Link
Normas

[Moderado Nivel 4] Unas elecciones manchadas de rojo.

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

Re: [Moderado Nivel 4] Unas elecciones manchadas de rojo.

Mensaje por AEG93 el Sáb 15 Sep 2018 - 17:37

La seguridad que Mario parecía tener en sí mismo resultaba sospechosa. No se inmutó lo más mínimo ante la amenaza implícita en mis palabras, al contrario que el alcalde, cuyo temple distaba mucho de compararse al de su primo. Presa del pánico, comenzó a gritar al mafioso al tiempo que le golpeaba en la cara con el puño. No obstante, el único que salió dañado de aquella explosión de ira y miedo fue el político. Dio la sensación de que para Mario aquel puñetazo había sido poco más que una leve caricia. Después, confirmó lo que yo había dejado caer en mi anterior frase. Que ahora que conocía su secreto no pensaba dejarme salir de allí. La vida de uno de los dos acabaría en aquel despacho, de una u otra forma.

Cuando empecé a moverme, pude darme cuenta de un extraño detalle. Las pupilas del mafioso se habían vuelto de un tono rojo similar al de la sangre, y habían comenzado a girar a gran velocidad. Aquellos movimientos eran imposibles para un ojo humano, sin embargo ya había visto casos de personas que llevaban ojos artificiales que proporcionaban muchas más capacidades de lo habitual, como por ejemplo Kusanagi, el agente al que me había enfrentado durante el torneo del Gobierno Mundial. Durante aquel combate había aprendido bastante tácticamente, dado que la descomunal velocidad que su akuma no mi de tipo Logia le proporcionaba hizo que tuviese que aprovechar al máximo las capacidades de mi dotado cerebro para ponerme a su altura.

Daba la sensación de que Mario estaba siendo capaz de seguir mis movimientos gracias a aquellos extraños ojos, pero aún así para mi sorpresa no se movió cuando ataqué. ¿Me habría equivocado y no había podido seguirme o sería parte de su plan? Debía ponerme siempre en la peor de las opciones, pues solo así estaría preparado en caso de que así fuese.

Y, por desgracia, así fue. Cuando le golpeé con ambos puños, usando todas mis fuerzas, la colisión fue abrumadora. Todo el local sintió los efectos de aquel choque de trenes. Sin embargo, mi ataque no pareció hacer daño a Mario, quien además fue capaz de agarrarme ambos puños con sus manos. La fuerza de sus dedos era sobrehumana, y sentí un gran dolor cuando comenzó a apretar, escuchándose un par de leves crujidos en mi mano buena, la izquierda. No solo su fuerza resultaba sorprendente, sino también el hecho de que fuese capaz de agarrar con aquella facilidad unas manos tan grandes como las mías que, además, se hallaban cubiertas de Haki. En ese instante, algo hizo "click" en mi cabeza. Mario no era humano, al menos no del todo. Tenía que tratarse de alguien mejorado artificialmente, lo que se conoce comúnmente como cyborg. Solo así podía explicarse la resistencia de su piel, la bestial potencia de sus dedos y las capacidades de sus ojos.

Momentos después, el mafioso comenzó a girar vertiginosamente sobre sí mismo. Parecía dispuesto a lanzarme por los aires, cosa que no podía permitir. El cansancio continuaba haciendo mella en mí, aunque ya no de la misma forma que antes. Tenía que aprovechar aquello para hacer algo. Sabiendo que se trataba, casi con seguridad, de un cyborg, debía usar sus propias fortalezas en su contra. Probablemente una gran parte de su cuerpo estaría hecho de metal, y eso era algo que aunque supusiese un gran reto podía aprovechar a mi favor. Así que, antes de que el mafioso robótico me soltara, ya sabía lo que iba a hacer.

En cuanto sentí cómo sus manos liberaban su presa en torno a las mías y cómo salía despedido hacia la ventana, utilicé el gran control que poseía sobre mi cuerpo para colocarme rápidamente con los pies hacia la ventana y la cabeza hacia mi enemigo e, igual que había hecho anteriormente, cuando ya había recorrido varios metros en el aire comencé a pisar con fuerza en dirección contraria a la que me desplazaba. De este modo cambiaría mi trayectoria, volviendo de nuevo a gran velocidad hacia Mario. Al mismo tiempo, metería la mano derecha en uno de los bolsillos internos de mi chaqueta y sacaría de allí un objeto que, posiblemente, iba a ser vital para ayudarme a salir de aquel embrollo. Se trataba de un pequeño artefacto con la forma de una concha con motivos en espiral. Mientras me desplazaba, apuntaría a mi oponente y pulsaría el botón. De este modo, un potente chorro de agua salada saldría disparado hacia él. Antes de que este llegase a su objetivo, con mi mano izquierda buscaría en otro de los bolsillos otro objeto similar al anterior.

Continuaría desplazándome, aprovechando que seguramente el agua hubiese pillado por sorpresa a Mario y, cuando estuviese a dos metros de él, pulsaría el botón del segundo dial. Una poderosa descarga de rayos se dirigiría entonces al empapado mafioso. Así, con agua y electricidad, era como pensaba aprovechar a mi favor el hecho de que mi enemigo fuese un cyborg, alguien que había mejorado su cuerpo con implantes robóticos hasta conseguir unas capacidades sobrehumanas. Así era como saldría vivo de allí y me convertiría en alcalde. O, al menos, eso esperaba.

Cosas:
Uso el mismo Kempo del Geppou que en el anterior post, y después un dial de agua (dispara agua salada), y un dial de rayo (rango de 5 metros, lo uso cuando estoy a 2 para asegurarme). Tengo 2 diales de cada en mi inventario. El de agua, al ser de un solo uso, quedaría inservible. El de rayo tiene 3 usos, así que me quedaría 2 por aprovechar.



No uséis Mantra contra mí:
Aura Demoníaca:
Los Rákshasa son demonios conocidos por atormentar a los humanos, y el Aura de Thawne así lo expresará. Por ello, cualquiera que use Haki de Observación contra él sentirá una poderosa presencia demoníaca (añade el epíteto extra "Demoníaco" a su presencia). Del mismo modo, todo aquel esté 10 niveles por encima de Thawne o menos tendrá tanto miedo de esta presencia que quedará paralizado un turno la primera vez que centre el Mantra en él en cada rol. Cada 20 niveles hacia abajo se añadirá otro turno de parálisis (es decir, 2 turnos si 10 niveles por debajo, 3 si 30, 4 si 50…).
avatar

Mensajes : 507
Fecha de inscripción : 26/07/2017
Edad : 25

Hoja de personaje
Nivel:
91/150  (91/150)
Experiencia:
134601/1000000  (134601/1000000)
Berries: 51.593.900

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: [Moderado Nivel 4] Unas elecciones manchadas de rojo.

Mensaje por Giotto Leblanc el Dom 16 Sep 2018 - 14:38

Tu movimiento parece sorprender a Mario durante un instante, haciendo que se ponga en posición neutra, con los brazos elevados y sus puños cerrados, retrasando una de sus piernas y, de nuevo, atento a todos tus movimientos. Sus ojos se mueven a más velocidad que antes, como si estuviese calculado todas y cada una de las maneras en la que puedes atacarle, analizando cada algoritmo y cada probabilidad posible.

Al ver que le echas agua con un dial, esboza una sonrisa por primera vez desde que comenzó vuestra contienda. ¿Significaría que a su lado humano le estaba gustando esa contienda? ¿Se trataría de alguna forma de ponerte nervioso? Eso solo lo sabe él. El agua se dirige hacia Mario a gran velocidad, empapándole, pero entonces, casi de forma simultánea a la que usas tu dial eléctrico, comienza a girar a muchas revoluciones por segundo, expandiendo todo el agua por la habitación, mojándote incluso a ti, quedándose él parcialmente secado. De ese modo, la electricidad os afecta a todos, a ti incluido, pero también notas gracias a tu mantra como el alcalde te ha disparado tres veces por la espalda, al mismo tiempo que Mario lanza dos cuchillos. Uno va directo a ti, mientras que el otro va hacia su primo.

-Nunca interfieras en uno de mis combates, primito. Ni una vez más -le escuchas decir.

¿Qué haces, Dakuhebi?

Del mismo modo, notas gracias a tu agudizado oído un sonido distorsionado en el pecho del cyborg, ¿qué será? Tal vez sea importante, o quizás no.

avatar

Mensajes : 98
Fecha de inscripción : 10/08/2017

Hoja de personaje
Nivel:
32/150  (32/150)
Experiencia:
18900/1000000  (18900/1000000)
Berries: 260.000

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: [Moderado Nivel 4] Unas elecciones manchadas de rojo.

Mensaje por AEG93 el Miér 26 Sep 2018 - 19:08

Parecía que mi estrategia había pillado desprevenido al cyborg, aunque por desgracia eso no me otorgó una ventaja suficiente para conseguir alcanzarle de lleno con la descarga de rayos del dial. De hecho, con sus vertiginosos giros Mario logró mojarme un poco a mí también, por lo que sufrí casi de igual manera que él los efectos del objeto que yo mismo había utilizado.

Levemente entumecido, así como dolorido por la descarga recibida, observé mi alrededor con detenimiento. Así pude darme cuenta de que el alcalde, que tan asustado parecía momentos antes, había aprovechado aquel instante para dispararme. No obstante, gracias a mis reflejos tres balas no suponían gran problema. Con una contorsión sobre mí mismo digna del mejor acróbata, conseguí doblarme lo suficiente para que los tres proyectiles pasaran de largo por encima mío sin apenas rozarme. No obstante, ahora tenía otro problema. Mario, enfurecido porque su pariente hubiese interferido en el combate, había lanzado un cuchillo dirigido a cada uno de nosotros. Parecía que, al final, el mafioso tenía cierto sentido del honor.

En condiciones normales me habría importado muy poco que aquel hombre pereciese a manos de su primo, pero en aquellas circunstancias estaba casi obligado a salvarle. Si mi rival político era asesinado y se probaba que yo me encontraba presente, los votantes podrían pensar que había sido yo quien había acabado con él, lo que terminaría con mis aspiraciones de ser el próximo alcalde de la ciudad. Por lo tanto, no pude hacer otra cosa que utilizar mi versión mejorada del Soru, tratando de desplazarme a la mayor velocidad posible, para intentar sacarle de la trayectoria del puñal que amenazaba su vida. No sabía si la rapidez de mi técnica sería o no suficiente, pero debía intentarlo. Mi futuro político podía depender de aquello.

Lo consiguiera o no, acto seguido centraría de nuevo mi mirada en Mario. Era curioso, pero unos momentos antes, poco después de recibir la descarga eléctrica, había oído un leve sonido distorsionado que procedía de su pecho. Al haber estado ocupado esquivando las balas y tratando de salvar la vida de mi enemigo político no me había parado a pensarlo, pero en aquel instante di con una posibilidad que podía ser la clave de mi triunfo definitivo en las elecciones ¿Y si dicho ruido provenía de alguna clase de dispositivo de grabación? Si así era, solo debía derrotar a Mario y arrancar de sus entrañas dicho artefacto. Con él podría probar la relación entre el actual alcalde y la familia de mafiosos, haciendo que perdiese el poco crédito que le quedaba y dejándome la victoria al alcance de la mano.

Era plenamente consciente de que no superaba al cyborg en ninguna capacidad física, lo que resultaba un verdadero hándicap. Mi habilidad física había sido siempre una de mis principales bazas para salir victorioso de los combates a los que me había enfrentado. Además, por el momento el ingenio tampoco había funcionado, y estaba demasiado cansado para transformarme o hacer uso de mis clones. Así que no me quedaban demasiadas opciones. Pero daba igual, no pensaba rendirme. Debía vencerle si quería ganar las elecciones y, más importante, seguir con vida.

Así que decidí intentar confundirle. Ya que era capaz de seguir mis veloces desplazamientos, volvería a utilizar el Soru para correr, intentando ir aún más rápido que antes. Sin embargo, mi estrategia no era intentar ir tan rápido que no pudiera seguirme. Sabía que eso estaba, al menos por el momento, fuera de mi alcance. Lo que pretendía era que Mario pensase que era tan ingenuo como para intentarlo. De ese modo, cuando me dirigiese hacia él con ambos puños preparados y endurecidos al máximo con Haki no esperaría que, aprovechando la capacidad para mover partes de mi cuerpo a una velocidad vertiginosa que me otorgaba mi Kami-e Kempo, cambiara súbitamente la dirección de mis ataques antes de que pudiese agarrarme como había hecho anteriormente. Un poderoso grito escaparía en ese momento de mi garganta, unas palabras que anunciaban mi técnica más poderosa:

- ¡¡Hasshoken Ougi: Ryu no Ikari!!

Si conseguía acertarle, el poder de mi ataque seguramente sería suficiente para derrotar al cyborg. Si lo conseguía, buscaría en su interior con la esperanza de encontrar una grabadora. De no lograrlo, continuaría el combate sabiendo que acababa de gastar mi mejor baza, y que las oportunidades se me acababan.

Cosas:
- Hakis, Stats y multiplicadores en posts anteriores, así como el Soru - Myenai Kyoi.

- Kami-e Kempo: El usuario ha desarrollado de manera extraordinaria el uso del Kamie, llegando al punto que puede volver su cuerpo tan flexible como el quiera y también tan ligero como deseé. Su capacidad de infiltrarse, ocultarse, escabullirse o huir es impresionante, difícilmente alguien le notará pues al ser tan ligero no hace ruido con sus pasos. Se vuelve mucho más veloz y severo al momento de ejecutar ataques, e incluso puede atacar muchas veces, pareciendo que su brazo desaparece en el ataque por ejemplo, debido a la gran agilidad que ha adquirido. Esto puede combinarse con otras técnicas.

- Hasshoken Ougi - Ryu no Ikari: Thawne realiza su Tekkai Kempo:Nuclear Head potenciado por Hasshoken e imbuido en Haki, golpeando con su Tekkai concentrado en ambos puños a la vez. La potencia de este impacto (sumando golpe+onda de choque) es tal que sería capaz de romper incluso la capa de hielo bajo la que la Armada Happou guardaba sus tesoros (como el cabezazo taladro de Don Chinjao). Es capaz de romper materiales incluso más duros que el diamante (dado que la dureza de los puños sería la del diamante y hay que sumarle la onda de choque). Sobre un organismo vivo los daños serían atroces, si el objetivo sobrevive, claro. Límite 1 vez por combate, y respetando siempre los 4 posts posteriores sin poder usar Tekkai (en el post anterior se cumplieron los cuatro posts, por lo que puedo volver a usar Tekkai y sus derivados en este).



No uséis Mantra contra mí:
Aura Demoníaca:
Los Rákshasa son demonios conocidos por atormentar a los humanos, y el Aura de Thawne así lo expresará. Por ello, cualquiera que use Haki de Observación contra él sentirá una poderosa presencia demoníaca (añade el epíteto extra "Demoníaco" a su presencia). Del mismo modo, todo aquel esté 10 niveles por encima de Thawne o menos tendrá tanto miedo de esta presencia que quedará paralizado un turno la primera vez que centre el Mantra en él en cada rol. Cada 20 niveles hacia abajo se añadirá otro turno de parálisis (es decir, 2 turnos si 10 niveles por debajo, 3 si 30, 4 si 50…).
avatar

Mensajes : 507
Fecha de inscripción : 26/07/2017
Edad : 25

Hoja de personaje
Nivel:
91/150  (91/150)
Experiencia:
134601/1000000  (134601/1000000)
Berries: 51.593.900

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: [Moderado Nivel 4] Unas elecciones manchadas de rojo.

Mensaje por Giotto Leblanc el Mar 16 Oct 2018 - 21:25

Tú no serás un poco bestia, ¿verdad? Te lo digo porque ese último golpe tuyo no solo ha acabado con tu oponente, que sí, que era un organismo cibernético, sino que has destrozado medio despacho, creando un bonito agujero en la pared. Los restos de Mario son pura chatarra que no se mueve, pero puedes notar una leve respiración gracias a que su sistema de respiración asistida sigue funcionando a duras penas. En su pecho, intacto, ves una unidad de grabación clásica, de estas de cinta. ¿Tienes una grabadora? Esperemos que sí.

La marina se acerca, ¿qué haces hombretón? Te recuerdo que queda poco para las elecciones, y que te vean allí de cuerpo presente no te ayuda demasiado. También he de decirte que tus poderes se han recuperado un poco, notas esas cosquillas en tu interior que te dicen que puedes usar tu fruta.


avatar

Mensajes : 98
Fecha de inscripción : 10/08/2017

Hoja de personaje
Nivel:
32/150  (32/150)
Experiencia:
18900/1000000  (18900/1000000)
Berries: 260.000

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: [Moderado Nivel 4] Unas elecciones manchadas de rojo.

Mensaje por AEG93 el Miér 17 Oct 2018 - 20:42

El poder de mi Ryu no Ikari fue demasiado para el cyborg, reduciendo su cuerpo a un amasijo de metal digno de una chatarrería. Por desgracia, además de eso los efectos causados en el lujoso despacho fueron catastróficos. En futuras ocasiones debía andarme con más cuidado al combatir dentro de edificios, aunque la verdad era que mi oponente no me había dejado muchas más salidas aparte de utilizar todo mi poder contra él.

Me acerqué a él tratando de identificar algún tipo de dispositivo de grabación como el que me había parecido oír antes dentro de su pecho. Afortunadamente, no tardé prácticamente nada en encontrar lo que parecía una cinta antigua que, además, se hallaba aparentemente intacta. La cogí y la guardé en uno de los bolsillos de mi chaqueta.

Para entonces, pude oír ruido de voces y personas corriendo hacia mi posición. Probablemente el escándalo armado al utilizar mi técnica definitiva había atraído la atención de todo el que se encontrase cerca. No era lo que había planeado, pero al final el poder de mi rival había sido muy superior a lo calculado, obligándome a dejar a un lado el sigilo y la discreción para salir con vida.

No obstante, no iba a dejarme pillar. Aprovechando el agujero que mi último ataque había creado en la pared, saltaría hacia el exterior y, utilizando el Geppou para moverme por el aire lo más velozmente que pudiese, me alejaría de allí. Una vez estuviese en mi mansión, haría que mis hombres buscasen a Lois, diciéndole que acudiese a verme cuanto antes, que tenía información muy valiosa que iba a serle de gran utilidad. Cuando la preciosa periodista llegase, le entregaría la cinta diciendo:

- Lois, he encontrado pruebas inequívocas de que el alcalde Evans es un corrupto que lleva poniendo sus intereses y los de la familia Peroccini, de la que forma parte, por delante de los de los ciudadanos de Water Seven desde que ascendió al poder. Esta cinta se encontraba en el interior de Mario, el hijo del líder de la familia que, además, era un humano modificado robóticamente. Le sorprendí negociando con Evans y me atacó, así que me vi obligado a acabar con él. La cinta es tuya. Publicándola, conseguirás el reportaje que buscabas y que te proporcionará reconocimiento profesional que mereces, y a la vez abrirás los ojos a las buenas gentes de esta ciudad y facilitarás mi victoria en las elecciones. ¿Qué me dices?

Confiaba en Lois. No era muy propio de mí fiarme de la gente así como así, pero la periodista me había mostrado durante todo el tiempo que habíamos pasado infiltrados en la organización de los Peroccini que era una persona honesta y que haría lo correcto, además de ambiciosa profesionalmente. Y publicar las pruebas que se hallaban en aquella cinta le serviría para ambas cosas.

Así, esperaría a que las nuevas se propagasen por la ciudad. Para cuando llegase la mañana de las elecciones, probablemente no quedase ya nadie en todo Water Seven que no se hubiese enterado de lo ocurrido. A primera hora, antes de que se abriesen los locales para votar, enviaría una delegación de Hebi no Kiba, encabezada por Miles y Danny, a hablar con los hombres de los Peroccini que quedasen en la ciudad. La labia y la capacidad de convicción de Miles unida a la fuerza bruta y capacidad disuasoria de Danny y de veinte hombres fuertemente armados sería suficiente sin duda para garantizar que los mafiosos escucharan. Y yo quería que lo hiciesen, pues había llegado el momento de realizar una jugada que en otro momento habría sido realmente arriesgada, pero que en ese preciso instante se antojaba necesaria, y que podría proporcionarme grandes beneficios. Miles debía, en representación mía, transmitir un claro mensaje:

- Imagino que todos habréis visto las noticias. Lamento informaros que, tras los últimos descubrimientos, vuestra organización ha quedado completamente desacreditada de cara a la opinión pública y, lo que es más importante, de cara a vuestros socios. Es por eso que quiero haceros una oferta que, si sois inteligentes, no rechazaréis. Uníos a mí. Por todos es sabido que el poder de los Peroccini reside en sus hombres, y no en sus líderes, quienes han demostrado no ser dignos de vuestra lealtad ni de la confianza de sus socios comerciales. Bajo mi liderazgo, prosperaréis. Ya habéis visto el vertiginoso crecimiento que Hebi no Kiba ha experimentado desde que me hice cargo de la organización, y esto es solo el principio. Pasad a formar parte de esta gran empresa, y traed vuestros contactos y los negocios que habéis conseguido para los Peroccini con vosotros, y os garantizo que ninguno de vuestros socios comerciales os abandonará. O también podéis elegir no hacerlo y ver como uno a uno todos ellos rompen sus tratos con vosotros hasta que no tengáis ni un triste mendrugo de pan que llevaros a la boca.

La suerte estaba echada. Aquel podía ser un día que marcaría un antes y un después para Dakuhebi no Kirtash, para Hebi no Kiba, y para todo Water Seven.



No uséis Mantra contra mí:
Aura Demoníaca:
Los Rákshasa son demonios conocidos por atormentar a los humanos, y el Aura de Thawne así lo expresará. Por ello, cualquiera que use Haki de Observación contra él sentirá una poderosa presencia demoníaca (añade el epíteto extra "Demoníaco" a su presencia). Del mismo modo, todo aquel esté 10 niveles por encima de Thawne o menos tendrá tanto miedo de esta presencia que quedará paralizado un turno la primera vez que centre el Mantra en él en cada rol. Cada 20 niveles hacia abajo se añadirá otro turno de parálisis (es decir, 2 turnos si 10 niveles por debajo, 3 si 30, 4 si 50…).
avatar

Mensajes : 507
Fecha de inscripción : 26/07/2017
Edad : 25

Hoja de personaje
Nivel:
91/150  (91/150)
Experiencia:
134601/1000000  (134601/1000000)
Berries: 51.593.900

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: [Moderado Nivel 4] Unas elecciones manchadas de rojo.

Mensaje por Giotto Leblanc el Dom 28 Oct 2018 - 23:09

A la mañana siguiente, con los primeros rayos de sol iluminando la cúspide de la gran isla del agua, la joven periodista aparece en tu despacho con un cabestrillo y algunas heridas en su cuerpo. Ves como cojea, pero no parece nada grave. Por lo que supiste, en el tiempo que estuviste ocupado con tus asuntos privados, ya sabes a lo que me refiero, hubo un pequeño alboroto en la ciudad y muchos ciudadanos se vieron involucrados. Varios piratas y criminales aprovecharon los disturbios y causaron estragos, robaron en la zona más rica de la ciudad y se fueron en menos de los que tardaron en darse cuenta las autoridades.

Cuando le entregas la cinta a Lois no tarda en pedirte que la pongas. Escuchó todas y cada una de las palabras que hablaste con Mario y el difunto alcalde, quedando perpleja ante aquella noticia.

—Esto puede ser un bombazo —comentó ella, acariciándose la cara con la mano—. Puede desentramar una red de corrupción a todos los niveles, no solo entre las organizaciones criminales que han estado en juego, sino entre los grupos políticos, empresarios y nobles que han apoyado a Evans durante todos estos años. Muchas gracias —te dijo, levantándose y dándote un abrazo. Minutos después la joven decide irse, pero cuando está abriendo la puerta se gira y te mira—. A ver si quedamos algún día, Dakuhebi —te dice, yéndose de allí.

La noche de antes de las elecciones, en un informativo especial, toda la grabación se filtró. Nadie supo quién lo hizo, tampoco quien fue quien retó a la familia Peroccini, pero hizo que al día siguiente tuviera mucho que pensar durante las elecciones. No obstante, no fue lo único que sucedió. Pese a todo, tenías cosas que hacer en los bajos fondos. Eran ya casi las cinco de la mañana, y Miles te llama para hablar.

—Se han unido algunos soldados, pero otros han decidido irse por su cuenta. Un tal Pol V. Oron ha decidido recolectar a los mejores y crear un grupo para hacernos la competencia. ¿Qué quieres que hagamos? —te pregunta—. Muchos han dicho que si no vas tú en persona no accederán a unirse. Un líder debe mancharse las manos.

Son las cinco y diez de la mañana, y en una hora y veinte has de estar en el colegio electoral para votar. Tienes poco tiempo para hacerlo todo, así qué tú decides.


avatar

Mensajes : 98
Fecha de inscripción : 10/08/2017

Hoja de personaje
Nivel:
32/150  (32/150)
Experiencia:
18900/1000000  (18900/1000000)
Berries: 260.000

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: [Moderado Nivel 4] Unas elecciones manchadas de rojo.

Mensaje por AEG93 el Jue 1 Nov 2018 - 21:10

Como esperaba, el entusiasmo de Lois al escuchar mi conversación con el mafioso y mi rival en las elecciones fue notable. Vio, al igual que yo, la oportunidad de desenmascarar a ambos de cara a la ciudadanía, haciendo que perdiesen todo su crédito. Y de paso, beneficiarnos ambos de ello. Yo porque gracias a aquella noticia ponía pie y medio en el ayuntamiento, y la periodista porque aquel bombazo informativo sería un tremendo impulso a su carrera y le granjearía un gran prestigio. Lo que sí me sorprendió fue lo ocurrido después. Mientras abandonaba la estancia, la joven dejó claro con elegancia que estaba interesada en que nos viésemos en un ámbito no profesional, por decirlo así. Y a decir verdad, la idea me agradaba. Lois era una mujer muy hermosa, cosa que como todo hombre heterosexual era capaz de apreciar. No obstante, no era eso lo que más había llamado mi atención de ella, sino su agudo intelecto, su perseverancia y su ambición. Con esos tres ingredientes, que yo también poseía y que valoraba enormemente  en la gente que me rodeaba, el éxito en la vida era algo seguro. Podría demorar más o menos, pero tarde o temprano llegaría. Además habíamos desarrollado cierto vínculo de confianza durante nuestra infiltración en la organización de los Peroccini, y la preocupación que me embargó cuando Robbie se disponía a acabar con su vida me había sorprendido. Así que, dado que Lois sabía de mi habilidad telepática, rápidamente creé un vínculo entre ambos, de forma que pudiese escucharme pese a estar alejándose por el pasillo:

- Si, podemos ir a cenar tras la publicación del resultado de las elecciones, para celebrar mi victoria. Te avisaré.

***


Al día siguiente la ciudad era un hervidero de conversaciones y de rumores. Mi identidad como la persona que había desenmascarado y derrotado a los Peroccini no se había hecho pública, y mucha gente en Water Seven se preguntaba quién habría sido. Mientras tanto, Miles y Danny se estaban encargando de cumplir con el importante cometido que les había asignado. Finalmente, mi Supervisor de Información acudió a mi despacho a las cinco de la mañana. Al parecer habían logrado convencer a algunos de los antiguos hombres de los Peroccini, pero los más preparados de entre ellos habían decidido organizar su propia banda, comandada por alguien llamado Pol V. Orón. Tan solo quedaba poco más de una hora para las elecciones, por lo que debía solucionar aquel asunto de forma rápida y eficaz. Por suerte, sabía qué tenía que hacer.

Ya que muchos de ellos querían verme en persona antes de unirse a Hebi no Kiba, me encargaría de que lo hicieran. Me dirigí en solitario a su cuartel general, donde se encontraban reunidos valorando las opciones que les quedaban. Había pedido a Miles que me describiese con pelos y señales al líder del grupo díscolo, así que atravesé la puerta y caminé directamente hacia él. Mi traje rojo y mi máscara de serpiente no dejaban lugar a dudas sobre mí identidad, y la decisión y elegancia con que avanzaba probablemente desconcertaría a la mayoría. Aún así, tenía el Haki de Observación activo para estar prevenido ante un posible ataque sorpresa. Cuando llegué hasta Pol V. Orón, mi voz resonó en la estancia como un trueno:

- Ya que queríais verme con vuestros propios ojos aquí estoy. No vengo a pediros que os unáis a mí, sino a reclamar lo que es mío por derecho. Así es, si os preguntabais quién había vencido a Mario Peroccini, lo tenéis ante vosotros. Ese cyborg corrupto trató de matarme cuando descubrí su relación con mi oponente en las elecciones, y ahora no es más que un montón de chatarra. Eso es lo que sucede con quien se opone a mí. Así que este es mi consejo para vosotros: aceptad que Hebi no Kiba ha acabado con la organización de los Peroccini y la ha absorbido y abrazad un futuro prometedor bajo mi mando. De lo contrario, asumid las consecuencias.

Mientras pronunciaba  la última palabra, mi mente intentaría penetrar como un cuchillo en la de Pol V. Orón, buscando su mayor miedo. Acto seguido, haría que viese dicho miedo hasta que el terror le dejase paralizado. Dado que era un subordinado tanto de Mario como de Robbie, lo más lógico era que no fuese más poderoso que yo y fuese capaz de hacerlo, enfatizando aún más mi poderosa declaración de intenciones ante el líder de la oposición. Después, abandonaría caminando a paso calmado pero decidido, dejando que aquellos hombres procesaran lo que acababan de escuchar, y me dirigiría al colegio electoral dispuesto a depositar una papeleta con mi nombre en las urnas.

Cosas:
- De cara al descurso destacar que soy Psicólogo, y que una de las habilidades de Thawne es la labia. En cuanto a la técnica usada después sobre Pol V. Orón, es esta:

- I Know Your Fears: Usando su telepatía, Thawne puede averiguar el mayor miedo de su enemigo y, por medio de sus poderes mentales, hacer que vea ilusiones relacionadas con dicho miedo (mismo fundamento que los Mind Clones, pero con aspecto de lo que de miedo al enemigo). Ésto hace que éste quede paralizado por el terror durante 2 turnos para personajes hasta 10 niveles por debajo de él, y hasta 1 turno para personajes de hasta 10 niveles por encima. Solo se puede usar dos veces por rol, pero no sobre el mismo personaje (al contrario que para leer la mente, no necesitaría permiso del usuario para poder ver ese miedo). Los personajes con Haki de Observación de nivel superior al de Thawne no se ven afectados por esta técnica.



No uséis Mantra contra mí:
Aura Demoníaca:
Los Rákshasa son demonios conocidos por atormentar a los humanos, y el Aura de Thawne así lo expresará. Por ello, cualquiera que use Haki de Observación contra él sentirá una poderosa presencia demoníaca (añade el epíteto extra "Demoníaco" a su presencia). Del mismo modo, todo aquel esté 10 niveles por encima de Thawne o menos tendrá tanto miedo de esta presencia que quedará paralizado un turno la primera vez que centre el Mantra en él en cada rol. Cada 20 niveles hacia abajo se añadirá otro turno de parálisis (es decir, 2 turnos si 10 niveles por debajo, 3 si 30, 4 si 50…).
avatar

Mensajes : 507
Fecha de inscripción : 26/07/2017
Edad : 25

Hoja de personaje
Nivel:
91/150  (91/150)
Experiencia:
134601/1000000  (134601/1000000)
Berries: 51.593.900

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: [Moderado Nivel 4] Unas elecciones manchadas de rojo.

Mensaje por Giotto Leblanc el Mar 6 Nov 2018 - 21:35

En uno de tantos vertederos de materiales estaba Pol V. Oron, rodeado de delincuentes de segunda categoría bebiendo y pasándolo bien, proclamando aquel lugar como propiedad de Markus Peroccini, el padre del difunto Mario. Todos los allí presente, a excepción de un semigigante, son más débiles que tú, incluido Pol, o eso puedes intuir gracias a tu haki de observación. ¿Es tan fiable cómo crees? Seguramente, después de todo es tu especialidad.

Después de dar ese discurso tan… ¿Elocuente? Sí, digamos que es elocuente, ¿vale? Pol se levanta y se pone frente a ti.

—Mario no es el jefe de la familia, Dakuhebi —te dice.

Logras ver el interior de Pol, intentando averiguar sus miedos más profundos, aquello que le haga segregar gélidas gotas de sudor que le recorran la espalda. Sin embargo, no lo consigues. En su interior no hay nada. No tiene nada, ni a nadie, solo así mismo, y no teme su propia muerte. Nunca te habías tomado con una persona así, quizás te interese tener a alguien así en tu organización. Sin embargo, de forma completamente descontrolada, la fuerza que hacía varios días nació en ti surgió de nuevo, enturbiando el ambiente y doblegando a todos los presentes.

—Es verdad eso que dicen. Tienes algo especial dentro de ti. Está bien, Dakuhebi, nos uniremos a ti, pero el respeto se gana, no se impone.

Te queda algo más de media hora para reunirte con la guardia que te va a llevar al colegio electoral, ¿qué haces joven mafioso?


avatar

Mensajes : 98
Fecha de inscripción : 10/08/2017

Hoja de personaje
Nivel:
32/150  (32/150)
Experiencia:
18900/1000000  (18900/1000000)
Berries: 260.000

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: [Moderado Nivel 4] Unas elecciones manchadas de rojo.

Mensaje por AEG93 el Miér 7 Nov 2018 - 17:30

Cuando intenté escrutar el interior de Pol V. Orón me llevé una gran sorpresa. Se trataba de un hombre sin miedo, alguien sin nada que perder y que por lo tanto no se doblegaría ante nadie de no ser por propia voluntad. Nunca antes me había topado con alguien así, y a decir verdad resultaba inquietante. Aunque debía reconocer que si lograba convencerle probablemente sería de gran utilidad.

Y entonces fue cuando ocurrió. De nuevo, como cuando Robbie se disponía a matar a Lois y Kevin, sentí aquel irrefrenable poder embargándome. Era consciente de que provenía de mi interior, de mi voluntad, pero su naturaleza exacta escapaba en aquel momento a mi comprensión. La gran mayoría de hombres cayeron al suelo, abrumados ante aquella repentina demostración de fuerza sin control. Tan solo unos pocos aguantaron en pie, aunque incapaces de moverse. Entre ellos se encontraba Pol V. Orón, quien a duras penas logró decir unas palabras. Con ellas me aceptaba como su nuevo líder, pero dejando claro que debía ganarme su respeto para que me siguiesen con la misma fidelidad con que habían seguido al fallecido Mario.

- No os preocupéis, ninguno de vosotros. No os impondré respeto a la fuerza, sino que trabajaré duro para ganármelo día a día. Sé que con vuestra adición y mi inminente ascenso a la alcaldía de Water Seven, Hebi no Kiba crecerá exponencialmente. Nada sucederá en esta isla sin que nosotros lo sepamos y lo permitamos, y vuestras ganancias se verán sustancialmente incrementadas con respecto a cuando servíais a los Peroccini. Y pronto, mucho antes de lo que pensáis, expandiremos nuestro dominio a otros lugares, convirtiéndonos finalmente en los Reyes del Bajo Mundo en la primera mitad del Grand Line.

Pronuncié aquellas palabras con fuerza, buscando dotarlas de seguridad y determinación, de forma que todos aquellos hombres viesen la verdad en lo que estaba diciendo. Aquellos, ni más ni menos, eran mis planes para Hebi no Kiba, y el próximo paso pronto daría comienzo. Para ello necesitaría de todos aquellos hombres, pues con los números actuales no sería suficiente, pero con ellos en nuestras filas la situación sería bien diferente. Mi reciente demostración de poder y las palabras de prosperidad y riquezas que había pronunciado terminarían de convencer a los indecisos casi sin ninguna duda. Y una vez así fuese, me dirigiría al encuentro de los hombres que debían acompañarme al colegio electoral. Entonces, el momento de la verdad habría llegado.



No uséis Mantra contra mí:
Aura Demoníaca:
Los Rákshasa son demonios conocidos por atormentar a los humanos, y el Aura de Thawne así lo expresará. Por ello, cualquiera que use Haki de Observación contra él sentirá una poderosa presencia demoníaca (añade el epíteto extra "Demoníaco" a su presencia). Del mismo modo, todo aquel esté 10 niveles por encima de Thawne o menos tendrá tanto miedo de esta presencia que quedará paralizado un turno la primera vez que centre el Mantra en él en cada rol. Cada 20 niveles hacia abajo se añadirá otro turno de parálisis (es decir, 2 turnos si 10 niveles por debajo, 3 si 30, 4 si 50…).
avatar

Mensajes : 507
Fecha de inscripción : 26/07/2017
Edad : 25

Hoja de personaje
Nivel:
91/150  (91/150)
Experiencia:
134601/1000000  (134601/1000000)
Berries: 51.593.900

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: [Moderado Nivel 4] Unas elecciones manchadas de rojo.

Mensaje por Giotto Leblanc el Jue 8 Nov 2018 - 17:16

¡Vaya! Parece que tus palabras han calado a más personas de las que creías, algunas otras, por su parte, deciden irse del lugar sin decir nada. Pol V. Oron asiente y tiende su mano para cerrar el trato que le ofrece, al parecer en nombre de todos.

Habiendo arreglado ese asuntillo, miras el reloj y te percatas de que tienes veinte minutos para coger el vehículo que te llevará al ayuntamiento. Habrá reporteros y cámaras de televisión, después de todo eres la primera persona que le disputa al partido del difunto (políticamente hablando) alcalde Evans la alcaldía en varios lustros. Al llegar al colegio electoral, votas, te haces algunas fotos y solo queda esperar.

FIN
avatar

Mensajes : 98
Fecha de inscripción : 10/08/2017

Hoja de personaje
Nivel:
32/150  (32/150)
Experiencia:
18900/1000000  (18900/1000000)
Berries: 260.000

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: [Moderado Nivel 4] Unas elecciones manchadas de rojo.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.