¡10 años en activo! Hace ya 10 años que esta comunidad, todavía más antigua, encontró su lugar en OPD. Los tiempos han cambiado y los usuarios más antiguos han dado paso a las nuevas generaciones que hoy rolean, pero siempre con el mismo espíritu que nos vio nacer: Construir juntos la historia más grande jamás contada. Da igual si acabas de llegar o llevas una vida; si te quedas o te vas: Gracias por hacer de este foro un lugar mejor.
27/02La actualización ha terminado con éxito casi completo. Quedan cosas por pulir, pero en breves se solventarán.
27/02Hemos tenido un pequeño problema con las afiliaciones al cambiar de skin. Rogamos comprensión y un poco de paciencia.
27/02La lotería ha terminado. Ya no se pueden intercambiar más premios por este evento; gracias a todos por participar.
Búsquedas
Últimos Temas
El Juicio final


Ir abajo
Momojiro
Momojiro
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

infiltración o castigo [pasado] Empty infiltración o castigo [pasado] {Mar 25 Ene 2022 - 12:22}

La información que cogí gracias a Illje me llevó hasta el puerto de Hallstat, la información era buena de verdad, el barco estaba anclado y con gente entrando y saliendo, pude corroborar que iban a estar cuatro días en la isla, cuando llegué jugué al despiste y pude ver los papeles del puerto, por fin todo iba a pedir de boca, de los cuatro días había perdido uno en llegar, faltaban tres, ahora solo tenía que pensar como podía sacar más información del interior, de sus tripulantes y de quien era más peligroso... La carga sabía que un navío con ese trabajo estaría en la bodega, la parte más grande, también era evidente que siempre estaba con "materias primas" las cuales no eran ni más ni menos que animales maltratados, encerrados y desnutridos.
Con tan solo un par de horas, mi información se llenó de datos como...  Una carabela (Del siglo 17) que podía mantener una carga decente para ellos, con una media de tripulación de 28 a 31 personas, cinco cañones por banda y una aerodinámica bastante veloz. Era el mejor barco para entrar y salir, su maniobrabilidad era alta, si que es verdad que podría ser un barco relativamente pequeño comparado con un galeón pero perder ese espacio la hacía rápida y manejable, lo que para unos fugitivos de la ley era lo más deseado, tenían que compensar esas ventajas con poca carga pero haciendo tráfico de animales eso no era problema para ellos.

¿Como conseguí esa información? ¡Muy fácil! En la taberna del puerto, desde donde se veía gran parte de ellos, empecé a preguntar a los marineros sobre sus propios transportes como si fuese un aficionado a los barcos, ellos, entre el alcohol y que estaban orgullosos de sus caballos acuáticos, soltaron la lengua cosa fina y entre ellos habían unos tripulantes del propio objetivo a los cuales intenté acercarme pero no eran muy simpáticos... Dato curioso, es que me quedé bien con sus caras y por como hablaban de los de "arriba" eran simples peones. Lo gracioso es que era fácil reconocer a la gente del "Albatros" tenían más cicatrices en el cuerpo de animales que de peleas con espada...
Michaela Albás
Maleante
Michaela Albás
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

infiltración o castigo [pasado] Empty Re: infiltración o castigo [pasado] {Miér 26 Ene 2022 - 10:51}

Tarde o temprano iban a necesitar un barco más grande. Si bien ella tenía su propio camarote, Crawford y Myers compartían la bodega. Siempre había uno de ellos como mínimo en cubierta, para manejar el barco. Ella no iba a hacerlo, claro, ni sabía navegar ni tenía intención de aprender. Pero eso le dejaba con dos opciones, bien quedarse encerrada en su camarote o salir a tomar el aire y lidiar con la presencia de sus subordinados. Le agotaba, no iba a mentir. No le gustaba la charla insulsa y esos dos estaban terriblemente ufanos por haberla seguido; constantemente trataban de crear con ella una confianza que, sencillamente, no iba a crecer. Ni los comentarios sobre el tiempo ni una comida preparada con especial esfuerzo podían ocultar el hecho de que eran dos marionetas de carne, sudorosas y bastante tontas.

Trabajaban bien, sin embargo. No habían tenido ni un solo incidente desde que habían salido de Kieskaya. Cierto era que Hallstat no era el destino más lejano, pero sí el que necesitaban. En Hallstat estaba su primera parada.

Conocía a la perfección el calendario de su queridísimo. De no encontrarse trágicamente indispuesto, habría sido él quien habría zarpado hasta Hallstat para encontrarse con sus colaboradores. Lógicamente, alguien debía cubrir su lugar. Michaela no pensaba dejar pasar esa jugosa oportunidad.

Atracaron en Hallstat temprano por la mañana. En unas 8 horas, tendría lugar una subasta muy esperada por todo tipo de personas. Era complicado entrar sin invitación, pero por suerte Michaela llevaba dos guardadas cerca de su pecho; una para ella y una para Crawford, como seguro. En realidad iban a nombre del Señor Albás, pero una errata en el nombramiento la tenía cualquiera.

Se había ocupado de que Myers llamase a una de las posadas del puerto para reservar dos habitaciones; una para ella y una para ellos. Irían a la subasta, pasarían la noche allí, terminarían las negociaciones a la mañana siguiente y entonces se marcharían. Era un plan sencillo, pero estaba intranquila.

Había un chico en el puerto. Pudo verlo mientras acababan de atracar el barco y de nuevo cuando caminaban hasta la posada. Hacía preguntas, aquí y allá, con tono jovial y curioso. Era joven y podía ser simplemente un irritante rasgo de su personalidad, pero con la subasta tan cerca… no quería dejar nada al azar.

Miró a Crawford y le dio instrucciones precisas antes de seguir su camino. Llegó a la posada, dejó sus cosas en la habitación y bajó a la taberna. Tras preguntar al dueño por un rincón pausado, se fue a una de las esquinas a esperar a que le sirvieran una taza de té. Un sitio así no tenía salones propios, pero con suerte estaría lo bastante apartado como para que nadie indeseado le molestase.

Entre tanto, Crawford habría ido a buscar al joven. Le habría tocado el hombro para llamar su atención y seguramente habría esbozado una de las sonrisas bobaliconas que tanto le caracterizaban.

-Creo que tienes preguntas. Mi señora cree que puede tener respuesta para ellas. – Le habría dicho.

Se arregló el vestido negro y se arrebujó algo más en su abrigo de pelo. Lo llevaba abierto, cubriéndole los hombros a modo de capa. Hacía frío en Hallstat, pero ni de lejos tanto como en Kyeskaya. Esbozó una sonrisa amable cuando le sirvieron el té y el enorme anillo de esmeralda relució en su mano al alargarla para coger la taza.

Si su corazonada era correcta, el chico en cuestión no tardaría mucho en entrar por la puerta.
Momojiro
Momojiro
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

infiltración o castigo [pasado] Empty Re: infiltración o castigo [pasado] {Lun 14 Feb 2022 - 3:16}

Desde mi mesa, en la cual iba acompañado de cuatro marineros más, podía observar tranquilamente a los del Albatros, pero de forma inesperada, estaba manteniendo una conversación bastante interesante, parece ser que el capitán de estos rufianes, se dedica al contrabando y que de vez en cuando su "mercancía" cambiaba a piratas con recompensa por su cabeza que no querían ser descubiertos, me guardé el nombre de su navío, más tarde informaría a la marina, pero era curioso de la forma en la que lo hacían... Me puse con ellos a jugar a las cartas, creo que el tuerto hacía trampas, llevaba ya tres manos seguidas llevándose la poca limosna que había conseguido, el desdentado parecía el más rico, pero no era de juegos de azar e iba perdiendo a un ritmo alarmante. A decir verdad estaba entretenido, podía decir que me lo estaba pasando hasta bien, hasta que noté en mis hombros un par de toques y sin moverme un hombre acercó su rostro a mi oreja y me susurró unas palabras que activaron mi curiosidad...

Tras pronunciar su frase, el hombre se dirigió a la puerta del local esperando mi reacción, miré de reojo, volví a centrar la mirada en la tripulación de mi objetivo ¿Que debería hacer? Podían pasar tres cosas, haber topado con alguien que pueda ayudarme, cosa imposible... Haber levantado muchas sospechas preguntando por ahí, seguramente eso acabaría con una puñalada en el costado como la primera vez, pero ahora tenía una pequeña ventaja... O tercero, me habían reconocido y estaba en un aprieto... Sea como fuere tenía que decidir, dejar pasar esta oportunidad quizás no era buena idea podría traer mas contras que pros, pero perderles la vista a ellos... ¡De perdidos al río! Esos peones no conseguirán llevarme hasta los importantes, necesitaba rastrear por otro lado...

Dejé las cartas sobre la mesa pero boca a bajo -Me planto- Claudiqué mi partida, el maldito tuerto se puso contento, no me quedaba ni un berrie por su culpa, yo creo que miraba las cartas de los demás. Me levanté sin hacer mucho ruido con la silla, agarré mi baso y le dí un fuerte trago para terminarlo, luego me acomodé el cuello de la camisa y me despedí. Tras un par de despedidas, me fui dirección a ese hombre el cual era de lo más sospechoso...
El tipejo no me dijo mucho en todo el camino, simplemente me dediqué a seguirle y a mirar hacia donde me llevaba, no quería caer en una trampa, actualmente era fuerte, pero no invencible. Me llevo hasta una posada, parecía de lo más normal. Una vez dentro me llevó hasta unas mesas, había una en concreto con una mujer la cual de primeras me dio la impresión de tener un caracter imponente, o por lo menos juzgando por la cubierta...

Me acerqué a la mesa, moví la silla y le dediqué unas palabras a la joven -Con permiso- Dije antes de sentarme -¿Me ha hecho llamar? No entiendo muy bien el por qué, pero aquí estoy- No me iba a esconder, tampoco iba a mostrarme ni mentir, por lo menos más de lo necesario -Me han dicho que usted tiene respuestas para mí, pero... ¿A qué preguntas exactamente?- No iba a ir a cañón y decir "hey que sabes de la tripulación que intento meter entre rejas hasta el fin de sus días" Si es de ellos, mi piel se separaría de mi carne en menos de lo que cose una abuela un calcetín de recién nacido...
Michaela Albás
Maleante
Michaela Albás
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

infiltración o castigo [pasado] Empty Re: infiltración o castigo [pasado] {Lun 14 Feb 2022 - 17:54}

Mientras aguardaba a que el joven apareciera, revisó sus notas. Las llevaba convenientemente anotadas en una hermosa libreta de terciopelo verde; iba siempre en su abrigo y rara vez se separaba de ella. Había tomado la decisión de abandonar a su marido muchas lunas atrás; en el proceso fue meticulosa y pragmática. Se esforzó por reunir toda la información posible acerca de sus amigos, sus aliados, la gente tras su espalda y toda aquella persona que pudiera ser relevante en el futuro. Había sido un trabajo arduo y estaba recopilado por entero en esa pequeña libreta, en una clave que solo ella conocía. Estaban ahí los nombres y los datos principales de la gente a la que pretendía ver en la subasta.

Eran piratas y, pese a ello, gente organizada. Se dedicaban, entre otras cosas, al comercio de animales exóticos. Habían vendido pieles y otras bondades a su marido en el pasado; el abrigo que llevaba había sido un regalo de cortesía por su aniversario en su día. Traían buen material, pero eran gente tosca y algo rancia. Aún así, que fueran a estar presentes en la subasta de esa noche implicaba que habían logrado ganarse cierta reputación entre los bajos fondos; era un buen momento para su debut.

Cerró la libreta en cuanto se abrió la puerta de la calle. Crawford dejó pasar al joven y le indicó a donde tenía que ir, antes de desaparecer. Michaela colocó una pequeña y amable sonrisa en su rostro, examinando al chico mientras se acercaba. Se sentó frente a ella, sin perderla de vista. No perdió el tiempo tampoco y en seguida fue al grano. La sonrisa de Michaela se ensanchó un poco, con algo de condescendencia. Claro, impaciente. Normal, por otro lado. Hizo una pequeña seña al camarero y en lo que se acercaba decidió responderle:

-Mi nombre es Michaela Albás. Llegué esta mañana a Hallstat y no he podido evitar fijarme en ti... en el puerto.

Aguardó. Acababa de llegar el camarero; le hizo un gesto al joven para que pidiera lo que quisiera; ya pagaría ella. Si su corazonada era correcta, sería una conversación bastante más lucrativa que el precio de una bebida o un desayuno.

-Tienes preguntas, por lo visto. Has estado rondando cierto barco y poniéndole ojitos a los trabajadores del mismo; no puedo evitar preguntarme qué asuntos pendientes tienes con ellos. Quizá pueda saciar tu curiosidad.

Era posible que se equivocara; era la primera vez que hacía algo así y aunque estaba acostumbrada a analizar por qué la gente se comportaba como se comportaba, no era infalible. Pero en el peor de los casos, le habría dado desayuno y un susto a un mocoso. En el mejor, quizá no tendría que llevar a Crawford con ella a la subasta.
Momojiro
Momojiro
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

infiltración o castigo [pasado] Empty Re: infiltración o castigo [pasado] {Vie 18 Feb 2022 - 2:54}

Mujer misteriosa donde las haya, no esperaba encontrarme a alguien así pero esto demostraba que seguía siendo un patoso en cuanto a mis objetivos se referían, se acercó el camarero -Nada, muchas gracias- Antes habría aceptado, pero a lo largo de esta aventura he aprendido a no fiarme ni de mi propia sombra, no quería caer en una trampa, si ella se había dado cuenta de lo que estaba tramando o simplemente que tramaba algo quizás otros también y esta era la manera de silenciarme... -¿A que se refiere con ponerle ojitos? Simplemente busco trabajo y por lo que he visto de ellos, parecen ser una tripulación alegre y adinerada, no reparan en gasto, si cobran bien, también cobraré bien, simplemente quiero vivir una vida con algún pequeño lujo, ¿Es mucho pedir?- Comenté sin quitar mi sonrisa característica, claramente todo mentira ¿Pero quien en su sano juicio diría que intenta encarcelar a la tripulación de algo tan peligroso? -Creo señorita Albás que se confunde conmigo, simplemente busco trabajo ¿Tendría usted para mi? ¿Es esa la respuesta que quiere que haga?- Si, me estaba haciendo el tonto, se me daba de perlas, no tenía que practicar siquiera, pero esta situación me estaba dando mala espina, una mujer hermosa, me llama por sus secuaces y me encierra en una taberna, claramente parecía una trampa, seguro me iba a envenenar o quizás ahora tenga problemas para escapar... ¿Habrían traído a esta hermosa modelo para captar mi atención? Bueno, no sabía quien iba a ser hasta que me han traído pero... Esto me da muy mala espina...

-Siento defraudarla, pero simplemente ha sido eso, busco trabajo en el cual paguen bien, a ser posible en alta mar, me gusta sentir la brisa, el olor del salitre, las gotas de agua en la cara, estar en plena noche tirado en cubierta observando la luna brillar en lo alto del cielo... Soy feliz con pequeñas cosas- Iba a seguir soltando el rollo, decir que mi sueño en la vida es algo como tener un barco y lanzarme a la aventura pero creo que sería sobre actuar y me daba miedo tener que salir a la fuerza del local, dañar a Michaela no está entre mis agrados -¿Y usted? ¿Que es lo que busca? ¿Que respuestas me puede dar?- Mierda... Maldita curiosidad ¿Por que habré hecho las preguntas? Mi prioridad tiene que ser salir de ahí...
Michaela Albás
Maleante
Michaela Albás
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

infiltración o castigo [pasado] Empty Re: infiltración o castigo [pasado] {Dom 20 Feb 2022 - 12:17}

No había pedido nada de beber, pero no podía culparle. Había llegado aquí de improviso y claramente no planeaba quedarse demasiado tiempo. Quizá simplemente no se fiaba de ella. Pensaba cambiar ambos hechos y era más fácil empezar por gestos pequeños.

-Traiga otra taza; no me molesta compartir mi té.- Despidió al camarero con un gesto y una pequeña sonrisa de disculpa. Misma tetera, podía echarlo él mismo. De esa forma, las posibles sospechas de envenenamiento que pudiera tener el chico se desvanecían, o al menos eso esperaba. No pretendía acabar con él; no le conocía lo suficiente como para saber si le compensaba su muerte, pero sospechaba que no era el caso.

-Me refiero justo a lo que tú; son una buena tripulación, con buena paga. Aún preguntando en otros lados, está claro cuál sería tu trabajo ideal. He hecho tratos con ellos en el pasado.- En realidad, su marido los había realizado. Daba lo mismo, a estas alturas.- Haces bien en buscarlos.

Se estaba haciendo el tonto. No tenía claro por qué, pero tampoco ninguna duda. No sabía si era la sonrisa o el tono de su voz, pero no buscaba trabajo, buscaba información... como mínimo. El por qué, lo desconocía. Quizá su querido no estaba al tanto de todo. Quizá tenían otros negocios que le convendría conocer. Dejó al joven seguir hablando; el camarero acababa de traerle una taza y todavía quedaba bastante té en la tetera. Rellenó la suya y le dio un pequeño sorbo, antes de indicársela con un amable gesto. Estaba rico; el té negro era de sus favoritos.

Quizá se equivocaba. Quizá el chico iba de verdad tras el agua, el salitre y la luna, pero le parecían motivaciones terriblemente infantiles. Demasiado poco... realistas. Apenas llevaba unas semanas viajando de forma constante por mar y ya estaba harta; que alguien lo buscase de esa manera, hablando del día a día en el mar de forma tan ambigua... era raro, como poco. Pero fuera por lo que fuera, le convenía. Dejó la taza de té en la mesa y se llevó las manos al regazo, atendiendo a sus preguntas.

-Verás, esta noche va a haber una pequeña reunión entre personas de ciertos... intereses. Una de ellas es el capitán del Albatros. Me temo que mi queridísimo no ha podido acudir, y yo debo formalizar un par de acuerdos con él. No me gustaría ir con las manos vacías; presentarle a un nuevo miembro de su tripulación podría ayudarme a romper el hielo. Me pareció que tu interés podía sernos útil a ambos. Dime, ¿qué puedes aportarle a él y a sus hombres?

En realidad, no podría importarle menos lo que alguien como él podía aportar; no obstante, tenía que saber vender el producto. El chico era alto, no parecía demasiado fuerte pero las apariencias podían engañar, al menos parecía estar en forma. Si hubiera estado fofo aquello no habría funcionado. Tenía buena postura y ojos bonitos y lo más importante: iba armado. Si sabía utilizar adecuadamente la espada o actuar bien bajo presión, el capitán sería capaz de encontrarle utilidad y ella quedaría en buen lugar. Eso era todo lo que importaba.

Momojiro
Momojiro
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

infiltración o castigo [pasado] Empty Re: infiltración o castigo [pasado] {Dom 20 Feb 2022 - 23:43}

Claramente la tensión del ambiente subió cuando a petición de la mujer, el camarero trae una taza extra, la mujer claramente había visto mis intenciones con la posible intoxicación, ¿Acaso no se podía untar veneno en la taza en vez de en el liquido? No, no iba a tentar a la suerte, pero el simple hecho de que la mujer supiera lo que pensaba era algo que me ponía tenso, claramente me llevaba ventaja en el terreno, ella sabía más o menos como poder entenderme en cambio al contrario no tenía ni idea de como comprender sus palabras...

Parecía que mis palabras habían calado, pero no entendía el por qué me sentía tan incomodo, me sentía observado, analizado, estudiado, por lo que ella decía, el "Albatros" era una tripulación de diez, dato que me hizo desconfiar aún más de ella, o no sabía que tipo de tripulación era, o lo sabía muy bien y me había calado... Estaba como al principio pero intentando saber cual sería su próximo paso...

Lo siguiente que salió de su boca fue cuanto menos interesante ¿Una reunión? ¿El capitán del Albatros? Era demasiado bueno todo esto para ser verdad ¿no? Esta mujer quería usarme como "ofrenda" me olía a trampa pero la curiosidad también tiraba de mi, ¿Que debía hacer? Estuve unos momentos estudiando la estrategia pero soy más de impulsos que de estrategias, si algo salía mal solo tendría que volver mi cuerpo en estado liquido y escapar por cualquier rendija... -Entiendo que, usted está invitada e interesada en la reunión, por lo que creo, o me da la sensación, que es una mujer de negocios, ¿Cual es el truco? ¿Simplemente tengo que abrazar la buena suerte? ¿Le tengo que pagar algo? ¿Le deberé algo?- Mi curiosidad estaba justificada, nada daba un buen contrato sin tener letras pequeñas...
Michaela Albás
Maleante
Michaela Albás
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

infiltración o castigo [pasado] Empty Re: infiltración o castigo [pasado] {Lun 21 Feb 2022 - 11:22}

Pese a todo, el chico seguía sin beber. Era precavido y Michaela esbozó una diminuta sonrisa. Eso era bueno. Si de verdad quería trabajar en el Albatros, por los motivos que fueran, le iría bien esa desconfianza. No es que los matones del capitán fueran muy avispados, desde luego parecían más brutos que otra cosa, pero el hombre llevaba haciendo sus cosas durante varios años sin grandes problemas; alguna neurona debía esconderse debajo de las apariencias.

Le dejó tiempo para que pensara; había ido al grano relativamente rápido y al fin y al cabo, seguían sin conocerse. No sabía el nombre del chico, pero tampoco iba a preguntar. No era necesario, al menos de momento. Que le diera vueltas a su oferta hasta encontrarla agradable era lo prioritario. Y, por suerte, no tardó en dejar de pensar y pedir más respuestas. Michaela asintió y se echó hacia atrás, acomodándose en el sillón.

-¿Mujer de negocios? - sonrió.- Sí, podrías llamarme así. No necesito que me pagues, entiendo que si buscas trabajo es porque lo necesitas, en mayor o menor medida. - El oro y los berries no eran un gran problema, al menos de momento. Si este trato no acababa de funcionar, igual tendría que replantearse su situación. De momento, sin embargo, todo estaba controlado.- Sí hay algo que me gustaría que hicieras por mí. Si cuando consigas este trabajo, a lo largo de tus viajes, vieras algo... inusual, me gustaría que me lo contaras.

Se inclinó para tomar otro sorbo de té. Por supuesto, estaba pensando a largo plazo. No esperaba que el chico empezara a cantar nada más salir del puerto pero... si en unas semanas recibía cierta información, estaba segura de poder darle un uso adecuado.

-Al fin y al cabo, de proponerte para este trabajo, doy la cara por ti... en cierto modo, vaya. Si algo ocurriera, o fuera a ocurrir... me gustaría un aviso previo, eso es todo. No querría que te pasara nada; dañaría mi reputación.

Esperaba que lo entendiera. Tal y como ella lo veía, había dos posibilidades. Bien el chico era honesto y tan solo un poco tonto, tarde o temprano se toparía con las actividades extraoficiales del Albatros. Y tener detalles de las mismas era una carta importante. Por otro lado, si el chico tenía otros motivos para inmiscuirse con ellos... sería muy útil estar al día de lo que ocurriera en ese barco. Si hubiera una desgracia, alguien tendría que ocuparse de coger la antorcha. Y ella siempre había tenido un agarre firme.

Rebuscó un momento en su abrigo y sacó dos entradas, enseñándoselas.

-Esta noche, a las 8, en el Salón de Espectáculos de la capital. ¿Qué opinas?
Momojiro
Momojiro
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

infiltración o castigo [pasado] Empty Re: infiltración o castigo [pasado] {Lun 21 Feb 2022 - 16:44}

Miré las entradas desconfiado, sabía que la mujer quería algo y ese algo era un chivato en el barco, si quería saber lo que pasaba es que mi primera idea sobre ella era cierta, una mujer peligrosa, una araña creando una gran telaraña para atrapar a sus presas, ella me metía en la tripulación a cambio de filtrar los movimientos, no estaba mal, pero antes de coger la invitación, tuve que asegurarme, no me gustaba el bajo mundo pero tampoco poner en aprietos a alguien sin que se lo mereciera -¿Y si resulta que no soy apto para el trabajo? ¿Y si me echan en el primer puerto? ¿Eso no sería también manchar vuestra imagen? No se confunda, quiero el trabajo, pero aún que no la conozca de nada, tampoco me gustaría encontrarle problemas para los negocios de su marido, entiendo lo que busca, o eso creo, por lo que si acepto el trato y no puedo pagarle por que resulte que soy un inútil, déjeme que le pague de otra forma- Una mente un tanto adulterada habría pensado que me estoy ofreciendo en carnes pero ni cercano a la realidad, mi mente no llegaba a ese nivel -Si no puedo cumplir el trato, ¿Tiene otra forma de pago en mente? ¿Por si la primera no sale bien?- Que no iba a salir bien, claramente quería a toda la tripulación entre rejas y el trafico de animales totalmente parado, lo malo es, si lo conseguía, ¿Esta mujer seguiría con el legado? Bueno, llegado el momento tendríamos que ponerle su solución adecuada...

Me levanté de la mesa, extendí mi mano abriendo la palma para recibir la entrada, no sin antes -Ofrecer un tripulante es ofrecer la imagen de uno mismo, si yo fallo, de mí se olvidarán pronto, pero de usted no, siempre tendrá ese estigma con el capitán de la tripulación, no se si podré estar a la altura de las expectativas, pero en estos tratos siempre puede salir algo mal y no me gustaría en un futuro deber nada a nadie, si sus apuesta tiene más beneficios que perdidas, lo acepto, pero debe tener a mano un segundo método de pago. Le doy mi palabra que yo, pago, pero solo es eso, mi palabra...- Si a ella le valía el trato estaría a las ocho en el lugar acordado, preparado y listo para hacerme tripulante del Albatros, de lo contrario... Ya sabía el lugar y la hora, tampoco me hacía falta mucho más para recolectar información del objetivo
Michaela Albás
Maleante
Michaela Albás
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

infiltración o castigo [pasado] Empty Re: infiltración o castigo [pasado] {Miér 23 Feb 2022 - 10:17}

Michaela se echó hacia atrás y apoyó la cabeza en una mano, dándose ligeros golpecitos en la mejilla mientras pensaba. Era una pregunta más que válida, al fin y al cabo. Quizá ese chico fuera algo más que un rostro bonito. Sin embargo, no era nada que no hubiese pensado.

-Tienes ganas de trabajar en el Albatros, ¿no es así? No creo que seas tan malo como para que te echen en el primer puerto. No, creo que vas a esforzarte. Sin embargo, si no fuera así, no sería un problema. Siempre y cuando me avises, me das la oportunidad de ir a hablar con el capitán para charlar amistosamente sobre lo... desafortunadamente torpe, que habrás resultado ser. Sigue siendo un trato decente.

Decente, pero no ideal. Los ojos de Michaela se agrandaron un poco cuando el chico se ofreció a pagar de otras formas. ¿Pretendía fracasar, entonces? Pero de ser así, ¿por qué pactar un pago por delante, en lugar de huir? Quizá pretendía que este no fuera el último trato entre ellos; de una forma o de otra, era más que conveniente.

-Mis negocios. - Corrigió con cuidado.- Mi queridísimo, dios le tenga en su gloria, ya no está en posición de manejarlos. - Se acarició el enorme anillo de esmeralda mientras lo decía, un tanto distraída. Sin embargo, no tardó en volver al grano.- Si esto se torciera y de alguna forma no resultara beneficioso para ambos, me llamarás de vuelta. No dudo que tendré otro uso para ti.- Levantó un único dedo.- Una sola vez. No me gustaría abusar de tu generosidad; pago en metálico para ti, información para mi. Los detalles podemos resolverlos si nos vemos forzados a utilizar el plan B.

Se levantó y se colocó su abrigo con elegancia. Volvió a enseñarle las dos entradas y le repitió la dirección, pero se las guardó ella sola. No entraría si no era de su brazo.

-Ah y... quizá quieras vestir algo un poco menos... usado. Es un lugar importante.

Salió de la cafetería; iría a su habitación de la posada y se relajaría un poco hasta que fuera hora de marchar. Tenía por delante un par de horas a solas y pensaba disfrutarlas; últimamente, por desgracia, escaseaban. Luego, se vestiría y tomaría un coche de caballos para acudir hasta el Salón de Espectáculos. Era la hora de la verdad.
Momojiro
Momojiro
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

infiltración o castigo [pasado] Empty Re: infiltración o castigo [pasado] {Vie 25 Feb 2022 - 2:30}

La mujer lo tenía todo previsto o pensaba muy rápido, sea lo que fuere, la mujer se levantó, me recordó la dirección y salió de ahí dejando mi presencia sola frente a una mesa con un té que por otro lado olía de maravilla... Quizás le faltaba un ingrediente sorpresa ¡Chocolate! Pero en otra ocasión... Me dirigí hacia la puerta donde pude notar que el camarero no me apartaba la vista de encima ¿Trabajaba para ella? ¿Para otros? ¿¡No pagó la cuenta!? Bueno, si no dice nada...

Salí de ahí y me dí un buen paseo pensando en como actuar, ¿Iría a la fiesta? ¿Tendría que vestirme para la ocasión? Que dilema... Pero la verdad es que nunca he tenido una oportunidad como esta para presentarme en el Albatros como trabajador barra empleado... Me apoyé en la pared que hacía esquina de la calle, veía a la gente pasar mientras yo tenía la mirada perdida, tras una hora decidí... ¡Iré!

Contando las pocas monedas que me quedaban, me puse en marcha directo a comprar... Mejor dicho, a alquilar un traje, baratito por lo visto. Entré en la primera tienda que vi, parecía ser la zona cara, me fui a la segunda que encontré, pues no, la cara era esta, a la tercera va la vencida, encontré una tienda de ropa donde alquilaban trajes cutres a buen precio, daba el pego y se iba a comer todo el dinero que me quedaba, pero todo sea por cazar a esos desalmados... Me tomaron medidas, me aconsejaron y tras un montón de trajes, decidí cogerme el "gris cielo nublado de bienvenida en eventos y reuniones" o eso dijo el dependiente...

Tras el tiempo que gasté en el traje y poco más, solo me dio tiempo a dejar tanto mis ropas como objetos en la misma tienda (La espada era el aval para saber que volvería a por ella y devolvería el traje) Me dolió en el alma dejarla en la tienda, pero al hombre le quedó claro que no podía ni venderla, ni siquiera tocarla... Para una reunión así tampoco es que me hiciera falta y si en un caso remoto necesitase armas... Me sobraban gracias a mi fruta... Me quedé en las cercanías a la espera de ver a la mujer que me ofreció el trato y a quien posiblemente deje mal en un futuro con esta tripulación...

Traje:
Michaela Albás
Maleante
Michaela Albás
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

infiltración o castigo [pasado] Empty Re: infiltración o castigo [pasado] {Dom 27 Feb 2022 - 11:53}

La posada resultó tener una de estas bañeras antiguas, con cuatro patas imitando a garras. Propia del estilo elegante de Hallstat, no dudó en aprovecharla. El agua caliente terminó de relajarla para lo que sabía iba a ser una noche larga. Su primer trato... diría que estaba nerviosa, pero sería mentira. En realidad, estaba emocionada. Había visto demasiadas veces a su marido hacer lo mismo, las suficientes como para saber exactamente qué errores no cometer. Y recordaba al capitán del Albatros; se habían encontrado en varias ocasiones, por lo que tenía la certeza de que la reconocería. Las condiciones eran ideales; solo restaba pasar a la acción.

Salió del agua, se secó y se vistió con eficacia y cuidado. El vestido negro de terciopelo se amoldó con cuidado a su figura, la tela arremolinándose en el escote para cubrirlo y darle volumen a un tiempo. Largos guantes y medias, ambos de encaje, junto a un par de zapatos de tacón terminaron de completar el conjunto. Pendientes y collar de esmeralda, a juego con el eterno anillo en su dedo y un par de joyas entrelazadas en el pelo. Se puso el mismo abrigo que a la mañana y bajó. Delante de la posada, Crawford ya la estaba esperando junto a un coche de caballos.

El viaje no fue muy largo. La capital no estaba demasiado lejos y el Salón de Espectáculos era fácil de encontrar. Un enorme edificio antiguo, de fachada ornamentada y estilo victoriano relucía bajo la luz de dos focos, indicando su presencia y reclamando la atención de todos los presentes. Michaela bajó del carro de caballos asiento la mano de Crawford, para soltarla inmediatamente y limpiársela en el abrigo como por despiste, por acto reflejo. Miró a su alrededor; faltaba un ingrediente y no tardó en encontrarlo.

Asintió para sí mientras se acercaba; el muchacho había logrado conseguir un buen traje. Iba un poco despeinado, pero le daba cierto aire de inocencia que no era necesariamente malo. Sería una buena ofrenda para el capitán.

-Buenas noches. Me alegra que hayas logrado llegar. Ya puedes marchar, Crawford; puedes volver a las 12, para entonces ya deberíamos haber terminado.

O al menos eso esperaba. La subasta duraría una hora escasa y dado que pretendía sentarse directamente con el capitán para cuando cayera el telón el trato estaría más o menos formalizado. Se dirigió hacia el chico antes de empezar a buscar al capitán.

-Sé que igual no lo tenías en mente, pero deberías decirme tu nombre. O por lo menos, el nombre que planees utilizar. La idea es aparentar que nos conocemos; que le estoy haciendo un regalo al capitán... un hombre de confianza. Si al final decides serlo o todo lo contrario no me importa, siempre y cuando nuestro trato siga en pie.

Sacó las entradas del abrigo y se las entregó al hombre de la puerta. Les dejaron pasar sin más dilación y en seguida se encontraron en un enorme atrio donde los invitados hablaban entre ellos, a la espera de que empezara la subasta.

-Bien, ahora solo nos queda encontrarle.
Momojiro
Momojiro
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

infiltración o castigo [pasado] Empty Re: infiltración o castigo [pasado] {Miér 2 Mar 2022 - 0:05}

Un carro a lo lejos marcado por el ruido producido por el paso de los caballos apareció a lo lejos, muchos habían llegado así, como le gustaba a la gente una buena entrada con clase. Esta vez bajó quien me iba a meter en la boca del lobo, cuando la mujer bajó no pude evitar mirarla algo atónito. Su vestimenta, su clase, ella en sí, era una buena referencia a belleza, elegancia y clase, me sonrojé levemente cuando me habló, luego recordé el tipo de persona que creía que era y volví en mí mismo. -Momojiro- ¿Para que mentir? Seguramente solo serviría para desconcentrarme o que se me notase, que supieran mi nombre no significaba nada del otro mundo. Alcé el codo para ponerlo en jarra, para llevarla del brazo a la ceremonia...

Observé a la mujer, estaba en su salsa, todo esto era igual que cuando yo me adentro en el bosque, lo dominaba todo. Nada más entrar, entre luces, cristales y joyas, todo brillaba, lucía brillante y hermoso pero la gente que había por ahí era bastante... Variada, había desde gente como Michaela hasta gente como yo, al fondo a la izquierda se veía la zona "oscura" de la fiesta, la gente parecía tener matones más que acompañantes, hasta una mujer con vestido parecía una asesina a quince kilómetros... -Aquí hay mucha gente...- Comenté pero no solo veía gente, también había seguridad...

Una pareja se acercó a nosotros, un hombre bajito pero eso sí, vacilón, pequeño y rechonco, al lado de una mujer esbelta, recién salida de una revista de modelos -¡Buenas noches señores!- Dijo el hombre, -Gran velada ¿Verdad? Disculpen mi impertinencia, pero... ¿A por qué vienen? Nosotros hemos visto un rinoceronte con el cuerno doble... Único- Comentó orgulloso -Cariño, no seas mal educado, Somos Edgar Von Gilispousen y yo, soy Eva Everer Everi Va- Si no fuera por que nadie me conoce, pensaría que me estaba vacilando... Los dos empezaron una conversación con nosotros pero hablando solo ellos, simplemente me resignaba a sonreír y a asentir. Mientras ellos hacían gala de su dinero desbordante, yo me dedicaba a otear a ver si veía a los del Albatros...
Michaela Albás
Maleante
Michaela Albás
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

infiltración o castigo [pasado] Empty Re: infiltración o castigo [pasado] {Miér 2 Mar 2022 - 13:21}

Momojiro, sin apellido. Bien no se lo había dicho, bien no lo tenía. Tampoco lo necesitaba, era cierto, pero le había dado más preguntas que respuestas. Tomó el brazo que le ofrecía y sin más tardanza, se adentraron en el Salón de Espectáculos.

Miró a su alrededor con curiosidad. Había varias caras conocidas entre la multitud. Dedicó un par de sonrisas corteses y alguna que otra inclinación de cabeza. A todos les conocía por su marido y sabía que se estaban preguntando cosas. Tarde o temprano empezarían las habladurías y, tarde o temprano, los rumores llegarían hasta Kieskaya. Sin embargo, nada de eso sucedería esa noche. Mientras se centrara en la tarea que tenían por delante, todo iría bien.

Buscó, sin éxito, al capitán del Albatros. Antes de que pudiera ubicarle, una pareja se acercó a ella y a su improvisado acompañante. Por supuesto, el hombre empezó a hablarles dando por sentado que les interesaba la cháchara insulsa que venía a soltarles. Solo llevaba un par de frases y Michaela ya sentía el tedio machacándola por dentro. Nada le habría gustado más que cruzarle la cara de una bofetada y apartarse, pero lamentablemente no era el lugar. En vez de marcharse, asintió con educación.

-Sin duda es un ejemplar único, pero estoy más interesada en la sección de… reptiles. Me han dicho que hay un par de especímenes verdaderamente notables.

Las conversaciones previas a una subasta siempre eran un tira y afloja. Si ibas a por algo en concreto y lo dejabas entrever, corrías el riesgo de que alguien intentara alzarte el precio o, peor, robarte lo que querías. Si te mantenías en silencio y tratabas de no llamar la atención, era posible que los otros asistentes hicieran migas contra ti. Toda esta gente venía de diferentes mares e islas y muchos de ellos no gozaban de muchas oportunidades para asistir a eventos tan públicos como era aquel; socializar era un requisito indispensable. Aún así, no quería enseñar todas sus cartas. Había por lo menos seis o siete reptiles listados; la que le interesaba no estaba segura de que estuviera ahí.

Por el rabillo del ojo, vio a la persona que habían venido a buscar. Su sonrisa, completamente falsa y perfectamente profesional, se ensanchó un poco.

-Es un placer. ¿Quizá podríamos reunirnos una vez acabara la subasta? – No tenía intención de hacer tal cosa.- Lo lamento muchísimo, pero acabo de ver a un viejo conocido. Ya saben cómo funcionan estas cosas…

-Oh ¡por supuesto, por supuesto! – Eva Everer era mucho más amable de su marido, que tenía cara de haber mordido un limón. No queriendo llevarle la contraria a su esposa asintió brevemente, pero Michaela sabía que le había ofendido el desplante. Fuera como fuese, era su problema y no el de ella.

Se apartó de ellos y apretó un poco el brazo de Momojiro, susurrándole.

-Ahí está. El caballero del traje azul noche y la camelia en la solapa.

Era un hombre alto y rudo, de piel curtida y alguna que otra cicatriz en la cara. Tenía un bigote y una poblada barba, ambos rubios y muy bien cuidados. Parecía sorprendentemente cómodo en el traje de tres piezas que llevaba y nada más verles a través de la sala sus ojos se estrecharon mientras sonreía. Se acercó a ellos y cuando Michaela le extendió la mano, posó los labios en el anillo sin dejar de mirarles.

-Señorita Albás, es un placer. No esperaba encontrarla aquí esta noche. Parece que ha encontrado una agradable compañía.

Entre sus palabras se escondían una pregunta y una acusación. Michaela respondió a ambas sin pestañear.

-Vengo en nombre de mi marido. Lamentablemente, el Señor Albás se encuentra incapacitado en cama en estos momentos; comprenderá que no podía confiar en nadie más para tratar con asuntos de tanta importancia.

Dejó ir el brazo de Momojiro y le señaló educadamente con la mano abierta.

-Momojiro es una grata compañía, pero se encuentra esta noche aquí por recomendación de mi marido. Es un gran trabajador y ha sido de gran ayuda en el trayecto hasta Hallstat.

El hombre asintió, examinándolos a ambos. Al final, se quedó mirando a Momojiro con curiosidad. Michaela soltó el aire que no sabía que había estado conteniendo. Le había creído, o por lo menos de momento lo parecía.
Momojiro
Momojiro
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

infiltración o castigo [pasado] Empty Re: infiltración o castigo [pasado] {Vie 4 Mar 2022 - 7:58}

Michaela me alertó, de donde se encontraba mi objetivo, sonreí, para nada era una falsa careta, mi sonrisa era el placer de llegar a mi destino cual serpiente, sigiloso y amenazante. Acompañé con la elegancia que me había enseñado mi familia para fiestas militares, me codeé muchos años con grandes cargos por lo que la "etiqueta" iba junto a mi "percha". Una vez nos acercamos al capitán entablaron una conversación corta pero se notaba algo raro, o quizás solo era mi impresión, me presentó como una gran ayuda, me tocaba a mi dar buena imagen ¿Me trataría de inferior? ¿Me dejaría hablar? Si me quedaba callado parecería un segundón, si hablaba podía meter la pata y quedarme fuera... Pero de entre las dos, preferí que me tomase por alguien con personalidad a un segundón de película mala -Momojiro, para servirle- Comenté agachando un poco la cabeza, había pensado en soltar una frase elocuente pero no era de los que decían cosas coherentes como para encima tener que quedar bien, rápido, conciso, al grano, una presentación como dios manda con su segunda intención. Notaba como estaba siendo analizado, no solo por el, había más gente con los ojos puestos en nosotros dos...

Un camarero se acercó, bandeja en mano nos ofreció una copa de lo que parecía cava, el capitán agarró una y nos miró fijamente, agarré dos copas, una de ellas la cedí caballerosamente a mi acompañante, aún que en realidad la acompañaba yo...
Tenía pinta de que venía una de esas conversaciones que no podía seguir fácilmente, palabras dulces envenenadas con doble sentido, una de esas conversaciones que bien se podrían describir como un ajedrez militar donde una palabra equivocada podría torcer un trato de alianza a uno de guerra, claramente me mantendría apartado, no estaba a ese nivel

Quien lo iba a decir, aquí me estaban ofreciendo como carnada para tratos oscuros donde claramente podría estar cayendo en una trampa y yo pensando que la señorita Eva estaba con el gordo aquél por dinero... Como me tira un cotilleo...
Michaela Albás
Maleante
Michaela Albás
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

infiltración o castigo [pasado] Empty Re: infiltración o castigo [pasado] {Sáb 5 Mar 2022 - 10:51}

¿Quién lo diría? Por lo visto alguien se había tomado la molestia de enseñar al chico unos modales decentes. Interpretó su papel a la perfección y pudo ver con satisfacción que el capitán asentía despacio. Era un gesto pequeño, pero le estaba examinando. Y si le gustaba lo que veía, si empezaba a desearlo para él como buen avaro que sabía que era, no tendrían ningún problema en llegar a un acuerdo.

Cogió con delicadeza la copa que Momojiro le ofrecía. Se la llevó a los labios y fingió beber, pero no dejó que el líquido la tocase. No había nunca cosa tal como suficientes precauciones.

Fue a decir algo más, pero entonces las luces de la sala parpadearon. Era la hora. En seguida, la gente del vestíbulo empezó a migrar hacia las puertas de la sala del fondo, en donde se celebraría la subasta. El capitán les miró un instante antes de hablar:

-Lamento la condición de su marido, señorita. ¿Por qué no me acompañan al Palco Superior? No tengo dudas de que disfrutarán más del espectáculo desde allí. Es su primera subasta, ¿no es así?

Michaela sintió como le hervía la sangre por un momento. En realidad, no lo era. Había acompañado a su marido no pocas veces, pero por lo visto ninguna había logrado hacer mella en la memoria de ese zafio. Sin embargo, esbozó una pequeña sonrisa.

-Será un placer.- Dijo simplemente.

Fueron por un lateral y tras subir unas escaleras y recorrer un pasillo bellamente decorado, llegaron al palco privado del Capitán. A sus pies, el enorme salón anfiteatro continuaba llenándose. Michaela se asentó en una de las lujosas butacas y dejó la copa de cava en la mesa. Esperó a que sus dos acompañantes se instalaran y, dándose cuenta de que todavía faltaban un par de minutos para que apagaran las luces, decidió ir al grano.

-Lo cierto es que no he sido del todo honesta con usted, señor.- El capitán la miró con curiosidad, pero no dijo nada.- Como le he dicho, Momojiro se encuentra aquí por recomendación de mi marido. Sin embargo, no le hizo venir para que me acompañase; mis guardaespaldas están esperando fuera. El señor Albás consideró que Momojiro podría ser una buena aportación a su tripulación. Un regalo, por así decirlo, como disculpa por su ausencia.

-Oh… así que se trata de eso.

El hombre volvió a examinar a Momojiro con ojo crítico. Michaela conocía las reglas; un regalo de cortesía implicaba otro en respuesta, siempre, como muestra de respeto. Si el hombre aceptaba y le ofrecía algo a cambio, significaría que el trato estaba sellado. De la mañana a la noche, pasaría a gestionar las compraventas de animales exóticos del Albatros. Una ruta no regulada que pasaba por varias islas del North Blue. Tenía suficientes nombres en la agenda para llenar los bolsillos del Albatros y los suyos propios durante un tiempo y para cuando ese barco se hundiera, tendría suficiente para flotar uno nuevo… bajo su nombre.

-Entonces, ¿es eso cierto, chico? – Preguntó el capitán a Momojiro con una sonrisa.- ¿Se te da bien el trabajo duro, la vida en el mar? Siempre es útil la gente como tú.
Momojiro
Momojiro
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

infiltración o castigo [pasado] Empty Re: infiltración o castigo [pasado] {Sáb 5 Mar 2022 - 15:25}

La jugada de la señorita estaba dando su fruto, había conseguido ser llevada al palco privado donde creí que se hacían todos los tratos, caminando hacia el palco mucha gente desvió su mirada disimuladamente, claro estaba en que llamar la atención del capitán no gustó a un pequeño porcentaje de invitados. Subí las escaleras y una vez en el reservado, me quedé tras la silla de Michaela como lo haría un protector. Fue ahí cuando aún que ya estaba hablado, me sorprendió que cumpliera su palabra, aún tenía mis reservas sobre caer en una trampa pero por lo menos la mujer cumplió lo que prometió, me presentó ante el capitán como un obsequio...

El capitán preguntó y yo asentí -Correcto mi señor, el trabajo duro no es un problema para mi y me he criado en el mar- Esperé unos segundos, los de prudencia por si caía otra pregunta y al no pronunciar ninguna para no generar un silencio incomodo continué -Tengo tanto conocimientos de tripulante como conocimientos de boticario, no soy un médico pero puedo proveer a uno de los ungüentos y productos necesarios para que optimice su trabajo. Sigo ordenes a raja tabla sin cuestionar- Suficiente, claramente no mentí, lo malo de ofrecer algo que no puedes cumplir es que te atrapan pronto, en cambio aún que mucha gente no considera mi trabajo como un oficio en sí, solo tengo que demostrar lo valioso que es tener alguien como yo en el momento oportuno...

Dicho eso me retiré sin desviar la atención ni mirada del capitán -Si usted gusta, podría pasar a sus ordenes- Finiquitado, quedó clara mi postura... De pronto un hombre salió al escenario dando un discurso bastante motivador a todos los presentes mientras aún se estaba llenando la sala de compradores. Disimulé al ciento por ciento mis ganas de lanzar un bloque de chocolate del tamaño de un autobús, cuando a ese mismo desalmado que estaba dando el discurso le hacen entrega de una correa que portaba un cachorro de oso claramente asustado, lo exponía como que todos sus animales eran dóciles, excepto los que no debían serlo, claramente el osezno estaba aterrorizado, desde la lejanía lo podía ver temblar... Eso tenían que hacer los presentes, temblar... Pero no era ni el momento ni el lugar
Michaela Albás
Maleante
Michaela Albás
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

infiltración o castigo [pasado] Empty Re: infiltración o castigo [pasado] {Sáb 5 Mar 2022 - 21:10}

Momojiro no perdió su oportunidad. Cazándola al vuelo, se vendió a sí mismo como el maravilloso obsequio que era. Detectó ardor en sus palabras y aunque sabía que el capitán lo entendería como entusiasmo, ella cada vez estaba más segura de estar enviando una manzana envenenada. Le agradaba la idea, en realidad.

El capitán fue a responder, pero fue interrumpido por el comienzo del espectáculo. El primer animal en la lista era un osezno en… claramente no muy buena forma. El pelaje no era lustroso, sino apelmazado e incluso desde la distancia podía ver algún que otro pedazo de piel desnuda. Quien fuera el encargado de domarlo y hacerlo dócil, comprable, valioso, había perdido una gran oportunidad. No fue la única que lo pensaba y según iban pasando los diferentes animales, todos en condiciones similares, el capitán no tardó en chasquear la lengua.

-Creí que podríamos sacar algo de aquí pero… esta gente no sabe tratar bien la mercancía. Si esto sigue así, volveremos al mar con las manos vacías.

No tan vacías, siempre y cuando aceptara el obsequio. Estuvo a punto de decirlo, pero en el último momento se mordió la lengua. Paciencia. Una duda no se aplacaba de forma apresurada, se aplastaba con argumentos.

De repente, llegó al escenario una enorme jaula sobre ruedas. En ella, una enorme boa constrictor miraba al público con desconfianza. Tenía varias cicatrices en el lomo, pero parecía consciente y alerta. Era francamente bonita, aunque estuviera dañada.

-Me encantaría conseguir un ejemplar semejante. – Arrugó la nariz, molesta.- Pero no esa, claro. Un animal tan maltratado de poco uso puede ser.

En realidad, estaba convencida de que era posible volver a domarla, con algo de paciencia y cariño. Sin embargo, no iba a comprarla; la estaba usando de cebo y su presa no tardó en picar.

-Si los reptiles son de su gusto, creo que tengo el presente ideal para usted, señorita Albás.

Michaela quiso sonreír, pero en su lugar levantó una ceja con curiosidad. -¿Es así? – El capitán asintió.

-En el barco tenemos varios ejemplares de serpientes del maíz bastante peculiares. Es un reptil común, como estoy seguro de que sabe, pero hemos logrado criarlas en colores que no verá en ningún otro lado. Si eso no satisface su gusto, hace poco encontramos una cría… increíble. Todavía no estamos seguros de la especie, no se acerca a nadie.- Le dedicó una sonrisa a Michaela.- Si consigue que se le acerque, se la regalo de buena fe.

-Suena sin duda interesante. ¿Significa eso que acepta el regalo de los Albás y la disculpa de mi marido?

El hombre vaciló un segundo, pero acabó asintiendo y señalando a Momojiro.

-De acuerdo. Volvamos al barco, antes de que acabe la subasta y toda la gente salga a la vez. Firmaremos los papeles y tú podrás familiarizarte con tu nueva casa.

Le estrechó la mano con gusto; le encantaban los finales felices.
Momojiro
Momojiro
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

infiltración o castigo [pasado] Empty Re: infiltración o castigo [pasado] {Dom 6 Mar 2022 - 0:21}

A cada animal que pasaba a ser mostrado a la gente, se añadía un grado más a mi sangre, me hervía con furia pero yo seguía ahí, sonriendo y fingiendo disfrutar del espectáculo, pero poco a poco yo, aparte de intentar ser tripulante, me iba quedando con las caras y los nombres de todos los sujetos, claramente se me olvidarían unos cuantos, por eso en cuanto tuviera un momento, los apuntaría. Igualmente podía saber por donde buscar a mis objetivos.

Salió al escenario una serpiente, serena y de mirada amenazante, con cicatrices en su cuerpo pero este estaba bastante musculoso, quizás algo flaca pero se le notaba a la legua que seguía dando guerra. El león de antes, el tigre, el lobo, el halcón, todos estaban igual, tenían un rostro de odio, terror y venganza... Era muy consciente que yo no podría acabar con estos mercados, con esta gente, pero si podía intentar cerrar todos los que se me pusieran por medio, el Albatros era el objetivo principal, pero los mercados de venta ilegal serían los siguientes...

¿Reptiles? Interesante, ¿ese era su objetivo? Por lo que parecía todo iba sobre ruedas, me sabría mal que esta mujer representara todo esto, pues me había hecho un favor, pero en un futuro, si ella seguía en esta zona oscura de la vida, tendría que buscarla como a los demás, pero quizás no de la misma forma... Eso es un problema del futuro.

Salimos del teatro del terror para ir a un cuarto de pesadillas, directos al Albatros donde iba a vivir los próximos meses, a recopilar información para luego destruirlos poco a poco, cual virus en un organismo, claramente no quería matarlos, pero si encerrarlos como ellos tenían a los animales, su propia medicina iban a consumir y el karma haría su trabajo. En el camino intenté no centrar la vista en el capitán, miraba escaparates, gente, pero nunca al suelo, mirada alta, mostrando orgullo y seguridad, mostrando ser un hombre de los que quieres en la tripulación, lo que no podría hacer es quitar una vida pero había caminos por los que desviarse si llegaba a suceder ese momento...
Michaela Albás
Maleante
Michaela Albás
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

infiltración o castigo [pasado] Empty Re: infiltración o castigo [pasado] {Dom 6 Mar 2022 - 19:34}

El camino al Albatros fue relativamente sencillo. Crawford se encontraba fuera, aguardándoles junto a un coche de caballos. Tras acordarlo con el capitán, se subieron y empezaron a seguir al coche en el que él había venido.

-Gracias por colaborar, Momojiro. Espero que estés satisfecho con mi parte del trato. Como prometí, esta noche pasarás a estar bajo las órdenes del capitán.

Era un bonito eufemismo para decir que pasaría a ser de su propiedad, pero eso ya no era su problema. Entendía que Momojiro era consciente de ello; se había vendido estupendamente bien.

-No dudo que en el futuro, antes o después, esto te será necesario. No lo pierdas.

Le entregó una pequeña cuartilla de papel, doblada en cuatro, atada con algo de cuerda y sellada con cera. El dibujo del sello consistía en una especie de círculo rodeado de líneas. Recordaba a un sol, o quizá a un ojo. En su interior, estaba su número de den den mushi personal. ''Solo para emergencias'', le avisó. Supo que sabría utilizarlo.

Para cuando llegaron al puerto, comenzaba a anochecer. Bajaron y en cuestión de minutos tuvieron al imponente galeón del Albatros alzándose ante ellos. Siguieron al capitán, que les llevó a través de la cubierta y por los diferentes pasillos hasta su camarote y despacho. Las paredes estaban forradas de estanterías y al fondo un gran escritorio contenía los papeles que Michaela tanto ansiaba.

-Entonces… ¿su marido no podrá ocuparse esta vez de los traspasos?

Reprimió el impulso de darle una bofetada. Necesitaba asegurarse, pero no tenía forma de comprobar lo que decía. Se había asegurado bien de ser el único vínculo de ese hombre con el señor Albás. Esbozó una cortés sonrisa.

-No tiene nada de qué preocuparse.

Firmó los papeles. A partir de ahora ella les daría los pedidos y la referencia de los clientes. Aseguraba su anonimidad, la prosperidad del negocio y recibía un generoso pago una vez al mes a raíz de ello. Suspiró aliviada una vez su firma estuvo en el papel. Lo único que quedaba… eran los regalos.

-Bien, chico. Vas a estar conmigo a partir de ahora, así que empezaré poniéndote al día. Vendrás conmigo a la bodega; la señorita Albás merece un buen regalo de despedida.

Un tiempo después, salía del barco con varios animales más, en jaulas de momento en manos de Crawford, y un acompañante menos. Esperaba que todo le fuera bien; no le importaba demasiado si al final no conseguía su propósito, fuera el que fuese. Ella había conseguido lo que quería. Esa misma noche empezaría a acercarse a sus nuevas amigas.

Una cosa era cierta: el capitán sabía escoger un buen regalo.
Contenido patrocinado
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

infiltración o castigo [pasado] Empty Re: infiltración o castigo [pasado] {}

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.