Próxima ronda fugaz

El skin, las tablillas y el diseño del foro pertenecen exclusivamente al staff del mismo, fue creado por Brianna Byrne y agradecemos a Yuu por su ayuda a la hora de editar algunas de las imágenes como son la portada, avatares de nuevos usuarios y la imagen de las estadísticas para integrarlas en el foro. Dichas imágenes no nos pertenecen, por lo que damos sus créditos a sus respectivos creadores, Sakimichan, Wlop y algunos otros cuyos nombres no conocemos.

Rogamos encarecidamente que no copien nuestro contenido, es más divertido cuando cada uno crea lo que quiere con sus propios medios.
CRÉDITOS
ULTIMOS TEMAS
¿Sabías que?
NUESTRO STAFF
Mr. Nat - Admin
Katharina - Admin
Therax - Admin
Brianna - Mod
Hazel - Mod
Deathstroke - Mod
Arthur - Mod
William - Mod
Oppenheimer - Mod
SI NECESITAS AYUDA, CONTACTANOS
AWARDS

Duelo al mediodía [Misión común - West Blue]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Narrador OPD Dom 8 Ago 2021 - 23:56

Contratante: Will Bota Sucia

Descripción de la misión: Ese hijo de un burro meningítico de Bob Diez Pasos me ha retado a un duelo en tres días. Revólveres, primera sangre, lo habitual. Lo malo es que la edad le pasa a uno factura. Quién me iba a decir que a mis noventa y tres años iba a volver al ruedo. Estoy oxidado y necesito alguien que me ayude a prepararme y entrenar mi desenfundado y disparo rápido.

Objetivo secundario: Si me ayudáis a limpiar y arreglar mi vieja pistola, os recompensaré por las molestias.

Recompensa: 1.000.000 de berries y una botella de whisky picante para cada uno, una especialidad local. Es tan fuerte que si alguien bebiese un trago grande, podría respirar chispas de fuego una única vez en los siguientes tres posts.

Recompensa por objetivo secundario: La pistola de Will una vez acabe el duelo.
Narrador OPD
Mensajes :
1011

Fecha de inscripción :
26/12/2011


Hoja de personaje
Nivel:
Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 3qaWnZm100/100Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 9h2PZk8  (100/100)
Experiencia:
Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 3qaWnZm320000/320000Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 9h2PZk8  (320000/320000)
Berries:
Ver perfil de usuario

Narrador
Narrador OPD

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Dokuto D. Takeshi Miér 11 Ago 2021 - 22:17

Tras un largo viaje sin un rumbo fijo más allá de alcanzar algún puerto y pasar un tiempo allí antes de seguir a otra isla, el ninja se asentó en un pueblo durante una ya transcurrida semana, siendo éste el último día que pretendía estar allí antes de seguir s camino a la siguiente isla; no había ganado mucho, pero se había hecho con alguna que otra moneda con la cual pudo costearse una que otra cosa, por supuesto, administrando y estirando el dinero tanto como le era posible.

Sentado en el banquillo de la taberna, disfrutaba de la que sería su última comida en aquel lugar mientras pensaba en lo que haría a continuación ya que se estaba quedando sin dinero y claramente debía de recuperarlo si viajaría nuevamente. Dirigió su mirada a la derecha una vez más y sus ojos se encontraron con el almanaque en el que habían varios posters, todos con nombres, cifras y fotos diferentes, planteándose ir tras alguna de las recompensas, salvo que no tenía idea de dónde buscar a sus objetivos y para obtener dicha información, requería de dinero y de contactos, cosas que no tenía.

Suspiró y poco después de saborear otro bocado del almuerzo, giró su cuerpo sobre el taburete para ver por la ventana de la pared cuál era el alboroto que se estaba dando afuera, intuyendo se trababa de alguna discusión entre dos personas, de las cuales solo pudo identificar a uno de ellos como un anciano ya que estaba justo en el campo visual que le daba la ventana. Unos segundos después,  algo sucedió que dejó impresionado al anciano y aparentemente emocionados a las masas, notable debido a sus expresiones, lo que intrigó ligeramente al varón―. Mmmh ―arqueó una ceja y mientras la multitud se dispersaba, el pelinegro terminó su comida casi al mismo tiempo que el anciano se daba la vuelta para ir a algún lugar.

Oye, anciano ¿por qué el alboroto de hace rato? ―le preguntó al mayor una vez dejó el respectivo pago sobre la mesa y salió del local, encontrándose con un personaje de mirada cansada, pero extrañamente, llena de fuerza y determinación; fue así que escuchó el relato del anciano de nombre Will, y tras un prologando silencio, el varón dejó escapar un suspiro―. Bien. Te ayudaré...

Nota:
Saludos, tomaré esta misión y si alguien más desea unirse, bienvenido sea, espero nos llevamos bien (?); del modo, espero que no haya problema con el post de inicio, procuré no manipular mucho el escenario.
Dokuto D. Takeshi
Mensajes :
26

Fecha de inscripción :
13/05/2021


Hoja de personaje
Nivel:
Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 3qaWnZm9/150Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 9h2PZk8  (9/150)
Experiencia:
Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 3qaWnZm2205/1000000Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 9h2PZk8  (2205/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Cazador Desconocido
Dokuto D. Takeshi

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Yoshinobu Ryūgen Sáb 14 Ago 2021 - 7:47

Cuatro días nadando a la deriva le tomaron para avistar una isla, todo por una ola que destrozó su pequeño bote desgastado y en el que apenas cabía. La madera estaba tan podrida que su desenlace era predecible, pero si no tienes dinero lo único que puedes hacer es esperar un milagro, que para desgracia de Yoshinobu nunca sucedió. Estaba cansado, hambriento y por si fuera poco, su espada se había oxidado, al parecer su calidad no era tan buena como su fachada, pero como la pidió prestada de un cadáver no le importó. De hecho, tras pisar tierra en lo primero que pensó fue en comida, la necesitaba con urgencia para recuperarse del cansancio, a lo que sin tener que buscar demasiado encontró un pueblo; se veía humilde, con un par de casas en dudodas condiciones pero lo importante era su taberna, la cual no se veía mejor que su difunto bote pero lo importante era la comida. Mientras se acercaba, notó como las personas del pueblo estaban reunidas, al parecer por el alboroto de un hombre hacia un anciano. Yoshinobu iba simplemente a ignorarlos, pero al escuchar la declaración del duelo se detuvo por pura ira.

Por unos segundos frunció sus dientes, el hecho de que rete a un anciano a duelo era deplorable. Con su mano en la espada estaba decidido a cortarle la lengua a ese hombre pero al dispersarse la multitud lo perdió de vista, retirando su mano con frustración al mismo tiempo que retomaba su camino a la taberna. Antes de entrar tanteó su ropa empapada, pero no encontró ni una mísera moneda. A su suerte, de la taberna salió un joven que le llamó la atención, pues como alguien proviniente de Wano no pudo pasar por alto sus ropajes similares a los de un ninja; era la primera vez que veía alguien así desde que abandonó su isla natal. Pero eso no era lo que le interesaba, sino el dinero que podría tener oculto además de su transporte. Estuvo a punto de actuar como un buen pirata si no fuera porque el joven se dirigió a hablar con el anciano de la trifulca, limitándose a escuchar la conversación de ambos, total e ilógicamente desapercibido. Le pareció extraño que él mismo; un hombre con semejante estatura, empapado y con una espada en la cintura haya sido invisible a la vista de todos, a lo mejor él era el verdadero ninja, aunque probablemente sea culpa del impacto que generó la noticia del duelo, pues es bien sabido que en tres días el viejo estará muerto si no recibe ayuda. Yoshinobu sabe que podría deshacerse de ese hombre con facilidad, pero al parecer el anciano tiene otros planes; ser entrenado a cambio de dinero. A sus ojos, es una oferta más factible que enfrentarse al posible ninja, al menos en su condición actual. No obstante, decidiría no entrometerse y entraría a la taberna con un poco de dificultad por lo estrecha que era la puerta.

― Déme la mayor cantidad de comida posible. ―le ordenó al tabernero, ya sentado en una de las mesas. Todos en la taberna cesaron sus movimientos y se callaron al verlo. ― ¿C-Cómo dijo, s-señor? ―contestó el tabernero, tragando saliva difícilmente. ― Que uses tus manos para prepararme toda la comida que tengas, ¿o no las necesitas? ― aclaró Yoshinobu, colocando su espada encima de la mesa. ― Y que nadie salga de la taberna, no me gusta comer solo. ―el tabernero se dirigió a la cocina y nadie se atrevió a decir una sola palabra, ni mucho menos intentar algo. Al parecer el juego del ninja había terminado.
Yoshinobu Ryūgen
Mensajes :
19

Fecha de inscripción :
18/07/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 3qaWnZm1/150Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 9h2PZk8  (1/150)
Experiencia:
Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 3qaWnZm0/1000000Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 9h2PZk8  (0/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Boris Kläus Dom 15 Ago 2021 - 6:13

Los oleajes de aquel imponente mar eran muy movidas el día de hoy en la isla próxima que estaba a escasos metros de millas de distancia que seperaba aquel bote de isla a lo lejos la isla no resaltaría mucho esteticamente hablando era una isla común y corriente a lo lejos, lo poco que podía ver eran los edificios algo ya desgastados a falta de pintura y de mano dura, mientras mas me acercaba más veia aquella isla y los edificios y casas que le rodeaban por la costa, por un momento separaría la vista de esta y posaría mi mirada en un costado de aquel bote comercial mirando hacia una pequeña columna verdácea en la que tendría mi Hacha "Mini Boris" y mi garrote, al cersiorarme de ques mis objetos se encontrarían allí,miraría a las personas que estaban alrededor caminando, o quedando inmoviles en su aciento como si la paciencia les corcomiera por dentro y no podrían esperar a llegar, yo incluido la paciencia era poca la que tenía en estos momentos, las piernas ya las tendria acalambradas y los brazos entumencidos de tanto tenerlas apoyadas en el borde de mi asiento, para evitar mas dolor en las articulaciones estiraria mas largas piernas a lo largo del piso marmoleado para descansar sus largas y grandes piernas

Al cabo de unos 15 minutos al fin sentiría aquella agradable sensación de una campana plateada en el babor de aquel barco, indicando que ya habríamos llegado a la isla luego de unos pocos segundos uno de los ayudantes del capitán se pararía en la salida de aquel barco mientras ordenaría a las personas que estarían en el interior de este como si estuviera haciendo una fila india de todas las personas para que bajaran en orden, otro marinero simplemente estaría en un costado del barco junto a otro marinero mientras anclaban el barco hacia aquel mar cristalino para que no ocurra alguna desgracia como que el barco se vea arrastrado por una fuente corriente o quien sabe alguien se volviera loco y le diera por causar un desastre en el mismo

Sea como sea esto no le preocupaba al semigigante este simplemente paró a aquella islas por cuestionas de diversión y ocio quería pasar un rato agradable y como no de otra manera que  en una isla del west, por lo que Boris al pararse sostendría su pequeña mochila "improvisada con algunas cosas personales y se dirigiría hacia el costado donde estarían sus armas, al caminar hacia allí a pasos lentos pero firmes, los tomaría con su mano derecha y con un brusco movimiento los dirigiría hacia su espalda a modo de mochila y caminaría con la mochila puesta y ambas armas agarradas por lo que al sujetarlas se dirigiría hacia la pequeña cola y al llegar su turno el marinero encargado simplemente le tomaría el boleto y se pondría a un lado dejándole pasar por lo que a lentos pasos me dirigiría hacia el interior de aquella isla, al fin las "mini vacaciones" empezarán por lo que en lo primero que pensó el semigigante fue un buen trago y una buena comida, por el dinero no se preocupaba quería darse un buen festín como buen semigigante que representa, por lo que luego de preguntar a algunos lugareños de la isla, todos dirían el mismo lugar "la infame taberna" donde hay mas pleitos que clientelas o eso contaban las malas lenguas por lo que decidido caminaría hacia aquella taberna pero a pasos agigantados, esta vez la vejiga exigía, tenía mucha hambre, por lo que al cabo de unos pocos minutos me encontraría en la puerta de esta y atravesaría la misma sin poder evitar como habría una especie de mini pleito entro un señor algo ya mayor y un patán que se aprovechaba de las personas mayores, no lograría escuchar mucho de aquella disputa ya que el semigigante llegaría un poco tarde pero sí escucharía algo de unos duelos de pistolas en 3 días, al darme cuenta de esta giraría mi mirada hacia el bandido aquel buscando acordarme de su cara por si lo necesitaba en algún que otro momento mientras, que vería como luego este se iría de aquella taberna a pasos vacilantes, como si hizo algo increíble, alguien debía darle una lección pensaría en mi interior, luego de esto trataría de no darle tanta importancia al escuchar a mi estomago nuevamente rugir por lo que caminaría rápidamente sin mirar a mi alrededor a las personas que tendrían mientras tomaba un asiento y esperaba que el mesero me tomara mi orden, para luego aclararme un poco la garganta y decir

Tráeme una botella de sake y la guarnición mas pesada que tengas multiplicada por 4, por dinero no te preocupes, pero rápido tengo hambre

El mayordomo un poco asustado y confundido por el aspecto y altura de aquel semigigante no podría tan siquiera modular una sola palabra por lo que simplemente se dirigiría a la despensa y cogería una de las botellas de sake junto a una copa plateada, que dejaría allí servida ya abierta con un poco de sake servido hasta la mitad de la copa por lo que Bk miraría esta y la tomaría suavemente para mandarla hacia su boca y tragársela de un solo sorbo, sin mostrar alguna reacción ante esto como si fuera algo normal que hace siempre

Boris Kläus
Mensajes :
22

Fecha de inscripción :
18/02/2021


Hoja de personaje
Nivel:
Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 3qaWnZm1/1Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 9h2PZk8  (1/1)
Experiencia:
Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 3qaWnZm1/1Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 9h2PZk8  (1/1)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Mensaje por Chrom V. Haddi Lun 16 Ago 2021 - 1:53

Por alguna extraña razón, mi navegante se había perdido entre las corrientes y habíamos terminado en una isla completamente desconocida. “Vaya, que buena navegante” pensé mientras veía con un poco de furia a Aura, mi navegante mink.

-Creo que se ha averiado el timón, moradito- me dijo no muy amistosamente Aura. -Yo me quedaré aquí, veré qué puedo hacer. – agregó.

Nuestras provisiones se estaban acabando, así que tomé mis espadas, mis dulces y unos pocos beries que aún teníamos y descendí del barco para buscar algunas cosas en lo que la mink arreglaba el desperfecto del barco.

-Vale, ojalá y no mueras o bueno, quizá sí- me despedí mientras alzaba mi mano en forma de despedida.

Tomé un caramelo que cargaba en mi bolsita, salió uno de tamarindo con un poco de chile y gustoso lo comencé a saborear. Seguí caminando por el embarcadero, el clima no era ni muy soleado ni muy nublado, aunque me hubiera gustado que las nubes taparan un poco más al Sol. En cuestión de minutos llegué al pueblo, le pregunté a un crío que corría por una plaza la dirección del mercado y me indicó con su índice la dirección. Mientras buscaba el mercado encontré un pequeño puesto de donas, no pude resistir la tentación de su olor tan dulce y pedí un par de donas cubiertas con chocolate. Mientras degustaba la primera de mis donas, seguí caminando y encontré un grupo de personas amontonados en un semi círculo, había un chico que parecía traer un traje de ninja “como mola ese atuendo” me dije y me puse sobre la punta de mis pies para ver porqué la gente se amontonaba ahí. Me terminé mi primera dona.
Chrom V. Haddi
Mensajes :
46

Fecha de inscripción :
02/04/2021


Hoja de personaje
Nivel:
Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 3qaWnZm14/150Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 9h2PZk8  (14/150)
Experiencia:
Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 3qaWnZm5657/1000000Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 9h2PZk8  (5657/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Desconocido
Chrom V. Haddi

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Dokuto D. Takeshi Lun 16 Ago 2021 - 17:04

Sí, había accedido a ayudar al anciano pese a que realmente no tenía razones para hacerlo, además del dinero ofrecido, pero tampoco podía negar que de cierto modo y hasta cierto punto, que aquel anciano aceptase el duelo y que no titubease, que no se notara temor en su semblante sino una vieja chispa encendida nuevamente, le había agradado lo suficiente al varón como para querer echarle una mano en su encomienda.

Del mismo modo, aquel hombre dejaba en claro que nunca había rechazado un duelo y que muy a pesar de su edad esta no sería la primera vez, lo que llevó al ninja a hacer una pregunta que si bien no tenía mucha importancia, aun así lo mejor sería salir de aquella duda―. Respóndeme algo ¿desde hace cuánto de tu último.duelo? ―arqueó una ceja, mirando al anciano de arriba abajo como si le estuviera escaneando mientras esperaba su respuesta―. Han pasado más de dos décadas aproximadamente. Incluso mi pistola está tan estropeada como yo... ―le contestó el anciano confirmando las sospechas del pelinegro, mientras el primero negaba con la cabeza, como si una parte de él se llenara tristeza por ese hecho.

Sus ojos, sin embargo, se fijaron en la llegada de dos personajes que resaltaron entre los lugareños, tanto por sus ropajes como por la estatura de los mismos, siendo mucho más altos que cualquier otro de los presentes incluyéndole, relacionándolos automáticamente con los bien conocidos semigigantes, quienes ingresaron al local del cual el ninja recién había salido; dados los tiempos en que ambos habían llegado, uno podría llegar a pensar que viajaban juntos, aunque de ser así o no, nada de ello era realmente importante para el ninja que regresó su atención al anciano.

En cualquier caso, tienes tres días, así que mejor no perdamos más tiempo ―dicho aquello, el varón se dio la vuelta para ingresar de nuevo al local y caminar de nuevo hasta al tabernero, que miraba nervioso a uno de sus comensales, para informarse sobre el siguiente barco que saliera de la isla; durante ese momento, observó de reojo a las enormes masas de carne que estaban devorando aquello que les servían en sus platos, y tras averiguar lo que necesitaba, el varón asintió y volvió a salir del local para reencontrarse con el anciano y dirigirse hacia el hogar de éste.
Dokuto D. Takeshi
Mensajes :
26

Fecha de inscripción :
13/05/2021


Hoja de personaje
Nivel:
Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 3qaWnZm9/150Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 9h2PZk8  (9/150)
Experiencia:
Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 3qaWnZm2205/1000000Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 9h2PZk8  (2205/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Cazador Desconocido
Dokuto D. Takeshi

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Yoshinobu Ryūgen Jue 19 Ago 2021 - 3:37

— Al contrario de esta pocilga, la comida si es de calidad. —le confesó al tabernero, devorando todo lo que le servía. Puede que tras pasar cuatro días sin comer lo que menos haga sea detenerse a degustar el sabor —aunque no pueda—, pero estaba agradecido y su humor había cambiado ligeramente, al igual que el ambiente de la taberna, pues al pasar rato las personas notaron que Ryūgen no era tan hostil como aparentaba al principio. Todos habían retomado sus conversaciones y él ya no era el blanco de las miradas.

La taberna continuó con normalidad hasta que entró un hombre vestido como vagabundo. Era llamativo, con una altura similar a la de Ryūgen, quizás más alto. El silencio y la incertidumbre invadieron la taberna por segunda vez, era como una costumbre. El tabernero, nuevamente asustado, correspondió al pedido. Por su lado, Ryūgen ignoró la situación para seguir comiendo, pero había algo que le incomodaba: ¿Cómo un vagabundo tenía dinero para pagar su comida y él no? Lo sintió como un golpe al orgullo que no tiene. Un poco irritado, miró al joven ninja de antes entrar brevemente para intercambiar palabras con el tabernero. No escuchó que hablaron, pero recordó que el anciano del duelo estaba dispuesto a ofrecer dinero a quienes lo entrenasen. Ryūgen estaba decidido, iba a aprovechar esa oportunidad para ganar un poco de dinero y así costear la comida. Normalmente se iría sin pagar, pero esta vez era un caso diferente.

— ¡Hey, tabernero! Te pagaré cuando complete un trabajo, ten esto como fianza. —se puso de pie y le cedió su espada. El tabernero accedió a la propuesta, aunque tampoco tenía la oportunidad de reprocharle, la apariencia de Ryūgen intimidaba y al parecer los problemas en esta isla no se resolvían con palabras.

Antes de retirarse, Ryūgen preguntó donde estaba la casa del anciano y el tabernero dispuestamente le indicó la dirección. Mientras caminaba, vió como la gente se volvía a amontonar, probablemente para esparcir el chusmerío del duelo. Un poco más lejos, notó a un joven de cabellos morados comiendo una dona, se le notaba feliz, la dona debía estar rica. A su izquierda, unos cuantos metros distanciados, estaban el ninja y el anciano. Al verlos parecían maestro y discípulo, le recordaron una historia que había oído en Wano, le llamaban The Karate Kid. No iba al caso, pero fue una imágen en su mente que no pudo evitar, a lo mejor la comida de la taberna no estaba en tan buen estado. En fin, se dirigió hacia ellos.


Última edición por Yoshinobu Ryūgen el Dom 12 Sep 2021 - 11:28, editado 1 vez
Yoshinobu Ryūgen
Mensajes :
19

Fecha de inscripción :
18/07/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 3qaWnZm1/150Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 9h2PZk8  (1/150)
Experiencia:
Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 3qaWnZm0/1000000Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 9h2PZk8  (0/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Boris Kläus Dom 22 Ago 2021 - 2:03

Porción tras porción plato por plato eran devorados por Boris, al parecer o tendría tanta hambre como el pensaba tan solo fueron 3 platos rebosantes de comida hasta el tope y 2 botellas de sake: una tomada por completo en la que no quedaría ni una gota en aquella botella y otra que estaría a medio tomar, a pesar de que Boris estaba consciente que estaba llamando la atención por su tamaño e incluso estaría intimidando a algún que otro cliente esto al semigigante no le supondría ningún problema o inconveniente, debido a que ya estaba acostumbrado a las constantes miradas de asombro o miedo, al dar ese pequeño vistazo rápido volvería a seguir a devorar mi platillo para luego haber terminado de comer este y apilar los 3 platos de comida uno encima de otro, para luego notar como otro semigigante que rivalizaba con estatura con él vería como se pararía y hablaría con el tabernero para posteriormente dejarle su espada como promesa de pago o algo así entendería, no sabría muy bien a que se refería este o tampoco sabría de que había entrado por unos segundos un chico "ninja" o algo así estaría tan sumergido en devorar plato tras plato que ignoró todo el ambiente que le rodeaba, pero algo me decía que tendría que salir, no se si sería mi instinto o las ganas de tomar aire
Sea como sea el semigigante se pararía lentamente agarrando una pequeña mano de servilleta que estaría en la mesa y los cubiertos los pondría sobre el plato para posteriormente mandar la mano de servilletas y pasarla por alrededor de mi boca limpiándola para luego dirigirme hacia el tabernero
¿Cuánto es? Preguntaría el semigigante mirando fijamente hacia los ojos del tabernero esperando una respuesta mientras pasaba una de sus manos hasta sus bolsillos tocando un par de monedas
300 Bellys... diría aquel tendero mientras esperaba aquella pagada
Aquí tienes y por cierto me llevaré la botella...
diría para posteriormente dejar una de las botellas ya vacías sobre la mesa junto a los platos y la servilleta, junto a las monedas para luego dirigirme hacia la mesa y agarrar la botella por la punta de la misma y dirigirme hacia la salida, al salir notaría como habría varias personas alrededor de esta por lo que empezaría a caminar por las calles de aquella isla mientras le daba un sorbo de vez en cuando a mi botella, mientras caminaba notaría como el semigigante que vi antes estaría caminando en dirección hacia el "ninja" y el anciano, y por el otro lado un joven peli morado con una dona, al notar que el ambiente del lugar era anímico y haría buen clima me dispondría a caminar hacia uno de los bancos y recostarme en este mientras bebía el sake...
Oooh... mis armas bueno las recojo cuando me acabe la botella diría no tan preocupado no esperaba que alguien se atreviese a robar aquella bolsa y menos sabiendo que sería de su propiedad por lo que con una sonrisa daría un sorbo largo a aquella botella y miraría el exterior de aquella isla en la que estaba
Boris Kläus
Mensajes :
22

Fecha de inscripción :
18/02/2021


Hoja de personaje
Nivel:
Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 3qaWnZm1/1Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 9h2PZk8  (1/1)
Experiencia:
Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 3qaWnZm1/1Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 9h2PZk8  (1/1)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Mensaje por Chrom V. Haddi Mar 24 Ago 2021 - 6:20

Estaba comiendo tranquilamente mi dona, realmente era una gran dona de chocolate, quizá la mejor que había probado en mi corta vida. En el centro de la pequeña muchedumbre se encontraba un anciano hablando con un sujeto que iba vestido de manera muy curiosa, parecía algún tipo de pijama, probablemente practicaba algún arte marcial o algo por estilo. Mientras terminaba mi glorioso pan, alcancé a escuchar algo sobre una paga que daría aquel centenario, estaba corto de dinero y un pequeño favor a un viejo no podría ser algo muy complicado, ¿querría acaso que le llevaran el mandado, que le limpiaran el techo de su casa?
 
Parecía que el chico de la pijama se iba a marchar con el anciano, así que apresuré el paso para que no me ganara la recompensa del anciano. Cuando caminaba hacia ellos, vi como una persona enorme salía de una pequeña cantina que estaba enfrente, era un sujeto rubio de al menos cuatro metros y con cara de muy pocos amigos, por alguna extraña razón se acercaba amenazantemente hacia la multitud “vaya, espero que ese gigante no sea un matón del pueblo” me dije mientras comenzaba a comer mi otra dona. Un instante después, otro sujeto enorme salió igualmente de la pequeña taberna, vaya que estaba presenciando un espectáculo digno del mayor de los circos; para mi sorpresa aquel enorme hombre también caminaba de manera amenazante hacia nosotros, pensé que quizá todos los sujetos de ese tamaño simplemente caminaban así. Apresuré mi caminar para alcanzar al anciano antes que los gigantes.

-Hey, chico con pijama, anciano- les dije cuando estuve más cerca de ellos. –Sé que están a mitad de un trabajo y bueno, antes de hablar de negocios…- hice una pequeña pausa para darle una mordida a mi dona. –Un par de sujetos enoooormes vienen caminado hacia acá- agregué masticando mi dona.
Chrom V. Haddi
Mensajes :
46

Fecha de inscripción :
02/04/2021


Hoja de personaje
Nivel:
Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 3qaWnZm14/150Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 9h2PZk8  (14/150)
Experiencia:
Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 3qaWnZm5657/1000000Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 9h2PZk8  (5657/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Desconocido
Chrom V. Haddi

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Dokuto D. Takeshi Miér 25 Ago 2021 - 1:45

Su estancia en aquella isla iba a culminar ese mismo día luego de aquella comida, que no era precisamente de su agrado, pero que de cualquier forma le aportaría la energía y nutrientes necesarios para no desfallecer, no obstante, como había decidido involucrarse con el anciano su estancia no solo se había extendido a tres días, en los que tendría que ayudar al sujeto en cuestión, sino que la siguiente embarcación comercial no saldría sino hasta tres días después de que se diera el duelo, lo que significaba que estaba atrapado allí durante prácticamente una semana.

Por supuesto, entre sus opciones se encontraban el esperar a que alguna alma caritativa le diera un aventón en su propia embarcación, pero las posibilidades de que eso sucediera eran bastantes bajas, por lo que sin alejarse mucho de su plan, irse de polizón era probablemente lo que terminaría haciendo si se diera el caso; de cualquier forma, ya tendría tiempo para pensar en ello, pues lo “importante” en esos momentos era concentrarse en resolver el predicamento del hombre mayor, aunque no estaba muy claro de cómo lo haría.

Suspiró y una vez estuvo frente al anciano, ambos iniciaron su caminata hacia la casa del último, la cual estaba cerca de la colina en dirección al noroeste, no muy lejos de la ubicación del pueblo, pero que tomaría al menos una media hora para llegar; durante ese mismo momento, no pudo evitar notar que las personas se aglomeraban nuevamente mientras ellos avanzaban, haciendo que el ninja se sintiera un poco fuera de lugar, por no decir incómodo, sobre todo cuando varias chicas le miraban y cuchicheaban, soltando risitas que ponían al varón un poco nervioso mientras éste salía del pueblo.

Cuando ya se encontraba a una distancia prudencial del lugar, en la que su pulso volvió a la normalidad, alguien les llamó haciendo que ambos se frenaran y mirasen hacia atrás, encontrándose entonces con una persona de cabellos morados que parecía estar disfrutando de un aperitivo―. ¿Mmmh? ―arqueó una ceja, no solo por la “entrada” del chico, sino porque ciertamente había alguien que caminaba hacia ellos, visualizando por poco al otro que parecía haberse apostado en la última banca que se encontraba cerca de los límites del pueblo; probablemente el chico pensaba que aquel hombre sin duda venía detrás de nosotros, salvo que, si no volvió a girarse no podría haberse dado cuenta de que se había equivocado, aunque eso no quitaba el hecho de que alguien venía y que no le tomó mucho tiempo en alcanzarlos.

Oh ¿ustedes también están interesados en ayudar a este pobre anciano? ―preguntó el viejo que con bastante dificultad alzó la vista con la única intención de ver el rostro del semigigante, hasta que aceptó que hacerlo le daría tortícolis y decidió bajar la mirada a su altura natural―. De cualquier forma... mmmh... soy Takeshi... ―se presentó de forma breve, mirando al anciano y haciéndole una seña para que avanzaran hacia su hogar.
Dokuto D. Takeshi
Mensajes :
26

Fecha de inscripción :
13/05/2021


Hoja de personaje
Nivel:
Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 3qaWnZm9/150Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 9h2PZk8  (9/150)
Experiencia:
Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 3qaWnZm2205/1000000Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 9h2PZk8  (2205/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Cazador Desconocido
Dokuto D. Takeshi

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Yoshinobu Ryūgen Lun 30 Ago 2021 - 7:14

―¿Oh? ―observó al grupo tras alcanzarlos, al parecer se habían detenido para esperarle. El chico de la dona estaba con ellos cuando hace unos minutos atrás lo vió en otro sitio, era rápido de piernas pero no para comer; seguía con la misma dona en la mano. Su atención fue robada por la pregunta del viejo Will.

―Me interesa la paga, anciano. Te entrenaré para el duelo, siempre y cuando pongas el dinero sobre la mesa una vez terminemos. ―le aclaró, dirigiendo su amenazante mirada a los dos jóvenes. El silencio permaneció durante unos instantes hasta que el ninja se presentó, y a su seña, el anciano retomó la caminata hacia su casa. Sin decir una sola palabra, Ryūgen los siguió desde atrás, con un paso más lento.

El ninja no destacaba físicamente, pero desprendía un aura inquietante, como si escondiese algo. Al contrario, el chico de la dona parecía un simplón, aunque sus capacidades físicas eran decentes. El vagabundo de la taberna tampoco podía ser ignorado. Esta clase de pensamientos ocurrían en la mente de Ryūgen, que trataba de analizar las circunstancias de la isla, obteniendo como conclusión que esas tres personas eran las únicas con cierto grado de peligrosidad. El West Blue estaba repleto de débiluchos.

―Yoshinobu Ryūgen. ―soltó al aire, tiempo después. Su intención no era sociabilizar, simplemente creyó necesario presentarse, sobre todo para al viejo Will, que sepa su nombre era lo mínimo.

Las casas disminuían mientras caminaban, el anciano vivía alejado al resto de habitantes. A Ryūgen eso no le interesaba, en cambio, le preocupaba la clase de entrenamiento que debía darle, pues aunque tiene conocimiento sobre las armas de fuego no las utiliza. Una preparación física era una buena opción, ya que calentar los musculos atrofiados aumentaría la velocidad de su desenfunde. Tampoco pensaba dejar el resto en manos de los dos jóvenes, y no es que la vida del anciano le importe, sino que detestaría que muera luego de su entrenamiento. En cualquier caso, hacer trampa se encuentra dentro de las posibilidades. Lo que le recordaría a Ryūgen otra historia de Wano, de tiempos muy remotos: Un duelo en el que uno de los samuráis aprovechó la puesta del sol para tomar ventaja y hacerse con la victoria. El duelo del anciano fue acordado para el mediodía, con el uso indicado el sol podría ser su verdadera arma. Y hablando de armas, estropear la pístola rival también es una buena opción. Las posibilidades llueven.
Yoshinobu Ryūgen
Mensajes :
19

Fecha de inscripción :
18/07/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 3qaWnZm1/150Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 9h2PZk8  (1/150)
Experiencia:
Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 3qaWnZm0/1000000Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 9h2PZk8  (0/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Boris Kläus Jue 2 Sep 2021 - 6:44

Luego de un rato de permanecer en aquel balcón postrado, al fin la botella habría terminado no habría mas sake, por lo que el semigigante al beber la ultima gota que contendría la botella, se pararía de aquel banquillo levemente y se dirigiría a una pequeña papelera gris que habría a unos 3 metros de el, para tirar la botella allí y dirigirse nuevamente hacia el bar pero esta vez sin perder tiempo, caminaría rápidamente por el lugar y entraría como si estuviera embistiendo aquella puerta, posando su mirada hacia la mesa en la que el este sentaba no hace menos de unas horas buscando sus pertenencias
Al verlas allí tiradas a un costado de la mesa de aquel lugar este simplemente se dispondría a agarrarlas con fuerzas, para luego sin mediar interacción ninguna o sin querer llamar la atención de sobremanera se dirigiría en dirección a la salida de aquella taberna en silencio, al salir se pondría su gran cantimplora a la altura de su hombro y se dispondría a darse un pequeño paseo por aquel pequeño pueblo
Y así seria Boris estaría caminando por los alrededores de una especie de "pequeño recinto" que tendría muchas casas alrededor de este, pero eso no le interesaba al semigigante lo que en realidad buscaría sería un lugar para descansar o hospedarse ya que tendría planeado quedarme una temporada en aquel pueblo para vacacionar al fin y al cabo el barco que lo iba a llevar de vuelta a casa no zarparía hasta al menos una semana por lo que Boris se tendría que acostumbrar a los lugares, para no perderse ,lugares como donde comer como aquella taberna, para dormir, y cosas que pueda hacer en aquel pequeño pueblo, algo estaba claro en el cerebro de Boris; el ahora no esta en el trabajo puede hacer lo que quiera y se puede dar un respiro que al fin y al cabo eso es lo buscaría para salir un poco de aquella monótona rutina
Boris Kläus
Mensajes :
22

Fecha de inscripción :
18/02/2021


Hoja de personaje
Nivel:
Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 3qaWnZm1/1Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 9h2PZk8  (1/1)
Experiencia:
Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 3qaWnZm1/1Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 9h2PZk8  (1/1)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Mensaje por Chrom V. Haddi Vie 3 Sep 2021 - 1:20

Uno de los sujetos enormes nos alcanzó y volteé a verlo con cierta preocupación, pero vaya no era mi culpa, un sujeto el doble de grande que yo y con cara de pocos amigos no podía causarme mucha calma; aunque sorpresivamente venía también para ayudar al anciano. El camino a la casa del anciano era algo largo, seguíamos caminando por las colinas y las casas del pueblo, ya lejanas, se hacían cada vez más pequeñas, como una pintura graciosa. Me paré unos segundos para contemplar el paisaje y tomé un dulce de mango de mi bolsita, era delicioso. Tras caminar unos minutos más llegamos los cuatro a casa del anciano, era una pequeña choza humilde, parecía tener la misma edad que su habitante, el viejo amablemente abrió la puerta y entramos todos.

-Bueno, ¿alguien quiere algo de té?- preguntó el anciano.

-Sólo si es uno bueno- me apresuré a responder. –Aunque me he acabado ya mis dos donas- agregué lamentándome por no tener algún postre para acompañar el té.

Mientras preparaba la infusión, el anciano me contó la importancia de su misión. Teníamos que ayudarle a entrenar y desempolvar su pistola, al parecer aquel vejestorio había sido un gran tirador en su juventud aunque ahora pareciese más una momia al borde de caerse a pedazos. “Vaya, me he metido un gran lío” pensé mientras me servían una taza de té. La puntería y las armas de fuego eran una de mis mayores torpezas, quizá sólo por detrás de las artes. De alguna manera tendría que ayudar a ese tirador a recuperar su brillo, le di un sorbo al café.

-Viejo, este té sabe a hierbas muertas- dije mientras bajaba mi taza. Era un sabor algo rancio y no muy dulce, no era el sabor que estaba esperando. –Bueno, ya que tu té ha sido muy malo, ¿cómo puede este espadachín ayudarte a recuperar tu gran puntería vejestorio?
Chrom V. Haddi
Mensajes :
46

Fecha de inscripción :
02/04/2021


Hoja de personaje
Nivel:
Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 3qaWnZm14/150Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 9h2PZk8  (14/150)
Experiencia:
Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 3qaWnZm5657/1000000Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 9h2PZk8  (5657/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Desconocido
Chrom V. Haddi

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Dokuto D. Takeshi Miér 8 Sep 2021 - 5:36

Solo pasaron un par de segundos para que la enorme mole de carne acortara la distancia y se colocara en una posición que dificultaba verle el rostro sin hacer un poco de esfuerzo, tal y como lo había intentado el viejo Will, solo que éste terminó desistiendo de la acción luego de verlo inútil, sobre todo cuando el semigigante respondió a su pregunta de un modo bastante directo al respecto; aquello no le tomó por sorpresa al varón, ya que ciertamente la oferta monetaria por ayudarle era relativamente alta al menos para alguien sin dinero e incluso el chico de pelo morado estaba allí por la recompensa, aunque el propio ninja también apuntaba al dinero a decir verdad.

Por otro lado, no hubo necesidad de alzar la vista para saber que una mirada intensa provenía por parte del semigigante luego de su declaración, pero tras unos segundos de incomodo silencio en el que probablemente nadie sabía que más decir, el pelinegro optó por presentarse de forma superficial con tal de cortar la “tensión”, antes de indicarle al anciano que no había razón para quedarse más tiempo en aquel sitio; en ese sentido, el resto del viaje se llevó a cabo en relativo silencio por parte de las cuatro personas se dirigían al mismo sitio y con el mismo fin, silencio interrumpido únicamente por el semigigante tras soltar dos palabras, un nombre con el cual ahora se le podía dirigir, quedando solo el chico de la dona por presentarse, aunque si no lo hiciera no habría mucha diferencia, no al menos para el ninja.

Tras un par de horas de caminata finalmente habían llegado al hogar del pistolero, y aunque el varón estaba acostumbrado a recorrer largas distancias, de todos modos se le podía ver sudado debido a la intensidad del sol, por lo que ante la oferta del té una vez se ubicaron en el interior de la casa, el pelinegro negó con un movimiento de su mano reduciendo así la cantidad de tazas que se lavarían más tarde; mientras escuchaba nuevamente la historia del anciano, de su estupenda juventud y adultez en la que había vencido a cada uno de sus oponentes, el pelinegro no hizo sino preguntarle de nuevo qué era lo que le había motivado a retomar el arma cuando parecía no tener ningún arrepentimiento o algo que demostrar, pero cuando escuchó la respuesta no pudo sino reírse para sus adentro debido a la simplicidad y complejidad de la misma: el orgullo de un hombre.

Restaban tres días para el duelo, por lo que tal y como le había dicho al anciano con anterioridad, la mejor opción recaía en empezar cuanto antes y recuperar la movilidad antigua de su cuerpo o por lo menos de su brazo dominante, que era el que emplearía para el desenfunde, apunte y disparo; aquello le hizo pensar en la manera en que podría ayudarle, pero el clan Dokuto no se especializaba precisamente en el uso de armas de fuego y poco menos en la forma de llevar este tipo de duelos, aunque eso no significaba que no pudiera intentarlo y quizás aprender algo nuevo para su propio desarrollo, después de todo, que haya sido expulsado del clan por no ser el más apto, no implicaba que las enseñanzas de mejorar cada día fueran tiradas a la basura.

Pues no sé mucho de duelos, pero puedo asumir que una bala atravesó tu hombro... y que desde ese momento te ha costado mucho usar tu brazo dominante... ―diagnosticó el varón luego de observar la manera en que el anciano servía el té, yendo hasta éste para colocarse justo detrás―. Por supuesto, has pasado años con este problema así que empecemos con esto... al menos por ahora... ―dicho eso, tomó una respiración profunda y apacible antes de golpear con sus dedos en algunas zonas del hombro del anciano, sin que este pudiera reaccionar, ejerciendo la fuerza y presión que necesitaba para restablecer parte de esa movilidad perdida.

No obstante, era evidente para el pelinegro que la bala no sólo le había causado una herida física sino que había dañado sus canales internos de qi, por lo que determinó que debía de recurrir a la acupuntura con la finalidad de volver a abrir los canales bloqueados; dicho tratamiento duraría prácticamente todo el día, tanto por el daño acumulado como por la propia técnica del varón en cuanto a experiencia, pero una vez terminados, el anciano podría retomar sus viejas actividades sin tantos problemas, aunque de cualquier forma, el ninja tenía en cuenta la posibilidad de aplicar una segunda sesión rápida antes del duelo, solo para asegurarse de que las cosas salieran bien.
Dokuto D. Takeshi
Mensajes :
26

Fecha de inscripción :
13/05/2021


Hoja de personaje
Nivel:
Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 3qaWnZm9/150Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 9h2PZk8  (9/150)
Experiencia:
Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 3qaWnZm2205/1000000Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 9h2PZk8  (2205/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Cazador Desconocido
Dokuto D. Takeshi

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Yoshinobu Ryūgen Mar 14 Sep 2021 - 13:07

Después de presentarse volvió a su actitud silenciosa. Así permanció hasta que llegaron a la maltrecha casa de Will, en la cual rechazó el ofrecimiento del té pero se dignó a escuchar las historias. En ellas, el anciano se describió como un tirador de primera y no parecía mentir al respecto. En su vida como mercenario, Ryūgen había visto a muchos tipos de persona, pero Will emanaba un aura especial, un algo indescriptible que sólo ha sentido con gente que podría contar con los dedos de sus manos. El punto es que Will sin dudas fue alguien fuerte en su juventud, pero Ryūgen no comprendía cómo la edad pudo deteriorarlo al estado que se encuentra actualmente. Debía haber una razón escondida, pero decidió ignorar la idea para observar el tratamiento que Dokuto le estaba dando. A simple vista parecía acupuntura, pero a los ojos de Ryūgen la habilidad del ninja no pasaría desapercibida. Estuvo mirando silenciosamente durante unas horas antes de retirarse a dormir fuera de la casa por la falta de espacio. Al otro día, decidió volver al pueblo, en donde analizó el lugar del duelo. Luego, el resto del tiempo lo pasó en la taberna comiendo y bebiendo mientras su deuda no paraba de aumentar. Pobre del tabernero, o de su billetera cuando cobre la recompensa. Aunque pensándolo profundamente, Ryūgen estaba más dispuesto a no pagar para utilizar el dinero en mujeres. Una vez fuera de la taberna, caminando por las calles, se topó con unos bandidos mientras iba de vuelta a la casa del anciano para comenzar el entrenamiento.

―Hey, hey. ¿Me prestas todo el dinero que traes, gigantón? Te lo devolveré, lo juro. ―dijo sarcásticamente uno de los bandidos, mientras el resto se reían e iban rodeándolo. Eran unos cuatro en total, aunque bien armados. Ryūgen dedujo que debieron haber embarcado hace poco, ya que el anciano no mencionó nada sobre la existencia de un grupo de bandidos en la isla. A su mala suerte dieron con la persona equivocada.

―¡Waaaaa, Waaaaa! ¡Que miedo! Les suplico que no me hagan daño, no traigo dinero encima pero puedo darles todo el que tengo en mi casa. ―les dijo, claramente actuando y se le notaba lo malo, pero los bandidos ensimismados con la idea de que intimidaron a alguien de apariencia imponente y sientiéndose la leche no lo pensaron dos veces y le ordenaron que los lleve. Ryūgen, ahora, tendría un cambio de planes para su entrenamiento; utilizar a los bandidos para pulir la puntería de Will pero primero debía noquearlos.
Aunque decidiría no hacerlo él, sino aprovechar la situación para ver de que eran capaces Dokuto y el espadachín. Y porque mentir, en realidad buscaba un poco de diversión, por lo que al llegar a la casa del anciano abrió la puerta y los bandidos entraron bruscamente. El resto es historia.
Yoshinobu Ryūgen
Mensajes :
19

Fecha de inscripción :
18/07/2020


Hoja de personaje
Nivel:
Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 3qaWnZm1/150Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 9h2PZk8  (1/150)
Experiencia:
Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 3qaWnZm0/1000000Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 9h2PZk8  (0/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Boris Kläus Dom 19 Sep 2021 - 5:59

Al fin habría encontrado un alquiler en una pequeña casa anaranajda, no tendría mas de 6 metros cuadrados, era muy pequeña pero lo que le faltaba de tamaño le sobraba de comodidad, por lo que allí estaría el semigigante allí postrad en un sillón que habría en la sala, junto a mi mano habría una pequeña botella de sake servida hasta rebosar, y en mi otra mano ocupaba un periódico de textura algo ya vieja, pero que las noticias que se detallaban aquí serían de esta semana, quizás el dueño de este lugar la compró a inicio de semana, como fuera allí me encontraría dando ligeros sorbos a la botella buscando no acabarme el sake del tirón, ahí estaria tranquilo hasta que de repente escucharía un ruido abrupto al otro lado de la calle, por lo que Boris al instante dejaría el periodico tirandolo en el sofa, y se leventaría con copa en mano en dirección hasta la ventana buscando a ver que pasaba y a que se debía semejante ruido tan abrupto
Al caminar a pocos pasos pero pesados, se posaría sobre aquella ventana y posaría su mirada aún mas cerca de la ventana para ver afuera que habría, y ahí lo notaría, el mismo sujeto que se encontró en la taberna pero esta vez no iba solo estaría acompañado de unos 3 bandidos que al parecer pecaban de confianza o eso le daba el entendimiento al semigigante ¿enserio creían que un semigigante se dejaría atrapar así de facil, suponiendo que como raza tenemos mayor fuerza que un humano, o será que todo era un plan a estos y solo le estaban viendo la cara y al final el ladrón terminara siendo el que roben?                                         Sea como sea no me quedaría de brazos cruzados por lo que "trotando me dirigiría rapidamente hacia la salida y con un movimiento "agil" agarraría mi garrote de metal que tendría apoyado sobre el marco de la puerta  y lo sostendría sobre mis gigantes manos mientras me lo pasaba a ambas manos como si estuviera jugueteando con estas para luego abrir la puerta y posteriormente salir en dirección hacia la casa que habría visto como entraban, al fin y al cabo era un agente del gobierno aunque este "de baja" mi principal deber siempre sería defender y quien sabe, quizás ganaría un dinero extra para alguna que otra compra
Boris Kläus
Mensajes :
22

Fecha de inscripción :
18/02/2021


Hoja de personaje
Nivel:
Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 3qaWnZm1/1Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 9h2PZk8  (1/1)
Experiencia:
Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 3qaWnZm1/1Duelo al mediodía [Misión común - West Blue] 9h2PZk8  (1/1)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.