Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (7348)
 
Nocturne93 (5327)
 
Lion L. Kai (3083)
 
Legim (2814)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2313)
 
Alwyn (2265)
 
Webmaster (2225)
 
AlexEmpanadilla (2192)
 
Sawn (2161)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.

Plumas y Escamas [Zurax]

Ir abajo

Plumas y Escamas [Zurax]

Mensaje por Señor Nat el Miér 21 Mar 2018 - 17:28


____________________________________________

Siempre en el corazón:
The big Spender:
NO LO OLVIDES OPD:


aHORA EN SERIO:


avatar
Señor Nat
Al vicemirante
Al vicemirante

Mensajes : 7348
Fecha de inscripción : 08/04/2014
Edad : 23
Localización : Al lado de un Oso Panda

Hoja de personaje
Nivel:
101/150  (101/150)
Experiencia:
170200/790000  (170200/790000)
Berries: 701.883.361

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Plumas y Escamas [Zurax]

Mensaje por Therax Palatiard el Lun 2 Abr 2018 - 0:56

«Tengo que frenarlo», pensó Therax al ver cómo el marine volvía a zafarse de su ataque. La resistencia que había notado en el segundo de sus cortes le había indicado que, pese a la rapidez con la que se había apartado su oponente, había logrado alcanzarlo. No obstante, la velocidad con la que reaccionaba a sus ofensivas se mostraba como una barrera difícil de quebrar. Sin duda ése debía ser su principal objetivo.

Mientras el uniformado se alejaba de él, una gruesa capa de escarcha cubrió todo su cuerpo, extendiéndose por cada milímetro de su piel y cubriendo sus espadas. Sus corneas se tornaron de un intenso color negro que contrastaba fuertemente con el azul de sus ojos, acentuado por la naturaleza nívea que había adquirido.

Se disponía a abalanzarse sobre su rival cuando éste hizo un movimiento algo inesperado. ¿Iba a lanzarle una patada? Eso parecía, pero cuando pronunció la primera palabra supo que no era una al uso. No. No iba a retroceder. El fuego comenzó a nacer de la extremidad del marine y no se lo pensó ni un instante.

A su alrededor nacieron unas suaves llamas azuladas, que concentró frente a él antes de comenzar su movimiento.

-"H", confío en ti -comentó al espíritu que moraba en él.

Extendió las alas y una poderosa corriente de viento le impulsó hacia el su rival. Al mismo tiempo, otra de la misma intensidad que la primera comenzó a trazar una violenta espiral en torno a él. Therax cruzó las espadas sobre su cabeza, apuntando hacia el pájaro de fuego que tan cerca se encontraba de él e interponiendo el fuego celeste entre ambos. Unos instantes antes de entrar en contacto con él comenzó a girar sobre sí mismo, siguiendo el mismo sentido que la corriente de viento que le envolvía y que pretendía usar como protección.

El fuego consumió sus llamas y, aunque se esforzó por regenerarlas para disminuir el calor que le rodeaba, notó cómo se introducía en un infierno. El grueso manto de escarcha que rodeaba su piel comenzó a derretirse a un ritmo más alto del que podía soportar y, una vez más, notó el ardor en sus brazos y en su torso. No obstante, las sensaciones eran mejores que la vez anterior, pues el viento que le rodeaba, el fuego celeste y la escarcha que le envolvían mitigaban los posibles daños.

Y entonces lo notó. Algo colisionó contra sus sables. ¿Qué demonios era aquello? No lo sabía, pero pronto comprobó sus efectos. Sus espadas vencieron la resistencia, pero un intenso dolor en la zona posterior de los hombros y la espalda le indicó a qué se enfrentaba. Había sufrido heridas como aquélla anteriormente y sabía qué las causaba. No podía verlos, pero sabía que su espalda de encontraba surcada por varios cortes que requerirían atención cuando aquello acabase, pero no iba a detenerse. No después de haberse enfrentado al ave ígnea.

Al abandonar el interior del pájaro de fuego fue consciente de que había necesitado todo su fuego azul y toda su escarcha para salir de vivo, pero esperaba que mereciera la pena. Ya no había corneas negras, manto níveom ni llamas celestes, pero él seguía allí. Esperando coger por sorpresa a su adversario al salir del fuego, trazó sendos tajos oblicuos en dirección a los hombros del marine, haciendo que una onda cortante naciera de cada una de sus espadas y siguiera el recorrido descrito por ellas anteriormente.
Resumen:
Me envuelvo en escarcha, fuego celeste y viento para atravesar el pajarraco girando sobre mí mismo, y ataco al salir de él.
Cosas usadas:
Infierno celeste: Therax produce unas llamas de un gélido color celeste que envuelven tanto su cuerpo como sus armas (incluye las ondas cortantes que salgan despedidas de éstas). Se encuentran a una temperatura de -50ºC hasta el nivel 50, y a partir de aquí descienden 10ºC cada 25 niveles. Dichas llamas no sólo aparecen en torno al cuerpo del espadachín, sino que pueden ser producidas alrededor de éste y ser empleadas como cualquier técnica de “canalización exterior” (el radio que abarcarán en este caso será de 10 metros + otros 10 por cada 10 niveles). Podrá mantener esta técnica durante 2 turnos hasta nivel 50, y a partir de aquí se sumará un turno cada 25 niveles. Tiene un tiempo de recarga de 2 posts.

Hielo puro: el cuerpo al completo de Therax pasa a estar recubierto de una capa de escarcha, sus córneas se vuelven negras y sus iris comienzan a brillar con un intenso color azul. Todo su cuerpo desprende vaho, que se queda formando una estela tras cualquier movimiento. En esta forma, cualquier corte (mediante la espada o mediante onda cortante) producido por Therax entumece la zona (-200% de velocidad) durante 2 posts. Es capaz de mantenerlo durante 2 turnos hasta el nivel 50, y a partir de aquí aumentará un turno cada 25 niveles. Necesita una recarga de 2 posts.

Las técnicas son usadas defensivamente, siendo consumidas por el fuego y desapareciendo al salir del pajarraco.

Reflejos: 7 (x4 pasivo y x4.5 por Akuma).
Poder de destrucción: 7 (x4).
Agilidad: 5 (x4).
Resistencia: 4 (x4 pasivo y x4.5 por Akuma).

Haki de armadura (armamento): Tier 7. Aún no lo he modificado en la ficha, pero es lo que me corresponde.

Cuarto turno de almacenamiento con Yuki-onna.

____________________________________________
Always:


The tempest has arrived:


Shurmanos de la tormenta:



avatar
Therax Palatiard
Pirata4-Pirata
Pirata4-Pirata

Mensajes : 724
Fecha de inscripción : 29/05/2017

Hoja de personaje
Nivel:
75/150  (75/150)
Experiencia:
107735/790000  (107735/790000)
Berries: 15.422.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Plumas y Escamas [Zurax]

Mensaje por Zuko el Dom 8 Abr 2018 - 0:01

El pirata consiguió salir bien parado de aquel ataque, moviendo sus espadas en cruz y siendo movido por una fuerte ráfaga de viento que movió los negros cabellos del sargento. Ambos contrincantes tenían heridas, habían sido cortados o golpeados. A ambos parecía darles igual, al menos en aquel momento. Enfrascados en la batalla, un pirata que luchaba por su libertad y un soldado que luchaba por la justicia. Aquello era casi poético. Pero la guerra no debería ser poética. Por bien que se lo estuviese pasando, Zuko debía vencer. Enviar un mensaje a la piratería de que libertad no significa lo que ellos creen. Un mensaje a los civiles de que son protegidos por hombres capaces.

¿Qué mensaje sería enviado al mundo aquel día? ¿El de los hombres libres o el de la justicia? Llegaron hasta él dos ondas cortantes, directas a sus hombros. Chasqueó la lengua mientras la palabra “espadachines” sonaba de forma despectiva en su mente. Colocó ambos brazos cruzados, formando una X, frente a él, colocando ambas manos en la trayectoria de las ondas. Sus manos se vieron cubiertas con haki, esperando que aquello y sus escamas consiguiesen parar el ataque con efectividad. Sin embargo, sabía que aquello no era suficiente, por lo que…

En el momento en que las ondas cortantes chocaron con sus manos, el dragón se vio envuelto en un aura dorada que recorría su cuerpo, ascendiendo. Su pelo se volvió de punta y ya no era negro como el azabache, sino amarillo y brillante como el oro. Las ondas lo empujaron hacia atrás mientras intentaba resistir su inercia. Notaba como las ondas, poderosas, cortaban su carne, aunque también notaba como su resistencia aplicada era suficiente como para evitar tener que pasar varios días esperando a que sus manos volviesen a crecer.

Finalmente, las ondas se disiparon y el dragón dejó de ser empujado, pudiendo batir las alas de nuevo. Jadeó, ligeramente cansado por lo que acababa de ocurrir, mientras volvía a colocar los brazos en una posición relajada, mostrando su llamativo cambio de peinado temporal a su contrincante. Notaba como las palmas de sus manos sangraban, deduciendo que debía tener cortes de poco más de medio centímetro de profundidad, que apunto estuvo de amputarle la mitad de ambas manos. Apretó los puños, resistiendo el dolor como su cuerpo le permitía, esperando que la herida cerrase pronto. Aunque no podía evitar el sangrado.

—Hacía mucho tiempo que no tenía un combate así… -dijo, hablando por vez primera con su oponente-. Debido a mi rango suelen enviarme a por criminales de poca monta. Y aquí estamos. Tú, uno de los piratas de Zane D. Kenshin, devolviéndome la voluntad para seguir adelante, recordándome que aún hay gente fuerte en el mundo. No sé si darte las gracias o esperar a que hayamos terminado -se colocó en posición de combate, mirando directamente al pirata-. Tal vez, si nos hubiésemos conocido en otras circunstancias…

No llegó a terminar la frase. A una velocidad envidiable, empezó a golpear el aire con los pies lanzándose hacia su enemigo, mientras llevaba el puño hacia atrás, dispuesto a dar un puñetazo. Sin embargo, justo al llegar al pirata, cambiaría de dirección dejando en su lugar a una ilusión de sí mismo, como si nunca se hubiese detenido. A ojos del pirata parecería que un segundo Zuko salía disparado del primero hacia arriba durante un segundo. El dragón volvería a golpear el aire para colocarse a la espalda del pirata y dirigiría un fuerte codazo, empujado por la otra mano, en la parte superior de la espalda del espadachín alado, buscando hacerle caer al suelo que, en aquel momento, era mar congelado, pues quería llevar el combate a tierra, ya que temía que el constante vuelo estuviese mermando sus energías.

De haberle salido bien la jugada, la copia ilusoria recibiría el contraataque mientras el verdadero sargento hacía su trabajo.

resumen:
Parar las ondas cortantes, recibiendo sendos daños, a la par que activo mi técnica, soltar un pequeño discursito y pasar a la ofensiva de nuevo
cosas usadas:

Endurecimiento nato II:
Debido al duro entrenamiento que Zuko ha recibido a la hora de practicar su resistencia, su haki de armadura es un 50% más resistente de lo que sería normalmente. De forma pasiva, su piel tiene la dureza del topacio (8 en la escala de Mohs)

El Dragón Interior: El usuario recibe, de forma temporal, un x2 en Fuerza, velocidad y resistencia durante un tiempo limitado. Sus habilidades de dragón (fuego y gas somnífero) también se ven mejorados. Cuando pasa a este modo, un aura dorada recorre el cuerpo de Zuko y hace que su pelo se vuelva dorado y brillante, poniéndose de punta. [3 Post de Duración] (1/3)

Geppou:
Permite a los usuarios saltar en el propio aire, lo que les permite permanecer flotando durante mucho más tiempo de lo habitual. Los miembros del CP pueden utilizar esta técnica para recorrer grandes distancias sin tener que tocar el suelo, o lanzarse para hacer ataques rápidos y aéreos.

Copias ilusorias:
Sus hechizos mentales le permiten crear dos clones visualmente idénticos a él, utilizados para confundir o distraer al rival. (PU de tabla nivel 50)

Fuerza: Tier 7 x9 + 5’5 (Forma híbrida) x 2 (Dragón interior) = x29
Resistencia: Tier 3 x6 + 4’5 (Forma híbrida) x 2 (Dragón interior) = x21
Velocidad: Tier 4 x5 x 2 (Dragón interior)= x10
Agilidad: Tier 7
avatar
Zuko
Marine3-Sargento
Marine3-Sargento

Mensajes : 561
Fecha de inscripción : 26/09/2015

Hoja de personaje
Nivel:
66/150  (66/150)
Experiencia:
83463/790000  (83463/790000)
Berries: 7.809.500

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Plumas y Escamas [Zurax]

Mensaje por Therax Palatiard el Vie 13 Abr 2018 - 23:20

Una gota de sangre se deslizó por la mano del marine, cayendo en última instancia al vacío y prometiendo encontrarse con el mar -o el hielo que había pasado a cubrirlo-. ¿Quién demonios era aquel hombre de pelo negro? Se había atrevido a surcar los cielos sobre una auténtica flota de piratas en busca de a saber qué. De esa actitud debía haber deducido que no sería un oponente al uso, y lo cierto era que así había sido. No obstante, la realidad estaba superando con creces cualquier suposición previa.

Para colmo, las sorpresas por parte de su contrincante ya no sólo se limitaban a las habilidades que atesoraba. El uniformado se presentaba ante Therax con un aspecto diferente. Sus cabellos habían abandonado los tonos oscuros para adquirir un intenso y brillante color amarillo. ¿A qué o quién se estaba enfrentando?

El rubio cerró los ojos y respiró hondo justo cuando las palabras comenzaron a nacer de la boca de su oponente. En su mente se mostró la silueta del marine, dibujada por unas intensas llamas blanquecinas que danzaban en la oscuridad más absoluta. Rugían y se agitaban con violencia y ansia, dando a entender que sus razonamientos acerca de la fuerza de su adversario eran acertados. ¿Cómo podía ser que no hubiera escuchado hablar de un marine con esas habilidades hasta el momento?

-Hacía mucho tiempo que no me cruzaba con uno de los tuyos que eligiese el enfrentamiento individual -respondió el espadachín en un primer momento, sin abrir los ojos-. Mi nombre es Therax Palatiard -dijo a continuación, buscando matizar las palabras del marine-, y puedes dar por hecho que llevaré a mi capitán hasta lo más alto... o moriré en el proceso. -Una media sonrisa se materializó en su rostro ante el último comentario del uniformado, pero optó por guardar silencio por el momento.

El baile de las llamas en su mente había cambiado. Continuaban danzando de forma aparentemente aleatoria, pero habían comenzado a desplazarse en dirección a él. Mucha velocidad, un cambio de dirección brusco en el último momento y un ataque rápido e inesperado desde un ángulo casi imposible. Tan efectivo como letal; digno de la concepción que había elaborado sobre su oponente... pero aquél no sería el día en que mordiera el polvo.

Cuando el codo del uniformado trató de golpear su espalda, ésta ya no se encontraba allí. Se había desplazado unos pocos centímetros hacia la derecha. No habían sido muchos, los justos para evitar el golpe.

-Sí, seguro que conocernos en otras circunstancias habría sido... diferente -comentó para, acto seguido, trazar un tajo horizontal hacia atrás. El refulgente y ennegrecido filo de Yuki-onna rasgó el aire en dirección al abdomen de la figura de llamas blanquecinas, naciendo en el proceso una onda cortante que extendió el alcance del tajo. ¿Sería suficiente con eso? A saber, pero no tenía en mente pararse a comprobarlo.

Inmediatamente giró sobre sí mismo para trazar un corte vertical, perpendicular al primero. Al igual que en la primera ocasión, una onda cortante nació de la hoja de Byakko, creciendo poco a poco mientras recorría la escasa distancia que la separaba de su objetivo y asegurando que eludir el brillante acero no significaría zafarse del ataque.
Cosas usadas (lo pongo todo y eso):
Stats:
Reflejos - Tier 8: sería capaz de atrapar un halcón peregrino si pasase junto a él. Su coordinación ojo-mano es tal que nunca pierde al “dónde está la bolita”. [x4 pasivo y x4.5 por Akuma]

Poder de destrucción - Tier 8: puede cortar esmeralda sin dificultad, y es tan preciso que podría ganarse la vida de peluquero con su arma cortante. Podría romper columnas de hormigón de un golpe con su arma contundente. [x4 pasivo]

Agilidad - Tier 5: su cuerpo parece que fluye, siendo capaz de evitar ataques ordinarios con facilidad. [x4 pasivo]

Velocidad - Tier 3: podría ganar en carrera a un elefante. Aunque creas que no, esos bichos corren que se las pelan. [x3 pasivo]

Resistencia - Tier 4: podría ser atropellado por un coche en la autopista con apenas daños. [x4 pasivo y x4.5 por Akuma]
Kenbunshoku Haki:
Visión y Empatía - Tier 7.

Ojo Interno II: de forma pasiva, cuando Therax cierra los ojos es capaz de ver las auras de los seres vivos que hay en torno a él. En un radio de veinte metros, puede ver el aura de los seres vivos representada como una llama blanquecina con la forma del ser en cuestión. De forma activa, puede prever los movimientos de dichas auras en un radio de diez metros con tres segundos de antelación sobre su capacidad de visión normal.Puede hacerlo durante tres turnos, necesitando otros dos de recuperación.
Busoshoku Haki:
Armamento - Tier 7

____________________________________________
Always:


The tempest has arrived:


Shurmanos de la tormenta:



avatar
Therax Palatiard
Pirata4-Pirata
Pirata4-Pirata

Mensajes : 724
Fecha de inscripción : 29/05/2017

Hoja de personaje
Nivel:
75/150  (75/150)
Experiencia:
107735/790000  (107735/790000)
Berries: 15.422.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Plumas y Escamas [Zurax]

Mensaje por Zuko el Jue 19 Abr 2018 - 23:55

El pirata consiguió zafarse del codazo en el último momento, mermando su intento de pasar el combate a tierra. Con el geppou dio un salto en el aire al lado contrario, cogiendo distancia con su rival, justo cuando este enviaba, de nuevo, veloces ondas cortantes hacia él. Apretó los puños, resistiendo el dolor por los cortes en las palmas de la mano y, con velocidad, dio dos puñetazos al aire. Dos ondas de choque cargadas de fuego fueron disparadas, directas a bloquear las ondas cortantes que habían sido enviadas para dañarle.

Una de las ondas ígneas consiguió neutralizar su objetivo, pero la otra no dio en el blanco. El dragón lo vio y se apartó enseguida, buscando esquivar el ataque en el último momento, recibiendo un corte en el pómulo derecho. Apretó los dientes. El combate estaba durando demasiado y, aunque se estaba divirtiendo, el deber iba antes que su diversión. Debía acabar el combate ahí mismo y unirse a sus compañeros en la guerra, mermar las filas pirata. No le quedaba otra. Debía poner toda la carne en el asador para un único ataque y después, con sus últimas fuerzas, ir a combatir a la guerra… o a morir.

Su pelo volvió a ser negro y caído, pues para lo que iba a hacer, el Dragón Interior era un obstáculo que no le daba suficiente poder ígneo. Necesitaba algo más. Forzar su fuego al máximo para su último ataque, aunque aquello significase que no podría volver a usar su fuego en varias horas. Si el ataque no daba, debería seguir luchando hasta que sus fuerzas abandonasen su cuerpo, sin una sola llama. Se alejó hacia atrás con su geppou varios metros, sin apartar la concentración en el aura del pirata. Entonces, su piel se tornó rojiza y un blanco vapor empezó a emerger de sus poros.

Extendió los brazos hacia los lados mientras estos se veían envueltos en llamas que giraban a su alrededor. Empezó a gritar, por el esfuerzo, mientras creaba más y más fuego. Las llamas de sus brazos crecían y se extendían a sus lados, como si fueran dos enormes alas de un monstruo de fuego, el triple de extensas que sus alas de dragón. El color de las llamas era claro, casi azul, señal de la altísima temperatura que estaba alcanzando al forzar tanto su fuego. Juntó las bases de sus manos delante de él, como si estuviese sujetando una bola inivisible. Entonces, todo el fuego que acababa de crear empezó a moverse, concentrándose donde se unían sus manos.

Una gigantesca bola de fuego claro empezó a crecer frente a él. Ya era muchísimo más grande que él y la temperatura a su alrededor había aumentado bruscamente. Como si acabara de crear un sol en miniatura, brillaba con luz propia. Jadeando e intentando mantener los ojos abiertos, llevó la mano hacia atrás y hundió el brazo dentro de la bola de fuego. El fuego empezó a moverse, como si algo en su interior quisiese escapar. En la mente de Zuko resonaba un recuerdo lejano. Una voz ya muerta y lejana, pero que sonaba en sus recuerdos como si hubiesen sido pronunciadas el día anterior.

«El fuego, en su naturaleza, es destructivo y descontrolado. Es tu trabajo moldearlo, hacerlo tuyo. El sol es fuego y nos da vida, no destruye. Que tu fuego sea el sol.»

No solo eso. Los vio, como si estuvieran frente a sus ojos, a todos ellos. Kusanagi, Azula, Andy, Wuhan y Kong. A aquel niño que rescató en sus últimos días como miembro del CP, salvándolo de una injusta muerte a manos del gobierno. Pensó en la justicia que la gaviota que llevaba representaba. Pensó en el honor que su padre le había arrebatado y que tanto se empeñaba en recuperar. En el cálido abrazo de su madre en la infancia, en los sabios consejos de su tío. No podía dejar que todo aquello se desvaneciera. Debía ser lo suficientemente fuerte como para protegerlo todo. Debía...

Se oyó un poderoso rugido de dragón, emitido desde lo más hondo de la garganta de Zuko, como un grito de guerra. La bola de fuego se expandió, abriéndose como un huevo recién eclosionado. Las llamas se unieron en una segunda forma, que se movía por el aire, serpenteante. Un gigantesco y majestuoso dragón hecho de fuego volaba en círculos alrededor del marine, como una enorme sierpe voladora. Se detuvo, mirando en dirección al rubio pirata alado.

—Taiyo no shisai… -dijo Zuko, casi para sí mismo, dando nombre a la técnica.

Con un salto del Geppou, se impulsó hacia el pirata. El enorme dragón de fuego lo envolvió y adelantó, abriendo sus fauces mientras volaba hacia el espadachín a toda velocidad, ardiendo.
Resumen:
Intentar evitar las ondas cortantes bloqueando una con una onda de choque y esquivando la otra por los pelos. Después, alejarme, desactivar el Dragón interio, activar otra técnica e intentar hacer un movimiento nuevo
Cosas usadas:
Maestría Onda de choque nivel 60, Geppou para alejarme, mantra para mantenerme concentrado en el aura de Therax y I'm the Firelord

I'm the Firelord: Zuko sube la temperatura de su propia sangre y fuerza al máximo su control del fuego. En este estado, su cuerpo emite vapor y alcanza los noventa grados al contacto. Al caminar, sus pasos dejan atrás una llama. En este estado, al acelerar su sangre, triplica su velocidad y poder del fuego, siendo este forzado al máximo de su capacidad. Sin embargo, tras pasados tres turnos y acabarse el efecto, Zuko no puede utilizar el Firebending y termina agotado, incapaz de hacer cosas que requieran demasiado esfuerzo.

Utilizando el poder de fuego que me otorga esa técnica, intento sacar, de forma improvisada, la siguiente:

Taiyo no shisai Sacerdote del Sol
Esta técnica solo puede ser usada en I’m the Firelord, debido a que el usuario fuerza sus poderes de fuego al máximo (como esa técnica le permite). El usuario libera una enorme cantidad de fuego y lo concentra en una enorme bola frente a él. Entonces, la bola se convierte en un dragón oriental hecho de fuego concentrado, de ochenta metros de largo y diez de diámetro en su punto más ancho. El fuego está concentrado y casi parece una forma tangible, por tanto es muy difícil de disipar o apagar. El dragón se mueve a voluntad de Zuko, disipándose por sí solo en un post. Tras esta técnica, Zuko sufre los efectos secundarios de I’m the Firelord, sin poder usar el fuego durante horas (el resto del combate) y estar notablemente cansado.

El dragón está a 2100 grados centígrados (700 por tabla de akuma x 3 de la técnica)
avatar
Zuko
Marine3-Sargento
Marine3-Sargento

Mensajes : 561
Fecha de inscripción : 26/09/2015

Hoja de personaje
Nivel:
66/150  (66/150)
Experiencia:
83463/790000  (83463/790000)
Berries: 7.809.500

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Plumas y Escamas [Zurax]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.