¡10 años en activo! Hace ya 10 años que esta comunidad, todavía más antigua, encontró su lugar en OPD. Los tiempos han cambiado y los usuarios más antiguos han dado paso a las nuevas generaciones que hoy rolean, pero siempre con el mismo espíritu que nos vio nacer: Construir juntos la historia más grande jamás contada. Da igual si acabas de llegar o llevas una vida; si te quedas o te vas: Gracias por hacer de este foro un lugar mejor.
27/02La actualización ha terminado con éxito casi completo. Quedan cosas por pulir, pero en breves se solventarán.
27/02Hemos tenido un pequeño problema con las afiliaciones al cambiar de skin. Rogamos comprensión y un poco de paciencia.
27/02La lotería ha terminado. Ya no se pueden intercambiar más premios por este evento; gracias a todos por participar.
Búsquedas
Últimos Temas
El Juicio final


Ir abajo
Steve
Ciudadano
Steve
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek Empty Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek {Vie 30 Mayo 2014 - 21:40}

Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek 653-4Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek VsReto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek 104rwig


Límite de tiempo : Sin fecha límite.
Escenario :  Villmark, la isla presenta una forma elipsoidal irregular. Esta queda dividida en dos por la cordillera de las Dorsales que atraviesa la isla por su eje menor. De este modo la isla queda dividida en dos mitades, una cuya costa da al South Blue y otra cuya costa da al Calm Belt.La mitad que se encuentra en el South Blue está recubierta en su totalidad por una vegetación salvaje y exuberante. En esta mitad se pueden encontrar todo tipo de bosques, manglares y pantanos, bosques alpinos cubiertos de nieve, gigantescos bosques de secuoyas e incluso un bosque constituido únicamente por hongos gigantes. La mitad que se encuentra en el Calm Belt es en su totalidad un gran desierto de arena blanca conocido como Hvittpulver, que significa “polvo blanco”. Es un lugar yermo y casi sin vida. A excepción del gran oasis del cual se desconoce su localización exacta.

Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek KTxD1NG

Turnos : Jallial - Arribor - Jallial...
Condiciones :
-Puesto que es dentro del rol, los daños son permanentes
-El ganador ocupará el puesto de Yonkaikyo (Si yo gano, Arribor se une a mi división)
-El ganador se llevará 1200 PE, el perdedor se llevará 800PE , y en caso de haber empate, ambos ganaremos 1000 PE
-El combate se llevará a cabo en un lugar neutral.
-El reto será a KO, pues somos nakamas en el fondo y no se considera la opción de asesinato. La victoria se decide por bélico.
-Sin saltos de turnos


Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek NGbQmHY

Para ir a mi ficha, click a la imagen~:


El mejor avatar de la historia:
Jallial Reezek
Jallial Reezek
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek Empty Re: Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek {Sáb 31 Mayo 2014 - 23:00}

Solo era capaz de oír el ruido que hacía el viento con su leve movimiento a mí alrededor, silbando allá donde iba. Estaba ensimismado, pensando tantas cosas a la vez que a ninguna de ellas les prestaba atención, indeciso por cómo empezar aquel combate, con la única premisa de ganarlo, fuera como fuera. Poco o nada sabía de aquel sujeto, quien en mi banda era considerado alguien importante, y se decía de él, allá donde fuera, que era muy poderoso. Normal, supongo, tratándose de uno de los tan afamados Yonkaikyos.

Aquello no hacía más que llenarme de ganas de enfrentarlo, mi sangre, hirviendo, recorría cada centímetro de mi iracundo cuerpo que latía con ganas de arrancarle de sus manos aquel título que decoraba su nombre, aquella palabra que acompañaba a su mención, aquello que cada vez que oía me hacía pensar que él era más fuerte que yo. No era capaz de sobrellevarlo, no entrené para ser “uno de los más fuertes”, entrené para ser “el más fuerte”, para ser aquel de quien los enemigos supieran el nombre, ser esa persona de la que los demás se esconden.

Hacía muy poco que volví, y ya me había enfrentado a la comandante de la primera división de mi propia banda, Sons of Anarchy. Ahora pensaba enfrentar a su hijo pródigo, aquel de nombre Arribor Neus, si mi memoria no fallaba, y esta batalla era sin duda definitiva. La misión era clara, ganar, no podía pensar siquiera en otra opción, así que pelearía contra aquel hombre, fuera donde fuera, con tal de demostrar a todos que yo, Jallial Reezek, era el verdadero merecedor de aquel puesto, el auténtico hombre que debía ser temido, y en definitiva, el más poderoso.

Mi combate contra Rose me había sabido a poco, y el resultado del mismo era algo que apenas sí me importó, simplemente borré de mi mente que aquello tuvo lugar, y después de haberme enfrentado a ella, solo me quedaba alguien poderoso y conocido a quien enfrentar en la banda, o eso pensaba yo. Cuando me recuperé del combate con la capitana en funciones, ya estaba pensando en enfrentar a Crimson, demostrarle que ahora era yo tan fuerte como él, y que no podría volver a vencerme tan fácilmente, pero entonces oí la historia de Arribor, el Yonkaikyo supuestamente ligado a Sons of Anarchy. Al principio pensé que eran calumnias, jamás oí de aquel sujeto, y menos saber que teníamos a alguien dentro de un puesto de tal calibre, pero al enterarme, no pude evitar sentir envidia y odio hacia él. ¿Por qué era aquel sujeto alguien reconocido y yo no? ¿Era acaso él más fuerte que yo? ¿Acaso lo merecía más? Cada pregunta recibía la respuesta que me hacía odiarlo más, aborrecerlo, hasta el punto de decidirme a retarlo. En ese mismo momento partí en su búsqueda, pero no pude dar con él, normal teniendo en cuenta que buscaba sin pista alguna. Decidí darle la vuelta a aquello, si no era capaz de encontrarlo, haría que él me buscara a mí.

Así lo hice pues, con un método tal vez algo simple y estúpido. Recorrí varias islas, proclamando a los cuatro vientos que pensaba retarlo, que me enfrentaría a él, si no era tan cobarde como para negarse a mi reto. Allá donde iba siempre decía lo mismo: “Mi nombre es Jallial Reezek, y pienso retar al Yonkaikyo Arribor Neus para demostrar a todos que yo soy el más fuerte, combatiremos de aquí a diez días, en Villmar, una isla a la altura de nuestro combate. El combate será cuando el sol esté en lo más alto del firmamento, al mediodía. Si tiene valor, y honor, acudirá a mi encuentro.” Por razones obvias, variaba a diario la cantidad de días en los que nuestro combate tendría lugar, hasta que aquella cuenta regresivo llegó, finalmente, a cero.

Así pues, allí estaba yo ahora, en Villnar. Aquella isla era, ya de por sí, muy peligrosa, tener que enfrentar en ella a uno de los Yonkaikyos no era algo sencillo, desde luego, pero aquello no hacía más que emocionarme. Por mi cabeza solo pasaba enfrentar y derrotar a aquel sujeto, usando los medios que fueran necesarios. El sol comenzaba a llegar a su punto álgido, pronto sería la hora acordada del combate. Todo el cuerpo me temblaba en una mezcla de emoción y tensión. Aquella sensación era indescriptible, y aunque amedrentaba un poco, ahora era adicto a ella, adicto a pelear contra gente poderosa que hiciera surgir en mí aquel sentimiento, aquellas ganas de pelear, aquella necesidad de usar todo mi poder para vencer. Sería, sin duda, un combate trepidante.



¡Uno de los 6 caballeros Hossuseros!
Rainbow662
Supernova
Rainbow662
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek Empty Re: Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek {Dom 1 Jun 2014 - 15:46}

Arribor sonreía, sabía que lo que estaba por venir era importante y debía estar concentrado pero aun así no podía evitar sonreír. En solo unos minutos por fin se enfrentaría a su retador. Según tenía entendido se trataba de un tal Jallial Reezek, un miembro de la banda Sons of Anarchy a la que él mismo pertenecía. Lo cierto era que no estaba muy al tanto de los actuales miembros, su puesto de Yonkaikyo le obligó a dejarla oficialmente y hacía bastante tiempo que no se encontraba con ellos.

Su sorpresa fue mayúscula cuando oyó que uno de los piratas de Sons le andaba buscando. Por lo visto era el capitán de una de sus divisiones y había decidido que su fama no era suficiente. Su objetivo no era otro que su puesto en el Saigo Yonkaikyo, y para ello debía derrotarle. No es que aquel título imposible de escribir le importase demasiado, de hecho solo compitió por él por mero aburrimiento, y hasta aquel momento no le había proporcionado ninguna ventaja importante. Al menos hasta hacía unos días.

Se encontraba en una solitaria isla del South Blue, no tenía ni idea de como se llamaba y no le importaba. Lo único que sabía de ella era que las curiosas frutas de sus árboles eran las mejores del mundo. Mientras se dedicaba a vagabundear por la ciudad oyó una conversación entre dos viejos que jugaban al ajedrez. Aquellos dos hombres estaban hablando de él, y decían cosas como que no tendría valor para aceptar. Tras una breve pero intensa charla, supo a donde debía dirigirse.

Y allí se encontraba ahora, Villmark, una peculiar isla en el límite entre el South Blue y el Calm Belt. Realmente era un lugar raro. Se encaminó hacia un lugar al azar, no tenía claro donde se encontraría con su adversario, así que decidió deambular por le lugar un rato. No tardó en llegar hasta una zona plagada de gigantescas setas, la mayoría de ellas del doble o incluso el triple de su tamaño. Aquel sería un buen lugar para esperar. Había un camino que conducía allí directamente desde la costa así que no era difícil de encontrar. Se tumbó con los brazos bajo la cabeza en lo alto de uno de los hongos y se puso a silbar mientras esperaba.

A pesar de la humedad y el calor no se estaba tan mal allí, había bastante sombra y corría un refrescante brisa proveniente del mar. Lo único malo era el incesante zumbido de los mosquitos y los ruiditos de los pájaros. Confiaba en que su adversario llegara pronto, de no ser así tendría que empezar a armar un jaleo para llamar su atención.
Jallial Reezek
Jallial Reezek
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek Empty Re: Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek {Dom 1 Jun 2014 - 21:24}

Pasó la hora, y aquel tipo, Arribor, no apareció. Por mi cabeza solo se pasaron malas palabras hacia aquel gran plan que se me ocurrió, estaba a punto de maldecir a todos los Dioses, cuando, bordeando la costa de aquella isla, las vi. Pisadas, que llevaban desde una de las costas hasta el interior, si no me equivocaba, la zona de los enormes hongos. Yo, evidentemente, jugaba con ventaja, pues ya conocía aquella isla mejor que mi adversario, o eso pensaba. No en vano me había dedicado los últimos días a estudiar el lugar, al fin y al cabo.

Seguí aquellas pisadas hasta la zona a la que iban, bordeando al mismo tiempo que estas lo hacían la zona de las crántulas. Me había medido a alguna ya, para comprobar su peligrosidad, y para ser sinceros, podían ser un incordio considerable. Me decanté por continuar adelante, mientras el combate se llevar a cabo en la zona de los hongos a la que me dirigía, y a la cual las pisadas llevaban, no tendríamos interrupciones de última hora, lo cual me permitiría pelear sin distracciones.

Llegué así, finalmente, al lugar donde las huellas conducían. Nada más llegar, y sin siquiera contemplar la escena, lancé un grito con todo mi ser, tratando de empezar cuanto antes aquel combate.

–¡Vamos, Arribor Neus! ¡Demuéstrame de qué estás hecho! –Gritaba yo a pleno pulmón mientras caminaba entre las inmensas setas de aquel lugar con fauna y flora tan peculiares.

Para mi sorpresa encontré a un tipo algo más bajo que yo y delgaducho tirado sobre una, y bajo otra, de aquellas enormes setas, amparado a la sombra de los enormes hongos. La brisa que venía desde el mar movía mi cabello, y el ruido de la fauna local se acentuó al verme y oírme llegar. Mi rostro no reflejaba otra cosa que decepción por no haber encontrado a quien buscaba, sino a un simple turista perdido por aquella peligrosa isla.

–Lo lamento, le confundí con otra persona… Oiga, le parecerá una pregunta estúpida, pero… ¿No habrá visto a un Yonkaikyo por aquí no? –Aquella pregunta era bastante estúpida, pues se la estaba formulando al propio Arribor, aunque aquello era algo que yo desconocía. La verdad era que, aunque me tomé muchas molestias por conocer el terreno, desconocía todo acerca de aquel sujeto al que pensaba enfrentar. Solo conocía historias sobre su poder, unas con menos sentido que otras, pero todas parecían decir lo mismo: Aquel tipo era fuerte.

Por oír había llegado a oír que aquel tipo era inmortal, y que cuanto más lo herías, más fuerte se hacía. Aquello era algo que yo quería comprobar, tenía pensado arrancarle la cabeza, a ver como de fuerte se volvía tras eso.



¡Uno de los 6 caballeros Hossuseros!
Rainbow662
Supernova
Rainbow662
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek Empty Re: Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek {Mar 3 Jun 2014 - 17:38}

El grito le pilló por sorpresa. Se levantó con calma y buscó con la mirada al origen de la voz. No había oído todo lo que había dicho, pero lo que si había acertado a escuchar fue su nombre. -"Por lo visto alguien me anda buscando. Con un poco de suerte habrá llegado ya" -pensó Arribor refiriéndose a su retador. No estaba seguro de cuanto tiempo llevaba esperando y a punto había estado de dormirse en un par de veces, por lo que agradecería que la llegada de Reezek fuese anunciada.

No tardó en aparecer el causante de aquel escándalo, llegó por uno de los caminos improvisados que cruzaban la isla a partir de la costa. Se trataba de un musculoso hombre de pelo negro, con un aspecto bastante amenazador, realmente desentonaba bastante con aquel lugar.

–Lo lamento, le confundí con otra persona… Oiga, le parecerá una pregunta estúpida, pero… ¿No habrá visto a un Yonkaikyo por aquí no? –le preguntó el desconocido al acercarse a la gran seta sobre la que estaba.

-Oh, gracias a dios. Llevaba todo el día intentando recordar como demonios se pronunciaba esa maldita palabra. -Lo cierto era que su mente no era precisamente privilegiada y en ocasiones se le olvidaban cosa importantes, en ese caso el nombre del título por el que pelearía de un momento a otro o incluso el hecho de que aquel hombre pudiera ser su adversario. -Si... creo que es la pregunta más rara que me han hecho nunca. Por cierto, ¿eres tú quién ha empezado a gritar ahora mismo? Si es así, creo que es a mi a quien buscas.

Tras decir esto se quedó en silencio unos segundos, estudiando a aquel hombre. Había algo en su rostro que le resultaba familiar. Quizás se hubieran visto antes o quizás fuera el hombre del que había tenido que huir un par de días atrás.

En ese momento cayó en la cuenta, sin lugar a dudas se trataba de su adversario, aquel tal Jallial, ¿quién sino podría estar buscándole en un lugar como ese? Arribor suspiró aliviado, por un momento pensaba que era el tipo al que le debía dinero desde hacía dos días.

-Oye, dime una cosa. -Su voz adquirió de pronto un carácter serio pero extraño a la vez, como si estuviera a punto de ponerse a reír en cualquier momento, a la vez que una leve sonrisa asomaba en su rostro. -¿Eres tú el tipo al que tengo que derrotar?
Jallial Reezek
Jallial Reezek
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek Empty Re: Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek {Jue 5 Jun 2014 - 20:07}

Aquel tipo, que se había levantado como desperezándose un instante antes, confirmó que mi pregunta era muy extraña, algo que yo ya tenía asumido, y en ese preciso momento, pensé que me equivocaba de persona.

–*Mierda, si ya sabía yo que este tipejo no podía ser…* –Antes de terminar mis pensamientos, él concluyó diciendo que, si era yo quien gritaba hacía un rato, probablemente era a él a quien debía estar buscando, es decir, que él era el Yonkaikyo Arribor Neus. Acababa de decir que no recordaba cómo se pronunciaba su título instantes antes, así que si él era el verdadero Yonkaikyo, era alguien bastante tonto, lo cual me hacía pensar que realmente sería él, pues daba el perfil para ser pirata, y sobre todo, miembro de Sons of Anarchy.

Mientras por mi cabeza pasaban dudas y preguntas sobre aquel tipo misterioso, como si realmente era Arribor Neus, si era un Yonkaikyo, o si era “inmortal”, él se adelantó a mi incertidumbre, y me preguntó si acaso yo era el tipo al que debía derrotar.

–Si sois Arribor Neus, el actual Yonkaikyo, ciertamente soy a quien debéis enfrentar… Que me derrotéis o no ya es algo que escapa a mi conocimiento, dependerá de lo fuerte que seáis realmente… –Al decir aquello, con un tono respetuoso por alguien a quien consideraba fuerte, y nada más concluir, saqué mi espada de la espalda, donde usualmente la portaba, y la agarré por la cruceta. Yo no era espadachín, no era hábil empuñando una espada, pero aquello para mí no lo era. La forma en que la cogía convertía a aquella arma en poco más que una cuchilla grande. Con la hoja de mi espadón hacia delante, me lancé a cortar el tallo de aquella seta sobre la que se posaba el que, a todos los efectos, era mi rival. Mi intención no era más que poner a prueba al yonkaikyo, observando así su manera de reaccionar y sus capacidades.

Mientras tanto, alguien observaba desde las sombras. Aquella noticia había corrido como la pólvora, y en todo el mundo hablaban del reto a aquel Yonkaikyo, y cómo no, la marina debía estar presente durante este. Era capaz de sentir una presencia, que desde detrás de unos arbustos, se dedicaba a observar nuestro combate, o lo que empezaba a ser un combate al menos. Un marine, o tal vez de otra institución, observaría y sería el encargado de atestiguar el resultado de aquel gran duelo ante sus superiores, para que, ganara quien ganara, tuvieran pruebas a la hora de concederle o hacerle mantener el famoso título.



¡Uno de los 6 caballeros Hossuseros!
Rainbow662
Supernova
Rainbow662
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek Empty Re: Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek {Vie 6 Jun 2014 - 20:44}

Estaba en lo cierto, el hombre que tenía enfrente era efectivamente el hombre al que debía derrotar. Eso quedaba claro a partir de sus palabras, al igual que la gran confianza que aquel tipo tenía en su fuerza. En contraste con su aspecto, su forma de hablar denotaba una gran educación, algo que sus pintas no evidenciaban. Aunque él poco tenía que decir en ese campo. Tenía un aspecto aún peor que el suyo y encima no era educado. Aunque no consideraba muy educado el hecho de que no se hubiera presentado primero.

Nada más terminar de hablar, el hombre desenvainó una espada y de un tajo certero cortó en dos el hongo gigante sobre el que Arribor se encontraba. Aquel arma daba la impresión de no ser más que un simple cuchillo grande en comparación con el enorme cuerpo de quien la empuñaba. Aun así era evidente que la manejaba con gran destreza, al fin y al cabo había logrado cortar el tallo de la planta de un solo movimiento.

Arribor observó con curiosidad al desconocido, no parecía tener intención de cruzar más palabras con él. Perfecto, no estaba allí para charlar. Según había oído su nombre era Reezek o algo así.

-¿Eres Reezek, verdad? Creo que debería oír el nombre de mi retador de sus propios labios, ¿no te parece?. -dijo Arribor. Lo cierto es que consideraba bastante importante saber el nombre del hombre con quien luchaba. No solo por si ganaba, sino también por si perdía.

Tras oír la respuesta del desconocido, decidió ponerse en acción. El pirata dio un salto hacia delante desde lo alto de la seta al tiempo que esta caía y desenfundó su espada. Aparentemente era un pequeño puñal pero en realidad ocultaba una inesperada sorpresa. Mientras pasaba por encima del hombre de la espada dio una vuelta en el aire para aterrizar tras él. Justo cuando estaba a su espalda apretó el botón oculto en el mango de la espada y al instante la hoja salió disparada hacia su adversario. Totalmente extendida, la hoja medía tres metros y era tan resistente como una espada normal y corriente. Confiaba en poder comprobar así las habilidades de su adversario y averiguar algo sobre su estilo de lucha. Además de tener el privilegio de ser el primero en derramar sangre.

-Mugen Ryuketsu Shito [AID]
Jallial Reezek
Jallial Reezek
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek Empty Re: Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek {Vie 6 Jun 2014 - 21:23}

El oponente que ahora debía enfrentar era alguien duro, sin duda. Antes de empezar a pelear, y con una frialdad increíble, me reprochó no haberle dicho mi nombre. Qué impasividad, aquella era la actitud que alguien confiado de ganar mostraría. Era una ofensa que la mostrara.

-Os veo confiado en vuestras posibilidades, si tenéis tiempo de preguntar mi nombre, significa que no estoy haciendo bien mi labor… -Murmuré sonriente. En cuestión de un instante, aquel tipo dio un salto para evitar caer junto a aquel hongo, y nada más tocar tierra, disparó un arma peculiar. Gracias a mi haki observación pude prever aquel ataque con total facilidad, y me limité a echarme a un lado, aún de espaldas a mi enemigo, para evadirlo. Observé la hoja entonces, tres metros, sin duda. Aquel parecía ser el alcance máximo de tan peculiar arma. En cualquier caso, una espada no era algo que realmente me preocupara, por temible que pudiera resultar su gran alcance. Me giré para ver su rostro, el combate empezaba en ese mismo momento.

-Mi nombre, como bien decís, es Reezek. Jallial Reezek. Confío en que lo recuerdes, a fin de cuentas, será el nombre del hombre que te arrebató el título de Yonkaikyo. –Tras decir aquello recordé que él incluso había olvidado el nombre de su título, así que no debía tener confianza en que recordara el mío. Aquello no era algo que me importara lo más mínimo, no me interesaba lo que aquel sujeto extraño recordara o no de nuestro encuentro o de mí mismo, tan solo llevarme como recuerdo de aquel combate el título que sobre su cabeza pesaba ahora.

-Shumpo. –Musité a modo de susurro, casi imperceptible, y en cuestión de un instante, me coloqué a su espalda ahora yo. Su espada recorría tres metros, aquella habilidad me permitía recorrer cien en cuestión de cuatro segundos, así que en recorrer aquella distancia que nos separaba apenas sí me demoré unas décimas de segundo. Sin darle tiempo a reaccionar, y sin mediar otra palabra en vano, lancé con mi mano izquierda un puñetazo descendente, que apuntaba a su cabeza.

Puñetazo descendente [AID]



¡Uno de los 6 caballeros Hossuseros!
Rainbow662
Supernova
Rainbow662
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek Empty Re: Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek {Sáb 7 Jun 2014 - 15:53}

La hoja silbó al cortar el aire. La espada extensible no alcanzó su objetivo, y tras ver como Reezek la esquivaba sin siquiera girarse, Arribor la contrajo totalmente hasta alcanzar el tamaño de una pequeña daga. Su rival había demostrado ser muy interesante, ser capaz de esquivar su estocada sin haberla visto era algo que no se esperaba.

-Mi nombre, como bien decís, es Reezek. Jallial Reezek. Confío en que lo recuerdes, a fin de cuentas, será el nombre del hombre que te arrebató el título de Yonkaikyo. -dijo su fornido rival a la vez que si daba la vuelta y le miraba a los ojos. La mirada de aquel tipo era impasible y junto a su forma de hablar le daba un aire de frialdad e intimidación.

En ese momento susurró algo que no llegó a oír y sin previo aviso desapareció. No hizo ademán de moverse, saltar o de ponerse a correr, simplemente abandonó el lugar que solo un segundo antes había ocupado, como si se hubiese transportado por arte de magia. Su sorpresa no hizo más que aumentar cuando vio en el suelo la sombra de un robusto hombre a su espalda.

-"Muy interesante" -pensaba Arribor al mismo tiempo que el puño izquierdo de Reezek impactaba en su rostro. El pirata se tambaleó por el golpe, pero gracias a su gran resistencia de luchador pudo recobrar rápidamente el equilibrio. -Bien, parece que eres fuerte. Estoy seguro de que será un combate entretenido. -afirmó con una inquietante sonrisa en su rostro. La idea de un combate igualado le ponía frenético, especialmente si había algo en juego.

Ahora le tocaba contraatacar. Aprovechando su chaqueta, apuntó hacia su adversario con la espada extensible que aún empuñaba y apretó el botón para hacer que la hoja saliera disparada hacia él. Sin embargo no se engañaba, sabía que al igual que antes no acertaría en el blanco. Poco le importaba eso, no era más que una distracción para poder girarse rápidamente y soltar un potente izquierdazo directo a su rostro con la intención de lanzarle por los aires.

Puñetazo al rostro [AM]
Jallial Reezek
Jallial Reezek
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek Empty Re: Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek {Dom 8 Jun 2014 - 23:28}

Era un tipo duro, sin duda. Soportó estoicamente aquel puñetazo que le propiné, pese a la velocidad que este llevaba y a haber impactado de forma directa. Nada mal, la verdad. En cuanto hube calibrado mínimamente a mi oponente, me decidí a esforzarme un poco más, no sería sencillo vencerle.

Mientras cavilaba, aquel sujeto volvió a disparar su peculiar espada, pero esta vez de frente, y de forma previsible. Ladeé mi cuerpo e interpuse la hoja de mi espadón entre su espada y yo, con suficiente fuerza para desviar la trayectoria de su ataque. Sin embargo, aquello no era más que una artimaña para llamar mi atención, y tras bloquear aquel golpe, se lanzó inmediatamente a propinarme un puñetazo en el rostro, que debido a mi anterior movimiento, no pude bloquear.

Aquel puñetazo me hizo recular, dar un paso atrás. Me mantuve erguido y comencé a sonreír, me alegraba la idea de haber encontrado a alguien mínimamente interesante. Esputé sangre al suelo y limpié la pequeña herida que había hecho en mi labio aquel sujeto.

–Vas a necesitar mucho más que eso para vencerme, chico… –Dije conservando aquella sonrisa, para inmediatamente después, volver a desaparecer como antes, empleando mi Shumpo para moverme a una grandísima velocidad. Para mayor desesperación de mi oponente, activé en ese instante mi “Fenrir’s Mode”, y un aura de color púrpura me envolvió, sin embargo él apenas podría apreciarlo, pues mi velocidad se duplicó de un momento a otro. Gracias a la combinación de ambas, era capaz de moverme a una velocidad increíblemente elevada, suficiente para superar el soru del rokushiki con creces, y mis movimientos eran ahora fugaces e impredecibles.

Comencé a correr alrededor de mi enemigo, mermando su moral al mostrarle mi increíble velocidad, aunque aquello no era más que la punta del iceberg realmente, hasta que, de forma súbita, aparecí esta vez frente a él, para darle un golpe con el mango de mi espadón, como si se tratara este de una proyección de mi puño, empleando el haki armadura al golpear para aumentar la potencia de mi ataque.

(Golpe con el mango – AM) [Haki armadura lvl.1]



¡Uno de los 6 caballeros Hossuseros!
Rainbow662
Supernova
Rainbow662
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek Empty Re: Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek {Lun 9 Jun 2014 - 17:53}

Sin duda era fuerte, el tal Reezek había demostrado ser un rival muy interesante. El  hecho de haber soportado uno de sus puñetazos sin apenas moverse ya superaba lo que otros en su lugar habían logrado. Tras escupir algo de sangre, su rival sonrió y le afirmó que con eso no bastaría para acabar con él.

-No esperaba menos. -contestó Arribor, sorprendido por que le hubiese llamado "chico".

En ese momento, su adversario desapareció de nuevo. A una velocidad aún mayor que antes, comenzó a dar vueltas a su alrededor sin que el pirata pudiese llegar a verlo. Realmente era un problema, la velocidad de aquel tipo era mucho mayor que la suya, así que debería compensarlo con fuerza bruta. Sabía que en cualquier momento lanzaría un ataque contra él, solo estaba buscando el momento oportuno y ya que no podía esquivarlo solo le quedaba esperar. Arribor cerró los ojos y se concentró en fortalecer sus músculos para detener el golpe, también utilizó su Haki armadura para protegerse, ya que si le atacaba con la espada le causaría daños de no usarlo.

No tardó mucho en oírlo. Tras unos segundos el Yonkaikyo oyó como su rival se detenía frente a él y un segundo después notó un potente golpe a la altura del torso, con una fuerza tal que llegó a hacerle daño incluso con su Haki. Fue en ese momento cuando abrió los ojos y alzó la espada extensible. No recordaba cuando fue la última vez que la había usado tanto. Apuntó con esta a Reezek e interpuso su mano izquierda entre la espada y él. Sabía que si simplemente extendía la espada no daría en el blanco así que tendría que darle un uso más imaginativo.

-Va siendo hora de ponerse serios. -dijo con arrogancia antes de pasar al contraataque.

Sin dudar un solo segundo, accionó el mecanismo que hacía disparar la espada. La hoja no tardó en atravesar su propia mano, saliendo disparada hacia delante sin tocar ningún hueso o nervio. Gracias a su habilidad había aprendido algunos lugares donde poder herirse sin sufrir daños serios. Debido a la corta distancia que los separaba estaba seguro de que su estrategia surtiría efecto. Justo antes de que la hoja alcanzase a Reezek, la sangre que impregnaba el filo tomó la forma de una serie de delgadas y afiladas agujas que saldrían disparadas hacia todas direcciones. Confiaba en que debido a la velocidad de expansión de la espada, el cambio de forma no resultase evidente.

En caso de que la espada no diese en el blanco, las agujas impactarían en el cuerpo de su retador cuando este la esquivase. Estas agujas de sangre estaban imbuidas con su Haki de manera que le causarían daños a pesar de su tamaño.

Lluvia de agujas [AI] [Haki armadura Nivel 1]
Jallial Reezek
Jallial Reezek
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek Empty Re: Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek {Lun 9 Jun 2014 - 22:04}

Mi golpe dio de lleno, pero noté como su cuerpo se endurecía de una forma considerable, soportando bastante bien este. Aquel tipo era duro, se notaba que entrenaba duramente su cuerpo, debía ser un luchador magnífico, aunque peleara con una espada la mayor parte del tiempo. Sin embargo, había algo más, que consideré pudeiera ser el haki de armadura, o en su defecto, algún tipo de akuma no mi.

En el instante en que el mango de mi espada golpeó su torso, sonreí y le miré a los ojos, para un instante después, preguntarle con cierta curiosidad sobre aquello, para eliminar mis dudas acerca de sus capacidades.

–Vaya, vaya… Eso ha estado muy bien… ¿Haki? –Dije con tono de curiosidad, sin dejar de sonreír. –Bien, empezaba a pensar que esto sería muy sencillo. Además, sabiendo que tú también lo posees, no tendré que contenerme… –Murmuré, dejándole claro que, al menos, yo lo poseía. Un momento después algo cambió, y aquel tipo me apuntó nuevamente con su espada. El aura púrpura aún brillaba a mí alrededor, y bastaría usar mi Shumpo para apartarme a tiempo, al fin y al cabo podía recorrer 50 metros en un solo segundo, y no necesitaba más que apartarme unos centímetros de la trayectoria.

Mientras ya calculaba cómo escapar de aquel ataque, pendiente del momento en que accionara aquel complejo mecanismo, para esquivar su estocada, algo pasó. Aquel sujeto colocó su mano entre la hoja de su arma y yo, lo cual parecía indicar que quisiera amagar el momento del accionamiento de su peculiar arma, sin embargo, no fue así. Al ver aquello, pensé que bastaría con moverme cuando él apartara la mano, pero no la apartó, sino que se atravesó su propia mano para camuflar su ataque.

–*Joder, eso sí que es tener sangre fría…* –Pensaba yo mientras veía como la hoja atravesaba su mano, dándome el tiempo necesario para echarme a un lado, sonriendo, pues pensaba que me había librado de su golpe. Nada más lejos de la realidad.

Su verdadero ataque, por extraño que pudiera parecer, consistía en una lluvia de agujas que saldrían disparadas desde su propia sangre. Aquello era sorprendente, inaudito, y no me lo quería creer, pero daba sentido a aquellas palabras que se decían sobre él, el hombre que, cuanto más lo herían, más fuerte se hacía. Ahora todo estaba claro, él era un usuario de algún estilo de combate complejo, o más probablemente, de una akuma no mi. Lo más seguro era que fuera paramecia, pues le golpeé sin emplear haki, lo cual descartaba prácticamente las logias, y como zoan solo podría ser mitológica, una clase muy poco común.

Aquel ataque, como era de esperar, me golpeó, y aunque cubrí mi torso con los brazos, sus agujas resultaron dolorosas. Había usado mi haki armadura para reducir su impacto, pero se anuló junto al que mi oponente imbuyó en aquellos proyectiles.

–Eso ha sido increíble, debo reconocerlo… –Dije con un tono serio, pese a la originalidad y capacidad del ataque, no tenía realmente demasiada potencia, así que salí relativamente ileso, con algún pequeño corte y poco más. –Sin embargo… Creo que esta ronda ha ido a mi favor. –Dije sonriendo con orgullo, escudriñando atentamente cada una de sus reacciones.

–Me explicaré mejor. Has herido tu mano, y por lo que veo, no se ha curado en el acto, así que no eres usuario logia. Ya he descubierto que posees haki, ahora sospecho que posees una akuma no mi del tipo paramecia, y no solo eso, creo haber descubierto tu poder. Eres capaz de dominar la sangre, más concretamente, la tuya. Si pudieras dominar la mía, no habrías necesitado dañarte para hacer un ataque así. Debo decir que es un poder increíblemente fascinante, por desgracia para ti, te enfrentas a un médico, y… –No concluí aquella frase, me limité a transformarme lentamente en mi forma híbrida. Una imagen vale más que mil palabras, ¿no? Yo era un médico, y un usuario, y lo mejor de todo, ambas cosas juntas, significaban una ventaja abrumadora contra su fruta en cuestión.

–Cómo puedes ver, yo también soy un usuario, pero la diferencia entre tú y yo, es que yo sé utilizar la mía al 100% de sus capacidades, y más si lucho contra alguien que se basa en la sangre para pelear. Como te he dicho, soy médico, así que hay algo que es fundamental en medicina, y que yo sé, y al parecer, tú ignoras. Vasoconstricción. Más concretamente, Vasoconstricción periférica. Esto mermará tu poder de forma considerable, pues uno de los principales vasoconstrictores es… –De nuevo dejé la frase inacabada, y me limité a crear algo de escarcha sobre mi cuerpo, reduciendo la temperatura de este de manera asombrosa. –El hielo. –Concluí.

Clavé mi espadón en el suelo, no haría falta de ahora en adelante, me bastaría con mis garras y mis tres metros de músculo para despedazar a aquel sujeto. Mi velocidad, nuevamente, se había incrementado, y aquella aura que antes era púrpura, adquiría un tono azulado ahora. Si pensaba que antes era rápido usando mi Shumpo, ahora al ver mi Hoho quedaría fascinado. En cuestión de un segundo tan solo, o menos tal vez, me coloqué enfrente de aquel tipo usando este último.

–Hoho. –Dije en voz baja, para desplazarme a aquella sorprendente velocidad hasta llegar a él. –Shinshei Urufufangu. –Aquel era uno de mis ataques más devastadores, la variación del Rogafufuken en mi forma híbrida, que consistía en una serie de golpes fatales, todos orientados a los puntos más vulnerables del cuerpo, en este caso, los que más cantidad de glóbulos rojos poseían, con el fin de mermarlos. En total fueron diecisiete los golpes que lancé, usando mis garras para tratar de abrir la piel de aquel sujeto, y el frío que mi cuerpo desprendía se encargaría de estrechar sus vasos sanguíneos si golpeaban en el blanco. Para evitar sorpresas inesperadas, imbuí mis brazos con el más poderoso de mis hakis de armadura.

Cada uno de aquellos golpes pulverizarían una piedra, el cuerpo de aquel tipo recibiría un ataque sorprendentemente devastador, pero no era el daño inmediato lo más peligroso para él, sino sus consecuencias. Si lograba alcanzarlo, su condición física y sus poderes se verían afectados, fuera o no un usuario de akuma no mi, pues aún rondaba por mi mente la idea de que, simplemente, supiera emplear técnicas similares a las de los Gyojin, con su sangre en lugar de agua. En cualquier caso, y con eso "mermado", aquel combate se tornaría en mi favor.

(Shinshei Urufufangu – AF) [Haki armadura lvl. 2]



¡Uno de los 6 caballeros Hossuseros!
Rainbow662
Supernova
Rainbow662
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek Empty Re: Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek {Mar 10 Jun 2014 - 17:40}

Las agujas de sangre volaron. Tras ver como su rival esquivaba la hoja de la espada tal y como había supuesto, Arribor sonrió. En ese momento las agujas rojas se clavaron en el cuerpo de Reezek, aunque sin llegar a causar demasiados daños. Resultaba extraño ver como a pesar de haber usado Haki no había logrado causar las heridas que esperaba. O se enfrentaba a alguien con una piel muy dura o es que él también era capaz de usar Haki. -"Mejor." -pensó el Yonkaikyo. -"Eso hará las cosas más interesantes."

En ese momento, Reezek comenzó a hablar. Comenzó a hablarle de como había descubierto la naturaleza de su habilidad y de como pensaba reducir sus poderes significativamente. Lo cierto era que no había pensado en ocultar su poder, sabía que si su enemigo era tan fuerte como parecía tendría que utilizarlo para ganar así que no le dio importancia al hecho de haber mostrado sus cartas. Al contrario, esperaba que las cosas comenzaran a ir en serio a partir de entonces. Y aparentemente no era el único que pensaba eso. Poco a poco vio como el hombre que tenía enfrente se iba transformando en una especie de mezcla entre lobo y hombre. Estaba claro que no era el único allí con una "habilidad", por lo que parecía se enfrentaba a un Zoan, algo que siempre le animaba. Las otras clases de Akuma no mi podían llegar a tener poderes muy enrevesados por lo que luchar contra alguien cuerpo a cuerpo siempre era menos estresante.

En ese momento comenzó a hablar sobre unos vasoconstrictores, algo que no llegó a entender del todo. Pero si que pudo entender algo, que el ataque estaba por comenzar. En cuanto se produjo una breve pausa en su discurso, supo que debía ponerse en guardia y viendo la velocidad con la que contaba su adversario debía hacerlo ya. Rápidamente dio un salto hacia atrás con el fin de esquivar lo que creía que sería un ataque inminente. Y no se equivocaba, a una velocidad endiablada el hombre-lobo se colocó frente a él y comenzó a descargar zarpazos contra él. Apenas fue capaz de esquivar o detener media antes de pudiese librarse de las acometidas de aquella bestia rodando por el suelo.

Al cabo de unos segundos se levantó. Pudo contabilizar una docena de heridas sangrantes repartidas por todo su cuerpo. Arribor miró desafiante al ser que tenía delante y detuvo el sangrado usando sus poderes. Lo cierto era que le dolía todo, pero lo peor no era eso, sino el frío.

-"¿Qué demonios ha sido eso? Esta tan frío como el hielo." -Aquel helor atenazaba sus huesos, parecía que se le hubiese metido dentro y no pensara marcharse. Era como si sus huesos se hubiesen transformado en granizado. Fue entonces cuando entendió lo que quiso decirle.

-Ya veo. Así que piensas que con el frío detendrás mi poder, ¿no? -dijo a la vez que clavaba sus ojos en los de aquel hombre-bestia. -No me esperaba eso, la verdad, realmente eres un tipo molesto. Piensas que con el frío serás capaz de ralentizar la circulación de mi sangre y por tanto mis ataques. Pero eso no es nada. Puedo hacer que mi sangre circule más rápidamente a pesar del frío. Aunque reconozco que es molesto, solo tengo que mover mi sangre "manualmente" por así decirlo. -Mientras hablaba comenzaba a mover su sangre por su sistema circulatorio a mayor velocidad, de esa manera compensaba la estrechez de sus vasos sanguíneos. Resultaba algo molesto tener que hacerlo personalmente pero poco importaba eso, si hubiera dejado que fluyera por sí sola el frío le habría impedido combatir como es debido. -¿Crees que conoces mi poder? Lamento decirte que no tienes ni idea. -Tras decir esto, hizo una pausa y activó las púas ocultas en los anillos de sus pulgares. Con estas se hizo un par de cortes a lo largo de los antebrazos. -Así que déjame mostrártelo.

En ese momento, ignorando las punzadas de dolor que provenían desde sus heridas, se lanzó al ataque. Echó a correr hacia el hombre-lobo a la vez que preparaba un ataque demoledor desde su brazo derecho. A partir de la herida del antebrazo, generó una enorme cuchilla roja del triple de su tamaño. Está estaba ligeramente curvada hacia atrás y tenía forma de guadaña. Sin embargo tenía sus trucos para poder hacerlo usando una cantidad de sangre relativamente pequeña. La parte interior de la hoja estaba formada por una serie de huecos, celdas hexagonales que aparte de reducir la sangre necesaria para crear el arma, mantenían intacta su fuerza. Mientras tanto, con la mano libre disparó media docena de balas de sangre. El objetivo de esto era sencillo, ya que su rival había dejado entrever que poseía Haki y había mostrado una increíble capacidad para esquivar sus ataques, tenía la intención de confundir sus premoniciones, si es que poseía ese tipo de Haki, mediante un ataque frontal. Por si acaso decidía saltar, la mitad de esas balas iban dirigidas varios centímetros por encima de su enorme cuerpo.

En ese momento concentró su Haki en la guadaña de su brazo y cuando estaba a poco más de un metro de Reezek, plantó el pie izquierdo en el suelo y se detuvo a la vez que giraba sobre su propio eje. Tenía pensado lanzar un ataque directo a su adversario a la vez que daba una vuelta sobre sí mismo. De esa manera quería evitar en la medida de lo posible que lo esquivara.

-Bloody Alchemy: Giant Wing [AF] [Haki armadura Nivel 2]
Jallial Reezek
Jallial Reezek
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek Empty Re: Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek {Miér 11 Jun 2014 - 21:45}

Como era de esperar, la gran mayoría de los golpes acertaron en el cuerpo de mi oponente, aunque llegó a esquivar algunos para mi sorpresa. Era fuerte, y no tan estúpido como parecía ser al principio, pues solventó el problema de la vasoconstricción con bastante eficacia, pero, de nuevo, yo salía ganando en aquel choque. No solo había logrado herirlo, sino que ahora le obligaba a mantener su atención focalizada en la circulación de su sangre, cosa que me daba cierta ventaja, pues no podría pensar con claridad para eludir mis siguientes ofensivas.

Comentó como controlaba sus poderes, y terminó diciendo, para deleite de mis oídos, que yo no sabía nada acerca de su poder. Qué estupidez, era un poder estúpido, pues era autodestructivo. Cuanto más le herían, más fuerte se hacía, correcto, pero ¿hasta cuándo? No iba a aguantar eternamente mis ataques, y su cuerpo no era capaz de generar sangre, debía emplear la propia, así que con cada uno de sus ataques perdía “munición”, aunque pensé que podría recuperarla, de modo que ya sabía que hacer a partir de ahora.

Él, casi ayudando a mi causa en lugar de pensar detenidamente, se lanzaba ahora a por mí formando una inmensa cuchilla. El cuerpo humano no poseía tanta sangre, y él había demostrado pelear solo con la suya propia, sin ser capaz de generar de forma ilimitada, de modo que lo primero que pensé fue que aquella cuchilla debía estar hueca, pero de cualquier modo seguía siendo un ataque de magnitud considerable. No quería más sorpresas, así que esta vez iría con todo, este combate no se podía ganar sin darlo todo, llegaba el momento de abrirlas.

-Apertura de los sellos de clausura. Primer sello, Segundo sello. Abiertos. –Aquello permitía un control de mi cuerpo superior a lo habitual, algo que solo un semei kikan podría igualar. El conocimiento de mi anatomía era casi tan importante como mi propia fuerza, y ser capaz de controlar mi cuerpo y usarlo como un arma, sería fundamental para ganar. –Apertura de las puertas infernales. Primera puerta, puerta del limbo. –Tras decir esto dejé mi mente en blanco, una forma de poder centrar toda mi atención en su próximo ataque, para evitar sorpresas innecesarias como había habido hasta el momento. Sin embargo, no me quedé ahí, una puerta no bastaba para evadir aquel ataque, eso era algo evidente. –Apertura de las puertas infernales. Cuarta puerta, puerta de la avaricia. –Aquello supuso un aumento de mi dureza corporal, todos mis músculos crecieron significativamente, adquiriendo con ello una dureza muy superior a la normal, ya de por sí elevada gracias a la forma híbrida. Con aquella combinación de la puerta y mi akuma era capaz de soportar golpes capaces de partir piedras, aunque desconocía la dureza de aquellas cuchillas, de modo que no quise arriesgar, y usé aquella técnica que desarrollé hacía años. –Diamond Armour. –Al pronunciar aquellas palabras unas escamas de hielo recubrieron mi cuerpo, a modo de armadura. La dureza y resistencia de aquellas escamas era similar a la del mejor de los aceros, y unido a la dureza que mi cuerpo había adquirido, sería capaz de soportar los impactos del más potente de los cañones, y como guinda, recubrí aquella zona de mi cuerpo con haki armadura, aumentando de nuevo enormemente mi dureza, y compensando el que él pudiera utilizar también.

Nota: Perfect Armour (Defensa: Primer sello de clausura + Segundo sello de clausura + Primera puerta infernal + Cuarta puerta infernal + Diamond Armour + Haki Armadura lvl 2) ]

Entonces su cuchilla impactó contra mi cuerpo, impulsada con una fuerza endemoniada, que consiguió al girar su cuerpo sobre un eje marcado por su pie. Logró moverme más de un metro hacia el lado opuesto de su golpe, e incluso fisuró mi Diamond Armour, dejando en mi cuerpo un potente golpe, que seguramente se convertiría en hematoma en poco tiempo, sin embargo, el grueso de aquel golpe fue mayormente evitado, y ahora podía hacer “aquello” para ganar de nuevo cierta ventaja, añadida a la que ya tenía.

Llevé mi mano a su cuchilla, sujetándola, y comencé a disminuir la temperatura de mi cuerpo de forma drástica. Su sangre sería congelada en cuestión de segundos, y acto seguido, la convertiría en pedacitos de hielo con un poco de presión sobre la hoja congelada. Aunque hubiera estado completamente vacía, aquella cuchilla debía contener gran parte de la sangre de mi oponente, ya mermado por el frío recientemente, así que en el momento en que la hoja fuera convertida en pedazos de hielo, se quedaría sin recursos para aquellos ataques de gran magnitud, y sus escuetas agujas no bastarían para frenarme, no ahora.

-El cuerpo humano posee una cantidad limitada de sangre, y ambos sabemos que no puedes generarla de forma ilimitada... Veremos como de duro eres cuando la cantidad del tuyo sea cero… -Le dije con una sonrisa, revelando cual era mi intención, aunque aquello no era más que la punta del iceberg. Encargarme de su poder solo era el primer paso, ni siquiera era algo primordial, su poder, obligándolo a herirse continuamente, había jugado más a mi favor que en mi contra, al fin y al cabo.

Era el momento de pasar a la acción, me tocaba atacar a mí, y esta vez tenía muy claro qué hacer, al fin y al cabo quería derrotarlo yo, y no ver como él mismo se iba asesinando lentamente, con una herida en la mano y la de los antebrazos ya era ayuda más que suficiente.

-Hoho. –Dije, usando nuevamente aquella técnica que tan veloz me volvía, colocándome así a la espalda de Arribor, sorprendiéndolo seguramente, y sin darle apenas tiempo para reaccionar. Había sacado algo en clave, los ataques a venas y arterias no eran del todo eficaces, y aquello lo podía fortalecer en cierta medida, así que esta vez me centraría en terminar de mermar sus fuerzas. Su poder quedaría limitado, pero seguía siendo un tipo fuerte, un luchador con un físico portentoso, y aquello era algo que pensaba remediar de inmediato.

Desde su espalda murmuré algo que le haría ver lo cerca que estaba su final, una nueva apertura, la de la puerta más ofensiva que poseía hasta la fecha, aumentada por el efecto de los sellos de clausura además.

-Apertura de las puertas infernales. Segunda puerta infernal, puerta de la lujuria. Abierta. –Aquella puerta me permitía aumentar el tamaño de mis músculos y, por consiguiente, mi fuerza física. En sí misma era algo instantáneo, y una mejora leve, pero gracias a los sellos corporales de clausura, la mejora se volvía mucho mayor y algo más duradera. Aquella puerta aumentaba increíblemente mi fuerza ahora, ya incrementada por la forma híbrida como anteriormente, y desde la espalda de Arribor, lancé el último golpe, de manera aislada, del Rogafufuken, con una potencia asombrosa.

Juntando las muñecas, formé con mis manos algo similar a la boca de un animal, que apuntaba a la espalda de mi oponente. Mis enormes garras emulaban a los más afilados colmillos de una majestuosa bestia, y la fuerza de mis músculos dejaba en evidencia a la más poderosa de las mordeduras. En aquel momento, en un golpe súbito, arremetí contra Arribor, tratando de asestarle un golpe, pero como siempre, no era un golpe normal. Cada garra estaba orientado a una zona blanda en sus músculos, así que si acertaba, desgarraría músculos importantes, mermando la condición física de aquel luchador. Para colmo, entumecería los músculos que no desgarrara, gracias a la baja temperatura de mi cuerpo, de modo que, prácticamente, dejaría la fuerza del Yonkaikyo como una anécdota del pasado. Por supuesto, contaba con que él podía emplear su haki, así que lo compensé, usando el mío también, a máxima potencia, tornando mis brazos con un tono oscuro en el momento del ataque.

Colmillo de lobo (Ataque: Rogafufuken + Primer sello de clausura + Segundo sello de clausura + Segunda puerta infernal +  Haki Armadura lvl. 2) [AIF]

OFF-

El ataque sería el último de los golpes de este combo, pero por la espalda, y con las garras, así que no saldrás disparado, sino que se hincarán xd

Ataque:

-OFF



¡Uno de los 6 caballeros Hossuseros!
Rainbow662
Supernova
Rainbow662
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek Empty Re: Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek {Vie 13 Jun 2014 - 17:03}

El ataque le golpeó de lleno. Tras generar lo que parecía una extraña capa de hielo alrededor de su cuerpo lobuno, la cuchilla de sangre impactó en el cuerpo de Reezek desplazándole algo más de un metro. Sin embargo no fue suficiente, esa especie de armadura resultó ser más resistente de lo que parecía en un principio. Arribor se preguntó si de verdad sería hielo o si no guardaba algún tipo de as en la manga.

En ese momento el hombre-lobo hizo algo curioso. Acercó su mano a la guadaña roja y una fría capa blanquecina comenzó a extenderse por ella. El pirata supo enseguida de que se trataba, era hielo, ese tipo estaba congelando su sangre. Por suerte se trataba de un arma grande y construida con una cantidad de sangre no muy elevada por lo que pudo reabsorber alrededor de la mitad antes de que se congelara. A cualquier persona le hubiese supuesto algún problema esa pérdida de sangre de su sistema circulatorio, peor él estaba más que acostumbrado. Tras romper la parte de su sangre que había logrado congelar, el lobo volvió a hablar.

-El cuerpo humano posee una cantidad limitada de sangre, y ambos sabemos que no puedes generarla de forma ilimitada... Veremos como de duro eres cuando la cantidad del tuyo sea cero… - dijo Reezek. El Yonkaikyo comenzaba a cansarse de aquello.

-"¿Por qué se empeña en explicarme lo que quiere hacer?" -pensaba mientras se preparaba para lo que venía a continuación. Aquella charla comenzaba a resultarle tediosa, le distraía del combate y eso no le hacía gracia. En ese momento ocurrió algo interesante. Su rival volvió a decir algo en voz baja. El pirata sonrió, sabía lo que debía hacer.

-Suishin. -dijo mientras generaba un pequeño impulso de energía bajo sus pies que lo lanzó varios metros hacia arriba. Un segundo después, su adversario ya se encontraba tras él y le lanzó un par de zarpazos mientras ascendía. De no haberse impulsado habría quedado ensartado en aquellas afiladas garras. Por desgracia no pudo evadir el ataque del todo y vio como su costado izquierdo recibía dolorosamente varios desgarros como regalo del hombre-bestia al que se enfrentaba. Mientras tanto, Arribor reunió la sangre que había empleado en sus armas, tanto la guadaña como las balas que había lanzado, y la concentró en su puño derecho comprimiéndola hasta darle la forma de unos pequeños pinchos triangulares en sus nudillos.

No se detuvo a preguntarse que hubiera pasado de haber recibido ese ataque de lleno. Empleó otro impulso y en un instante aterrizó justo detrás de Reezek. No se permitió dudar, sabía exactamente lo que debía hacer, era hora de dejar de correr. Concentró todo su Haki en aquellos pinchos de sangre, generó otro impulso bajo sus pies y descargó un potente golpe en su rodilla derecha. La protección en esa zona concreta habría desaparecido ya que de otra forma no habría podido moverse, al menos a esa velocidad. Contaba con poder romper o al menos dañar significativamente su articulación y así frenar aquella velocidad tan molesta. Para asegurar el máximo daño posible, había dado a la sangre forma triangular, de forma que la fuerza se concentraría en los vértices, y había realizado otro impulso de energía para "dispararse" hacia su rival y ganar fuerza en el golpe. Además se había asegurado de extender y contraer en un segundo esa sangre justo después de impactar, de forma que pudiera atravesarle la pierna de par en par.

Sin embargo no se detuvo ahí, ignoró el dolor lacerante que provenía de su costado izquierdo y continuó asestando potentes golpes en las zonas más débiles de toda armadura. No estaba dispuesto a dejar que una "pequeña" herida le detuviera. Lanzó un puñetazo bajo la axila izquierda con la intención de romper alguna costilla o dañarle el pulmón y luego lanzó otro directo a su cadera derecha. Para concluir, dio un pequeño salto hasta situarse a la altura de la cabeza del lobo y golpeó con los dos puños al mismo tiempo, justo en la base del cuello. Tras finalizar el combo dio un salto hacia atrás para alejarse un poco de Reezek y evaluó el alcance de su herida, así como las de su enemigo.

Arribor sonrió, estaba resultando un combate muy divertido. El incómodo viaje hasta aquella isla perdida y alejada de todo había valido la pena con creces solo por aquella lucha, sin importar el resultado. Lo único que sabía era que debía aprovechar al máximo el combate. El tal Jallial incluso comenzaba a caerle bien a pesar de su insistencia en decirle que iba a ganarle. Por extraño que pudiera parecer, le gustaba el hecho de que intentara quitarle el título, demostraba que quería algo y no parecía dispuesto a renunciar. Eso le gustaba, de no ser así no habría valido la pena seguir con la lucha.

Golpes a las articulaciones - Haki armadura Nivel 2 [AMF]

OFF:
Jallial Reezek
Jallial Reezek
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek Empty Re: Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek {Sáb 14 Jun 2014 - 19:34}

Mi oponente era verdaderamente fuerte, y por más que lo atacara o mermara sus fuerzas, parecía reponerse de todo con facilidad. Comenzaba a perder las ganas de seguir, se me antojaba cada vez más difícil conseguir la victoria, parecía que aquel sujeto no estaba dispuesto a perder, pero entonces recordé quién era yo, y por qué estaba peleando. Yo debía ser el más poderoso, debía ser el más fuerte de entre todos los luchadores, el más letal de los asesinos, el más preciso de los tiradores, debía ser el mejor.

Mi golpe alcanzó su costado izquierdo, así que ahora aquella zona de su cuerpo sería mucho más vulnerable, y de ahora en adelante, me centraría en terminar de mermar sus fuerzas para después rematar aquel tedioso combate.

No tenía tiempo que perder pensando en atacar, pues en apenas un instante, mi oponente había recuperado parte de la sangre perdida y ahora formaba una especie de maza alrededor de su mano. Sus estructuras de sangre distaban de la dureza de las mías de hielo, al menos de las más sólidas, por desgracia mi capacidad para formar estas era algo limitada, al igual que para generar hielo en general. Aquello estaba a punto de cambiar, y con un rápido movimiento, ingerí una de mis Rumble Ball’s, aquellas píldoras que obtuve en la isla de hielo, el reino de Sakura. Pocas veces antes había tenido la necesidad de utilizar sus capacidades, y por ahora, me veía con superioridad suficiente como para no recurrir a estas, pero quería asegurarme la victoria a como dé lugar, por lo que no escatimaría en esfuerzos.

Mi “Diamond Armour” consistía en una armadura formada por una especie de escamas de hielo, así que no reducían mi movilidad, y podía atacar con aquello puesto con facilidad, así que no creí peligrosos sus golpes. Craso error. Con aquella bola de pinchos formada por su sangre se lanzó a golpear las diversas zonas de mi armadura, que como un bloque de acero, soportó estoicamente la mayoría de los golpes, transfiriéndome únicamente impactos romos de menor potencia a los que mi oponente lanzaba. Sin embargo, uno de aquellos golpes fue diferente. Lanzó uno de tantos golpes a mis costillas, por el mismo lugar que antes su enorme guadaña golpeó. Logró atravesar por aquella malherida zona la defensa de hielo, golpeando incluso mi cuerpo, perforando mi piel al aumentar el tamaño de sus pinchos de sangre. En aquel mismo momento supe que debía ponerme serio, pues de no ser porque las puertas infernales aún estaban abiertas, gracias a que todo ocurrió muy deprisa, aquel golpe habría sido más devastador. Aprovechando la primera de estas, la puerta del limbo, y mejorándola con mi Haki Observación, vi claramente como aquel sujeto saltaba hacia mi cabeza, con intención de dar un último golpe dirigido a mi cuello. En ese preciso momento comencé a utilizar la primera de mis formas otorgadas por las rumble ball’s, la forma de combate.

Durante esta forma mi cuerpo sufría un cambio muy importante, pero la mayor ventaja de todas era la facilidad que adquiría para crear un hielo mucho más fuerte y resistente que el que acostumbraba a utilizar. Nada más transformarme un cúmulo de pinchos de hielo surgió de mi espalda, así como de otras zonas de mi cuerpo. Gracias a aquellos carámbanos de hielo podía utilizar ahora la “Suprema Barrera Definitiva”, que consistía en una rápida creación de estacas de hielo a mí alrededor, formando una enorme bola de pinchos de hielo, duros como el acero o incluso más. En el preciso instante en que aquel tipo saltó, y empleando mi haki observación para saber si se movería y moverme al son yo también para acertarle, lancé aquella gran “defensa”, que casi hacía las veces de ataque por lo devastadora que era, más aún, al igual que más dura, si considerábamos que, al formar aquellos pinchos, estos eran imbuidos con mi más poderoso haki armadura.

Nota: (Defensa: Haki Observación + Primera puerta infernal + Cuarta puerta infernal + Primer sello de clausura + Segundo sello de clausura + Forma Rumble de Combate + Suprema Barrera Definitiva + Haki Armadura nivel 2)

Aquello solo había sido una defensa, lo mejor estaba por llegar. Ahora quería comenzar a jugar en mi terreno, ponerlo todo a mi favor, y terminar de mermar sus fuerzas con el frío, así que salí por la parte de atrás de aquella bola de pinchos y cambié de forma, pasando ahora a mi Forma Sabia. Durante esta mi principal poder consistía en la aplicación de mis capacidades para moldear el clima, en concreto, para desatar poderosas tormentas de nieve. Una enorme estructura giraba a mi espalda, y el aire comenzaba a moverse, enfriándose por momentos, desatando en cuestión de segundos una enorme nevada.

La temperatura ambiente comenzó a bajar, por debajo de 0ºC en cuestión de un instante, e incluso descendiendo más, hasta temperaturas próximas a los -10~-15ºC, de modo que cualquiera que no estuviera preparado para soportar el frío comenzaría a sufrir congelación y a entrar en un estado de hipotermia. El frío era realmente devastador, pero aquello no era ni mucho menos mi ataque, al igual que antes con la bola de pinchos, la nieve que ahora caía y el frío glacial que se había formado no eran más que formas de distraer su atención. La visibilidad era prácticamente nula, por suerte yo poseía haki observación, y según tenía entendido, él no. Era un punto a mí favor, jugaba con el factor sorpresa, pues difícilmente me vería entre aquella tempestad de nieve, así que decidí acabar con aquello en un último golpe.

El sonido del viento silbando con cada vaivén era la sinfonía que regía aquel combate, de poco o nada habría servido que esta vez tratara de contarle, como acostumbraba a hacer, cuáles eran mis intenciones, pues no habría oído prácticamente nada, incluso a mí, con un oído súper desarrollado por mis capacidades animales, me costaba oír nada.

En ese momento volví a cambiar de forma, pasando ahora a la forma veloz. Mi velocidad era lo más asombroso en aquella forma, mi cuerpo se estilizaba, mis músculos se supra tensaban, y así, lograba moverme mucho más rápido que en la forma híbrida normal. Además, el Fenrir’s Mode seguía activado, y de nuevo, usaría el Hoho, aunque esta vez, de una forma algo diferente. En cuestión de un instante di un portentoso salto hacia el cielo, que no quedó ahí, pues gracias a mí Ugoki keiryō, era capaz de “caminar” por el aire como si se tratara de una superficie sólida, de modo que continué aquel salto, y moviéndome en vertical a aquella sorprendente velocidad, en cuestión de unos segundos estaba a una altura de cien metros.

Fue entonces cuando volví a cambiar de forma, pero esta vez no fue a alguna de las formas que mis rumble ball’s me otorgaban, sino a mi forma completa, la forma plena de Lobo Fenrir. Un majestuoso lobo azul de unos ocho metros de longitud a más de cien metros de altura, desde la distancia incluso se me podía apreciar, volando sobre la isla, a punto de descender en caída libre, un golpe en picado con todo mi poder. Arribor estaba a punto de sufrir un ataque de parte de una criatura que superaba con creces la tonelada de peso, pero no sería una simple caída, aquello no habría bastado. Este sujeto era muy duro, y parecía soportar todo lo que le lanzara, así que esta vez no me contendría.

Lo primero que hice fue mirar hacia abajo, ubicando en la isla a mi enemigo, y en el preciso momento en que lo tuve en el blanco, justo en mi punto de mira, no me limité a dejarme caer, sino que me impulsé contra el cielo, como si de un techo se tratara, para ganar todavía más velocidad. Aquel impulso unido a la aceleración ya sería suficientes para causar un cráter en el suelo, pero no me limitaría a esto. En medio de la caída comencé a girar y abrí la boca, preparando mis poderosas fauces para el impacto contra el cuerpo de Arribor. Mi mordisco era capaz de congelar, así que en el instante en que entráramos en contacto, mis dientes congelarían la zona mordida, debilitando su estructura, y el impacto sería lo bastante devastador como para terminar de acabar con esta.

Giraba y caía a toda velocidad, con un aura azul a mí alrededor, y directo hacia Arribor. Desde que creé la bola de pinchos de mi “suprema barrera definitiva” hasta ahora apenas había pasado un minuto, así que aquel era el tiempo que mi oponente tuvo para rezar sus oraciones. Aquel era mi más poderoso ataque, el Tsurara Senko, aquel ataque con el que había logrado derrotar a Kagami, y con el cual destruí una colina completa, convirtiendo una tierra fértil en un yermo de hielo y rocas. Si de alguna manera Arribor lograba percatarse de mi caída sobre él, sería tan sencillo como cambiar mi trayectoria con un impulso contra el aire, usando mi Ugoki keiryō, para de nuevo poder impactar contra su cuerpo.

(Tsurara Senko – AMF) [Haki armadura nivel 2]

OFF: Las escamas de hielo de la armadura no habían desaparecido, no es una armadura sólida como lo sería la de un caballero medieval, es casi una segunda piel, son como las escamas de un reptil.

Por cierto, enhorabuena, eres la primera persona que me hace tener que darle a Jall una Rumble Ball xDD
Y a ver si este golpe sí que te duele leches, que estás demasiado cachas tú xDD -OFF



¡Uno de los 6 caballeros Hossuseros!
Rainbow662
Supernova
Rainbow662
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek Empty Re: Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek {Dom 15 Jun 2014 - 0:46}

Su puño encontró un cuerpo que dañar. Su primer golpe dirigido a la rodilla del hombre-lobo no había resultado como esperaba, más bien había chocado contra la misma armadura que esperaba evitar. Era evidente que no se trataba de una armadura normal como él pensaba en un principio. Pero eso poco importaba, no podía dejar que una nimiedad como esa le hiciera recular. Por suerte su siguiente golpe si surtió efecto, aprovechando la herida que le había provocado anteriormente, había logrado atravesar la armadura de hielo y golpear de lleno a Reezek.

Sin embargo no parecía que se le acabasen los trucos. De repente su cuerpo comenzó a cambiar de nuevo y adoptó un aspecto mucho más extraño e intimidante, realmente parecía un monstruo. A partir de su nuevo cuerpo fueron surgiendo una serie de estacas de hielo que iban tomando forma esférica. No sabía si intentaba atraparle o simplemente atravesarle de par en par, pero fuese lo que fuese no le apetecía averiguarlo. Pudo impulsarse en la espalda del lobo y evitar la parte más importante del ataque. Sin embargo varios de esos pinchos de hielo lograron acertarle, provocándole un profundo corte en el torso y atravesando su pierna izquierda.

En ese momento, mientras su adversario volvía a cambiar de aspecto, el mundo se volvió loco. Sin previo aviso el clima comenzó a cambiar inexplicablemente y una potente ventisca de nieve apareció de la nada para hostigarle. La temperatura comenzó a caer en picado y su rival desapareció entre la nieve que arreciaba. El estruendo del viento le impedía oír nada y apenas podía distinguir la silueta de su propia mano. Podía notar como su cuerpo comenzaba a entumecerse y sus movimientos se volvían más lentos. Fue en ese momento cuando lo vio.

Alzó la mirada en busca de Reezek y se encontró con algo que realmente no esperaba. Era un enorme animal situado a gran altura, o al menos eso parecía. Entre la nieve y la distancia apenas podía distinguir que demonios era aquello. Sin embargo no necesitaba verlo para saber de que se trataba. Podía notar lo que se avecinaba, sabía que en cualquier momento lanzaría su ofensiva y, lo que era más importante, sabía que sería decisiva. Fue en ese momento cuando se lanzó en picado.

Arribor sonrió, estaba eufórico. Sabía que la pelea llegaba a su fin y estaba dispuesto a disfrutarla hasta el final. No podía dejar que nada le distrajera de aquel momento crucial, era entonces cuando debía jugar todas las cartas que le quedaban. Pero curiosamente, por mucho que lo pensaba no se le ocurría como podría para aquella cosa, aquella especie de tornado azulado que avanzaba directo hacia él. Cualquier persona en su sano juicio se habría apartado, cualquier persona con aprecio por su vida habría intentado moverse. Pero eso le excluía a él. No pensaba estropear la euforia y el éxtasis del momento simplemente apartándose de su trayectoria.

-Muy bien, sigue así. No dejes que nada te detenga, jajajaja. -Arribor estaba fuera de sí, aquel era el momento perfecto. La culminación de un gran combate que ahora concluía a las puertas de la muerte. Ocurriera lo que ocurriera el día sería perfecto. Culminaría con un último choque de fuerzas, un último esfuerzo que dejaría su huella para siempre en el suelo de aquella isla. -¡Aquí te espero! ¡Ven con todas tus fuerzas! ¡Te estoy esperando! ¡¿Quieres mi título?!, ¡¡quieres mi vida?! No importa, ven y cógelo, no importa cual sea tu objetivo, lo único que importa es el ahora, es esta lucha. Y tú y yo haremos que no sea olvidada.

Mientras el pirata reía, reunió sus fuerzas restantes y, en la medida en la que le permitía el intenso frío, comenzó a darle forma a su sangre. Esta surgía de todas las heridas de su cuerpo e iba adoptando la forma de espadas. Espadas rojas que se alzaban un metro sobre su cabeza y que estaban cargadas, al igual que su cuerpo, con todo su Haki. No era capaz de realizar otro tipo de ataque debido a que el frío le impedía controlar adecuadamente su habilidad, sin embargo no le importó, ya había hecho su jugada. En cuanto su rival impactase contra él uno de los dos caería, bien por el choque bien por las espadas de sangre. Ahora solo quedaba esperar que la fuerza de la caída ayudara a consumar su último ataque.

Un segundo después lo que parecía un tornado rodeado de luz azul en el cual se podían entrever unos afilados dientes apareció frente a él. Fue entonces cuando extendió sus espadas dejando claro que estaba dispuesto a combatir hasta ese último momento. Los dientes del lobo se hundieron en su carne, desviados por una de las espadas y desgarrando su brazo izquierdo dejando tras de sí un reguero de sangre y hielo. Ahora venía lo difícil, soportar el choque del enorme cuerpo de Reezek, algo que dudaba que pudiera hacer. Arribor sonrió. Luego vino el impacto.

El choque fue demoledor. El Yonkaikyo pudo notar como el suelo cedía bajo su cuerpo y como las rocas sobre las que se encontraban se partían en multitud de fragmentos como si fuesen de barro. El cráter que se produjo hizo caer varios de los enormes hongos que les rodeaban y la gigantesca onda expansiva se sobrepuso incluso a la potente ventisca de nieve arrasando todo a su paso y convirtiendo el campo de batalla en un yermo helado y en ruinas.

Arribor se sumió en un estado de semi-inconsciencia. Durante unos segundos no había sabido siquiera donde estaba. Ignoraba si su último ataque había causado algún daño a su rival así como tampoco sabía la gravedad de sus heridas. Sin embargo sabía una cosa:

-Jajaja, ha sido un buen combate, ¿no te parece? Deberíamos repetirlo algún día.-dijo Arribor entre jadeos. -Supongo que el título de Yonk... como se diga es tuyo ahora. Disfrútalo lo que puedas porque es bastante problemático. -No estaba seguro de donde se hallaba Reezek en ese momento, simplemente hablaba por si estuviera escuchando. Ahora que pelea había terminado ya no tenía motivos para no hablar francamente con él. Arribor continuaba sonriendo, al fin y al cabo había sido un buen día.

OFF:
Jallial Reezek
Jallial Reezek
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek Empty Re: Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek {Dom 15 Jun 2014 - 19:40}

Mi golpe fue certero, en la medida de lo posible. El frío fue a parar mayoritariamente a las espadas de sangre que él creó, las cuales saltaron en pedazos al ser congeladas y aplastadas, pero eso evitó que su cuerpo se tornara una estatua de hielo y corriera aquel fatídico final. No podía esperar menos de Arribor, incluso en el estado de hipotermia logró concentrar aquella cantidad de sangre, era realmente alguien fuerte, pero el combate tocaba a su fin.

Lejos de aquella capacidad, un impacto de cientos de quilos a aquella velocidad y con la potencia que llevaba fue devastador para mi oponente, y aunque ambos contendientes estábamos en mal estado tras la caída, en mi caso fruto del golpe contra el propio suelo, y el cuerpo de mi rival, más duro todavía incluso; ahora solo uno de los dos se erigía en pie. Entre la nube de polvo y la nieve solo se veía una figura, la silueta de un lobo de varios metros de longitud, que poco a poco se tornaba la de un humano de nuevo, y se acercaba al hombre que ahora yacía en el suelo. Sin duda había sido un duro combate, tener que recurrir a aquellas píldoras era algo que no me esperaba, se merecía el título tanto como yo aquel tipo, pero mi forma de pensar era clara, yo debía ser el mejor costara lo que costara, y él era un obstáculo que superar.

Aquel impacto cambió la forma del lugar en el que combatimos, y aunque el hielo se fundiría y la naturaleza acabaría por volver a poblar aquel lugar, ahora mismo aquello era un páramo de muerte y hielo, y en el centro mismo de aquel cráter, nos encontrábamos Arribor y yo. Él hablaba, y yo procuraba escuchar con cautela sus palabras. No me habría sorprendido que aún pudiera levantarse y dar algo de guerra, y posiblemente hubiera necesitado tomar dos Rumble Balls más, y convertirme en la verdadera forma destructiva del Fenrir, aquella que, incluso ahora, no era capaz de dominar. Por suerte no fue así, o la vida de Arribor, la integridad de aquella isla, e incluso la mía propia, habrían sufrido un duro golpe.

Mi oponente, ahora nakama nuevamente, se había sincerado conmigo, entregándome el título del cual aún no conocía el nombre al parecer, y sugiriéndome retomar aquel combate algún día, cosa con la que yo estaba completamente de acuerdo.

–Opino lo mismo, compañero… –Dije sentándome a su lado en el suelo de aquel yermo frío e inhóspito, dónde éramos las únicas señas de vida ahora mismo. Pude sentir otra presencia más, la de aquel sujeto que nos observaba, que ahora se alejaba a toda prisa, a validar mi victoria ante sus superiores, así que pronto aquel título sería mío, pero había algo que anhelaba aún más. El poder. Aquel título me interesaba porque reflejaba mi fuerza, pero ahora tenía la oportunidad de aumentar esta, aunque no la mía propia, sino la de mi división, que de ahora en adelante, sería una banda independiente.

–Arribor, ahora que yo seré Yonkaikyo, tendré mi propia banda, y estaría encantado de tenerte en ella a ti… –Al fin y al cabo, seríamos Sons, y él formaba parte de estos antes de hacerse con aquel título, así que me habría hecho especial ilusión que aquel tipo fuera ahora uno de mis nakamas.

–Además, si viajas conmigo, te será más fácil tomarte la revancha… –Añadí entre risas. –Pero bueno, por ahora lo más importante será tratar tus heridas, creo que me he excedido un poco al pelear, pero ¿cómo contenerse en un combate tan apasionante? Todo mi cuerpo me pedía pelear, y creo que a ti también. Definitivamente habrá que repetir este combate, decidas lo que decidas respecto a mi nueva banda… –Concluí mientras me reincorporaba y lo tomaba sobre mi hombro. Él era el luchador más fuerte, yo el más ágil, y sin embargo, yo era el más grande de los dos. Era curioso aquello, en cierto modo, aunque las apariencias, como bien dicen, engañan.

Llevé a Arribor hasta la costa, dónde había dejado su balsa. Yo tenía algunos utensilios médicos, así que traté con ellos sus heridas. Todo lo relacionado con su sangre fue bastante fácil gracias a su habilidad, en cuanto a los daños musculares, mi frío era una gran baza para combatirlos, y el único problema, las fracturas óseas, eran mi especialidad como médico, así que pude dejarlo como nuevo prácticamente, igual que a mí, que me había roto una costilla con su último ataque a mi costado, tras traspasar la armadura de hielo y romper mi puerta infernal. Ciertamente era un tío duro aquel sujeto…

Lo dejé inconsciente sobre la balsa y yo abandoné la isla corriendo sobre el mar, pero antes de irme, le dejé una nota en la que le decía dónde podría encontrarnos si decidía unirse a nosotros, y le prometía cuidar bien de aquel título, y aprovecharlo al máximo, con la esperanza de que fuera con él a mí lado en mi tripulación.

Off- Buen combate :3  Ahora fundaré una nueva banda, pues dejaré Sons por el título como te tocó hacer a ti, así que cuento contigo en ella ;) jajaja



¡Uno de los 6 caballeros Hossuseros!
Steve
Ciudadano
Steve
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek Empty Re: Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek {Lun 16 Jun 2014 - 0:20}

Resultado:
Ganador: Jallial Reezek
Perdedor: Arribor Neus
Premios:
Jallial: 1200 PE, el puesto de Yonki y la adicción de Arribor a su división
Rainbow(Arribor): 800 PE


Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek NGbQmHY

Para ir a mi ficha, click a la imagen~:


El mejor avatar de la historia:
Contenido patrocinado
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek Empty Re: Reto por el puesto, el Yonkaikyo Arribor Neus contra Jallial Reezek {}

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.