El skin, las tablillas y el diseño del foro pertenecen exclusivamente al staff del mismo, fue creado por Brianna Byrne y agradecemos a Yuu por su ayuda a la hora de editar algunas de las imágenes como son la portada, avatares de nuevos usuarios y la imagen de las estadísticas para integrarlas en el foro. Dichas imágenes no nos pertenecen, por lo que damos sus créditos a sus respectivos creadores, Sakimichan, Wlop y algunos otros cuyos nombres no conocemos.

Rogamos encarecidamente que no copien nuestro contenido, es más divertido cuando cada uno crea lo que quiere con sus propios medios.
CRÉDITOS
Tan flipao que pelea el covid a puñetazos
Salvador de yayos, siempre tan importante para nosotros, siempre tan dispuesto para ellos
El pobre lo intentó, pero no le dejaron, aún era pronto para él
GRACIAS POR TODO
Últimos temas
ULTIMOS TEMAS
¿Sabías que?
NUESTRO STAFF
Mr. Nat - Admin
Lysbeth - Admin
Therax - Admin
Brianna - Mod
Lance - Mod
Deathstroke - Mod
Arthur - Mod
William - Mod
Kusanagi - Mod
SI NECESITAS AYUDA, CONTACTANOS
AWARDS

[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por StaffOPD el Miér 24 Jun 2020 - 23:39

Contratante:Merluza Johnson

Descripción: Han matado a Pérez Troita, y seguimos sin saber quién es el traidor. Sin embargo, tenemos algunas pistas. El traidor es un gyojin tiburón, pero la mayoría de gyojins son de alguna raza de tiburón. Además le encantan las almendras, y hemos visto alguna que otra pintada de “Praise Augustus” en medio de los cuarteles, así que no es muy discreto.

Objetivos: Captura al traidor.

Objetivos secundarios: Traerlo con vida para juzgarlo por el asesinato de Pérez Troita.

Premios: Un puesto de mando en la Rebelión Gyojin

Premios por objetivos secundarios: Conocimiento único, un machete de calidad épica.
StaffOPD
Mensajes :
1826

Fecha de inscripción :
23/03/2014

Ver perfil de usuario http://staffopd42@gmail.com

Webmaster
StaffOPD

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por AEG93 el Dom 28 Jun 2020 - 13:09

La noticia había sentado como un verdadero jarro de agua fría entre los defensores de la rebelión. Pese a que inicialmente habían logrado evitar que se corriera voz de forma generalizada apenas un par de días después del suceso se había extendido como la pólvora, minando la moral de los fieles a la rebelión. Pérez Troita, el líder de la organización y quien la había creado desde cero, había sido asesinado mientras dormía. Alguien había conseguido colarse en sus aposentos y rajarle la garganta sin que nadie le viera, logrando evitar a todos los guardias. Solo podía haberlo hecho alguien con acceso a zonas restringidas, lo que significaba que seguían teniendo algún topo. Y no uno cualquiera, sino alguien que ocupaba un puesto de cierta importancia en la rebelión.

Ryuu ardía de ira. Las sucias tácticas de la reina y sus hombres eran realmente despreciables, algo que un samurái jamás haría. No tenían honor alguno, y con sus acciones traían una enorme vergüenza sobre sí mismos, los nombres de sus familias y todos sus aliados. Cualquiera que colaborase con alguien que usaba estrategias tan rastreras no merecía ser llamado hombre.

Cuando llegó al Cuartel General Merluza Johnson ya estaba allí esperándole. Había sido uno de los hombres de mayor confianza de Troita y quien, desde su desgraciada muerte, había asumido el liderazgo. Era un tipo experimentado, fuerte e inteligente y, en opinión del semigyojin, el lógico sucesor del fallecido pez globo.

- Esperemos a que llegue Luka y demos comienzo a la reunión en cuanto estemos los tres. Tengo que confiaros una tarea que solo os puedo encargar a vosotros dos.

El samurái asintió con decisión. Teniendo en cuenta la situación era probable que quisiera mandarles a investigar la muerte de Pérez Troita y desenmascarar al topo, cosa que el joven se moría de ganas de hacer. No podían seguir tolerando a infiltrados entre sus filas, y menos aún en posiciones desde las que pudieran hacer tanto daño.
AEG93
Mensajes :
1014

Fecha de inscripción :
26/07/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm94/150[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (94/150)
Experiencia:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm120965/1000000[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (120965/1000000)
Berries: 314.500.000
Ver perfil de usuario

Shichibukai
AEG93

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Luka Rooney el Lun 29 Jun 2020 - 10:22

El gyojin estaba sumamente triste y preocupado por el futuro. Habían asesinado al líder de la rebelión; Pérez Troita, y lo habían hecho en unas condiciones que hacían indicar, con casi total seguridad, que se trataba de un infiltrado. Un maldito infiltrado.

Le habían rajado la garganta mientras dormía, y lo hicieron ante un gran despliegue de seguridad, por lo que la única opción que el pirata sopesaba, era que uno de los miembros de seguridad fuera quien hubiera asesinado al líder. Pero las desgracias nunca llegan solas, y en aquella ocasión Merluza Johnson había tomado el relevo del fallecido gyojin pez globo. A Luka no le caía nada bien, aunque aquella guerra no se iba a dejar de librar por ello.

En un principio la rebelión decidió no contar la fatídica noticia hasta tenerlo todo planeado, sin embargo, en un par de días ya era totalmente público. El tiburón recibió una llamada del propio Johnson, que por lo visto tenía algo de vital importancia que contarle. Sin apenas reparar en qué podía ser, salió de su casa y caminó hasta el cuartel general, donde allí esperaba el propio Merluza y Ryuu, que parecía haber sido avisado al igual que él. Con una ligera mueca les saludó y se sentó en la silla más cercana, moviendo ligeramente los brazos en una mueca que denotaba cierta incomodidad, pero que venía a pedir que comenzaran a hablar.

- Ya estamos todos -dijo a la par que se levantaba con ciertas dificultades-. No ahondaré mucho en el tema, ya sabéis qué ha pasado y cómo ha pasado. Sólo nos falta averiguar quién lo ha hecho, y qué mejor que vosotros, ¿no? Traed a quien haya traicionado a la rebelión, y lo juzgaremos como merece. Será una victoria no solo militar, sino también moral. Aunque claro, antes de que escape, matadle. No lo dudéis.

- Creo que no nos has reunido solo para eso, ¿no? -escupió el tiburón, con cierta desgana- Digo yo que tendremos alguna pista, un hilo del que tirar. Algo.

- Efectivamente, señor Luka el impaciente. Un equipo científico examinó la sala donde Troita fue asesinado, y de momento hay algo de lo que tenemos constancia. Sabemos que es un gyojin tiburón, aunque casi la mitad de los integrantes del cuerpo de seguridad lo son. En la escena del crimen había restos de almendras, y sabemos que Pérez las repudiaba. Y, a raíz del incidente, están apareciendo bastantes pintadas de “Praise Augustus” en el cuartel general, que aunque no tengamos certeza de que ambas pistas tienen relación, parece que es así. Con todo esto, os dejo vía libre para que traigáis al culpable. Os puedo dejar a un par de novatos también, si así lo deseáis.

- Está bien -comentó tras un amplio suspiro el pirata, mientras se levantaba de la silla también con cierta dificultad. Daba la sensación de que nadie nunca había limpiado esas sillas. El pantalón del habitante del mar se había pegado como un chicle a la tela de la silla, dificultando visiblemente su ascenso-. De los novatos ya hablaremos, de momento nos vamos Ryuu y yo, se me ha ocurrido algo.

Cuando ambos salieron, Luka señaló hacia el frente, dirección que tomaron y, cuando se distanciaron lo suficiente, el tiburón abrió la boca para contar todo lo que pensaba.

- Me cae fatal -dijo, casi susurrando-. Pero es nuestro jefe, supongo. A ver, tenemos tres pistas. Yo conozco a los tenderos de las tiendas de frutos secos. Voy a preguntar por el cuartel si sabemos si son afines a la reina o no. Y si no lo son… Les pediré una lista de la gente que haya comprado almendras, la llevaré al cuartel y que crucen datos con la gente de seguridad, que descarten a los que no sean gyojins de alguna raza de tiburón, y tendremos una pista, supongo. La otra pista… Las pintadas siempre han acabado en el cuartel, ¿no? Habrá que montar vigilancia. Tú decides, dejamos esto a dos novatos y te vienes conmigo, o montas tú la guardia.
Luka Rooney
Mensajes :
651

Fecha de inscripción :
23/06/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm119/150[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (119/150)
Experiencia:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm348012/1000000[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (348012/1000000)
Berries: 39.500.000
Ver perfil de usuario

Terror de los siete mares
Luka Rooney

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por AEG93 el Mar 30 Jun 2020 - 23:15

Merluza Johnson les contó cuando estuvieron los tres allí reunidos que tenían tres pistas. Ninguna de ellas por sí sola era especialmente útil, pero cabía la posibilidad de que juntando las tres e investigando acabasen llegando a una conclusión acertada. El asesino era un gyojin tiburón, aunque por pura estadística era lo más probable dado que era la raza más frecuente. Habían encontrado almendras en la escena del crimen pese a que Troita las odiaba, lo que indicaba que probablemente aquello fuese cosa del asesino. Y por último desde el crimen habían comenzado a aparecer en las paredes exteriores del Cuartel General pintadas en las que podía leerse la frase "Praise Augustus". O bien quien las estuviera haciendo era un acérrimo seguidor del futuro consorte de la reina usurpadora o bien alguien estaba intentando implicarle en el asesinato. Fuese cual fuese de las dos opciones, ambas podían resultar interesantes.

Una vez fuera Luka, tras dejar claro que el nuevo líder de la rebelión no era precisamente de su agrado, propuso un plan. Por un lado se propuso averiguar si los vendedores de frutos secos eran o no fieles a la reina y, en caso contrario, preguntarles por compradores habituales de almendras. La otra mitad consistía en vigilar las inmediaciones del cartel durante la noche para tratar de identificar al "artista". Cuando le dio a elegir el semigyojin consideró que, dado que no podían fiarse de nadie más, sería mejor dividirse las tareas. Por lo tanto contestó a su amigo:

- Yo me ocupo de la vigilancia, no te preocupes. No podemos dar por descartado a nadie, incluido Merluza Johnson, y por tanto es mejor si tú y yo somos las únicas personas que nos encargamos de esta investigación. Así que repartamos tareas, de esa forma podremos cubrir más terreno.

Dicho esto ofreció la mano a su amigo, esperando que este la chocara y estrechara antes de separarse. El joven se dedicó a entrenar durante el día, buscando ponerse a tono en caso de tener que combatir aquella noche. Cuando el sol cayó, el samurái comenzó a recorrer los muros exteriores del Cuartel General. No era la persona más sigilosa del mundo, por lo que probablemente un espía experto no tendría excesivos problemas en saber que había alguien ahí si se acercaba demasiado a su posición, pero la oscuridad permitía que resultara difícil verle. Aunque claro, por el mismo motivo a él también le resultaba complicado ver más allá de unos pocos metros.
AEG93
Mensajes :
1014

Fecha de inscripción :
26/07/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm94/150[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (94/150)
Experiencia:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm120965/1000000[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (120965/1000000)
Berries: 314.500.000
Ver perfil de usuario

Shichibukai
AEG93

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Luka Rooney el Miér 1 Jul 2020 - 17:13

El tiburón estrechó la mano de su amigo, aceptando las condiciones que éste proponía. Como bien decía, no podían fiarse de nadie, así que lo mejor era que ellos dos coordinaran la intervención, sin que nadie más se acercase ni tuviera conocimiento de éste.

Nada más alejarse de allí, el pirata empezó a pensar en los vínculos que los propietarios de las tiendas de frutos secos podrían tener con la rebelión. No le costó demasiado pensar en Steve Lothren, antiguo amigo de la infancia de Luka cuyos vínculos podían ser perfectamente los mismos que los del tiburón.

Luka accedió al cuartel y se fué hasta la habitación de Boris, un antiguo amigo que teóricamente tenía que guardar algún vínculo con el propio Steve. Tras charlar unos minutos, el gyojin metió el tema de Steve, intentando hilarlo con sutileza, y Boris comentó que solía aparecer por la zona y ayudaba en algunos menesteres, así que teóricamente era un aliado. Tras unos minutos más de conversación que acabó derivando en antiguos amigos, el habitante del mar acabó saliendo de allí en dirección a la tienda de Steve.

Por el camino pensó muy bien cómo abordar el tema. No podía mencionarlo abiertamente, aunque quizá ya fuera de dominio público toda la información que tanto Ryu como Luka tenían. En cualquier caso, llegó media hora antes de que abriesen la tienda, y con suma delicadeza, el pirata golpeó un par de veces la puerta. El propio Steve, un gyojin manta de complexión fuerte y gran envergadura salió por la puerta, fijando su mirada un par de segundos en el tiburón hasta que lo reconoció. Ambos entraron al interior de la tienda y pronto Steve le dió pié a entrar de lleno en su misión.

- Los rumores eran ciertos, así que has venido, ¿eh?
- Sí, aquí estoy. De vez en cuando no viene nada mal volver al que siempre has ido tu hogar, ¿verdad?
- Y que lo digas… Y más si es… Para un buen fín -comentó a la par que guiñaba un ojo-. Dime, ¿qué necesitas?
- Vaya, me gusta que vayas al grano, Steve. Me han dicho que sueles pasar por la sede y ayudas en lo que puedes, así que estarás familiarizado con todos los que estamos allí, ¿no?
- Sí, bueno, supongo que al menos de vista conozco a casi todos.
- Entonces necesito que me des una lista de todos los que han venido a comprarte almendras.
- Pero… Bueno, a ver, supongo que podría hacerlo. Pero una de las maneras en las que he ayudado es surtiendo de comida a la gente de la sede. Y sí, he llevado almendras, cacahuetes y todo tipo de frutos secos, así que supongo que todos habrán podido comerlas.

La cara de Luka en ese momento se transformó por completo en una mezcla entre incredulidad y rabia. Parecía que aquella pista no tendría mucha importancia en la investigación de los piratas.

Con resignación, Luka se volvió hasta la sede, donde se echaría la siesta e intentaría pensar en alguna manera de aprovechar las pistas que tenían. ¿Qué podían hacer?
Luka Rooney
Mensajes :
651

Fecha de inscripción :
23/06/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm119/150[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (119/150)
Experiencia:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm348012/1000000[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (348012/1000000)
Berries: 39.500.000
Ver perfil de usuario

Terror de los siete mares
Luka Rooney

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por AEG93 el Jue 2 Jul 2020 - 19:38

Las horas pasaron y, pese a que el samurái patrulló sin descanso por los alrededores del Cuartel General, no logró ver nada. Todo estaba absolutamente tranquilo, y el semigyojin llegó incluso a estar a punto de quedarse dormido. La soledad de la noche y el silencio reinante propiciaban la relajación y la pérdida de atención, y no fueron pocas las veces en las que, pese a estar de guardia, los ojos estuvieron a punto de cerrársele. El cansancio acumulado en las últimas semanas luchando por la rebelión hacía mella en él, y estaba haciendo verdaderos esfuerzos por mantenerse medianamente alerta.

En esas estaba cuando un ligero sonido, no muy fuerte pero que contrastaba con el absoluto silencio que reinaba aquella noche, le sacó de su ensoñación. Alerta, se movió con velocidad en la dirección de la que provenía dicho sonido. Sin embargo cuando llegó tan solo pudo sentir a lo lejos una muy tenue presencia saliendo ya de su rango de alcance. Ryuu maldijo su falta de sigilo y sutileza, pues probablemente pese a haber acudido con tanta celeridad había alertado a quien quiera que fuese aquella persona al no saber esconder su presencia.

Pese a haber perdido al intruso, el joven se detuvo a examinar con detenimiento el lugar. En la pared podía leerse "Praise Aug", luego aunque la pintada estuviese incompleta quedaba claro que se trataba de la misma persona que había hecho las anteriores. No había rastro de pinturas, sprays ni ningún otro método de expresión artística, de lo que dedujo que el tipo se había llevado el instrumento que estaba utilizando. Sin embargo, hubo algo que le llamó la atención. Un pelo de unos treinta centímetros de longitud y de un color azul vivo estaba incrustado en la pintura. Tenía que pertenecer al "artista callejero" y probable asesino. Y el semigyojin solo conocía a una persona en el Cuartel con una cabellera azul lo suficientemente larga.

La mañana siguiente se reunió con Luka a primera hora y le contó lo que había encontrado, así como sus sospechas:

- Ese pelo solo puede ser de Marrajo Williams, nadie más en el Cuartel General lleva un peinado similar.

Marrajo era uno de los miembros de la guardia personal del líder de la rebelión desde que Pérez Troita ocupaba ese puesto, y lo seguía siendo bajo el mando de Merluza Johnson. Era un gyojin tiburón tigre callado y, a priori, tímido. Ni siquiera el dicharachero Ryuu había sido capaz de arrancarle más de tres palabras seguidas en ningún momento, y juraría que no le había visto sonreír aún.

- Pero no podemos acusarle sin una prueba fehaciente. - Continuó explicando a su compañero. - Así que necesitamos encontrarlas. Propongo que uno de los dos le entretenga un rato con la excusa que se nos ocurra mientras el otro registra su habitación a conciencia. ¿Qué te parece?
AEG93
Mensajes :
1014

Fecha de inscripción :
26/07/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm94/150[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (94/150)
Experiencia:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm120965/1000000[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (120965/1000000)
Berries: 314.500.000
Ver perfil de usuario

Shichibukai
AEG93

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Luka Rooney el Vie 3 Jul 2020 - 8:34

El tiburón se encontraba visiblemente afectado al día siguiente. No había pegado mucho ojo, y la razón era que había estado repasando lo que su compañero le había dicho. Primero las palabras de Merluza, y después las de Steve. Era imposible trazar un patrón de aquello, no había nada que hacer. Así que se limitó a buscar más soluciones, que siendo francos, no llegaban. Quizá el gyojin no era tan bueno trazando planes como él mismo creía.

Cogió algo de desayunar y fue en dirección al dojo de su mentor, allí había quedado con Ryu y hablarían sobre los progresos. No tuvo que esperar mucho hasta que su compañero llegó. Y, afortunadamente, tenía buenas noticias. Había estado a punto de cazar al infractor, le había pillado en medio del ajo, incluso el teórico asesino había dejado la pintada a medias. Pero más allá de ese casi, el semi-gyojin había obtenido una de las mejores pistas posibles. Un pelo azul y de gran tamaño. Antes de que el propio espadachín dijese el nombre, a Luka ya se le había venido a la mente. Hizo un ejercicio por intentar recordar si alguien más de la guardia de Troita tenía el pelo así, pero fue incapaz. Y entonces, Ryuu propuso un plan. Alguien le entretendría mientras otro husmeaba en su habitación. Algo sencillo y que podría dar sus frutos, desde luego, así que el habitante del mar asintió y dio su punto de vista.

-Me parece bien. Yo le encargo de entretenerle. Estará entrenando ahora, así que vamos.

Si su compañero no tenía nada que decir, ambos irían hasta el edificio central de la rebelión, y el tiburón se despedirá de su compañero en ese momento. Justo enfrente, a unos cuatrocientos metros se encontraba el gimnasio al que iba Marrajo. Era uno de los más nuevos de la isla, y sus instalaciones no tenían nada que envidiar a los mejores gimnasios de otras islas. Se dispuso a entrar cuando el recepcionista le reconoció.

-¡Hombre Luka! Qué bien tenerte por aquí. ¿Vas a levantar unas cuantas pesas? -comentó a la par que recogía cosas de su mostrador- Toma, la llave de la taquilla premium veintitrés, ahí encontrarás un par de toallas, guantes deportivos y algún batido. ¡Dale duro!
-¡Gracias! Te pago a la salida.
-No hay problema hermano.

El gimnasio tenía multitud de salas, por lo que encontrar a Marrajo se le hizo un poco duro. Tras cambiarse y ponerse los guantes, Luka por fin vio al posible asesino de Troita en la zona de pesas. Allí fue y se puso cerca de él.

-Hombre Marrajo, cuanto tiempo. ¿Qué tal?
-Hola Luka. Bien, levantando peso.

Lo cierto era que el tiburón tigre era bastante reservado, y solo respondían ante preguntas directas y siempre con pocas palabras.

-Creo que ya está bien por hoy . Hasta luego.
-¡Espera! -el gyojin se dió cuenta de que quizá había alzado mucho la voz y prosiguió en un tono mucho más calmado mientras levantaba dos pesas de diez toneladas en cada brazo-. Tengo que hablar contigo, quédate cinco minutos más.

Aunque el pirata esperaba que fueran más de cinco minutos. Luka se había percatado de que Marrajo no llevaba su cabello al aire, sino que se había puesto un gran pañuelo en la cabeza que lo cubría por completo.

-Verás, vamos a hacer un homenaje a Troita, y queríamos reunir a la guardia al completo, y a la mayoría de la rebelión. Será un homenaje corto, para que la reina no se entere e intente sabotearlo. Te lo digo porque tú siempre estuviste con él, ¿verdad? Me gustaría decorar el lugar con todo lo que a él le gustaba. Un homenaje de verdad a un héroe caído. ¿Me ayudas?

El rostro de Morris permaneció totalmente neutral a lo que estaba escuchando, algo que complicaba descifrar de qué parte estaba. Lo normal si fuera un traidor es que se hubiera puesto nervioso, y en caso contrario se podría haber emocionado. Pero permaneció totalmente ajeno a algún sentimiento. Simplemente asintió, y se sentó junto a Luka, como si quisiera contar algo. Por otra parte, si se aseguraban de que era un traidor… ¿podrían tenerle una trampa a la reina? Quizá fuera más útil utilizarlo que juzgarlo.
Luka Rooney
Mensajes :
651

Fecha de inscripción :
23/06/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm119/150[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (119/150)
Experiencia:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm348012/1000000[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (348012/1000000)
Berries: 39.500.000
Ver perfil de usuario

Terror de los siete mares
Luka Rooney

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por AEG93 el Vie 3 Jul 2020 - 19:22

Luka no solo se mostró de acuerdo con el plan de Ryuu, sino que se ofreció a ser quien entretuviese a Marrajo mientras el semigyojin husmeaba en su habitación. Tras volver al Cuartel General, el tiburón se dirigió al gimnasio donde solía ir a entrenar el posible traidor. Sin perder un instante el samurái se dirigió a la zona de habitaciones de quienes pernoctaban en la base. Había cuartos vacíos disponibles para cualquiera que quisiera o tuviera que pasar allí una noche, pero también unos cuantos que siempre estaban ocupados. Los pertenecientes a la plana mayor de la organización y los guerreros encargados de la protección del edificio y sus inquilinos.

No tardó más de cuatro minutos en llegar hasta la puerta del dormitorio de Marrajo que, para su desgracia, estaba cerrada con llave. Trató de abrirla como pudo, pero no fue capaz, así que no le quedaba más remedio que conseguir una llave que le permitiese entrar. Y quien guardaba todas las llaves era Todd, a quien todos llamaban "el portero" aunque realmente era el maestro de llaves del Cuartel. Bajito para ser un gyojin, la piel del hombre-calamar era de un gris cetrino, y la expresión de su rostro solía parecer abatida. Sin embargo poseía un afilado sentido del humor y le encantaba bromear. Tal vez por eso se llevase tan bien con Ryuu desde que comenzó a colaborar con la rebelión. Este le miró con una amplia sonrisa y le dijo:

- ¡Todd, amigo! ¿A qué viene esa cara tan larga? Ni que acabaras de oler un tenta-culo.

El calamar comenzó a reír a carcajadas ante el chiste de Ryuu. No era una broma especialmente inteligente, eso debía reconocerlo, pero a veces el humor burdo y absurdo también daba resultado. El tipo, contento de encontrarse con el semigyojin, le saludó efusivamente. Entonces este aprovechó para decirle:

- Tío... ¿te puedo pedir un pequeño favor?

- Claro Ryuu, sin problema. - Afirmó Todd, confiado y cómodo en presencia del samurái.

- ¿Podrías dejarme un rato el manojo de llaves de la planta tres? Tengo que comprobar que las habitaciones de ese piso cumplen con el nuevo objetivo de seguridad que Johnson pretende implantar a raíz del catastrófico asesinato del otro día.

- Sin problema, amigo. Aquí tienes. - Respondió mientras le tendía el manojo de llaves. - No te olvides de devolvérmelas en canto puedas. Estaré seguramente en la primera planta.

Con las llaves en la mano el samurái se dirigió nuevamente a la puerta del dormitorio. Probó varias de las llaves hasta que, al quinto intento, una de ellas abrió la cerradura. Deseoso de saber si iba a encontrar alguna pista, el joven se adentró en territorio hostil.
AEG93
Mensajes :
1014

Fecha de inscripción :
26/07/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm94/150[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (94/150)
Experiencia:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm120965/1000000[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (120965/1000000)
Berries: 314.500.000
Ver perfil de usuario

Shichibukai
AEG93

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Luka Rooney el Dom 5 Jul 2020 - 19:52

El tiburón esperó a que el teórico asesino se sentara y le ojeó en todo momento. Su semblante cambió ligeramente, mostrando una pequeña mueca que parecía denotar algo de tristeza, sin embargo, era bastante sutil como para estar seguro. Tras ello, el gyojin miró a Luka y suspiró.

- Troita hablaba mucho conmigo sobre sus cosas, así que supongo que te puedo ayudar. Su flor favorita era una con olor a menta, no recuerdo el nombre… Pero sí que recuerdo que la usaba como una especie de ambientador, tenía una ramita en casi todos los cajones de su habitación, así que supongo que alguien sabrá su nombre. Era bastante cursi, y tenía muchos libros de poesía, así que supongo que deberíamos dedicarle un poema entre todos, e incluso tallarlo en su futura tumba. Y, por último, creo que su bien más preciado, o al menos al que más cariño le tenía, eran unos gemelos que guardaba con cariño. Eran dorados, y tenían una tonalidad azul. Un día me contó su historia, eran de su abuelo, que se los pasó a su padre y posteriormente éste a él. Había ido de generación en generación, y tenía bastante seguro que morirían con él… No sé por qué.
- ¿Quizá se olía que caería en batalla?
- Puede ser. Pero algo me dice que era algo más enfocado a su familia. Pérez era un poco raro, ya sabes. Nunca lo vimos con ninguna mujer, ni parecían gustarle los niños. Quizá… Puede qeu fuese de esos, ya sabes.
- No te sigo, Morris.
- Creo que no podía tener niños, y eso acabó derivando en un odio hacia ellos. Aunque también había rumores de que era gay. Qué más da, el caso es que sabía que, pasara lo que pasara, esos gemelos acabarían con él. Y croe que así debería ser. Los deberíamos enterrar junto a su cuerpo.
- Supongo que sí -comentó el sorprendido habitante del mar mientras se levantaba, sin saber muy bien cómo proceder-. Muchas gracias por la información, Lo contaré al resto y veremos qué hacemos.
- Nada, es un placer ayudar a honrar a nuestro ex-jefe. Y ahora, si me disculpas, voy a echarme un rato, que tengo guardia en tres horas.
- Perfecto, te acompaño.

Los dos gyojins acabaron saliendo por la puerta tras recoger sus pertenencias. Al tiburón le pareció raro que tras un intenso entrenamiento y habiendo sudado tanto como había sudado, el presunto culpable de asesinato no se duchase en el gimnasio. Sin embargo, quizá se le había hecho tarde con la conversación que habían tenido. Cuando ambos salieron, Luka hizo gala de su escasa discreción y gritó con energía el nombre de Ryuu, esperando que éste le oyese y saliera de la habitación, si es que había conseguido entrar o seguía en ella.

- El tío está con una sirena -susurró ante Marcus, intentando excusarse-. Es la cuarta vez que me hace esperar, y estoy un poco harto la verdad.

El pelilargo salió en dirección a su habitación sin mediar palabra, y Luka se limitó a caminar por la zona esperando que su compañero saliera. ¿Habría conseguido algo?
Luka Rooney
Mensajes :
651

Fecha de inscripción :
23/06/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm119/150[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (119/150)
Experiencia:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm348012/1000000[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (348012/1000000)
Berries: 39.500.000
Ver perfil de usuario

Terror de los siete mares
Luka Rooney

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por AEG93 el Lun 6 Jul 2020 - 18:23

El semigyojin registró la habitación minuciosamente, no dejando un centímetro sin investigar. Eso sí, le llevó una cantidad muy importante de tiempo, pues si quería evitar que Marrajo comenzase a sospechar no podía dejarlo todo desordenado. El trabajo de memorizar cómo estaba colocado algo antes de ponerse a rebuscar en ello para después ponerlo de nuevo en su sitio requería una concentración tal que al semigyojin el tiempo se le fue de las manos. Si alguien le preguntara, no sería capaz de calcular siquiera de forma aproximada cuánto tiempo pasó allí dentro.

No fue hasta que hubo pasado un buen rato cuando encontró algo que podría ser indicativo de que el peliazul era realmente la persona que buscaban. En uno de los cajones del armario encontró una cantidad desproporcionada para el consumo habitual de una persona normal de almendras. Paquetes y paquetes, suficientes para alimentar a un regimiento. Pero claro, aquello, aunque fuese un dato importante de cara a seguir indagando, realmente no probaba nada. Haría falta mucho más para poder demostrar su supuesta implicación   en el asesinato de Troita.

En ese momento un grito notablemente atenuado por la distancia le pilló desprevenido. La voz de Luka, pronunciando su nombre desde la lejanía, le alertó de lo que iba a suceder. Rápidamente el joven colocó los dos cajones que tenía abiertos como pudo, tratando de dejar todo como estaba previamente. Cuando lo consiguió se dirigió corriendo hacia la puerta de la habitación, pero entonces sintió la presencia de Marrajo demasiado cerca. Comprendiendo que no iba a ser capaz de abandonar el dormitorio a tiempo para evitar ser descubierto, el samurái decidió adoptar una medida desesperada. Un último recurso de ocultación en situaciones de máximo riesgo al que no se veía forzado a recurrir desde su más tierna infancia en Wano. Deslizándose por el suelo, el semigyojin se metió bajo la cama del tiburón casi en el mismo instante en que la puerta de la habitación se abrió. El inquilino de aquella estancia entró en ella, sin reparar ni, aparentemente, sospechar lo más mínimo que no estaba solo.
AEG93
Mensajes :
1014

Fecha de inscripción :
26/07/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm94/150[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (94/150)
Experiencia:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm120965/1000000[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (120965/1000000)
Berries: 314.500.000
Ver perfil de usuario

Shichibukai
AEG93

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Luka Rooney el Mar 7 Jul 2020 - 8:10

El tiburón había logrado acabar su parte con éxito, sin embargo, le preocupó que Ryuu no saliese de donde quisiera que estuviera. Pasaron unos minutos desde que el presunto asesino de Troita entró por la puerta de la zona residencial y el semi-gyojin seguía oculto en algún lugar. ¿Habría salido algo mal? Puede que incluso se equivocara de habitación. ¿O quizá no oyó su grito? En ese caso estaba en peligro.

El gyojin negó con la cabeza y siguió los pasos de su hermano de sangre para acabar entrando en la zona de descanso de la rebelión. Una vez dentro, buscó a Todd, que estaba en su garita observando una revista.

-Hombre Todd, cuanto tiempo, ¿no?
-¡Luka! Qué casualidad, hoy ya he visto a los dos campeones de la rebelión. Dime, ¿qué quieres?
-¿Has visto a Ryuu?
-Si, me dijo que iba a hacer labores de seguridad por aquí. Menos mal que os tenemos en nuestro lado porque… En fin ya sabes. Hay mucho revuelo. Dime, ¿qué querías?
-Nada, nada, venía a invitarte a tomar algo, pero veo que aún estás currando, ¿nos vemos cuando salgas?
-¡Claro! Salgo en una hora.
-Perfecto Todd, voy a dar una vuelta por aquí, a ver si así veo a Ryuu también.

El pirata se iba a ir cuando Todd le agarró del brazo y le susurro un escueto Tercera planta a la par que esbozaba una sonrisa. Sin más dilación y agradeciendo lo que el bueno de Todd había compartido con él, el tiburón salió en busca de su amigo a la tercera planta.
Luka Rooney
Mensajes :
651

Fecha de inscripción :
23/06/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm119/150[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (119/150)
Experiencia:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm348012/1000000[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (348012/1000000)
Berries: 39.500.000
Ver perfil de usuario

Terror de los siete mares
Luka Rooney

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por AEG93 el Mar 7 Jul 2020 - 20:45

La llegada de Marrajo había sido cuanto menos inoportuna, pues le había dejado sin tiempo para terminar de registrar su dormitorio adecuadamente ni para escapar, teniendo que recurrir a meterse a todo correr bajo su cama para evitar ser cazado con las manos en la masa. El corazón le latía aceleradamente ante el inminente riesgo mientras trataba con todas sus fuerzas de controlar su respiración y moverse lo mínimo posible para reducir la posibilidad de que el gyojin advirtiera su presencia.

Al retroceder ligeramente bajo la cama notó algo duro junto a su pierna derecha. Cuando Marrajo entró al baño aprovechó para cogerlo. Era una caja de plástico, aunque lo verdaderamente interesante estaba en su interior. Varios botes metálicos con un extraño pitorro en la parte superior que, cuando situó uno de ellos ante sus ojos, pudo ver que se trataba ni más ni menos que de botes de pintura en spray. No tardó en hilar los hallazgos con los hechos y asumir que, sin duda, eran aquellas las pinturas que habían sido utilizadas para realizar las pintadas de "Praise Augustus" y que, por lo tanto, Marrajo era la persona con la que se había topado la noche anterior. Eso sí, de ahí a demostrar que también fuese el asesino de Pérez Troita había un trecho importante, pues no tenían ninguna evidencia de eso. No obstante aquel nuevo hallazgo les ponía sobre la pista y, definitivamente, dejaba claro que se trataba de la persona a investigar.

Perdido en aquellos pensamientos, no se dio cuenta del paso del tiempo y, cuando volvió a la realidad, el sonido de la puerta del baño le advirtió de que Williams había salido de la ducha. Había perdido una oportunidad de oro de salir de allí, por lo que no le quedó más remedio que continuar en su posición, inmóvil, mientras el tiburón se tendía sobre la cama. No pasaron más de tres minutos hasta que empezaron a escucharse unos sonoros ronquidos que delataban que se había quedado dormido, pero aún así el samurái no se atrevió a abandonar su escondite. Por muy silencioso que intentara ser al salir de la habitación sería casi imposible que lo consiguiera sin ser oído, y era perfectamente consciente de ello. Así que decidió aguardar.

La espera se hizo eterna hasta que, algo menos de tres horas después de la llegada de Marrajo al dormitorio, el despertador comenzó a sonar con fuerza. El gyojin se despertó, se vistió y, tras pasar un momento por el baño, abandonó la estancia. Ryuu esperó un par de minutos más por precaución y, acto seguido, salió de debajo de la cama y dejó aquella habitación. Lo primero que hizo fue ir en busca de Luka. Con toda seguridad estaría muy preocupado al no haber tenido noticias suyas, y tenía importantes novedades que contarle.
AEG93
Mensajes :
1014

Fecha de inscripción :
26/07/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm94/150[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (94/150)
Experiencia:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm120965/1000000[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (120965/1000000)
Berries: 314.500.000
Ver perfil de usuario

Shichibukai
AEG93

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Luka Rooney el Miér 8 Jul 2020 - 8:30

El gyojin se paseó lentamente por el pasillo del tercer piso. Desde fuera podría dar la sensación de que estaba desorientado, sin embargo se encontraba con los cinco sentidos puestos en escuchar algún ruido que alertara del peligro de Ryuu, aunque lo cierto era que todo estaba en un sospechoso silencio.

Con una mueca de desaprobación, Luka bajó de nuevo las escaleras y le pidió un licor a Todd, que no tardó en servirlo. Para cuando quiso darse cuenta, el pirata tenía unas cuantas copas a su lado y Todd le hacía compañía. ¿Ya había pasado una hora? Era sorprendente como a veces el tiempo transcurría tan rápido.

-Y dime, ¿qué tal es trabajar aquí?
-Pues no está mal, Luka. Tengo un sueldo decente con el que alimento a mi familia, y la gente suele ser amable.
-Stacy, ¿verdad? -comentó esperando a que su compañero asintiese, gesto que no tardó en llegar- Brindemos por ella. Y por tu niña.

El alcohol empezaba a hacer un ligero efecto en la mole marina, que había perdido la cuenta de las copas que llevaba casi tan rápido como la vista se nublaba. Continuaron bebiendo un rato más hasta que Ryuu hizo acto de presencia. El gyojin le miró con cierto recelo y esperó a que le contase lo que había visto y conseguido. Aunque antes se despidió de Todd y tanto espadachín como luchador salieron por la puerta, en dirección hacia quién sabe dónde, con la única intención de compartir información y tomar una decisión.

Por lo visto el semi-gyojin había conseguido entrar en la habitación del sospechoso, y aunque había intentado ser rápido, la alarma a modo de voz de Luka le hizo meterse bajo la cama. Allí encontró la prueba de las pintadas, unos botes de spray que indicaban que aquel tipo era el infractor. Además, su compañero señaló que había encontrado almendras en cantidades industriales en uno de los cajones.

-Pues parece que todo apunta hacia él, ¿no? Vaya vaya… Pues dos cosas te digo, Ryuu. Nosotros también vamos a tener nuestra justicia. Y la vamos a tener los primeros.

El tiburón continuó caminando mientras esbozaba una terrorífica sonrisa. Cuando encontró un callejón cogió de la pechera a Ryuu y se introdujo con él en la oscuridad.

-Le vamos a atrapar, y lo vamos a torturar. Necesitamos que cante todo lo que sabe. Y si no estamos delante… ¿qué nos contarán? -el gyojin deslizó la lengua sobre sus labios en un gesto que probablemente la oscuridad no permitiera ver-. Necesito que aceptes antes de contarte lo que le pienso hacer. Sé el lugar perfecto para hacerlo… Pero necesitaría que lo trajeras. Y bien, ¿te apuntas o me encargo yo solo?

Si Ryuu aceptaba, le compartiría la ubicación, un viejo taller de reparaciones abandonado cuatro casas más a la izquierda de la de Luka, y le compartiría parte del plan. El espadachín tendría que noquear de alguna manera al asesino y traerlo al taller sin que nadie se fuera cuenta. Allí el pirata lo tendría todo preparado para sacar información.

En caso contrario y si Ryuu no quería cooperar, sería él el que se dirigiera a por el asesino de Pérez Troita.
Luka Rooney
Mensajes :
651

Fecha de inscripción :
23/06/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm119/150[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (119/150)
Experiencia:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm348012/1000000[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (348012/1000000)
Berries: 39.500.000
Ver perfil de usuario

Terror de los siete mares
Luka Rooney

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por AEG93 el Miér 8 Jul 2020 - 20:58

Al escuchar sus palabras Luka, dejando a un lado toda precaución anunció su intención de enfrentar a Marrajo, atraparle y torturarle para que confesara la verdad. Ryuu, impulsivo e irreflexivo como era, había estado muy tentado también de optar por atacar directamente al vigilante de seguridad, pero había una parte del plan de su amigo que no le gustaba. La tortura era algo que el semigyojin no podía ni plantearse. Su honor de samurái le impedía colaborar en cualquier acto de ese tipo, y así se lo hizo saber a su compañero:

- Lo siento, pero si esa va a ser tu estrategia no cuentes conmigo. Como samurái que soy la tortura me resulta totalmente inaceptable. Si quieres seguir adelante con ello no te lo impediré, pero tendrás que apañártelas sin mi ayuda. Mientras tanto yo me dedicaré a buscar las pistas que necesitamos de otra forma. Puedes acompañarme si cambias de idea.

Hiciera lo que hiciera Luka, el joven se centraría a partir de aquel momento en buscar el objeto que tenía la clave en aquella misión. El arma homicida. En primer lugar iría a hablar con Merluza Johnson para preguntarle acerca de dicha arma. Cuando llegase hasta él, tras saludarle adecuadamente, una vez nadie más pudiese escucharles le diría:

- Creo que ya estamos sobre la pista del asesino, estamos estrechando el cerco. Pero nos falta la última pieza del puzzle. El arma que se utilizó. ¿Qué sabemos sobre ella?

El líder de la rebelión, con rostro ligeramente abatido, suspiró. Apenas un par de segundos después tomó la palabra, contestando a la pregunta del semigyojin:

- El arma era, según los informes de los médicos que han analizado el cuerpo de nuestro querido Pérez Troita un cuchillo largo de hoja curva, en concreto de entre veinte y treinta centímetros de longitud. Encontraron también una escasísima cantidad de pintura blanca, luego es posible que el mango de dicho cuchillo sea de ese color. ¿Te suena?

La verdad era que sí que le sonaba, de hecho estaba convencido de haber visto antes un arma que reunía todas aquellas características. Y no precisamente hacía mucho tiempo. Sin embargo, por más que lo intentaba no lograba acordarse. El samurái se dio entonces la vuelta y, antes de abandonar el lugar, se despidió de Johnson aprovechando para hacerle una petición:

- Encontraré ese arma, no te preocupes. Por cierto, he oído comentar que eres un gran maestro en el control del agua en combate. Espero que, cuando hayamos capturado al asesino, me permitas entrenar contigo.

Dicho esto, guiñó el ojo al líder en señal de optimismo y abandonó el lugar. La expresión del gyojin había cambiado, haciéndose ligeramente menos sombría, al parecer animado por las palabras de Ryuu. Mientras este abandonaba la estancia echó mano del mango de su espada, como anticipando el hecho de que iba a ser necesario que todos utilizasen sus armas muy pronto.
AEG93
Mensajes :
1014

Fecha de inscripción :
26/07/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm94/150[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (94/150)
Experiencia:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm120965/1000000[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (120965/1000000)
Berries: 314.500.000
Ver perfil de usuario

Shichibukai
AEG93

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Luka Rooney el Jue 9 Jul 2020 - 8:07

El pirata se quedó mirando fijamente al que había sido fielmente su compañero hasta la fecha en todas sus andanzas en la rebelión. No pudo evitar un suspiro antes de hacer una reflexión interna. ¿Honor? ¿Qué honor había en mantener la vida de quien se la había arrebatado a Troita? Para Luka era un acto mucho más honorable evitar que aquello volviese a repetirse, y para ello, tendrían que obtener información. Casi con total seguridad Marrajo no sería el único metido en el ajo.

-Como veas -respondió el habitante del mar con bastante indiferencia-. Espero que se de bien lo que quiera que vayas a hacer.

Luka no pudo evitar irse ciertamente dolido. Quizá sus planes no eran buenos, puede que incluso en ocasiones fuesen "demasiado agresivos". Pero, ¿qué otra cosa podían hacer para evitar una matanza?

El tiburón marchó en busca de Marrajo, y mientras lo hacía fue preparando mentalmente todo aquello que le hacía falta para obtener la información que necesitaba. Cuando llegó al edificio donde se albergaba, lo notó bastante vacío, y tras dar una vuelta se cruzó de nuevo con Todd, que le comentó que todos habían ido a entrenar como de costumbre. El gyojin volvió a suspirar y agradeció la información del amo de llaves.

Estaba claro que no era su día. Pero al menos podría pasar por casa y recoger todo el material necesario. Volvió a repasarlo por el camino y, una vez llegó, se adentró en la cocina, donde cogió tres cuchillos de distintos tamaños, unas tijeras, un machete de carne, un par de mecheros y una cuchara. Lo metió en una bolsa y después en la mochila, y se desplazó hasta la sala de curas, donde cogió un set de agujas, material curativo, un bisturí y unas tiritas de superheroes, que francamente no recordaba como habían llegado allí.

Tras ello se marchó de casa en busca del camino que haría Marrajo para volver a casa e intentar pillarlo desprevenido. Obviamente la primera parada no era ni más ni menos que el gimnasio donde pasaba la mayoría de las mañanas.
Luka Rooney
Mensajes :
651

Fecha de inscripción :
23/06/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm119/150[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (119/150)
Experiencia:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm348012/1000000[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (348012/1000000)
Berries: 39.500.000
Ver perfil de usuario

Terror de los siete mares
Luka Rooney

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por AEG93 el Jue 9 Jul 2020 - 18:20

El semigyojin se devanó los sesos una y otra vez tratando de recordar dónde había visto un cuchillo como el que le había descrito Johnson. Sabía perfectamente que se había topado con él no hacía mucho, pero con la tensión acumulada y la atención que había estado prestando al tema de Marrajo y los graffitis no conseguía acordarse.

Deambuló por el Cuartel General sin rumbo, vagando y tratando de apartar de su mente cualquier otra cosa. Pero por mucho que lo intentase no lograba centrarse lo suficiente, y el recuerdo de aquel cuchillo que tanto le sonaba continuaba escondido entre las profundidades de su mente, inaccesible. Tanto caminó que llegó a recorrerse varias veces por completo todas y cada una de las plantas del edificio y las instalaciones de alrededor sin apenas darse cuenta.

Viendo que no conseguía relajarse decidió recurrir a aquello que en tantas ocasiones le había ayudado a abstraerse de todo lo demás, su actividad favorita y lo que más le relajaba. El arte de la espada. Se dirigió al campo de entrenamiento y, en solitario, desenvainó a Kirisame y comenzó a practicar sus movimientos. Concentrarse en el mantenimiento de una postura impecable y en realizar cada pequeño movimiento con precisión milimétrica obligaba a apartar de su mente todo lo que no fuese la espada, y apenas la tuvo entre sus manos comenzó a sentir el efecto que tenía sobre él.

Tajo a tajo, giro a giro fue abstrayéndose más y más hasta que su mente quedó totalmente en blanco. Sus músculos se relajaron y su respiración se volvió perfectamente rítmica y acompasada con sus movimientos. Fue entonces cuando se acordó. En un primer momento el cuchillo le había pasado desapercibido, pues no era lo que creía estar buscando, pero en el armario de Marrajo, dentro de su habitación, había una pequeña armería en la que el tiburón guardaba desde espadas y hachas hasta puñales. Y una de aquellas armas era aquel cuchillo.

El joven envainó su espada y echó a correr. La sangre le hervía, mezcla de excitación e ira. Aquel tipo era el asesino, no cabía duda. Tenía que entrar en su habitación y recuperar el cuchillo como fuera. De ese modo podrían demostrar de forma fehaciente que él había sido el culpable.
AEG93
Mensajes :
1014

Fecha de inscripción :
26/07/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm94/150[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (94/150)
Experiencia:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm120965/1000000[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (120965/1000000)
Berries: 314.500.000
Ver perfil de usuario

Shichibukai
AEG93

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Luka Rooney el Vie 10 Jul 2020 - 8:03

El tiburón paseó alrededor del gimnasio, ojeando a través de las enormes cristaleras a toda la gente que hacía sus rutinas de entrenamiento como si nada, pero no hubo ni rastro de Marrajo. ¿Y si..?

Luka se llevó las manos a la cabeza. Cabía esperar que el gyojin tiburón actuase de nuevo en alguna ocasión más, pero… ¿tan pronto? El pirata entró corriendo al gimnasio y preguntó en recepción si le habían visto entrar, alegando que había una urgencia que le afectaba. Pero no, no solo no estaba allí, sino que según el personal de recepción no había ido en toda la mañana.

El ex-Arashi suspiro y maldijo para sí mismo, y tras agradecer la amabilidad de los recepcionistas, se marchó sobre sus pasos en busca de cualquier rastro que apuntase en la dirección del asesino de Pérez Troita. ¿Quién podía ser el siguiente? ¿Merluza Johnson?

El pirata intentó pensar como Marrajo. Si lo que buscaba con sus asesinatos era mermar la fuerza de la rebelión, entonces quizá Merluza era el objetivo. Asesinar a la cabeza visible de la rebelión y, tras ello a su sustituto provocaría un temor en el grupo del que, al menos Luka, no tenía muy claro que fuesen capaces de salir.

El tiburón corrió lo más rápido que pudo hacia el edificio donde Merluza se encontraba, esperando que Marrajo apareciese por allí. Al final, el habitante del mar no las tenía todas consigo para interrogar a su manera al asesino. Quizá se tuviera que desquitar como mejor sabía; A golpe limpio.
Luka Rooney
Mensajes :
651

Fecha de inscripción :
23/06/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm119/150[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (119/150)
Experiencia:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm348012/1000000[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (348012/1000000)
Berries: 39.500.000
Ver perfil de usuario

Terror de los siete mares
Luka Rooney

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por AEG93 el Vie 10 Jul 2020 - 18:44

Ryuu corrió hacia la habitación de Marrajo, presa de la emoción hasta tal punto que no pensaba con claridad. El joven llegó hasta la puerta de la misma y, sin miramiento alguno, la echó abajo de una patada. Era pleno día y cualquiera podía oírle, pero no le importó. Probablemente Luka ya habría encontrado al traidor y estaría enfrentándose a él o, quién sabía, tal vez incluso ya le habría derrotado. No podía demorarse más, necesitaba poner sus manos cuanto antes sobre el cuchillo que demostraba su culpabilidad para asegurarse de que se hiciera justicia.

Entró en el dormitorio como una tromba, armando tal escándalo que era casi imposible que no lo hubiese escuchado hasta la última persona que se encontrase dentro del edificio. Sin embargo eso era lo de menos, pues llegados a ese punto el sigilo había pasado a un segundo o incluso tercer plano. Llegó hasta el armario donde el asesino guardaba sus armas y lo abrió de golpe. Ante sus ojos aparecieron multitud de armas, y entre ellas no destacaba poco la que venía a buscar. Un cuchillo largo y curvo, con el mango blanco pulcramente tallado. A decir verdad, como herrero podía apreciar la belleza del puñal, así como su excelsa manufactura. Lo cogió entre sus manos, dispuesto a guardarlo en su cinturón.

- ¿Qué cojones estás haciendo aquí? - Se escuchó entonces a su espalda, procedente de la puerta del dormitorio.

Se giró para ver al inquilino de la habitación, el infame traidor, parado ante él con mirada entre incrédula e iracunda. El samurái, desafiante, se volvió hacia él y le enseñó el cuchillo mientras decía:

- Marrajo Williams, quedas detenido por la Rebelión Gyojin por el asesinato de Pérez Troita. Entrégate y se te juzgará justamente.

El tiburón, sin embargo, en lugar de hacerle caso emitió un gruñido gutural lleno de rabia y, con el rostro desencajado por la ira, se lanzó a por él empuñando el hacha que portaba. El semigyojin, que había guardado el cuchillo, desenvainó a Kirisame y la interpuso en la trayectoria del arma de su enemigo. El choque de metal contra metal fue colosal, tanto que casi podría asegurar que el aire alrededor de ambos vibró intensamente durante unos instantes. Había llegado el momento de la verdad.
AEG93
Mensajes :
1014

Fecha de inscripción :
26/07/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm94/150[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (94/150)
Experiencia:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm120965/1000000[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (120965/1000000)
Berries: 314.500.000
Ver perfil de usuario

Shichibukai
AEG93

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Luka Rooney el Sáb 11 Jul 2020 - 6:07

El tiburón iba en dirección de la ubicación de Merluza cuando empezó a escuchar un estruendo procedente de uno de los edificios. En un primer instante no reparó, pero cuando los sonidos continuaron dió media vuelta y se aproximó. Afortunadamente estaba lo suficientemente cerca como para llegar hasta el centro del ruido en apenas veinte segundos. Desde allí, localizó pronto la ubicación del epicentro del ruido, y entró con rapidez en el edificio.

Era sumamente extraño que nadie estuviese en la recepción, pero quizá los golpes tenían que ver. Luka ascendió a través de los escalones hasta la segunda planta, y allí fué despacio localizando los sonidos procedentes de la planta superior. En ese momento los ruidos eran intermitentes, así que le costó algo más de tiempo el dar con la habitación en cuestión.

Todos los caminos apuntaban a que, al ser el estruendo en la tercera planta, Marrajo estaría involucrado de alguna manera, así que… ¿Qué mejor que pillarle por sorpresa?

Tras encontrar la habitación que estaría justo debajo de la que estaba provocando los ruidos, Luka golpeó con el hombro la puerta en una ocasión, suficiente para que cayese al suelo y dejase ver una habitación sumamente ordenada donde no había nadie. Allí centró su mantra en la habitación superior, y pudo darse cuenta tras unos segundos que aquellas presencias le eran familiares. Una parecía ser de Ryuu, mientras que la otra seguramente fuese de Marrajo.

El tiburón flexionó las rodillas a la par que miraba el techo, e impulsándose con firmeza golpeó el techo y saltó hacia la habitación. Estando en el aire pasó cerca de Marrajo, que portaba un hacha y peleaba contra Ryuu. No desaprovechó la ocasión para golpear con la pierna mientras seguía ascendiendo, dándole en un costado y descolocando su próxima defensa, algo que esperaba que Ryuu aprovechase. Cuando el habitante del mar se fuese a chocar contra el techo de la habitación, se impulsaría para caer cerca de la puerta y ser de ayuda a su compañero.
Luka Rooney
Mensajes :
651

Fecha de inscripción :
23/06/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm119/150[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (119/150)
Experiencia:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm348012/1000000[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (348012/1000000)
Berries: 39.500.000
Ver perfil de usuario

Terror de los siete mares
Luka Rooney

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por AEG93 el Dom 12 Jul 2020 - 20:57

Marrajo volvió a la carga, rabioso, descargando una serie de potentes golpes de su hacha de los que el samurái se defendió de la mejor manera que pudo. Consciente desde el primer impacto de que la fuerza física del tiburón era considerablemente superior a la suya, el joven acompañó con su espada cada uno de los golpes, cimbreándose como un junco ante el torrente del río desbordado. Al fin y al cabo, una estaca, rígida, se quiebra, mientras que un junco se dobla al paso de la corriente pero resiste.

No obstante, el asedio del traidor estaba siendo incesante, sin dar el más mínimo cuartel al semigyojin, quien poco a poco fue viéndose cada vez en mayores dificultades para frenar sus acometidas. Encontró pequeños resquicios para contraatacar en varias ocasiones, y en algunas de ellas logró herir al gyojin. Sin embargo se trató en todos los casos de cortes superficiales que, pese a ser molestos, no entrañaban ninguna gravedad. El asesino se movía con soltura y atacaba con contundencia, dejando pocas opciones al espadachín, que no obstante también trató de sacar partido de su dominio del agua. No obstante, como era lógico no era el único con esa clase de habilidades y, de hecho, Marrajo demostró ser muy ducho en el manejo del líquido elemento. Creó barreras que detuvieron todos y cada uno de los ataques acuáticos de Ryuu sin mayores dificultades, y no solo eso, sino que tras un combo que el samurái pudo frenar a duras penas sin ser herido descargó sobre él un torrente de agua proveniente de las alturas que le dejó semiindefenso durante un momento.

La potencia del agua le obligó a doblar las rodillas y agachar los brazos, desguarneciendo la mitad superior de su cuerpo por un instante. Dicho intervalo proporcionó a Marrajo el tiempo que necesitaba para lanzar un feroz hachazo directo hacia el pecho del brazos largos, que tal y como se encontraba no pudo hacer más que modificar ligeramente su postura, colocando su cuerpo para recibir el golpe en el hombro derecho y evitar que fuese mortal. Sintió cómo su deltoides se desgarraba casi por completo, llegando el arma a tocar incluso el hueso con un desagradable sonido. El dolor fue atroz, sintiendo la fuerte punzada del frío metal en su organismo.

Retrocedió un par de pasos, buscando tener un pequeño respiro antes de verse forzado a continuar defendiéndose. Y en ese momento, como caído del cielo o, más bien, del suelo, Luka emergió desde el piso inmediatamente inferior asestando una patada ascendente en el costado a un desprevenido Marrajo.

El samurái, sin perder un instante, no desaprovechó aquella afortunada circunstancia. El golpe de su amigo había dejado al traidor en una posición vulnerable, haciendo que su abdomen quedase completamente desprotegido. Viéndolo, el joven aceleró en un instante hasta alcanzar su máxima velocidad y lanzó una estocada que penetró sin encontrar resistencia entre dos costillas del gyojin. Este emitió un grito sordo al sentir el doloroso aguijonazo de Kirisame, que acababa de inflingirle una herida que, si bien no parecía mortal, sí que revestía una más que considerable gravedad. La situación acababa de tornarse en su contra de forma repentina cuando, apenas unos segundos antes, parecía llevar las riendas del enfrentamiento.
AEG93
Mensajes :
1014

Fecha de inscripción :
26/07/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm94/150[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (94/150)
Experiencia:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm120965/1000000[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (120965/1000000)
Berries: 314.500.000
Ver perfil de usuario

Shichibukai
AEG93

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Luka Rooney el Lun 13 Jul 2020 - 8:12

El tiburón había conseguido que su inesperado movimiento dejase vía libre al ataque del semi-gyojin, que aprovechó para realizar un ágil movimiento y cortar una zona cercana a las costillas del asesino. Desde su posición, el habitante del mar no podía ver la gravedad del ataque, pero a juzgar por la zona, sería, como mínimo, un golpe qué mermaría considerablemente los movimientos de su rival.

Luka, tras impactar con su pierna en Marrajo, había chocado con más brusquedad de la esperada con el techo de la habitación, aún así pudo impulsarse y caer con cierta delicadeza.

Ryu estaba a su izquierda, y el asesino frente a él. La rabia inundó el rostro del pirata, que no podía entender cómo un hermano de sangre podía llegar a traicionar a otro de una manera tan ruin. Había jugado con los sueños de todo un grupo, y no sólo eso, sino que les había traicionado asesinando a un hermano. Aquello era inaceptable, y como tal, merecía un castigo.

-Yo le entretengo -susurró con un tono casi imperceptible a su compañero sin quitar de vista a Marrajo-. Cuando veas ocasión ataca. Como ataque yo… Este no sale de aquí con vida.

El gyojin hizo brotar cuatro brazos acuáticos de sus respectivos costados y ladeó el cuello, provocando que sus huesos sonarán. Sin más dilación, fió un par de pasos al frente y escupió cerca de Marrajo.

-Eres escoria -musitó-, y como tal, tu historia acaba aquí. Tienes un minuto para decirnos quién te ha ayudado, o lamentarás aún más habernos traicionado.

Como era de esperar, las palabras de Luka no hicieron gran cosa en Marrajo, que agarró de nuevo su hacha con firmeza y flexionó ligeramente las rodillas para después, lanzarse contra el tiburón a gran velocidad.

Luka, por su parte, cubrió sus manos originales de Haki mientras preparaba una defensa juntando los seis brazos allá donde su rival pretendía golpearle. La fuerza de Marrajo era sin duda descomunal, aunque no comparable con la del ex-Arashi, que repelió su hacha a la par que giraba su cadera y propinaba una fuerte patada en el costado herido por Ryuu. Aquél punto es donde, en adelante, se dirigirán todos los golpes del habitante del mar.

Cuando Marrajo se repuso ligeramente, dio un paso hacia atrás y llevó su hacha hasta su muslo, giró sobre sí mismo y lanzó una onda cortante de tres metros de alto que tenía como intención cortar a sus rivales por la mitad. El tiburón se lanzó hacia un lateral y cayó al suelo mientras veía cómo el edificio había sido destrozado en la dirección del ataque. ¿Habría conseguido defenderse su amigo?

Sin esperar a verlo, se levantó y llevó las partículas de agua de su cuerpo hasta sus seis palmas, y creando un movimiento con sus brazos que fácilmente podía emular el funcionamiento de un molino, empezó a lanzar finas gotas de agua como agujas cuya potencia podía parecer la de los cañones de un barco. Aquello hizo que Marrajo se esforzarse hasta tal punto que le sumió en una concentración sin igual. Algunas gotas perforaban la piel del asesino, sin embargo su habilidad para esquivarlas, y más teniendo en cuenta su estado, era digna de ver. Quizá su compañero podría entrar en acción y aprovechar de nuevo la distracción generada por el tiburón.
Luka Rooney
Mensajes :
651

Fecha de inscripción :
23/06/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm119/150[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (119/150)
Experiencia:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm348012/1000000[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (348012/1000000)
Berries: 39.500.000
Ver perfil de usuario

Terror de los siete mares
Luka Rooney

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por AEG93 el Lun 13 Jul 2020 - 19:26

Tras herir a su adversario el semgyojin aprovechó la reciente aparición de Luka para tomar un pequeño respiro. La exigencia del enfrentamiento individual que había mantenido con Marrajo hasta la llegada de su amigo había sido descomunal y, para colmo, debido a la herida sufrida mover el brazo derecho le dolía horrores, por lo que no podía contar con él para lo que restaba de combate.

Su amigo mantuvo entretenido durante unos valiosos momentos al traidor, que no obstante se las arregló para lanzar una onda cortante de gran tamaño que amenazó seriamente la integridad de sus dos oponentes. El samurái, sin embargo, logró agacharse a tiempo para evitarla, echándose hacia un lado y dejando que la onda pasara sobre su cabeza.

Entonces Luka comenzó a disparar como si de una ametralladora se tratase balas de agua desde sus seis brazos, los dos reales y los cuatro hechos de agua que había hecho surgir a su espalda. La cantidad de proyectiles era tal que obligó a Marrajo a mantenerse totalmente centrado en ellos. Su habilidad y soltura eran dignas de admiración, pues consiguió detener con su hacha o esquivar la inmensa mayoría, hiriéndole solo unos pocos. Pero al menos la estrategia adoptada por Luka sirvió para dar a Ryuu una nueva ventana de ataque.

El joven se concentró cuanto pudo para reunir agua bajo sus pies y, cuando lo hubo hecho, la utilizó para impulsarse a gran velocidad, acelerando bruscamente hacia la posición de su enemigo. Este, centrado como estaba en defenderse de los disparos de Luka, no le vio venir. Sin embargo, cuando el filo negro azabache de Kirisame trazó un arco que debería haber alcanzado su costado sano, solo hendió el aire.

- ¿En serio creías que no iba a detectar tu presencia al atacarme de esa manera? - Le espetó con tono fanfarrón el tiburón. - No tienes ni idea de lo que es la verdadera fuerza, chico.

Y acto seguido se lanzó contra él a una velocidad muy superior a la que había utilizado anteriormente. Se detuvo justo ante él de forma repentina y comenzó a descargar un hachazo tras otro, combinando diferentes alturas y trayectorias. El pirata, gracias a su gran capacidad de reacción, su habilidad en el manejo de la espada y su sobrehumana agilidad consiguió apañárselas para reaccionar a tiempo y defenderse de su acometida, aunque muy a duras penas. Si aquel asedio duraba mucho más tenía serias dudas sobre si podría aguantar.
AEG93
Mensajes :
1014

Fecha de inscripción :
26/07/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm94/150[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (94/150)
Experiencia:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm120965/1000000[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (120965/1000000)
Berries: 314.500.000
Ver perfil de usuario

Shichibukai
AEG93

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Luka Rooney el Mar 14 Jul 2020 - 7:43

El tiburón maldijo por lo bajo cuando su compañero quiso intervenir, viendo como Marrajo estaba preparado para recibir los impactos, y no sólo eso, sino que contrarrestó cada uno de ellos con más fuerza que el anterior.

Luka apretó el puño a la par que corría hacia ellos, su intención no era otra que darle un nuevo respiro a Ryuu, que con bastantes dificultades estaba evadiendo y bloqueando la gran mayoría de los ataques del tiburón, sin embargo, ¿cuánto tiempo podría aguantar?

Cuando llegó hasta ellos, el habitante del mar desplazó el brazo con fuerza en dirección a la espalda de su rival, sin embargo éste, en un ágil movimiento, se desplazó lateralmente y evadió el impacto a la par que llevaba sus dos manos al mango de su afilada arma. Las intenciones estaban más que claras, se disponía a crear otra onda cortante, y el ex-Arashi no estaba dispuesto a ello.

Con un veloz movimiento de pies, la mole marina se posicionó en un abrir y cerrar de ojos en el lateral diestro de su rival, y llevó rápidamente sus manos al mango del arma, evitando que Marrajo pudiese moverla y, por tanto, crear una nueva onda cortante. Instintivamente el tiburón golpeó con dureza el rostro de su rival con el suyo propio, lo cual hizo que éste cayese al suelo a la par que la frente de ambos contendientes comenzaba a sangrar ligeramente. En ese preciso momento una decena de gyojins comandados por Merluza Johnson hicieron acto de presencia, irrumpiendo en la sala para sorpresa de todos los allí presentes.

-¡Marrajo! ¡No podía creer que fueras tú! -vociferó Merluza con el semblante lleno de preocupación- Chicos, arrestado.

Sorprendentente, Marrajo lanzó el hacha hacia un lado y se levantó, llevando las manos hasta la parte trasera de su cabeza, no sin antes pasarla por la herida de su costilla y, finalmente por la de la frente, tiñiendo ligeramente de rojo la planta de su mano.

-Me hubiera gustado acabar lo que empezamos -comentó ojeando a Luka y Ryuu-. Esto solo es el comienzo, inútiles. La reina acaba de empezar su ofensiva, y ya estáis perdidos…

Luka tuvo que ser frenado por cuatro de los guardias, que a duras penas le retuvieron de enzarzarse con él.

El resto de guardias acompañaron a Marrajo hasta unos improvisados calabozos, y allí Merluza Johnson comentó lo que tenía pensado.

-Buen trabajo chicos. Le daremos un juicio justo, es lo que Pérez Troita hubiera querido.
-Deberíamos intentar sacarle información. Tiene mucha, y nos puede ser muy útil, Merluza -espetó Luka con bastante odio-. Sino, cogerle don vida no nos habrá servido de nada.
-No creo que diga nada, Luka. Y créeme que se arrepentirá más de pasar el resto de su vida encarcelado que de haber muerto.
-Tonterías…

Luka se marchó visiblemente enfadado, y sobre todo cuestionandose la organización de Merluza. Aquel tipo no parecía ser muy de fiar, pero tampoco mostraba una gran inteligencia en sus movimientos como Pérez Troita. ¿Cómo diablos había llegado hasta allí? Algo le hacía olerse que no era trigo limpio…
Luka Rooney
Mensajes :
651

Fecha de inscripción :
23/06/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm119/150[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (119/150)
Experiencia:
[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 3qaWnZm348012/1000000[Misión épica-Isla Gyojin] Pérez Troita ha caído 9h2PZk8  (348012/1000000)
Berries: 39.500.000
Ver perfil de usuario

Terror de los siete mares
Luka Rooney

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.