Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (7457)
 
Nocturne93 (5328)
 
Lion L. Kai (3104)
 
Legim (2812)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2313)
 
Webmaster (2304)
 
Alwyn (2265)
 
AlexEmpanadilla (2192)
 
Sawn (2161)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.

La leyenda de la dama negra Privado (Lord Vader-Raviel Mengele)

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

Re: La leyenda de la dama negra Privado (Lord Vader-Raviel Mengele)

Mensaje por Lord Vader el Dom 12 Ago 2018 - 9:27

Me sentía más como un peón que como alguien útil a este embrollo. Comenzaba a pensar en ir por mi cuenta por el interior de aquel lugar. Para mi desgracia, tenía las mismas oportunidades que cualquiera de aquellos desgraciados que acabaron encerrados al igual que nosotros. No estaba ya por la labor de seguir esperando a que equis cosas sucedieran. Pude ver que Raviel estaba intentando crear una nueva esfera, parece esta vez iba a conseguir su objetivo, o al menos eso creía, mientras el anciano seguía hablándole. Me pareció gracioso ya desde el momento de su entrada, tomando a Raviel, un desconocido, como si de un aprendiz se tratase.

Así que seguí a lo mío, molestando a los seres que continuamente gemían y gritaban mientras les iba lanzando algunas ilusiones a modo de práctica. Quise aprovechar el momento ya que parecía que teníamos un respiro desde hace unos minutos. Raviel se estaba poniendo a punto en enseñanzas y yo hacía también lo propio...hasta que una niña interrumpió.

Esta nos advirtió que tras los muros, en el siguiente nivel de aquel sitio, nos esperaban don gigantes que también habían sido apresados, pero tanto a Raviel como a mi pareció no afectarnos en absoluto. Mientras seguía molestando a los seres de las paredes para que estos sintieran ilusiones cada vez más potentes, Raviel continuaba con su técnica.

-Piensa lo que vas a hacer Raviel- dije viéndole las intenciones demasiado tarde, pues cuando volví a verle tenía a la niña cerca de mi debido a la explosión.

-Quédate detrás de mi muchacha, esto se va a poner curioso
- Dije cogiéndola de la mano y poníendola detrás de mi capa.
avatar
Lord Vader
Marine1-Recluta
Marine1-Recluta

Mensajes : 121
Fecha de inscripción : 07/08/2017

Hoja de personaje
Nivel:
33/150  (33/150)
Experiencia:
13500/790000  (13500/790000)
Berries: 1.060.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La leyenda de la dama negra Privado (Lord Vader-Raviel Mengele)

Mensaje por Raviel el Mar 14 Ago 2018 - 5:34

-¡Cuidado!- gritó el anciano- ¿Es que acaso quieres colapsar mi cuerpo?

Yo seguí concentrado. Cerré los ojos y volví a canalizar la energía lunar entre las palmas de mis manos, una frente a la otra. Respiré profundo. No tenía ninguna tensión en los músculos, ni siquiera me esforzaba en "exprimir" aquel poder para que manase, al contrario, dejaría que fluyera y que mi mente hiciera su trabajo, el cual era "diseñar" el resultado que esperaba, ¿cómo?, muy sencillo: visualizándolo.

-Veo que no me vas a hacer caso- dijo el anciano, sentándose en el suelo- lo que daría por un poco de sake.

-Te hago mucho caso. Ahora mismo lo estoy haciendo- dije con voz seria. Mis manos comenzaron a vibrar y, pronto, llegué a sentir la presión que ejercía la esfera de energía entre mis manos. Era el poder de la luna concentrado, logrando concentrar cada vez más energía antes de que esta se desbordara y desperdiciara. Cuando esto sucedía, me lo indicaban "fluctuaciones" de energía luminosa y vibratoria, y era en ese momento que bajaba un poco la intensidad de la esfera y volvía, poco a poco, a subirla.

Quizás era algo capcioso. Estaba seguro que la cuestión era encontrar la "sintonía perfecta", y con esto me refería a el ritmo adecuado y la concentración ideal, además de familiarizarme con ella. Si separaba mis manos, la energía comenzaba a disiparse, sin embargo, ahora podía separarlas un poco más antes de que esto sucediera. Dentro de poco, podría lograr que la esfera se mantuviera en una sola palma.

-Tiene que ser una pelota- dijo el anciano, antes de distraerme- no debe destruirse hasta pasados varios segundos. Debes concentrarte y mantener la "cohesión". Vamos, no es tan difícil.

Sin perder la energía, simplemente le miré de reojo, indicándole que guardase silencio. Vaya, esto era aburrido para mí, pero necesario para lograr mi técnica. Quizás, no era "formar una pelotita" lo que necesitaba, sino, canalizar la dirección del impacto. Separé mis manos y, en los puños cerrados, canalicé la energía en la palma de cada mano. Al menos la energía se desperdiciaba mucho menos.

-Eso eso- dije con un tono de satisfacción- tengo que utilizar mi cuerpo para canalizar.

-No suena una buena idea- dijo el anciano.

-Quizás con energía natural sea malo, pero este poder "mágico" de la akuma es distinto- dije con confianza.

Concentré la energía en mis puños, los cuales comenzaron a iluminarse. Respiré hondo y con la mente en blanco, extendí esa energía hacia toda mi mano, sin dejar que pasara de las muñecas. La vibración era intensa. Así estuve durante unos momentos, concentrando más y más antes de llegar a mi límite. Abrí las palmas para dejar salir ambas esferas de energía, las cuales cayeron casi un metro delante de mí, estallando con una fuerza vibratoria que sacudió parte del muro de pixeles, dejando salir a varias "almas en pena" que allí estaban. Todas ellas eran víctimas demacradas.

-Ya casi- dije, con un poco de hormigueo en las manos- debo mejorar esto. Quizás con un poco más de resistencia, y mejorar mi técnica, logre lo que quiero...

Volví a concentrarme. Esta vez, ya tenía una mejor idea de cómo hacer las cosas.
avatar
Raviel
Científico2-Campo
 Científico2-Campo

Mensajes : 110
Fecha de inscripción : 22/01/2018

Hoja de personaje
Nivel:
33/150  (33/150)
Experiencia:
14518/790000  (14518/790000)
Berries: 8.970.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La leyenda de la dama negra Privado (Lord Vader-Raviel Mengele)

Mensaje por Lord Vader el Jue 16 Ago 2018 - 21:45

Mientas Raviel mejoraba sus habilidades con la energía, yo, hacía lo mismo con el potenciar las ilusiones de daño. Mientras el anciano miraba a Raviel y le reprochaba que no le hiciera caso ,yo seguía molestando a las pobres almas que seguían entre nosotros vigilándonos. A pesar de que esto era bueno para ambos, yo ya me estaba cansando de esperar y esperar a que algo productivo saliera de aquel esfuerzo que estábamos generando. En mi caso, lo único que generaba era un cansancio terrible, pues el uso prolongado de las ilusiones me dejaba con un cansancio considerable.

Así que me detuve, bajé mis brazos dando por finalizada mi parte debido a que si seguía concentrandome en hacer ilusiones que emulasen dolor, acabaría yo con un cansancio muy real. Fui hacia Raviel y le dije con un tono más serio de lo normal.

-¿Estás listo o necesitas  que el anciano te asesore más?- Dije mientras ajustaba mi guante izquierdo- Tenemos que salir de aquí ambos junto a estos civiles, y yo no sé vos, pero yo no puedo seguir gastando energía en mejorar habilidades sin repercusión alguna. Si queréis que os de apoyo efectivo, centrad esa técnica sobre el campo de batalla, lograréis hacerla mejor bajo tensión...a hacerla sin enemigos gimientes como estáis haciendo ahora.

Tras aquellas palabras miré al anciano mientras que mi respiración se encargaba de hacer tenso el contacto entre ambos.

- Anciano,¿soléis entrenar al primer desconocido que véis normalmente? -Dije irónico mientras comencé a caminar hacia la otra sala. No estaba dispuesto a morir en esa sala y menos por nada.

-El poder y la habilidad nacen de la tensión en combate, hacedme caso si queréis Raviel, si no, podéis seguir con la clase, pero yo  necesito salir de aquí cuanto antes.- Dije mientras continuaba caminando dándoles la espalda a los presentes.
avatar
Lord Vader
Marine1-Recluta
Marine1-Recluta

Mensajes : 121
Fecha de inscripción : 07/08/2017

Hoja de personaje
Nivel:
33/150  (33/150)
Experiencia:
13500/790000  (13500/790000)
Berries: 1.060.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La leyenda de la dama negra Privado (Lord Vader-Raviel Mengele)

Mensaje por Raviel el Jue 16 Ago 2018 - 22:19

Seguía entrenando, esta vez, cuando aquel hormigueo se incrementaba a niveles que no podía soportar, en vez de simplemente crear una esfera de luz, lancé un haz de luz, el cual pareció dañar bastante la pared, pero aún no lo suficientemente concentrado como para perforarla. Una pared de madera hubiera sufrido, incluso una de roca, pero una de metal quizás no.

Las palabras de mi amigo me hicieron retirarme de mi entrenamiento de modo momentáneo. De hecho, tenía razón. Tenía que realizar las técnicas en medio de un combate, que era como se solían desarrollar las técnicas bélicas.

-Muy bien, pero antes, ¿tienes idea de lo que hay exactamente del otro lado?- pregunté a mi compañero.

-Ya lo han dicho. Una pareja de gigantes que devoran a los que intenten pasar. Eran un par de tórtolos que vagaban juntos por el mar. Sin embargo, quedaron a la deriva por varios días, tanto así que estaban muriendo de hambre cuando el barco los atrapó. Por ello, permaneces con esa hambre...- dijo el anciano- y no, no suelo entrenar gente pero en el caso de ustedes, parecen una buena elección. Son nuestra única oportunidad.

Decidido, comencé a caminar junto a mi compañero, concentrando toda la energía lunar que podía en mis manos. Iba relajado, respirando profundo y con una falsa sonrisa siniestra, para convencerme de que estaba listo para lo que fuera. Me concentré por unos segundos, cerré los ojos y visualicé lo que quería. De nuevo, la vibración alcanzaba un nivel que me molestaba, por lo que ya no aumentaría más la potencia hasta entrar en ataque.

-Posiblemente haya más que gigantes, pero éstos son lo más peligroso en este nivel. Tengo un disparo en cada mano, si puedes mantener quietos a esos gigantes un momento, podría hacerles un daño masivo- le dije con tono serio a mi compañero- por lo demás, prepárate para otra ronda...

Al no tener un cuerpo normal, no tenían los puntos débiles de un humano, sin embargo, eso volvía todo su cuerpo un "punto débil". Tenía que administrar bien mis oportunidades. Alcancé a mi compañero y caminé a la par de él.
avatar
Raviel
Científico2-Campo
 Científico2-Campo

Mensajes : 110
Fecha de inscripción : 22/01/2018

Hoja de personaje
Nivel:
33/150  (33/150)
Experiencia:
14518/790000  (14518/790000)
Berries: 8.970.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La leyenda de la dama negra Privado (Lord Vader-Raviel Mengele)

Mensaje por Raviel el Sáb 15 Sep 2018 - 6:19

[Salto de turno tras más de 36 horas]

Seguía concentrando mi energía mientras avanzaba hacia la siguiente sección. Mis manos vibraban mientras trataba de mantener el equilibrio de mi poder, incrementando la energía muy poco a poco, con el fin de no desestabilizar mi ataque y, sobre todo, para no dañarme a mi mismo.

Estaba lo más sereno posible, sin tensar los músculos, simplemente visualizando. Respiré hondo varias veces, mientras mi luz comenzaba ya a volverse molesta para aquellos seres digitales que nos seguían. Mientras avanzaba, noté algo extraño en las paredes.

Pareciera que, en la entrada de la nueva sección, se hubiese producido un enfrentamiento intenso, el cual había arrancado parte de una pared de ese laberinto. Circuitos extraños, que brillaban en tono azulado, yacían regados en el suelo. Su luminosidad se intensificaba y disminuía, a un ritmo sincronizado con el resto de la pared.

Para no tocarlos con las manos, cargadas de energía lunar, con mis pies cogí algunos y los metí en las bolsas de mi bata. Los podría investigar más adelante.

-Algo me dice que estamos cerca- le dije a mi compañero, susurrando, mientras caminaba cada vez más lentamente. De pronto, al asomarme discretamente sobre la esquina de un muro, pude ver a dos gigantes. Un hombre escuálido, de ojos ojerosos y largos cabellos blancos y; una mujer de largos cabellos rojos, en posición fetal mientras se agarraba su vientre. Estaban muriendo de hambre cuando el barco les atacó, dejándolos en esa posición para siempre.

-La más afectada parece ser ella, así que lo más prudente sería atacar de forma simultánea a aquel hombre. Quizás con ambos disparos pueda acabarlo- dije con algo de duda. Después de todo, enfrentarse a gigantes era cosa seria.

Rápidamente, me giré sobre la esquina de la pared y apunté con ambas manos hacia el gigante, acercándome lo más que pude.

-Hambre...- dijo el gigante. Pese a la presión que me provocaba su tamaño, me acerqué unos metros más antes de lanzar mis haces de luz, justo sobre su pecho. Dos potentes haces luminosos, blancos y vibratorios, impactaron sobre el pecho del gigante, creando un poderoso estruendo al reaccionar con sus "pixeles". Su pecho se llenó de pixeles fundidos y, pronto, éstos se deshicieron en el aire.

-Hambre...- dijo el gigante, mientras su cuerpo se deshacía y era absorbido por las paredes.

-!John!- gritó la mujer gigante, enderezándose con dificultad. Estaba furiosa pero, en cuanto nos vio, se lamió los labios-hambre...

Retrocedí y busqué con la mirada a mi compañero. Era hora de luchar. Volví a concentrarme en generar mi técnica, pero eso llevaría rato, por no decir que me había dejado cansado.
avatar
Raviel
Científico2-Campo
 Científico2-Campo

Mensajes : 110
Fecha de inscripción : 22/01/2018

Hoja de personaje
Nivel:
33/150  (33/150)
Experiencia:
14518/790000  (14518/790000)
Berries: 8.970.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La leyenda de la dama negra Privado (Lord Vader-Raviel Mengele)

Mensaje por Raviel el Lun 24 Sep 2018 - 4:29

[Salto de turno tras más de 36 horas]
Estaba agotado tras cargar todo ese poder en mis brazos y, a decir verdad, me faltaría bastante para volver a tenerlo cargado. No intentaría luchar. Para mi suerte, esa gigante estaba muy cansada por el hambre, por lo que, como pude, corrí y esquivé sus pies, huyendo en el laberinto. Al parecer, no había hecho nada a mi compañero, ya que en cuanto me perdió de vista, simplemente volvió a sentarse a sufrir de hambre.

-Eso estuvo cerca- pensé, mientras recuperaba el aliento. De pronto, aquel anciano de pixeles salió de la pared más cercana a la mía. Tenía en sus manos unos paquetes de galletas y barritas energizantes.

-Esto lo dejaron los últimos en pasar por esta zona. Quizás te los encuentres más adelante- dijo el anciano.

Necesitaba descansar. Lamí mi piedra de sal y me puse a comer cuanto pude de esas galletas. Dejé algunas para mi compañero, si es que volvía a verlo. Mastiqué una barra energizante y me senté a descansar unos momentos.

-El ataque de hace rato, supongo que es una versión no perfeccionada de lo que quieres hacer, ¿no es así?- me preguntó el anciano.

-Sí, lo es- contesté mientras, poco a poco, colectaba lentamente la energía lunar en mis brazos. Concentraba todo lo que podía, incluso hasta mis hombros, concentrarlo posteriormente en mis muñecas y, finalmente, en mis palmas. Sin embargo, por ahora lo haría en todo mi brazo para no castigar de más mis manos- necesito hacer un "haz de luz mortal". Aprovechando las cualidades de este astro. Su fuerza gravitacional, las ondas de la misma luz y sus campos magnéticos.

Exhalé e inhalé profundamente. Me visualicé a mí mismo en medio de una cascada, rodeado de naturaleza, con los ojos cerrados mientras meditaba. Luego, poco a poco dejé mi mente en blanco, permitiendo que la energía fluyese de manera natural.

-Lo estás haciendo bien, pero a tu técnica le falta mucha velocidad de carga- dijo el anciano- quizás, debas acostumbrarte primero a sentir la cantidad correcta de energía que puedes controlar y, de allí en adelante, expulsarla conscientemente, conforme la necesites.

-Eso mismo creo- le contesté. Salí de ese trance, poco a poco, sintiendo la energía fluir, hasta sentir la cantidad que podía soportar. De allí, traté de concentrar la energía en mis muñecas, y luego en mi mano. Seguramente, sería un ataque mucho más débil que el anterior, por lo que tenía que volver a repetir el proceso, hasta que no aguantara más.

-Vamos, muchacho. Si no vences a ambos gigantes, no podrás pasar de esta sala. Ya estás cerca de "La dama negra". Si no haces algo al respecto, no podrás sobrevivir.

-Lo sé- contesté- sólo déjame recuperarme. Tomar aliento y volver a cargar mi ataque. Espero que cada vez esté más refinado.
avatar
Raviel
Científico2-Campo
 Científico2-Campo

Mensajes : 110
Fecha de inscripción : 22/01/2018

Hoja de personaje
Nivel:
33/150  (33/150)
Experiencia:
14518/790000  (14518/790000)
Berries: 8.970.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La leyenda de la dama negra Privado (Lord Vader-Raviel Mengele)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.