¡10 años en activo! Hace ya 10 años que esta comunidad, todavía más antigua, encontró su lugar en OPD. Los tiempos han cambiado y los usuarios más antiguos han dado paso a las nuevas generaciones que hoy rolean, pero siempre con el mismo espíritu que nos vio nacer: Construir juntos la historia más grande jamás contada. Da igual si acabas de llegar o llevas una vida; si te quedas o te vas: Gracias por hacer de este foro un lugar mejor.
27/02La actualización ha terminado con éxito casi completo. Quedan cosas por pulir, pero en breves se solventarán.
27/02Hemos tenido un pequeño problema con las afiliaciones al cambiar de skin. Rogamos comprensión y un poco de paciencia.
27/02La lotería ha terminado. Ya no se pueden intercambiar más premios por este evento; gracias a todos por participar.
Búsquedas
Últimos Temas
El Juicio final


Ir abajo
Illje Landvik
Desconocido
Illje Landvik
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] Empty Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] {Lun 27 Dic 2021 - 15:27}

Illje se consideraba a sí misma una buena científica. Sabía que no encajaba al cien por cien en la definición tradicional; si bien le gustaba leer, pasarse el día con la cabeza enterrada en los libros no era lo que más le agradaba. Era una mujer inquieta y encontraba mucho más gratificante el trabajo manual. El laboratorio era su lugar seguro, donde más a gusto se encontraba. Creando cosas y experimentando con todo tipo de ideas, desde altamente loables hasta moralmente cuestionables. Era consciente y le gustaba esa parte de sí misma.

Como toda buena científica, había oído hablar de Ohara. No solo eso, si no que había soñado con contribuir a la gran biblioteca. Desde su caída, desgracia y reconstrucción, era una meta a la que no poca gente aspiraba. Y tras muchos años, por fin había concluido un texto que consideraba era merecedor de estar ahí.

No era un libro sesudo y árido. En realidad, podría decirse que se parecía más a un libro de recetas. En cada página había diagramas e instrucciones para crear diferentes máquinas y mecanismos. Le había llevado mucho terminarlo y todavía más pulirlo, porque era el resultado de muchos años de ensayo y error. Sin embargo, estaba acabado, era legible y comprensible por cualquiera con un mínimo de conocimiento en el campo que trataba y… era su orgullo. Ahora solo restaba ir a ofrecerlo a la biblioteca.

Debía reconocer que al poner el pie en Ohara, se sintió temblar. Desconocía los requisitos para añadir algo a la gran biblioteca y era la primera vez que trataba de producir un texto profesional, aunque solo fuera un manual y no una investigación per se. Quería hacerlo bien.

Se aseguró de que su diminuto barquito estuviera bien amarrado y le pidió a Edipo que le acompañara. El lobo mecánico no dudó en saltar a tierra firme para seguir a su dueña, moviendo la cola con energía. Illje sonrió y le dedicó un par de caricias antes de decidirse a seguir adelante. No necesitaba buscar una posada porque pensaba regresar a dormir a su cuarto, pero sí quería hacerse con el entorno antes de ir a la biblioteca. Un paseo calmaría un poco sus nervios antes de llegar a lo más importante.

Empezó a caminar por las calles de Ohara con curiosidad, alejándose del puerto y entrando en la ciudad. Le interesaba la arquitectura y los colores del lugar; eran bastante diferentes de la isla en la que había estado viviendo los últimos años y tenían una vivacidad a la que no estaba acostumbrada. Le gustaba, en realidad. Parecía un lugar muy tranquilo y agradable.


A tener en cuenta::

Ficha   -   Cronología
Arny Sanskari
Ciudadano
Arny Sanskari
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] Empty Re: Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] {Miér 29 Dic 2021 - 19:30}

-SI, JODER- resonó en el tranquilo aire de Nueva Ohara levantando una bandada de gorriones de las copas de los árboles cercanos. Sin embargo los oriundos, sin inmutarse, siguieron paseando tranquilamente o caminando en dirección a cumplir con sus obligaciones.
Una bola de pelo con pico y mucha prisa salía corriendo de un edificio solo para evitar arrollar a una niña estampándose contra un hermoso sauce llorón con un sonoro “clok”. La niña, asustada, corrió junto a su madre que estaba distraída, sentada en un banco cercano leyendo un grueso volumen que parecía interesarla intensamente.

Arny se levantó y se sacudió el polvo, odiaba estar sucio y pese a tener un cuerpo de logia, prefería mantener la apariencia de alguien sin esa clase de poder, por lo que evitaba a toda costa mostrar su intangibilidad si no era necesario. Un rápido vistazo a su mochila para comprobar que todo seguía intacto y comenzó a caminar de nuevo, esta vez más tranquilo, en dirección al árbol que servía de biblioteca y centro de conocimiento del mundo.
No dio muchos pasos sin que su sistema de electroreceptores comenzase a hormiguear señalando a una criatura que no había visto antes por la isla. Un lobo mecánico completamente funcional.
-H... Hola... ¿Puedo?- preguntó desde la distancia el ornitorrinco a la chica que acompañaba al animal, con intención de acercarse, pero sin parar de caminar en su dirección, como si aquella luz eléctrica que desprendía la maquina lo atrajese de algún modo. Antes de darse cuenta estaba arrodillado a un metro escaso de la pareja, mirando al ingenio mecánico como si de un animal vivo se tratara, casi esperando que le diera la pata como saludo -Mi nombre es Arny- se presentó ante el lobo sin darse cuenta de estar incumpliendo varias reglas de decoro y educación
-Perdóname- reaccionó al fin, mirando hacia arriba -Jeje, perdóname- repitió avergonzado -Es increíble- espetó animado mientras señalaba al animal -¿Tu lo hiciste?- preguntó con un tono entre la pregunta y la afirmación, acostumbrado a ver maravillosos inventos y genios de todo tipo por los alrededores -Yo solo llego para crear una simple linterna- dijo medio entre risas, asumiendo que le quedaba mucho por aprender aún -Aunque en verdad solo soy un navegante, que esta de paso para aprender un poco sobre el basto mundo- explicó, casi a modo de disculpa ante su inexperiencia, aunque lo cierto era que ya había memorizado y aprendido buena parte de lo que necesitaba para experimentar.

-Eres una recien llegada, ¿Verdad?- preguntó -Me habría fijado antes en una creación como esta- aclaró. Sobre todo por que los receptores eléctricos de su pico vibraban claramente indicando su presencia, pero ese detalle solo lo sabía él. -¿Necesitas guía?- se ofreció al fin.


Información de interés:
Illje Landvik
Desconocido
Illje Landvik
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] Empty Re: Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] {Jue 30 Dic 2021 - 11:59}

No esperaba mucho de Ohara. Más allá de su biblioteca tenía entendido que era una isla bastante normal, en la que no pasaban grandes cosas. No era como Dark Dome o Baristan, en las que el peligro acechaba en cada esquina. Entendía de forma tácita que su naturaleza atraería a todo tipo de gente, como a ella misma, pero eso no evitó que se sorprendiera al ver al ornitorrinco.

Durante un instante en su rostro solo hubo genuina curiosidad, mientras asentía tranquilamente y el… ¿hombre? ¿animal? La criatura, se agachaba a darle mimos a Edipo. Se presentó ante el lobo antes que ante ella, pero eso no le molestó. No era la primera persona que lo hacía. Su mascota, al fin y al cabo, llamaba mucho la atención allí a donde iba. Normal, claro. La había diseñado ella.

Por primera vez, sintió el impulso de tocar el pelo de alguien sin pedirle permiso. Se contuvo, sin embargo, y borró el asombro de su cara para sustituirlo con una pequeña sonrisa. No había que ser maleducada, no quería dar una mala impresión.

-Cuidado, es un niño de mamá.

Sin embargo, no hizo falta que le avisara. El ornitorrinco, Arny, se quedó a una distancia de seguridad y poco después de presentarse salió de su ensimismamiento y se disculpó. Illje sonrió y le acarició la cabecita a Edipo en respuesta.

-Justamente. Arny, te presento a Edipo, mi asistente. Me alegro de que te guste.

Lo decía de verdad, no por nada estaba orgullosa del lobo. Escuchó las palabras de Arny con interés y al final dio una palmada, ilusionada. Si él era de la zona y le ayudaba, era probable que su proyecto se hiciera realidad.

-¡Sí! Acabamos de llegar. La navegación es un arte complicado, conlleva mucho tiempo y uno no puede controlarlo todo. Yo soy una negada al timón.

Agarró de su bolsa el tomo que había escrito, o la versión más limpia del mismo al menos. En realidad, lo había reescrito no pocas veces en los últimos años, actualizándolo y corrigiéndolo según iba mejorando. Se lo tendió al ornitorrinco, para que pudiera verlo.

-Me gustaría ir a la gran Biblioteca. Quiero colocar este manuscrito en el sistema; no es más que un tratado de ingeniería, pero me haría muy feliz que formara parte de la gran colección de Ohara. Por casualidad no sabrás a dónde tengo que ir para pedirlo, ¿no?


A tener en cuenta::

Ficha   -   Cronología
Arny Sanskari
Ciudadano
Arny Sanskari
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] Empty Re: Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] {Miér 5 Ene 2022 - 12:21}

Arny agarro con cuidado el volumen y observo el grosor de aquel manuscrito con curiosidad -¡Wow!- exclamó -No creo que tengas problemas para incluirlo en la gran biblioteca. Yo mismo he conseguido añadir notas y apuntes y algún que otro escrito sobre gases, pero nada tan elaborado y completo como esto- explicó con tono amigable mientras pegaba un vistazo al interior, los diagramas y dibujos, las complicadas ecuaciones y cálculos que no cualquiera entendería -Hay cosas muy avanzadas y difíciles incluso para alguien que sea capaz de entender los proyectos... Me encanta- sonrió al fin, al menos la mueca de su pico dentado sugería una mueca similar.

Tras regresar el tratado de ingeniería a su legitima dueña, Arny guio el camino en dirección a la gran biblioteca.
-Te encantará este lugar- dijo el ornitorrinco en un momento dado -Si en verdad te gusta estudiar y experimentar, aprender y conocer lo que te rodea, este lugar es increíble- Sonando entusiasmado de verdad -Aunque debes tener cuidado y tomar descansos y alimentarte y esas cosas- dijo en un tono de voz más bajo moviendo el pico significativamente en una dirección, donde uno de los muchos genios que vivían perennemente en Nueva Ohara, caminaba con las manos pegadas a los costados y los codos separados, imitando el caminar de una gallina -Un firme defensor de la teoría que dice que caminar así es más aerodinámico. En cada fórum que se encuentran con su contraparte, los que piensan que deben dejar los brazos hacia atrás e inclinar la cabeza hacia adelante para ganar velocidad, tiene que intervenir seguridad- Mientras explicaba la insólita situación, alzó la voz lo suficiente como para que el hombre de mediana edad escuchara la conversación, haciendo amago de meterse y comenzar con un discurso que el mink estaba cansado de escuchar -Si, si, si tienes razón, claro, claro. Si (VAMOS) Claro, Es verdad, es verdad- Arny apremiaba a su acompañante mientras distraía al humano antes de que comenzase el debate, apurando el paso, preocupado por como pudiera reaccionar el lobo mecánico.

-A mi me costó días saber como evitar estas situaciones- explicó el navegante con la mirada perdida -Fue agotador, ¿vale? Hay muchos genios en esta isla, y no todos son... así, desde luego- aseguró -Pero también hay algunos que se han perdido en sus teorías y diagramas, y ven el mundo con una tela en los ojos que solo les permite captar algunas de las muchas verdades del mundo- dijo con genuina pena -Los hay mucho peores, pero es algo con lo que la gente que vive entre libros y estudios en esta isla han aprendido a convivir-

El paseo los llevaría por un amplio bulevar. La zona central estaba salpicada de árboles dando sombra, pero cada acera lateral era un hervidero de tiendas y comercios dedicados a todo tipo de ingredientes y materiales, herramientas o manuales -Si necesitas algo, por extraño que sea, seguro que lo hay en alguna tienda o te lo pueden traer... aunque por lo que sé, eso puede tardar años en suceder si lo que quieres es complicado de obtener- comentaba mientras señalaba a ambos lados de la vereda central por la que caminaban, alejados del tumulto, donde el animal que acompañaba a la chica podría andar más relajado -Mas adelante hay una zona con buenos restaurantes y merenderos, aunque los que estudiamos en la biblioteca aprovechamos los puestos temporales que montan cerca de la entrada. Son los dueños de los mismos restaurantes de esta zona, que a sabiendas de que muchos no dejaríamos tanto tiempo nuestros estudios para bajar hasta aquí, comer y volver. Han montado cerca de nosotros pequeñas cocinas donde pueden servir la demanda de la gran biblioteca. Ellos ganan y nosotros no perdemos tiempo, todos salimos ganando- reía el mink mientras explicaba los entresijos de la isla a la recién llegada de camino a la biblioteca. -¿Piensas quedarte mucho tiempo?-


Información de interés:
Illje Landvik
Desconocido
Illje Landvik
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] Empty Re: Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] {Jue 6 Ene 2022 - 9:38}

Illje sintió que se derretía. ¿Se estaba sonrojando? Era probable. Sacudió una mano como intentando quitarle hierro al asunto. Era la primera vez que alguien halagaba sus escritos y después de todo el trabajo que tenía el pequeño librito sentaba fenomenalmente bien oír algo así. Por otro lado, ¡esa persona también había publicado algo en el sistema! Había tenido mucha suerte. Sin duda él sabría cómo hacer para poder meter su librito en la Gran Biblioteca de Ohara.

Empezó a caminar y la conejita le siguió, atenta a sus palabras. Tal y como describía el sitio, parecía que Illje había llegado a su lugar ideal. En realidad, por mucho que le gustara estudiar y aprender estaba segura de que no tardaría en querer volver al agua, pero era tremendamente agradable saber que existían sitios así… y que ella era más que bienvenida en ellos. Estaba encandilada, pero no tardó mucho en encontrarse de bruces con la realidad. Y la realidad aparecía en forma de científicos que caminaban como gallinas.

Entendió la explicación de Arny a la primera, cosa que le preocupó un poco. Ella también esbozó una pequeña sonrisa de cortesía ante el árido discurso del desconocido, mientras empujaba a Edipo para que se quedara detrás de ella. Si le veía, no saldrían de ahí en la vida. Se fue girando, con el lobo tras sus piernas todo el tiempo, mientras sonreía y asentía. Cuando por fin pudo acabar de darse la vuelta y seguir al ornitorrinco, suspiró aliviada antes de soltar una carcajada.

-¡Es increíble! Sí que suena agotador, pero por otro lado… ¿en dónde más encontrarías gente tan avocada a su trabajo? Ahora no quiero hablar con él, pero si un día sintiera la necesidad de pasar cuatro horas hablando de procesos de refrigeración ¡solo tendría que abrir la puerta o la ventana y alzar una mano! En pequeñas dosis, suena como un paraíso. En pequeñas dosis.

Pronto el paseo les llevó por un bulevar. Illje miró a todas partes, maravillada. Había todo tipo de tiendas y talleres y solo mirando los escaparates se le ocurrieron tres nuevos proyectos. Empezaba a tener muchas ganas de agarrar sus herramientas y en lugar de eso acarició compulsivamente la cabecita de Edipo. El lobot, entendiendo lo que pasaba, le mordió suavemente los dedos para sacarla del ensimismamiento y aulló metálicamente un par de veces en voz baja. Illje rió para sus adentros. Tenía razón, no era momento de ponerse a gastar a lo loco.

La mención de los cocineros y restaurantes le hizo pensar en Claude. ¿Dónde estaría ahora? Le echaba de menos. Estaba segura de que la comida de esa gente estaba rica, pero no sería lo mismo. Tenía que encontrarle, antes o después. Cuando Arny le preguntó si pensaba quedarse mucho tiempo negó con la cabeza.

-No, no lo creo. Todavía tengo muchas cosas que hacer ahí fuera. Sin embargo, creo que me quedaré un par de semanas. Quiero publicar el manuscrito y quizá aproveche para hacer un par de experimentos aprovechando la cantidad de material que hay aquí.

Se quedó pensando. El taller de Baristan estaba siendo un éxito y aquí había mucho científico loco. Quizá pudiera abrir una sucursal.

-Dime, Arny… ¿hay muchos accidentes por aquí?


A tener en cuenta::

Ficha   -   Cronología
Arny Sanskari
Ciudadano
Arny Sanskari
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] Empty Re: Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] {Mar 11 Ene 2022 - 12:23}

-¿Accidentes?- preguntó con los ojos muy abiertos, con gesto de no saber si era una broma o la chica preguntaba en serio -... accidentes... bueno... si. La verdad es que suelen ocurrir alguna que otra explosión, quemaduras con ácidos, intoxicaciones por material en suspensión en el aire, como gases o desechos de combustiones, bueno... ya sabes, cosas de laboratorios- respondió el ornitorrinco, que no podía negar la posibilidad bastante alta de accidentes en un lugar donde el estudio y la experimentación eran la trama central y razón de ser.

Como si una nube hubiera cubierto el cielo de Nueva Ohara, la pareja se sumió en la sombra al entrar dentro de los dominios del asombroso árbol biblioteca. La extensa copa ocultaba la luz solar hasta tal punto que la entrada y zonas circundantes al amplio tronco siempre disfrutaban de un par de grados de temperatura menos que el resto de la isla. -La entrada principal, por donde se entra habitualmente, esta justo delante- comentó de manera obvia el mink tras aparecer el monumental arco de entrada a la vista de la pareja -En la misma entrada hay un puesto de información a la izquierda, tras el mostrador, un pasillo con varias salas sirven de oficinas de patentes, donde puedes registrar inventos, teorías y creaciones. No creo que tengas problema para incluir tu tratado- sonrió -Hay teorías muy locas que se han publicado, hay teorías y escritos repetidos en casi todas las materias enfocando el asunto desde perspectivas diferentes, o complementando otras ya existentes. Por lo que este lugar es un pozo de sabiduría en el que están acostumbrados a registrar cada gota de conocimiento que entre. Sea lo que sea, y el tuyo es muy completo- explicó Arny mientras se acercaban caminando por la plaza empedrada que rodeaba la biblioteca. Varios puestos parecidos a cocinas portátiles, con los letreros de los restaurantes que habían visto antes, aguardaban vacíos a la hora de la comida a la izquierda de la plaza. El lugar, más parecido a una clase al aire libre que un lugar de reunión convencional, estaba salpicado de grupos de bancos orientados hacia el mismo lugar, como si la zona hubiera sido dividida para albergar varios ponentes a la vez repartidos por toda la sombra del árbol de la sabiduría -Habitualmente se celebran reuniones donde diferentes expertos explican sus descubrimientos y la plaza se llena de gente- decía Arny al pasar por la zona con su acompañante.

La enorme y majestuosa puerta de madera maciza permanecía siempre abierta para todos -El lugar permanece activo todos los días, todo el día. Y dependiendo de la hora, podría resultar casi una pesadilla encontrar los volúmenes que necesitas para continuar con tus estudios- decía el ornitorrinco mientras acariciaba con cariño el marco de la entrada -Pero este lugar es increíble- Decía con absoluta convicción el mink, quien había encontrado la entrada a un mundo mucho más amplio de lo que jamás pudo soñar en aquel sitio.

El recibidor de la entrada ya traía aroma a papel y madera, a humanidad y tinta -Bienvenida- dijo Arny señalando al mostrador donde dos hombres y una mujer parecían enfrascados en realizar copias de los registros del día, las entradas y salidas y los acontecimientos próximos para preparar cartelería -Hola chicos- saludó Arny -Buenos días- contestaron los tres casi al unísono -Vamos a patentes, ¿vale?- -Claro, pasa- dijo la mujer, que vagamente había levantado la vista de lo que estaba haciendo.
El ornitorrinco guio el camino por el pasillo donde la chica podría registrar sus conocimientos en el gran árbol -Cualquiera de estas salas puede servir a tu cometido, se quedarán tu escrito una temporada, hasta que lo lean y copien y te lo devolverán. Durante ese periodo te entregarán un resguardo, ¡no lo pierdas! Pues te servirá para acelerar todo el proceso para la firma y recogida del original, créeme- aseguró el mink mientras invitaba a Illje a entrar en cualquiera de las salas.


Información de interés:
Illje Landvik
Desconocido
Illje Landvik
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] Empty Re: Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] {Vie 14 Ene 2022 - 11:34}

Illje sonrió con ganas al oír la respuesta del ornitorrinco. Por supuesto que había muchos accidentes, ¿qué se había pensado? Estaba decidido. En cuanto colocara el manuscrito, compraría un taller y empezaría  a montar una sucursal de Landvick Inc. En realidad, le encantaría que su empresa llevara el apellido de su padre, pero eso todavía no podía ser. Su tío y sus primos se habían encargado de utilizar ese nombre y no valía la pena atraer atención indeseada. Tarde o temprano, se haría con su empresa. Y tarde o temprano, reclamaría el apellido como la única heredera.

Dejó de pensar en sus cosas en el momento en el que entraron en la sombra del árbol. El cambio de temperatura hizo que se le erizaran los pelos de la nuca y alzara la cabeza. Por encima, muy por encima de ella, las ramas se abrían camino en todas direcciones, cubriéndoles y protegiéndoles. La conejita sonrió. Era un lugar muy acogedor.

Fue anotando mentalmente cada detalle que le contaba Arny, sabiendo que iba a necesitarlo más tarde. Edipo se pegó un poco más a ella; había atraído algunas miradas y no le gustaba demasiado. Illje le acarició el lomo distraídamente mientras seguía mirando a su alrededor persiguiendo los pasos del ornitorrinco. Le llamó especialmente la atención la plaza en la que todos se juntaban para escuchar lo nuevos descubrimientos. Una vez abriera su sucursal de prótesis podía dejarse caer por ahí. Parecía una buena manera de hacer publicidad…

En cuanto el olor a papel y tinta empezó a rodearlos, la conejita sintió como se relajaba. Siempre era acogedor entrar en una biblioteca, más aún una de este calibre. Saludó con educación a la gente de Registros, sin querer distraerlos demasiado de su importante tarea. A juzgar por el tamaño de las listas que podía ver desde ahí, estaban hasta arriba de trabajo. Siguió a Arny por el pasillo y al final se decidió por una sala de puerta hecha de madera de haya, pintada de un brillante color rojo.

Para su sorpresa, al otro lado de la puerta había un mink, como ella, un hombre búho de gafitas redondas sentado tras un mostrador.

-Buenos días, me gustaría registrar una patente.

Esperaba haber entendido bien el proceso. El búho le invitó a tomar asiento y tras ojear su escrito asintió para sí y tras rellenar un par de documentos le entregó el resguardo que le había anticipado Arny. Illje lo guardó llena de júbilo con mucho cuidado y salió con una sonrisa de oreja a oreja.

-¡Está listo! Me ha dicho que vuelva en tres días. ¡No me lo puedo creer! ¡He publicado en la Gran Biblioteca de Ohara!

Siguiendo un impulso, le dio un abrazo al ornitorrinco antes de separarse y dar un par de saltitos. Oh, tenía que contárselo a Claude. ¡En cuanto le viera!

-Muchas gracias, de verdad. Has sido de gran ayuda, ¿puedo devolvértelo de alguna manera?


A tener en cuenta::

Ficha   -   Cronología
Arny Sanskari
Ciudadano
Arny Sanskari
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] Empty Re: Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] {Lun 17 Ene 2022 - 11:07}

En cuanto la chica con orejas de coneja entro por la puerta, el ornitorrinco no pudo evitar sentir cierta nostalgia. Hacía años, mucho antes de salir de Ohara con la expedición de Wangston, él mismo había presentado algún que otro invento en aquellas mismas oficinas. Arny no pretendía regresar a la biblioteca, había llegado a la isla en busca de los diseños originales que dibujó en su momento para la construcción de su linterna, guardados en el hostal donde se albergaba. Pero el hecho de tal fortuito encuentro fue tomado como una señal del destino para pegar un penúltimo vistazo a la que fue su casa durante tanto tiempo.

Arny se sentó a esperar la resolución de la patente de Illje en uno de los asientos de la sala de espera casi sin ver lo que hacía, pues sus ojos solo veían los recuerdos de aquella época de aprendizaje con el corazón feliz por todo lo que había conseguido hasta ahora.
Le gustaría quedarse una temporada, pero el mink sabía que Mimi lo esperaba al otro lado de la Red Line, su nueva vida, sus bacterias y sus estudios sobre la climatología del paraíso lo esperaban y era algo a lo que deseaba volver.

La cara de la muchacha brillaba con su propia luz al salir de la oficina de patentes, pletórica, alegre, la chica abrazo al ornitorrinco que, con gesto torpe por lo inesperado, regresó el abrazo intentando no pisar a Illje, mientras giraba la cabeza para evitar golpes con el pico -Me alegro- exclamó Arny en cuanto pudo -Ahora no pierdas ese maldito papel- rio -La burocracia puede ser agotadora jajajaja-

-¿Devolvérmelo dices?- preguntó Arny con mirada pensativa. Haber llegado hasta ahí y provocar aquel torrente de recuerdos lo llevó inevitablemente a recordar cada momento especial que vivió en aquel sitio -¿Te importaría acompañarme a un callejón?- preguntó entonces mientras indicaba con la mano a su acompañante para salir de la biblioteca -Jaja se que no suena a pregunta que nadie haría, pero la verdad es que el lugar es un callejón- explicó -Además, si vas a estar por aquí tres días necesitarás saber donde están los buenos restaurantes y tiendas- Arny esperaba que los vendedores que conocía siguieran con sus negocios, pero si de algo estaba seguro era de que el tiempo en aquella isla pasaba de manera diferente a otros lugares en los que había estado. En aquel lugar todo parecía llevar otro ritmo, una calma especial que hacía que todo pareciera estancado en un mismo año, por lo que confiaba plenamente en encontrar todo en su lugar.


Información de interés:
Illje Landvik
Desconocido
Illje Landvik
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] Empty Re: Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] {Sáb 22 Ene 2022 - 10:53}

Nada más Arny lo mencionó, Illje se palpó el bolsillo en el que acababa de meter el recibo y sonrió al comprobar que seguía allí. Si se lo decía, era porque tenía experiencia. La conejita no iba a arriesgarse; le hacía demasiada ilusión.

La pregunta fue extraña. Illje respondió antes de que continuara siquiera la frase.

-Sí.- dijo, parpadeando.- Claro que sí.

Seguir a un ornitorrinco hasta un callejón. Claro, ¿por qué no? Tenía que tener un motivo para ello, era obvio. Y le había ayudado con su patente, Arny era una persona de fiar. Desde las patas hasta la punta del pico, Illje estaba convencida. Además, en una isla como Nueva Ohara… todo lo que pudiera estar en un callejón le sonaba, ante todo, interesante. En sitios como Baristán o Dark Dome… oh, bueno. Drogadictos, pendencieros, todo tipo de negocios turbios y peligrosos. ¿Aquí? Igual se equivocaba, pero lo dudaba.

Tenía mucho que ver que en su camino hasta allá habían pasado no pocas tiendas, muchas de ellas dispensarios y fuentes de ingredientes con los que se podían crear todo tipo de drogas. Normalmente no se utilizaban para eso, claro, e Illje lo sabía. Pero no dolía conocer las otras recetas. No para sí misma. No le gustaban esas cosas. Pero estimulantes, sedantes y alucinógenos eran una herramienta sorprendentemente útil según la situación.

Y entonces Arny acabó la frase e Illje se rió. ¡Por supuesto! Un restaurante o una tienda. Lo dicho, mucho más propio de un lugar como Nueva Ohara. Y ahora que lo decía, tenía algo de hambre. No había comido desde que había desembarcado y el paseo que habían dado se había alargado sin que se diera cuenta.

Echó a caminar, siguiendo sus indicaciones. Y, entre tanto, decidió contarle su idea al ornitorrinco. Conocía el lugar, era probable que supiera decirle hasta que punto era viable o una pérdida de tiempo.

-Verás, me dedico a muchas cosas, pero una de las que mejor me salen - no su favorita. Desde luego no su favorita.- son las prótesis. Brazos, piernas, ojos, dedos… mecánicas y estéticas, tanto realistas como bellamente decoradas. Lo cierto es que me gustan más los tatuajes, lo que en esto es una ventaja, claro.

Procedió a contarle cómo había hecho una pequeña sucursal de su negocio en Baristán. Si pudiera comprar un local aquí, instalar una cadena de montaje con sus prototipos y contratar a un par de personas para que llevaran el negocio en su lugar debería ser chupado.

-¿Qué dices? ¿Crees que aquí la gente necesita miembros de repuesto?

Le miró con una sonrisa de oreja a oreja. Hacía buen día y le alegraba estar en esa isla, de entre todos los lugares.


A tener en cuenta::

Ficha   -   Cronología
Arny Sanskari
Ciudadano
Arny Sanskari
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] Empty Re: Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] {Mar 25 Ene 2022 - 12:37}

Arny sabía que la pregunta era extraña formulada de aquella manera, ni siquiera se paró a pensar la forma en la que lo estaba preguntando, pero la rapidez con la que aquella chica había respondido le dejaba claro al ornitorrinco que, o bien hacía las cosas sin pensar, por impulso, o era una inconsciente total. El mink sabía de las calamidades que el mundo tiene para ofrecer. Variadas, escabrosas y peligrosamente mortales, pero aquella chica aceptaba la invitación soltada al azar por un desconocido de ir a un callejón como si de ir a un picnic se tratase. -Bueno, esta vez ha salido así- pensó Arny, tomando nota mental para intentar pensar antes de hablar en las siguientes ocasiones, cosa que sabía, no iba a pasar por que Arny era así.

El paseo discurrió por las calles más alejadas del centro de Nueva Ohara para evitar percances con aquel hermoso animal mecánico y la curiosidad de los transeúntes de una isla acostumbrada a lo extraño. Alejados del bullicio, las tiendas y las zonas más comunes para comer y pasar el día entre libros, juegos educativos y alguna que otra cerveza de importación, el ornitorrinco guio el camino por los senderos que tan bien conocía. Senderos secundarios al amparo del anonimato, donde los patios traseros de las casas se encaraban unos con otros a cada lado de la calle, donde la gente camina deprisa, dispuesta a llegar al lugar de destino lo más rápido posible. El tipo de calles que no se visitan estando de turismo en una ciudad que no se conoce. Pero lejos de resultar peligroso, la tranquilidad de aquel lugar más alejado del ruido de los comercios, resultaba un oasis de paz en un lugar que nunca duerme.

Tras un largo callejeo por vías secundarias llegaron a una zona cercana al puerto, donde un cúmulo de gente, más grande o más pequeño, siempre estaba presente, turistas y locales que se acercaban a aquel recóndito lugar solo por una razón -Quería enseñarte esto- explico entonces Arny, que hasta entonces había seguido la conversación de la conejita con interés, respondiendo a sus preguntas y atendiendo a sus explicaciones como si de una clase de mercadotecnia se tratase, algo muy lejano al mink, pero no desconocido. Claro que aquella desconocida sabía lo que hacía. En cualquier lugar donde se trabaje con las manos o se investiguen cosas con potencial peligroso, hay gente que ha perdido un miembro. Sus preguntas trataban de confirmar lo que sus ojos la decían, y las respuestas que quería escuchar fueron dichas por el ornitorrinco, confirmando sus sospechas.
Arny temía el momento de llegar y que hubieran borrado el mural, su mural. Pero el creciente numero de personas al aproximarse al lugar despejó los temores del artista, que pudo observar, con el corazón en un puño, como la gente admiraba su primera obra -Un Arnksy autentico, nadie sabe quien lo hizo, pero como puedes ver atrae la atención de bastante gente, dicen que desprende algo especial...- explicaba a su compañera, moviéndose a espaldas de la gente, que miraban a una pared al fondo de un callejón al que no se podía pasar como medida de seguridad para preservar la obra.
graffiti:
-Es curioso que lo hicieran tras mi restaurante favorito de toda Ohara- dijo el mink tras unos largos segundos de silencio en los que parecía que su mente se hubiera desconectado del mundo real. Segundos en los que su cuerpo parecía temblar y volverse transparente como una ilusión óptica en un día caluroso. Tras caminar apenas unos metros y un par de giros a la izquierda “La nutria sabrosona” apareció ante Arny y sus acompañantes -El mejor de toda la isla, te lo aseguro, está tan cerca del puerto que muchos marineros vienen aquí. Es un lugar apartado y tranquilo, donde nadie se molestará en hacer preguntas tontas- explicó señalando con una sonrisa al lobo y a sí mismo, que era posiblemente de lo más raro que nadie vería jamás gracias a su ensalada genética -Además tienen toda clase de comida y bebida importada de estraperlo por los habituales que se llevan bien con el dueño, aquí puedes pedir lo que quieras... lo malo...- dijo mientras abría la puerta del local -Es.. que es un poco sucio-
Restos de comida y cierta basura adornaban las tablas del suelo cerca de la barra. Un gran numero de huesos de pollo limpios de carne y servilletas básicamente. Aquel lugar tenía el pollo frito como especialidad y el ambiente grasiento de las paredes cercanas a la cocina y la barra, eran prueba fehaciente de ello. Los restos en el suelo se limpiaban periódicamente, pero los marineros, estibadores y trabajadores del puerto en general llegaban hambrientos a aquel sitio y devoraban el equivalente a media granja en alitas y muslitos en apenas media hora. -Permíteme que limpie esto, es un segundo- pidió señalando una mesa libre -Aquí están acostumbrados ya a mis manías- explicó mientras sacaba algo de su mochila y guiñaba un ojo a su acompañante.
En su mano, una linterna aparentemente normal tirando a mala por su baja iluminación. Luz que disminuyo aun más al colocar un extraño cristal de color oscuro sobre el cristal. El ornitorrinco pasaba la punta de aquella cosa cerca de la superficie de la mesa y las sillas con destreza, repasando cada parte meticulosamente. Tras terminar de aparentemente no hacer nada, señalo a la conejita que ya podía sentarse -Es una linterna germicida, al menos en esa función...- explicó -Veras, por aquí pasa mucha gnte de muchos lugares diferentes y... bueno... nunca se sab- -ARNANCIO, HIJO DE MIL ESPECIES, PENSÉ QUE NO VOLVERIA A VERTE POR AQUÍ, PERO HAS VUELTO- Se escuchó desde la barra.
Un enorme humano, orondo, rubenesco y bigotón, saludaba al ornitorrinco -TU TIENES CLARA LA TUYA, EH, CERDITO- respondió Arny con un tono divertido en la voz y ambos comenzaron a reír a carcajadas -UN CUBO DE ALITAS PARA LA MESA DEL PATO RARO... INVITA LA CASA- gritó entonces el tabernero de regreso a la cocina, dedicando una mirada de bienvenida al mink -Hay cosas que nunca cambian por muchos años que pasen- se disculpo el mink ante Illje.


Información de interés:
Illje Landvik
Desconocido
Illje Landvik
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] Empty Re: Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] {Miér 26 Ene 2022 - 11:51}

Arny fue lo bastante considerado como para alejarse de las calles principales. No les convenía que la gente viera a Edipo, más que nada porque todos querrían pararles y preguntarles un montón de cosas y aunque Illje lo entendía, no era el momento. Jamás habrían llegado a su destino, así que la conejita lo agradecía. De todas formas, solía ser la mejor ruta para visitar ciudades. Lejos del ajetreo y de las atracciones turísticas era justo donde se veían las verdaderas caras que tenía un lugar. Nueva Ohara parecía pacífica y acogedora incluso en sus rincones más recónditos.

Pronto, Illje comenzó a oír el mar de nuevo. Estaban cerca del puerto. Arny le confirmó sus sospechas mientras acababan de avanzar. También allí había oportunidad de negocio, por supuesto. ¡Estaba decidido, entonces! Pero antes de correr a comprar un local, quería saber qué quería enseñarle Arny. No tardó en averiguarlo.

La gente se arremolinaba alrededor de la obra. Arny le comentó que nadie conocía al autor, pero eso no impedía que la gente lo apreciase. De un solo vistazo, Illje entendió por qué. Se abrió paso entre los curiosos para examinarlo de cerca, curiosa e interesada. La composición era bonita y el diseño evocador, pero eso no era lo que quería comprobar. Los colores eran lo que más le interesaba. Eran vibrantes, estaban bien mezclados y escogidos. ¿Qué tinta habría utilizado? No sabía mucho acerca de los componentes para hacer murales y su mente estaba comparándolos con los necesarios para hacer tatuajes, más cercano a sus habilidades. Fuera como fuera, era un hecho que resultaba una obra de arte.

Solo se apartó al escucharle hablar de un restaurante. Se le alzaron las orejas, el estómago le gruño y en cuestión de segundos se había apartado de la marabunta y seguía al ornitorrinco con una sonrisa en la cara. La Nutria Sabrosona estaba justo al lado y alimentaba solo del olor que desprendía.

-El mural es una pasada. Estoy segura de que este sitio lo será también; estoy aprendiendo a fiarme de tus estándares.- Dijo con una sonrisa, siguiéndole.

¿Un poco sucio? No sería para tanto, o al menos eso pensó hasta que entraron. El lugar parecía asalvajado y recién utilizado. Se sentó en la mesa que le señaló Arny con una pequeña sonrisa. ¿Iba a limpiarlo él? A lo mejor el hecho de que fuera su favorito no era algo exactamente objetivo. Agradeció el numerito de la linterna, sin embargo. Estaba vacunada, pero no tenía ganas de salir de allí con cagalera. Mucho mejor asegurarse.

El dueño, o el cocinero, o alguien que claramente era parte del local, salió dando gritos de la parte de atrás. Illje dio un pequeño salto en el sitio, antes de sonreír de oreja a oreja. Había gente que simplemente te ponía contenta y ese individuo y su actitud exudaban serotonina natural. Observó la reunión mientras acariciaba a Edipo de forma distraída y saludó al hombre con la mano cuando este la miró.

-No te preocupes.- le aseguró al recién bautizado 'pato raro'.- Estoy deseando probar esas alitas, ni siquiera recuerdo si he desayunado. ¿Crees que podríamos pedir además unas patatas? Si juzgo la cantidad de clientes por el desorden que hay, tiene pinta de que va a estar delicioso.


A tener en cuenta::

Ficha   -   Cronología
Arny Sanskari
Ciudadano
Arny Sanskari
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] Empty Re: Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] {Mar 1 Feb 2022 - 12:58}

La comida transcurría entre numerosas raciones de diferentes cosas. Múltiples platos de pescaditos fritos, tortilla hecha con huevos importados, revueltos de verduras y croquetas. Humeantes y sabrosas croquetas de lo que tenían por la cocina y había sobrado esa semana. Todo eso regado con varias copas de la bebida de tu elección.
La tasca potenciaba el buen humor por la relajación de sentirse como en casa. El cocinero, un maestro de los fogones, conocía un puñado de platos extranjeros lo suficientemente comunes en otros mares, como para que cualquiera proveniente de aquel lugar, pudiera probar algo similar a lo de su propio hogar. Por lo tanto, las largas y cansadas caras de los marinos que ingresaban al lugar pronto se tornaban alegres y animadas.

En un momento dado, una pequeña discusión espoleada por el ron llevó a los hombres sentados en dos mesas a gritarse unos a otros hasta que la cosa se les fue de las manos. Cuatro curtidos marinos rodearon la mesa de dos estibadores del puerto. Todo aquel dedicado al mar y algunos ajenos sabían que los marineros aprovechaban los viajes de un lugar a otro para transportar cosas escondidas y sacarse un dinero extra. Pero todo el mundo sabía también que era un tabú que no debía decirse en alto. Por lo que la broma se les fue de las manos entre aquellos hombres carentes de tacto y acabaron a golpes encima de las mesas, derramando las bebidas y los platos por el suelo.
-Atenta ahora- dijo el mink, justo antes de que el encargado saliera de nuevo a la barra con dos sartenes. Una al rojo vivo y la otra con aspecto helado, desprendiendo cierto vaho a su paso. Las agarraba por el mango como si no sintiera nada, y en su mirada, moraba la muerte -Como un rey marino- susurró Arny -Así lo apodan por aquí, “Rey Marino”- explicó el navegante con un escalofrío, mientras aquel tipo golpeaba una sartén con la otra justo al lado del grupo que peleaba. El efecto de aquel golpe hizo llover un montón de chispas sobre los hombres que por algún motivo se habían quedado en shock al oír el sonido metálico tras ellos. El respirar pesado del encargado hacía temblar las ropas de aquellos experimentados hombres de mar, que incapaces de moverse de sus posiciones, recibieron una lluvia de sartenazos que resonó por todo el local atrayendo a los transeúntes, que se agolpaban en las ventanas a observar, entusiasmados, como el rey marino se cobraba nuevas victimas.
Tras lanzar la sartén helada hacia la puerta del local sin mirar y golpear en el pomo de manera perfecta, la puerta se abrió de par en par para dejar salir a seis hombres adultos y maduros llorando abiertamente por dos motivos. El sartenazo ardiente que llevaban en el culo, más todos los demás, y por que sabían que tenían vetada la entrada a su restaurante favorito por una buena temporada por tirar la comida al suelo.

El rey marino regreso a la cocina con la mirada encendida tras recoger la sartén lanzada que por una suerte de rebotes había regresado a su mano. Ahora aparentemente siendo una sartén completamente normal. Así como la otra, que había perdido su color incandescente para regresar a su negruzco original.
-Comida con espectáculo- se encogía de hombros el ornitorrinco mientras mordisqueaba un bollo de pan horneado con chorizo y queso en su interior.


Información de interés:
Illje Landvik
Desconocido
Illje Landvik
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] Empty Re: Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] {Dom 6 Feb 2022 - 10:32}

Pensándolo bien y en retrospectiva, era bueno que no hubiera desayunado. Illje había pedido patatas, pero el desfile de platos y platillos que empezó a desfilar hasta su mesa no tenía comparación. Su favorito hasta el momento eran las croquetas, porque habían traído varias y de alguna manera cada una tenía un sabor ligeramente distinto. Doradas hasta la perfección, estaban crujientes y se deshacían en la boca a cada bocado. Deliciosas, simplemente. Y, aún así, no opacaban el resto de platos. Simplemente, no podían.

A Illje le gustaban las cosas buenas. Seda fina, ropa hecha a medida. Pinturas de la más alta calidad, sin importar el medio. Sus herramientas de cirugía e ingeniería, siempre esterilizadas y pulidas. Ese gusto no frenaba en cuanto a comida se refería, pero sí se ampliaba. El vino tinto que le habían servido con la comida, a petición suya, no era caro o complejo, pero encajaba de forma ideal con todos los platos. Con el restaurante entero. No estaba allí por la calidad de la comida, que era buena pero no única, estaba allí por una experiencia que sería irrepetible en cualquier otro lugar con una historia diferente. Y la conejita lo sabía.

Las palomitas, ubicadas de alguna manera entre lo que calculaba eran los segundos y lo que vendría a ser el postre, llegaron justo a tiempo. Illje se cambió de sitio para estar junto a Arny en lugar de frente a él y miró a donde él le mandaba. La pelea estaba escalando, pero no tuvo oportunidad de llegar a mayores.

-El rey marino…- musitó la conejita, encandilada.

Era todo un espectáculo. No podía quitar los ojos de las sartenes, pero tampoco quería. El cocinero las manejaba como si fueran nada y daba los golpes con lo que parecían ser años de experiencia. Ni siquiera le cambiaba la cara mientras los azotaba y el perfecto sonido que resonó por el local cuando una de las sartenes dio en el pomo de la puerta le dijo que esto había sucedido muchas veces antes. Illje regresó a su sitio mientras reía entre dientes.

-Es un gran espectáculo. No esperaba encontrar algo así aquí, lleno de tanta gente de laboratorio, pero debo decir que se agradece.

No era un insulto. Los científicos tendían a quedarse en sus estudios; el tiempo pasaba volando cuando estabas inmerso en una nueva creación, lo sabía por experiencia. Y cuando la mayor parte de la población está inmersa en sus propios proyectos, era raro que surgieran peleas. Pero claro, la gente que acababa de salir escocida por la puerta no eran precisamente científicos, o al menos no tenían pinta.

-Imagino que son el tipo de personas que trae suministros, ¿no? – preguntó con interés, agarrando un bollo de crema. Habían traído los postres y de alguna manera, todavía tenía algo de sitio para ellos. Estaban riquísimos.- Gracias por traerme aquí. Creo que debe ser de los mejores rincones de Nueva Ohara.

Lo decía en serio. Entre unas cosas y otras, la experiencia estaba siendo inolvidable.


A tener en cuenta::

Ficha   -   Cronología
Arny Sanskari
Ciudadano
Arny Sanskari
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] Empty Re: Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] {Lun 7 Feb 2022 - 15:51}

-Marineros y trabajadores del puerto- respondía el ornitorrinco con el pico lleno de crema pastelera y chocolate blanco -Este es un sitio más orientado a gente sin civilizar que el resto de la isla. Por eso es tan autentico- decía el mink -Alimentarán a cualquiera con hambre que se acerque, pero todos aquellos que desaprovechen la comida se llevaran un recuerdo desagradable de este establecimiento... y de su jefe de cocina- terminaba entre risas.

Las despedidas no fueron lacrimógenas, no en un lugar como aquel, no entre gentes de mar. La despedida de Arny con el rey marino fue corta y breve. Un apretón de manos y una mirada que lo decía todo, acompañado de buenos deseos para el futuro era más que suficiente. Pues cuando la gente de mar se despedía, sabía que podía ser la ultima vez.

A la salida, el ornitorrinco rebusco entre sus cosas y saco un pliego de papel tamaño doble folio con un detallado mapa de la isla y se lo tendió a la chica -Puedes quedarte con ese, tengo más copias, incluso podría recrearlo de memoria- sonrió. El mapa, tenía resaltados los lugares más importantes, así como las tiendas, almacenes y restaurantes especializados. Los lugares de los alrededores con los claros y las grutas identificadas e información detallada de cada zona. -Lo hice hace mucho tiempo, es posible que alguna cosa haya cambiado- aclaró -Sobre todo alguna tienda o almacén, pero todo lo demás debería seguir tal cual- explicó apuntando con una de sus puntiagudas garras -Y si me permites la observación, en esta zona de aquí- señaló -Es una de las mejores para el tipo de negocio que quieres. Esta cerca del almacén de suministros y de la clínica. Seguro que puedes hacer negocio sin gastar mucho en transporte-

Los gritos del puerto y de las aves marinas se fundían en ocasiones en uno solo, creando aquel sonido característico de las zonas portuarias. El viento traía el olor a salitre y la humedad propias del mar y la música sonaba cerca mientras la pareja charlaba a las puertas de “la nutria sabrosona”


Información de interés:
Illje Landvik
Desconocido
Illje Landvik
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] Empty Re: Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] {Mar 8 Feb 2022 - 10:48}

-Supongo que al fin y al cabo a Nueva Ohara llega todo tipo de gente.- Dijo la conejita, mirando con nuevos ojos al resto de clientes. Todos necesitaban comer y estaba claro que de allí nadie salía con hambre. Era bonito, y también bastante útil. Le alegraba que existieran sitios así. – Por otro lado, es bueno que el jefe de cocina tenga ese genio.- Añadió, con una sonrisa algo traviesa.- Algo me dice que no es un sitio fácil de robar.

Se quedó un poco apartada mientras Arny se despedía del rey marino. Era su momento y no quería interrumpirles; la escena era bonita y tenía la sensación de que iba a recordarla por bastante tiempo. Cuando se separaron, se adelantó para darle las gracias al cocinero. Le explicó que algún día volvería y que seguramente trajera amigos. Quería presentarle a Claude a ese señor; intuía que se llevarían bien. Eso o el pelirrojo se llevaría un sartenazo. Ambas opciones sonaban igual de entretenidas. Pero para que eso pasara, primero tenía que encontrarle.

Salieron a la calle y la conejita se estiró, disfrutando del sol en la cara. Empezaba a pensar que tal vez había comido demasiado. Estaba llena, el sol de la tarde le calentaba la piel y empezaba a sentirse un poco adormilada. Sin embargo, antes de que pudiera mencionar nada de una siesta, el ornitorrinco le tendió un cacho de papel y la curiosidad de Illje se avivó. Lo abrió para revelar un detallado mapa de la isla y el sueño desapareció ipso facto para dejar paso a la sorpresa.

Estaba increíblemente bien dibujado. A mano, parecía. Con el dedo ubicó La Nutria Sabrosona y se fue girando para comprobar las diferentes calles y callejones que tenían a su alrededor. Todos encajaban, era algo tremendamente útil. Sin contenerse, dio un pequeño salto en el sitio y volvió a abrazar al ornitorrinco.

-¡Muchas gracias! No sabía que lo necesitaba, pero tengo bastante claro que voy a estar usándolo a todas horas hasta que me vaya. ¡Es genial!

Miró a donde Arny le señalaba y asintió despacio. A medio camino entre el almacén de suministros y la clínica era de hecho el lugar ideal para montar un taller de prótesis. Sonrió de oreja a oreja, ¡iba a ser una realidad! Iba a transformarlo en realidad.

-Creo que voy a ir hacia allá y buscar algún edificio que me sirva para ello. Si quieres acompañarme, estás más que invitado.

Lo cierto es que no quería despedirse todavía del ornitorrinco. Le había ayudado enormemente y no tenía claro como pagárselo, pero quería seguir disfrutando de su compañía. Con algo de suerte, tendría la tarde libre y ella algo más de tiempo para pensar en una forma de devolverle los consejos y regalos.


A tener en cuenta::

Ficha   -   Cronología
Arny Sanskari
Ciudadano
Arny Sanskari
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] Empty Re: Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] {Mar 8 Feb 2022 - 12:28}

El ornitorrinco devolvió el apretón a la chica, diciendo con tono soñador -Algún día cartografiaré el mundo entero- mientras sus ojos miraban al infinito, al futuro -Algún día crearé la guía de viajes más completa del mundo, y facilitaré el camino de las siguientes generaciones- terminó con un tono muy distinto. Un tono seguro y decidido que Arny pocas veces mostraba al exterior, dada su forma de ser amable y distendida, pero aquella mirada anteriormente nublada por los sueños había dado paso a la mirada fija y atenta de quien tiene su objetivo justo en frente. Un tono y una mirada que apuntaban a algo más profundo que unos mapas bien dibujados.

-Claro, no tengo mucha prisa, Mimi esta acostumbrada a esperarme cuando salgo de viaje- Comentó casualmente como respuesta a la invitación de Illje -Mi amiga, asistente de laboratorio y maestra en muchas ramas de la ciencia. La doctora Michalengica Curie... jajaja salió de Nueva Ohara conmigo en una aventura que... en fin. El caso es que como se entere que he venido aquí y no la he traído me va a depilar las piernas jajaja- rio el mink mientras comenzaban a caminar hacia la zona marcada.

Al acercarse, la música comenzó a sonar cada vez más alto y cerca, pero la dejaron atrás rápidamente al pasar por la calle de la derecha de una pequeña plaza, donde un montón de gente se arremolinaba frente a un escenario con cuatro músicos interpretando canciones típicas de la zona. Era relativamente fácil pasar inadvertido en un lugar como Nueva Ohara vistiendo las ropas adecuadas y sabiendo por qué calles caminar, por lo que llegar hasta la zona no sería un problema. El problema lo tendrían al comenzar a buscar un local adecuado, pues la presencia de aquella maravilla mecánica podría atraer un montón de miradas y curiosos. Las noticias así corrían rápido en ciertos círculos de la isla. -En cuanto lleguemos a las calles cercanas al almacén, ese pequeñín atraerá mucha atención. Pero aquí todo puede ser usado a tu favor si sabes como... jijiji...- reía Arny maliciosamente mientras guiñaba un ojo en dirección a la chica coneja -Quiero decir, puedes averiguar que tanto éxito tendrá tu taller en la zona solo preguntando a la gente que venga interesada por el lobo, y no solo eso. Sabrán que eres buena en lo tuyo con observarlo- dijo mirando significativamente a la mascota -Al menos te tomarán en serio desde el principio, así que aprovecha la oportunidad. Las gentes de Ohara son muy fáciles de convencer si se lo vendes bien, y tu traes la mejor publicidad que podrías- sonrió. Añoraba el contacto con las, sencillas a su manera, gentes de Ohara. Todo era insultantemente pragmático. Si algo funcionaba, alguien lo aprovecharía en algún momento, así que todo tenía cierto valor, incluso los estudios inconclusos que se podían encontrar a cientos en la gran biblioteca.


Información de interés:
Illje Landvik
Desconocido
Illje Landvik
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] Empty Re: Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] {Miér 9 Feb 2022 - 12:13}

Había momentos que hacían que vivir valiera la pena. Y podían venir de formas muy diferentes. Cuando los ojos de Edipo se iluminaron por primera vez, ese fue un momento. Cuando los de su primo se cerraron por última, fue otro. Y ahora, Arny hablando de su sueño, era otro momento que sabía que atesoraría. Se le veía ilusionado y aunque la conejita no entendía del todo el atractivo en dibujar mapas, estaba más que claro que para él era importante. Y... eso era lo único que importaba, realmente. No estaba segura de si llegaría a conseguirlo; el mundo era terriblemente grande, pero sí estaba segura de que pondría todo su empeño. Le agradaba. Miró el mapa que le había regalado con una sonrisa.

-Van a ser preciosos, Arny. Y muy útiles.

Por suerte, accedió a acompañarla. Empezaron a andar mientras le hablaba de su compañera, la señorita Curie. La sonrisa de la coneja se volvió un poco traviesa mientras echaba un vistazo a las piernas de Arny.

-Solo por encontrar una maquinilla que pueda con esa mata de pelo ya se merece una oportunidad de depilarte.

¿Cuánto sería pelo y cuánto sería músculo? Solo se le ocurrían dos formas de averiguarlo, pero dudaba que el ornitorrinco le fuera a dejar palparle las piernas y de todas formas no le parecía ni remotamente tan interesante como depilarle. Como tristemente esa opción no era viable, tendría que olvidar el tema. De momento.

La música llegó y se fue; tenían mejores objetivos. Arny tenía razón y mientras le hablaba del tema Illje se agachó para acariciar la cabecita de Edipo. Se le estaba ocurriendo algo más que interesante.

-Si es así como funciona, entonces tendremos que darles un buen show.

No tardaron demasiado en llegar a la zona que él había descrito. Illje cambió con un botón los tacones a unos patines en línea y dio una vuelta rápida por el lugar, examinando los edificios. Había uno en particular, lo bastante grande como para tener una pequeña cinta de montaje en su interior, que parecía ideal para sus propósitos. Estaba también vacío por dentro, así que o estaba abandonado o alguien lo vendía. Solo tenía que encontrar a su potencial dueño... o a alguien que lo conociera. Y para eso, tenía que llamar la atención.

Regresó con Arny rodando, Edipo siguiéndola al trote. Podía ver por el rabillo del ojo cómo un par de curiosos empezaban a caminar en su dirección. Era el momento. Le guiñó un ojo a Arny y de un salto se subió sobre el lomo del Lobot. Este empezó a mover la cola con alegría.

-¡Buenos días, habitantes de Ohara! Mi nombre es Illje Landvik.- comenzó, el apellido todavía dejaba un regusto amargo. Pero era por un bien mayor.- Tengo toda la intención de adquirir ese edificio de ahí.- añadió, señalándolo.- y tengo toda la intención de utilizarlo para vender prótesis médicas a todo aquel que las necesite. De calidad, estéticas y duraderas. Casi tan duraderas como Edipo, mi querido Lobot. No se acerquen mucho, es un niño de mamá, pero yo responderé a todas sus preguntas encantada. ¡No sean tímidos!

Aguardó. El cebo estaba puesto. No debería pasar mucho tiempo hasta que un pez picara y lo agarrara.


A tener en cuenta::

Ficha   -   Cronología
Arny Sanskari
Ciudadano
Arny Sanskari
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] Empty Re: Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] {Miér 9 Feb 2022 - 14:46}

-Wow- exclamó un Arny sorprendido al ver los tacones de la chica convertirse en unas ruedas con las que desplazarse rápidamente por la zona. En cuanto Illje comenzó a rodar para inspeccionar el lugar, el ornitorrinco observó la audiencia con atención. Había pasado unos años en la isla y conocía un poco a los lugareños. Sabía de que cuerdas tirar para arrastrar la atención de un lugar a otro.

Cuando la conejita regresó, con el lobo al trote tras ella, y se subió de un salto a su lomo para comenzar su discurso, Arny ya había elaborado un plan.
Vapor de agua llenaba lentamente el lugar desde el suelo, como una niebla densa que lo cubría todo. Antes de que la audiencia se diera cuenta, lo único iluminado por la luz del sol era la figura encaramaba a un lobo mecánico que movía la cola. En ese momento el cuerpo del ornitorrinco se tornó borroso y translucido, cada vez más, hasta que desapareció por completo de la vista, fundido su cuerpo con el entorno, pero seguía muy presente mientras la científica exponía las ventajas y novedosas aplicaciones que incorporaban sus prótesis en comparación con las rivales.

El mink tornaba la sustancia de su cuerpo de un gas a otro, jugando con los reflejos que el sol provocaba en las diferentes partículas. Enfatizando el discurso de la chica, cambiando de color según ella mencionaba las posibles opciones de personalización. Vibrando como un arcoíris cuando Illje levantaba el puño emocionada y bajando de intensidad, tornando todo oscuro, cuando en medio del discurso, llegaba la parte triste y necesaria de recordar; los miembros cercenados en accidentes. Para después iluminar rápidamente, de un color nacarado, el rostro de la chica cuando sonreía al presentar la solución a todas las desgracias de los amputados. Todo el mundo recordaría aquel momento.

Poco a poco, el cuerpo de Arny regresó al lugar en el que estaba antes. Poco a poco, la niebla vació el lugar con la misma facilidad con la que lo había cubierto. Abriendo de nuevo el cielo y permitiendo a las gentes presentes disfrutar del calor del sol en sus ahora humedecidos ropajes.
Para cuando Illje terminó de exponer su producto y el vapor de agua terminó de retirarse del todo, las calles estaban llenas de curiosos que habían atravesado la barrera de gases, intrigados.

Había opiniones para todos los gustos, pero aquel espectáculo fortuito en medio de la calle no había dejado indiferente a nadie y consiguió su objetivo, reclamar la atención de todos a su alrededor. Incluido el dueño de varios de los inmuebles de la zona, tanto los vacíos como los ya alquilados. Traje blanco, camisa negra y sombrero también blanco con una cinta negra como toda decoración. Zapatos tan brillantes como los gemelos que decoraban los puños de su camisa. El dueño de gran parte de los almacenes de la isla. Puesto a dedo por la marina.

-Un hueso duro de roer- susurro el mink a la chica -Explota los alquileres y a los inquilinos, pero ninguna denuncia llega a nada- continuaba antes de que dos humanos de al menos cuatro metros, uniformados con traje negro y camisa blanca, justo la gama cromática contraria que el hombre de la marina, daban la vuelta a la esquina siguiendo a su jefe riendo a carcajadas -¿Y quien quiere alquilar mi mejor local?... si puede saberse...- preguntaba aquel tipo con el tono seguro de quien se sabe intocable, inmune al show que había encandilado a los demás.


Información de interés:
Illje Landvik
Desconocido
Illje Landvik
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] Empty Re: Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] {Jue 10 Feb 2022 - 12:30}

Mentiría si dijera que el vapor no le había sorprendido. Hubo una pequeña vacilación en su voz, lo que tardó su boca en formar una pequeña y perfecta ''o'' y regresar a su sonrisa profesional. Pero claro, ¿a quién no sorprendería? Ella estaba improvisando e intuía que el ornitorrinco también, pero estaba muy claro que ambos habían hecho eso antes. Por separado, y de alguna manera, ahora encajaban como dos piezas de un engranaje bien engrasado. A la perfección.

No tardó en perder al ornitorrinco de vista, pero no cejó en su discurso. Tenía la atención de la gente y se centró en hacer contacto visual con todos los presentes, uno por uno, mientras continuaba hablando de las bondades de sus productos. Ayudaba mucho saber que eran buenos; todo lo que tenía que hacer era dejar que su ilusión y su orgullo tomaran el control. Mientras, a su alrededor, todo tipo de colores y luces de vapor se iban sucediendo. Rojo, azul, oscuro, nacarado, frase a frase se complementaba increíblemente bien con su discurso. Arny había cogido el tempo en cuestión de segundos y las pocas personas que había al principio se habían convertido en seguida en una pequeña muchedumbre pendiente de cada una de sus palabras.

La conejita se aprovechó de todos y cada uno de los efectos. Para cuando terminó y saltó del lobot a tierra, la recibió una pequeña miríada de aplausos. Illje hizo una reverencia a su público y antes de levantarse vio los zapatos. Zapatos que significaban dinero. Sonrió, un total de dos segundos, hasta que escuchó la voz de Arny susurrándole y un escalofrío le recorrió la espalda.

Si las denuncias nunca llegaban a nada, había dos posibilidades. O tenía suficiente dinero como para comprar a quien hiciera falta, o tenía la protección de alguien. Y en Nueva Ohara, ese alguien solo podía ser un organismo, el mismo que protegía la isla y financiaba sus proyectos; la marina. El mismo organismo que pedía un par de millones de berries por su cabeza. U once. Detalles.

Se irguió con una sonrisa de oreja a oreja. Detrás del hombre había lo que suponía eran sus guardaespaldas, dos hombres de varios metros de alto. Todos iban vestidos igual, de blanco y negro. Aguardó un par de segundos, pero todo lo que obtuvo fue la mirada inquisitiva del hombre. Se aguantó un suspiro de alivio; no le había reconocido. Quizá no miraba los carteles de se busca, quizá el suyo no era tan importante como para recordarlo. Ambas posibilidades trabajaban a su favor. Dio un paso adelante e hizo otra reverencia, un poco más enrevesada.

-Illje Landvick, señor. Creadora de las mejores prótesis del mercado y orgullosa dueña de Edipo, el lobo robot.

Se hizo a un lado, dejando que su creación pasase moviendo la cola. Se apostó a su lado con gesto elegante, mirando altivo al hombre. La conejita volvió a sonreír e hizo un gesto con el brazo abarcando el edificio que le interesaba.

-Me gustaría comprar el local e instaurar una sucursal de mi empresa para proveer a los ciudadanos de Nueva Ohara con las prótesis de calidad que necesitan para continuar siendo prolíficos en su trabajo.

Su sonrisa era inocente, pero sus palabras no. No era más que una forma de decir que con sus aparatos la gente sería más productiva... y él conseguiría más dinero. Si eso era lo que le gustaba, la conejita podía llevarse bien con él. Se giró un poco y le hizo un sutil guiño al ornitorrinco. Con un poco de suerte, el trato en seguida estaría cerrado.


A tener en cuenta::

Ficha   -   Cronología
Arny Sanskari
Ciudadano
Arny Sanskari
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] Empty Re: Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] {Vie 11 Feb 2022 - 12:14}

La situación podría tornarse desagradable rápidamente con aquel trío cerca. Dos eran completamente estúpidos y el tercero tan solo se enfocaba en sus ganancias personales. El tipo perfecto de personas para que alguien con poder, como la marina, los manipulasen.
Aquel usurero poseía el control de barios barrios de la zona tan solo con los locales que estaban a su nombre, otorgados por la marina. A cambio, este contaría todo lo que supiera sobre actividades ilegales, complots y toda suerte de actividad ilícita que se pudiera estar desarrollando en la ciudad. Y se le daba realmente bien. Los altos alquileres le aseguraban un flujo constante de información a cambio de pagar parte de la renta.

-Así están las cosas- continuaba casi escupiendo las palabras -Aquí todo el mundo obtiene el local que desea de manera totalmente gratuita. Pero la renta mensual será un treinta y cinco por ciento de las ganancias del negocio en esta isla. Y si todo el mundo puede trabajar más y mejor... y ganar más dinero...- hace una pausa dramática -¡Todos ganaremos más dinero!- rompió al fin, desatando los vítores entusiasmados de sus secuaces y los aplausos visiblemente obligados de tenderos, comerciantes y alquilados por igual. Estaba claro que la situación no entusiasmaba a quienes la vivían, pero ellos mismos habían elegido el local que más les convenía. Era una lastima que los mejores locales de toda la isla los tuviera el mismo personaje. Los mejor ubicados, los mas grandes y luminosos. Los más protegidos. Nadie se atrevería a ir contra el dueño de aquellos inmuebles, pues legalmente seguía siendo el dueño. Los mejor conectados y los más recomendados. Todo, por supuesto, obra de la marina.

Al ornitorrinco le había caído bien aquella chica y conocía el modo de negociar que tenía el usurero, por lo que, sutilmente, comenzó su propia contra oferta para terminar rápido con aquella amarga situación. Sus capacidades comprendían conocer muchas sustancias a nivel atómico. Sus ventajas y sus consecuencias. De otro modo no hubiera sido capaz de sacar el máximo provecho a los poderes que le fueron concedidos en su renacer. Y esos saberes los consiguió gracias a estar en Nueva Ohara. Gracias a sus tiendas y almacenes, donde podía conseguir lo que necesitaba para continuar expandiendo sus conocimientos sobre el universo. Gracias a sus explotados comerciantes, por lo que sentía que debía alegrarles el día a todos y ofrecerles algo que no olvidarían.

El oxido nitroso no era una sustancia compleja, pero había sido capaz de comprendería estudiando en la isla. No era un gas peligroso en la concentración adecuada, y sus efectos aliviarían cualquier tipo de tensión presente. Pero para que funcionase correctamente tendría que utilizar a los muchos curiosos que se arremolinaban alrededor, expectantes ante el giro de los acontecimientos que, por otra parte, ya se esperaban.
-Sulfuro- dijo entre dientes el mink.

Las personas cercanas al trío de agentes inmobiliarios comenzaron a hacer aspavientos y muecas cercanas al vomito. A medida que aumentaba la distancia, la peste a huevos podridos iba moviéndose, perdiendo efecto al diluirse en el ambiente, pero llegando a buena parte de la audiencia cercana al usurero. Este, colorado como un tomate y lleno de rabia, miro a sus subordinados con heladora mirada solo para encontrarlos con los ojos llorosos, agarrándose la nariz, casi morados de aguantar la respiración -¡¿QUIEN SE HA CAGADO!?- estalló al fin, desatando las carcajadas de los que habían conseguido aguantar la comida en sus estómagos.
En aquel momento Arny permitió a la pequeña manifestación diluirse y se concentró en la clave de su plan.
Sutil, dejándolo fluir, el oxido nitroso comenzó a correr por la zona, convirtiendo aquellas carcajadas iniciales en algo más duradero. En algo más humillante para aquel tipo, que sacó a sus acompañantes a patadas y puñetazos del centro de la congregación mientras estos rogaban y clamaban ser inocentes -Pasa por mi oficina, te atenderá mi secretaria para firmar el contrato- dijo a modo de despedida, masticando cada palabra. Herido en su orgullo, pero siempre dispuesto a los negocios.

-Este es mi regalo para vosotros, gracias por todo- dijo en voz muy bajita el ornitorrinco, que ahora lucía una enorme sonrisa. -Su secretaria es más afable, por lo que tengo entendido. Te será más fácil negociar con ella-


Información de interés:
Illje Landvik
Desconocido
Illje Landvik
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] Empty Re: Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] {Lun 14 Feb 2022 - 17:34}

Le costó no cambiar el gesto mientras el hombre respondía. Quedaba claro por la forma en que la miraba y por cómo mascaba las palabras, que no le estaba viendo. No a Illje, al menos. Al signo de dólar que ese señor veía en su cara desde luego sí. ¿Alquileres gratis? No había que ser muy listo para entender que era una oferta trampa y, claramente, a ese hombre no le importaba. No se molestaba en ocultarlo. Que la renta estuviera directamente ligada a las ganancias era estúpidamente abusivo. Obligaba a todos aquellos que alquilaban con esa persona a darle información concreta y privada de sus negocios, porque de repente era algo pertinente para el alquiler. No solo eso, si no que sin mover ni un solo dedo se llevaba los beneficios de los esfuerzos de los demás. Iba a llevarse también los beneficios de Illje y de todo el bien que iba a hacer. Su sonrisa se ensanchó un poco, lo justo para igualar la falsedad que su nuevo casero rezumaba.

Los vítores de sus secuaces casi ahogaron por un momento los tristes aplausos de la gente que estaba presente. Quedaba muy claro que a nadie le entusiasmaba la situación, y que llevaban bastante tiempo en ella. El suficiente como para saber cómo comportarse para no tener problemas. Repugnante. La conejita sonrió más todavía, fingiendo estar encandilada con la oportunidad.

Fue a decir algo, pero antes de que pudiera abrir la boca un terrible olor le hizo llevarse una mano a la nariz. ¿Pero qué...? Miró a su alrededor, desconcertada. La gente estaba haciendo aspavientos, un par de personas habían vomitado y absolutamente todos se estaban apartando del Gran Magnate. La misma Illje dio un pequeño paso atrás, tratando de esquivar el olor. Se rió igual que todos al oír el desesperado grito del hombre, pero logró disimularlo con una pequeña tos. Asintió con expresión seria ante sus indicaciones y dejó que se fuera. No tardó en mirar hacia Arny y comprobar sus sospechas.

La sonrisa en su rostro esta vez era pequeña, traviesa y sincera. Efectivamente había sido cosa del ornitorrinco; y a juzgar por la reacción del público, no era la primera vez que hacía algo parecido. Se acercó a él y le dio una cariñosa palmada en la espalda, mientras asentía a sus palabras.

-Un día tienes que explicarme cómo haces esas cosas. Manejas el humo, - no, no era eso- el... gas, de una forma increíble. Y muy útil, desde luego.

Empezó a caminar en dirección a la oficina del Señor Magnate. Si toda la transacción iba a pasar por manos de la secretaria y no de las de él, tenía bastante claro que iba a aprovecharlo.

-Arny, creo que no quiero alquilar este local. Voy a comprarlo.

Sabía que eso, teóricamente, no era una opción. Él no tenía motivos para venderlo, todo el control que tenía partía de ser el dueño de los inmuebles. Pero por otro lado, también era un asco de persona. Si lo era igualmente con todos, quizá la secretaria fuera alguien razonable. Quizá pudiera hacerle una mejor oferta.

Paró un momento; estaban cerca y había una bonita floristería a un lado de la calle. A juzgar por los vibrantes colores de las flores del escaparate, había de por medio no poca ingeniería biológica. Eran perfectas.

-Media docena de crisantemos dorados, por favor.

Aguardó a que el hombre se las envolviera. El color que tenían no era amarillo, ni naranja; verdaderamente parecían hechas de lingotes de oro, pero conservaban toda la suavidad de los pétalos de toda la vida.

-Los crisantemos significan flor de oro. No es más que un detalle, pero si negociar es una opción pienso entrar ahí con todas las armas posibles. Quizá a esa secretaria no le parezca mal buscar una oferta un poco más... brillante. Ah, gracias.

Envueltas y listas para entregar. Discretas, de olor elegante y apariencia lujosa. Eran perfectas.


A tener en cuenta::

Ficha   -   Cronología
Arny Sanskari
Ciudadano
Arny Sanskari
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] Empty Re: Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] {Lun 21 Feb 2022 - 20:12}

-Gas, exacto- respondió con un guiño cómplice el mink -Todo lo que nos rodea esta formado por gases, muchos con divertidos efectos jajajaja- Arny rio y entonces hizo una floritura con la mano izquierda frente a la chica -Incluso podría perfumar la calle entera, me resulta muy simple- dijo mientras abría ambos brazos y el leve aroma a café recién hecho que pudo olfatear Illje se extendió por todo el lugar. Las miradas hacia todos lados, buscando la fuente de aquel nuevo aroma se fueron haciendo presentes a medida que la pequeña nube extendida se difundía y difuminaba a lo largo de la calle.
Arny podía hacer mucho más que eso. Pero varias razones le impedían actuar de manera más evidente. La primera era que no le gustaba revelar sus capacidades. La segunda que aquella ciudad y aquellas gentes habían significado para el ornitorrinco algo muy cercano a una familia y lo tercero que pasaba por la cabeza del mink eran sus propios principios. Arny tenía muy presente su época como esclavo y jamás dañaría inocentes. Mucho menos por hacer una estúpida demostración de fuerza.

-Comp... JAJAJAJA- Arny comenzó a reír a carcajadas tras escuchar a la conejita -Me caes bien- dijo aun entre risas -Eso quiero verlo... Pero puedes tener problemas con los del cuartel... Lo sabes, ¿no?-
La determinación de su compañera la llevó a entrar en la floristería para conseguir un arma adecuada para esta batalla, algo que la ayudase a conseguir su cometido de la manera más limpia posible. Aquello agradó al ornitorrinco, que también le daba vueltas a sus posibilidades hasta encontrar lo que más convenía en cada situación -Te esperamos aquí- avisó mientras se paraba en la entrada con el lobot, observando aquella creación que emanaba aquella curiosa corriente eléctrica.

Las oficinas del desagradable dueño del local resplandecían desde lejos, y no era para menos. El edificio estaba ubicado en el centro de una plaza, como una oda al egocentrismo. Con todo lo demás a su alrededor. Pero varios metros por debajo. La construcción sobresalía varios metros por encima de los tejados adyacentes como una torre vigía -Desde esa altura se ve todo el barrio- aseguró Arny a su compañera sin ningún genero de dudas -Créeme-
Enormes cristaleras iluminaban el piso más bajo con luz natural. A través de las cuales era facil ver la fila de gente esperando su turno para ser atendidos por la secretaria que permanecía, con cara de aburrimiento, sentada en su sitio, mientras desfilaban una por una, todas aquellas personas.
-Te espero fuera, ¿vale?- Arny odiaba las esperas, las filas, las colas, las aglomeraciones de gente y tener que esperar su turno. La hiperactividad que lo impulsaba en su vida, también era su peor enemiga en ciertas ocasiones y sabía que terminaría casi desalojando el edificio con tal de ser atendido rápidamente. Aquello tenía que funcionar para su, tal vez, nueva amiga.


Información de interés:
Illje Landvik
Desconocido
Illje Landvik
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] Empty Re: Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] {Miér 23 Feb 2022 - 12:56}

Illje sonrió. Entonces, estaba confirmado. El estrafalario ornitorrinco era capaz de manejar todos los gases a su alrededor... y lo utilizaba de la mejor forma posible: gastar bromas y meterse con quien se lo merecía.

-No se me ocurre nadie mejor que tú para tener una habilidad semejante; me encanta.

La conejita cerró los ojos, disfrutando por un segundo del olor a café. Qué delicia. Volvió a abrirlos poco después y su sonrisa se ensanchó, volviéndose un poquito más pícara. Se encogió de hombros ante la pregunta de Arny.

-¿Problemas con el cuartel? ¿Por comprar un lugar? Es posible. Pero no planeo ser yo quien lo maneje. Si me llevo conmigo los papeles de pertenencia, no podrán hacer nada.

Nunca había tenido problemas con la marina, al menos ninguno del que no pudiera zafarse, pero a juzgar por su historial sabía que era cuestión de tiempo. Si nada más, cuando se reuniera con Claude tarde o temprano tendrían un encontronazo. La perspectiva no le molestaba; más bien al contrario.

Se agachó un momento para acariciar a Edipo, aguantando las flores con una mano. Se aseguró de decirle que se portara bien y aún se volvió una última vez antes de entrar al edificio. El lobot esperaba tranquilamente al lado de Arny, moviendo la cola de lado a lado. Le había cogido gusto, por lo visto. Perfecto. Le cuidaría bien, estaba segura.

-Entonces... crisantemos.

Inspiró hondo, oliendo las flores. Era simplemente delicioso. Entró en el lugar con una sonrisa perfecta y se puso a localizar a la secretaria en cuestión. No tardó en encontrarla, tras preguntar en un mostrador. Cuando llegó se topó con una sala de espera en la que había tres o cuatro personas, una de ellas hablando con la que debía de ser la mujer en cuestión. Era una joven bajita, de grandes gafas, espalda recta y una sonrisa de oreja a oreja que denotaba que estaba hasta el moño. Ideal.

Dejó que acabara de despachar a ese cliente y se colocó por delante de los restantes, alzando un poquito las flores a modo de disculpa. No tenía pensado hacer esperar de más a Arny y a Edipo, aún si el coste eran no pocos pucheros de desconocidos. Acto seguido se volvió y comenzó con tono amable:

-Buenos días.

La conversación fue... fluida. Le explicó a qué había venido y cuando sacó el contrato de alquiler, puso cara de molestia. ¿Alquiler? El señor le había garantizado la compra. ¿En serio? Bueno, era posible que garantizado no fuera el término exacto... pero tenía que entenderlo. Su nuevo negocio necesitaba estabilidad, ¿comprendía? Le dio las flores, dándole las gracias porque sabía que estaba haciendo todo lo posible. Que era una gran secretaria, seguramente muy valorada. ¿Sabría recomendarle a alguien? Necesitaría a alguien como ella para llevar las cuentas en el nuevo local... y por supuesto, pagaría bien, incluso dejó caer el número, a sabiendas de que no había manera de que se comparase a lo que ella debía ganar... pero claro que se comparaba y de hecho lo superaba. Porque ella lidiaba con todos los clientes que su jefe despechaba y no cobraba ni de lejos por el estrés que le generaba. Illje le vio la cara y la sombra de duda que le cruzó. Claro, entendía que estuviera estresada. Era un trabajo complicado. ¡Cualquier día, bajo esas condiciones, se confundiría de papeles! Y los contratos eran todos tan parecidos... pero seguro que su jefe era un hombre comprensible. Aunque si no lo fuera, se sentiría culpable, claro. Lo bastante como para compensarla...

Salió de allí a los diez minutos, con el contrato de compra y la llave en la mano, recién firmado. En unos días, el hombre descubriría el chanchullo y seguramente despidiera a la mujer. Illje ya no estaría en la isla, pero se aseguraría de enviarle su nuevo contrato para que el traslado a su propio negocio fuera lo más suave posible. No le gustaba que intentasen aprovecharse de ella; se lo había buscado.

Le enseñó los papeles a Arny y le dio un par de caricias más a Edipo.

-Ha sido bastante sencillo. Todo lo que queda es... logística. Mi trabajo aquí está terminado; ya tengo lo que quería. ¡Es genial! Gracias por ayudarme.- Añadió, de todo corazón.


A tener en cuenta::

Ficha   -   Cronología
Arny Sanskari
Ciudadano
Arny Sanskari
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] Empty Re: Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] {Miér 2 Mar 2022 - 19:36}

Aquella chica le caía bien. Decidida y cabezona, no saldría del lugar sin sus papeles acreditándola como dueña del local que tan ávidamente alquilaba el usurero. Estaba tan seguro como si se tratase de él mismo el que entraba por la puerta con la idea de comprar, no solo alquilar, el sitio.
Estaba tan calmado que cuando bajo la cabeza se sorprendió por un momento al encontrar de frente la mirada de aquel ser metálico con aspecto animal. Las cámaras integradas brillaban con más fuerza cuando el objetivo enfocaba la imagen. Algo que tan solo un experto en óptica podría saber y tan solo si había hecho los cálculos con un espectrómetro, pero algo que Arny era incapaz de ignorar desde que sabía donde mirar. -Holi- le dijo al animal robótico meneando los dedos de la mano derecha en el aire frente a su pico en señal de saludo. Justo un segundo antes de pensar lo estúpida que sería aquella escena en la gran mayoría del resto del mundo. Tan solo algunas islas verían normal el saludar tan afablemente a un ser de metal como aquel. Arny se sentía en casa en Ohara, sabía que la echaría de menos. Pero era tiempo de partir. No quedaba mucho más para él ahí. Salvo montones ingentes de conocimiento. Pero algo volvía a llamar a su cerebro cada vez que estaba tumbado en su cama intentando conciliar el sueño. Su espíritu aventurero, asesinado durante su etapa de esclavitud, fue recuperando poco a poco la vida. Los años transcurridos en aquel lugar habían sido su renacimiento y adolescencia, aprendiendo cosas útiles, tan seguro como estaba en Zou antes de partir. Había puesto una excusa tonta para regresar a Mimi. Aquellos planos podría recrearlos a mano alzada pues nunca abandonaron su cabeza, y ahora estaba retrasando la marcha con otra excusa, una buena, pues Arny solía ayudar a todo aquel que podía y su amiga lo sabía, pero ya era hora de regresar con ella... y lo sabía.

-WOW felicidades, propietaria- exclamó teatralmente, guiñando un ojo a la conejita -Sabía que lo conseguirías- sonrió, hablando en un tono más normal.
-Sí, yo también he terminado con lo que vine a hacer aquí y debería regresar con Mimi, seguro está aterrada... o enfrascada en alguna investigación y cualquiera de las dos opciones me aterra por los resultados si no estoy cerca JAJAJA. Además me espera un largo viaje hasta el paraíso, pero espero volver a verte más adelante- Arny hablaba mientras observaba a su compañera de arriba abajo, y finalmente, posando una mano sobre la cabeza de Edipo, exclamó -Nos veremos de nuevo- seguro de que sus palabras eran más una premonición que una promesa, un adelanto del futuro que un deseo para más adelante.
Tendió la mano hacia aquella chica con orejas de conejo a modo de despedida y miró al cielo a modo de orientación. Como si en aquella isla le fuese necesario orientarse. Más por costumbre que por necesidad, calculó el descenso del astro rey, y se elevó dirección al cielo con el sol a su espalda.


Información de interés:
Contenido patrocinado
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] Empty Re: Pinceles y tornillos [Priv Illje - Arny] {}

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.