacer qué? Ah, eso. La verdad es que en ningún momento llegué a proponerme anular sus poderes. Era una niña, lo que buscaba era el cariño y la seguridad que alguien pudiese ofrecerle; el que tú podías ofrecerle. Si yo hubiese tenido que intervenir para anular a la niña probablemente hubiese reaccionado en consecuencia y, probablemente, con más violencia de la que hubiese sido bien vista por la gente de la aldea. Pero, una vez más, tú misma te valías para solventar la mayoría de los problemas.

- No deberías perseguir ardillas -le reprendiste, con tono firme-, podrías haberte hecho mucho daño. No escales a los árboles si la rama más baja es más alta que tú, ¿vale?

No sabías si te haría caso. Lo que sí sabías era que te apretaba con demasiada fuerza, haciéndote sonreír por el dolor. Aun así hasta que decidió soltarte decidiste aguantar con tesón, puramente porque ella necesitaba más estar bien que tú. Tú, al fin y al cabo, ya estabas hecha al dolor que suponía el cariño de la gente; aun así, agradeciste en silencio cuando llegó un tercero para apartarla de ti. Sin entonar palabra dibujaste un "gracias" con los labios y te levantaste, aunque tampoco hizo mucha diferencia. Con lo bajita que eras seguías mirando a todo el mundo desde abajo. Pero ya estabas acostumbrada.

Sin embargo que propusiesen devolverla a casa solo hizo que se aferrase con más fuerza -por suerte esta vez a tu ropa- y protestase. Trataste de tomar su cara con una mano y hacer que te mirase. Ahí estabas, sonriendo a la pequeña y volviendo a quedar a su altura.

- Si quieres salir al mar un día vas a tener que asumir la soledad -dijiste con cierta solemnidad-. La vida en un barco implica días o semanas sin ver a nadie, solo con tu propia compañía. Sé que no parece una perspectiva agradable, pero te hará fuerte. Además, seguro que alguien te cuida y te hace compañía. ¿Verdad?

Echaste una mirada letal a cada curioso que había cerca. ¿Tanto cariño le tenían pero luego no eran capaces de darle un hogar cuando sus padres morían? Trataste de serenarte, pero empezabas a sentirte furiosa. Tirando de ella hacia arriba la levantaste, aferrándola en brazos como si fuese un bebé. Un bebé enorme y capaz de dejar sordo a todo el mundo de un chillido. Si nadie te daba una respuesta, harías una única pregunta:

- ¿Dónde está Margarat?
Alice Wanderlust
Mensajes :
215

Fecha de inscripción :
01/02/2012


Hoja de personaje
Nivel:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm62/150Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (62/150)
Experiencia:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm74460/1000000Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (74460/1000000)
Berries: 78.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Narrador OPD Jue 27 Mayo 2021 - 17:10

Ella te mira, Alice. Te pira preguntándose mil cosas dentro de si mientras pones atención a tus palabras. Tu puedes sentir como si estuviera aprendiendo con cada palabra. Por cierto ¿te he descrito como era la pequeña Mathilda? Es pequeñita. De cabellera color blanco como la nieve y color de ojos color purpura. Piel suave y delicada que al tacto te parecía la cosa más cómoda del mundo. Esos lindos mofletes te pedían a gritos que los apretases y que le dieras mucho amor. Porque era toda una ternurita, ahora siendo cargada por ti.

Miles, al detallar a la niña un poco más físicamente, dime ¿Qué sientes? ¿Te recuerda a alguien? Aunque déjame decirte que incluso tu no puedes evitar sentir ternura por ella.

La pequeña Mathilda:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 7057113f8ada40a1ca0bf30614be9683

Cuando dices aquello, Alice, puedes sentir como la gente del pueblo se tensa. No es que odien a la niña, tienen miedo de su poder. Y es normal, no querrían que ninguno de sus hijos se viera dañado por ella.  – No. Odiamos a Mathilda. Pero nos procupa su poder. No podemos permitirnos que su poder lastime a nuestros hijos. Por suerte, hasta ahora no ha ocurrido ningún accidente. Pero no podemos cuidarla, ya que ella podría ser un peligro para nuestros hijos. – Al hombre que escuchas hablar, te observa fijamente a los ojos. No parece que mienta y tampoco notas una gota de odio en sus ojos por la niña. De hecho es lógico en cierto punto lo que dice. Un accidente mayor podría ocurrir.

- La señora Margarat puede que se encuentre en su casa. – Te da la dirección. – Pero ella no te dar una respuesta diferente que nosotros. Ella nació aquí y puede seguir creciendo aquí. Pero no podemos hacernos cargo de ella.

Cada palabra hace que la niña se aferre más a tu ropa. Alice, puedes sentir su tristeza nuevamente. ¿Qué vas a hacer?
Narrador OPD
Mensajes :
1015

Fecha de inscripción :
26/12/2011


Hoja de personaje
Nivel:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm100/100Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (100/100)
Experiencia:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm320000/320000Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (320000/320000)
Berries:
Ver perfil de usuario

Narrador
Narrador OPD

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Alice Wanderlust Jue 27 Mayo 2021 - 18:02

- ¡Sois una penda de hipócritas! -gritaste, furiosa. Tu voz no resonaba como la de Mathilda, pero tu tono se volvía extremadamente agudo al chillar-. ¡Sobre todo tú!

Tu dedo acusador señalaba al incauto que se había atrevido a hablar. No te ibas a llevar a la niña; estaba sola, sí, y puede que nos despertase cierta ternura, pero ni eras su madre ni alta mar era el lugar adecuado para una cría. Sin embargo, una casa sola tampoco era un sitio en el que pudiese estar. Te llenaba de rabia que la gente viviese tan llena de seguridad con algunas cosas pero fuese tan cauta para otras, y simplemente estallaste.

- ¡Dejáis piratas campar a sus anchas por esta isla! -le recriminaste-. ¡Uno de más de doscientos millones se ha paseado por aquí y os habéis unido a la fiesta con él! A la de un asesino, ladrón y violador. ¡Y no te atrevas a decirme que ese no lo era, porque un día podría llegar uno! He ido a una relojería esta mañana, hace poco más de una hora, y no he podido hacer mi compra porque los materiales del producto que solicité iban en un barco que han asaltado en vuestras costas. ¿Sabéis quiénes lo han hecho? Os daré una pista: No eran niños pequeños. ¡Eran piratas! -Respiraste profundamente, creyendo que podrías calmarte. Sin embargo cuando recuperaste el aliento volviste con mucha más fuerza-. Es mucho mejor tener a un anciano convaleciente de cáncer cuidando vuestra isla y quedándoos a merced de los delincuentes, pidiéndole que se encargue de los problemas que causa una niña pequeña porque sois demasiado cobardes como para cuidar a una niña. Y muy bien, tú tienes hijos. Es una excusa de mierda si vives rodeado de piratas, pero te la acepto. ¿Y el resto? ¿Todos tenéis hijos? -Miraste uno a uno a cada persona del corrillo, señalándolos con la mirada mientras abrazabas con fuerza a la niña-. ¿Sois lo bastante cínicos como para abandonar a esta niña a su suerte? ¿Y no presenta ningún peligro que ronde sola el pueblo, marginada porque vuestros hijos han aprendido de vosotros a no acercarse a ella? ¿Queréis eso? Queréis que crezca odiando lo que es, sin aprender a controlarlo nunca, y aun encima sin saber relacionarse con nadie, ¿verdad? -Elevaste el tono más de lo que jamás pensé que podrías hacerlo-. ¡¿Es eso lo que queréis?!

La dejaste en el suelo. Si se agarraba a ti tirarías con cuidado de sus manos hasta que te soltase, y encararíasal que había decidido llevar la voz cantante en medio de semejante tropelía. Estando frente a él, y pese a la diferencia de alturas, esperabas que fuese suficiente para intimidarlo.

- Si es un peligro tan grande para tu isla mátala, valiente. Será más rápido que seguir torturándola como estás haciendo. -Le pusiste un cuchillo en la mano-. Y luego usa este cuchillo para ir a matar al Terror Rojo. -Tenías los ojos casi inyectados en sangre, exorbitados, y pese al dolor no sonreías-. Mátala sin odio, como un carnicero a un animal. Silba mientras lo haces, canta. Mátala; pero si no te atreves, vas a tener que cuidar de ella.
Alice Wanderlust
Mensajes :
215

Fecha de inscripción :
01/02/2012


Hoja de personaje
Nivel:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm62/150Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (62/150)
Experiencia:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm74460/1000000Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (74460/1000000)
Berries: 78.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Narrador OPD Mar 1 Jun 2021 - 20:11

Se hace el silencio en la calle nevada. Las buenas gentes de Isla Copo, enfrentadas quizás por primera vez a la cínica hipocresía de la vida diaria, guarda un avergonzado y enfurruñado silencio. Algunos asienten con expresión contrita, otros niegan con la cabeza, y un par que acaban de llegar susurran a sus vecinos para preguntarles qué está pasando. El hombre al que le tiendes el cuchillo aparta la mano, espantado, y observa a la niña con la expresión llorosa y perdida de quien ha tenido una revelación que cambiará su vida.

Entonces alguien rompe la magia del momento.

-¡Sí, eso! ¡Mátala, hijo de puta!

El grupo se gira horrorizado al origen de la voz. Es difícil imaginar un movimiento más coordinado que el de una veintena de cabezas meneándose como girasoles al sol. Solo que esta vez el sol es grande, blanco y peludo, y tiene unas orejas muy largas.

-¿Qué? A mí no me miréis, ella es la mataniñas.

Ya debes haber oído hablar de él, aunque puede que las historias no le hagan justicia. Ya sabes cómo de mentirosos son los folletos turísticos. El legendario Conejo Blanco mide sus buenos cinco metros de altura -seis contando las orejas- y es tan gordo y desproporcionado que su cabeza parece ridículamente pequeña. Viste con unos pantalones marrones llenos de bolsillos que mantiene sujetos con dos grandes tirantes verdes y blancos. Lo más llamativo es su gorra, con dos agujeros para las orejas y dos grandes vasos sujetos a los lados de los que surgen pajitas que llegan a su boca. En una zarpa lleva una bolsa bastante grande de patatas fritas.

-Yuuuujú -exclama con desgana, dando un triste saltito muy poco impresionante-. Ha llegado el conejo. A ver, a ver, niñita, ¿qué te pasa?

La niña se queda muda. Algunos de los otros ciudadanos se aproximan a ella, intentando interponerse entre ella y el gigantesco conejo.

-Venga, Norte, ya has saludado a la niña. Ya puedes irte -dice un hombre con las manos alzadas.

-¿Qué? ¿Es que piensas que le voy a hacer algo? ¡Si a mí me encantan los niños! ¿Y a la pirada del cuchillo por qué no le dices nada? -El conejo se inclina sobre ti-. No. Está. Bien. Apuñalar. Niñitas. -Mete la mano en la bolsa y se llena la boca-. Zorra. ¡Debería daros vergüenza! -El conejo mira alrededor, como buscando algo-. Debería daros...

Zas. Sin terminar siquiera la frase, el monstruo coge a la niña y se la lleva dando saltos hacia el bosque. Se ha dejado las patatas en la nieve.
Narrador OPD
Mensajes :
1015

Fecha de inscripción :
26/12/2011


Hoja de personaje
Nivel:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm100/100Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (100/100)
Experiencia:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm320000/320000Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (320000/320000)
Berries:
Ver perfil de usuario

Narrador
Narrador OPD

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Alice Wanderlust Jue 3 Jun 2021 - 17:24

Le sostuviste la mirada mientras rechazaba el cuchillo, pero reprimiste una sonrisa ante su silencio. Esperaste un momento antes de continuar hablando, dándole algo de tiempo para que reflexionase acerca de qué iba a hacer con la niña. Quisiste evitar mirar al resto; eso habría quitado peso a tu silencioso alegato, pero antes de que pudieses volver a hablar una voz se alzó entre la multitud con un mensaje sanguinario. Con franca vehemencia, el silencio fue roto para que en el aire el olor a muerte lo hiciese apestar todo.

Te diste la vuelta, cuchillo en mano, dispuesta a retarlo también a él, pero te quedaste en blanco. Podría haber sido porque te sumaste tarde a la coordinada marea de girasoles en que se habían convertido los paisanos, o tal vez era porque estabas delante del enorme y mítico conejo blanco -si es que era ese el de la leyenda isleña- del que acababan de hablarte hacía apenas un instante. Pero, si te lo imaginabas mínimamente elegante o incluso poseedor de cierto encanto, te habías equivocado: Desproporcionado, su cabeza parecía un guisante sobre su anormal cuerpo de tres "túes". Llevaba puesta una gorra de esas horteras de beber con agujeritos para las orejas, sujetaba una bolsa de patatas y ni siquiera llevaba traje, tan solo una especie de pantalón de pescador que lo hacía verse más gordo si cabe. Osó llamarte mataniñas, pero estabas demasiado patidifusa como para responder. También para clavarle el cuchillo en el ojo cuando se puso frente a ti. Porque sí, se plantó delante de ti sin ninguna vergüenza.

Estaba demasiado cerca. Al hablar soltó varios perdigones y su aliento apestaba a patatas medio digeridas. Era tan grande que casi te impedía ver nada más aparte de él, y se veía tan amenazante que casi temblaste de miedo cuando te llamó zorra. A otra persona le habrías dado una bofetada, pero en el momento solo pudiste hacer un torpe movimiento de la mano para pellizcarte el muslo hasta que doliese, haciéndote sonreír frente a él.

- Pues tú...

No llegaste a terminar la frase ya que antes de eso ya se había marchado. Te quedaste parada mirando cómo brincaba con la niña bajo el brazo, todavía sin procesar lo que acababa de suceder. Cuando se alejó lo suficiente te derrumbaste sobre las rodillas, conteniendo un llanto roto.

- ¿Qué era eso? -preguntaste-. ¿Por qué un conejo ha secuestrado a la niña? -Buscaste a alguien que te contestase con la mirada, esperando una respuesta mínimamente lógica.

Te respondiesen o no, te levantarías.

- En fin... Ya tenéis lo que queríais, ¿no? Alguien se va a hacer cargo de ella. -Tu tono era mucho más neutro, y tu volumen muy bajo-. ¿Qué pensáis hacer?
Alice Wanderlust
Mensajes :
215

Fecha de inscripción :
01/02/2012


Hoja de personaje
Nivel:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm62/150Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (62/150)
Experiencia:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm74460/1000000Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (74460/1000000)
Berries: 78.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Narrador OPD Jue 3 Jun 2021 - 18:22

Una epidemia de expresiones avergonzadas y claramente incómodas se va extendiendo entre tus nuevos amigos. Evitan mirarte, y más aún responderte, con la vista clavada en cualquier cosa cercana que no seas tú. En la nieve, por ejemplo. La nieve es inofensiva. Hay uno que hasta silba para fingir que todo esto no ha pasado siquiera, mientras que los de más atrás se alejan discretamente de vuelta a sus quehaceres.

-Verás, Norte... No le hará nada -dice una amable ciudadana-. Creo. Le gustan los niños, aunque no en el mal sentido. No en ese mal sentido concreto, al menos.

-El chico es inofensivo casi siempre -interviene un anciano-. Pero le dio un aire al nacer y se quedó un poco... -No termina la frase, pero hace oscilar levemente la mano en el aire para indicar que al pobre conejo no le funciona bien algo.

-A veces se lleva algún niño unas semanas y luego, cuando se cansa, deja que vuelvan. Solo espero que no se enfade. Una vez le dio una bofetada a un crío que le pegó y... bueno, ya imaginarás. No controla mucho su fuerza. Y con esas zarpas que tiene...

-Deberíamos haberlo metido en vereda hace tiempo. No sé para qué tenemos un guardián...

-Ni siquiera podemos comer conejo. Si Norte se entera se pone muy nervioso, diciendo que nos comemos a sus primos y cosas así. ¿Sabes que como no podemos cazarlos hay una maldita plaga ahí fuera? No puedes dar una patada a una piedra sin que salga un conejo.

El resto de explicaciones van más o menos en la misma línea. Te venden al conejo como un idiota peligroso y, así a grandes rasgos, se lavan las manos y se desentienden del asunto. Aunque las huellas que deja el engendro son fáciles de seguir, nadie parece dispuesto a ello. Una señora especialmente optimista dice que a lo mejor hasta adopta a Mathilda y la cuida. Siempre que no se enfade, claro. Pero tranquila, ¿que probabilidades hay de que una niña que chilla sobrenaturalmente enfade a una cosa con unas orejas tan grandes?
Narrador OPD
Mensajes :
1015

Fecha de inscripción :
26/12/2011


Hoja de personaje
Nivel:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm100/100Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (100/100)
Experiencia:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm320000/320000Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (320000/320000)
Berries:
Ver perfil de usuario

Narrador
Narrador OPD

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Alice Wanderlust Vie 4 Jun 2021 - 16:38

Sin duda la decisión más adecuada de cara a ese pueblo de locos habría sido hacer las maletas y largarte corriendo. Por si la anciana que enviaba vales vacacionales a desconocidos, el cazador con cáncer que decía que no se podía juzgar a las personas por sus actos, el relojero que importaba productos "hechos por él mismo", el misterioso teléfono de los violadores de la piedra del lobo, los piratas que se paseaban a sus anchas por la isla -desde Terror Rojo y familia hasta el niño ese- o los pueblerinos ineptos capaces de abandonar a una niña pequeña eran poco, ahora se sumaba un enorme conejo blanco, pero no un conejo sexy y adorable como Illje, sino uno enorme y deforme que secuestraba niños. No solo eso, sino que además la isla sufría una plaga de conejos por su culpa y alguna vez había matado o dejado para el arrastre a algún que otro mocoso con la mano un tanto suelta. Nadie podría haberte culpado por abandonar la isla, o incluso por seguir intentando disfrutar de tus vacaciones allí ignorando el problema.

- ¿También os daba miedo cuando era un niño? -preguntaste-. O sea, tenéis en vuestra propia isla las consecuencias de no cuidar a un niño cuando lo necesita, ¿Y os negabais a ayudar a Mathilda?

Por lo menos no era un pervertido. Querías pensar que al menos eso era lo que se deducía de sus palabras, aunque tampoco ibas a apostar nada; alguien que secuestraba a un niño durante varias semanas era capaz de cualquier cosa. Y si ya era una tradición... Lo peor de todo, que casi te hacía chillar de pura frustración, fue el hecho de que siguiesen lavándose las manos ante todo. No, ya estaba bien. Ibas a hacer que se las manchasen por una maldita vez.

- No soy una heroína, ¿sabéis? -espetaste-. No me va a dar más pena esa niña porque la secuestre un monstruo que la que ya me daba por vuestra culpa. Voy a intentar continuar mis malditas vacaciones a no ser que me deis un motivo con seis ceros para ir a rescatarla. Y aparte de eso, cuando la traiga quiero saber que uno de vosotros, panda de miserables, se va a hacer cargo. -Te acercaste nuevamente al padre del año-. ¿Te gustaría que Norte se llevase a uno de tus hijos el mes que viene, o el año próximo? ¡¿Os gustaría a alguno?! Desde mi punto de vista si pasa habitualmente y no lo habéis evitado es que no os parece algo tan malo. Y si os lo parece... Bueno. Yo me voy de compras; buscadme si reunís el dinero.

Sin esperar respuesta a eso último te diste la vuelta y, tras guardar de nuevo tu cuchillo, te dirigiste a la calle comercial para comenzar a buscar algo que te resultara interesante.
Alice Wanderlust
Mensajes :
215

Fecha de inscripción :
01/02/2012


Hoja de personaje
Nivel:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm62/150Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (62/150)
Experiencia:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm74460/1000000Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (74460/1000000)
Berries: 78.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Narrador OPD Mar 8 Jun 2021 - 19:16

Por alguna razón que se me escapa, la mezcla entre frío y agudos reproches constantes hace que la gente, incómoda y un poco cabreada, se vaya marchando de allí. Alguno murmura cosas como “No sé para qué queremos tanto turista” o “Menuda plasta”, pero seguro que no se refieren a ti. Los pocos que se quedan por los alrededores no están muy receptivos a que les eches la bronca.

-Rescatarla, dice...

-Dinero, dice...

-¿Sabes lo que cuesta controlar a un bicho como ese? -dice una mujer-. Ya la devolverá, tú tranquila.

“O no”, parece querer decir su silencio posterior, pero acaba yéndose también.

De vuelta a tus vacaciones, descubrirás que este bonito pueblo invernal tiene mucho que ofrecer. Una vez que el escándalo montado por el conejo se disipa, la gente vuelve a sus quehaceres cotidianos. Puedes ver a un grupo de ancianos que carga con largas cañas y otros aparejos de pesca en dirección al lago. La pesca en el hielo está muy de moda este año. También puedes pasarte por la tienda de postales y souvenirs, la otra tienda de postales y souvenirs o probar uno de los deliciosos e hiperazucarados Zumboojumboo, un zumo de colores publicitado por un tipo disfrazado de uno de ellos. También te cruzarás con varios carteles que indican la dirección por la que se va a las pistas de esquí.

Ah, por cierto, un pingüino ha empezado a seguirte. Yo tampoco sé de dónde ha salido, pero ahí lo tienes, anadeando cómicamente tras de ti, un saquito de grasa y pelo negro y blanco. Si te giras, se parará y se te quedará mirando para reemprender la marcha tras de ti en cuanto te muevas, aunque retrocederá si te acercas mucho.
Narrador OPD
Mensajes :
1015

Fecha de inscripción :
26/12/2011


Hoja de personaje
Nivel:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm100/100Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (100/100)
Experiencia:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm320000/320000Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (320000/320000)
Berries:
Ver perfil de usuario

Narrador
Narrador OPD

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Alice Wanderlust Miér 9 Jun 2021 - 23:06

En el ajedrez tiende a funcionar el gambito de dama. En la vida real... No tanto. Mientras dabas tu discurso -tal vez más vehemente de lo que habría sido necesario, seguramente a causa de la acumulación de estrés- pudiste ir viendo las caras entre la indiferencia y el enojo, lo cual de alguna manera te acabó haciendo terminar tu discurso casi a voz de grito, como si fueses una niña caprichosa. Sí, porque eso parecías: Una niña caprichosa. No importaba que fuesen ellos los infames, acababas de rebajarte a su nivel.

- ¡Pues será culpa vuestra! -recriminaste, con la voz muy aguda, sin darte la vuelta mientras te alejabas rumbo a la aldea una vez más-. Malditos paletos, ni para cuidar de una pobre niña valen.

En realidad creo que proferiste maldiciones bastante más propias de un motero obeso y misógino -pero sobre todo obeso- mientras te alejabas, pero te fuiste relajando a medida que te internabas en el pueblo más y más. De hecho, casi ni apretabas los dientes cuando viste a un grupo de gente pertrechada para irse de pesca. Te pareció extraño que en medio de una postal invernal pudieses encontrar a alguien con los ánimos, el tesón y sobre todo la increíble falta de respeto a las inclemencias del tiempo como para plantearse practicar la pesca deportiva. Al menos, esperabas que fuese deportiva. Si esos hombres eran pescadores profesionales... Menuda pinta de domingueros.

En mi camino te encontraste con tiendas de souvenirs, señales hacia las pistas de esquís y publicidad de un extraño zumo que seguramente estaba lleno de azúcar. Te gustaba el dulce, pero no lo industrial, y en cualquier caso nada de eso era lo que estabas buscando, por lo que ¡ay dios mío qué cosita más mona! Ehm... Perdón, ese gritito lo soltaste tú, no yo. Yo me emocioné de forma neutra, como un hombre. Pero nos seguía un pingüino. ¡Más cuco! Pateaba torpemente como si de un pato disfrazado de mayordomo se tratase, balanceándose alegremente hacia un lado y hacia otro mientras su mirada estrábica indicaba que todo iba a salir bien. Te hacía pensar en la niña que había secuestrado el conejo, claro, pero también te hacía reflexionar sobre el insólito número de animales extraños había en la isla: El conejo gordo, el águila mentalista, un pingüino... Lo próximo bien podía ser un elefante rosa y ya sabrías que Sophitita te había echado algo en el té. Pero, por ahora, te internaste más y más en el pueblo buscando una boutique de moda. Querías faldas negras, y pantalones pitillo, y blusas escotadas para parecer una chica dura. Sí, esa era tu perspectiva de una chica dura. Eso y las tachuelas, pero eso era de presidiaria, así que sería pasarse.

Mientras caminabas de pronto empezaste a preguntarte si podrías abrazar al pingüino. No sé por qué nadie querría hacer eso, pero en vez de comportarte como una humana funcional y preguntar a alguien de la calle cómo llegar a una tienda de ropa, te arrodillaste frente al animal y le tendiste una mano tímidamente a modo de saludo.

- Hola señor pingüino, yo soy Alice. Encantada. -La nieve estaba jodidamente fría.
Alice Wanderlust
Mensajes :
215

Fecha de inscripción :
01/02/2012


Hoja de personaje
Nivel:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm62/150Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (62/150)
Experiencia:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm74460/1000000Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (74460/1000000)
Berries: 78.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Narrador OPD Lun 14 Jun 2021 - 19:45

Te mira. Lo miras. Os miráis. ¿Ha surgido el amor entre una niña y un ave rara? ¿Entre una niña rara y un ave aún más rara? Podría ser, pero el animal parece desconfiar. Tal ve sepa que te gustan las tachuelas.

El pingüino ladea la cabeza ante tu mano extendida y hace un ruido muy de pingüino. Se lo toma con calma, acercándose un paso y retrocediéndolo inmediatamente después con expresión de alarma y las prisas de quien sabe que ha cometido una locura temeraria. Puedes ver la duda en los ojos de la criaturita. ¿Dejarse guiar por el instinto y huir, o ceder al impulso de sociabilizar con una extraña forma de vida que le ha llamado la atención?

Entonces, de repente, echa a anadear a toda la velocidad que da su poco apta anatomía, bamboleando cómicamente el cono de grasa que es su pequeño cuerpo amelonado, y se echa encima de ti. Ha ganado la confianza, y tú te has ganado que un pingüino te abrace. Que te abrace y te manosee un poco. En realidad, no parece en absoluto que... Ah, no, no es un abrazo. Solo está rebuscando en tus bolsillos. ¿Llevas comida? Seguro que aún hueles a la cafetería.

De repente, emite un ruido de pingüino alto y agudo, lo que casi podría equivaler a un “eureka” en su extraño idioma. El pingüino sostiene en su pico un fajo bien apretado de billetes, que con toda seguridad te pertenecían a ti. Te mira fijamente durante un segundo, hace otro ruidito para despedirse y echar a correr otra vez por la nieve.

Pero sabe lo que se hace. Esta vez va cuesta abajo, así que se echa sobre la tripa y empieza a deslizarse con tu presupuesto para ropa hortera bien agarrado en su boca de ladrón. Va a toda velocidad, dejando un surco en la nieve bastante reconocible. Dando por hecho que va a seguir yendo cuesta abajo todo lo que pueda, no tardará en dejar atrás las calles del pueblo y salir al blanco y gélido desierto que lo envuelve.

Así aprenderás a no fiarte de las cosas monas.
Narrador OPD
Mensajes :
1015

Fecha de inscripción :
26/12/2011


Hoja de personaje
Nivel:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm100/100Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (100/100)
Experiencia:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm320000/320000Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (320000/320000)
Berries:
Ver perfil de usuario

Narrador
Narrador OPD

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Alice Wanderlust Vie 25 Jun 2021 - 15:59

Durante un segundo te sentiste idiota. De rodillas en la nieve, extendiendo la mano hacia un animal que probablemente ni siquiera entendiese por qué alguien tendería el brazo hacia cualquier cosa, acabando en una situación que era de hecho bastante incómoda. El ave inclinó la cabeza, graznando -que es el indudable y reconocible sonido que todo el mundo sabe que los pingüinos y casi cualquier pájaro realiza-. Notaste la duda en sus ojos; la mirada vacía del ánade te recordaba a la de un pato; un pato gordo vestido de mayordomo, sí, pero un pato. Un pato adorable.

Entonces, le desconfianza se rompió. Duró solo un instante su duda, porque al momento se abalanzó sobre ti para darte un cálido abrazo y... Estera, ¿te estaba metiendo mano el pingüino? Estabas muy confusa como para hacer otra cosa que reírte, pero después de pasar su aleta de forma bastante poco caballerosa por tu pecho empezó a rebuscar con la boca en tus bolsillos. ¿Buscaba comida? No, no podía ser, no llevabas nada. Pero la respuesta era mucho peor: ¡Era un ratero! Ese animal te había robado el dinero y, antes de que siquiera te planteases cómo tenías que reaccionar, ya se había marchado cuesta abajo deslizándose hacia el infinito.

- ¡Mierda! -gritaste. Eso no era propio de una señorita, pero tenía sentido maldecir dado que sin dinero tu única opción era quedarte en el hotel hasta que el tiempo terminase y entonces marcharte más pobre que cuando llegaste y, encima, asaltada por una rata con pico.

Dudaste por un momento. Aunque querías correr detrás de él sabías que podría hacerte mucho daño, y una caída provocada por un resbalón te dejaría a merced de la buena voluntad de un pueblo al que acababas de aleccionar y casi extorsionar -con una justificación moral, claro-. Lanzarte por la ladera hacia abajo era otra idea peregrina que se te ocurrió, pero era tan ma... ¡MALA!

Ni siquiera pude terminar el razonamiento. Eras ágil y estabas envuelta en tu abrigo de piel, así que por el camino compacto que la tripa del pingüino había dejado en la nieve te lanzaste con cierta carrerilla, asegurándote de que la bajada hasta apoyar tus nalgas en el suelo fuese lo más suave posible. Mantuviste las piernas levantadas y utilizaste como timón tu propio peso corporal. Él era algo más aerodinámico, pero una vez estuviese en llano podrías recortar esa distancia, así que ignorando todos los peligros y riesgos que habías ignorado hacía apenas una hora te lanzaste hacia las afueras del pueblo persiguiendo a un pingüino. Pero por lo menos ahora tenías una razón para correr el riesgo.
Alice Wanderlust
Mensajes :
215

Fecha de inscripción :
01/02/2012


Hoja de personaje
Nivel:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm62/150Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (62/150)
Experiencia:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm74460/1000000Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (74460/1000000)
Berries: 78.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Narrador OPD Lun 28 Jun 2021 - 21:02

Es un descenso movidito. Movidito y frío. La nieve tiende a meterse en cada mínimo resquicio, en cada pliegue existente en la ropa, lo permitan o no las leyes de la física. Si notas el culo helado no te sorprendas, porque luego vas a estar quitándote nieve de encima un buen rato. Lo bueno es que es seguro, eso sí. El ladronzuelo tiene habilidad para encontrar un camino sin piedras ni grandes placas de hielo, y su tripa talla un perfecto tobogán apto para todas las edades.

En cierto momento, el pingüino se gira. Su cara se contrae en una mueca de sorpresa al verte ahí detrás, siguiéndole. Casi se diría que tiene cara de asustado, si es que estos bichos pueden poner una cara así. Entonces agita una aleta en el aire, como diciendo “Te vas a enterar”, y adopta la postura más aerodinámica posible para aumentar su velocidad, decidido a dejarte atrás.

No tardáis en llegar a terreno plano. Las últimas casas y posadas quedan atrás y la carrera desemboca en una llanura nevada donde varias farolas repartidas aquí y allá alumbran lo que de otro sería un blanco impoluto. A poca distancia tienes el lago, una placa de hielo apenas distinguible de la nieve que lo camufla. Hay una caseta plantada en el medio, y unas figuras diminutas que deben ser personas empuñan con destreza unas cañas de pescar. Más allá se encuentra el bosque en toda su gloria, una masa de oscura y un tanto amenazante naturaleza. Unos pocos copos de nieve se dejan caer desde las esponjosas nubes, junto con algún que otro billete que se le escapa al pingüino de la boca.

Cuando el pobre pingüino pierde toda la velocidad ganada con el descenso, no tiene más remedio que ponerse en pie y seguir la huida a pie. A pata. A ti te ocurre lo mismo, aunque un rato antes. Lo bueno es que el animalito no corre mucho. De hecho, se le ve desesperado. Tanto, que lo ves rebuscar con sus aletas entre los pliegues de grasa de su cuerpo blanquinegro y dejar caer cosas para aligerar su peso: un reloj de cuco, una brújula de cristal , una mano protésica...

Pobre. ¿No te da pena? Ha decidido enfilar hacia el lago y ahora se dedica a anadear sobre el hielo, que, si te animas a aproximarte, descubrirás de un grosor bastante aceptable. ¿De verdad que no te da pena? Vale, acaba de hacerte lo que bien podría hacerte un gesto obsceno con las aletas... Al menos sigue siendo mono, ¿no?
Narrador OPD
Mensajes :
1015

Fecha de inscripción :
26/12/2011


Hoja de personaje
Nivel:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm100/100Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (100/100)
Experiencia:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm320000/320000Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (320000/320000)
Berries:
Ver perfil de usuario

Narrador
Narrador OPD

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Alice Wanderlust Jue 8 Jul 2021 - 17:16

Joder, el viaje había sido lo más emocionante que habías hecho en tu vida. No disimulaste tus gritos de júbilo en cada curva, ni tus suspiros de tensión liberada tras ver que el camino seguía estable a pesar del extraño recorrido. Era un tobogán rápido, claro, pero nada demasiado peligroso -por pura suerte, porque lo cierto es que te la habías jugado a base de bien-, y cuando llegaste al final de este más que el culo frío sentías las mejillas calientes de reír. Y el culo frío. La verdad es que por muy abrigada que estuvieses el abrigo se te había calado en las lumbares y daba lugar a una sensación más violenta que agradable, pero en cierto modo refrescante.

Saliste corriendo detrás del animal, confiando en que la nieve acumulada en más partes de tu cuerpo de las que sería elegante mencionar se fuese cayendo poco a poco para recuperar el calor. El bicho acababa de hacerte el equivalente ánade de una peineta, y además te había robado todo el dinero que llevabas encima, así que lo de que fuese mono ya estaba un poco fuera de lugar. No había piedad con los ladrones; de hecho, cazabas criminales para comprarte ropa, ¿es que acaso debías tolerar que se interpusiesen en tu camino?

Estuviste a punto de sacar la pistola y disparar, pero en lugar de eso decidiste que la opción más estúpida y arriesgada: Caminar sobre el hielo. Evidentemente tomaste las precauciones debidas: Tanteaste el suelo, comprobaste que no se fuese a hundir y optaste por cada dos pasos repetir estas comprobaciones. Aun así ibas más deprisa que el animal, por lo que un poco de seguridad no te tenía por qué hacer daño -de hecho, todo lo contrario-, y no podías rodear el lago porque como hubiese un agujero se metería en él y no podrías seguirlo bajo el agua. Ya no porque no podías nadar, que tú no sabías eso, sino porque el agua estaba helada y correrías el riesgo de morir congelada. E incluso una descerebrada muchacha tan alocada como tú era consciente de eso.

Fue una extraña sorpresa darte cuenta de todo lo que iba dejando atrás el animal, aunque ese comportamiento de urraca no hizo sino sorprenderte. No sabías mucho de animales, pero estabas segura de que los pingüinos no robaban todo lo que veían. Casi ni hiciste caso a lo que iba soltando, salvo el reloj. Recogiste el reloj. Te gustaban los relojes. Ah, y la brújula. La ibas a necesitar, seguro. Tras eso, aceleraste razonablemente sin perder la seguridad para poder alcanzarlo y recuperar tu dinero. Puto bicho.
Alice Wanderlust
Mensajes :
215

Fecha de inscripción :
01/02/2012


Hoja de personaje
Nivel:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm62/150Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (62/150)
Experiencia:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm74460/1000000Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (74460/1000000)
Berries: 78.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Narrador OPD Vie 9 Jul 2021 - 12:40

El pobre pingüino echa la vista atrás y trata de acelerar su desesperada y cómica carrera. Avanza todo lo rápido que puede, lo cual no es mucho para una criatura con unas patas hechas para causar la risa en quien lo ve andar. De vez en cuando se lanza y se desliza unos metros, pero levantarse le cuesta luego tanto que casi ni le compensa.

En cuanto a lo que recoges... No sé qué tal te llevas con las brújulas, pero yo diría que esa no apunta al norte. Igual cuando se aparten esas nubes tan molestas de en medio y dejen ver bien el sol podrás comprobarlo.

A unos cuantos metros de la cabaña de pesca, alcanzas al ladrón. El animalito lanza un chillido de pánico y luego se lanza de cabeza contra el hielo para intentar sumergirse. Sin éxito. Después de pone de rodillas, junta las aletas y grazna algo que bien podría ser una súplica. Y antes incluso de saber si ha funcionado, opta por ir a lo sencillo y dejarse caer al suelo para hacerse el muerto.

Mientras te ocupas de administrar justicia, recuperar tu dinero o lo que tu férreo sentido del bien te dicte, uno de los pescadores va hacia vosotros. El tipo pasó los cincuenta hace tiempo, aunque no dejó atrás mucha belleza en la juventud. Su cara tiene cierto parecido a un escalón viejo que se ha usado mucho y de mala manera. Ha dejado su caña atrás, con el sedal en un agujero practicado en el hielo.

-Niña, ¿se puede saber qué escándalo es este? ¿No sabes que el lago es peligroso?

El pingüino ve una oportunidad y se lanza hacia el viejo, protegiéndose tras su pierna. Da un poco igual que lo tengas sujeto, porque entre lo mojado y lo gordo es muy escurridizo. Agarrarlo es como tratar de sujetar una tarta de gelatina. Con una mímica un tanto burda, le muestra su cabeza herida -consecuencia seguramente del trompazo contra el hielo- y te señala, poniendo el equivalente pingüinístico a una carita de pena.

-¿Se puede saber qué le has hecho a este pobre animal? -pregunta el viejo. Se le ve cabreado, y se interpone entre el ave y tú con cara de pocos amigos, y todos ellos tan feos como él.

Para que luego digas que ser mono no sirve de nada.
Narrador OPD
Mensajes :
1015

Fecha de inscripción :
26/12/2011


Hoja de personaje
Nivel:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm100/100Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (100/100)
Experiencia:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm320000/320000Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (320000/320000)
Berries:
Ver perfil de usuario

Narrador
Narrador OPD

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Alice Wanderlust Dom 11 Jul 2021 - 20:35

Poco a poco te ibas acercando. No era fácil entre el hielo, el celo con el que guardabas tu seguridad -al menos, si descontábamos que estabas sobre un lago helado- y los intentos del animal por alejarse de ti. Aunque, para ser sinceros, estos últimos eran tal vez el escollo más salvable. Corría torpemente y por momentos se lanzaba contra el suelo para deslizarse, lanzándose contra el hielo en un burdo intento de sumergirse para siempre. Inútil, claro. Lo único que logró fue darse un coscorrón, y acto seguido optó por hacerse el muerto. Tú no dudaste ni un momento: Al instante te arrodillaste para rebuscar entre sus pliegues tu dinero, asegurándote al encontrarlo -si es que era tan sencillo- de contar que no faltase nada de nada. También te guardaste la brújula en el bolsillo del abrigo y dejaste el reloj en el suelo porque, claro, manosear a un pingüino requería de ambas manos.

Fue entonces que, de golpe, frunciste el ceño. Apretaste los dientes, volteando los ojos hasta casi dejarlos en blanco. Esa isla estaba llena de idiotas y, seguramente, el primer paleto que te cruzabas a la salida del pueblo no iba a ser diferente. Ni siquiera su relativa preocupación te hizo relajar el rostro mientras contabas mentalmente hasta diez en vez de darle una mala respuesta y, para mejorarlo todo, el ave ratera se lanzó contra el hombre haciéndose el inocente. Deberías haberlo matado cuando tuviste ocasión, pero en su lugar mientras este te increpaba por lo que le hubieras hecho al "pobre animal" tan solo sujetabas tu botín entre las manos -al menos, de haber sido capaz de recuperarlo-.

Volviste a contar, esta vez de diez hacia atrás, y muy lentamente giraste el rostro hacia él. Era más feo que un escroto dado la vuelta, pero ya estabas hecha a tratar con gente no particularmente agraciada. Lo que por desgracia no estabas era hecha a aguantar imbéciles. Aun así, te mordiste la lengua y, tratando de poner tu cara más inocente, contestaste.

- Este pobre animal ha robado todo el dinero que tenía para pasar el fin de semana -musitaste, muy muy bajito. No le mantuviste la mirada, no era un desafío. Tu tono podría haberse descrito como suplicante, y aunque decías la verdad, no podías evitar sentirte como si estuvieses mintiendo-. Se me ha abalanzado en el pueblo, y he tenido que seguirlo ladera abajo por la nieve. Podría haberme matado en el camino. -Aspiraste en una suerte de jadeo, abriendo cuanto pudiste tus enormes ojos-. Y ahora tengo que volver a subir todo el camino, empapada y fría, por culpa de ese pobre animal. Podría enfermar, o caerme mientras subo, o cruzarme con uno de esos piratas que se pasean por la isla...

No seguiste, tan solo gimoteaste un poco. Con suerte, podrías irte sin tener que dar más explicaciones y con todo tu dinero.
Alice Wanderlust
Mensajes :
215

Fecha de inscripción :
01/02/2012


Hoja de personaje
Nivel:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm62/150Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (62/150)
Experiencia:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm74460/1000000Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (74460/1000000)
Berries: 78.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Narrador OPD Jue 15 Jul 2021 - 13:45

No es una risa, casi seguro, pero la cara del pingüino mientras hurgas en sus carnes indica que tiene cosquillas. Y qué húmedo está todo entre sus lorzas... Al menos has conseguido recuperar un buen fajo de billetes. Están un poco mojados y huelen a pescado, pero seguramente aún te los cojan en una tienda. Lo malo es que no son los tuyos. De hecho, son de otro color, tienen caras de gente desconocida y parecen contener letras que no son ni de tu alfabeto. Igual en las tiendas de aquí no te los cogen... También has encontrado una caja de petardos, de esos que se lanzan contra el suelo y suenan como un disparo.

El pescador frunce el ceño, gesto universalmente reconocido como manifestación de un sesudo análisis. Luego lanza un sonoro gargajo al hielo, se rasca su gris cabellera y chasquea la lengua.

-Entonces... ¿dices que un pingüino te ha robado?

No parece que el señor feo esté especialmente conmovido por tu actuación. No lo sabes, pero el hombre tiene cuatro hijas y está ya hasta las narices de chantajes emocionales. Si no le compró el trineo nuevo a la malcriada de seis años, su corazón no se derretirá ante tu numerito.

-A mí me parece que querías jugar con él y lo has asustado. ¿Es eso? Los niños no sabéis tratar a los animales. -El tipo se saca un gusano de cebo del bolsillo y se lo tiende al pingüino. El ave pone mala cara, pero como el hombre insiste, al final se lo acaba comiendo. ¿Es eso una arcada? Qué mono-. No están aquí para que juguéis con ellos. ¿Dónde están tus padres?

El pingüino te lanza una aviesa sonrisa y empieza a alejarse en dirección al agujero. Alza una aleta con gesto burlón y te enseña un reloj de pulsera que, a juzgar por la marca blanca en la muñeca del pescador, acaba de sisar.

-¿Sabes lo que hacemos aquí con los que maltratan a los animales? -A juzgar por su tono nada bueno-. Ven conmigo, niña. Yo te enseñaré cómo se trata a un animal.

El pescador tira a cogerte del brazo para arrastrarte hacia la cabaña de pesca. Su cara no augura nada bueno.
Narrador OPD
Mensajes :
1015

Fecha de inscripción :
26/12/2011


Hoja de personaje
Nivel:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm100/100Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (100/100)
Experiencia:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm320000/320000Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (320000/320000)
Berries:
Ver perfil de usuario

Narrador
Narrador OPD

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Alice Wanderlust Lun 9 Ago 2021 - 23:31

Algo hizo clic en tu cabeza. Escuchabas sus palabras, pero era como si debiesen atravesar una potente cascada que las amortiguaba enormemente. Aun así bastaron para provocarte un notorio tic en el ojo derecho mientras contemplabas, cerca de la inexpresión, cómo aquella isla estaba llena de subnormales.

Cuando se acercó tu instinto te dijo que debías dar un paso atrás, pero tus piernas se quedaron en el sitio. No te sentías completamente dueña de tu cuerpo, como si de pronto todo este estuviese entumecido por la ira creciente que se había ido acumulando gota a gota en ti. Primero el guardián amigo de piratas, luego la anciana tenebrosa, para rematarlo el pueblo que temía a una niña y el conejo secuestrador. Ahora un puñetero pingüino y, cómo no, cómo no, un paleto con más cromosomas repetidos que una colección de tazos endogámicos se ponía de parte de un pingüino cuando te había visto, literalmente, sacar dinero de uno de sus pliegues. No solo eso, sino que se estaba empezando a poner violento hacia ti, cosa que pareció cristalizar cuando extendió su mano hacia ti. Y tú, viéndolo, extendiste la tuya hacia él. Tratando de darle la bofetada de su vida, claro.

- ¡Pero se podrá ser más meningítico! -exclamaste, rugiendo con furia-. ¡No he aguantado a toda la escoria de tu puñetera isla incapaz de cuidar a una niña para que ahora intentes golpearme por recuperar el dinero que esa puñetera bolsa de basura con pico me ha robado! ¡Si te ha quitado hasta el reloj! -Ignorando el dolor que te hubiese podido causar el golpe en la mano, desenfundaste con la otra tu pistola de chispa y apuntaste de lleno hacia el pingüino-. Y tú no te muevas. Vacíate los bolsillos ya o esta noche te cenaré a ti.

Desde luego no era la mejor forma de seguir pareciendo adorable, claro que no, pero con cada nuevo paso que dabas en esa isla todo parecía volverse más y más loco. Al final, parecía que todo te pedía a gritos que utilizases la violencia.

- ¡Vamos a ver! Que nos entendamos usted y yo. No me gustan los pingüinos, ¿lo entiende? No. Me. Gustan. No juego con animales porque estoy enferma y podrían hacerme daño. Si persigo a un animal de forma estúpida es por pura necesidad, porque todo mi dinero lo tiene esa bola de sebo en alguna parte. Y si usted intenta agarrarme una vez más tendré que rebuscar en el pingüino y después llamarle un médico, así que apártese de mi camino, entre a su cabaña y siga follando con su mujer para tener más sobrinas. -Está bien, ahí te habías pasado-. Por favor.

Dudabas que poner ojitos fuese a funcionar tras eso, pero probaste igual, ya que... ¿Y si sí?
Alice Wanderlust
Mensajes :
215

Fecha de inscripción :
01/02/2012


Hoja de personaje
Nivel:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm62/150Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (62/150)
Experiencia:
Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 3qaWnZm74460/1000000Decisiones y una gran recompensa. (Moderado nivel 5) (Alice)  - Página 2 9h2PZk8  (74460/1000000)
Berries: 78.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.