¡10 años en activo! Hace ya 10 años que esta comunidad, todavía más antigua, encontró su lugar en OPD. Los tiempos han cambiado y los usuarios más antiguos han dado paso a las nuevas generaciones que hoy rolean, pero siempre con el mismo espíritu que nos vio nacer: Construir juntos la historia más grande jamás contada. Da igual si acabas de llegar o llevas una vida; si te quedas o te vas: Gracias por hacer de este foro un lugar mejor.
27/02La actualización ha terminado con éxito casi completo. Quedan cosas por pulir, pero en breves se solventarán.
27/02Hemos tenido un pequeño problema con las afiliaciones al cambiar de skin. Rogamos comprensión y un poco de paciencia.
27/02La lotería ha terminado. Ya no se pueden intercambiar más premios por este evento; gracias a todos por participar.
Búsquedas
Últimos Temas
El Juicio final


Ir abajo
Meneror
Shichibukai
Meneror
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) Empty Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) {Jue 23 Dic 2021 - 10:51}

Toussaint había sido la joya de mi corona por meses, pues el trabajo había sido arduo y las construcciones caras porque no decirlo. Estaba empezando a crear un legado desde lo más bajo, y a pesar de que todavía mi nombre no era conocido más allá de esta tierra, si que había logrado al menos que Meneror fuera alguien a quien tener en cuenta. Sin embargo seguía sintiéndome como una hormiga ante una bota, frágil y muy débil. No había visto el potencial de otra gente que seguramente podía aplastarme solo con la mirada. Sabía que todo esto podía perderlo en un segundo si jugaba mal mis cartas. Pues ahora mis problemas no eran peleas entre familias o pagos sin cobrar en el puerto, como era habitual, puesto que ahora había hecho sangre a un enemigo que no quería tener enfrente: El gobierno mundial...y su brazo ejecutor la Marina. Sabía que mi cara pululaba por todas las islas en un bonito Wanted, y que tarde o temprano esa cantidad de berries traería problemas a la isla. Con los piratas quizás podría lidiar, sin embargo el Gobierno ya era otro cantar. Si plantaban un almirante en Toussaint todo ardería y mi cabeza acabaría en una pica. Era hora de cambiar eso, y por este motivo había enviado una extensa carta al propio Gobierno Mundial.

El objetivo era simple, proteger lo que había hecho. Necesitaba hacer las paces con ellos o al menos que no estuvieran molestándome más de lo debido. Dicen que el anonimato es una virtud para un criminal, y yo con mis actos pasados había perdido toda protección...bueno, era joven y alocado y no pensaba las cosas. Ahora me considero un poco más sabio....y sé que no debo pisar el cuello de un gigante si este puede hacerme papilla con su pie. Así que opté por una vez en mi vida hacer lo correcto...enviar una misiva al Gobierno Mundial. En dicha misiva proponía un encuentro para limar "asperezas" entre ellos y yo, con el objetivo de llegar a un acuerdo, o al menos un entendimiento para que los ojos del Gobierno no estuvieran puestos en Toussaint, al menos no todo el rato.


Así que me encontraba en mi despacho un día tranquilamente, pues habían pasado tres semanas desde que había enviado dicha carta y la contestación había llegado, diciéndome que enviarían a una persona a parlamento, sin embargo no me dijeron quien era, lo cual era obvio. Dicha persona llegaría al muelle y vendría directamente a la mansión. Así que vestí mi mejor traje, de color negro como no, mi habitual abrigo y me quedé esperando en el despacho. Como era obvio envié a dos hombres para que lo recibieran, pus quería ser lo más discreto posible ante este tema. Entendía que mi gente sabía que era un pirata o un criminal, pero pretendía que no supieran nada hasta que la negociaciones concluyeran. Sabía que la negociación no iba a ser fácil, pero lo que si sabía era que hasta el Gobierno Mundial tenía un precio.


Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) XB4A0tg
Yarmin Prince
Yarmin Prince
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) Empty Re: Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) {Miér 29 Dic 2021 - 12:45}

Sonreí con cierta ternura mientras tenía la carta entre mis manos. ¿Cuánto tiempo hacía desde que alguien cometía semejante insensatez? Más que años décadas desde que Roland Oppenheimer, ese hombre gato despreciable había aparecido por los espejos para demostrar al Gobierno Mundial lo errados que habían estado al expulsarlo de la Marina por robar un arma fabricada por y para un alto cargo de la Marina. A veces se me ablandaba el corazón pensando en que lo más estúpido del asunto era la total falta de arrepentimiento del animal, incapaz de comprender que los delitos, por muy justificados que estuviesen, siempre eran castigados. Solía utilizarlo en cierto modo como mantra: Oppenheimer solo había sido descubierto una vez más que yo, pero en cierto modo éramos lo mismo -quitando su total falta de estilo-, salvando que yo era plenamente consciente de qué, por qué y cómo lo hacía. También tenía claras las consecuencias de fallar.

Quemé el papel y escribí una respuesta. Sabía que la respuesta del Gobierno Mundial probablemente fuese fría y neutra, exigiendo una reparación de los daños y la satisfacción de encerrarlo un tiempo. Sin embargo el trabajo de inteligencia era particularmente interesante y delicado, sobre todo cuando consistía en doblegar la inquebrantable moral y ética de la institución para propiciar el éxito en sus objetivos. ¿Y cuál era el objetivo del Gobierno Mundial respecto a Meneror il Bianco, un mafioso de poca monta afincado en el equivalente insular de una alcantarilla? Pues el que yo decidiese, básicamente.

Hice preparar un barco. Pequeño y discreto, apto para apenas seis personas de confianza y yo, y nos pusimos en movimiento. Estaba claro que los sucesos de la isla invernal hacía algún tiempo habían pasado factura a quien, desenmascarado como terrorista, trataba de coronarse como rey. En un primer momento podría haber pensado en terminar con él, ¿pero qué clase de rey sería si no dejase que mis súbditos viviesen? El Bajo Mundo era un ecosistema delicado y mi posición a su cabeza permanecía siempre en un precario equilibrio: Hasta el más tonto de los actos podía dar como resultado un efecto desastroso. Y, como empresario, mi trabajo era minimizar riesgos. Meneror con su cabeza peligrando era uno de ellos, más aún tras la muerte de su viejo protector, Ivan Markov.

A mi llegada a la isla me recibieron dos hombres. Vestían con un estilo deplorable; anticuado y algo hortera, esa era la moda impuesta por un hombre que no había superado el abrigo de piel como cumbre de la moda. Tenía muchos años más que el hombre al que estaba a punto de confrontar, y ya cuando era niño ese estilo era de abuelos. Tan solo esperaba que no le doliesen los ojos al ver que mi traje valía más que su casa; o sí. Seguía siendo importante remarcar el equilibrio de fuerzas en esa negociación.

Seguí a los hombres hasta que me dejaron a las puertas de una mansión que poco desmerecía a mi chalet de Water Seven, pero que resultaba ostentoso de más en comparación al resto de la isla. En cualquier caso esperé ante la puerta, sin llamar, hasta que alguien decidiese abrir. Un rey nunca necesita avisar.


Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) SenOJiN
Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) H8QN2ZN
Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) JAGjhWk
Meneror
Shichibukai
Meneror
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) Empty Re: Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) {Jue 30 Dic 2021 - 8:58}

Me encontraba en el despacho, tranquilo, firmando papeles y revisando diversos proyectos de construcción que haría realidad para año nuevo. Sin embargo la visita no daba llegado, y algo que no soportaba era la impuntualidad. Al final tuve que llamar a Basil, mi mayordomo, al despacho.

-¿Alguna nueva sobre mi cita Basil?- pregunté colocando los papeles en perfecto orden- Ve a enterarte a la ciudad de porqué tanta demora, y ya que estás tráeme el whisky del salón, me hará falta...puñeteras facturas, como si fuera a pagarlas.

Dicho esto Basil asintió con la cabeza y se dirigió a la puerta de la mansión. Yo por mi parte me levanté de mi sillón debido a que estaba cansado de tanto papel. Así que abrí la caja de puros nuevos de la mesa, cogí uno y me acerqué al ventanal a fumarlo. No había cosa que más me relajara en este mundo. Entonces comencé a recordar que las cosas por fin iban hacia adelante, y que aquellos que me habían puesto trabas habían caído ellos solos. Recordaba todavía a Ivan Markov y aquel día de júbilo, aquel día que la noticia abarcaba la portada  con el titular de "Ivan Markov muerto". ¿Sabes esa sensación de que te había tocado la lotería? A mi si. Pues  aún recuerdo como lance una gran carcajada al aire, auténticamente bestial.

-¡Ahí os pudráis en el infierno viejo puto!- dije yendo a mi mini bar donde me serví el vodka más largo de la historia en un pequeño vaso, el cual alcé. -¡Por Ivan! ¡Que tanta paz lleve como descanso deje!- dije jubiloso de haberme bebido aquel vaso de golpe.

Mi jubileo fue justificado, pues Ivan tenía diversos negocios en Toussaint que no podía destruir debido a su poder, pero desde hace ya un tiempo...hay una vacante. Se había acabado el vivir bajo la sombra de los Markov, que se pudran.


Sin duda fue uno de los momentos más felices de mi perra vida. Pero bueno, era hora de revisar todos los negocios y dejar de recordar tiempos pasados mejores. Así que cogí el pequeño den den mushi que había sobre el escritorio y procedí a hacer una llamada. Mientras tanto Basil, ya ataviado para salir se dirigió a la puerta de la mansión. El objetivo era ir al puerto a ver porque los hombres que había enviado el Don no habían llegado todavía con el invitado. Su sorpresa fue manifiesta en el mismo momento en que abrió la puerta, pues se encontró con el invitado de frente.

-El timbre es un objeto gratis y civilizado- dijo el mayordomo a los dos escoltas, a pesar de que también podría recriminárselo al joven invitado- Justo ahora iba a preguntar por ustedes, el Don le espera señor...¿Cómo debo presentarle?- dijo amablemente al invitado.

Fuera como fuere los dos hombres quedarían en la entrada de la mansión, y nuestros joven invitado sería invitado a entrar y esperar al Don en el salón.

-Pase por favor. ¿Quiere dejarme alguna prenda en mano señor?¿Le puedo ofrecer una bebida o un tentempié?.

Dicho esto volveríamos la vista a mi despacho, donde yo estaba a punto de colgar.

-Págales lo acordado y que vuelvan a trabajar y que se dejen de tanto sindicalismo ¿Debo recordar quién les levantó la fábrica? Haz lo que veas, pero hazlo. Ahora debo dejarte, tengo un asunto que tratar- colgué- y ...allá vamos.


Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) XB4A0tg
Yarmin Prince
Yarmin Prince
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) Empty Re: Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) {Sáb 22 Ene 2022 - 10:44}

Si bien comenzaba a impacientarme no hice un solo movimiento. Los gorilas me flanqueaban mirando hacia la ciudad mientras yo, a metro y medio de la puerta, simplemente esperaba. Si habían sido capaces de prever mi llegada con tanta precisión que me dejasen la puerta cerrada solo podía responder a un único propósito: Marcar posiciones. No podría entrar hasta que me lo consintieran, en una pueril vuelta de tuerca simbólica a la situación. Como si no fuese él el criminal, o no rogase él por mi ayuda. Ridículo.

Cuando la puerta se abrió un hombre de cierta edad -seguramente más joven que yo, pero sin duda en mucho peor estado físico- me recibió con una frase que abrió la veda. Me estaba reprendiendo por esperar un mínimo de hospitalidad y decoro de cara a un emisario del Gobierno Mundial, como si pudiese permitírselo en esa situación. Aun así, con la mejor de mis sonrisas traté de mostrar cortesía:

- Lo siento -contesté-. No había reparado en que el señor no esperaba mi llegada. Por ahora llámeme treinta y siete.

Acompañé mis palabras con un leve cabeceo hacia los vigilantes y me encogí levemente de hombros como única forma de mostrar mi desconcierto; tal vez incluso fuese capaz de darse cuenta de lo barato que podía resultar un den den mushi para atender de manera más protocolaria a los invitados más notables. Sobre todo, cuando la vida y los negocios de una persona dependían tan enormemente de su inesperado huésped.

- No se preocupe, viajo ligero de equipaje. -Hacía tiempo que había abandonado la gorra. También la gabardina, que ya solo me ponía en situaciones más extremas. Aparte, el maletín era una herramienta de trabajo que iba a necesitar-. Y de momento no tomaré nada.

Tomé asiento en el sillón más utilizado. No por nada en particular, sino porque Meneror tenía a mis ojos ciertos rasgos maniáticos; siempre el mismo puro en la boca, modus operandi, y seguramente siempre que estuviese en ese salón se sentase exactamente en el mismo lugar: El más gastado, aunque lo cuidase con mimo y tesón. De ese modo dejé a los pies del asiento mi maleta y crucé una pierna sobre la otra, simplemente esperando con una moneda de cobre entre los dedos. Era hora del espectáculo.


Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) SenOJiN
Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) H8QN2ZN
Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) JAGjhWk
Meneror
Shichibukai
Meneror
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) Empty Re: Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) {Dom 23 Ene 2022 - 8:09}

Basil se quedó junto a la puerta que conectaba el salón con el despacho, atento y con la mirada puesta en nuestro invitado con una perfecta pose que recordaba mucho a los camareros de los restaurantes más lujosos, pero esa era lo mínimo que había que hacer si querías servir en mi casa. Así que salí del despacho con el puro en la boca, y nada más ver a mi invitado, sentado en el gran salón, y concretamente en un sitio que solía utilizar mucho para relajarme. Daba igual, era mi sitio y me sentía incómodo poniéndome en otro lado, pero no vamos a ser tan idiotas nada más empezar ¿No?.

Con una leve sonrisa en la boca, cogí el puro con los dedos, y con tono afable le dije a mi invitado mientras caminaba hacia el sillón el sofá que había frente a la mesa de café, estando él en el sillón al otro lado.

-Bienvenido sea caballero a mi morada, esperando vuestra llegada, esperaba que Basil hubiérevos recibido bien. -clavé mi mirada ante el mayordomo mientras tomaba asiento, apartaba mi abrigo y lo colocaba sobre el respaldo del sofá mientras acercaba el cenicero de la mesa para tenerlo a mano. Basil entendió lo que quise decirle sin palabras, pues se acercó al mini bar del fondo de la sala y se dispuso a preparar un Whisky. Entonces una vez ya cómodo ante mi invitado le preguntaría.

-¿Gustáis de una bebida espirituosa señor?- volví a mirar a Basil, el cual respondió mientras continuaba preparando la bebida .- Treinta y siete señor, así ha querido presentarse.

-¿Treinta y siete?, curioso nombre el que portáis- le dije antes de apagar el puro en el cenicero, pues quizás el humo podría molestar.- Entiendo que un sobrenombre es.

Entonces crucé mis piernas, apoyé mi espalda sobre el respaldo del sofá y con tono afable me dirigí a mi nuevo invitado una vez más.

-Espero que el viaje ameno se os haya hecho, y del mismo modo discúlpome ante vos, pues unas llamadas de última hora de carácter urgente impidiéronme ir yo mismo a recibiros. Igualmente, espero que mis hombres no os dieran problema en vuestra venida hasta aquí, pues decepcionado me hallaría de ellos si esto fuera así.


Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) XB4A0tg
Yarmin Prince
Yarmin Prince
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) Empty Re: Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) {Dom 23 Ene 2022 - 15:25}

Bingo. Era maniático. No era como si no hubiese ya suficientes datos en su ficha criminal como para no saberlo, pero pude ver cuando cruzamos miradas a su entrada que había tocado una tecla. Muy pequeña, por ahora, pero en el mismo nervio. Aún no sabía qué pretendía un criminal buscado citándose con el Gobierno Mundial en una isla tan pobremente guarnecida, pero si de alguna manera estaba preparado para repeler la invasión saberlo era de vital importancia. Y para hacérselo decir el mejor procedimiento era ponerlo, poco a poco, nervioso.

- Dentro de lo esperable -respondí a su saludo-. Si el siervo de un ladrón no tratase de robar mi tiempo me sentiría decepcionado.

Él también ofreció bebida, pero negué con la mano. Noté el retintín en sus palabras igual que su mayordomo, que se apresuró a contestar mucho más dispuesto que yo. Por mi parte dejé esa conversación avanzar en silencio mientras Meneror hacía una reflexión interesante: Treinta y siete era un sobrenombre. ¿Hasta qué punto el nombre operativo que se reflejaba en mis informes lo era? Bueno, entendía el punto y desde luego no era mi nombre de nacimiento, pero necesité reprimir una sonrisa.

- Mi madre había elegido Martin -contesté-, pero mi padre era un hombre de números. Al menos me convirtió en un primo inter pares.

Dejé que la broma se disipase en el aire mientras el mafioso tomaba asiento y trataba de comenzar la reunión con la clase de cháchara intrascendente que habría esperado de cualquier pueblerino en una taberna perdida en medio de ninguna parte. Sin embargo, mientras le escuchaba hablar no podía hacer otra cosa que preguntarme por qué hablaba tan raro. Era una elección consciente de palabras; ¿ocultaba algo en ellas? No terminaba de discernirlo, y aunque casi podría haber afirmado que no era así, preferí cortar por lo sano:

- No se preocupe, los retrasos son esperables en gente ocupada. Al fin y al cabo hay que decidir qué camello pega una paliza a qué prostituta. -Impertérrito, me quedé mirándolo por un instante antes de proseguir-: Bien, cuénteme: ¿Por qué un criminal buscado por asesinato y terrorismo envía, con genuina esperanza, misivas de paz al Gobierno Mundial? ¿Qué ha pasado para que se sienta tan frágil de repente, Don?


Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) SenOJiN
Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) H8QN2ZN
Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) JAGjhWk
Meneror
Shichibukai
Meneror
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) Empty Re: Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) {Dom 23 Ene 2022 - 18:05}

Basil mostró un gesto de desaprobación ante aquel primer comentario por parte del invitado. Yo no pude evitar sonreír levemente a su comentario mientras cogía el Whisky que me había traído Basil.

-Gracias Basil, retiraros podéis, si de vuestra atención preciso, os haré llamar- Entonces miré a mi invitado y con los ojos cerrados y dando un pequeño sorbo le respondí antes de que Basil se fuera hacia la puerta del salón- No ofende quien dice verdad. ¿Seguro que no gustáis? Es un buen licor.

A pesar de ese comentario, tuvo la suficiente perspicacia como para diluir la posible tensión con una chiste acerca de mi anterior comentario acerca de su nombre.  Sin embargo, el comentario de la prostituta no pudo ser más desacertado. Entiendo que buscaba alguna forma de que me picara ¿Motivo? Ninguno aparente. Si este joven cree que voy a darle pie a entrar a su juego va listo conmigo. Es peligroso hacerse el listo o subestimar al que tienes enfrente, y eso lo aprendí yo mismo a base de mal. Así que tras ese comentario volví a dar un sorbo a mi bebida.

-No sé que tipo de malhechores habéis conocido , pero  téngome por hombre caballeroso, y si enterárame de que alguien pegara a una mujer, aunque trabaje para mi, buenos problemas encontraríase.-volví a dar un sorbo y a dejar la copa- Pero basta de palabrería punzante, pues ni yo soy una organización benéfica ni vos un samaritano, para que tratar de mentir sobre lo evidente . Todos tenemos nuestros cajón de problemas.

Crucé las piernas nuevamente y junté mi garfio sobre mi rodilla mientras  apoyaba la mano en la bola de este. -No sois hombre de chanzas ni demoras, yo tampoco, y eso me gusta. Bien, os expondré el motivo de vuestra venida. Cierto es que un delincuente buscado soy en todos los mares, y que quizás  jugado no he bien mis cartas en ciertos momentos. Y si algo he aprendido en este tiempo, es que, los amigos, valen más que las amenazas- dije levantando la mano  antes de volverla a apoyar sobre el garfio- Digamos que estoy hastiado de persecuciones con la Marina,  que salvando contados casos, cruzarme no he procurado. Pues como imagino supondréis, salvo los hechos mencionados, o al menos esos que citasteis, mis objetivos difieren mucho de gentes con capa blanca de   férrea disciplina desde hace bastante tiempo.

Volví a enfocar mi vista sobre el vaso, para volver a cogerlo y darle otro pequeño sorbo al whisky, estaba demasiado bueno.

-Interésame hacer un trato con el gobierno mundial, pues ellos mueven los hilos de la Marina. Y estoy seguro de que el gobierno podría considerar una de mis propuestas. Algo sencillo os pido, y si es os menester en que vuestro gobierno lo medite, grandes beneficios ambos obtendríamos de tal trato, a no ser que vos mismo pongáis vuestras propias condiciones.

Tras decir aquello me levantaría del sofá para ir caminando hasta el mueble bar, tras esta acción, dejaría el vaso allí encima, para luego volver al sofá y tomar asiento nuevamente.

-Sin embargo, estas negociaciones arduas son, y en cuanto a respuestas no suelen ser favorables, por ello prefiero deciros directamente a vos. ¿Qué sería necesario para que mi persona vuelva a ser grata a su Gobierno? Y por favor, ahorraros la chanza de entregarme o ser ejecutado, pues al menos en apariencia os tengo por hombre serio. Poned vuestras condiciones, y quizás lleguemos a un acuerdo provechoso-concluí manteniendo el tono serio pero tranquilo


Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) XB4A0tg
Yarmin Prince
Yarmin Prince
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) Empty Re: Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) {Jue 10 Feb 2022 - 13:04}

Así que era eso... Meneror tenía miedo de la gran águila. Tenía sentido que una persona con tantos millones sobre su cabeza durmiese mal por las noches. Sudores fríos debían correr por su delicado cuello cada vez que se imaginaba la recia soga de una horca a su alrededor. No pude, ni quise, evitar sonreír mientras cogía el maletín del suelo, abriéndolo con cierta parsimonia.

- Verá, mi buen señor... Malhechor tiende a aplicarse a una persona que realiza malas acciones -expliqué sin mirarlo, rebuscando entre los papeles-. Como comprenderá jamás esperaría que un hombre capaz de asaltar un buque de la Legión lleno de hombres y mujeres para hacerlo explotar sobre las heladas aguas de Sakura, perseguir a un adolescente para silenciarlo, engañar a una jovencita confusa e incendiar un castillo lleno de hombres, mujeres y niños tuviese límites morales en cuanto a lo que sus proxenetas pueden o no hacer. ¿O es que además de delincuente me ha llamado un hipócrita que tolera todo lo que ofenda su moral mientras no lo tenga frente a sus ojos? -Hice una pausa, esta vez sí clavando mis ojos en el criminal-. Por otro lado yo no soy un samaritano, pero soy un agente del Gobierno Mundial e implica, en esencia, que nada de lo que se negocie aquí hoy va a beneficiarme personalmente. También implica que velo por el orden, pero el Gobierno Mundial siente cierta curiosidad.

En realidad el Gobierno Mundial sabía bastante poco al respecto. Solía intentar no mezclarlo en estos asuntos, ya que por un lado había muy poco que ganar y por el otro corría el riesgo de que alguien se diese cuenta de que Meneror se sentía vulnerable y decidiese atacarlo de buenas a primeras. Eso no era bueno para ningún negocio, mucho menos para un Gobierno Mundial bastante más débil de lo que habría sido deseable. Reconstruir lo que se había roto con la tensión que nadie había sabido manejar no era, ni de lejos, una tarea fácil. Mucho menos reconstruirlo a mi imagen y semejanza.

- Un trato con el Gobierno Mundial -repetí-. ¿No es la clase de cosa que hay que proponer antes de destruir bienes por valor de cientos de millones?

El barco que Meneror había hundido llevaba un cargamento de oro. No de papel moneda, no de armas: Oro. Los informes hablaban de sumas astronómicas que el delincuente había costado, por no hablar de las vidas humanas -totalmente reemplazables- que se habían perdido. No pensaba culparlo de querer hacer como si nada hubiera pasado, pero primero había que saber hasta qué punto quería hacer las paces y, sobre todo, cómo iba a sacar provecho de todo aquello.

Saqué una carpeta de la maleta y volví a cerrarla. Era un dossier completo de inteligencia dedicado a Meneror, incluyendo los recientes sucesos durante su ascenso al poder en Toussaint, sus aliados más notables y la reciente aparición de "El contable" en el tablero de juego. Conocía a ese hombre, era un socio importante de algunos emperadores del Bajo Mundo y una importante fuente de crédito para las actividades reservadas del Servicio Secreto. El pobre mafioso no sabía la que se le venía encima.

- Soy un hombre serio, pero esperaba lo mismo de usted -respondí-. Sabe perfectamente que cuando alguien es marcado por el Gremio se debe a que no solo el Gobierno Mundial, sino la federación separatista y la armada revolucionaria están dispuestos a considerarlo una amenaza. ¿Qué podría ganar el Gobierno Mundial protegiendo a un enemigo del mundo?


Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) SenOJiN
Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) H8QN2ZN
Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) JAGjhWk
Meneror
Shichibukai
Meneror
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) Empty Re: Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) {Mar 15 Feb 2022 - 19:44}

Con el vaso recién llenado escuché las palabras de mi invitado con especial atención. Según iba relatando los cargos no pude evitar esbozar una leve sonrisa de espalda cuando dijo lo del barco. Ya cuando mencionó lo de la niña sólo pude orbitar los ojos...dichosa niña, que pesadilla, y que útil fue al final. Lo del incendio también era algo que recordaba con cierto resquemor, pues las había pasado francamente putas para salir de aquel infierno. Demasiadas decisiones malas que me llevaron a tener un fruta, si, pero a plantearme el como hacer las cosas. Digamos que Sakura fue un punto de inflexión. Pero bueno, los hechos son los hechos. Así que tras meditar me giré con la copa en mano y volví a tomar asiento en el sofá antes de responder la primera cuestión de mi invitado.

-Si cosas por tanto valor no hubiera destruido, no estaría ahora mismo hablando con vos, señor- aclaré. En cierto modo tenía razón, ya que nadie llama a la policía si no ha cometido un crimen que quiere sanar.

Dicho esto di un pequeño sorbo a mi bebida antes de posar el vaso sobre la mesa que había entra los dos.

- No pido protección- aclaré- Tan solo una cooperación. La Legión se ha alzado y puede que haya tomado decisiones malas en un pasado, más no soy un necio. Uno debe saber que enemigos puede granjearse y cuales no. Sin embargo habéis hecho una cuestión principal sobre la que gira todo esto. ¿Que puedo ofreceros mi persona?- dije antes de levantarme y comenzar a caminar alrededor del asiento de Yarmin - ¿Sobornarle con dinero? Posible. ¿Garantizarle una parte de los beneficios de mis negocios y contractos? Casi seguro. Más la cuestión no es que puedo hacer por el Gobierno Mundial, sino..- entonces me quedé nuevamente frente a mi sofá de pie- ¿Qué puedo hacer yo por usted?.

Todo hombre en este mundo tenía un precio, fuera cual fuere podía ser bajo o alto, y por lo que podía ver a simple fachada, este hombre era de los segundos. Solo necesitaba el beneplácito de un sólo hombre que dijera "me ha convencido" para que el Gobierno Mundial me dejara em paz, tan simple como eso.

-Dejémonos de moralismos y seamos francos. Todos ansiamos algo en esta vida, todos queremos algo. Seguro que vos tenéis algo que queráis, y que yo os pueda "facilitar". Poned vuestras condiciones, y lleguemos a un acuerdo.

Dicho esto tomé asiento y esperé su respuesta.





Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) XB4A0tg
Yarmin Prince
Yarmin Prince
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) Empty Re: Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) {Sáb 19 Feb 2022 - 1:43}

Meneror intentaba darle la vuelta a la situación. ¿Debía complacerme que hubiese destruido propiedades del Gobierno Mundial a cambio de una relajada reunión en una casa de campo? Entendía que intentase hacérmelo ver de esa manera, pero aun así no podía evitar sentirme ofendido. Quizás el hecho de que con los años mis objetivos habían ido cambiando desde el asesinato del bueno de Elrik me daba cierta perspectiva algo más madura; a pesar de mi apariencia muchos podrían considerarme un anciano, y quizá eso me había vuelto un poco más romántico. Tener tantas cosas a mi cuidado también, para qué negarlo.

Observé los movimientos de Meneror. Sus tics, sus parpadeos, cualquier labio a medio fruncir o ceño ensombrecido mientras hablaba. Había un poco de cinismo en su rostro, pero mucho más en sus palabras. Falsa humildad en momentos, una idea razonable y, para rematarlo, un soborno en absoluto velado. Seguía sin decir qué era exactamente lo que deseaba, pero estaba muy interesado en saber mi precio. No el del Gobierno Mundial, no el de la Legión... El mío. Si no hubiese estado trabajando en ese momento habría dejado fluir una sonora carcajada, pero en su lugar bufé con cierto regodeo. Hacía tiempo que no me veía en una situación como esa, con una hiena girando a mi alrededor pidiendo carroña a cambio del precio que pidiese. Por un momento eché de menos los tiempos de Mihael Markov, y cerré los ojos para recostarme sobre el cabezal, escuchando los pasos almohadillados del mafioso por la moqueta.

- Acaba de robarme la oportunidad de preguntar si está intentando sobornarme -dije-. No me va a dar la oportunidad de hacerme el tonto, ¿verdad? Es usted todo un ladrón, don Meneror. -Chasqueé los dedos para reforzar la burla.

No sabía si es que tenía aspecto de corrupto, pero aun si lo fuese semejante descaro debería ser capaz de molestar a cualquiera. Bueno, a casi cualquiera. Yo, más o menos, entendía que Meneror mataba los nervios con movimientos audaces que debían desestabilizar a su adversario; el secreto para luchar contra él era simplemente mantenerme tranquilo, sin siquiera enervarme un mínimo.

- Pongamos que tengo un precio -respondí, finalmente-. Asumamos que no estoy contento con mi sueldo, mi seguro médico, mi casa o todo lo que mi patrón me ofrece. Digamos que tengo un precio que usted pueda pagar... ¿Qué me va a ofrecer para paliar el miedo a las represalias del Gobierno Mundial? Y, más importante aún, ¿qué puede querer alguien tan desesperadamente para ofrecer un cheque en blanco a un hombre que podría intentar detenerlo en cualquier momento?

Había varias respuestas, claro. Estaba claro que en sus palabras se ocultaba miedo tras la socarronería. Quería el perdón, pero hasta él podía percatarse de que no era un escenario muy plausible. Su carta abierta al Gobierno era casi un pulso, el desafío a una potencia, una demostración de valor temerario digna de algunos agentes.

Abrí los ojos y busqué su mirada.

- Dígame qué es lo que desea. En el fondo de su corazón, ¿qué anhela? ¿Qué motivos le llevan a buscar el cobijo del Gobierno Mundial? ¿Por qué una alianza ahora y no antes de atacarnos? Dígame, Meneror: ¿Qué ha cambiado para que tenga miedo?


Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) SenOJiN
Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) H8QN2ZN
Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) JAGjhWk
Meneror
Shichibukai
Meneror
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) Empty Re: Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) {Sáb 19 Feb 2022 - 8:59}

Empezaba a plantearme seriamente que estaba siendo más práctico tirar de un carro de bueyes con los dientes. La cosa iba progresando, lenta pero al menos iba. Este caballero era un hueso duro de roer, pero a diferencia de sus "congéneres" este al menos estaba dispuesto a escucharme. Sin embargo era obvio que él se sentía en una posición claramente de superioridad ante mi, al menos en lo que a moral no se refería, pues su tono irónico y hasta burlón me hacía plantearme en más de una ocasión el porqué había negociado con el Gobierno Mundial. ¿Por miedo? Puede ser, no voy a ser tan necio de negar algo que puede tener todo ser humano. Del mismo modo pensaba que todos teníamos un precio fuera moral o metálico, pero un precio al fin y al cabo. Y no parecía que me hubiera equivocado con mi invitado, el cual se abrió a una negociación mucho más personal.

-Le creería si me dijera que no está contento con su sueldo o su seguro médico- dije con cierto tono jocoso, pero respetuoso hasta volverse neutro- ¿Paliar? ¿Represalias? Bueno, digamos que esto no va a salir de estas cuatro paredes, por lo que dudo mucho que el Gobierno Mundial entérese de nuestra charla. El Gobierno mundial es un gigante de mil ojos, cierto es y negarlo no puedo....pero es un gigante con gran parte de esos ojos bizcos...no pueden estar pendientes de todo y de todos por más que lo intenten. Además, seguro que un hombre como vos sábese cuidar muy bien de ojos indiscretos mientras le llega una compensación por su "favor" a gusto del consumidor.

Entonces me acabé la copa mientras seguía sentado en el sofá, y fue entonces cuando mi invitado hizo la pregunta estrella. Ya había logrado que por lo menos el tema fuera más "personal", que las circunstancias no oscilaran meramente sobre el Gobierno Mundial, éramos él y yo ahora mismo. Así que sin quitarle la vista, posé el vaso sobre la mesilla, junté mis manos mientra apoyaba mis codos en las piernas y le respondí.

-Dicen que en este mundo eres una hormiga o una bota, y yo como bien sabe, soy la hormiga. Puede que sea fanfarrón, un creído y una persona de armas tomar, más no soy un necio y sé cuando hay que hacer una retirada. Como bien sabéis, la hormiga no tiene nada en contra de la bota, pues esta puede aplastarla con un simple movimiento. ¿Tengo miedo? Digamos que en parte caballero.- entonces mi tono se volvió algo más feble, casi humilde- Como le dije, sería absurdo buscar cobijo en una institución cuando no la has atacado, ya que esta no sabe ni que existes y tu importancia es prácticamente nula. Más tras los acontecimientos de mis delitos, la cosa ha cambiado, y la bota está a medio palmo de aplastarme. Desde aquellos sucesos, como podéis comprobar, no he levantado ni un dedo contra el Gobierno, mantenido me he al margen. Se preguntará por qué, porque he creado algo, en esta isla, un posible legado, una ciudad que de forma legal, me aporta más beneficios y menos problemas que mis acciones pasadas. ¿A que tengo miedo? Yo puedo morir en combate defendiendo esta isla, o defendiendo mis propiedades y todo lo que he construido, me daría igual, pero se que no puedo luchar contra los elementos. Y tarde o temprano un buque de la Legión asomará por estas costas. Nos defenderíamos si, pero sería algo meramente temporal, habría muchos muertos, yo perdería todo lo que he levantado y me vería muerto o exiliado...o sobre el cadalso.

Entonces miré la copa vacía.

-¿Tengo miedo? Si, obvio, sería un necio si no lo tuviera ¿Pues que hombre que se aprecie de serlo no lo tiene?. Por ello quiero un borrón y cuenta nueva. Puedo compensar económicamente, y como bien decís, daros un cheque en blanco a vuestras futuras peticiones. Podemos negociar. Si bien es cierto que ahora mismo la situación de poder está a vuestro favor, os lo digo como al principio de nuestra charla. Si queréis negociamos en este "parlamento", si no hay acuerdo, que sea lo que los Dioses quieran. Pero si le soy sincero, prefiero una tumba en Toussaint, a una celda en una prisión del Gobierno.

Dicho esto me quedé callado observándole, pues me había abierto a él, y debía ser la primera en mi maldita vida que me escuchaba decir "Si, tengo miedo".

-Espero haber resuelto sus dudas.


Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) XB4A0tg
Yarmin Prince
Yarmin Prince
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) Empty Re: Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) {Sáb 19 Feb 2022 - 12:05}

"Y te equivocarías", pensé para mí, no dejando que un solo atisbo de mi mente se reflejase en mi rostro. Había pocas personas que pudiesen hacer siquiera sombra a mis ingresos, y el poder social que había alcanzado hacía que casi viese a Meneror como un infante jugando a ponerse zapatos de adulto. Esa cháchara en un lenguaje anacrónico no podía enmascarar el miedo que sentía, aunque por otro lado, terminó por reconocerlo. La teatralidad, asumí, pretendía hacerlo ver menos preocupado de lo que realmente estaba, tratando de volcar una relación de poder muy desigual que se había fraguado muy rápidamente.

- Así que toda la garantía que me ofrece de que nadie se va a enterar de esto es su palabra -contesté, reflexivo-. Asumiendo que estuviese dispuesto a aceptar y, no solo eso, sino que tuviese los medios para darle lo que quiere, ¿qué debería decirle al Gobierno Mundial? ¿Que Meneror il bianco se arrepiente mucho de haber costado millones en recursos? O quizá espera que le felicite por su ingeniosa manera de llamar la atención. Nada mejor que un atentado para que todos los ojos se claven en uno, supongo.

Meneror se equivocaba en algunas cosas: Por un lado, era cierto que una bota podía aplastar fácilmente a una hormiga; no era desacertado pensar que Meneror fuese la hormiga, si cabe, y el Gobierno Mundial la bota. Sin embargo aplastar hormigas era una diversión pueril y una pérdida de tiempo. Había demasiadas a lo largo y ancho del mar, en forma de piratas, revolucionarios, maleantes varios jugando a ser mafiosos... Casi echaba de menos los tiempos de Oasis, cuando Elrik aún vivía y el Bajo Mundo se movía como un reloj. Había dejado las cosas más o menos atadas, pero con la traición de la Marina todo se había puesto patas arriba, y si bien tenía mucho más poder ahora todo era más aburrido.

- ¿Tiende usted a pasear buscando hormigas, don? -pregunté-. Tienen un comportamiento curioso: La mayoría siguen su curso sin percatarse de la amenaza, lo cual es normal porque, ¿quién perdería el tiempo aplastando hormigas? Unas pocas huyen cuando la sombra del zapato está sobre ellas. Y algunas, las que menos, se suben a la bota. Se trata de un movimiento audaz, claro, pero entonces pueden pasar dos cosas: O la mano más allá de la bota se percata y aplasta al insecto entre sus dedos -Apreté mi pulgar contra mi índice- o el insecto se escurre por la pierna, perdiéndose hasta que daña a su anfitrión. Podría ser un mordisco, una infección leve... Pero también un daño irreparable, todo por una hormiga. Usted parece la clase de hormiga que sube a la bota sin que nadie intente aplastarlo, y ahora trata de escurrirse entre los pliegues de la ropa.

Me levanté del sillón y caminé hacia el mueble bar. Con la parsimonia de un anfitrión observé cada una de las botellas, y abrí la más cara sin descorchar todavía. Cogí un vaso, al que puse dos hielos, y llené tres dedos de un whisky que parecía de buena calidad. Lo había probado más veces, y aunque no era el más exclusivo, sí lo bastante como para una ocasión especial. Alcé la mano a modo de brindis hacia Meneror, con una sonrisa inocente.

- Me he vuelto blando con los años, ¿sabe? -comencé, acercando la nariz para oler los matices de haya y enebro-. Si me hubiese tratado de sobornar en mi juventud ya me habría marchado, terriblemente ofendido y sin duda tentado de proponer una invasión a su base. -Comencé a andar hacia él y me senté en el sofá, a su lado. Casi muslo con muslo, recostado contra los cojines-. Pero ya no soy tan impetuoso, ¿sabe? Me resulta difícil negarme a una buena charla, a un buen licor... A una buena compañía.

Puse la mano sobre su pierna, acariciando desde el medio muslo hasta su rodilla. ¿Qué pensaría el singular mafioso que sería mi precio? ¿Sería capaz de intentar comprarme con su cuerpo? La idea se me antojaba demasiado graciosa, pero por el momento solo me interesaba incomodarlo.

- Pero -dije, levantándome-, el deber es el deber. Yo he venido en nombre del Gobierno Mundial, y si estuviese en su lugar asumiría que no soy el único trabajador de la agencia que está escuchando nuestra amistosa charla. -Volví al sillón, muy lentamente-. Aun así, existe una posibilidad para usted de, si tanto miedo tiene, salvarse. A cambio solo se le pide... ¿Lealtad? ¿Sumisión? Bueno, a nadie le importa postrarse a cambio de un poco de seguridad, ¿no?


Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) SenOJiN
Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) H8QN2ZN
Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) JAGjhWk
Meneror
Shichibukai
Meneror
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) Empty Re: Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) {Sáb 19 Feb 2022 - 12:24}

Sus palabras eran acertadas y no podía evitar mostrar una muesca de aprobación a través de un leve sonrisa de lado ante aquellos comentarios. Parecía que mi invitado y yo no éramos tan diferentes, no al menos en ciertos aspectos monetarios de nuestra vida. Las cosas se habían puesto mal en el mundo, y cada vez era más difícil para cualquier criminal moverse sin que el Gobierno Mundial lo supiera. Recuerdo los tiempos, cuando era más joven donde la Marina y el Gobierno eran uno, y así hacían del mundo un auténtico circo de terror. Pero la Legión era algo, que como decirlo....propio de las peores pesadillas del mundo. No, no quería tenerlos de enemigos por nada del mundo. Antes la Marina mantenía a raya al Gobierno y viceversa, pero ahora mismo la escalada de violencia del Gobierno iba a ser obvia e inevitable. Y no era el momento de granjearse más enemigos.

- Considérome un hombre de palabra, pues sin ella los hechos carecen de sentido y moralidad. Puede que sea una persona ciertamente ilegal, más todavía creo en el honor, incluso entre villanos.- dije con tono tranquilo. La excusa os la dejo a vuestra elección, pero si queréis saber mi opinión, quizás podáis decirle al Gobierno que tiene ahora a un aliado, que los apoyará económicamente entre otros factores a disposición, solventando así la pérdida económica que pudieren tener conmigo. No hay delito si ante la ausencia de dinero, se remplaza con otro dinero.

Fue entonces cuando se levantó y se dirigió la mueble bar. ¿Blando decía? No lo creo, pues este hombre parecía tener escuela, y bueno, si lo pensaba bien quizás tenía razón. Los años nos hacen bajar la guardia a todos poco a poco. Quizás sea por el cansancio de tantos años haciendo las cosas bien, que llega un momento en que te saturas. A pesar de esto y descorchar mi mejor licor, tonto no era, se sentó junto a mí. Entonces fue cuando tocó mi muslo. Si, estaba incómodo e imaginaba que eso era lo que quería él. Arqueé la ceja, pero no le dije nada. No estaba el horno para bollos. Pero que no lo vuelva a hacer. Tras esto me volví a dirigir a él.


-Lo doy por sentado, pue por muchas precauciones que tome sé que el Gobierno tiene mil ojos, pero como le dije, muchos de ellos son bizcos. Y esta charla, es segura, al menos por ahora.-dije antes de escuchar su propuesta para mi "salvación". Ciertamente la sumisión no estaba en mi agenda. De hecho no había peleado tanto por mi independencia para perderla. Una cosa era tumbar a un Markov,  y ni siquiera lo hice yo, pero otra es tumbar a toda una organización de tarados fascistas.

-Ciertamente es algo lógico, al menos en parte. ¿Lealtad? Seguro, siempre y cuando esa lealtad sea mutua, cumpliré con sumo gusto. Siempre es mejor tener un amigo que un enemigo ciertamente. ¿Sumisión? Ciertamente podríamos discutir sobre este punto, he luchado mucho por mi independencia Sr. 37 no sabe todo por lo que he pasado para ver esta isla salir adelante, y todo lo que tuve que hacer para mantener la paz, que imagino que le dará igual, pero téngalo en consideración. Una persona suele ser más leal siempre y cuando no tenga un collar apretándole el cuello.- dije antes de concluir- Me postro con la pierna izquierda, pero la derecha se sigue manteniendo a media altura y con franca independencia.


Dicho esto me acomodé en el sofá, ya me empezaba a picar el culo de estar ahí, y el puro empezaba a ser necesario.

-¿Que propone pues? Estoy dispuesto a colaborar, siempre y cuando los términos no sean excesivos- dije tranquilo con un ademán de mano.


Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) XB4A0tg
Yarmin Prince
Yarmin Prince
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) Empty Re: Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) {Sáb 19 Feb 2022 - 13:09}

- Hay algunos criminales, piratas en su mayoría -expliqué- los cuales el Gobierno Mundial puede tener a bien tomar en consideración para una alianza que mantenga el equilibrio del mundo. No es común la invitación, y suele exigirse la probada lealtad del delincuente antes de admitir siquiera a trámite el soñar con esa idea.

En realidad no era particularmente complicado ser tenido en cuenta, pero sí era extraordinariamente complejo ser admitido para el puesto. Durante siglos, el Ouka Shichibukai había estado ocupado por los piratas más peligrosos de su momento. Tanto Legan Legim como Derian Markov y Dexter Black habían formado parte de sus filas, y todos ellos habían hecho temblar el mundo tras su renuncia. La exigencia de poder físico y militar era estricta, claro, y aunque a veces se colaba gente... Normal, por decirlo de algún modo, siempre el Gobierno Mundial ganaba algo con su incorporación. Porque el Gobierno nunca perdía, y ahora menos que nunca.

- Me congratula su disposición a colaborar amistosamente; sería una desagradable sorpresa haber desperdiciado los valiosos recursos del Gobierno Mundial en un viaje vano. -Di un primer sorbo al whisky, muy despacio-. Sin embargo, no me gusta dejar cabos sueltos y una pierna libre es una coz cuando te despistas. Tenemos que trabajar seriamente en eso.

Meneror era un hombre orgulloso. Que dejase de lado parte de él ya sería un éxito para la mayoría, pero yo no formaba parte de ella. Un simple humano tal vez se contentaría con las promesas de un mafioso, pero no eran suficiente. Había cosas que no se compraban con dinero, ni tampoco con influencia. El placer de ver a una persona romper sus principios, sin embargo, era casi tan agradable como la tortura en sí misma. Los ojos poco a poco volviéndose dóciles, la luz de la libertad apagándose, esa chispa de voluntad poco a poco muriendo. No poseía el encanto artesanal de arrancar un hígado con las manos desnudas, pero venía acompañado de una descarga de dopamina que lo volvía casi adictivo.

- Podría convencer al Gobierno Mundial de que eres la persona indicada para sentarse a la mesa de las Espadas del Mar. Decirles que el poder bélico de Toussaint está más allá de la comprensión que los agentes de inteligencia que hay en esta isla puedan tener. -Dejé el vaso en la mesita y me levanté, dándome un pequeño paseo hasta un espacio vacío del salón, cercano a una ventana desde la que se podía ver el panorama de la isla-. Ciertamente has conseguido algo en este yermo, Meneror. Y sería lamentable que todo se perdiese por un triste traspiés en una isla que no importa a nadie.

Me di la vuelta. Cerraba mis manos por delante de la cintura, con los dedos entrelazados en una perfecta cremallera y miraba fijamente al mafioso.

- Podemos hacer un trato, pero no soy la clase de hombre a quien compre el dinero, las mujeres o el lujo. Sin embargo, podría hacer buen uso de un amigo leal. Arrodíllate ante mí y pídeme otra vez un trato. Entonces, lo tendrás.

Bañado por la luz del ventanal, con el rostro ensombrecido bajo el sol me mantuve esperando, expectante. Una moneda al aire; pero siempre caía en el lado correcto.


Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) SenOJiN
Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) H8QN2ZN
Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) JAGjhWk
Meneror
Shichibukai
Meneror
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) Empty Re: Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) {Sáb 19 Feb 2022 - 13:32}

Si tuviera la copa llena, se la habría escupido ante el asombro. ¿Lo que me estaba proponiendo era lo que creía que me estaba proponiendo? Y si lo que me estaba proponiendo era realmente lo que yo pensaba que em estaba proponiendo...¿Cuánta culpa tendría las tres copas que me había metido entre pecho y espalda. Treinta y siete me estaba ofreciendo un trato, un trato que exigía una prueba de lealtad. Una prueba que hasta a mi me iba a costar la vida llevarla a cabo. Me quedé mirándole antes de responderle.

-¿Probada lealtad decís? - dije algo confuso en virtud a lo que había dicho anteriormente. Por lo que procuré dejarle hablar para que expusiera su idea, y definitivamente, si, me estaba haciendo una propuesta bastante generosa. -A no ser que la pata esté agarrada con una cuerda- maticé.

No sé por qué, pero aquellas palabras me recordaban al Ouka Shichibukai , un organización de "corsarios" que elegía a los criminales más buscados y los llebaba al bando del gobierno a cambio de unos privilegios. Privilegios que me atraían enormemente. Toussaint podía beneficiarse de ellos, y claramente yo. Sería una persona al servicio del Gobierno, cierto, pero sin una diana a la espalda. Todo esto pintaba de maravilla sino fuera porque el acto de voluntad, o lealtad, que pedía 37 era, literalmente, arrodillarme ante él.

Por unos segundos me quedé mirándole con rostro neutro mientras me levantaba del sofá para ir al mueble bar. Me serví nuevamente una copa, la más cara y con mayor graduación para bebérmela de golpe mientras me quedaba de espaldas pensando. Era una buena forma de negociar, y al menos lograría grandes cosas para mi y la isla, pero ese acto de contrición me llevaba a cerder y ser "humillado" por un enviado del Gobierno. Como dije, no soy bobo, y sé cuando debía agachar la oreja. El Meneror del pasado hubiera increpado a 37, no sin antes tratar de darle una paliza por su osadía, sin embargo los tiempos cambian. Los enemigos aparecen, cada vez más fuertes, y a veces si tienes que arrodillarte, es para que luego te acuerdes como volver a levantarte. Así que volví hacia 37 dejando la copa en la mesa, y sin dudarlo al final, aunque si con cierta reticencia al principio, me arrodillé ante él, con al cabeza gacha, similar a un nombramiento de caballero. No podía creer lo que estaba haciendo, pero era necesario, tiempo habrá de corregir esto. Además, si el trato salía adelante, ambas parte saldríamos ganando.

-Os pido un trato entre mi persona y el Gobierno Mundial- dije al principio con dificultad, pero finalmente logré acabar la frase a pesar de que me mordí los dientes, solo en parte. Ya que si todo seguía su curso, un acto de contrición podía dar paso a una mistad, o al menos a un acuerdo favorable de negocio.


Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) XB4A0tg
Yarmin Prince
Yarmin Prince
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) Empty Re: Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) {Mar 22 Feb 2022 - 1:01}

No creí que fuese a ser tan fácil. Una de las cosas que el perfil de Meneror indicaba según los datos que poseía la Agencia era su increíble vanidad y ego. Que agachase la oreja tan fácilmente demostraba que estaba mucho más desesperado de lo que su carta sugería -lo cual era mucho-. Había tratado de ocultarlo durante la mayor parte de la reunión, pero no me gustaría estar en la piel de alguien que pasaba tanto miedo: Cabía la posibilidad de que tuviese verdaderos motivos para tenerlo, claro, pero también era probable que no. Al menos, por lo que venía sabiendo, no había ninguna amenaza inminente para él; no era tan relevante.

- ¿No es un momento mágico? -pregunté-. Cada vez que una persona se arrodilla es... Especial. Como que el mundo, de pronto, cobra sentido. Cada cosa en el lugar que le corresponde; los que suplican y los que conceden. Un orden natural.

Había ofrecido un trato demasiado bueno al mafioso, mucho más de lo que seguramente esperaba obtener. Dudaba, en realidad, que siquiera esperase obtener algo o como mínimo habría encontrado una bolsa llena de varias veces el precio de su cabeza sobre la mesa. Era lo mínimo que cabía esperar en una negociación seria, pero todo lo que había era un mayordomo tardón, una copa de licor medio decente y un mafioso que pretendía hacerme arriesgar mi carrera porque sí. ¿Realmente podía ser útil semejante elemento al Gobierno Mundial? Sonreí con cierta autocomplacencia. ¿Qué importaba?

- Puedes levantarte -dije-. Meneror, quiero que comprendas que otorgarte un privilegio tan importante involucra un temible esfuerzo para cualquier miembro del Gobierno Mundial. Necesito que entiendas el calibre de este favor, del mismo modo que debes saber que esto no es un regalo. Ni siquiera es una alianza. El Gobierno Mundial no confía en ti, y si los reportes de la Agencia son correctos, cualquier otra cosa sería una insensatez. Es un favor, y en algún momento reclamaré mi contraparte: Un favor, un único favor que no tendrás más remedio que cumplir. -Las reglas eran claras: Debía saber qué implicaba y a qué se exponía-. Por otro lado, no es responsabilidad mía lo que hagas con esta oportunidad. Aun si lo arruinas todo y terminan echándote por los contubernios que consientes en esta isla, voy a cobrármelo. -Tendí la mano hacia delante, ofreciéndosela para sellar el trato-. ¿Aceptas?


Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) SenOJiN
Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) H8QN2ZN
Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) JAGjhWk
Meneror
Shichibukai
Meneror
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) Empty Re: Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) {Mar 22 Feb 2022 - 8:36}

Esperaba que aquel acto de humillación por mi parte lograra que al menos, en un futuro, las cosas fueran mejor. Ahora mismo no estaba en posición de reclamar nada a nadie por dejarme en mala posición, pero en un futuro las cosas podían cambiar. Con este nuevo título se me abría un mundo de posibilidades, y quién sabe, quizás hasta me empiece a gustar colaborar con los "buenos", siempre y cuando mi bolsa esté llena y mi ego mantenido. La propuesta era demasiado golosa y buena, tanto para mi como para 37 aunque diera a entender que era un favor. Sé muy bien como funcionan los favores, y si el Gobierno me daba tantas coberturas, como si fuera un póliza de seguros, también yo debía ayudarles si me lo pedían. Al margen de esto las palabras del agente eran ciertas, e incluso las suscribía. Sabía que el favor no iba a ser precisamente pequeño, y que del mismo modo que me granjeaba amigos, también haría muchos enemigos.

Traté de incorporarme, pues los años no pasan en vano aunque seas un usuario y tomé asiento en el sofá antes de ver como la mano de 37 se extendía hacia mi. Me ofrecía el trato y el cierre de nuestra negociación. Esto se merecía un puro al acabar la sesión, o una noche de mujeres y vino como mínimo. Pero no, había que dejar todo atado y bien atado. Había mucho que hacer y mucho que planificar. Así que extendí la mano y cogí la de 37.

-Hay trato.

Las cosas iban a cambiar mucho a partir de ahora, sólo que no sabía si a mejor, o a peor.


Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) XB4A0tg
Yarmin Prince
Yarmin Prince
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) Empty Re: Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) {Miér 23 Feb 2022 - 19:44}

Cuando la mano de Meneror aferró la mía, por un momento hilos de oro surgieron de entre mis dedos, rodeándonos. Poco a poco se deshacían, mucho más despacio de lo que avanzaban, y se mantuvo brillante durante varios segundos antes de desvanecerse en un polvo que no llegó a tocar el suelo. El trato había sido sellado, y si cumplía con mi parte en su mente ya se había implantado con fuerza el hechizo. Una única petición, una orden que debería cumplir incondicionalmente: Una servidumbre perfecta. Meneror podía arruinarlo todo; podía dejar que las facciones en absoluto pacificadas de su isla lo arruinasen, que la caterva de traidores y criminales que criaba Toussaint se lo comiera o que su codicia lo llevase de nuevo a atacar al Gobierno Mundial. Podía traicionar a los ancianos, pero seguiría fiel a mí.

- Las cadenas nunca van en una sola pierna -contestaste, soltando su mano-. Por ahora, puedes estar tranquilo. Puedes tomarte el asiento que ocuparás entre las espadas del mar como un regalo. Cuando llegue el día, que tal vez no llegue, reclamaré mi parte.

Me acerqué a la maleta. Más bien al dossier de Meneror que reposaba sobre ella, y saqué dos documentos. En uno de ellos estaba escrita con la mejor gramática posible una carta de disculpa hacia el Gobierno Mundial por todos los actos que había perpetrado, así como el compromiso de restaurarlos si se le era dada la oportunidad de convertirse en guerrero del mar. Bastante más modesta que lo que el mafioso habría escrito, seguramente, pero suficiente para una justificación de cara a la galería. Estaba fechada en el mismo día que había llegado la primera misiva, mientras que el segundo era un memorándum de siete páginas en las que diversos miembros preeminentes y notables tanto de la Legión como del Cipher Pol recomendaban encarecidamente el reclutamiento de Meneror debido a su "notable influencia en el Paraíso y poder". Solo faltaba la firma del Alto General del Gobierno Mundial, la persona que debía autorizarlo todo.

- Teniendo en cuenta tu historial me imaginaba que eras dado a las decisiones impulsivas y poco meditadas, así que me tomé la libertad antes de venir de dejarlo todo atado y bien atado -expliqué-. Si firmas la carta de disculpa estoy seguro de que podré convencer al gran jefe de que firme este documento.

No era tan difícil, al fin y al cabo. Saqué una pluma de plata de mi chaqueta y, dejando la carta sobre la mesa, se la tendí.


Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) SenOJiN
Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) H8QN2ZN
Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) JAGjhWk
Meneror
Shichibukai
Meneror
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) Empty Re: Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) {Jue 24 Feb 2022 - 8:36}

Tras soltar mi mano escuché sus palabras, y podía estar bastante de acuerdo a pesar de los matices. Entonces me quedé mirándole, esta vez con rostro neutro mientras escuchaba lo de que le debía un favor, cosa comprensible. Era un hombre de palabra, al menos por el momento. El Gobierno me estaba facilitando muchas cosas, pero como era obvio, sabía que se las acabaría pagando tarde o temprano, y las palabras de 37 lo confirmaban. Es normal, pues era un cotnrato al fin y al cabo al que todos los Ouka Sichibukai se veían sometidos.

Entonces fue cuando de su maletín sacó un documento perfectamente redactado. Parecía una carta de disculpa. Me quedé ojeándola mientras 37 me daba las explicaciones pertinentes. Con una firma el trato quedaría cerrado, y yo sería, por así decirlo un corsario al servicio del Gobierno. Si me necesitaban acudía, a cambio de sendos privilegios que en verdad compensaban bastante que el Gobierno me tuviera de "amigo", realmente era un contrato de conveniencia.


Así que miré la pluma de plata que me ofrecía , y fue entonces cuando le dije.

-Oh, no se preocupe- dije con una aceno de mano deteniéndole- Ya tengo yo la mía- dije asomándome hacia mi abrigo que estaba en el respaldo y sacando del bolsillo una pluma de color obsidiana.- Me da suerte- concluí con cierta sonrisa. Uno que tiene sus manías.

Firmé el documento con mi mejor rúbrica, sentenciándome o beneficiándome de cara a un futuro. Por lo menos Toussaint estaba a salvo y eso era lo que me interesaba a grosso modo. Una vez firmado volví a guardar la pluma en mi abrigo y tras eso me dirigí a mi invitado.

-Ha sido un placer hacer tratos con usted, agente 37. Espero que nos veamos en un futuro provechoso para ambos. Cabe decir que cumpliré con mi parte del acuerdo de la mejor manera posible, y espero que el Gobierno haga lo mismo.


Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) XB4A0tg
Yarmin Prince
Yarmin Prince
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) Empty Re: Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) {Jue 24 Feb 2022 - 9:57}

Sonreí. De no haber firmado la disculpa, probablemente me habría sido más complicado justificar de cara a los cinco ancianos la elección de Meneror. Sus actos de terrorismo habían sido pocos, pero extremadamente dañinos tanto para las estructuras como la moral de enclaves estratégicos del Gobierno Mundial, y ni el mayor poder justificaba un salvoconducto como ese sin al menos una pequeña demostración de arrepentimiento. Dudaba que se arrepintiese, pero no era asunto mío entrar a valorar la moral de las personas. El Ouka Shichibukai, como tantas otras cosas, era un arma política con la que conseguir aliados en los lugares más insospechados. Ni más, ni menos.

- Solo una mera formalidad -acoté-. Los shichibukais son independientes de la Legión y del Cipher Pol. De cualquier agente del Gobierno Mundial en general, a excepción de una única persona.

Destapé la pluma y firmé el visto y place a la proposición de Meneror como miembro del Ouka Shichibukai. Mi firma no era particularmente intrincada, pero poseía una elegancia natural en las curvas. Con un único trazo, el nombre de Yarmin Prince apareció como bordado sobre el papel, rubricado apenas por una línea recta que, tachada, subrayaba la importancia de mi nombre. Una vez hecho eso, tomé ambos documentos y los guardé de nuevo en su correspondiente dossier, el cual dejé en mi maleta cuidadosamente.

- Bueno, oficialmente ya eres Shichibukai y me debes un favor -expliqué-. Ahora vamos a negociar para que el Alto General no te expulse. -En realidad aquello no era una negociación-. Tienes una fábrica de armas. No muy grande, pero lo suficiente por ahora. El Gobierno Mundial quiere la mitad de la producción a precio de coste, y la Legión un puerto seguro en el que atracar de camino a otros enclaves estratégicos. Con un puerto seguro, obviamente, me refiero a que vas a construir un puerto en la isla en los próximos seis meses en algún punto de la costa a no más de cincuenta metros de la villa. Te encargarás de conectarlo por vía terrestre a tu circuito comercial, y también levantarás una fortaleza que la Legión pueda utilizar como cuartel. Además, enviarás tus cuentas una vez al año al Gobierno Mundial para su auditoría, y si tu producción armamentística aumenta, también lo hará mi parte. Quiero también que tus buques escolten y protejan cualquier barco con bandera del Gobierno Mundial que entre en tus aguas, y si es necesario, las apoyen en batalla. Creo que eso será suficiente.

Resoplé con una sonrisa triunfal. Cuando un trato parecía demasiado bueno para serlo, lo más probable era que no lo fuese. Meneror podía no ser muy relevante todavía, pero si había logrado restaurar una isla quizá pronto lo fuese. Las manos bien atadas y las piernas enterradas en cemento; así había que tratar a los perros del Gobierno.


Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) SenOJiN
Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) H8QN2ZN
Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) JAGjhWk
Meneror
Shichibukai
Meneror
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) Empty Re: Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) {Vie 25 Feb 2022 - 15:20}

Juego, set y partido. No había mucho más que pudiera decir. Las condiciones eran. Ahora pertenecía al Ouka Sichibukai y por ello debería estar tirando poco más que cohetes. Creyendo haber firmado un buen trato me he visto condicionado para los restos. Tan celoso de la independencia de Toussaint, ahora la había convertido en un nido para la Legión a cambio de los privilegios de un perdón poco más que real. No fueron pocas las cosas que estaba pidiendo a cambio de mi firma, y pensé por un momento que también me iba a pedir los pantalones.

Pensara lo que pensara, el trato estaba hecho y firmado. Tras guardar mi pluma y viendo que todo estaba dispuesto hice un gesto a mi mayordomo, el cual seguía allí para que fuera abriéndome la puerta del despacho.

-Un placer hacer tratos con usted 37. Espero que nos volvamos a ver pronto. Así mismo espero que disfrutara de mi licor y de su estancia en mi casa. Si hubiera cualquier petición a mayores, hágamela saber por den den mismamente. Ahora si me disculpa, tengo que atender unos asuntos de vital importancia. Espero que no le moleste que yo mismo no le pueda acompañar a la puerta. Le recomendaría, si quiere, disfrutar de la isla.

Dicho esto hice un gesto con la cabeza a modo de despedida para ir hacia mi despacho.


Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) XB4A0tg
Contenido patrocinado
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) Empty Re: Si vis pacem, para Bellum (( -2) Yarmin- Meneror) {}

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.