Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (7245)
 
Nocturne93 (5268)
 
Lion L. Kai (3038)
 
Legim (2814)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2313)
 
Alwyn (2201)
 
AlexEmpanadilla (2193)
 
Sawn (2161)
 
Webmaster (2132)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.

El Laberinto De La Muerte [Rol Banda Privado] [The Immortals]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: El Laberinto De La Muerte [Rol Banda Privado] [The Immortals]

Mensaje por Katharina von Steinhell el Jue 13 Abr 2017 - 3:22

De un momento a otro sentí un cálido cuerpo que se pegaba a mi espalda para luego escuchar las palabras de mi capitana. Ella había sido la que ingresó a mi tienda y me abrazó. Lo preocupante fue que no sentí absolutamente nada, el contacto físico no era lo mío salvo para causar daño; desde hace muchos años que no recibía un abrazo, ni siquiera por parte de mi pequeña y tierna hermana. ¿Acaso así eran las personas? Digo, las verdaderas personas. Estaba incómoda por lo que no pude intentar soltarme de los brazos de Hikaru y correrme hacia delante.

Sus palabras eran sinceras, como todo en ella, pero no me terminaba de convencer de que había encontrado un grupo. Las personalidades de este eran muy particulares, desde una amante de las travesuras y aventuras hasta una fría y despiadada bruja. Sin embargo, lo que no creía era que Hikaru podía cumplir con lo que yo necesitaba. Si me uní a la flota, fue porque pensé que yo podía ser de utilidad, no que mi grupo fuera a serme útil.

Estaba vacía. Abrí la boca, pero no pude emular ningún gesto ni pronunciar una sola palabra. “Joder, qué vacía que estoy”, pensé al mismo tiempo que sentía que los brazos de la rubia se separaban de mi cuerpo. Volteé la cabeza y me topé con una dulce sonrisa. Me lancé fuertemente hacia el saco de dormir que estaba estirado en el suelo, me acomodé en él y llevé mi mano hacia mi frente.

–Me pregunto qué nos deparará mañana…

Ya era hora de dormir así que cerré los ojos y caí profundamente en un largo sueño.

Off:
Lo siento, este post es más corto que los otros^^U. Ahora, Kat está durmiendo, así que siéntanse en la libertad de saltarme si necesitan relatar algún suceso que ocurra durante la noche, a menos que seamos atacados(?).
avatar
Katharina von Steinhell
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 407
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
57/150  (57/150)
Experiencia:
75160/790000  (75160/790000)
Berries: 14.723.800

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Laberinto De La Muerte [Rol Banda Privado] [The Immortals]

Mensaje por Keith S. Branwen el Jue 13 Abr 2017 - 5:01

Keith acarició su mejilla un poco mientras asentía a lo que dijo la rubia. De todas formas, no tenía ganas de salir de la tienda, puesto que no tenía forma de pasar el tiempo. Pese a pertenecer a la misma flota, la mayoría de ellos actuaban como unos desconocidos. Al menos en su caso con las otras dos. Con Hikaru era muy distinto, ya que le conocía desde que era una simple recluta más. Por otro lado... era algo chistoso que la jefa no tuviera el mayor rango dentro de la banda. El peligris dejó escapar una pequeña risa y se acostó, al tiempo que cerraba sus ojos. No se iba a dormir ni nada por el estilo, pero necesitaba descansar un poco de alguna manera. Que tuviera una resistencia superior a la mayoría de las personas, no quería decir que fuese inmune a algo como eso.

Alice – murmuró el peligris al cabo de unos minutos.

En eso sintió como la rubia entraba a la tienda nuevamente y se tendía sobre él. El dragón abrió sus ojos, sintiendo algo de pánico por si le había escuchado, aunque no duró ni por un segundo. Confiaba en ella, por lo que si le preguntaba (o lo malinterpretaba), seguramente se lo contaría. Había mantenido ese secreto consigo mismo durante mucho tiempo y, quizá, sería buena idea desahogarse con Hikaru. Vio como lágrimas amenazan por salir de sus ojos y frunció el ceño un poco. Acarició lentamente su cabello rubio, al tiempo que escuchó sus palabras de agradecimiento. Keith no dijo nada por algunos segundos, pero luego sonrío levemente.

Al contrario... soy yo quien debería agradecerte

Se quedó quieto ahí tirado junto a la rubia y se dejó que le hiciera cariño. Si hubiera sido otra persona, probablemente lo hubiera mandado a volar hace rato. Tendía volverse un poco explosivo cuando se acercaban mucho a su burbuja personal, ya sea física o psicológicamente. Por suerte para él, solo esa maldita serpiente le podía sacar de quicio. Con los demás era mucho más tolerante, más si se trataba del sexo opuesto. Culpa de su forma de ver las cosas, crecer con mujeres y convivir con el bastardo de su padre.

Sabes, probablemente tu y mi hermana se llevarían bien – ambas eran glotonas sin remedio, después de todo.
avatar
Keith S. Branwen
Teniente
Teniente

Mensajes : 267
Fecha de inscripción : 21/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
53/150  (53/150)
Experiencia:
62165/790000  (62165/790000)
Berries: 2.488.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Laberinto De La Muerte [Rol Banda Privado] [The Immortals]

Mensaje por Invitado el Sáb 22 Abr 2017 - 3:02

La joven continuaba abrazada al dragón con los ojos cerrados y apresando su mano sin permiso alguno. Estaba demasiado a gusto y se sentía a salvo allí con él. No había recibido tampoco una respuesta de la otra chica y Katharina no parecía ser muy cariñosa. Él era el único que la trataba de una forma dulce. Esperaba no ser una molestia y al escuchar sus palabras no pudo evitar ponerse algo feliz. Alzó la cabeza para encontrarse directamente con sus ojos y se quedó en aquella posición mientras le dedicaba una dulce sonrisa. Continuó rascándole la cabeza para que estuviese lo más cómodo posible y entonces escuchó lo que dijo. Tenía una hermana y ella ya estaba deseando conocerla.

- ¡Hehehe! Me gustaría verla entonces. Yo también tengo unos cuantos hermanos, pero no creo que sepan que sigo viva. Madara-san eligió el camino del dinero, Jin-kun el de la oscuridad y Kotaro-chan no he vuelto a saber de él… – Dijo algo apenada, pues era de los que mejor se llevaba.

Soltó un suspiro y después de unos momentos se puso a su lado. Trató de colocarle a él de lado mirando hacia una pared de la tienda. Si la dejaba, lo abrazaría por detrás con las piernas y pegaría el pecho a su espalda para tenerlo controlado. Su rostro pasó a tener una expresión seria y entonces empezó. Colocó ambas manos en su pelo y con las uñas comenzó a rascarle despacio para darle gustito. Podía hacerlo muy bien y sabía por dónde moverse. Detrás de las orejas era una zona fundamenta, por la nuca y en el centro de la coronilla también. Mientras lo hacía sonreía de forma animada e ilusionada. Colocó su barbilla en la nuca de él y le sopló ligeramente en el cuello.

- Eres mi dragoncito. – Dijo de forma cariñosa mientras continuaba a lo suyo.

Se notaba que estaba bastante feliz con Keith. Quizás le daba pena que Katharina no fuera un poco más sociable, podía darle masajes a ella también si quería. Le sorprendió que Kaori pasase de ella, pero decidió no ponerse triste de nuevo. Si en alguien podía confiar más que en cualquier otra cosa era en el matacigueñas. Le dedicó una mirada amable y continuó rascándole la cabeza con ganas y empeño.

- Oe ¿Siempre estarás a mi lado, no? Porque yo quiero ayudarte a cumplir tus sueños y que seas feliz. Por algo eres… ¡La mejor persona del mundo para mí! – Dijo riendo de forma dulce mientras rascaba.

Off:
Siento la demora, Katha. Kaori prometió postear y ahora dijo que no (?) así que saltito. En cuanto terminemos esta parte Keith y yo aviso por MP :333.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El Laberinto De La Muerte [Rol Banda Privado] [The Immortals]

Mensaje por Keith S. Branwen el Sáb 22 Abr 2017 - 5:12

Keith seguía acariciando los cabellos rubios de la chica mientras miraba la parte superior de la tienda. Pese a cierta incomodidad (no, absolutamente no tenía que ver con los atributos de Hikaru), debía admitir que se sentía bien estando a su lado. Dato curioso, porque en verdad pensó que sería un dragón solitario por el resto de sus días. No por la gente en sí, sino mas bien por culpa suya que alejaba a todos de él. La única vez que se sintió así fue con su madre, Alice y.... El oficial negó levemente con la cabeza, alejando ese pensamiento de su mente. Recordar a Sara hacía que emociones difíciles de entender se formaran en su ser, además de dudas. Ella estaba muerta, así que ya no había mas que recordar.

Si la vuelvo a ver algún día, os presentaré – dijo el peligris.

Por su apellido, sabía que tenía una conexión con el infame Jin Surfer. Que fuera su hermana fue una sorpresa leve, pero no tanto como debía. Lo del shichibukai... bueno, esa si no la vio venir. Al otro no lo conocía, pero debía de igual tener fama como los dos anteriores. Dejó escapar una pequeña risa y negó con la cabeza. Con hermanos así... dudaba que alguien intentase tirarle los tejos a Hikaru. Ignoró completamente la voz de su mente que le decía que el formaba parte de ese grupo. Aquello debía ser una equivocación, si. No pensaba en la rubia de esa forma... ¿o sí? Tenía tantas dudas respecto a eso, pero dudaba resolverlas prontos. Además con la personalidad de la rubia... dudaba que pudiera pensar del dragón de esa forma.

Se estremeció al sentir los pechos de la rubia en su espalda y cerró sus ojos mientras le rascaba el sector de la oreja. Situaciones como estas, era cuando más tenía dudas. Lo peor es que no sabía si lo hacía adrede o no, y preguntárselo directamente era un caso perdido. Lo sucedido en aquella isla se lo había dejado bien claro. Eso no haría que su opinión sobre Hikaru bajara, sin embargo.

Es imposible sentir cosas negativas con su actitud – pensó mientras una sonrisa se formaba en su rostro.

Escuchó las palabras de la rubia y cerró sus ojos. Con su fuerza, pero con delicadeza se soltó del agarre de su capitana y se colocó frente a frente con ella. Tomó la parte superior de su cabeza y juntó su frente con la de ella.

Hice una promesa. Me quedaré contigo y veré como cumples tus sueños, y eso es algo de lo que no me retractaré nunca en mi vida. Eres lo último que me va quedando, así que no quiero perderte – cerró sus ojos y suspiró, al tiempo que su voz se tornaba más de broma. – Descuida, tendrás a este mata cigüeñas para rato.
avatar
Keith S. Branwen
Teniente
Teniente

Mensajes : 267
Fecha de inscripción : 21/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
53/150  (53/150)
Experiencia:
62165/790000  (62165/790000)
Berries: 2.488.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Laberinto De La Muerte [Rol Banda Privado] [The Immortals]

Mensaje por Invitado el Sáb 22 Abr 2017 - 5:37

La rubia no pudo evitar soltar una dulce carcajada feliz cuando Keith dijo aquello. Notó su frente unida a le de él y eso la hizo sentir bastante alegre. Le estaba prometiendo de nuevo que estaría con ella y eso la hacía querer seguir con su deseo de ser la almirante y llegar algún día a mostrar la verdadera justicia de los mares. Asintió a sus palabras de forma animada y acto seguido le sacó la lengua a modo de juego. Lo de matacigueñas la hizo reír un poco, pues que él mismo se llamará así la hacía sentir bien el fondo. Esperaba que no le importase aquel apelativo cariñoso que ella había decidido ponerle en venganza por romper sus ilusiones. La culpa era de él, por explicarle algo que nunca debió decirle.

- Entonces me verás ser la reina de los marines. Prometo que nunca cambiaré y siempre te ayudaré también en todo lo que necesites.

Le dijo de nuevo sonriendo con algo de dulzura. Acto seguido no pudo evitar echarse de nuevo sobre él con toda la comodidad del mundo, pues era su querida almohada. Mostró una expresión risueña y acto seguido rio un poco fuerte. Estaba bastante claro que ella era una persona difícil de hacer estar triste mediante métodos comunes. Tan solo el desprecio de los suyos podría hacerla estar así. Se rascó un poco la cabeza y después cerró los ojos despacio. Dentro de poco le iba a tocar a ella hacer el relevo, por lo que no podía dormirse y tampoco es que tuviera mucho sueño. Tomó la mejilla del chico entonces con la mano y le miró de forma animada mientras reía un poco.

- Creo que debería cambiar de turno con Kaori, no quiero que se enfade más conmigo, aunque no sé si he hecho algo malo…

Dijo confusa al saber que la castaña antes no le había dicho nada a ella y se tomó eso como si hubiese hecho algo fatal. Entonces fue cuando le dio un beso dulce en la nariz y después se puso en pie de forma animada. Caminó hasta la salida de la tienda y tomó la mochila, pues se hincharía a comer mientras hacía guardia. Dedicó una última mirada al joven dragón y después levantó el pulgar de forma amigable.

- ¡Recuerda que debemos matar cigüeñas juntos! – Gritó sin saber lo que decía, pero muy convencida y segura de ella misma, después salió.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El Laberinto De La Muerte [Rol Banda Privado] [The Immortals]

Mensaje por Keith S. Branwen el Miér 3 Mayo 2017 - 5:46

La mirada del peligris se enterneció por algunos segundos y luego volvió a la habitual que solía adoptar en presencia de la rubia. Por mucho que deseara obtener su ayuda, de pasar más tiempo con ella... No podía. Simplemente, no podía darse el lujo por el momento. El bastardo que tenía como padre haría cualquier cosa con tal de romperlo mentalmente. Lo intentó con su madre, Alice, Sara... antes muerto que darle a su capitana en bandeja. El resto podía irse al diablo, le tenía sin cuidado. Si le llegaba a tocar un solo dedo encima Hikaru, debía considerarse muerto. Lo mismo podía decir de las personas que la juzgaban solo por su apellido. No era su culpa que tuviera un hermano homicida, otro raro y otro que es mercenario. Hikaru era Hikaru, y nadie cambiaría eso... Ni tampoco lo permitiría. Debía conservar aquella inocencia (hasta cierto punto) bajo cualquier medio posible.

Eso me alegra, Hika – susurró lentamente mientras una media sonrisa se formaba en su rostro.

Hikaru se acostó sobre él de nuevo y simplemente pasó sus brazos por su cintura, manteniéndola cerca de su cuerpo. Cada maldito segundo contaba en su diccionario. El destino era una perra cruel, y nadie sabía lo que les sucedería de aquí en un par de días más. Era mejor disfrutar del momento que luego lamentarse. Suspiró un poco y se dio cuenta que su compañera se estaba levantando. Escuchó las palabras de la rubia y se rascó su cabeza un poco. Con lo cómodo que se sentía así, pero sabía que no podía evitar que se marchara. Era un trato que hicieron entre todos, a final de cuentas. Sería falta de respeto ir en contra de eso.

Keith se levantó para quedar sentado y se fijó en que la rubia se encontraba en la entrada de la tienda. Escuchó sus palabras, a lo que frunció el ceño. Se paró lo más rápido posible y se acercó a la rubia antes que esta se marchara. Intentó tomar su mano antes que se marchara y le dio un beso en la mejilla, muy cerca de sus labios. El contacto no duró demasiado, solo para que se sintiera.

Lo recuerdo, pero aún no es el momento. Hasta entonces – se alejó lo más rápido posible y enterró su cabeza en una almohada que había por allí. Quizá... se había pasado un poco de la raya, pero no pudo evitarlo. En verdad la rubia tenía un impacto en él... y no sabría decir si era algo bueno o malo.


Última edición por Keith S. Branwen el Vie 5 Mayo 2017 - 3:52, editado 1 vez
avatar
Keith S. Branwen
Teniente
Teniente

Mensajes : 267
Fecha de inscripción : 21/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
53/150  (53/150)
Experiencia:
62165/790000  (62165/790000)
Berries: 2.488.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Laberinto De La Muerte [Rol Banda Privado] [The Immortals]

Mensaje por Katharina von Steinhell el Vie 5 Mayo 2017 - 3:03

¡Preciosa y calientita mañana! Salí de la tienda aún vestida con el pijama de conejo rosa, estiré los brazos y miré el azulado cielo. Las nubes pasaban lentamente y los primeros rayos de sol me daban en la cara, haciendo que mis ojos violetas se entrecerraran producto de la intensa luz. Ya era hora de comenzar con la misión, aunque algo me decía que mis compañeros habían tenido una larga noche… E-Espera. ¿Acaso sería catalogada de aburrida por estar cumpliendo con mis deberes? ¡No, eso nunca! Estaba cansada. Pasaba el tiempo estudiando y aprendiendo nuevas cosas, era entendible, y cuando tenía que trabajar me enfocaba en ello… No como mi capitana.

Tenía que continuar en movimiento, ¿qué tal parecía la idea de calentar un poco de agua para desayunar? En mi pequeño bolso tenía unos trozos de pan y tal vez podía improvisar una rejilla para tostarlos y comerlos calientitos. Todo eso sonaba bien, pero de la palabra al hecho… Me hubiera gustado confiar en las habilidades culinarias de mis compañeros, pero no quería arriesgar mi vida. Por otra parte, ¿qué tan difícil sería calentar un poco de agua y tostar uno o dos panes?

–¡Bien! ¡Manos a la obra! –Susurré con el rostro inexpresivo y la mano empuñada.

Usé las piedras de la noche anterior para acomodar la fogata y con una pequeña versión de mi conjuro bola de fuego incendié la madera que quedó. ¿A cuántos centímetros debía poner la improvisada rejilla? ¡No! Primero tenía que calentar el agua, además no tenía mucho pan y quería impresionar a mis compañeros. Vacié un par de botellas en una olla que saqué de quién sabe dónde, pero apareció por ahí. Después de varios minutos, cuando el agua comenzó a hervir, me puse unos guantes y saqué la olla para reemplazarla por la rejilla y poner a tostar el pan.

En el momento en que puse el pan comencé a preocuparme. Sabía que un demonio estaba cerca de nosotros y acabaría rápidamente con todo lo que teníamos. No había que dejarse llevar, a pesar de su rostro angelical y bello cabello su hambre jamás podía saciar. Tenía que estar atenta, de lo contrario todos lo pagaríamos. ¡Maldita Hikaru! Era una verdadera golosa y acabaría por comerse toda la comida ella sola, pero de nada servía preocuparme.

Me dirigí hacia la tienda de mi capitana y moviéndola ligeramente intenté despertarla.

–Hikaru, ya está listo el desayuno.

Ya alguien se encargaría de despertar a Keith.
avatar
Katharina von Steinhell
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 407
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
57/150  (57/150)
Experiencia:
75160/790000  (75160/790000)
Berries: 14.723.800

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Laberinto De La Muerte [Rol Banda Privado] [The Immortals]

Mensaje por Invitado el Vie 5 Mayo 2017 - 4:03

Hikaru roncaba como un canguro encelado. Estaba tirada en la misma tienda que Keith, aunque alejada totalmente hacia un lado, con las piernas en el techo y la cabeza daleada. Ella y sus raras posturas de dormir. Estaba muy cómoda y un poco de baba caía de su boca. Cuando sustituyó a Kaori, la cual pasaba de todos, se dedicó a estar todo el turno comiendo. Cuando le dio sueño se olvidó de avisar al dragón plateado y directamente se tiró a dormir como una morsa. Se veía demasiado calmada. Encima tenía el pijama puesto, pues también lo llevaba en su enorme mochila. Vestía una camisa blanca de ositos que dejaba ver un enorme escote, aunque como siempre, no lo hacía a propósito. Un pantalón con dibujos de dinosaurios y unas sandalias de madera. A su lado las espadas. También tenía la gorra marine puesta. En aquel momento escuchó unas palabras dirigirse hacia ella y no tardó mucho en abrir sus dorados ojos hasta ver directamente a Katharina. Le impresionaba que hubiese hablado y que además estuviese diciendo de ir a desayunar.

Los ojos de la chica tomaron forma de corazón y tras un grito de alegría salió disparada hacia fuera. Tuvo la mala suerte de que pasó corriendo por donde estaba Keith incluso sin mirar, por lo que si le pisó la cabeza, el pecho y la entrepierna mientras salía no fue culpa suya. Salió rápidamente guiada por el olor y se sentó al lado del fuego. Su mirada se clavó en aquella olla donde parecía haber pan y se relamió despacio mientras sonreía de forma un poco rara. No detectaba por ningún lado a Kaori, pero le dio igual. Si estaba en plan borde aquella noche, ella no iba a arrastrarse mucho. Había personas para todo. Recordó el beso que le dio el dragón y no pudo evitar reír de forma animada. Por fin se comportaba más cariñoso con ella y Katharina había preparado el desayuno. Todo estaba saliendo como ella deseaba y no tardó en alzar la voz mientras miraba a donde debían estar los suyos.

- ¡Somos como una familia feliz! ¡Jejejejejejeje! Siempre estaremos juntos. – Dijo de forma dulce mientras cerraba los ojos.

Lo que hizo a continuación fue estirar la mano hacia su mochila y sacar varios sobres de mantequilla. Siempre poseía comida en algún sitio. Si miraban en las neveras de Marineford, se podían llevar una sorpresa, al menos cada vez que ella se acercaba. Secuestraba toda la comida y se la llevaba. En aquel momento puso varios sobre a su alrededor para compartirlos y algunos cuchillos mientras miraba ilusionada al resto.

- ¡Vamos!
Off:
Dado que Kaori va a borrar el pj y eso, continuamos los 3.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El Laberinto De La Muerte [Rol Banda Privado] [The Immortals]

Mensaje por Keith S. Branwen el Dom 7 Mayo 2017 - 5:36

El joven agradecía a todos los dioses que sus sentidos fueran ridículamente superiores a los de un humano. Con su nariz, pudo dar cuenta que el olor de Hikaru se dirigía rápidamente hacia donde se encontraba él... sin dar signo alguno que fuera a parar. Lo que le convenció más fue el hecho de las pisadas y que Katharina había dicho que el desayuno estaba listo. Conociendo a la rubia, no le costó demasiado sumar dos más dos. Keith se despertó y se apartó justo para cuando su capitana pasó como toro furioso en el lugar donde dormía anteriormente. Si no se hubiera corrido a tiempo. probablemente se hubiera llevado un lindo pisotón en todas sus partes íntimas. El dragón se estremeció de tan solo pensar en aquello. Mucha resistencia podría tener, pero un golpe allí era imposible de resistir. Salvo que tuvieras bolas de acero. Bolas gigantes de acero que no podían ser destruidos con nada.

Keith suspiró de alivio y salió de la tienda. Afuera ya se encontraban Katharina y Hikaru. Ésta última con claros signos de querer devorar todo a su paso. Una gota de sudor amenazó con caer desde su nuca y negó con la cabeza. Realmente ya debería estar acostumbrado a las mañas de a rubia, pero por algún motivo aún seguía sorprendiéndole de alguna forma. Lo peor era que el oficial no sabía si era algo malo o bueno. Se froto los ojos un poco y se acercó hacia donde se encontraban las dos mujeres. Se dejó caer limpiamente al lado de su capitana, justo a tiempo para escuchar sus palabras. Una media sonrisa se formó en su rostro, lo chocaba con sus cansados ojos. El dragón realmente no era una persona buena durante las mañanas. Si por el fuera, dormiría hasta después del medio día sin que nadie le interrumpiera.

Buenos días– saludó el joven mientras ahogaba un bostezo. Necesitaba cuando antes echarse agua en su cara.

Tomó su mochila que, afortunadamente, se encontraba cerca y empezó a rebuscar algo en el interior. Una vez tuviera la botella en la mano, el joven echó un poco de agua en sus manos y se la llevó a su cara. Suspiró de alivio al notar como gotas caían por su cara, pese a que no podía sentir del todo si estaba frío o no. Al menos ahora se encontraba despierto y listo para la acción. Ahora que se encontraba más lúcido, se dio cuenta de cierto detalle que se le había escapado anteriormente.

¿No nos hace falta una? – preguntó confusamente el peligris al notar que faltaba Kaori en el grupo.
avatar
Keith S. Branwen
Teniente
Teniente

Mensajes : 267
Fecha de inscripción : 21/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
53/150  (53/150)
Experiencia:
62165/790000  (62165/790000)
Berries: 2.488.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Laberinto De La Muerte [Rol Banda Privado] [The Immortals]

Mensaje por Katharina von Steinhell el Dom 7 Mayo 2017 - 22:22

Un desayuno demasiado animado considerando que estábamos envueltos en una misión, y no podía decir que no era importante. El pan tostado sabía extremadamente bien untado con mantequilla; personalmente no era de las personas que solía tomar un desayuno tan… improvisado, pero no me quejaba. En Luethenia solía beber una buena taza de café, acompañado de pan integral y alguna que otra fruta (por lo general frambuesa, qué delicia). Me tomaba mi tiempo para comer y disfrutar del ambiente, generalmente desayunaba sentada en el balcón de mi habitación mientras leía el periódico y veía lo lejano de la playa.

Después de que Hikaru apareciera llegó el tercero al mando, echando un bostezo y lavándose la cara para espabilar. Lo de familia feliz no nos quedaba mucho, pensaba; éramos más bien una familia disfuncional. Nuestra líder, una maniática de las aventuras y peligros. Keith, un aburrido y perezoso hombre. Giré la cabeza para ambos lados –izquierda y derecha–, pero sin importar hacia donde mirara no encontraba a la otra chica de nuestro grupo. Algo extraño estaba pasando, y ya lo descubriría.

Tomé una rebanada de pan y le unté mantequilla para luego depositarla en mi muslo mientras bebía un sorbo de agua. Cómo me gustaba el agua por las mañanas… Ese frío y suave líquido que recorría tu garganta hasta depositarse en el estómago era lo único que siempre podía quitarme la sed. Frente a los demás no me gustaba comer como una cerda, así que procuraba cuidar mi imagen y comer despacio, algo que Hikaru no parecía terminar de entender. En fin, era momento de comenzar a planear la expedición que realizaríamos hoy, después de todo estábamos trabajando.

–¿Cuál es el plan de hoy, Hikaru? –Pregunté después de darle una mascada a mi trozo de pan con mantequilla– Tenemos uno, ¿verdad? No creo que sea prudente avanzar por un laberinto sin un plan…

Conociendo a mi capitana un plan era en lo último que había pensado, era más importante pasarlo bien y tener toneladas de comida que velar por nuestras vidas. Hikaru tenía una lógica un poco retorcida, pero ya me encargaría de pensar una buena estrategia que nos permitiera llegar con vida. No me asustaba la muerte de mis compañeros, siempre podía revivirlos mientras tuviera sus almas, pero si yo moría, nadie se preocuparía de que yo regresase a la vida. Tampoco les podía decir que arriesgaran sus vidas para salvarme, era un tanto injusto. Ya me las arreglaría.
avatar
Katharina von Steinhell
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 407
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
57/150  (57/150)
Experiencia:
75160/790000  (75160/790000)
Berries: 14.723.800

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Laberinto De La Muerte [Rol Banda Privado] [The Immortals]

Mensaje por Invitado el Sáb 20 Mayo 2017 - 0:44

Cierto era que Kaori no daba señales de vida, pero viendo como estaba la última noche era capaz de haberse largado. No se sorprendería si hubiese hecho un acto de traición. Las personas exageradamente amables no podían ser tan buenas y eso que ella lo era. Soltó un pequeño suspiro y después de unos momentos escuchó las palabras de la segunda al mando. Un plan era algo que bastante personas hacían antes de hacer algo, pero el de ella era tan simple como continuar avanzando hasta llegar al objetivo lo antes posible. Se rascó la cabeza quedando un poco pensativa y acto seguido tramó rápidamente una excusa. Le diría que estaba algo mareada y que les dejaba elegir. De esa forma se quitaría el muerto de encima. Mostró una sonrisa dulce y entonces les dirigió una de sus típicas miradas inocentes. Separó sus labios muy despacio y entonces, un disparo se escuchó.

Los ojos de la rubia se abrieron como platos y notó cierto escozó en la mejilla derecha. Los oídos le pitaban y no tardó mucho en caer al suelo. Quedó un poco aturdida por el impacto del sonido, pero lentamente fue recuperándose. Una bala había rozado su mejilla produciéndole un corte que desembocaba en un pequeño hilo de sangre que bajaba hasta su cuello. No estaba muerta por un milímetro. La joven desvió la mirada hacia atrás y pudo ver un grupo de siete personas armadas mirándoles de forma seria ¿Los enemigos les habían encontrado? Esperaba que Kaori no hubiese tenido nada que ver. La joven entonces se colocó en pie con el ceño fruncido y se lanzó al suelo, rodó un poco y entró en la tienda de campaña evitando un par de disparos. En cuanto tomó sus armas rajó aquella tienda y salió por encima mediante un salto. Clavó sus dorados ojos en ellos y aterrizó junto a sus compañeros.

- Entregaos por las buenas u os cortaremos la cabeza. No pienso volver a repetirlo de nuevo. – Mencionó uno que portaba un sombrero negro y vestía con un traje negro. Además, parecía llevar una camisa con el símbolo del gobierno mundial.

- No puedo creerme que hayas traicionado a los tuyos… – Dijo la chica con una mirada algo apenada.

El hombre de la camisa del gobierno entonces sonrió de lado y desenvainó una katana de color dorada. Sin pensarlo salió disparado hacia ella a una velocidad tremenda. La joven bloqueó el tajo con Surha, su katana plateada. En ese momento, el arma emitió una llamarada blanca que quedó impregnada en la hoja. Los ojos de aquel hombre se abrieron como platos al no esperarse aquello. Hikaru estiró la pierna hasta impactar con su pie en el rostro del agente corrupto, el cual en el suelo frunció el ceño. Los otros hombres corrieron entonces a por sus compañeros. Entre ellos parecía haber un Gyjon ballena de tres metros, el cual parecía muy musculoso. También podía verse una mujer de cabellos rosados, labios pintados de morado y un lunar bajo el ojo derecho. Parecía ser la capitana de aquellos tipos.

- ¡Katharina, a por ella! ¡Keith, por el pez! – Gritó mostrando su espada azulada también e imbuyéndola en una especie de aura blanca.

- ¡Marines insignificantes! – Gritó el agente lanzándole un tajo a la chica y cortándole en el abdomen.

Hikaru cayó al suelo soltando un enorme quejido de dolor. El tipo entonces clavó una rodilla en el suelo y se quejó también. El efecto pasivo de la rubia reflejó parte del daño en él y redujo el suyo. La joven entonces apretó los dientes con rabia y lanzó un corte al aire con cada espada. Un par de ondas cortantes salieron despedidas hacia el agente, pero él se apartó. Cuando el traidor se puso a reír, la chica sonrió de forma dulce. Sus ataques no iban hacia él. Dos de los subordinados de aquella banda cayeron heridos al suelo entonces. Aquello enfureció de forma exagerada al hombre del sombrero, el cual se lo quitó dejando ver una calva perfecta.

- Oh, tu peluquero debe de estar feliz. – Dijo la rubia con ironía y riendo un poco por lo bajo. Aquello no había hecho más que empezar.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El Laberinto De La Muerte [Rol Banda Privado] [The Immortals]

Mensaje por Keith S. Branwen el Sáb 20 Mayo 2017 - 5:00

Viendo que ninguna de las dos iba a responder, el joven se encogió de hombros y comió lentamente su desayuno. No era el mejor ni el más llenador, pero si servía para no tener el estómago vacío y aguantar durante algunas horas más. Keith suspiró y le dio un trago a su botella de agua. Realmente, no sabía que esperar de esta misión. Con la frialdad de Katharina y la desaparición misteriosa de Kaori, esto se estaba yendo un poco de las manos. Por suerte, Hikaru no era de las que pensara demasiado en un tema único. Pese a que la pelinegra estaba desaparecida, lo más probable es que la rubia le restara importancia al asunto y haría como si nada hubiera pasado. Por otro lado, eso quería decir que la albina y él deberían planear las estrategias. Por mucho que apreciara y quisiese a la rubia, ella no era de las que pudiera idear. De todas formas, improvisar también servía. Eso quería decir que, por lo menos, tenías una mente apta para combatir, pese a estar en situaciones de desventajas.

Keith suspiró y se dispuso hablar, pero en eso sus oídos captaron el sonido de pisadas. Entrecerró sus ojos y, antes que pudiera darse cuenta, se oyó el sonido de un disparo. La furia le invadió al ver un hilo de sangre en la mejilla de Hikaru y se colocó de pie. Fulminó con la mirada al grupo de siete personas que habían echo acto de presencia. Pese a que la rubia estuvo a milímetros de la muerte, al menos agradecía que no tendrían que buscar a los enemigos por este laberinto infernal. Se encargaría personalmente de deshacerse de toda la escoria. Si pudiera, empezaría con el de la pistola, pero al final su capitana tenía la última palabra y no había mas opción que obedecer, aunque no tenía porque gustarle.

Habéis hecho dos cosas que detesto – dijo lentamente el joven mientras sus ojos se tornaban gélidos como un tempano de hielo. – Traicionar a los tuyos e intentar matar a Hikaru. Que les quede en la cabeza que este sera el último día que verán la luz del día – finalizó el joven mientras se colocaba en pose de combate.

Al escuchar las órdenes de la joven, Keith dudó por algunos segundos al ver como tenía problemas. Negó con la cabeza y dirigió su mirada hacia el gyojin. No tenía idea si la rubia lo hizo a propósito o no, pero el elegirlo para enfrentar al pez fue una buena movida. Se caracterizaban por tener una fuerza inmensamente superior a la de un humano promedio y, entre los tres, él era el más dotado si es que se hablaba de físico. Sin decir palabra alguna, el gyojin se dirigió a toda velocidad hacia el joven. Gracias sus reflejos de luchador, el joven pudo poner sus brazos en forma de cruz a tiempo para interceptar el ataque.

Jo, interesante. No esperaba que hubiera alguien así de fuerte en este grupo. Quizá puedas entretenerme un poco, muchacho – dijo el pescado con un deje de arrogancia.

Keith entrecerró sus ojos y lanzó un rodillazo al estómago del gyojin. Este se quejó un poco de dolor y retrocedió unos pasos. El oficial aprovechó ese momento para ver como le iba a las otras dos. Claro, sin descuidar a su oponente.
avatar
Keith S. Branwen
Teniente
Teniente

Mensajes : 267
Fecha de inscripción : 21/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
53/150  (53/150)
Experiencia:
62165/790000  (62165/790000)
Berries: 2.488.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Laberinto De La Muerte [Rol Banda Privado] [The Immortals]

Mensaje por Katharina von Steinhell el Sáb 20 Mayo 2017 - 20:51

Mi vista se desvió rápidamente hacia Hikaru y tras comprobar que no había sido herida de gravedad miré hacia el responsable. Inmediatamente cogí mi guadaña y me paré, lista para derribarlos y conseguir respuestas. ¿Fallar a esa distancia? El tirador debía ser muy malo, pero agradecía la carencia de habilidades del hombre, de lo contrario, Hikaru ya estaría muerta. Esto nos pasó por confiados, debí haber activado mi mantra desde que desperté… Error mío. Debía asegurarme de que todo a nuestro alrededor fuera seguro. Ahora ya era muy tarde para lamentarse y todo esto nos pudo haber salido caro, pero al menos me quedó una cosa clara: estábamos yendo a matar.

El hombre de sombrero negro… ¿A qué se refería con entregarnos? Por lo que sabía, y tenía entendido, nosotros éramos quiénes estábamos del lado del Gobierno. ¿Se tratará de un malentendido? Necesitábamos dejar a alguien vivo, preferentemente a ese del sombrero. Requeríamos respuestas para saber contra quién estábamos lidiando, no necesitaba más sorpresas. El hombre atacó rápidamente, moviéndose a una increíble velocidad y estampándose violentamente contra Hikaru, quien se defendió correctamente tras desenfundar su katana.

–Déjamela a mí –le respondí rápidamente tras recibir su orden.

La mujer era más alta que yo, tal vez medía un metro con ochenta centímetros, y a juzgar por su apariencia era las personas que les gustaba llevar todo tipo de armas. La chica de cabellos rosas vestía una elegante blusa blanca cuyos brotones superiores los llevaba desabrochados con la intención de mostrar el escote, en su espalda cruzaba una espada larga y delgada mientras que en el cinturón que tenía en su cadera colgaban dos pistolas. “Vaya estilo, ¿eh?” pensé mientras seguía analizando a mi adversaria. Su vestimenta terminaba en unos pantalones café oscuro acompañados de unas botas. Inmediatamente activé mi mantra para descubrir los movimientos de ella, cuyo nombre aún no conocía.

–Así que tú serás quien muera bajo mi espada –dijo de repente, armándose de su grotesca arma–. ¿Cómo te llamas, muchacha? No me gusta asesinar a nadie sin antes saber su nombre.

–Katharina –le respondí fríamente–, pero no te preocupes en recordarlo. Esto terminará rápidamente.

La mujer inmediatamente se abalanzó hacia mí, esprintando a toda velocidad. En tan solo unos pocos segundos llegó hacia mi posición y con su espada lanzó un corte descendente el cual tuve que bloquear con el mango de mi guadaña. Tras el impacto salí despedida a toda velocidad hacia atrás, terminando por chocar contra un enorme muro. ¿Qué había pasado? Estaba segura que tenía suficiente fuerza para defenderme de ese golpe que no parecía ser tan poderoso. Si yo no era el error… Había algo extraño en ella, o en su espada. Mi prioridad era descubrir sus habilidades y encargarme de que ella no descubriera las mías, así que… ¿Con qué atacaría?

–Luces sorprendida, niña. Sakura –dijo tras unos pocos segundos–. El nombre de la persona que te asesinará.

Nuevamente esprintó a toda velocidad y lanzó otro tajo descendente. Bloqueé el corte con el mango de mi guadaña y nuevamente salí despedida hacia atrás, sintiendo un fuerte dolor en mi espalda y cabeza. Me golpeé duramente, pero era necesario. Descubrí que no era la mujer la que tenía esa extraña habilidad, sino el arma cortante. Ahora solo debía encargarme de esquivarla y no me vería metida en muchos problemas, pero era más fácil decirlo que hacerlo. ¿Qué debería hacer con ella? ¿Rostizar su cuerpo? ¿Cortarla en cientos de trocitos? Una sonrisa maléfica se dibujó en mi rostro acompañada de una lúgubre mirada: ya tenía una idea.

Me levanté con algo de dificultad de entre los escombros y alcé mi mano hacia delante para apuntar a Sakura con mi dedo índice. Inmediatamente un pentáculo rojo se formó delante de este y una bola de fuego salió despedida a toda velocidad. La mujer no estaba lo suficientemente lejos como para esquivarla, así que simplemente se limitó a detenerla con el filo de su espada y tras ello soltó un chirrido alarmante. Cuando la bola de fuego impactó provocó una peligrosa explosión que terminó por quemar ambas manos de la mujer además de provocar quemaduras de primer grado en sus muslos.

–¡¿Qué has hecho, maldita perra?! –Vociferó con violencia, dejando a un lado toda la tranquilidad que manifestaba hace un momento– ¡Te mataré! ¡Juro que lo haré!

–No desearás haberte topado conmigo ni haberle disparado a mi Capitana –le dije mientras un hilillo de oscuridad se dispersaba por toda el laberinto, quitándole la visión a todos mis enemigos y permitiendo únicamente que mis compañeros vieran en la densa oscuridad de la noche.

–¡Mis ojos! ¡No puedo ver! –Le escuché decir a un tipo de por allá.

Cosas usadas:
Bola de Fuego: Forma un pentáculo rojo frente a su mano y posteriormente lanza una bola de fuego del tamaño de una rueda de un camión. Esta bola tiene una velocidad inicial de 90 m/s + 10 m/s por cada 5 niveles. Al recorrer veinte metros esta se desvanece. Al impactar contra un cuerpo u objeto, causa una explosión con un radio de 1’5 m. + 0’5m. por cada diez niveles. Tiempo de recarga: 1 turno. Necesita de un alma pequeña o dos insignificantes.

Control total de la noche: Es la aptitud principal que consiste en la creación de una burbuja de oscuridad de determinado radio, en dónde cualquier luz se extinguirá completamente y cegará inmediatamente y por completo a sus enemigos. En este espacio, la domadora podrá ver perfectamente, como si del día se tratase. Este espacio se manifiesta como una densa niebla oscura y mientras la domadora se encuentre dentro de la burbuja, será incapaz de emitir ruido alguno. Su radio y duración está determinado por el nivel de la domadora.

Nivel 20: Los conjuros son un 50% más poderosos, por lo tanto su poder de efecto (cantidades, porcentajes y radios de explosiones, etc.) y daño se verán afectados, no así el tiempo de recuperación (para volver a lanzarse) ni el alcance.
avatar
Katharina von Steinhell
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 407
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
57/150  (57/150)
Experiencia:
75160/790000  (75160/790000)
Berries: 14.723.800

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Laberinto De La Muerte [Rol Banda Privado] [The Immortals]

Mensaje por Invitado el Lun 22 Mayo 2017 - 3:44

Las katanas de la rubia continuaban chocando sin descanso contra la de aquel tipo trajeado. Las chispas saltaban cuando los filos impactaban entre ellos dando una especie de espectáculo de colores. Los dorados ojos de la joven estaban clavados de forma seria en los de aquel hombre, el cual se mostraba serio en todo momento. Hubo un momento en el que los dos espadachines se separaron y empezaron a mirarse despacio. Parecían estar un poco cansados, pero aquel agente parecía ser más resistente que la sargento. Tras unos leves segundos ambos se lanzaron de nuevo a la batalla realizando sus mejores golpes. El acero de las espadas chocaba constantemente y a una velocidad endiablada. Se notaba que ambos eran expertos en el ámbito de la velocidad. Más y más movimientos se realizaban entre los dos. La joven apenas podías prestar atención a lo que estaba pasando a su alrededor. Su respiración se aceleró algo más de la cuenta y entonces se llevó un corte en el hombro. Nada grave, pero escoció. El calvo también notó el dolor y ladeó la cabeza confuso.

- ¿Qué demonios eres? ¡Una maldita fruta! ¡Eso es! – Gritó mosqueado mientras apretaba los dientes y de repente un aura oscura le rodeaba.

- Sonnicus… – Pronunció entonces la joven.

La rubia activó el poder del viento en su espada y entonces empezó a lanzar punzadas al aire mientras retrocedía. Hermosos pétalos rosados surgieron de la nada y fueron dirigiéndose hacia su objetivo a una velocidad endiablada. El calvó bloqueó unos cuantos, pero tantos le fue imposible. Las balas cortantes impactaron en sus hombros y piernas y se notaba enfurecido. Se notaba que la joven no había apuntado a puntos mortales. El hombre escupió a un lado y entonces se desplazó a toda velocidad hacia ella. Ella no pudo seguirle y entonces notó la mano de aquel hombre en su cuello. Se dio cuenta de que a su espalda se hallaba la pared. Frunció el ceño al estar atrapada y empezar a faltarle el aire lentamente. Justo entonces una terrible oscuridad invadió el sitio. Ella quedó algo confusa cuando pudo ver todo a la perfección. El otro hombre parecía estar preocupado al no ver nada. Apretó la mano haciéndola estar a punto de perder el conocimiento, pero entonces recordó a todos sus nakamas, aunque estos eran dos. Los rostros de Keith y Katharina…

- ¡Art of fire! – Gritó entonces por el ceño fruncido por primera vez.

Las plantas de sus pies explotaron en un par de bolas de fuego haciéndola librarse y subir a una altura de doce metros en pleno aire. Las explosiones continuaban surgiendo de sus pies, como una especie de energía que no la dañaba y simplemente la hacía moverse por los cielos. El ceño de la chica estaba muy fruncido y apretaba los dientes con rabia. Fue en ese momento cuando se desplazó hacia su oponente a toda velocidad. Empezó una serie de cortes que desembocaron en una intenta cadena de heridas hacia su rival, el cual no podía ver nada. El agente entonces miró hacia ella sonriendo de lado y de una patada la tiró al suelo.

- Me temo que puedo notar tu presencia. Voy a mataros a todos…

- ¡Doom! – Gritó enfurecida y levantándose.

Sus tres técnicas especiales estaban activadas al mismo tiempo. Aquello la iba a dejar en un estado horrible en cuanto a cansancio, pero estaba enfurecida. Un leve brillo invadió sus ojos y entonces empezó a lanzar cortes al aire a toda velocidad. Ondas negras eran lanzadas contra su enemigo, pero una en especial y mucho más grande se formó entonces. Aquella era de color blanco y terminó por partir la katana de su rival. El hombre recibió un corte serio en el pecho y cayó de espaldas con los ojos cerrados. Ella notó sus poderes abandonarla y quedó con una rodilla clavada en el suelo. La sangre salía de sus heridas adornando el oscuro suelo y fue entonces cuando notó al hombre levantarse de nuevo. El miedo la invadió durante unos momentos al ver que no tenía otra forma de defenderse. El tipo empezó a avanzar hacia ella a paso calmado y con un puñal en su mano. Finalmente, el corrupto cayó al suelo de nuevo con los ojos en blanco.

- Menos mal… – Pudo terminar de decir antes de caer bocabajo al suelo y cerrar los ojos mientras continuaba sangrando. Ese tipo era muy poderoso, pero había logrado vencer debido a su habilidad con la espada.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El Laberinto De La Muerte [Rol Banda Privado] [The Immortals]

Mensaje por Keith S. Branwen el Miér 24 Mayo 2017 - 6:28

Keith y el gyojin seguían intercambiando golpes, y no mostraban signos de querer desistir. De momento, ninguno de los dos había logrado conectar un golpe limpio y crítico, puesto que se encontraban más o menos igualados en cuanto a fuerza y velocidad. El dragón chasqueó su lengua, mostrando algo de irritación al ver que no lograba superar a su oponente. Pese a que no lo mostraba abiertamente, igual sentía algo de excitación en su interior. Si no fuera porque se trataba de un enemigo, probablemente se hubieran llevado relativamente bien... mientras dejaran que sus puños hablaran, claro está. Lamentablemente el destino quiso que fueran enemigos, por lo que no quedaba más remedio que derrotarlo e interrogarlo después. Que fuera de otra especie, no importaba. Como luchador, el pescado tenía el respeto del oficial.

Has superado mis expectativas, chico. Siéntete honrado, porque ahora sí iré enserio – dijo seriamente el gyojin.

El dragón frunció el ceño y se apartó un poco. El pescado andante aprovechó ese momento para mantener una distancia prudente entre los dos. Keith podría haber forzado otro intercambio, pero tenía curiosidad por saber lo que haría su contrincante. Era una forma crítica de pensar, pero así era él. Si incitó a un Vicealmirante a pelear enserio, llegando a incluso molestarse cuando ni siquiera lo intentaba, entonces esto no era nada. Algún día le pasaría la cuenta, pero por ahora seguiría así. Ya cruzaría el puente cuando tuviera que hacerlo.

Los ojos del marine se abrieron de par en par al ver como una esfera de agua se formaba de la nada. Debido a la sorpresa, a penas pudo esquivar el ataque del enemigo. "Karate Gyojin", pensó el joven luego de recuperar la compostura. Por supuesto, había olvidado por completo que podían usar el agua como forma de ataque. Keith chasqueó su lengua y pasó a forma híbrida. Al instante, la temperatura en todo el sector disminuyó demasiado, llegando con facilidad a los menos veinte grados bajo cero. El gyojin se encontraba preparando otra esfera, pero esta se congeló al rato debido al frío.

Debo terminar rápido con esto, antes que Hikaru y Katharina se vean afectados – pensó el joven.

Abrió sus alas y, rápidamente, voló en dirección hacia su oponente. Éste no alcanzó a reaccionar a tiempo y se comió de lleno un golpe en toda la mandíbula. El dragón tomó su brazo para evitar que saliera volando debido al impactó y clavó un rodillazo en su estómago. Para terminar, el joven rápidamente impactó su puño en su rostro, esta vez dejando que volara unos metros más allá. Keith suspiró e hizo que volviera la temperatura a la normalidad, pero sin volver a su forma humana. Ver como el gyojin intentaba levantarse, quería decir que era más resistente de lo esperado.

En eso, una densa oscuridad se hizo presente en el lugar. El joven entrecerró sus ojos al ver lo que sucedió, pero se mostró algo extrañado al notar que podía ver a la perfección. Por los gritos el gyojin, supuso que él no fue tan afortunado para mantener su visión. Era algo curioso, pero no había caso pensar en eso. De todas formas, ahora el pescado se encontraba incapacitado para seguir luchando.
avatar
Keith S. Branwen
Teniente
Teniente

Mensajes : 267
Fecha de inscripción : 21/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
53/150  (53/150)
Experiencia:
62165/790000  (62165/790000)
Berries: 2.488.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Laberinto De La Muerte [Rol Banda Privado] [The Immortals]

Mensaje por Katharina von Steinhell el Dom 28 Mayo 2017 - 22:11

La mujer salió disparada rápidamente hacia mí, esprintando a toda velocidad. En un principio no reconocí cómo era posible que determinara mi posición, considerando que había liberado la burbuja de oscuridad. La aparentemente capitana blandió su espada en forma de un amplio arco, el cual esquivé con relativa facilidad dando un brinco hacia atrás. Sin embargo, en el momento en que caí al suelo sentí un corte en mi estómago; lo revisé rápidamente y descubrí que no era nada de qué alarmarse, pero sí estaba segura que aquella mujer no era precisamente débil. Este espadachín descubría mi posición a través del mantra, era la única explicación razonable que podía encontrar.

Ahora faltaba descubrir lo que estaba haciendo con su arma. ¿Cómo era posible dañarme si es que ni siquiera me había dado? No quería arriesgar mi integridad física para descubrirlo, así que únicamente me limitaría a ganarle cuanto antes. Solté una pequeña sonrisa que rebosaba arrogancia e incrusté la punta de mi guadaña en el suelo. Alcé mi mano, susurré Escamas de Dragón e inmediatamente mi cuerpo comenzó a transformarse, adoptando una superficie de escamas demasiado duras. Tras eso, cerré los ojos y usé mi conjuro Armadura de Mago, envolviéndome en un manto ligeramente invisible que me permitía ser extremadamente resistente. Para finalizar usé mi conjuro Armamento de Mago e inmediatamente un montón de energía arcana, manifestándose como un aura de color azul tenue, comenzó a salir de mis brazos y piernas.

–Espero que estés lista –le dije antes de lanzarme directamente hacia ella.

Usé mis Pasos veloces y llegué rápidamente hasta posicionarme frente a la mujer, di un tajo descendente que fue bloqueado fácilmente con su espada. Inmediatamente después retrocedí un par de centímetros, la mujer dio una estocada la cual la esquivé gracias a mi mantra activo y seguí retrocediendo. Di un corte horizontal, en forma de arco, y en el último momento deslicé el mango de mi guadaña para obtener más alcance. De esa forma, la mujer no tuvo tiempo para esquivar y la punta de mi arma quedó incrustada en sus costillas.

–¡Te mataré! –Rugió justo después de recibir el golpe.

No tenía intención de que lo hiciera. Usé el poder de mi guadaña, el elemento sombra, y rodeé la hoja de mi guadaña con él, terminando por quemar toda la zona izquierda de la mujer, quien no hacía más que gritar hasta que cayó pesadamente al suelo. La batalla ya había terminado y estaba claro que aquella mujer no era rival para mí, al menos no si daba mi máximo. Desactivé la burbuja de oscuridad y dirigí la mirada hacia Hikaru, quien se desplomaba violentamente contra el suelo. Solté la guadaña y corrí directamente hacia ella, terminando por arrodillarme y levantar su cuerpo, apoyando su cabeza en mis muslos.

–Te pondrás bien –le susurré mientras deslizaba mi cálida mano por su mejilla.

Cerré los ojos y suspiré, me concentré en las heridas de mi compañera y usé mi conjuro Sanar. De todas formas serviría para detener la hemorragia y evitar así que la vida de Hikaru corriera riesgo.
avatar
Katharina von Steinhell
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 407
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
57/150  (57/150)
Experiencia:
75160/790000  (75160/790000)
Berries: 14.723.800

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Laberinto De La Muerte [Rol Banda Privado] [The Immortals]

Mensaje por Invitado el Mar 30 Mayo 2017 - 3:09

La joven continuaba tirada en el suelo bocabajo. La sangre salía despacio, pero peor era el cansancio y la falta de energías que tenía. Se sentía bastante débil y la respiración era cada vez más lenta. No tardó nada en sentir un frío infernal recorrerla y se abrazó así misma rápidamente. Notó su cuerpo temblar y jadeó un poco debido al dolor de todo acumulado. Tal vez ya estaba muriendo y por eso notaba su cuerpo helado. Entonces todo volvió a la normalidad y por fin la ola helada terminó. Había sido obra de Keith al parecer, puto dragón. Ella se mantuvo allí tirada y finalmente cerró los ojos. Estaba a punto de irse a dormir, cuando de repente notó que la alzaban. Abrió los ojos despacio y encontró el rostro de la peliblanca. Se quedó mirándola y empezó a sentirse algo mejor. No pudo evitar abrazarse a ella y mirarla a los ojos algo apenada.

- Ella nos ha abandonado…

Estaba ya tardando un poco en decirlo. Llevaba toda la pelea preocupada por Kaori, pero ahora algo se lo decía, los había dejado tirados a su suerte. Trató de poner una expresión menos despreocupada, pero fue imposible y se le notaba mucho la pena. Se dio cuenta de que todo había terminado y por ello se abrazó a su compañera con una sonrisa dulce. Habían podido hacerlo y eso era algo que ella sabía, pues confiaba en su familia. No tardó mucho en ponerse en pie y mirar un poco a su alrededor. El tipo del traje era el principal sospechoso y no tardó en acercarse a él. Se dio cuenta de que portaba el símbolo del gobierno en su camiseta interior. Metió las manos en sus bolsillos y pudo encontrar algo que la hizo sorprenderse un poco. Parecía ser una especie de anillo. Era de color plateado y tenía el símbolo del fuego. Le entró algo de curiosidad y se lo colocó en el dedo. Le quedaba bastante bien.

Debido a la emoción lanzó un golpe con el puño hacia el frente, simulando el grito de un monstruo para hacer la gracia. Justo en ese momento, una llamarada surgió del jodido anillo en línea recta. El fuego impactó contra la pared de piedra dejando un rastro de tizne considerable. Los ojos de Hikaru se abrieron como platos. Aquella cosa podía lanzar fuego. Sus orbes se volvieron estrellitas y no tardó en mirar a sus compañeros emocionada.

- Mi juguete nuevo es divertido… ¡¿Verdad!? – Dijo empezando a reír mientras lanzaba golpes al aire y salían llamaradas de aquella cosa.

Tras el espectáculo que montó decidió relajarse y después le guiñó el ojo a Katharina. Comprobó dónde estaba Keith y corrió hacia él. Lo primero que hizo fue empezar a quitarle la camiseta sin permiso y a lo bestia. Si lo lograba se quedaría mirando todo su cuerpo buscando heridas que pudiese tener por culpa de aquel maldito pescado al que enfrentó. Acto seguido, desvió la mirada hacia la albina, ella era la siguiente. Tocaba el pecho, la espalda, los abdominales, buscaba cualquier cosa que no tuviese que estar en su sitio.

- Mmm… por aquí nada… Mmmm… luego examinaré todo tu cuerpo bien a fondo. – Dijo de forma seria y sonando la cosa mal para cualquiera que no la conociera. – El de Katharina también, pero a ella la bañaré en nata. – Dijo jugando de nuevo sonando también mal sus palabras.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El Laberinto De La Muerte [Rol Banda Privado] [The Immortals]

Mensaje por Keith S. Branwen el Jue 1 Jun 2017 - 6:10

Viendo que ya no tenía más que hacer, el joven rápidamente se acercó hacia donde estaba el Gyojin, aún con secuelas en sus ojos, lo noqueó de una con un golpe en la nuca. El joven suspiró y volvió a su forma humana, dándose el lujo de relajarse por algunos momentos. Empezó a buscar con la mirada y sus ojos se entrecerraron al ver el estado en el que se encontraba la rubia. Gracias a su audición, pudo escuchar lo que dijo, y no pudo evitar bajar la mirada un poco. Si, al parecer ella los había abandonado. Además, al parecer, también los había traicionado con esta gente. Keith cerró sus puños y se acercó hacia el Gyojin. Normalmente iría de inmediato con su capitana, pero Katharina se estaba ocupando de sus heridas y no quería interrumpirla.

Mierda, no hay nada – pensó mientras suspiraba.

Había revisado las ropas del gyojin, pero no encontró nada que dijera el por qué estos tipos les atacaron tan de repente. Tan absorto estaba en sus pensamientos y búsqueda, que pegó un salto cuando oyó el grito de su capitana. Alarmado, inmediatamente se dio la vuelta para ver lo que sucedía, justo a tiempo para observar como fuego salía disparado de las manos de la rubia. Los ojos del joven se abrieron como platos, y no pudo evitar estremecerse un poco. Si, tendría más cuidado con la joven ahora. El fuego y él no se llevaban muy bien que digamos.

Hikaru, ¿qué estás...? – intentó preguntar, pero no lo consiguió.

Algo mortificado, tuvo que dejarse ser examinado por la hiperactiva rubia. Un rubor cubrió sus pálidas mejillas y miró hacia el otro lado. Suspiró de alivio al ver que había terminado, pero se horrorizo un poco al oír que le examinaría más a fondo luego. El dragón sabía muy bien que no podría evitarlo, puesto que su capitana era muy testaruda cuando quería serlo. Suspiró por lo bajo e invocó toda la dignidad que le quedaba. Rápidamente, primero, se colocó la camisa y luego le habló a sus compañeras.

¿Qué haremos ahora? El ataque nos pilló un poco de improviso.
avatar
Keith S. Branwen
Teniente
Teniente

Mensajes : 267
Fecha de inscripción : 21/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
53/150  (53/150)
Experiencia:
62165/790000  (62165/790000)
Berries: 2.488.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Laberinto De La Muerte [Rol Banda Privado] [The Immortals]

Mensaje por Katharina von Steinhell el Jue 1 Jun 2017 - 6:57

No me preocupaba en lo más mínimo acerca de la misteriosa desaparición de una persona a quien apenas conocía. Lo único que me causaba cierta tristeza era escuchar las palabras de mi Capitana. Hikaru era una persona buena y no se merecía una traición, por lo que no terminaba de comprender las razones del por qué esa mujer lo hizo. Mi decisión acerca de su destino no le gustaría a la chica de cabellos rubios, pero ya estaba decidido: si la pillaba, la mataba. No toleraba la traición y esta debía pagarse con sangre. Era la única forma de hacer valer la lealtad, o al menos eso pensaba yo. Sin embargo, ahora solo debía enfocarme en mi grupo y en pensar cómo seguir adelante, puesto que pensaba que esto no hacía más que empezar.

De repente la rubia se levantó y buscó algo entre los ropajes del tipo que venció. Mi mirada advirtió un anillo, pero no podía ver nada extraño en él. "Sí que has triunfado, Hikaru", pensé mientras le veía desde lo lejos. En una señal de victoria, la muchachita lanza un puño hacia delante y una llamarada sale despedida. Yo me hubiera preocupado, comprendiendo que no se trataba de cualquier objeto, pero mi Capitana no hizo más que alegrarse y mostrar entusiasmo, algo muy típico en ella. Yo necesitaba encontrar respuestas y sobre todo pensar en nuestro siguiente paso. Era temprano y aún había muchas cosas que descubrir, y conjuros que aprender, pero nos faltaba la pieza esencial de este engorroso laberinto: información.

Las palabras de Keith me sacaron de mis pensamientos, pues preguntó nuestro siguiente movimiento.

—Es bastante obvio, ¿no?— Repliqué fríamente— He dejado a esta mujer con vida para que pudiera responder a nuestras preguntas. En caso de no hacerlo, simplemente le matamos, la revivo como un no muerto y contestará todo lo que le pregunte.

Mi estrategia sonaba cruel y sin duda alguna ajena a los ideales de la Marina, pero era una forma rápida de obtener información. Tenía toda la disposición de ir a su cuerpo y despertarle, pero Hikaru se atrevió a revisar si tenía heridas. Tocó todo mi cuerpo, y como me pilló de sorpresa no tuve mucho tiempo para detenerla, aunque ya daba igual. Tras forcejear un rato y conseguir estar libre, me acerqué hacia la mujer y le pegué una patada para que despertara, pero no sin antes esposarla.  Ojo buen marine siempre llevaba un par de esposas conmigo. Antes de comenzar el interrogatorio miré su espada y la cogí, convenciéndome que le serviría más a una persona libre que a un futuro muerto. Yo no era espadachín, pero seguro que le podía dar alguna utilidad. Por otro lado, ya era hora de comenzar lo más importante.

—Tienes pocas opciones, mujer. Si quieres sobrevivir, responde a todas mis preguntas, y si no lo haces, pues te mato y ya verás como termino obteniendo lo que quiero –le comento fríamente–. No me hagas perder el tiempo, ¿vale? ¿Quién te ha enviado, y por qué querías matarnos?
avatar
Katharina von Steinhell
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 407
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
57/150  (57/150)
Experiencia:
75160/790000  (75160/790000)
Berries: 14.723.800

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Laberinto De La Muerte [Rol Banda Privado] [The Immortals]

Mensaje por Invitado el Vie 9 Jun 2017 - 8:41

La situación se había vuelto bastante complicada en un solo momento. Katharina había hecho algunas cosas con el cuerpo de aquella mujer, como esposarla por ejemplo. La rubia se quedó un poco confusa cuando dijo que la mataría si no respondía y no pudo evitar mirar a otro lado algo apenaba. Continuaba odiando las muertes y no pensaba participar en aquel interrogatorio. Mientras la segunda al mando se ocupaba, se puso a desmontar las tiendas de campaña. Su mirada era algo seria después de lo pasado, pero era feliz con su anillo. Ahora tendría algo para quemar cosas o freír la comida. Estaba segura de que el sabor sería delicioso cuando aquellas llamas invadieran los alimentos. Había sido un lástima no estudiar cocina, pues ella habría sido una marine cocinera genial. De todas formas, se inclinaba más por sus otras habilidades, las cuales le eran mucho más útiles a la hora de realizar su trabajo.

Una vez estuvo guardando las cosas se quedó mirando el cuerpo de aquel agente traidor, o al menos tenía aquellas pintas. Después de unos momentos caminó hasta donde estaban sus compañeros y se cruzó de brazos. Se puso algo pensativa, pues esperaba que Katharina no tardase mucho más en terminar. Ella tenía en su mente la traición de Kaori y le dolía bastante aquel hecho, pero estaba tratando de ocultarlo. Después de unos momentos no pudo evitar colocar su mano derecha en el hombro de la peliblanca e indicarle con la cabeza que todo había terminado. Entonces trató de abrazarla con fuerza, pues la quería muchísimo.

- Es hora de irnos… No puedo continuar después de lo de Kaori… Por favor. – Dijo entonces cerrando los ojos despacio. Se separó un poco a continuación y después se colocó en pie.

Estaba claro que se llevarían todos los cuerpos a la base para que pudieran interrogarlos como era debido, al menos a los que habían sobrevivido. Su unidad no era asesina, por mucho que su segunda al mando se liase a terminar con la vida de los criminales. Ella era incapaz de hacer algo así y lo siguiente que hizo fue mirar a Keith a los ojos. La joven estiró su mano hacia la mejilla del dragón y trató de acariciarla despacio mientras le miraba a los ojos. Tenía los suyos propios un poco humedecidos, pues ya estaba echando de menos a la dragona. Esperaba no recibir ninguna traición más, pues el dolor era devastador.

- Lleva los cuerpos al barco en tu forma completa ¿Vale? Te estaría muy agradecida. – Terminó de decirle sonriéndole de forma dulce.

Después de aquello cargó con la mochila en su espalda, pues ya no pesaba tanto al haberla vaciado de comida la noche anterior. La rubia miró a Katharina y tras guiñarle el ojo algo apenada aun le indicó que ambas pusieran camino al barco. Era el momento de volver a casa y aunque habían logrado cumplir la misión, habían perdido un compañero. Esperaba que al menos la que ahora era una traidora estuviese bien, pues ella no le deseaba el mal a nadie.

Off:
Tras vuestros post entregaré el rol. Bien hecho, Inmortals.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El Laberinto De La Muerte [Rol Banda Privado] [The Immortals]

Mensaje por Keith S. Branwen el Mar 13 Jun 2017 - 6:30

El joven sabía muy bien que las cosas se estaban yendo un poco de las manos y, por ende, no pudo evitar suspirar. El abandono de Kaori, la forma de actuar de Katharina... Aunque a esta última no podía reprocharle nada. Sus propio métodos también eran un poco cuestionables (al menos bajo el punto de vista de la rubia), pero al menos se aseguraba de hacer cuando no se encontraba con ella. Además, había cambiado un poco. Hasta hace un par de meses atrás se comportaba igual de frío de que la albina, aunque con una lengua mucho más sarcástica que seca. Ahora era mucho más tranquilo y amable que antes, aunque seguía manteniendo los rasgos básicos de su personalidad original. Volvió a suspirar y se alejó de Katharina, dejando que la albina se ocupara de toda la interrogación. Le preocupaba más el estado de Hikaru que la misión en estos momentos. En silencio, empezó a ayudarla a guardar las cosas.

Escuchó lo que le dijo a la albina gracias a su audición mejorada y no pudo evitar fulminar con la mirada al vacío. Le iba a dar una oportunidad de redimirse, pero la pelinegra acaba de sellar su destino. Cometió uno de los peores pecados en su libro, y por eso le haría pagar si volvían a encontrarse. No, esa perra no merecía las lágrimas de la rubia. Sus pupilas se rasgaron cual reptil por algunos segundos, pero logró controlarse a tiempo. Tampoco merecía su enojo, era algo innecesario, pero aún así le haría pagar. Tal vez algunos años pudriéndose en la calle podrían ser un buen castigo para ella.

Tan perdido estaba en sus pensamientos, que se sobresaltó un poco al sentir la mano de su capitana en su mejilla. Al ver sus ojos humedecidos por las lágrimas, no pudo evitar enojarse nuevamente. Esperara que donde sea que estuviera, que la pelinegra estuviera pasándola mal. No podía creer que haya pensado que podía haber tenido algo en común con ella, pero se equivocó. Escuchó sus palabras, suspiró y asintió. Este no era el momento de hablar. Ya habría tiempo más adelante. En silencio, tomó los cuerpos y, antes de pasar a forma completa, asintió en dirección de la albina en señal de despedida. Una vez transformada en su majestuosa forma completa, el joven alzó sus alas y salió volando hacia la base más cercana. De algo era seguro; los acontecimientos de hoy los recordaría por un largo tiempo.
avatar
Keith S. Branwen
Teniente
Teniente

Mensajes : 267
Fecha de inscripción : 21/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
53/150  (53/150)
Experiencia:
62165/790000  (62165/790000)
Berries: 2.488.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Laberinto De La Muerte [Rol Banda Privado] [The Immortals]

Mensaje por Katharina von Steinhell el Mar 20 Jun 2017 - 22:21

A pesar de torturarle levemente durante un buen rato, la mujer no soltaba ninguna palabra; o era que no sabía nada o simplemente no hablaría pese a mis métodos. Había una forma de hacerle hablar, pero terminé concluyendo que sería innecesario. Hacer algo así frente a Hikaru no haría más que agravar las cosas, y ella ya estaba demasiado triste como para ver a su segunda al mando ejecutar sin piedad a una persona. “Me convenceré que ella no sabe nada. Tal vez sea lo mejor”, pensé. El cuerpo de la mujer estaba lleno de arañazos y cortes profundos, pero nada que pusiera en riesgo su vida.

Estaba enfocando todas mis energías en la persona equivocada, pues ella no fue la que nos traicionó. La pelinegra… Ella era la causante de la tristeza de Hikaru, y debía pagar con su vida. La traición era algo intolerable y necesariamente se pagaba con sangre, al menos así pensaba yo. En ese momento me prometí a mí misma a encontrarle y capturarle, aunque no necesariamente con vida. Kaori era la chica quien debía tener las respuestas, y a Hikaru le gustaría saber el motivo de la traición.

–Vamos –le dije finalmente a la rubia–. Ya no hay nada que hacer aquí.

Vi como Keith pasaba a su forma verdadera: una majestuosa bestia alada. Tomó los cuerpos y siguió las órdenes de Hikaru. Me acerqué hacia ella, la miré y posé mi mano derecha sobre su hombro. Las palabras no salían de mi boca, no encontraba alguna frase de consuelo para lo que estaba viviendo. A mí me daba lo mismo, era una persona que no conocía y seguro no volvería a ver… Me costaba imaginar la decepción que estaba sufriendo mi capitana, pero al menos yo estaba de su lado.

–La encontraremos –añadí antes de caminar de regreso al barco.
avatar
Katharina von Steinhell
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 407
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
57/150  (57/150)
Experiencia:
75160/790000  (75160/790000)
Berries: 14.723.800

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Laberinto De La Muerte [Rol Banda Privado] [The Immortals]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.