El Juicio final

El skin, las tablillas y el diseño del foro pertenecen exclusivamente al staff del mismo, fue creado por Brianna Byrne y agradecemos a Yuu por su ayuda a la hora de editar algunas de las imágenes como son la portada, avatares de nuevos usuarios y la imagen de las estadísticas para integrarlas en el foro. Dichas imágenes no nos pertenecen, por lo que damos sus créditos a sus respectivos creadores, Sakimichan, Wlop y algunos otros cuyos nombres no conocemos.

Rogamos encarecidamente que no copien nuestro contenido, es más divertido cuando cada uno crea lo que quiere con sus propios medios.
CRÉDITOS
ULTIMOS TEMAS
¿Sabías que?
NUESTRO STAFF
Mr. Nat - Admin
Katharina - Admin
Therax - Admin
Brianna - Mod
Hazel - Mod
Deathstroke - Mod
Arthur - Mod
William - Mod
Oppenheimer - Mod
SI NECESITAS AYUDA, CONTACTANOS
AWARDS

De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Nia Lun 3 Ene 2022 - 17:23

Habían pasado unos meses desde aquel día que había apretado el gatillo. Unos meses que me permitieron continuar con mi labor en el cuerpo de la marina, pero sin aquella vivacidad que me caracterizaba. Parecía un espantapájaros, y los compañeros del cuartel me veían rara y diferente. ¿Cómo no estarlo? ¿Cómo se me había ido tanto la pinza? ¿Qué se me pasó por la cabeza para haber llevado a acabo un acto que me ponía al mismo nivel que un criminal?. No lo sabía y estaba hecha un auténtico lío, por ello decidí pedir a mi superior unos días por asuntos propios, que recuperaría una vez acabara mi permiso en tierra. Necesitaba despejar la cabeza, tratar de pensar en todo lo sucedido. Había traicionado la memoria de mi padre, matado a un hombre a sangre fría, robado propiedad de la marina que al final resultó ser una papaya en mal estado. Soy subnormal, en definitiva. Estaba claro que no estaba hecha para tener poder, ya que me había corrompido en el minuto uno. ¿Había vuelta atrás? Sinceramente no vislumbraba ninguna salida ahora mismo.

Por ello decidí viajar a una isla en especial, Little Paradise. Era una isla de piratas y maleantes, pero  no me cuestioné ni por un momento el preguntarme porqué iba allí. Quizás fuera la culpa la que me movía  a ir con los de mi calaña. Una vez había desembarcado en la isla comencé a dar un paseo por sus iluminadas calles. Veía casas de apuestas, tascas, comercios, vamos, que si no fuera porque los que pululaban por allí eran criminales hasta diría que estaba cómoda. Para este momento no llevaba mi uniforme, como era obvio, sino que portaba una blusa sin mangas de color morado, pantalón short y unos zapatos de cuero. Llevaba una cola de caballo a modo de peinado y todo esto lo decoraba con una espada atada a la cintura y un fusil convencional. Que estuviera de viaje no quería decir que no me pudiera defender, y más en una ciudad donde el perder la cartera podía ser el menor de mis problemas.

Traté de buscar una taberna, pues tenía sed. Encontré una bastante cuca, a pesar de los borrachos que había fuera festejando y cantando. Así que entré, y nada más hacerlo me senté en la barra y pedí un zumo de naranja al tabernero. Este no tardó mucho en arquear la ceja, pues pareciera que era la primera persona en aquel lugar que le pedía algo sin graduación.

-Y  un vaso de ron, para acompañar
- dije finalmente, haciendo que el tabernero ya asintiera con la cabeza con menos desagrado. Como era obvio no me lo iba a beber, pero bueno, ya estaba pagado así que, me dejaría tranquila.

Así que me puse a beber el zumo mientras miraba el ambiente de la taberna a la par que cogía una de las revistas que había en la esquina de la barra y me ponía a ojearla.
Nia
Mensajes :
71

Fecha de inscripción :
25/12/2021


Hoja de personaje
Nivel:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm30/150De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (30/150)
Experiencia:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm17150/1000000De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (17150/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Recluta
Nia

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Alice Wanderlust Mar 4 Ene 2022 - 1:13

Salir de English Garden había sido sencillo. Delicado, pero sencillo. Habíamos tenido que indagar cuidadosamente y pagar no pocos sobornos, pero finalmente Eli y su familia estaban a salvo de Louis, lo que significaba que por fin podías marcharte sin mirar atrás y olvidar, al menos por un tiempo, la marca de esclavitud que imponía tu apellido. No sería la última vez que alguien intentase devolverte allí, pero estarías preparada. Estaríamos preparados.

Por el momento, habías recibido correo de Surya. Solo podías achacar a la providencia que hubiese sido capaz de encontrarte en esa situación, pero tras leer las palabras que te dedicaba no pudiste evitar soltar alguna que otra lágrima. Te había estado buscando, claro que sí, pero había sido en vano. Había recorrido cada ruta del Grand Line en tu busca, tratando de encontrarte, cayendo enfermo en el proceso. No sabías que los ángeles podían enfermar, pero las instrucciones que dejó para poder llegar algún día a visitarlo eran tan fantasiosas que solo pudiste achacarlas al delirio. "El mar ascendente tras la isla pirata oculta nubes de piedra donde mi gente habita". Aunque cabía también la posibilidad de que fuese la forma en que los celestiales accedían a su reino -al menos era tan probable como la existencia material de un ángel- no dedicaste mucho tiempo a pensar acerca de ello, ya que en su lamento por no haber podido volver a verte definitivamente rompiste a llorar. "Sigue las instrucciones", rezaba finalmente. "Se te echa en falta".

También había una posdata que agradeciste tanto o más que sus últimas palabras como compañero: La tripulación te esperaba en Little Paradise. Te ilusionó saber que no habías perdido tus cosas para siempre, pero sobre todo encontrarte con los muchachos y darles un fuerte abrazo a todos ellos; sobre todo al viejo.

- Veo que habéis cuidado mi barco -habías dicho nada más subir a la nave, vestida al más puro estilo pirata, con una blusa blanca y fajín verde, pantalones ceñidos negros y botines gastados de piel. En tu cintura una espada recta y en tu sonrisa las ganas de recuperar el tiempo perdido-. ¡Salid de las habitaciones, gandules botarates! ¡Es hora de trabajar!

Nadie se lo tomó en serio, pero todos habían salido a saludar. Bill pareció en un primer momento preocupado, pero al instante volvió a su semblante tranquilo habitual. Ninguno, sin embargo, se atrevió a preguntar por qué te habías marchado.

- Surya se empeñó en buscarte -explicaron-. Nosotros creímos que habías decidido seguir por tu cuenta.

- Ha sido complicado -concediste-. Pero ahora estoy de vuelta. ¡Disfrutad bien lo que queda de día! -exclamaste-. ¡Mañana zarpamos a continuar nuestra aventura! Debemos hacernos fuertes y hábiles, porque vamos a visitar a ese maldito hombre pájaro.

De alguna forma todo encajaba allí. Incluso en esa isla, a la que sabías habían vuelto por la curiosa forma de hacer tratos de sus habitantes, te habían esperado. Cuando bajaste de nuevo del barco ya los echabas de menos una vez más, pero aun así caminaste hacia la primera aldea del atolón y entraste en la primera taberna que viste. Abriendo la puerta de par en par, gritaste:

- ¡A esta ronda invito yo! -Con una sonrisa mientras echabas a un lado tu melena, proseguiste-. ¡Y a la siguiente, si os portáis bien!
Alice Wanderlust
Mensajes :
283

Fecha de inscripción :
01/02/2012


Hoja de personaje
Nivel:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm67/150De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (67/150)
Experiencia:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm92160/1000000De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (92160/1000000)
Berries: 78.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Nia Mar 4 Ene 2022 - 15:23

No parecía haber nada interesante en la revista. últimamente no había noticias divertidas o interesantes por los mares, una lástima. Así que doblé la revista y la volví a dejar donde estaba, y tras eso cogería el zumo que me habían servido hasta darle un largo sorbo.

La taberna parecía contenta, como no, siempre hay alegría donde hay alcohol. ¿Y ahora que haría? No tenía ni idea. Puede que dar un paseo me despejara un poco la cabeza, o quizás debiera entremeterme en algún casino o pasarme toda la noche en esta taberna hasta que viera viable el beberme de golpe el ron que todavía no había tocado.

Entonces cuando, tras cinco minutos en decidirme, opté por lo del paseo. Así que me levanté del taburete de la barra, pagué mi consumición y me giré. El problema fue que en el momento en que lo hice alguien entró a grito pelado por la taberna. Por unos segundos no vislumbra quién podía ser, debido a la multitud que gritaba y se agolpaba en el momento en que decidió invitar a todos a lo que estábamos consumiendo...me cachis, ya había pagado.

Entonces me di cuenta de quien era. ¿Alice? No pude evitar abrir los ojos cómo platos al verla. ¡Estaba bien! No sabía de ella nada desde su desaparición hace meses en English Garden, y pensaba que algo malo pudiera haberle sucedido. Me alegraba mucho de ver que estaba bien y con un look diferente, sin embargo no me atrevía a molestarla. Si ella alzaba la mirada a la barra vería como la saludaba con la mano mientras me volvía a sentar. Tras eso pediría otro zumo al tabernero mientras trataba de echar un vistazo atrás ,y ver si mi saludo era correspondido por ella, aunque había bastante jaleo en el lugar
Esperaba poder compartir una buena conversación con ella, y preguntarle que ha sido de ella este tiempo. Se la veía muy feliz, eso era bueno, o que estaba borracha, que también podía ser. Aunque por lo poco que sabía de ella, no parecía una persona que se diera a la bebida.
Nia
Mensajes :
71

Fecha de inscripción :
25/12/2021


Hoja de personaje
Nivel:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm30/150De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (30/150)
Experiencia:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm17150/1000000De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (17150/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Recluta
Nia

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Alice Wanderlust Mar 4 Ene 2022 - 17:50

Todos allí eran piratas. O casi todos. Little Paradise había logrado una isla limpia y segura a pesar de estar gobernada por truhanes y maleantes. Seguía resultándote difícil de aceptar la forma en que se formalizaban los tratos en ese lugar, pero entendías que en cierta manera era la piedra angular de la paz reinante, un ejercicio que relajaba a la mayor parte de la gente y, sobre todo, creaba una cultura que todo el mundo querría preservar. Al fin y al cabo todo el mundo era bien recibido, al menos hasta que la ley y el hermanamiento eran rotos sin motivo.

Por un momento hubo silencio. Nadie te conocía, pero tras un par de segundos el estruendo de gente pidiendo y agolpándose en la barra llenó por completo el local. Algún pirata joven te sonrió con aviesas intenciones, pero negaste con la cabeza mientras observabas el panorama. Algunos de los que andaban por ahí tenían recompensas particularmente elevadas, pero no era el momento ni el lugar; ya os encontraríais, pero todo el mundo estaba ahí para olvidar sus problemas. Tal vez por eso reparaste en una mano que te saludaba. Era esa mujer, que mientras tú te preguntabas qué hacía ahí yo elucubraba acerca de cuánto tiempo llevaría expulsada. Sonreíste amablemente para corresponderla, agachando la cabeza levemente, y te acercaste a la barra.

- ¿Qué va a ser, jovencita? -preguntó el hombre detrás de la barra, un anciano que de no ser por dónde os encontrabais jamás lo habrías imaginado como un delincuente.

- Un malta puro; el mejor que tenga, por favor. Un hielo.

Arqueó una ceja, sorprendido, pero oficiosamente comenzó a presentarte botellas. Elegiste una de Fidddich de veintitrés años cerrada y atendiste a Nia, que no parecía particularmente alegre. Tal vez no debería haberte hecho disociar ese día; no deberías preocuparte por ella, deberíamos haberla denunciado a las autoridades.

- ¡Hola! -dijiste-. Cuánto tiempo, ¿cómo tú por aquí?

No tenías muy claro cómo empezar una conversación con ella -yo sí, aunque no habría sido particularmente amistosa-. Te ponía de los nervios conocer gente nueva, pero tampoco mejoraba cuando apenas habías cruzado un par de conversaciones con la persona en cuestión. Aun así querías saber qué había sido de ella y, más aún, te inquietaba saber por qué habrías podido disociar ese día.
Alice Wanderlust
Mensajes :
283

Fecha de inscripción :
01/02/2012


Hoja de personaje
Nivel:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm67/150De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (67/150)
Experiencia:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm92160/1000000De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (92160/1000000)
Berries: 78.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Nia Miér 5 Ene 2022 - 14:44

De todos los lugares del mundo este era en el que menos me esperaba encontrarme a Alice. ¿Qué hacía ella en una isla de criminales? Bueno, quizás estuviera de paso por la zona como lo estaba yo, no sé, igual le gustaba la gastronomía, las salas de juego o quizás el paisaje de luces del atolón, vete tu a saber. La cuestión es que parecía contenta y vivaracha, tal y como la había conocido, aunque bueno, la había conocido un poco más seria.

Parecía que se alegraba de verme, o eso supuse por el tono de su voz y porque me devolvió el saludo básicamente y hasta me preguntó. Así que sosteniendo mi vaso con el zumo a medio beber.

-¡Hola! - le sonreí amablemente- Si, mucho tiempo la verdad. Pensaba que no te volvería a ver para darte las gracias por aquella vez en al taberna. Lo de la fiesta de disfraces me ha servido a mi también para algunos compañeros en otras islas-dije jocosa.

Entonces me preguntó que hacía por allí.

-Bueno, he pedido unos días para poder "despejarme". Llevo un tiempo descentrada y dicen que por aquí puedes tomarte un respiro de preocupaciones y esas cosas. Aunque bueno, he llegado hace relativamente poco. ¿Y tu? ¿Qué ha sido de ti todo este tiempo? Pensé que te había pasado algo malo.

Sinceramente menos mal que ella no había sido testigo de mi ida de olla, sino seguramente no estaría hablando con ella. Me agradaba bastante ver a Alice, aunque no la conociera mucho, de hecho, no solía conocer a mucha gente fuera del cuarte, y los que vivían conmigo en los barracones...bueno, eran poco más que unos berzotas creídos. Así que ver gente nueva siempre era de agradecer.
Nia
Mensajes :
71

Fecha de inscripción :
25/12/2021


Hoja de personaje
Nivel:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm30/150De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (30/150)
Experiencia:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm17150/1000000De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (17150/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Recluta
Nia

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Alice Wanderlust Miér 5 Ene 2022 - 16:35

Te sorprendió que fuese la clase de chica que se acercaba hasta Little Paradise para relajarse, y se te notó en la cara. En realidad tú no habrías vuelto de no ser porque te estaba esperando la tripulación, aún recordabas el episodio del sastre y si no fuera porque habías mandado a un alegre George O'Callan a cerrar el trato probablemente te habrían tachado de morosa en toda la isla. O solo allí, la verdad es que no sabías demasiado acerca de aquella isla más allá de esa peculiar costumbre que no dejaba de asquearte y excitarte a partes muy, muy desiguales.

- Me alegro de que te fuese útil -contestaste-. Aunque tal vez deberíais empezar a llevar una bolsa con ropa para pasar más desapercibidos; al final se va a saber que es mentira.

No parecía la misma que había huido de mí en English Garden hacía unos meses; hasta tú podías percatarte de ello. Su sonrisa apagada, su tono bajo y en general la forma de hablar no eran las mismas que la chica que habías conocido ese día. Tampoco era como si creyeses que podías saber mucho de ella por un rato de conversación insulsa mientras perseguíais un criminal, pero había algo que no dejaba de escamarte.

- Soy poco más que una chica de huesos frágiles -mentiste, encogiéndote de hombros. No era del todo falso, pero ni de lejos era cierto-. No iba a poder ayudarte sin ser un incordio. Pero al menos todo fue bien, ¿no? -Había ido bien, sí, pero hasta cierto punto. Hasta que ella había vendido su alma por poder, concretamente. No lo recordabas, pero tus ojos la habían presenciado asesinar a un hombre desarmado, el mismo criminal al que horas antes saludaba con respeto como superior que era-. Durante este tiempo... Bueno, tuve que resolver unos problemas familiares en casa. No podía irme dejándolo todo a medias, pero al final se resolvió más o menos bien. ¿Tú ya has empezado a ascender? Si atrapaste a Sutur debiste ser muy premiada, ¿no?
Alice Wanderlust
Mensajes :
283

Fecha de inscripción :
01/02/2012


Hoja de personaje
Nivel:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm67/150De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (67/150)
Experiencia:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm92160/1000000De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (92160/1000000)
Berries: 78.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Nia Miér 5 Ene 2022 - 18:06

Tenía razón y no podía hacer otra cosa que asentir a su comentario. La verdad es que es de primero de novato hacer lo que dijo Alice, pero bueno, la marina era un extraño animal de costumbres horrendas y raras.

-Bueno, al menos hoy no vengo vestida de blanco-
dije tratando de ser jocosa en alusión a los ropajes que llevaba. ¿Algo había aprendido no? Bueno, eso y que realmente al estar de permiso era bastante obvio que no iba a ir con el uniforme a tomar una cerveza.

Entonces Alice mencionó algo que me llamó la atención, "huesos frágiles". ¿Padecía la muchacha esa enfermedad o era un decir?. No, no parecí que fuera un simple comentario lanzado al aire ni mucho menos.

-Vaya, lamento lo de tu patología, debe ser muy....doloroso e incómodo
- le dije echando un vistazo a sus brazos. -¿Cómo puedes aguantarlo? Bueno, aunque no fuera doloroso siempre estás en la incertidumbre de que puedas hacerte mucho daño con muy poco-cambia de tercio boba, que igual puedes ofenderla-Vaya, ¿problemas familiares? Parece que es un mal que todos acabamos teniendo en casa ¿Verdad?-dije dando un leve sorbo a mi zumo antes de que preguntara por Sutur, haciendo que casi me atragantara.

No la miré directamente, ya que le tema era algo que no me gustaba tocar, algo de lo que no estaba orgullosa ahora, y como era comprensible no me gustaba airear un problema del pasado. ¿Pero que le podía decir a Alice?.

-No, no he ascendido, sigo haciendo tareas para los jefes, no me desagrada pero tampoco me entusiasma- traté de decir con ánimo sin éxito- Escapó al final -concluí sin aportar más información antes de acabarme el zumo de golpe. -Sin embargo parece que a ti te ha ido mejor que a mi, pues acabas de invitar a todos a su consumición ¿Te ha tocado la lotería o algo?-dije con una leve sonrisa.
Nia
Mensajes :
71

Fecha de inscripción :
25/12/2021


Hoja de personaje
Nivel:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm30/150De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (30/150)
Experiencia:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm17150/1000000De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (17150/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Recluta
Nia

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Alice Wanderlust Miér 5 Ene 2022 - 22:16

- Solo faltaría semejante blasfemia -bromeaste-. Entrar en Little Paradise de blanco debe ser como entrar a un club de striptease en frac.

Se te ocurrían pocos lugares en los que el blanco pudiese resultar un tabú, pero sin duda esa isla era uno de ellos. En ella se pagaba en berries pero se firmaba con el cuerpo, un acto de pecado y, a decir verdad, un poco asqueroso. La intimidad con una persona no debía ser asunto mercantil, mucho menos estar reducido a un simple apretón de manos húmedo. Quizá eras demasiado conservadora en ese aspecto, pero no creías que se debiese frivolizar tanto la complicidad. Ni las relaciones mercantiles.

Estabas divagando. Nia pareció percatarse de tu problema con solo mencionarlo. Una persona inteligente era peligrosa, más después de lo que ya habíamos visto, por lo que me quedé alerta mientras tú formabas una "o" de sorpresa ante su inusitada perspicacia, casi agradada. Te gustaba descubrir que en la Marina había gente perceptiva; significaba a grandes rastros un mar más seguro.

- Hay que tener cuidado, eso es todo -atajaste-. Hacer ejercicio cuidadosamente, evitar correr, no levantar grandes pesos... No resulta tan difícil. Cuando era niña y quería jugar podía ser más complejo, pero hoy solo significa evitar el sexo demasiado duro.

Diste un breve trago a tu bebida cuando te diste cuenta de lo que acababas de decir. No era que te avergonzase, que un poco también, sino lo inapropiado de decirlo en medio de una taberna abarrotada en medio de English Garden. Sin embargo, ella parecía tener otra pregunta para la que una respuesta subida de tono podía ser bastante más complicado, lo cual agradeciste:

- No sé, parecías tan apasionada y deseosa de cambiar las cosas que verte tan deprimida resulta un poco extraño -repusiste-. Creí que odiabas limpiar retretes y estar por debajo de un inútil como tu sargento. -Ibas apretando teclas al azar, buscando cuál de ellas podía haber sido tan fuerte como para una disociación agresiva, pero no iba a caer en ese truco-. Yo no necesito que me toque la lotería; soy la afortunada capitana de una exitosa tripulación y me gano la vida con eso.

Tal como lo habías dicho podía sonar a que fueses pirata, pero era la posibilidad de un enfrentamiento con Nia o que todo el mundo supiese a qué te dedicabas realmente. En esa mínima ambigüedad estabas más cómoda.
Alice Wanderlust
Mensajes :
283

Fecha de inscripción :
01/02/2012


Hoja de personaje
Nivel:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm67/150De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (67/150)
Experiencia:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm92160/1000000De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (92160/1000000)
Berries: 78.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Nia Miér 5 Ene 2022 - 22:34

Parecía estar contenta y hasta bromeaba. ¿Cómo podía una muchacha como ella ser feliz estando sola? Bueno, la verdad es que no conocía bien a Alice, y no sabía si había gente detrás de ella ayudándola o cuidándola, ya que la última que la vez parecía una gata solitaria en mitad de un mundo de madera y cemento como lo era English Garden.

-Brindo por ello -dije alzando mi vaso, aunque ya estuviera vacio sin demasiada gana, antes de pedir que me lo volvieran a llenar. Empezaba ver que tomar el vaso de ron era algo viable.

En cuanto a lo referente a su enfermedad, si es que había acertado por su comentario, tenía más dudas que respuestas. -Quien lo diría, a veces se nos ponen piedras en el camino, y tenemos que sonreírle a los problemas, espero que tu Alice le sonrías a tus dolencias también por dentro no por fuera. Eres una chica fuerte- dije tratando de omitir lo del sexo mientras cogía el vaso de ron.

Entonces la atención volvió a mi, pues Alice se había percatado de que estaba algo apagada, en comparación a cuando nos conocimos. ¿Cómo no estarlo no? Crees estar haciendo las cosas bien y te das cuenta e que no es así, y todo tu mundo se desmorona, es hasta frustrante.

- Tengo días mejores y días peores simplemente- le respondí dando un sorbo al ron- Pero si te sirve a modo de respuesta sigo odiando limpiar retretes y ser la recadera de mis superiores, pero es lo que me toca, debo hacerme a la idea, sean inútiles o no, debo obedecerles y guardarme mi opinión, sonreír y seguir el ciclo de retrete, recado y así...-necesitaba un trago tras decir aquello, así que me bebí de golpe el vaso de ron.

Entonces Alice dijo algo que me llamó mucho la atención. ¿Era una capitana o algo por el estilo? Eso le entendí cuando dijo que tenía una tripulación, aunque bueno, quizás fuera porque era una integrante más, no sé.

-¿Así que tienes nakamas? Eso está muy bien, siempre es de agradecer que te cubran la espalda gente de la que te fías. ¿Y tienes un barco entonces? ¿Qué eres? ¿De ruta comercial o civil? ¿O simplemente vivís aventuras?- No, no quería pensar que fuera una pirata, pues no le pegaba, y Marine obviamente no era..y del Gobierno....¿no ,verdad?

Señalé para que me volvieran a llenar el vaso de ron esta vez, si, ya estaba cansada de romperme la cabeza y necesitaba olvidar.

-¿Pagabas tu no?- dije tranquila con una leve sonrisa jocosa, o al menos tratando de aparentarla- A este paso me parece que no podré dar ni un paseo tranquilo por los jardines.
Nia
Mensajes :
71

Fecha de inscripción :
25/12/2021


Hoja de personaje
Nivel:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm30/150De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (30/150)
Experiencia:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm17150/1000000De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (17150/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Recluta
Nia

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Alice Wanderlust Jue 6 Ene 2022 - 11:55

¿Estaba coqueteando contigo? ¡No iba a consentir que esa mujer se acercase a ti con esas pretensiones! Tú por tu parte concediste una sonrisa tímida ante el cumplido, tratando de no ruborizarte ante un comentario tan subido de tono. Vale, tú te habías ido de la lengua un poco, pero no habrías esperado una respuesta como aquella ni en un millón de años. Hasta bebiste otro sorbo de tu vaso antes de poder contestar.

- La vida no viene como queremos -reconociste-. Pero es nuestro deber modelarla hasta esculpir algo que nos haga sentirla nuestra. No siempre es fácil, pero siempre merece la pena.

Parecía que finalmente Nia había aceptado su puesto en la jerarquía. Cuando la conociste se había quejado y no poco de sus superiores, e incluso creías recordar -aunque no eras capaz de asociarlo a ningún otro recuerdo- haberle escuchado gritar que no quería limpiar más retretes. Era normal, cuando lo habías escuchado difícilmente se podría decir que estabas allí. De todos modos su conformismo no te parecía normal, y que se bebiera de un trago todo lo que quedaba en su vaso te confirmó que algo fallaba ahí. Ya que te preguntase si invitabas mientras ordenaba que rellenasen su vaso... Tenía lo que se merecía, pero claro: Tú no lo sabías.

- No siempre se puede sonreír por todo. -Curioso que fueses tú quién decía aquello-. Habrá momentos en que estés mejor o peor, pero si hay algo que te preocupa no puedes simplemente ignorarlo; debes resolverlo.

Entonces llegó la pregunta. No querías enfrentarte a ella, y de hecho no ibas a hacerlo, pero que te preguntase si llevabas un barco comercial en medio de aquel lugar... Sería una locura entrar en esa isla si llevaras mercancías, pues el respeto a la ley terminaba a pocas millas de la costa. Aunque claro, si lo pensabas detenidamente tú habías cometido el mismo error y nadie se había percatado.

- Podría decirse que nos dedicamos al transporte de mercancías volátiles. -En realidad parecía una forma bastante precisa de definir a un criminal-. Se suele pagar muy bien, aunque puede ser peligroso si no se trata con la delicadeza que requieren esta clase de cosas.
Alice Wanderlust
Mensajes :
283

Fecha de inscripción :
01/02/2012


Hoja de personaje
Nivel:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm67/150De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (67/150)
Experiencia:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm92160/1000000De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (92160/1000000)
Berries: 78.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Nia Jue 6 Ene 2022 - 12:34

Tenía razón en sus palabras, sin embargo escuplir una bloque de mármol era difícil sin cometer algún error, y eso era lo que me había pasado a mi. La escuché con atención, pues no quería parecer maleducada, a pesar de que suscribía cada una de sus palabras, pues ella tenía la teoría, yo la práctica.

-No tengo alma de escultora- le dije con una leve sonrisa mientras miraba el vaso antes de escuchar que todo merecía la pensa- Si, supongo, el trabajo nunca viene hecho ¿verdad¿ Siempre debemos ir poco a poco por sendas diferentes hasta lograr algo en la vida.

Traté de dejar la bebida, pues sabía lo que iba a pasar si seguía así, pero entonces Alice, siempre tan alegre respondía las cuestiones como si el sol saliera mañana- No te lo discuto, pero a veces resolver el problema es peor que el problema en si Alice, a veces para llegar de un punto a otro, la línea recta no es la mejor solución.

No podía decirle otra cosa, incluso si dijo eso para animarme la cosa no era así para mi, al menos de momento, pues no hallaba solución alguna a algo que deseaba olvidar. ¿Quería solucionarlo? Por supuesto, pero el mundo no es color de rosas, y parecía que Alice eso lo sabía.

-¿Mercancías volátiles?- duda despejada- ¿Así que eres una pirata o una traficante?-quién lo diría, la verdad es que me sorprendería si hubiera atinado- Tranquila, aunque estuviera de servicio tampoco podría hacer mucho. Primero porque no quiero, segundo porque no puedo y tercero tendría que hacer una montaña de papeleo para que tan sólo me escucharan sobre que eres una persona que mueve "bienes volátiles"- dije jocosa ,sacando esta vez una sonrisa sincera.
-¿Solo estarás hoy por este lugar? La verdad es que hay muy buen ambiente, y si no fuera por los borrachos y la música de tasca, podría decir que hasta me recuerda a mi barrio de Dresrossa.- concluí antes de apartar el vaso de ron de mi vista.
Nia
Mensajes :
71

Fecha de inscripción :
25/12/2021


Hoja de personaje
Nivel:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm30/150De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (30/150)
Experiencia:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm17150/1000000De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (17150/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Recluta
Nia

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Alice Wanderlust Jue 6 Ene 2022 - 20:46

No terminaste de entender lo de la línea recta. Yo, sin embargo, quise abofetearla. ¿De verdad a asesinar a una persona lo llamaba "línea recta"? No, peor: Lo llamaba solución. Una solución peor que el problema, desde luego que sí, ¡pero solución! Una opción a seguir contemplando si se daban las circunstancias propicias. Tú, sin embargo, tratabas de atisbar qué clase de trampa podía haber intentado para ascender más rápido de lo que debía. ¿Pedir ayuda a su padre, tal vez? ¿Amenazar con los galones del viejo capitán a su sargento? Quizá esos días que había pedido fuesen días que le habían obligado a pedir: Un permiso obligado.

- Si no son rectas muy probablemente no sean soluciones -repusiste-. A veces parece que damos mil vueltas para resolver problemas muy simples, pero es porque tenemos que asegurarnos de que todos a nuestro alrededor, o al menos la mayor parte de ellos, no salgan perjudicados por nuestras acciones.

Siempre intentabas minimizar daños para la gente a tu alrededor. A veces lo lograbas, otras no, pero sabías que huir otra vez de English Garden sin asegurarte la seguridad de Eli y los demás era una cosa que no podías hacer. Una vez había sido un error que inocentemente habías cometido, pero que no podía repetirse. Lo mismo con la mayoría de tus actos, claro, y en cierta medida porque no te perdonabas lo que había sucedido en Hallstat. Sobre todo, no me lo perdonaba yo.

- No vas a tener que darme caza, si es lo que te preocupa. -Guiñaste un ojo, pícara-. Soy una flor delicada incapaz de llevar una ajetreada vida de criminal; me marchitaría bajo el peso de la condena.

En realidad eras bastante consciente de que probablemente si no fuese por algunas convicciones morales que poseías podrías haberte dedicado a la vida como pirata. Navegando como un lobo de mar, buscando tesoros y enfrentando a piratas cuando se entrometiesen en tu camino... En realidad no distaba demasiado de lo que realmente hacías, claro, pero tras cada pelea solías cobrar la recompensa del maleante con tan mala pata de cruzarse contigo. La caza era un gran negocio que aunaba tu gusto por el lujo y tu necesidad de adrenalina de manera muy singular; no querías renunciar a esa forma de vivir.

- Yo pensaba quedarme todo el día por aquí -contestaste-. Beber, bailar, tal vez cerrar algún trato con alguien que sea simpático... -Veías en el fondo de la taberna un hombre de edad indeterminada y cierta elegancia que no te quitaba el ojo de encima. No era tu tipo-. Lo que se suele hacer por esta isla, y mañana levar anclas y zarpar hacia el mañana.
Alice Wanderlust
Mensajes :
283

Fecha de inscripción :
01/02/2012


Hoja de personaje
Nivel:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm67/150De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (67/150)
Experiencia:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm92160/1000000De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (92160/1000000)
Berries: 78.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Nia Vie 7 Ene 2022 - 8:51

Oh vaya, parecía que Alice iba a irse de aventuras por el ancho mar sin dudarlo. Me alegraba que tuviera gente tras de ella en la que pudiera apoyarse, pues muchas veces estar acompañada no significaba estarlo realmente, a veces la soledad ganaba por bancada, y me alegraba de que Alice no estuviera asi.

Sonreí levemente ante su comentario, pues parecía que finalmente iba a quedarse toda la noche de parranda. No la culpo, yo haría lo mismo si pudiera.  Pero lo que si podía hacer era decirle de bailar  y seguir bebiendo hasta que saliera el sol. Entonces cogí el vaso de ron y cuando iba a alzarlo, un empujón hizo que me tirara el vaso por encima.

-¡Me cago en!
- me contuve al ver que el que me había dado era un tipo enorme y mórbido. Tenía una larga barba, un diente de oro y un largo fajín rojo en la panza, casi parecía un capote... Me quedé mirándolo, pero él ya lo estaba haciendo por mi reacción. El tipo con voz ronca, y aparentemente algo chispa me dijo de muy malas maneras:

-Apártate mocosa, necesito sitio y tu estás ocupando uno.

Arqueé la ceja y miré que justo detrás de él había una mesa con cuatro sitios y tres tipos sentados en ella riéndose. Debían ser los amigotes que, de seguro, le habían incitado al borracho para que me molestara.

-Tienes un sitio ahí atrás, con tus amigos imagino. Pero si lo que quieres es que te sirvan otra copa, me aparto sin problema- dije con tono calmado, pue no quería montar un numerito, de momento. Así que le pedí un trapo al tabernero para limpiarme la blusa del ron derramado.

-Quiero tu sitio, apártate- dijo otra vez con un tono más propio de un orco que de una persona, e hizo un ademán en mi hombro que me movió un poco, pero mi culo seguía sentado en el taburete.

Ya es la segunda vez que me tocaba, no iba a ver una tercera. Suspiré profundamente mientras algunos clientes miraban la escena. El tabernero no decía nada, no había huevos.

-Mira, no quiero bronca
- le dije amablemente- Si tus amigos te han dicho que hagas esto, diles que te dejen de usar como mono de feria. Si quieres una bebida, ya te lo he dicho, me aparto. Pero no voy a moverme habiendo estado tu sentado ahí atrás antes.

Lo siento, puede que estuviéramos en una isla de criminales, pero a ojso de todos yo era una más en aquella tasca, y no me iba a dejar tocar las narices por un idiota. Bastante educada había sido, pero como el borracho me tocara mucho las narices...yo acaba herida, pero él en el hospital. Aunque no quería hacer eso, aunque fuera en legítima defensa. Primero las palabras.


Nia
Mensajes :
71

Fecha de inscripción :
25/12/2021


Hoja de personaje
Nivel:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm30/150De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (30/150)
Experiencia:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm17150/1000000De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (17150/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Recluta
Nia

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Alice Wanderlust Vie 7 Ene 2022 - 10:54

El sonido fue lo primero que llegó, como un chapoteo. Pudiste verlo, claro que sí, pero reaccionar... Ya era otro asunto. Nia iba a brindar, o algo, cuando el empujón de una masa abotargada con pequeña cabeza de garbanzo hizo que toda su bebida le cayese por encima de la ropa, empapándola. En realidad no habría trascendido más si hubiese sido un hecho accidental, pero el obeso pirata parecía haberlo hecho con una intención muy clara y no tenías clara cuál era su finalidad más allá de hacer que la blusa de la marine transparentase.

Hablaba con tono agresivo y descortés, algo extraño en aquella isla y que solo podías achacar a que el alcohol le había hecho olvidar los principios de cortesía que regían Little Paradise. Eso o que era la única persona que aún no había logrado cerrar un trato satisfactoriamente debido a su panza informe, su precaria barba o su sonrisa de dientes negros. Por otro lado no querías olvidar que se trataba de una isla pirata y los disturbios, al fin y al cabo, eran parte de la esencia del lugar; al menos el atento camarero no parecía ni siquiera molesto con la situación.

- ¡Pelea! -gritaste, echándote hacia atrás-. ¡Se van a pelear!

Como si de una coreografía perfectamente ensayada se tratase, todos retrocedieron un par de pasos mientras la poca gente que había junto la barra se cernía sobre las paredes. La gente de las mesa comenzó a levantarse para poder ver mejor lo que estaba sucediendo, pero por el momento solo había una confrontación verbal algo tensa entre ambos. Quizá dejándote llevar demasiado por el ambiente de juerga del lugar, fuiste la primera en encender la chispa:

- ¡Vamos Nia, demuéstrale a esa bola de grasa por qué hay que tener educación!

Fue entonces que el improvisado público rugió. Algunos gritaban al gordo, otros insultaban a la muchacha... Era difícil discernir qué decían en medio del alboroto, pero la opinión estaba dividida de forma muy dispar y podías notar que mucha gente quería, por seguramente razones muy dispares, que Nia perdiese. Hasta yo quería que se llevase una paliza, la verdad.
Alice Wanderlust
Mensajes :
283

Fecha de inscripción :
01/02/2012


Hoja de personaje
Nivel:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm67/150De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (67/150)
Experiencia:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm92160/1000000De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (92160/1000000)
Berries: 78.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Nia Vie 7 Ene 2022 - 11:49

El gordo no tardó en sentirse coreado para tratar de propinarme el primer golpe en la mandíbula haciendo que cayera del taburete a un metro más o menos en el suelo. Mientras estaba tirada se podía ver como aquel tipo levantaba los puños como si estuviera en un ring gritando hacia los que lo alababan. Por mi parte levanté la cabeza y escupí un poco de sangre.

" Que no se diga que no he sido educada" Pensé mientras me levantaba y  limpiaba la sangre de la boca con el puño. Mientras tanto el gordo se percató de que no me había mandado al otro barrio con aquel puñetazo, y se giró hacia mi.

-Pero si sigues entera hip...carajos con la mocosa hip, espera que eso lo arreglo ahora
- dijo preparando su puño y lanzándose contra mi como un toro ante  el burladero.

Suspiré y corrí yo también hacia él. Cuando su puño fue impulsado hacia adelante con intención de darme, yo me agache deslizándome por  el suelo entre sus piernas, y cuando pasé por el punto 0 de la creación levanté uno de los pies dándole en todo el asunto. Pasé al otro lado y aquel tipo pegó un alarido que no fue ni medio normal, cayendo de rodillas y llevándose las manos al paquete.

Por mi parte me levanté con calma, lo rodeé y me puse frente a él.

-Admito que pensaba que no tenías nada- dije antes de propinarle un puñetazo en la boca, partiéndole los dientes y haciéndole saltar el de oro. Vale que fuera un palillo, pero so desgraciados, era una marine entrenado.

Tanto  cuerpo no le había servido de nada en el momento que la boca le sangraba mientras que los ojos le quedaban en blanco y caía panza arriba sobre el tablado. Todos se quedaron mirando, algunos riendo, otros entregando el dinero de las apuestas al vencedor. Yo por mi parte me quedé mirando a la Platea como diciendo "Alguien más quiere sitio" o "Alguien más quiere verterme el ron"

Dicho esto volví a colocar el taburete de pie, y volví a sentarme en la barra, y esta vez pedí un ron, que me sirvieron al momento. Le pegué un trago manteniendo la bebida en la boca a modo de anestesia..me dolía hasta el oído del golpe. También había pedido un poco de hielo, para mi mano, que no quedó mejor que la dentadura del gordo.
Nia
Mensajes :
71

Fecha de inscripción :
25/12/2021


Hoja de personaje
Nivel:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm30/150De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (30/150)
Experiencia:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm17150/1000000De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (17150/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Recluta
Nia

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Alice Wanderlust Vie 7 Ene 2022 - 21:18

El resultado no se alejó demasiado del esperado. Nia era una militar entrenada y el hombre no estaba precisamente en su mejor forma física. Bien era cierto que muchas veces el tamaño de una persona era increíblemente engañoso y resultaba mucho más ágil y flexible de lo que aparentaba a priori, pero eran los casos más raros. Por otro lado, habrías esperado que una militar entrenada hiciese uso de su superioridad táctica para reducirlo sin utilizar un truco tan sucio. Eras la primera consciente de que en una situación de vida o muerte había que defenderse con uñas y dientes, pero ella estaba enfrentándose a un borracho con evidentes carencias motrices -aunque había conectado un directo a su cara espectacular-.

Yo en cierto modo me imaginaba que sucedería algo por el estilo. En situaciones de estrés había observado cómo se desenvolvía y atajar cualquier problema de forma desproporcionada parecía muy propio de ella. Inesperado en esa situación, tal vez, pero no sorprendente. Sin embargo los vítores llegaron y las quejas también. La poca gente que había tenido tiempo de apostar reclamaba su dinero mientras algunos protestaban al pagar, disconformes con el resultado.

- ¿Y a quién le vas a reclamar? ¿Al árbitro? -comentaba uno.

- Gana el último en pie -decía otro-. O quién acabe con más dientes, y en ambas pierde. ¡Paga ya, rácano!

Tú, sin embargo, te acercaste a la barra para recuperar tu bebida. De pura casualidad no estaba llena de sangre, pero le había caído un escupitajo indefinido y pusiste carita de puchero al tabernero para que te la cambiase. Sin embargo, antes de que este llegara a servirte los amigos del gordo -o sus acompañantes, al menos- se hicieron un hueco entre la gente para ayudarlo a levantarse. Uno de ellos encaró a Nia con bastantes malas pulgas y le lanzó un escupitajo en la cara.

- A ver si tienes cuidado con a quién dejas pasar, imbécil -gritó, sin siquiera mirar hacia la barra-. Que se te cuelan putas sin modales en la taberna y al final tengo que educarlas yo. -Se sacó el cinturón de cadenas, golpeando su mano con él tras ello-. Vas a pedirle disculpas, mocosa, o te vamos a dejar más fea que un carro por debajo.
Alice Wanderlust
Mensajes :
283

Fecha de inscripción :
01/02/2012


Hoja de personaje
Nivel:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm67/150De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (67/150)
Experiencia:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm92160/1000000De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (92160/1000000)
Berries: 78.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Nia Sáb 8 Ene 2022 - 9:17

Traté de beberme le ron tranquila, y entonces me dispuse a hablar con Alice antes de que me molestaran.

-Te va la marcha
- le dije debido a su comentario de antes, ya que en vez de calmar la situación, solo quería pelea y pelea. Había que tener muy mala leche. -Ya has visto que yo no me he metido con nadie, solo quiero beber y estar tranquila. ¿No pido mucho verdad Alice?

Copa para dentro. Saboreé el ron por unos segundos y comenzaba a aprender el porqué los marineros perdían el culo por esta bebida. Vamos, no era gran cosa, pero dioses que pelotazo pega. Vale, creo que pararé de beber antes de que acabe como el gordo de antes. Aunque también era tarde, pues sus compañeros no tardaron en increparme, concretamente uno que vino hacia a mi. Entonces ya se podía ver mi descontento en la cara.

-No quiero  más problemas -dije en alusión a que quería estar tranquila como lo había estado hasta ahora. Lo que si me quedé mirando al tipo con la cadena en la mano, y sinceramente por no tener más gresca con estos imbéciles cogería el camino fácil. Así que miré al gordo seboso que trataba de ser levantado por sus compañeros.

-Oye, disculpame
- dije antes de darme la vuelta y volverme hacia la barra. ¿Porqué tenía que pedir perdón? O sea, es como si te roban la cartera y le pides perdón al ladrón por no tener más de  cincuenta berries dentro. ¿Pero de que van?. Como sus neuronas apenas sumaban una entre los tres, y como era obvio el de la cadena se lo tomaría a mal seguro...bien, que no se diga que he empezado yo.

-¿Me es estás vacilando puta?
- reiteró mientras lanzaba su mano hacia adelante con intención de darme por la espalda con las cadenas.

Así que como era obvio que iba a hacer eso me ladeé rápido hacia la izquierda sin salir del taburete, haciendo que la cadena golpeara la barra. Momento en que  la agarré y miré al tío -¿Y tu me has vuelto a llamar puta?

Así que rápidamente me levanté, mientras sostenía la cadena con una mano, con la otra lancé el taburete donde me encontraba sentada contra aquel tipo, impactándole de lleno y tirándolo al suelo mientras desenvainaba mi sable y le apuntaba al cuello.

-¿Me vais a dejar beber tranquila de una santa vez o tengo que ir uno por uno?- dije mirando a los otros dos antes de volver a mirar al que había tirado.- No me volváis a molestar, ni a mi ni a nadie porque os parezca gracioso estúpidos lerdos. Dejar a la gente tranquila y beber tranquila, y si queréis gresca pegaros entre vosotros, que vuestras neuronas  seguro que ni se enteran de los puñetazos.

Estaba cansada, y como sabía que si seguía allí vendría otro berzotas a molestarme opté por pagar mi consumición y llevarme una botella de zumo esta vez conmigo. Pero antes de eso miré a Alice.

-Me ha encantado verte Alice, a pesar de las condiciones. Me voy a beber fuera y a dar un paseo, paso de que alguien vuelva a molestarme por ocio
- dije con tono calmado y hasta resignado. Solo quería estar tranquila y divertirme del ambiente de la noche, no aguantar a idiotas que como me ven sola, cargan contra mi porque si. Así que la mejor opción era salir de la taberna. Así que me dirigí al tabernero antes de salir:

-Hay que tener cuidado con quien entra...que se le cuelan los perros- dije en alusión a la misma frase que había dicho el otro idiota con las putas. Dicho esto salí afuera.
Nia
Mensajes :
71

Fecha de inscripción :
25/12/2021


Hoja de personaje
Nivel:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm30/150De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (30/150)
Experiencia:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm17150/1000000De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (17150/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Recluta
Nia

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Alice Wanderlust Sáb 8 Ene 2022 - 20:54

Las cosas se salían muy rápido de control cuando esa mujer estaba cerca. Había tumbado en un par de golpes al gordo y ahora seguía bebiendo como si nada fuera con ella, mientras los amigotes de su improvisado rival la insultaban y amenazaban. Ella contestó con voz cansada, se disculpó, te aludió...

No contestaste, tan solo abriste los ojos mirando al vacío y te sentaste en silencio para beber lentamente de tu vaso. Sí era pedir demasiado, mucho más si no aceptaba que lo último que debía hacer lidiando con borrachos era entrarles de frente. Lo único que conseguía era alimentar una espiral de violencia que, efectivamente, tú habías avivado como la lumbre de una chimenea a pleno pulmón. Sí, de hecho tú no eras la más indicada para decir nada en aquella situación, hacías bien en no dejar de beber hasta que las miradas se fueron alejando de ti.

Al menos Nia tomó la decisión menos incorrecta: Hizo de tripas corazón y se disculpó con no demasiada amabilidad, pero la justa para que nadie pudiese reprocharle contraatacar cuando el golpe que estaba por venir llegase. Porque lo sabía ella, lo sabía él, lo sabía el tabernero que te miraba con preocupación y lo sabías tú que le devolvías la misma expresión ansiosa, dividida entre tu ansia de adrenalina y tus ganas de tener una sana noche de fiesta por una vez después de meses encerrada en casa.

Lo que pasó a continuación no fue sorprendente, o al menos no demasiado: La cadena fue alzada, una banqueta voló contra su pecho y el sonido del metal cortando el aire al desenvainar calló cualquier grito que pudiese hacer sombra a las no poco agresivas palabras que Nia pronunció a continuación. Definitivamente no iba a poder seguir en la taberna después de todo eso, y tras semejante salida probablemente tú tampoco.

- No seas boba, Nia -dijiste, casi por compromiso-. Quédate un rato, no va a haber más problemas. Ya están tranquilos, ¿ves? -De alguna manera la visión del sable tan cerca había cogido de sorpresa a unos piratas que estaban casi por completo desarmados y demasiado borrachos como para reaccionar; habían vuelto a sus asientos entre no pocas maldiciones y bastantes burlas de los parroquianos-. Solo son una panda de borrachos, no dejes que maten la diversión.

Se marchase o no tú pedirías otra copa más. Habías terminado la tuya y estabas demasiado sobria como para sentirte cómoda en aquella isla.
Alice Wanderlust
Mensajes :
283

Fecha de inscripción :
01/02/2012


Hoja de personaje
Nivel:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm67/150De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (67/150)
Experiencia:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm92160/1000000De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (92160/1000000)
Berries: 78.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Nia Sáb 8 Ene 2022 - 21:08

Me detuve en seco al escuchar las palabras de Alice con cierta sorpresa. Imaginaba que no le iba a importar que me fuera, y menos cuando trataba de evitar más problemas. Ella sin embargo decía que no iba a haber ninguno más. ¿La excusa? Que estaban borrachos. No nos engañemos, pues los borrachos solo hacen en ese estado lo que sobrios pretendían ya hacer, y quien es un maleducado y un idiota, lo será por siempre. Pero a pesar de todo Alice tenía razón. ¿Porqué me iba a ir? Encima...

Así que di media vuelta, volví hasta mi sitio y tomé asiento, antes de poner la botella de zumo sobre la barra. Como era obvio había algunas miradas indiscretas, como no. De todas maneras parecía que la gente ante la voz de Alice, se callaba, o eso parecía. Sin duda alguna esta muchacha escondía más que una bonita cara.

-Gracias- le dije antes de pedir un vaso al tabernero- No es ser boba, pero estoy cansada de que me molesten cuando no voy buscando guerra, me estresa mucho. ¿No pueden dejarme disfrutar de la noche? No, tienen que venir a sobrepasarse conmigo, como siempre.-dije antes de cambiar el tono cansado por uno más neutral- No sé como lo haces tu, pero si no me tiran la comida por encima en el cuartel, me ponen perdida de alcohol aquí, te juro que no sé como lo hago. Parece que atraigo los problemas, y esta vez sin buscarlos- concluí antes de dar un trago al zumo.

Miré alrededor y la normalidad de la fiesta y el jolgorio parecía haberse restablecido. Los pesados ya no estaban, pues se habían largado probablemente a hincharse a vino en otro sitio. Suspiré y entonces pregunté a Alice.

-¿Que te llevó a acabar como una criminal? O sea, no me laiterpretes, pero como decías que manejabas mercancía "volatil", buen, es mera curiosidad. No tienes pinta de ir con una daga en la boca asaltando barcos.
Nia
Mensajes :
71

Fecha de inscripción :
25/12/2021


Hoja de personaje
Nivel:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm30/150De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (30/150)
Experiencia:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm17150/1000000De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (17150/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Recluta
Nia

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Alice Wanderlust Dom 9 Ene 2022 - 17:37

Tus palabras parecieron apaciguar levemente la ira de Nia, que aun así seguía bastante nerviosa por lo que acababa de suceder. La gente ahora se apartaba de ella con cierto miedo y el tabernero no le quitaba el ojo de encima, preocupado de que en cualquier momento volviese a sacar el sable. Tú compartías en cierta medida esa misma preocupación, pero tampoco ibas a mencionar nada no fuese a ser que al final optasen por pedirle que se marchase. Aun así el hombre retiró el vaso de ron y puso otro zumo en su lugar, dando a entender que aquella mujer ya había bebido mucho por lo que quedaba de jornada.

- Soy rubia, preciosa, bajita, inofensiva y he invitado a todo el mundo a una copa nada más llegar -explicaste-. No se me dan bien los rituales sociales, pero creo que nadie intenta enfadar a una persona dispuesta a pagar la cuenta de todos. No al menos hasta que salga por la puerta y alguien decida atracarme. -Sería una insensatez. Ni siquiera en Jaya, donde nos habíamos llevado una enorme cicatriz en el antebrazo de recuerdo, había sido una buena idea intentar asaltarte-. Lo que me suele pasar algo más a menudo es que intenten casarme, la verdad.

No pudiste evitar reírte. En cierta medida era terapéutico. El tiempo en English Garden había sido casi una tortura sabiendo lo que te esperaba de no habernos encontrado con Sutur. Quizá por eso guardabas buen recuerdo de Nia, asociándola con tu libertad más que con otra cosa aunque la relación fuese puramente incidental. De hecho, estabas tan contenta por los sucesos que aún no te habías parado a pensar que si Sutur seguía libre algo debía estar sucediendo.

Sin embargo no pudiste evitar arquear una ceja ante semejantes acusaciones, soltando una sonora carcajada mientras pensabas en cómo responder de manera adecuada sin que eso implicase pelearte antes de abandonar la isla. Al fin y al cabo, por mucha paz reinante en Little Paradise que hubiese, seguía siendo un nido de piratas.

- Te acabo de decir hace nada que no soy una criminal -repetiste, aún con una ligera risilla-. De hecho, me paga la misma gente que a ti. Solo que mucho mejor y con más libertad. -Y sin seguro médico, bastante más riesgo, desprecio de los marines, sin alojamiento pagado ni desplazamientos... Pero sí, tenía más libertad-. ¿Tanta pinta de mala tengo?

Le sacaste la lengua. Yo pensaba que tal vez solo buscaba aliviar su conciencia imaginando que la tuya estaba embarrada.
Alice Wanderlust
Mensajes :
283

Fecha de inscripción :
01/02/2012


Hoja de personaje
Nivel:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm67/150De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (67/150)
Experiencia:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm92160/1000000De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (92160/1000000)
Berries: 78.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Nia Dom 9 Ene 2022 - 18:37

Sin duda era una buena forma de meterse a la gente en el bolsillo. Ten a todo el mundo contento, la cartera llena, créete el jefe y tendrás un montón de aduladores. Alice no era así, pero su estrategia me recordaba mucho a gente que si lo era. Sin embargo, algo que si me pareció interesante fue cuando dijo lo de que intentaban casarla.

-¿Casarte? ¿Cómo que intentan casarte? ¿Eres una princesa o una noble o como va el asunto?
- pregunté curiosa ante aquello. Alice si bien era cierto que tenía aspecto de princesita, sus actos y forma de hablar no lo parecían. ¿Sería una mujer rebelde, que buscaba su propia visión del mundo? Probablemente. - La verdad es que me estoy llevando muchas sorpresas, y para bien Alice- dije dando otro sorbo al zumo- Nunca imaginé conocer a alguien como tu, ya que normalmente los únicos contactos que tengo son del cuartel.

La taberna estaba bastante tranquila después del jolgorio, y yo ya había bebido lo que quería, y me apetecía estar tranquila un rato. Ya no veía tan viable el dar paseos o ir a casinos.

-No, no- dije excusándome- Todo lo contrario, pero aún asi me sorprendes un poco, nada más....afff- me levé la mano a la frente, si, hora de retirarse. - Creo que ya estoy hasta delirando Alice, creo que me iré a algún motel o algo por el estilo, no soy capaz de beber más zumo o ron. Además, estoy segura de que no tardarán en venir más bobos por aquí, a pesar de que hoy hay barra libre gracias a tu cortesía. - me pasé la mano por la cara, como intentando espabilar un poco- Si te parece bien, ¿Me contarías más de ti? Siento curiosidad no te voy a engañar, no sé, de tu niñez, o como has acabado con nakamas o algo por el estilo.

Al menos tendría más conversación con ella, y por lo menos no me tendría que retirar tan pronto. Estaba algo cansada, si, pero aún así me había dado cuenta, que si me ponía ahora sobre una cama solo iba a romperme la cabeza, y prefería perder la consciencia antes que volver a pasarlo mal.
Nia
Mensajes :
71

Fecha de inscripción :
25/12/2021


Hoja de personaje
Nivel:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm30/150De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (30/150)
Experiencia:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm17150/1000000De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (17150/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Recluta
Nia

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Alice Wanderlust Dom 9 Ene 2022 - 20:07

- Era una forma figurada de hablar -te corregiste-. Como para explicar que no tengo a nadie que me tire la comida por encima o me empape con alcohol. Pero tengo una edad a la que en mi isla la gente suele estar ya casada.

Habías pasado mucho tiempo sin dar a nadie tu apellido para evitar aquello. Aunque en algún momento lo hubieras sido llevabas años sin considerar que fueses noble, y solo lo habías utilizado como arma mientras necesitabas evitar los abusos de un Lewis cada vez más insistente. Aun así acababas de descuidarte demasiado con una persona que podía ser muy peligrosa para ti. Si en algún momento llegase a atar cabos y supiese que en tu cuerpo habitaba la única persona que podría desvelar la verdad podrías estar en peligro. Aunque eso, lógicamente, tú no lo sabías. Simplemente te incomodaba que la gente se percatase. Y con razón.

- La cosa es que me llamo Alice, soy capitana de un precioso barco -agarraste tu vaso, dando un trago- y me gano la vida viajando sin ningún pretendiente a la vista. Si en algún momento soy algo más será porque quiero y me lo he ganado.

Quizá fuiste demasiado tajante. En realidad, aunque te incomodaba que se supiese, lo cierto era que resultaría francamente difícil volver a usar en tu contra eso. Una vez Lewis te había encontrado porque dijiste tu apellido donde no debías, pero era bastante dudoso que se atreviese a repetirlo sin tener a Eli controlada. Al fin y al cabo podías decir muchas cosas malas de él, pero nunca osarías pensar que era estúpido.

Por su parte Nia empezaba a adolecer las consecuencias de beber tanto de golpe y comenzaba a sentirse mal, o eso decía. Tú la creías, pero a mí cuando aprovechaba la excusa para pedir que le dijeses cosas acerca de ti me pitaban las alarmas. Tú, sin embargo, pusiste cara de sorpresa por un momento y contestaste:

- Tal vez lo más interesante es que empecé a vivir cuando salí a navegar por primera vez -dijiste-. Mis recuerdos de infancia son aburridos, pero cuando bajé la Reverse Mountain conocí un ángel. Se llamaba Surya, y sus alas son lo más bonito que he visto en mi vida. Aunque tenía un gusto un poco extraño por la ropa.

Aún recordabas lo del vestido de su hermana.
Alice Wanderlust
Mensajes :
283

Fecha de inscripción :
01/02/2012


Hoja de personaje
Nivel:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm67/150De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (67/150)
Experiencia:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm92160/1000000De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (92160/1000000)
Berries: 78.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Nia Lun 10 Ene 2022 - 8:13

¿Capitana? Vaya con la muchachina, y aparentaba ser una niña pequeña con mucha astucia. La verdad es que nunca me hubiera imaginado todo esto por parte de Alice, y en parte me complacía. Además tenía un barco y todo, a mi estas cosas me hacían flojear mucho.

-¿Un galeón? ¿Un bergantín?¿ Una corbeta? -dije animada- Oh, espera, imagino que una Pinaza o una goleta que son más maniobrables ¿no?- si, me gustaban mucho los barcos, y se notaba a la legua. No en vano me pasaba las tardes visitando la base de Dressrosa cuando era pequeña con mi padre, así como los Astilleros de Galley-la, donde veía auténticas obras de arte en madera y lona.- A mi también me encantaría tener mi propio barco y mis propios nakamas, debe ser divertido, y seguro que haríamos una buena piña para luchar contra los malos- si, hacía referencia a un buque marine . Así que tras esto alcé mi zumo- Por la capitana Alice- dije con un tono más animado ya.

Me lo bebí de golpe y dejé el vaso sobre la barra.

-No lo dudo, cada una de nosotras forjamos nuestro propio futuro, así pienso yo al menos, pero me alegra que te vaya bien la verdad, y te lo digo con sinceridad.

Entonces comenzó a hablarme de una tal Surya, parecía tenerle mucho aprecio y eso no se si era bueno o malo. Si algo había aprendido es que los ángeles se pueden volver demonios con túnicas con un chasquido de dedos.

-¿Una nakama que va en tu barco?- pregunté debido a lo bien que hablaba de ella-Bueno, es una pregunta un poco estúpida, sino estaría aquí contigo bebiendo y no yo. -era obvio- Lo de las alas es en sentido figurado o literal?- volví a preguntar a riesgo de meter la pata. Nunca había conocido a nadie con alas a la espalda, a no ser que fuera un usuario, vaya usted a saber.
Nia
Mensajes :
71

Fecha de inscripción :
25/12/2021


Hoja de personaje
Nivel:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm30/150De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (30/150)
Experiencia:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm17150/1000000De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (17150/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Recluta
Nia

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Alice Wanderlust Miér 12 Ene 2022 - 11:26

- Una pinaza, sí. -¿Por qué le gustaban tanto los barcos? Tú habías tenido que aprender qué era una pinaza tras hacerte con el barco de Duvalle y ella parecía tener una enciclopedia náutica en la cabeza. Aunque claro, se trataba de una marine y eso iba en la formación, asumías-. Es un barco grande, creo, de unos treinta metros de largo. Aunque claro, al lado de un galeón sigue siendo minúsculo.

Nia parecía fantasear con la idea de tener sus propios compañeros, aunque en teoría la Marina ya debía haberla asignado a un equipo o algo así, ¿no? Una tropa, batallón, o lo que fuese. Como militar lo que más sentido tenía era pensar que no se trataba de un lobo solitario, aunque dado su carácter a mí no terminaba de extrañarme que estuviese sola. Una víctima obligada a limpiar, convertida en verdugo tras insubordinarse, robar y chantajear a su superior. Si parte de esa personalidad transpiraba aunque fuese mínimamente en el día a día... Mal asunto.

Lo que captó más su atención fue Surya. Cómo no, era difícil de creer que un ángel navegase a tu lado -a veces yo mismo no terminaba de creerlo-. Incluso te hizo cierta gracia cuando preguntó si eran alas reales o era alguna clase de metáfora. Aunque claro, ¿por qué ibas a mencionarlas si no fuesen literales?

- Un nakama -corregiste-. Surya es un hombre, o al menos eso creo. No sé si los ángeles tienen... Bueno, ya sabes, pero parecía un chico. Joven, altísimo y de mirada distraída. Sonreía tranquilamente por todo y se emocionaba casi con cualquier cosa, casi como un niño. Y sus alas son dos largas extremidades de más de dos metros cada una, cubiertas de plumas blancas como la nieve. Sin embargo... -Había una cosa que querías dejar clara-: Que sea mi compañero no significa que tengamos que ir a todas partes de la mano. Todo el mundo necesita su tiempo y si convives con una persona día a día en un barco tu primer impulso no es seguir juntos cuando bajas a tierra.

En verdad llevabas meses sin ver a ninguno de los chicos, por lo que técnicamente no habíais convivido. Sin embargo te gustaba pasar el tiempo si bien no a solas, sí a tu aire. Preferías divertirte por tu cuenta y si el destino os llevaba a cruzaros, encontrarte con ellos. Quizá Surya fuese la única excepción en todo aquello, aunque porque lo habías adoptado como a un hermano pequeño o algo así.

- ¿Tú no tienes amigos en la Marina? -preguntaste. Yo recordaba a Bobi, pero no sabía hasta qué punto podían serlo-. Cualquiera pensaría que tantas horas entre letrinas juntos darían para conoceros.
Alice Wanderlust
Mensajes :
283

Fecha de inscripción :
01/02/2012


Hoja de personaje
Nivel:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm67/150De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (67/150)
Experiencia:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm92160/1000000De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (92160/1000000)
Berries: 78.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Nia Miér 12 Ene 2022 - 11:54

-Si, los galeones son demasiado grandes y pesados, creo que una pinaza es más que suficiente para unos aventureros- comenté antes de sacar una pequeña bolsa de berries de mi bolsillo derecho y ponerla sobre la barra.- Seguramente el barco os da servicio y eso es más que suficiente, no importa el tamaño sino como lo manejéis.

Dicho esto saqué un par de monedas para pagar tanto los zumos como la bebida. Sabía que Alice había invitado a todos, pero no me gustaba ese tipo de cosas, y mientras pudiera, pagaba lo mío. No sé si le iba a parecer mal, bueno, al menos no tenía que pagar una consumición más.

-Cierto, tienes toda la razón, aunque me hubiera gustado conocerle la verdad.

El tabernero recogió las monedas y siguió a lo suyo, mirándome tanto a Alice como a mi por unos segundos para seguir a lo suyo. Por mi parte ya estaba algo cansada, y lo único que deseaba era acostarme, ya ni me planteaba el dar un paseo o ir a algún otro sitio. Así que cogí mi bolsa, la cual estaba a los pies de mi taburete y me la llevé a la espalda.

-Creo que hoy tendrá mucha noche por delante Alice. Me encantaría quedarme más, pero estoy bastante cansada y aún debo buscar un alojamiento, y a poder ser que no em atraquen por el camino
- dije con cierto tono de broma- Me alegra mucho saber que estás bien y que te va muy bien, y espero que siga así. Aquí cada una marcamos nuestra senda, y espero que la tuya te reporte sendos beneficios personales, y porqué no decirlo, económicos

Si se dejaba le daría un beso en la mejilla, para luego sacar unas gafas de sol de la bolsa que llevaba y ponérmelas. Si, no hacía sol, pero quedaban bien. Hecho esto enfoqué la puerta de la taberna, y con un saludo de mano de espaldas, caminé hacia la salida. Me alegraba pensar que tenía una buena conocida en Alice, y esperaba más adelante poder mirarla a la cara sin tanto remordimiento
Nia
Mensajes :
71

Fecha de inscripción :
25/12/2021


Hoja de personaje
Nivel:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm30/150De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (30/150)
Experiencia:
De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 3qaWnZm17150/1000000De parvis grandis acervus erit (Alice- Nia) 9h2PZk8  (17150/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Recluta
Nia

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.