Link
Normas

Y Decían que los dragones se habían extinguido. [Madara - Dexter] [Privado]

Ir abajo

Y Decían que los dragones se habían extinguido. [Madara - Dexter] [Privado]

Mensaje por Invitado el Vie 7 Nov 2014 - 22:17




Unas pisadas pudieron escucharse por aquel remoto lugar, pertenecían a un tipo de larga cabellera negra, pinchuda y alborotada. Ocultaba su ojo derecho con el flequillo, que constaba de dos mechones bastante largos, el otro era de un color rojo intenso como la sangre. Llevaba bastante ropa puesta, una camiseta de manga larga de un color morado oscuro, por encima un chaleco táctico con bastantes bolsillos y una larga cremallera que lo cerraba. Aún sobre esto llevaba una armadura roja de placas la cual tapaba sus hombros, pecho y zona abdominal junto con un poco de la cintura y sus brazos. Llevaba un pantalón del mismo color que la camiseta y unas sandalias de madera, en sus manos portaba, unos guantes negros de cuero. El día estaba un poco nublado y no hacía algo de frío, todo aquel conjunto le venía perfecto. No llevaba ninguna arma o al menos no ninguna que se viera a simple vista, se trataba de Uchiha Madara. Era el líder de una reciente organización de mercenarios, aún era muy poco conocida y en el nuevo mundo ni siquiera sabían de su pequeña existencia. Su nombre era Kyofu No Yohei.


El hombre pegó un pequeño suspiro mientras continuaba caminando, el trabajo que le habían mandado era en un lugar muy lejano. Por lo menos iba a cobrar una suma de 15.000 berries por ello, con eso le bastaba. Los demás miembros debían estar haciendo las tareas de los tablones puestos en las tabernas del Mar del Sur. Su objetivo era robar a uno de los guardias de aquel castillo, dicho guardia había robado una joya de color azul en forma de rombo, el muy capullo se la había arrebatado a un anciano que la cuidaba con cariño pues era un recuerdo de su hija, la cual murió en un ataque bandido. Salvo por lo frío que podía llegar a ser el chico, aquel tipo de cosas le repudiaban y no iba permitir que el payaso del guardia se quedara con aquello, según sus informes custodiaba la biblioteca del castillo. Era un tipo delgado y bastante alto, de pelo rojizo y ojos violetas, con una cicatriz en el ojo derecho y un tatuaje en forma de serpiente en el cuello. El problema iba a ser infiltrarse, robarle y salir sin que le pillaran, no disponía de ninguna máscara que le protegiera el rostro ni nada parecido.


No tardó mucho en llegar al palacio, en la entrada había bastantes guardias, el estratega alzó la ceja derecha y sacó de su bolsillo una pequeña libreta marrón y un lápiz. Después empezó a hacer un pequeño dibujo sobre la mansión, estaba analizando la mejor forma de entrar, si aquello se ponía difícil, seguramente tendría que hacerlo durante la noche. Por el momento solo se dedicaba a dibujar, le gustaba completar sus casos siempre y no fallar y menos en uno como aquel. Tras unos minutos guardó el lápiz y se puso a observar el dibujo, guardó la libreta y se acercó a una verja, lentamente empezó a ojearla para medir la altura, en lo más alto había varios pinchos. Se alejó un poco y cogió un trozo de madera, el cual lanzó despacio a la valla y a los segundos cayó al suelo, descartó que estaba electrificada. Aquello le iba a venir bien, pero por el momento continuaba examinándola, hasta que dos guardias empezaron a caminar hacia él. Este se dio cuenta y frunció el ceño girándose y dándoles la espalda mientras ellos se acercaban. No le convenía que le pillaran, ya se inventaría algo si le preguntaban que estaba haciendo allí.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Y Decían que los dragones se habían extinguido. [Madara - Dexter] [Privado]

Mensaje por Dexter Black el Mar 12 Mayo 2015 - 16:04

Dexter aterrizó aquel día en Dressrosa. Había ido a dar un paseo y ya era hora de volver. Estaba participando en un torneo junto a su amigo, el Cazador Alex Drachen, y a veces era bastante estresante tener que pasarse el día golpeando a gente y cuidar que su compañero no saliera demasiado lastimado, ya que se veía bastante más débil a lo que parecía en el pasado. O tal vez se debía a que él había pasado los últimos años huyendo de la Marina y entrenando, mientras que Alex habría hecho algo más importante. Tal vez disfrutar de su familia o buscarse una. El cazador era, en el fondo, un romántico empedernido, y Dexter lo sabía desde que lo conoció junto a Sven en Sakura hacía ya más de siete años. ¿Tan rápido pasaba el tiempo? Era casi deprimente.

Ese día tenía un plan que deseaba cumplir, y era que, tras conocer que el soberano de la Isla era su viejo capitán, Legan Legim, se decidió a hacerle una visita en el palacio real. Tenía que hacerlo cuanto antes, pues sabía (o sospechaba) que estaba trasladando su residencia a la Isla de Momoiro, donde siempre había secretamente deseado acabar su reinado y vida. Era un hombre muy particular, y con particular quería decir bebedor compulsivo hasta límites insospechados, mentiroso y truhán. Había abandonado a su tripulación sin decir nada a nadie, tan sólo a Uracha, y aún no estaba muy clara la razón de por qué lo había hecho. Tan sólo se sabía que llevaba varios meses mirando maquillajes varios y ropa interior de dudosa virilidad. En fin, qué importaba. Iba a preguntarle de una vez por todas a qué se debía su abandono.

Subió las escaleras del palacio real apoyado en la baranda, observando cada punto del paisaje con ojo crítico, a paso calmado y con una alegre canción en el corazón, hasta que olió algo. Olía a Dragón, y un dragón que conocía. Había sido en Galuna hacía muchos años, y creyó que había sido un sueño, con lo del pollo Heráclito y la mujer que quería acostarse con él en una clínica veterinaria... ¿Puede que estuviera alucinando? Era muy difícil que aquello sucediera. Además detectaba una presencia parecida a la de Jin. ¿Desde cuándo Jin era un dragón? Comenzó a ascender con ansia y presura, quería encontrarse con su viejo camarada. aunque fuera para darle un buen capón por no haber aparecido cuanto intentó reunir a la vieja banda, igual que golpearía a Guny en la nariz el día que se encontrara a aquel enano.

-¿Y tú quién eres?- preguntó, al llegar ante aquel hombre. Tenía el pelo que parecía una piña en la cabeza, como el de Galuna, pero se veía diferente. ¿Lo habría matado? Tenía cara de malas pulgas, pero poco importaba. Era normal en alguna gente tener expresión molesta como si el mundo estuviera en su contra, aunque tras conocerlo a él mucha gente solía sonreír. Por propia voluntad o forzada, pero siempre lo lograba. Salvo a veces-. ¿Y por qué hueles a Jin?

Ésa no era la mejor forma de iniciar una conversación, pero oler a Jin y a Dragón era sospechoso. ¿Quién era aquel tipo?
avatar

Mensajes : 1168
Fecha de inscripción : 17/04/2014

Hoja de personaje
Nivel:
134/150  (134/150)
Experiencia:
540000/1000000  (540000/1000000)
Berries: 865.576.001

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: Y Decían que los dragones se habían extinguido. [Madara - Dexter] [Privado]

Mensaje por Invitado el Jue 14 Mayo 2015 - 7:47

Madara escuchó cómo le hablaban y pensó que era un guardia sin embargo su haki de observación y su olfato le decían otra cosa. Era alguien muy fuerte sin duda alguna, se giró despacio observándole y se dio cuenta de quién era. Ya había visto carteles de aquella persona hacía mucho tiempo ya, sin embargo ahora pertenecía al Ouka como él. El Zafiro negro, nunca se habría imaginado conocerlo allí. Los dos dragones estaban frente a frente ahora. Este le preguntó quién era y eso provocó que el mercenario alzase una ceja, pero enseguida lo entendió, él subió en la guerra y posiblemente aquel hombre no estaba enterado de los nuevos miembros. Miró un poco a su alrededor observando que los demás guardias estaban alejados, después de unos momentos no pudo evitar esbozar una media sonrisa ladeada y ofrecerle la mano con total tranquilidad y calma, siempre de buena fe pues Madara no trataba mal a los que no lo merecían.

- Uchiha Madara. Soy la nueva incorporación al Ouka Shichibukai, ascendí durante la guerra de los Gyojines, es todo un placer conocerle Zafiro.

Sus rojizos ojos se clavaron en los de aquel hombre de forma intensa, como si tratase de ver a través de su alma o simplemente le mostrase confianza y compañerismo. Tal vez estaban allí por ideales distintos pero para un hombre que solo le interesaba el dinero, no había mejor motivo que estar allí para que el gobierno le debiera favores. A diferencia de algunos, él no era un criminal o pirata, bueno lo de criminal podía discutirse pero como no le habían pillado no contaba. De esa forma el gobierno no podía echarle en cara nada, ahora estaba interesado en el hombre que tenía frente a sus ojos, según sabía era un dragón como él ¿Sabría Dexter que él era uno también? Era la pregunta que ahora se hacía el devastador de la larga melena morena, tampoco se explicaba que estaba haciendo allí el Zafiro, sus asuntos eran cosa de él pero el dragón negro sentía curiosidad.

De repente unas palabras soltabas por aquel hombre pusieron alerta a Madara, su rostro no cambió ni lo más mínimo, a diferencia de su hermano, no solía ponerse nervioso ante nada y eso era una ventaja, una lástima no haberse dedicado al espionaje. Ladeo la cabeza un poco haciéndose el confundido, si al menos hubiese dicho Kogáto lo habría entendido, pero dijo Jin. Ese hombre conocía al verdadero o a su hermanito, pero no sabía definir ahora la situación. El original murió hacia más de tres años a manos de Kedra, debía referirse a la segunda opción pero no era bueno confiarse mucho. Solo una persona le había visto mantener contacto con Surfer y esa era Ayane, la chica cañón de su equipo. Decidió recurrir a lo más fácil y simplemente le sonrió de forma calmada mientras ahora le dirigía la palabra de nuevo en el mismo tono simpático de antes.

- ¿Jin? ¿El criminal? La verdad es que ahora mismo estoy algo confuso con esa pregunta, nunca me he parado a olerme y no he visto a ese tipo para saber cuál es su olor.

Notó como una brisa se levantaba, ondeando sus cabellos mientras continuaba observando al otro miembro del Ouka, debía hablar con el descerebrado de su hermano lo antes posible, ya le tenía dicho que le contara todo para saber que decir en cada situación. Ahora estaba dudando si ese tipo llamado Dexter era enemigo o amigo de Jin, esperaría a saber algunas cosas más antes de seguir la conversación. Entonces fue cuando recordó para que estaba allí, la misión de recuperar el objeto robado por el maldito guardia, soltó un leve suspiro y colocó ambas manos en los bolsillos. Acto seguido miró un poco el palacio de forma muy descarada delante del otro dragón, pero le daba igual que él supiera el motivo pues era algo bueno y para nada malo o peligroso, al menos peligroso para él no era. Otra cosa es que estuviesen allí por métodos contrarios y eso si suponía un problema gordo.

- Estoy aquí para recuperar un objeto recuperado a un anciano, los guardias de este lugar abusan demasiado ¿Tienes algo que hacer o me echas una mano? Estoy dispuesto a repartir la recompensa, Zafiro.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Y Decían que los dragones se habían extinguido. [Madara - Dexter] [Privado]

Mensaje por Dexter Black el Mar 28 Jun 2016 - 16:24

Pareció pasar una eternidad. El cielo se volvió gris, y las nubes comenzaron a moverse con inusitada velocidad. El sol y la luna empezaron a girar, escondiéndose y saliendo infinitas veces mientras todo a su alrededor se iba desvencijando hasta ser ruinas. Sin embargo, el que peor lo pasó fue el recién nombrado Shichibukai que tenía frente a él. Muy poco a poco las arrugas iban invadiendo su rostro, y los párpados caían sobre los ojos del hombre y sus labios se secaban. La figura se iba encorvando mientras el tiempo absorbía la esencia de sus otrora definidos músculos, y las manchas en la piel se hacían patentes al mismo tiempo que el sol incidía con más fuerza a cada instante. El cabello, ya canoso, empezó a caer dejando una calva incipiente que no llegó a coronarse, pues con los ojos en blanco los violentos avanzares del tiempo fueron haciendo que su cuerpo se corrompiera y resquebrajara. Pasados apenas unos segundos, Madara ya no estaba ahí, sólo una pira de polvo humeante.

Y entonces volvió a la realidad. Madara estaba delante, presentándose como Shichibukai y negando cualquier relación con Jin, pero sin aclarar por qué olía a dragón. "En fin, qué se le va a hacer".

-Igualmente encantado. Yo soy Dexter Black, aunque puedes llamarme Dexter. En serio, ¿Qué manía tenéis todos de llamarme Zafiro? Es decir, en diez años no me lo ha llamado nadie y desde Mariejoa todos me conocéis por ese apodo... En fin, qué se le va a hacer.

Dio la espalda al tipo raro y miró al palacio. Si no se equivocaba, Legim debería estar en su interior follándose a alguna golfa... O golfo. Legim era archiconocido por una homosexualidad oculta pero latente que subsanaba con okamas, y la verdad es que no deseaba encontrárselo en el apogeo de tan decadente espectáculo. Sin embargo... "Nah, Madara implica dinero".

-Bueno, coméntame. ¿Qué hay que hacer? Espero que nada ilegal, o nos jugamos el tipo.
avatar

Mensajes : 1168
Fecha de inscripción : 17/04/2014

Hoja de personaje
Nivel:
134/150  (134/150)
Experiencia:
540000/1000000  (540000/1000000)
Berries: 865.576.001

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: Y Decían que los dragones se habían extinguido. [Madara - Dexter] [Privado]

Mensaje por Invitado el Sáb 2 Jul 2016 - 16:07

Madara observaba a aquella persona de forma calmada. Por alguna razón, no le contestaba. El tiempo que el moreno tuvo que esperar fue épico. Fue una espera de al menos un par de años, o al menos eso le pareció al pobre devastador. Se limpió el sudor de la frente, y entonces el otro hombre habló. Al parecer no entendía por qué le llamaban Zafiro. El mercenario había escuchado ese apodo, y por eso lo hizo. Cierto era que era raro, pero decidió llamarle entonces por su nombre. No era cuestión de llevarse mal con sus demás compañeros. El tipo de la armadura roja entonces se cruzó de brazos. Escuchó las palabras de aquel tipo, y entonces decidió contárselo. De aquella forma podrían lograrlo fácilmente. Con dos bestias como ellos, no debía de haber mucho problema. – Un anciano poseía un recuerdo de su difunta hija. Una joya en forma de rombo, de color azul. Un guardia de cabellos rojos, y con un tatuaje de serpiente, se la robó. Dicho hombre vive aquí, protegiendo la biblioteca del lugar. – Una vez dijo aquello, soltó un leve suspiro.

Entonces el moreno iluminó sus ojos, haciendo que tomasen un color rojizo. Apretó el puño derecho, y unos colmillos afilados surgieron de su boca. – ¿Prefieres hacer esto a lo tranquilo? O ¿Tal vez quieres un asalto de humanos contra reptiles? – Dijo aquello tratando de responder a la pregunta relacionada con su olor. Entonces el Shichibukai alzó su mano hacia arriba. El cielo comenzó a oscurecerse al momento de forma exagerada. Además, las paredes del castillo comenzaron a llenarse de hierbas y helechos. Como si un bosque estuviese surgiendo de él, muy lentamente. El mercenario entonces miró al otro hombre con calma. – Yo te llamaré Dexter entonces, y bueno, no sé si es legal. Han robado a un inocente… Pero siguen siendo guardias y un castillo. – Mencionó devastador con calma.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Y Decían que los dragones se habían extinguido. [Madara - Dexter] [Privado]

Mensaje por Dexter Black el Vie 20 Ene 2017 - 23:54

Pensándolo bien, era la isla de un pirata. Y de Legan Legim, nada menos. Era improbable que al gobierno le importase. Se sintió estúpido tras decirlo, y se echó a reír. Fue un ataque de risa tal que creyó que pasaban seis meses... O más bien cinco meses y dieciocho días. Sí, perfecto; ése fue el tiempo durante el que creyó estar riendo. Una verdadera eternidad, ¿Cómo demonios provocaba el mercenario que el tiempo se volviese lento a su alrededor? Seguro que el peinado en forma de piña tenía algo que ver, aunque quién sabe.

-Joya en forma de rombo, tipo pelirrojo- repitió. Esos eran los datos esenciales, pero no tenía claro hasta qué punto sería útil. Había más de un pelirrojo casi seguro, y era de cajón que no iría con la joya colgando por ahí. Es más, probablemente alguien llevase joyas por ahí, pero no fuera el ladrón. Eso si aquel día trabajaba, porque de librar ya era imposible encontrarlo, o de identificarlo como guardia-. De forma tranquila, como Legim se entere de que la estamos liando nos curte a collejas.

Miró a su alrededor. Ahí había un tipo pelirrojo. Y con una enorme joya roja como la sangre de forma romboidal. Había sido fácil, mucho más fácil de lo que esperaba. Llevaba el uniforme de Guardia Legim, con armadura dorada y faldón sin ropa interior... ¿Sin ropa interior? Ni Legim era tan estúpido de dejar a los hombres bambolear los atributos. Era contraproducente.

-Eh, Madara- dijo, en un susurro. No quería que lo escucharan, no nadie aparte del dragón. Podría poner en alerta a todo el palacio-. Mira a ese tipo. Debe ser imbécil o algo, fíjate en su cuello.

Esperó a que él diera el primer paso.

-¿Y ahora qué hacemos?
avatar

Mensajes : 1168
Fecha de inscripción : 17/04/2014

Hoja de personaje
Nivel:
134/150  (134/150)
Experiencia:
540000/1000000  (540000/1000000)
Berries: 865.576.001

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: Y Decían que los dragones se habían extinguido. [Madara - Dexter] [Privado]

Mensaje por Invitado el Mar 18 Abr 2017 - 4:48

Los rojizos ojos del mercenario continuaban clavados en el hombre que tenía frente a sus ojos. Tuvo una extraña sensación, como si el tiempo se hubiese detenido al menos unos tres meses más o menos. Volvió en sí cuando le señaló a un guardia. Se fijó en la joya, pero esa era roja y la que buscaban azul, por lo que no le dio mucha importancia. Entonces se quedó flipado al ver la armadura dorada. Aquel metal parecía valioso con narices y no pudo evitar mostrar una sonrisa enfermiza. De hecho, una risa empezó a salir de sus labios de forma siniestra. Era como si un coro de diez ancianas al mismo tiempo estuviesen riéndose. Se limpió un poco la boca para que la saliva no cayese y entonces miró a Dexter de forma enfermiza.

- ¿Cuánto crees que nos darán por la armadura dorada? Tiene una pinta deliciosa… Ah, el colgante que buscamos es azul, pero ese podríamos venderlo a parte. Yo estoy viendo un negocio entre manos que flipas…

Dijo riendo de nuevo mientras miraba al guardia. Aquel hombre ladeó un momento la cabeza y al ver los ojos del dragón negro no pudo evitar echarse a un lado. Parecía algo molesto. Por otro lado, el otro tipo había dicho que aquella isla era de Legim. Entonces si había cosas de aquel yonkou podían venderlas a muy buen precio. Los ojos del devastador se convirtieron en el símbolo del berri y entonces empezó a reírse de nuevo. Tosió un poco y decidió relajarse. Estaba seguro de que sus hombres también estaban logrando cosas interesantes. Soltó un pequeño suspiro y después se quedó mirando a su compañero.

- Es posible que en este castillo entonces haya pertenencias valiosas de Legim. Yo voto por buscar el rombo azul dentro y de paso nos llevemos algo valioso ¿Legim usará gayumbos? Puede que incuso sean de platino.

Mencionó Madara de forma seria mientras se quedaba algo pensativo. En ese momento miró uno de los árboles de al lado y sin pensárselo mucho arrancó dos ramas. Tras unos instantes había cortado todas las hojas y se las había echado en la cabeza y el cuerpo. A continuación se tumbó y empezó a arrastrarse despacio hacia un pequeño túnel inferior que divisó. Aquello podía llevarles seguramente al interior.

- Shh… sígueme y no hagas ruido compi… – Dijo mientras algunos guardias le miraba con el sudor cayéndoles por la cabeza. No sabían qué cojones estaba pasando, pero empezaron a acercarse despacio. – Joder, creo que te han visto. – Dijo acusando al otro dragón y colocándose bocabajo para camuflarse mejor.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Y Decían que los dragones se habían extinguido. [Madara - Dexter] [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.