¡10 años en activo! Hace ya 10 años que esta comunidad, todavía más antigua, encontró su lugar en OPD. Los tiempos han cambiado y los usuarios más antiguos han dado paso a las nuevas generaciones que hoy rolean, pero siempre con el mismo espíritu que nos vio nacer: Construir juntos la historia más grande jamás contada. Da igual si acabas de llegar o llevas una vida; si te quedas o te vas: Gracias por hacer de este foro un lugar mejor.
27/02La actualización ha terminado con éxito casi completo. Quedan cosas por pulir, pero en breves se solventarán.
27/02Hemos tenido un pequeño problema con las afiliaciones al cambiar de skin. Rogamos comprensión y un poco de paciencia.
27/02La lotería ha terminado. Ya no se pueden intercambiar más premios por este evento; gracias a todos por participar.
Búsquedas
Últimos Temas
El Juicio final


Ir abajo
Michaela Albás
Maleante
Michaela Albás
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] Empty Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] {Miér 15 Jun 2022 - 10:18}

Michaela Albás era muchas cosas, pero desde luego no era tonta. Había oído hablar de Dark Dome. La había estudiado, en realidad. Sabía todo lo que podía saberse por los libros, los rumores y las noticias que recorrían los mares. Sin embargo, nunca había estado en persona y cuando apareció en el horizonte, a pleno día y todo a su alrededor en completa oscuridad, se sintió pequeña. Vulnerable. No le gustaba la sensación.

Sabía que Dark Dome estaba plagada por no pocas y para nada pequeñas familias del crimen. ¿Quería hacerse un hueco entre ellas? Por supuesto. Dark Dome era un nido de actividad, el núcleo de un millar de negocios rebosantes de posibilidades para alguien como ella. Pero no era el momento. No estaba en posición de defenderse en caso de que algo saliera mal y… muchas cosas podían salir mal. Todavía tenía demasiado reciente el roce con las piratas de las Rosas y sus prioridades habían dado un ligero… cambiazo.

-No llaméis la atención. Coged lo que necesitéis para continuar el viaje y nos marcharemos en cuanto podamos.

-Señora… no creo que sea inteligente seguir adelante con el barco en este estado.

Michaela arrugó la nariz. Era cierto. El pequeño incidente que habían tenido con el iceberg había rallado el casco y aunque no había sido evidente al principio se habían dado cuenta más tarde. De momento no había goteras, pero podía llegar a convertirse en un problema.

-Sea pues. Buscaré un barco de reemplazo y lo enviaré aquí para que podáis hacer el traspase de víveres. Entre tanto, aprovisionaros como de costumbre.

Si la isla ya solía ser peligrosa de costumbre, en un día como hoy la situación era mucho peor. Las peleas entre bandas y el extraño terremoto tenían a la gente al límite, en tensión. O por lo menos, eso era lo que esperaba encontrarse Michaela. Si hubiera sabido que en realidad ese era el estado perpetuo de sus habitantes, no se habría sentido mucho más a gusto.

Bajó del barco ayudada por Crawford, que desde el incidente con el cocinero se comportaba con ella como un cachorrito apaleado. Le molestaba. Pero, por más que le indignase, seguía siendo en quien más confiaba de la panda de becerros con la que viajaba y por poco que fuese, ya era mucho.

-¿Tienes la dirección?

Por toda respuesta, Crawford señaló una calle y ambos echaron a andar sin más dilación. El Complejo Dianne era un lugar que planeaba visitar de todas maneras, pero teniendo en cuenta el asunto del barco, se había vuelto todavía más importante. Era un lugar de reunión habitual entre la mitad más… problemática de la isla y aunque no quería llamar la atención, dado que tenían que estar allí parados unas horas no iba a resistir la oportunidad de hacer conexiones diplomáticas. Si de paso encontraba a alguien dispuesto a cederle un barco, aunque fuera a cambio de un favor o dos… bienvenido fuera. No había tiempo que perder.
RAL
RAL
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] Empty Re: Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] {Miér 15 Jun 2022 - 16:16}

Ya era el tercer grupo que me cruzaba por la calle. Esos malditos pieles falsas, caminando como si nada con sus trajes de animales más caros que algunos barcos pequeños, riéndose, bromeando, comportándose de maneras abiertamente sexuales en medio de la calle mientras parodiaban a otra raza. Tenía que apretar el puño y apartar la mirada, no me quedaba de otra, si no lo hacía mi tapadera se vería comprometida.

Había bajado hacía poco del crucero, no me había cambiado, no me había dado tiempo, por lo que tenía que arrastrar una enorme maleta con todo el equipamiento por la calle, menos mal que tenía ruedines. Las noticias preocupantes no dejaban de venir una tras otra, nada más llegar nos informaron que nuestro piso franco en la ciudad y había desaparecido junto con el edificio que habían derribado hacía unos días, por lo que no tenía un lugar seguro donde quedarme. Pero lejos de eso ahora era mi tarea, en mi corta estancia en la ciudad, encargarme de conseguir uno nuevo dado que "era la única agente en activo en la isla". Procuré callejear, guiándome donde menos miradas notase, algo que hacía que me doliese la cabeza en una urbe tan atestada. Por fin llegué a un callejón en donde no podía notar las miradas más que de las ratas que se daba un festín entre los contenedores de basura. Miré a los lados para asegurarme, pero no había ni un alma. Gracias a la costumbre me cambié en cuestión de poco más de un minuto, el rostro era lo más importante, que me vieran equipándome mis armas y cargadores bajo la gabardina era secundario. No podía dejar pruebas, así que tiré la maleta y, lamentablemente, las mudas de ropa que había llevado al viaje, y le prendí fuego.

Repasé mentalmente la siguiente misión que me habían encomendado, primero tenía que esperar a que me llamasen por den den mushi y me confirmasen el lugar al que debería ir. Y como no tenía nada mejor que hacer puede que cargase la escopeta con munición incendiaria y me presentase en medio de la convención furry que tenía lugar en la ciudad. El sonido del aparato un par de minutos más tarde salvó a muchas almas condenadas, suspiré y respondí.

- RAL. - Me llamó la voz mecánica de Vitorio. No me esperaba que fuese él quien me llamase, no era el contacto... o al menos eso creía. - He terminado lo que me encargase. Esos planos viejos que recuperaste de mi almacén fueron útiles para terminar con el proyecto. Te lo enviaré de urgencia al Kataphraktos, puede que lo necesites.

- Espera ¿Que lo necesite? - Pregunté confusa. - ¿Sabes algo de la misión?

- Ni idea, sólo sé que estás en Dark Dome por el localizador que puse en tu submarino. - Contestó con su tono neutro.

- ¡¿El qué?! - Mi voz casi sonó por encima de la del modulador de voz de la máscara.

- Algún día me lo agradecerás. - Y tras eso colgó la llamada.

Me llevé la mano a la cara, a saber cuántas más cosas había hecho en mi vehículo sólo porque a él le parecía "útil" o cuántas más cosas habría quitado porque "no le veía la lógica a que eso ocupase valioso espacio". De verdad, siempre había sido como alguien de la familia, pero a veces no podía aguantarlo. Antes de que se me pasase el enfado una llamada volvió a entrar en el den den mushi. Estuve a punto de responder de mala manera, pensando que sería Vitorio otra vez, pero el rostro extraño que ponía el caracol indicaba que se trataba de una llamada por un canal interceptado. Inspiré profundamente y respondí la llamada.

- Buenas noches agente RAL. - Saludó una voz masculina, por el tono debía de tener mediana edad, puede que algo más.

- Identificación. - Demandé inmediatamente antes de continuar con la llamada.

- Me temo que su rama no puede llegar a contactarle en esta ciudad, supongo que sabe la razón... - Hizo una pequeña pausa, quizás esperando una respuesta. - Bien, de todas formas, para demostrarte que puedes confiar en mí... "Te recomiendo que pruebes el vino de la tienda Risetto, está al lado de la pastelería de la novena avenida"-  Ese era el código de contacto que habían establecido tras lo sucedido con el edificio, fuera quien fuera esta persona había recibido información directamente del CP, no podía decir que fuera de confianza, pero por lo menos no parecía que estuviera hablando con la persona equivocada.

- "Entonces tendré que coger un par de botellas para la cena y un pastel para los niños". - Era la respuesta al código. - Habla.

- Directo al grano ¿eh?... Bien, estas son las instrucciones...
Michaela Albás
Maleante
Michaela Albás
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] Empty Re: Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] {Jue 16 Jun 2022 - 13:06}

Las calles de Dark Dome eran frías, mucho más de a lo que estaba acostumbrada. No era una cuestión de temperatura. La gente caminaba rápido, mirando bien al suelo o al frente, sin hacer nunca contacto visual. Las manos en los bolsillos y un aire de decisión que bien podía ser real o una fachada para evitar ser escogido como un blanco fácil por indeseables. Había muchos, podía verlos. En las esquinas, en los tejados, bajo la luz de las farolas. Podías distinguirlos por su postura relajada y el aire tenso que traían consigo. Michaela, flanqueada por Crawford, no se dejó intimidar.

El ambiente cambió mucho cuando llegaron al Complejo Dianne. Un gigantesco edificio cuadrado, poblado de pequeños ventanales, les daba la bienvenida con luces cálidas y prometedoras. Contrario a lo que esperaba, entrar no fue complicado. Sí tuvo que dar su nombre, sin embargo, cosa que hizo a regañadientes, a sabiendas de que un nombre falso no era lo ideal a utilizar en ese lugar.

El atrio era una enorme sala de espera decorada en oro, plata y lujo por doquier. Dejó escapar un pequeño suspiro de alivio al ser envuelta por las luces; casi parecía que volviera a estar en un lugar normal. Tanta oscuridad se te metía en los huesos hasta calarte, y no estaba acostumbrada.

Miró a su alrededor. Varios carteles discretamente colocados en las paredes indicaban las diferentes áreas del Resort. Desde bares y restaurantes hasta salas de juego, de masaje y fumaderos. Los intereses de la gente no parecían cambiar de mar a mar. También había salas de espectáculos, pero ignoraba la agenda del lugar y algo le decía que fuera lo que fuese no iba a estar anunciado a plena vista.

-¿Primera vez?

Se dio la vuelta para encontrarse de bruces con un hombre alto, vestido de traje impecable a juego con una sonrisa tan falsa como sus dientes. Le extendió la mano para dejar que la besara, ladeando un poco la cabeza.

-En efecto. Michaela Albás.

El hombre la miró con curiosidad, antes de ofrecerle una copa de algo que parecía champán. Michaela la cogió, para acto seguido dársela a Crawford. No iba a tomar nada de un desconocido.

-Bueno… ¿está de paso o ha venido para quedarse?

-De paso, me temo. En cuanto encuentre un transporte… adecuado.

-¿Oh? ¿Ha habido un mal viaje?

Michaela asintió con la cabeza.- Los icebergs de Karakuri han entorpecido el paso.

El hombre fue a responder, pero ambos se distrajeron. Por la puerta acababan de entrar lo que solo podía describirse como una nube de animales antropomorfos. Un par llevaban la careta entre las manos y hablaban animadamente, lo que les confería un aspecto un tanto… tétrico.

-Ah…- dijo el hombre con pesadez.- Olvidé que se estaban alojando… aquí.
RAL
RAL
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] Empty Re: Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] {Jue 16 Jun 2022 - 17:23}

Por supuesto que tenía que ser aquí, el complejo Dianne, territorio de los Babydoll, una de las principales familias criminales de Dark Dome, no sabía si tan influyentes como las dos más poderosas, los Kolvenik y los Volkovich, pero alguien con nombre y poder, sin duda. En las instrucciones que me había dado el contacto estaban llegar al área hotelera del complejo y hablar con la persona que se alojaba en la suite presidencial, algo no muy complicado dada la forma del edificio. Pero el problema no era presentarme ahí y decir en recepción que tenía una cita en la habitación presidencial, sino algo más inesperado. Tenía que ser ahí donde se alojasen la mayoría de los malditos furros, seguramente tenían una sala de conferencias alquilada para una orgía o algo similar. Con la entrada principal atestada de pieles falsas tenía que recurrir a una alternativa. Sí, podía dejar a alguno inconsciente, robar su traje y entrar de incógnito, pero era algo que me negaba en rotundo a hacer, esos encuentros eran los sitios donde iba la dignidad a morir.

Por fortuna las fachadas eran altas y la iluminación de la calle nunca subía más allá del tercer piso. Desde el callejón desde el cual observaba lancé un cable directo a la cornisa de uno de los edificios de en frente. Casi sorprendida por el espacio que había en las calles delante de la entrada principal me balanceé rápidamente, ganando velocidad y altura en cuestión de segundos, alejando el murmullo de las bovinas recogiendo cable de la superficie de la calle, haciéndome uno con el manto de la noche durante unos breves instantes. Me elevé por encima de las azoteas, impulsada por la inercia del último balanceo, durante el breve instante en el que dejaba de ascender y la gravedad comenzaba a reclamarme pareció que el tiempo se detenía, maravillándome con la visión de las luces de la ciudad desde las alturas. Una vista privilegiada, una que seguro que querría tener alguien en la suite presidencial.

Mis pies por fin se posaron sobre suelo firme. La cubierta de frío hormigón pulido de la azotea del complejo hotelero. Miré a los lados en busca de guardias, pero no había nadie vigilando las alturas. Tras eso caminé hasta una de las cornisas, lejos de encontrarme con una caída de varias decenas de pisos sólo unos escasos siete metros me separaban de la superficie más cercana. Me dejé caer sobre un balcón ajardinado, un pequeño espacio verde con un comedero en el centro, el cual estaba vacío. Detrás de mí había una enorme cristalera de vidrio con finos marcos metálicos que daban una vista completa de un interior decorado con un estilo minimalista de gusto impecable, separado en dos alturas por unas escaleras de madera cuyos peldaños salían de una de las paredes y cuadros de arte contemporáneo expuestos en alguna de las paredes con espacio suficiente entre ellos para que cada obra se considerase la protagonista exclusiva de su zona.

- Supongo que es usted el agente RAL. - Dijo una melodiosa voz a mis espaldas. Una mujer acababa de abrir la puerta que daba al balcón, ofreciéndome con un gesto de su mano entrar al interior. - Le ruego que disculpe mi aspecto, no esperaba que se presentase... sin avisar. - Comentó mientras su mirada me recorría de arriba a abajo con un bien disimulado interés en sus ojos. Tampoco sabía qué había que disculpar de su aspecto, se trataba de una mujer de unos treinta años, con una cuidada melena rubia ondulada que descendía como una cascada desde su cabeza. Su piel blanca y ojos grandes y azules contrastaban con el color burdeos de un lujoso vestido de noche que nunca me atrevería a ponerme.

- Me temo que no me quedó otra opción. - Respondí accediendo al interior, en respuesta a su invitación.

- No lo dudo. Conozco la fama que tiene con algunos de nuestros... invitados. Aunque no lo parezca hay auténticos VIP entre ellos, y si llega a ocurrir algo estoy segura que usted sería el primero en recibir una llamada de sus superiores. - Estaba casi fascinada con la sutilidad con la que había velado aquella amenaza, su forma de hablar, sus gestos, expresiones, todo estaba perfectamente medido con años de experiencia. Casi daba miedo. - ¿Pero dónde están mis modales? Soy...

En ese momento alguien llamó a la puerta, la voz de un hombre se escuchó al otro lado. Otra invitada, alguien más había sido convocado y, por la expresión en el rostro de mi anfitriona no era algo inesperado, no, estaba esperando a alguien más a parte de mí.
Michaela Albás
Maleante
Michaela Albás
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] Empty Re: Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] {Jue 16 Jun 2022 - 22:27}

Se quedaron unos minutos viendo pasar a la extraña comitiva. Y al mirar a su alrededor, pudo ver que no eran los únicos. De forma tácita, todos parecían haberse puesto de acuerdo en la sala para callarse de repente. No es que importara, porque los animales hablaban por su cuenta entre ellos, y no poco. Algún que otro grito se hizo eco también en el enorme atrio, pero escogió deliberadadamente ignorarlo.

-Entonces, señor…

-Hardgreeves.

-Señor Hardgreeves. Como le decía, me hallo falta de transporte. ¿Sabría dónde puedo conseguir un carpintero de… confianza?

El hombre la miró de arriba abajo y Michaela contuvo las ganas de poner los ojos en blanco. Al final le confesó que no, desconocía un carpintero lo bastante habilidoso como para reparar el barco, pero por otro lado sí sabía de alguien que podía proveerle con un nuevo navío.

-Estoy convencido de que no tendrían inconveniente en acordar un precio reducido, además, haciéndose cargo del viejo casco. Seguro que quedan partes… aprovechables.

Le convenía. De esa forma no tendría que preocuparse por el viejo barco y esta vez el navío sería suyo y no del capitán. En lo que a ella respectaba, podía buscarse la vida una vez sus caminos dejaran de entrelazarse.

-¿Cuál sería la cantidad precisa?

El hombre rió entre dientes.

-¿Directa al grano, eh? No es cuestión de dinero. En realidad, sería suficiente con que realizaras una pequeña tarea.

Michaela alzó una ceja, antes de preguntarle a qué se refería. El hombre le explicó que en su círculo, y especialmente con este tipo de requerimientos, era preferible trabajar con favores.

-Eso sí… tu mascota tendría que quedarse aquí. Como seguro, no es nada personal.

Crawford casi salta al cuello del hombre ante esas palabras, pero una dura mirada de Michaela logró mantenerlo más o menos en el sitio.

-No habrá ningún problema.

Por toda respuesta, el hombre sonrió y sacó un pequeño taco de notas, donde anotó un número de habitación.

-Cuarto piso. Ella te dará los detalles.

Se fue sin preguntar nada más. Tenía la sensación de estar caminando directa hacia la boca del lobo, pero no tenía ganas de perder más tiempo. Si esto salía bien no solo conseguiría un barco, si no que ganaría un par de contactos en la isla… por excéntricos que fueran. Si en el proceso lograba entender un poco mejor qué estaba haciendo o a quién estaba ayudando, sería suficiente.

Llamó a la puerta con educación y aguardó a que le abrieran. Al otro lado había otra mujer bastante arreglada, que le miró de arriba abajo con desaprobación antes de esbozar una sonrisa falsa y dejarla pasar. En la habitación aguardaba una persona vestida de negro.

-Michaela Albás. Me enviaron aquí, a cumplir un… favor. ¿De qué se trata?
RAL
RAL
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] Empty Re: Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] {Vie 17 Jun 2022 - 12:14}

Empezaba a sentirme fuera de lugar ¿Acaso debí haber venido con un vestido o algo? Sería una falta completa a la hora de ocultar mi identidad, pero dos ya era demasiada coincidencia. Además de que no creo que tuviera cuerpo para vestir ninguno de esos modelos... y demasiada cara de niña, no no, no era el momento para pensar en eso. La recién llegada parecía casi tan extrañada como yo de su llegada, a pesar de que su expresión lo ocultara bien, pero nuestra anfitriona no parecía contrariada, lo contrario.

- Bien, entonces creo que ya estamos todos.- dijo con una sonrisa nuestra anfitriona y se servía una copa de algo que parecía tener más años que yo, para luego ofrecer con un gesto silencioso por si queríamos un poco de ese líquido color caramelo. - Mi nombre es Cecilia Fountaine, directora de este complejo y... bueno, sabiendo donde estamos os podéis imaginar dónde reside mi influencia y lealtades. Supongo que os habéis enterado del ataque de hace poco que ha puesto la ciudad patas arriba, algunos distritos están en conflicto abierto, en otros la paz pende de un fino hilo. Nos interesa que esa paz sea duradera en la ciudad para que podamos prosperar, pero hay otros que piensan de forma diferente. - Caminó detrás de un escritorio mientras recorría su superficie con un dedo hasta llegar a un cajón, al abrirlo sacó una carpeta que dejó encima, dentro de esta había varias fotos, entre ellas varias fotos de una calle, un complejo industrial y una serie de personas, una de las cuales era la que más tenía. - No lleváis mucho tiempo en la ciudad, así que os explicaré lo que estáis viendo. No os dejéis engañar por las apariencias, este viejo complejo industrial es "El Alto Horno" una de las discotecas más exclusivas de la ciudad, y territorio de los Jalisco y este. - Indicó con la uña de uno de sus dedos una de las fotos, un hombre con traje de un llamativo naranja, sin corbata con la camisa de debajo con los dos primeros botones desabrochados, de unos treinta años y piel bronceada, llevaba gafas de sol incluso de noche y su era pelo rizado en forma de afro recortado. - Es Héctor Jalisco, uno de los principales hijos de la familia. Mis fuentes me han indicado que entre sus espectáculos se encuentran pequeñas pausas en las que incitan a los asistentes a tomar las armas, que ellos mismos proporcionan, e ir a atacar a otras bandas. Una estrategia estúpida, pero cuando envías a un yonqui con nada que perder y un mes entero de vicios que ganar a matar a uno de los tuyos, y de paso media calle más en un tiroteo... se convierte en un problema. Esos individuos amenazan la paz de la ciudad, si los dejamos a sus anchas no sólo nuestra familia corre peligro, todo Dark Dome puede sumirse en una guerra e bandas total. Vuestra misión es sencilla, infiltraros en El Alto Horno, matar a Héctor Jalisco y conseguir pruebas de que han estado incitando el conflicto de forma deliberada. Quizás si las presento delante de las demás familias estas se comprometan a quitarlos de en medio.

Eché un vistazo a las fotos, estaba al otro lado de la ciudad prácticamente, un bastión en medio de su territorio, no me extraña que tuvieran que recurrir a ayuda contratada. Si lo que decía era verdad no podía rechazar esta petición, una base en una zona con guerras de bandas no duraría ni un año, estaríamos en las mismas.

- ¿Y las otras personas? - Pregunté extendiendo media docena de fotos delante nuestro.

- Son VIP del local, gente de interés que, puede que algunos lo apoyen por conveniencia o por temor, si alguno de ellos puede testificar en su contra mejor, en caso contrario no me importaría quitarlos de en medio.

Miré a la tal Michaela, supuse que, tras todo esto tendría algo que decir, o alguna duda. Además, con algo de conversación podría hacerme un poco una idea del tipo de persona con la que estaría trabajando.
Michaela Albás
Maleante
Michaela Albás
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] Empty Re: Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] {Vie 17 Jun 2022 - 14:40}

Cerró la puerta tras de sí antes de avanzar. Saludó con una inclinación de cabeza a la otra persona antes de ir a sentarse en una de las butacas de la habitación. Cruzó una pierna por encima de la otra y aguardó.

Estaba un tanto nerviosa, aunque no dejó que se notara. Pero allí sentada empezaba a ser consciente de que quizá se había precipitado. Se había separado en seguida de Crawford y seguido las indicaciones de un hombre del que solo sabía el nombre, nombre que no le decía nada, en realidad. Notó el metal de los alfanjes a sus costados y trató de relajarse. De momento, solo tenía que escuchar.

La mujer, para felicidad de Michaela, no tardó en ir al grano. Sus ojos se agrandaron un poco al oír quien era. Había tenido suerte; sin duda era un contacto que valía la pena cultivar. Se grabó su nombre a fuego en la memoria y atendió mientras hablaba del conflicto que asolaba la isla. Sabía que Dark Dome tenía problemas con las bandas, pero no era consciente de que fuera algo tan grave. El plan que la mujer tenía para controlarlo era ambicioso, pero también bastante sensato. No entendía del todo por qué la habían escogido a ella, ni por qué la habían emparejado con otro desconocido, pero no iba a preguntar. No quería que cuestionaran sus habilidades; confiaba en poder llevar la tarea a cabo sin muchos problemas. Siempre y cuando fuera discreta, estaba segura de poder evitar las complicaciones… ¿no?

Se acercó a ver las fotos. No reconocía los rostros, pero los miró bien para no olvidarlos.

-Entiendo.- Dijo, mirando a Fountaine.- Acabo de hablar con su… asociado, en la planta baja. Imagino que le ha comunicado las condiciones de mi acuerdo.

La mujer asintió con una pequeña sonrisa.- En efecto. Su transporte le estará esperando en el puerto. El señor Crawford se está encargando de los detalles. En caso de que no logren completar el encargo será embargado y su previa embarcación devuelta.

Michaela le extendió la mano.- Comprendo la situación y no tengo inconveniente en ayudar a resolverla, pero en futuras ocasiones me temo que habré de quedarme exenta de este tipo de… tareas. De precisar mi ayuda no tendré ningún problema en aportarla, por descontado. Mis hombres son escogidos con cuidado.- No todos, pero eso no iba a decírselo.- Por ahora, entiendo que el tiempo es crucial.

Le estrechó la mano a la mujer y se dirigió a la puerta. La abrió y se quedó a un lado, aguardando al que sería su compañero durante la velada.

-Dado que hemos de recorrer la ciudad, he pensado que podríamos conocernos un poco mientras estamos en camino. Espero que no le suponga un problema. Si ha de recoger algo podemos hacer una parada previa.

Esperaba que fuera alguien competente, aunque teniendo en cuenta su aspecto no parecía ser la primera vez que hacía algo del estilo. Quizá eso fuera bueno.
RAL
RAL
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] Empty Re: Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] {Vie 17 Jun 2022 - 16:27}

Sin nada más que decir simplemente asentí y memoricé los rostros y la dirección, era mejor no llevar nada impreso que pudiera comprometerte. La mujer que me acompañaba, Michaela, parecía bastante educada, aunque por lo que había comentado y la sensación que me daba tenía la impresión de que no estaba acostumbrada a este tipo de encargos.

- Iremos primero al puerto, no está lejos de aquí. Allí podemos coger mi transporte y navegar hasta el puerto industrial, será más rápido que cruzar la ciudad... y más seguro. - Dije, teniendo en cuenta que, en un ambiente como este habría ojos por todas las calles, cuantas menos personas nos vieran, mejor.

Bajamos por el ascensor directos al vestíbulo, no era un error, esta vez me interesaba salir por ahí. Todo con normalidad, caminamos por el suelo alfombrado y la sala de paredes relucientes como si nada pasase. Abrí la puerta a Michaela e hice un cordial gesto para que pasase, todo para disfrazar un discreto vistazo a nuestras espaldas mientras lo hacía. En efecto, había notado su mirada clavada en mi nuca desde que pusimos un pie fuera del ascensor. Tres personas en esos coloridos trajes de animal se quedaron mirándome, y en cuanto aparté mi mirada de ellos pasa salir de ahí noté como uno de ellos se iba a otra sala, mientras que los otros dos se quedaron un momento más en la mesa. En cuanto a nosotros, caminamos por las calles hasta llegar a una zona más apartada, una serie de callejones que recorrían la ciudad en dirección al puerto.

- Si esperas que hable de mí será mejor que no tengas muchas esperanzas. - Dije de forma seca mientras seguíamos adentrándonos en los callejones. - Tengo la sensación de que somos dos personas que no les interesa que indaguen en nuestro pasado. - Continué en base a una corazonada, me sonaba el apellido, pero ahora no parecía algo de importancia. - Además... - Levanté un dedo y lo puse sobre la máscara, a la altura de lo que serían mis labios. - Las calles tienen ojos y oídos.

Señalé de forma discreta y sin mirar dos figuras que nos seguían por los callejones, las sombras que proyectaban en las paredes incluían unas orejas y cola, una forma de animal antropomórfico inconfundibles. Tenían mi rastro, dos de ellos nos habían seguido, era lo que me interesaba, ahora simplemente tendría que esperar a que hicieran su movimiento.
Michaela Albás
Maleante
Michaela Albás
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] Empty Re: Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] {Vie 17 Jun 2022 - 18:33}

Su nuevo… compañero, traía consigo una inesperada ventaja. Tener un método de transporte por agua les ahorraría un seguramente tedioso viaje por tierra, por no hablar del tiempo que ganarían. Asintió con tranquilidad y cerró la puerta detrás de ambos. La directora parecía haber entendido sus peticiones, así que una vez verbalizado el contrato allí no tenían nada más que hablar.

Llegaron al vestíbulo sin problemas, pero allí incluso Michaela pudo notar las miradas que la gente de la convención echaba al desconocido. No dijo nada porque no le vio reaccionar, pero claramente tenía algún asunto no resuelto con esos extraños… seres. Arrugó la nariz, incómoda, pero le siguió por las calles sin protestar.

Cada vez se adentraron más y más en los entresijos de la ciudad. Se sentía incómoda sin Crawford a su lado y desearía haberse traído a Veritas consigo. La gran serpiente se había quedado dormitando en el barco y aunque las otras dos se escondían en su abrigo como siempre, no eran exactamente intimidantes. De la nada, sin embargo, el extraño personaje habló, sacándola de sus pensamientos.

- No me molesta el secretismo, pero tener un nombre que llamarle podría acabar siendo de utilidad. Sin más.

Miró con discreción hacia donde le estaba señalando y suspiró. Por supuesto que les habían seguido. No iban a dejar escaparse a su presa tan fácilmente, por lo visto. Un incordio. Deberían librarse de ellos ahora, para poder llegar con las manos libres hasta su objetivo. Si dejaban que continuasen siguiéndoles, solo se convertiría en un incordio a largo plazo.

No tuvieron que esperar demasiado. Ya estaban viendo el puerto a lo lejos, nada más acabar el callejón, cuando Michaela notó movimiento a su espalda. Contra su instinto, evitó las ganas de darse la vuelta y esperó hasta que uno de los animales se abalanzó contra ella. Notó sus patas peludas taparle la boca e intentar arrastrarla hacia atrás y actuó deprisa.

Le clavó el tacón en la entrepierna y lanzó una patada hacia atrás, aprovechando para agarrar sus alfanjes y darse la vuelta. Frunció el ceño, molesta. Un enorme mapache de al menos dos metros de altura la miraba con una estúpida sonrisa en el rostro. Le dio otra patada, antes de darse cuenta de que no le estaba haciendo daño; su pie se hundía en el pelaje. Ugh. El bicho sacó una pistola, pero claramente le costaba manejarla con los enormes dedos que tenía. Sin miramientos, Michaela le cortó la mano de un tajo bien dado. Costó, le llevó más fuerza de la que tenía pensada, pero lo consiguió. El bicho cayó al suelo de rodillas, sus gritos ahogados tras la máscara.

Michaela retrocedió para que no le alcanzara la sangre y entonces se acordó de que no estaba sola. Se giró para mirar hacia su compañero. Esperaba que siguiera vivo, porque todavía tenían una tarea que cumplir.
RAL
RAL
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] Empty Re: Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] {Sáb 18 Jun 2022 - 14:52}

No podía decir que desaprobase sus métodos, un poco toscos, pero podían ser pulidos. Me había llevado la mano a la pistolera para sacar mi arma y volarle la cabeza a ese furry. Pero Michaela pareció ser más capaz de lo que parecía, por lo menos mostrando que sus armas no eran simplemente para intimidar. De todas formas no guardé el arma, tenía algo planeado con ella, y el nuevo amigo al que le estaba estrechando la mano tenía que ver con ello.

Todo sucedió rápido, mientras el primero se abalanzaba contra mi compañera otro salió de la retaguardia intentando pillarme por la espalda. Por desgracia para él, lo había visto venir a la legua, así que simplemente tuve que apartarme de la trayectoria del cuchillo que llevaba y agarrar su mano. La tenaza que le estaba haciendo dolía, se retorcía y gemía bajo la máscara, tratando desesperadamente de hacer que lo soltase, pero al poco tiempo cedió de rodillas ante el dolor. Una presa lo suficientemente fuerte como para tenerlo bien agarrado, siendo consciente de que podría romperle la muñeca en cualquier momento, lo que le dejaría ligeramente mejor que su compañero pero tullido aun así. Lo lancé contra una pared y me di la vuelta para coger la mano cortada de su compañero, acercándome de nuevo a él.

- Y yo que pensaba que enviarían a alguien importante. - Le levanté el mentón de la máscara de zorro con la mano de su compañero. - Sin collar, sin un nombre otorgado por vuestro clan. Simplemente han enviado cachorros impresionables y ambiciosos... prescindibles...- Puse la pistola delante de su cara y saqué dos balas, dándole vueltas al tambor. - Si eres alguien con suerte puede que puedas salvar a tu compañero... si no... bueno, dos iniciados menos.

Apunté a su cabeza, podía notar su expresión bajo el rostro eternamente alegre de la máscara que llevaba, una expresión de puro pánico. "Click" nada, la cámara estaba vacía. Noté un suspiro de alivio viniendo por debajo de su máscara, a la vez que su entrepierna se mojaba y un charco comenzaba a crecer bajo sus piernas.

- Bien... eres alguien con suerte, así que te voy a encargar una tarea que sólo tú puedes hacer. - Saqué la bala que quedaba en el tambor, un enorme cartucho del calibre 50, y la puse en la palma de la mano cortada, dándosela al zorro que tenía delante. - Vas a entregarle esta bala personalmente al voivoda que regenta la convención, dile que RAL le envía saludos y que, si quiere devolvérmela le estaré esperando en El Alto Horno. Ahora largo, si tienes suerte, que la tienes, podrán volver a coserle la mano a tu compañero.

Les di la espalda y me puse al lado de Michaela, esperando en silencio a que se levantasen y se fuesen, literalmente, con el rabo entre las piernas. Una vez se fueron reí por debajo de la máscara y le mostré la pistola a Michaela, el seguro estaba puesto, siempre lo había estado, la ilusión de que la suerte les sonreía les daría las energías para llegar a dar el mensaje.

- Prosigamos, el Kataphraktos no está muy lejos.

No tardamos ni dos minutos en llegar, el sumergible estaba amarrado en uno de los embarcaderos de hormigón, medio cubierto por una lona para ocultar la torreta. Ahora que los furrys estaban bajo aviso y habían sido citanos sólo era cuestión de tiempo que llegasen ahí. Pero con esta pequeña ventaja teníamos un rato antes de que lo hicieran, algo que aprovecharíamos. Abrí la escotilla y le hice un gesto a Michaela para que bajase.
Michaela Albás
Maleante
Michaela Albás
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] Empty Re: Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] {Dom 19 Jun 2022 - 14:37}

Respiró hondo por primera vez en varios minutos. Se dio cuenta entonces de que llevaba tensa un rato, pero ahora que ya le habían saltado encima estaba más tranquila. La espera siempre era lo peor y ella nunca había tenido mucha paciencia.

Mientras ella lidiaba con uno de los peludos seres, su compañero había logrado reducir al otro sin grandes problemas. Se acercó, cruzada de brazos. En realidad todavía no tenía ni idea de por qué les habían atacado, pero claramente no iba con ella. Se apartó para que pudiera lanzar al pobre zorro contra la pared y atendió mientras su compañero le amenazaba. Podía notar la rabia que les tenía solo con mirarle, ¿qué le habrían hecho? Eran asquerosos, sí, pero esto iba más allá. Dejó que se desahogara y lidiara con el tema. Seguía sin ser asunto suyo y no tenía particulares ganas de meterse. Si lograba quitárselos de encima, podrían seguir con su tarea.

Se largaron poco después, con el rabo entre las piernas y un pequeño reguero de orina siguiéndoles. Michaela arrugó la nariz y se recolocó los alfanjes en la cintura. Alzó una ceja al ver la pistola de su compañero con el seguro puesto. Desde luego…

Quería preguntarle al respecto, pero no tenía muchas esperanzas de que fuera a decirle nada. No obstante, sí había dos preguntas a las que tarde o temprano iba a tener que responderle.

-Sigo necesitando un nombre. – El que fuera, en realidad. Falso o no, si no le decía nada empezaría a llamarle ''El de la máscara'' y tendría que conformarse.- Por otro lado… ¿por qué citarlos en el Alto Horno? Tengo la sensación de que van a estorbar más que ayudarnos.

No contaba con que les ayudasen motu propio, pero si les había citado ahí imaginaba que tenía la intención de aprovecharlo. En su opinión, eran demasiado imprevisibles como para poder contar con ellos. Esa clase de personas… no tenían los tornillos bien ajustados, por decirlo delicadamente. Intentar adelantárseles era… inútil. Un gasto de energía.

Llegaron hasta su transporte. Se esperaba un barco, pero en lugar de eso se encontró con un sumergible. Con cuidado, un poco recelosa, bajó por la escotilla. Era la primera vez que estaba en un aparato como ese y no tenía muy claro cómo comportarse. Ver el agua a través de las ventanas le dio escalofríos. Un pez se le quedó mirando y Michaela hizo gesto de ir a morderlo antes de apartarse e ir a buscar dónde sentarse. Dudaba que fuera un viaje muy largo, pero no tenía ganas de acabar con el trasero en el suelo.

-En cualquier caso… no creo que sea complicado encontrar a Jalisco. Por lo que ha dicho la Directora claramente… le gusta que le encuentren.
RAL
RAL
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] Empty Re: Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] {Dom 19 Jun 2022 - 19:38}

Me senté en el asiento del piloto y tomé los mandos tras quitar la amarra y guardar la lona que cubría la torreta. Tras dejar que la invitada entrase y se pusiera cómoda inicié los motores y puse el sumergible en marcha, ronroneando como mil gatitos en una caja metálica bajo el agua. No era una máquina muy ruidosa, pero cuando cortabas la mayoría de sonidos del exterior al ir bajo el agua todos los del interior parecían más estridentes en comparación.

- Tenemos unos minutos antes de llegar. Puedes llamarme RAL, y es mejor que no te diga cual es mi trabajo, no es que sea algo secreto, pero tampoco me puedo permitir el lujo de ir anunciándolo a los cuatro vientos. - Apagué un par de pilotos, algo rutinario, controlaban la presión, iríamos a profundidad de periscopio, no los necesitábamos. - Cuando lleguemos necesito que te infiltres en la discoteca, es un lugar bastante exclusivo, así que con tu aspecto no creo que te pongan pegas para dejarte entrar incluso en las áreas VIP. Necesitarás uno de estos. - Dejé el rumbo fijo en el timón y di la vuelta al asiento del piloto. abrí un pequeño cajón y saqué lo que parecía un botón de color oscuro con una protuberancia a un lado, al lado había una especie de placa metálica del tamaño de un parche de nicotina con un botón para presionar sobre esta. - Esto es un comunicador, la parte pequeña va en el oído, la plana en un lugar cercano al cuello. Cuando quieras hablar pulsa el botón de la parte del cuello. Yo estaré por la zona haciendo reconocimiento. - Dejé que los cogiera y me di la vuelta para volver a seguir pilotando la nave, en unos cinco minutos llegaríamos. - En cuanto a los... furrys, conozco sus costumbres, son seres gregarios y altamente empáticos, una afrenta así a uno de sus regentes no pasará por alto, enviarán a alguien a tomar represalias, y no será discreto. No planeo que su distracción nos ayude a matarlo, sino a escapar cuando eso haya ocurrido.

Procuré darle margen para que memorizase lo que acababa de decir, planease dudas, sugerencias. Obviamente confiar en los pieles falsas no era una buena idea, aunque fuera para meterlos en la boca del lobo, podían llegar a ser impredecibles, podían presentarse antes de lo esperado o tener agentes infiltrados desde el principio. Pero si había aprendido algo a lo largo de los años era que "el enemigo de mi enemigo..." era algo muy relativo, a veces era un amigo y a veces era simplemente un rival a batir por la cabeza del enemigo común, haciendo más mal que bien.

- En cuanto a Jalisco, no creo que sea complicado encontrarlo, puede que uno de sus subordinados te lo diga. - Comencé a iniciar la secuencia de subida mientras hablábamos. El sumergible rompió la superficie del agua, acercándose sigilosamente al muelle de hormigón del embarcadero industrial. - Tengo que preparar un par de cosas aquí dentro, desde donde estamos deberías poder llegar sin problemas. - Elevé el dedo índice y guardé silencio, se escuchaba la música de fondo incluso desde aquí. No tardaré mucho, así que te tendré cubierta desde lo alto de los edificios. - Un golpecito seco se escuchó en el casco, indicando que uno de los bordes había tocado el embarcadero. - Buena suerte.
Michaela Albás
Maleante
Michaela Albás
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] Empty Re: Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] {Dom 19 Jun 2022 - 21:05}

El ruido del motor hizo que se sobresaltara, antes de darse cuenta de que era algo normal. Empezaron a moverse mientras el ruido crecía y se estabilizaba, aunque eso no la tranquilizó. Echó un par de miradas cautelosas a los mandos. Más valía que supiera pilotar bien esa cosa. ¿Cómo la había llamado? ¿Catástrofe? ¿Catafrasco? Fuera lo que fuera, no había duda de que era una máquina… singular.

Por fin, había un nombre. RAL logró distraerla hablando acerca de los siguientes pasos a seguir. Al principio le escuchaba sin más, pero cuanto más hablaba, más atención le iba prestando Michaela. Había algo que no cuadraba en todo el asunto. No se trataba de su trabajo; en realidad había sido bastante educado al hacer hincapié en la discreción. No, era lo bien atado que lo tenía todo. ¿No acababan de darles las condiciones a ambos a la vez? Cogió el pequeño transmisor con cuidado y se lo quedó mirando, mientras RAL explicaba cómo se utilizaba. Pese a que habían oído la tarea a la vez, él ya tenía un plan de acción y lo estaba ejecutando con total calma, utilizando los recursos a su alrededor con astucia y pragmatismo. Solo había una explicación posible.

-Tú no eres un hombre, ¿verdad? – Se le había quedado mirando un par de segundos, pero en seguida apartó la vista y aprovechó para colocarse el transmisor en la oreja.- Por lo menos, no hablas como uno. – Ni piensa como ellos, pero qué podía esperarse. Si acaso, era un augurio de buena suerte. – De acuerdo, creo que ya lo tengo.

Llegaron. Efectivamente, no habían tardado mucho. El sumergible tocó suavemente el muelle y Michaela supo que era hora de ensuciarse las manos. Suspirando, se acomodó bien el abrigo negro para ocultar los alfanjes antes de subir la escalerilla para salir de la máquina.

Echó a andar, repitiendo mentalmente todo lo que Ral había comentado. Lo de los seres peludos podía llegar a ser de utilidad, pero de momento tenía que centrarse en encontrar la discoteca y a Jalisco. Por un momento, se preguntó si estaría abierta. No llevaba reloj y no tenía forma de saber la hora, pero por otro lado… era de noche. Allí siempre estaba oscuro. ¿No era acaso la mejor excusa para no cerrar lugares de ese tipo? Las ganancias debían ser mucho mayores que en otras islas…

-Espero que se escuche bien.- Susurró, llevándose una mano al cuello. Mejor comprobar que todo funcionaba antes de entrar.- Creo que estoy cerca.

En realidad no conocía el camino, pero acababa de ver a lo lejos a un hombre con dos mujeres bajo los brazos, haciendo eses y riendo. O salían del lugar o estaban a punto de entrar, a juzgar por su vestimenta y comportamiento. Se acercó un poco más y entonces escuchó la música. Bingo, acababan de salir. Vio el local a lo lejos, con un gran gorila en la puerta. Suspiró, antes de poner una pequeña sonrisa falsa en el rostro.

-Voy a entrar.
RAL
RAL
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] Empty Re: Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] {Lun 20 Jun 2022 - 13:18}

No perdí el tiempo, una vez Michaela salió dejé el asiento del piloto fui a la parte trasera donde almacenaba las armas y el equipo. Saqué una enorme y pesada caja que había dejado unas horas antes debajo del camastro, la entrega urgente que me había llegado. La abrí, dentro de ella el arma estaba bien encajada en un lecho de espuma plástica tallada con la forma de cada una de las partes. Con la destreza de alguien acostumbrado a manipular este tipo de aparatos fui sacando y preparando cada uno de los componentes, manteniendo la delicadeza y disciplina necesarias para poder operar este tipo de equipamiento de forma adecuada.

Mis manos se movían casi pos sí solas, como si conociesen de antemano donde iban cada una de las piezas sobredimensionadas de aquel artilugio. Mientras tanto mi cabeza estaba en otro lugar, la pregunta que había hecho Michaela antes ¿No era un hombre? Nunca lo había dicho, la gente simplemente lo daba por supuesto, era parte del personaje que había creado, parte de la mascara que llevaba para ocultar mi identidad. No era la primera persona que especulaba al respecto, pero sí la primera que daba razones para que me preocupase por mi actitud. No respondí, dejando el silencio como mi única respuesta, dar una contestación apresurada o a la defensiva simplemente confirmaría sus sospechas. La única respuesta que contaba cuando alguien preguntaba qué era, hombre o mujer, no importaba, RAL es un arma, una herramienta, la personificación de una voluntad, lo que exista debajo es irrelevante... mientras termine el trabajo. Pero volví a la realidad, cuando puse el último componente en su sitio y la munición en mi cintura, a la vez que una voz sonaba dentro del casco.

- Alto y claro. - Los comunicadores eran otro de los juguetes que me habían enviado, no es que yo los solicitase, pero dado que últimamente mis trabajos en equipo habían aumentado, había algunas personas que pensaban que necesitaría una manera de comunicarme con el resto de compañeros. Eran discretos y meramente funcionales, no permitían comunicarse a más de un kilómetro de distancia y su autonomía era limitada, pero eran útiles.

Salí de la escotilla con la carga al hombro y lancé un cable a la azotea más cercana, acercándome desde las alturas a las coloridas luces que resaltaban desde ellas y al frenético ritmo de la fiesta que estaban dando. No tardé mucho ver a Michaela entre la gente que asistía, acercándose a la entrada del Alto Horno. El complejo tenía una planta rectangular, con edificios rodeando el perímetro del solar que ocupaba. El bloque frontal eran bajo, de unas tres plantas, con la última pasando por encima de la entrada como un arco que daba la bienvenida al patio central donde habían construido un escenario para que actuasen los artistas invitados. Los edificios laterales eran algo más altos, con un propósito más funcional, pero se notaba que habían sido vaciados en algunas partes, dado que se podían ver luces desde las ventanas, seguramente otras actuaciones más exclusivas, todas a la vez, pero separadas por las gruesas paredes de ladrillo y hormigón. En la parte posterior estaban las tres gigantescas estructuras que daban nombre al lugar, los antiguos altos hornos, elevándose unas diez plantas cada uno, encasillados en pasarelas de acero que habían aprovechado para crear una especie de salas y pasillos cubiertos que los recorrían, desde los cuales alguien tendría una vista perfecta de todo su castillo personal.

- Una vez dentro sólo podré cubrirte mientras estés en el patio o a la vista de alguna de las ventanas, de todas formas buscaré por mi cuenta desde fuera. - Dije observando desde el tejado de uno de los almacenes que tenía el local en frente.
Michaela Albás
Maleante
Michaela Albás
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] Empty Re: Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] {Mar 21 Jun 2022 - 10:43}

Se oía bien. La tecnología no era lo suyo y no sabía muy bien qué esperar cuando Ral le alcanzó el extraño micrófono, pero había resultado ser bastante cómodo. Una vez colocado apenas se notaba y podía esconderlo cómodamente entre el pelo. Oía a Ral sin ningún problema, pero estaba lo bastante bajo como para que otros a su alrededor no se dieran cuenta. Quizá debería preguntarle por su proveedor. Dudaba mucho que le diera un nombre o un contacto, pero había tanta gente que pagaría por algo así que era una verdadera pena.

Llegó a la entrada y rápidamente avanzó entre la gente que estaba en la cola. Quería entrar, no quedarse fuera. Y por desgracia, sabía exactamente el papel que tenía que representar. Casi había alcanzado la puerta cuando notó la manaza del segurata en su hombro. Suspiró, pero se dio la vuelta y le miró de arriba abajo con asco y notable irritación.

-¿Qué?

-Uh… no está en la lista, señorita. Vuelva a la cola.

-¿Lista? ¡Pues claro que no estoy en la lista, idiota! ¿Para qué, para que el mundo sepa que he venido hasta aquí una vez más? – Se puso de puntillas disimuladamente y le dio un palmetazo en la frente al segurata.- Utiliza la única neurona que te queda y haz tu trabajo de una vez.

Antes de que pudiera reaccionar se dio la vuelta y se coló en el lugar. Giró inmediatamente a la izquierda y se ocultó en lo que parecía un armario de abrigos. Por la cerradura pudo ver al gorila entrando, mirando a su alrededor y rascándose la cabeza. No tardó en irse y Michaela salió del armario con cuidado, un tanto irritada. Pero ya estaba dentro y eso era lo único que importaba. Ahora tenía que encontrar a Jalisco.

Se adentró un poco más en el lugar. Oyó música, pero en lugar de ir hacia la sala principal se fue por los pasillos laterales. Había ventanas en una de las paredes y al escuchar a Ral se le fueron los ojos a los edificios que había enfrente. Estaba en uno de esos, ¿no?

-De acuerdo. Voy a buscar un… guía.

El siguiente paso en realidad era bastante sencillo, pero involucraba hacer algo de lo que había esperado librarse para siempre. Estuvo caminando un poco más antes de rendirse y entrar a la zona de la discoteca. La música resonaba en sus oídos y todo el mundo estaba bailándose y frotándose. Pero al otro lado de la habitación había una cuerda roja que marcaba la zona VIP y si entraba allí estaría un paso más cerca de su objetivo.

Se movió rápido hasta abandonar la horrible pista de baile. En la zona VIP había otro gorila, este vestido de traje. Tal y como Ral había dicho, no le puso pegas para dejarla pasar. Imaginaba que una vez dentro, era diferente. Entró, mirando toda la zona con cautela. Era mucho más calmada que la que acababa de abandonar. Había un bar privado, muchas mesas pequeñas y algunos rincones apartados. En uno de ellos descubrió a uno de los hombres de las fotografías. Se llevó la mano a la oreja, como si se estuviera recolocando el peinado y susurró:

-Cuarta fotografía. Voy a hablarle.

Ese hombre debía de conocer a Jalisco, ¿no era así? Era el momento. Se acercó con cuidado y elegancia y se dejó caer de repente a su lado. Alargó el brazo y le acarició el cuello y el hombro al desconocido mientras le clavaba la mirada.

-Hola. No he podido evitar fijarme en… bueno, en ti. ¿Podría acompañarte?

Agh, le daba nauseas. Durante años había tenido que ser dulce y empalagosa con su marido. Y ahora, meses después de haberse librado por fin, regresaba a los mismos gestos falsos. No quería nada más que asestarle un tajo a ese imbécil, pero no podía. Además a juzgar por su reacción de adolescente enamorado… había funcionado. Desesperante.
RAL
RAL
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] Empty Re: Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] {Mar 21 Jun 2022 - 12:36}

Bien, había pasado la puerta, no de la manera más ideal posible, pero por ahora no había problemas que comprometieran la misión. No por lo menos de forma irremediable. De los porteros que había en la entrada sólo uno se fue tras ella, no habían dado la alarma porque seguramente no lo tomasen como un problema mayor, y entre el gentío era mucho más fácil que ella se moviese de forma discreta que ese gorila.

Procuré seguirla con la mirada todo lo que pude, pero pronto se adentró en uno de los edificios laterales. Habiéndola perdido de vista tenía que cambiar de posición. Dijo que buscaría un guía, así que me imaginé que había entrado en una de las alas más exclusivas del recinto. Lancé un cable a uno de los lados y me dejé caer, primero dejando que la gravedad me impulsase para ganar velocidad y luego recogiendo cable para acercarme a un montón de contenedores amontonados a uno de los lados del complejo. Con cinco contenedores de altura tenía una buena vista de los diferentes pisos, pero había fuentes de luz cerca, así que decidí agacharme para que mi silueta no resaltara tanto. Entre tanto ella había encontrado a uno de los VIPs y se disponía a interactuar. Comencé a buscarla con la mirada, pude reconocer su silueta caminando en una de las plantas, aquella persona estaba algo apartado, pero tenía línea de tiro si algo pasaba.

- Identidad confirmada. Recuerda, si no accede a cooperar, es prescindible.

En ese momento un movimiento por uno de los pasillos cercanos llamó mi atención, era el gorila de antes, había llegado hasta ahí, si la reconocía en esa sala el VIP podía llegar a sospechar. Chasqueé la lengua, me tocaba intervenir. Apoyé el cañón de la pistola en antebrazo a la vez que me tumbaba para tener estabilidad. Contuve la respiración centrándome en el objetivo y el ritmo de la música que se escuchaba de fondo. En ese momento, en el que la percusión se volvió ensordecedora para los asistentes en medio del estribillo, apreté el gatillo. La bala salió disparada, reventando una ventana del pasillo, llamando la atención del portero, haciendo que pasase de largo de la sala donde estaba Michaela. Miró los cristales en el suelo y luego asomó la cabeza por la ventana rota, mirando a los lados de la calle en el exterior. Era más tonto de lo que creía si pensaba que alguien había salido por la ventana. De pronto algo pasó por mi cabeza, miré a Michaela para asegurarme, en efecto, los tenía con ella.

- Ten cuidado, no te han confiscado las armas, ni siquiera cuando has entrado ahí. Eso quiere decir que no eres la única asistente armada.
Michaela Albás
Maleante
Michaela Albás
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] Empty Re: Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] {Miér 22 Jun 2022 - 12:25}

Si no accedía a cooperar… echó otro vistazo al hombre que tenía en frente. La estaba mirando con una sonrisa bobalicona y una botella en la mano; estaba borracho. No había mucha gente por su cuenta en esa parte del recinto. A lo mejor le había ocurrido algo y estaba bebiendo sus penas. O eso o no era muy querido. No sabía lo suficiente acerca de las relaciones del lugar como para determinarlo con certeza y, francamente, tampoco le interesaba.

Falseó otra sonrisa y le acarició la cara.

-Estaba en la sala principal, pero… esta fiesta es bastante aburrida. ¿No se te ocurre nada que hacer?

-B-bueno, se me ocurren muchas cosas…

Miró a su alrededor. Por supuesto y como no, había cámaras de video en las esquinas. Evitó poner los ojos en blanco.

-¡Oh, ya lo sé! Podríamos jugar al póker… ¿no conoces a nadie interesante por aquí? Oh, me encantaría jugar al póker…

No se reconocía. Odiaba lo empalagosa que sonaba su voz y el tener que estar acercándose y mirando a esa piltrafa de hombre como si fuera ambrosía en la tierra. De hecho, odiaba cómo él le miraba de vuelta. En cuanto no le necesitaran más, iba a deshacerse personalmente de él. De repente, le pilló mirando a una puerta de reojo.

-Sí que sabes, ¿verdad? ¿Están jugando en algún lado?

El hombre borracho negó forzosamente con la cabeza.

-No había sitio para más gente…

Ah, le habían echado. Claramente no era muy querido, aunque eso no le extrañaba. Como mínimo ya sabía a dónde tenía que ir a continuación.

-¿Está Héctor allí? – Hizo un pequeño mohín, poniendo los ojos en blanco.- He oído hablar de él. Por lo visto no es especialmente amable. ¿Le conoces?

Quería tantearlo. Si defendía a Jalisco, no era la persona que buscaban. Pero en lugar de eso, le vio ponerse nervioso. Sonriendo, le dio un par de palmaditas en el pecho y se levantó.

-No te preocupes, voy a hablar con él. Seguro que nos deja jugar.

El hombre hizo ademán de pararla, pero al final meneó la cabeza y dio un par de tragos a su botella. Michaela se alejó con cuidado, dirigiéndose a la puerta a la que había mirado el borracho.

-Tendré cuidado. Puede que esa alimaña nos ayude, pero voy a intentar encontrar a Héctor primero.

Fue al bar y le pidió al camarero una enorme botella de champán. Le habían pedido que lo llevara a la suite, al fin y al cabo. El hombre se la dio sin cuestionarlo demasiado y siguió a lo suyo, organizando el bar. Por su parte, ella se adelantó y llamó con delicadeza a la puerta tres veces, con los nudillos.

Si no se había equivocado, estaba cerca de su objetivo.
RAL
RAL
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] Empty Re: Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] {Miér 22 Jun 2022 - 16:58}

Parecía que se había movido a por otra persona que quedaba fuera de mi vista, si quería cubrirla bien tenía que moverme un poco, bajar un par de contenedores para poder llegar a ver el fondo de la sala en la que estaba. Pero antes tenía que hacer algo. Volví a esperar a que el volumen de la música aumentase y el ritmo se hiciera ensordecedor para los asistentes para disparar a una farola cercana. Moverme para cubrir a Michaela en esa posición implicaba ponerme bajo el foco, algo que llamaría más la atención que simplemente fallase una luz de una zona poco mantenida del puerto.

Por ahora no parecía que hubiera mayores complicaciones, la actitud del borracho con el que hablaba no denotaba sospecha o agresividad, más bien cierta sumisión. Tras unas palabras pareció dirigirse a una de las puertas del fondo. La sala a la que daba a penas tenía un par de ventanas altas pequeñas con vidrios opacos, no podía ver el interior. Chasqueé la lengua, llevé la mano al casco y pulsé un pequeño botón al lado de las lentes. Estas se tintaron de verde y mi campo de visión se vio reducido, haciendo que casi ni pudiera ver la silueta del edificio, pero por otro lado el efecto de las lentes se empezó a hacer patente enseguida. En un verde brillante comenzaron a resaltar los pilares y vigas metálicas del complejo, así como la silueta de los objetos metálicos que había en el interior. Pude ver la silueta de los alfanjes de Michaela, así como otros objetos que portaba acercarse a la sala.

- Dentro de esa sala hay, mínimo ocho personas. - A juzgar por las armas que veía y su movimiento, así como otros objetos más pequeños como cadenas y pendientes. - Cuatro sentadas, otras cuatro de pie, dos de ellas guardando la entrada, fuertemente armadas. Espero que tengas una buena excusa pensada, te estás metiendo en la boca del lobo.

A pesar de la utilidad de las lentes, no podía identificar a alguien con ellas, a no ser que tuviese algo metálico con una forma muy característica, cosa que en la foto de Jalisco no aparecía. De todas formas me preparé para comenzar a montar el arma en caso de que fuera necesario.

- Si puedes confirmar el objetivo simplemente da dos toques al micrófono. - Por lo que sabíamos a Jalisco le gustaba llamar la atención, me extrañaría que estuviera en un sitio tan apartado, pero tras los últimos días puede que se hubiera vuelto más precavido y no saliera tanto como antes.
Michaela Albás
Maleante
Michaela Albás
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] Empty Re: Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] {Jue 23 Jun 2022 - 11:10}

Al entrar, al principio no vio nada. La nueva sala estaba menos iluminada que la anterior, pero cuando sus ojos se acostumbraron entendió por qué. Había luces azules y moradas, colocadas alrededor de una especie de reservado con un montón de sofás. El resto de la estancia, muebles de bar, un par de mesas de billar y poco más, estaba a oscuras. Una neblina densa flotaba perezosamente en la habitación y todo el lugar olía a tabaco.

Se tensó un poco al escuchar a Ral en su oreja. Miró a un lado justo para ver, efectivamente, a uno de los guardias armados. No le quitaba el ojo de encima. Se le acercó y le puso una mano en el hombro, hablándole con voz suave.

-Disculpe. Creo que se ha equivocado de puerta.

Michaela negó con la cabeza, antes de responder con la misma calma.- En absoluto.- Levantó la botella de champán.- He venido a entregar esto. Estaba en el bar de fuera, pero es de un año muy especial y me pareció una pena que se malgastase allí. Estaba empezando a coger polvo; no creo que el camarero se haya dado cuenta de lo que valía.

El guardia frunció el ceño.- Lo siento señora, pero no puede…

-¡Eh, Marcelus! ¡Deja de ser un aguafiestas! ¡Tráela, veamos si es taaan especial!

Suspirando, el tal Marcelus la agarró del brazo con delicadeza y la fue arrastrando hasta el reservado del que salía la voz. Al principio, Michaela intentó liberarse, pero al ver que era imposible se conformó con caminar con toda la dignidad que podía. Ah, iba a divertirse mucho prendiéndole fuego al sitio.

Llegaron al reservado. En un enorme sofá en forma de C había dispersas siete personas. Justo en el centro, con una sonrisa de oreja a oreja, estaba Héctor Jalisco. Mirando al suelo como si se hubiera puesto tímida, se recolocó una trenza detrás de la oreja y aprovechó para darle dos golpes al micrófono. Objetivo localizado. Ahora solo tenía que… bueno, que acabar con él. E intentar no morir en el proceso; por desgracia los números jugaban en su contra.

Extendió la botella de champán y la puso encima de la mesa. Héctor la cogió mientras hacía un aspaviento para que Marcelus se apartara. Le oyó suspirar de vuelta y la soltó, pero en lugar de volver a su sitio se quedó apoyado en la esquina del reservado, mirándola con cara de malas pulgas. Eso no era bueno.

-Así que buen champán, ¿eh? ¿Cómo te llamas?

-Michaela.

-Michaela… no te había visto nunca por aquí. Ven, coge un sitio y perdona al aguafiestas de Marcelus. No trabaja conmigo, pero es que aquí mi amigo está un poco paranoico. Por eso estamos tan apartados de la fiesta. ¡No hay nada que temer! Solo estamos relajándonos y charlando un rato. Ven aquí.

Michaela asintió y se sentó junto a él. Héctor empezó a abrir la botella, mientras ella contemplaba a sus acompañantes. La mayoría eran gente que salía en las fotos y los otros dos debían de ser nuevas adquisiciones. Había ido a parar a buen lugar. El único problema ahora… era cómo salir.
RAL
RAL
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] Empty Re: Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] {Jue 23 Jun 2022 - 13:29}

Dos toques, identidad conformada. Ahora solo tenía que prepararme y montar el arma, averiguar quien de ellos era el objetivo, disparar y escapar antes de que todo el avispero estuviera sobre nosotras. Mucho más fácil decirlo que hacerlo, pero este trabajo no solía ser fácil.

- Necesito saber si tiene algún accesorio o arma peculiares. Tardaré un minuto en montar esto. - Dije a la vez que ponía delante mía los dos componentes plegados.

Alineé y extendí el cañón, girando la pestaña que aseguraba que el cierre era hermético, y desplegando el gran bipode plegado bajo el armazón del cañón. Llevé la mano al armazón bajo la gabardina y saqué el primer cartucho, un obús en miniatura con una cabeza en forma de reloj de arena acabada en una punta que salía de una de las caras. Abrí la cámara del cañón con el cerrojo que tenía, introduje el disparo y cerré. Por último quedaba la parte más delicada, no lo había probado hasta ahora, si había algún problema con la configuración podía poner en peligro toda la misión. A uno de los lados del cuerpo del arma había un grueso cable cuya bovina interna estaba oculta por la carcasa. Lo extendí para terminar enchufando uno su extremo en el implante medular. En cuanto hizo contacto el "latigazo" fue inmediato, era una sensación molesta y dolorosa, como cuando me golpeé sin querer el codo con una esquina, pero diez veces peor. No estaba bien configurado, pero no parecía un error nefasto.

- Que sean dos minutos. - Dije luchando por llevarme la mano al comunicador y tratando de sonar lo mejor posible. Podía forzar al sistema para que se habituase a mí, pero necesitaba tiempo. Por suerte no era la primera vez que me pasaba, sabía como domar este corcel si me daban tiempo y tranquilidad. Y tiempo era lo que no tenía, en cuanto a la tranquilidad...

De pronto noté algo una "mirada" a mis espaldas, pero más cerca de lo que esperaba, demasiado cerca. Me di la vuelta para ver a tiempo el destello de algo metálico trazar una línea reflejando la luz de las farolas. Paré con el cañón en un acto reflejo, las chispas saltaron por los aires, iluminando momentáneamente unas garras metálicas y el rostro de mi agresor. Habían tardado menos de lo esperado en llegar, o eso o era alguien que ya estaba en esta zona desde el principio. Delante de mí había un enorme hombre de más de dos metros vestido con un traje de furry rojo, tan ajustado a sus músculos que se marcaban, con una máscara que reflejaba una expresión amenazante en vez de la clásica de alegría. Plegué de nuevo el cañón a mi espalda, apartándolo con el movimiento y desactivando las lentes para poder verlo mejor. Estaba por sacar la pistola, pero otra "mirada" me sorprendió por la derecha, viendo algo que se acercaba a demasiada velocidad, esquivándolo por instinto. Una sustancia blanca y viscosa salpicó el suelo, burbujeando y soltando nocivos vapores mientras disolvía el metal sobre el que había caído. De entre las sombras salió otro de esos seres, más esbelto, pero vestido con un traje morado, gafas y un chaleco con viales llenos de ese líquido, conectados a un arma que parecía una gran pistola de agua.

- Somos Crimson Claw y Violet Discharge, y hemos venido a hacer que respondas por tus crímenes. - Dijo el que iba vestido de morado.

- Si llevamos tu cabeza al regente nuestros nombres serán legendarios. - Añadió con una profunda voz el rojo mientras se moví de forma amenazante, procurando estar siempre en una posición desde la que flanquearme.

- Sabes... mejor cinco minutos. - Dije por el comunicador.
Michaela Albás
Maleante
Michaela Albás
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] Empty Re: Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] {Sáb 25 Jun 2022 - 11:16}

Escuchó a Ral en su oído y reprimió el impulso de poner los ojos en blanco. No tenía forma de comunicárselo incluso si lo averiguara. Aunque, de haberlas… ¿dónde las llevaría?

Héctor todavía estaba luchando con la botella de champán. Con otra pequeña sonrisa, Michaela se ofreció a abrirla y él se la pasó con una floritura. A ver si tenía más suerte que él, dijo. Y la tuvo. Tanta, que le empapó de arriba abajo… aunque la botella quedó abierta. Se apresuró a dejarla en la mesa y agarrar un par de servilletas para tratar de secarle. Jalisco se puso en pie maldiciendo y se apresuró a quitarse la chaqueta y… un chaleco en el que llevaba dos pistolas. Michaela aprovechó para palparle por los laterales con la servilleta, mientras seguía disculpándose. No parecía llevar nada más encima. Por otro lado, ella no sabía lo bastante de armas de fuego como para determinar si las que acababa de quitarse tenían algo en especial. Esperaba que llegase con que las hubiera dejado encima de la mesa. Ral le había avisado de los guardias en la puerta, así que tenía que tener algún método para verlo, estuviera donde estuviera. Desde allí, por los ventanucos que tenía la sala poco podía distinguirse.

Dos minutos. De acuerdo, no había ningún problema. Héctor se sentó, suspirando, y agarró la copa de champán que tan cara le había salido, antes de mirarla con curiosidad.

-No has ni pestañeado al ver las pistolas. ¿Tan poco te sorprenden?

El resto de invitados, que se habían reído con el incidente de la botella, dejaron sus propias conversaciones para atender. El aire de la sala se volvió un poco más denso y pudo sentir los ojos del guardia clavados en su nuca. Mierda. Michaela miró al suelo, como si estuviera avergonzada, antes de abrirse el abrigo para revelar sus propias armas.

-Son de mi marido, en realidad… no sé utilizarlas. Él está delicado de salud y cuando vine aquí insistió en que las llevara conmigo. Como medida disuasoria, o para protegerme si hacía falta. En realidad vine con un guardaespaldas, pero se largó y creo que sigue en el casino.

Héctor bufó, antes de acercarse para examinar bien los alfanjes. 5 minutos, oyó. Más le valía apurar.

-Son bastante bonitos, de buena calidad. ¿Cómo es que no te enseñó a utilizarlos? No son como un cuchillo cualquiera.

Fue el turno de Michaela de bufar y poner los ojos en blanco, antes de agarrar otra copa de champán y fingir darle un sorbo.

-Es una de esas cosas que dice que siempre va a hacer y termina posponiendo. Como nuestras vacaciones. No acabé aquí por casualidad, ¿sabes? Me cansé de esperar.- le puso la mano en el brazo, como si le estuviera confiando un secreto.- Sé que dicen que Dark Dome es peligrosa… ¡pero también dicen que montan las mejores fiestas!

-¡Y tienen razón! – Dijo Héctor, henchido de orgullo.

Michaela respiró un poco más tranquila. Seguía en la boca del lobo, pero había superado la crisis.
RAL
RAL
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] Empty Re: Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] {Sáb 25 Jun 2022 - 19:43}

Apreté los dientes, las cosas estaban descarrilando demasiado rápido. Tenía a dos personas que habían demostrado ser capaces de acercarse sin que los detectase, que habían mostrado ser combatientes coordinados, ambos intentando matarme. Mientras tanto yo no podía liarme a tiros tan cerca del Alto Horno, o alteraría a los guardias. Por muy alta que estuviera la música los disparos que había hecho estaban realizados en los mejores momentos para que no se escuchasen, pero un tiroteo no podía ser ocultado. Para colmo Michaela no contestaba, quería pensar que no podía, pero si había fracasado tendría que dejar las sutilezas de lado y entrar con las armas calientes.

Chasqueé la lengua, centrándome para defenderme con "scutum" de las garras del furry escarlata mientras procuraba pivotar para no dar un tiro fijo a su compañero sin arriesgarse a dar a su aliado. A pesar de ello esas garras llegaban a alcanzar carne y, aunque fueran cortes superficiales, eran una molestia a la larga. Lancé un cable para moverme a otro contenedor y conseguir algo de distancia entre nosotros, un poco de espacio para pensar, pero eran rápidos, la diferencia no duraba lo suficiente como para que ganara una ventaja relevante. Mientras uno me atosigaba siguiéndome con unas piernas sorprendentemente fuertes, el otro esperaba a que me convirtiese en un blanco fácil. Al final decidí abandonar los contenedores, ya volvería a la posición, bajando al patio del descampado que había bajo estos, por lo menos para estar fuera de la vista de alguien que pasase en el edificio de en frente. Retrocedí rápidamente en una diagonal, arrastrando la boquilla del cañón por el suelo de tierra, marcando una línea. Dejando este en el suelo y volviendo a escuchar la música de fondo. sacando la escopeta y empuñándola con una mano, a la nube de polvo que había levantado al moverme, en donde notaba la "mirada" de uno de ellos. En cuanto la cortina de polvo se movió ligeramente apreté el gatillo, liberando una nube de perdigones de fósforo en llamas, una bola de fuego y metal que engulló al falso mink escarlata que había saltado directamente en mi dirección. Su cuerpo cayó envuelto en fuego a un lado, retorciéndose  mis espaldas.

- Sabía que alguno de vosotros vendría, por eso preparé los disparos incendiarios para vuestros trajes de pelo sintético. - Dije en alto, aunque dudaba que el de detrás me escuchase, ya sólo quedaba el púrpura, quien me apuntaba con su arma.

Ahora que sólo era él no tendría problemas de esquivarlo. O eso pensaba. Una garra al rojo vivo atravesó en cuero de las botas para clavarse en mi pierna, agarrándome con firmeza. Cuando miré atrás el furry escarlata estaba con las llamas casi apagadas y un traje con el pelo chamuscado, pero lejos de ser algo mortal. Parecía que había acertado en una de las piernas, dejándola malherida e impidiendo que se levantase. Pero seguía con vida.

- ¿Crees que eres el primero? Nuestros trajes están hechos con un pelo sintético que es resistente al fuego. - Dijo entre dientes, poniendo todas sus fuerzas en mantenerme en el sitio para que no pudiera moverme. - Acaba con él Violet. - En ese momento el otro furry comenzó a cargar su arma, hinchando una válvula con una bomba manual. Sospechaba que iba a asegurarse de que me diese sí o sí. Puede que tardase un poco más en ayudar a Michaela.
Contenido patrocinado
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] Empty Re: Bajo el manto de la oscuridad [Evento Michaela - RAL] {}

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.