Próxima ronda fugaz

El skin, las tablillas y el diseño del foro pertenecen exclusivamente al staff del mismo, fue creado por Brianna Byrne y agradecemos a Yuu por su ayuda a la hora de editar algunas de las imágenes como son la portada, avatares de nuevos usuarios y la imagen de las estadísticas para integrarlas en el foro. Dichas imágenes no nos pertenecen, por lo que damos sus créditos a sus respectivos creadores, Sakimichan, Wlop y algunos otros cuyos nombres no conocemos.

Rogamos encarecidamente que no copien nuestro contenido, es más divertido cuando cada uno crea lo que quiere con sus propios medios.
CRÉDITOS
ULTIMOS TEMAS
¿Sabías que?
NUESTRO STAFF
Mr. Nat - Admin
Katharina - Admin
Therax - Admin
Brianna - Mod
Hazel - Mod
Deathstroke - Mod
Arthur - Mod
William - Mod
Oppenheimer - Mod
SI NECESITAS AYUDA, CONTACTANOS
AWARDS

[Tsumeshogi] Donde todo empezó

 :: ZONA ROL :: Grand Line :: El paraiso :: Alta mar

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Cheshire Vie 28 Mayo 2021 - 2:43

El mar estaba en calma.

Llevaba estando así unos cuantos días, y precisamente por ese mismo motivo a Cheshire le preocupaba el rumbo que estaban tomando. Si bien lo había calculado todo infinidad de veces, le preocupaba estar equivocándose. Si tomaban un camino erróneo seguramente acabarían por perderse en la inmensidad del océano, y ya que acababa de averiguar que no podía nadar, la idea de quedarse completamente expuesta al clima, las mareas y el hambre no le hacía demasiada gracia. Pero no parecía que hubiese nada incorrecto. Todo lo contrario, con tantas veces que había calculado aquella ruta estaba extremadamente segura de que iban en buen camino.

El hermoso barco que había conseguido gracias a Taishi surcaba los mares como si se tratase de una pieza victoriosa en un tablero de ajedrez, alejando a las olas y meciéndose ante el viento. Resultaba muy cómodo movilizarlo a lo largo de las olas, aunque no sabía si eso se debía a la maestría que había demostrado el carpintero a la hora de crearlo o de su propia habilidad para la navegación. Por su bien, esperaba que fuese un poco de ambos, pues aún no habían tenido que preocuparse por la idea de verse sometidos a climas extremos o a momentos cruciales en el mar. Tal y como le habían advertido a lo largo del tiempo, nada más cruzasen al Grand Line todo se volvería infinitamente más peligroso, pero esperaba ser capaz de solucionar cada problema a su debido tiempo.

Como no eran muchos en el barco, la mayoría de tareas residían sobre ella misma. Agradecía ser capaz de, por ejemplo, desplazar un cabo de un lado a otro sin necesidad de moverse, pues así podía ser mucho más eficiente desde donde estaba, en el timón. Aunque hubiese querido plantarse en la cima de la cofa, comprendía que era necesario que estuviese ahí abajo vigilando todo. Y lo peor es que empezaba a tener hambre. Habían reunido provisiones, pero como no sabía bien cuándo encontrarían una isla a lo largo de su travesía, prefería ahorrar y no comer demasiado. Para alguien que se había pegado años escarbando entre la basura, robando comida del mercado y pagando lo menos posible por alimentos, tener una inmensa cantidad de bienes de los que disponer y no poder consumirlos era una tortura.

- ¡Nayeeee...! Tengo hambre...- Sabía que había dicho lo mismo como unas veinte veces en las últimas dos horas, pero el tiempo avanzaba muy lento hasta la hora de comer y sentía que no avanzaban. Aunque hasta el momento había estado apoyada sobre el timón sin realizar movimiento alguno, nada más terminó de mencionar la palabra hambre notó que algo cambiaba en el ambiente. Era algo sutil, demasiado como para saber bien qué era. Pero se aproximaba algo grande. Y no sabía si estaría preparada para ello.
Cheshire
Mensajes :
174

Fecha de inscripción :
08/03/2021


Hoja de personaje
Nivel:
[Tsumeshogi] Donde todo empezó  3qaWnZm58/150[Tsumeshogi] Donde todo empezó  9h2PZk8  (58/150)
Experiencia:
[Tsumeshogi] Donde todo empezó  3qaWnZm63445/1000000[Tsumeshogi] Donde todo empezó  9h2PZk8  (63445/1000000)
Berries: 6.000.000
Ver perfil de usuario

Desconocido
Cheshire

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nayelis Vie 28 Mayo 2021 - 8:40

¡Kyaaaaaaaa! ¡Me había vuelto a quemar con el fogón! ¿Cuántas veces tenía que decir que no era la cocinera? Por todos los dioses tenía un montón de ollas lanzando espumarajos por sus bocas mientras que los fogones parecían más una barbacoa que un lugar donde calentar la comida. Tinny no paraba de correr por toda la sala mientras el aceite de las sartenes saltaba por todos lados y se atrincheraba entre la puerta y un mueble que había a su lado.

Habíamos partido en aquel bonito barco por varios días pero yo estaba algo cansada de tener el rol de cocinera...que no soy cocinera *llora*. Encima tenía a la capi rompiéndome la cabeza para que cocinara algo. Entonces salí de la cocina a cubierta portando mi sombrero de ches.

-¡Que no soy la coicnera!- dije increpándole con una cuchara en mi mano- ¡Casi meto a Tinny en la olla por error! ¡ Tengo más aceite en el cuerpo que en una pelea de chicas ligeras y me he quemado la punta del pelo tres veces! -concluí calmándome- Necesitamos un cocinero capitana, yo de esto no entiendo.

Al igual que una niña pequeña me salió una lagrimita pero en seguida recobré la compostura al ver que algo pasaba en el ambiente. Parecía que la capitana lo había notado también. ¿Enemigos? ¿Tormenta? Ni idea, pero algo se estaba avecinando y el barco comenzaba a moverse algo más rápido, vamos, al menos esa era mi sensación.

-Pasa algo ¿verdad?- le dije a la capitana mientras hacía un gesto con la mano a Tinny para que volviera a la cocina.

Nayelis
Mensajes :
167

Fecha de inscripción :
11/01/2020


Hoja de personaje
Nivel:
[Tsumeshogi] Donde todo empezó  3qaWnZm43/150[Tsumeshogi] Donde todo empezó  9h2PZk8  (43/150)
Experiencia:
[Tsumeshogi] Donde todo empezó  3qaWnZm33250/1000000[Tsumeshogi] Donde todo empezó  9h2PZk8  (33250/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Desconocido
Nayelis

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Claude von Appetit Vie 28 Mayo 2021 - 11:25

No hay palabra en élfico, ent o lengua humana para describir la tropelía que está cometiendo esta muchacha en la cocina. El aceite salta por todas partes, el fuego parece escaparse a pequeñas llamas por la madera embadurnada y encima se le ha escapado el conejo que iba a hervir en la olla hasta arriba de aceite demasiado caliente. En realidad eso le pasa por no haberlo matado antes; error de novata. Afortunadamente está tan ocupada estropeando mi cocina que ni se molesta en mirar hacia mí, lo cual es de bastante mala educación, pero solo por esta vez decido mantenerme en silencio. Tampoco quiero molestar a alguien que maneja tan mal un cuchillo de cocina. Podría hacerme un tajo de estos que no son rectos, de estos que parecen como que tienen dientecitos... Ah, sí: Desgarrarme. Y no me apetece tener un desgarro tan temprano.

Por suerte ella se marcha y me deja el espacio a mí. Odio tener que limpiar el desaguisado de otra gente, pero soy un genio de la limpieza y en un chasquido... En un chasquido... ¡He dicho un chasquido!

Muchas maldiciones y un tiempo razonablemente corto después...

- Un chasquido y como nueva -digo con una sonrisa. Todo es posible en esta vida si finges que la magia de la cinematografía te acompaña en tu día a día.

En fin, es hora de ponerse manos a la obra: Sé que hay gente en este barco, y por cómo estaba la cocina antes de mi llegada -sí, además de limpiar este desastre tuve que limpiar anoche- está claro que esta gente pasa mucha hambre o, como mínimo, come mal. Por suerte me he asegurado de traer unos cuantos víveres envasados al vacío de mi última cocina, y también mi juego de cuchillos y mis piedras de afilar. Nunca se debe salir de casa sin una piedra de afilar, ni entrar a una cocina sin al menos veintinueve diferentes para los distintos tipos de afilado y avivado que un buen cuchillo puede necesitar.

Termino deprisa, en parte porque muchas cosas las traía ya precocinadas pero, sobre todo, porque soy la hostia. Así que con todo emplatado en una bandeja de dimensiones estúpidas que cabe por la puerta sin saber muy bien por qué, procedo a salir. Como tengo las manos ocupadas tengo que darle una patada, y oh feliz coincidencia del destino parece que justo he atinado en el conejo de desayuno, que sale volando en una bolea perfecta hacia la cara de la timonel. Con una sonrisa solo comparable a la de mi traje, doy un paso hacia delante.

- ¡Buenos días marineros de agua dulce! -exclamo con júbilo-. ¡Traigo comida para un buen desayuno nutritivo y equilibrado! Que aproveche.

¿Hay algo más que debería explicar? Ah, sí: Voy disfrazado de mantarraya.

Así voy:
[Tsumeshogi] Donde todo empezó  Disfraz-de-mascota-Manta-Rays-Devil-Ray-mascot-disfraz-de-fantas-a-disfraz-de-cosplay-mascota


Ficha

Glosario:
Hamon: Haki de observación.

Habuso: Haki de armadura.

Harem: Haki del rey.

Calcetín: Kairoseki.

Claude: El puto amo.

Número de banderas corregidas por Claude:
[Tsumeshogi] Donde todo empezó  Logo_TVE-2

El rincón de amigos de Claude:

Rei Arslan escribió:Se llamaba Claude, y por su presentación, parecía bastante especial.



[Tsumeshogi] Donde todo empezó  Lys
Claude von Appetit
Mensajes :
383

Fecha de inscripción :
31/01/2012


Hoja de personaje
Nivel:
[Tsumeshogi] Donde todo empezó  3qaWnZm82/150[Tsumeshogi] Donde todo empezó  9h2PZk8  (82/150)
Experiencia:
[Tsumeshogi] Donde todo empezó  3qaWnZm162950/1000000[Tsumeshogi] Donde todo empezó  9h2PZk8  (162950/1000000)
Berries: 20.000
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Illje Landvik Vie 28 Mayo 2021 - 14:39

Le dolía la cabeza y no poco. Gruñó al despertar y se incorporó un poco. Le costó abrir los ojos y al principio no reconoció la habitación en penumbra. Tampoco al final, en realidad. Cuando por fin se acostumbró a la poca luz que había, frunció el ceño. ¿Dónde rayos estaba? No tardó en entender que se trataba de un barco, de uno en movimiento además. Contuvo la náusea que le produjo el bamboleo y trató de ponerse en pie.

Fue entonces cuando se dio cuenta de lo que llevaba puesto. Se quedó quieta por un minuto, sin decir nada. No tenía ni idea de qué se le había pasado por la cabeza la noche anterior, pero no iba a cuestionar sus decisiones. Por lo menos había tenido el buen sentido de colocarse un buen moño dentro del traje para que el rosa no chocara con el naranja. Además, la tela era suave y cómoda. No era exactamente un chándal, pero hacía las funciones. Si es que en realidad, había sido una buena decisión, fuera por el motivo que fuera.

Dio un par de pasos mientras trataba de recordar cómo había acabado ahí. Decía la noche anterior, pero ahora que pensaba en ello creía llevar durmiendo bastante más que un par de horas. Le dio un escalofrío y trató de no pensar en ello. Exactamente, ¿a dónde pretendía llegar? Ah, sí.

Lejos.

Quería alejarse de Dark dome, que para algo se había esforzado en acabar todo lo que tenía pendiente rapidito. Pero claro, para eso requería un navegante. Podía llevar su propio barquito, pero le dolía tener que dejar a un desconocido cerca de su timón. Vale que a ella no se le diera bien, pero eso no quería decir que le gustase que extraños tomaran su lugar.

Recordaba haber bebido. Estar en el bar buscando candidatos con barco y pasarse del vino al aguardiente por puro aburrimiento. No solía exagerar tanto, pero después de cuatro propuestas indecorosas que nada tenían que ver con llevarla a donde quería ir incluso ella cedía al tedio. Pero… ¿y luego?

¡Sí que había cogido su barco! ¡Lo recordaba! Una horrible sospecha se apropió de ella y corrió al primer ojo de buey que encontró. Oh no. Estaba abierto. Tragó saliva y se asomó. No supo si sentir alivio o maldecirse. Su pequeño barquito, efectivamente, estaba ahí. Flotaba mansamente detrás del … ¿galeón? ¿bergantín? Barco enorme en el que por lo visto… había… entrado ilegalmente.

Se llevó una mano/pinza  a la frente, maldiciéndose. Nueva norma, nada de aguardiente. Nunca. No más.

Bueno, por lo menos su barquito estaba intacto. Y puede que no hubiera llegado a una isla, pero había llegado a un lugar útil. Esperaba. Ahora solo quedaba darse a conocer y rezar porque el dueño o la dueña no la echaran con viento fresco. A saber cuánto tardaba en llegar a tierra por su cuenta y sería muy incómodo seguirles después de que le hubieran echado.

Todavía mosqueada con su situación, buscó las escaleras para salir de la bodega. Cuando por fin halló el camino a cubierta, no dudó en salir sin dilación. Debió haber dudado, sin embargo, porque el recibimiento no era el que esperaba. Un conejo chiquitito se le estampó en la cara mientras salía y la luz del sol la cegaba. Acabó tumbada bocarriba sobre la madera, suspirando y con un dolor de cabeza tremendo. Divisó a dos personas y a una… mantarraya, con una bandeja enorme de comida. Sus tripas rugieron. Se puso en pie de un salto y buscó con la mirada a la chica que estaba al timón. Fue a pedirle perdón por haberse colado en su barco y a pedirle que le dejara robar un poco de comida ya que estaban, pero al verle la cara no pudo evitar señalarla.

-¡Yo a ti te conozco! ¡Eres mi novata!

Y yo con estas pintas:
[Tsumeshogi] Donde todo empezó  63f3f301bb9fa5e6934a0a2b6343667c
Illje Landvik
Mensajes :
157

Fecha de inscripción :
23/08/2020


Hoja de personaje
Nivel:
[Tsumeshogi] Donde todo empezó  3qaWnZm66/150[Tsumeshogi] Donde todo empezó  9h2PZk8  (66/150)
Experiencia:
[Tsumeshogi] Donde todo empezó  3qaWnZm87130/1000000[Tsumeshogi] Donde todo empezó  9h2PZk8  (87130/1000000)
Berries: 32.500.000
Ver perfil de usuario

Desconocido
Illje Landvik

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Cheshire Mar 1 Jun 2021 - 20:33

Siempre había tenido mano para el mar. O al menos eso era lo que creía. Podía predecir una tormenta antes de que ocurriese y adaptar el barco para que no tuviesen excesivos problemas. Fácilmente podría evitar zonas extremadamente movidas en caso de que alguien tuviese nauseas. Sí, creía que estaba perfectamente capacitada para enfrentarse al mar y a lo que podría acontecer. Pero se equivocaba si creía que precisamente el océano iba a ser el único problema que tuviese que solucionar. Por un momento, creyó que la tormenta que se acercaba resultaría una común y corriente. No era raro distinguir nubes en las inmediaciones y tal vez la lluvia llegase junto al cambio en el ambiente. Pero no. No era eso lo que llegaba. Era una tormenta mucho más complicada de solucionar.

Ahí estaba ella, sosteniendo el timón con un hambre de mil pares de narices tratando de llegar hasta alguna parte -aunque no sabía muy bien hacia donde-. Aunque Nayelis estaba en la cocina, sabía que la pobre no podría estar cocinando siempre. La noche anterior ya lo habían pasado mal intentando comerse aquella especie de mezcla entre pescado y carbón, y así durante lo que llevaban de viaje. Era normal que tuviese tanto hambre después de ver que eran unos negados para la cocina. Suspiró suavemente antes de mecer un poco el timón siguiendo la dirección del viento hacia quién sabe dónde, y lo dejó quieto mientras se giraba hacia la zona interior del barco.

- ¡Ya se que no eres la cocinera, pero no sé qué más hacer! - Su otra opción era intentar hacer algo útil con lo que tenían y estaba segura de que eso saldría mal. Muy mal. Planteándose qué hacer, dio otro paso más hacia el interior, pero se detuvo en cuanto la puerta se abrió de par en par. Con los ojos como platos, lo primero que observó -debido al hambre, más que nada- fue la gigantesca bandeja de comida que se abría paso saliendo desde el interior. Por un momento, pensó en Nayelis y en que tal vez le había estado gastando una broma hasta el momento, pero después pudo observar una figura desconocida tras aquella bandeja.- Sé que tendría que estar preocupada porque hayas aparecido así. Pero, ¿esa comida es de verdad? - Preguntó, puesto que ya no sabía si lo que estaba viendo era una alucinación o si resultaba real. Olía a real, y tenía una pinta espectacular, pero tras haber pasado tanto tiempo sin ver algo tan delicioso delante, simplemente no supo bien qué decir.

Con una gota de baba cayendo por la comisura de sus labios, se acercó a la bandeja. Tras esta había una... ¿mantarraya? No. Alguien vestido de mantarraya. Un disfraz espectacular cuanto menos, aunque no entendía muy bien el motivo. En su rostro se reflejaba la mayor felicidad del mundo mientras daba otro pequeño pasito hacia la comida. Pero la felicidad y el momento de éxtasis duró solo un instante. Nuevamente del interior del barco salió otra persona. Con otro disfraz. De gamba. La persona en cuestión parecía tener tanta prisa que acabó en el suelo, pero no tardó en levantarse en cuanto vio el plato de comida. Así que no era una ilusión, bien.

- ¿Que soy qué? - Elevando ambas cejas, todavía con los ojos como platos de la sorpresa, observó hacia la gamba. Y luego hacia la mantarraya. Y nuevamente a la gamba.- Espera, ¿quiénes sois vosotros? - Preguntó por fin. Un poco tarde después de lo que estaba viendo, pero consiguió sobreponerse al hambre que le asolaba.- ¿Y cómo habéis subido al barco?
Cheshire
Mensajes :
174

Fecha de inscripción :
08/03/2021


Hoja de personaje
Nivel:
[Tsumeshogi] Donde todo empezó  3qaWnZm58/150[Tsumeshogi] Donde todo empezó  9h2PZk8  (58/150)
Experiencia:
[Tsumeshogi] Donde todo empezó  3qaWnZm63445/1000000[Tsumeshogi] Donde todo empezó  9h2PZk8  (63445/1000000)
Berries: 6.000.000
Ver perfil de usuario

Desconocido
Cheshire

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nayelis Miér 2 Jun 2021 - 17:09

-¿Has pensado en contratar un cocinero?- le dije mientras me quitaba el delantal que todavía llevaba puesto y tiraba la cuchara que me había llevado de la cocina por la borda.

Cuando me disponía a seguir a Tinny de vuelta a la cocina, puesto que al fin y al cabo debía recoger aquel estropicio o me sentiría mal, la puerta se abrió de golpe. Golpeó a mi mascota y lo lanzó en una perfecta esfera blanca hacia el otro lado de la cubierta, estampándose contra la cara de una persona que asomaba.

Primero, no sabía quién había golpeado la puerta de la cocina, hasta que pude ver como alguien vestido de mantarraya salía con una bandeja ne las manos, llena de comida que olía de miedo y saludándonos. No pude evitar mirar a la capitana confusa.

-¿Esto no es cosa tuya verdad?- dije irónica suponiendo que obviamente no era cosa suya...parecía que teníamos un polizón, pero que sabía cocinar, y eso ya era algo. De todas maneras cuando fui a ver si Tinny estaba bien pude ver que estaba estampado en la cara de otra polizón. Parecía que íbamos a tener que mejorar la seguridad en el navío.

-¿Falta alguien más? No sé, alguien que salga del baño o que caiga de las velas a cubierta.

Cuando fui a buscar a mi mascota, la cual se había estampado en la cara de aquella otra polizón, salió corriendo tras mis piernas debido a que no los conocía.

-Veo que estás bien- dije refiriéndome al conejo.

Parecía que la capi y ella se conocían, o al menos eso aparentaba ya que la polizón dijo aquella frase, lo que provocó que le preguntara a la capitana.

-¿La conoces?- dije de forma estúpida en el momento en que ni la propia capitana los conocía. Entonces¿ que hacemos?. Daba igual, por el momento desenfundé mi arco y apunté a la que había llamado novata a la capitana, pues la mantarraya al menos tenía las manos ocupadas. Tinny sin embargo le enseñó sus dos dientes delanteros, mientras vigilaba por mi cualquier movimiento de la mantarraya.
Nayelis
Mensajes :
167

Fecha de inscripción :
11/01/2020


Hoja de personaje
Nivel:
[Tsumeshogi] Donde todo empezó  3qaWnZm43/150[Tsumeshogi] Donde todo empezó  9h2PZk8  (43/150)
Experiencia:
[Tsumeshogi] Donde todo empezó  3qaWnZm33250/1000000[Tsumeshogi] Donde todo empezó  9h2PZk8  (33250/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Desconocido
Nayelis

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Claude von Appetit Sáb 5 Jun 2021 - 2:33

Puede que haya exagerado con eso de que es un desayuno nutritivo. Las mejores croquetas del mundo, la tortilla que gusta a todos, mis lasañas esféricas... La boloñesa blanca ha quedado un poco sosa, pero he tenido que usar sal común en vez de sal rosa y ha perdido ese punch característico que tanto me gusta. Lo cierto es que la mayoría de las cosas que he preparado son elecciones más astroculturales que nutricionalmente aceptables, pero estas chicas está claro que han pasado hambre. No sabría si más la rubia que no sabe cocinar o la rubia que, aun creyendo que soy una alucinación fruto del hambre, me pregunta si la comida es de verdad.

- Es totalmente de verdad -explico-. Excepto la ensalada de cardos, esa está hecha de mentiras y traiciones. Pero tiene un aliño secreto que... ¡Illje!

Reconocería esa voz en cualquier parte. Y ese pelo rosa. Y esa cara. ¡Y mi disfraz de gamba! Sabía que en algún lugar lo había perdido, pero no esperaba que hubiese sido en su armario. Aunque en realidad, teniendo en cuenta que solíamos intercambiarnos modelitos, es casi hasta razonable que esto haya sucedido. Pero por culpa de este traspiés he tenido que confeccionar un trajesupletorio, y lo cierto es que llevar traje de mantarraya es un engorro total. Ni siquiera puedo mover bien del todo los brazos.

Avanzo hacia ella bandeja en mano, alejándola de las desconocidas casi inintencionadamente -era inintencionado hasta que me he dado cuenta, pero me hace gracia dilatar la espera hasta que puedan probarlo todo-. Está tan guapa como siempre, y se ve en su cara que viene de una borrachera como ninguna otra. No esperaba encontrármela en una reunión tan casual como esta, pero me alegra saber que los dos seguimos con vida y hemos vuelto a reunirnos, tal y como debía ser.

- ¡Te he echado de menos! -Levanto la bandeja con una sola mano, haciendo un delicado y muy precario juego de equilibrios para poder rodearla con mi brazo libre. Es entonces, cuando me pego a ella, que se me saltan las lágrimas por la emoción-. Ahora solo tenemos que recuperar al Nepo y volveremos a ser una fam...

Escucho que algo tira de la cadena en algún punto, y de lo que espero sea el baño sale un hombre-pez disfrazado de ornitorrinco. Empiezo a pensar que hay algo que no recuerdo del todo bien en todo esto, pero saluda con la mano y se lanza al mar desde cubierta.

- ¡Hasta otra Jeff!

¿Sé su nombre? Parece que sí. La historia de anoche ha sido bastante movidita, en realidad. Me pregunto dónde están los demás, la verdad, porque lo que sucedió anoche es una historia para recordar durante muchísimo tiempo. Tal vez durante más de una vida.

- Jeff es un grande -remato.

Desde luego que lo es.


Ficha

Glosario:
Hamon: Haki de observación.

Habuso: Haki de armadura.

Harem: Haki del rey.

Calcetín: Kairoseki.

Claude: El puto amo.

Número de banderas corregidas por Claude:
[Tsumeshogi] Donde todo empezó  Logo_TVE-2

El rincón de amigos de Claude:

Rei Arslan escribió:Se llamaba Claude, y por su presentación, parecía bastante especial.



[Tsumeshogi] Donde todo empezó  Lys
Claude von Appetit
Mensajes :
383

Fecha de inscripción :
31/01/2012


Hoja de personaje
Nivel:
[Tsumeshogi] Donde todo empezó  3qaWnZm82/150[Tsumeshogi] Donde todo empezó  9h2PZk8  (82/150)
Experiencia:
[Tsumeshogi] Donde todo empezó  3qaWnZm162950/1000000[Tsumeshogi] Donde todo empezó  9h2PZk8  (162950/1000000)
Berries: 20.000
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Illje Landvik Sáb 5 Jun 2021 - 21:03

¿Nosotros? ¿Se pensaba que iban juntos? Oh, a lo mejor habían llegado juntos. En realidad iban a juego. De hecho…

-¡Eh! ¡Esa mantarraya es mía!

Le había costado darse cuenta, pero es que hacía mucho que no se lo ponía. Lo había mandado hacer expresamente para una fiesta de disfraces hacía ya mucho y desde entonces no hacía más que coger polvo en su armario. Hasta ahora, aparentemente. Pero es que ese cosido en la aleta izquierda era inolvidable, lo había hecho ella misma. Con el coste que eso suponía.

De repente, se dio cuenta de que le estaban apuntando. Inmediatamente, se agazapó y se quedó mirando a la mujer que le apuntaba con el arco. Se llevó la mano a la cadera, pero se dio cuenta de que no llevaba sus espadas. Maldijo por lo bajo y ya estaba buscando alternativas – robarle la flecha, ponerle la zancadilla y correr a atrincherarse en la bodega nuevamente ganaba puntos por segundo- cuando oyó una voz familiar decir su nombre.

Se le iluminó la cara y se giró, olvidándose del arco y buscando a Claude con la mirada. ¡La mantarraya! ¡Claro! Espera, ¿habían vuelto a pasar la noche juntos? Dios mío, no se acordaba. Su odio por la ginebra se redobló mientras trotaba hacia él – correr era difícil con los patines, pero si los activaba igual fastidiaba las botas de gamba y acababa de recordar que ese disfraz no era suyo – y le abrazaba con cariño. Ella también le había echado de menos y darse cuenta de que había alguien conocido en ese extraño barco era un alivio. Además, tenía comida. Demonios, tenía comida. ¿Cómo no había reconocido esa lasaña? Vergüenza debería darle. Alargó la mano para robar una croqueta mientras sonreía con ilusión.

-Estoy segura de que el Nepo estará bien.- Tenía que estarlo. No había otra posibilidad. No quería pensar que la hubiera.- Solo tenemos que pensar como él y en seguida… ¿Jeff?

¿Cómo estaba Jeff allí? Frunció el ceño. La última vez que había visto a ese hombre era en un casino de Dark Dome City. Vale que parecía un poco perdido, y sí, había ayudado a que se orientase pero… ¿desde cuando se lo llevaba de borrachera? Miró a la mantarraya. Quizá era amigo de Claude y se lo había llevado él. Wow. Igual no recordar qué había sucedido no era tan malo.

Le vio saltar al mar y se encogió de hombros mientras se llevaba la croqueta a la boca. Estaba riquísima, como todo lo que el pelirrojo cocinaba. Pero todavía más ahora. Casi le pareció que el barco dejaba de moverse.

¡El barco! ¡Que no era suyo! Claro, la novata debía de ser la capitana. Fue hasta ella con una sonrisa de oreja a oreja y se señaló el pecho con orgullo.

-¡Yo te regalé el ascensor a los cielos!

Ahora venía la parte en la que le daba las gracias por haber invadido su barco. O colonizado. ¿Abordado? Ah, la semántica era irrelevante. Había sido una entrada de lujo, eso era todo lo que importaba. Qué feliz casualidad.

Quizá la ginebra tenía su parte buena.
Illje Landvik
Mensajes :
157

Fecha de inscripción :
23/08/2020


Hoja de personaje
Nivel:
[Tsumeshogi] Donde todo empezó  3qaWnZm66/150[Tsumeshogi] Donde todo empezó  9h2PZk8  (66/150)
Experiencia:
[Tsumeshogi] Donde todo empezó  3qaWnZm87130/1000000[Tsumeshogi] Donde todo empezó  9h2PZk8  (87130/1000000)
Berries: 32.500.000
Ver perfil de usuario

Desconocido
Illje Landvik

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Cheshire Lun 7 Jun 2021 - 4:33

Lágrimas. Sintió que verdaderas lágrimas se deslizaban por sus mejillas mientras escuchaba la confirmación de que aquella preciosa comida era de verdad. Si no le hubiese resultado difícil, se hubiese arrastrado por el suelo hasta la bandeja. Pero eso únicamente conseguiría dejarle mucho más alejada de la comida, y su intención era hacer todo lo contrario. Mientras aquellos lagrimones continuaban cayendo como si hiciese eones de su última comida, la joven miró hacia Nayelis. Parecía preocupada y apuntaba con su arco, y aunque por norma general ella hubiese sido igual de precavida, la emoción de tener algo que llevarse a la boca resultaba mucho más urgente y necesario. Como si el tiempo se detuviese, se acercó hasta la bandeja.

- ¿Eres Dios? Debes de ser Dios...- Comentó hacia aquella mantarraya en un tenue murmullo. Tenía la comida a tan solo un metro. Cada vez la distancia era menor, podía notar la calidez de la misma aproximándose a la tela de sus guantes. Iba a llegar... Y esta se movió antes de que consiguiese dar el primer bocado. Más lágrimas cayeron esta vez aunque por un motivo totalmente diferente. Había estado tan cerca, pero tan cerca de conseguir algo bueno que, como siempre, su mala suerte llegaba en los mejores momentos. Aunque por suerte aquello hizo que por fin la joven capitana volviese en sí misma, deteniéndose para observar bien la situación. Viendo que ellos parecían conocerse, se acercó hasta Nayelis, bajando suavemente la voz-. No me suenan de nada, no te voy a mentir.

Podía pensar que dos polizones en un día que además no viajaban juntos resultaría algo extraño y totalmente incomprensible. Y lo era, sin duda. Pues tres polizones era aún peor. Más aún si uno de ellos resultaba ser un hombre pez disfrazado de ornitorrinco. Sin saber si lo que estaba viendo era real, se limpió los ojos y se los restregó un poco. Cuando volvió a abrirlos y vio que el pez saltaba por la borda y que los otros dos continuaban en su barco, supuso que, o bien el sol le había vuelto completamente loca, o bien era real. Y por cómo olía la comida no podía decir que pareciese mentira.

Apegada a Nayelis, pues era la única persona a la que podía aferrarse en un momento semejante, parpadeó muy rápidamente cuando la joven intrusa se acercó hacia ella. Y al escucharle mencionar el ascensor a los cielos, la perplejidad en su rostro desapareció por unos instantes, convirtiéndose en una brillante sonrisa. Continuaba sorprendida, pero por lo menos conocía la naturaleza de uno de los misterios que estaban aconteciendo en el barco. O eso esperaba. Elevó las manos al instante, dejando ver las cajitas que le había enviado. Semejante artilugio le había salvado la vida en múltiples ocasiones, y resultaba tan sorprendente que había intentado aprovecharse de la utilidad que le otorgaba siempre que pudo. Era maravilloso, y le había servido de tanto que no sabía cómo pagárselo.

- ¡Eres Illje! - Gritó, feliz de ver que todo empezaba a cuadrar.- Dios mío, tenía muchas ganas de conocerte. Este regalo es de lo mejor, ha sido muy útil y... no creí que te vería tan pronto-. Moviendo las manos un poco más, bajó la capa y señaló el barco.- ¡Sentíos en casa! No sé muy bien cómo habéis venido aquí, pero habiendo cocinado y siendo tan generosos os llevaré a donde queráis. O por lo menos hasta donde pueda llevaros-. Se giró en dirección a la mantarraya y le sonrió también de forma amable, invitándoles a pasar al interior, como si no hubiesen salido de ahí ellos.- Mira, Nayelis, ella es Illje, fabrica cosas geniales. Y...- Por un momento, con la mirada todavía en la mantarraya, ladeó un poco la cabeza-. Soy muy mala para los nombres, perdona, ¿me puedes decir el tuyo? - Rascó un poco su nuca ligeramente avergonzada. Al fin y al cabo, si se llevaba bien con Illje, seguro que era buena persona.
Cheshire
Mensajes :
174

Fecha de inscripción :
08/03/2021


Hoja de personaje
Nivel:
[Tsumeshogi] Donde todo empezó  3qaWnZm58/150[Tsumeshogi] Donde todo empezó  9h2PZk8  (58/150)
Experiencia:
[Tsumeshogi] Donde todo empezó  3qaWnZm63445/1000000[Tsumeshogi] Donde todo empezó  9h2PZk8  (63445/1000000)
Berries: 6.000.000
Ver perfil de usuario

Desconocido
Cheshire

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nayelis Mar 8 Jun 2021 - 8:50

La comida olía de muerte, no nos íbamos a engañar. Tinny por su parte pasó de ser un conejo en posición defensiva a levantarse poco a poco sobre sus patas traseras. La nariz se le movía de un lado a otro como una pelota de tenis en un partido, y como hipnotizado , se iba acercando poco a poco hasta nuestro "cocinero". No podía regañarle, pues tenía todo una pinta envidiable.

Sin quitar la vista de la gamba le dije a mi mascota.

-Si vuelves a salir por el aire, no digas que no te lo he avisado- le  recriminé.

La capitana se acercó a mi mientras escuchábamos lo que nuestros polizones decían, o se decían, dándonos a entender que se conocían y no de ahora.

-¿Entonces que hacemos?- le pregunté dudosa sin aflojar la cuerda del arco. Si dejábamos que cualquiera se colara en el navío ¿Cómo podríamos dormir tranquilas? Estos dos no parecían ser "malvados", pero he aprendido que cuando un desconocido ofrece cosas o va de buenas contigo...no es buena señal.

Entonces todo dio un vuelco y la capitana reconoció a la gamba como amiga suya, y al conocer esta a la mantarraya más de lo mismo. Así que parecía que teníamos a dos personas conocidas a bordo. Viendo el buen rollo que había en cubierta opté por bajar el arco y guardarlo nuevamente tras mi cabello, al igual que la flecha en un pequeño carcaj.

- Perdona que te apuntara- le dije a Ilje, la que antes era la gamba, ante las presentaciones- Pero una ya no sabe quién es enemigo y quién no estos días. Si la capitana te conoce, bienvenida a bordo.

Dicho esto me giré para ver a la mantarraya, más a su bandeja que a él a pesar del episodio del tipo ese random, aka ornitorrinco.

-Si eres amiga de la amiga de mi capitana eres bienvenido mantarraya también- le dije con tono amable- Aunque si nos dijeras tu nombre, podría dejar de llamarte así.

Tinny por su parte seguía expectante y cerca de la mantarraya, como esperando algún "aperitivo" que le cayera. Sin duda este conejo era muy raro.
Nayelis
Mensajes :
167

Fecha de inscripción :
11/01/2020


Hoja de personaje
Nivel:
[Tsumeshogi] Donde todo empezó  3qaWnZm43/150[Tsumeshogi] Donde todo empezó  9h2PZk8  (43/150)
Experiencia:
[Tsumeshogi] Donde todo empezó  3qaWnZm33250/1000000[Tsumeshogi] Donde todo empezó  9h2PZk8  (33250/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Desconocido
Nayelis

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Claude von Appetit Vie 25 Jun 2021 - 19:06

Todo sucede con normalidad. Ahora que Jeff se ha ido e Illje está de vuelta, podemos volver a surcar los mares. Tal vez el único problema sea cómo conseguir que estos hambrientos polizones que se han colado en su propio barco bajen por las buenas... O convencerlos de que lo mejor es que se unan a nosotros. Aunque ella es la lista, debería tener un momento para hablar con ella en privado. Seguro que se le ocurre algo que...

- ¡Quita bicho! -protesto a medida que el kit de comida para emergencias se acerca a mí. Entonces me percato de que está demasiado delgado. Así no va a dar para hacer un buen guiso, así que le bajo el bol pequeño de ensalada de cardos. Tiene un ingrediente secreto que seguro que le encanta-. Anda, come y déjame en paz.

Mientras busco un lugar para poner la bandeja -que acaba siendo ni más ni menos que una mesa bastante rudimentaria- dejo que Illje y su novata se pongan al día. Aunque nunca me ha dicho que tenga una novata eso abre nuevas puertas: Podemos adoptarla para que nos limpie la cubierta y esas cosas mientras nosotros seguimos viviendo las aventuras más épicas de todo el mundo. Bueno, al menos esa es la idea, porque parece que la novata nos ofrece transporte. Ni más, ni menos. Además, por algún motivo me piden que me presente. ¿Es que no saben quién soy?

Frunzo el ceño, furioso. ¿Cómo pueden no reconocer mi cara? ¡Maldita sea! Con cierta rabia apunto hacia mi rostro con el dedo índice, señalándome.

- ¡¿Es que no me reconocéis?! ¡Malditos novatos irrespetu...! Oh, qué tonto -Me toco la cara, siendo consciente de que, en efecto, mi disfraz me cubre el rostro-. Perdonad, no quería enfadarme con vosotros. Podéis comer todo lo que queráis; total, está a punto de caducar y lo que no toméis habrá que dárselo a Desayuno. -Sonrío al conejo, pero no se ve. Por suerte el disfraz de mantarraya es sonriente, lo que tranquilizará seguramente al animalillo-. El caso es que yo soy...

- ¡Mon dieu mon ami! -Esa voz me suena-. Qué sogpgesa vegte tan elegante hoy. ¡Y has pgepagado una sena de pigcoteo! ¡Pog la maniana! ¡Sabes que me encantan!

Me giro hacia mi espalda, donde se origina esa voz. Es Antoine. ¡Es Antoine! La última vez que lo vi todavía tenía orejas, pero la verdad es que le queda bien: Los prostéticos en la cabeza, las escarificaciones, su rostro enjuto e inhumano como el de un extraterrestre, sin nariz. Ha cambiado un montón, y parece que su proyecto del Marciano Negro sigue avanzando. Además, el disfraz de mejillón le sienta muy bien. Lo estiliza.

- ¡Antoine! -exclamo con alegría-. Jeff acaba de irse, pero puedes quedarte. Esta gente son Novata -señalo a la novata de Illje-, Flechas y Desayuno. Son mi nueva tripulación. Ah, bueno, y seguro que conoces a Illje, mi... Bueno, es complicado. -Aún recuerdo el encontronazo que tuvimos delante de Morty discutiendo su rango-. ¡Pero me encanta ver que te encuentras bien! No sabía que habías venido a visitarme.

- Bueno. -Se encoge de hombros, y sonríe. Desde que se tajó el centro del labio tiene sonrisa felina-. Oí que andabas pog aquí y... ¡Hola Illje! Es mi tatuadoga, ¿sabes? La única dispuesta a aiudagme a mostgag mi vegdadego io.

Entonces se conocen. Miro a la gamba, sorprendido y contento. La familia crece. Qué guay.


Ficha

Glosario:
Hamon: Haki de observación.

Habuso: Haki de armadura.

Harem: Haki del rey.

Calcetín: Kairoseki.

Claude: El puto amo.

Número de banderas corregidas por Claude:
[Tsumeshogi] Donde todo empezó  Logo_TVE-2

El rincón de amigos de Claude:

Rei Arslan escribió:Se llamaba Claude, y por su presentación, parecía bastante especial.



[Tsumeshogi] Donde todo empezó  Lys
Claude von Appetit
Mensajes :
383

Fecha de inscripción :
31/01/2012


Hoja de personaje
Nivel:
[Tsumeshogi] Donde todo empezó  3qaWnZm82/150[Tsumeshogi] Donde todo empezó  9h2PZk8  (82/150)
Experiencia:
[Tsumeshogi] Donde todo empezó  3qaWnZm162950/1000000[Tsumeshogi] Donde todo empezó  9h2PZk8  (162950/1000000)
Berries: 20.000
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Illje Landvik Sáb 26 Jun 2021 - 11:48

No pudo evitarlo. Se puso a aplaudir en cuanto Cheshire levantó las manos y vio las cajitas que le había mandado en sus caderas. Incluso le dio un vuelco el corazón, pillándola por sorpresa. Le gustaba ver que las había disfrutado. Quería la publicidad y el dinero que atraería, sí, pero también estaba muy orgullosa de sus creaciones. Y ver que alguien más las valoraba era simplemente genial.

La capitana les dijo que les llevaría a donde quisieran, pero si era sincera no tenía ni idea de donde estaban. Mirase a donde mirase todo era agua, lo que no reducía las posibilidades a… nada. Bueno, no estaban en tierra. Ni en el cielo. Fuera de ahí, a saber dónde habían acabado. Poco importaba, porque por lo visto ella había conseguido su objetivo antes incluso de haber empezado a llevarlo a cabo. Se encogió de hombros, con una sonrisa de oreja a oreja.

-Lo cierto es que solo pretendía reunirme con Claude. Y dado que eso ya está hecho… que decida él.

Viajar y ver sitios nuevos siempre era interesante, al fin y al cabo. El qué sitios en concreto le era un poco irrelevante. Tenía tiempo que gastar antes de tener que volver a rendir cuentas en Kolvenik Inc.

Le agradeció a la chica del conejito con una sonrisa que hubiera dejado de apuntarle. Entendía la preocupación, pero desde luego prefería ahorrarse una flecha en el culo. Además, su mascota estaba devorando la ensalada de Claude. Claramente estaban destinados a volverse mejores amigos.

Se giró hacia Claude, dispuesta a echar mano del desayuno, cuando una voz le interrumpió. De repente, Antoine entró en la sala. ¡Iba vestido de mejillón! Espera, ¿Por qué estaba Antoine ahí? Se le acercó rápida como el rayo y le dio un abrazo, antes de empezar a escrutinar sus tatuajes. Tenía que asegurarse de que los estaba cuidando bien, si la tinta empezaba a palidecer le iba a tocar reaplicar y él era su trabajo más atrevido hasta el momento. Debía ser perfecto. Pero por suerte, todos parecían vívidos y bien cuidados, por lo menos los que había fuera del mejillón. Además, con su sonrisita de oso parecía feliz de la vida. Le dio otro abrazo y fue a presentárselo a Claude, pero resultó que ya se conocían. No solo eso, sino que el pelirrojo estaba en proceso de adoptar a toda la tripulación presente. Se le escapó una sonrisa al oír cómo la describía a ella, pero como no se le ocurrió un término mejor, lo dejó estar. Ya encontrarían un punto medio, no había prisa.

Ahora sí, por fin, se acercó a la bandeja y agarró un cacho de la lasaña, empezando a devorarlo sin tardanza. Dios, que rico estaba.

-Oh, cierto.- dijo entre bocado y bocado.- La Novata no es mía. Se llama Cheshire, lleva poco tiempo por los mares pero sale muy guapa en el cartel de Se Busca. Le regalé un… ¡ESPERA!

CIERTO. ¡El ascensor a los cielos! Iba a regalarle uno a Claude, ¿dónde lo había puesto? Empezó buscando en los bolsillos de su traje de gamba, pero no había nada. Echó a andar hacia la bodega de nuevo mientras se lo iba quitando pieza a pieza. Estaba casi segura de que estaba en su barco, pero a lo mejor lo había dejado debajo… ah, pues no. Para cuando se coló de nuevo en la bodega ya iba solo en bañador de dos piezas, pero tenía cosas más importantes de las que ocuparse. Corrió hasta su barquito, se coló en él por el ojo de buey y empezó a buscar el ascensor para Claude. Agarró un kimono de paso que estaba, que empezaba a enfriar y le dijo adiós a Antoine mientras regresaba. Él también llevaba lasaña en la boca y por la velocidad a la que nadaba parecía que iba con prisa. Quizá había quedado con su Marciana. Ah, no importaba.

¡Tenía que correr y entregar el regalo!
Illje Landvik
Mensajes :
157

Fecha de inscripción :
23/08/2020


Hoja de personaje
Nivel:
[Tsumeshogi] Donde todo empezó  3qaWnZm66/150[Tsumeshogi] Donde todo empezó  9h2PZk8  (66/150)
Experiencia:
[Tsumeshogi] Donde todo empezó  3qaWnZm87130/1000000[Tsumeshogi] Donde todo empezó  9h2PZk8  (87130/1000000)
Berries: 32.500.000
Ver perfil de usuario

Desconocido
Illje Landvik

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Cheshire Mar 10 Ago 2021 - 6:38

Suponer que después de salir de aquella isla de mala muerte tan tantos problemas sería fácil había sido un error. Y aunque no podía decirse que unas cuantas personas pudiesen llegar a ser tan problemáticas como varias decenas de soldados apuntándole... en realidad lo eran. Claro que seguramente no fuesen tan peligrosos. O eso esperaba, al menos, pues teniendo en cuenta lo que había visto hasta ese momento no podía estar verdaderamente segura. Tragó saliva, se rascó la nuca y cerró la boca finalmente, pues llevaba un buen rato intentando averiguar qué decir. Sobre todo, habiendo aprendido que debía tratar a la gente como le gustaría que le tratasen, le resultó difícil no intentar tranquilizar a la mantarraya en cuanto pareció enfadarse. Lo último que quería era que la persona que había cocinado tanto enfureciese en su barco. Sus pensamientos revoloteaban sobre la horripilante idea que resultaría ver los platos cayendo por la borda, entre otros.

- Lo si...- Ni siquiera tuvo tiempo de continuar, pues escuchó a alguien más -otro desconocido, cómo no- en su barco. Al instante se giró para observar al hombre -o lo que fuese- embutido en un disfraz de mejillón. No tuvo ningún tipo de duda de que ese hombre conocía a Illje y a la mantarraya, pues dudaba mucho que hubiese algún tipo de coincidencia del destino para que distintos tipos de persona con distintos tipos de traje hubiesen acabado todos en la cubierta de su barco. Esa vez ni siquiera se acercó a saludar, se limitó a quedarse junto a Nayelis y a acercarse a la comida poco a poco.- Necesito desayunar, a ver cómo se va desarrollando todo.- Compuso un poco por lo bajo, soltando un breve suspiro. Todavía pretendía ser amable y generosa con ellos, llevarles donde quisiesen, pero primero esperaría a ver si algún amigo suyo más decidía pasarse por el barco.

Cuatro polizones el mismo día, todos ellos conocidos entre sí. Y cada uno de ellos parecía más borracho que el anterior.

Lo peor de todo era que con la llegada de Antoine ni siquiera había averiguado el nombre de aquella mantarraya simpática. Justo estaba a punto de reunir algo de valor para sobreponerse al hambre y explicar quién era ella y lo que quería hacer en ese barco en realidad cuando Illje saltó en su defensa. A decir verdad, eso le hizo sonreír un poco, pues que estuviese pendiente de su Wanted y de lo que hacía ya era para ella algo bonito. Rascó un poco su mejilla y, llena de ese pequeño orgullo que le había causado ella, finalmente dejó de contemplar la comida y se dirigió nuevamente a la mantarraya.

- Lo de guapa lo ignoro, pero bueno, es así. Me llamo Cheshire y... bueno, soy un pirata. Una vez más, es un placer.- Hasta el momento había dicho pocas veces lo que quería ser y sus planes de futuro, así que suponía que no debía airear todo aquello todavía. Al menos, no hasta que estuviesen finalmente comiendo con tranquilidad y pudiesen hablar de la vida o contemplar el mañana.

En realidad le bastaba con que cualquiera de los presentes fuese capaz de terminar una única frase sin detenerse a mitad o sin ser interrumpido por un nuevo integrante salido de la nada. De verdad, después de lo que había aprendido del mar en aquella parte del mundo, ¿cómo demonios estaba pudiendo ver a gente apareciendo así como así? ¿Acaso viajaban a ras del suelo caminando por la arena bajo el mar? Definitivamente no lograba entenderlo, pero suponía que sería otro de los tantos misterios que el mundo tenía por ofrecer tras haber cruzado a la parte más peligrosa -o no tanto, teniendo en cuenta lo que Ivan le había explicado- de los mares.
Cheshire
Mensajes :
174

Fecha de inscripción :
08/03/2021


Hoja de personaje
Nivel:
[Tsumeshogi] Donde todo empezó  3qaWnZm58/150[Tsumeshogi] Donde todo empezó  9h2PZk8  (58/150)
Experiencia:
[Tsumeshogi] Donde todo empezó  3qaWnZm63445/1000000[Tsumeshogi] Donde todo empezó  9h2PZk8  (63445/1000000)
Berries: 6.000.000
Ver perfil de usuario

Desconocido
Cheshire

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nayelis Sáb 14 Ago 2021 - 8:55

Parecía que definitivamente íbamos a tener que hacer mejoras en la seguridad. Afortunadamente no eran personajes hostiles, y eso ya me tranquilizaba. Tinny por su parte había recibido un bol con "comida" de parte de la mantarraya, y al primer momento le hizo ascos, hasta que finalmente optó por meter la naricilla en el bol y empezar a comer, y algo me diría que iba a echar un buen rato sin molestar. Era curioso, Tinny no solía coger las cosas del primero que veía, y menos con esas pintas. Pero parecía que el conejo había confiado de alguna manera en aquel tipo, y más sabiendo que eran polizones que conocían  a la capitana, al menos la mantarraya e Ilje.

-Este cualquier día le dan veneno y se lo zampa entero- dije llevándome la mano a la cara en señal de cansancio mientras miraba al resto.

Eran unos tipos de lo más peculiares sin duda alguna, incluso diría que nos estaban entreteniendo como payasos, o es que simplemente eran así y les faltaba un tornillo. Si a la capitana les caían bien, perfecto, no iba a tener objeción alguna, pero con lo que si tendría objeción era con reforzar algo más la seguridad del barco.

El "cocinero" por su parte decía algo de que éramos su tripulación, algo que no terminaba de encajarme dada la situación actual, provocando que mirara a la capitana confusa como diciéndole: ¿Pero tú que amistades haces?. Da igual, son bienvenidos y es lo que toca, pero por dioses...esto parece una obra de teatro de infantil.

-Bueno, hechas las presentaciones no sé mucho más que deciros ya- dije tratándome de excusar manteniendo un tono amable- Claude, Ilje y compañía, bienvenidos supongo. Si queréis tenemos ropas más cómodas por aquella puerta- señalé una de las puertas de la cubierta superior- Es un vestidor, seguro que estaréis más cómodos sin esos disfraces.

Entonces volví a mirar a la capitana.

-¿No decías que tenías hambre y necesitábamos gente? Pues ea, creo que acabas de conseguir un cocinero, una vieja camarada y dos suplementos. Felicidades.

Dicho esto caminé hacia Tinny mientras veía como el animal seguía comiendo, era lento y eso que se trataba de comida. Entonces me dirigí a Claude.

-¿No le sentará mal verdad? Mira que este come todo lo que ve, sea malo o bueno.
Nayelis
Mensajes :
167

Fecha de inscripción :
11/01/2020


Hoja de personaje
Nivel:
[Tsumeshogi] Donde todo empezó  3qaWnZm43/150[Tsumeshogi] Donde todo empezó  9h2PZk8  (43/150)
Experiencia:
[Tsumeshogi] Donde todo empezó  3qaWnZm33250/1000000[Tsumeshogi] Donde todo empezó  9h2PZk8  (33250/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Desconocido
Nayelis

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Claude von Appetit Jue 19 Ago 2021 - 14:23

Illje, como siempre, es tan hiperactiva como una coneja. Me preguntaría por qué es, pero las sirenas de tierra parecen heredar parte del carácter de su animal. Aun así, Antoine parece muy contento de haberse encontrado con ella y, mientras el CDE -comida de emergencia- va comiendo, la chica rubia dos reflexiona sobre el veneno y los apetitos de su mascota.

- Jamás envenenes algo que pretendas comerte -la corrijo en el acto-. No durarás mucho en esta tripulación si intoxicas almuerzos, jovencita. -En realidad parece algo mayor que yo, pero eso no importa del todo. Lo que importa es que ella SÍ conoce mi nombre. Lógico, por otro lado, dado que si mi legendaria comida no fuese suficiente mi melena pelirroja ondeando al viento es completamente única.

Me detengo en seco. Primero asiento complacido a la rubia dos -¿Nayelis, la han llamado?-. No sé, la que no se ha presentado. Pero me conoce. Sin embargo, la rubia uno -Cheshire, si es que un nombre tan tonto no es un mote adolescente- no tiene ni idea de quién soy. Y en lo que Illje se marcha es un buen momento para enseñarle quién soy yo. Una lección que no va a olvidar en su vida.

- ¿Cómo osas no saber quién soy? -recrimino a la muchacha, pintando con un rotulador negro cejas enfadadas sobre los ojos del disfraz-. Eso me hace sentir furioso. Pero está bien, novata, puedo perdonártelo... Por ahora. ¡Pero te vas a enterar!

El disfraz sale volando por los aires y se puede ver mi cuerpo casi desnudo. Llevo un bañador de dos piezas porque el trajecito de las narices da mucho calor, pero también un pareo porque no quiero que nadie se me quede mirando el culo durante mucho tiempo. Obviamente aún no voy inflado, pero mi rostro andrógino es completamente inconfun... ¿A que no me reconocían por llevar el traje de mantarraya? Es lógico, claro, en los carteles de Wanted no hay archivo sonoro, así que por la voz difícil resulta reconocerme. Bueno, no importa, aquí estoy, en toda mi grandeza. El disfraz cae justo al lado de la rubia uno, y yo extiendo los brazos en señal de triunfo.

- ¡Soy el gran Claude von Appetit! Seguramente hayáis oído hablar de mí, u os hayan hablado de mí, o hayáis leído sobre cómo conquisté la lejana tierra de Raftel. Pero estáis de suerte, porque acabáis de ser adoptadas. Por cierto, Antoine -pregunto al alienígena-, ¿dónde está Simonette?

Pero Antoine ya se ha ido. Y Simonette no ha salido todavía de dondequiera que esté. Miro hacia mis nuevas grumetes, encogiéndome de hombros.

- Lo hace mucho, ya os acostumbraréis. -Cojo una patata, y me la como.

Joder, qué buena está.


Ficha

Glosario:
Hamon: Haki de observación.

Habuso: Haki de armadura.

Harem: Haki del rey.

Calcetín: Kairoseki.

Claude: El puto amo.

Número de banderas corregidas por Claude:
[Tsumeshogi] Donde todo empezó  Logo_TVE-2

El rincón de amigos de Claude:

Rei Arslan escribió:Se llamaba Claude, y por su presentación, parecía bastante especial.



[Tsumeshogi] Donde todo empezó  Lys
Claude von Appetit
Mensajes :
383

Fecha de inscripción :
31/01/2012


Hoja de personaje
Nivel:
[Tsumeshogi] Donde todo empezó  3qaWnZm82/150[Tsumeshogi] Donde todo empezó  9h2PZk8  (82/150)
Experiencia:
[Tsumeshogi] Donde todo empezó  3qaWnZm162950/1000000[Tsumeshogi] Donde todo empezó  9h2PZk8  (162950/1000000)
Berries: 20.000
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Illje Landvik Vie 20 Ago 2021 - 13:48

Cogió el traje de gamba y lo dobló de forma ordenada. Si iba a tener que devolvérselo a Claude no podía tenerlo en mal estado y desde luego no se iba a poner a planchar. Lo cierto es que no recordaba cómo se había hecho con ese disfraz; había cierta posibilidad de que lo hubieran comprado a medias. Tenía demasiadas lagunas de la noche anterior.

Se acomodó bien el kimono y se aseguró de que todas las piezas del Ascensor a los Cielos de Claude estaban en su sitio. Acto seguido, salió de su barquito y volvió a colarse en el de Cheshire por el ojo de buey. Menos mal que la cuerda que los unía estaba aguantando, porque no le apetecía perder sus cosas en el ancho mar. Además, la imagen de su diminuto velero trastabillando para seguir al enorme barco de la pirata le hacía mucha gracia. Vio a Antoine nadando a lo lejos y le saludó con el brazo antes de volver a dirigirse a cubierta. Todo lo bueno y divertido estaba pasando allí, pero además tenía hambre y solo había una forma de solucionarlo.

Llegó justo a tiempo de agarrar al vuelo el traje de mantarraya. Lo agarró casi por reflejo, sin entender del todo lo que era esa mancha negra y blanca hasta que vio a Claude en pareo y bikini bastante indignado. La conejita sonrió y se acercó, agarrando también una patata de la bandeja. Estaba igual de rica que todo lo que cocinaba el pelirrojo. Robó un par más y entonces se acordó del ascensor. Todavía con una sonrisa de oreja a oreja, se acercó a Claude y se lo colocó a la cintura con un par de rápidos movimientos. En realidad y teniendo en cuenta lo que llevaba puesto era un muy mal momento para probarlo, por la fricción, pero así podría ver cómo le quedaba y asegurarse de que no era demasiado peso. No lo parecía, al menos a simple vista.

-¡Perfecto! – exclamó.- Llevo tiempo queriendo darte esto. Te lo habría enviado como a los demás, pero quería dártelo en persona. ¡Con el Ascensor a los Cielos puedes volar! Me ha llevado un tiempo perfeccionarlo, pero creo que te gustará.

Procedió a explicarle brevemente cómo funcionaba, señalándole las diferentes partes y cogiendo más patatas entre tanto.

-También le mandé uno a Ches, porque quería que hiciera publicidad a otra gente.

¡Era cierto! Se acercó a la pirata y le preguntó, aunque a juzgar por el tamaño del barco creía saber la respuesta:

-¿Cómo te está yendo? ¿Ha aumentado ya tu recompensa desde que te mandé el regalo?

Esperaba que sí. Parecía una persona amable, lo suficiente al menos como para dejarles estar en su barco pese a ser polizones. Sí, esa era una buena medida de amabilidad.
Illje Landvik
Mensajes :
157

Fecha de inscripción :
23/08/2020


Hoja de personaje
Nivel:
[Tsumeshogi] Donde todo empezó  3qaWnZm66/150[Tsumeshogi] Donde todo empezó  9h2PZk8  (66/150)
Experiencia:
[Tsumeshogi] Donde todo empezó  3qaWnZm87130/1000000[Tsumeshogi] Donde todo empezó  9h2PZk8  (87130/1000000)
Berries: 32.500.000
Ver perfil de usuario

Desconocido
Illje Landvik

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: ZONA ROL :: Grand Line :: El paraiso :: Alta mar

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.