Vuelve el evento

El skin, las tablillas y el diseño del foro pertenecen exclusivamente al staff del mismo, fue creado por Brianna Byrne y agradecemos a Yuu por su ayuda a la hora de editar algunas de las imágenes como son la portada, avatares de nuevos usuarios y la imagen de las estadísticas para integrarlas en el foro. Dichas imágenes no nos pertenecen, por lo que damos sus créditos a sus respectivos creadores, Sakimichan, Wlop y algunos otros cuyos nombres no conocemos.

Rogamos encarecidamente que no copien nuestro contenido, es más divertido cuando cada uno crea lo que quiere con sus propios medios.
CRÉDITOS
Tan flipao que pelea el covid a puñetazos
Salvador de yayos, siempre tan importante para nosotros, siempre tan dispuesto para ellos
El pobre lo intentó, pero no le dejaron, aún era pronto para él
GRACIAS POR TODO
Últimos temas
» Vacaciones en faldas (Privado en pasado Marian y Chrom)
Blanco y negro [Surya y Alice] EmptyHoy a las 3:37 por Chrom V. Haddi

» Censos
Blanco y negro [Surya y Alice] EmptyAyer a las 17:16 por Katharina

» Katharina Berchtold
Blanco y negro [Surya y Alice] EmptyAyer a las 13:35 por Moderador OPD

» Ficha: Barrett Dragunov
Blanco y negro [Surya y Alice] EmptyAyer a las 12:13 por Moderador OPD

» Baltazar Wrynn [ficha 2.0] terminada
Blanco y negro [Surya y Alice] EmptyAyer a las 10:37 por Moderador OPD

» Surya, el arcángel - Listo para moderación
Blanco y negro [Surya y Alice] EmptyAyer a las 10:21 por Moderador OPD

» Canción de cobre [Moderado nivel 3 - Marian y Takeshi]
Blanco y negro [Surya y Alice] EmptyAyer a las 1:34 por Marian

» Boris Kläus
Blanco y negro [Surya y Alice] EmptyMiér 23 Jun 2021 - 18:56 por Admin OPD

» Hallo!
Blanco y negro [Surya y Alice] EmptyMar 22 Jun 2021 - 22:31 por Katharina

ULTIMOS TEMAS
¿Sabías que?
NUESTRO STAFF
Mr. Nat - Admin
Katharina - Admin
Therax - Admin
Brianna - Mod
Hazel - Mod
Deathstroke - Mod
Arthur - Mod
William - Mod
Oppenheimer - Mod
SI NECESITAS AYUDA, CONTACTANOS
AWARDS

Blanco y negro [Surya y Alice]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Alice Wanderlust Miér 26 Mayo 2021 - 12:48

La Reverse Mountain imponía más de lo que en un primer momento podía llegar a parecer: Kilómetros y kilómetros de ascenso a través de una cascada que, como su propio nombre indicaba, estaba invertida. Los riesgos que traía una corriente tan antinatural pasaban desde los múltiples torbellinos que generaba la extraña convección hasta las paredes de roca sólida contra las que empujaba un oleaje caótico e impredecible. Intentabas entender el porqué de aquello, pero simplemente escapaba a toda lógica. Lo más probable era que hubiese algún tipo de bombo natural de agua, pero tampoco ibas a bajar a comprobarlo. No estabas loca. No tanto.

Te mantenías de pie frente al timón, con una sonrisa de oreja a oreja y los ojos puestos en todas partes. El velamen en su sitio, el rumbo recto, el casco deslizándose por entre el oleaje inmisericorde... ¿Por qué estaba asustado yo y no tú? Ah, claro, tú no eras consciente de ese pequeño detalle, de esa minucia que significaba morir si cometías el más mínimo error. Y si lo eras, no pareció que te importase mucho cuando al llegar a la cúspide aullaste como una loba. Por si fuera poco, al ver lo que tenías por delante solo sentiste una descarga aún mayor de adrenalina.

La bajada era casi vertical, pero tu agarre al timón lo bastante férreo como para mantenerte firme en tu posición. Apenas necesitaste maniobrar, si bien hiciste una extraña carambola que horizontalizó ligeramente el barco, y llegaste al final en poco más de dos minutos realizando un extraño viraje para convertir la aceleración tangencial en normal y, con ello, perder tanta inercia como pudieras. ¿El resultado? Una frenada elegante y progresiva, que te dejó lo bastante lejos de la costa como para no considerarlo un amerizaje perfecto pero totalmente a salvo. Por fin estabas en Grand Line, ¿ahora qué?

Miraste a todas partes buscando alguna pista o indicación aunque sabías que en realidad probablemente no habría nada. El Grand Line era un lugar extremadamente peligroso y desconocido para la mayoría -incluso para ti-, y estabas segura de que a nadie le interesaba que mucha gente fuese capaz de moverse por ese mar. A los piratas no les solía compensar porque quien entraba era rival o enemigo, pocas veces un aliado. A los demás... Bueno, seguramente la Marina tenía conocimiento y no estaba interesada en ayudar a piratas. Por suerte había un faro, y si había faro habría farero. Pusiste el barco en rumbo, acercándote todo lo que pudiste a un rudimentario embarcadero, y atracaste.

Un pasito adelante, luego otro. Ese día habías decidido llevar pantalones vaqueros y una blusa blanca, algo cómodo y que se saliese un poco de lo que vestías a diario. Además, seguías probando estilos a ver con cuál podías parecer una chica dura -con este tampoco lo lograbas, en realidad- para atemorizar a los criminales que se pusieran en tu camino. Aunque tampoco era tu prioridad, si querías ir a donde quisieses cuando lo deseases debías tener un aspecto imponente. Aún no lo tenías pero ya llegaría.
Alice Wanderlust
Mensajes :
99

Fecha de inscripción :
01/02/2012


Hoja de personaje
Nivel:
Blanco y negro [Surya y Alice] 3qaWnZm38/150Blanco y negro [Surya y Alice] 9h2PZk8  (38/150)
Experiencia:
Blanco y negro [Surya y Alice] 3qaWnZm26304/1000000Blanco y negro [Surya y Alice] 9h2PZk8  (26304/1000000)
Berries: 3.000.000
Ver perfil de usuario

Cazador Desconocido
Alice Wanderlust

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Surya Miér 26 Mayo 2021 - 17:53

Tenía que admitir que, en retrospectiva, había cometido un error. Había insistido al barco en que le dejara allí, tan pronto habían pisado tierra. Todo el lugar era fascinante y el viaje por la Reverse Mountain había hecho que se le erizasen los pelos de la nuca. Podía volar, pero no se comparaba a ser levantado del suelo contra tu voluntad. Tenían un navegante excelente, pero cuando el barco llegó arriba del todo no pudo controlarse y se dejó llevar, acelerando y dejando que el barco cogiera más velocidad de la que posiblemente era seguro. Todos habían gritado y aquellos ingenuos como él que habían decidido no agarrarse a nada habían notado como poco a poco sus pies se separaban del suelo y el corazón les daba un vuelco. Surya había reído, dejándose llevar por la sensación, pero aunque no había sido el único también sabía que más de uno se había mareado.

Por fortuna, nadie había caído al agua. El aterrizaje había sido algo estrepitoso, pero un par de veloces maniobras habían conseguido que el barco llegara indemne y más allá de un par de golpetazos contra la cubierta, todos estaban bien. Mientras llegaban a tierra firme, le explicaron donde estaban. Los cabos gemelos, la boca del Grand Line. Más allá se encontraba un mar al que llamaban Paraíso. Iban a seguir inmediatamente, parando solo lo justo para recuperar fuerzas. Al fin y al cabo, no había mucho que ver en el lugar. Surya, sin embargo, se había empeñado en quedarse. ¡Quería verlo a fondo! Ya se marcharía. Venían más barcos por allí, ¿no era cierto? Había un faro, al fin y al cabo. Estaba allí por algo.

Le había costado convencerles, pero al final se habían encogido de hombros y tras asegurarse una vez más de que sabía cómo utilizar el pequeño den den mushi que le habían dado, habían zarpado. Tras despedirse, el pequeño ángel se había puesto a explorar el lugar con ansiedad… solo para darse cuenta media hora después de que efectivamente, poco había que ver.

No tardó en llamar a la puerta del faro y por suerte, tuvo respuesta. El amable farero se rió ante su historia y le acogió, diciéndole que no era el primero ni el último y que podía quedarse hasta que pasara el próximo barco. Le enseñó también su archivo, en donde Surya se sumergió inmediatamente. ¡Estaba lleno de estanterías, libros del suelo al techo! Hablaban de las diferentes islas y peligros del Grand Line y los devoró con sumo gusto, creando un pequeño nido de libros leídos y por leer a su alrededor en poco tiempo.

Pasaron tres días hasta que alguien más se acercó. Vio el barco aterrizar de casualidad, por una de las pequeñas ventanitas del faro. Emocionado, colocó los libros de vuelta a toda prisa y salió volando por la ventana. Mientras se acercaba con aleteos amplios y seguros, reparó en que era un barco bastante diferente a los que había visto hasta el momento. Era pequeño y solo había una persona en él. Una jovencita rubia, de mirada decidida y dulce a un tiempo. Parecía de fiar.

Aterrizó con calma en la madera. Llevaba puesta una túnica de lino blanca y pantalones a juego, con pequeños detalles bordados sutilmente en ambas prendas. Iba descalzo, se había dejado el calzado y la mochila con el resto de sus cosas en el faro. Pero ella iba en esa dirección, así que no creía que fuera a suponer un problema. Miró a la jovencita a los ojos y sonrió con ganas, tendiéndole las manos con amabilidad.

-¡Bienvenida al Grand Line!
Surya
Mensajes :
14

Fecha de inscripción :
28/04/2021


Hoja de personaje
Nivel:
Blanco y negro [Surya y Alice] 3qaWnZm17/150Blanco y negro [Surya y Alice] 9h2PZk8  (17/150)
Experiencia:
Blanco y negro [Surya y Alice] 3qaWnZm7728/1000000Blanco y negro [Surya y Alice] 9h2PZk8  (7728/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Aspirante
Surya

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Alice Wanderlust Jue 27 Mayo 2021 - 1:58

Los tacones te gustaban. Desde que Eli te había regalado las pequeñas alzas blancas habías ido practicando con zapatos más y más altos hasta dominar los siete centímetros -si bien casi nunca pasabas de cuatro-, pero ese día habías preferido utilizar zapato plano. Quizá esto se debió a que conocías la dificultad de lo que pretendías hacer o tal vez simplemente no te apetecía, pero ese día llevabas unas deportivas de tela negras con puntera de caucho blanco. No era el calzado más práctico para largas caminatas, pero sí que resultaba cómodo y era un poco todoterreno, sirviendo igual de bien para mantenerte sobre el barco y para avanzar hasta el faro. También, si era necesario, para realizar una ligera carga contra algún indeseable que intentara asaltarte. En efecto, como ese.

Ese era un término muy complejo que abarcaba un sinfín de significados, pero en aquella situación se refería al hombre alado -sí, alado- que captaste planeando hacia el barco una vez pisaste el muelle. Aterrizó en él, de hecho, y con cierta desconfianza te diste la vuelta mientras esperabas su próximo movimiento. Un poco a la defensiva diste un paso hacia atrás cuando te atacó... Con una profunda y -tal vez demasiado efusiva- cordialidad. Agarró tu mano como un lunático y, pese a tu notable incomodidad, agitó tu brazo un total de quince veces y media antes de soltarlo mientras tu sonrisa se iba ensanchando.

Suspiraste. A pesar del dolor hiciste un esfuerzo por no devolverle su amabilidad -irresponsable, irreflexiva, imprudente y dolorosa amabilidad- con una bofetada y aceptaste su bienvenida con una inclinación de cabeza lo más educada que pudiste dar, asegurándote de retirar lo más rápido posible la mano de su alcance sin parecer una maleducada.

- ¡Gracias! -conseguiste articular con cierta emoción. En realidad, si lo pensabas detenidamente tenía sentido que saludase con semejante efusividad: Lo habías visto bajar desde el faro, por lo que probablemente fuese el solitario guardián de la luz, encargado de evitar que los barcos encallasen más de lo que seguro ya hacían. Una vida complicada sin gente a la que saludar-. Es un lugar muy bonito, y estoy deseando recorrerlo entero.

Tenías tantas preguntas que no sabías ni por dónde empezar, así que te quedaste callada durante un rato hasta que conseguiste señalar el edificio a tu espalda.

- ¿Podemos... Pasar?

Seguro que el farero tenía un montón de información que podías aprovechar; solo era cuestión de hacer las preguntas adecuadas. Además seguro que podía darte una respuesta clara a cómo era que las brújulas se volvían locas tras llegar a ese mar. De hecho, esa era una buena pregunta. No podías olvidarte de hacérsela.
Alice Wanderlust
Mensajes :
99

Fecha de inscripción :
01/02/2012


Hoja de personaje
Nivel:
Blanco y negro [Surya y Alice] 3qaWnZm38/150Blanco y negro [Surya y Alice] 9h2PZk8  (38/150)
Experiencia:
Blanco y negro [Surya y Alice] 3qaWnZm26304/1000000Blanco y negro [Surya y Alice] 9h2PZk8  (26304/1000000)
Berries: 3.000.000
Ver perfil de usuario

Cazador Desconocido
Alice Wanderlust

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Surya Jue 27 Mayo 2021 - 15:57

Quizá se había pasado un poco. Por un segundo vio el sobresalto en la cara de la joven y creyó que iba a pegarle, pero tan solo se apartó. Tomó nota, no quería parecer exagerado. Simplemente, estaba emocionado. No había tenido muy claro cuánto tendría que esperar para seguir su viaje y todos aquellos libros le habían llenado de emoción por todas las cosas que había más allá del faro y de la playa. Incluso se había planteado brevemente echar a volar en lugar de esperar por un barco, pero en seguida se dio cuenta de que no era algo realista. Estaba en buena forma, pero no había manera de que aguantara varios días seguidos volando sin parar. Necesitaba dormir, como mínimo, y las aguas no eran una buena cama. Mucho menos después del… incidente. Un diminuto rayo dio vueltas alrededor de dos de sus dedos cuando pensó en ello, pero sacudió la mano brevemente y se deshizo de él. No era el momento.

-Es precioso, aunque en realidad no hay mucho que mirar. Ahí está el faro, luego hay otro cacho de playa y… y ya está, eso es todo.

Se lo conocía de memoria, pero claro, es que no había gran cosa que memorizar. Aunque entendía la emoción de la chica. También parecía su primera vez y en cierto modo, le hizo sentirse acompañado. No era que antes se sintiera solo, eso no le incomodaba, pero sí agradecía la compañía. Era como el siguiente paso. De repente, le preguntó si podían pasar al faro. Se llevó una mano a la barbilla, pensativo. ¿Debería avisar al farero? Él había llamado a la puerta en su momento, igual debería avisarle antes de meterle a una extraña en casa. Pero por otro lado, su trabajo era dar cobijo e información a los que venían. Seguramente no le molestaría que le quitara un poco de faena. Además, era la hora de su siesta.

-Claro, no veo por qué no. Ven, te lo enseñaré.

Acabó de aterrizar y guió a la chica hasta el edificio, regocijándose con el tacto caliente de la arena en sus pies desnudos. La sensación había escalado rápidamente varios puestos en la contienda de sus sensaciones favoritas, seguida de cerca por el olor de los libros realmente viejos.

Abrió la puerta con cuidado y le hizo un pequeño tour del lugar. Le enseñó la pequeña cocina, el baño y la enorme escalera de caracol que llevaba hasta lo alto, hasta la luz. Señaló las pequeñas habitaciones pensadas para los invitados y la del farero y, por último, le llevó hasta el Archivo. Con algo de emoción le explicó que todos los libros que había allí hablaban del Grand Line y sus peligros.

-¡Es emocionante! Está todo muy bien pensado. Imagino que tendrás preguntas; yo tenía un montón cuando llegué. Todavía tengo muchas.

De hecho, si no se había leído todavía todos los libros del lugar era porque se debatía entre devorar la información o quedarse con los nombres de las cosas para ir en persona a experimentarlas. Se sentía como si estuviera rodeado de caramelos y no tenía muy claro por dónde empezar. Aguardó a ver qué hacía la recién llegada; quizá ella tuviera las cosas más claras. Quizá podría servirle de ejemplo.

-Oh, por cierto, me llamo Surya. Puedes llamarme Shuri, si quieres. Un placer.
Surya
Mensajes :
14

Fecha de inscripción :
28/04/2021


Hoja de personaje
Nivel:
Blanco y negro [Surya y Alice] 3qaWnZm17/150Blanco y negro [Surya y Alice] 9h2PZk8  (17/150)
Experiencia:
Blanco y negro [Surya y Alice] 3qaWnZm7728/1000000Blanco y negro [Surya y Alice] 9h2PZk8  (7728/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Aspirante
Surya

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Alice Wanderlust Jue 27 Mayo 2021 - 16:58

Quizá el shock inicial no te había dejado darle la importancia que realmente tenía el hecho de que el farero poseía alas. Por un momento lo habías ignorado, claro, pero una vez pasaba por delante de ti esas enormes extremidades que nacían en su espalda captaron todo tu campo visual, y la imaginación voló. Habías leído muchos libros, y en algunos se hablaba de ángeles: Eran seres de aspecto variopinto, desde ruedas y masas informes hasta dulces querubines, pero todos con alas. Sin embargo, ninguno era farero.

Enmudecida ante la imagen de la divinidad -no eras particularmente devota, aunque sí creyente- cruzaste el pulgar sobre tu dedo índice y lo besaste en señal de respeto, siguiéndolo en silencio. Quizá fue porque esperabas que te dijese algo o por miedo a despertar la cólera de ángel, pero no dijiste nada hasta que él abrió las puertas del edificio. Allí había una biblioteca ampliamente surtida y él reveló su emoción ante la idea de que gran parte del conocimiento sobre Grand Line se encontrase ahí acumulado.

- ¡Es impresionante! -exclamaste una vez en el gran archivo. En realidad te parecía hasta pequeño teniendo en cuenta el tamaño del Grand Line, que recorría toda la franja ecuatorial del mundo, pero se suponía que los caminos del Señor eran inescrutables, por lo que debía haber dejado misterios por descubrir en el mar; aquello era lo básico para comprender cómo funcionaba el mundo-. ¿Y tú te conoces todo lo que pone en cada libro?

Tenías muy buena memoria pero cada uno de esos enormes tomos bien podría llevarte una semana memorizarlo, y había más de mil. No tenías mil semanas para aprenderlo todo; pero daba igual, tampoco querías saberlo todo. Una de las partes más importantes de comenzar tu viaje era ver todo lo nuevo que pudieses encontrar: Querías enfrentarte a lo desconocido, ver cosas nuevas y sobre todo demostrarte a ti misma que ibas a llegar hasta el final; hasta la última isla. Aunque ese era un sueño muy de piratas de pronto se antojó como una idea fabulosa: No te faltarían presas en el camino, y llegar hasta el final marcaría el inicio de un nuevo viaje. O que los habías completado todos. Pero si eso pasaba tampoco era algo tan malo, ¿no?

- Shuria... Nunca había oído esa clase de nombre, sin duda es celestial -confirmaste-. Yo soy Alice. Puedes llamarme Alice. -Lo miraste con cierta inocencia, encogiéndote de hombros-. Lo siento, yo no tengo diminutivo. Ya soy bastante pequeña.
Alice Wanderlust
Mensajes :
99

Fecha de inscripción :
01/02/2012


Hoja de personaje
Nivel:
Blanco y negro [Surya y Alice] 3qaWnZm38/150Blanco y negro [Surya y Alice] 9h2PZk8  (38/150)
Experiencia:
Blanco y negro [Surya y Alice] 3qaWnZm26304/1000000Blanco y negro [Surya y Alice] 9h2PZk8  (26304/1000000)
Berries: 3.000.000
Ver perfil de usuario

Cazador Desconocido
Alice Wanderlust

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Surya Vie 28 Mayo 2021 - 14:15

Le pareció que la chica se quedaba un poco callada. Esperaba no haberla aturullado. Le podía la emoción, pero eso era un problema que no tenía por qué imponer a otros. Por suerte, cuando llegaron al Archivo esa mudez momentánea pareció pasarse. Surya asintió con la cabeza mientras le veía ilusionarse. Había tenido la misma reacción un par de días atrás. Le sorprendió la pregunta, sin embargo. Se apresuró a negar con la cabeza y con las manos mientras sonreía.

-¡Claro que no! Solo llevo aquí tres días, apenas he conseguido arañar la superficie. Hay tanto que ver… pero creo haber memorizado lo esencial. Todas las rutas, varios mapas… es algo complejo, pero me parece haberlo entendido bien.

Era complicado, sobre todo cuando realmente no conocía el mar. Dominaba el mar Blanco, claro, pero el Azul no se comportaba de la misma manera. Gran parte de su primera incursión en el Archivo la había pasado aprendiendo acerca de las mareas, los log pose y las islas. Entendía que había aterrizado en un lugar no exactamente ideal, porque por lo visto a partir de ese punto se volvían un poco… locas. Por otro lado, no tenía ninguna, así que aunque le alegraba saberlo, de momento era información un poco inútil. Había aprovechado también para aprenderse de memoria las diferentes rutas que se podían seguir por ese mar, sin indagar demasiado en ninguna isla. Todas sonaban fascinantes y todavía no era capaz de decidir por dónde empezar. Iba a preguntarle al farero en cuanto despertara, pero entonces había aparecido la chica en su barco.

-Celestial… - miró arriba con una sonrisa torcida. Pensó que la chica tenía su razón.- Sí, supongo que podría decirse que sí. – Volvió a mirarla a ella. Decía que no tenía diminutivo, pero eso era una mentira. Lo que ocurría era que no lo necesitaba.- ¿Estás segura? Siempre podría llamarte Ali.

Había cierta inocencia asomando a sus ojos, pero no le engañó ni por un instante. Eso no era más que falsa modestia. En realidad, le gustaban tanto su nombre como su tamaño. El por qué, lo ignoraba, aunque tampoco le interesaba. A él le gustaba su propia altura. Cada uno tenía sus manías.

-De todas formas, no tengo ningún interés en hacerte más pequeña. Alice me gusta. Te queda bien.

Era la verdad. Se quedó un segundo pensando en eso, cuando reparó en que el nicho de libros del que había emergido unos minutos atrás todavía estaba en un rincón en el suelo. Desparramados, abiertos y cerrados, a medio leer o comparar y en el centro un agujero perfecto en el que había estado sentado. Un tanto avergonzado por un instante, se apresuró a llegar al rincón de un pequeño salto y empezó a colocar los libros de vuelta en sus sitios. No quería que pensase que era un descuidado o desordenado. La emoción le volvía así, pero por normal general solía ser bastante organizado.

-Y dime… ¿qué buscas aquí?
Surya
Mensajes :
14

Fecha de inscripción :
28/04/2021


Hoja de personaje
Nivel:
Blanco y negro [Surya y Alice] 3qaWnZm17/150Blanco y negro [Surya y Alice] 9h2PZk8  (17/150)
Experiencia:
Blanco y negro [Surya y Alice] 3qaWnZm7728/1000000Blanco y negro [Surya y Alice] 9h2PZk8  (7728/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Aspirante
Surya

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Alice Wanderlust Sáb 29 Mayo 2021 - 17:07

Te mostraste francamente sorprendida. ¿El ángel del faro llevaba tres días solamente? Quizá había comenzado sus funciones como guardián del faro hacía poco y su llegada era una pura coincidencia. Te resultó llamativo que allá de donde viniese no le hubiesen exigido estudiarlo todo antes de bajar, sobre todo sabiendo que debía hacer de guía hacia el mar más peligroso del mundo. Tenías un sinfín de preguntas, y la sola idea de pensar que tal vez no pudieses saciar tu curiosidad apoyándote en el hombre alado te decepcionó un poco. Aun así, querías preguntar una cosa.

- Ni se te ocurra -fue lo único que se te ocurrió decir cuando Shuri se sacó un diminutivo de la nada. Frunciste el ceño y apretaste los labios, inflando los mofletes. Justo lo que una chica dura haría, ¿verdad? Pues eso hiciste-. Mi nombre está bien así.

Tu gesto se relajó notablemente -y tú también- cuando admitió que le gustaba tu nombre. Habrías hecho una broma, pero no sabías del todo si los ángeles tenían sentido del humor y ese en concreto parecía comprender el mundo de una forma muy literal. Tenía sentido si venía del mismísimo reino celestial, pero te parecía extraño que no se dotase a los ángeles de la picardía necesaria para desenvolverse en el mundo. En cualquier caso, sonreíste y asentiste enérgicamente. Alice estaba bien.

- Busco información -admitiste-. Lo cierto es que he ascendido por la Reverse Mountain sin saber qué me esperaba al otro lado. No sé cómo funciona este mar, cuál es la isla más cercana... Nada de nada. Además, menos mal que estás tú aquí, porque mi brújula no funciona y no sé cómo voy a seguir un rumbo sin ella.

Sabías muy poco del Grand Line. De hecho, apenas tenías nociones generales de islas con climas y condiciones totalmente dispersas, mareas extrañas y tormentas extremas. También sabías que al final había un gran tesoro reclamado hasta el momento por dos personas y, ahora que conocías a Surya, sospechabas que habría otro ángel para felicitar al que resultase tercer descubridor del One Piece. O no, pero te hacía cierta ilusión pensar en ello como una carrera que daba sentido al mundo. Era como si, de pronto, todo tuviese un propósito. Aunque según esa idea los piratas serían los buenos y tú la mala, y si bien estabas dispuesta a asumir que no eras tan buena como podías creer, te negabas a estar en el lado malo de una panda de asesinos y ladrones.

- ¡Quiero encontrar el One Piece! -gritaste de golpe-. Pero no como un pirata asqueroso. Quiero ver lo que hay en cada isla de Grand Line y apuntarlo en un gran libro, ¡con muchísimos dibujos! -Oh no, los aspavientos!-. Quiero comer en cada rincón, dormir en cada nueva ciudad... -Tus ojos se volvieron sombríos de golpe-. Y acercarme al pirata más grande que encuentre en mi camino y pegarle una bofetada que le recuerde siempre cómo ha acabado en prisión.

Como una cabra.
Alice Wanderlust
Mensajes :
99

Fecha de inscripción :
01/02/2012


Hoja de personaje
Nivel:
Blanco y negro [Surya y Alice] 3qaWnZm38/150Blanco y negro [Surya y Alice] 9h2PZk8  (38/150)
Experiencia:
Blanco y negro [Surya y Alice] 3qaWnZm26304/1000000Blanco y negro [Surya y Alice] 9h2PZk8  (26304/1000000)
Berries: 3.000.000
Ver perfil de usuario

Cazador Desconocido
Alice Wanderlust

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Surya Lun 31 Mayo 2021 - 16:56

Tenía que decirlo, le recordaba a su hermanita. No ahora, claro, pero sí a cuando era más pequeña. Arrugaban el ceño de la misma forma cuando estaban indignadas y al verle inflar los mofletes con ira justiciera no pudo evitar reírse un poco en voz baja y sentirse tranquilo. Algo de su emoción se diluyó en comodidad, aunque no tardó en volver.

La Reverse Mountain era aquella montaña bizarra que él también había pasado en su camino, ¿no? Su sola existencia le había dejado perplejo y maravillado a partes iguales. No entendía cómo podía existir o funcionar, pero había sido tan divertido atravesarla… Entendía sus dudas, claro. Lo malo era que compartía varias. Tampoco él tenía muy claro cómo funcionaba ese mar. Por suerte, había algo que sí sabía.

-Necesitamos un Log Pose. Son brújulas especiales, compatibles con los campos magnéticos de este lugar.

Se giró un momento y fue a buscar uno de los libros que había consultado antes. No tenía muy claro de dónde podían sacar esa cosa, aunque quizá pudieran pedirle una al farero una vez despertase. Esperaba que a Alice no le molestara hacerle un hueco en su barco, no quería seguir esperando para zarpar y tampoco racanearle dos Log Pose al farero, en caso de que tuviese. No parecían algo muy abundante, aunque quizá en otras islas hubiera más.

Por fin encontró lo que estaba buscando y haciendo un gesto a Alice para que se acercase, lo abrió sobre una mesa de par en par. En las páginas había un diagrama de varios colores acerca de las diferentes rutas del Paraíso.

-Por lo que he leído, cada isla tiene un campo magnético único. Cuando coges el Log Pose puedes… ¿programarlo? Para que se dirija a una de estas siete islas. Cuando lleguemos, se recarga y marca el rumbo a la siguiente. Hay siete rutas posibles diferentes, ¿ves?

Se quedó un momento examinando el diagrama. No era capaz de decidirse, quería visitarlas todas. El grito de Alice le sacó de su ensimismamiento y se le quedó mirando mientras listaba todas las cosas que quería hacer. Surya se fue emocionando más y más mientras ella avanzaba, asintiendo con la cabeza y casi dando saltitos en el sitio. Al final, le agarró las manos entre las suyas sin poder contenerse y le miró fijamente a los ojos.

-¡Yo también tengo un pirata al que quiero mandar a prisión!

Vale, a ver, no era exactamente lo mismo. Ella quería mandar al más grande que se encontrara y Surya tenía a uno muy concreto en mente. Aquel hombre era peligroso en libertad. Pero a fin de cuentas, eran objetivos bastante parecidos. Más que suficiente. Asintió una última vez, con determinación.

-Deberíamos preguntarle al farero si tiene un Log Pose. Seguro que ya ha acabado de dormir la siesta.
Surya
Mensajes :
14

Fecha de inscripción :
28/04/2021


Hoja de personaje
Nivel:
Blanco y negro [Surya y Alice] 3qaWnZm17/150Blanco y negro [Surya y Alice] 9h2PZk8  (17/150)
Experiencia:
Blanco y negro [Surya y Alice] 3qaWnZm7728/1000000Blanco y negro [Surya y Alice] 9h2PZk8  (7728/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Aspirante
Surya

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Alice Wanderlust Lun 31 Mayo 2021 - 18:25

- ¿Necesitamos? -preguntaste, casi por acto reflejo. No entendías del todo por qué el farero había dicho aquello. ¿Pretendía irse contigo de allí? No, no tenía sentido; su labor era guiar a los curiosos hacia un peligroso y vasto mundo, proveyéndolos del conocimiento necesario... O eso era lo que a ti te había parecido al conocerlo.

Levantaste el dedo para intervenir, pero igual que tú habías hablado con cierta vehemencia el ángel poseía la misma avidez. Cada palabra era más rápida que la anterior, hasta el punto de que el discurso que iba hilando respondía tus preguntas pero terminaba generándote todavía más. Sobre todo cuando reconoció que él también tenía un pirata al que deseaba atrapar. ¿Qué clase de farero era ese? Arqueaste una ceja, dubitativa, mientras veías cómo Surya se había acoplado a tus planes de viaje sin ninguna clase de vergüenza como si se tratase de la cosa más natural del mundo. ¿Es que no sabía cómo funcionaba el mundo? Primero debía pedir permiso, no sumarse sin más a los planes de otros.

Lo que te rompió fue darte cuenta de que en ningún momento te había dicho que él fuese el farero. Ni siquiera le dio la más mínima importancia, de hecho, cuando mencionó que el farero habría despertado ya de la siesta. Entonces, ¿Era su ayudante? Podía ser que se tratase de su aprendiz recién llegado, un ángel en prácticas que necesitaba mejorar para ser algún día guardián de los Cabos Gemelos. Tal vez fuese así, pero si de eso se tratara, ¿por qué no decirlo? Pero es que no había barco ni ninguna isla a la vista. ¿De dónde podía haber llegado si no del cielo? Nada tenía sentido; Si acababa de llegar, ¿por qué quería irse ya?

- Esto... Sí. Vale. Preguntemos.

No terminabas de comprender qué era un log pose, pero tampoco entendías casi nada de lo que estaba sucediendo ahí. Anonadada todavía, debatiéndote en un mar de preguntas a cada cual más disparatada, acompañaste al ángel hasta la habitación del farero. Este abrió justo cuando ibas a llamar a la puerta, y mutuamente emitisteis un agudo gritito de susto.

- ¡Surya! -gritó, mirando al chico-. ¡¿Qué haces trayendo chicas a escondidas?! -Te pusiste roja como un tomate, matando con la mirada a Shuri. ¿No tenía permiso para dejarte entrar?-. Ya te he dicho que no me importa que te traigas compañías, pero no me gustan las sorpresas.

Fue entonces que caíste en que estaba en calzoncillos. Tenía el cuerpo ajado y las manos callosas; también estaba algo gordo, aunque dentro de lo que cabe se encontraba en forma. Aun así tapaste su perspectiva con la mano y, como mejor pudiste, te presentaste:

- HolaseñoryosoyAliceencantadadeconocerle.

Estoy seguro de que eso era más de una palabra, pero en ti casi pareció una mientras le tendías la mano sin mirarle.
Alice Wanderlust
Mensajes :
99

Fecha de inscripción :
01/02/2012


Hoja de personaje
Nivel:
Blanco y negro [Surya y Alice] 3qaWnZm38/150Blanco y negro [Surya y Alice] 9h2PZk8  (38/150)
Experiencia:
Blanco y negro [Surya y Alice] 3qaWnZm26304/1000000Blanco y negro [Surya y Alice] 9h2PZk8  (26304/1000000)
Berries: 3.000.000
Ver perfil de usuario

Cazador Desconocido
Alice Wanderlust

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Surya Vie 11 Jun 2021 - 15:00

Surya giró la cabeza, sin entender del todo a qué venía la pregunta.

-Claro, necesitamos. Para ir a la siguiente isla, ¿no? Más allá de los libros aquí no hay mucho que ver.

Quizá había sido un simple lapsus, porque Alice no puso pega alguna a ir a preguntarle al farero. Normal, por otro lado. Sin la extraña brújula que describían los libros, no llegarían muy lejos.

No tardaron demasiado en llegar a la habitación del farero. Estaba en la parte baja del faro, tras una puerta de madera. En realidad el ángel no había estado allí todavía, pero le había visto meterse para dormir la siesta y sabía exactamente dónde encontrarle. Llegaron sin percances y cuando iban a llamar a la puerta, el farero abrió. Surya dio un respingo y un pequeño saltito al oír los grititos de susto que tanto Alice como el farero soltaron por la sorpresa. Y, sin darle tiempo a decir nada, el anciano señor empezó a reprenderle. Surya dejó que acabara antes de alzar un dedo para hablar y aclarar el malentendido.

-Técnicamente no ha sido a escondidas, se lo habría dicho pero estaba durmiendo y no quería despertarle. No hace mucho que ha llegado.- Hizo una pausa, antes de esbozar una sonrisa.- Ella tiene barco propio, así que juntos podremos llegar a la siguiente isla.

El farero les miró a ambos con curiosidad mientras se serenaba. Tomó la mano de Alice y la agitó un par de veces, antes de soltarla y asentir. Pareció reparar entonces en que todavía estaba sin vestir, por lo que suspiró antes de volver a su cuarto mientras les pedía que le esperasen abajo.

Surya asintió y guió a la todavía colorada Alice de vuelta hasta la playa.

-Lo siento. No creí que fuera a sorprenderse tanto.

Se agachó y se entretuvo jugando con un pequeño cangrejo ermitaño mientras tarareaba una canción. No recordaba su nombre, pero era dulce y la tenía pegada en la cabeza. No pasó mucho tiempo hasta que el farero volvió a salir, ya vestido y con una pequeña cajita en las manos. Llegó hasta ellos y abrió la tapa, mostrando una serie de… ¿pompas? ¿con brújulas dentro? Eran sólidas y tenían una pequeña correa para atarse a la muñeca. Los log pose.

-¿Habéis escogido ruta? – se giró hacia Surya, inquisitivo.- Porque asumo que ya le has explicado lo de las rutas.

Surya asintió, aunque lo cierto es que dudaba un poco. Esperaba haber entendido todo lo importante, pero la verdad era que se habría sentido más cómodo pudiendo llevarse algún libro del Archivo. Por desgracia ya se lo había advertido el primer día; los libros no salían de allí. Normal, claro, porque si cada persona que pasara se llevara uno, pronto no habría ninguno.

-Eso… es decisión de Alice. El barco es suyo.

Al fin y al cabo, no podía imponerle sus gustos. Y por otro lado, le daba un poco igual la isla. Quería recorrerlas todas antes o después, por dónde empezar no era algo que le importase.
Surya
Mensajes :
14

Fecha de inscripción :
28/04/2021


Hoja de personaje
Nivel:
Blanco y negro [Surya y Alice] 3qaWnZm17/150Blanco y negro [Surya y Alice] 9h2PZk8  (17/150)
Experiencia:
Blanco y negro [Surya y Alice] 3qaWnZm7728/1000000Blanco y negro [Surya y Alice] 9h2PZk8  (7728/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Aspirante
Surya

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.