Cuenta Atrás

El skin, las tablillas y el diseño del foro pertenecen exclusivamente al staff del mismo, fue creado por Brianna Byrne y agradecemos a Yuu por su ayuda a la hora de editar algunas de las imágenes como son la portada, avatares de nuevos usuarios y la imagen de las estadísticas para integrarlas en el foro. Dichas imágenes no nos pertenecen, por lo que damos sus créditos a sus respectivos creadores, Sakimichan, Wlop y algunos otros cuyos nombres no conocemos.

Rogamos encarecidamente que no copien nuestro contenido, es más divertido cuando cada uno crea lo que quiere con sus propios medios.
CRÉDITOS
Tan flipao que pelea el covid a puñetazos
Salvador de yayos, siempre tan importante para nosotros, siempre tan dispuesto para ellos
El pobre lo intentó, pero no le dejaron, aún era pronto para él
GRACIAS POR TODO
ULTIMOS TEMAS
¿Sabías que?
NUESTRO STAFF
Mr. Nat - Admin
Lysbeth - Admin
Therax - Admin
Brianna - Mod
Lance - Mod
Deathstroke - Mod
Arthur - Mod
William - Mod
Kusanagi - Mod
SI NECESITAS AYUDA, CONTACTANOS
AWARDS

La primera caza, el cyborg y el salvaje

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Samvel Legacy el Jue 1 Oct 2020 - 18:24

Aquella mañana el sol iluminaba el pequeño cuarto a través del cristal de una ventana alta, bañándolo con una luz brillante. Sam se despertó cuando los rayos del sol alcanzaron su rostro y al momento ya se encontraba vestido y preparado para su misión. Llevaba tres días en la isla buscando a un grupo de criminales que asolaban la ciudad.

Veamos, repasemos los carteles de recompensa —se dijo mientras sacaba unos papeles de un macuto de tela gris—. Tolo "Navajote", once millones, y Dyke "Risa Roja", trece millones. Ambos van armados y son bastantes peligrosos. ¿Dónde se esconderán?

En los tres días que llevaba en la isla buscando a los dos criminales, había peinado la isla de arriba a abajo, pero no había tenido suerte. ¿Dónde se esconderían? Habían realizado atracos por allí y por allá, pero nada más llevarlos a cabo desaparecían como por arte de magia. Sam se encontraba desconcertado; aquellos hombres no hacían más que darle esquinazo a las autoridades y a él, y aquello estaba empezando a agotar su paciencia. «No pienso rendirme» pensó mientras salía del hostal donde se había estado alojando.

Una vez en la calle, se dirigió hasta el lugar del último atraco. Mientras caminaba observó como la gente se sorprendía de ver a una persona con brazos de metal. El cyborg estaba acostumbrado, así que ignoró las miradas de extrañeza y continuó por su camino. Al poco rato, sorprendió a un hombre espiándole desde la distancia, detrás de un árbol. De haberse percatado antes, hubiera hecho como que no se daba cuenta de la presencia de aquel hombre, pero cuando sus miradas se cruzaron, el misterioso observador salió corriendo. Tras tres días en la isla, al fin algo llamaba su atención, y su instinto de cazador le indicaba que estaba relacionado con los criminales. Sin dudarlo, empezó a perseguir al hombre.

La misteriosa persona iba ataviada con ropa negra, y se cubría la cabeza con una capucha también negra. Sam solo podía observar su espalda mientras se veía arrastrado hacia la linde del bosque. Frunció el ceño mientras observaba como el tránsfuga desaparecía entre muchos árboles preguntándose que por qué lo había llevado hasta allí. «Exploré el bosque el primer. ¿Se me habrá escapado algún escondrijo?». Tendría que descubrirlo.

—Deja de huir, hombre de negro —exigió el cazador—. No sirve de nada que te escondas, te encontraré. Sal y dime por qué me perseguías.

No sabía nada sobre esa persona, así que se puso a la defensiva, alzando los brazos, preparado para atacar cuando fuera necesario.


Última edición por Samvel Legacy el Jue 8 Oct 2020 - 14:27, editado 1 vez
Samvel Legacy
Mensajes :
30

Fecha de inscripción :
17/09/2020


Hoja de personaje
Nivel:
La primera caza, el cyborg y el salvaje 3qaWnZm12/150La primera caza, el cyborg y el salvaje 9h2PZk8  (12/150)
Experiencia:
La primera caza, el cyborg y el salvaje 3qaWnZm3900/1000000La primera caza, el cyborg y el salvaje 9h2PZk8  (3900/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Desconocido
Samvel Legacy

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Bô Thyjo el Vie 2 Oct 2020 - 16:53

El soplo del viento resultaba agradable para los cabellos de aquella bestia, podía sentirlo a través de sus sentidos. Sus ojos estaban cerrados y de sus labios escapaba una fina hebra de trigo, al parecer aquel día había decidido tener un poco de tranquilidad y había deseado permanecer acostado en aquella cama improvisada de hojas secas, y quizá así se habría mantenido durante largas horas en la que el sol calentaría su desnuda tripa, al menos hasta que sus sensibles oídos escucharon un curioso ruido, un femenino quejido.

Los ojos del ya mencionado se abrieron y con su buena visión pudieron bifurcar entre los matorrales la imagen de una mujer, una que había decidido contemplar el desnudo cuerpo del troglodita tomando el sol sobre aquel lecho de hojas, quizás ella pensaba lo mismo que yo. "¿Qué hacía un hombre de aquellas condiciones actuando como un mero animal?" Puede que ninguno de los dos tuviésemos el suficiente tiempo como para meditar aquella pregunta, ya que la persona que controlaba el cuerpo, y no yo que trabajaba como su mera conciencia, decidió incorporarse y posar ambas manos en sus caderas, tratando de imitar la pose de un super-héroe, aunque tan diestro era para su oído como inepto ocultando su don, la mujer se percató de que él había visto sus intenciones y con unas ruborizadas mejillas quiso darse la vuelta y marcharse del lugar, entonces yo ya estaba en blanco.

La mirada del troglodita seguía fija en la mujer que se retiraba con relativa velocidad, y según él, porque yo jamás habría participado en tal barbarie, fue el momento exacto en el que exclamar las siguientes palabras.

- ¡TÚ COMER CONMIGO! ¡NO TEMER! ¡YO NO TENER VERGÜENZA DE NO TENER ROPA!-

Y tras aquel "sano ofrecimiento" Bô tomó su "lanza" en cuya punta estaban sus pieles anudadas alrededor de los suministros de viaje que poseía y comenzó una persecución tras ella, ya que sospechaba que le había asustado y quería amablemente demostrarle que era buena persona, solo que el correr en aquellas condiciones habría asustado a cualquier mujer que supiese lo que era permanecer en un bosque solitario, pensamiento que no dudó en exclamar en su huida.

Señorita: - ¡No! ¡Pervertido! ¡Déjame en paz! ¡Socorro!-

Fue entonces cuando Bô tomó una excesiva velocidad y se abalanzó sobre su "presa", solo que calculó mal la trayectoria del salto y el impulso provocó que este cayese encima de otra persona que había detrás del matorral, concretamente sus partes íntimas habían golpeado con dureza la mejilla de una persona vestida de negro y como era evidente de esperar, ambos cayeron desparramados en mitad del camino, resultando que uno permaneció desnudo y desparramado sobre el suelo y el otro perdió la capucha, revelando su identidad. La mujer que antes había estado asustada, pareció mostrarse divertida por la situación, así que se detuvo en mitad de su huida solo para reírse de aquellas dos personas.


Última edición por Bô Thyjo el Sáb 3 Oct 2020 - 18:26, editado 3 veces
Bô Thyjo
Mensajes :
177

Fecha de inscripción :
17/09/2015


Hoja de personaje
Nivel:
La primera caza, el cyborg y el salvaje 3qaWnZm0/150La primera caza, el cyborg y el salvaje 9h2PZk8  (0/150)
Experiencia:
La primera caza, el cyborg y el salvaje 3qaWnZm0/1000000La primera caza, el cyborg y el salvaje 9h2PZk8  (0/1000000)
Berries:
Ver perfil de usuario

Cazador Desconocido
Bô Thyjo

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Samvel Legacy el Vie 2 Oct 2020 - 17:42

Al principio pensó que la amenaza iba en serio. Vio salir al hombre de negro de entre los árboles, pero algo no iba bien. Llegó rodando casi a los pies de Sam junto a un hombre en cueros, sin ningún atisbo de ropa que cubriera sus partes íntimas. Un poco más lejos distinguió a una mujer que se estaba riendo. ¿Sería suya la llamada de socorro? Probablemente. Sin embargo, nada allí tenía sentido. La mujer no parecía necesitar ayuda, y el hombre desnudo había salido de la nada. No sabía qué estaba ocurriendo y aquello no le gustaba.

Pero lo primero era lo primero. Se acercó al hombre que le había estado espiando para escudriñar su rostro, y lo pudo reconocer al instante. Se trataba de Tolo "Navajote", aunque al contrario que en su cartel de recompensa, tenía una marca en el rostro, como si algo grande, grueso y alargado le hubiera golpeado en un lado de la cara. No le dio más importancia, no iba a perder el tiempo. Él era un profesional, o al menos soñaba con serlo, así que actuó como tal. Parecía haberse quedado inconsciente, así que solo tuvo utilizar el lanzaredes de su brazo izquierdo para atraparlo. Una vez que se hubo asegurado de que no podía escapar, prestó su atención en el corpulento hombre desnudo y la mujer que antes se estaba riendo.

La mujer ya no estaba, habría vuelto por donde había venido antes de que Sam terminara de atar al hombre. Por otro lado, allí estaba el hombre, quién le saca decenas de centímetros de altura. «Es muy grande» pensó mientras lo estudiaba con la mirada. Tenía un buen cuerpo, bastante atlético y bien formado, aunque tenía un aire salvaje.

¿Estás bien, compañero? —preguntó el cyborg al salvaje—. ¿De donde has salido? ¿Por qué no estás vestido?

No sabía qué pensar de aquella situación. Se había enfrentado a momentos muy extraños en su vida, pero a nunca a nada igual. Por primera vez, se había quedado expectante, sin tener ni idea sobre qué hacer. Ante aquella nueva perspectiva, recogió al hombre de negro y se posó sobre un hombro. Su idea era primero llevarlo a la habitación que tenía alquilada para interrogarlo y después entregarlo a las autoridades. Una vez hecho buscaría al otro criminal, su supuesto cómplice, el cual no podía andar muy lejos.

Oye, hombre desnudo cuyo nombre desconozco —dijo al hombretón—. ¿Tienes hambre? Yo me vuelvo a la posada a comer. Si quieres, te puedo invitar a algo antes de continuar mi trabajo. Pero primero vamos a vestirte.

A Sam le daba pena dejarle allí, solo, sin nadie que pudiera echarle un cable. En esta ocasión, sería él el buen samaritano.
Samvel Legacy
Mensajes :
30

Fecha de inscripción :
17/09/2020


Hoja de personaje
Nivel:
La primera caza, el cyborg y el salvaje 3qaWnZm12/150La primera caza, el cyborg y el salvaje 9h2PZk8  (12/150)
Experiencia:
La primera caza, el cyborg y el salvaje 3qaWnZm3900/1000000La primera caza, el cyborg y el salvaje 9h2PZk8  (3900/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Desconocido
Samvel Legacy

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Bô Thyjo el Sáb 3 Oct 2020 - 18:02

El troglodita chasqueó su lengua con fiereza al tiempo que se incorporaba del suelo y llevaba su mano hacia su propia nuca, negando con levedad a la par que reía sin borrar aquella típica gran sonrisa de sus labios, era realmente apuesto.

Dirigió la mirada hacia su alrededor en cuanto el cyborg dijo aquellas primeras palabras, y como respuesta a ellas fijó la mirada en el lugar en el que antes había habido una mujer, pero ahora ya no quedaba ni rastro de su paradero. Dejando escapar un pesado suspiro se cruzó de brazos, incorporándose hasta quedar en cuclillas.

- Estar bien. Venir del bosque. Seguir mujer. Aporrear hombre.-

Indicó quizá creyendo que aquella sería una explicación suficiente, y quizá lo fuese o quizá generase más preguntas de las que él sería capaz de responder. Sin darle demasiada importancia a sus propias palabras, como solía hacer por costumbre, comenzó a vestirse con calma, y no cesó esta acción hasta pasados cerca de cinco minutos, ya que el preparar aquellas pieles y dejarlas en su respectivo lugar era posible con una gran multitud de nudos. Mientras realizaba esta acción respondió a las segundas palabras del cyborg.

- Bô ser. Yo querer carne. ¿Tú traer carne?-

Preguntó dirigiendo la mirada hacia dicha persona, percatándose de su extraño aspecto.

- ¡Oh! ¡Tú deber ser hombre hierro! ¡Yo querer comer! ¡Nosotros ir!-

Exclamó terminando ya el trabajo que debía llevar con sus prendas, recogiendo tras aquello los suministros para así atarlos a la improvisada lanza que había traído con él.

- ¿Quién ser hombre que yo atizar con palo? Tener extraño tatuaje cara.-

Dijo refiriéndose a la marca fálica que recorría su rostro cual cicatriz, lo cual me hizo provocar un ataque de risa en la mente de aquel troglodita.

- ¡DEJAR DE REÍR! ¡WARRUKA!-

Gritó el troglodita golpeándose su propia cabeza con la vara, habiendo pronunciado mal mi nombre.
Bô Thyjo
Mensajes :
177

Fecha de inscripción :
17/09/2015


Hoja de personaje
Nivel:
La primera caza, el cyborg y el salvaje 3qaWnZm0/150La primera caza, el cyborg y el salvaje 9h2PZk8  (0/150)
Experiencia:
La primera caza, el cyborg y el salvaje 3qaWnZm0/1000000La primera caza, el cyborg y el salvaje 9h2PZk8  (0/1000000)
Berries:
Ver perfil de usuario

Cazador Desconocido
Bô Thyjo

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Samvel Legacy el Dom 4 Oct 2020 - 18:53

Vale... —fue lo único que pudo contestar a la extraña respuesta de aquel hombre —. ¿Sabes que perseguir mujeres está mal, no?

La aparente poca inteligencia que presentaba su acompañante le había pillado con la guardia baja, aunque gracias a ese detalle había comenzado a entender un poco más la situación. «Un accidente casual» pensó mientras se daba cuenta de la suerte que había tenido.

Al momento aquella criatura, porque parecía más animal que hombre, parecía que se había presentado como Bô, un nombre poco habitual. Y también anunció su algo más normal aunque exagerado deseo de comer carne.

Yo soy Samvel Legacy, aunque me puedes llamar Sam. ¿Me entiendes? Sam —dijo, pronunciando su nombre abreviado de forma lenta y comprensible para el salvaje —. Y no tengo carne, pero sé dónde conseguir.

Le resultaba entre divertido e intrigante. A veces realizaba actos extraños e incomprensibles, aunque no parecía ser alguien peligroso para los de su alrededor. No mucho. En algunos aspectos era más bien como un niño pequeño que necesitaba a alguien que le mostrase cómo comportarse en el mundo.

No es un tatuaje, es la marca de un golpe, probablemente de tu... Bueno, ya me entiendes. Era alguien malo a quién gracias a ti he podido capturar, así que una parte del dinero te corresponderá. ¿Sabes lo que es el dinero?

No tardaron mucho en llegar al lugar donde se hospedaba el cyborg.

Una cosa, Bô. Antes de que entres, ponte algo para ocultar tus partes noble. Tal vez no sea lo más cómodo del mundo, pero no es algo socialmente aceptado. Si quieres comer, tienes que vestirte —terminó, confiando en que su apetito pudiera más que desnudez.

Nada más entrar al comedor común, se sentó y sirvió tres vasos de agua. Uno para el salvaje, otro para el criminal que estaba atado y otro para él mismo. Era un cazarrecompensas, pero no un desalmado, así que no iba a privar de comida y bebida a "Navajote". Cuando llegó una camarera le pidió mucha comida, sobretodo platos de carne. El gradullón parecía tener un apetito voraz y sería más fácil amansarlo con el estómago lleno.

Bueno, Bô, cuéntame sobre ti. ¿De dónde eres? ¿Cómo llegaste hasta aquí? ¿Qué tienes pensado hacer en esta isla?

Estaba realmente interesado en ese hombre tan poco común. Sabía que tenía que buscar al otro criminal, pero hasta que Tolo despertase no tenía ninguna pista, así que decidió ser paciente y matar el tiempo con su nuevo acompañante.
Samvel Legacy
Mensajes :
30

Fecha de inscripción :
17/09/2020


Hoja de personaje
Nivel:
La primera caza, el cyborg y el salvaje 3qaWnZm12/150La primera caza, el cyborg y el salvaje 9h2PZk8  (12/150)
Experiencia:
La primera caza, el cyborg y el salvaje 3qaWnZm3900/1000000La primera caza, el cyborg y el salvaje 9h2PZk8  (3900/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Desconocido
Samvel Legacy

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Bô Thyjo el Lun 5 Oct 2020 - 17:37

El troglodita mostró una mueca de incomprensión ante la afirmación de que perseguir mujeres estaba mal, sin embargo, no quiso añadir palabras al respecto, tan solo se cruzo de brazos y apretó su rostro como tratando de asimilar aquella información, aunque más bien parecía estar realizando un gran esfuerzo físico.

Había escuchado pocos nombres desde que había sido soltado de aquel laboratorio, así que el tener que memorizar uno más sería una tarea más que difícil para él, por lo que evidentemente fracasaría estrepitosamente al pronunciar su nombre.

- ¡SAMBUEY VEGASÍ!-

Exclamó con seguridad en sus palabras, al tiempo que asentía con fuerzas ante la afirmación de ir a por carne.

- ¿Malo? ¿Estar enfermo? ¿Dinero? ¿Ser comida?-

Preguntó el inocente Bô ante la afirmación de que ese hombre era malo, solo para luego mirar sus propias prendas ya colocadas y ladear la cabeza hacia un lateral como muestra de incomprensión ante la afirmación de que se pusiese la ropa.

Finalmente, y ya llegando al lugar al que se hospedaba aquel hombre, decidió responder aquella última rista de preguntas.

- Yo venir laborratoriu. Llegar barco conmigo, ¡YO BAJAR!-

Exclamó en mitad de aquella sala, mostrando una amplia sonrisa.

- ¿Nosotros comer hombre? Ser única carne que yo ver aquí.-

Indicó en cuanto llegó la camarera, sin prestarle atención a sus palabras, únicamente girando la cabeza en cuanto sintió su olor para fijar la mirada en la ajena, resultando en una obvia incomodidad. Aquel troglodita la estaba devorando solo con la mirada, al menos, hasta que desapareció de su vista, siendo entonces el momento exacto en el que volvería a contestar las anteriores preguntas pero con mayor exactitud..

- Yo salir laboratorriu, yo venir bosque, moza encontrar desnudo. Yo perseguir mujer. ¡YO PERSEGUIR MUJER! ¡MUJER ESCAPAR!-

Volvió a exclamar a voces en mitad del recinto, lo cual ya comenzaba a atraer bastantes miradas, tras aquello volvió a bajar la voz hasta tener un tono normal.

- Yo encontrar tú, ahora estar aquí. ¿Dónde venir tú?-

Preguntó a la par que se llevaba uno de sus grandes dedos hacia la nariz, hurgando en la propia hasta encontrar un moco, sacando el dedo al exterior para así quedarse mirando este con completa calma, obviamente aquello me dio asco hasta a mí.

"Joder Bô... ¡¿Quieres dejar el puto moco a un lado?! ¡Qué puto asco!"

Ante lo que Bô decidió introducirlo en su boca y comérselo con calma. Aquello me arrancó una arcada en el interior de su cabeza, y sin embargo no pareció importarle, por culpa de su falta de humanidad estaba pasando una vergüenza terrible, y lo peor, que aquel era mi cuerpo.

"¡YA BASTA, BÔ! ¡CONTRÓLATE DE UNA PUTA VEZ!"

Grité con todas mis fuerzas en su cabeza, ante lo que él se asustó, agacho la vista, miró la mesa y susurró en voz baja.

- Lo siento...-

Mientras aquella situación tenía lugar ante la mirada atónita de prácticamente todo el bar, la camarera trajo a la mesa lo que habían pedido los dos varones, y como alma que llevaba al diablo entregó todo y se marchó, probablemente temerosa de que aquel hombre bruto le hiciese algo malo.

- ¿Qué querer tú? ¿Por qué llevar hombre tattoo? Hombre hierro.-
Bô Thyjo
Mensajes :
177

Fecha de inscripción :
17/09/2015


Hoja de personaje
Nivel:
La primera caza, el cyborg y el salvaje 3qaWnZm0/150La primera caza, el cyborg y el salvaje 9h2PZk8  (0/150)
Experiencia:
La primera caza, el cyborg y el salvaje 3qaWnZm0/1000000La primera caza, el cyborg y el salvaje 9h2PZk8  (0/1000000)
Berries:
Ver perfil de usuario

Cazador Desconocido
Bô Thyjo

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Samvel Legacy el Lun 5 Oct 2020 - 23:39

Aquel chico, si es que se le podía considerar como tal, estaba lleno de sorpresas, aunque no eran la clase de sorpresas que esperarías por tu cumpleaños. Su cabeza estaba más vacía que un libro sin páginas, y Samvel no sabía muy bien cómo explicarle las cosas. Intentó hacer memoria de cuando él era pequeño, casi un bebé, tratando de recordar cómo le habían enseñado a hablar e interpretar el mundo.

Verás, hombre tatuaje es malo. Malo de malvado, por hacer cosas malas. A eso se le llama criminal. CRI-MI-NAL. ¿Lo entiendes? —no sabía si con eso conseguiría explicarle la situación, pero al menos lo intentaba. Nadie le podía decir que no le echara ganas—. Y el dinero es... Uff, esto es difícil. Vale, el dinero es lo que tú le das a alguien para que te de otras cosas. Normalmente realizas un trabajo, un profesión, para conseguir dinero, y así poder cambiarlo por comida, por ropa y cualquier cosa que se te ocurra.

Al poco el salvaje de nombre Bô le contó un breve relato sobre su vida. Tan corto que le habían bastado únicamente 8 palabras para hacerlo, y por perspicaz que pudiera ser el rubio, lo cierto es que aquella situación le superaba. Por suerte, tras una extraña y aterradora, a la vez que pervertida, mirada del moreno a la camarera, continuó hablando. No es que se tratara de un monólogo muy extenso, pero la información extra le ayudaba a entender un poco más la situación de Bô.

Cuando terminó de comprender la situación, se llevó una grata sorpresa al escuchar al grandullón preguntar por él. Pensó en cuál sería la forma más sencilla de explicarle su situación y el por qué de su extraño cuerpo y comenzó a relatar su historia.

Vengo de Cheiser, una isla preciosa habitada por cazarrecompensas. Cuando era más joven partí al mar, y tuve que arreglar mi cuerpo enfermo para poder vivir, de ahí mi nuevo cuerpo metálico. Ahora vivo ejerciendo la profesión de mi familia, y mi sueño es ser un gran caza... ¡No, no lo hagas! —exclamó cuando el troglodita se comió su moco—. Bueno, no importa. Al menos te has disculpado. Toma —Le tendió una servilleta—, al menos límpiate la mano.

Al momento le alcanzaron más preguntas. «Me cae bien. No sabe cosas, pero al menos es curioso. Lo importante es querer aprender.»

Ya hablamos de los hombres malos y el dinero, así que esto creo que te parecerá sencillo. Resulta que mi trabajo es atrapar a los hombres malos para conseguir dinero, y así poder comer y comprar cosas. ¿Fácil, no?

Samvel Legacy
Mensajes :
30

Fecha de inscripción :
17/09/2020


Hoja de personaje
Nivel:
La primera caza, el cyborg y el salvaje 3qaWnZm12/150La primera caza, el cyborg y el salvaje 9h2PZk8  (12/150)
Experiencia:
La primera caza, el cyborg y el salvaje 3qaWnZm3900/1000000La primera caza, el cyborg y el salvaje 9h2PZk8  (3900/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Desconocido
Samvel Legacy

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Bô Thyjo el Miér 7 Oct 2020 - 18:55

Bô permaneció en silencio durante todo el tiempo que él habría dedicado a explicarle nuevas cosas que desconocía, tiempo que permanecería con una mueca de sorpresa que sería la de abrir los ojos de par en par, alzar ambas cejas y dejar una gran abertura en la boca, la cual parecería de sorpresa en los intervalos de tiempo en los que no estuviese devorando la carne que habría sobre la mesa, sin dejar de prestar atención a las palabras de Sambuey, ya que no podía resistir el no comer toda aquella carne cuando la tenía a su disposición, y siendo consciente de lo mal que le sentaba el hambre.

Después de aquello fue el momento en el que decidió abrir la boca para responder como debía ante todo aquello, o al menos, dentro de lo que cabía en su cabeza, creyendo él que había entendido a la perfección el mensaje.

- ¡SI CRIMINAL MALO! ¡YO MATAR CRIMINAL!-

Se incorporó del asiento en el que estaba solo para abalanzarse sobre el pobre hombre atado, comenzando a reprender severos puñetazos contra el cuerpo ajeno si el cyborg no lo detenía, al grito de...

- ¡YO MATAR! ¡TÚ DAR DINERO! ¡YO APLASTAR! ¡YO COMPRAR CARNE!-

Aquella situación le resultaría realmente cómica a los presentes en aquella sala, quienes dejarían escapar una carcajada por la situación tan extrañamente infantil que se habría creado en aquella taberna, pero en el fondo de la situación, habría una persona que aún no se habría pronunciado al respecto y que cuyo afeminado grito al ver cómo el troglodita se le abalanzaba encima, habría resultado el gallo más perfecto que se hubiese escuchado nunca en aquel lugar.
Bô Thyjo
Mensajes :
177

Fecha de inscripción :
17/09/2015


Hoja de personaje
Nivel:
La primera caza, el cyborg y el salvaje 3qaWnZm0/150La primera caza, el cyborg y el salvaje 9h2PZk8  (0/150)
Experiencia:
La primera caza, el cyborg y el salvaje 3qaWnZm0/1000000La primera caza, el cyborg y el salvaje 9h2PZk8  (0/1000000)
Berries:
Ver perfil de usuario

Cazador Desconocido
Bô Thyjo

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Samvel Legacy el Vie 9 Oct 2020 - 23:42

El grandullón parecía un poco inexperto en la vida, en general, pero sus expresiones de sorpresa eran, en cierta medida, graciosas. Sam dedicó el tiempo que creyó necesario a explicar los pormenores de aquel trabajo, pero a grandes rasgos creía haber hecho un buen trabajo. Hasta llegó a sentir un atisbo de orgullo en sus palabras, pero este se desvaneció en cuanto el salvaje empezó a gritar alocadamente.

Rápidamente se interpuso entre Bô y Tolo "Navajote", evitando que el primero acabase con la vida del segundo. Intentó de forma desesperada realizar un presa al salvaje, pero este era más fuerte que él, y de quererlo podrí liberarse.

¡No, Bô! ¡Detente! —gritaba agitadamente. El criminal se había despertado y, ante la imposibilidad de moverse, empezó a gritar de pura angustia—. Matar a sangre fría no está bien. ¿Me escuchas? ¡No está bien!

No podía creer que el hombre hubiera reaccionado de aquella manera. Resultaba sorprendente el cómo había simplificado de tal manera la profesión de cazarrecompensas con matar para comer, aunque Sam tenía que admitir que en parte había tenido la culpa. Quizás tuviera que explicárselo mejor. En cuanto el salvaje se hubo calmado, procedió a aclarar los malentendidos.

Veamos, no está bien matar por gusto, además que no es necesario. Y sobretodo, nunca se debe celebrar —decía mirando fijamente a los ojos grises del hombre, con un gesto serio en el rostro—. Además, a este hombre lo necesito vivo. Tiene información para detener a otro criminal como él. Te dejo que me ayudes si me prometes no matar a nadie, ¿qué te parece el trato?

Aceptara o no el trato, se llevaría al hombre apresado a su habitación, dejando los preparativos listos para que el moreno también pudiera pasar allí la noche. Pagó una habitación extra, se hizo responsable y le dio a Bô las indicaciones necesarias para entrar en su cuarto, como explicarle el cómo abrir una puerta con la llave. Una vez se despidió y llegó a su cuarto, dejó al criminal atado a una silla y empezó con un largo repertorio de preguntas. Afortunadamente, el hombre se mostraba cooperativo, tal vez fuera por el susto de muerte que había vivido un rato atrás.

—Te diré todo lo que sepas, pero no dejes que me coma, por favor. ¡Te lo suplico! —decía entre lágrimas.

La noche fue larga, pero el cyborg consiguió salir indemne salvo por unas pocas ojeras bajo sus ojos. Por la mañana se encontraba en la entrada de la posada, preparado para partir en busca del otro criminal.
Samvel Legacy
Mensajes :
30

Fecha de inscripción :
17/09/2020


Hoja de personaje
Nivel:
La primera caza, el cyborg y el salvaje 3qaWnZm12/150La primera caza, el cyborg y el salvaje 9h2PZk8  (12/150)
Experiencia:
La primera caza, el cyborg y el salvaje 3qaWnZm3900/1000000La primera caza, el cyborg y el salvaje 9h2PZk8  (3900/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Desconocido
Samvel Legacy

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.