¡10 años en activo! Hace ya 10 años que esta comunidad, todavía más antigua, encontró su lugar en OPD. Los tiempos han cambiado y los usuarios más antiguos han dado paso a las nuevas generaciones que hoy rolean, pero siempre con el mismo espíritu que nos vio nacer: Construir juntos la historia más grande jamás contada. Da igual si acabas de llegar o llevas una vida; si te quedas o te vas: Gracias por hacer de este foro un lugar mejor.
27/02La actualización ha terminado con éxito casi completo. Quedan cosas por pulir, pero en breves se solventarán.
27/02Hemos tenido un pequeño problema con las afiliaciones al cambiar de skin. Rogamos comprensión y un poco de paciencia.
27/02La lotería ha terminado. Ya no se pueden intercambiar más premios por este evento; gracias a todos por participar.
Búsquedas
Últimos Temas
Últimos temas
Whisky 'The Risky'Vie 21 Jun 2024 - 10:13Whisky the Risky
Derramando sangreJue 13 Jun 2024 - 23:53Raulgamerlol11
Petición de experiencia y premiosJue 13 Jun 2024 - 18:54Lumin Maj
La luna, la sombra y el bufónJue 13 Jun 2024 - 17:19Mako
¡Me prometió que no le contaría a nadie! [Ely - Prometio]Miér 5 Jun 2024 - 23:13Charlotte Prometio
Petición de moderación de técnicasVie 31 Mayo 2024 - 18:35El Gremio OPD
Rhea Jue 30 Mayo 2024 - 22:19El Gremio OPD
Berry [ID]Jue 30 Mayo 2024 - 19:45El Gremio OPD
Salem NizarJue 30 Mayo 2024 - 19:41El Gremio OPD
Prometeo, El Fénix [ID]Jue 30 Mayo 2024 - 19:34El Gremio OPD
¿Jugamos a un juego?Mar 28 Mayo 2024 - 19:24Charlotte Prometio
Siguiente ronda


Ir abajo
Anagumitsu
Anagumitsu
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) Empty Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) {Vie 6 Oct 2023 - 19:56}

El sol amarillo como una rodaja de limon se elevaba majestuoso sobre el horizonte, arrojando una luz dorada sobre las aguas cristalinas que rodeaban Jellystone. El barco de Anagumitsu se deslizaba suavemente hacia la costa, navegando por aguas tranquilas que reflejaban el cielo matutino en su superficie. El aroma a sal y mar llenaba sus sentidos mientras se preparaba para desembarcar en la pequeña playa. Se presentaba como un rincón de ensueño, una extensión de arena ocre que se extendía a lo largo de la costa, guardada por una densa vegetación tropical y árboles altos cuyas ramas se mecían suavemente con la brisa marina. Anagumitsu saltó con gracia del barco, sintiendo la arena cálida acariciar sus zarpas descalzas. El susurro suave de las olas al romper en la orilla parecía un canto de bienvenida a este remoto paraíso.

El mink llevaba consigo una mochila cargada con suministros esenciales: alimentos, agua, una tienda de campaña y su equipo de investigación. Con determinación en su mirada, se embarcó en la tarea de establecer su campamento improvisado en una zona alta de la playa, buscando un refugio seguro para sus próximas semanas de exploración. La tienda de campaña fue desplegada con facilidad, su tela resistente ondeando con gracia bajo la caricia de la brisa. La aseguró firmemente al suelo, asegurando su refugio contra las noches tormentosas y las eventuales lluvias de la isla. A continuación, sacó su cuchillo con destreza y se adentró en el misterioso bosque de la isla en busca de leña para la fogata.

Los árboles que lo rodeaban eran majestuosos, sus hojas exuberantes. Anagumitsu eligió con cuidado ramas caídas y troncos secos, recogiéndolos con reverencia y respeto por la naturaleza de la isla. Mientras cortaba la madera, el aroma de la tierra y de las enigmáticas piedras Jellystone que abundaban en la orilla llenaba sus sentidos, una fragancia única que parecía infundir vida a la propia isla.

La tarde avanzaba y el campamento estaba listo. Encendió la fogata con destreza, observando cómo las llamas danzaban en la creciente oscuridad. Se sentó junto al fuego contemplando las estrellas que comenzaban a puntuar el cielo nocturno con su luz titilante. Jellystone estaba llena de misterios por desvelar y él estaba emocionado por lo que descubriría en las próximas semanas. Con su libreta de notas en mano y su mente abierta a la maravilla de esta isla se sumió en su investigación.

En el transcurso de los días exploró los intrincados senderos del bosque maravillándose ante la diversidad de la flora y la fauna que habitaba la isla. Los árboles se alzaban imponentes, sus hojas susurraban historias. Entre la densa vegetación descubrió abedules altos y elegantes, avellanos que se mecían en la brisa, robles centenarios cuyas ramas parecían alcanzar el cielo, cerezos cuyas flores llenaban el aire de fragancia, arándanos silvestres que brillaban como joyas ocultas en la maleza y olmos que se erguían con gracia. Tomo muestras durante días, resinas, animales, maderas, todo era necesario y bien recibido para alguien con su hambre de conocimiento.

Así pasaba los días entre estudiar y buscar comida en la isla de Jellystone. Por las noches contemplaba el mar desde la hoguera mientras bebía y soñaba con un futuro maravilloso lleno de oportunidades.
Berry
Berry
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) Empty Re: Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) {Vie 6 Oct 2023 - 20:25}

Era curioso recibir llamados a altas horas de la noche y más los que involucraban Jellystone. Una isla en la que no pasaba nada y la última vez solo había encontrado rocas gelatinosas que no eran comestibles y árboles cuyos troncos usó para entrenar. No podía negarse ya que le habían requerido por su buen olfato y la tarea no era nada de otro mundo. Simplemente debía verificar que animal o persona andaba causando ruidos y luces cerca del mar, si era un civil buscarle un traslado a otra isla menos inhospita para la vida.

La marina no podía arriesgarse a alguien merodeando en una isla solitaria, ya fuese un civil o un criminal lo mejor era trasladarlos antes de que muriesen por una negligencia. La mink desembarcó en el puerto y comenzó a olfatear, siguiendo el rastro que más le llamaba la atención era familiar y a la vez extraño, como esa nostalgia repentina a la cual cuesta encontrarle una explicación.

No tardó mucho en llegar a la fogata, la luz del fuego era complicada de ignorar y se avalanzó emergiendo como una pantera desde el bosque y derrapando torpemente contra la arena, dando tumbos hasta que un tronco la detuvo patas arriba con sus ojos rojizos todavía dando vueltas tras el impacto.

—¡Bwaaah! Les dije que era muy tarde para esto...—

Bostezó aparatosamente mientras se levantaba y frotaba su cabeza, mascando un pedazo de piedra que se le había metido antes de escupirla y sacudirse la arena de su ropa como un gato que huye de la ducha. Estaba estrenando uniforme, una camisa azul con un prominente escote, una chaqueta gris sobre esta y pantalones de gala blancos, en conjunto con zapatos de gala y una chaqueta que si bien no era la ansiada capa tenía el mismo aspecto impresionante y bonito a sus ojos.

El cuerpo de la mink mostraba signos de su entrenamiento, habia ganado masa muscular, su silueta era más definida y sus brazos intimidaban al notarse más tonificados. Claro que impondría más respeto si la zorra no tuviese un rostro lleno de sueño y cubierto de arena y no se estuviese lamiendo la garra izquierda por puro reflejo.

—Sargento Berry.... ¡Bwaaah! ¿Qué era lo otro? ¡ñam...! Usted está en una isla de la marina calificada como peligrosa y es necesario que permanezca cerca de un marine calificado para su cuidado hasta ser reagrupado... no olvides comprar una lata de espinacas y un puré... oh disculpe eso es mi lista de compras.—

La mink enrolló la nota y la guardó en el bolsillo de su pantalón levantando la mirada para cruzar por primera vez la suya con lo que parecía un mink, un tejón o al menos eso le decían sus ojos los cuales todavía se frotaba notablemente somnolienta.
Anagumitsu
Anagumitsu
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) Empty Re: Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) {Vie 6 Oct 2023 - 22:41}

Un animal salió de la espesura con un sigiloso salto, tomando por sorpresa a Anagumitsu, pero en vez de atacarlo, se pasó de frenada y se golpeó contra un tocón mohoso de la playa. Aunque estaba seguro de que debía continuar perfeccionando su capacidad de observación, no pudo evitar sonreír. Después de todo, las vistas que se desplegaban ante él no eran en absoluto desagradables. La revelación del inesperado visitante lo hizo comprender que debía mantenerse alerta en todo momento en esta isla llena de sorpresas.

El nuevo invitado resultó ser una Mink de la marina, con su pelaje negro que relucía en la tenue luz de la fogata. Él se levantó de su lugar junto al fuego, sosteniendo su pote de café caliente y su vieja pipa de mazorca de maíz. Se acercó con una expresión tranquila, pero con un brillo de curiosidad en sus dorados ojos.

"Me parece que alguien ha tenido a bien regalarme una Zorra Mink de la Marina", comentó en tono despreocupado mientras examinaba a su inusual compañera nocturna.

La mink de la marina, por su parte, estaba tirada en el suelo, lamiéndose la pata y cubierta de arena después de haber sufrido un pequeño accidente al llegar a la playa. Anagumitsu decidió abordar la situación de manera directa.

"Me parece que no has tenido un aterrizaje muy suave", observó con una pizca de sarcasmo en su voz. "Pero, como parece que tienes algunas intenciones en mente, ¿por qué no me cuentas qué te trae a Jellystone y mas concretamente a mi campamento?"

Ella, aún ocupada lamiéndose, levantó la mirada hacia él. Sin perder tiempo, Anagumitsu continuó con un deje de ironía, "Sargento, sé exactamente dónde estoy. He venido aquí en busca de ingredientes, materiales y para disfrutar de la calma de la isla mientras entreno mis habilidades. ¿O también tienen la intención de monopolizar la naturaleza y cobrarnos a los civiles honrados por ello?" Con esa afirmación, Anagumitsu sacó una petaca de su bolso y vertió un generoso chorro de su contenido en su pote de acero con café. Luego, extendió la petaca hacia la mink.

"¿Te gustaría acompañarme con una bebida? Puedes quedarte aquí tirada si prefieres, pero no estarás sola", dijo mientras se sentaba de nuevo junto a la hoguera, esperando la respuesta de su inusual compañera nocturna. La mink de la marina observó el ofrecimiento de Anagumitsu, como respondería?. Al parecer, la noche tenía aún más sorpresas reservadas de las que había anticipado.
Berry
Berry
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) Empty Re: Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) {Sáb 7 Oct 2023 - 0:16}

La mink levantó una ceja ante las palabras del tejón, su mirada pasó de adormilada a una más atenta ante la mención de un regalo, buscando entre sus bolsillos alguno. Todavía estaba despertando por lo cual al escuchar sobre su raza, se alertó, era una reacción natural al ser confundida siempre, alzando la voz mientrás golpeaba la arena con su cola felpuda.

—¡¿Cómo que ga-!? Uh... espera... ¡Lo has dicho bien! Sí como lo ves una bella y sensual zorra de la marina, con una bella figura y una cola suavecita que dan ganas de perseguiiiir—

Y como si de una montaña rusa de emociones se tratase Berry pasó del odio al amor y del amor a la seducción para luego volver a ser un animal salvaje y perseguir su cola en cuatro patas cual perro atontado con su propia extremidad. Apenas escuchó algo sobre "suavidad" y lo atribuyó a un halago hacia su pelaje, siempre era muy descuidada cuando sus instintos se apoderaban de ella.

Atrapó su cola finalmente, justo para escuchar al mink contarle sobre sus objetivos en aquel trozo de piedra en medio del mar. No parecía alguien en problemas, los minks rara vez tenían accidentes en espacios salvajes, aún así Berry tenía órdenes de cuidarlo o al menos supervisar que no molestara la calma del bosque o al propio habitante de Jellystone que según le contaron era un poco cascarrabias e incluso se negaba a retirarse pese a su estado.

—¿Monopolizar? ¿Cobrar? En lo que a mí respecta no hago nada de eso, el dinero me da igual y me pagan por hacer mi trabajo dsin tener que exigir un pago a los bonitos civiles que protejo. Aunque a veces me envían regalos, pero como marine honrada debo rechazarlos... y a veces los regalo a otros que los necesiten más. ¡Es complicado! Pero no soy una marine corrupta ni abuso de mi poder, y si estoy aquí debo cuidarte. Acepto el trago si no tiene alcohol... debo tratar de no beber en servicio ya me han regañado por eso.—

Berry soltó todo ese discurso de golpe tomando el café de un sorbo y tragando el líquido pese a soltar una bocanada de humo para correr alrededor del mink gritando que estaba caliente antes de sumergir su boca en el mar volviendo a hacer una escena quejandose por lo salada que estaba el agua.

Finalmente acompañó al mink a su fogata, notando por primera vez los tatuajes de este, en sí parecían familiares lejanos pelaje negro y tatuajes dorados. Berry comenzó a unir cabos y soltó una pregunta en la lengua de su tribu, una lengua que solo unos pocos comprendían y que sonaba a un trabalenguas. Claro con la emoción del momento fue incluso más extraño de pronunciar, por lo que se aclaró la garganta una segunda vez.

—Esos tatuajes... son.. ¡¿Tatuajes rituales?! Ya sabes los que nos hhacen decolorando nuestro pelaje en las noches de luna nueva y luego festejamos toda la noche. ¡¿Eres de los míos?!—

La mink movía su cola emocionada mostrando los tatuajes de su cola, su cabeza e incluso sus brazos, movía su cola de lado a lado ante un posible mink de su propia sangre, de sus propias costumbres. Eso cambiaba un poco las cosas, extendió su garra derecha completamente abierta en dirección del mink, si realmente era de su tribu chocaría los cinco con su garra izquierda era el saludo tradicional y esperaba que no hubiera cambiado en diez años.
Anagumitsu
Anagumitsu
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) Empty Re: Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) {Sáb 7 Oct 2023 - 2:09}

El misterio que rodeaba a la mink de la marina provocó un torbellino de pensamientos en la mente de Anagumitsu mientras él sostenía su pote de café y su pipa de maíz. La desconcertante conversación que estaba teniendo le llevó a cuestionarse su propia historia y sus orígenes. "Tribu? Saludo secreto? Pero de qué demonios está hablando esta loca?", pensó, frunciendo el ceño mientras observaba a la mink con desconcierto. "Esa lengua que chapurrea me suena de algo, pero no recuerdo nada antes de mi infancia estudiando ciencia con los eruditos y el doctor. Tal vez alguien en la arena central hablaba así...no se..."

Con un suspiro, él decidió responder a la pregunta de la mink de la marina, aunque sus palabras resonaron con cierta ironía. "Para ser sincero, querida mink, ni yo sé de dónde han salido mis marcas ni tengo conocimiento de ninguna tribu. No tengo claridad sobre mis padres o de qué manera o cómo demonios vine al mundo. Esa lengua que hablas, sí, la he oído en alguna parte de Zou, pero, como te mencioné, mi memoria es vaga. Tal vez en la arena central..."

A medida que hablaba, Anagumitsu notó la creciente curiosidad de la mink. Sin embargo, él no estaba dispuesto a someterse a las demandas sin sentido de alguien que acababa de aparecer en su tranquila isla. "Si pertenecer a tu tribu implica obedecer tus órdenes, creo que pasaré. Pero si aprender tu idioma y costumbres, así como aceptar ser parte de tu tribu me permite burlarme de una Sargento de la marina, estaré encantado de hacerlo. No parece muy complicado. No creo que me lleve más de un par de semanas dominarlo. Y si no se me prohíbe el café ni el tabaco, puedo compatibilizarlo con mi estilo de vida".

Con una sonrisa astuta, Anagumitsu cambió de tema, sacando la petaca de ron que había mencionado anteriormente. "Sí, este café tiene un toque de ron", admitió mientras servía un poco en otro pote de café. "Pero no te preocupes, aquí en Jellystone, dudo que nadie venga a molestarnos. Eres la primera en sorprenderme en los días que llevo en esta isla".

Anagumitsu extendió el pote hacia la mink de la marina en un gesto de camaradería. "Y en cuanto al agua de mar, te sugiero que no la bebas. No te sentará bien en absoluto". Con su sonrisa aún presente, el mink esperó la respuesta de la zorra, anticipando cómo se desarrollaría esta inusual relación en medio de la enigmática isla de Jellystone.
Berry
Berry
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) Empty Re: Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) {Sáb 7 Oct 2023 - 2:48}

La mink ladeó la cabeza a un lado mientras escuchaba las palabras del tejón, confusa ante el hecho de que alguien no recordase las cosas que le habían hecho a su cuerpo. Abrió los ojos mientras pensaba, había escuchado sobre gente que se golpeaba la cabeza y olvidaba cosas, pero la lengua de su tribu no se hablaba más que en el propio seno de la misma siendo en ocasiones puntuales y sus palabras eran extrañas incluso para los propios habitantes de Zou. Si el tejón no mentía debió pertenecer a la tribu o al menos haber estado en comunión con ellos, aunque luego olvidase todo por algún accidente o trauma posterior.

—¿De verdad? Mi tribu no usa esta lengua si no es en ocasiones muy puntuales y los minks ajenos a ella apenas escuchan más que balbuceos inconexos. Si tu cerebro la reconoce debiste pertenecer a nosotros en algún punto...—

Aún dudando la seriedad de Berry no pudo mantenerse por mucho ya que estalló en carcajadas ante la visión tan errada de las cosas, el tejón era un tipo raro. Golpeó la arena con fuerzas mientras paalmeaba el piso, haciendo bastante ruido por la potencia que llevaba su garra en cada golpe.

—¿Órdenes? ¿Prohibiciones? ¿Obediencia? ¡Bwahahaha! ¿Qué clase de tribus conoces? Eso es todo lo contrario a mi hogar, a mis tradiciones. ¡Te contaré la historia por lo que acepto el ron ya que es importante beber cuando se habla de un tema tan serio!—

La mink llevó una nueva taza a su boca, esta vez sin hacer tanto escándalo y sin volver a beber agua marina. Ahora mucho más serena, pese a lamerse la boca como un perro recién despertado, su actitud mostraba que consideraba a su nuevo compañero un potencial miembro perdido de su propia tribu.

—Por cierto, espero que me digas tu nombre mi tejón bonito, ya que lo que voy a contarte es ¡Ultra mega hiper secreto! Bueno, no tanto, creo que lo he contado muchas veces en el cuartel. ¡Pero no eran minks! Ahora limpia tus oídos y presta atención cuando la copa choca con otra, la historia se revela ante quien la ¿ehm como era? ¿Invoca? ¿Rebota? ¿Explota?—

Berry se levantó tomando la copa en alto, mientras guiñaba su ojo y comenzaba a tararear una melodía. Finalmente comenzó a hablar, bastante emocionada y con una sonrisa de oreja a oreja.

—Mi tribu es una tribu especial sin reglas, ropa o cosas así como órdenes. Cada mink es libre y bebe desde que nace, no hay inhibiciones y cada tatuaje representa un grado de conocimiento, entendimiento, fuerza o iluminación. ¡Yo tengo muchos porque hice muchas cosas! Y los tuyos... deben tener un significado, las garras suelen simbolizar destreza en el combate, la frente la relación con la luna, los anillos suelen ser logros o actos heroícos. ¡Pero cada tatuaje es diferente según el mink!—

Berry era un desastre contando historias y mas que respuestas sembraría más preguntas. Siempre terminaba con interrogatorios por parte de quienes le escuchaban, su tribu no era tan secreta ni tan compleja de entender siempre y cuando quien contase la historia no fuese precisamente Berry.
Anagumitsu
Anagumitsu
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) Empty Re: Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) {Sáb 7 Oct 2023 - 4:42}

El Mink se presentó con cortesía a la sargento zorra de la marina, dejando que las palabras fluyeran con naturalidad. "Me llamo Anagumitsu, encantado", dijo mientras saboreaba el café con ron en su pote de acero. La tribu mencionada por la mink le intrigaba, y no pudo evitar expresar su interés. "Suena interesante esta tribu de la que hablas, me gustaría saber mas, tal vez podríamos empezar a aprender la lengua mañana por la mañana mientras entrenamos."

Mientras Berry continuaba hablando sin parar, el tejón de la miel dejó que sus pensamientos divagaran. Esta parada inesperada en su investigación en la isla de Jellystone y su encuentro con la mink podrían resultar útiles. Él sabía que los marines eran entrenados en el uso del Haki, y al observar a Berry, notó que estaba en buena forma física. ¿Por qué no aprovechar la oportunidad de obtener un entrenamiento personalizado gratis?

Además, tenía la intención de quedarse en la isla durante un tiempo considerable. Si pudiera aprovechar para mejorar sus habilidades de combate y perfeccionar el control de sus propias técnicas consideraría que todo el tiempo invertido en la isla valdría la pena. Tal vez, con la ayuda de Berry, podría aprender a despertar su Haki y utilizarlo de manera efectiva.

"Oye, Berry", comenzó Anagumitsu, con una sonrisa amigable, "¿sabes cómo despertar y usar el Haki? Estoy interesado en entrenar con alguien mientras esté aquí, y pensé que tal vez tú podrías enseñarme a despertarlo. Conozco los fundamentos teóricos, pero me falta práctica y alguien con quien cruzar puños. ¿Qué dices? ¿Cuento contigo como mi compañera entrenamiento? ¿Qué me dices compañera de tribu?"

Esperó la respuesta de Berry, sintiendo que esta conversación podría marcar el inicio de una alianza inusual pero valiosa. Mientras tanto, regresó a su cuaderno de apuntes y su lápiz. Había estado trabajando en una serie de ejercicios de química orgánica desde hacía días, intentando averiguar cómo crear moléculas distintas de gas a partir de los recursos que tenía a su disposición en la isla. Podía ser un gas anestésico, uno lúdico, explosivo o tal vez incluso un gas nervioso letal, las posibilidades le parecían infinitas ante su intelecto. El hábil tejón sabía que debía considerar todas las opciones antes de comenzar su práctica. Después de todo, en un lugar como Jellystone, cualquier cosa podía salir mal y desde sus años estudiando en Zou había aprendido que es mejor medir tres veces y cortar una que hacerlo al revés.
Berry
Berry
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) Empty Re: Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) {Sáb 7 Oct 2023 - 20:36}

Berry miró al mink cuando se presentó, sus cachetes se inflaron y llevó sus manos a la boca tratando de no escupir para todos lados como una fuente forzando su boca a tragar el café y exhalar un largo suspiro humeante, su cuerpo comenzó a temblar en una risita apenas audible que pronto se convirtió en una risotada y sus puños golpeando sus muslos con gran diversión.

—Anagumitsu suena a gomitas de ananá, unas que comía de pequeña y eran parecidas a estas piedras. ¡Es como si fueses real.ente un trozo de gelatina de ananá entre tantas rocas de gelatina!—

Comentó la mink risueña, claramente no le estaba insultando o faltando el respeto si no que trataba de romper el hielo con una comparación tan delirante como infantil. Pero ella nunca se guardaba esas cosas, tenía necesidad de compartirlas y ser honesta ante el mundo (mas si era un mink de su tribu desmemoriado).

Su risa cambió a una expresión más seria al escuchar sobre el haki, ante lo cual ella abrió sus brazos y relajó su cuerpo mediante una inhalación profunda. Estaba acostumbrada a cruzar puños con otros y el hecho de ser un mink la obligaba más, incluso sus órdenes le pedían cuidar al civil y enseñarle como defenderse era mejor que solo ejercer de niñera. Lamió su garra derecha para comenzar a explicar en sus propias palabras lo que descubrió por su propia cuenta y experiencia.

—Bien primero debemos encadenarte en una celda con esposas bien grandes y dejarte colgado. ¡Y despertará! Al menos así me pasó a mí, ¿Sucede igual verdad? No tengo cadenas o esposas pero puedo atarte a un árbol y luego buscaremos un buen trozo de barco y nos pondremos a darle puñetazos hasta que sientas que tu haki está creciendo. ¡¿Qué te parece?! Para el otro tipo de haki, es un poco más complicado debo atacarte de imprevisto hasta quw puedas de cierta manera sentirlo, es como un escalofrío recorriendo tu cuerpo y a veces te va a distraer pero nada que vendarte los ojos y pelear contra un criminal de cinco millones no arregle. ¡Así funciona el método Berry del Haki! ¡Despiertelo hoy y tendrá un cinco porciento de descuento! ¿DESCUENTO? Oferta especial es gratis para los minks.—

Berry saltó emocionada mientras cerraba los ojos y concentraba el haki de armadura en su mano, dando un potente golpe al aire frente a ella a base de demostración, desatando una enorme onda de choque que terminó por impactar contra el mar y generar una leve lluvia sobre ambos minks.

—¿Comenzamos mañana? ¿Prefieres los golpes o el estar atado? ¡También podemos tratar de despertarlo tirandonos de un acantilado! Creo que mientras mayor sea el peligro la voluntad por sobrevivir se inyecta de adrenalina y despierta incluso sin haberlo estudiado antes. ¡Es grandioso! Como si la propia voluntad gritase que vivamos el momento... Pero podemos probar cosas menos peligrosas si es que no lo ves seguro... escuché de gente que no terminó bien luego de caer por acantilados...—

La mink frotó su cabeza sacando la lengua consciente de que para un civil ese método extremo podía suponer una muerte o algo peor, recordando que debía mantenerle con vida y no llevarlo a una prematura muerte. Pese a que entrenar con ella tampoco era muy seguro, la zorra confiaba en que todos los minks fuesen igual de fuertes o resistentes que ella.
Anagumitsu
Anagumitsu
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) Empty Re: Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) {Dom 8 Oct 2023 - 15:58}

La conversación entre Anagumitsu y Berry había tomado un tono más serio y misterioso. La revelación de que ni siquiera sabía el origen de su propio nombre añadió un matiz de melancolía a la atmósfera. "Mi nombre es algo que me resulta extraño, pero siempre me he sentido orgulloso de ello.", dijo a Berry en un tono lúgubre, lo que dijo Anagumitsu hizo que asu compañera de conversación y tribu se la erizase brevemente el pelaje.

Cuando la mink propuso un entrenamiento que tenía un toque tan siniestro, Anagumitsu reflexionó internamente, "Espero que este entrenamiento sirva para despertar mi Haki. Lo necesito para continuar con mi formación antes de intentar dominar el Su Long". Su mente viajó por un camino de pensamientos de regreso a Zou y sus estudios, al final cuando volvió en si mismo, sus ojos se encontraron con los de Berry, como si hubiera una conexión inexplicable entre ellos.

Entonces, como si quisiera demostrar su determinación, Berry realizó un movimiento sorprendente. Tras su verborrea habitual continuó con un golpe rapido y seco al aire, creando una onda de choque contra el mar y una nube de agua que empapó la cabeza de Anagumitsu por completo. Quedó momentáneamente desconcertado por la potencia y la agilidad de su nueva aliada. "Vaya, parece que no está bromeando", pensó mientras se sacudía el agua del pelaje.

Él habló con autoridad, estableciendo un plan para el entrenamiento. "Comenzaremos mañana, después de que me ocupe de mi limpieza de garras y dientes. Así tendremos tiempo para mejorar y seguir investigando la isla antes de que caiga el sol", sentenció con determinación. Su mirada desafiante estaba dirigida hacia la zorra con una expresión que dejaba claro que esperaba mucho de ella. "A ver si eres tan buena como dices", añadió con un toque de provocación en su voz.

A pesar de la inesperada dirección que había tomado su día, se sentía emocionado ante la perspectiva de un entrenamiento que podría llevarlo a despertar algo que sentía dentro de él o a al menos a unos días intensos de adrenalina y locura descontrolada. Sabía que sería un camino difícil, pero estaba dispuesto a enfrentarlo sin arrugarse.

"Estoy deseando comenzar, Berry", continuó con entusiasmo. "Será un honor aprender de ti y mejorar nuestras habilidades juntos. Quizás descubramos algunos de los misterios de esta isla en el camino". Con esas palabras, Anagumitsu se recostó junto a la fogata, mirando las estrellas que comenzaban a aparecer en el cielo nocturno. La noche en Jellystone prometía ser interesante y llena de desafíos, pero también estaba llena de posibilidades.
Berry
Berry
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) Empty Re: Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) {Mar 10 Oct 2023 - 1:03}

La mink simplemente se encogió de hombros, conocía que algunos le daban muchas vueltas a un nombre en cuanto a ella era bastante peculiar. Soltó una pequeña sonrisa para romper el aire tan tenebroso que había tomado esa conversación.

—A mi me pusieron Berry porque de cachorra vivía comiendo bayas de los árboles en Zou. No lo veo muy poderoso o importante en mi caso, suena algo que se les ocurrió al azar.—

Lazorra lanzó una carcajada demostrando que todo nombre podía ser gracioso con el humor adecuado y de hecho su mención anterior sobre gomitas frutales no era para nada una falta de respeto al mink. Al escuchar sobre las metas del tejón la zorra no pudo evitar sentirse identificada, ella también tenía como meta el Sulong y mejorar sus hakis al punto más alto desde que se había iniciado en la marina. Suponía que todos los habitantes de Zou eran en gran medida similares, pese a algunos dedicarse a los estudios y otros navegar en diferentes rumbos del oficio, todos tenían un guerrero interior preparado para surgir.

Ante las provocaciones Berry crujió sus nudillos sonriente antes de pedir con la mano que le esperase, ya que ahora al tener identificado el aroma de Anagumitsu no se perdería en el camino. Sorpresa se habrá llevado el mink cuando a la media hora la zorra apareció con cuatro cajas de madera sobre su espalda y otras dos en cada mano, todas de un tamaño considerable pese a que la zorra apenas mostraba esfuerzo en arrojarlas sobre la arena a unos pasos del campamento del mink aunque cuidando de no aplastarle.

—¡Veamooos! Me han dado una guía de como hacer una tienda de campaña y en las otras cajas tenemooos... oh instrumentos de entrenamiento, pesas corporales, mi ropa, ¿Brasieres? Si yo ni uso esas cosas ¿Serán para ti? Y también hay comida, dice que dura un mes si no es que me como todo en una semana. ¡Supongo que estaremos bien!—

Y tras leer la nota Berry se puso a desempacar las cosas haciendo un estruendoso ruido con cada una, la sutileza no era lo suyo pero por ironías de la vida seguía las instrucciones con una destreza inusual que sumado a su cada vez más sorprendente fuerza le hacían un pequeño ejercito de una sola zorra. La construcción de la tienda de campaña fue todo un éxito, con las estacas clavadas en tierra y no en la arena en sintonía con una bandera de la marina ondeando.

Comenzó a desempacar las otras cosas dejando las provisiones en la tienda y las demás cajas con ropa en su interior, finalmente desplegó las camas militares y las colchonetas para dormir. No tardó mucho en dormirse tras el largo viaje y el esfuerzo que había realizado pero como un reloj humano despertó temprano por la mañana.

Salió por la puerta de la carpa con un sostén colgando de su oreja y su traje impecable pero más que todo una sonrisa de oreja a oreja mientras gritaba a los cuatro vientos.

—¡Anagumitsuuuu! ¡Mira mira! Estaba ordenando la ropa y encontré esto, al fin me la dieron. Oh, no, no mi oreja eso ya lo tenía. ¡Mi capaaaaa! Me identifica como Teniente, finalmente me han dado el ascenso pero se ve que salí tan rápido que no me lo dijeron. No dan estas capas a cualquiera, mira que bonita... ¿Me hace ver guapa?—

La mink posaba con aquella capa mientras se sacudía la cabeza como un perro mandando a volar el sostén en dirección a los ojos del tejón. La capa tenía la inscripción de justicia en la espalda, junti con dos mangas similares a una chaqueta y dos hombreras de un color negro y dorado dando referencia al pelaje de la mink. Por alocada que fuese la pose de Berry la capa permanecía firme sobre sus hombros, algo que para la zorra las hacía geniales.
Anagumitsu
Anagumitsu
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) Empty Re: Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) {Mar 10 Oct 2023 - 11:19}

Tras un agotador rato montando su campamento en la playa, la Zorra Mink se retiró a su tienda para descansar. La escuché comenzar a roncar al poco tiempo y la imité con premura tras apagar el fuego, reconociendo que si no quería sentirme completamente agotado al día siguiente, debería hacer lo mismo.

Sin embargo, mi descanso fue interrumpido por un grito penetrante al alba. Salí apresuradamente de mi tienda con un cuchillo en la mano derecha y la porra extensible en la izquierda, me encontré con la vista de la mink vistiendo su traje de marine y su flamante capa de teniente. Guarde las armas en mi cinturón mientras me encendía un cigarro y me servía un pote de amargo y quemado café frio de ayer. Sus atuendos me provocaron una mezcla de asco, rabia y desprecio hacia aquellos que ostentaban su autoridad con una arrogancia injustificada y prepotente. Los pensamientos hostiles bullían en mi mente, una tormenta interna que amenazaba con explotar en palabras imprudentes.

Ella me preguntó, con una mirada relajada y cordial, si el uniforme le quedaba bien. Antes de que pudiera detenerme, mis labios se movieron y de ellos salieron palabras afiladas con un tono sarcástico y desafiante, "Bonito trapo. ya imagino que no se lo dan a cualquiera, habrá gente que tendrá demasiado orgullo como para comer las vergas necesarias para conseguir una. Debe de haber sido todo un festín de "favores" para conseguir uno. ¿Cuántos oficiales fueron en tu caso? ¿Cuarenta, setenta actos de sumisión y sodomía o tal vez te lo dieron por cumplir el cupo en la Marina? Ah, ya sé, seguro que a algún vicealmirante le va el pelo y deja que le cojas del bolsillo. Estoy deseando verlo hecho jirones, usarlo para filtrar el café y limpiar la mugre de entre mis zarpas después", comenté con un cinismo mordaz mientras encendía un cigarrillo y servía una taza de café frío de la mañana anterior.

No era mi intención ser hiriente, pero algo en su apariencia de oficial autoritaria me había sacado de quicio. Sin embargo, no podía negar que la provocación era una herramienta útil para romper el hielo.

"¿Vamos a empezar con el entrenamiento o tienes miedo de ensuciar ese traje, teniente de agua dulce?", concluí con un tono condescendiente, poniendo énfasis en su recién adquirido título de teniente mientras dejaba claro que estaba dispuesto a comenzar el entrenamiento que habíamos acordado.
Berry
Berry
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) Empty Re: Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) {Miér 11 Oct 2023 - 1:57}

Berry miró al tejón con curiosidad para luego echarse a reír golpeando la arena con sus dos garras, su forma de pensar era realmente divertida. Tras analizar las palabras algo cobró sentido en su cabeza, ¿Era por ese motivo que todos en la marina se resistían a sus encantos? Llevó su mano al mentón pensando en la supuesta forma de ganar medallas y los comentarios de sus superiores cada vez que la mink actuaba con demasiada confianza o invadía el espacio personal de otro, luego llevó una mano a la frente dando una fuerte palmada.

—¡Si hubiera sabido que así se ganaban me hubiera esforzado más en el ligoteo! ¡Qué tonta fui! Desde que me alisté que no toco una cama si no es para dormir y dices que hay personas de rango superior disfrutando a diario. Argh ¡Que envidia! Cuando vea de nuevo a alguno les preguntaré, has sido de gran ayuda si es que en verdad existe ese camino. ¡Les enseñaré el electrosutra!—

La mink como siempre había visto en una provocación un motivo real y más que enfadarse simplemente se regocijaba con haber aprendido algo nuevo. Aunque en el fondo intuía que aquel civil podría meterse en problemas con la autoridad si seguía por ese camino y convertirse en un criminal por solo dejarse llevar. Rascó su cabeza mientras escuchaba la segunda parte del comentario.

—¡¿Miedo?! Que la ropa se rompa es lo mejor del mundo. Puedes tener una épica postura de combate o lucirte con una pose desenfrenada mientras la ropa en jirones te da un aspecto rudo. La capa es un simple trapo pero no pueden romper el esfuerzo y trabajo duro. Todo lo que trabajé, mis huesos rotos, la sangre que bañó mis nudillos noche tras noche. Las quemaduras y las cicatrices bajo mi pelaje. ¡Todo eso seguirá ahí sin importar cuan desnuda y destruido mi uniforme pueda quedar!—

La mink lanzó una mirada llena de energía junto con pesas corporales, abriendo un poco su chaqueta para mostrarle al mink que ella portaba las suyas propias incluso desde antes de salir de la carpa. Estaba llena de ansias por empezar y lanzó unas vendas al tejón.

—¡Iniciaremos mi rutina golpeando partes de barcos! Concretamente la proa de los mismos, puedes vendarte para no hacerte tanto daño y no vale usar ninguna habilidad. Golpearemos hasta que despierte y si eso no funciona podemos pasar al combate cuerpo a cuerpo. Las pesas no son de adorno, ambos estaremos en igualdad de condiciones, nada de excusas de la autoridad o chupar pollas. ¡Si tienes miedo puedes no hacerlo!—

La mink guiñó su ojo y se dirigió trotando hasta el lugar donde había dispuesto las proas encalladas el día anterior. Dando un gope con su puño a una de estas para demostrar que eran reales y sólidas, así se adentró en su rutina dando golpes a la proa como si de un saco de boxeo se tratase. Dado a que había iniciado con tal entrenamiento hacía al menos dos años, sus nudillos y garras ya no sufrían por tales golpes, más bien la madera se sentía blanda a los ojos de Berry comenzando a hundirse poco tiempo después de los primeros golpes.
Anagumitsu
Anagumitsu
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) Empty Re: Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) {Miér 11 Oct 2023 - 13:25}

El sol amanecía por el este tímido en el cielo, su luz dorada destellaba en las aguas cristalinas que rodeaban la isla de Jellystone. Anagumitsu observó a Berry con una sonrisa, encontrando cierto gozo en la singularidad de la respuesta de su compañía. Era una Zorra desequilibrada, pero no le importaba mancharse las manos en nombre del entrenamiento.

Cuando Berry le ofreció las vendas para las manos, él las miró con un escepticismo ligero antes de sacudir la cabeza con determinación. No las necesitaría, no en la vida real, y no tenía intenciones de entrenar con las manos vendadas. Con un movimiento fluido, extrajo sus zarpas mostrando el potencial real letal de sus manos preparándose para el próximo desafío.

Berry propuso un entrenamiento que comenzaría golpeando proas de barcos. Al escuchar esto, Anagumitsu no pudo evitar pensar que la madera era un objetivo demasiado fácil. Sus ojos se estrecharon con determinación, y con varios movimientos rápidos, iba arrancando trozos de madera del barco a zarpazos. Cada golpe estaba imbuido de su furia, de su odio y frustración. Las astillas volaron en el aire, y las esquirlas caían como perlas en una tormenta de ira.

Mientras continuaban golpeando los barcos, el tejón de la miel no pudo evitar reconocer la tenacidad de Berry. Era resistente, y sus golpes resonaban con fuerza y propósito. A pesar del esfuerzo y la furia que él ponía en cada golpe, el día pasaba y nada parecía cambiar. La madera seguía intacta cedía, aunque no todo lo rápido que quería y el tejón comenzó a sentir la tensión y el dolor en sus nudillos.

A medida que avanzaba el día, sus nudillos comenzaron a pelarse, reventando los antiguos callos y cicatrices de sus días en los circuitos de lucha. Cada golpe hacía que la furia y la sangre fluyeran. No estaba obteniendo el resultado que esperaba, y su paciencia comenzaba a agotarse. Al mediodía, durante una breve pausa para beber agua, miró a Berry con los ojos entrecerrados y le dijo, "Esto no funciona, y tengo hambre. Después de comer, pasaremos al combate. Prepárate para irte a la cama lamiéndote las heridas"

Se alejó del campo de entrenamiento en busca de algo de comida seca, aguja e hilo. Antes de sentarse a comer, se dedicó a coser los trozos de piel colgantes de sus nudillos, una tarea realizada con precisión y determinación. Luego sumergió sus puños ensangrentados en el mar, limpiando y desinfectando temporalmente las heridas.

Retiró cuidadosamente las astillas que se habían incrustado bajo sus zarpas limpiándolas y puliéndolas. Una vez estuvo seguro de que estaba listo para el combate, se centró en devorar carne seca regada con hidromiel casero. Alzó la botella de hidromiel, ofreciéndole un trago a Berry.

"¿Quieres un trago, marine de agua dulce?", preguntó con una sonrisa, "Supongo que no querrás, pero ¿Quién sabe? Al menos aliviará el hambre por un rato. Cuando hayamos digerido comenzaremos el combate, promete ser interesante, eso es seguro.
Berry
Berry
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) Empty Re: Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) {Miér 11 Oct 2023 - 17:05}

El entrenamiento marchaba bien pese a que el tejón se mostraba bastante iracundo en su manera de entrenar, buscando despedazar el barco cuando no era la intención del entrenamiento en lo absoluto. Aunque siguió observando, buscando que este descargase gran parte de las frustraciones en aquel primer contacyo con su método. Sus puños alcanzaron a causar un gran hundimiento en la proa antes de frenar para tomar un descanso sugerido por el mink.

La zorra contempló las heridas que este tenía y cómo el civil las trataba sin ayuda. Tenía unos botiquines en la tienda pero al parecer las heridas eran solo grotescas de contemplar más no lo suficientemente graves. Extendió su mano tomando aquella jarra como si de agua se tratase antes de elongar sus brazos haciendo crujir los huesos de su cuerpo.

—Si te frustras y solo golpeas con rabia es evidente que no va a funcionar. El haki no radica en la desesperación o la rabia si no en la fuerza de voluntad. Al menos eso me dijeron cuando lo desperté yo solo quería romper esas cadenas con toda mi alma y de un momento al otro tuve la fuerza para hacerlo. Si sigues rabiando y solo pensando en que despierte solo conseguirás empeorar tus heridas.—

Berry habló al aire lamiendo su pelaje, como si sus consejos fuesen solo sugerencias y mostrando que ella solo se preocupaba por el bienestar del mink más no en el hecho de que hiciera caso o no. De hecho su entrenamiento no era algo que todos siguiesen o que ella hubiera ideado a rajatabla. Siempre había espacio para la libertad y el criterio propio en el método Berry de entrenamiento, sonriente se puso a hacer flexiones para calentar el cuerpo antes del combate.

Una vez pasado el tiempo, llevó al mink a una zona de la playa previamente humedecida con agua delimitando una arena de combate donde el lodo hacía más dificil el moverse. Un entrenamiento patentado seguramente por Elyria pero que a Berry le había gustado y estaba dispuesta a poner en práctica, después de todo servía para entrenar cuerpo, reacción y estrategias de combate a la par que dificultaba la movilidad al enterrar los pies en un terreno pantanoso de complicada movilidad.

—Muy bien pasemos al combate, como puedes ver esta arena estuvo previamente expuesta al agua y a un químico para volverla más un lodo y limitar nuestros movimiento al enterrar nuestros pies hasta los tobillos. Te sugiero no usar nada más que golpes y patadas ya que si buscas despertar el haki sería un desperdicio utilizar otras cosas. ¡Como primer paso te mostrare como lo concentro y como se siente un golpe con haki! Primero debes pensar en la parte del cuerpo, en este caso la garra, concentra tu mente en ese lugar hasta que sientas un cosquilleo o una especie de guante recubriendolo. Y luego, mantienes esa sensación y pasas a la mejor parte. ¡Golpea!—

La zorra saltó con gran potencia flexionando las rodillas y cayendo en dirección a la cabeza del tejón dando un fuerte golpe descendente casi sin limitarse en lo absoluto. Había algo natural que le incitaba a golpearle desde que se encontraron y pasó toda la noche aguantando esas ganas que sus instintos ya no podían contener. La excusa del entrenamiento era perfecta para golpearle con justificación aunque esperaba quedar satisfecha antes de que se le fuera la mano.
Anagumitsu
Anagumitsu
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) Empty Re: Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) {Jue 12 Oct 2023 - 15:43}

Voluntad y no ira, algo me sonaba de haberlo estudiado en algún tomo que hablaba de ello, pero “¿Qué hay mas voluntarioso que la intención de destrozar?”, pensé para mis adentros, la teniente de marina Berry seguía hablando. Cuando habló de las cadenas y de atarme, un escalofrío recorrió mi columna erizando todo mi cabello hasta el punto de levantar electricidad estática. Pensé en aquello por lo que ya había pasado y pensé que todo era voluntad. La voluntad de vivir y sobrevivir y de eso yo sabia un poco desde aquella experiencia en el pantano.

De pronto sentí una especie de punzada cosquilleante surgir del lugar donde fui disparado en el estómago. Vi a la zorra cargar contra mi para golpearme, ella no sabía que por mi condición no me hundiría en el fango, que soy ligero cual pluma, pero que golpeo como una maza. El cosquilleo en mis marcas despertó recuerdos olvidados, o eso pensaba, recordé aquella noche, sus caras, sus rostros aterrados, mi voluntad, el olor a azufre del pantano. Todo paso en milésimas de segundos por mi mente, recordé mi entrenamiento, mis conocimientos, estaba en el aire, eso no la daba mucha posibilidad para cambiar de trayectoria ni esquivar nada. Parecía fuerte, usuaria de haki, mi fruta no me ayudaría a evitar el daño, al menos no todo, relajé el cuello amortigüe y bloquee con pellejo, bloqueé mi mandíbula para proteger mis dientes del rebote por el golpe, repasé las posibles lesiones según mis tratados de medicina, los puntos mas sensibles donde podía golpearla según la medicina y la ciencia. El plexo solar, ese era el punto, si no trataba de esquivar podría golpearla mejor, a corta distancia, un golpe que saca el aire, hace que te saltes un latido y te tira al suelo. Recordaba el punto de impacto, fue por donde les saqué le corazón a los que me traicionaron, me centre en mi mano, no una garra, no un puño, un cono de zarpas cual estaca rígida, busqué el punto del todo o nada del matar o morir, de buscar el cosquilleo de la voluntad de seguir viviendo que encontré mientras me ahogaba en aquel pantano. Me lancé con un ágil salto en linea recta contra Berry, mi cabeza lista para recibir el impacto, mi brazo armado y en mi mente una serenidad que solo alguien que se lo juega todo a un solo golpe. Entonces, en mitad del salto lo sentí ese cosquilleo, en mis zarpas, solo un tintineo, no se si por sugestión o por instinto de supervivencia de mi propio cuerpo no queriendo morir.

Y así sucedió, Berry colocó un golpe en mi cabeza con todas sus fuerzas, la zorra que había jurado proteger a los civiles respiraba como una fiera que buscaba sangre y dolor en mi durante el entrenamiento. Claramente sobrepasada por mis feromonas. Todo fue muy rápido pero mi mano impactó, lo tengo seguro justo entre sus pechos y la boca del estómago, ese lugar tan malo para ser golpeado, el lugar preciso que buscaba, tenia sangre en mi mano, no se cuanta no se si mía o suya, pero creo que lo había conseguido. Entonces lo sentí, mi cráneo fisurándose, dos dientes astillándose, el sabor metálico en la boca y el cuello sufriendo una compresión indescriptible, menos mal que estaba preparado, en mi médica opinión eso me había salvado la vida.

La sangre comenzó a brotar por encima de mi ojos, no demasiada pero si suficiente para molestar. Me mantuve en pié y grité, “Heridas peores he tenido, zorra, ven aquí, que te voy a arrancar la cara a mordiscos!” ,mientras escupía mis dientes rotos y un buen escupitajo de sangre y flemas.

“Esta es tu justicia zorra?”, dije mientras reía a carcajadas y me arrancaba la muela rota de un tirón, “Ven aquí, que ya te tengo!” , grité mientras cargaba tambaleante contra Berry con el puño listo para golpearla de forma repetida dispuesto a hacerla caer.
Berry
Berry
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) Empty Re: Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) {Jue 12 Oct 2023 - 19:54}

La mink no se esperaba aquel salto, más bien esperaba un intento de evadirla, el tejón parecía querer estar cerca de la muerte y recordó que uno de sus hakis había despertado de esa manera. Envolvió su cuerpo haciendo uso de su ala al ver la mano del contrario acercarse a su cuerpo y tras un brusco aleteo se mantuvo en el aire observando al tejón caer desde las alturas. Lentamente descendió guardando sus alas y llevando sus manos en los bolsillos del pantalón mientras reía ante las palabras del mink que parecía haber perdido no solo unos dientes si no un par de tornillos al buscar provocarle tras semejante golpe.

—¡Hey tejón fetichista! ¿Qué fue ese intento de tocarme las tetas desde abajo? No recordaba a civiles tan calientes y pervertidos incluso en zou. Ahora entiendo las intenciones de querer romper mis ropas. ¡Bwahahaha! Tú también tienes una fruta ¿No es verdad?—

Berry comenzó a reír en su creencia de que el tejón era un pervertido y más cuando le vio moverse tambaleante con sus garras golpeando al aire al parecer no le bastaba con un solo agarrón, además de pervertido era un goloso sin cuidado. Sin mucho esfuerzo la mink, evadió los golpes gracias a su haki de observación esos movimientos no le fueron un problema mayor, sumado al hecho de que la carga del tejón no era lo suficientemente peligrosa en un primer momento. La zorra sonrió tras un golpe evadido para volver a poner sus puños en guardia, comenzando a bloquear los golpes con sus brazos solo para comprobar si el tejón seguía en sus cabales. Tras notar una mejoría en su manera de golpear se lamió los labios tomando impulso para flexionar sus rodillas y realizar una voltereta hacia atrás tomando distancia, claro con un truco bastante elegante a su parecer pese a manchar sus garras con algo de lodo en el proceso, lo que le haría sacudirse como un cachorro tras el aterrizaje.

—Confiaré en que de verdad tuviste peores golpes, solo espero no matarte por accidente, por lo que si empiezas a ver cosas raras levanta tus garras y dejaré de golpearte.—

La mink guiñó su ojo antes de lanzar una barrida cual defensor de futbol, con clara intención de derribar a su compañero. Sin embargo, decidió comprobar si el tipo de fruta que su compañero ocultaba. La barrida llegaría a la primer pierna sin haki, en caso de seguir de largo, la pata de Berry se recubriría de haki de armadura antes de chocar contra el segundo tobillo del tejón junto con todo el peso de su cuerpo. Era evidente que Berry se la pasaba bien embarrando su ropa y entrenando de una manera algo bruta, otros oficiales de la marina dejarían todo en un aburrido y largo combate buscando cansar al más flojo. La zorra al contrario disfruraba del contacto directo, tras la barrida se deslizaría en cuatro patas para quedar a espaldas del tejón y cargando su garra con electro buscaría darle una palmada en el trasero.

—¡Esto es por querer tocarme sin permiso!—

Gritaría buscando que su cachetada al gluteo resonara con fuerzas en toda la isla.
Anagumitsu
Anagumitsu
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) Empty Re: Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) {Vie 13 Oct 2023 - 2:09}

La tensión en el aire era palpable, y la adrenalina fluía como un río furioso mientras Berry y yo nos enfrentábamos. Sus palabras hirientes y despectivas apenas me afectaron, pues sabía que debía mantener la calma si quería sobrevivir a este combate. Su agresión era despiadada, pero no permitiría que eso me afectara. "Tocarla sería un error", pensé para mí mismo mientras evitaba sus ataques rápidos y mortales. Berry era una combatiente habilidosa, pero también notaba que estaba herida de alguna manera. Cada vez que esquivaba sus golpes, buscaba una oportunidad para contraatacar, ansiando hacerla sangrar, pero no solo físicamente, sino emocionalmente.

Concentré mi energía en la técnica del haki. Mis sentidos se agudizaron, y pude anticipar los movimientos de Berry antes de que los realizara. Fue entonces cuando me di cuenta de que tenía una oportunidad. Debía golpear más fuerte, más rápido y más lejos de lo que había hecho hasta ahora. Pensé en el guante que había descrito la mink durante el entrenamiento, el dolor infligido y recibido. No era simplemente una cuestión de fuerza bruta; el haki requería una intención clara, una voluntad, comenzaba a entenderlo, a visualizarlo. Era hora de poner en práctica todo lo que había aprendido.

Nuestros golpes chocaban en una sinfonía de choques, ninguno de nosotros capaz de superar la velocidad del otro para asestar un golpe directo. La lucha era frenética, como dos depredadores acechándose mutuamente.

En un abrir y cerrar de ojos, Berry realizó un barrido al suelo que me sorprendió. Mi guardia bajó momentáneamente, y ella aprovechó para atravesar mi pierna izquierda. Sentí un crujido escalofriante mientras su ataque abría mi carne y fisuraba mi hueso en la pierna derecha. Pero antes de que pudiera completar sus intenciones al completo, mi instinto se activó y sin darme cuenta  floté en el aire para evitar caer al suelo. La herida en mi pierna sangraba levemente, pero era fácil sobreponerse al dolor.

Sin embargo, Berry no había terminado. Se movió detrás de mí, y sentí cómo comenzaba a cargar electricidad en sus garras. El peligro era inminente, y me di cuenta de que esta batalla podría escalar a niveles letales. ¿Electro y Haki? ¿Estaba dispuesta a usar todas sus armas en mí? Fue en ese momento, en medio de la incertidumbre y el peligro, que decidí detenerla por mis métodos. Adopté una posición extraña atravesando mi propio torso con mi brazo y agarrando la porra extensible que había tomado esa mañana, así de pronto en un movimiento impredecible, mi brazo salió de mi espalda para intentar partirle la cara a la zorra con la porra antes de que me apuñalase por la espalda.

El golpe fue repentino y traicionero. Mi esperanza era tomarla por sorpresa antes de que tuviera la oportunidad de apuñalarme con sus garras eléctricas era mi única opción.
Berry
Berry
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) Empty Re: Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) {Vie 13 Oct 2023 - 3:36}

Pese a Berry intentar contenerse cada vez que conectaba terminaba por propiciar un daño absurdamente grande al cuerpo del tejón. Si bien era cierto que no tenía problemas con hacerlo contra criminales y personas descarriadas, contra los civiles solía tener un lado más blando. Observó preocupada el estado de la pata del tejón y como este solo se mantenía lejos del suelo gracias a su fruta.

Estaba por hablar pero una imágen cruzó por su mente, medio segundo bastó para que la zorra cambiase de dirección, utilizando de nuevo el lodo para deslizarse hacia la derecha. Había previsto aquel golpe gracias a su haki de observación, un ataque a traición y con un elemento que bien hubiera podido ser un cuchillo. La mink estiró su cuerpo observando al tejón.

—Recuerda que es muy complicado tomar desprevenido a un usuario del haki y más si es una loca que vive luchando con criminales como yo. Aunque intuyo que lo estabas comprendiendo antes de desesperarte y creer que realmente iba a matarte. El miedo no es malo pero debes controlarlo o solo reaccionaras por puro instinto en lugar de despejar la mente. El haki de observación es un poco más complicado, el de armadura en cambio basta con concentrar la voluntad.—

La mink salió de la arena lodosa e hizo una señal al tejón para que le siguiera. Dando por finalizada la etapa del combate para no terminar quebrando o destrozando al civil hasta que solo fuese polvo. Prosiguieron hasta un lugar más boscoso, donde Berry había preparado la siguiente fase del entrenamiento, esta vez basado en lo que había pasado en la isla del karate.

—Bien, primero te vas a vendar los ojos. Quiero que lo hagas porque pondré frente a ti tres objetos, así como el haki de armadura consta de concentrarte y sentir esa voluntad rodeando tu cuerpo, el de observación consta de sentir en la inmensa oscuridad. Sentir las voces de las cosas por loco que pueda sonar, ademas de las presencias de los demás. Pff, sí que sueno aburrida cuando debo explicar cosas tan raras. ¡Como sea! Te vendas los ojos y yo mezclo los objetos, y debes adivinar cual mantengo en mi mano ¡Pero nada de intuir o azar! Trata de sentir el aire, el viento, las hojas... debes ser uno con el mundo y conocer su voluntad. ¡Así cuando alguien tenga la voluntad de herirte lo podrás ver venir!—

Berry mostró una espada, un cuchillo y un martillo al mink. Pero había una trampa, tras este vendar sus ojos Berry emuló estar tomando un objeto de los mostrados para simplemente sacar una roca de aspecto gelatinoso de su bolsillo.

—Recuerda, puedes sentarte, meditar, o simplemente estar ahí parado. No trates de forzarlo, juro que la sensación al principio parece un fallo de la mente o un dejá vú molesto. ¡Pero cuando finalmente lo dominas es muy divertido!—

La zorra mordisqueó su garra y se sentó en una de las rocas observando, tratando de hacer su deber como mentora, el haki de observación requería de esfuerzo mental y limitar la dependencia sensorial para ser correctamente desarrollado. Si solo seguían combatiendo, era más probable matarlo en lugar de despertar ese poder que tanto anhelaba. Además Anagumitsu había progresado bastante bien en solo una mañana como para dejarlo lisiado.
Anagumitsu
Anagumitsu
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) Empty Re: Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) {Vie 13 Oct 2023 - 21:54}

Me encontraba en medio de un claro en el bosque, los ojos vendados, con una mezcla de emoción y ansiedad. La voz de Berry sonaba serena mientras me explicaba el siguiente paso de mi entrenamiento, y sentía que estaba en buenas manos, bueno las de una marine, pero al menos no me había rematado. "¿Vendarme los ojos?", pregunté en voz alta, un tanto sorprendido por la solicitud. Pero, por supuesto, no tenía más opción que hacerlo si quería progresar. Mis manos temblaban de ansiedad mientras aseguraba la venda sobre mis ojos. Estar privado de la vista me dejó una sensación de vulnerabilidad que no había experimentado en el combate anterior.

Cuando Berry presentó tres objetos frente a mí, la emoción y la anticipación se mezclaron. Sabía que esta prueba sería un desafío, pero estaba decidido a despertar el haki de observación. Las palabras de Berry resonaron en mi mente: "Debes sentir el mundo que te rodea, las voces de las cosas, incluso las presencias de los demás". Respiré profundamente, tratando de encontrar un estado de calma y concentración. El bosque parecía cobra vida a mi alrededor. Escuché el susurro del viento en las hojas, el crujido de las ramas bajo los pies de algún pequeño animal y los lejanos cantos de las aves. Sabía que debía ir más allá de estos sonidos y aprender a percibir algo más sutil, algo que trascendiera los sentidos físicos, no era fácil para un Mink con los sentidos agudizados pero era necesario.

Berry mezcló los objetos frente a mí y me dijo que había tomado uno. La voz de la mink resonó en mi mente, recordándome que debía conectarme con el mundo, sentir su voluntad. La venda me aislaba del mundo exterior, y todo lo que tenía era mi concentración y determinación. Estiré mi conciencia y reforcé mi voluntad, tratando de extenderla más allá de mis limitaciones físicas. Sentí un hormigueo en mi mente, como si estuviera rozando la superficie de algo mucho más profundo. Mi mente buscaba algo más allá de la venda, algo que trascendiera el mero sentido de la vista.

Los objetos frente a mí parecían difuminarse, como si se mezclaran en un solo ser. La mink había advertido que la sensación podría parecer un error o un déjà vu. Por un momento, me sentí abrumado, como si estuviera perdiendo el control. Pero, con fuerza de voluntad, me acordé que debía concentrarme en lo que realmente importaba.

Respiré profundamente, enfocándome en los objetos y buscando algo diferente. Entonces, algo cambió. Pude sentir una ligera diferencia en el aura de los objetos como si cada uno resonase diferente, no me decían nada pero claramente había tres . Era como si tuvieran una presencia más definida, como si resonaran de una manera única. "Hay algo raro Berry, siento tres vibraciones diferentes ante mi, no has cogido ninguno verdad?", pregunté sintiéndome muy orgulloso de mis deducciones.

Estaba listo para enfrentar el desafío de desarrollar mi haki de observación y continuar mi entrenamiento con Berry, quien me estaba guiando hacia el camino de convertirme en un guerrero más fuerte, capaz y consciente.
Berry
Berry
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) Empty Re: Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) {Vie 13 Oct 2023 - 23:00}

Berry contempló al mink primero temeroso pero poco a pico siguiendo cada paso al pie de la letra. Aunque la espera fue algo larga, finalmente el tejón respondió la duda, haciendo que Berry dejase de rascarse el cuello con el pie para aclarar su garganta retomando su papel de profesora. Le había sorprendido lo bien que estaba progresando y Anagumitsu no hizo ni el intento de hacer trampa o adivinar en base a los sentidos.

—¡Cooorrectoooo! Eso quiere decir que no has dependido de tus sentidos para responder y realmente empiezas a sentir las cosas. Suele ser complicado, a mí todavía me cuesta no tratar de guiarme con mi olfato cuando simplemente podría detectar auras a mi alrededor. Ahora debes volver al campamento y tratar esas heridas, tienes instrumentos para ello, por mi parte debo continuar mi rutina debo fortalecer mi abdomen y seguir con mi segunda ronda en el golpeo de proas. ¡Mañana repetiremos y así hasta que te vea listo para afrontar mayores retos!—

Berry se dedicó a entrenar por su cuenta con una rutina de abdominales, pesas y golpes a muñecos de entrenamientos dispuestos por el bosque. Dejando al tejón por su lado durante gran parte del día, pese a comer juntos, la zorra solo se mantenía en el campamento una vez terminado su extenuante entrenamiento por las noches donde compartía algunas charlas a la luz de la hoguera y se adentraba en la tienda para dormir.

Los días posteriores ambos minks se apegaron a la rutina ahora llamada "método Berry" el cual iniciaba golpeando proas de barco al amanecer, incluyendo un breve descanso hasta pasar a una intensa lucha en el fango y finalizaba con los momentos de meditación donde forzaba al tejón a sentir diferentes objetos cada día y luego los iba mezclando para que este tratase de identificar sus diferentes auras o voces.

Tras repetir la rutina por varios días, la zorra guió al mink hasta un sector del bosque donde ella había estado trabajando mientras entrenaba. La ingeniosa mink había improvisado una carrera de obstáculos que pese a parecer simples y más para una fruta logia ocultaban una dificultad. Todos tenían trampas que se activarían en caso de dejar de sentir peso sobre estas las cuales harían que un balde de agua helada de mar cayese sobre su cabeza. Si el tejón trataba de hacer trampa terminaría empapado.

—Con los ojos vendados deberás pasar este camino, empezarás con los troncos colgantes. Como ves son troncos puestos enfrentados donde deberás usar tus piernas para impulsarte de uno en uno hasta la plataforma. Luego deberás sujetarte del tronco rodante abrazandolo mientras gira hasta la plataforma
a toda velocidad donde tal vez te viene bien un poco de armadura para no caer de una sacudida. Seguimos con el salto de lianas, donde deberás pasar de liana en liana si no quieres caerte. Finalmente el muro curvado, donde deberás no solo ubicar la pendiente con tu haki de observación si no utilizar tu haki de armadura para no resbalarte. ¡Si intentas saltearte obstaculos te llevarás un baldaso de agua helada!—

Los obstaculos a la vista se veían horribles y rudimentarios, ni siquiera estaban cortados con un tratamiento especial o se distinguían mucho de otras cosas de la zona. En cuanto al muro curvado se notaba que era una proa de barco hundida a golpes y colocada ahí en medio porque a Berry le parecía guay. La mink sin embargo realizó una demostración de que cada etapa era segura antes de poner todo en posición nuevamente y trepar por segunda vez a la cima del muro curvado. Esperando pacientemente en cuatro patas a su colega tejón.
Anagumitsu
Anagumitsu
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) Empty Re: Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) {Sáb 14 Oct 2023 - 0:03}

Me encontraba en el punto de partida de un desafío, con los ojos vendados, preparándome para enfrentar una carrera de obstáculos a ciegas. La voz de Berry resonaba en mi mente mientras me explicaba la complejidad de este nuevo desafío, y no podía evitar sentir una mezcla de emoción y ansiedad. Había avanzado mucho en mi largo entrenamiento con la Mink las ultimas semanas, y sabía que esta etapa sería un desafío aun mayor, pero estaba decidido a superarlo. Berry me señaló los troncos colgantes al principio del recorrido. Tenía que avanzar de uno en uno, usando solo mis piernas para impulsarme de un tronco a otro hasta llegar a la plataforma al final. La idea de saltar a ciegas sobre troncos colgantes me inquietaba, pero sabía que era parte del desafío. Tenía que confiar en mi habilidad para sentir y anticipar los obstáculos.

Mis pasos eran cautelosos al principio, pero pronto empecé a ganar confianza. Me concentré en la vibración, en la "voz" y el aura de los objetos para sentir la ubicación de los troncos y anticipar sus movimientos, no siempre funcionaba, mas de una vez me golpearon o caí esquivando algo que luego resultó ser un insecto en mi oreja. Cada vez que me acercaba a un nuevo tronco, trataba de calibrar la distancia y el momento de mi salto. Podía sentir la energía a mi alrededor, las vibraciones sutiles que los objetos emitían. Esa sensación se volvió mi guía a medida que avanzaba con determinación y con mas o menos éxito, pero si muchas complicaciones, dolor y golpes.

Luego, llegué al tronco rodante, que giraba a gran velocidad. Debía sujetarlo con todas mis fuerzas y utilizar mi haki de armadura para mantenerme firme y aferrado, se me partió alguna garra y caí mas veces de las que puedo recordar. Cada vez que el tronco giraba, sentía cómo mi cuerpo era sometido a fuerzas opuestas, incluso en mas de una ocasión active mis poderes por reflejo y terminé empapado. Pero con concentración, resiliencia y resistencia, conseguí avanzar hasta la plataforma al final. El siguiente obstáculo era el salto de lianas. Las lianas colgaban en el aire, y debía saltar de una a otra sin caer al vacío. Nuevamente, dependía de mi haki de observación para sentir la ubicación de las lianas y mi haki de armadura para mantenerme en equilibrio. El salto de una liana a otra requería una sincronización precisa y una total confianza en mis habilidades, ni que decir cabe que lo conseguí, tras varias horas, vomitar y quedarme sin aliento en numerosas ocasiones. El sol se ponía cuando por fin llegué.

Finalmente, me encontré frente al muro curvado, un desafío que requería tanto mi haki de observación como mi haki de armadura. Debía utilizar mi haki de observación para percibir la pendiente del muro, mientras que el haki de armadura me protegería de resbalar y caer. Mis manos se deslizaron sobre la superficie del muro mientras avanzaba con precaución, cada vez más consciente de la importancia de la concentración y la determinación. A medida que avanzaba por el último tramo, sentí una fuerte presión en mi mente, una sensación que se volvía más intensa a medida que me acercaba a la cima del muro. Era como si el mundo a mi alrededor cobrara vida de una manera única. Mi haki de observación estaba funcionando a pleno rendimiento, permitiéndome sentir la presencia de los objetos, no solo como zumbidos, si no su voluntad su tibia aura, veía a berry esperando y las trampas a mi alrededor, mis pies traccionaron como nunca antes, sentí mis garras firmes y sólidas y una fuerza extraña y renovada en mis dedos cansados y castigados por semanas de entrenamiento y esta prueba infernal.

Cuando finalmente alcancé la cima del muro curvado, una oleada de satisfacción y triunfo me invadió. Miré hacia abajo, consciente de que había superado el desafío sin cometer trampas. La venda en mis ojos ya no era un impedimento; más bien, se había convertido en una herramienta para afinar mis habilidades. Berry que esperaba pacientemente desde hacia horas en la cima del muro curvado lo vio en linea de meta. Agradecido por su guía y enseñanzas, me preparé para enfrentar el próximo desafío en mi entrenamiento y seguir fortaleciendo mis habilidades, entonces en medio de la celebración las luces se apagaron, sentí desvanecerse el haki de observación y perdí la consciencia, supongo que nunca he sabido valorar muy bien hasta donde puede llegar mi cuerpo. Con el tiempo, llegaría a dominar mi haki de observación y de armadura, con el tiempo supongo que tendría que darle las gracias a Berry, pero gracias a mi inconsciencia hoy no sería ese día.
Berry
Berry
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) Empty Re: Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) {Sáb 14 Oct 2023 - 0:37}

La zorra movió su cola de lado a lado observando al tejón intentar superar las etapas, lo que ella creyó que duraría minutos acabó durando horas y horas. En las cuales la mink alternó entre ejercitar en la cima del muro a base de repeticiones e incluso comer bolas de arroz mientras contemplaba al tejón caerse una y otra vez del tronco rodante. La mink prosiguió lamiendo su pelaje e incluso ejercitando sus piernas pedaleando en el aire mientras se sujetaba de la punta del muro.

Finalmente tras horas de ensayo y error ambos minks pudieron reencontrarse en la cima del muro, la zorra quiso chocar los cinco con el tejón pero este antes de poder decir o escuchar algo se desplomó visiblemente agotado. Berry se rascó la cabeza, mientras contemplaba el atardecer, al parecer el tramo era más extenuante de lo pensado.

—Hmmm, me olvidé de decir que te tomaras tu tiempo... creo que te llevaré a la tienda y veré que hacer con esas garras.—

La mink voló tejón en mano hasta el campamento y tomando un botiquin comenzó a tratar las garras del tejón siguiendo las instruccciones del mismo. No era lo mejor del mundo pero aguantaría hasta que este despertase y pudiese tratarlas a su gusto. Dejó al mink sobre el lugar donde dormía y le cubrió con su capa a modo de manta para que no tomase frío, no podía evitar ser buena gente con los civiles.

Durmió plácidamente hasta despertar en la mañana y colocar una hamaca entre dos árboles, tomando una pelota de goma y comenzando a jugar con esta entre sus manos como un perro. Ronrroneando y emitiendo sonidos relajados, llevaba ropas informales tales como una camisa hawaiana completamente abierta, unos shorts desgastados y unas gafas de sol. Incluso había llevado unos cocos y los apiló para tenerlos a mano.

—Hoy es día de descanso, el haki agota mental y físicamente, mi método es también una tarea colosal para todo el cuerpo por lo que tendremos un día de descanso cada cierto tiempo donde puedes hacer lo que gustes mientras te mantenga relajado. ¡Y en lo que a mí respecta voy a disfrutar de la arena, la playa, los cócteles y mi pelotita todo el día! Pero si me necesitas para algo me avisas, o si quieres venir a construir un castillo... ¡Pero como digo has lo que quieras mientras no involucre maltratar tu cuerpo!—

Berry declararía esto ante el tejón mientras vaciaba el contenido de un coco en su boca y proseguía con su juego animalesco con aquella pelota de goma. No tardaría mucho tiempo en irse a corretear las olas como todo un cachorrito huyendo del agua cuando amenazaba con atraparla y luego ponerse a construir castillos de arena como toda una niña. Berry se relajaba actuando libremente, dejando en plena libertad al tejón, se notaba que no era para nada alguien autoritaria. Al contrario que otros marines, para la mink los ciudadanos debían ser libres y su deber era protegerles de la gente que quisiera dañarlos, si podía ayudar para cuando ella no estuviese cerca mucho mejor. Después de todo, ella había vivido segura en Zou y deseaba transmitir esa seguridad a cada individuo.
Anagumitsu
Anagumitsu
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) Empty Re: Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) {Sáb 14 Oct 2023 - 1:35}

Dormí profundamente aquella noche, protegido por la capa de Berry, y desperté con el sol acariciando mi rostro, no pude evitar usar la sangre que aun tenia en mis manos para escribir con ella en la capa de la mink cambiando su significado a injusticia. Era consciente de que la zorra no era como los demás, pero, "¿Cuándo volvería a tener la oportunidad de profanar una capa de oficial de la marina?" ,pensó mientras sonreía. La mink había colocado una hamaca entre dos árboles y se dedicaba a jugar con una pelota de goma como si fuera un niño. Ronroneaba y emitía sonidos relajados mientras disfrutaba del descanso en la playa.

Vestida con ropa casual, como una camisa hawaiana y shorts desgastados, Berry me explicó que este día sería un merecido descanso. Mi entrenamiento había sido agotador tanto física como mentalmente, y la mink entendía la importancia de relajarse y reponer energías. Había traído cocos y los apiló a su lado, preparados para disfrutar del día. Sus palabras me dejaron claro que podía hacer lo que quisiera durante mi día de descanso, siempre que no involucrara un maltrato a mi cuerpo. Esta actitud de libertad y comprensión era un contraste refrescante con la imagen típica de un marine autoritario, casi lamente la pintada en su capa, casi... Sabía que ella quería proteger a los ciudadanos y brindarles seguridad, y su enfoque era permitirles vivir en paz y felicidad.

Me recosté en el suelo mientras revisaba mis vendajes, los limpiaba y cosía las nuevas heridas, disfrutando de la brisa marina me metí en el mar para lavarme el pelaje de toda la sangre y mugre seca, escocía cada cm de mi piel llena de magulladuras y cortes, pero ante la falta de una solución mejor esto ayudaría con su recuperación. Cerré los ojos por un momento, reflexionando sobre todo lo que había aprendido en mi entrenamiento. El haki de observación y el haki de armadura se habían convertido en herramientas fundamentales en mi camino para convertirme en alguien más fuerte, pero no debía olvidar mis estudios. Luego, me uní a Berry en la playa, donde ella corría juguetonamente por la orilla, evitando las olas que amenazaban con atraparla. Me senté en la arena y observé mientras construía castillos de arena con la misma alegría de un niño. Era un recordatorio de que, incluso en medio del entrenamiento más intenso, la diversión y el descanso eran esenciales. Tomé un pote de café, mi estuche con tabaco y mi pipa de maíz y comencé a fumar y beber mientras repasaba un tratado médico. Tras varias horas de repaso, comencé a registrar los últimos datos que había encontrado en la jungla antes de la aparición de la zorra y cuando acabé decidí aprovechar la oportunidad para descansar, dejar a mi cuerpo curarse y recargar energía tomando un coco y sintiendo el calor del sol en mi piel. Mientras jugaba con la pelota de goma, me di cuenta de que mi tiempo con Berry estaba moldeando no solo mis habilidades sino también mi perspectiva. Había encontrado en ella a alguien que no solo me enseñaba a ser una mejor versión de mi mismo, sino que también valoraba la libertad y la protección de los inocentes, joder cada día se me hacía mas difícil odiarla, si tan solo no fuera una puta oficial de la marina...

El día transcurrió con tranquilidad, y conforme la tarde se tornaba en noche compartimos historias y experiencias junto a la hoguera mientras cocinaba unos trozos de carne al fuego. Había algo reconfortante en la simplicidad de esos momentos. Al final del día, me retiré a mi tienda agradecido por el día de descanso. Sabía que mi entrenamiento aún tenía un largo camino por recorrer, pero con cada desafío me acercaba más a convertirme en el mink que deseaba ser. Con esos pensamientos en mente, me sumí en un sueño tranquilo, listo para enfrentar lo que se me pusiera por delante.
Berry
Berry
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) Empty Re: Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) {Sáb 14 Oct 2023 - 3:01}

El día de descanso resultó un momento agradable, la zorra aprovechó para lavar su ropa en el mar y colgarla a secar entre los árboles riendo al notar la travesura del tejón y casi sin importarle que su ropa interior quedase expuesta con las demás prendas aunque le vigilaba al seguir en su terquedad de que el civil era alguien con una vena pervertida. Tras jugar y charlar la mink dejó en claro que volverían a entrenar al otro día y así fue, mientras amanecía la mink se vistió nuevamente con su uniforme listo para iniciar la semana.

—Hoy vamos a avanzar en el haki de armadura, creo que lo dominas bien al concentrarlo en tu cuerpo pero ahora es momento de probarlo en armas. Te he visto usar una porra en estas semanas de entrenamiento por lo que esto te resultará de mucha utilidad. Lamentablemente soy un desastre usando armas pero puedo enseñarte lo básico...—

La mink colocó dos largos, gruesos y grandes... huesos de vaca sobre una improvisada plataforma de madera. Mientras desparramaba unas ramas gruesas pero finas a comparación de los huesos. La zorra tomaría una de estas ramas y comenzaría a explicar el concepto.

—Si bien cuando recubres tu cuerpo puedes sentirlo, puede ser complicado hacerlo en un objeto que no es parte de ti. Es similar a ponerle una funda o rodearle con ese calor peculiar, aunque para nosotros los minks tenemos la experiencia del electro. Eso lo hace más sencillo, piensa en el haki como el electro e intenta envolver el arma. ¡Si lo haces el palo no se romperá pese a ser delgado! El objetivo no es romper el hueso si no que logres dar seis golpes consecutivos a cada uno con el mismo palo. Probaremos la fuerza y sobretodo la constancia del haki...—

Berry realizó una demostración golpeando los huesos con la misma rama un total de seis veces alternando entre hueso y hueso. La rama resistió sin mellas el maltrato, para luego Berry romperla de un mordisco mostrando que era tan frágil como parecía. Mientras Berry jugaba con el palillo lanzandolo lejos y corriendo a la par que calentaba sus extremidades. Observó al tejón, por si necesitaba guiarle de alguna manera.
Anagumitsu
Anagumitsu
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) Empty Re: Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) {Dom 15 Oct 2023 - 22:12}

El día de descanso había sido un soplo de aire fresco, un descanso bienvenido después de días de intenso entrenamiento. Observé a Berry disfrutar de las sencillas alegrías de la vida, como lavar su ropa en el mar y reírse de mis travesuras. Su naturaleza despreocupada y su manera de ver la vida me recordaban que, incluso en medio del entrenamiento más duro, aún debíamos encontrar tiempo para disfrutar y relajarnos. Sin embargo, también noté que seguía en guardia, convencida de que yo era alguien con una vena pervertida. Aunque intentaba aclarar que no era así, la zorra no parecía dispuesta a ceder en su convicción. Era un detalle cómico en medio de nuestra incipiente relación de entrenamiento y aun no tengo muy claro de que...

Al siguiente día, cuando el sol comenzaba a romper por el horizonte, Berry ya estaba vestida con su uniforme, lista para continuar con nuestro entrenamiento. Me encendí la pipa, me bebí el café mientras me arreglaba las zarpas y me uní a ella, consciente de que cada día nos acercaba un poco más a convertirme en un alguien mas fuerte y capaz. La mink explicó que ese día avanzaríamos con el haki de armadura, una habilidad que ya había estado practicando al concentrarlo en mi cuerpo. Ahora, debía aprender a aplicarlo en armas, convertirlo en haki de armamento según mis conocimientos previos. Berry había preparado dos huesos de vaca y ramas finas, listos para comenzar nuestra lección.

Ella tomó una de las ramas y comenzó a explicar el concepto. Comparó el uso del haki en armas con envolverlas en una funda, similar a la técnica del electro que los minks podían usar. Me animó a pensar en el haki como el electro y tratar de envolver el arma con él. El objetivo no era romper los huesos, sino dar seis golpes consecutivos a cada uno con la misma rama, demostrando la fuerza y estabilidad de haki.

Berry realizó una demostración golpeando los huesos con la rama seis veces, alternando entre los dos. La rama resistió el castigo sin ningún daño aparente. Luego rompió la rama de un mordisco, recordándome lo frágiles que eran sin el haki. Observé sus movimientos atentamente, asimilando la lección. No podía evitar sentir un deseo ardiente de dominar esta habilidad. Tomé una rama y, con concentración, intenté envolverla. Era un proceso lento y desafiante, ya que no estaba acostumbrado a aplicar el haki de esa manera. Tardé horas hasta conseguir dejar de cubrir las varas en electro, pero entonces comencé a conseguirlo brevemente, apenas unos segundos.

Mi primera serie de golpes no fue muy impresionante. Rompí la rama antes de poder dar siquiera tres golpes a un hueso. Respiré hondo y recordé las palabras de Berry. Debía encontrar ese equilibrio entre la concentración y la fuerza, "Joder con la paciencia, yo solo quiero arrancar la femoral sin problemas a quien me ataque", pensé. Con mas voluntad y disciplina que paciencia, volví a intentarlo.

A medida que repetía los movimientos, sentía cómo el cosquilleo era mas habitual, al menos en mi cuerpo. Poco a poco conseguí que se extendiera lentamente por la rama hasta lograr mantenerlo unos 20 segundos. La sensación era diferente de cuando lo aplicaba en mi propio cuerpo, pero estaba empezando a comprender la idea de envolver el objeto con mi voluntad. Mi determinación creció con cada golpe, y logré darle cuatro impactos al primer hueso antes de que la rama se rompiera. Continué practicando, alternando entre los dos huesos y perfeccionando mi técnica. Poco a poco, día tras día de rutina repetida, una y otra vez tratando de no volverme loco y atacar a los huesos con electro.

Tras casi un mes del puto palito lo logré, di los seis golpes consecutivos a cada uno, sin que la rama se rompiera. Era un logro modesto y mas en tanto tiempo, pero me llenó de satisfacción.

Finalmente, cuando completé el ejercicio, miré a Berry con una sonrisa de orgullo. Sabía que aún tenía mucho por aprender y mejorar, pero ese pequeño avance me recordó que cada paso, por pequeño que fuera, me acercaba a mi mejor versión. A pesar de ser una marine, Berry había demostrado ser una mentora única, dispuesta a combinar el entrenamiento riguroso con momentos de diversión y relajación. La tarde continuó con más ejercicios y prácticas, y pronto el sol comenzó a ponerse.

Nos retiramos al campamento, donde ya como cada noche compartimos una cena simple y charlamos sobre nuestras experiencias. Era otro día mas que habíamos pasado entrenando cada cm de nosotros mismos, repasé mi diario, limpie mis utensilios, cure las heridas derivadas del entrenamiento y por fin me pude quitar los vendajes que aun conservaba del primer combate con Berry, parecía que mis huesos por fin estaban perfectamente soldados.
Contenido patrocinado
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) Empty Re: Encuentros a la luz de la hoguera (Presente privado) (Anagumitsu/Berry) {}

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.