¡10 años en activo! Hace ya 10 años que esta comunidad, todavía más antigua, encontró su lugar en OPD. Los tiempos han cambiado y los usuarios más antiguos han dado paso a las nuevas generaciones que hoy rolean, pero siempre con el mismo espíritu que nos vio nacer: Construir juntos la historia más grande jamás contada. Da igual si acabas de llegar o llevas una vida; si te quedas o te vas: Gracias por hacer de este foro un lugar mejor.
27/02La actualización ha terminado con éxito casi completo. Quedan cosas por pulir, pero en breves se solventarán.
27/02Hemos tenido un pequeño problema con las afiliaciones al cambiar de skin. Rogamos comprensión y un poco de paciencia.
27/02La lotería ha terminado. Ya no se pueden intercambiar más premios por este evento; gracias a todos por participar.
Búsquedas
Últimos Temas
El Juicio final


Ir abajo
Alice Wanderlust
Alice Wanderlust
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuariohttps://www.onepiece-definitiverol.com/t25719-when-darker-the-ni

When darker the night, brighter the stars [Alice ID] Empty When darker the night, brighter the stars [Alice ID] {Dom 27 Feb 2022 - 11:40}

Nombre: Alice Wanderlust

Apodo: -

Raza: Humana

Sexo: Femenino

Edad: 21 años y medio exactamente (desde el momento en que esta ficha esté publicada quedarán 182 días y 12 horas para cumplir 22 años).

Rango/Empleo: Cazadora desconocida

Clase: La leyenda de la flecha de plata

Atributos: – Fuerza [7] – Resistencia [6] – Agilidad [3] – Velocidad [8] – Destreza [8] – Precisión [8] – Intelecto [13] – Agudeza [9] – Instinto [6] –

Atributos + Power Ups: – Fuerza [9] – Resistencia [8] – Agilidad [10] – Velocidad [3] – Destreza [12] – Precisión [12] – Intelecto [13] – Agudeza [9] – Instinto [9] –

Saberes: Ingeniería, Artillería, Manejo [Alice], Sigilo [Miles]

Dotes:
  • Estatua de cristal: Alice es bella como una escultura de cristal templado. Esto se refleja en una fortaleza adicional

  • Precisión antes que fuerza: Alice ha aprendido que muchas veces la fuerza no soluciona nada, sobre todo si estás tratando de arreglar un reloj. Por eso, posee un rango adicional en precisión y otro en destreza.

Datos escénicos:

Personalidad:
  • ¿Me conoces de verdad? Siempre sonríes, pero eso no significa que seas feliz. Ni siquiera significa que estés bien. Hace demasiado que te conozco, y los dos lo sabemos. No eres la clase de persona que cuente sus problemas; lo entiendo, yo también soy así, pero de vez en cuando deberías dejar de contener tus lágrimas o pedir ayuda por un momento. No niegues la evidencia, necesitas aprender a confiar un poco en los demás; sé que te han hecho daño, sé lo frágil que eres aunque quieras aparentar ser tan dura… Pero no son incompatibles, al fin y al cabo. Por mucho que esperes a llegar a casa, por mucho que no te quiebres hasta hundirte bajo un mar de mantas… Te rompes. Cada día un poco más, aunque cada día un poco menos. Y no voy a decir que no me amargue, pero tampoco puedo hacer nada por remediarlo; tan solo estar ahí, y ser fuerte por los dos.

    Al fin y al cabo, poca gente te conoce como yo. Poca gente sabe que la corona es más que un tatuaje, o los planes que tienes para tu espalda. Sé que a veces, el dolor te hace sentir viva. Esa vena masoquista me inquieta, pero puede ser porque a mí me dan miedo las agujas. En realidad, es la confirmación de algo que los dos deberíamos saber hace mucho tiempo: Eres la más valiente de los dos. Entregas tu corazón de forma incansable y, si no te frenase, te lanzarías a batallar contra la más mínima injusticia, sin importar las consecuencias. Olvidas demasiado a menudo que, por mucho que tu espíritu sea fuerte, eres débil.

    Solo eres una niña enferma que sonríe ante el dolor.

  • Gustos:

    El arte: Desde pequeña te gusta, ¿verdad? Tu cuarto está lleno de pinturas, muchas de ellas hechas por ti misma. Bocetos de retratos, naturalezas muertas, diagramas y planos… No eres muy dada a escribir, e incluso las pequeñas notas del día a día las dejas con pequeños dibujos. Te he visto también con barro entre las manos, e incluso alguna que otra vez tallando cuidadosamente madera. Es un buen pasatiempo.

    La tinta: Creo que un día decidiste ser arte. Te pareció que poco a poco el tapiz de tu cuerpo podía ir completándose para, al final de tus días, lucir como un lienzo más que cuenta la historia de una vida. Creo que no te percataste al empezar de que ya eras arte antes de dejar que la tinta manchara tu piel por primera vez.

    Los libros con muchos dibujos: Al fin y al cabo, eres Alicia. Algún día descubriremos el país de las maravillas.

    Los vestidos monos: Te diría que no entiendo por qué esa obsesión con comprar de manera constante ropa nueva. Tienes ya vestidos de todas las formas y colores, más lencería de la que más vas a usar y tantos zapatos que por indecisión siempre utilizas los mismos. Y aun así, me quedo como un tonto mirándote cada vez que te pruebas algo nuevo. Y cada vez que lo hago, me miras con la misma ternura.

    Yo: ¿No será que te gusto, aunque sea un poquito? Igual son imaginaciones mías, pero me miras casi como yo a ti.

    Los relojes: No sé cómo te las arreglas para llegar tarde a todas partes teniendo una colección de trescientos veintiún relojes de pulsera y casi un centenar de bolsillo, pero cualquiera pensaría que alguien con tanto amor por el tiempo sería puntual. Te he visto dibujar los planos completos de los ciento sesenta que has montado, y tienes esquemas de funcionamiento de cada uno que has abierto. Tal vez, y solo tal vez, tengas un problema.

    Los gatos: Puede que hayas visto a un gato sin sonrisa, pero nunca una sonrisa sin gato. Desde pequeña, desde que leíste ese dichoso libro, estás obsesionada con el gato de Cheshire, ¿verdad? Y con cualquiera en general. No suele molestarme, pero nunca te perdonaré que no me dejaras ponerle a nuestro ragamuffin Sargento Botas Peludas.

  • Desagrados:

    Correr: Duele, ¿verdad? Puedo ver cómo tu sonrisa se ensancha mientras contienes las lágrimas solo de pensarlo. Y ya no solo se trata del dolor, sino saber que en cualquier momento puede llegar el “crack”, tras el cual estás indefensa a merced de la buena voluntad de un desconocido.

    El coco: Creo que nunca he visto a nadie rechazar con tanto fervor un olor concreto como has hecho tú alguna que otra vez. No es que te maree, pero te disgusta. Aunque tal vez deberías probar algo distinto a los aromas de vainilla negra de vez en cuando. El chocolate también está bien.

    La vida nocturna: Me ha llevado muchos años comprender que no es la noche en sí misma, ni tampoco la fiesta. Te gusta beber, y aunque no puedas bailar mucho rato te gusta hacerlo de vez en cuanto. También los besos, y las caricias. Pero volver sola hasta casa, sentir las miradas furtivas de según qué bestia, el estrés que te provoca ese camino… Porque si pasa algo ahí, no vas a poder defenderte. Y será mil veces peor que la peor de tus pesadillas; eres consciente.

    El color rosa: No seas mentirosa. Lo que no te gusta es el rosa intenso. Esos tonos fucsias o híper saturados que se pone alguna gente en las uñas o, peor, lleva en camisas y vestidos. Pero te he visto con rosas pastel muchas veces, y puedo contar al menos una decena de vestidos rosas en tu armario. Por no hablar de los zapatos, la lencería, tu colgante de oro blanco y diamantes rosados en baguette.

    Las plantas de plástico: En honor a la verdad, a mí tampoco me gustan. Son una horterada al más puro estilo kistch, pero sin un sentido estético.

  • ¿Y quién soy yo?Resulta complejo describirse a uno mismo cuando, de hecho, ni siquiera eres una persona completa al uso. Mi nombre es Miles, Sebastian Miles Silvercat, y soy parte de ti. Puedes considerarme un protector que vive en tu conciencia, o un invitado no deseado que a veces toma tu cuerpo sin permiso. Sí, esos momentos de breve amnesia... Soy yo. Necesitamos vivir, y eso a veces implica dejar de observar y empezar a actuar. Tengo, en esencia, una personalidad similar a la tuya, aunque en mí se liberan -o tal vez, yo libero de ti- las partes más temperamentales. Soy tu pasión, en cierto modo, pero sobre todo soy la reacción a tus miedos, a tus inseguridades, a tu sentimiento de indefensión. Soy, en esencia, el reflejo de tu inconsciente, esa Alice brutal que se oculta entre dulces paños de seda, la bestia que protege tu corazón de cachorrito.

    Sé que puede ser un incordio tener pérdidas de memoria, pero yo no puedo ayudarte en eso. Yo recuerdo lo que sucede cuando tú estás al mando, puede que porque yo soy consciente de mi existencia. Tú, por ahora, ni siquiera eres capaz de oír mi voz, mucho menos de verme. Aun así, no te preocupes; nunca haría nada que pueda dañarte, y si yo despierto, a la mañana siguiente habrás vuelto ya en ti.

Aspecto:
  • ¿Cómo me ves? Vaya, no esperaba esta pregunta. Eres… Normal, supongo. Rubia, no muy alta, ojos verdes… En realidad no suelo fijarme mucho. Sí es cierto que sueles llevar el pelo recogido en una coleta alta, decorada con un lacito rojo. Bueno, lacito porque tú sueles llamarlo así, porque es casi tan ancho como tu cabeza. Y… No sé, no te veo tanto como para quedarme con cada detalle, pero tus ojos me gustan; ya no solo por ser verdes, que no deja de ser mi color favorito, sino porque en verano se vuelven dorados a mediodía y en invierno casi azulados cuando va cayendo el sol. Es como si las estaciones fuesen pasando por tu cara, iluminando esa sonrisa tan bonita, esa sonrisa que me irrita tanto. ¿Nunca te has planteado no hacerlo? No sonreír por un momento, tan solo… ¿Ni cuando lloras? Se me parte el corazón cuando lloras delante de mí, casi me dan ganas de irme. Pero no puedo abandonarte. Simplemente, ¿qué harías tú sin mí?

    Simplemente, ¿adónde iría yo sin ti?

    A veces miro de refilón tu cuerpo. Tu pecho no es enorme, pero sí difícil de cubrir. También es bonito, en cierto modo. Y blando, no como tus caderas. No te confundas; tienes unas formas definidas, solo que… ¿Cómo explicarlo? Eres pequeña. Muchos pensarían que te hace menos llamativa, pero a veces algo pequeño destaca mucho más. A mí me sucede. No es del todo comparable, claro, pero lo cierto es que me resultaría extraño si no te mirasen a menudo. A veces veo a la gente hacerlo: la escucho hablar de tus piernas delicadas o de tus bracitos delgados, o me fijo en que te miran durante demasiado tiempo el escote.

    También se nota que estás enferma. No es que lo disimules muy bien, la verdad. Siempre caminando despacio, con miedo a romperte, temerosa de cada persona que parece acercarse a ti. Sé que tienes una buena postura, pero adelantas los hombros y agachas la cabeza constantemente, como si necesitases esconderte. No me gusta. De hecho, lo odio. Pero odio más tu sonrisa.

  • ¿Cicatrices? Por fortuna no tienes demasiadas, o al menos ninguna lo bastante llamativa. Tal vez lo que más rápido se me viene a la mente sea la cantidad estúpida de pequeños cortes que llevas en las manos. Se supone que sabes lo que haces, pero los dos sabemos que casi siempre te puede la emoción y acabas usando más fuerza que maña. Bueno, por lo menos aún no has roto nada.

  • ¿Tatuajes? Alguno tienes. Más de los que querría, en realidad, ¿pero quién soy yo para ponerte límites? Para un vicio que tienes… Aunque hay algunos que me resultan particularmente interesantes, como el de tu pecho. Bueno, en realidad ese me encanta porque lo dibujé yo, en cierta manera. El día que nos conocimos, ¿recuerdas? La ruta que seguí con el dedo entre tus pechos, la filigrana en forma de enredadera que tracé con la mano… Tú añadiste el taiji; un poco de mí en ti, un poco de ti en mí.

    Creo que no te conocía cuando te hiciste la corona del costado izquierdo, pero es bonita. Realista, pero simplificada lo bastante como para no semejar recargada, y llena de gemas. Es una pena que no brillen, porque me encantan las cosas brillantes, pero no me canso de acariciarlo cada vez que te desnudas delante de mí. Justo lo contrario que me pasa con las rosas detrás de tu oreja; es la simple silueta de un rosal, con tres rosas, y no parece que signifique nada. Sé que me lo has contado cientos de veces, pero no me parece una buena excusa. Querías rosas detrás de la oreja y ya está; que no tiene nada de malo, pero no intentes convertirlo todo en una recreación trascendental porque si todo es importante, nada lo es. Y me interesa mucho más la flecha en tu antebrazo. También las dos fechas.

    Pero a mí no tienes que contármelo, claro. Yo ya sé por qué son.

    Aparte hay dos tatuajes a los que les tienes especial cariño, aunque sueles considerarlos parte de un todo: De tu hombro derecho se despliegan plumas de acuarela arcoíris por tu espalda, donde las recibe un poderoso caballo negro con un atrapasueños en la oreja. Quizá lo más importante no sea en sí mismo el tatuaje sino quién lo hizo, ¿verdad?

  • Indumentaria habitual: Has ido cambiando con el tiempo, ¿no? Tiempo hace ya del vestido azul, de las medias hasta medio muslo y del lazo rojo cerrándote el busto. Hace algún tiempo ya que te deshiciste de una época más infantil, más inocentona. A veces vistes escotes, incluso, pero sobre todo has comenzado a lucir los rojos y los negros: Faldas oscuras, vestidos como la noche y detalles del rojo más puro. Te gusta el escarlata que cae a tu espalda en una capa llegándote por los tobillos, también las dos piezas, una camisa encorsetada oscura y una falda con vuelo negra, ni muy corta ni muy larga, que te permite moverte con total soltura. En los pies... Bueno, le has cogido demasiado gusto al sufrimiento que acompaña los tacones. Yo no lo comparto, pero sobre todo los zapatitos blancos parece que no quieres soltarlos.

  • ¿Y yo? Yo... Es complejo. No te lo tomes a mal, pero tu cuerpo es demasiado femenino. Suele estar bien dado que eres una chica, pero se me hace muy extraño. No molesto, pero sí extraño. Me cuesta hacerme a la idea de que controlo algo tan ajeno, así que intento hacerlo un poco más mío. Lo justo, en realidad; lo bastante como para verme en el espejo a mí mismo, y no solamente a ti.

    Esta estrategia pasa, evidentemente, por bandas compresoras. No terminan de anular su volumen por completo, pero para alguien que no sepa su porqué resulta casi imperceptible, y suelo llevar un pañuelo al cuello para que ese volumen se justifique un poco más. No puedo anular tus caderas, pero sí llevar ropa algo más amplia para esconder tu cintura. No es tan holgada como para parecer un mantel, de todos modos, así que no creo que debas preocuparte por eso. Tampoco por la faja que llevo para "elevar" la línea de mis caderas un poco más, ni del chaquetón rojo que cubre el resto de mi ropa. Ni siquiera, de hecho, por los pantalones que, efectivamente, suelo llevar ajustados -tenemos un culo increíble, eso es un hecho- o por los tacones. Sí, llevo tacones. Eres demasiado bajita, ¿vale? Pero tranquila, solo suben dos o tres centímetros más que de normal. Y hacen que luzcamos mucha mejor figura.

    Ahora, hablemos del sombrero. Y del parche. El sobrero se debe a que era eso o cortarte el pelo a traición, y no podría hacer eso. Así que hago de tu cabello un moño y lo escondo bajo un sombrero tricornio con muchas plumas. Lo del parche... Podría defenderme fingiendo que responde a esconder tu tatuaje de la oreja, pero es que me gusta. Lo que pasa es que, la primera vez que me miré al espejo tras ponerme el modelito me vi hecho todo un pirata. Y me gustó.


Alice:
Miles:

Habilidades: En ese aspecto me recuerdas a una canción que nunca he escuchado, o a un poema que he terminado por olvidar. Como unos versos nunca escritos, me sorprende cada nueva cosa que voy descubriendo de ti. Lo bien que pintas, lo armónico de tu voz, el encanto que desprendes cuando te subes a un escenario e interpretas un papel. Se te dan bien tantas cosas que es imposible decirlas todas, pero los trabajos manuales y repetitivos que requieren disciplina se te dan casi tan bien como los ajetreados momentos en que se requiere una mente más atípica… Como la tuya.

No parecen afectarte las situaciones de estrés, al menos en lo que a mantener tu cuerpo en movimiento se refiere. Apenas pierdes destreza en tus manos cuando tienes prisa, y tus reflejos parecen aún más vivos cuando la situación es de vida o muerte. Sacas lo mejor de ti en las crisis, y esa es una habilidad que no mucha gente posee.

Fortalezas:
  • Disciplinada – F: La enfermedad de Alice la ha llevado a desarrollar un estricto sentido de la disciplina. Sabe guardar una rutina, mantener el rigor de los entrenamientos y obedecer cuando es necesario.

  • Buena memoria – F: En general, Alice posee una buena memoria. Recuerda fácilmente gran parte de las cosas y, aunque a veces las olvida, suelen venirle a la mente al poco rato.

  • Costurera – F: Hasta las damas de clase alta deben saber coser en English Garden. Alice nunca fue una profesional, pero si hace falta arreglar un roto o un descosido, puede hacerlo.

  • Tocar el piano – F: La disciplina obra milagros. Aunque nunca ha tenido un talento desmesurado, Alice es capaz de tocar técnicamente bien los teclados e incluso poner cierta alma en sus recitales.

  • Bailarina – F: Siempre quiso poder bailar. Es arriesgado y le lleva mucho aprender pasos nuevos de forma segura, pero se le da bien. Sin embargo, nunca baila en pareja con alguien en quien no tenga plena confianza.

  • Actriz – F: No es la mejor actriz del mundo, pero encima del escenario interpreta un papel. Quizá no sea su mayor talento, pero interpreta papeles creíbles, coherentes y sentidos.
  • Voz bonita – F: Alice posee una voz muy bonita, con tono soprano en el canto y cercano al mezzo al hablar.

  • Canto – E: Alice fue educada en canto por la primera soprano de la Ópera de Queens Plaza, y aprendió a cantar como una verdadera profesional con un registro desde el contralto hasta el soprano lírico.

  • Pintura – E: Su mayor pasión, o al menos de las más vivas que recuerda. Talentosa y hábil, tal vez en la pintura y la relojería sea donde encuentra la paciencia que le falta en la vida.

  • Relojería – E: El tiempo es equilibrio, calma y, sobre todo, serenidad. Las pruebas desafiantes como arreglar y montar relojes siempre han cautivado la mente de Alice, y logra realizarlas con increíble habilidad.

  • La cocina – E: Alice sabe cocinar. No es una cheff, claro, pero se defiende cuando tiene invitados y, sobre todo, cuando ella misma necesita comer.

  • Memoria eidética – D: Alice no recuerda todo, pero lo que recuerda lo recuerda a la perfección.

  • Elegancia natural – D: Hay algo en ella, en cómo se mueve, que hipnotiza. Simplemente, ha nacido para deslumbrar al mundo.

  • Empática: Igual que Alice es un libro abierto, sabe leer las emociones de la gente con una mirada. Resulta muy complicado mentirle dado que se fija en casi todo.

  • Ojo de plata – D: Alice posee una visión extraordinaria, hasta el punto de poder percibir las intenciones de la gente. A pesar de que no controla esta habilidad, tiene un sexto sentido para saber cuándo hay intenciones ocultas tras las palabras de alguien. Esto no le dice cuáles son ni en qué grado están presentes, solo que existen.

  • Entendida – C: Alice sabe un poco de todo. Siempre le ha gustado mucho leer y, sobre todo, absorbe conocimientos como una esponja. Casi recuerda cada dato que ha leído y, aunque no es una experta, puede ayudar a la gente que sabe de verdad.

  • Detallista – C: Alice es una persona que se fija mucho en los detalles. Al momento ve cosas que otros no percatarían en un simple vistazo, y sabe entenderlas –más o menos.

  • Resiliente – C: Resulta complicado pensar en una persona que sonría más que Alice, ¿no? Siempre se ha antepuesto a todas las desgracias y, si no la mata su poca cabeza, seguirá haciéndolo.

  • Aprendizaje rápido – B: Alice absorbe conocimientos como una esponja. De ese modo aprende extraordinariamente deprisa y, si entrenase poderes de su fruta del diablo, lo haría en la mitad de tiempo que una persona ordinaria.

  • Valentía – B: Tal vez estaría mejor llamarlo temeridad, pero el caso es que Alice sabe anteponerse al miedo cuando este se interpone en su camino. Podrían temblarle las manos, pero aferrará su arma con más fuerza y atravesará el escollo.

  • Belleza salvaje – B : Puede tener cara de bebé y cuerpo de doncella. Tal vez sea difícil tomarla en serio, pero Alice es simplemente preciosa. Cautiva las miradas de la gente con su mera presencia, y resulta difícil no dejarse llevar por su magnetismo natural.

  • Cristal templado – S: Los huesos de Alice no se rompen de forma astillada, sino en secuencias fractales. A través de este extraño misterio de la evolución, sus huesos rotos son capaces de regenerarse en cuestión de veinticuatro o cuarenta y ocho horas, aparte de no fracturarse.


Torpezas: Bueno, no es que seas la mejor acróbata de circo que haya visto en mi vida. A pesar de que tengas una buena flexibilidad, los aterrizajes no son tu fuerte. Hacer amigos tampoco. Eres demasiado cortante a veces, seca incluso. Tu sonrisa sempiterna lo empeora, ¿no crees? Yo sé que no es culpa tuya, pero tampoco puedes explicarle a cada desconocido que padeces un trastorno neurológico. ¿Te imaginas? “Hola, soy Alice y cada vez que algo me duele sonrío”. No parece la carta de presentación ideal. En cualquier caso, tampoco es que se te dé particularmente bien comportarte como una señorita; no eres una marimacho, claro, pero tampoco eres la dama de alta sociedad en la que tus padres esperaban algún día te convirtieses. Tal vez sea porque dices muchos tacos, ¿pero a quién no se le escapa uno de vez en cuando? Además, con esa sonrisa tan dulce… ¿Cómo no enternecerse ante tus exabruptos?

Debilidades:

  • Carita de bebé – F: Alice tiene una cara adorable. Demasiado adorable.

  • Sangre dulce – F: Por alguna razón, la sangre de Alice encanta a los PUTOS MOSQUITOS.

  • Buen gusto: Hay quien lo llama ser una tiquismiquis, pero querer las cosas bien hechas no se puede llamar así.

  • Impaciente – E: Cuando Alice quiere algo, lo quiere YA. Siempre llegará antes de tiempo, pero nunca esperará ni un minuto de más a no ser que le vaya la vida en ello.

  • Timidez – E: Alice no está acostumbrada a las multitudes. Tampoco a los desconocidos. Puede sobreponerse a esto, pero va a pasar un mal rato cuando esto suceda.

  • Lenguaraz – E: Alice dice bastantes tacos. Al menos, bastantes más tacos de los que debería decir una señorita.

  • Dislexia – D: Alice es disléxica. Sí, disléxica. Le cuesta leer y es una de las actividades que debe realizar con la debida calma. Probablemente no sea capaz de leer en situaciones de apuro.

  • Hemofobia – D: Tal vez no se pueda decir tanto, ¿pero a quién le gusta la sangre? Alice no disfruta de la sangre; de hecho, casi le cuesta mirarla.

  • Ineptitud social – D: En realidad no es una inepta social, o no del todo. Acostumbrada a los ires y venires de la alta nobleza las relaciones humanas con los plebeyos le resultan un absoluto misterio.

  • Alergia a los cacahuetes – D: No, gracias, no quiere mantequilla. Ni tarta Banofee, ni esa bolsa de surtido de frutos secos. Si prueba cualquiera de esas cosas podría acabar muy mal.

  • Enfermedad neurológica – D: Alice padece un trastorno neurológico por el que cuando siente dolor sonríe. Aparte tiene algunas otras terminaciones nerviosas en mal estado, pero por ahora no han dado problemas.

  • Costumbres fuertes – C: No es que Alice sea muy maniática, pero siempre ha tenido una rutina muy marcada y para ella es muy importante mantenerla. De hecho, hay una serie de cosas a las que no puede renunciar: Debe estirar la ropa sobre la cama antes de ponérsela –y ponérsela en un orden determinado, claro–, hacer ejercicio siempre antes de desayunar y, tal vez esto sea el punto más complicado, dar cuerda a todos sus relojes. De no hacerlo... Es probable que a lo largo de todo el día esté irritable, distraída y algo angustiada.

  • Cadena de mando – B: Alice no está hecha para obedecer, sin embargo la jerarquía es la jerarquía. Si hay alguien por encima de ella en el escalafón cumplirá la orden sin dudarlo. Esto podría venir de un jefe o de un ángel de la guarda.

  • Adicción a la adrenalina – B: Alice no lo piensa, solo lo vive. Necesita sentirse viva, y eso tiende a meterla en líos muy graves dado que su concepto de viva pasa por adrenalina en alza. No hay una consecuencia particular de no alimentarla, pero la buscará con ahínco en cada oportunidad.

  • Cuerpo delicado – A: Alice no puede dedicar al entrenamiento físico todo lo que le gustaría, por lo que tarda el doble de tiempo en desarrollar técnicas de carácter físico.

  • Huesos de cristal – S: Alice padece una extraña enfermedad conocida como “huesos de cristal”, lo que los hace extremadamente frágiles. De este modo, casi cualquier actividad mínimamente exigente le produce dolor, incluso caminar o comer -aunque hay distintos grados-. El dolor es una constante en su vida, y no sería tan grave de no ser porque un pequeño salto, caída, tropezón o golpe accidental podría producir que sus huesos se rompan.


Trasfondo: Aún recuerdo el día que nos conocimos. Acababan de morir tus padres, y llorabas desconsoladamente. No te quedaba nadie más, a pesar de formar parte de la nobleza de English Garden. ¿Marquesa? ¿Duquesa? Qué más da a estas alturas, tras tanto tiempo. Tus tíos te dieron de lado, tus primos trataron de buscarte marido. Tal vez huir no fue la opción más inteligente, pero tenías dinero; no mucho, pero el suficiente. Una casa, algunas tierras, contratar algún que otro sirviente algo capaz y pronto pudiste hacerte con un par de viñedos al sur de Hallstat. Pasar de la vida noble a simplemente acomodada es duro, pero tienes tus relojes y tus pinturas, ¿por qué ibas a necesitar más?

Pero entonces, la guerra llegó. Tenías criados, pero no amigos. Fue bastante fácil hacer enemigos cuando te negaste a compartir tu casa con las tropas Markov; fue más fácil hacer enemigos cuando el enemigo vio sus pendones en tu puerta. Nunca te he considerado mala persona, aunque tú te intentes ver como una cría egoísta, y lo que tú viste como cobardía yo sigo viéndolo como lo único que podrías haber hecho: Elegir un bando. Tal vez jurar lealtad a la reina fuese un poco hipócrita, teniendo en cuenta que nunca pensaste cumplir, pero diste vino para los soldados y refugio para los oficiales. También comida para quien la necesitó. No podías luchar, no tú sola contra todos; tampoco hacía falta.

Pero al final la guerra ha terminado, y tiempos más convulsos se avecinan. No te di elección; no podía dártela. Hice las maletas y cargué contigo dormida hasta nuestro pequeño barco. No tengo claro qué haremos a partir de ahora, tampoco si realmente tenemos un lugar al que volver. De momento, solo sé que volvemos al punto de partida, pero peor. Sin sirvientes, sin dinero; solo tú y yo.

Y eso me aterra.

Pertenencias:

Armas: Un sable, dos pistolas de chispa y una daga. También seis cuchillos en la liga.

Munición: Unas cuantas bolas de plomo.

Inventario: Nada en particular más allá de un colgante de oro blanco y diamantes rosas, la ropa que lleva y un reloj de plata.

  • Alas de la libertad: Se trata de un medianamente discreto cinturón plateado, con dos cajitas montadas a cada lado, pensado para ser llevado a la altura de las caderas. Dichas cajitas tienen dos compartimentos montados uno sobre otro, en los cuales guardan respectivamente un pequeño gancho de tres púas con una bobina de hilo metálico de 20 metros finamente trenzado y un motor pequeño pero potente, suficiente como para arrastrar sin complicaciones unos doscientos kilos.

    Habilidades y efectos: El propósito de este objeto es otorgar una mayor capacidad de maniobrabilidad en cualquier entorno. Las cajitas poseen varios botones a los lados, ocultos por una pequeña tapa deslizante para evitar ser tocados de forma accidental. Dichos botones permiten controlar los mecanismos que oculta.

    Primero, se enciende el motor. Acto seguido, se disparan uno o ambos ganchos en la dirección deseada. La fuerza del motor hace que se enganchen en la mayoría de superficies y que aquel o aquella que vista el cinturón salga disparado detrás desplazándose hacia el lugar deseado, pudiendo agarrarse de los cables y manipularlos para llegar a donde desee sin mayores dificultades. También permite, para aquellos más acostumbrados al artefacto, realizar toda suerte de maniobras y acrobacias en el aire, desde volteretas a verdaderos tirabuzones.

    Otra de las ventajas del artefacto es la posibilidad de cambiar las cajas de lugar. Es posible deslizarlas a lo largo del cinturón para recolocarlas como cada uno prefiera, además de unirlas en cualquier punto. Una vez adecuadamente unidas, las bobinas se unifican automáticamente, generando una única con una mayor flexibilidad a la hora de recoger y soltar cable, dado que el derecho dependerá del izquierdo y viceversa. Esto solo es posible realizarlo mientras ambos cables están todavía recogidos.

  • Chaquetón negro de la ominosa negrura: Se trata de un chaquetón de color negro con hombreras al más puro estilo pirata, hecho para llevar puesto y no como si fuese una capa. Llega hasta los tobillos y tiene cuello vuelto; además, se puede abrochar si hace frío como si se tratase de una gabardina. Posee la habilidad de, con un adecuado movimiento de los brazos, dividirse como dos alas arcoíris en la espalda, permitiendo ser utilizado para planear. Además, por alguna curiosidad insólita de la trama, este objeto no parece sufrir ninguna clase de daño irreparable nunca.

  • [coor=#f2d3dc]Red Riding Hood:[/color]Se trata de una capa de tela roja gruesa, con capucha y lo bastante larga como para llegar hasta los tobillos de Alice. Se puede abrochar a través de un enganche especial a casi cualquier prenda de ropa o armadura. Tal vez su cualidad más reseñable sea que de alguna forma no parece recibir ningún daño irreparable.


Pertenencias: Más de cuatrocientos relojes diferentes, un sinfín de prendas de ropa (sobre todo vestidos), dos o tres botellas de vino joven y una biblioteca con al menos doscientos libros entre fantasía y ciencia. Además dentro de su oscuridad lleva la Armadura del portador del Alba, Cataclismo, la ropa de Miles y dos culebrinas cargadas. Posee una cuchara-tenedor y un anillo ganzúa, siendo este último un anillito plateado que lleva en el dedo anular derecho.

Bolso de dama:
Botas del capitán Silvercat:
Armadura del portador del alba:

  • Cataclismo: Hay quien dice que el color rojo ardiente de esta lanza legendaria surgió cuando, intentando mermar su poder, alguien decidió tirarla al magma de un volcán. También se dice este arma legendaria volvió, más fuerte y colmada de sus poderes ígneos. Parece que su hoja está a medio fundir, pero su filo es tan agudo que podría atravesar fácilmente el tronco de un árbol con un barrido delicado. Esta lanza guarda en su interior el fuego, motivo por el que nunca se enfría y puede, a costa de 3 puntos de energía de un Haki a nivel 1 de armadura, lanzar una breve llamarada. También, a costa de 21 y Haki al 7, puede hender la tierra y calentarla hasta el punto de que, si se mantiene un asalto entero en el suelo, este se fundirá en una piscina de magma ardiente.


Transporte: Una pinaza de treinta metros de eslora, el Elysium.

Montura: Ceniza es un tatuaje en la piel de Alice, pero se trata de un tatuaje muy particular. Hecho de oscuridad y habiendo consumido la uma uma no mi, este puede liberarse a placer de su espalda para tomar forma de caballo mustang, un poco confiado de más y muy amable. Debido a su naturaleza pseudo-inmaterial puede también mantenerse flotando como nube de oscuridad, sobre la que Alice se puede sentar, aunque en esta situación no puede moverse. Sus atributos se corresponden a los de un caballo común. Sus atributos son: Fuerza [10], Fortaleza [8+3], Agilidad [9], Velocidad [10+5], Destreza [6], Precisión [6], Agudeza [8], Intelecto [1], Instinto [8]

Nota: Se aprovechan todos los rangos de atributo en el caballo.

Combate:

Estilo de lucha: Aunque no posee un estilo de lucha definido, Alice ha recibido lecciones de defensa personal, teniendo nociones de pelea cuerpo a cuerpo. También sabe, más o menos, manejar una espada, y tiene una precisión formidable con arcos y pistolas. También con rifles de caza, aunque no suele llevar uno encima.

Power Ups físicos: – Fuerza [genuina] – Resistencia [genuina] – Agilidad [genuina] – Destreza [mítica] – Precisión [mítica] – Instinto [mítica] –

Técnicas de manual:

  • Bomba de humo: Miles choca sus manos entre ellas, generando una gran nube de humo negro que lo aleja de la vista de la gente.

  • Aura de aceros: Alice puede envolver sus armas en un filo de oscuridad de hasta medio metro de largo, pudiendo incrementar el alcance de estas.

Fruta del diablo: Yami Yami no miLa fruta Yami Yami dota a su usuario del poder para transformarse, generar y controlar la oscuridad. La oscuridad es un material etéreo de color negro, similar al humo, cuyas propiedades particulares hacen que esta fruta sea única en su clase. La oscuridad es un vacío que lo devora todo, generando gravedad y tragando los objetos con los que entra en contacto. Por esa misma razón esta fruta, en su forma elemental, si bien amortigua el daño de los golpes, hace que el dolor que estos provocan se magnifique, siendo mucho mayor que normalmente. También, a raíz de su poder para absorber todo, puede anular completamente el poder de un usuario de fruta del diablo a través del mero contacto. Estos poderes anormales vienen regidos de la siguiente manera:Gravedad: La capacidad de atracción de la oscuridad depende de la cantidad de material generado. Mil litros de oscuridad son bastantes para emular la atracción terrestre, pero a partir de ahí la atracción se incrementa mucho más despacio, llegando a ser su máximo veinte veces esta generando un millón de litros.Absorción: La capacidad de absorción de esta fruta es de un litro de materia por cada cinco de oscuridad generados. Sin embargo, solo puede absorber o liberar hasta la mitad de su capacidad si dedica el turno íntegro a ello.Anulación de poderes: Por contacto físico, y mientras este dure, el usuario puede anular los poderes de otro usuario al que supere en al menos dos niveles de Haki.Mejoras de control:
  • Intelecto 6 - Mejora de control: Aprende a concentrar la oscuridad en pequeñas esferas de dos centímetros de diámetro, en las que puede compactar hasta la mitad de su capacidad de generación.

  • Intelecto 7 -  Mejora de control: Obtiene la capacidad de regular el poder de atracción de su oscuridad, pudiendo hacer que esta sea menos atractiva si así lo desea.

  • Intelecto 8 -  Mejora de control: Encuentra la forma de no destruir los objetos que entran en su oscuridad. De este modo, puede almacenar algunos objetos en ella.

  • Intelecto 9 -  Mejora de control: La oscuridad del usuario gana masa (con misma densidad que el agua), pudiendo ser utilizada como un material “sólido”.

  • Intelecto 10 -  Mejora de control: Perfecciona su método para compactar la oscuridad, de manera que consigue el mismo efecto utilizando la mitad de material.

  • Intelecto 11 -  Mejora de control: Mejora su capacidad de absorción, pudiendo acoger hasta un litro por cada tres generados.

  • Intelecto 12 -  Mejora de control: Le bastan cien litros de oscuridad para producir una atracción normal.

  • Intelecto 13 -  Mejora de control: A estas alturas del dominio de su poder es capaz de producir hasta la cuarta parte de su capacidad de generación de golpe, pero solo en contacto con su cuerpo.

Ámbitos (Técnicas por nivel):

  • Miroir noir: Miles absorbe la luz como tal, de manera que no se refleja en los espejos mientras no haga un esfuerzo consciente para ello. Activamente está dotado de la capacidad para, una vez cada tres turnos, adelantar la mano para absorber la potencia de un ataque efímero cualquiera (ondas de choque, cortantes, luz, fuego, etc…) siempre y cuando quepa en su mano –por ejemplo, un rayo láser sería factible, pero una onda de medio metro de diámetro no–. Hasta dos asaltos más adelante, puede liberarlo de forma controlada sin ningún esfuerzo o, en el tercero, saldrá por un punto al azar de su oscuridad.

  • Gravité: Pasivamente, las prendas de ropa que Miles lleva –o Alice, para el caso– no son susceptibles de levantarse con el viento o volar, siendo imposible que se le escape el sombrero o el viento haga que se le vea la ropa interior a Alice, por ejemplo. Activamente, Miles puede generar una pequeña esfera de oscuridad híper densa que atraerá cualquier proyectil disparado por una pistola, siempre que pueda reaccionar a ello. Una vez absorbidos los proyectiles, estos pueden ser expulsados con violencia o suavemente, pero pierden su inercia inicial. Puede hacer esto una vez cada tres asaltos.

  • Côté obscur: En la oscuridad, siempre que no esté directamente bañado por un foco de luz, Miles resulta prácticamente invisible. Podrá percibirse de él su sonrisa y, según la distancia a este foco de luz, su cuerpo parecerá "desvanecerse" en las sombras o materializarse de estas, de modo que al borde del haz se vería casi perfectamente y a un par de metros una inquietante sonrisa flotante. Activamente, una vez cada tres asaltos puede crear una pantalla de oscuridad frente a él que reciba el impacto de un ataque cualquiera en su lugar. Esta energía se disipará de inmediato, no pudiendo utilizarse para contraatacar.

  • Paix noire: La oscuridad es el vacío, una fuerza opuesta al caos que mantiene un orden natural en todas las cosas; por eso los pasos de Miles suenan extraordinariamente delicados y nunca resuenan, como si se tratase de almohadillas de gato. Activamente una vez cada tres turnos puede hacer que un ataque de hasta su tamaño se comprima en cono hasta la talla de un puño, pero manteniendo esa pequeña superficie toda la potencia generada.

Técnicas:

  • Colère noire: Técnica genuina
    Descripción: La oscuridad es una fuerza opresiva que lo absorbe todo, pero para Miles sumergirse en ella es algo casi natural. De este modo, puede introducirse sin daños en su oscuridad y salir por cualquier punto de esta, siempre y cuando esté interconectado con ella. Esta expulsión puede ser suave o explosiva, pero anula cualquier inercia previa.

  • Fracture: Técnica mítica
    Descripción: Alice extiende una muy leve capa de oscuridad por el suelo en un radio tan grande como desee (como máximo su radio de control). En este espacio la oscuridad comienza a colarse por cada pequeña fisura del terreno y, tras asentarse, empuja hacia arriba la capa superior de este. Esto rompe por completo entre medio metro y tres metros de suelo (según la extensión sea mayor o menor) y hace saltar todas las piedras, tierra, arena o vegetación que hubiese sobre este. Puede realizar esto una vez cada cinco asaltos.

  • Ares: Fureur noire: Técnica mítica
    Descripción: Ares es una lanza muy especial. No va en ella solo oscuridad, sino que cada fragmento de la voluntad de Alice la acompaña. Así, Una vez esta arma es arrojada comienza a dividirse en hasta cuatro por cada metro que recorre, generando una hilera de estacas cada veinticinco centímetros que funciona de manera muy similar a una onda cortante. Tras impactar todas las lanzas menos Ares se disipan.

  • Ares: Crise d'ombre: Técnica genuina
    Descripción: Alice puede cargar en Ares una determinada cantidad de su poder cada tres asaltos. De este modo, puede canalizar tantos litros de oscuridad como haya invertido en ella, aun si no mantiene contacto directo con esta.

  • Orbite: Técnica mítica
    Descripción: Alice puede generar una esfera de oscuridad perfecta, con su propia masa gravitatoria alrededor de la que pueden girar objetos. Mientras están en esta órbita la esfera se va llenando de energía, de manera que con un asalto de giro consigue la potencia de una bala, con dos la de un rifle de caza, tres un rifle de francotirador y con cuatro un poderoso cañonazo. Puede mantenerlo durante seis asaltos y generar hasta cinco esferas, pero por cada una después de la primera duran un asalto menos.

  • Culverine: Técnica genuina
    Descripción: Alice es capaz de almacenar y mantener hasta dos culebrinas funcionales en el interior de su oscuridad. Debe liberarlas parcialmente para que estas puedan disparar.

  • Zeus: Técnica genuina
    Descripción: Zeus es una de las armas que a través de su poder Alice puede formar. Se trata de un arco largo, de color completamente negro y apariencia sencilla pero elegante. Este arma permite liberar la luz absorbida por la oscuridad, liberándola a modo de flechas doradas que dejan tras de sí una estela de rayos. Esta luz impacta como un poderoso láser, haciendo el daño de una bala y dejando quemaduras de hasta segundo grado en la zona impactada.

Mejoras:

  • Os d’ombre: Mejora especial
    Descripción: Tras un tiempo, Miles ha aprendido un remedio para luchar de forma más efectiva. Esta consiste en tornar sus huesos oscuridad, absorbiendo mucho mayor impacto del dolor físico pero evitando que se rompan. Puede hacer esto de forma local (huesos separados) o global (todo el esqueleto).

  • Robe d’ombre: Mejora especial
    Descripción: Alice lleva, sin darse cuenta, una pequeña esfera de oscuridad en una parte de su cuerpo. En esta está un conjunto completo de la ropa de Miles, que se conserva en perfecto estado –tras muchos intentos, cabe decir–. Cuando Miles toma el control del cuerpo, puede envolverse en sombras para, en cuestión de un segundo, recoger la vestimenta de Alice y reaparecer totalmente caracterizado.

  • Balle noire: Mejora especial
    Descripción: Miles posee la habilidad para generar y disparar esferas de oscuridad como si fuesen pequeñas balas. Estas irán a la velocidad que permita el arma.

  • Éjection noire: Mejora especial
    Descripción: Miles puede disparar una bala de sombras a través de su pistola, y tiene los reflejos suficientes como para hacer que una cuerda u otro sistema de anclaje salga disparado, atraído por su gravedad. De este modo, es capaz de desplazarse de un lugar a otro rápidamente.

  • Route noire: Mejora especial
    Descripción: La oscuridad es una fuerza opresiva que lo absorbe todo, pero para Miles sumergirse en ella es algo casi natural. De este modo, puede introducirse sin daños en su oscuridad y salir por cualquier punto de esta, siempre y cuando esté interconectado con ella. Esta expulsión puede ser suave o explosiva, pero anula cualquier inercia previa.

  • Calme vide: Mejora especial
    Descripción: La oscuridad es más que gravedad, es el vacío. Por eso, esta roba poco a poco el calor a su alrededor, haciendo que el ambiente vaya poco a poco enfriándose.

  • Ombre: Mejora especial
    Descripción: La oscuridad de Miles es tan negra que apenas refleja la luz. De este modo, cuando extiende grandes cantidades de su elemento se pierde luminosidad, generando una suerte de espacio nocturno.

  • Arme d'ombre: Mejora especial
    Descripción: Alice aprende a dar verdadera forma a su oscuridad. Si bien ya podría normalmente, de este modo es capaz de producir armas funcionales con la solidez y dureza necesarias para el combate. Una vez las suelta estas armas aún perduran durante un asalto, si bien pueden ser disipadas.

  • Ares: Mejora genuina
    Descripción: Alice genera una preciosa lanza completamente negra. Esta humea, pero sus relieves parecen perfectamente trabajados y su hechura es envidiable. Si bien este arma podría ser creada en cualquier momento, una vez cada tres turnos esta puede concentrar la atracción de mil litros de oscuridad en su punta, haciendo mucho más complicado esquivar sus golpes. Ares, por otra parte, no desaparece si no es disipada por Alice o Miles.

  • L'entropie: Mejora genuina
    Descripción: Aprovechando su capacidad para robar el calor a su alrededor, Alice y Miles han estudiado para almacenar esta energía y poder liberarla. De este modo, son capaces de absorber cinco grados centígrados (5C) del ambiente por litro de oscuridad que empleen en ello, siendo mucho más sencillo robar calor a temperaturas altas que a temperaturas frías (por debajo de los -10C costará diez litros por grado). Puede liberar este calor gradualmente o a modo de llamarada. Del mismo modo, podrían robar calor de o calentar un objeto, aunque esto podrían hacerlo por contacto con la oscuridad. Este calor no se puede acumular durante más de media hora o, simplemente, se disipará.


Haki:

Haki de armadura: Nivel 3

Haki de observación:
Nivel 3


Última edición por Alice Wanderlust el Mar 1 Mar 2022 - 18:04, editado 10 veces
Gobierno Mundial OPD
Gobierno Mundial OPD
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

When darker the night, brighter the stars [Alice ID] Empty Re: When darker the night, brighter the stars [Alice ID] {Lun 28 Feb 2022 - 23:08}

¡Ficha aceptada!
Alice Wanderlust
Alice Wanderlust
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuariohttps://www.onepiece-definitiverol.com/t25719-when-darker-the-ni

When darker the night, brighter the stars [Alice ID] Empty Re: When darker the night, brighter the stars [Alice ID] {Mar 1 Mar 2022 - 14:08}

Añadidos los objetos de tienda y adaptada la vestimenta a algo más acorde.
El Gremio OPD
Webmaster
El Gremio OPD
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuariohttp://staffopd42@gmail.com

When darker the night, brighter the stars [Alice ID] Empty Re: When darker the night, brighter the stars [Alice ID] {Mar 1 Mar 2022 - 15:26}

Aceptado.
Contenido patrocinado
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

When darker the night, brighter the stars [Alice ID] Empty Re: When darker the night, brighter the stars [Alice ID] {}

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.