¡10 años en activo! Hace ya 10 años que esta comunidad, todavía más antigua, encontró su lugar en OPD. Los tiempos han cambiado y los usuarios más antiguos han dado paso a las nuevas generaciones que hoy rolean, pero siempre con el mismo espíritu que nos vio nacer: Construir juntos la historia más grande jamás contada. Da igual si acabas de llegar o llevas una vida; si te quedas o te vas: Gracias por hacer de este foro un lugar mejor.
27/02La actualización ha terminado con éxito casi completo. Quedan cosas por pulir, pero en breves se solventarán.
27/02Hemos tenido un pequeño problema con las afiliaciones al cambiar de skin. Rogamos comprensión y un poco de paciencia.
27/02La lotería ha terminado. Ya no se pueden intercambiar más premios por este evento; gracias a todos por participar.
Búsquedas
Últimos Temas
El Juicio final


Ir abajo
Invitado
Anonymous
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

[Pasado]Día de entrenamiento(priv. Karl the Unbreakable) Empty [Pasado]Día de entrenamiento(priv. Karl the Unbreakable) {Mar 7 Mayo 2013 - 13:32}

Estaba en las inmediaciones de los cuarteles de la marina, estaba allí como parte de mi entrenamiento. Paseando por el gran patio con la gran puerta de acceso a mis espaldas, donde hay muchos marines entrenando de distintas maneras, algunos estaban corriendo al rededor del patio, otros entrenando su puntería con dianas, otros practicando a espada entre ellos o contra muñecos de entrenamiento, etc. Además, había marines formando por todos lados y no solo eso, si no también un montón de guardia por todos lados.

Sin embargo, yo no venía solo, junto a mi, me acompañaban el resto de aprendices, que como yo, habíamos sido asignados al instructor, el cual, nos ordenó que entrenásemos por libre mientras durase nuestra estancia allí, ya que el debía hacer unas cosas importantes allí y de paso, nos daría una evaluación final. Ante eso, sonreí, ese era mi momento, el momento en el cual podía lucirme y sobresalir ante mis compañeros.

Me dirigí a uno de los muñecos de entrenamiento, desenvainé mis dos espadas, dispuesto a empezar primero el entrenamiento para mi Nitoryu y me puse a dar golpes por todos lados, haciendo de vez en cuando como si parase o esquivase, atacando luego con todas mis energías, sin cesar los ataques, imaginando que aquel muñeco hecho con trapos y paja, era el mayor y más infame de los piratas, motivándome así para poder dar golpes más potentes y certeros.
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.