¡10 años en activo! Hace ya 10 años que esta comunidad, todavía más antigua, encontró su lugar en OPD. Los tiempos han cambiado y los usuarios más antiguos han dado paso a las nuevas generaciones que hoy rolean, pero siempre con el mismo espíritu que nos vio nacer: Construir juntos la historia más grande jamás contada. Da igual si acabas de llegar o llevas una vida; si te quedas o te vas: Gracias por hacer de este foro un lugar mejor.
27/02La actualización ha terminado con éxito casi completo. Quedan cosas por pulir, pero en breves se solventarán.
27/02Hemos tenido un pequeño problema con las afiliaciones al cambiar de skin. Rogamos comprensión y un poco de paciencia.
27/02La lotería ha terminado. Ya no se pueden intercambiar más premios por este evento; gracias a todos por participar.
Búsquedas
Últimos Temas
El Juicio final


Ir abajo
Mikazuki Hayato
Mikazuki Hayato
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Bienvenidos al infierno en la tierra ¿Qué van a tomar? [Hayato - Blaze] Empty Bienvenidos al infierno en la tierra ¿Qué van a tomar? [Hayato - Blaze] {Jue 15 Sep 2022 - 0:05}

¿Qué demonios era esta isla? El aire era pestilente y los pulmones me ardían de respirarlo, como respirar el sulfuro que emanaba de lo alto del monte Fuji, el agua ardía cuando tocaba la piel a pesar de no estar caliente, comiendo a través de la tela de mi ropa como si fueran miles de alimañas voraces, la tierra estaba devastada y sin vida, con una niebla amarilla que evitaba ver nada a lo lejos, sin rastro de nada más que un barro de varios colores y rocas labradas y puntiagudas producto de alguien que había trabajado en esa tierra. Gigantescos socavones marcaban la tierra a lo largo del camino, la bajada en espiral a estos era tan profunda que no se veía el fondo. Lo único que me servía de guía eran las sombras de unas gigantescas torres que se alzaban a lo lejos.

No tenía ni idea de cómo había acabado en esa isla, tenía una gran laguna entre Pucci y el momento en el que me había despertado en medio de ese páramo. La bufanda que estaba usando para filtrar el aire estaba deshaciéndose hasta el punto de ser simplemente unos jirones que mantenía con la mano. Todo esto me empezaba a afectar, y tenía la sensación de que, tras más de un día a la intemperie en ese lugar, sin agua ni comida potables, me hubiera desmayado de no ser por el constante dolor que sentía por todo el cuerpo, una sensación de ardor constante, como si me estuviera consumiendo lentamente.

¿Acaso había muerto en aquella isla? No me extrañaría que hubiera sido así, tendría sentido que no supiese cómo había acabado aquí. Entonces todo esto que estaba experimentando no era más que uno de los infiernos de Jigoku. La pregunta era ¿Cuál de todos? No me sonaba a la descripción de ninguno de los que había oído hablar, además todos ellos van acorde al pecado cometido en vida. De ser así ¿Cuál era el mío? Demasiadas preguntas en mi cabeza, no estaba en condiciones de andar pensando en ello, si lo hacía corría el riesgo, de estar todavía vivo, de morir de verdad. Tenía que seguir adelante, fueran lo que fueran esas torres del horizonte tenía que llegar a ellas, podían darme una respuesta de qué era lo que estaba pasando aquí, o por lo menos darme aunque fuera un pequeño respiro de esta atmósfera infernal. Seguiría caminando, con cuidado de no caerme por ninguno de los terraplenes ni en ninguna de las lagunas burbujeantes que estaban cerca del camino.
Blaze Aswen
Blaze Aswen
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Bienvenidos al infierno en la tierra ¿Qué van a tomar? [Hayato - Blaze] Empty Re: Bienvenidos al infierno en la tierra ¿Qué van a tomar? [Hayato - Blaze] {Vie 16 Sep 2022 - 17:47}

Desde que la notificación de ascenso había llegado y la instrucción como oficial había dado comienzo Blaze había tomado por costumbre no vestir uniforme. Lo ideal, se decía, era llevar un identificativo visible de que pertenecía a la Legión, sobre todo a nivel de identificarse como su rango rápidamente. Normalmente se hacía a través de la engalanada capa de oficial roja y dorada que acostumbraban a llevar los Comandantes, Centuriones y Magísteres, pero para él era algo distinto. Él, tras asegurarse de que el código de vestimenta era más costumbre que regla y que la única norma era la de ser reconocible llevaba apenas una discreta medalla de oro con forma de águila en la solapa de su chaqueta, así como una identificación de cartera guardada en el interior de ella. Entendía por qué muchos oficiales querrían ser fácilmente reconocibles, pero en operaciones especiales la discreción era regla.

Así pues, se movía por las calles de Yellow Spice cubierto por una gabardina y con una sencilla máscara antigás de color blanco hueso cubriéndole boca y nariz. Seguía apestando, pero por lo menos no era tan tóxico como respirarlo a pleno pulmón. Le habían advertido que era un lugar peligroso, e incluso bajo la premisa de que el interior de la vieja cúpula tardaría semanas en contaminarse tanto como el exterior la realidad era que casi le lloraban los ojos, a pesar de llevar apenas un par de horas caminando por la isla.

¿Por qué estaba allí? Buena pregunta. El presidente Capers, un famoso líder del hampa, había pasado a mejor vida. Eso no importaba demasiado a sus superiores, y aunque todas las vidas tenían cierto valor la de un criminal siempre era más fácil de ser insensible, a él tampoco. El Gobierno Mundial no reinaba sobre esa tierra sin dios ni ley, y tampoco era algo que deseasen. Pero sí querían saber cómo había podido suceder. Más aún, querían saber cómo evitarlo. Había sido desplegado para hacer retroingeniería de un magnicidio en un ejercicio de contrainteligencia que era parte de su formación. Interesante, no le cabía duda, si bien tenía ciertas reservas al respecto. ¿Había alguien vigilándolo? Y si no, ¿qué valor podía tener aquel aprendizaje? Si era una prueba carecía de sentido su trabajo, pero si confiaban en él carecía de valor como prueba. Se encogió de hombros como si hablase consigo mismo y hubiese llegado a un punto muerto; luego viró a la derecha.

En realidad los sucesos de Yellow Spice eran terribles. Le costaba cerrar los ojos sin dejarse llevar por una leve desazón, y tampoco sabía por dónde empezar para llevar a cabo su tarea. Mirando a todas partes, sin detenerse en ningún sitio en particular, mientras sus pasos lo acercaban cada vez más y más a la mansión del gobernante. Era más bien un palacio, y su piedra estaba amarillenta y erosionada -era muy anterior a la cúpula-. Sus grandes portones de ébano cerraban la entrada y de las portezuelas secundarias entraba y salía gente sin cesar. Suspiró. Él tenía que entrar ahí.
Mikazuki Hayato
Mikazuki Hayato
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Bienvenidos al infierno en la tierra ¿Qué van a tomar? [Hayato - Blaze] Empty Re: Bienvenidos al infierno en la tierra ¿Qué van a tomar? [Hayato - Blaze] {Sáb 17 Sep 2022 - 18:16}

Bien, definitivamente esto no me lo esperaba. Había avanzado durante unos minutos hasta aquellas extrañas torres, sólo para descubrir que se trataban de una especie de chimeneas de factorías que sobre salían por encima de un clase de extraño muro metálico. Di un par de toquecitos con mi espada sobre su superficie, escuchando una grave reverberación al otro lado. Parecía ser grueso, demasiado como para romperlo, eso estaba fuera de lugar, así que tendría que encontrar otra entrada, esperaba que, por lo menos al otro lado se estuviera mejor que aquí fuera. Durante casi media hora caminé siguiendo el muro, el cual parecía ser circular, y tenía cierta inclinación hacia la parte interior.

De pronto una idea pasó por mi cabeza. Su superficie no era lisa, sino que más bien era una especia de conglomerado de placas metálicas, con refuerzos construidos de manera más o menos regular. Si lograba subir unos tres o cuatro metros parecía que tenía la inclinación suficiente como para poder escalarlo. Miré a mi espalda, el suelo parecía plano y sin obstáculos, perfecto para tomar carrerilla. De todas formas no sabía la fuerza que necesitaría para subir, así que, aunque me costase, decidí usar mi as en la manga. Mi cuerpo creció ligeramente a la vez que mi piel se volvía más azulada, mis cuernos se hicieron más prominentes y un par de colmillos comenzaron a sobresalir por mi boca a la vez que mis uñas se alargaban hasta formar unas garras puntiagudas.

Di un par de saltitos para comprobar que estaba en forma, con la transformación parecía sentirme mejor, aunque hacer eso me costaba energías que no sabía si podía darme el lujo de gastar. Bueno, esto sería una apuesta entonces. Caminé unos metros hacia atrás y corrí hacia el muro cogiendo impulso. Cuando estaba a un par de metros de este salté, elevándome lo suficiente como para alcanzar lo que parecía una viga metálica. Me agarré con la mano derecha, tratando de levantar mi peso para que uno de los pies pudiera encontrar el apoyo que necesitaba. Tras unos segundos logré encaramarme de manera estable al muro, y por lo que veía la inclinación se volvía menor a medida que subía.

Por fin parecía tener sentido, no era un muro, esto era más bien una cúpula, o bueno, lo que quedaba de ella. La parte baja era un muro de metal, pero cuando subías lo suficiente el suelo pasaba a ser un enrejado metálico con cristales gruesos en los huecos ¿Qué había pasado para que esa estructura tan enorme hubiera acabado con un agujero de ese tamaño? No creía encontrar la respuesta, pero lo que estaba seguro era que abajo se veía gente, y si había gente significaba que había sitios donde podían resguardarse de este aire tóxico. Ahora sólo tenía que encontrar una manera de llegar ahí abajo. Saltar estaba descartado, seguro que me mataba desde esta altura, así que tendría que buscar una alternativa.

Me di la vuelta, alejándome del borde del cristal roto para ver si podía encontrar por ahí una forma de bajar, pero a los pocos pasos escuché un sonido. Sabía lo que era, pero no quería mirar. Respiré hondo a medida que el crujido se hacía más y más fuerte, esto iba a doler. Un trozo de vidrio se desprendió bajo mis pies, haciendo que cayese en picado hasta el suelo. Llevé la mano al arma a medida que bajaba, llenando mis pulmones con aire, viendo cómo un tejado estaba cada vez más y más cerca. Lo sentía por el dueño de esa casa, pero si quería evitar morirme... tendría que golpear justo en el momento del impacto, bueno, por lo menos según mis cálculos eso funcionaría.
Blaze Aswen
Blaze Aswen
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Bienvenidos al infierno en la tierra ¿Qué van a tomar? [Hayato - Blaze] Empty Re: Bienvenidos al infierno en la tierra ¿Qué van a tomar? [Hayato - Blaze] {Sáb 24 Sep 2022 - 17:21}

No fue difícil de ver. Tampoco habría sido fácil de ignorar aquella persona -más bien una suerte de monstruo azulado- que iba escalando por el cristal. De no haber resultado tan evidente habría pensado que semejante demostración de habilidad venía dada por alguno de sus supervisores, pero si podía verlos no estaban haciendo bien su trabajo. En cierto modo, la esperanza de que alguien a su espalda se estuviese encargando de cubrirlo resultaba tranquilizadora, aunque al mismo tiempo corría el riesgo de ser un daño colateral si las cosas se complicaban. La realidad, no obstante, era que con toda probabilidad nadie estuviese comprobando que todo saliese bien.

- ¡Eh, tú! -le increpó uno de los hombres trajeados-. ¿Qué coño miras?

Blaze no respondió. No con palabras, al menos. Tras un momentáneo desvío de su mirada hacia el escolta -asumía que era el escolta- desplazó su mirada hacia la bestia que se mantenía en el cristal. Desde su posición no podía verla, pero el tipo se movió hacia él sin dejar de mirar hacia lo alto y de inmediato se llevó el antebrazo a la boca, musitando un mensaje a través de lo que dedujo era un den den mushi de pulsera. Él llevaba un tiempo ahorrando para uno, pero todavía no había podido acercarse a las sucursales del Merkaíto a por uno. En cualquier caso en ese momento no importaba, ya que la distracción que necesitaba para poder entrar: Un chasquido.

Era muy curiosa la forma de romperse del vidrio. Todo el mundo lo equiparaba a un crujir muy agudo, pero para nada: Una escucha atenta dejaba entrever una única fuente de sonido con frecuencia casi musical, aunque normalmente se rompía en muchas piezas que emulaban esa cacofonía caótica propia de la madera. Pero no; era un ruido seco. Estaba acostumbrado a oír ese sonido. El guardia no, pero lo reconoció al instante. Atemorizado olvidó su tono discreto y su mensaje críptico para dar la alarma mientras pudo, pero el afilado cristal reventó el techo y el monstruo entró en la casa como una flecha. Literalmente.

El caos no tardó en apoderarse de toda la gente en el exterior, que se dividió entre los trajeados sin formación -seguramente altos funcionarios, probablemente- y los que entraron ordenadamente en el edificio. Los primeros trataban de salir a empujones y, aunque no eran muchos, fueron una distracción lo bastante hábil como para poder colarse en los jardines sin ser visto por los pocos guardias que aún se mantenían en sus posiciones. Sin embargo, no hizo eso. En su lugar dio una vuelta completa a la parcela, buscando cualquier debilidad estructural y calculando los puntos muertos de cada cámara. No eran precisamente pocos, aunque no formaban un pasillo precisamente. Para pasar por la zona más vulnerable necesitaba un equipo de escalada, quizá un cable que... ¡Bingo! Había un agujero, discreto pero visible, al borde de un canalón. Ahí había tenido que enganchar su tirolina, sin duda. Afortunadamente solo necesitaba descubrir el cómo y no imitarlo. Solo tenía una manera de llegar hasta el otro lado sin ser visto por las cámaras -presumiblemente- siempre había alguien mirando.

Se concentró. Parte de la instrucción implicaba nociones básicas de lo que era el Rokushiki, especialmente en bases teóricas pero también se centraban en darles nociones prácticas. Al ser adultos era complicado que alcanzasen gran maestría con el arte marcial, o al menos no se esperaba de ellos ya que, en realidad, habían llegado hasta ahí sin él. Blaze sin embargo había tomado notas mentales y escritas de todas las explicaciones, grabando en su mente cada pose y recreándolas en esquemáticos dibujos sobre uno de tantos cuadernos de información que recopilaba. Algún día serían útiles, solía decirse.

En cualquier caso inspiró y expiró calmadamente, centrándose en todo su cuerpo en general y en cada músculo en particular. Con cada exhalación era una pequeña muerte, pero con cada bocanada de aire era un regreso a la vida. Una vez lograba concentrarse de forma instintiva en cada centímetro de su cuerpo había entrado en algo que muchos consideraban una técnica, pero que él definía más bien como un estado mental. Para Blaze, de hecho, la dificultad del Rokushiki para adultos radicaba en que no poseían esa conexión con su propio cuerpo. Pero él sí.

- Soru -musitó, y se lanzó en un torpe sprint hacia delante hasta que frenó a escasos centímetros de una pared, en punto ciego. Todavía no había dominado la técnica y estaba seguro de que en la grabación sería visible fácilmente, pero ante unos ojos que no lo buscasen -especialmente si no miraban hacia él atentamente- pareciese solo un borrón momentáneo.

Repitió la técnica una vez más hasta el siguiente punto ciego.
Mikazuki Hayato
Mikazuki Hayato
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Bienvenidos al infierno en la tierra ¿Qué van a tomar? [Hayato - Blaze] Empty Re: Bienvenidos al infierno en la tierra ¿Qué van a tomar? [Hayato - Blaze] {Sáb 24 Sep 2022 - 18:16}

¿Cuánto tiempo había pasado? era lo único que me preguntaba tras despertarme por culpa de un pequeño cascote que cayó sobre mi cabeza. Lo último que recordaba era estar cayendo mientras me preparaba para amortiguar el golpe con el suelo. Tras eso todo se volvió negro. Mis oídos me pitaban, lejos de dolerme sólo el punto donde el trozo de hormigón había golpeado, era todo el cuerpo lo que me dolía. Estaba tumbado bocabajo en el suelo con el cuello en una postura tan incómoda como peligrosa de haber caído con más fuerza. Seguramente tuviera algo roto, pero con el dolor generalizado no era capaz de saber exactamente el qué. Por lo menos el poder levantarme y sacudir el polvo me ayudó a confirmar que no era nada grave.

No sabía dónde había acabado, estaba en penumbra pero se veía un poco de luz al final de lo que parecía ser un pasillo a oscuras. El aire era relativamente fresco, aunque todavía algo pestilente y cargado de polvo, pero se podía respirar mejor. Cuando me dejaron de pitar los oídos lo comencé a escuchar, voces, muchas y por encima de mi cabeza. Había un agujero recién hecho en el techo y un montón de escombros tapándolo. Bueno parecía que había conseguido entrar dentro de la cúpula, pero la había liado con la caída. No parecían estar muy contentos, seguramente si saliese ahora me encontrase con una turba furiosa que me intentase cazar como a un monstruo sin darme oportunidad a explicarme. Eso me recordaba...

Exhalé y de inmediato se deshizo la transformación, seguramente de haber estado en forma humana durante la caída me hubiera matado. Entonces noté un dolor punzante en la cabeza. Me palpé, uno, dos... tres cuernos. Estaban todos y uno más, así que no había motivos para preocuparme. Me sacudí el polvo y me eché el arma a la espalda. Lo mejor sería que encontrase una salida.

Caminé por el pasillo, notaba cómo el golpe me había pasado factura, al principio me costó caminar recto hasta que logré centrarme en mi respiración y serenarme un poco para recomponerme un poco más rápido. Doblé la esquina al final de aquel pasillo, más pasillo, pero este tenía una serie de pequeñas ventanas altas a uno de los lados por las que entraba algo de luz. A juzgar por lo poco que se podía ver a través de estas debía de estar bajo tierra, en un sótano o un pasadizo subterráneo posiblemente. Eso complicaba las cosas, las ventanas eran demasiado pequeñas como para salir por ellas, así que tendría que seguir adelante y encontrar una salida. O, bueno, en su defecto varias puertas. Parecía un edificio antiguo, había placas oxidadas a los lados de cada una de ellas que indicaban lo que había al otro lado, pero el paso del tiempo no las había tratado bien, no tenía ni idea de a dónde llevaba cada una. En fin, tendría que arriesgarme, así que me encogí de hombros y abrí la primera puerta metálica que tenía delante.
Blaze Aswen
Blaze Aswen
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Bienvenidos al infierno en la tierra ¿Qué van a tomar? [Hayato - Blaze] Empty Re: Bienvenidos al infierno en la tierra ¿Qué van a tomar? [Hayato - Blaze] {Dom 25 Sep 2022 - 22:53}

Tras repetir aquello dos o tres veces más se percató de que las piernas le dolían. El traje se había erosionado ligeramente a la altura de los muslos, por la parte interior, y todo su cuerpo crujió cuando se estiró en medio de una profunda exhalación. Todavía estaba muy lejos de dominar el Rokushiki, y aunque estaba empezando a dar pasos de bebé no podía confundirse: Era tan peligroso para sus enemigos como para sí mismo si no tenía pleno control de sus habilidades. Por suerte, tres o cuatro "saltos" -así solía llamar el instructor a los acelerones- fueron suficientes para llegar hasta una puerta trasera, previsiblemente una entrada de servicio, con no mucha seguridad y la cual, por algún motivo, no tenía ninguna cámara apuntando.

Decidió no teorizar acerca de los motivos para aquella brecha de seguridad. Se puso los guantes, girando el pomo y este se abrió, dando a unas polvorientas escaleras de madera que se hundían en la oscuridad. Suspiró a sabiendas de que no era una buena idea, pero también era la única que tenía. El túnel no podía ser muy largo y debía conectarse de alguna forma con el resto de la vivienda; no tendría sentido de otra forma. Sin embargo no sabía si podría salir una vez entrase, y dejar la puerta abierta daría pie a que alguien, en algún momento, la viese. Optó por atascar la muesca de la puerta con trozos de papel, impidiendo que esta llegase a cerrarse, y dio un paso adelante dejado la puerta atrás. Como esperaba, esta tenía seguridad al otro lado, por lo que se trataba de una puerta para evitar que lo que estuviese ahí pudiese salir sin control. Y se le ocurrían muy pocas mercancías que pudiesen escapar por sí solas. Y estaba casi convencido de que las vacas no subían escaleras, así que debía ser una prisión para esclavos.

Negó con la cabeza mientras la madera crujía quejumbrosa a sus pies. Paso tras paso una pequeña y tenue luz se encendía sobre su cabeza, como si hubiese alguna clase de sensor, y terminó por llegar hasta un suelo lleno de paja con jaulas relativamente grandes a los lados, ocupadas mayormente por colchones sucios y cubos en los que seguramente debieran hacer sus necesidades. En ese momento se dio cuenta de que el sitio apestaba, pero no había un solo esclavo ahí. ¿Por qué? Quizá ya se los habían llevado, ¿pero con qué propósito? ¿Habían matado a Capers para rescatar un par de esclavos? No, no tenía sentido. Si quisiesen rescatar a alguno no tendrían que haber asesinado al presidente: Mucho riesgo.

De golpe se cerró una puerta. No era la de su espalda, y eso hizo que urgiese más. Empezó a escuchar pasos provenientes de la piedra; de escaleras de piedra, concretamente. Alguien venía de la casa, y significaba cosas malas: O lo habían descubierto o estaban buscando a los esclavos. En cualquiera de los casos estaba en el lugar equivocado en el momento más inoportuno. Respiró profundamente, caminó lo más ligero que pudo evitando hacer tanto ruido como fuese capaz y buscó con la mirada el punto más discreto. No había ninguno particularmente discreto, en realidad, pero sí podía ganar los segundos suficientes para dejar inconsciente al invitado, así que con las mismas se preparó.

Contó desde diez hasta cero mentalmente, esperando para saltarle y asfixiarlo hasta la inconsciencia. Solo tenía una oportunidad; habría bebido un largo trago, pero no quería hacer ningún ruido. No podía cagarla.
Mikazuki Hayato
Mikazuki Hayato
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Bienvenidos al infierno en la tierra ¿Qué van a tomar? [Hayato - Blaze] Empty Re: Bienvenidos al infierno en la tierra ¿Qué van a tomar? [Hayato - Blaze] {Dom 25 Sep 2022 - 23:38}

El sonido que hizo la puerta pudo haber sido escuchado por todo el edificio. Entre el chirrido de las bisagras mal engrasadas y el eco de la puerta al cerrarse, sería un milagro si nadie veía a investigar la fuente de ese ruido. Fuera como fuera no podía permitirme el lujo de quedarme parado a comprobarlo. Delante había unas escaleras de piedra gastada que bajaban todavía más, no era lo ideal si buscaba una salida, pero de nuevo, puede que no tuviese tiempo de comprobar las otras puertas. Me encogí de hombros y bajé las escaleras.

Cuanto más bajaba más podía escuchar el eco de mis propios pasos. Aquella parte debía estar bastante aislada del resto del edificio y no parecía que tuviera ninguna ventana por la que llegase luz. Las paredes de la bajada estaban cubiertas de un viejo ladrillo al que le salían manchas amarillentas en las zonas más húmedas, pero al llegar abajo parecía que era más bien una estancia cavada en la roca viva, con suelo de madera y montones de paja que salían de cavidades a los lados, como si fueran celdas construidas en la piedra. Esto no era lo que buscaba, más que una salida parecía un calabozo, o una prisión.

Olía mal, pero no como fuera. El olor del exterior era un olor que quemaba las fosas nasales, un olor químico, este era distinto. Este era el olor de la inmundicia, alguien había estado aquí encerrado, y no había pasado mucho tiempo ¿Por qué "había"? porque notaba un silencio inquietante en aquel lugar, no sabía por qué, pero sin haber visto todas las celdas tenía la impresión de que no quedaba ningún prisionera vivo ahí dentro, y aun así tenía la impresión de que eso no era todo. Eso... y lo que había en el fondo de la tercera celda que me encontré desde que había bajado.

La puerta estaba abierta un único cuerpo yacía bocarriba, vestía unos harapos manchados de una extraña sustancia, su piel estaba casi momificada y su rostro congelado en una mueca de sufrimiento con las cuencas de los ojos vacías. Parecía que llevaba años ahí, que los químicos del aire habían conservado su cuerpo, pero algunos detalles me indicaban lo contrario. Para empezar el contenido del cubo que tenía a un lado era relativamente fresco, y la paja del suelo parecía haber sido apartada recientemente por una serie de pasos. No tenía ni idea de lo que había pasado aquí, pero no parecía nada bueno. No conocía a esa persona, no tenía nada para saber si fue alguien bueno en vida o por el contrario hizo algo para merecer este destino, pero por si acaso dediqué una silenciosa oración al cuerpo, un pequeño consuelo para que su alma descansase en paz.

Me incorporé de nuevo y salí de la celda, miraría si quedaba algún otro rastro o si esto daba a algún sitio. Paso a paso las luces se encendían de manera extraña, pero sólo revelaban más celdas vacías, más paredes de fría roca, paja sucia y barrotes oxidados. Por alguna razón a cada paso estaba más seguro, había algo más ahí abajo, era una sensación como la que tuve en el barco con Michaela, no sabía ponerle nombre, pero no era algo bueno.
Blaze Aswen
Blaze Aswen
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Bienvenidos al infierno en la tierra ¿Qué van a tomar? [Hayato - Blaze] Empty Re: Bienvenidos al infierno en la tierra ¿Qué van a tomar? [Hayato - Blaze] {Lun 26 Sep 2022 - 22:52}

Estuvo a punto de abalanzarse sobre él, pero no lo hizo. Su objetivo estaba absorto en algo, pero más importante que qué estaba haciendo era qué era: Estaba delante del monstruo. Se detuvo de inmediato, simplemente observando su curso de acción. Igual que él, estaba investigando lo que se encontraba ahí abajo con su misma curiosidad. En silencio trató de moverse hasta un punto en el que pudiese vigilarlo mejor, viéndolo así entrar en una de las celdas. ¿Era u cadáver aquello de ahí? Si tan solo hubiese tenido algo más de tiempo para echar un vistazo quizá lo hubiera visto él. Pero, una vez habiéndose percatado, sacó de la gabardina una vez más la máscara antigás y se la puso en la boca. Llevaba ya un rato respirado ahí, pero si transmitía algún tipo de enfermedad quizá aún pudiese minimizar las probabilidades de contagio.

Juzgó que no estaba ante alguien peligroso, o al menos no en el sentido táctico del término. Riguroso en algunos aspectos, el tercer cuerno de cristal que llevaba en la cabeza daba a entender que también era despistado o, por lo menos, que no le importaba demasiado el dolor. Que era resistente bastaba haber visto su caída desde las alturas para saberlo, y aunque le concedía el beneficio de la duda porque normalmente arrancarse proyectiles era muy mala idea, en el cráneo el protocolo tendía a cambiar considerablemente. Para una persona normal un cabeceo brusco podría significar la muerte. Él, no obstante, se paseaba por ahí luciendo con orgullo aquel adorno.

El tiempo pasaba muy despacio mientras se movía, tratando de no hacer ruido al tiempo que se mantenía lo más alejado de su vista que podía. No obviaba que aquel hombre podía formar parte de su prueba, por lo que superar el escollo era vital, y cuando tuvo oportunidad de subir por las escaleras de piedra no la desperdició. Echó a caminar por ellas tan deprisa como pudo, si bien pisaba delicadamente y no alzaba una pierna hasta que la otra estaba completamente apoyada, y trató de alcanzar la puerta por la que el monstruo había llegado.

Como sospechaba, sin embargo, se trataba de una puerta de seguridad como la que había dejado atrás. No esperaba que el ser azul se hubiese percatado de ello, pero sí que quiso soltar una maldición. ¿Qué sabía de aquella gente para poder hacerse una idea de cómo abrirla? Se encogió de hombros, pulsando uno, dos, tres y almohadilla. La puerta no emitió ningún sonido; tampoco se abrió. No cedió ni un milímetro. Blaze sacó el cuchillo táctico entonces y, como si no se le hubiese ocurrido antes, hizo fuerza para que la cuña saliese de la muesca. En ese momento sí oyó un clic, particularmente sonoro, y la puerta se abrió hacia él.

Pero no porque él lo hubiera logrado, no. Dos tipos estaban entrando.

- ¡Creo que ha ido por ahí! -dijo uno mientras Blaze se escondía tras la puerta casi por instinto.

No sabía cómo demonios no lo habían visto, pero no se lo cuestionó. En lugar de eso agarró la puerta cuando pasaron por delante, la atravesó y llegó a un pasillo que, a juzgar por las pequeñas ventanas en la parte superior, se encontraban en un sótano. Por lo menos ya estaba dentro de la casa. Era momento de llegar hasta la zona cero.
Mikazuki Hayato
Mikazuki Hayato
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Bienvenidos al infierno en la tierra ¿Qué van a tomar? [Hayato - Blaze] Empty Re: Bienvenidos al infierno en la tierra ¿Qué van a tomar? [Hayato - Blaze] {Mar 27 Sep 2022 - 0:35}

Nada, no quedaba nada de interés ahí abajo, ni tampoco nadie que le resolviera las dudas, lo que sí había encontrado eran unas escaleras diferentes a aquellas por las que había bajado. Estas eran de madera, aunque con una puerta parecida al final. La subida era un poco más prolongada, así que no me equivocaba si asumía que por ese sitio podía llegar a salir.

Me puse a subir los escalones de uno en uno, escuchando cómo la madera crujía bajo mis pasos. Pero hubo algo que hizo que me apresurase. El sonido de la puerta por la que había entrado abriéndose, así como una voz que resonaba por las paredes. A juzgar por la frase y el número de pasos me atrevería a decir que no estaba solo, pero tampoco había muchas personas con él, una o dos a lo sumo. Sin pensármelo dos veces me apresuré a llegar arriba del todo, rezando para que revisasen las celdas antes de la subida que había al final del calabozo. Me paré delante de la puerta, parecía tener una especia de panel con números en este junto a una cerradura. Agarré la manilla y tiré de un lado a otro sin que esta cediese.

- Aquí no está. Mira las escaleras. - Dijo una voz varios metros escaleras abajo.

De perdidos al río. Tomé aire y volví a transformarme en oni, con una exhalación tiré de la puerta para abrirla, sacándola de un marco ya desgastado y arrastrando con esta a un sorprendido guardia que estaba agarrando por el otro lado para abrirla. Más por la sorpresa que por otra cosa solté la puerta, dejando que el guardia se precipitase escaleras abajo, rodando por estas hasta caer sobre el que estaba subiendo.

- ¡¿Pero qué?! - Tras eso un sonoro "clonc" se escuchó abajo, y tras eso el silencio. La puerta había caído sobre el otro guardia que quedaba.

Por un momento pensé en la suerte que había tenido, hasta que miré al frente y vi a otro guardia más joven, esmirriado y de piel pálida, con un uniforme que le quedaba grande. Temblaba como un conejo asustado y parecía no ser capaz de decir nada por la sorpresa, como si hubiera visto a un monstruo... oh, espera, cierto. Sonreí y con un golpe seco de la mano en el hombro lo dejé en el suelo inconsciente. Me quedé unos segundos en silencio, alerta y esperando a que alguien gritara o diera la alarma, nada. Respiré tranquilo y volví a mi forma humana antes de volver a caminar. En ese momento me iluminó una luz roja parpadeante y sonó una estridente alarma. En efecto, era raro que tuviera tanta suerte.
Blaze Aswen
Blaze Aswen
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Bienvenidos al infierno en la tierra ¿Qué van a tomar? [Hayato - Blaze] Empty Re: Bienvenidos al infierno en la tierra ¿Qué van a tomar? [Hayato - Blaze] {Ayer a las 22:46}

Respiró aliviado cuando no se topó con nadie en el pasillo, pero se puso alerta. Estaba oyendo pasos acelerados por todas partes. No iban hacia él, pero podía escucharlos sobre su cabeza y alrededor de los pasillos. Debían estar persiguiendo al monstruo. Él no se detuvo, pero sí adoptó la suficiente precaución. Al menos, lo que en el momento le parecía suficiente precaución. Utilizó el soru una vez más para evitar un par de cámaras y se escondió tras un armario mientras tres agentes vestidos con lo que parecía una armadura kabuto -una entre los tres, una suerte de docking extraño- avanzaban a toda velocidad en dirección de lo que supo era la puerta principal. Por la que había dejado atrás al menos no cabría, y estaba seguro de no haber visto ninguna otra en las vueltas que dio al perímetro. Podría haber pasado algo por alto, pero lo dudaba seriamente.

Se rascó las piernas, adolecidas. No estaba preparado para utilizar aquella técnica, mucho menos otras más complejas y con diferencia mucho menos útiles. El Rokushiki era un arte marcial casi imposible, y ya le habían advertido durante la instrucción que incluso entre los oficiales era especialmente raro llegar a dominar más de una técnica o dos. Él, sin embargo, se había propuesto manejarlos todos. Más allá de eso, su meta era integrarlos al Karate Gyojin de manera efectiva. Al menos, a corto plazo. Seguía teniendo que mejorar: Necesitaba ser fuerte, necesitaba entrenar para que nadie necesitase luchar nunca más. Era una idea pueril, quizá. Solía tratar de obviarla en su mente, pero cuando debía entrenar siempre se lo repetía. Él se había alistado para ser un héroe.

Llegó a un arco al final del pasillo. Espigado, pero más chato de lo que habría esperado, daba a un amplio recibidor con escaleras por todos lados, bastante confuso salvo por las grandes puertas que llevaban -presumiblemente- hasta el recibidor y las grandes escaleras en frente, más grandes que las demás y que llevaban hasta un piso superior. Su instinto le decía que se trataba de una escalera de recepción, la cual debía llevar a salas de invitados, reuniones, salones de baile y comedores. La habitación de Capers estaría en el lugar más seguro del edificio, presumiblemente en el mejor vigilado o el más sencillo de proteger. Segunda planta, seguramente, al final de un ala para darle algo de intimidad y custodiada por guardias.

Con eso en mente tomó las escaleras que llevaban a la parte delantera, pero por el segundo piso. Encima del recibidor, o más bien a su alrededor dado que la estancia quedaba a doble altura, con balconadas a los lados del pasillo, estaba tanto el despacho del presidente como, en el extremo opuesto, un dormitorio. El olor a ajo ayudaba a guiarse. Al fin y al cabo, el fósforo olía a ajo. Aunque deseaba de corazón que no le hubiesen quemado la cara con fósforo; nadie merecía un destino así de cruel.

Cuando llegó al dormitorio vio por la ventana que no solamente los tres tipos extraños de la armadura corrían -como buenamente podían- hacia la parte de atrás, sino que una chica rubia tomaba notas a la entrada de lo que estaba sucediendo por ahí. Parecía muy concentrada, pero también algo molesta. No le dio importancia y comenzó a fijarse en el papel pintado de las paredes, raído y lleno de marcas de calor. También en las manchas de calor y en la cama completamente incendiada. Con una media sonrisa negó con la cabeza. Sabía que era una broma lo de las bofetadas, pero por un momento había llegado a creérselo. Se acercó al colchón y vio unas cuerdas chamuscadas, pero con las mismas un rastro de ceniza que llevaba hasta un armario y, en él, a otro extraño túnel. Iba a entrar por él, pero entonces escuchó una sonora explosión y cayó al suelo.
Mikazuki Hayato
Mikazuki Hayato
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Bienvenidos al infierno en la tierra ¿Qué van a tomar? [Hayato - Blaze] Empty Re: Bienvenidos al infierno en la tierra ¿Qué van a tomar? [Hayato - Blaze] {Hoy a las 0:41}

Esto no iba bien, no sólo había dado la alarma, sino que parecían saber exactamente dónde me encontraba en todo momento. Me había librado de los guardias anteriores, pero desde ese momento lo que había cerca comenzaron a aparecer en tropel. Al principio sólo eran un par de ellos, nada de lo que no me pudiese encargar, defenderme con la espada y golpearlos para dejarlos inconscientes, enjuagar y repetir. El problema era que cada vez empezaban a aparecer más, dos, cuatro, siete... parecía que los números se me salían de control a medida que me trataban de acorralar.

Primero atravesé un seto para tratar de poner algo de distancia entre nosotros, pero cuando la parte trasera del edificio comenzó a llenarse de pronto cambiaron de estrategia. En vez de intentar sobrepasarme, parecía que ahora intentaban mantener una posición a mi alrededor, como haciendo un perímetro. Esto me daba mala espina, a diferencia de antes parecía que ahora tenían un plan, a diferencia de mí. Sólo me quedaba una opción, abrirme paso a la fuerza.

Pero entonces llegó el golpe. Un golpe fuerte y seco contra mi espalda, una enorme fuerza me empujó contra una de las paredes del edificio. Me levanté, blandiendo mi arma justo a tiempo para parar el tajo de una enorme nodachi. Cuando alcé la mirada mis ojos vieron una serie de figuras familiares. Eran tres, ataviados con extrañas armaduras kabuto, a diferencia de parecer estar hechas de forma tradicional, parecían ser más mecánicas, como todo lo que había visto hasta ahora en esta parte de grand line. Volví a adoptar una pose estable y empujé la cuchilla hacia arriba, desviándola a tiempo para bloquear por los pelos el tejo de una naginata. En ese mismo instante un chispazo estalló entre los metales, entumeciendo mi brazo y haciendo que casi volviese al suelo, lanzando mi arma por los aires, acabando esta a varios metros de mí. Unos pasos retumbaron en el suelo a medida que uno de ellos se acercaba, su armadura parecía más pesada que la de los dos, con unas extrañas hombreras que parecían más gruesas de lo normal y una máscara que imitaba la cara de un oni. Desenfundó un daisho y me apuntó con la punta de la katana.

- Dinos ahora quién te envía a rematar el trabajo... - Comenzó a decir una grave voz tras la máscara. - Y te prometo que tu muerte será rápida y sin dolor. De lo contrario... - Los otros dos se pusieron en guardia amenazando con sus armas.

- Sasaki. - Dije entre dientes, levantando una mirada furiosa.

- ¿Quien?

- ¿De dónde has sacado esas espadas? - Pregunté intentando contener mi ira hasta que me dieran la respuesta.

- ¡Nosotros somos quienes hacemos las preguntas! - Gritó el de la nodachi, blandiendo la enorme hoja contra mi pecho.

En un instante un estruendo parecido al de un trueno resonó por la zona al tiempo que se levantaba una pequeña nube de polvo. El hombre de la armadura mecánica y la nodachi estaba medio incrustado en una pared. Mi arma se levantó, saliendo de entre las placas metálicas. A medida que el polvo se asentaba todos pudieron ver, no el monstruo azul que había caído sobre la mansión, sino uno rojo, con una aterradora expresión de pura furia en el rostro.

- ¡Esas espadas son de Sasaki! - Rugí a la vez que me preparaba para el combate.
Contenido patrocinado
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Bienvenidos al infierno en la tierra ¿Qué van a tomar? [Hayato - Blaze] Empty Re: Bienvenidos al infierno en la tierra ¿Qué van a tomar? [Hayato - Blaze] {}

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.