Vuelve el evento

El skin, las tablillas y el diseño del foro pertenecen exclusivamente al staff del mismo, fue creado por Brianna Byrne y agradecemos a Yuu por su ayuda a la hora de editar algunas de las imágenes como son la portada, avatares de nuevos usuarios y la imagen de las estadísticas para integrarlas en el foro. Dichas imágenes no nos pertenecen, por lo que damos sus créditos a sus respectivos creadores, Sakimichan, Wlop y algunos otros cuyos nombres no conocemos.

Rogamos encarecidamente que no copien nuestro contenido, es más divertido cuando cada uno crea lo que quiere con sus propios medios.
CRÉDITOS
Tan flipao que pelea el covid a puñetazos
Salvador de yayos, siempre tan importante para nosotros, siempre tan dispuesto para ellos
El pobre lo intentó, pero no le dejaron, aún era pronto para él
GRACIAS POR TODO
Últimos temas
ULTIMOS TEMAS
¿Sabías que?
NUESTRO STAFF
Mr. Nat - Admin
Katharina - Admin
Therax - Admin
Brianna - Mod
Hazel - Mod
Deathstroke - Mod
Arthur - Mod
William - Mod
Oppenheimer - Mod
SI NECESITAS AYUDA, CONTACTANOS
AWARDS

Arny, vas a morir [Moderado nivel 4]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Arny Sanskari Mar 22 Jun 2021 - 21:22

Arny observaba con tristeza los inútiles intentos de la criatura por asestarle un golpe mortal. Podía sentir la frustración del animal en sus gestos, en su mirada salvaje. -Yo también mato para comer, pero no puedo dejarme comer aquí- se disculpó con el animal antes de que regresara al mar.

En el barco el silencio seria absoluto a su llegada. Tan solo roto por las ordenes necesarias para la reparación y limpieza del navío. Las miradas volcadas sobre el ornitorrinco eran algo que ya suponía de antemano -Espero que sepáis valorar la ayuda que os estoy prestando- dijo en tono grave, mirando directamente a la jefa de la unidad y su ceño fruncido. El resultado del ataque de la langosta había dejado marcas por toda la cubierta y parte de los componentes del barco.
Durante las labores de mantenimiento, Arny comprobó que todo seguía funcionando a los mandos de la nave. Mimi comenzó entonces con una batería de preguntas, completamente entusiasmada y con su espíritu científico brillando fuertemente en el fondo de sus ojos -Responderé a tus preguntas cuando nos estemos tomando una cerveza en alguna isla, si te apetece venir conmigo. Podría necesitar de alguien como tu para ayudarme con mis investigaciones. Pero hay que salir vivos de este jardín- respondió con voz afable y algo que parecía una sonrisa, enseñando los afilados dientes de su pico, con la esperanza de apaciguar sus preguntas hasta estar en un lugar menos rodeado de desconocidos y aumentar su deseo por permanecer viva.

El ornitorrinco arqueaba la ceja derecha y miraba al minino mientras las mujeres decidían la ruta. -Un bicho raro es un gato que habl...- respondía cuando DD se acercó al puesto de mando, cortando en seco al ornitorrinco. Arny se giró hacia la mujer, que parecía portar otro gesto en la cara una vez la jefa cambió de objetivo para sus ladridos -No me importa quienes sois, a que ejercito, corporación u organismo pertenecéis- dijo sin tapujos -No me importa mucho lo que tengáis con ese fantoche. Pero entenderás que la situación se puede ir de manos rápidamente. Esas fragatas tienen capacidad de ataque, cañones y esas cosas. Tu lo sabes, lo has visto. ¿Crees que podremos hacer algo en una batalla abierta en alta mar?- preguntó con semblante preocupado y sin perder la vista de la mujer, estudiando sus gestos.

El viento golpeaba el rostro del navegante, que disfrutaba el volar a aquella velocidad sobre las aguas, cortando las olas con la proa en busca del grupo del arqueólogo. Casi nada podría haberlo distraído en aquellos momentos, pero la fina línea de tierra que surgió por el horizonte no podía menos que erizar el vello del ornitorrinco, dejándolo casi como un pompón, ante la emoción de llegar al mítico Red Line. Muchos escritos diferentes hablaban de aquella extensión de tierra que dividía el mundo, pero ninguna descripción, ninguna imagen podía preparar a quien no lo había visto nunca. Cuanto más cerca estaban de la colosal montaña, más pequeño se sentía el mink, que mantenía un ojo en los instrumentos de navegación, pero se veía distraído fácilmente por la magnificencia del mundo.

A lo lejos, las luces de los tres navíos perseguidos delataban su presencia en alta mar. Los agentes deberían apagar las luces del barco si no querían que les pasara lo mismo y arruinar una buena oportunidad de ataque sorpresa, pero eso es lo que Arny haría, alguien sin experiencia real en batallas y que no conocía las maniobras y tácticas del equipo con el que estaba trabajando.
-Dos grados a babor- decía el navegante el voz alta inconscientemente, mientras corregía la trazada del navío y lo montaba directo sobre la corriente, aprovechando la capacidad de la embarcación para cabalgar las aguas. El único motivo de preocupación para el mink en aquel momento era la evidente desventaja armamentística que tenían. Al menos hasta que el gato habló de nuevo tras arañarle un tobillo -Conozco a los de tu especie, afortunadamente hay minks que tienen los rasgos y características de felinos. No volveré a caer en eso de rascar la barriga de un gato. Pero por el contrario puedo ofrecerte comida fácil, o una divertida cacería de ratas. De todos modos dejare la mochila abierta lo suficiente como para que podáis entrar tu amigo y tú. No me la olvidaré a la hora de marchar. Sea cuando sea el momento- El tono con el que terminó la frase no dejaba lugar a dudas de que era muy consciente de que podría necesitar abandonar el barco de manera abrupta.

Arny permanecería atento a su alrededor a partir de entonces, ya no por la advertencia del animal, sino por que la situación lo ameritaba. Estaban a punto de atacar una facción armada bajo la lluvia y el mar podría ponerse violento antes de que ninguno de los dos grupos disparasen el primer proyectil.
Arny Sanskari
Mensajes :
91

Fecha de inscripción :
31/01/2021


Hoja de personaje
Nivel:
Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 3qaWnZm36/150Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 9h2PZk8  (36/150)
Experiencia:
Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 3qaWnZm23205/1000000Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 9h2PZk8  (23205/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Ciudadano
Arny Sanskari

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Narrador OPD Sáb 26 Jun 2021 - 10:44

No sé si sabrías decir lo que hay en la mirada de DD. Tal vez el gesto vacuo de quien recita algo de memoria, la emoción ausente de quien se resigna a lo inevitable. Puede, incluso, que realmente se lo crea, pues parece mucho menos amarga que sus palabras.

-Servimos y luchamos, mink. Tener posibilidades es lo de menos.

La actitud en el resto del barco sigue más o menos el mismo patrón. Se hacen los preparativos en silencio y con más profesionalidad que entusiasmo. Mientras unos afilan sus armas y comprueban la pólvora de sus rifles, otros montan media docena de pequeños cañones en cubierta. No parecen demasiado potentes, simple aperitivo para la langosta de antes, pero es de esperar que un cráneo humano se muestre un poco más vulnerable ante ellos. Un fornido agente con la cabeza vendada aparece con un armatoste considerablemente más grande. Se asemeja a un cañón, aunque sin mecha. De su boca, dividida en numerosas celdas, sobresalen puntas afiladas de lo que parecen ser arpones. A un gesto de la Señora, lo deposita con cuidado para tenerlo a mano.

-Silencio absoluto -ordena la jefa. Las luces se apagan, las palas se ralentizan y aparecen varios remos largos con sus cabezas envueltas en trapos. La Señora quiere arriar las velas para evitar el ruido de las sogas. Esta mujer está en todo. Lo único que se oye es un chapoteo de origen desconocido, como algo cayendo al agua.

-Setenta y cuatro hostiles contando a los dos objetivos -anuncia DD en una nueva muestra de sus capacidades casi clarividentes.

La Señora asiente. Las espadas abandonan sus fundas, la tensión se vuelve más espesa según os aproximáis a las luces. Estas se mueven en paralelo a la pared de roca, sin duda buscando el canal de subida.

-Tú mismo, tío -te responde el gato antes de desaparecer contoneándose-. No me gustan las mochilas. Por cierto, ¿y tu amiga?

Si buscas a Mimi verás que no está en ningún sitio. Qué descanso de tanto parloteo, la verdad. Si la buscas un poco más, verás que no está en el barco, sino que está bajo custodia en un bote que se ha quedado atrás. La Señora se asegura un poco más tu lealtad, según parece. No muestra emoción alguna al darte órdenes en voz baja:

-Encuentra la corriente hacia la Reverse Mountain. Somos más veloces. Nos adelantaremos a ellos y los sorprenderemos cortando su ruta de huida.
Narrador OPD
Mensajes :
904

Fecha de inscripción :
26/12/2011


Hoja de personaje
Nivel:
Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 3qaWnZm100/100Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 9h2PZk8  (100/100)
Experiencia:
Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 3qaWnZm320000/320000Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 9h2PZk8  (320000/320000)
Berries:
Ver perfil de usuario

Narrador
Narrador OPD

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Arny Sanskari Lun 28 Jun 2021 - 15:51

-Servimos y luchamos- pensó Arny, que había oído muchas veces anteriormente esa excusa. Por que para él tan solo era una excusa para que los cobardes sigan ordenes sin que les pese en la conciencia. Sin que lo que esté por venir pueda afectar a su forma de trabajar y seguir cometiendo atrocidades por que “solo cumplen ordenes”. Para el ornitorrinco aquello solo era una excusa propia de mediocres. Acostumbrado a luchar por su futuro y por su propia vida, a contracorriente contra la suerte, luchando por sobrevivir. Forjando su carácter y su alma, sufriendo los golpes que la vida le dio. Arny no aceptaba ese tipo de excusas con un pretexto tan absurdo como evitar pensar por uno mismo. El mundo continuará siendo vacío y peligroso para los más débiles gracias a ese tipo de personas que “solo siguen ordenes” y así se lo hizo saber a DD con una sola mirada. El animalesco rostro del ornitorrinco se arrugo en una expresión que dejaba claro lo que pensaba tras aquella contestación.

En completo silencio desde aquel momento, el navegante observó al resto de tripulantes mientras cumplían diligentemente con su trabajo -¿Siquiera se replantearan las ordenes? ¿Tendrán alguna vez dudas? O tan solo actuarán como robots, presas de la jerarquía de su organización. Encerrados en una espiral descendente al servilismo más absoluto. Puliendo su habilidad de lameculos hasta llegar a realizar los actos más absurdos, ridículos y contrarios a la libertad personal y el pensamiento propio, por el resto de sus vidas- Arny siempre supo que deseaba ser libre, fue lo que lo impulsó a viajar y no vivir una vida estancada en la granja de la familia. Por lo que todos aquellos grupos que eliminaban el pensamiento individual y sometían a sus integrantes a practicas basadas en el servilismo lo asqueaban hasta la médula.

-No- dijo Arny en el momento en el que la jefa ordenó arriar las velas. -Las palas harán mucho más ruido y los remos no serán suficientes para alcanzar a tres fragatas que navegan con el viento. Con la tormenta puedo rodearlos aprovechando los vientos y atajar camino. Con los remos no podré aprovechar las corrientes y las olas impedirán que el barco avance como debería- Arny no estaba a las ordenes de aquella señora, lo tenía claro y si era él quien estaba al timón, el barco navegaría bajo su mano y sus condiciones -Además, encontrar semejante corriente no va a ser fácil, si ellos aun están en este mar es por el peligro de chocar contra las rocas, y los remos solo dificultarían mi cometido generando cortes en las corrientes y tirones donde no debería haberlos, además no te preocupes por las sogas. El viento y la tormenta ocultarán incluso los crujidos de la madera, es la forma más silenciosa de navegar en esta situación- El tono de las explicaciones no dejaban lugar a dudas de la convicción del navegante. Era algo que tenía claro incluso sin haber pasado antes por esa sección del mar. No sería sencillo encontrar la única corriente que llevaría a la tripulación por encima del Red Line, y no contra la gran cadena montañosa. Si tan solo había una entrada valida, una corriente valida, dependería de su tacto como navegante y su conocimiento del viento y las tormentas para encontrarla, no de una manada de humanos, una humanada como le gustaba decir, chapoteando con remos, empujando el barco donde ellos querían, impidiendo a la naturaleza ejercer su poder sobre las maderas del casco y las telas del velamen.

Para disgusto, o placer del felino, una corriente de aire que describió un pequeño remolino bajo su tripa, removió el pelaje del animal, acariciándolo desde abajo por un movimiento de la mano del ornitorrinco -Ahora guarda silencio y déjame sentir el mar- Aquella frase, dicha al aire, era valida para todos aquellos que hubieran escuchado al ornitorrinco pronunciarla y el tono dejaba claro que no admitía replica. La concentración de Arny al timón tomo mayor relevancia de la que había tomado hasta ahora. Lo que pretendía la señora era una tarea compleja, dada la cantidad de corrientes diferentes que la marea, tan cerca de las rocas, generaba. Muchas de las corrientes que el navegante sentía al otro extremo del timón eran producto del furioso regreso del mar hacia las profundidades. Muchas parecían empujar el barco hacia adelante y parecían las correctas, pero gracias a su conocimiento e instinto eran rápidamente desechadas en pos de buscar la más adecuada, tan solo una de ellas, tan solo el familiar tirón, donde las velas se ensancharían a toda su capacidad y un temblor sacudiría el barco entero, sería la buena.

En silencio, Arny daba las gracias a aquella tropa por haber dejado atrás a la doctora, era la única alma de aquel navío que no querría ver morir y gracias a aquel bote dejado atrás, ahora el gaseoso mink era libre de actuar por su cuenta. Bajar los niveles de oxigeno o incluso cubrir el barco entero con gas venenoso o inflamable si fuese necesario. Los humanos sabían que era un usuario logia, pero no tenían idea hasta donde llegaba su poder y lo sutil que podría ser si fuese necesario. Para cuando se dieran cuenta estarían todos perdidos.

Tras unos minutos de tirones, saltos y embistes frontales del viento que doblegaban las velas a placer. Un fuerte tirón repentino encauzó el navío en una extraña corriente. Un movimiento fuerte y contrario al regreso del oleaje proveniente de tierra comenzó a elevar la velocidad del oscuro barco contra las rocas. Justo delante, en línea recta, era casi imposible distinguir nada que no fuera una pared vertical, la roja y dura pared vertical del Red Line. Pero el instinto del ornitorrinco le decía que aquella era la corriente que buscaba, no se sentía para nada como las demás y su fuerza de arrastre parecía invitarlo a seguir cabalgando aquella corriente como si no hubiera nada más alrededor.
Si seguían aquella ruta, pronto adelantarían a las fragatas, que aun parecían buscar un agujero por el que subir a la montaña, pero aquel camino no podría ser descubierto con los ojos desde aquella distancia y con aquella tormenta. Tan solo el tacto de un timonel podría llevar el barco a buen puerto.
Arny Sanskari
Mensajes :
91

Fecha de inscripción :
31/01/2021


Hoja de personaje
Nivel:
Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 3qaWnZm36/150Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 9h2PZk8  (36/150)
Experiencia:
Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 3qaWnZm23205/1000000Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 9h2PZk8  (23205/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Ciudadano
Arny Sanskari

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Narrador OPD Lun 28 Jun 2021 - 20:29

Entre la tormenta y la mole continental de la Red Line apenas se ve gran cosa más allá entre la insistente oscuridad. La luna asoma tímidamente entre las nubes cuando puede, regando de plata la negra roca y el aún más negro mar. Mientras avanzáis, DD te fulmina con una expresión cuya ferocidad no tiene mucho que envidiar a la de la mar revuelta.

-Cumplimos nuestro deber -te dice, apretando los dientes de pura indignación-. Busca un rincón del mundo donde la ley y el orden no hayan llegado y prueba a hablarles a ellos de libertad personal y pensamiento propio mientras se matan entre sí por una moneda de cobre. -DD se aleja tras responder con una asombrosa precisión a tus pensamientos-. Te guste o no, nos necesitáis.

La Señora suelta un leve bufido de condescendencia, como el que provocaría un niño quejándose por tener que hacer los deberes a un madre cansada, y luego decide, de forma totalmente sorprendente, hablar sin que sea estrictamente necesario.

-Nos juzgas. -No es una pregunta-. Eso es porque puedes permitirte el lujo de hacerlo gracias a nuestro trabajo. No me importa. No te culpo. No puedes entenderlo. -Cuando parece que va a volver a su habitual silencio hosco, resulta que continúa. Su voz adopta un tono suave y ligeramente jocoso-. ¿Sabes qué pasaría si nuestros objetivos escaparan hoy? El caos. Uno que ni te imaginas. Me gustaría verte enfrentarte a él con tu moral intacta, mink. -La Señora se encoge de hombros-. Así que júzganos si quieres. -Cualquier rastro de burla o distensión desaparece de su voz-. Júzganos, pero haz tu trabajo. Ya no puedes proteger a tu amiga si no lo haces.

Con la nada sutil amenaza flotando en el ambiente, logras dirigir el barco hacia las aguas adecuadas. Notarás como el navío va ganando velocidad gradualmente, discurriendo en diagonal a la muralla de piedra. Un relámpago distante muestra lo que bien podría ser una corriente catarata de enormes proporciones a una o dos millas. Es de esperar que sea vuestro destino.

A vuestras espaldas, las luces del convoy de Wangston se acercan al mismo punto.

-Los objetivos ocupan el barco central -informa DD, que siempre lo sabe todo. La Señora asiente, complacida.

-Esperaremos a que estén cerca de comenzar el ascenso y los interceptaremos. Los preparativos los distraerán. Antes de que su barco suba lo arponearemos, aseguraremos a los objetivos y nos marcharemos. No preveo enfrentamiento con las fuerzas mercenarias. Mink, colócanos en una buena posición para emboscarlos.

Parece que tu trabajo se acerca a su final. Ay, por fin... Igual quieres ir haciendo planes para lo que vendrá luego y eso.
Narrador OPD
Mensajes :
904

Fecha de inscripción :
26/12/2011


Hoja de personaje
Nivel:
Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 3qaWnZm100/100Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 9h2PZk8  (100/100)
Experiencia:
Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 3qaWnZm320000/320000Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 9h2PZk8  (320000/320000)
Berries:
Ver perfil de usuario

Narrador
Narrador OPD

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Arny Sanskari Miér 30 Jun 2021 - 20:50

Lo difícil había sido encontrar la corriente correcta, la que llevaba directa a la catarata ascendente de entrada. Pero una vez la quilla del barco se montó en ella, habría sido como navegar sobre raíles sino fuese por la insidiosa marejada y la necesidad de ir a marchas forzadas.
El navegante miró sorprendido por un momento a las mujeres que piafaban contra él como movidas por un mágico resorte, como respondiendo a sus propios pensamientos. Pero era muy consciente de la situación en la que se encontraba, así que guardó silencio y continuó a los mandos del navío hasta llegar a su objetivo, la entrada al Red Line, pues no sabían lo mucho que se equivocaban. Arny no estaba en contra del orden, es más, su gran final soñado era navegando los mares de un mundo en el que no hiciesen falta este tipo de organizaciones.
Salir de la absurda fuerza de arrastre que tenía la cascada podría convertirse en un engorro si continuaban navegando apoyados sobre la corriente que los había guiado, así que una vez localizada la entrada visualmente, viró el timón, alejándose del enorme acantilado.
El siguiente paso fue gesticular en completo silencio, señalando las velas y elevando el pulgar derecho hacia arriba a la par que movía la mano constantemente hacia arriba. La tripulación, conocedora de las maniobras navales, no necesitó más para arriar el velamen. Arny señaló entonces el ancla, que fue bajada entre dos humanos hasta el nivel del agua para evitar el sonido del chapoteo, pues este, a comparación de los sonidos del velamen, sería difícil de obviar por sus enemigos. Luego la dejaron correr hasta que alcanzó el lecho marino, dejando el lateral del barco justo en frente de la entrada, gracias al frenazo. -Así el barco será menos visible en la dirección en la que vienen y tendréis un blanco libre- dijo en voz baja, sin temor, pues la tormenta ocultaría un sonido a tal volumen y esperó a la llegada de Wangston junto al timón.
Agarrado a la rueda como medida de seguridad, pero atento a todo a su alrededor. Los encargados del ancla permanecían en sus puestos, atentos para tirar de la pesada cadena que aseguraba el barco al fondo del mar rápidamente. Todo el mundo parecía expectante a ojos del ornitorrinco, que nunca había tenido oportunidad de ver un despliegue de tal calibre, pero sabía reconocer las expresiones humanas.
Una lectura eléctrica, revelaría los humanos a su alrededor. Viéndose magnificada la habilidad por la tormenta, alcanzaría a detectar cada huella energética en cubierta y sobre él. Manifestándose claramente en su cerebro.
Con Los humanos localizados, Arny confiaría en su velocidad de reacción y el resto de sus capacidades si las cosas se ponían feas.
Arny Sanskari
Mensajes :
91

Fecha de inscripción :
31/01/2021


Hoja de personaje
Nivel:
Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 3qaWnZm36/150Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 9h2PZk8  (36/150)
Experiencia:
Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 3qaWnZm23205/1000000Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 9h2PZk8  (23205/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Ciudadano
Arny Sanskari

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Narrador OPD Lun 5 Jul 2021 - 10:50

El pequeño convoy se acerca a la trampa. Sus tres naves no tardan en ser visibles gracias a la luz de sus numerosos faroles, revelando su tamaño y poder. Navegan una tras otra, dejando unos cientos de metros de distancia entre una y otra y formando una especie de triángulo. El barco que va en cabeza pasa unos cincuenta metros por delante de vosotros. Ya se puede ver cómo maniobran con la velas para escorarse y seguir la corriente hacia arriba.

También se distinguen las troneras en su casco, una docena de promesas de dolor y fuego que ocultan otros tantos cañones detrás. En cubierta se afana un nutrido grupo de marineros y gente armada que ya celebran su éxito. Parece un grupo peligroso, por lo que puedes ver. Hay incluso unos cuantos que son considerablemente más grandes que un humano. Deben ser unos treinta o más.

El grupo de agentes guarda un silencio sepulcral, más estatuas que humanos. Dejáis pasar al primer barco y no tarda en acercarse el segundo, en el que está Wangston. Está un poco más lejos, a setenta u ochenta metros. El tercer navío, por cierto, sigue su recorrido más cerca de la Red Line que ningún otro, así que pasará a unos treinta metros de vosotros. Una distancia peligrosa. Lo bueno es que parece un tanto dañado, seguramente como consecuencia de la lucha para salir de Ohara.

Entonces te llegan tus órdenes. No oralmente, ni por escrito, sino que la voz de DD resuena directamente en tu cabeza: Mi superior ordena que participes en el asalto. Usarás tu poder para llevarte a Wangston volando si es necesario. Y si fracasamos, deberás lanzarlo al mar y asegurar su muerte. Solo así tu amiga estará a salvo.

La Señora alza la mano cuando el barco de Wangston está casi frente al vuestro. Entonces se suelta el ancla, cadena incluida -no hay tiempo que perder recogiéndola-, y se hacen girar las palas a toda velocidad. El arma de arpones vomita su contenido cuando la distancia lo permite y, aún con las luces apagadas, pasáis justo tras la popa del barco enemigo. Encontraréis una formidable resistencia, pero tampoco estáis ahí para luchar.

Tienes libertad para realizar acciones cerradas a los mercenarios de Wangston -siempre que no los mates a todos-. Creo que se te acabó lo de llevar el timón. Toca abordaje.
Narrador OPD
Mensajes :
904

Fecha de inscripción :
26/12/2011


Hoja de personaje
Nivel:
Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 3qaWnZm100/100Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 9h2PZk8  (100/100)
Experiencia:
Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 3qaWnZm320000/320000Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 9h2PZk8  (320000/320000)
Berries:
Ver perfil de usuario

Narrador
Narrador OPD

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Arny Sanskari Jue 8 Jul 2021 - 20:33

Arny se mantenía concentrado para evitar ser sorprendido por algún evento externo, pero lo que lo pudo sorprender llegó directamente a su cabeza. La voz de DD impartía nuevas instrucciones. Un añadido al acuerdo al que llegaron anteriormente. Arny estaba ahí por que necesitaban timonel, no un soldado más en su lucha. Pero este acto le dio una idea clara al ornitorrinco sobre como habían sido capaces de contestar anteriormente a preguntas formuladas en sus propios pensamientos. Además, las continuas amenazas a la vida de Mimi empezaban a molestar al mink, que se consideraba alguien de fácil trato, y que además había expresado sus intenciones de dar con el sujeto en voz alta. Ni siquiera coincidiendo en el objetivo principal de esta labor, habían dejado de lado las amenazas y Arny comenzaba a cansarse de tal comportamiento.

Los segundos parecieron horas desde que se dieron ordenes de soltar el ancla. Las gotas de lluvia apenas iluminadas con la luz de los relámpagos parecían caer a cámara lenta mientras el ornitorrinco giraba el timón y encaraba la trayectoria del navío objetivo. Los arpones rompieron el sonido sordo de la tormenta con sus detonaciones. El cascarón de la fragata donde DD dijo que viajaba Wangstrong, sufrió las consecuencias de la primera andanada, pillados por sorpresa.
El barco carecía de ancla, por lo que frenar la trayectoria se convirtió en un esfuerzo del timonel por reconducir el navío sin que las cuerdas enganchadas a la fragata rompieran el casco. Tarea que se facilito al encarar el barco a la corriente, utilizando de ancla la fragata enemiga y haciendo uso de los arpones como anclaje. Aprovechando la forma aerodinámica del barco al máximo.
Las maromas permanecerían tensas mientras las palas del barco aguantasen el remolque forzado de la fragata a favor de la corriente. Con suerte, gracias a esta maniobra las fragatas restantes seguirían la corriente sin ser capaces a reaccionar y navegarían rumbo al Grand Line sin poder evitar que la fragata de los objetivos quede atrás.
-Del trabajo sucio os encargáis vosotros. Necesitáis un timonel haciendo bien su trabajo aquí si queréis que esto funcione- dijo en voz lo suficientemente alta como para ser oído sobre los gritos de ambos bandos y el sonido de la tormenta y las palas zumbando fuerte. -Desarbolad la fragata con un cañón o romped su velamen, eso debería darnos tiempo- sugirió -De todos modos será mejor que Mimi siga viva, o ninguno volverá a pisar tierra- Pensó mirando directamente a DD con unas cuencas casi vacías, en las que apenas una diminuta luz podría encontrarse en el fondo de las oscuras simas que rodeaban las pupilas. A su alrededor, distorsiones del aire al contacto con su gaseoso cuerpo sin forma definida ondulaban las imágenes a su alrededor. Tan solo algo que podría recordar vagamente al rostro del ornitorrinco y un par de apéndices agarrados fuertemente al timón haciendo las veces de brazos podía distinguirse del cumulo gaseoso. Difícil de ver con la tormenta derramando agua como un grifo infinito. Con la noche cerrada por las oscuras nubes a su alrededor y sin luces en el navío y la posición casi estática. El mink permaneció en su puesto mientras recitaba en voz alta -Gracias a la tormenta constante, y los rayos que impactan sobre el agua. Se genera cierta electrolisis, lo que separa las moléculas que forman el agua liberando hidrógeno al ambiente. ¿Sabéis lo que es una explosión de hidrógeno y lo fácil que se puede generar?- Mientras hablaba, liberaba grandes cantidades del gas inodoro e incoloro, llenando la cubierta y asegurándose de no llegar a la parte alta del castillo de popa donde los gatos observaban cómodamente el despliegue de bípedos.
Arny mantendría el hidrógeno acumulándolo a la altura de la cubierta hasta alcanzar cincuenta centímetros de altura. Por las características del propio gas, en el momento de liberar su control sobre la restricción de altura, se elevaría rápidamente llenándolo todo y desplazando el oxigeno en el mejor de los casos. En el peor, se mezclaría lo suficiente como para crear una mayor combustión con un poder energético aun mayor -El hidrógeno arde con un poder de combustión entre dos y tres veces superior al fuego de una hoguera- continuaba impasible su discurso, pero esta vez añadió una frase a sus pensamientos directa a quienes pudieran leer su mente -Creíais que me controlaríais mejor si la doctora no estaba cerca, pero habéis dejado atrás vuestro seguro de vida. No queréis luchar contra dos enemigos a la vez, así que acabad vuestro trabajo y yo terminaré el mío, que no es otro que navegar este barco de vuelta... con Mimi intacta-

Arny expulsaría hidrógeno desde su cuerpo mientras él estaría transformado en dióxido de carbono. Tal vez no podría evitar que todo saliera en llamas por algún chispazo fortuito, pero minimizaría riesgos sobre su persona y en caso de que todo saliera mal, tendría tendida la trampa para quien intentase abordar su barco. Un simple chispazo con su electro sería suficiente como para desencadenar en infierno bajo la tormenta, el cual podría seguir alimentando hasta que todo se viera reducido a cenizas si fuese necesario.
Arny Sanskari
Mensajes :
91

Fecha de inscripción :
31/01/2021


Hoja de personaje
Nivel:
Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 3qaWnZm36/150Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 9h2PZk8  (36/150)
Experiencia:
Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 3qaWnZm23205/1000000Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 9h2PZk8  (23205/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Ciudadano
Arny Sanskari

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Narrador OPD Lun 12 Jul 2021 - 18:23

Tu terrible amenaza de matarlos a todos quemándolos vivos suscita todo tipo de variopintas reacciones. Algunos no te escuchan, porque han empezado a disparar los cañones de cubierta para agujerear el navío de Wangston y se te ha oído regular; otros te ignoran deliberadamente, bien porque se lanzan al abordaje bien porque se echan a reír de incredulidad; y hay unos pocos más que, aunque te hacen caso, no te creen. Al fin y al cabo, es difícil ver cómo liberas una nube de hidrógeno en mitad de una tormenta. No obstante, tus palabras llegan a los oídos correctos.

La Señora frunce el ceño y firma tu sentencia de muerte con la mirada. Su mano amaga con aproximarse al interior de su chaqueta, pero se lo piensa mejor, tal vez calibrando el alcance de tu habilidad. Al final, en lugar de sacar su arma, hace un sutil gesto a DD.

La agente cierra los ojos unos segundos, mientras que la lucha se encarniza en el barco enemigo. Entonces lleva una mano a su oreja y... ¿se la arranca? No, la oreja está unida a su cabeza por un cable. Y ya no es una oreja, sino un auricular, un micrófono, al parecer.

-Protocolo naranja -dice.

Por si fuera poco extraño, su cuerpo comienza a cambiar. Su cabeza, en realidad. Pierde su forma humana, se vuelve blanda y alargada y sus ojos sobresalen en los extremos de dos largas antenas.

-Engendro -musita el gato, que camina sobre una soga por encima de tu cabeza-. Si un caracol de esos puede hablar mentalmente con otros de su especie, ¿por qué no iba una mujer-caracol a poder hacerlo con la gente? Y luego el raro soy yo.

Pero DD hace más que hablar. De sus ojos surgen unos haces de luz que proyectan imágenes sobre la pared del castillo de popa. Es una imagen transmitida desde el punto de vista de alguien, a juzgar por lo que puede verse. Entre la lluvia y el movimiento de los agentes puedes distinguir a Mimi. Ves el bote, el mar embravecido, las manos del agente a través del que observa DD y el arma que apunta contra la doctora. La voz de un hombre surge por la boca de DD.

-Comprendido. Ejecución en cinco salvo contraorden.

La Señora se adelanta, lanzándote una mirada muy elocuente.

-¿Has terminado? Nuestro barco sobrevivirá unos minutos sin ti. A trabajar, criatura.
Narrador OPD
Mensajes :
904

Fecha de inscripción :
26/12/2011


Hoja de personaje
Nivel:
Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 3qaWnZm100/100Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 9h2PZk8  (100/100)
Experiencia:
Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 3qaWnZm320000/320000Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 9h2PZk8  (320000/320000)
Berries:
Ver perfil de usuario

Narrador
Narrador OPD

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Arny Sanskari Vie 16 Jul 2021 - 15:18

Las gotas incesantes de lluvia fría, caían sobre el cuerpo de Arny atravesándolo sin tocarlo mientras observaba, impasible, la transformación de DD.  
La noche cerrada y la forma de gas ocultaban el gesto de su rostro tras escuchar a la señora y ver su primera reacción, pero sus pensamientos llegarían aun más lejos que la simple imagen iracunda de un rostro tan alejado de la imagen humana. -No os diferenciáis nada de la gente a la que perseguís-
Arny había perseguido a Wangstrong por comportarse como autentica escoria con gente inocente. Por utilizar a los científicos y desecharlos cuando dejaron de ser útiles. Incluso a la anciana del andador que solo Dios sabe por que fue reclutada. Pero había encontrado en su persecución que quienes estaba ayudando, eran iguales o peores que los perseguidos.

Al soltar el timón, soltó también el control de posición sobre el gas, pero no permitiría saber a aquellos humanos la magnitud de su poder, o siquiera si estaba de farol o si la amenaza era completamente real, pues arrastraría la nube tras el.
Tras pegar un vistazo al gato y recordar la capacidad de esas personas para colarse en su mente, elaboró una intrincada maniobra para desestabilizar la lectura de intenciones del ornitorrinco -Miau miau miau miau, miau miau miau miau, miau miau miau- recitaba como un mantra mientras elevaba su cuerpo por encima de la baranda de babor y descendía hasta casi la altura del mar con un enorme cúmulo de hidrógeno tras él.
Los soldados estarían concentrados en su batalla, tratando de repeler el abordaje y vencer a los asaltantes. Al menos lo suficiente como para no ser conscientes de la sombra que aprovecharía uno de los agujeros que los cañonazos habían practicado en la estructura del barco por debajo de la línea de cubierta, para entrar directamente a las entrañas de la fragata en busca del arqueólogo.
El ornitorrinco dudaba que aquel tipo estuviera en cubierta con los mercenarios, por lo que decidió buscarlo en las bodegas y camarotes del barco invadido.

El agujero del balazo de cañón llevó al gaseoso ornitorrinco a una sala común donde hamacas colgaban y pequeños cofres alrededor de las vigas del camarote descansaban atornillados para evitar que se desplazaran sin control durante las travesías. El destrozo de varios impactos de cañón habían dejado la sala en penosas condiciones, pero no sería suficiente como para crear gran daño a la estructura de la fragata. Ni siquiera las perdidas monetarias eran de relevancia pese al aparente destrozo de maderas interiores.
Según las construcciones habituales, los camarotes estarían en la misma cubierta donde se encontraba Arny; mas la carga y polvorín, almacenes y despensa estarían situados más abajo, en las cubiertas inferiores. En algunos casos por debajo de la línea de flotación.
El ornitorrinco se desplazó por el lugar a cinco centímetros del suelo. Sin hacer un solo ruido atravesaría la sala, observando, pero sobre todo escuchando, atento al menor indicio de vida alrededor. Ignorando los gritos y ruidos que venían de la cubierta superior, donde dos grupos violentos a sueldo de otra gente o instituciones, se batían el cobre. -Que perdida de tiempo y energía- pensaba Arny pese a estar concentrado en su cometido. Encontrar a  Wangstrong.

Con las habilidades que la gasu gasu había conferido al mink, no le resultaría difícil desplazarse sin ser escuchado. Podría colarse en cada camarote cerrado y tras cada puerta bloqueada aprovechando la más mínima rendija de ser necesario. Además, la capacidad innata de su especie le permitiría determinar si alguien se escondía en alguna sala sin necesidad de entrar, pues una lectura eléctrica desde fuera, revelaría las formas de vida presentes tras la puerta.
Como medida de seguridad arrastraría la nube de gas repartiéndola a partes aproximadamente iguales a su alrededor, lo que le daría el tiempo suficiente como para defenderse u ocultarse si alguien entraba en su rango de acción, pues la falta de oxigeno haría que los humanos se lo pensaran dos veces antes de adentrarse en un lugar donde, repentinamente, no pueden respirar correctamente. Sin contar otros síntomas como dolor de cabeza, pitido en los oídos, mareo, náuseas, vómitos y depresión de todos los sentidos que aparecerían rápidamente debido a la alta concentración de hidrogeno en un mismo lugar, con ausencia total de oxigeno.
Siendo muy consciente de que una mala chispa o incendio podría prender el gas en llamas, Arny permanecería atento a esta eventualidad para expulsar el CO2 del que estaba formado su cuerpo y crear una ruta de escape de ser necesario.
Arny Sanskari
Mensajes :
91

Fecha de inscripción :
31/01/2021


Hoja de personaje
Nivel:
Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 3qaWnZm36/150Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 9h2PZk8  (36/150)
Experiencia:
Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 3qaWnZm23205/1000000Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 9h2PZk8  (23205/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Ciudadano
Arny Sanskari

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Narrador OPD Miér 21 Jul 2021 - 19:35

La lucha en el interior del barco mantiene ocupado a todo el mundo. Los agentes cuentan con la habilidad y los mercenarios con la brutalidad, lo cual convierte la galera en una trampa mortal que se cobra vidas de uno y otro bando por igual. El lado positivo es que nadie se fija en tu peculiar forma de infiltrarte. Bueno, hay una que sí, pero uno de los agentes del gobierno le descerraja dos tiros en la espalda y cae muerta al suelo.

Encontrarás a Wangston en su camarote, una estancia bastante amplia y repleta de libros. Si te asomas, verás que el explorador mete unos cuantos en una maleta, descartándolos y volviéndolos a seleccionar en un frenesí de indecisión. En la habitación hay dos personas más. Una de ellas es una mujer de pelo azul que sostiene un curioso cilindro con sumo cuidado; la otra tiene pinta de mercenaria, con todos los dedos repletos de anillos de oro y una corona mal puesta sobre la cabeza.

-¡He dicho que nos vamos! -grita Wangston-. ¿Vas a replicarme otra vez?

-Cuando me pagues mi sueldo de batalla, hablaremos. Tienes muchas deudas y yo poca paciencia, Waaaaangston -replica la mercenaria-. Los Potros Salvajes no trabajan gratis. Bueno, una vez lo hicimos, pero -La mujer empieza a desternillarse- no quieres saber cómo acabó. La cuestión es que tú pagas y yo os protejo.

-Tendrás el dinero cuando estemos en Grand Line, Campallia.

-¡Bien! -Campallia da una alegre palmada, ganándose una mirada airada de Wangston-. Tendrás tu protección cuando estemos allí.

-No tienes ni idea de lo importante que es esto -dice la otra mujer.

-Déjalo, Leile.

Puedes ver cómo el efecto de tus gases comienzan a afectarlos. Wangton y Leile parecen mareados, los libros se le caen a él al suelo. El cilindro se le cae, lo cual le arranca un gemido ahogado. Leile se aprieta el pecho y se apoya en la pared con la respiración entrecortada. Campallia estalla en un coro de toses.

-No me importan vuestros tesoros, vuestra historia, ni... -La mercenaria ladea la cabeza, como si escuchara algo. Entonces una enorme sonrisa parte su rostro en dos y se gira hacia ti-. Vaya... qué cosa más curiosa.

De repente, a la puerta le nacen media docena de agujeros. Y a tu cuerpo gaseoso también. Algo ha agujereado también el casco, convirtiéndolo en un coladero por el que entra el aire fresco de la noche. Wangston vomita asomado al exterior, aspirando aire limpio. La mercenaria se acerca a ti, tosiendo y riendo a la vez, girando sus brazos tatuados como calentamiento.

-Me encantan las cosas curiosas. Gracias por venir, seas lo que seas. A ver si consigues que ese cabrón me pague.
Narrador OPD
Mensajes :
904

Fecha de inscripción :
26/12/2011


Hoja de personaje
Nivel:
Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 3qaWnZm100/100Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 9h2PZk8  (100/100)
Experiencia:
Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 3qaWnZm320000/320000Arny, vas a morir  [Moderado nivel 4]  - Página 2 9h2PZk8  (320000/320000)
Berries:
Ver perfil de usuario

Narrador
Narrador OPD

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.