Link
Normas

Rehenes: Versión engendro. [Pasado - Privado] [Maki y Zack]

 :: ZONA ROL :: Rol islas :: El paraiso :: Alta mar

Ir abajo

Rehenes: Versión engendro. [Pasado - Privado] [Maki y Zack]

Mensaje por Maki el Lun 10 Jul 2017 - 18:12

-Tengo a tu hijo -dijo el secuestrador, con la voz distorsionada por el pañuelo que había colocado sobre el caracol. Sonaba como si tuviese la garganta ronca pero al menos cambiaba su voz. Cualquiera podría reconocerla-. Si quieres volver a verlo, ve al...

-¿Pero qué dices? Yo no tengo ningún hijo. ¿Me estás tomando el pelo?

-Ui, perdón, me habré equivocado -se excusó antes de colgar. El secuestrador tachó el número y se volvió hacia su rehén-. Oye, ¿puedes repetirme el número?

-¿Otra vez? -protestó el rehén-. Muchacho, es la tercera vez que lo marcas mal. Escucha bien esta vez.

De nuevo, marcó el número mientras se lo dictaban. Hasta el caracol del Den Den Mushi parecía harto de aquel numerito. 

-Cuarteles Generales de la Marina. Comandante Rust al habla -respondió el interlocutor al otro lado del comunicador.

-Jajaja, vaya nombre. Rust....

-¿Qué tiene de raro? A la gente le gusta ponerse nombres muy feos. Como el tuyo.

-¡Mi nombre no es feo!

-¿Con quién hablo? 

-Vale, vale. Perdona, chico.

-Oh, se me olvidaba. Tengo a tu hijo... -comenzó el secuestrador.

-Ya te he dicho que no soy su hijo -El rehén parecía impacientarse.

-¿Entonces quién eres?

-¿Hola? ¿Hay alguien ahí?

-Soy un marine.

-¿Y los marines no tienen padres?

-¿Oiga? ¿Esto es una broma?

-Yo no, joven. Yo soy un poco... especial. ¿Acaso te parece que soy alguien normal?

-Voy a colgar como no conteste nadie.

-No sé, yo no te veo nada raro. Uy, perdón. ¿Hola? -dijo por el comunicador-. Tengo a tu... esto... ¿marine? ¿Cómo te llamas? -El rehén se lo dijo y el secuestrador asintió-. He secuestrado a un tal Camada.

-Kodama, chico. Es fácil.

-Eso. Gracias. He secuestrado a un tal Kodama. Si quieres volver a verlo...

-Un momento, un momento... ¿Has secuestrado a un capitán de la Marina? ¿Estás de broma?

-¡No es una broma! -exclamó el árbol en voz bien alta para que le oyese bien. El marine descansaba sentado tranquilamente con una taza de té en la que había echado sus propias hojas, para desconcierto de su secuestrador. 

-No puede ser. Va en serio. Capitán, ¿está usted..?

-Sí, sí, está bien. Pero lo he secuestrado yo y si quieres volver a...

-¿Y quién eres tú, maldito secuestrador?

-Me llamo Augustus -respondió el pez, todo inocencia-. Si quieres volver a...

-Eres hombre muerto, delincuente.

-Jooo nunca me dejan terminar.

-Si queréis volver a verme con vida, dice mi amable privador de libertad, debéis llevar cien millones de berries a la Estatua de la Vieja, en la isla de Asmera. Sino... bueno, no ha dicho nada, pero supongo que hará esas cosas de humanos que tanto os gusta hacer. Pero tranquilos, no hay prisa, tengo un libro pendiente y es muy largo. 

-Pues eso. Ya has oído -sentenció el secuestrador. Y acto seguido colgó el comunicador.


Última edición por Maki el Dom 13 Ago 2017 - 22:21, editado 2 veces
avatar

Mensajes : 176
Fecha de inscripción : 31/03/2014

Hoja de personaje
Nivel:
79/150  (79/150)
Experiencia:
148815/1000000  (148815/1000000)
Berries: 368

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: Rehenes: Versión engendro. [Pasado - Privado] [Maki y Zack]

Mensaje por Zack Suky el Miér 19 Jul 2017 - 2:27

Caminaba con paso firme por las calles de esta ciudad que ni siquiera sabía como se llamaba. Poco me importaba, ya que solo quería alejarme un rato de mi tripulación. Hoy no me apetecía aguantar sus riñas. Me apetecía algo de diversión y pasaba de aguantar a Drake y Arribor riñendo por la comida. Menudo par de zampabollos. Iba vestido con un chaleco corto color negro dejando mi cenicienta piel a la vista y unas calzonas del mismo color, mientras armas iban colocadas en su lugar. Las dos grandes en la espalda formando una gran equis y la katana que conseguí en aquel banco del demonio al cincho. Sin mis armas me sentía desnudo. Tanto su tacto como su peso me daban seguridad y confianza.

- Oye tío. ¿Dónde está el club de alterne más cercano? - pregunté al primer desharrapado que me encontré.

- No tiene pérdida. Sigue por esa calle hasta llegar a la estatua de la vieja. Una vez allí te pones a su espalda y te metes por la calle de la derecha. Sigues por ahí y la segunda calle a la derecha otra vez. Ahí está el mejor de la ciudad y no tiene pérdida - dijo el tipo casi sin respirar.

Las indicaciones aún danzaban en mi cabeza cuando llegué a la dichosa estatua. Qué fea. No entendía el sentido de fabricar un monumento así. En su lugar debería haber un bella mujer que diera alegría al lugar y no ese pellejo fabricado en bronce. Así conseguirían que alguien más la mirase.

-Vaya un desperdicio de materiales - pensé mientras prendía un cigarrillo.

Me coloqué a espaldas de la escultura como el tipo me había dicho y me orienté hacia... Hacia... ¿Hacia dónde me había dicho que tenía girar? Vaya mierda, ahora tendré que volver a preguntar o no encontraré el sitio nunca... Y no podía ser. Necesitaba beberme un chupito de tequila del ombligo de alguien.
avatar

Mensajes : 300
Fecha de inscripción : 11/08/2016

Hoja de personaje
Nivel:
58/150  (58/150)
Experiencia:
62389/1000000  (62389/1000000)
Berries: 33.533.600

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: Rehenes: Versión engendro. [Pasado - Privado] [Maki y Zack]

Mensaje por Maki el Dom 13 Ago 2017 - 22:38

-A ver, repíteme tu plan otra vez -pidió el marine. Maki se lo repitió sin problemas. Se sentía orgulloso de haber parido una estratagema tan astuta.

-Cuando tus padres...

-Los marines.

-Cuando los marines vengan -rectificó-, tú vas disfrazado y coges el dinero. Luego me lo traes, y entonces te dejo libre. 

-Pero... ¿Y si están esperando a ver si alguien va a coger el dinero? -preguntó el inocente rehén. Evidentemente, era incapaz de entender todos los matices del plan. Era a prueba de bombas.

-No lo harán. Hoy hace mucho calor y tengo preparado un truco para que estén distraídos. Tú coges el rescate y nos reunimos en el claro.

El extraño hombre con hojas en el pelo asintió claramente complacido. No parecía tampoco muy interesado, pues se había pasado casi todo su cautiverio leyendo, pero al menos no ponía pegas. ¡Y qué bien se había portado! Así daba gusto secuestrar a alguien. Los viejecitos iban a estar tan contentos...

La Estatua de la Vieja de Asmera era seguramente el monumento más feo que Maki había visto nunca. Representaba a una mujer mayor que había llevado la prosperidad a la isla. Había fundado dos docenas de clubs de alterne y licorerías, impulsando el comercio y la economía local. Por lo visto antes hubo una estatua suya bailando en una barra de striptis, pero alguien la robó y se la llevó a casa, así que pusieron otra más recatada, en la que se la veía fumando un cigarrillo a través de un largo palito. Al gyojin le ponía la capa babosilla y superficial de la piel de punta.

El rehén estaba ya disfrazado y en su puesto. Alto y fornido, casi como el tronco de un árbol, con un montón de hojas enredadas en el pelo, Kolada apenas destacaba. Llevaba puestas gafas de sol y un bigote falso, así que nadie lo reconocería. Mientras tanto, el propio Maki estaba también en su sitio.

-¡Limonada! -exclamaba-. ¡Limonada! ¡Rica limonada!

Vestido con una chaqueta y un gorrito de rayas rojas y blancas, el pez gota estaba bajo la sombrilla de su puestecito ambulante. Con el calor que hacía, su anterior dueño se había quedado dormido. El hombre había caído rendido sobre el charco del vómito de alguien, casualmente entre un montón de botellas de ron vacías. Pobre... Maki le dejó una piedrecita muy bonita antes de llevarse su negocio.

¡Y qué negocio! Lo tenía todo. Podía gritar, exprimir limones, comer azúcar... Y con el calor que hacía en esa ciudad, ningún marine se resistiría a una limonada bien fresquita, lo que daría a Kukama la oportunidad de llevar a cabo su parte del plan. Maki estaba contento. Todo estaba yendo como la seda.
avatar

Mensajes : 176
Fecha de inscripción : 31/03/2014

Hoja de personaje
Nivel:
79/150  (79/150)
Experiencia:
148815/1000000  (148815/1000000)
Berries: 368

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: Rehenes: Versión engendro. [Pasado - Privado] [Maki y Zack]

Mensaje por Zack Suky el Mar 15 Ago 2017 - 19:12

Comencé a otear los alrededores en busca de algún transeúnte que pudiese indicarme de nuevo el camino hacia el calor de una mujer con mejor aspecto que la de la estatua. Aún me arrepentía de no haber aceptado todavía la invitación que me hizo el Shichibukai de ir a su isla para visitar a las gemelas amantes del sado maso pero como Galuna estaba... Bueno, solo sé que debe estar a un huevo de donde me encuentro, así que no tenía otra opción que seguir buscando.

El sitio a pesar de ser una plaza tampoco es que estuviese muy abarrotada de gente y para colmo la que había no parecía que pudiese ayudarme. Un par de ancianas en un banco charlando animadamente, una pareja de jóvenes donde el hombre nunca me daría tal información estando con su novia y hombre de lo más raro que se comportaba de forma peculiar. Ninguno me valía... Hasta que a mis oídos llegó una voz que gritaba limonada. Un vendedor de la zona sí que podría darme la información necesaria si lo persuadía con un par de monedas. Estaba dispuesto a beberme una mierda de granizada si era necesario, así que sin más dilación me acerqué al puesto que se acercaba mientras rebuscaba en mis bolsillos algo de suelto aún con el cigarro a medio consumir en la boca.

- Perdona compañero... ¿Podrías ayudarme a encontrar un buen... - comencé a preguntar hasta que me vi bloqueado durante un segundo al ver al vendedor. - ¡¿Tú otra vez!? ¡El saquea tabaco! - espeté nada más recuperarme.

Era aquel ser extraño con el que me encontré en Síderos y que no paró de comerse mis cigarrillos mientras estuvimos juntos. Es verdad que intenté meterle en una pelea con un tipo que había por allí, pero el ser era tan demente como imprevisible. Lo imaginaba muerto en el fondo de un precipicio tras haber perseguido a una mariposa u algo así.

- ¿Qué haces en un sitio como este?




avatar

Mensajes : 300
Fecha de inscripción : 11/08/2016

Hoja de personaje
Nivel:
58/150  (58/150)
Experiencia:
62389/1000000  (62389/1000000)
Berries: 33.533.600

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: Rehenes: Versión engendro. [Pasado - Privado] [Maki y Zack]

Mensaje por Maki el Miér 30 Ago 2017 - 20:13

El primer cliente del día no se hizo esperar, y Maki lo atendió con mucho gusto. Era un anciano que paseaba con un bastón de marfil y llevaba tras él un par de niños. A Maki no le gustaban mucho los niños -eran muy chillones y les gustaba meterse con él- pero tenía que mostrarse amable con ellos.

-Tres limonadas, por favor -pidió el hombre. 

El gyojin se puso a ello de inmediato. Exprimió un par de limones con una mano y dejó caer el delicioso jugo en la jarra, pero una gota salpicó y le cayó en el ojo. Dios, como escocía. Maki empezó a dar saltitos y a sacudir la cabeza mientras se restregaba cono fuerza. ¿Cómo podía tener tan mala suerte? Con lo pequeños que eran sus ojos... De no haber sido completamente negros, seguro que se le habrían puesto rojos. Sin embargo, no tenía tiempo que perder. Su deber era atender al cliente aunque le fuese la vida en ello. Así que, tuerto como estaba, cogió el azúcar y lo echó a la jarra. No tenía nada para medirlo así que lo echó a ojo. Con media bolsa bastaría. Luego echó mano a la cuchara. Con un ojo menos no acertó a medir la profundidad y terminó tirándola, pero seguro que no pasaba nada si lo removía con la mano. 

-Va a estar muy buena -dijo. Y dulce, eso seguro. Notaba el medio kilo de azúcar pegarse a su mano; era como un montón de arena mojada. Lo peor era que tenía un cortecito en un dedo y el limón hacía que le doliese. Cuántos sacrificios por sus clientes... -Listo -anunció por fin, y echó la limonada en tres vasos. Tres deliciosos vasos de una pasta amarillenta de azúcar apelotonado. En el último momento pensó que debería echar una rodaja de limón, pero como él era generoso por naturaleza, echó los dos limones exprimidos enteros. Mucho mejor.

Sin duda, a sus clientes pareció gustarles, pues se fueron muy deprisa, seguro que para poder disfrutarla cuanto antes. Y no se había recuperado aún de la euforia de su primera venta, cuando llegó la segunda. Esta vez era un chico con la piel un poco... rara y el pelo de color chillón. De no haber sido por el olor a tabaco que desprendía, Maki no lo habría reconocido.

-¡Eres Cobi! -exclamó. Por culpa de sus cigarrillos había tenido un horrible sabor en la boca durante días, y no pensaba volver a dejarse tentar. Augustus Makintosh no caería en adicciones insanas. Era lo que se madre decía-. ¿Quieres limonada? Aún queda algo en la jarra. Pero date prisa, estoy en misión secreta.
avatar

Mensajes : 176
Fecha de inscripción : 31/03/2014

Hoja de personaje
Nivel:
79/150  (79/150)
Experiencia:
148815/1000000  (148815/1000000)
Berries: 368

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: Rehenes: Versión engendro. [Pasado - Privado] [Maki y Zack]

Mensaje por Zack Suky el Mar 5 Sep 2017 - 3:41

No me molesté en corregirle cuando se confundió con mi nombre. Había aprendido que la mitad de cosas que le decías pasaban por su cerebro como una brisa de viento y no las retenía, así que pasé del tema y me centré en mis propios propósitos. Con este ser nunca se sabía que pasaría y no esperaba que supiese llevarme al club de alterne que tanto deseaba. No tenía pinta de tener esas necesidades primarias… y el simple hecho de pensar en como tendría sus relaciones sexuales me dieron ganas de vomitar. – Que imagen más horrorosa… ¿Acaso tendrá pene?. Por suerte un escalofrío recorrió todo mi cuerpo he hizo que recobrase la compostura al poder apartar aquellos malos pensamientos. Menos mal.

- Dejemos ese mejunje para otro día compañero bulboso – tenía peor pinta que la cerveza de los tugurios más oscuros. Menuda plasta.- No quiero entretenerte con tu súper misión, así que iré a preguntarle a otro. Ya nos veremos en otra ocasión - dije esperando que no pasase en realidad.

Ahora ya no me quedaba otra que preguntarle al tipo raro que había visto antes. Ese del pelo tan raro, ya que apenas quedaba nadie en la plaza y él seguía solo. -Pues sí que es difícil encontrar unas putas aquí - pensé mientras dejaba atrás al pez. A su lado solo terminaría metiéndome en problemas, así que lo mejor era buscar otras opciones... Aunque una vez tuve al tipo de cerca me pareció aún más raro. Yo sería de metal... Pero si tuviese esa cara me costaría salir de casa. Tenía una especie de arrugas surcando su rostro de lo más peculiares y su pelo era todo un espectáculo. - Vaya una isla de engendros... Seguro que a Arri le gustaría.

-¡Hey! Abuelete - era a lo que más se me parecía - ¿Sabes dónde puedo encontrar un buen club de striptease?. Con ese rostro seguro que sabe donde hay chicas de compañía.

avatar

Mensajes : 300
Fecha de inscripción : 11/08/2016

Hoja de personaje
Nivel:
58/150  (58/150)
Experiencia:
62389/1000000  (62389/1000000)
Berries: 33.533.600

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: Rehenes: Versión engendro. [Pasado - Privado] [Maki y Zack]

Mensaje por Maki el Lun 18 Sep 2017 - 10:12

-No me llamo Bulboso, soy Augustus -le corrigió Maki. El bueno de Blas siempre se equivocaba con los nombres. Seguramente sería por fumar; todo el mundo sabía que fumar afectaba a esas cosas cerebralares. 

Aunque le habría gustado preguntarle, su amigo el fumador se alejó enseguida. Casi mejor, porque él tenía cosas importantes que hacer y no quería distraerse. Pero sí que le habría gustado preguntarle por qué era gris. ¿O es que siempre había sido gris? Parecía estar hecho de algo muy duro, como hierro o pasta de bellotas. Pero gris. Hasta brillaba cuando le daba el sol. 

-¡Oh, no! ¿Y si está enfermo? -pensó en voz alta. Esa idea era aterradora, porque podría haber contaminado su deliciosa limonada. ¿Qué pasaría con los clientes? ¿Es que nadie pensaba nunca en los clientes? Si alguno enfermaba tras beber en su puesto, su reputación se hundiría. Nadie volvería a comprarle nada, y adiós a sus sueños de ser un vendedor de limonada profesional. ¡Maldición, ya no podría comer más azúcar!

En ese terrible momento de pánico, la parte de él que sabía funcionar bajo presión hizo su aparición. Se recordó a sí mismo quién era: el Comandante, el más temible enemigo del mal. Y las enfermedades eran malas, así que eran el mal, por lo que entraban dentro de su campo profesional. Decidido a que la justicia ganase, cogió todo lo que iba a necesitar: el palito con el que removía la limonada, un pañuelo que se ato sobre la boca y la nariz, una linternita, y a su rodillo-mascota, Rudy, que siempre llevaba a todas partes. Todo eso era lo que había visto usar a los médicos humanos aquella vez que tuvo que ir al hospital del cuartel secreto por haberse comido unas cuantas balas creyendo que eran palomitas. 

Dejando por el momento el puesto de limonada -esperaba que nadie quisiera comprar en unos minutos-, el Comandante echó a andar hacia Jack a paso decidido. El fumador estaba hablando con el marine secuestrado. ¿Y si lo echaba a perder? "No, no pienses así, Augustus. Está enfermo y has de ayudarle".

-¡No te preocupes, Zart! ¡Vengo a curarte! -dijo bastante más alto de lo que habría sido conveniente, pero no menos como lo que la heroica situación merecía. El pañuelo que hacía las veces de mascarilla se le había enrollado sobre la boca la hablar y ahora le quedaba como un extraño bigote blanco. Un hilillo de baba colgaba de la boca del Doctor Maki, pero lo dejó estar porque tampoco estaban en un quirófano-. ¡Conseguiré que vuelvas a tener un color normal! ¡Uno como el mío!

Acto seguido, fue a meterle el palito de la limonada en la boca para verle la lengua. No se preocupó por los grandes pegotes de azúcar adheridos a él. Eso solo le daría mejor sabor.


Última edición por Maki el Lun 20 Nov 2017 - 16:12, editado 1 vez
avatar

Mensajes : 176
Fecha de inscripción : 31/03/2014

Hoja de personaje
Nivel:
79/150  (79/150)
Experiencia:
148815/1000000  (148815/1000000)
Berries: 368

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: Rehenes: Versión engendro. [Pasado - Privado] [Maki y Zack]

Mensaje por Zack Suky el Dom 19 Nov 2017 - 23:12

El tipo al que decidí preguntar se hizo el sordo. Este torció el gesto mientras miraba a la nada sin musitar palabra. Quizás le había ofendido la pregunta porque su hijita era una de esas chicas que meneaban el trasero por unas cuantas monedas, pero yo no tenía culpa de ser una de esas mentes débiles que se dejan llevar por las necesidades primarias del hombre y que no dudan en saciarlas por un par de monedas. Así que me dispuse a mandarlo a la mierda antes de irme a buscar el sitio yo solo... O al menos esa era la idea hasta que noté un tirón acompañado de la voz del pez.

- Quita esa cosa asquerosa de mi cara - comencé a decir mientras me resistía como podía. El muy bastardo era más fuerte de lo que pensaba y no conseguí pararlo del todo, aunque sí lo suficientemente rápido para evitar que aquella cosa pringosa acabase en mi boca... Pero no en mi pelo que es donde terminó. - ¡Será posible! - espeté malhumorado mientras intentaba despegar la cosa asquerosa de mis cabellos azulados. - ¡No estoy enfermo estúpido! Fue poco después de nuestro encuentro en la isla de Sideros. Un condenado genio me volvió de metal, así que dudo que esta mierda pueda curarme - proseguí tras quitarme al final el trozo de palo.

Las personas que iban pasando por el lugar se paraban por el escándalo que estaba montando y otra tanta se aunaba al ver la aglomeración. Si es que somos como borregos.

- Como vuelvas a acercarme otra cosa de esas... Juro que reventaré ese puesto inmundo hasta convertirlo en un amasijo de hierro - seguí pasando de la creciente multitud mientras señalaba a la cara del pez con dichoso palo.

Algunos susurraban nerviosos si debían de llamar a los marines del lugar, pero realmente me la sudaba. Si hay algo que no se puede tocar es mi pelo y mis armas. - Y me llamo Zack, ¡joder!
avatar

Mensajes : 300
Fecha de inscripción : 11/08/2016

Hoja de personaje
Nivel:
58/150  (58/150)
Experiencia:
62389/1000000  (62389/1000000)
Berries: 33.533.600

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: Rehenes: Versión engendro. [Pasado - Privado] [Maki y Zack]

Mensaje por Maki el Lun 20 Nov 2017 - 16:11

Maki tardó un poco en reconocer a su rehén. El disfraz que había improvisado era tan perfecto, con esas gafas y ese bigote de mentira, que podría haber sido cualquiera. ¿Qué estaba haciendo con Clark? ¿Acaso se conocían? Más le valía a ese fumador de hierro que no le contagiase su enfermedad rara, o sino no le pagarían el rescate.

-No te metas con mi puesto de limonada -protestó Maki-. No te daré ni un vaso si lo haces.

Era mentira, porque Maki el vendedor jamás dejaría escapar a un cliente sin encasquetarle al menos medio litro de delicioso zumo de limón, y menos en un día tan caluroso, pero eso no tenía porqué decirlo. Sería mejor que Fart creyese que tomaría serias medidas, y así no tocaría su negocio.

-¿Y qué haces hablando con él? -le dijo a su rehén-. ¿Y si es un marine? ¿O si quiere secuestrarte?

-Me preguntaba por... cosas de humanos. No sé quién es, pero puede estar traquilo -respondió la persona-árbol.

-Oh, pues os presento. Jackie, éste es Kuwuama. Kogana, Frank "el Metálico" -El pez vio claro que había algo raro con los nombres, pero no terminaba de ver el qué. 

Y tampoco tuvo tiempo, porque de repente apareció el hombre con el rescate. Llevaba uniforme de marine y sujetaba una bolsa muy grande en la que seguramente llevaría el dinero para los viejecitos. Iban a ponerse muy contentos cuando Maki les diese el dinero para poder pagar su residencia nueva. 

Sin embargo, ¡Maki no estaba en su puesto! Por ayudar al tipo de hierro había desatendido su brillante tapadera y ahora no había nadie que vigilase por si aparecían más soldados. Iba a tener que ser muy sutil.

-Eh, eh, Zap. ¿Puedes ir y pedirle "el rescate" a ese hombre de ahí? -le propuso a su nuevo amigo-. Dile que vas de parte de Augustus, y a cambio te deberé una.
avatar

Mensajes : 176
Fecha de inscripción : 31/03/2014

Hoja de personaje
Nivel:
79/150  (79/150)
Experiencia:
148815/1000000  (148815/1000000)
Berries: 368

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: Rehenes: Versión engendro. [Pasado - Privado] [Maki y Zack]

Mensaje por Zack Suky el Vie 29 Dic 2017 - 4:09

La conversación con el pez comenzó a desvirtuarse con cada palabra que salía de su bulbosa boca. Intentar mantener una conversación normal durante más de cinco segundos se me antojaba imposible estando con él... Pero para hacer la cosa aún más enrevesada parecía conocer al tipo del banco, el cual tampoco parecía ser una persona normal.

-¿Por qué Dios me dio este imán para los tontos? - comencé a lamentarme mientras fulminaba con la mirada al pez al escuchar la presentación. -¿Acaso no puedo salir un rato sin que me pase algo?

- Encantado Kowuogama, o cómo cojones sea. No me llamo Frank, como dice tu avispado amigo, sino que me llamo... - comencé a contestar hasta que me vi cortado a mitad por el gyojin.

-Y una mierda Fargustus - dije pronunciando mal su nombre adrede. Aún no había mirado siquiera a quien decía que tenía que pedirle no se qué. Viniendo de él seguramente fuese otro pintoresco personaje que no estaba dispuesto a aguantar. Por hoy ya había cumplido el cupo de aguantar aberraciones... O esa era la idea hasta que la curiosidad me venció y eché un vistazo para ver de quien hablaba. Algún día dicha curiosidad me granjeará un problema del que no pueda escapar, pero esta vez consiguió llamar no solo a mi incesante curiosidad, sino mi avaricia también... Y esa podía ser aún mayor.

En escena entraba un marine, complemente uniformado, qué sutil él, cargado con un saco que olía a dinero. Le faltaba el característico símbolo del berry estampado en él para ser más claro, por lo que tenía que pensar rápido mis siguientes movimientos si quería conseguir tajada minimizando los daños... Aunque una pequeña vocecilla en mi cabeza me decía que con Augustus eso era imposible. Era un fallo en cualquier escenario que pudiese plantear, pero el dinero era el dinero.

- Bueno, pesándolo bien podría ayudarte. Pero no cobro con favores. Si quieres que te ayude tendrás que pagarme. O vamos a medias en las ganancias o tendrás que apañártelas tú solo - dije dejándome llevar por mis ansias de dinero. - Tú decides... Aunque yo no me fiaría de dejar este apetecible carro mucho tiempo solo. Seguro que alguien con contactos en el mundo de la limonada podría sacar un buena tajada... - proseguí intentándole meter prisas usando lo que creía que era un lenguaje que podría entender y con el que podría intentar convencerle. - Además con mi parte podría montar un puesto yo y llevar el mundo de la limonada hasta mi isla natal. Este exquisito elixir debería estar en todos lados... Pero no tengo dinero con el que costeármelo.
avatar

Mensajes : 300
Fecha de inscripción : 11/08/2016

Hoja de personaje
Nivel:
58/150  (58/150)
Experiencia:
62389/1000000  (62389/1000000)
Berries: 33.533.600

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: Rehenes: Versión engendro. [Pasado - Privado] [Maki y Zack]

Mensaje por Maki el Mar 6 Feb 2018 - 0:21

"Oh, dioses de la limonada, ¿por qué me tentáis?"

Solo había tres cosas en el mundo a las que Maki no podía resistirse: las tartas de arenques, las obras de teatro basadas en las románticas leyendas del fondo del mar, y un solvente plan de negocios. Y que Vlack le propusiera extender su imperio de la limonada por el mundo entero representaba una oportunidad única. Ya se lo imaginaba... "Limolandia. Bébete el zumo de los limones de Augustus". Sin duda, arrasaría.

-Muy bien, Chap, acepto. Te daré el rescate a ti y tú me ayudarás a montar Limolandia.

"Pero Augustus, ¿qué será de los viejecitos?", le preguntó el Maki-ángel en miniatura que había aparecido en su hombro izquierdo. Maki se lo quedó mirando, maravillado con lo mucho que aquel pez con alitas y halo se parecía a él.

"Al cuerno los viejecitos", respondió el Maki-demonio en su hombro derecho. Tambíen tenía la cara de Maki, solo que iba vestido con un ceñido traje rojo de licra a través del cual se revelaban todas sus curvas. También tenía una diadema con cuernos y una especie de tenedor.

-"Pero, pero...", intentó decir el ángel.

"Tú calla", repuso, convincentemente el demonio.

-Suena lógico -dijo el verdadero Augustus. Los argumentos del demonio escondían un razonamiento tan potente que era imposible no hacerles caso-. Lo siento, Komada, pero hay que cambiar de planes.

No creía que a su secuestrado le importase mucho a qué destinase el dinero. Al fin y al cabo, solo se había dejado secuestrar después de perder una apuesta con Maki. El muy tonto decía que los gatos siempre caían de pie. Se llevó un chasco cuando el gyojin tiró uno al mar y éste se hundió. Caer de pie... que bobada.

-Pues eso, Zad. Tenemos un trato. Tú, yo y Rudy el rodillo -Levantó a su rodillo-mascota para que lo viese bien-. Tú acércate a ese marine, pídele el rescate, dile que pueden llevarse al rehén y luego huimos. Tengo un plan para eso.
avatar

Mensajes : 176
Fecha de inscripción : 31/03/2014

Hoja de personaje
Nivel:
79/150  (79/150)
Experiencia:
148815/1000000  (148815/1000000)
Berries: 368

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: Rehenes: Versión engendro. [Pasado - Privado] [Maki y Zack]

Mensaje por Zack Suky el Vie 30 Mar 2018 - 4:01

Todo el mal rollo de instantes antes se esfumó cuando comencé a ver como la bulbosa cara del gyojin comenzó a iluminarse cuando le hablé de expandir su estúpido negocio, por lo que antes de que abriese la boca diciendo que aceptaba el trato yo ya había empezado a imaginar donde comenzaría a gastar toda mi parte... Y en ninguno de mis planes había limones ni limonada. Otra cosa era por qué los marines se encargaban de pagar el rescate de un tipo tan raro como el tal Kodama, aunque eso a mi parte amante del dinero se la sudaba bastante.

-Eso es problema del Zack del futuro - pensé mientras lucía una sonrisa de oreja de oreja mientras miraba de nuevo al marine.

Me encaminé hacia Kodama con paso tranquilo mientras evaluaba la situación. Pocos transeúntes quedaban en la plaza aparte de nosotros. El escándalo inicial quedó relegado a segundo plano cuando nos pusimos a charlar, por lo que la mayoría de gente se había marchado tras ver que nadie se pegaba. Ya solo quedaban en la zona el marine, una pareja de ancianas que charlaban animadamente entre ellas y un tipo que paseaba con unos de esos típicos chuchos coñeros en brazos. El muy bastardo parecía como embalsamado, el perro y no el dueño, pero tampoco era momento de centrarse en por menores.

-Bueno Kogama, ha habido un pequeño cambio de planes. Seré yo quien te lleve en nombre del pez - dije al tipo rugoso con gafas de sol.

Este no dijo palabra alguna, si no que me miró durante unos segundos sin decir nada y terminó levantándose. Cuando se puso en pie fui consciente de lo grande y robusto que era el tipo. Ahí sentado no imponía tanto, por lo que otro interrogante cruzó mi mente cuando vi a este enorme tipo. ¿Cómo se las habrá ingeniado el estúpido pez para atrapar a alguien así? Fuese como fuese, la cosa ya estaba hecha, ya que el marine vio al peculiar hombre y comenzó a andar hacia nosotros. Tenía pinta de querer decir algo, pero me adelanté y me puse entre los dos.

-Bueno, bueno, bueno... Aquí traigo al tipo este en nombre de Augustus. Espero que hayáis sido buenos y esté todo - dije sin dejar de sonreír.

- Está todo, pero como le hayáis hecho algo al capitán... Todo el peso de la marina caerá sobre voso...

-Bla, bla, bla... Deja eso para quien le interese compañero - corté la conversación mientras echaba mano de la saca con gesto rápido con la intención de quitársela de las manos, aunque me encontré con una resistencia que no esperaba.

La tensión comenzó a aumentar mientras comenzábamos lo que parecía un concurso de miradas furibundas. Estaba a un tris de tirar la otra mano hacia la empuñadura de mi arma y así zanjar las cosas de una vez, pero entonces el secuestrado dijo unas palabras que sirvieron para tranquilizar al marine. Tanto, que se relajó un momento para asentir a quien parecía su superior y momento que aproveché para quitarle la saca. La abrí con un ligero movimiento de manos y rápidamente se me iluminó el rostro cuando vi la ingente cantidad de dinero. Si no fuese porque me daba mucho asco le daría un beso al gyojin en la calva.

-Pues Kakowuama es todo tuyo - dije mientras me apartaba con mi dinero. -Ha sido todo un placer hacer negocios contigo, por lo que Limonadas Augustus te lo agradece - terminé con sorna mientras me daba la vuelta de forma chulesca para buscar al gyojin y su rodillo.

Ya solo me quedaba buscar la forma de engañarlo a él y así quedarme con todo el botín, pero entonces mi fino oído tejonil, como diría mi capitán si estuviese aquí, captó algo que hizo que me saltasen todas las alarmas.

-Me alegro que esté bien capitán. No se preocupe, que les daremos una lección a esos tipos ahora que está sano y salvo. ¡Chicos, ahora!

Me di la vuelta justo en el momento en el que las dos viejas se abrían el abrigo y dejaban ver una ropa demasiada ajustada para su edad y unas temibles armas. Una portaba un hacha y la otra un tipo de espada corta. Una gladius si mi ojo de herrero no fallaba, pero lo más sorprendente e impactante fue la escena que se desencadenó a continuación, ya que las viejas no parecían ser los únicos marines encubiertos. El tipo del perro embalsamado lo cogió por una postura extraña, agarrándolo por las patas e introduciéndose la cabeza en el sobaco... Aunque ahí no acababa la locura, ya que tras activar algún tipo de mecanismo el bicho empezó a escupir balas a diestro y siniestro por la cola.

-Joder, que mierdas más raras inventan esta gente - espeté mientras corría a toda velocidad a esconderme tras el puesto de limonada de Augustus.

Uno de los proyectiles había conseguido rasgar mi brazo izquierdo, por lo que mi piel metálica comenzó a teñirse de carmesí dándole un contraste aún más llamativo.

-Maldito pez, ¿tienes algún plan para salir de aquí o tendremos que machacarlos? - pregunté malhumorado por el dolor de la herida.
avatar

Mensajes : 300
Fecha de inscripción : 11/08/2016

Hoja de personaje
Nivel:
58/150  (58/150)
Experiencia:
62389/1000000  (62389/1000000)
Berries: 33.533.600

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: Rehenes: Versión engendro. [Pasado - Privado] [Maki y Zack]

Mensaje por Maki el Dom 3 Jun 2018 - 12:41

Maki no pudo evitar soltar una lagrimita cuando vio como su rehén se marchaba con sus compañeros. Había sido tan amable como para dejarse capturar y así conseguir dinero para una buena causa, y nunca podría agradecérselo suficiente. Si bien es cierto que a Maki se le había olvidado la buena causa en cuanto la perspectiva de montar un negocio de limonada internacional se le había presentado. El zumo de sus grandes y jugosos limones estaría pronto en boca de todos. Literalmente.

Aunque para eso tenían que huir. De momento, el gyojin estaba escondido detrás de su puesto de limonada junto con su proveedor de tabaco de pelo azul. Los marines les disparaban y agujereaban su querido puesto sin piedad, pero no era nada que no pudiese arreglar. Maki se adaptaba a todo; si tenía que poner un poco de masilla en los agujeros, pues lo haría y seguiría adelante. Eso si salían con vida, claro.

Ésa siempre fue la parte del plan que peor llevó. La idea inicial incluía un gorro con hélices para escapar por el aire, pero se le cayeron al agua y quedaron inutilizados. Su plan B era excavar un túnel, pero no tenía ni idea de cómo hacerlo. El C era bastante complicado, y mejor no hablar del D. Así que toda su estrategia se reducía a improvisar y ver qué pasaba. Pero Maki era un líder nato, y sabía que si le decía eso a su grisáceo amigo, éste se desanimaría mucho. Así que hizo lo que todo buen líder: mentir.

-Pues claro que tengo un plan -Maki guiñó un ojo involuntariamente. No pudo evitarlo-. Tenemos que... que esperar a...

No tenía ni idea de cómo mentir. Era un tipo sincero por naturaleza, y la inventiva estaba lejos de su capacidad. Pero por suerte era un experto improvisando, y eso fue lo que hizo. Se subió sobre el carrito y se agarró fuerte, pateó la cuña de madera que impedía que se fuese rodando cuesta abajo, y gritó a su socio:

-¡Agárrate!

El puesto de limonada, acribillado desde todas direcciones, comenzó a caer cuesta abajo cada vez más rápido, dejando tras de sí una estela de polvo y limones aplastados. Los paquetes de azúcar, agujereados, salían disparados desparramando su contenido por todas partes; las cucharas y los hielos volaban por todas partes, dándole en la cara, y los vasos y las jarras se rompieron en cuestión de segundos. Era una pena pero... Bueno, era divertido. Más adelante se veía el puerto, con barcos marines rodeando los demás navíos. El carro iba cada vez más deprisa, dando tumbos y botes con cada bache. Había que reconocer que era una gran forma de huir.

-¡Wiiiiiiiiiiiiiiiiii!
avatar

Mensajes : 176
Fecha de inscripción : 31/03/2014

Hoja de personaje
Nivel:
79/150  (79/150)
Experiencia:
148815/1000000  (148815/1000000)
Berries: 368

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: Rehenes: Versión engendro. [Pasado - Privado] [Maki y Zack]

Mensaje por Zack Suky el Miér 4 Jul 2018 - 14:15

Exactamente no sabía si me había dado un iptus u algo similar, pero desde luego algo me andaba mal en la cabeza. No comprendía como me había dejado llevar a esta situación... Bueno sí, por avaricia... Pero que dejasen mi culo metálico como un colador no había entrado en mis planes en ningún momento, ya que se suponía que todo esto era una simple transacción por un marine cualquiera, pero no. El viejo rugoso de peinado raro había resultado ser Capitán, cosa que casi me hace gracia al volver a mirar la cara de estúpido que tenía mi acompañante tras mi pregunta. Me era inevitable preguntarme cómo coño alguien así había podido atrapar a un alto cargo de la marina, aunque tampoco pude buscarle muchas respuestas puesto que por fin el pez reaccionó con su impresionante plan.

Me apeé como pude al carrito y enseguida comenzamos un desenfrenado descenso en el que volaban balas y utensilios para hacer limonada por doquier, haciendo que en apenas unos segundos terminásemos completamente pringados mientras nos castañeaban los dientes por el traqueteo... Aunque, siendo sincero, tampoco sabía si el pez usaba de eso, pero siendo positivos había que admitir que el absurdo plan estaba saliendo bien pues rápidamente dejamos atrás a nuestros perseguidores mientras atravesábamos las calles de la ciudad llevándonos por delante todo lo que se nos cruzaba, ostias, ¿ese bache era un gato?

Tras unos segundos de intenso traqueteo comencé a divisar la zona portuoria donde me había apeado para darme mi escapada, por lo que comencé a saborear prematuramente todo el ron que me iba a comprar con mi parte del botín... O al menos hasta que un grupo de cuatro marines armados con mosquetes aparecieron de una calleja y cortaron la calle mientras se ponían en formación. Teníamos poco tiempo de reacción, por lo que simplemente me giré hacia Augustus y le dije - Agárrate fuerte.

Activé mi ámbito y la figura del Raijuu se manifestó cubriéndonos a los dos justo en el momento en que resonaron los mosquetes. Los proyectiles impactaron contra la barrera que había creado aguantando lo justo para no acabar agujereados, aunque bien sabía por experiencia que no resistiría mucho más. Por suerte estábamos a escasos metros y cuando la barrera se destrozó nos encontrábamos ante el grupo de marines que parecían sorprendidos por la aparición del animal legendario, cosa que los hizo ralentizarse lo suficiente como para que nos chocásemos brutalmente contra ellos.

En apenas unos segundos el mundo se volteó mientras salía despedido del carrito de limonada junto al saco del dinero, el cual no solté en ningún momento y abracé como una madre abraza a su hijo recién nacido, dispuesta a dar su vida por su seguridad... O eso decían.
avatar

Mensajes : 300
Fecha de inscripción : 11/08/2016

Hoja de personaje
Nivel:
58/150  (58/150)
Experiencia:
62389/1000000  (62389/1000000)
Berries: 33.533.600

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: Rehenes: Versión engendro. [Pasado - Privado] [Maki y Zack]

Mensaje por Maki el Lun 23 Jul 2018 - 14:04

Maki descubrió por las malas que no era buena idea gritar en un medio de transporte tan inestable como un carrito rodando descontrolado por una calle mal asfaltada. En cuanto se toparon con un bache especialmente grande y sorprendentemente parecido a un gato, se mordió la lengua. Dios, cómo dolía. Odiaba que le pasase eso, y le ocurría con demasiada frecuencia para su gusto. Sobre todo cuando comía palomitas.

Lo que pasó después le resultó bastante confuso. Disparos, luces, saltos y el mundo entero girando a lo loco. ¿O era él quien giraba? Lo siguiente que supo fue que estaba en el agua. El frío del mar le ayudó a despejarse del mareo y a ubicarse un poco. Para empezar, sabía que estaba en el agua. Y ya. No era mucho, pero no era un mal comienzo.

Nadó hasta la orilla y trepó hasta salir a la zona portuaria. Los marines parecían estar buscando algo, seguramente a él, pero no había ni rastro de su amigo del tabaco. Del tabaco y del dinero, y es que Zap aún tenía el saco con el rescate. Los viejecitos necesitaban ese dinero, no podía perderlo. Decidió que lo mejor sería llamarlo en voz alta:

-¡Zabb! ¿¡Ondhe ehtad!? -dijo Maki con su lengua hinchada-. ¡Dedebos ge idnos!

El gyojin recorrió toda la zona sin dejar de llamar a gritos a su compinche de pelo azul. Una parte de su ser se temía que le hubiese pasado algo -igual le había abducido una civilización extraterrestre, o podía haberle dado un bajón de azúcar-, y otra se temía que el dinero le hubiese corrompido. No, Zac nunca le traicionaría. No después de tanto tiempo y de haberse encontrado ya dos veces en su vida. Era una amistad forjada en el fuego de la batalla y templada con el agua de los secuestros a gente rara.

-¡¿Adien ha gisdo a Zab?! -gritó. Al final tuvo la genial idea de preguntarle a unos marines con pinta de estar muy atareados. Les explicó que buscaba a su amigo, que era fácilmente reconocible por su pelo azul y por el saco con el dinero del rescate. A los marines no debió gustarles oír eso porque, aunque algunos se fueron a buscarle, otros se quedaron allí y apuntaron a Maki con sus rifles-. Do no he hedo naha.
avatar

Mensajes : 176
Fecha de inscripción : 31/03/2014

Hoja de personaje
Nivel:
79/150  (79/150)
Experiencia:
148815/1000000  (148815/1000000)
Berries: 368

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: Rehenes: Versión engendro. [Pasado - Privado] [Maki y Zack]

Mensaje por Zack Suky el Lun 22 Oct 2018 - 21:30

La caída duró unos segundos que se me antojaron un tanto angustiosos. El arriba y el abajo perdieron su sentido literal durante unos momentos por culpa del choque, como si de un globazo de tripis se tratase, aunque al final lo peor todo terminó siendo la caída. No por el dolor en sí, la compañía de mi insconciente capitán me había hecho resistente ante los percances físicos, si no por el lugar en el que había caído de forma estrepitosa.

Antes siquiera de que mi vista se acostumbrase a la normalidad de la disposición de las cosas ya me había llegado el fétido hedor de las cebollas espachurradas bajo mi culo. Tuve que hacer un esfuerzo sobrehumano para salir del puesto sin vomitar mientras me quitaba una especie de tela de encima. Tarea que se alargó durante unos segundos más por culpa a mi reticencia a soltar el saco del dinero.

Desde que había pisado este maldito lugar solo me estaban pasando cosas malas, así que me negaba a irme de vacío por muchas vicisitudes que se presentasen. Salí como pude de la trampa infernal de cebollas en la que me encontraba, con un aroma que me acompañaría durante los mismos días que me duraría la mala leche que me estaba entrando, mientras daba un par de tumbos hasta incorporarme del todo para intentar pensar nuevamente en la situación que me encontraba. Podía pagarlo con Augustus por no avisarme de los detalles de lo que estaba sucediendo con el secuestro, pero en el fondo sabía que su mente obtusa no iba a comprender ninguna reprimenda, así que me limité a maldecirlo mil veces mientras me encaminaba a buscar una ruta por la que huir, aunque fuese sin el pez.

Los marines no tardarían en llegar... cosa que no tardó en reafirmarse cuando me crucé con un pelotón que se encontraba observando a la morsa. Una vez más mi prodigiosa suerte me había guiado por el camino adecuado, aunque la muy puñetera no acabó ahí, si no que uno de los marines me avistó, uno tuerto para más inri, y no tardó en avisar a los demás. El grupo se dividió en dos y rápidamente comenzaron a increparnos.

Podía intentar dar media vuelta y echar por patas. Seguramente podría escabullirme o tenderles una emboscada en algún callejón o algo parecido, pero en el fondo sabía que una vez que mi buena suerte se activaba no había quien la parase, por lo que decidí dejar de darle tantos rodeos al asunto y enfrentar a esa maldita bastarda que pretendía joderme el día. Solo lo mezquino y enrevesado que era todo podía darle chispa a este raro y fortuito encuentro... Porque si no es enrevesado el hecho de haber venido para "joder" a alguna jovencita y haber acabado "jodido" yo por una jugetona y caprichosa... No se entonces ya que lo es, aunque tampoco tuve tiempo para más divulgaciones puesto que uno de ellos, un tipo con mostacho y bastante corpulento, se adelantó aprovechando mi sorpresa por la situación mientras sus compañeros esperaron en la retaguardia con sus armas de fuego.

Odiaba tener que luchar contra enemigos con mosquetes, más cuando no tenía mi arma en las manos para revanarles la cabeza por osar encañonarme, así que tenía que improvisar lo antes posible si no quería acabar agujereado. Sabía que si intentaba desenvainar los muy cobardes dispararían sin pensarselo dos veces, por lo que me quedé quieto mientras se acercaba el que se había adelantado mientras me increpaba a que soltase el botín. La situación comenzaba a ponerse tensa y el tiempo para aprovechar el momento y sacar ventaja de la situación comenzaba a acabarse... O al menos hasta que la voz de mi capitán cruzó mi mente con una de sus gloriosas frases: "Golpea con lo que puedas y siempre con las mismas ganas que si fuese tu abuela". Era algo que solo le había escuchado una vez... Quizás ni siquiera fue eso lo que dijo, pero dada la situación pensaba ponerlo en práctica.

Esperé a que el marine que se acercaba bajase la guardia creyendo que me rendía y con un rápido movimiento, aprovechando mi velocida y fuerza, le arreé con el saco del rescate con un golpe ascendente en todo el mentón. No fue lo suficiente para noquearlo, pero sí lo justo para causar sorpresa y asombro entre los marines y así poderme cubrir del grupo de atrás usando a su compañero como escudo, el cual no tardó en verse acribillado cuando las prisas y el nerviosismo hizo disparar a sus compañeros.

La euforia de la lucha comenzaba a despertar mis instintos primarios. Desde que era miembro de los Sin Corazón había comenzado a cogerle un gusto insano a luchar, por lo que no pude evitar lucir una sonrisa exultante en el rostro mientras que la del grandullón se deformaba a cada disparo que recibía su corpulento cuerpo... O al menos así fue hasta que uno de los disparos rasgó el saco y su contenido comenzó a tintinear por todo el suelo, hecho que transformó todo la euforia en rabia y dio paso a mi pequeño descontrol. Antes de darme cuenta si quiera ya estaba transformándome en mi Strong Point, alcanzando una altura y musculatura sobrehumana mientras los rasgos se transformaban en los de un tejón.

Sin más dilación agarré el cuerpo inerte del marine por la perchera y se lo lancé a sus compañeros con todas mis fuerzas, haciendo que algunos se dispersasen mientras el resto era golpeado brutalmente por su compañero. Con un poco de suerte el marine muerto llegaría hasta Augustus y también lo golpearía, aunque no me paré a comprobarlo, si no que me abalancé hacia el marine más próximo que intentaba incorporarse y le di un patadón a la altura del pecho que lo lanzó volando como si de una pelota se tratase... O bueno, como si de una pelota chillona que crujía se tratase.

-Idos ahora mismo o morid por esta chatarra - espeté mientras le propinaba un puñetazo en el cogote al que más cerca se encontraba.

Claramente podía leer el terror en la cara de los pocos que quedaban aún en pie. Seguramente no les había atacado nunca una abominación como yo, pero no por eso iba a darles tregua alguna. Habían conseguido mosquearme más que si me hubiesen disparado a mí directamente. Con el dinero no se juega.

-¡Augustus, deja de hacer el subnormal y recoge el dinero! - grité al pez mientras seguía golpeando marines antes de que pudiesen recobrar la compostura y volviesen a disparar.
avatar

Mensajes : 300
Fecha de inscripción : 11/08/2016

Hoja de personaje
Nivel:
58/150  (58/150)
Experiencia:
62389/1000000  (62389/1000000)
Berries: 33.533.600

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: Rehenes: Versión engendro. [Pasado - Privado] [Maki y Zack]

Mensaje por Maki el Dom 28 Oct 2018 - 13:03

-¿Pod fhe me atundaid a mi? -exigió saber Maki. Se sentía de lo más ofendido por estar rodeado de armas listas para llenarle de plomo. Él había preferido la plata. Oh, cuánto bien podría hacer vendiendo unas balas de plata.

Los marines reaccionaron como si estuviesen ante un monstruo. Se preguntaban cosas como "¿Qué es eso?", "¿Está intentando hablar?" o "¿Por qué se parece a mi gato?". Uno quiso saber por qué había secuestrado al marine, pero Maki no pudo contestarle. Aún le dolía demasiado la lengua como para que se le entendiese al hablar, y cada vez que lo intentaba empeoraba la situación. Los hombres armados no eran muy simpáticos, y parecían desconcertados por su mera existencia.

"Piensa rápido, Augustus. Ahora tienes que hacer gala de todo tu ingenio para salir de este lío. Solo hay una forma de lograrlo".

Maki se puso firme, apretó los puños y se puso en posición. Era el momento de su estrategia más arriesgada hasta la fecha, de utilizar el plan perfecto que tantas noches en vela le había costado perfeccionar. Tiempos desesperados requerían medidas desesperadas. Así que extendió el brazo como un resorte y señaló al cielo.

-¡¿QUÉ ES ESO?! -exclamó, y echó a correr.

Pero los marines no se movieron. Ni uno solo se giró, así que Maki se tropezó con uno y cayó al suelo. Se levantó enseguida, pero ya volvía a estar rodeado de amenazadores rifles. Su plan perfecto se estaba viniendo abajo punto por punto. ¿Cómo iba a escapar? Por primera vez en su vida, se encontró pidiendo al cielo una salida. Tan solo necesitaba una pequeña ayuda. Y el cielo se la concedió.

Un marine volador apareció de la nada y arrolló a varios de sus compañeros como si fuesen bolos. Maki aprovechó el momento para escabullirse corriendo por el hueco que habían dejado, dando las gracias al Colega Celestial por su ayuda y por que los malos tuviesen una puntería tan mala.

Corrió hasta donde había oído la voz de su compi fumador. Ya solo quedaba largarse de una vez con el rescate y... ¿Pero qué puñetas era esa cosa? Maki se detuvo de golpe. Un enorme engendro peludo estaba luchando contra los marines. ¿De dónde había salido? ¿y dónde estaba Zack? Oh, Dios, ¿y si se lo había comido? No estaba preparado para enfrentarse a un monstruo ardilla o lo que fuese esa cosa, así que se apresuró en coger el saco del dinero y saltó al agua, donde no podría alcanzarlo.
avatar

Mensajes : 176
Fecha de inscripción : 31/03/2014

Hoja de personaje
Nivel:
79/150  (79/150)
Experiencia:
148815/1000000  (148815/1000000)
Berries: 368

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: Rehenes: Versión engendro. [Pasado - Privado] [Maki y Zack]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 :: ZONA ROL :: Rol islas :: El paraiso :: Alta mar

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.