Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (6925)
 
Nocturne93 (5097)
 
Lion L. Kai (3024)
 
Legim (2814)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2314)
 
AlexEmpanadilla (2192)
 
Sawn (2161)
 
Simo (2025)
 
Drake Lobo Ártico (2010)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.

Boss Vacuno (Moderado nivel 2)

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Boss Vacuno (Moderado nivel 2)

Mensaje por Valia Gyliel el Mar 30 Mayo 2017 - 11:21

Estas en esta isla solo por un motivo, probar su famosa carne de vaca y las lágrimas de ninfa. Como alguien con influencia política y en los bajos fondos, has elegido un local de alto standing para tu degustación. Aunque aquí tu nombre no es demasiado conocido y te costó hacer la reserva de la mesa. El restaurante no está lejos del puerto donde has atracado, ¿llevaras a alguno de tus matones contigo o iras solo al restaurante? La arquitectura de la ciudad es muy rustica, casas de piedra y vigas de madera con tejados que casi rozan unos con otros y balcones por todos los lados. Por lo que sabes, cada una pudo tardarse mucho en hacer sin la maquinaria adecuada, pero tienen su encanto. La gente del pueblo, en general, te ignora como a cualquier otro transeúnte.

Cuando ya ves el restaurante al fondo de la calle escuchas las risas de tres tipos entre las sombras de un callejón lateral. ¿Se ríen de ti? ¿De tus acompañantes (de llevarlos)? Lo mismo solo es de un chiste que ha contado un graciosito, quién sabe de qué será. Llegados a este punto puedes elegir ir al local a saborear los manjares o acercarte hasta el callejón, decisión tuya.
avatar
Valia Gyliel
Recluta Revolucionario
Recluta Revolucionario

Mensajes : 141
Fecha de inscripción : 15/02/2016

Hoja de personaje
Nivel:
8/150  (8/150)
Experiencia:
1540/790000  (1540/790000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Boss Vacuno (Moderado nivel 2)

Mensaje por Boss el Mar 30 Mayo 2017 - 15:00


Recordaba perfectamente como Bill “Redface” comparaba cada uno de los filetes que comía con los de esta isla. “Este es un buen filete, pero no está, ni de lejos, tan bueno como los que comí en Lavengre” decía antes de pasar a alagar también las ensaladas de ninfa y los postres helados de aquella isla. Confiaba encontrarle aquí, en una vana esperanza de saber qué había sido de él. La inopia, al fin y al cabo, es un dolor mayor que la certeza de muerte.

Claro está que no podía simplemente dedicarme a buscarle por toda la isla, eso hubiera sido un comportamiento más propio de un neurótico, así que tuve que evaluar otra estrategia. Decidí reservar una mesa en uno de esos restaurantes sobre los que hablaba tanto para realizar leves averiguaciones. Al séptimo intento lo conseguí. El nombre de la familia Capone ya no significaba nada, algo que era mi deber enmendar.

El puerto de la isla pasaba directamente a la ciudad, de una arquitectura simple y rústica de piedras escogidas por canteros que se abrazaban unas a otras para encajar perfectamente, dando una superficie moteada y áspera que se realzaba al abrigo de los techos de teja suspendidos por enormes vigas de madera. Era una ciudad de casas simple, que no estaban simplemente ordenadas; creada con continuas y desordenadas ampliaciones, probablemente fruto del escabroso terreno, las calles de la ciudad se conformaban como grietas en una roca mal cincelada. Y cada uno de los estrechos requiebros de la isla amenazaba con hacerle a uno perderse en las frías calles empinadas.

Me vi vergonzosamente obligado a solicitar a gritos la ayuda de una, bastante sorda, anciana apostada en uno de tantos balcones de la ciudad. Gracias a ella di finalmente con el local que buscaba y no tantos otros que se me ofertaban con sus colgados menús al paso.

Al fondo de la calle, en una impecable pared de piedras negras cinceladas, apareció Le Nom de Veau. Me sentí reconfortado de llegar a mi destino a tiempo de mi justa reserva, hasta incluso habiendo sacrificado la comodidad de buscar antes un hotel. Cargado con mi maleta caminé hasta la puerta, ignorando la curiosidad que las risotadas de un callejón me habían causado. No soy quién para cuestionar el ocio ajeno, y no podía detenerme si deseaba ser puntual.

Entré en aquel restaurante a paso firme y discreto ojo avizor en busca del maître.
avatar
Boss
Ciudadano
Ciudadano

Mensajes : 967
Fecha de inscripción : 21/03/2015

Hoja de personaje
Nivel:
46/150  (46/150)
Experiencia:
45230/790000  (45230/790000)
Berries: 7.958.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Boss Vacuno (Moderado nivel 2)

Mensaje por Valia Gyliel el Lun 5 Jun 2017 - 9:16

El restaurante parece estar lleno por lo que puedes en la barra que tienes a tu derecha y a través de las cortinas de terciopelo azul que dan paso al comedor. Los tipos de la barra te miran de arriba abajo cuando entras, son los típicos matones de bajo rango que están solo para hacer bulto. Por lo que, o están de noche libre o hay alguien de alguna de las familias aquí. También están los típicos borrachos de bar, afincados en uno o dos durante todas las noches de la semana.

-Buenas noches – El meitre que acaba de salir te mira de arriba abajo un par de veces. – Ya no buscamos camarero, disculpe las molestias, siempre se nos olvida quitar el cartel. – Algunas risas al fondo de un borracho. – Puedo recomendarle otro restaurante, unas calles más abajo que siempre tiene falta de gente.

Bueno, parece que te han confundido con alguien en busca de trabajo, ¿Es un insulto o una oportunidad? Bueno, en realidad, puede ser ambas. Tú decides que va a comentarle. Si simplemente pasas y le dices que tienes reserva, bajara la cabeza y te llevara a una mesa de la pared del fondo con la puerta de la cocina cerca, tanto que casi te dan cada vez que abren. Ves varias mesas grandes en las esquinas con hombres bien vestidos y por el centro parejas cenando. Si decides indagar por el trabajo, te mandará hasta una taberna cerca de puerto llena de borrachos, con las indicaciones sería fácil llegar.
avatar
Valia Gyliel
Recluta Revolucionario
Recluta Revolucionario

Mensajes : 141
Fecha de inscripción : 15/02/2016

Hoja de personaje
Nivel:
8/150  (8/150)
Experiencia:
1540/790000  (1540/790000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Boss Vacuno (Moderado nivel 2)

Mensaje por Boss el Lun 5 Jun 2017 - 15:07

El interior del local hacía juego con el pulido exterior. El suelo de un pulido mármol negro casi no hacía distinción entre losa y losa, que le llevaban a uno a la enorme entrada que hacía las funciones de bar. A la derecha del acceso de entrada se situaba una larga barra, ocupada por uniformados muchachos que no rebosaban de estilo, porque por mucho que uno llevara un traje debía saber llevarlo. Enfrentado al satisfecho pero alcoholizado grupo se encontraba el salón de cenas oculto tras una espesa cortina de terciopelo azul guardada celosamente por el maître.

Me acerqué para ser atendido dando un pequeño pero discreto vistazo a las pobres almas que no parecían estar sirviendo a una mente más grande; alcohólicos había en todos lados, almas apenadas que intentaban ahogar sus miserias en alcohol… El dinero no traía la felicidad, tan sólo te permitía darte una cirrosis causada por brandy y champán en vez de cerveza y rurales destilados que más se parecían al aguarrás. Sentí pena por aquellas pobres criaturas de ojos cansados y aliento inflamable.

-Buenas noches- me dijo el uniformado dedicándome una evaluación de pies a cabeza-. Ya no buscamos camarero, disculpe las molestias, siempre se nos olvida quitar el cartel-La risa de los borrachos, aunque probablemente no fuera dirigida a mi situación, a mí me lo parecieron… La misericordia por su situación se tornó homeopática-. Puedo recomendarle otro restaurante, unas calles más abajo que siempre tiene falta de gente.

Las palabras del desconsiderado jefe de comedor me hicieron detenerme a respirar profundamente para enfriar mi rabia antes de responderle:
-Lamento informarle de que no vengo por el puesto ya ocupado, aunque de seguro mi contratación traería un poco más de educación a la plantilla del local- dije con seria amabilidad, devolviéndole cortésmente el insulto-. Me llamo Alphonse Capone y he realizado una reserva- dije con una leve sonrisa en los ojos.

Le bastó el nombre para bajar la cabeza a modo de disculpa y solicitud para que le siguiera. Cuán fue mi sorpresa cuando me llevó hasta una diminuta mesa apostada entre la pared y la puerta de las ajetreadas cocinas. Me preguntaba si había sido por devolverle el insulto. De todas formas, dado lo abarrotado del local, principalmente por hombres de negocios y parejas que creían que arreglarían algo gastando más dinero en sus tristes relaciones, no mencioné mi disgusto y tomé asiento a la espera de ser atendido y dado una carta.

Mientras esperaba le di vueltas a la sutil crítica que casi me hizo perder los estribos, ¿acaso no iba a la moda y mi traje era impecable? ¿Qué demonios le ha hecho suponer que era un camarero? me pregunté.
avatar
Boss
Ciudadano
Ciudadano

Mensajes : 967
Fecha de inscripción : 21/03/2015

Hoja de personaje
Nivel:
46/150  (46/150)
Experiencia:
45230/790000  (45230/790000)
Berries: 7.958.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Boss Vacuno (Moderado nivel 2)

Mensaje por Valia Gyliel el Miér 7 Jun 2017 - 14:59

Una vez sentado a la mesa no tarda nada en aparecer un hombre flacucho bien vestido con el típico traje de camarero con la carta en la mano. Te la entrega y se queda de pies junto a ti. La carta tiene multitud de platos de nombres refinados con una pequeña descripción a su lado (sin fotos). El camarero responde a todas tus preguntas acerca de los platos con la mayor de las cortesías y claridad y toma nota de lo que pides, de hacerlo.

Si te fijas mejor a tu alrededor ves que en las esquinas reservadas para los que en apariencia son “hombres de negocios” se sigue la misma distribución, en la parte contra las paredes de la misma los tipos con mejores trajes y los que más hablan y se ríen, en la parte que da hacía el resto de mesas hombres con trajes peores y caras de menos amigos, mucho más serios y atentos a todos, y para los que no has pasado desapercibido. Al menos uno de cada una de las cuatro mesas no deja de lanzar miradas en tu dirección y luego a las otras mesas, sospechando de todo movimiento.

Parece que no se llevan muy bien, o al menos, no se fían demasiado de los otros. Lo mismo quieres aprovecharte de eso intentado hablar con alguno de los hombres de las mesas, aunque puede resultar peligroso y lo mismo quieres comer antes. Puede que incluso en alguna este el hombre que buscas, pues no ves todas las caras bien.

¿Qué harás?
avatar
Valia Gyliel
Recluta Revolucionario
Recluta Revolucionario

Mensajes : 141
Fecha de inscripción : 15/02/2016

Hoja de personaje
Nivel:
8/150  (8/150)
Experiencia:
1540/790000  (1540/790000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Boss Vacuno (Moderado nivel 2)

Mensaje por Boss el Miér 7 Jun 2017 - 18:17

Me coloqué la servilleta sobre las rodillas tras sentarme en un elegante movimiento, reclamando el lugar como mío propio. Fui atendido al instante por un camarero enjuto de carnes, cadavérico, con la cordialidad y presteza de una funeraria; le saludé con un simple pero educado "Buenas noches". Él me tendió la carta, envuelta en una funda de cuero marcada con el nombre del local en letras de oro, y yo la tomé entre mis manos, abriéndola para poder leer su interior. Dentro de la preciada envoltura artesana pude encontrar un menú de impecable caligrafía escrito sobre un papel de alto gramaje, suave pero a la vez recio al tacto. Empecé mi lectura sin que el servicio abandonara mi mesa para dejarme pensar a gusto, intentando decidirme por la composición armónica de mi cena. Empecé por el postre, plato para el que siempre había que dejar hueco y sobre el que debía plantearse el resto de la comida. A nadie le gusta llegar al final de una comida tras haber pedido demasiado y privarse del dulzor de cierre, o peor, encontrárselo con el estómago lleno y obligarse a tragarlo por gula sintiéndose pesado y obeso.

-Tomaré una ensalada de brotes de ninfa especialidad de la casa para empezar y como plato principal las albóndigas de ternera local en salsa de queso... Dejaré a discreción del sommelier la elección del vino de mesa- especifiqué, dando a entender que no venía a gastar más dinero en la bebida que en la comida, sin sonar avaro- que considere más apropiado. Y, para concluir, tomaré el soufflé con infusión de lágrimas- le dije respetuosamente, sabiendo que debía avisar al chef para que el postre, de larga preparación, llegara en el momento apropiado. El profesional asintió tomando la comanda, haciendo un ademán de irse. Seguí hablando con un leve gesto al darle la carta-. ¿Podría indicarme, si no le es molestia, la localización del excusado?- solicité, sabiendo que sería el único momento en que el protocolo me permitiría levantarme para no perjudicar al ritmo del servicio.

Si me daba indicaciones, aprovecharía el trayecto para alejarme de las miradas que se me clavaban como cuchillos procedentes de los individuos con menos clase de cada elegante mesa, así como para realizar las mías propias de una manera menos obvia. Sospechaba que debían tratarse de familias o negocios, o quizá una mezcla de ambas, con cierta competencia entre sí, competencia que se reflejaba en la tensa prudencia por parte de algunos de sus neuróticos miembros. Yo representaba un elemento extraño en el conjunto, un tipo con una maleta que bien podía esconder una carga explosiva para matarlos a todos o una potente metralleta para limpiar del mapa a alguno de sus líderes; desde luego no había escogido un buen día para la reserva.

De poder abandonar la mesa, dejaría mi servilleta sobre esta como debía hacerse: ni doblada ni compactada, sino ligeramente arrugada al lado izquierdo del plato para indicar la pausa, y no al derecho que simbolizaría el fin del servicio. Caminaría después, por supuesto, con una postura naturalmente erguida y a un ritmo constante y directo sin girar la cabeza abruptamente con falta de respeto y discreción. Debía dejar mi maleta atrás, confiando en la bondad del local y mi propia suerte. Una parte de mí, que se aferraba en exceso a las historias familiares de mafiosos, temía por un repentino tiroteo.

Si llegaba vivo al baño, saludaría al responsable del mismo, de haberlo, con un suave gesto de cabeza antes de lavarme lentamente las manos mirándome al espejo.
avatar
Boss
Ciudadano
Ciudadano

Mensajes : 967
Fecha de inscripción : 21/03/2015

Hoja de personaje
Nivel:
46/150  (46/150)
Experiencia:
45230/790000  (45230/790000)
Berries: 7.958.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Boss Vacuno (Moderado nivel 2)

Mensaje por Valia Gyliel el Sáb 10 Jun 2017 - 14:02

El camarero te indica un pasillo en la mitad de la pared de tu izquierda, derecha si miras desde donde entraste. Tras hacer esto marcha en dirección a la cocina. Parece que vas a tener suerte y no pasas demasiado cerca de nadie como para que se organice el tiroteo. El pasillo al que llegas no es demasiado largo, teniendo tres puertas al final del mismo. La del baño de los hombres, la del de mujeres y una con un gran cartel que pone privado. No hay nadie en el baño esperándote, parece que no es un sitio con tanto lujo como imaginabas.

Mientras haces lo que tengas que hacer en el baño, escuchas la puerta abrirse. Si miras un par de los matones de una de las mesas te están esperando. Te piden que les acompañes en cuanto se dan cuenta que les miras, ya sea en ese momento o en otro. Parece que no se moverán de la puerta sin una respuesta afirmativa. ¿Les seguirás o trataras de acabar con ellos?

En caso de que lo sigas te llevaran hasta la mesa de la esquina que esta entre la puerta del baño y tu mesa, que, por cierto, ya tiene la botella de vino sobre ella. Al llegar a la mesa el que parece al mando te saludará. Resulta que se parece a el hombre que buscabas, aunque no hay muchas posibilidades que no lo sea.
avatar
Valia Gyliel
Recluta Revolucionario
Recluta Revolucionario

Mensajes : 141
Fecha de inscripción : 15/02/2016

Hoja de personaje
Nivel:
8/150  (8/150)
Experiencia:
1540/790000  (1540/790000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Boss Vacuno (Moderado nivel 2)

Mensaje por Boss el Sáb 10 Jun 2017 - 17:54

El mesero me indicó con un gesto discreto y amable el pasillo que se localizaba en la pared situada justo a la izquierda de mi mesa. Mi plan de recorrer la sala para echar un vistazo a los rostros de los clientes había sido desmantelado. Fui hacia el corredor para encontrar tres puertas: los dos baños convenientemente separados y una con un cartel de “Privado” que daba a Dios sabía dónde. Una vez llegué a mi destino, comencé a lavarme las manos, aliviado por la privacidad que tan sólo aquella sala podía ofrecerme…  Entonces abrieron la puerta y me detuve.

Tras dirigir la mirada a la entrada del baño volví a mirar mi reflejo, continuando mi aseo mientras me aferraba a la idea de que la pareja uniformada tan sólo quisiese usar uno de los cubículos que no iban para nada a juego con la elegancia del resto del local. Me equivocaba.

-Nuestro jefe quiere verte- dijo uno, osando tutearme.
-¿Le importaría acompañarnos?- agregó el otro con una residual sorna. Resultaba obvio que no me dejarían hacer otra cosa y que me obligarían por la fuerza si me negaba a cooperar.

Me sequé las manos haciendo uso del dispensador de papel y arrojé los restos humedecidos a la papelera que se accionaba con el pie. Que no hubiera un puesto de ayudante de baño era una cosa, pero que no hubiera toallas, ni un secador de aire… ¡Por dios, si tuve que usar tres capas de ese burdo papel que parecía de periódico para conseguir secarme!

Salí del pasillo escoltado por esos dos elegantes pero poco educados caballeros, y pude ver por el rabillo del ojo que, sobre mi mesa, ya habían servido la cubeta del vino. ¿De cuánto tiempo disponía antes de que mi bebida perdiera la temperatura correcta? Suficiente para que disfrutara de él durante mi cena, esperaba.

Me quedé paralizado durante un instante cuando el que presidía la mesa me saludó; era Bill. Una parte de mí quería gritar para preguntarle dónde había estado, qué le había pasado y si se encontraba bien; otra sintió el impulso de saltar sobre él para pagar la preocupación a la que me había sometido con dolor físico; y una última sabía que tenía que mantener la compostura en el restaurante, y dudaba de la veracidad de la escena.

Alcé una ceja y giré el rostro inclinándolo ligeramente a la espera de una respuesta, una disculpa o una explicación.
avatar
Boss
Ciudadano
Ciudadano

Mensajes : 967
Fecha de inscripción : 21/03/2015

Hoja de personaje
Nivel:
46/150  (46/150)
Experiencia:
45230/790000  (45230/790000)
Berries: 7.958.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Boss Vacuno (Moderado nivel 2)

Mensaje por Valia Gyliel el Lun 12 Jun 2017 - 15:46

-No eres lo que esperaba. - El hombre te mira de arriba abajo. - Tienes suerte que mi hermano te aprecie joven. Espero que vengas aquí solo a comer, sino tendremos algo más que palabras contigo, ¿Entiendes? – Señala a uno de los matones. – Cachéalo.

Puedes resistirte o dejar que lo haga. Si llevas algún arma te la quitará y se la enseñará a su jefe, es posible que ya no vuelvas a verla. Una vez termine mirará a su jefe y le dirá que nada más. entonces el mafioso retomará la palabra.

-Bien, toma asiento, me llamo Bell, actual jefe de la familia Qintano. ¿Qué haces en esta isla? ¿te ha mandado mi hermano Bill? ¿Alguno de esos rastreros te ha contratado para acabar con alguien aquí? Veras, sé que ya no eres nadie, tu apellido ya no vale nada, claro, que si te vendes por dinero puede que tenga algo para ti jovencito. Entiende esto, solo lo hago por lo bien que Bill hablaba de ti, si no…….. Por cierto que traes en el maletín, ¿No sera una bomba o algo así?
avatar
Valia Gyliel
Recluta Revolucionario
Recluta Revolucionario

Mensajes : 141
Fecha de inscripción : 15/02/2016

Hoja de personaje
Nivel:
8/150  (8/150)
Experiencia:
1540/790000  (1540/790000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Boss Vacuno (Moderado nivel 2)

Mensaje por Boss el Mar 13 Jun 2017 - 12:59

-No eres lo que esperaba- dijo con cierta decepción tras echarme un vistazo-. Tienes suerte de que mi hermano te aprecie, joven. Espero que vengas aquí solo a comer, si no, tendremos algo más que palabras contigo, ¿entiendes?- Hizo una pausa para ordenarle a uno de sus subordinados-. Cachéalo.

Miré de reojo al matón mientras se aproximaba, luego fijé mi mirada en el falso Bill. Esperé el incómodo trámite al que me había obligado a pasar, sabiendo que no encontrarían nada porque no había nada. Mis armas no estaban hechas de metal, ni forjadas a fuego; eran de carne y hueso, fraguadas con sudor y esfuerzo.

Una vez el esbirro se dio por satisfecho, hizo una leve señal a su amo, el cual continuó hablando.

-Bien, toma asiento- ordenó, tuteándome. Me senté con dignidad en aquel asqueroso puesto que aún no había sido recogido; quienquiera que fuera el antiguo dueño de aquella posición necesitaba urgentemente un babero -. Me llamo Bell, actual jefe de la familia Quintano- se presentó con orgullo, tocándose levemente el pecho con las yemas de una mano extendida-. ¿Qué haces en esta isla? ¿Te ha mandado mi hermano Bill? ¿Alguno de esos rastreros te ha contratado para acabar con alguien aquí?- Toda la ceremoniosidad que había forzado en su presentación se derrumbó con el nerviosismo de sus preguntas-. Verás, sé que ya no eres nadie; tu apellido ya no vale nada. Claro que, si te vendes por dinero, puede que tenga algo para ti, jovencito- añadió, como si estuviera haciéndome la mejor de las ofertas-. Entiende esto, sólo lo hago por lo bien que hablaba de ti, si no…- Hizo una larga pausa, desviando su atención sobre mi hombro, a la mesa que ocupaba anteriormente-. Por cierto, ¿qué traes en el maletín? ¿No será una bomba o algo así?- siseó ansioso.

Miré con un de leve gesto de desprecio los restos de comida ante mí. Aquellas gambas habían sido rechupeteadas y abiertas con las manos mientras los cubiertos permanecían limpios; apenas habían tenido la oportunidad de cumplir su digna función. Sobre el plato se empapaba, toda engurruñada, la servilleta de tela; costaría más de tres lavados quitarle el olor.  La estampa era una total falta de respeto al local, a la educación y a mí mismo.

-En primera instancia, me presento: Soy Alphonse Capone- dije, dedicándole una mirada al elenco de personajes secundarios alrededor de Bell; él siquiera había tenido la decencia de presentarme ante sus hombres-. Muchos reconocerán mi apellido como una leyenda, honor que mis antepasados se encargaron de forjar a sangre y fuego. Actualmente, como bien ha mencionado el señor Quintano, la situación ha… decaído bastante. Pero aún llena de desesperación y miedo el corazón y el alma de los hombres, ¿no es cierto?- Hice una pequeña pausa, dejando que mis palabras se enroscaran en su pecho como viles serpientes-.Y, continuando con su ristra de preguntas- Embutidas en un intestino a punto de soltarse-: Intento tener una tranquila y agradable velada en la que disfrutar de los productos autóctonos, algo que aún confío poder hacer. Sí, Bill… me recomendó este local. Y no, no he sido contratado por ninguno de los… perdónenme por la cita, “Alguno de esos rastreros”. Yo nunca me hubiera dirigido a otras familias con tanto… desprecio, claro- me excusé-.Por último, aunque agradezco su oferta, creo que hay cosas mucho más importantes que el vil metal. Cosas como el respeto…, la compostura…, la educación…- agravé el tono a cada palabra, enumerando las cosas que había roto-. Cosas que no me ha ofrecido en primer lugar, sino como un… sucio residuo- añadí inspirado por el asco.


Esperaría, volviendo mi terrible gesto a la amabilidad inicial, a que mis palabras estuvieran a punto de quebrar sus nervios.


-¿Me falta algo que responder? Han sido muchas preguntas seguidas y… ¡Ah!- asentí, haciendo un tirabuzón con la mano-. La maleta, claro. Respecto a la maleta, si llevara un explosivo con intenciones terroristas, tendría primero que alejarme de la escena… Por ejemplo, excusándome al baño, esperando los…- Me miré la muñeca ausente de reloj; necesitaba un reloj-… digamos, dos minutos que tardaría en explotar. Tiempo que…- Me levanté arrastrando la silla en un corto pero ruidoso impulso- acaba de pasar- Miré a mi alrededor con tranquilidad, comprobando que el local, efectivamente, no había sido destruido por la manifestación de su neurótica actitud-. Parece que es sólo una maleta. Ahora, si me disculpan, he de volver a mi mesa- terminé, girándome para poner rumbo a mi esperada cena.

Quería que me odiara, que me tuviera tanta tirria que quisiera matarme allí mismo. No me valía con crearle una furia insustancial que le permitiera sosegarse y, simplemente, mandar a alguien por mi cabeza. No... Necesitaba que perdiera los papeles allí mismo, a la vista de todos; delante del resto de familias que tomarían el gesto como una terrible ofensa a ellas mismas. Sus soldados, si tenían un mínimo de materia gris, no deberían acatar sus órdenes en ese estado, y, probablemente, le perderían el poco respeto que le tuvieran.

- Ahora entiendo por qué Bill jamás usaba su apellido: Quintano no suena nada bien- añadiría hablando por encima del hombro, si era necesario.

Por supuesto, esto era una sucia mentira, destinada a terminar de destrozar su corta templanza. Quintano era un apellido bastante bonito, que no había escuchado antes… Aunque quizás iría mejor con otro nombre.

Luego, intentaría volver a mi sitio tranquilamente, de haber fracasado mi plan; y en el caso de ser fructuoso, cubrirme pasando tras las mesas llenas de comensales, esperando que una mano temblorosa de rabia errara el tiro. Gritaría un "¡Cuidado, va a disparar!", señalando en dirección a Bell, para alertar al local que pronto se convertiría en un temible tiroteo. De darse esta terrible e instigada posibilidad, no tardaría en dirigirme al cercano pasillo en la búsqueda de cobertura. Por suerte para mí, había otros locales en los que disfrutar de los famosos platos. Lamentaría la muerte, aunque sospechaba que el proverbio "Mala hierba nunca muere" se cumpliría, de Bell; pero al menos sabía que su familia debía tener noticias de él.
avatar
Boss
Ciudadano
Ciudadano

Mensajes : 967
Fecha de inscripción : 21/03/2015

Hoja de personaje
Nivel:
46/150  (46/150)
Experiencia:
45230/790000  (45230/790000)
Berries: 7.958.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Boss Vacuno (Moderado nivel 2)

Mensaje por Valia Gyliel el Mar 13 Jun 2017 - 14:00

Bell esta cabreado y mucho, pero aguanta la apariencia mejor de lo que esperabas. Usa la vía de escape de la risa mientras tú vas soltando cada vez más cosas. No te detiene cuando te levantas, parece que con la risa quiere demostrar que no eres nadie ante todos. Eso cambia cuando haces el comentario por encima del hombro. Él y sus chicos se callan de golpe mientras las otras mesas rompen a reír. Sí, al parecer todos estaban pendientes de vosotros, y tu comentario ha sido más alto de que lo que esperabas, o ellos tienen mejores oídos de lo que tu creías.

En cualquier caso: ¡Felicidades! Logro desbloqueado: Has conseguido tu primer enemigo mortal.

Ya en tu sitio como imagino que harás, te prepararas para comer. El primer plato no tarda en llegar, aún sigues siendo el centro de atención, pero parece que nadie más te va a “invitar” a su mesa. Una cosa tienes clara, Bell te la está guardando. Ves que en su mesa hay mucho cuchicheo, además de un par de matones que se marchan del lugar cuando te llega el segundo. Con el postre desaparecen varios miembros de otras mesas.

P.D: la comida exquisita, puede que quieras felicitar al chef….. después de pagar claro.
avatar
Valia Gyliel
Recluta Revolucionario
Recluta Revolucionario

Mensajes : 141
Fecha de inscripción : 15/02/2016

Hoja de personaje
Nivel:
8/150  (8/150)
Experiencia:
1540/790000  (1540/790000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Boss Vacuno (Moderado nivel 2)

Mensaje por Boss el Miér 14 Jun 2017 - 22:21

Bell iba aguantando mi monólogo con calma apoyándose en un buen recurso: la risa. Reía y reía sin parar, cada vez más fuerte y forzosamente mientras instaba a sus secuaces a unirse en coro. Todos en la mesa le imitaron, hasta que mi último comentario les arrebató todo el humor de golpe. Se hizo el silencio… el silencio que precedió a la tormenta de carcajadas.

Las otras mesas, que habían permanecido con una oreja puesta en la afrenta verbal, llenaron el local con su humor. Las caras atónitas y blancas de los esbirros contrastaban con el apretado rojo de Bell; casi no había diferencia de tono entre sus cabellos y el rostro apretado. Poco a poco, las risotadas y atragantamientos fueron disminuyendo hasta el cómodo y tranquilo silencio.

Estaba satisfecho sabiendo que le había puesto en su lugar, pero ahora tendría que pensar una manera para salir vivo de allí. Por suerte, la humillación pública me indicó que los Quintano eran menos poderosos de lo que se creían; y ahora, lo eran aún menos. Los ofendidos cuchicheaban, elucubrando un plan. Bell no tardó mucho, justo después de que me sirvieran el segundo, en mandar a un par de matones afuera (o eso intuía, aunque no permanecí demasiado atento a si intercambiaban órdenes); probablemente me esperarían para “invitarme” otra vez. Otras mesas se excusaron de igual manera, supuse que para asegurarse un camino seguro de vuelta a casa.

A pesar de que recibía las, poco discretas, miradas de la sala, tanto de la mesa agraviada como las que habían disfrutado del espectáculo, comí con tranquilidad y elegancia. Acababa de dar un buen paso para resucitar mi nombre, pero estaba caminando muy cerca del abismo.  ¿Qué iba a hacer? ¿Cómo podría salir de allí?

Mientras le daba vueltas al asunto, máxima prioridad, tuve que detenerme unos instantes debido al inmenso placer que me provocaba degustar aquellos maravillosos platos. ¡Qué sabor! ¡Qué balance entre las salsas, la carne y la ensalada! ¡Y aún quedaba el postre! Gracias a mi cautelosa elección del menú, rechazando otras opciones más pesadas, tenía el hueco perfecto para acabar la velada sin sentirme pesado.

El soufflé se deshizo en mi boca, llenando mi alma con la alegría de la vida. Era una orquesta sinfónica hecha dulce. Pero no demasiado dulce, el dulce justo y perfecto. Casi lloré. Tenía que darle las gracias al cheff por tan magníficas obras de arte. Y entonces, la idea me golpeó. Pedí la cuenta con un suave gesto.

Cuando el mesero se acercara, le susurraría complacido.

-Si no le importa, me gustaría darle personalmente las gracias al cheff una vez me traiga la cuenta. Sé que estará ocupado, y entiendo que la cocina no es lugar para un cliente, pero debo, necesito…- recalqué- darle las gracias a todo el grupo de cocina. Y a usted también, caballero, como comprobará en su propina, por tan magnífico servicio- concluí, esperando la reacción del servicial no-muerto.



Si mi plan tenía éxito, cogería mi maleta una vez pagara la cuenta de generosa propina para entrar luego en las cocinas y, con un poco de labia tras halagar la función de aquellos profesionales, intentar marcharme por la puerta trasera… o quizás por esa del cartel de “Privado”, quién sabe.
avatar
Boss
Ciudadano
Ciudadano

Mensajes : 967
Fecha de inscripción : 21/03/2015

Hoja de personaje
Nivel:
46/150  (46/150)
Experiencia:
45230/790000  (45230/790000)
Berries: 7.958.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Boss Vacuno (Moderado nivel 2)

Mensaje por Valia Gyliel el Vie 16 Jun 2017 - 0:46

La cuenta no es demasiado abultada, pero sí que resulta alta para la gente de clase media, a menos que sea una ocasión especial. Tras pagarla el joven que te ha atendido te lleva hacia cocinas. Como era de esperar todos se quedan mirando por donde vas, incluso hay murmullos. El camarero te lleva hasta el chef, un hombre de unos 60 años y que parece no estar muy interesado, o al menos eso da a entender pues sigue con sus labore mientras le hablas. También puede ser que sea muy apasionado y este demasiado centrado. Sea como fuere, cuando terminas de agradecerle inclina la cabeza y sigue con su danza entre fogones.

Un lavaplatos se acerca hasta ti tras la inclinación de cabeza, pidiéndote amablemente que los sigas. Ya debe ser costumbre eso de salir por detrás, porque no necesitas pedirlo antes de que el mozo te guie en dirección contraria a la que has entrado. Empuja una palanca que está a lo largo de una puerta metálica, abriéndola hacia el exterior. Dejándote paso hacia la calle. Cuando pasas a su lado intenta ponerte la zancadilla, a la vez que hace fuerza en la palanca para cerrar la puerta. La combinación podría resultar fatal si cayeras.

Piensa rápido!!!!!
avatar
Valia Gyliel
Recluta Revolucionario
Recluta Revolucionario

Mensajes : 141
Fecha de inscripción : 15/02/2016

Hoja de personaje
Nivel:
8/150  (8/150)
Experiencia:
1540/790000  (1540/790000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Boss Vacuno (Moderado nivel 2)

Mensaje por Boss el Vie 16 Jun 2017 - 20:13

El fúnebre mesero no tardó en traerme la cuenta con diligencia. El precio era apropiado para conmemorar el inicio de mi carrera en el “mundillo”, así como para la grata experiencia de cada plato. Pagué, colocando una propina del 21% y un cinco adicional para el disfrute personal del camarero.

Con un pequeño gesto me instó a seguirle tras guardarse la carta, y apostaba que con sus ágiles dedos ya había tomado para sí el extra propio. Me acompañó hasta la cocina cuya puerta había estado estampándose contra mi pobre maleta. Con mi equipo agarrado, le seguí. Parecía ser que mi plan tendría éxito.

Las cocinas del establecimiento eran  como siempre había imaginado las de los grandes restaurantes: un maldito campo de batalla.  El general, el sesentón serio y robusto ante el que me llevó el camarero, gritaba órdenes y comprobaba con firmeza que todo estaba siendo realizado según sus órdenes.

-Simplemente quería darle personalmente las gracias por sus maravillas culinarias, Cheff- dije solemne y sincero, sin querer robarle un segundo más de su valioso tiempo.
Gruñó asintiendo levemente, dedicándome menos de dos segundos con la mirada y el gesto. Luego volvió a la carga.


Un lavaplatos, menos ocupado, se acercó a mí secándose las manos para terminar haciendo una leve reverencia; su movimiento de cabeza me indicó que sería él quien me acompañara hasta la salida. Probablemente no sería la primera vez que alguien, seguramente otro mafioso, tuviera que salir por la puerta de atrás. Pasadas las cocinas, por la entrada del servicio menos concurrida, me abrió la puerta de emergencias para dejarme salir. Le sonreí amable. ¡Por fin! ¡Alguien con educación!

Craso error.



El muchacho me había puesto la zancadilla; yo ya estaba inclinándome hacia delante en la caída. Lo peor de todo es que vi por el rabillo del ojo cómo agarraba la barra que servía de tirador, con intenciones de cerrarla cuando mi cuello estuviera en la trayectoria de la improvisada guillotina. No me lo cortaría, pero podría rompérmelo si no me dejaba inconsciente antes. Asustado, todo lo asustado que se está cuando uno pierde el equilibrio, buscaría con mi mano libre el apoyo en el marco de la puerta mientras, con mi fiel equipaje que ya había hecho la función que tenía ahora para él, trataría de bloquear el espacio de apertura apostándolo entre mi pierna y la puerta. Caería, intentando quedar de rodillas para aguantar el golpe acolchado.


-Voy a necesitar otra maleta- pensé-, otra vez.


Si conseguía… bueno, sobrevivir, alguien estaría a punto de dejar de hacerlo. Haría el intento de coger al muchacho para empujarlo violentamente fuera del establecimiento. Dada la profesionalidad con la que me había tratado aquel maestro cocinero, lo último que quería era mancharle su puesto de trabajo. Posteriormente, terminaría de sacar la basura.
avatar
Boss
Ciudadano
Ciudadano

Mensajes : 967
Fecha de inscripción : 21/03/2015

Hoja de personaje
Nivel:
46/150  (46/150)
Experiencia:
45230/790000  (45230/790000)
Berries: 7.958.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Boss Vacuno (Moderado nivel 2)

Mensaje por Valia Gyliel el Sáb 17 Jun 2017 - 22:45

No es mala la idea y la puerta no llega a cerrarse debido a la maleta. Ahora, tus rodillas parecen no estar de acuerdo con tu forma de caer y se resienten. No están rotas, ni dañadas de gravedad, pero duelen, bastante, aunque puede que con el rato se pase, o no. El lavaplatos maldice, parece que le has fastidiado los planes.

Mientras tú te levantas del suelo el chaval ya se ha puesto en guardia, parece que no va a ser fácil atraparlo. Y te das aún más cuenta cuando al tratar de agarrarlo te bloquea el brazo con uno de los suyos a la vez que trata de dejarte sin aire con un puñetazo directo al estómago. No parece ducho en esto de las artes marciales, pero tiene reflejos, eso se lo debes reconocer. Piensa rápido, puede que tu vida dependa de ello. Por cierto, seguís en el pasillo dentro del restaurante, a los lados hay cajas ( en el izquierdo) y estantes ( en el derecho).
avatar
Valia Gyliel
Recluta Revolucionario
Recluta Revolucionario

Mensajes : 141
Fecha de inscripción : 15/02/2016

Hoja de personaje
Nivel:
8/150  (8/150)
Experiencia:
1540/790000  (1540/790000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Boss Vacuno (Moderado nivel 2)

Mensaje por Boss el Dom 18 Jun 2017 - 12:29

No fue el golpe amortiguado por mi equipaje lo que me hizo daño, sino la apresurada caída que forzó mis rótulas. Dolía, mucho, como aquellos días en los que me caía por las escaleras sin que mi madre se prestara a curarme los moratones y rasguños. “Ha sido por tu culpa, así que te aguantas, inútil”, solía decirme desde lo alto de las escaleras. Más adelante supe que, sin lugar a dudas, era ella quien me empujaba y no yo quien tropezaba. Como ahora.


Fruncí el ceño del dolor y apreté los dientes por la rabia del recuerdo. Me levanté, apoyándome en mi maleta para luego tirar de ella y dejarla dentro al lado de la puerta. Lo que me faltaba era dejarla fuera y que me la robaran. No, ni de coña.


Al darle la cara a mi adversario, este ya estaba preparado. Me lanzó un puñetazo directo al estómago. Aquel espantapájaros sería más rápido que yo, más ágil, pero nunca llegaría a ser más duro. Soy duro. Sabía que mis dañadas rodillas no me permitirían moverme a tiempo, así que sólo tenía esa opción: intentaría aguantar el golpe colocando mi mano ante él como un entrenador de boxeo. Pero este “entrenamiento” tenía una ligera diferencia: yo trataría de cerrar la mano tras el impacto y, con la otra, buscaría agarrarle el brazo para girarle hacia el lado contrario a su extremidad. ¿Mi propósito? Estamparlo contra las cajas, con el fin de que el choque le doblara por las rodillas.


Oculum pro oculo, genu pro genu.


Si le cogía, no le soltaría, jamás se libraría de mí. Agarraría con tal fervor su brazo y su mano que parecería un perro hambriento hundiendo sus fauces en el roído hueso. Quería oír sus articulaciones romperse bajo la constante presión… Deseaba tomar venganza por la falta de respeto, por la falsedad de su amabilidad, por mis rodillas y, sobretodo, por mi estómago revuelto que comenzaba a rechazar su contenido. ¡Esa comida estaba deliciosa y él me había hecho querer vomitarla con tanto ejercicio y tensión! ¡Imperdonable!

Por supuesto, si lo conseguía (o incluso si no), sería a costa del golpe, y del correspondiente resentimiento de las rótulas a causa del impacto que, aunque atenuado, seguiría doliendo. Una cosa estaba asegurada: el dolor me daría fuerzas para ocasionar mucho más a otros que sí se lo merecían.
avatar
Boss
Ciudadano
Ciudadano

Mensajes : 967
Fecha de inscripción : 21/03/2015

Hoja de personaje
Nivel:
46/150  (46/150)
Experiencia:
45230/790000  (45230/790000)
Berries: 7.958.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Boss Vacuno (Moderado nivel 2)

Mensaje por Valia Gyliel el Mar 20 Jun 2017 - 11:18

Te cuesta un poco, incluso escuchas un pequeño crujido de la muñeca, pero lo paras. El impacto te hace sentir una punzada de dolor en las rodillas, al fin y al cabo, aunque amortiguado, has parado el golpe. Logras atraparle la mano, y ayudado por tu otro brazo giras el de tu adversario. Aunque te has olvidado que aún tiene brazo libre, y aunque ahora está contra las cajas (no se ha caída) lo aprovecha para lanzarte un codazo en dirección a tu costado. Si impacta lo tratara de repetir de nuevo, parece que se ha convertido en una carrera de aguante, aunque, ¿Quién tiene más que perder con este malgasto de tiempo?

Desde la cocina parecen no haberse enterado todavía de lo que pasa, aunque tras el golpe con las cajas seguramente alguien se asome, y admitámoslo, van a ayudar a su compañero antes que han desconocido. También puedes tratar de razonar con ellos explicando que ha pasado………
avatar
Valia Gyliel
Recluta Revolucionario
Recluta Revolucionario

Mensajes : 141
Fecha de inscripción : 15/02/2016

Hoja de personaje
Nivel:
8/150  (8/150)
Experiencia:
1540/790000  (1540/790000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Boss Vacuno (Moderado nivel 2)

Mensaje por Boss el Mar 20 Jun 2017 - 18:08

Otra de mis articulaciones se quejaba del impacto; parecía que iba a tener que tomar medidas al respecto para reforzarlas en un futuro… y hacer algo de fisioterapia. Si salía vivo de allí, claro. El tiempo se me acababa y, aunque había contenido al muchacho contra las cajas sin llegar a hacerle caer, este se revolvía dándome codazos con su brazo libre. Tras aceptar el primero, intenté desplazar mi “mordida” arrastrando mi "cepo" a costa del desgarramiento de su músculo a una zona superior, cercana al hombro, para, en un movimiento de palanca, tratar de forzar su codo, atormentándolo y alejándome de su rango de ataque al extender mi brazo.

-Si sigues sin cooperar, te partiré el puto brazo… y la mano- determiné, aplastando sus falanges un poco más. Si cooperaba aflojaría la presión para volver a ejercerla a la mínima sugerencia de rebeldía.

Sabiendo que no podría salir de allí a tiempo de esquivar a los matones que habían mandado hacía ya buen rato, y que conocían mucho mejor que yo aquella enrevesada disposición arquitectónica, sólo me quedaba una opción: tenía que reunir a todos los otros “prisioneros” para rebelarnos en contra del que yo creía ser el carcelero. Arriesgado, pero menos arriesgado que ir en la oscuridad de la noche esperando tropezarme por algunas escaleras antes de encontrar mi destino bajo el fuego de una gatling.

Si el resto del elenco de las cocinas se asomaba para socorrer al joven, lo usaría como rehén.

-Si os movéis, seréis responsables de su permanente lesión. Es sólo un brazo… pero os puedo asegurar no sólo que os tendrá rencor toda la vida, sino que cada vez que le miréis recordaréis que tuvisteis la opción de evitarlo- declararía, intentando doblegar su voluntad con la más sincera de las amenazas y una torsión adicional para sacar un quejido a mi cautivo.

Ya estaba harto de las faltas de respeto.

-Traed al cheff. Ahora- les ordenaría tajante, con clara intención de extorsionarles si no cooperaban al instante mediante el sufrimiento de su “amigo”.

En cuanto llegara, empujaría al limpiaplatos a sus pies en un violento gesto y comenzaría mi monólogo.


-Desde que he entrado por esa puerta no he sido más que objeto de faltas de respeto. Su metre me ha confundido con un tipo que buscaba trabajo, hablándome de manera irrespetuosa para luego, encima de todo, llevarme a una mesa continuamente bamboleada por las entradas y salidas de las cocinas. Me tenía reservado un sitio que siquiera debería estar en su establecimiento… Llegué aquí con la promesa de un amigo de que siempre sería atendido con diligencia y respeto, y que, además, disfrutaría de una magnífica cena. No puedo culparle de la terrible actuación del señor Quintano, pero sí que puedo hacerlo en base a sus empleados. Y, a pesar de todo el malestar de la velada, sus… delicias me alzaron el espíritu, cerrando la noche con un broche dorado… Hasta que este, fingiendo la amabilidad de abrirme la puerta, ha intentado romperme el cuello cerrándomela al paso- comentaría con desprecio, señalando con la mano al vulgar larguirucho-. ¿Es este el trato que debo esperar en su local? ¿Es este el servicio que usted inculca a sus empleados? ¿Son estos el honor y la gloria de su restaurante? – preguntaría, mientras negaba en un reiterado movimiento de desaprobación. Como líder era responsable de todos los errores de su unidad, y debía hacerse cargo de pagar la ofensa-. No sé si es que está demasiado cansado, o demasiado viejo como para alzar su tono y meter en vereda a estas personas… O quizás es que se ha rendido, prefiriendo proteger su posición, su legado… mientras, poco a poco, sus amigos y compañeros le abandonan, no pudiendo soportar la maligna sombra que se cierne sobre su firma sin que usted haga nada… sin que decida hacer nada- haría una pausa solemne, recuperando la compostura y recolocándome la corbata-. Ahora, después de que rechazara mi respeto con las malas formas de su pequeño ejército… le ofrezco mi amistad; mi solemne promesa de que le protegeré de aquellos que le dieron su protección contra ellos mismos, de sus propias amenazas.  Le doy mi palabra como Capone, como recuerdo a las gratas experiencias que Bill me relataba, de que las ofensas a usted serán mías propias.

Rezaría a todos los panteones que conocía para que aquel hombre me brindara su asilo, su protección y su amistad. Si el plan no daba resultado, pudiendo torcerse en cualquier momento, tan sólo me quedaría correr como una puta, tras coger mi maleta, por las angostas y oscuras calles de Lavengre en la angustiosa búsqueda de un lugar donde estar a salvo.
avatar
Boss
Ciudadano
Ciudadano

Mensajes : 967
Fecha de inscripción : 21/03/2015

Hoja de personaje
Nivel:
46/150  (46/150)
Experiencia:
45230/790000  (45230/790000)
Berries: 7.958.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Boss Vacuno (Moderado nivel 2)

Mensaje por Valia Gyliel el Vie 23 Jun 2017 - 11:52

Tu plan marcha, además justo en momento adecuado, porque el joven parecía que no se iba a rendir. Cuando cae al suelo delante del chef principal, parece que tiene el hombro dislocado ya, aunque no partido. Sus compañeros parece que sin intención de dejarte iniciar tu monologo se van a lanzar a por ti, pero el hombre mayor los detiene con un gesto. Te escucha solemne, aunque le ves una sonrisa ¿picara? En alguna de las ocasiones. Cuando terminas, le da una patada en la cabeza al muchacho del suelo, es tal, que lo lanza contra la pared clavándolo en ella.

-No es de los míos, y esos cretinos tendrán que responder por meterlo aquí como si lo fuera. – Se gira a sus chicos. – Sacar ese despojo de la pared y de mi local, y la próxima vez, fijaros en las putas caras y no en la puta ropa, ¡¿Entendido?! – Se gira a ti. – En cuanto a ti, te vas a librar por esta vez, pero como me vuelvas a soltar un discurso como este delante de mis empleados, acabaras en la pared como ese chaval. Ven, yo te abriré la puerta. - Comienza a caminar hacia la misma puerta que casi te corta la cabeza. Por el camino te comenta. – No le tengo miedo a esas familias de segunda, ellos me lo tienen a mí. Me llamo Vitto Lluciano, jefe de este restaurante y cabeza de familia de los Lluciano, nosotros mandamos en esta isla hijo. Vete a tu hotel, hoy nadie te atacara. -Tras eso cierra la puerta dejándote solo en el callejón.

Pues….. no ha ido tan mal ¿no?, solo le has sermoneado al tío más poderosos de la isla, y aunque has salido con vida, puede que si vuelves a meter la pata no lo hagas y ni te avisen. Vas a hacerle caso e ir al hotel, o te darás una vuelta sabiendo que te ha prometido que no te atacarían.
avatar
Valia Gyliel
Recluta Revolucionario
Recluta Revolucionario

Mensajes : 141
Fecha de inscripción : 15/02/2016

Hoja de personaje
Nivel:
8/150  (8/150)
Experiencia:
1540/790000  (1540/790000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Boss Vacuno (Moderado nivel 2)

Mensaje por Boss el Sáb 24 Jun 2017 - 20:49

El chasquido del cráneo rompiéndose contra el ladrillo me trajo dos emociones totalmente distintas: por una parte, placer por ver a mi zafio enemigo muerto; por otra miedo, un terror tan sincero como la inamovible mortalidad… La había cagado, cagado pero bien.

Antes de que me diera cuenta ya estaba fuera con mi maleta agarrada, preguntándome por qué demonios no mantuve la boca cerrada. En ese momento decidí que  no hablaría de más, que diría lo justo y necesario para no generar más problemas que podría evitar cortándome mi maravillosa lengua.

Don Lluciano me había dado un día, pero tan sólo un día. ¿Qué podía hacer con tan poco tiempo? Si huía, sería un cobarde; si iba a enfrentarme a el causante de mis males, un estúpido sin ejército ni familia. ¿Pero dónde demonios iba yo a encontrar gente que me siguiera a estas alturas de la noche? Los borrachos sólo servirían de carne de cañón.

Di un paso en el oscuro callejón para notar los gritos de mis rodillas; tampoco podría llegar a tiempo al hotel de localización desconocida. Tan sólo tenía una opción… más o menos viable.

Volví con lento y firme caminar, procurando no cargar demasiado peso ni en mis rodillas ni en mi dañada muñeca, hacia la puerta del local. Entré, reencontrandome con el acceso al comedor principal y el bar para esta vez dirigirme directo a por un merecido trago. Buscaría un lugar en el que sentarme, en el que dejar mi maleta a mi lado para disfrutar del  licor.

-Buenas noches- comenzaría, saludando a los allí presentes, desde el servicio a los alcoholizados-. ¿Podría servirme un vaso de limonchello?- solicitaría al barman con un pequeño gesto  mientras tomaba asiento. Una vez me atendiera agregaría- ¿Podría llamar a algún servicio de transporte? Necesitaría llegar a mi hotel… y las calles nunca son seguras pasado el ocaso.

Esperaría allí, disfrutando lentamente del digestivo que necesitaba para asentar de nuevo el contenido de mi estómago. Los Quintano estarían a punto de salir por la puerta del comedor, y les saludaría con un pequeño brindis y una invitación en forma de sonrisa.
avatar
Boss
Ciudadano
Ciudadano

Mensajes : 967
Fecha de inscripción : 21/03/2015

Hoja de personaje
Nivel:
46/150  (46/150)
Experiencia:
45230/790000  (45230/790000)
Berries: 7.958.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Boss Vacuno (Moderado nivel 2)

Mensaje por Valia Gyliel el Mar 27 Jun 2017 - 12:42

Parece que el limonchello te está sentando bien, no solo por sus cualidades digestivas, sino también, porque los presentes borrachos ya no te miran como un extraño. El empleado que te falto al respeto antes manda a otro empleado hacía dentro del comedor, por lo que ves por el rabillo del ojo. ¿Habrá avisado al chef? ¿Estará avisando a los Quintano? ¿Te estarás volviendo paranoico y no tiene relación contigo? Sea como sea, pasan los minutos, cuanto más bebes más rápido. Ves salir a mucha gente de dentro, incluidos los que parecen ser miembros de dos de las mesas mafiosas.

Otro grupo numeroso comienza a salir, uno de los hombres te reconoce y habla con otro mejor vestido, alto, pelo moreno y largo y ojos de color azul. Este hombre le responde y el tipo camina hacia ti. No parece hacerlo con intenciones hostiles, pero claro, ¿Te puedes fiar de alguien aquí? Si no recuerdas mal, estaban sentados en la mesa que opuesta a los Quintano.

-Disculpe caballero, mi jefe, el señor Don Vilencho, quisiera hablar con usted. Nos haría el favor de acompañarnos. – Te indica con un gesto del brazo entero en dirección a la puerta.

¿Qué harás pequeño Boss?
avatar
Valia Gyliel
Recluta Revolucionario
Recluta Revolucionario

Mensajes : 141
Fecha de inscripción : 15/02/2016

Hoja de personaje
Nivel:
8/150  (8/150)
Experiencia:
1540/790000  (1540/790000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Boss Vacuno (Moderado nivel 2)

Mensaje por Boss el Mar 27 Jun 2017 - 18:40

El bendito alcohol no sólo me garantizó la tranquilidad del estómago, también me dio la aceptación de los alcohólicos que antes me tomaban por un extraño. El camarero parecía haber ignorado mi petición, dudaba que un local de ese calibre echara a los borrachos como cualquier taberna de tres al cuarto, quizás hubiera algún tipo de encargado para llevar a los beodos a sus hogares.

El desconsiderado maître mandó a uno de sus empleados dentro del comedor. Poco después los clientes se marcharon en desbandada, algo que consideré extraño y a la vez común; todo el mundo suele ir a una misma hora a cenar… pero ¿salía todo el mundo a la misma hora? Sin duda, un suceso extraño.

Otra familia emergía del comedor, y su elegante patriarca de cabellos negros había mandado a uno de sus fieles ante mí. Me agradó obtener un poco de respeto por una vez.

Era mi decisión acompañarle o no.  Mientras evaluaba mis escasas alternativas agitaba el pequeño residuo amarillo de mi vaso. Terminé la bebida y la dejé sobre la barra. Se me habían acabado el tiempo y el limonchello.

-Por supuesto, estaré encantado de acompañarle…- Aunque eso me haga perderme el espectáculo. Pagué la bebida, y añadí un puñado de billetes más-. Invite a estos caballeros a la siguiente ronda, por favor- solicité al barman antes de levantarme con mis pertenencias.

Tras un pequeño rato descansando las rodillas estaba mejor, lo que no era decir mucho. Con un leve gesto seguí al miembro de la familia Vilencho, acompañándole a una educada distancia y ritmo.

Suponía, e incluso deseaba, que aquel trabajador que entró bajo la directiva del encargado de la cámara era el que iba a solucionar el entuerto con el señor Quintano. Una ofensa de tal magnitud tan sólo debía pagarse con sangre… o bien perdonarse a cambio de un favor que además de inmenso debía ser previo al agravio. Tal y como había hablado el cheff, dudaba de que concediera su perdón.
avatar
Boss
Ciudadano
Ciudadano

Mensajes : 967
Fecha de inscripción : 21/03/2015

Hoja de personaje
Nivel:
46/150  (46/150)
Experiencia:
45230/790000  (45230/790000)
Berries: 7.958.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Boss Vacuno (Moderado nivel 2)

Mensaje por Valia Gyliel el Jue 29 Jun 2017 - 19:04

Sales a la calle guiado por el empleado del señor Vilencho, fuera encuentras al jefe acompañado por otros seis hombres. Dos de ellos parecen vigilar un cruce de calles en el que hay varios tipos, de los que solo se ve la silueta, fumando, o eso parece. El que debe ser el cabeza de familia te indica con una mano para que te pongas a su lado mientras comenzáis a caminar (sí, caminar)

-He oído hablar de su familia, al contrario que los Quintano, que apenas salen de esta isla, yo tengo negocios por la mayor parte de este mar y algunos más fuera. Sin duda no estoy a la altura del chef, pero mi negocio es prospero. - Te habla mientras camináis, por algún motivo te suena el camino. – Se que estáis pasando por horas bajas, de hecho, creo que estas solo. Aunque eso no importa, como una vez dijo alguien, solo necesitas de ti mismo para crear un imperio. – Entráis en un local, al que reconoces como el sitio donde te mando el metre por el camino que habéis seguido. – Por aquí, por favor. No te preocupes, todo el mundo sabe que hoy eres intocable – Te guía escaleras abajo en dirección a algún tipo de sótano. Pero es algo más, parece que tienen un buen tinglado montado allí abajo. Según vas bajando escaleras ves que hay bastantes pisos de profundidad y en cada uno diferentes cosas como talleres, laboratorios, camas, etc. – Yo al contrario que los desfasados de mis colegas, soy un hombre de futuro, mis miras van muy lejos. – Termináis en un despacho en lo que parece la planta más baja. – Una vez alguien de tu familia, o que usaba el nombre de la misma ayudo a la mía a salir del pozo. No éramos competencia directa en cuanto negocio, por lo que te propongo lo siguiente, te ayudo consiguiéndote algunos contactos, hombres, pagados por ti, por supuesto, y algo de liquidez para comenzar a cambio de saldar la deuda de mi familia con la tuya por la ayuda y de que no me pises los clientes, no ya las áreas pues ahora estamos muy diversificados.

Parece que estas en la madriguera del lobo, nunca mejor dicho. Todo está decorado con motivos vikingos, y el lobo ale en más de una imagen, grabado y tapiz. Parece una jugosa oferta, pero tu sabrás que necesitas. Además, ahora sabes que tiene una deuda contigo, aunque lo que te ofrece puede ser lo que necesitas para levantar cabeza.
avatar
Valia Gyliel
Recluta Revolucionario
Recluta Revolucionario

Mensajes : 141
Fecha de inscripción : 15/02/2016

Hoja de personaje
Nivel:
8/150  (8/150)
Experiencia:
1540/790000  (1540/790000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Boss Vacuno (Moderado nivel 2)

Mensaje por Boss el Vie 30 Jun 2017 - 17:22

El trajeado me guió hasta Don Vilencho, oculto tras el velo de la oscuridad y bajo la protección de un sexteto de hombres. Dos de los guardias permanecieron atentos a otras siluetas recortadas por la luz de sus puros en la intersección próxima, expectantes para informar a su patrón.

Al llegar, Don Vilencho comenzó a caminar apremiándome con un gesto de mano para que le acompañeara. Le seguí, lamentando cada paso en el camino que, aunque amenizado con sus palabras, era largo, demasiado largo para mis cansadas rodillas. Recorrimos las calles según las indicaciones que quiso darme el primer desconsiderado que encontré aquella noche, y finalmente llegamos a la posada. Era un local amplio, no demasiado agitado y con el alcoholismo sempiterno de una taberna de marineros, pero tras cruzar el umbral de una puerta privada y dirigirnos al sótano descubrí que era mucho más que un simple tugurio. Planta tras planta de condenadas escaleras se extendía una torre inversa repleta de sectores bien diferenciados: desde salas de descanso que ansiaba por pisar, pasando por talleres y refugios alquímicos. Me detenía con la fingida impresión que las instalacioens me daban, cuando la verdad es que lo hacía para tener un instante de descanso para mis articulaciones. En el séptimo infierno se me dio descanso, permitiéndoseme sentarme en una de las sillas del despacho del Don. Dejé mi maleta antes de dejarme caer lentamente, disfrutando con un suspiro interno del alivio que aquel mueble me ofrecía. Para mí, aquella escueta silla de madera con reposabrazos pero sin cojines se había convertido en el mejor de los tronos.

Me tomé unos segundos para considerar la oferta de ese maldito bastardo que me había hecho andar más de mil pasos y bajar lo que me parecieron millares de escalones. Mantuve la mirada fija en aquel que, aunque me había ofrecido parte de su hospitalidad, aún no se había presentado.¡Ni que fuera el rey de Arabasta!. Respiré hondo y lentamente, hundiéndome en aquella cómoda silla y elevé mi mirada ligeramente sobre él.

-Verá, antes siquiera de que me pueda plantear su oferta necesitaría más información de qué es lo que hace en esta…- mis ojos se fueron hacia las vikingas decoraciones- lobera. Aunque antes me gustaría darle las gracias por ofrecerme su hospitalidad, e incluso el ofrecimiento de pago de una deuda de sangre y honor; tan sólo hay una cosa que me agradaría más y es tener un nombre que recordar- dije de pasada, aludiendo su falta de presentación-. Usted ya sabe que soy Alphonse Capone, creo que todos en aquella sala recordarán mi nombre con el refuerzo humorístico de la humillación de Bell Quintano, mas yo no sé todavía su nombre…

Una vez aclarara ese pequeño pero crucial detalle podría seguir en mi afán con mantener la conversación el tiempo suficiente para descansar un poco, un poquito.

-Veo que aunque es un hombre de futuro tiene gusto por las antigüedades. A mí también me gusta coleccionarlas, entre otras cosas, mas querría saber si se tratan de reliquias familiares… Vilencho no suena demasiado apropiado para esa cultura. ¿Es un Vilencho sin tener su sangre quizás?

Presumiblemente aquel hombre tan sólo querría usarme, probablemente de escudo. Si no pueden atacarme a mí en el día de hoy tampoco pueden atacar su instalación hasta mañana, o hasta las doce de esa noche, que es lo mismo. El maître sabía que aquí trabajaba mucha gente, que necesitaban de mucha ayuda, y seguro que era lo suficientemente cabrón como para mandar a alguien a meterse en un edificio que atacarían el mismo día. Mi suposición se veía reforzada por la neurosis que mostró Quintano en el local, tal vez esa misma semana habían dicho que una de las familias menores iba a desaparecer… por completo.

Una vez terminara, si es que empezaba, volvería a mi pregunta inicial,  para la cual no le había dejado margen para contestar.

-¿Entonces, cuáles son sus negocios? Si pudiera hacerme un pequeño resumen, por encima… y concretara cuales son las competencias con las demás familias y tal, carezco de la suficiente información para llevar nuestro futuro negocio a flote.

A pesar de que aún no había decidido aceptar su oferta, necesitaba que pensara así para obtener más información… y para seguir sentado.

Ni que fuera el rey de Arabasta¡:
¡Ni que fuera el Papa!
avatar
Boss
Ciudadano
Ciudadano

Mensajes : 967
Fecha de inscripción : 21/03/2015

Hoja de personaje
Nivel:
46/150  (46/150)
Experiencia:
45230/790000  (45230/790000)
Berries: 7.958.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Boss Vacuno (Moderado nivel 2)

Mensaje por Valia Gyliel el Miér 12 Jul 2017 - 14:58

Puedes ver un relampagueo en sus ojos al llamar lobera a su casa, puede que la elección de palabras no fuera la adecuada, aunque los siguientes agasajos parecen distraerlo un poco. Ante tu pregunta de su nombre, al principio parece algo desconcertado, aunque luego con una pequeña palmada en su frente se ríe un poco.

-Mi nombre es Vilencho, lo uso también como nombre de la familia. El resto, solo lo conocen unos pocos y no lo revelo a extraños. Es un tema de seguridad, espero que lo entiendas. – Tras tu siguiente comentario parece animarse. – Verás, soy un especialista en cultura nórdica y gigantes. Colecciono todo lo que cae en mis manos de ellos y, como puedes comprobar, es mucho. Mi gente las recoge de todas las islas de este mar, o las adquiere del mercado negro. Digamos que es una ventaja para mí la posición que ostento, por regalos y esas cosas. – Una pausa más para escucharte mientras se echa licor de una botella y te ofrece un vaso con el mismo néctar. – Mis negocios abarcan desde el comercio legal de mercancías hasta el de armas, pasando por algunas sustancias prohibidas, reliquias, tratos con piratas marines y revolucionarios, además de la protección de comerciantes locales. Últimamente también me he expandido a la industria armamentística, como has podido ver. En cuanto a los demás se dedican un poco a los mismo a escala de la isla, quitando a tu buen amigo Bell, que es el principal traficante de drogas y gente. – Se levanta del asiento y aprieta algo en la pared, abriendo una sala amplia repleta de pantallas, mapas de la isla y más cosas tecnológicas- te invita a sentarse en un sofá que parece muy cómodo a su lado. – Esta es la sala de control, puedo ver toda la isla y parte de las otras de este mar. Como ves hay poco que escape a mi vista, o a la del chef. Como ves en el mapa, la isla ya está completa, ahora, nadie se opondrá a que si te quieres asentar aquí tomes la parte de Bell. Con el resto sería más complicado, y claro está, si tocas mi zona o la del chef date por muerto. Sino necesitas nada más, un coche te esperara arriba para llevarte hasta los contactos que te prometí si los aceptas, sino hasta donde quieras.
avatar
Valia Gyliel
Recluta Revolucionario
Recluta Revolucionario

Mensajes : 141
Fecha de inscripción : 15/02/2016

Hoja de personaje
Nivel:
8/150  (8/150)
Experiencia:
1540/790000  (1540/790000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Boss Vacuno (Moderado nivel 2)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.