Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (7205)
 
Nocturne93 (5248)
 
Lion L. Kai (3020)
 
Legim (2814)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2313)
 
AlexEmpanadilla (2193)
 
Alwyn (2182)
 
Sawn (2161)
 
Drake Lobo Ártico (2073)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.

¡La aparición del cocinero! ¡Confrontación en el Baratie! [Priv. Leviatanes][Alex-Kaleb-Essi-Yata]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¡La aparición del cocinero! ¡Confrontación en el Baratie! [Priv. Leviatanes][Alex-Kaleb-Essi-Yata]

Mensaje por Misaki Yata el Vie 16 Jun 2017 - 0:15

Misaki se estiró y bostezó. Era un nuevo día y tocaba abrir el Baratie, pero como era costumbre, él no ayudaba en eso y solo se quedaba mirando el horizonte un rato. No hacía nada especial y a nadie parecía importarle, ni siquiera al dueño. Suspiró con calma y cerró sus ojos… Había tomado una decisión, este sería el último día en que él trabajaba en el restaurant flotante más famoso del East Blue. Debía ir a cumplir sus metas, sus sueños y para eso debía dejar este lugar y aventurarse a lo desconocido. No le importaba ir solo, sabía que podría conseguirlo si se esforzaba. Además, tenía que encontrar el All Blue no únicamente por él, sino que por Rose y su madre. Apretó sus puños y chasqueó con la lengua, era difícil dejar un sitio donde había pasado los últimos dos años y había encontrado lo más cercano a una familia.

– Ya es hora, mocoso – escuchó a sus espaldas. Se giró y vio al dueño frente a él con una sonrisa en su rostro. – Deja de perder el tiempo y ponte a trabajar, nuestros clientes no van a tardar en llegar.

– Oye, viejo – le dijo mirándolo a los ojos. – Cuando acabe este día quiero hablar contigo algo importante.

– Ya nos preocuparemos de eso cuando suceda. Primero hay que trabajar y no dejar que nadie se vaya disgustado de nuestro restaurant, ¿entendido?

– Claro. – Le respondió Yata alzando el puño hacia el cielo y con una enorme sonrisa en su rostro.

El restaurant ya estaba listo para atender a sus clientes. Las cocinas ya estaban funcionando, en cada mesa estaba la carta del día de hoy y también los cubiertos, vasos, jarras con agua, además de que en cada una estaba puesto el mantel con el logo del Baratie. Todo estaba en orden y solo era cosa de esperar a sus clientes que, seguramente, no tardarían mucho en llegar. ”Manos a la obra, hay que disfrutar de mi último día aquí” – pensó con una sonrisa. Solo o no, se iría de este barco y se iría en busca de sus sueños.

– Yata, ya logro ver a un barco acercándose – escuchó desde la escalera. – Al parecer son piratas, pero no logro identificar su bandera. – Le dijo con cierta preocupación.

– Está bien, no hay de qué preocuparse… Si son problemáticos solo nos haremos cargo de ellos y ya – le respondió mientras se arreglaba su camiseta y empezaba a limpiar su skate. – Este es el restaurant Baratie, pero no somos cocineros ordinarios… Somos fuertes. – Salió a la cubierta y se quedaría ahí esperando a que ellos llegaran. ¿Quiénes serían? ¿Cómo serían? Estaba emocionado y eso se reflejaba en su mirada. Dejó su skate a sus pies y se cruzó de brazos.
avatar
Misaki Yata
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 27/02/2017

Hoja de personaje
Nivel:
23/150  (23/150)
Experiencia:
6425/790000  (6425/790000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡La aparición del cocinero! ¡Confrontación en el Baratie! [Priv. Leviatanes][Alex-Kaleb-Essi-Yata]

Mensaje por Alex Thawne el Sáb 24 Jun 2017 - 1:11

- Haaaaambreeee -dijo el capitán, tirado en el suelo del barco bocabajo mientras su estómago rugía.

- Wrraaaghwreeeegh... -gruñó el pequeño dinosaurio, imitando a su dueño también el suelo.

El pirata se había comprometido a ayudar a la sirena, sin embargo era incapaz de ignorar su estómago. Además, prefería morir a volver a comer algo preparado por Kaleb. No quedaba otra que hacer una parada antes de Dawn. Por suerte, la pelirroja había avistado el famoso restaurante del East Blue en la lejanía. El capitán entonces puso rumbo directo al lugar justo antes de tirarse al suelo y que su estómago empezase a rugir como la versión adulta del dinosaurio que lo acompañaba.

- ¿Queda muchooooooo...? -suplicaba el tritón trepando por la pierna de Kaleb.

El subcapitán respondió con un golpe en la cabeza del tritón, provocando una comica pero dolorosa inflamación en su coronilla,
dejando claro al capitán que acababan de salir. Alex se moría de ganas por llegar de una vez y pedir el trozo de carne más grande que haya y devorarlo como si se tratara de su última cena.
avatar
Alex Thawne
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 08/01/2017

Hoja de personaje
Nivel:
29/150  (29/150)
Experiencia:
9575/790000  (9575/790000)
Berries: 18.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡La aparición del cocinero! ¡Confrontación en el Baratie! [Priv. Leviatanes][Alex-Kaleb-Essi-Yata]

Mensaje por Kaleb el Vie 7 Jul 2017 - 19:15

El segundo de abordo sacudió su mano derecha, la cual casi parecía desprender algo de humo tras el impacto. Su expresión era seria, con el ceño fruncido y los ojos cerrados, así como una mueca de desagrado. A veces Alex lograba sacarle de sus casillas, era como un crío pequeño. Hecho esto volvió a apoyarse sobre la baranda, tomando a Ebony y el trozo de tela con el que le estaba sacando brillo a su filo. Ivory descansaba a su lado, apoyada en la madera, envainada. Kaleb emitió un suspiro sin apartar la mirada de su espada. El simple hecho de observarla le traía buenos recuerdos. Habían sido demasiados años conviviendo con su antigua dueña y el resto de sus descerebrados seguidores. No podía decir que fuera la infancia más agradable, ni tampoco la más fácil, pero podía decir que aquella gente era su familia. No les unían lazos de sangre, y aun así habían cuidado de él hasta que supo lo suficiente como para volar con sus propias alas. El dónde y cómo estarían en ese momento era la pregunta que no paraba de rondar su mente. ¿Le echarían de menos?
Probablemente Rony se encontrase en la bodega, como siempre, trabajando en alguno de sus extraños cachivaches. Sapphire en su camarote, planeando el próximo destino y saqueo, así como la ruta que seguir hasta que llegase el invierno, donde regresarían al puerto franco para pasar la estación nevada, costeando los gastos con el botín de sus asaltos. Seguramente su recompensa se hubiera incrementado un poco más desde que dejase la tripulación, y aunque esto debería preocuparle, no lo hacía. La capitana era una mujer muy fuerte. Más que nadie que hubiera conocido nunca. Mientras ella estuviera al mando del Gorrión, no había de qué preocuparse.

- ¿Volveremos a encontrarnos? -susurró de forma inaudible, observando a su capitán hacer el ganso, para variar- Quizá, para entonces, yo también haya encontrado mi propia familia.

Aún era pronto para decirlo. Las relaciones de confianza no estaban establecidas y quedaba mucho para que lo hicieran. Tenían todo el tiempo del mundo para ello, después de todo, y si su instinto no le había engañado, Alex y la tripulación que formase junto a él serían personas por las que merecería la pena luchar. Al menos se lo estaba pasando bien, pese a que tuviera que aguantar las estupideces del capitán. Con esto en mente, el espadachín envainó su sable y lo ajustó a un lado de su cintura, el contrario al de su melliza.

- ¡Essi! -gritó, buscando por los alrededores con la mirada a la pelirroja- ¡Ya casi hemos llegado!

No sabía si se encontraba en el agua o en el interior del barco, así que alzó la voz lo suficiente como para que pudiera oírle tanto en un lado como en el otro. Bajó las escaleras del castillo de popa para llegar a la cubierta y comenzar a preparar la embarcación para atracar en el barco-restaurante. Lo cierto es que, a primera vista, no parecía diferente a un navío normal y corriente, algo más bajo de lo común, eso sí. Sin embargo, a medida que se acercaron pudo darse cuenta de que el sitio parecía poseer una especie de "puerto" consigo, el cual estaba adaptado para que los barcos de los visitantes pudieran amarrar. Podría decirse que era algo similar a un aparcamiento maritimo.
El subcapitán se aseguró de preparar la soga y el tablón con el que bajarían de la nave, observando la cubierta del Baratie. Había escuchado que se trataba de un nuevo navío, ya que el predecesor del mismo había sido destruido tiempo atrás durante la gran guerra del East Blue. Los hombres que habían salido a recibir a los piratas no parecían simples cocineros, y el castaño sabía que no lo eran. Piratas que daban de comer a otros piratas. Quizá tuviera que controlar sus manos por una vez... O no.

- Trata de comportarte un poco, cerebro de pez -le instó al lancero, mirándole de reojo-. Si quieres comer tendrás que guardar las formas... O volverá a tocarnos pelear.

Apoyó la mano derecha sobre la empuñadura de Ebony y lanzó una mirada desafiante al chico bajito que se encontraba en la cubierta, observándoles. ¿Era uno de los cocineros? No parecía tan peligroso como los demás. Tal vez pudiera tener la ocasión de comprobarlo.
avatar
Kaleb
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 26/02/2017

Hoja de personaje
Nivel:
29/150  (29/150)
Experiencia:
9575/790000  (9575/790000)
Berries: 80.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡La aparición del cocinero! ¡Confrontación en el Baratie! [Priv. Leviatanes][Alex-Kaleb-Essi-Yata]

Mensaje por Essi Daven el Vie 7 Jul 2017 - 21:24

La brisa marina se colaba por una escotilla entreabierta de la salita del barco. La pelirroja paseaba curioseando cualquier objeto nuevo para ella. Se detuvo ante un candelabro y lo cogió, pensando que era un arma. Por la forma parecía un tridente en pequeñito, lo malo era que la parte que debería hacer daño estaba hecha de cera. Pasó su dedo sobre esta y sintió suave y resbaladizo tacto. No comprendía como esto sería capaz de hacer daño, los humanos poseían cosas muy extrañas, pero a la vez fascinantes. Si la sirena tuviera todo el tiempo del mundo nunca descansaría hasta descubrir todo lo que el mundo terrestre le ofrecía.

Estaba tan contenta de viajar con Alex y Kaleb. Eran unas personas muy agradables y buenas, jamás olvidaría el gesto que hicieron por salvarla. Ella caminaba descalza por toda la estancia, dando vueltas de un lugar a otro. No era un lugar muy amplio, pero resultaba ser acogedor y eso era lo más importante. Essi se detuvo ante un pequeño espejo. Jamás tuvo tiempo a mirarse detenidamente en uno. Bajo el mar los pocos que había encontrado estaban rotos en mil pedazos y cuando intentaba juntarlos para mirarse acababa con cortes en las manos.

Se acercó a él y pasó la mano por la mejilla, acariciándola suavemente. Esbozó una sonrisa y dio una vuelta sobre si misma, levantando un poco el vestido. Solo con mirarla a los ojos denotaba felicidad y alegría. Después de mirarse al espejo se acercó hasta la escotilla, para cerrarla y apoyó los brazos en el frío hierro. Ladeó la cabeza, hundiendo la mejilla en el brazo. Ante ella se extendía el vasto mar, pero sin ninguna isla a la vista.

-Thalía, espero que estés bien - murmuró -. Pronto te encontraré y podremos regresar a Dwarka, será una historia divertida que contar cuando todo haya pasado.

El optimismo de Essi no desaparecía y no estaría tranquila hasta encontrar a su hermana, pero pronto estaría a su lado. De repente, escuchó a Kaleb gritar su nombre. La pelirroja se sobresaltó y salió corriendo hacia la cubierta. Ante ella se encontraba un barco de dimensiones gigantes. Junto a él, se distinguían muchos más barcos amarrados. Essi se apoyó en la barandilla, maravillada ante todas las cosas nuevas. Se giró y vio a Alex tirado en el suelo.

-¡Vamos! - exclamó agarrándolo de la muñeca mientras intentaba tirar de él. - ¡Si no te levantas te quedarás sin comida!

Tras eso lo soltó de golpe y, en cuanto Kaleb colocó la tabla, ella fue la primera en salir. Ante ellos había varios hombres, ladeó la cabeza mirándolos con curiosidad y luego fue hacia la gran entrada. Lo único que le importaba era entrar y ver que otras maravillas escondía el interior.
avatar
Essi Daven
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 08/01/2017

Hoja de personaje
Nivel:
20/150  (20/150)
Experiencia:
5400/790000  (5400/790000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡La aparición del cocinero! ¡Confrontación en el Baratie! [Priv. Leviatanes][Alex-Kaleb-Essi-Yata]

Mensaje por Misaki Yata el Vie 14 Jul 2017 - 4:37

La espera lo estaba matando. Algo le decía que las personas que venían en ese navío eran muy diferentes a los que siempre los visitaban, ¿Instinto? Podía ser, pero estaba ansioso… Demasiado. Suspiró con calma y miró a sus compañeros. Todos estaban dejando todo a punto para empezar a recibir a los clientes y todo indicaba que su jefe, no estaba cerca. Seguramente estaría en la cocina, viendo los ingredientes o en su habitación. Le quitó importancia a ese asunto, después de todo, no importaba en ese momento. ”De todos modos, es un buen día.” – pensó mientras veía que no había nubes en el celo y estaba despejado. El clima, como era usual, era bastante agradable: Sin mucho calor ni frío; templado.

– Llámame loco Yata, pero tengo un mal presentimiento. Algo me dice que tendremos problemas gordos hoy. – Le dijo uno de sus compañeros. Alto, pelo rubio, ojos verdes y una mirada preocupada.

– No atraigas la mala suerte, idiota – le dijo con una sonrisa. – ¿Qué importan los problemas? Solo los solucionaremos y ya, como siempre. – Se estiró y logró escuchar cómo es que los huesos de su espalda sonaban.

– Tan confiado como siempre, ¿no? Solo espero que eso no te juegue en contra en un futuro.

– ¿Quién sabe? En fin, yo atenderé a los que vienen en camino. – Sonrió con calma y siguió esperando. Al menos, el barco ya estaba bastante cerca. Solo por precaución, activó su kenbunshoku haki.

No tardaron más en llegar. Sintió tres presencias sobre el barco. ¿Tan pocos? Bueno, no era tan grande, pero se esperaba más gente. Lo que sí, eran fuertes, pero dos sobresaltaban sobre el resto. No parecían estar al nivel común del East Blue o, mejor dicho, a lo que él estaba acostumbrado. Se quedó viendo todo lo que hacían. Vio cómo es que un espadachín amarraba el barco y ponía la rampa para descender. ”Es uno de los dos, ¿será el capitán? Tiene pinta de serlo.” – sonrió de forma desafiante. Devolviéndole la mirada a él, por dentro, quería comprobar quién de los dos era el más fuerte. Nunca había luchado contra un espadachín, quizás esta era una oportunidad única. Observó a la hermosa pelirroja que estaba tirando de alguien. ”Ese es el otro… ¿En serio es fuerte? ¿Me podré fiar de este poder?” – se dijo mientras los miraba. Pateó su skate y lo agarró en el aire.

– Bienvenidos al restaurant marino, Baratie. Son los primeros en llegar, así que siéntanse cómodos y elijan cualquier mesa – tomó una ligera pausa. Su tono era bastante tranquilo, soltó un ligero suspiro. – Yo mismo los atenderé. Misaki Yata, un placer.

Los invitó a pasar. De hecho, por costumbre del restaurant, los otros cocineros estaban parados, uno frente a otro haciendo un túnel en la entrada. ”Extraña costumbre de recibir así a los primeros, pero es un bonito gesto” – dejó su skate en el suelo y se montó en él. Esperaría a que los otros tres pasaran para, al final, entrar él. No podía no sentirse emocionado, sobre todo, al notar que esos dos eran fuertes. ¿A ellos se referían las palabras de su compañero? Lo negaba, no parecían ser malas personas. Aunque bueno, el espadachín se mostraba como un engreído, pero tenía la certeza que podía vencer.
avatar
Misaki Yata
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 27/02/2017

Hoja de personaje
Nivel:
23/150  (23/150)
Experiencia:
6425/790000  (6425/790000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡La aparición del cocinero! ¡Confrontación en el Baratie! [Priv. Leviatanes][Alex-Kaleb-Essi-Yata]

Mensaje por Alex Thawne el Miér 26 Jul 2017 - 0:00

El pirata se vio arrastrado por una fuerza sobrenatural y pelirroja que respondía al nombre de Essi. Agarrado a su tobillo estaba Niho, el pequeño dinosaurio, que se aferraba a su dueño de un mordisco, siendo arrastrado junto a él. La pelirroja por fin lo soltó. El pirata se puso de pie a duras penas y bajó del barco, viendo por primera vez el restaurante marino.
El Baratie. Como si de una isla se tratara, el restaurante se alzaba sobre una plataforma de madera flotante que servía de muelle para que atracasen los barcos. Se sorprendió al ver como un chico les daba la bienvenida, a pesar de que la bandera de su barco los presentaba claramente como piratas. El capitán se plantó delante del muchacho que los recibió y soltó un estridente grito.

-¡Hola! ¡Soy Alex Thawne, Capitán de El Leviatán! ¡Recuerda ese nombre, porque...!-justo cuando se disponía a decir que él iba a ser el futuro de los piratas, su estómago soltó el rugido de un dragón esperando ser alimentado.

Enseguida salió corriendo y entró al restaurante, siendo recibido por un pasillo de cocineros y camareros que ignoró. Adelantó corriendo a Essi y Kaleb, chocando de golpe contra una silla, sentándose en esta y, a la velocidad del rayo, cogiendo tenedor y cuchillo. Estaba hambriento y su rostro lo mostraba, con una sadística expresión de enfado que persistiría hasta haber comido la mayor ración de carne posible.
avatar
Alex Thawne
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 08/01/2017

Hoja de personaje
Nivel:
29/150  (29/150)
Experiencia:
9575/790000  (9575/790000)
Berries: 18.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡La aparición del cocinero! ¡Confrontación en el Baratie! [Priv. Leviatanes][Alex-Kaleb-Essi-Yata]

Mensaje por Kaleb el Dom 3 Sep 2017 - 21:22

El espadachín observaba con una mezcla de resignación y desesperación el espectáculo que sus dos compañeros de tripulación estaban dando. ¿Tanto era pedir que desembarcasen sin armar tanto barullo? Emitió un pesado suspiro al tiempo que se echaba a un lado, cediéndoles el paso. Él iría detrás. Su mirada escudriñaba el rostro y los ropajes de todos y cada uno de los piratas-cocineros. Pese a la fama que les precedía, no se fiaba ni un pelo de ellos. Eran delincuentes, después de todo, por mucho que se esforzasen en dar de comer a todo el que se atreviera a echar el ancla junto a su navío. Algún truco debía de haber, y si no era así... Bueno, sería bastante decepcionante, la verdad.

- No puedes evitar presentarte a gritos con todo el mundo, ¿verdad? -musitó el castaño, clavando su mirada en el cogote del capitán, antes de pasar al lado del enano con patinete y detenerse un momento-. Mirar fijamente a los demás es inquietante... Y atrevido entre nuestra gente. Deberías tener cuidado, en otras circunstancias quizá esa mirada tuviera un alto coste para ti. Espero que cuando zarpemos no falte nada en nuestro barco.

El espadachín guardó las manos en los bolsillos y sonrió con altanería antes de seguir al resto del grupo.
Los bucaneros habían formado un pasillo frente a la entrada, invitándoles a adentrarse en el lugar como si estuvieran recibiendo a una comitiva real. En cierto sentido era halagador. Después de todo, ¿qué mejor bienvenida para dos futuros reyes y toda una princesa? Quizá hubiera debido ser un poco más amigable a partir de ese instante... O no. Un rey no debía dar las gracias porque sus súbditos le tratasen como debían, ¿no? Total, incluso ese restaurante le pertenecería tarde o temprano, siempre y cuando se convirtiera en algo valioso que poseer.

Alex había avanzado a toda prisa, cogiendo sitio rápidamente, con certeza en la primera mesa que tuvo a mano, o eso supuso teniendo conocimiento de la escasa paciencia del pirata. Sus formas eran casi las de un muerto de hambre, aunque lo cierto era que, después de casi acabar envenenados por la última comida, estaría bien probar platos de gente experta en los fogones.
Sin esperar siquiera a que Essi se sentara, si es que no lo había hecho todavía, tomó asiento en el lado opuesto al lancero. Desde allí podría tenerle vigilado por si intentaba alguna de las suyas. Además, se encontraría lo suficientemente lejos de él como para que sus modales de perro callejero no resultasen en sus prendas cubiertas por restos de comida. Pudo observar, mientras todo esto ocurría y el medio-pez parecía estar a punto de llenarlo todo de babas, que los camareros se desplegaron por el lugar. Algunos se dirigieron directos a las cocinas, mientras que otros permanecieron en la entrada a la espera de futuros clientes. Según había entendido, el chaval con escasez de testosterona sería el encargado de atenderles, así que todavía podría meterse un poco con él y divertirse a su costa. Después de todo, seguía siendo un restaurante y debían tratar a sus clientes como si fueran sus propios jefes... Así que se aprovecharía de ello.

- Oye, tú... Misaki -le llamó, con cierto deje burlón en su voz, adquiriendo una pose despreocupada y poco elegante, como si el restaurante entero fuera suyo-. Podrías empezar por ofrecernos algo de beber, ¿no crees?
avatar
Kaleb
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 26/02/2017

Hoja de personaje
Nivel:
29/150  (29/150)
Experiencia:
9575/790000  (9575/790000)
Berries: 80.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡La aparición del cocinero! ¡Confrontación en el Baratie! [Priv. Leviatanes][Alex-Kaleb-Essi-Yata]

Mensaje por Essi Daven el Mar 3 Oct 2017 - 11:40

Nada más entrar sus ojos se iluminaron por completo. ¡Qué maravilla! Pensó emocionada entrelazando sus manos y expresando una mueca de sorpresa. El mundo exterior escondía monumentos por doquier, ¿por qué no había cosas así bajo el mar? Hubiese sido mucho mejor todo. Essi avanzó con cierta parsimonia hasta que casi se cae al suelo por culpa del pirata, que había echado a correr cual loco.

La sirena aún no controlaba del todo el equilibrio de sus piernas y probablemente tardaría en habituarse. El que los iba a atender se llamaba Misaki Yata; parecía un niño por su aspecto, pensó la pelirroja. Sonrió y pasó después de sus compañeros. Se giró un momento y el chico del restaurante se movía en una especie de tabla con ruedas. Abrió los ojos como platos al ver un objeto tan alucinante. Definitivamente, un día de estos, buscaría uno igual para montarse. ¿Cómo era capaz de mantener el equilibrio y no caerse? Mil dudas asaltaron su mente.

Se despejó y se sentó junto a Kaleb, el cual parecía vigilar a Alex. A veces se preocupaba demasiado, era muy serio con ese tipo de cosas. En cambio, la sirena, no hacía más que reírse con las tonterías del pirata. A decir verdad, ella también tenía algo de hambre. Los días que viajaban en el barco no es que la comida fuese de lo mejor, pero estaba bien comer algo delicioso de vez en cuando.

La pelirroja miró al camarero con una sonrisa de oreja a oreja. Era su momento de pedir bebidas que pedían los humanos y por fin saborearlos y sentirse como ellos. Estuvo un buen rato pensando hasta que se le ocurrió algo que había escuchado en una playa.

-¡Un zumo de melocotón para mí! - Exclamó.
avatar
Essi Daven
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 08/01/2017

Hoja de personaje
Nivel:
20/150  (20/150)
Experiencia:
5400/790000  (5400/790000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡La aparición del cocinero! ¡Confrontación en el Baratie! [Priv. Leviatanes][Alex-Kaleb-Essi-Yata]

Mensaje por Misaki Yata el Jue 5 Oct 2017 - 4:24

Suspiró. Acertó, al menos, en deducir quién era el capitán. Su nombre era Alex Thawne y gritaba que lo tenía que recordar, pero no terminó su frase. ”Si que es escandaloso” – pensó mientras se iba concentrando en hacer placentero su último día. Dudaba que su jefe y maestro no aceptara, no después de lo mucho que le insistía en que saliera a cumplir su sueño. Observó cómo es que sus compañeros ya se iban dentro para empezar a cocinar, unos cuantos se quedaron atrás para seguir recibiendo a los clientes. Seguía siendo curioso cómo es que el Baratie funcionaba. Un barco para atender, en su mayoría, piratas. De momento, él era el único con una recompensa, pero no se sorprendería si uno de ellos también terminaba con una. Una vez entraron todos, se dispuso a entrar, pero uno de sus nakamas le tocó el hombro.

– ¿No crees que ese espadachín camina como si fuera el dueño del lugar? – Le preguntó con baja voz.

– Tranquilo, no es gran cosa. No es nada que no hayamos visto antes – tomó una ligera pausa. Había escuchado sus palabras, pero decidió no responderle en ese momento. Solo venían a comer, ¿no? Una vez saciaran su apetito, ellos se irían y él también, pero por caminos totalmente diferentes. Dejó su skate abajo. – Somos cocineros, sí, pero también somos luchadores. Si hacen problemas, solo los ponemos en su lugar… – notó como es que su compañero asentía y se relajaba un poco. – Solo tendremos que defender lo que es nuestro, como siempre lo hemos hecho.

– A veces es bueno que entre nosotros haya alguien como tú. – Le dijo. Yata le sonrió y se fue adentro. Al menos, los primeros clientes ya estaban instalados.

Empezó a andar en su skate y no tardó en llegar a la mesa de ellos. Escuchó las palabras del espadachín. Lo miró unos segundos, para luego anotar lo que pedía la pelirroja. Se quedó unos segundos callado. ”Solo son clientes. Relájate” – pensó.

– ¿Qué desean? – Les preguntó con una sonrisa. Esperaría su respuesta, la anotaría y luego él mismo cocinaría. Nada de otro mundo, un día de rutina.

– Misaki – escuchó desde atrás. Uno de sus compañeros mostraba un semblante serio. – Viene una división revolucionaria en camino. Según la bandera, son peligrosos. Llegaran en unos diez minutos – su tono era un poco bajo, pero igual creía que los otros escucharían. ¿Revolucionarios? Eso era raro. No se veían muy a menudo. – ¿Qué haremos?

– Somos un restaurant. Si vienen a comer, les serviremos, como hacemos con todos – le comentó sin quitarle la mirada a sus clientes. – Deja de preocuparte. Si son peligrosos, lo manejaremos. No es que sea un problema. – Puntualizó. Su compañero asintió con la cabeza y se iba. Él, aún en su skate, siguió esperando lo que sea que pidieran el lancero y el espadachín. Y también por si la pelirroja pedía algo más.
avatar
Misaki Yata
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 27/02/2017

Hoja de personaje
Nivel:
23/150  (23/150)
Experiencia:
6425/790000  (6425/790000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡La aparición del cocinero! ¡Confrontación en el Baratie! [Priv. Leviatanes][Alex-Kaleb-Essi-Yata]

Mensaje por Alex Thawne el Jue 5 Oct 2017 - 16:19

Alex, ni corto ni perezoso, pidió el trozo de carne más grande que pudieran tener. Estaba hambriento e iba a comer, costara lo que costara. Aunque lo cierto era que tenía los bolsillos vacíos y, tal vez, solo tal vez, fuese a repetirse la situación en Villa Orange. Aunque de aquella consiguió a su primer nakama. Tendría que mirar bien a los integrantes de aquel restaurante, tal vez alguno querría subirse a su barco y ser el cocinero de los Piratas de... ¿Cómo se llamaban? ¡Los piratas de Alex Thawne! El pirata se retorcía en la mesa, hambriento. Fue entonces cuando una voz a su izquierda llamó su atención.

- ¡Chico, vas a romper la silla!

El pirata miró. Era un hombre con toda la cara roja, claramente bebido. Iba vestido con ropas gruesas y, sobre la cabeza, llevaba un gorro peludo con orejeras y una cuerda para atarse que colgaba suelta hasta el pecho. Tenía una jarra de bebida en la mano,
aunque la meneaba tanto que su contenido no dejaba de derramarse. El pirata lo miró con una sonrisa.

- Solo quiero que me traigan mi comida, tengo hambre.

- S-hic-ois piratas, ¿no? Mi hijo es un pirata. ¡Vamos a bailar!

Y, borracho como estaba, subió encima de su mesa y empezó a cantar, con una aguda voz rota y afectada por el alcohol.

"Aaaaaah...
Tu piel morena
sobre la arena,
nadas igual
que una sirena~~"


A Alex le dio un ataque de risa y no tardó en subirse a la mesa y rodear al borracho con el brazo, uniéndose a su baile, que no era más que moverse de un lado a otro dando patadas al aire. El pirata se unía a su extraño canto, que poco a poco iba transformándose en una canción de piratas.

- ¡Kaleb! ¡Vente!
avatar
Alex Thawne
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 08/01/2017

Hoja de personaje
Nivel:
29/150  (29/150)
Experiencia:
9575/790000  (9575/790000)
Berries: 18.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡La aparición del cocinero! ¡Confrontación en el Baratie! [Priv. Leviatanes][Alex-Kaleb-Essi-Yata]

Mensaje por Kaleb el Mar 17 Oct 2017 - 20:55

No pudo evitar hacer una mueca al ver que el enano no reaccionada de ninguna forma ante sus provocaciones. ¿Quizá tuviera miedo? En fin, ¿qué importaba? Probablemente fuese mejor así. No podían empezar a meterse en líos antes de siquiera haber saciado su apetito, y Alex poseía para rato. De hecho, casi dudaba de que almacenasen suficiente comida en el Baratie como para aplacar su hambre voraz. «Hablando de comida... Sería buena idea ir pensando posibles rutas de escape. No tenemos dinero como para pagar todo lo que va a engullir el cerebro de pez» pensó, antes de estirarse un poco y posar ambos pies sobre la silla de al lado, vacía.

─ A mi tráeme el mejor ron que tengáis. La botella entera debería ser suficiente -comentó medio riéndose una vez Alex y Essi hicieron sus peticiones-. Y, ya que estamos... Tráeme un buen plato de cerdo agridulce junto con algo de picar. No sé, unas patatas o algo, lo que te de la gana.

Ya que iban a tener que hacer un "sinpa", al menos se aseguraría de comer y beber todo lo que pudiera. Se quedó mirando a la pelirroja durante unos instantes, preguntándose de qué se alimentarían las sirenas y los tritones. ¿Quizá de algas, como los peces? Sonaba un tanto racista, pero nunca había conocido a una. «No, no creo... Probablemente su cocina sea parecida a la humana... ¿Tal vez algo más aguada?». Rió sin motivo aparente, con brevedad, y se dispuso a desatar del cinto las fundas de sus sables, dejándolos ambos apoyados en un costado de su silla. Mientras lo hacía, se aseguró de mirar de reojo a Misaki para comprobar su reacción. Fuera cual fuera, lo siguiente sería llevar ambas manos a la nuca y recostarse en su asiento con los ojos cerrados, aguardando el banquete.

Por desgracia para el castaño, pronto la calma se vería perturbada por otro de los clientes que se hallaban en el local: un viejo borracho que llamó la atención de su capitán. Como ocurre con todos los hombres ebrios, no tardó mucho en comenzar a armar escándalo y, claro está, el lancero se unió a sus grotescos cánticos y a su descoordinado baile.

─ Quizá me una cuando lleve unas cuantas copas encima y esto se anime -respondió con calma-. Vas a lograr que nos echen antes de probar bocado, medio-pez.
avatar
Kaleb
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 26/02/2017

Hoja de personaje
Nivel:
29/150  (29/150)
Experiencia:
9575/790000  (9575/790000)
Berries: 80.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡La aparición del cocinero! ¡Confrontación en el Baratie! [Priv. Leviatanes][Alex-Kaleb-Essi-Yata]

Mensaje por Essi Daven el Lun 30 Oct 2017 - 11:29

Una mosca pasó por delante de la pelirroja y esta se quedó embobada mirándola. Incluso la persiguió con la mano. ¡Qué animales más extraños en la tierra! Estaba muy entusiasmada de conocer las especies que existían, a cada cual más única y excepcional. Por un momento dejó de prestar atención a todo lo que ocurría en su alrededor. Sin embargo, todo cambió cuando empezó a escuchar una melodía.

Pero qué melodía aquella, dañina sobre todo a los oídos. Essi miró a quien la cantaba. Era un hombre harapiento que se había unido a ellos. El capitán decidió seguirlo e incluso instó al pelirrojo para que subiera. La sirena estaba bastante contenta de ver un ambiente tan feliz así que no dudó en unirse también.

Ignoró por completo a uno de los camareros que le había posado el vaso con la botella del zumo en la mesa. La pelirroja se levantó, echó la silla hacia atrás de golpe y tirando el tridente que tenía apoyado en ella. Que torpe era, pero no le importaba. El tridente había causado un estruendo metálico al chocar contra las baldosas. Lo levantó y lo volvió apoyar en la silla.

De un salto se subió a la mesa uniéndose al descoordinado baile de ambas personas.

-¡Vamos Kaleb! - Exclamó alegremente -. ¡No seas aburrido!

Tras eso, decidió continuar la canción junto a ellos, aunque su voz se escuchaba mejor. Sin embargo, en cuanto terminó se dejó llevar y entonó una melodía típica de Dwarka. Una canción que se había escuchado desde las antiguas guerras con los humanos e incluso mucho antes, cuando se podía pisar la superficie sin peligro. Essi cantó dulcemente, llegando a los corazones de cualquiera que la escuchara. Su voz era mágica.


En cuanto terminó se sonrojó y se rascó la mejilla. Con sus hermanas solía cantar en las profundidades del mar, pero esta era la primera vez que mostraba al mundo su hermosa voz.
avatar
Essi Daven
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 08/01/2017

Hoja de personaje
Nivel:
20/150  (20/150)
Experiencia:
5400/790000  (5400/790000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡La aparición del cocinero! ¡Confrontación en el Baratie! [Priv. Leviatanes][Alex-Kaleb-Essi-Yata]

Mensaje por Misaki Yata el Dom 12 Nov 2017 - 19:19

Misaki anotó todo lo que le iban pidiendo en su libreta. Era extraño, pero Alex no había pedido nada, así que solo escribió “Para Alex… Lo que sea”. Tomó las órdenes del espadachín y se dispuso a partir. ”¿Por qué un tipo como él seguiría a un tipo como el lancero? No se ve del tipo que sigue órdenes… ¿Qué tendrá de especial?” – pensó con una suave sonrisa. Por otro lado, la pelirroja se veía del tipo de persona que si lo seguiría con tan solo ganarse su amistad. Era extraño, pero tampoco podía saber mucho más, no los conocía lo suficientemente bien como para pensar en algo así o llegar a conclusiones acertadas. Suspiró y dejó de pensar en ello… No era algo que le importara, o no mucho.

Ignoró el bullicio que se estaba generado… Hasta que escuchó una hermosa voz proveniente de la mesa de Alex y el resto. Se giró y vio como es que la pelirroja cantaba. ”Es demasiado genial… Ojala nosotros tuviéramos a alguien así de bueno” – pensó. La observó y escuchó con atención hasta que acabó, de hecho, todos en el restaurant pararon sus cosas para mirarla. Un sonoro y gran aplauso apareció cuando ella finalizó su canto. Ni siquiera él pudo evitar aplaudirle. Sonrió y se dirigió a la cocina, era hora de cumplir las expectativas que, seguramente, le tenían.

10 minutos más tarde

Luego de terminar por atender a Alex y fue, meramente, por una cuestión de que no podían darse el lujo de terminarse todos sus ingredientes, Yata se encontraba en la cubierta del barco, disfrutando un poco del viento y del sol.

– ¿Aprovechas de descansar, Yata? – Le preguntó uno de sus compañeros.

– Sí, Alex tiene un agujero negro por estómago… Por suerte, los otros dos son humanos y comen de manera decente – suspiró y miró al horizonte. El barco de los revolucionarios ya estaba llegando. – Avísale al viejo que tendremos que comprar el doble de provisiones y comida por culpa de él. Por otro lado… Llegaron. Estate atento a cualquier cosa. – Le advirtió con un tono serio.

– ¿Son fuertes? – Le preguntó.

– Eso parece, pero ya sabes que no se puede confiar mucho en el Kenbunshoku Haki. No es algo muy preciso y solo detecto cuatro presencias, pero pueden haber más. – Le respondió con cierta incomodidad.

Los observó bajar del barco. Como sospechaba, eran cuatro personas: Tres hombres y una mujer. Todos vestían de la misma forma: Un uniforme totalmente rojo con el logo de la bandera en su pecho… Una cabeza de un dragón tirada en el piso con dos rayas cruzadas. El primero, destacaba por su mirada fría y sin emociones… Su pelo castaño jugaba con el viento y sus ojos cafés miraban todo… Analizándolo todo. El segundo portaba una gran espada en su espalda y apenas lograba ver algo más de su rostro, ya que tenía todo cubierto con una capucha. Solo notaba que era moreno y con el pelo blanco. El tercero, en cambio, mostraba más aires de madurez y debía ser el líder de ellos. Su pelo era de un intenso color rojo, pero sus ojos un poco más claros. La mujer, mientras tanto, era bastante hermosa y lograba ver dos dagas en sus cinturas. Su pelo era de un color castaño oscuro y sus ojos eran azules. ”Todos parecen buenas personas a primera vista. ¿En serio son tan peligrosos como me lo dijeron?” – pensó mientras daba un gran salto para llegar hasta donde ellos estaban.

– Bienvenidos al restaurant marino… – Ni siquiera pudo terminar su frase cuando el castaño lo pilló por sorpresa y logró conectar una poderosa patada en su abdomen. El cuerpo de Yata impactó contra la puerta, destruyéndola en el camino, rodó unos metros y terminó por estamparse en la otra pared del comedor.

– Este restaurant, así como sus pertenencias, dinero e incluso las pertenencias de ustedes nos pertenecen – la voz del pelirrojo sonó por todo el lugar. – De ahora en adelante, le pertenece a la revolución, correctamente, a mi división… La Resistence. El que se oponga a nosotros, va a morir. – Finalizó.

– Entonces deberás matarme a mí y a cada cocinero de este sitio – Yata se levantó y se limpió un poco el polvo de sus ropas. – Protegeré este lugar aun si me cuesta la vida. Protegeré el tesoro del viejo. – Comentó con una suave sonrisa.

– Entonces tú serás el primero en morir. Ryu, encárgate de ese mocoso, el resto… Empiecen a destruirlo todo, no dejen a ninguno de estos imbéciles con sus cosas de valor. Cuando acaben, láncelos por la borda y que sean comida de tiburones. – Fueron las frías órdenes del pelirrojo.

– Chicos, que no dañen a los clientes y evacuen el lugar usando los botes de los lados. No hay tiempo para activar las aletas del barco – Yata observó como el castaño de antes se paraba frente a él. – Trataré de demorarme poco con este, pero ustedes deben ser más que suficiente para encargarse de ellos. No se preocupen, estamos acostumbrados a esto. – Comentó a sus compañeros, que no tardaron en seguir sus órdenes. No tardaron en rodear a los otros tres, mientras que los otros iban evacuando a los clientes… Sin ellos iba a ser más sencillo pelear.

Apariencias (más o menos):
Lider:

Peliblanco:

Mujer:

Ryu:
avatar
Misaki Yata
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 27/02/2017

Hoja de personaje
Nivel:
23/150  (23/150)
Experiencia:
6425/790000  (6425/790000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡La aparición del cocinero! ¡Confrontación en el Baratie! [Priv. Leviatanes][Alex-Kaleb-Essi-Yata]

Mensaje por Alex Thawne el Mar 14 Nov 2017 - 0:45

Por fin le habían traído la comida, después de que Essi demostrase una asombrosa habilidad a todo el mundo en el restaurante. Al pirata le encantaba la sirena y lo que podía hacer, por tanto quería que fuese su nakama del todo. Tenía que llevarla a Isla de Dawn, pero nada la obligaba a quedarse allí, así que al llegar le pediría, de nuevo, que se uniese a su tripulación. Muchas veces. Y gritando mucho. El pirata ya babeaba al ver la comida frente a él. Unas cantidades ingentes de carne con sus acompañamientos. Sin dudarlo un solo segundo, se puso a comer. Atraía las miradas del resto de clientes, pero le daba igual. Cada feroz bocado que daba era masticado y tragado en cuestión de segundos.

Pasó un buen rato en el que el capitán seguía comiendo sin parar. De vez en cuando daba un trago a su vaso de agua para empujar, pero nada más. La gente de las mesas empezaba a mirarle raro, pero ni se daba cuenta. En aquel momento no había cosa capaz de distraerle. A excepción de…

Atravesando la puerta entró, disparada, una figura humana que chocó contra la pared al otro lado del restaurante. Con un hueso aún en la boca se quedó mirando como todo el mundo se ponía de pie y observaba la situación. Por la puerta rota entraron cuatro personas encapuchadas, a las cuales Alex miraba sin dejar de chupetear el hueso como un perro.

Entonces soltaron una terrible amenaza contra el restaurante. Apunto estuvo el pirata de levantarse y replicar, sin embargo el cocinero que los atendió habló antes, dejando claro al gyojin que ellos podían defenderse solos. Si esa era la situación, entonces no tenía porque meterse, así que volvió a su comida. Tiró el hueso y fue a darle un bocado a otro trozo de carne, pero alguien se lo quitó de las manos.

-¿Es qué acaso no nos has escuchado?

Alex miró detrás del hombre que ahora lo amenazaba. Los cocineros que habían sido encargados de rodearlo lo miraban perplejos, como si éste los hubiera ignorado por completo y simplemente hubiese pasado entre ellos. Alex frunció el ceño.

-Estaba comiéndome eso.

El hombre tiró la mesa, provocando que toda la comida que quedaba cayese al suelo.

-Voy a explicartelo bien claro, porque parece que no te has enterado. Nosotros somos miembros del Ejército Revolucionario. Cada día luchamos por vuestra libertad, por tanto… debéis pagarnos nuestro servicio. Debéis agradecer nuestra causa dándonos todo lo que tengáis, ¿de acuerdo?

Alex no respondió. Simplemente le dio un fuerte puñetazo en la cara. Desprevenido, el revolucionario lo encajó de lleno y cayó al suelo por la fuerza del golpe, aunque no tardó en ponerse de pie de nuevo.

-¡Me da igual por lo que luches! ¡Estaba comiendo y me has fastidiado!
avatar
Alex Thawne
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 08/01/2017

Hoja de personaje
Nivel:
29/150  (29/150)
Experiencia:
9575/790000  (9575/790000)
Berries: 18.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡La aparición del cocinero! ¡Confrontación en el Baratie! [Priv. Leviatanes][Alex-Kaleb-Essi-Yata]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.