¡10 años en activo! Hace ya 10 años que esta comunidad, todavía más antigua, encontró su lugar en OPD. Los tiempos han cambiado y los usuarios más antiguos han dado paso a las nuevas generaciones que hoy rolean, pero siempre con el mismo espíritu que nos vio nacer: Construir juntos la historia más grande jamás contada. Da igual si acabas de llegar o llevas una vida; si te quedas o te vas: Gracias por hacer de este foro un lugar mejor.
27/02La actualización ha terminado con éxito casi completo. Quedan cosas por pulir, pero en breves se solventarán.
27/02Hemos tenido un pequeño problema con las afiliaciones al cambiar de skin. Rogamos comprensión y un poco de paciencia.
27/02La lotería ha terminado. Ya no se pueden intercambiar más premios por este evento; gracias a todos por participar.
Búsquedas
Últimos Temas
El Juicio final


Ir abajo
Omega
Omega
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Alas extrañas [Thyma y Omega] Empty Alas extrañas [Thyma y Omega] {Jue 12 Mayo 2022 - 0:54}

Karakuri era el siguiente paso en su viaje. El viaje a Bloothe había resultado productivo; había podido informar a sus superiores de todo lo que había descubierto sobre Alpha y sobre el verdadero paradero de Foam. No había sido ninguna sorpresa descubrir que seguía vivo, sí un poco más descubrir dónde estaba. No comprendía la obsesión de Kepler con ese reino, y empezaba a preocuparle. En cualquier caso, se le había encargado una tarea al llegar a la isla, descubrir el motivo del deshielo, y... bueno, había sido sorprendentemente fácil. Alzó la vista al cielo y observó el punto brillante en el firmamento. Hacía media hora de su última vuelta a la isla. Estaba visto que volaba rápido. Sacó su den den mushi y marcó un número:

- Agente Francis, ¿cuántos usuarios de zoan conoces que puedan convertirse en un pájaro de fuego capaz de cambiar el clima de una isla?

Se escuchó un suspiro al otro lado de la línea. No era para menos, su pregunta había sido retórica. Sabía bien que sólo había una persona conocida con aquel poder: el Yonkou Zane D. Kenshin. El Suzaku.

- ¿Qué diablos está haciendo ahí? - preguntó Francis - ¿Por qué Yonkous y piratas famosos se pasean por Paraíso como si fuera su casa?

- Que me aspen si lo sé - respondió - ¿Qué quieres que haga ahora?

- Busca pistas sobre qué diablos está haciendo el Suzaku en esa isla. Suerte agente, y cuidado.

- Recibido.

Se rascó la cabeza y miró a su alrededor, confuso. ¿Por dónde podía empezar? Estaba en una de las bonitas avenidas de Baldimore, rodeado de altos edificios y piezas de tecnología sorprendentes. Ojalá tuviese tiempo para quedarse en la isla a estudiar y mejorar sus habilidades como ingeniero, aprender de ellos. Pero por ahora, el deber llamaba. Echó a caminar atento a todas las cosas que veía por la calle: los perros medio cyborg, las palomas mensajeras robóticas, los modernos vehículos que transportaban a la gente por la calle... era un buen lugar para usar su moto. Había caminos de asfalto totalmente llanos hechos para los vehículos. Pero en aquel momento las calles estaban húmedas y los baches se habían convertido en charcos. No parecía el mejor momento para conducir. En su lugar, entró a un centro comercial. Parte del motivo era preguntar a los dependientes de las tiendas a ver si habían visto algo, pero otra parte era curiosear y ver qué pequeñas maravillas tecnológicas podía comprar y llevarse consigo.


Alas extrañas [Thyma y Omega] 9yozn8Y
Alas extrañas [Thyma y Omega] BCw1GFM
Thyma Bandle
Thyma Bandle
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Alas extrañas [Thyma y Omega] Empty Re: Alas extrañas [Thyma y Omega] {Jue 12 Mayo 2022 - 23:09}

Tras la ajetreada visita a Bloothe, los hermanos Bandle, por fin, se reunieron para llegar a la siguiente isla. Una localización muy curiosa y parada obligatoria para el barco de artistas. En Karakuri conseguirían equipos de sonido de altísima calidad, así como otros cachivaches que Thyma no sabía ni para que servían. Aun así, era emocionante ver a la tripulación tan feliz, imaginando todo lo que adquirirían y la pasión que ponían hablando de ello. A la pequeña le ponían la cabeza como un bombo con palabras que no entendía, pero le resultaba imposible no sumarse a la algarabía y el espíritu consumista que se respiraba. -Pues yo voy a comprar hilos de colores.- Le decía a unos. -Y una piedra de afilar nueva.- Le decía a otros, haciéndose la interesante y así, fueron llegando a su destino.

No es que fuese a ser una costumbre, a partir de ahora. Thyma no lo veía así, pero es cierto que había disfrutado de su momento de soledad y esparcimiento en Bloothe y dado que Karakuri era una isla tan especial, los mellizos habían decidido repetir la experiencia de ir cada uno por su lado, de nuevo. Thyma era mucho más dependiente de Thymo que a la inversa y aquello era bueno para su crecimiento personal. Además estaría mucho más atenta a la hora y lugar de reencuentro y no repetiría errores. No perdería la oportunidad de probar la comida local de cada isla y aprender algo nuevo en cada sitio al que iba. Se había convertido en una prioridad y en una placer personal. Mientras más platos aprendía a preparar, más quería aprender y ese, que era el viaje de su vida, le estaba regalando infinidad de conocimientos. Pero entendía que su querido hermano se aburriese cuando Thyma sacaba su libreta en cada establecimiento y entablase largas conversaciones con los trabajadores del lugar.
Caminó por las calles siguiendo los carteles que indicaban el centro de la ciudad. En comparación con la anterior isla, ésta prometía lo que le habían contado. Cosas hacían cosas por todos los lados. La pequeña iba con los ojos muy abiertos para no perderse nada, hasta que doblando una calle se encontró un perro robótico, caminando tranquilamente. En ese momento su mentón casi rozó el suelo. -¡¡¡AAAAAAAAAAAHHHHHHHH!!!- Gritó, emocionada con su característico tono agudo. El perro al recibir esa frecuencia, se desactivó por unos segundo y se desplomó en el suelo. Las luces rojas que tenía en los ojos parpadearon, para acabar totalmente apagadas. Thyma no recordaba que su emoción y los perros, no se llevaban bien, pero hasta la fecha ninguno se había desmayado. La Tontatta se llevó las manos a la boca, intentando que no saliera nada más de ahí y al instante, el perro volvió a activarse. La pequeña respiró y se alegró de no haberlo matado... o roto... no sabía muy bien cuál sería el término adecuado. -Lo siento, perrito.- Dijo Thyma y el perrito se sentó. Nunca supo si fue casualidad o no, pero decidió marcharse pues comenzaba a tener hambre y la situación con ese perro metálico, viejo y oxidado, se estaba volviendo extraña.

Resultó que los carteles que siguió no llevaban al centro de la ciudad, como ella pensaba, si no a un centro comercial. Un error, que en realidad, no tenía importancia. Allí encontraría todo lo que necesitaba, comida local, hilos de colores, una piedra de afilar y quién sabe qué más caprichos y regalos. -¡Qué bien, qué bien!- Estaba realmente emocionada con su error. En un sitio como ese, la pequeña estaba en su salsa. La entrada al recinto fue espectacular, Thyma no sabía dónde centrar la vista, pues todo a su alrededor, eran estímulos luminosos y de colores. Los carteles pasaban por sus ojos uno de tras de otro y a cada cual era más llamativo. Inmóvil, justo delante de la puerta, no se dio cuenta de que un joven entraba y casi le pisa. Una sombra se cernió sobre ella y por puro instinto saltó hacia un lado rodando. Si no lo hubiese esquivado, esos zapatos la hubieran aplastado. Thyma levantándose del suelo y sacudiendo su cuerpo, siguió con la vista lo que acompañaba a los zapatos asesinos. El muchacho era muy moreno y tenía el pelo blanco y despeinado. La pequeña alzó su puñito amenazante y mientras lo giraba en el aire, se dirigió al joven. -¡Oye! Se puede caminar mirando por dónde vas. ¿A que si?- Dijo con voz muy aguda y estridente.
Omega
Omega
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Alas extrañas [Thyma y Omega] Empty Re: Alas extrañas [Thyma y Omega] {Miér 18 Mayo 2022 - 23:12}

La voz era aguda y chillona, con un timbre curiosamente melódico. Arqueando una ceja, Atsu se giró en dirección al sonido, pero no vio nada. Tan solo persona paseándose por el centro comercial, y ninguna de ellas estaba mirando en su dirección. Miró a derecha, izquierda y detrás de él, pero no vio nada. ¿Estaba volviéndose loco? "Eso no es novedad" dijo en su mente la voz pragmática. "Deja de torturarle. Sabes que no lo está" respondió la voz ética. Atsu suspiró. ¿No era acaso tener otras dos voces en su mente con personalidades propias un claro indicio de que había perdido la chaveta? Levantó la mano y se rascó la oreja. Estaba algo confuso e inquieto. No lograba quitarse la idea de que algo muy malo estaba a punto de ocurrir. Un movimiento en el suelo le hizo bajar la mirada, y entonces la vio. Arqueó mucho una ceja y se agachó.

- ¿Y tú quién eres? - la observó, con curiosidad - Preguntaría "qué eres", pero tengo una ligera idea...

Hizo memoria. Recordaba haberse topado con otro miembro de aquella peculiar raza un día, durante una resaca tan dura que había estado a punto de creer que era una alucinación. Aunque para ser justo, nunca había visto el aspecto de la criatura, porque jamás se había quitado la máscara de pájaro o el traje negro que llevaba. Así pues, no las tenía todas consigo a que fuesen de la misma raza. El otro que había visto no tenía cola... que hubiese visto.

- ¿Eres una... tontatta, verdad? Lo siento. No estoy acostumbrado a tratar con gente de tu tamaño, así que no me he fijado.

"Lo que con otra persona hubiese sido un tropezón inocente, con alguien de su tamaño podría haber sido heridas muy feas. Deberías disculparte en condiciones" - reprimió la voz ética. Atsu sabía que tenía razón, aunque le costase aceptarlo. Tragándose el orgullo, dijo:

- Permíteme que te lo compense. Te invito a comer o beber algo. ¿Qué te gustaría tomar? - le ofreció el dedo índice a modo de saludo - Mi nombre es Atsu.

Mientras seguía agachado, algo le golpeó la espada. A pesar de la sorpresa, mantuvo el equilibrio, pero giró la cabeza con una expresión de ligera irritación. No se dio cuenta al momento de la ironía que suponía que estuviese disculpándose por casi aplastar a alguien y ahora alguien tropezase con él.

- Eh, mira por dónde vas.

La persona ni se giró a mirarle. Llevaba una larga gabardina beige y un sombrero a juego. Como estaba de espaldas a él, no le vio el rostro, pero parecía un hombre. Su pelo era corto y blanco. Sin siquiera disculparse o girarse hacia él, el tipo siguió caminando mientras mascullaba algo en voz baja. No entendió las palabras, pero por la entonación le recordó a una oración. Un escalofrío le recorrió la espalda.

- Qué tipo más raro.


Alas extrañas [Thyma y Omega] 9yozn8Y
Alas extrañas [Thyma y Omega] BCw1GFM
Contenido patrocinado
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Alas extrañas [Thyma y Omega] Empty Re: Alas extrañas [Thyma y Omega] {}

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.