¡10 años en activo! Hace ya 10 años que esta comunidad, todavía más antigua, encontró su lugar en OPD. Los tiempos han cambiado y los usuarios más antiguos han dado paso a las nuevas generaciones que hoy rolean, pero siempre con el mismo espíritu que nos vio nacer: Construir juntos la historia más grande jamás contada. Da igual si acabas de llegar o llevas una vida; si te quedas o te vas: Gracias por hacer de este foro un lugar mejor.
27/02La actualización ha terminado con éxito casi completo. Quedan cosas por pulir, pero en breves se solventarán.
27/02Hemos tenido un pequeño problema con las afiliaciones al cambiar de skin. Rogamos comprensión y un poco de paciencia.
27/02La lotería ha terminado. Ya no se pueden intercambiar más premios por este evento; gracias a todos por participar.
Búsquedas
Últimos Temas
El Juicio final


Ir abajo
Ichigo
Vicealmirante
Ichigo
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Chicken Nightmares - [Fancy MONKEY Pirates] Empty Chicken Nightmares - [Fancy MONKEY Pirates] {Mar 21 Jun 2022 - 14:13}

—¿Estás segura de que esto te va a ocultar…?

Por supuesto, dame.

Ichigo le quitó a Yan Po de las manos el utensilio que le había pedido que comprase por ella. Unas gafas gruesas adheridas a una nariz falsa con un cincelado bigote sintético. Se las puso enseguida y posó delante de Yan Po, esperando una reacción u opinión sobre su nuevo y distinto aspecto. Lo único que hizo el muchacho fue frotarse los párpados con los dedos en un gesto de resignación y paciencia a punto de desaparecer.

—Ichigo… ¿Eres consciente de que ahora mismo tienes cuerpo de chica joven?

... Ajá… ¿Y? — preguntó con una sonrisa y sin abandonar la pose.

—¿Y eres consciente de que ver a una chica pelirroja, vestida como siempre va la conocidísima hermana de la emperatriz, con un bigote falso llama más la atención sin evitar que te reconozcan?

Pero la hermana de la emperatriz no tiene bigote, nadie me va a…

—¡¡Tienes cola de mono, Ichigo!!

Ichigo rompió la pose por primera vez y se miró el pandero. La cola se movió un poco, casi como si fuera una serpiente mirándolo de vuelta. Miró entonces a Yan Po, que la observaba incrédulo por su estupidez con los brazos en jarra.

Puedo venir de… una isla donde todos tienen… ¿cola de mono?

El joven puso los ojos en blanco cuando la última onza de paciencia abandonó su cuerpo por fin. Se dio la vuelta y sacudió los brazos en gesto de resignación.

—Mira, haz lo que quieras, pero te van a pillar y tu hermana te va a echar bronca, recuerda que te prohibió presentarte.

Y se marchó antes de admitir respuesta. Ichigo se quedó quieta, mirando hacia el vacío siendo el único movimiento el vaivén de su cola. Sacudió la cabeza intentando quitarse de encima el pesimismo de Yan Po de la cabeza y se colocó su bastón y su mochila a sus espaldas. No es que estuviese metida en el mundo de la cocina, pero le gustaba muchísimo cocinar. Había aprendido cosas muy básicas colándose en las cocinas de palacio y observando cómo trabajaban y se moría de ganas de aprender de verdad.

Pero Izumi era estricta. La hija bastarda de Zuko estaba siempre en boca de los ciudadanos de Reddo más chismosos y cotillas que poblaban sus tabernas y teterías. La emperatriz no quería que llamase más la atención. Ya bastante la desobedecía cuando decidía no ocultar su cola como le pedía. No le gustaba que su hermana la tratase así, pero… Era su hermana… Seguro que tenía las mejores de las intenciones… ¿no?

Se sacó ese pensamiento de la cabeza y, ya con su bastón y su mochila, salió de la guarida que tenía con Yan Po y Kotaro y empezó a correr hacia la plaza de la capital, donde se disputará el Vigésimo Sexto Concurso Anual de Cocina Imperial de Reddo Teikkoku, donde chefs de todo el mundo podían presentarse. Cuando llegó pudo ver, a lo lejos, la estatua de hierro de su padre en el centro de la plaza. Se paró en seco y sonrió ligeramente. Iba a ganar y, con el dinero del premio, iba a comprarse un barco y salir a vivir aventuras. Como su padre antes que él.

En la entrada de la plaza había lo que parecía ser el inicio de una carrera que se estiraba en una suerte de circuito corto que recorría la plaza entera en un círculo pasando por puestos de comida, especias e ingredientes variados. Varias personas, algunas vestidas como típicos chefs, hacían estiramientos junto a la línea. Había gente en los extremos del circuito, animando, y al fondo de la plaza unas gradas donde su hermana y su madre miraban todo el espectáculo desde su palco imperial. Las palabras de Yan Po pasaron de nuevo por su mente, temiendo que la reconociesen, pero se sacó ese pensamiento de la cabeza. Se acercó al organizador.

¡Hola! Estoy apuntado. Soy Okuz Iasak.

El hombre la miró de arriba abajo y alzó una ceja. Su mirada pareció centrarse enseguida en su cola.

—Ya… Seguro que sí… Ponte junto a los demás, Okuz, la maratón va a empezar.

Sonrió de oreja a oreja y caminó hacia la línea de meta. No era un concurso de cocina al uso, y eso es lo que lo hacía algo especial. Estaba dividido en tres partes: La recolecta, la cocina y el servicio. En la primera parte se recorría un circuito buscando los ingredientes para el plato que se quisiese cocinar. El más rápido, por supuesto, se llevaba los mejores ingredientes. Ponía a prueba absolutamente todas las habilidades del chef.
Illje Landvik
Desconocido
Illje Landvik
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Chicken Nightmares - [Fancy MONKEY Pirates] Empty Re: Chicken Nightmares - [Fancy MONKEY Pirates] {Sáb 25 Jun 2022 - 12:40}

No iba a mentir. Habían llegado a Reddo de milagro. Y sabía que estaban en Reddo solo porque lo ponía en el puerto. Poco después de haberse hecho a la mar habían caído en que realmente ninguno de los dos sabía navegar. U orientarse adecuadamente. Por suerte gracias a la cocina de Claude y a los esfuerzos por pescar de Illje, que involucraron más tornillos y cables de los necesarios, habían logrado sobrevivir. Estaba segura de que habían dado una vuelta absurda; no todos los días veías el mismo iceberg tres veces en un mar en el que se suponía que no había icebergs. Pero al fin, habían avistado tierra.

Había sido una alegría. Habían perdido al caballito de Arabasta por el camino. No estaba muerto, se habían cruzado con otro barco y casi salta por la borda de las ganas que tenía de irse con ellos. Los señores, muy simpáticos, se lo habían llevado sin poner muchas pegas. No estaba segura de que no fueran a intentar comérselo, pero esa era una batalla que Bala de Heno tenía que pelear por su cuenta. De momento, lo importante era que habían llegado a tierra firme. Y eso implicaba comida, gente y aventuras. ¿Qué más se podía pedir?

Se encontraban en un lugar llamado Shihon City, por lo visto la capital de la isla. Tras atracar bien el barco y bajar, decidió que lo primero que tenían que hacer era investigar un poco el lugar. Y más o menos a los dos segundos de hacerlo, vio algo interesante pegado en una pared. Arrancó el cartel y se lo llevó a Claude con una sonrisa de oreja a oreja.

-Igual te interesa. Parece que hemos llegado justo a tiempo.

El cartel anunciaba un concurso de cocina un tanto estrafalario. Tenía distintas fases y se celebraba justo hoy. Concretamente, en apenas media hora. No tenía muy claro dónde se encontraba la plaza de la ciudad, pero si Claude quería participar estaba segura de que llegarían a tiempo. Llevaban demasiados días en el barco; era una buena oportunidad para estirar las piernas. Y por supuesto, por su parte todo lo que involucrara probar nuevos platos era más que bienvenido.

Mientras dejaba que el pelirrojo decidiera, se agachó para acariciar a Edipo. Había bajado al lobo consigo para que él también pudiera estirar un poco las patas. No lo necesitaba, pero sí que lo agradecía. Le gustaba. El único problema era que por allí no parecían muy acostumbrados a ver animales de su clase y en el poco tiempo que llevaban allí parados se habían reunido varias personas para mirarlos. Hm. Esperaba que solo fuera curiosidad. Esa por lo menos solía ser… poco peligrosa.


A tener en cuenta::

Ficha   -   Cronología
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.